×
hace 3 meses
[Filipinas]

Te mataré y la historia me recordará como un carnicero: presidente filipino

El controvertido mandatario amenazó de este modo a alcaldes considerados corruptos

Imprimir
Te mataré y la historia me recordará como un carnicero: presidente filipino
No es la primera vez que se excede de este modo.Foto: Archivo
Filipinas.- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, amenaza a los alcaldes con vínculos con el narcotráfico para que abandonen sus actividades ilegales o asuman las más duras consecuencias.

"Te mataré y la historia me recordará como un carnicero": Duterte amenaza a los alcaldes corruptosEl presidente filipino, Rodrigo Duterte, en San Miguel, Tarlac, Filipinas, el 11 de diciembre de 2016.Czar DancelReuters

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, ha visitado este lunes una ceremonia en la que se reunieron para prestar juramento unos 200 cargos electos del país, según informan medios locales. En su discurso, ha avisado a los alcaldes filipinos incluidos en su lista de sospechosos de colaborar con el narcotráfico que tomará medidas drásticas contra ellos si siguen cometiendo ilegalidades.

Duterte ha pedido a los servidores públicos que miren esa lista y les ha advertido: "Si encuentras tu nombre en ella, hijo de p***, tienes un problema, te mataré [...] probablemente la historia me recordará como un carnicero, pero esto depende de ti", declaró el implacable líder filipino.

El mandatario advirtió a los funcionarios corruptos que tendrán que elegir: si dejan sus cargos, así como sus acciones ilegales, podrán hablar con él y arreglar su situación, si no lo hacen, acabará con sus vidas.

Anteriormente, el presidente filipino reconoció que cuando era alcalde de la ciudad de Davao, mataba personalmente a criminales, tanto a disparos como tirándolos "desde un helicóptero en pleno vuelo".

Desde que Duterte asumió el cargo a finales de julio, su guerra contra la droga ha dejado más de 6 mil muertos, según diferentes fuentes. La Policía de Filipinas cuenta con licencia para matar narcotraficantes y drogadictos, lo que ha desatado fuertes protestas internacionales de los defensores de los derechos humanos.


Imprimir
te puede interesar
similares