×
hace 3 semanas
[Saltillo]

Zapalinamé, fuente de su juventud

Ejercicio, medicina alternativa y alimentos directos de la tierra lo mantienen con una salud envidiable

Imprimir
Zapalinamé, fuente de su juventud
Saltillo, Coahuila.- Cornelio Rivas Anguiano tiene 71 años pero no padece diabetes o esclerosis. Su cabello sin canas y su cuerpo musculoso de piel tostada son el reflejo físico de la fortaleza interna que lo conserva como un abuelo sano y activo, capaz de atravesar la sierra de Zapalinamé bajo el sol cada día.

La naturaleza es la fuente de su juventud, asegura. Algo que olvidaron tomar en cuenta decenas de adultos mayores siendo jóvenes para envejecer con dignidad, dice. Los frutos, granos y hierbas son parte de su dieta pero además se refugia en actividades como el ciclismo, boxeo y taichí. A menudo toma baños en temazcales y se apega a las prácticas de la medicina alternativa.

“Aún recuerdo cuando era niño y mi mamá no me permitía tomar refrescos, debía beber tés, comer frutos, hierbas y raíces, yo no entendía bien por qué pero ahora veo los resultados”, relató el septuagenario, quien siendo adulto mayor tiene la vivacidad de un joven, pues se dedica a hacer actividades físicas que requieren fuerza y resistencia que pocos adultos mayores conservan a tan avanzada edad.

Durante su juventud Cornelio participó en maratones y carreras importantes donde destacó entre los primeros lugares a nivel estatal y nacional, prueba de esto son los trofeos y monedas que resguarda en su hogar ubicado desde hace 25 años en la colonia Nueva Revolución, a unos cuantos metros de la sierra Zapalinamé.

Respira vida

“La fuerza me la ha dado la tierra y la conexión que hace entre mi cuerpo y mi alma, porque la naturaleza ofrece energía vital en su viento, en sus raíces, pues revitaliza y sana dolores de todo el cuerpo pero sobre todo alimenta el alma de malos pensamientos”, asegura Cornelio.

“Tengo la necesidad de sentirme cerca de los sonidos, olores, sabores que ofrece la sierra, se respira vida, agregó, por eso también estudié medicina alternativa, me especialicé en la preparación de remedios naturales para dolencias del cuerpo y alma, dijo.

“El único legado que puedo dejar a mis nietos es este, que valoren y respeten la naturaleza, que sepan que la misticidad de su alrededor es la verdadera fuerza que nos mueve y si hubiera más jóvenes cerca de la naturaleza tendríamos más adultos mayores fuertes y sin enfermedad a la fecha”, consideró Cornelio, asegura que las actividades físicas en el pavimento pueden llegar a lastimar más de lo que benefician a las articulaciones y músculos.

Rivas Anguiano celebrará el Día del Abuelo cerca de la naturaleza, agradeciendo bajo al sol a su entorno permitirle seguir de pie, corriendo en la sierra y haciendo un llamado a los jóvenes para que fortalezcan su espíritu desde temprano y no envejezcan enfermos.


Imprimir
te puede interesar
similares