×
hace 1 mes
[Saltillo]

Vuelven empacadores a centros comerciales en Saltillo

Reciben adultos mayores capacitación de su nueva normalidad

Imprimir
Vuelven empacadores a centros comerciales en Saltillo
Foto: Zócalo | Archivo
Escuchar Nota


Saltillo, Coahuila-. A partir de este lunes 19 de octubre, en algunos centros comerciales de la región Sureste, Carbonífera y Centro-Desierto, regresarán a trabajar una parte de los empacadores voluntarios, tras poco más de siete meses que llevan en contingencia sanitaria y no se les ha permitido laborar al ser considerados población de riesgo ante el virus del SARS-CoV-2.

Josué Gabino Flores, titular de Familia Saludable y Apoyos Complementarios del DIF Coahuila, señaló que “se van a incorporar en la región entre 600 y 700 adultos mayores a las actividades diarias de empacado voluntario. En el resto del estado tenemos 3 mil adultos mayores empacadores voluntarios, distribuidos en 144 centros comerciales, esto dependiendo del número de adultos mayores que existe en cada región, es como se van a ir incorporando, por ejemplo, en la Región Carbonífera, vuelven algunos 80”, detalló Gabino Flores.

El regreso de los adultos mayores a los centros comerciales se dará por etapas, siempre y cuando hayan cumplido con los requisitos necesarios, que es aprobar una revisión médica donde les proporcionarán un certificado y que se les aplique la vacuna de la influenza.

“Ya que hayan pasado estos filtros, ingresan a una capacitación donde se les explica todo el protocolo a seguir en su incorporación al centro comercial, que en caso de sospecha está autorizado para enviarlos de inmediato a su hogar y nosotros vamos a recibir un reporte para gestionarles la prueba de Covid-19 al Centro del Adulto Mayor y descartar algún contagio”, explicó el encargado del programa en el DIF Coahuila.



Se sentían activos

A pesar de esto, del 100% que pertenecen al programa de Adultos Mayores en Plenitud, solo una parte podrá regresar a trabajar, debido a los problemas de hipertensión, diabetes y otras enfermedades que padecen.

Tal es el caso de Rafael Méndez Herrera, de 72 años, y su esposa Herlinda Sandoval Tapia, de 75, quienes forman parte del programa de empacadores desde hace seis años, trabajo que los mantiene activos y les da lo necesario para sobrevivir, sin embargo, aún no podrán reincorporarse por su condición médica.

Por ello, tras varios meses sin un ingreso fijo, Rafael tuvo que buscar un trabajo como velador en una fraccionamiento, algo que lo hace sentirse afortunado, pues no en todas partes lo contratan por su edad.

“Yo no tengo ninguna otra entrada de dinero, nada mas lo que ganaba ahí (como empacador) y lo que me daban, pero si se siente uno afectado, por que poquito o lo que fuera que se trajera uno para la casa, pues ya decía uno ya tengo para esto para los gastos”, expresó Méndez Herrera.

Herlinda Sandoval, comenta que extraña trabajar en el centro comercial, pues eso le permitía mantenerse activa, además de generar ingresos para las necesidades diarias.

Los dos nos ayudábamos bien con lo que ganábamos, pero ya todo se arruinó con la enfermedad, pero Dios no nos deja y siempre nos pone algo que comer”, refirió Sandoval Tapia.

Al igual que muchos otros adultos mayores, esta situación también repercutió en su estado anímico; “yo si vi que a ella la afectó más el haberse quedado sin trabajo, porque yo la empecé a notar más triste, la empecé a notar un poco más desganada”, señaló don Rafael.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}