×
hace cerca de 3 semanas
[Arte]

Reviven al Quijote

Pablo Maurette habló con Zócalo sobre la lectura de El Quijote de la Mancha, que inicia hoy en Twitter

Imprimir
Reviven al Quijote
Saltillo, Coahuila.- Es fácil imaginar a Pablo Maurette como un Quijote moderno: sentado detrás de su computadora tuiteando mientras lee, o leyendo mientras tuitea. Buscando, de alguna manera, que las personas que lo siguen lean a los clásicos. Así como el mismo Alonso Quijano quería dar a leer los libros de caballerías que plagaban su biblioteca.

Le ha funcionado. El hashtag #Dante2018 fue un éxito en la comunidad de lengua hispana, y no hispana también. Con motivo de la segunda lectura, que comienza hoy bajo el hashtag #Cervantes2018, el catedrático de la Universidad de Chicago habla sobre por qué leer a los clásicos –como sostenía Italo Calvino– en la actualidad, además de lo que significa la lectura viva en tiempos de Twitter.

-Teniendo en cuenta a #Dante2018 como un acto previo, ¿cómo se te ocurrió la idea de iniciar estas lecturas de libros clásicos por medio de uno de los medios más modernos que existen: las redes sociales?

“En realidad no fue algo planificado. El año pasado me abrí una cuenta de Twitter y en noviembre anuncié que empezaría el 2018 leyendo La Divina Comedia, un canto por día, 100 cantos-100 días. E invité a quien quisiera que se me sumase. Increíblemente, se empezó a sumar mucha gente y para el primer día de lectura #Dante2018 era trending topic en varios países de Latinoamérica. Sucedió así”.

-Al leer de nuevo la magna novela de la lengua española, y al ver que viene #Ovidio2018, ¿cómo es tu relación con los libros y en particular con El Quijote?

“Los libros son lo más importante en mi vida desde que tengo uso de razón. Es lo único que poseo y que acumulo. Me dedico a leer, escribir y hablar de lo que leo y escribo. Y sé que será así por el resto de mi vida.

“Leí partes del Quijote en el colegio, a los 15 años, no me interesó mucho. Hace unos años lo leí entero y me pareció una maravilla sin igual. Me interesa mucho volver a leerlo con más calma y detenimiento, un capítulo por día, así que #Cervantes2018 me viene fenomenal”.

-El Quijote, si bien es una de las obras cumbre de la literatura universal, es también un libro que muchos tienen como ajeno, debido a su lenguaje y la época en que se escribió. Ahora que tienes a especialistas participando en #Cervantes2018, ¿cuál crees que sea el impacto para generar un nuevo interés en los lectores que no han logrado terminar el libro, o en aquellos que lo leerán por primera vez?

“Creo que tener especialistas ayuda. Hay una cuenta que, por ejemplo, aclarará día tras día las palabras más oscuras y obsoletas en la obra. El Quijote es una novela que tiene 400 años, sí, pero a la vez es la primera novela moderna y revolucionó para siempre la literatura, eso la vuelve totalmente actual.

“Cuando atraviesen el velo de alienación y entren de lleno en el mundo de Alonso Quijano, los lectores apreciarán esto”.

-Ítalo Calvino, en su ensayo Por qué Leer a los Clásicos, dice: ‘Los clásicos son libros que ejercen una influencia particular ya sea cuando se imponen por inolvidables, ya sea cuando se esconden en los pliegues de la memoria mimetizándose con el inconsciente colectivo o individual’. Los latinoamericanos vivimos en un mundo quijotesco, nuestra sociedad se encuentra como una barrera constante en la que el “bien” no puede concretarse y queda como un sueño, o una locura frente al problema de la realidad. ¿Cuál es la relevancia que puede mantener El Quijote en nuestra época?

“El Quijote es la primera novela moderna y tiene tanta relevancia hoy como hace 400 años cuando se publicó. Cervantes inventa una nueva manera de hacer literatura. En vez de contar historias, cuenta el mismo acto de contar. Al hacerlo, explota abiertamente esta posibilidad que tiene lo literario de recorrer distintas esferas de la realidad a la vez, desafiando toda lógica.

“No sé si este mundo nuestro es más quijotesco que otros mundos pasados, creo que el hombre siempre vive de quimeras y fantasías demenciales que son el humus de la creatividad y del ingenio. Pero sí es cierto que internet y las redes sociales son realidades paralelas en las que vivimos hoy una buena parte de nuestras vidas, así como el Quijote vivía en su mundo de novelas de caballería. Va a ser interesante ver cómo le va a Cervantes en los laberintos de Facebook y Twitter”.

-En un taller literario, el escritor Julián Herbert mencionó que la literatura es un ejercicio personal, solitario, pero también que forma comunidad. Con esa idea en mente, ¿cuál crees que sea el impacto en nosotros, como lectores, al compartir una lectura a nivel mundial con miles de personas que siguen día a día el mismo ritmo que nosotros?

“La literatura es esencialmente una forma de arte comunitaria. Nace de tradiciones orales, de gente hace miles y miles de años sentándose junto al fuego y contándose historias. Aun cuando estamos a solas escribiendo o leyendo, siempre estamos en compañía.

“El escritor, de sus lectores proyectados, imaginados (uno escribe para otros, siempre, aunque nunca nadie lea el texto escrito). El lector, en compañía de y en diálogo con el escritor. De modo que esta lectura global y virtual en las redes sociales es una vuelta a la tertulia literaria que es el origen mismo de la narrativa”.

-Se dice que en estos tiempos los jóvenes leen menos o que no checan la calidad de lo que leen, ¿cómo ves la importancia de estos medios virtuales como una manera de promoción de la lectura, especialmente en el rescate de clásicos para las nuevas generaciones?

“No tengo datos puntuales acerca de si la gente lee más o menos. Supongo que lee menos, pero no lo sé. De todos modos, la experiencia de #Dante2018 y ahora #Cervantes2018 muestra que hay miles y miles de personas que no pertenecen necesariamente a las así llamadas élites culturales, pero que están con hambre de leer clásicos, obras antiguas, difíciles, largas. Y creo que estas lecturas colectivas ofrecen la oportunidad de leer en compañía textos que, tal vez sola, mucha gente no leería jamás”.


Imprimir
te puede interesar
similares