×
hace 1 mes
[Arte]

Versos para Tesla

La saltillense Marlen Curiel ganó el Premio Dolores Castro en la categoría de poesía

Imprimir
Versos para Tesla
Saltillo, Coahuila.- Nikola Tesla es una de las figuras científicas fundamentales de la contemporaneidad: su visión a futuro, su apoyo hacia el avance de la civilización humana y su personalidad reservada, forjaron una leyenda que se puede ver desde todos los ángulos.

El serbio inspiró a la autora Marlen Curiel-Ferman a escribir Cantos Eléctricos, un poemario que resultó ganador del Premio de Literatura Dolores Castro 2018, en el área de poesía. Dotado con con 35 mil pesos por categoría (dramaturgia, ensayo, poesía y narrativa), el certamen es un apoyo para las voces femeninas de la literatura nacional.

Cantos Eléctricos es un poemario dedicado al amor, al genio y a la locura. Por medio de sus páginas se deja entrever una relación que el inventor nacido en 1856 mantiene, por medio de visiones, con una mujer del tiempo actual. La rima y el ritmo son las figuras predominantes dentro del texto.

“Particularmente no conocía mucho del trabajo de Nikola Tesla, sabía de algunas cosas que había hecho y que existía, pero es hasta que profundizo más en su figura que puedo entrever lo que era él como inventor. También descubrí su interés para ayudar a la humanidad y sobre todo esa leyenda que se formó alrededor de él por medio de teorías de conspiración, como su rayo de la muerte y las supuestas visiones que tenía, además de que se comunicaba con extraterrestres. Esto me interesó mucho de él”, comentó Curiel en entrevista con Zócalo.

Tesla murió en completa soledad y miseria el 7 de enero de 1943 en el cuarto de un hotel en Nueva York. Reconocido por ser un hombre apuesto, pero también por no tener relaciones conocidas, el inventor croata dijo alguna vez: “de todas las cosas que conozco, las que más me gustan son los libros”. De hecho, el genio ha formado parte de un gran número de publicaciones que ahora suma una más.

“La vida de Tesla y especialmente el cómo murió me llenó de tristeza. Nunca tuvo una pareja o un amigo, murió solitario y relegado al olvido durante un tiempo, porque en su época si bien tuvo fama, no fue realmente reconocido. Cantos Eléctricos va por el qué hubiera pasado si Nikola Tesla conociera a alguien a quien amar, si se hubiera enamorado; podría ser también una dimensión alterna en el que alguien se enamore de él”.

El inventor era reconocido por encerrarse durante meses en un granero donde tenía su laboratorio. Dedicado específicamente a sus inventos tales como la bobina Tesla, el teslascopio o radiogononiómetro, vivía en una soledad autoimpuesta.

Para la ganadora del premio, que participó bajo el seudónimo de Aida R., la dificultad de retratar a un personaje como Tesla recaía en pensar de otra manera, de enfrentarse a un panorama diferente del que siempre se ha movido.

“Al ser científico era muy difícil captar la esencia romántica y sensible de alguien que es muy rígido en cuanto a sus métodos. Sobre todo fue difícil porque Tesla sí tenía un amor enorme, pero no el clásico de la lírica de un hombre por una mujer, sino por toda la humanidad. Para llegar a ese sentimiento me remití a la infancia que Tesla tuvo en Serbia; la ternura de su niñez fue la que me hizo pensar que quizá de tanto amor que tenía dentro, se volvió un ser hermético para todos”, comentó la autora de Animus Fregandi, editado por Acequia Madre en 2016.

Avance literario

El Premio Dolores Castro, organizado por el Ayuntamiento de Aguascalientes, es un certamen dirigido a las voces femeninas que exploran a través de sus letras las ideas de una literatura cada vez más equitativa.

En esta ocasión el concurso recibió un total de 83 libros en la categoría dedicada a las poetas, en donde resultó vencedora la saltillense.

“Este premio busca eliminar el paradigma del contenido de la literatura femenina. Se rompen los cánones que exigen los temas que están asociados a las mujeres, como el amor y demás. Las ganadoras del premio siempre están dedicadas a no hablar expresamente de lo femenino, sino que están en búsqueda de expandir las ideas literarias que nos mueven”, explicó la egresada de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Para Curiel, las mujeres han ampliado cada vez más el panorama literario y han abierto sus puertas de manera más definitoria, tanto en Saltillo como en el resto del país.

“Por mi parte creo que en la ciudad las voces literarias son fuertes y cada vez más interesantes. Yo tengo algunos cuentos en los que trabajo para ver hacia dónde van, pero hay otras escritoras que cada vez tienen más visibilidad tanto en la ciudad, como en la región y el país”, concluyó la vencedora del certamen hidrocálido.

Marlen Carrillo, el verdadero nombre de Curiel, finalizó con la idea de que este libro es una especie de abrazo para Tesla, el genio solitario que brindó a la humanidad el siguiente paso en su evolución.


Imprimir
te puede interesar
similares