×
hace 4 meses
[Nacional]

SRE adopta modelo italiano de protección a niños migrantes

Impulsan protocolo basado en Ley Zampa, que da protección a los menores y considera familias de acogida y asignación de tutores

Imprimir
SRE adopta modelo italiano de protección a niños migrantes
Ciudad de México.- Ante el aumento de la migración ilegal en México, el Gobierno federal trabaja en un protocolo para proteger a los menores migrantes acompañados y no acompañados, cuya cifra se triplicó en el primer cuatrimestre de este año con relación al mismo lapso de 2018.

Se trata de una estrategia a cargo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), y que comenzó a desarrollarse al inicio de esta administración a petición del gobierno mexicano, reveló a La Razón Christian Skoog, representante de la oficina de la ONU en México.

“Es un modelo muy parecido al protocolo de Italia, donde han hecho muchos avances de cómo cuidar a los adolescentes, pero ajustado a la realidad mexicana”, explicó.

En marzo de 2017, Italia se convirtió en la primera nación europea en legislar un marco integral de protección para los niños no acompañados. La llamada “Ley Zampa” estipula que los menores migrantes no estarán sujetos a un proceso de detención y tendrán acceso al servicio nacional de salud durante su estadía, así como a la asignación de tutores y a programas de familias de acogida.

“La estrategia se basa en el respeto a los derechos humanos, que los menores tengan cuidados alternativos a la detención; no poner a los niños en las estaciones migratorias, tener espacios públicos o privados abiertos en donde se acompañe al niño o la niña y que puedan integrarse con la comunidad en donde se encuentran, y tener otras alternativas como familias de acogida temporales, o departamentos en donde vivan los adolescentes bajo una cierta supervisión de las autoridades”, explicó Skoog.

Asimismo, el protocolo garantiza que los menores tendrán derecho a recibir información sobre representación legal, proporcionada sin cargo y financiada por el Estado; y adicionalmente, que sean admitidos en instituciones educativas.

“No estamos hablando de crear escuelas aparte, sino que los menores migrantes accedan a las escuelas que ya existen, y asegurar que no haya obstáculos en su acceso a esas escuelas.

“Incluso, otras alternativas para continuar su educación en línea con horarios flexibles, encontrar fórmulas para que los niños no tengan que estar siempre en una escuela, a veces sí, pero no todos los días, y que puedan acceder a través de internet”, detalló.

De acuerdo con Skoog, Unicef recibió la petición para crear el protocolo al inicio de esta administración, y desde entonces se han venido afinando detalles a través de diversas reuniones privadas, la última el pasado 20 de junio, donde estuvieron el Presidente Andrés Manuel López Obrador, y Henrietta Fore, directora ejecutiva del organismo de la ONU.

“Tenemos ya desarrollado este protocolo que hemos trabajado junto con el DIF para lograr precisamente estos cuidados alternativos, de cómo proteger a los niños y niñas y asegurar que no sean detenidos, y en su lugar desarrollar otras alternativas”, apuntó.

De concretarse la estrategia, significará un esfuerzo mayúsculo del Estado, pues Italia invierte alrededor de 600 millones de euros anualmente para proteger a un promedio de 20 mil menores, lo que significaría más de 12 mil 800 millones de pesos.

Aunque en México no hay una cifra detallada sobre el número de menores migrantes, el Instituto Nacional de Migración (INM) reportó que en abril fueron presentados ante la instancia migratoria seis mil 842 niñas y niños; en tanto que en el mismo mes de 2018 la cifra fue de dos mil 596.

Por su parte, Unicef estima que en territorio mexicano “en los últimos años se ha detectado el ingreso de más o menos 40 mil niños, aunque hay más que no se ubican”, mientras que en el norte del país “hay 16 mil personas que han sido regresadas de Estados Unidos a la espera de su trámite migratorio, y más o menos un tercio de ellos son niños”.

Para Christian Skoog, las políticas del gobierno federal, dirigidas a menores migrantes “son buenas. Estamos totalmente de acuerdo en no detener a los niños, de no separar a las familias, de proteger a los niños en el camino, pero sabemos que la política es una cosa y la realidad no siempre cuadra perfectamente; también queremos ver que se haga en realidad. Sabemos que son muchos los migrantes y que se requiere tiempo para ajustar, pero estamos insistiendo sobre esto y acompañando para crear la mejor implementación de la política”.

El protocolo de protección a menores migrantes será presentado a las autoridades mexicanas en una reunión privada el próximo 22 de julio.




Imprimir
te puede interesar
similares