×
hace cerca de 3 meses
[Arte]

Relata el heroico exilio

Paco Taibo II regresa a los primeros años del siglo 20 de Veracruz, y también a la memoria de su padre

Imprimir
Relata el heroico exilio
Saltillo, Coahuila.- Paco Ignacio Taibo II es un hombre al que le gusta recordar. Como periodista le gusta escribir con hechos en la mano y como historiador redacta con la memoria. Sus dos novelas más recientes tratan nuevamente estos temas, pero desde dos puntos de vista personalísimos: la amistad en El Olor de las Magnolias, y la fraternidad en La Libertad, la Bicicleta, editados por Planeta en un libro doble.

La primera novela que compone el diptíco trata sobre un grupo de colonos italianos que, a principios del siglo 20 llegaron desde el Mediterráneo para sembrar en Veracruz.

El problema viene después: ¿quiénes se encargaran de trabajar esa tierra y de qué forma? Con un coro de personajes que van desde filósofos, poetas y cazadores de conejos, El Olor de las Magnolias es un repaso humorístico por una época en la que el estado costero se vio dominado por la figura del gobernador Teodoro Dehesa.

“El peso de la memoria es terrible para quienes la tenemos sobre la cabeza y todos la tenemos ahí. En la primera obra existía el reto de trabajar tres maneras de tratar este tema desde distintos puntos de vista: mujeres de Nápoles que corrigen la historia según se cuenta, el del narrador maduro que regresa a su ciudad natal para enfrentarse con el pasado, y el del narrador joven que relata no la memoria, sino su presente”, comentó el autor en entrevista con Zócalo.

La figura de Dehesa, mandamás veracruzano de la época del Porfiriato, está presente durante toda la novela. Taibo refleja una figura que mira por sus propios intereses y que rige con puño de hierro, acompañado del barón Pietro Cheli, un hombre de cultura creado de la mente del autor. Para más, esta es una frase que aparece en el libro: “El gobernador de Veracruz por la gracia de Porfirio Díaz y de Dios, en ese orden”.

“La biografía de este personaje me ayudó mucho en la investigación para recrear este ambiente del Veracruz de principios del siglo, pero también hay una parte dedicada a Nápoles, en el que el principal método de investigación fueron las largas caminatas que he hecho en esa ciudad durante siete años. Es difícil explicar que Nápoles es la ciudad más literaria del mundo, si en el libro no queda claro eso, es porque fracasé en mi cometido de escribirlo”, señaló el autor de la trilogía histórica Patria.

Los personajes que conforman la novela son seres sencillos que sólo buscan formar un hogar fuera de su patria. Nombres como Marco, Emilio Paolo, Letizia, Gromadi, Silvio y Giancarlo, son homenajes hacia los amigos personales de Taibo. Personas que existieron y que sienten, por medio de la ficción, un exilio que el autor ha tenido desde pequeño.

El patriarca recordado

La Libertad, la Bicicleta es un reportaje, a modo de crónica, sobre la figura de Francisco Ignacio Taibo I, padre del escritor. Un hombre valeroso que se enfrenta a lo peor que un periodista puede sufrir: la censura.

“Algo muy importante en ambas novelas es el tema del exilio. Provengo de una familia que ha vivido exiliada, yo he vivido así desde mi infancia. El libro de la Bicicleta termina cuando mi padre decide que nos iremos de España, es ahí en el que comienza una búsqueda por la libertad diferente. Para mí es un tema recurrente que aparece en un montón de mis libros, pero lo importante es saber que la patria y el hogar es en donde estás pisando, y el lugar por el que lo das todo”.

El patriarca de la familia Taibo, de quien desciende el también escritor Benito Taibo, aparece, por medio de la memoria y la investigación, como un hombre que recrea una historia en donde la épica de los héroes clásicos se disuelve en los hombres comunes que luchan contra un mundo que los oprime.

“Fue muy chingón encontrarme con mi padre en este escrito, por las noches me sentaba con mi papá mientras escribía sus historias. Era alguien que me acompañaba al hombro mientras su vida se escribía por mí”, dijo.

“En cambio, pienso que la heroicidad es un accidente geográfico y te sucede por casualidad. La variante es la continuidad de no ceder, de mantener el alma digna”, concluyó el escritor ganador del Premio de Novela Negra Guijón.


Imprimir
te puede interesar
similares