×
hace 5 meses
[Coahuila]

Suicidios en Coahuila siguen a la alza

Los objetivos son disminuir la incidencia, proporcionar atención preventiva y tratamiento adecuado a las víctimas potenciales

Imprimir
Suicidios en Coahuila siguen a la alza
Saltillo, Coah.- El suicidio es uno de los tres principales problemas de salud pública en el estado, dado que los casos van al alza: en el 2014 se registraron 138 y el año pasado alrededor de 240, y del 2000 a diciembre pasado sumaron 3 mil 948, por lo menos.

Por ello, el Congreso del Estado aprobó la Ley de Prevención del Suicidio, al considerar que Coahuila no solo sigue manteniendo una tasa elevada, sino que, incluso, tiende a incrementarse de manera alarmante.

Los objetivos son disminuir la incidencia, proporcionar atención preventiva y tratamiento adecuado a las víctimas potenciales, sus familias y a los deudos de quienes perecieron por esta causa.

Además, capacitar al personal del sistema de salud y de sectores involucrados para la atención de personas con ideación suicida y a deudos de suicidas. Así, todos serán objeto de atención profesional y oportuna.

La Secretaría de Salud capacitará en la detección oportuna de personas en situación de riesgo suicida, preparación que incluye a personal médico y a docentes, empleados del DIF, la Casa de las Niñas y Niños de Coahuila; de la Procuraduría de Niños, Niñas y la Familia, del sistema penitenciario y a integrantes de las asociaciones de padres de familia de centros escolares.

Diseñará un protocolo de atención en los servicios de primer nivel de todos los centros de atención médica de la entidad, particularmente del Centro Estatal de Salud Mental y del Hospital Siquiátrico de Parras de la Fuente, con énfasis en las áreas de emergencia hospitalaria.

Establecerá un protocolo de coordinación entre centros hospitalarios, líneas telefónicas de emergencia y demás instancias involucradas en la prevención del suicidio, y firmará convenios de colaboración con instituciones públicas, privadas, organizaciones no gubernamentales, asociaciones religiosas y de padres de familia.

Levantará un registro actualizado sobre el suicidio y lo hará público y contará con unidades itinerantes de salud mental, para llevar programas de detección y atención eficaz de los casos de conducta suicida. Lanzará campañas de orientación sobre cómo anticiparse al suicidio.

Emitirá recomendaciones y establecerá acuerdos, mediante cartas-compromiso, con los medios de comunicación como empresas socialmente responsables que prescinden de información que alienta la práctica del suicidio, tomando como base la guía de la Organización Mundial de la Salud para difundir noticias sobre el suicidio.

Guía de la OMS para informar sobre el suicidio:

-No tratar el suicidio de forma sensacionalista, ni mostrarlo como un hecho normal.

-Referirse al autosacrificio simplemente como un hecho, no como un logro.

-Evitar en lo posible el uso de la palabra “suicidio” y sus derivaciones en el titular de la noticia, así como la exposición del método y cuadros detallados del sitio de la autoinmolación.

-No publicar de la víctima: fotografías, videos, descripción del medio que utilizó para quitarse la vida, ni imágenes de la escena del suceso.

-Evitar colocar la noticia en espacios destacados. En el caso de los medios impresos, los datos relevantes deben figurar en páginas interiores.

-Omitir la información sobre detalles específicos o descripción explícita del método usado en el suicidio o intento de suicidio.

-No exaltar a la persona suicidada.

-Evitar que la comunidad crea que el quitarse la vida sea la solución a problema alguno o la respuesta a cambios sociales, culturales o a la desvalorización.

-Prescindir de la utilización de estereotipos religiosos o culturales.

-No culpabilizar.

-Evitar las repeticiones injustificadas de noticias sobre suicidios.

-Resaltar las alternativas al suicidio, ya sea mediante información genérica o historias de personas, que ilustren cómo afrontar las circunstancias adversas, las ideas de suicidio y cómo pedir ayuda.

-Orientar sobre recursos comunitarios y líneas de ayuda.

-Informar en relación con factores de riesgo y señales de alarma.

-Transmitir la frecuente asociación entre depresión y conducta suicida, y que la depresión es un trastorno tratable.

-En momentos de dolor, ofrecer mensajes solidarios a los deudos de la víctima.

-Aprovechar cualquier oportunidad para instruir a la población acerca de los hechos sobre el suicidio y su prevención. No difundir mitos sobre el tema.

-Ser cautelosos en la publicación de suicidios de famosos, pues su popularidad es un factor que puede disparar la ideación suicida entre la población.

-Trabajar con las autoridades de salud en la presentación de hechos.

-Mostrar la debida consideración hacia la familia del suicida, por lo que deben sopesarse las entrevistas periodísticas a cualquiera de sus integrantes, ya que están en situación de vulnerabilidad y también tienen mayor riesgo suicida.

-Brindar apoyo terapéutico a los comunicadores, en virtud de que estos también pueden verse afectados por las noticias sobre el suicidio.






Imprimir
te puede interesar
similares