×
hace 3 semanas
[Arte]

Catálogo de arte sacro; preservar lo sagrado

El investigador Jorge Segovia impartió una conferencia sobre el cuidado de objetos litúrgicos

Imprimir
Catálogo de arte sacro; preservar lo sagrado
Fotos: Zócalo | Juan Villarreal
Saltillo, Coah.- El arte sacro se encuentra prácticamente en cualquier parte de la vida de los mexicanos: iglesias y liturgias en cada domingo; imágenes de la virgen María que han sido trasladadas a su ropa y demás. Aún así se ha ido perdiendo todo el significado que tenía en la vida cotidiana. Para evitar que acabe por desaparecer, la Universidad Autónoma de México (UNAM) y la Asociación de Arquidiócesis de México, lanzaron un proyecto llamado Catalogación Dinámica de Arte Sacro.

Jorge Segovia Balmes, doctor en Historia del Arte, uno de los coordinadores del programa, visitó Saltillo para dar a conocer los avances e importancia de este tipo de proyectos en la preservación de los objetos y bienes históricos y artísticos del país.

Su charla se impartió en la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Coahuila (UAdeC). En esta abordó el tema de la seguridad de los objetos y también en las estrategias que se utilizan para su protección. Además, habló de, cómo las nuevas tecnologías son utilizadas en pro de las mismas.

“Lo que sucede en México es que sólo consideramos arte las pinturas y las esculturas, y olvidamos el aspecto vernáculo, como la iglesias y los ajuares litúrgicos que existen dentro de ellas. Estas también son una parte muy importante del arte sacro. Su relación es, principalmente, por su belleza estética y porque están consagradas a la religión. Lo que propone el proyecto es la creación de una página en la que se recojan y numeren estos objetos, para que así exista un catálogo de los mismos que nos ayude a censarlos” explicó el investigador a Zócalo.



Para todos

Este proyecto está dirigido tanto para el público como para especialistas del tema, pues se busca que sea también una forma para que las personas se acerquen a este tipo de arte y lo conozcan aunque sea virtualmente. Por otro lado, contendrá información exacta para todos aquellos investigadores que quieran conocer tanto de la obra como de la época en la que se creó.

“Uno de los objetivos principales de este proyecto es que sirva para difundir todo lo que el arte sacro conlleva. Es el género artístico más practicado no sólo en México sino en América Latina, y el que cuenta con el mayor acervo. Es tan grande que no hemos catalogado todo, ya que mucho se ha perdido. Entonces el que la gente lo conozca y se entere de él, es una forma que nos ayudará a preservarlo también.

“Si dejáramos la página sólo para especialistas el universo se comprimiría y perderíamos el interés. Entonces es importante que sea un programa abierto al público y, a la vez, para la academia. El hecho de que estén los dos enriquece por mucho el trabajo que se ha realizado”.

Para Segovia el desconocimiento e ignorancia sobre el arte sacro, es la principal razón de la pérdida de estas obras, además de la inseguridad que viven al ser propensas al robo. Para él la educación es la principal estrategia que debe de aplicarse.



“Hay una carencia muy grande en la educación, que es la nula conscientización sobre el arte. No hay una clase que afirme en los niños y jóvenes esa forma de ayudar a que este arte siga para el futuro. Si las escuelas implementaran esta forma de acercarse al arte sacro nuestro trabajo sería mucho más sencillo porque tendreíamos un apoyo desde afuera”, comentó el conferencista.

Según señaló durante su plática, la división entre iglesia y Estado, que se llevó a cabo durante la Independencia de México fue uno de los puntos importantes para que la gente comenzara a alejarse del arte sacro.

Es en el 1800 cuando comienza una gran destrucción de este, recrudecido, también, por el hecho de que no se contaba con la capacidad y tecnología de catalogización actual, estos avances han provocado cambios enormes en la labor de los historiadores, explica el investigador.

“Implementamos todo lo que podemos en la preservación. Es ahí donde las nuevas tecnologías han facilitado cosas que antes eran imposibles, además se ha vuelto más fácil difundir los descubrimientos.

“Aun así, la educación es la principal herramienta que tenemos. Hay muchos tabúes que iniciaron hace años y no se han eliminado, cuando dejen de existir esto mejorará”, finalizó Segovia.




Imprimir
te puede interesar
[Espectáculos]
hace 20 horas
[Internacional]
hace cerca de 5 horas
[Seguridad]
hace 19 horas
similares