×
hace 1 mes
[Arte]

Recuerdan las caras de don José y Betito; plasman almas con rostro

Crea Ariel Leviel mural en donde recuerdan al ventrílocuo, que falleció el mes pasado, y a su inseparable muñeco

Imprimir
Recuerdan las caras de don José y Betito; plasman almas con rostro
Foto: Zócalo | Ángel Alemán
Escuchar Nota


Saltillo, Coahuila-. El otoño en Saltillo tiene, siempre, una luz amarilla que recuerda que todo está de paso, solo un momento aquí. Más aún si se recuerda que el Día de Muertos se aproxima y, con él, la memoria de todas las personas que se fueron a lo largo del año, sí, pero también de la vida. Uno de esos nombres es el de don José, el ventrílocuo que durante casi 40 años se dedicó al trabajo altruista de ayudar a niños de escasos recursos para seguir sus estudios, que finalizó el pasado 22 de septiembre debido a su muerte.

Así, la imagen de don José se convirtió en un símbolo de la ciudad al igual que su eterno compañero, el títere Betito. Un ser de madera que en vida lo acompañó durante años bajo el sol y contra el frío, en el bulevar Venustiano Carranza, esquina con calle Sauce, y que en muerte no lo dejó, ya que ahora viven abrazados en un mural hecho por el artista Ariel Leviel, como parte del programa Almas con Rostro, del Instituto Municipal de Cultura (IMCS), el cual honra a personajes clave de la ciudad.

“El mural se hace, principalmente, por su labor social”, señaló Leviel a Zócalo, “porque sus espectáculos y presentaciones chiquitas eran para recaudar dinero que donaba a niños. Eso lo convierte en un personaje relevante en la ciudad. Este mural es como un agradecimiento que le da Saltillo por todo el trabajo que hizo”.



Felicidad de un momento

La pintura que muestra al hombre de 74 años con su fiel amigo es la representación de la felicidad, ya que fue una fotografía tomada después de que don José recuperara a Betito de un secuestro, flanqueado por dos sarapes que simbolizan a Saltillo.

Los colores dan una sensación de irrealidad y fantasía, que son el sello del trabajo de Leviel, quien se ha enfocado principalmente en la ilustración. Esas líneas que se unen y desdibujan en colores como el verde y amarillo, muestran un rostro lleno de cariño y ternura que puede observarse en el puente de Otilio González y Luis Echeverría.

“Es imagen en la que él, don José, se reencuentra con Betito después de todo el apoyo de la ciudadanía que estuvieron con él, del movimiento que hubo en redes sociales, es maravillosa porque está encantado por recuperar a su muñeco. Esta imagen es como elegimos recordarlo”, detalló Leviel. “Hay un reconocimiento de la ciudad. Personas llegan y lo conocen, dicen quién es. Eso habla de su importancia”, agregó.



Más trabajo

Además de este mural que la brocha del pintor y sus ayudantes José Fernando Becerra Montoya y Yolanda Guadalupe Valerdi Juárez terminan hoy, no es el único trabajo pictórico que Leviel realiza con el IMCS.

Ya que es, también, el creador detrás de las decoraciones de la escalinata del barrio Santa Anita. Especie de recorrido espiritual que recuerda, no sin un poco de tristeza, que este 2 de noviembre debido a la pandemia de Covid-19, no se realizará el mega altar de muertos que desde hace algunos años llenaba la escalera.

Así, por medio del retrato del ventrílocuo y los emblemas que guían el alma de los muertos de regreso a la tierra, el trabajo de Leviel se convierte en una especie de guía para que don José vuelva y no se vaya.


Imprimir
te puede interesar
similares
DDoS protection by Cloudflare
Ray ID: 5f986b01db1203c4
-->
{/exp:ce_cache:it}