×
hace 1 mes
[Estados]

Violencia asusta a protectores de vaquita marina

Se va embarcación que auxiliaba en el retiro de redes; advierten clima de violencia de pescadores hacia Semar, Profepa...

Imprimir
Violencia asusta a protectores de vaquita marina
La embarcación del museo, con redes recuperadas, el 12 de mayo de 2018. Foto: Especial
Ciudad de México.- La inseguridad en la parte alta del Golfo de California, hábitat de los menos de 18 ejemplares de la vaquita marina, provocó que además del aumento de la caza furtiva del pez totoaba, haya menos fuerza para el retiro de las redes que ponen en peligro a los mamíferos.

A partir de marzo pasado, el instituto educativo Museo de la Ballena sacó del mar el barco con el que retiraba las redes fantasma, abandonadas o perdidas por pescadores, así como las ilegales que se encontraban en la reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado, actividad que realizaba desde octubre de 2016, refirió el director del recinto, Francisco Gómez.

En entrevista con La Razón, explicó que el instituto se ofreció a realizar dicha tarea, pues cuenta con un buque de investigación para el rescate de mamíferos marinos. Sólo el museo y la Organización No Gubernamental (ONG) Sea Shepherd México son los que se dedican a retirar las también llamadas artes de pesca.

Detalló que de octubre de 2016 a marzo de 2019, el Museo sacó 45 mil metros lineales de redes y calculó que la ONG tenga, al menos, el triple de retiros. Las artes de pesca que están permitidas son de cuatro a seis pulgadas de luz de malla; mientras que las ilegales son las que utilizan los totoaberos, que son de luz de malla de 10 a 12 pulgadas, y las tiran en una zona prohibida.

“Nos vimos en la penosa necesidad de tener que abandonar la zona, no por falta de voluntad, sino porque la inseguridad se acrecentó mucho. Hace apenas un mes atrás hubo unos disturbios muy grandes (que incluyeron bombas molotov lanzadas a la Semar) y lamentablemente fueron agredidas instalaciones de la Armada de México, también de la Profepa, donde se resguardaban las redes y algunas lanchas que habían sido confiscadas”, relató.

El Gobierno, dijo, no garantizaba la seguridad de la embarcación y mucho menos la integridad de su personal, por lo cual movieron el barco al Puerto de la Paz, Baja California.

Un pequeño grupo de pescadores ilegales es el que tiene controlado el mercado negro del totoaba, y con sus redes pone en riesgo a animales que tienen un alto valor ecológico, como ballenas, delfines, tortugas, lobos marinos y tiburones.

Por separado, Alejandro Olivera, representante en México del Centro para la Diversidad Biológica, explicó que las redes son la principal trampa de la vaquita marina. “Hay mallas útiles en la pesca de camarón que tienen un kilómetro de largo, pero que ponen en peligro a mamíferos marinos”.

Mencionó que las redes confiscadas por el museo y la ONG eran depositadas en el Rancho el Dorado, en la entrada de la zona de San Felipe, Baja California, pero el 28 de marzo pasado, cuando ocurrió el enfrentamiento referido entre la Secretaría de Marina y totoaberos, éstos últimos robaron, presuntamente, cientos de redes a plena luz del día, sin intervención de la policía estatal.

“La situación ahora está grave, como nunca. Las ONG se han retirado del lugar, porque las condiciones de seguridad no son las mejores, pero es importante continuar con el programa de retiro de redes. (La) Fuerza Pública debe estar encargada ahí; ahora mismo no hay nadie”, acotó.





Imprimir
te puede interesar
[Seguridad]
hace cerca de 21 horas
[Automovilismo]
hace cerca de 15 horas
[Seguridad]
hace 20 horas
similares