×
hace 2 años
[Junkies]

Una nostalgia que rebasó al Cretácico

Desde Pangea, la familia Sinclair se convirtió en un fenómeno global a partir de 1991 con sus locuras y un inesperado final.

Imprimir
Saltillo, Coahuila.- Su intro era intimidante. Una criatura avanzaba con pasos acelerados en medio de una jungla inhóspita con criaturas peludas, hasta que todo el temor por su temible fuerza se desvanecía con el controvertido grito: ¡Franiiiieeee... ya vine!

Dinosaurios vio la luz por primera vez el 26 de abril de 1991 para mostrar que las marionetas animatrónicas de las productoras de Michael Jacobs y Jim Henson, –sí, el creador de Los Muppets– humanizarían a los reptiles de hace 65 millones de años para ser habitantes de la Pangea.

Caminar en dos patas, tener trabajos, ir a la escuela o atender el hogar era un dilema para todos estos reptiles que vivían la cotidianeidad y los conflictos existenciales, cada uno de acuerdo con su edad, como si estuvieran en los albores de los 90, donde la televisión marcaba momentos importantes ante el inminente boom del internet.

La disfuncionalidad individual de Earl, Fran, Robbie, Charlene, Ethyl y el bebé, pero su unidad como familia nos permitieron a chicos y grandes disfrutar de momentos enternecedores y de parodias emblemáticas relacionadas con los vicios de esa sociedad actual.

Conflictos de adolescentes, como cuando a Charlene le crece la cola o La Hora del Aullido de Robbie; experimentar con drogas por influencias de amigos, como cuando Robbie se comía unos animales con espinas que lo hacían verse más fornido; ser víctimas de la discriminación, como Roy, un tiranosaurio que quería unos brazos más grandes, o Mónica, que era atormentada por Earl por ser un dinosaurio que camina en cuatro patas y además es herbívoro; hasta los excesos de comer azúcar por parte del emblemático “nene consentido”, se convirtieron en referentes para una generación que disfrutó de las cuatro temporadas de esta serie única en su tipo.

Más allá de todas sus reflexiones sobre el modus vivendi de la Era Contemporánea, el consumismo salvaje se veía representado en la figura del jefe de Earl Sinclair, B.P. Richfield, un dinosaurio dueño de las empresas “PorqueYoloDigo”, que se encargaba de talar árboles y hacer hasta lo imposible para lograr que la gente consumiera sus productos; éste fue el argumento perfecto para concluir una serie que para muchos, no debió terminar jamás.

UNA LECCIÓN NO APRENDIDA

En su capítulo 58 llamado Ambiente Cambiante, la falta de presupuesto de la producción ocasionó que la llegada de un pelotón de escarabajos fuera interrumpida por la ambición de Richfield, quien destruyó su ecosistema para poner una de sus fábricas. Stan uno de los insectos se refugia con la familia y es ayudado por Charlene, aunque Earl interviene y le dice que la tecnología es mejor que lo antiguo (gran lección ¿no?)

Richfield hace de las suyas una vez más como magnate y pide a sus empleados que coloquen un herbicida en todo Pangea para matar a las enredaderas de amapolas que antes se comían los escarabajos que mató. Al día siguiente los Sinclair se enteran de que el herbicida mató todo y creó un hueco en la cadena alimenticia.

Earl y su amigo Roy se encuentran con Richfield para reparar todo el daño. A él se le ocurre explotar los volcanes de la Pangea para que se formen nuevas nubes y que llueva, esto haría crecer las plantas. Sin embargo, la ceniza volcánica cubre la atmósfera y produce la Era de Hielo.

La familia se reúne ante el frío y la falta de comida. Earl habla con su jefe y éste le dice que nunca había sido tan feliz, ahora todos compran toda su mercancía.

El padre de familia se entristece y pide disculpas a su familia por sus errores. El miedo se apodera de sus corazones y tras la explicación de cómo el ideal del progreso y la tecnología acabó con su alimento, el momento más desgarrador es cuando el Bebé pregunta ¿Y qué va a ser de nosotros?

La serie planteó un conflicto que antes se preveía y que hoy es una realidad: el cambio climático. Con muchas parodias y situaciones chuscas, Dinosaurios nos permitió conocer que en el humor, se esconden verdades atronadoras.

PARODIAS

» Muchos canales y programas de televisión fueron parodiados por Dinosaurios. Entre los ejemplos se cuentan:
» Blarney o Georgie (parodia de Barney).
» La Niña que Vive Bajo el Mar (parodia de La Sirenita)
» Teenage Mutant Ninja Cavemen (parodia de Las Tortugas Ninja).
» En la versión de Latinoamérica el presentador de noticias fue llamado Romualdo Zakabosky, parodiando a Jacobo Zabludovsky.

EXITOSOS

» Sus personajes fueron utilizados como productos comerciales: juguetes, peluches, álbumes de estampas con mucho éxito de ventas.
» El más afortunado fue el Bebé Sinclair, que durante varios meses se convirtió en la sensación al cantar temas como El Nene Consentido, con el que nombró a una
producción musical.


Imprimir
te puede interesar
similares