×
hace 2 meses
[Estados Unidos]

‘Será una guerra contra migrantes y el narco’, amenaza próximo Fiscal General

El nominado por Trump para Fiscal General afirmó que reprimirá paso ilegal de personas, drogas y ‘terrorismo’ islámico

Imprimir
‘Será una guerra contra migrantes y el narco’, amenaza próximo Fiscal General
Washington, EU.- Reprimir la inmigración ilegal, el narcotráfico y el azote del terrorismo extremista islámico serán las mayores prioridades para Jeff Sessions, el nominado para el puesto de Fiscal General de Donald Trump.

Durante su audiencia de confirmación, Sessions se presentó como un fuerte protector de la ley y el orden, y habló de Estados Unidos como un país que lucha contra el torrente de drogas ilegales que cruzan la frontera, el aumento de la delincuencia violenta en las ciudades y la baja moral de la Policía.

Vea también: Polémico ministro de Justicia designado por Trump promete proteger a minorías

“Estas tendencias no pueden continuar. Es un derecho civil fundamental sentirse a salvo en el hogar y la comunidad”, afirmó el senador republicano de Alabama, quien hoy tendrá una segunda audiencia.

“Será mi prioridad confrontar estas crisis de manera vigorosa, efectiva e inmediata”, subrayó.

Además, afirmó que no se opondrá al la suspensión del alivio migratorio que protege de la deportación a casi 800 mil inmigrantes traídos a Estados Unidos sin autorización cuando eran niños.

“Sería constitucional poner fin a esa orden ejecutiva y el Departamento de Justicia no objetaría una decisión para abandonar esa orden”, aseveró.

CRÍTICO SEVERO

Sessions ha sido una de las voces más críticas en el Senado a la política migratoria del presidente Barack Obama, quien en 2012 emitió una orden ejecutiva que creó el programa de alivio migratorio conocido por sus siglas en inglés DACA.

En materia política, prometió recusarse de cualquier investigación que pudiera iniciarse contra la demócrata Hillary Clinton.

SE DEFIENDE...

El candidato de Donald Trump como próximo secretario de Justicia negó las acusaciones de racismo, en una agitada audiencia de confirmación de ayer en la que se mostró favorable a eliminar la protección de la deportación a los indocumentados.

El senador Jeff Sessions, se mostró contrario a prohibir la entrada de musulmanes a Estados Unidos -una medida alguna vez sugerida por Trump durante la campaña-, rechazó la tortura, y defendió mantener en pie la prisión de Guantánamo, a su juicio, un “sitio seguro para encerrar a prisioneros”.

Objetado por grupos de derechos civiles, Sessions fue el primero del equipo de nominados por Trump en acudir a la audiencia ante sus pares demócratas y republicanos del Senado.

Pero este abogado y exfiscal federal rápidamente salió a defender, ante una abarrotada Comisión de Asuntos Judiciales de la cámara alta, su controvertida historia con los derechos civiles, que amenaza con cerrarle la puerta a la primera oficina judicial del país.

LOS SEÑALAMIENTOS

“Esas acusaciones son detestablemente falsas”, apuntó en referencia a señalamientos de haber hecho en los años 80 comentarios degradantes hacia personas negras y de tener simpatía por la organización racista Ku Klux Klan (KKK). Esas acusaciones sepultaron su nominación a juez federal en la década de los 80.

En su defensa, Sessions citó su involucramiento en varios casos de derechos civiles, incluyendo uno en el que logró la condena de un miembro del KKK por asesinar a un joven negro, cuando era fiscal federal en Alabama, un estado exsegregacionsita.

“Entiendo profundamente la historia de derechos civiles y el impacto terrible que la discriminación incesante y sistemática (...) han tenido sobre nuestros hermanos y hermanas afroestadunidenses”, declaró, reconociendo también “los reclamos de justicia e igualdad de la comunidad LGBT”.

Vea también: Hombre con vestimenta del Ku Klux Klan irrumpe en el Senado de EU

CONTRA INDOCUMENTADOS

Pero una docena de manifestantes inyectaron tensión en la sala del Capitolio en Washington, incluyendo dos hombres disfrazados de militantes del KKK -con capucha y túnica-, expresando su rechazo tanto al nombramiento de Sessions como al próximo Gobierno de Trump.

“No a Trump, no al KKK, no a unos Estados Unidos fascistas”, gritó un hombre.

En esta sesión maratónica, que terminó tras más de 10 horas y fue transmitida a ratos por las cadenas de noticias, Sessions se mostró duro contra la inmigración clandestina, prometiendo “enjuiciar a aquellos que repetidamente violan nuestras fronteras”.

También consideró constitucional anular la orden del presidente Barack Obama que protege de la deportación a los dreamers: más de 700 mil jóvenes llevados ilegalmente al país por sus padres indocumentados, aunque no detalló qué pasaría con ellos luego.

Sessions fue el primer senador en apoyar la candidatura presidencial de Donald Trump, y dio su total respaldo al plan del presidente electo de construir un muro en la frontera con México.

DECIR ‘NO’ A TRUMP

Con respecto a la amenaza de Trump -que retiró tras las elecciones- de perseguir judicialmente a Hillary Clinton, Sessions ni prometió ni descartó futuras investigaciones sobre los correos electrónicos o la fundación de la excandidata demócrata.

Pero “lo correcto sería recusarme de cualquier investigación que involucre a la secretaria Clinton.

“Este país no castiga a sus enemigos políticos, pero este país garantiza que nadie esté por encima de la ley”, afirmó.

En todo caso se mostró dispuesto a contener cualquier exabrupto de Trump.

“El fiscal general debe estar dispuesto a decirle ‘no’ al Presidente si se sobrepasa en sus funciones”, dijo Jeff Sessions.

UN MURO CON MÉXICO NO FUNCIONARÁ: KELLY

Una barrera física en la frontera con México no funcionaría a la hora de proteger a Estados Unidos de los distintos riesgos, como el narcotráfico.

Así lo afirmó el general John Kelly, nominado por Donald Trump para fungir como próximo Secretario de Seguridad Interna. “Una barrera física por sí misma no funcionará”, respondió Kelly a pregunta directa del republicano John McCain durante su audiencia de confirmación ante el Comité de Seguridad Interna del Senado.

“Yo creo que la defensa de la frontera sur comienza 15 mil millas al sur, en Perú, y por supuesto, México”.

ATRAE COLORADO A NARCOS MEXICANOS

La legalización de la mariguana en Colorado ha provocado que integrantes del crimen organizado de distintas nacionalidades compren casas en ese estado para cultivar la droga y exportarla al resto de la Unión Americana, aseguró John Suthers, alcalde de Colorado Springs.

“Lo que no predijimos fue que el crimen organizado vendría a Colorado a cultivarla. Tenemos cubanos, mexicanos, venezolanos, que compran casas en Colorado para cultivar mariguana y exportarla a otros estados”, afirmó.

Señaló que si la gente pudiera votar para revertir el cultivo de la mariguana en casa, probablemente lo haría.

DECISIONES
Jeff Sessions, personalmente opuesto al aborto y el matrimonio igualitario, prometió no obstante que respetaría las decisiones de la Corte Suprema sobre esas materias.

EN CONTRA
En el Senado desde 1997, Sessions votó en contra de un proyecto bipartidista de reforma migratoria y contra una ley sobre la violencia contra la mujer.

INDAGATORIA
El grupo American Civil Liberties Union advirtió que “la historia de hostilidad hacia los derechos civiles” de Sessions amerita un escrutinio pormenorizado.

SEGURO
La confirmación a uno de los puestos más importantes del Ejecutivo está casi garantizada: en una votación aun sin fecha sólo requiere la mayoría simple del Senado.



Imprimir
te puede interesar
[Espectáculos]
hace 20 horas
[Nacional]
hace cerca de 20 horas
[Partido del Trabajo]
hace 8 horas
[Elecciones 2017]
hace 3 horas
similares