×
hace 2 meses
[Estados]

Rifa puso fin a 65 años de olvido para escuela de Nuevo León

Grupo Vidanta compró 400 mil cachitos y donó 8 al plantel, que el miércoles obtuvo 20 mdp del sorteo

Imprimir
Rifa puso fin a 65 años de olvido para escuela de Nuevo León
Foto: Especial
Escuchar Nota


Ciudad de México.- La escuela rural Gustavo Díaz Ordaz, que durante 65 años recibió a sus alumnos en una pequeña choza a casi 40 kilómetros de la cabecera municipal de Aramberri, Nuevo León, salió del anonimato este 15 de septiembre cuando uno de los ocho boletos de lotería donados por Grupo Vidanta, que dirige Daniel Chávez Morán, resultó ganador de uno de los premios de 20 millones de pesos que repartió el sorteo del avión presidencial.

Dicha institución sin fines de lucro adquirió 400 mil cachitos que repartió entre 50 mil escuelas marginadas de todo el país que están dentro del programa La Escuela es Nuestra.

El inmueble, en el que hasta mayo pasado daba clases a siete niños de preescolar y cinco de primaria en una pequeña choza, está en la comunidad de El Yerbaniz, zona serrana de difícil acceso, habitada por apenas 16 familias, unas 60 personas, dedicadas al cultivo de maíz y frijol y en la que casi nadie tiene televisión ni agua potable.

Hace una semana sus habitantes terminaron de construir dos pequeños salones con sus baños después de que durante 65 años recibió a varias generaciones en un cuarto con tablas y techo de lámina.

Para sus pobladores, los 20 millones de pesos son una esperanza de que la escuela y la comunidad mejoren, sin embargo, los más contentos son los propios estudiantes, como la pequeña Azucena Reyna, quien cursa el quinto año de primaria, y su hermana, Verónica. “Le van a poner muchas cosas y va a estar muy bonita”, afirma la pequeña.



Entre los otros ganadores de la rifa de la Lotería Nacional están tres primarias indígenas de la sierra de Puebla, tres escuelas telesecundarias, dos de ellas en zonas marginadas de Veracruz y una en Oaxaca, así como hospitales que atienden a pacientes enfermos de Covid-19.

Las tres escuelas indígenas de las sierras Norte, Negra y Mixteca, en Puebla, recibieron los cachitos como una donación de la Secretaría del Bienestar en agosto pasado.

Una de ellas, la primaria y preescolar Quiaptepec, en el municipio de Zoquitlán, región Ajalpan, una de las más pobres del estado, tiene apenas una matrícula de 30 alumnos; mientras que la primaria Sor Juana Inés de la Cruz, con 14 alumnos, se ubica en la localidad de Guadalupito, municipio enclavado en la Sierra Mixteca.

Otras escuelas rurales que también resultaron ganadoras se encuentran en zonas rurales de Veracruz y Oaxaca.

Instituciones médicas también resultaron ganadoras como el hospital del Issste en Fresnillo, Zacatecas, que atiende a 22 mil derechohabientes y que dos días antes del sorteo recibió la donación de varios cachitos por parte del gobierno federal, Gerardo Navarro, director de esa institución, anunció que con el dinero construirán un área de terapia intensiva y comprarán medicamentos, así como equipos para tratar a pacientes Covid.

La lista de ganadores incluye principalmente hospitales Covid, como el de la 28 Zona Militar, en Oaxaca, también el regional militar en Torreón, el Issste en Tampico, Tamaulipas, además de los hospitales de San Ignacio, Sinaloa; el general Ernesto Meana, en Morelos; el general Boca del Río, en Veracruz; el general de Zona 1 del IMSS, en Nayarit, y el regional 220 del IMSS, en Estado de México.


Fuente: MILENIO


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}