×
hace cerca de 5 meses
[Elecciones 2018]

Se compromete Richy a regresar con la gente

Seguirá recorriendo los municipios del Distrito II en lo que resta de la campaña

Imprimir
Se compromete Richy a regresar con la gente
Foto: Zócalo | Eliud Reyes
Ramos Arizpe.- A medio camino de la campaña, el candidato del PRI al Distrito II en Coahuila, Ricardo Aguirre Gutiérrez, sabe que uno de los compromisos que debe cumplir en caso de resultar electo, es regresar a los municipios, asunto que no parece fácil, pues es uno de los más extendidos del país y territorialmente ocupa casi la mitad del estado: Castaños, Cuatro Ciénegas, Francisco I. Madero, Lamadrid, Múzquiz, Nadadores, Ocampo, Sacramento, San Buenaventura, San Pedro, Sierra Mojada y Ramos Arizpe.

Aún así, Aguirre Gutiérrez se las ha arreglado para recorrer un territorio que representa retos tan diversos como su geografía.

-¿Cómo va tu campaña?


Con mucho ánimo, una campaña de mucho contacto con la gente, de mucho toca-toca, de mucho caminar; tengo 12 municipios, es uno de los distritos más grandes del país y el más grande de Coahuila, y tengo la fortuna de contar con Verónica y Jericó, con los que a veces hacemos campaña cuando andan en el distrito y que son dos personas muy activas.

Entonces la verdad es que si algo nos ha caracterizado a los candidatos y candidatas del PRI es la actividad de la campaña, el estar en los ejidos, en las colonias, en las calles, en los grupos, en las colonias, y no cansarnos, porque la campaña es un reflejo de cómo vas a hacer tu periodo, entonces estamos muy contentos recorriendo prácticamente la mitad del estado.

-¿Qué tan complicado es para un candidato que está buscando una diputación, hacer la campaña a la par de una campaña presidencial, que la gente entienda la importancia de elegir a quienes los van a representar en el Poder Legislativo?

Es complicado, el tema de la campaña a diputado federal o senador tiene dos temas: uno, que es una campaña muy fría, y la otra, es que hay una famita de no regresar, de no hacer nada, de estar en la curul, de estar dormidos, de estar recibiendo dinero, recurso, sueldos, y no regresar al distrito. Muchos sí regresan, muchos no.

Es una complicación doble, pero el trabajo todo lo vence. El tema de ir con la gente ‘yo fui alcalde de Ramos Arizpe, o Jericó fue alcalde de Saltillo, o Verónica fue secretaria de la Juventud, etcétera’ nos ayuda, es dedicarle el tiempo a una persona, a una familia, es sentarte con alguien y explicarle.

-¿Cómo te ayuda esa experiencia? Tú ya fuiste alcalde dos veces de Ramos Arizpe…


Mucho. Yo me baso mucho en dichos, dicen que los dichos de los viejitos son evangelios chiquitos, y yo digo que al árbol se le conoce por sus frutos. Ahí están las dos elecciones mías, la primera ganada por 11 mil 500 votos y la segunda por 13 mil 500. Es decir, la gente votó todavía más por mi y fue una elección donde la separaron cuatro años, no hubo mucho crecimiento del padrón electoral.

En esta última Administración mía que concluyó el 31 de diciembre, cumplimos 95% de los compromisos, prácticamente todos. Hubo algunos que faltaron, y hay que reconocerlo por supuesto, pero la mayoría se cumplió. La gente me dice ‘oiga ¿usted fue alcalde de Ramos, verdad? ¿usted trajo muchos empleos, verdad? ¿oiga usted nos va a ayudar aquí en la región?’. Sí. Junto con el gobernador Riquelme y con la candidata o candidato priista, haremos una buena mancuerna para que a la región o al municipio pueda llegar una oferta de empleo, o poder llegar a obtener recursos.

-¿Cuál es la inquietud o inquietudes principales que ha manifestado la gente durante ese contacto que tienen en el día a día yendo a tocar puertas?

Hay dos cosas: una es regresar. Todo mundo te dice: ‘oiga, pero regresa’, es algo que hay que eliminar. Por eso hay que estar yendo, ahora que ganemos y tomemos protesta en septiembre, si Dios quiere, hay que estar yendo al distrito. Por otro lado, salud. No hay medicinas y no hay doctores en las comunidades lejanas. No va el doctor a los ejidos, no van los pasantes. Otro es el tema del empleo. Mi distrito tiene cinco regiones: Laguna, Centro, Desierto, Carbonífera y Sureste. La del empleo no en la Sureste, pero sí en las otras regiones. El tema de los autos chocolate también, en regiones como la Desierto, Centro y en ejidos te comentan, ¿qué van a hacer?

El tema de la lechuguilla y la candelilla, tengo un distrito muy rural, la gente nos dice ‘mi papá, mi abuelo, mi bisabuelo trabajaban en la candelilla, la quemaban en las pailas, sale el cerote y resulta que ahora por ser una especie controlada no podemos sacar el cerote porque en los retenes nos multan y nos lo confiscan’. Hay más retenes para la candelilla que para otras sustancias, entonces el gran ganador es el coyote, porque las guías que se dan para explotar son controladas por algunas personas de Gobierno, entonces todo eso nos ha ayudado a ir recabando las necesidades.

Son temas muy en lo general, entonces hay que ser flexibles, todo esto la única manera de poder recogerlo es como lo hemos hecho en estos 45 días de campaña.

-Te tocó un distrito complejo, ¿no?, tanto geográficamente como por la diversidad de problemáticas que enfrenta cada uno de los municipios.

Sí, el año pasado hubo una redistritación en el país, y cambió el Distrito II, Ramos estaba en otro distrito y quedamos en el Distrito II, es el distrito más grande de Coahuila y de los tres o cuatro distritos más grandes del país en extensión.

-La coordinación con el trabajo en materia de presupuesto para el estado, ¿qué tan importante es para los candidatos del PRI a diputados en Coahuila?

Es fundamental, es decir, todo se hace con dinero, si queremos un hospital en la región, que Pepe Meade se comprometió y yo me he comprometido con la gente de Ramos, un hospital que esté en la zona de Ramos, se hace con dinero; si hay que hacer puentes, se hacen con dinero; si queremos preparatorias militarizadas, se hacen con dinero; si buscamos que haya apoyo para el campo, se hace con dinero. Entonces el cierre del presupuesto pasado fue de 44 mil millones de pesos para Coahuila, fue un avance importante, necesitamos llevarlo a 47 o 50 mil millones de pesos con Miguel Riquelme, y a Coahuila lo que le corresponda. Entonces es un objetivo de los senadores y diputados federales del PRI hacer mancuerna con Miguel Riquelme para poder, junto con Pepe Meade y con los presidentes municipales, aterrizar más recurso a Coahuila. Hoy somos el cuarto estado más seguro en el país. Hoy que andamos en los toca-toca, el tema de seguridad sale muy poco, de cada 10 casas que visitamos, en una nos comentan de seguridad y a veces es un tema más municipal que un tema de narcotráfico o de crimen organizado, ¿por qué?, porque se ha demostrado, el Gobierno, Riquelme ha demostrado que se pueden hacer las cosas y estamos en un lugar envidiable y seguro. No nos comparemos con Tamaulipas, con Nuevo León ni de chiste.

-Ricardo, en lo político se ha presentado un fenómeno que ya no es tan raro, que tú lo viviste, candidatos o políticos de un partido de repente contienden por otro partido. En el mismo Ramos Arizpe, un expriista ahora va a participar arropado por el PAN… ¿cómo se logra convencer a la gente que muchas veces cuestiona eso, el aspecto de la ideología, el decir que las ideas de un partido no son compatibles con las de otro?

Bueno, todo tiene un por qué. Necesitamos ver la raíz del cambio. En el caso mío a mí me expulsaron, yo iba a trabajar en un Gobierno del PRI siendo panista, y cuando yo entré a trabajar, pedí permiso, y me lo negaron y me expulsaron. Y me fui a mi casa, trabajé en Gobierno sin partido, estuve trabajando para todo mundo, y de repente me hablan del PRI y me ofrecen poder integrarme a las filas del priismo y hace seis o siete años y bueno, pues encantado de la vida.

Yo creo que depende mucho de cómo te arropa un partido o cómo llegaste a las filas de un partido. Hay gente que lo hace de manera distinta, hay gente que no le conviene lo que ahorita le dan y si no le conviene brinca, eso ya es diferente, pero yo creo que depende de cómo se hizo el movimiento.

-Pero al margen de cómo se dan los cambios, pesa mucho el proyecto, ¿no?, lo que tú le ofreces a la gente, seas de un partido o de otro.

Si, yo creo que pesa mucho la persona, es decir, las personas son quienes corrompen o no, los partidos no, las personas son las que caen en delitos o no, no los partidos. Yo estoy con la conciencia tranquila, estoy trabajando en un proyecto donde yo, Richy, Ricardo Aguirre, ofrezco esto y esto y esto al ciudadano, y el partido, mi partido el PRI me dio la oportunidad de estar aquí, pero hay personas buenas y malas en todos lados. No se le puede juzgar a un partido por una persona, no podemos decir que en el PRI están todos los corruptos o todos los buenos, o en el PAN o en Morena, etcétera. Creo que en el momento en que estás cara a cara con la persona es el poder convencerla de que eres un buen proyecto.

-¿Qué le espera al PRI en estas elecciones? El año pasado hubo una elección muy cerrada, muy competida…

Yo estoy seguro que vamos a ganar, nos esperan triunfos, yo estoy seguro de que vamos por el carro completo en Coahuila, y vamos a ganar con Pepe Meade. Hay algo muy importante en el priismo que es la estructura. Que es la señora, el señor que están en la colonia y es la sociedad que está viendo en Pepe Meade y en nosotros buenos candidatos. Una elección se gana con dos: ciudadanía y miembros del partido. La estructura, nuestros miembros, el señor, la señora que están en la colonia, en el ejido, que son representantes nuestros, que nos hacen una reunión, esa es una fortaleza que nadie tiene. Yo estoy seguro que nos va a ir muy bien.




Imprimir
te puede interesar
similares