×
hace 1 mes
[Local]

Religión no impedirá salvar vida de niños

Las transfusiones sanguíneas para menores de edad no pueden impedirse por los padres por motivo de su religión

Imprimir
Religión no impedirá salvar vida de niños
La SCJN avala el derecho del menor a recibir transfusiones de sangre aún cuando sus padres se nieguen por cuestiones religiosas.
Monclova, Coah.- Las transfusiones sanguíneas para menores de edad no pueden impedirse por los padres por motivo de su religión o cualquier otra causa que atente contra la vida o salud del infante, señaló Lauro Rodríguez Barboza, abogado especialista en materia familiar, quien mencionó el nuevo criterio emitido por la Suprema Corte de Justicia que resolvió que el Estado deber garantizar este derecho cuando los padres se opongan.

SALUD DE LOS MENORES DEBE SER PROTEGIDA


Lauro Rodríguez, jurista y ex delegado de la Procuraduría de los Niños, Niñas y la Familia en la Región Centro señaló que este tema había sido punto de interpretaciones y controversias, sin embargo mencionó que el pasado 15 de agosto la SCJN emitió un comunicado en el que explicaba este criterio en salvaguardar en todo momento el derecho del menor a la salud, en este caso especificó, a una transfusión sanguínea aún sin la autorización de los padres, en donde la tutela queda a cargo de las instancias o procuradurías de menores como la Pronnif.

Explicó que el criterio de la SCJN señala que el Estado, en este caso a través de una dependencia como Pronnif, por ejemplo, debe dictar las medidas necesarias para proteger la salud de un menor, aún cuando sus padres rechacen el tratamiento.

El tema abordado por la Primera Sala de la Suprema Corte versó sobre el caso de una niña con leucemia que requería transfusiones sanguíneas. Sus padres se opusieron por sus creencias religiosas. Avisada de la situación, y después de escuchar a los padres y médicos, la Subprocuraduría de Menores asumió la tutela de la niña para autorizar el tratamiento indicado. La madre se amparó al considerar que le quitaron su derecho a decidir libremente sobre la salud de su hija. La Corte determinó que el Estado debe dictar las medidas necesarias para proteger la salud de un menor, aún cuando sus padres rechacen el tratamiento.


Imprimir
te puede interesar
similares