×
hace 2 años
[Especial]

Se niegan a morir autodefensas en México

De aquellos grupos que surgieron ante la ineficiencia de las autoridades en Michoacán, sólo unos cuantos permanecen.

Imprimir
Se niegan a morir autodefensas en México
Morelia, Michoacán.- El 24 de febrero de 2013 pobladores de los municipios de Buenavista y Tepalcatepec, en Tierra Caliente, Michoacán, tomaron las armas decididos a combatir contra el cártel de Los Caballeros Templarios, ante la ineficacia de los cuerpos de seguridad e incluso la propia colusión de las autoridades estatales y federales con células del narcotráfico.

A cuatro años del surgimiento de los grupos llamados de autodefensa en Michoacán, estos se encuentran diezmados; la infiltración, el encarcelamiento y la institucionalización los han desarticulado.

Y es que de los 32 grupos de civiles que atendieron el llamado del doctor José Manuel Mireles Valverde, el líder principal y moral de este movimiento de civiles armados para alzarse contra el crimen organizado, sólo cinco se mantienen activos.

En este 2017 se cumplen ya dos años y ocho meses de que Mireles Valverde fuera encarcelado, quien a decir de su abogado, Ignacio Mendoza, este se encuentra afectado por la diabetes y por problemas de hipertensión arterial.

Su ejemplo de lucha contra los cárteles de las drogas ha permeado por todo el territorio nacional, tanto que a la fecha son siete los estados que ya registran grupos de autodefensas contra la delincuencia.

Algunos de ellos, como los de Guanajuato y Puebla, han tenido el respaldo directo de las autodefensas michoacanas para su integración y organización.

Otros estados en donde se han manifestado grupos de ciudadanos para encarar, por la vía de las armas, al crimen organizado son Guerrero, Veracruz, Oaxaca, Sinaloa y Sonora, en donde la lucha no sólo ha sido contra la delincuencia, sino contra empresas que abanderan proyectos de desarrollo dentro de la minera y la generación de energías limpias.

Un recuento extraoficial de un funcionario de la Procuraduría General de la República (PGR), revela que se tiene conocimiento de la operatividad de 58 grupos de civiles armados en todo el territorio nacional, quienes surgieron después del 24 de febrero del 2013, cuando Mireles formalizó la alzada.

Pero aún cuando en Michoacán nació el movimiento de las autodefensas, en esta entidad parece que también se podría extinguir. “Cada vez es menos la gente que se quiere sumar al movimiento”, reconoce el comandante Felipe, de los grupos de autodefensa de Aguililla, quien ha visto cómo decenas de integrantes han decidido, por temor, abandonar la lucha.

“Porque a las autodefensas nos caza el Gobierno y el crimen organizado. El primero nos ve como delincuentes, y los segundos como sus enemigos naturales”, explica el comandante Felipe, quien reconoce que sólo en el grupo de Aguililla, en el último año, han desertado cerca de 200 integrantes.

Grupos mermados

De acuerdo con fuentes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN), de los casi 7 mil hombres que se integraron al movimiento civil armado, menos de mil de ellos se mantienen activos bajo el principio de combate a los cárteles de las drogas; “la mayoría se ha pasado a las filas del crimen organizado o se han institucionalizado como policías estatales”.

El movimiento se apagó desde que fue encarcelado Mireles, reconoce el comandante Felipe, quien asegura que la mayoría de los integrantes de la movilización “se vieron desalentados por la falta de apoyo del Gobierno federal”, pero sobre todo por la persecución y criminalización de la que han sido objeto, lo que llevó a la cárcel a por lo menos 763 autodefensas.

“A la mayoría nos han perseguido hasta el cansancio”, dijo José Luis Lara, comandante del grupo Arce de Autodefensas de Apatzingán, quien tuvo que salir de la zona para refugiarse en alguna parte del país, en donde cambió las armas por la literatura. Es el autor del libro Un Cártel de Autodefensas, en donde explica la persecución de la que son objeto los integrantes del movimiento.

A esta distancia, el movimiento civil armado no ha cumplido con su objetivo. El crimen organizado sigue boyante en la entidad. La violencia no cesa. Michoacán con 228 homicidios, solo en enero, es el segundo estado más violento del país, después del Estado de México, según datos arrojados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Cacería de autodefensas

Desde el surgimiento del grupo de autodefensas, el índice de homicidios ha ido al alza en Michoacán. El año más violento fue el 2014, cuando en esta entidad se registraron 4 mil 443 ejecuciones.

“Nos han cazado como animales, tanto fuerzas federales como el crimen organizado, el movimiento está desarticulado”, dijo un líder de la autodefensa.

Se va apagando la resistencia civil

El doctor José Manuel Mireles, líder de las autodefensas de Michoacán, ha denunciado que su vida peligra debido a que las autoridades penitenciarias no le han practicado exámenes médicos recomendados desde hace varios meses para tratar sus afecciones cardiacas.

“En cada minuto tengo hasta cuatro veces disritmia, o sea, deja de latir el corazón”, comentó vía telefónica, “ya hace un tiempo que denuncié que estaba siendo hostilizado de muchas maneras y ahora el bloqueo es la falta de atención adecuada que necesito debido al problema cardiaco que padezco”.

En una grabación proporcionada por su abogado Ignacio Mendoza, el fundador del movimiento armado civil, relató que ya ha tenido dos caídas en las que resultó lesionado de la columna, la pierna derecha y el brazo izquierdo y que, según comentarios de sus médicos, son desvanecimientos ocasionados por la baja frecuencia cardiaca que padece.

Una especialista en medicina interna ordenó el 1 de diciembre de 2016 que le practicaran a Mireles pruebas de Holter y un ecocardiograma, por lo que sería trasladado a Morelia para realizar dichos estudios. Sin embargo, las autoridades penitenciaras no lo sacaron de la cárcel de Nayarit.

Pese a que la internista le recomendó no hacer ningún ejercicio, Mireles debe caminar largos trayectos para encontrarse con sus abogados. (Agencias)


Imprimir
te puede interesar
similares