×
hace 2 meses
[Copa Oro]

México y Jamaica no se hacen daño

La fiel afición mexicana en Estados Unidos terminó por abuchear al Tricolor.

Imprimir
México y Jamaica no se hacen daño
Estados Unidos.- La fiel afición mexicana en Estados Unidos terminó por abuchear al Tricolor en su empate 0-0 contra Jamaica, este jueves en la Copa Oro.

Lo más destacado de la noche en el Sports Authority Field, en Denver, fue el comportamiento de la gente, que disminuyó el grito que la FIFA considera homofóbico; pero, en la cancha, el equipo careció de ideas para fracturar la muralla jamaiquina.

México no tuvo ideas. Rodolfo Pizarro fue un fantasma, mientras que Orbelín Pineda no tuvo la creatividad suficiente para desequilibrar ante un equipo que formó con un 4-5-1, con Darren Mattocks como el único punta, a la caza de un error mexicano. Moisés Muñoz ni se ensució el uniforme.

Porque Jamaica se dio por bien servida al llegar a 4 puntos y mantenerse como sublíder, no así el Tricolor que tiene las mismas unidades y que el domingo peleará por amarrar el liderato del Grupo C cuando enfrente a Curazao.

Un remate de Érick Torres al poste izquierdo, tras un extraordinario cabezazo al 22', fue lo mejor del Tricolor, además de otro cabezazo de Jesús Molina, en el que picó el balón ante una mala salida del portero en un tiro de esquina y que no causó más daño gracias al desvío del central Jermaine Taylor.

Con cuatro cambios en relación al debut, México no tuvo profundidad. En el complemento la situación parecía cambiar cuando Jesús Gallardo pasó a jugar como extremo a perfil cambiado, por derecha, mientras que Elías Hernández jugó por el otro sector; no obstante, el cuadro mexicano no encontró las vías, ante un equipo que jugó en 20 metros.

Demasiada posesión de balón sin profundidad, muchos toques laterales sin veneno, sin esa dosis que pudiera romper a un equipo que jugó para el empate, que lo hubiera firmado sin problemas para ahorrarse el sudor.

Juan Carlos Osorio se notó desesperado en la tribuna. Pompilio Páez no tuvo respuestas en la banca. Los jugadores tampoco pesaron en la cancha, con un equipo que terminó jugando con cuatro centrales naturales, dos de ellos habilitados como laterales, en un empate opaco, que mantiene el dominio frente a rivales de la Concacaf, pero que deja más dudas que certidumbre sobre el futuro del Tricolor en la Copa Oro.


Imprimir
te puede interesar
similares