×
hace 1 año
[Nacional]

Sector inmobiliario será más vigilado

La AMPI exhorta a no aumentar los precios de venta y renta de inmuebles

Imprimir
Sector inmobiliario será más vigilado
El sismo del 19 de septiembre obligará a revisión de protocolos que mejorará las estimaciones de riesgo. Foto: Natalia Gaia
María Rodríguez | Ciudad de México.- El sector inmobiliario entrará a una nueva etapa en la que podría haber ajustes en los protocolos de construcción y una revisión más minuciosa de su cumplimiento, y a pesar de que la demanda de vivienda se incrementará, la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) llamó a no aprovechar la catástrofe para elevar el costo de renta y venta de inmuebles.

Los daños materiales por el sismo del pasado 19 de septiembre que ocasionó, tan sólo en la Ciudad de México, el desplome de al menos 47 edificios y daño considerable en otras 3 mil edificaciones, se estima de hasta 36 mil 700 millones de pesos, calculó la empresa de análisis de riesgo Air Worldwide.

“Las rentas se deben mantener en el nivel en el que han estado, con la tendencia normal de aumento acorde a la inflación de los últimos años, y no deberían subir por la escasez, que ya existía. En esta última semana se han ocupado prácticamente 100% de las localidades que tenemos ofrecidas a la renta”, dijo en entrevista Alejandro Kuri Pheres, vicepresidente de la AMPI, donde se integran los distribuidores finales de la cadena, como Inmuebles24, Vivanuncios, Century21, entre otros.

Aclaró que no existen multas o penalizaciones que regulen los precios de renta y venta, pues se rigen por la oferta y la demanda, pero admitió que “hay quien se aprovecha de tragedias como ésta para elevar sus costos”.

Acorde con lo anterior, Rodrigo Cruz Bustillo, consultor en bienes raíces, dijo que los precios dejarán de subir estrepitosamente como lo venían haciendo, y algunas colonias serán más deseables y podrían subir de precio, pero la realidad es que la demanda de vivienda en la Ciudad de México se va a mantener y va a aumentar, se necesitan 70 mil hogares nuevos cada año, y sólo se construyen 10,000, ya hay un déficit de 200 mil.

Después del panorama que dejó el sismo, Leonardo González, analista de propiedades.com, consideró que todas las entidades afectadas entramos a una nueva fase del sector inmobilario, donde la percepción del riesgo, en particular de habitar en zonas sísmicas, se va a posicionar en la idiosincrasia y la evaluación residencial, principalmente en la tendencia del desarrollo vertical.

“El segundo sismo (del 19 de septiembre) fue atípico y cerca de la Ciudad, esto va a obligar a una revisión de protocolos, y, por supuesto, va a tener que mejorarse mucho las estimaciones de riesgo y derivará en desarrollos tecnológicos”, dijo.

Kuri Pheres, de la AMPI, consideró que la nueva faceta de la industria incluye que “se harán mejores cosas y de mejor calidad, con mejores materiales, mejor diseñadas. Esto va a abrir los ojos, tanto del consumidor como del desarrollador. En algún momento alguien bajó la guardia, alguien comenzó a hacer mal las cosas, y por eso es que algunos de los edificios nuevos se cayeron”.

Cruz Bustillo refirió que lo que necesita la ciudad es reciclamiento urbano, es decir, que se hagan más edificios, y que el ritmo sea más acelerado, para que haya más oferta y los precios bajen; para ello dijo que se necesitará un trabajo en conjunto, que abran la llave para que otorguen los permisos para construir, y que los mismos vecinos cooperen con la necesidad de construcción.

Los permisos de construcción han sido tema de posibles actos de corrupción, recientemente las organizaciones Suma Urbana y Obra Chueca han denunciado más de 4 mil edificios que fueron construidos de manera ilegal en la Ciudad de México, ubicados la mayor parte de ellos en Cuauhtémoc, Benito Juárez, Coyoacán, Xochimilco y Centro, negocio que estimaron generó a los desarrolladores 200 mil millones de pesos.

“Donde podría haber actos de corrupción y donde podrían algunas personas haber incurrido en delitos es en el momento de construir (…) Es decir, que lo que hicieron físicamente no corresponda a lo que manifestaron ante las autoridades”, expresó el vicepresidente de la AMPI.

La Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas, presentada recientemente por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, reveló que 881 empresas presentaron experiencias con al menos un acto de corrupción al realizar trámites municipales para construcción, de un universo de 10 mil unidades económicas que se encuestaron en el 2016.




Imprimir
te puede interesar
similares