×
hace 3 semanas
[Propuestas fiscales]

‘Requieren un análisis profundo propuestas fiscales para la frontera’

Con el triunfo de AMLO, la iniciativa de disminuir el IVA cobra fuerza.

Imprimir
‘Requieren un análisis profundo propuestas fiscales para la frontera’
Eduardo Bres Guadiana, abogado fiscalista.
Piedras Negras, Coah.- En octubre de 2013, se aprobó la Reforma Hacendaria que incluyó como eje central la homologación del Impuesto al Valor Agregado en la franja fronteriza, al pasar del 11, al 16 por ciento.

La aprobación, generó entonces polémica en algunos sectores empresariales y de partidos políticos que se oponían a la medida, al traducirse en un incremento sustancial a la carga impositiva de los contribuyentes de la frontera.

Tras la entrada en vigor del decreto que daba paso a la homologación, en agosto de 2014, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en pleno, determinó que la homologación no causaba violación a la equidad tributaria, no afectaba derechos humanos, por lo tanto se descartó que fuera inconstitucional y la resolución sigue vigente a la fecha.

Disminución del IVA
Durante la pasada contienda electoral, por la Presidencia de la República, el candidato panista Ricardo Anaya Cortés, candidato por la coalición “Por México al Frente” y el ahora presidente electo Andrés Manuel López Obrador, acogieron la disminución del IVA en la frontera como propuesta.

Tras el triunfo del abanderado de Morena, la iniciativa cobra fuerza, al proponer una disminución del IVA al ocho por ciento, con la posibilidad de ser aprobada en el Congreso que contará con mayoría del partido Morena, sostiene el abogado fiscalista, Eduardo Bres Guadiana.

“En materia del Impuesto al Valor Agregado, la propuesta del próximo gobierno es bajar la tasa que actualmente está en el 16 por ciento para los fronterizos al ocho por ciento, ¿qué busca el gobierno ? que se homologue el IVA fronterizo con el IVA en Estados Unidos, conocido como TAX.

Los argumentos se centran, en motivar e incentivar el consumo -retoma Bres-, así como que se reactive la industria en la zona fronteriza, para que sea el último eslabón en la cadena de migración de la gente.

“Uno de los motivos, en este sentido, es que la gente que busca cruzar a Estados Unidos, para encontrar una mejor vida, no lo haga al encontrar en México, incentivos económicos, profesionales y se generé un boom económico en la frontera”.

Añade que al bajar el IVA las personas tienen más dinero en la bolsa, gasta más y si gasta más todos se benefician.

“Al ser una iniciativa que emana del próximo jefe del ejecutivo, que carece de facultades legislativas, si tiene la posibilidad de presentarla como iniciativa al Congreso de la Unión, ya que al ser materia tributaria la Constitución obliga que la iniciativa se presente ante la Cámara de Diputados, que son los representantes del pueblo”.

Una vez que se presenta, se analiza por los diputados, si es aprobada por la mayoría de Cámara se pasa a la Cámara Revisora que es el Senado de la República, que son los representantes de los estados y si es aprobada por ambas cámaras, se regresa al Poder Ejecutivo para su promulgación y posterior publicación en el Diario Oficial de la Federación.

“Esto puede durar desde dos semanas hasta muchos años, es posible que con la nueva integración del Congreso, que favorece al nuevo Gobierno esto va a ser aprobado de manera “Fast Track”, pero esperemos que los diputados y senadores analicen a profundidad la propuesta porque se escucha bien, pero también tiene sus posibles consecuencias negativas”.

Mexicanos de primera y de segunda
En su reflexión, Eduardo Bres, añade que la diferencia podría provocar rechazo entre los ciudadanos del interior con respecto a los de la frontera.

“Pudiera haber personas que opinan que se haría una diferencia como mexicanos de primera y mexicanos de segunda, son sentimientos naturales, aunque las fronteras tienen su tratamiento distinto, la vida es más cara, la idea es que al bajar los impuestos los precios bajen un poco, no de modo inmediato y de esta manera se incentive la economía”.

Reitera que al contar con mayoría en el Congreso, es altamente posible que se apruebe, no obstante que en el mundo ideal el Poder Ejecutivo es independiente del legislativo, el hecho representar la misma corriente la aprobación sería inminente.

Otras propuestas consideradas para la siguiente Administración Federal en la frontera, es reducir el Impuesto Sobre la Renta al 20 por ciento; los impuestos especiales a la producción y servicios para las tarifas y precios de combustibles y de energía eléctrica, así como el aumento al doble del salario mínimo y uno de los temas más controversiales, crear una zona franca que promueva la
inversión.

Implicaciones de bajar el IVA
De acuerdo al abogado, el IVA diferenciado, ya ocurrió en México; el IVA en las fronteras era del 10 por ciento, después subió al 11 y lo que pudiera provocar es un problema, generando que empresas del interior del país, muden de manera fantasma sus operaciones a la frontera.

“El hecho de arrendar una oficina, que quizá solo cuente con un escritorio y digan que ahí está su domicilio fiscal, cuando no es así, esto se conoce como elusión fiscal y es una práctica común, con la idea de verse favorecidos y pagar menos impuestos”.

No obstante, en opinión del abogado, si el nuevo Gobierno lo prevé y lo puede corregir, con medidas eficientes por parte del Servicio de Administración Tributaria podría ser favorable.

“Otra consecuencia es que se crean problemas en las devoluciones del IVA, como ocurrió en el pasado, cuando los residentes en la frontera causan un impuesto menor, generalmente sus gastos los hacen en el interior del país, cause IVA del ocho por ciento, pero si compra insumos en el interior con IVA del 16 y la mecánica del IVA genera un saldo a favor”.

Explica que esto generaría una avalancha de solicitudes de devoluciones, lo que podría provocar que el Servicio de Administración Tributaria en lugar de estar preocupándose por cumplir su trabajo cazando a los evasores de impuestos, tendría que estar tramitando solicitudes de devoluciones”.

Aunque reconoce que no es malo, sí son cuestiones que trastocan porque van a ocurrir y existe el antecedente, entonces si el nuevo Gobierno presenta iniciativas y tiene en mente estas implicaciones negativas y se corrigen de fondo, sería buena la modificación, reiteró.


Imprimir
te puede interesar
similares