×
hace 8 meses
[Saltillo]

Revive con maquillaje a la Muerte

El trabajo final de Carolina para este Día de Muertos resultó impresionante.

Imprimir
Revive con maquillaje a la Muerte
Saltillo, Coahuila.- Toma una brocha y una esponja. La cara la viste color pureza. Comienza a entintar y a impregnarle muerte a la vida. Después de algunos trazos que implican precisión, diseño y tiempo, los rostros van tomando la forma de una famosa calavera: la catrina.

Carolina Arellano es autora de tan impresionantes pinturas en el cuerpo y rostro humano. Saltillense de nacimiento y con apenas 23 años, decidió montar su estudio en el cual se dedica a realizar maquillaje profesional y tipo fantasía.

“Siempre supe que quería estudiar en algún momento la carrera de maquillaje profesional. Cuando iba a mitad de mi carrera de diseño industrial, tuve la oportunidad de entrar al instituto Avant. Ahí fue donde me preparé”, comentó.

A pinceladas una catrina rosa neón, en honor a las festividades del 2 de noviembre, comienza a tomar forma. Durante estos últimos días, jornadas laborales de Carolina son desde las 5 de la mañana hasta 10 de la noche.

“Me piden también los típicos maquillajes de zombi, de calabaza, de esqueleto que es diferente a hacer un catrín o catrina. Me piden mucho heridas y también a los personajes de Coco”.

VALORACIÓN

Dentro de los retos más grandes que esta profesión tiene, Carolina mencionó que el reconocimiento de su trabajo es algo por lo que lucha día con día, pues las profesiones artísticas, a pesar de su gran grado de complejidad y belleza, son difíciles de posicionar.

“Como toda industria, la industria del maquillaje es de mucha competencia. Ser original sería mi consejo más grande”, mencionó.

Más allá de las dificultades, el aprendizaje que Carolina obtiene de su profesión va más allá de las técnicas.

“Las mujeres cada vez tienen más cultura de tomarse su tiempo para ellas, para arreglarse, y creo que eso es lo más bonito. Es lo que más me gusta y lo que me ha hecho descubrir que es mi pasión y vocación. El ser parte de un evento especial, por ejemplo las novias, acompañarlas ese día”.

Emprendedora y sin miedo, Carolina cumple el sueño de su vida.


Imprimir
te puede interesar
similares