×
hace 1 mes
[Saltillo]

‘Roba’ sonrisas a la gente moderno juglar

Tiene 70 años, a su esposa enferma y busca acabar carrera

Imprimir
‘Roba’ sonrisas a la  gente moderno juglar
Foto: Zócalo | Gerardo Ávila
Saltillo.- A pesar de que el pasado 29 de abril José Guerrero Juárez cumplió 70 años, la energía y alegría que despliega no merman su edad, pues desde hace 6 meses, entretiene y divierte a diario tanto a transeúntes como conductores que pasan por el centro de la ciudad.

Don José, emula a los juglares de la Edad Media, artistas ambulantes que a cambio de dinero o comida, ofrecían su espectáculo en calles, así como plazas públicas y en ocasiones eran contratados para participar como atracción y entretenimiento en las fiestas y los banquetes de los reyes y nobles.

El moderno juglar, que también es multiinstrumentista, dice trabajar para ganarse la vida de manera honrada, así que viste trajes de colores y realiza diversos trucos de magia como parte de su show.

Don José, quien afirma haber desempeñado diversos trabajos y oficios a lo largo de su vida, insiste en probar lo que es un payaso profesional, el cual no ofrece en las calles cualquier show.

El hombre, que es originario de Mazapil, Zacatecas, llegó a la Región Sureste para trabajar en lo que pueda, pues recalca que tiene que mantener a su esposa de toda la vida.

Compartió que ha desempeñado alrededor de 10 oficios y trabajos formales entre los que destacan payaso, oficial de tránsito, músico, fotógrafo, profesor de inglés y agricultor, por mencionar algunos.

“A raíz de una enfermedad ¿qué es lo que hice? pues buscar la vida y dije: si no hay chamba vamos a darle por donde Dios nos dé licencia y aquí la gente es muy acogible con nosotros, la Policía también me apoya gracias a Dios”, dijo el hombre que raras veces pierde la sonrisa, a pesar de las adversidades cotidianas.

ESTUDIÓ EN EL SEMINARIO

Recordó que al terminar la primaria entró al Seminario Conciliar de Zacatecas, donde estuvo siete años y ahí aprendió a tocar siete instrumentos, pero por motivos que no contó, dijo que cuando dejó la institución, trabajó en el campo, donde sembraba maíz.

“Dios nos da habilidades para trabajar, andamos aquí sacando un pesito para mantener la familia y poder seguir estudiando, porque quiero sacar la licenciatura en idiomas”, contó el también maestro de inglés, quien recordó que trabajó en el Tecnológico de Monterrey y ha impartido clases particulares.

Don José dijo que como parte de su dinámica laboral cada día lleva un instrumento diferente pues su objetivo, a parte de ayudar a su esposa, quien se encuentra en cama, es divertir y entretener a los ciudadanos.

Compartió que renta un cuarto pequeño en el municipio de Ramos Arizpe, en donde vive con su esposa a quien la acaban de operar de la rodilla y tiene que darle de comer.

“Toda mi vida me he dedicado a todo, menos a robar, bueno solo a robarle sonrisas a la gente y de ahí en adelante puro trabajo”, manifestó don José, quien entre el sol y el paso de los carros trabaja día a día para cumplir sus sueños.


Imprimir
te puede interesar
similares