×
hace 2 meses
[Arte]

Sueña Benjamín Romano con unir a Chapultepec

Es el arquitecto elegido para diseñar las calzadas que crucen por el parque

Imprimir
Sueña Benjamín Romano con unir a Chapultepec
Foto: Zócalo | Especial
Escuchar Nota


Ciudad de México.- El arquitecto Benjamín Romano no es el primero que sueña con un Bosque de Chapultepec unido, completamente transitable a pie o en bicicleta, que pueda recobrar lo que las vialidades y construcciones humanas le han ido arrebatando.

Fue por eso mismo, un anhelo longevo, que decidió aceptar la invitación del artista Gabriel Orozco, titular del proyecto general denominado Bosque Cultural Chapultepec, de convertirse en el artífice de conectar sus cuatro secciones.

La tarea acometida por su despacho, LBR&A Arquitectos, es compleja: diseñar una serie de calzadas peatonales, sin talar un solo árbol, que necesariamente deben cruzar por huecos específicos de importantes arterias urbanas.

“Cuando me habló Gabriel para invitarme, confieso que me llené de emoción. ¿Por qué? Porque no creo que haya nada mejor para un arquitecto y, en mi caso, profesor de la Iberoamericana, que me la he pasado toda mi vida hablando del espacio público, que recibir esta oportunidad tan preciosa de trabajar en el espacio público y, además, trabajar con el ejemplo”, explica Romano.

Para el arquitecto de la ya emblemática Torre Reforma, uno de los principales alicientes es mostrar congruencia con todo lo que ha enseñado por décadas en las aulas.

“Imagínate cuántos alumnos, ahora que vean el proyecto, digan: ‘Ah, pues Benjamín sí hizo lo que decía: respetó al peatón, respetó al discapacitado, respetó a los árboles’”, plantea.

Son estas tres condiciones las que guían el diseño de las calzadas, cuyas pendientes, no mayores al 2%, deben ser completamente transitables a pie, en bicicleta o en silla de ruedas.



En entrevista, Romano muestra una vista área de Chapultepec con el trazo de tres de las conexiones contempladas: De Molino del Rey a la Calzada de los Compositores; de Los Pinos al Cárcamo de Dolores, y de Chivatito al Parque Rosario Castellanos.

En el adelanto, Romano se centra en la primera de ellas, y una segunda al otro extremo del bosque, que unirá la Tercera con la Cuarta Sección, desde el Teatro Alfonso Reyes hasta Los Polvorines.

Para Romano, el ideal de un Chapultepec unido en su Primera y Segunda Sección, tiene desde hace años un obstáculo: “Todas se toparon con el segundo piso del Periférico”.

Para constatarlo, basta con mirar desde cualquiera de los dos extremos y reparar en la alta densidad de columnas del segundo piso, lo que constituye una dificultad al momento de plantear una conexión que lo cruce por debajo.


Es por ello que este primer paso –Romano prefiere el término a “calzada flotante”– traza una curva que parte desde la Glorieta de la Lealtad, pasa por encima del Parque Lira, se entreteje entre el primer y segundo piso de la vialidad, y desciende a la calzada de los Compositores.

La propuesta para el puente es una construcción poco invasiva, elegante, conformada por las estructuras tridimensionales.

Jesús Esteva, secretario de Obras y Servicios de la CDMX, indica que el proyecto de la calzada que cruzará Periférico tomará 10 meses y tendrá sus primeros trabajos de cimentación, aproximadamente, en dos.

En entrevista, explica que la obra, ganada en licitación por Fredel Ingeniería y Arquitectura por un total de 186.9 millones de pesos, no representará una complicación vial. El verdadero reto, explica, tiene que ver con el hecho de que el montaje del puente, debe erigirse sin afectar árboles.

Según el calendario, este año se terminarán los proyectos ejecutivos de las dos siguientes obras, que iniciarían en 2021. El costo total sería de 946 millones de pesos.




Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}