×
Yuriria Sierra
Yuriria Sierra
ver +

" Comentar Imprimir
05 Febrero 2017 04:00:00
Pánico
Donald Trump se empeña en creer su cuento de la supremacía estadunidense que no da cabida a ninguna minoría.

CIUDAD DE MÉXICO

La pésima comunicación que está llevando el Gobierno de Donald Trump anota otro episodio: ayer por la mañana, un abogado del Departamento de Justicia dijo, durante una audiencia en un tribunal en Virginia, que fueron 100 mil las visas que el Gobierno de Estados Unidos había revocado. Luego tuvo que salir el Departamento de Estado a aclarar que no habían sido tantas, sino 60 mil, que también es una cifra mayor y muy preocupante.

También el jueves por la tarde, la asesora Kellyanne Conway se refirió en una entrevista por televisión que el decreto migratorio firmado hace una semana se debía a un trágico incidente que llamó la “Masacre de Bowling Green”. El asunto es que después le explicaron que ese hecho jamás había ocurrido. Conway dijo que Barack Obama también había ordenado una prohibición de seis meses cuando fueron detenidos dos ciudadanos iraquíes en 2011, ambos acusados por actividades de terrorismo en Estados Unidos. Pero luego salió el Departamento de Justicia a desmentir la versión, aquellos hombres están hoy tras las rejas por actividades en su país, no en Estados Unidos. Así que la asesora de Trump no tuvo más remedio que medio retractarse, porque sabemos que los republicanos no son muy fans de la autocrítica. Y si eso sale mal, la manera en cómo se ejecutan las órdenes sale mucho peor. Una crisis encima de otra. Así sean 10, 60 mil o 100 mil visas, el mensaje es igual de grave: Trump está dispuesto a todo en su camino a la división y a la construcción de muros, así sean metafóricos.

“Presionan mucho a la gente, que por qué viven en México, que se deben venir para acá o les van a quitar los papeles siempre. Una vez me dijeron a mí que mis papeles no eran míos y me arrestaron, me metieron para adentro, me maltrataron verbalmente, mucha prepotencia hay adentro...”, son palabras de un mexicano residente en Estados Unidos, como respuesta a la pregunta del corresponsal de Imagen Televisión sobre cómo ha sentido el trato de los agentes fronterizos tras la llegada de Donald Trump.

Los mexicanos que viven en la frontera, del lado de México, pero que trabajan en Estados Unidos, han sido algunos de los varios grupos afectados, porque su dinámica social ha cambiado por completo. Ya no cruzan el puente fronterizo como lo hacían hasta hace unas semanas. Pero aun organizaciones civiles aseguran que a algunas personas se les está obligando a firmar una carta de renuncia a su green card. Gravísimo, pero que tiene sentido con lo anunciado hace un par de días, respecto del trámite de visas en nuestro país.

Y no es sólo con México ni con los siete países musulmanes incluidos en el decreto migratorio. En Argentina, por ejemplo, también cambiaron las reglas para la obtención de visa: allá estaban exentos de la entrevista con un representante de la Embajada de EU, los ciudadanos menores de 16 años y mayores de 66. Ahora, con Trump, las edades se modificaron a 14 y 79, respectivamente.

Donald Trump no sólo ha puesto de cabeza lo que hasta antes de su llegada conocíamos como diplomacia, sino que se empeña en creer su cuento de la supremacía estadunidense que no da cabida a ninguna minoría. Así se entendió que borrara su versión en español de la web de la Casa Blanca, así se entienden cada una de sus decisiones en cualquier rubro. Ese nacionalismo ficticio que, desde muchas trincheras, le están criticando, se está convirtiendo en una olla de presión que le habrá de estallar en la cara. Aunque mientras eso sucede él sigue creyendo que así mantendrá “evil out of our country”, como se lo tuiteó ayer a sus seguidores en la red social. Pero lo único que ha generado, hasta hoy, es pánico entre las buenas personas. Y el pánico nunca, jamás, ha sido buen consejero ni aliado para nadie.
29 Enero 2017 04:00:00
No todo será por sus polainas
Vaya semana. En sus primeros siete días como Presidente de Estados Unidos, Donald Trump comenzó a operar como lo prometió: con la fuerza y el dolo propio de un dictador, de un tirano. Desde su toma de posesión ha firmado varios acuerdos ejecutivos que nos dejan por lección que está dispuesto a todo, incluso a nadar contracorriente.

Se salió del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP), una de sus primeras promesas, dejando a la deriva a países como Japón, Australia y Perú, quienes han dicho que no soltarán esta negociación, que la salvarán aun si EU ya no forma parte de ella. Para volverse una realidad, esta decisión sólo requería el apoyo del Senado.

Y es que, a pesar del tanto ruido que algunos de los movimientos de Donald Trump nos generen, lo cierto es que, muy a su pesar, tales deben estar respaldados en ocasiones por el Congreso y posteriormente por el Senado. No es que desde ahora, y sólo por ser Presidente de Estados Unidos, Trump tiene total libertad para hacer y deshacer a su antojo. Aunque parezca que sí, el republicano está sometido a contrapesos que, por fortuna, le impiden que cualquier ocurrencia que le llegue a la cabeza se vuelva realidad. La famosa división de poderes: para eso sirve.

Desafortunadamente, sí hay temas que obedecerán por completo a sus ocurrencias. Está el asunto de los dreamers, jóvenes que llegaron siendo niños a EU y a quienes Barack Obama dio la oportunidad de tener una condición de ciudadanía legal de manera temporal, que les da acceso a servicios educativos y de salud. Al ser una decisión anotada directamente por su antecesor, sólo basta la firma de una acción ejecutiva ordenada por Trump. Tal como ocurrió con lo firmado respecto al financiamiento que reciben organizaciones para practicar abortos, una decisión de George W. Bush, que a su vez fue anulada por el Gobierno de Obama.

Hoy, en respuesta, varias organizaciones en Holanda y Bélgica crearon un fondo especial para que las instituciones en EU que dejarán de recibir fondos puedan seguir operando sin poner en riesgo la vida de las mujeres que acuden a ellas. Ayer, por primera vez en la historia, vimos a un vicepresidente de EU dando un discurso oficial en una manifestación conservadora, en aquella denominada Marcha por la Vida, que busca preservar toda ley que les prohíba a las mujeres en EU acceder a servicios de salud apropiados.

Hoy, esta es la realidad del mundo. La construcción del muro será acaso su asunto más polémico –por mediático–, pero bajo el brazo de Trump se alistan varias órdenes ejecutivas reales que se cocinan en una olla de presión. No todas serán una realidad por sí solas, pero el hecho de que estas puedan llegar a un Congreso para su revisión –hoy conformado en su mayoría por republicanos– le abona a este clima de tensión.


Ayer, Carlos Slim decía en conferencia de prensa que es momento de voltear hacia otro lado, sugirió Asia, y definió a Trump como un negociator y no un terminator, es decir, dijo que no hay que temerle: “Hay que ocuparnos más que lamentarnos, estar conscientes de que hay que apoyar las decisiones y negociaciones que haga el Gobierno de México”.

Aun con esto, en esta última semana, Trump también firmó órdenes para acabar con las ciudades santuario, reforzar la seguridad en la frontera, reiniciar los trabajos en la construcción de dos oleoductos cancelados por Obama… y, paradójicamente, iniciar una investigación por fraude en la elección ¡que él mismo ganó!

Para buena suerte nuestra, además de Slim, han salido otras voces expertas en temas financieros a decir que el arancel que se sacaron de la manga como medida para que México pague el muro, resulta un total despropósito, porque este impuesto sería pagado por los consumidores estadunidenses, además de que Trump no tiene facultades, pues este tipo de decisiones tienen que ser validadas por la OMC, el órgano que regula al TLCAN.

Desde luego que la manera en que Trump está ejerciendo su poder está asustando a más de uno, pero si algo ha dejado claro, es que esa es más bien una estrategia, porque para muchas de sus decisiones aún faltaría un aval para hacerse realidad. Y ese no sólo tiene que venir del Congreso. Por suerte.
22 Enero 2017 03:50:00
La era Trump
Ni modo, fue un déjà vu. El protocolo marcaba un programa por el que se hizo todo lo posible para que nada se saliera de control. Donald Trump, desde la tarde del jueves, comenzó con los eventos previos para recibir su investidura. El paseo por el memorial de Abraham Lincoln, la ofrenda frente a la tumba del soldado desconocido, todo en tiempo. Ayer por la mañana escribía su primer tuit de este 20 de enero que creíamos impensable. Luego salió de la Casa Blair para dirigirse a la Iglesia Episcopal St. John’s y escuchar un servicio religioso. Después se dirigió al encuentro con Barack Obama, en el tradicional café que toman juntos quien está por convertirse en expresidente y quien toma su lugar. Luego lo inevitable ocurrió. Trump juró como presidente de Estados Unidos de América. Y al protocolo de investidura no se le movió un ápice. El sueño americano que conocíamos se fue transformando en el sueño americano de aquellos, los votantes de Trump, y que nos deja al resto totalmente fuera.

Y al tiempo que el programa oficial seguía al pie de la letra y ese otro Estados Unidos ensordecía en aplausos, en el otro lado de las vallas, detrás de los 28 mil agentes del Servicio Secreto, Guardia Nacional, FBI y policías que estuvieron resguardando las actividades, miles de personas se manifestaban contra él y todo eso que representa. No sólo fue en Washington, Nueva York, Los Ángeles… fue también en todo el mundo: México, Alemania e Inglaterra, entre otras. En esas concentraciones la gente ensordecía, pero en gritos y consignas. Tantos los temas que creíamos lejanos y todos representados ahora por Donald Trump.

El momento del discurso llegó y Trump fue Trump: una verborrea mediocre, llena de lugares comunes. Jamás se dirigió a un país, sino a esa parte de la población estadunidense resentida que votó por él. Jamás llamó a la reconciliación del país que recibe, uno donde, según The Washington Post, sólo 40% de los ciudadanos lo aprueba.

Y cómo podría pensarse popular, si detrás del protocolo de su investidura estaba una sociedad vigorosa, organizada, con las ideas claras sobre lo que no quiere para su país. A diferencia, incluso, del mismo Trump, quien no ha sido contundente sobre sus estrategias de gobierno, sólo hemos escuchado frases incendiarias. Su discurso inaugural no fue la excepción. Incluso, los temas centrales de la polémica aparecieron de manera distinta. Sobre el muro fronterizo no mencionó el nombre de México, menos aún que nosotros lo pagaríamos. Sólo dijo: We will bring back our borders (Nos devolveremos nuestras fronteras). Aunque sí firmó las que fueron sus primeras acciones como Presidente, y la Casa Blanca reveló en un comunicado que el muro fronterizo y el cambio climático serían prioridades para el nuevo gobierno. Incluso, este último tema desapareció del menú de navegación del portal web del Gobierno de EU, lo mismo con lo concerniente a los derechos LGBT.

Donald Trump arranca la Presidencia, decía al inicio que me pareció un déjà vu, de un país dividido. Lastimado, sí, pero también temeroso de lo que pueda suceder teniendo a un megalómano como el republicano al frente. Claro está que no es un hombre de Estado, tampoco un caballero, menos un personaje medianamente culto, por ahí le preguntaron qué estaba leyendo en estos momentos y respondió que casi no tenía tiempo para eso. En esa cabeza está el futuro de la todavía nación más poderosa del mundo. Faltan tres años 11 meses y 29 días para que termine la presidencia de Trump, por ahora vemos manifestaciones de quienes serán un contrapeso necesario ante cualquier locura que salga de quien despacha ahora en la Casa Blanca y quien nos dio ayer uno de los discursos menos memorables de los que recuerde. O tal vez sí lo fue, por ser sumamente mediocre.

Para hoy se espera que cerca de 250 mil personas se manifiesten en la “Marcha de las Mujeres”, quienes en Washington irán a plantársele de cara a Trump como un recordatorio de toda esa población que ha luchado por una sociedad más justa y progresista. No sólo será en la capital de EU, harán lo mismo en Buenos Aires, Lima, Bogotá, Madrid y, según las redes sociales, en 16 ciudades de México. Y es que Trump no sólo no representa a aquellos que no votaron por él, sino a una población mundial que espera que en este mundo cada día haya menos personas como él.
15 Enero 2017 04:00:00
La Corte
La Corte ha sido parte importantísima de discusiones en las que se ha encargado de darle rigor y sentido a lo que deben decir las leyes.

“Es un momento en el que México vive una crisis de credibilidad en las instituciones gubernamentales y sociales del país…”, esto me lo dijo Arturo Zaldívar, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Hace poco más de un año, gracias a una de las ponencias que en ella se desahogan, un grupo de cinco personas pudo obtener un fallo con el que se le concedió la libertad de tener acceso a la mariguana de manera lúdica, ya no sólo medicinal, sino también recreativa; también, gracias a otras de las intervenciones de la SCJN, se ha liberado a mujeres que estaban presas de manera injusta. La Corte ha sido parte importantísima de discusiones en las que se ha encargado de darle rigor y sentido a lo que deben decir las leyes. Y cada una de sus intervenciones nos ha hecho repensar la manera en que se imparte la justicia en nuestro país.

“La Corte es el árbitro de los conflictos entre los poderes, entre órganos, entre autoridades, lo que ayuda a la gobernabilidad, y a que los estados, la Federación, se ciñan a lo que marca la Constitución. Pero hay otro rubro, el más rico, el más importante: esa vertiente de protección, de desarrollo y de defensa de los derechos humanos…”, me dijo en entrevista el ministro en Al Cierre, la nueva emisión de radio que tengo a cargo en Imagen 90.5.

La Suprema Corte y lo que ahí se ha decidido ha fortalecido el debate, sin duda alguna: “Se va generando un cambio cultural. Por ejemplo, con el caso de Florence Cassez por primera vez se habló del debido proceso. A partir de ahí, todas las autoridades hablan de que deben cuidar el debido proceso. Hoy todos saben que si este no se cuida, entonces vendrá eventualmente una reposición del procedimiento…”, me dijo también el ministro.

“Creo que esta coyuntura que estamos viviendo de crisis institucional, de legitimidad, de malestar social, el papel de la Corte debe ser fundamental para coadyuvar a la gobernabilidad y seguir siendo referente en el desarrollo de los derechos de todas las personas de este país…”, dicho esto también por el ministro. Un punto importante si pensamos en nuestra coyuntura.

“Por nuestra función, debemos estar atentos a la política partidista, a la política electoral, y eso nos da una independencia y una fortaleza; pero nosotros tenemos el reto de convencer a la sociedad de que estamos trabajando por ellos. Es un reto de credibilidad que nos tenemos que ganar todos los días (…) tenemos sentencias que avalan que hemos estado del lado correcto de la historia…”. Me lo afirmó también, porque a veces, muchas veces, es común que se confunda la moral con la ley, y es ahí donde la SCJN tiene una de sus labores más importantes, porque en el entendimiento de esa diferencia caben mil y un desacuerdos y, peor aún, leyes y posturas totalmente injustas (y hasta retrógradas).

En puerta hay muchos temas en las salas de la Corte, todos ellos, para llegar ahí, deben tener en común una o varias lagunas que la ley, por la manera en como se resuelven en otras instancias, no pudieron desahogarse. La SCJN es la última de estas donde se hace que la ley alcance todo su rigor, y que lo que pudiera parecer injusto sea, más bien, un ejemplo de cómo deben funcionar las leyes. De ese nivel es el trabajo de la Corte. En un país como el nuestro, donde se están poniendo a prueba a todos los sectores de la sociedad y el Estado, es necesario que la Corte siga siendo fuerte.
08 Enero 2017 03:50:00
Ahora sí: ahí viene Trump
Estamos a unos días de que la narrativa del mundo se acostumbre al nombre de Donald Trump para referirse a cualquier noticia de EU.

7 de Enero de 2017

“Les dije ese día que los desafíos que enfrentábamos no se cumplirían fácilmente o en un corto periodo de tiempo –pero que los cumpliríamos. Y luego de ocho ajetreados años, los hemos logrado–, gracias a ustedes…”, así escribió Barack Obama hace un par de días, en la que fue su última carta como Presidente de Estados Unidos.

“No tengan miedo, sigan concentrados, decididos, tengan esperanza (…) Recuerden que ninguno de nuestros derechos vino de la nada, deben hacer todo lo posible para proteger lo que han heredado (…) La diversidad no es una amenaza, es lo que somos (…) Nunca dejen que nadie les haga creer que no tienen un lugar en nuestra historia…”, así dijo ayer Michelle Obama en las que fueron, también, sus últimas palabras como primera dama de Estados Unidos.

Querámoslo o no, estamos a unos días de que la narrativa del mundo se acostumbre al nombre de Donald Trump para referirse a cualquier noticia que venga de Estados Unidos. O en realidad, a cualquier noticia que tenga que ver con ellos, sin importar dónde se genere. Así lo ha sido desde que inició la campaña electoral, así será ahora, cuando en dos semanas Trump ya haya tomado protesta como mandatario.

Y si aún no comienza su Presidencia, ya podemos imaginar cómo estará. Entre ocurrencias y contradicciones. Donald Trump no se ha detenido un ápice para soltar a través de Twitter cualquier idea que le cruza en la cabeza.

Si CNN publica que, en realidad, el pago del muro será a través del presupuesto federal de EU, al día siguiente Trump publica que México lo va a reembolsar. No permite que nadie le lleve la contra.

Si se anuncia una reunión con representantes de medios de comunicación, entonces él pone sus condiciones. Cancela y vuelve a agendar. La cosa es evidenciar que, según él, los medios traen una agenda contraria a la suya. Así lo hizo hace unas semanas cuando se reunió con periodistas y directivos de The New York Times, Fox News, etc. Así lo hizo también ayer, cuando una noche antes trascendió que se reuniría con la gente de Conde Nast, la editorial que publica revistas como Vanity Fair. La mañana de ayer nos dijo que este encuentro lo pidió la misma Anna Wintour, la editora, no él.

Ayer incluso también se dio un tiempo para burlarse de Arnold Schwarzenegger, quien lo sustituyó en la conducción del programa The Apprentice, y la causa de que el rating de esta emisión haya bajado 35 por ciento. Para Trump, todo en lo que no tenga que ver y salga mal es motivo de burla. Pero, claro, como todo megalómano, argumenta complot en su contra, cuando algo le sale mal.

Y entre esas contradicciones y el comportamiento de un adolescente, por algo Joe Biden le dijo que creciera y se comportara como adulto, a Trump le comienzan a salir mal las cosas. Ayer se supo que luego de una reunión en temas de seguridad, se encontraron motivos suficientes para pensar que, en efecto, Rusia intervino en el hackeo de correos electrónicos de miembros del Partido Demócrata, de confirmarse esto, estaríamos frente a una operación monumental que tuvo como objetivo el descalabro de Hillary Clinton en la campaña electoral. ¿Estamos hablando de trampa, señor Trump?
“Ahí viene Trump”, como reza ese juego que en redes sociales se viralizó hace unas semanas. Sólo que aquí no tenemos manera ni la opción de echarnos a correr para olvidarnos de que en pocos días Trump y compañía serán una realidad en el mundo.
11 Diciembre 2016 04:00:00
#LosXVAñosDeRubí
Desde senadores y diputados, autoridades locales y gobernadores, varios ya ofrecieron regalos y apoyos, y no dude usted que más de uno o una se pare en el pachangón sólo para sacarse alguna foto. 

10 de diciembre de 2016

Llegó a oídos de la ONU, desde donde se emitió una alerta sobre los riesgos de compartir absolutamente todo en internet: “Es lo mismo que te decía, si uno no tiene cuidado en la forma en que se comporta en la vida diaria. También hacer uso indiscriminado del internet puede traer situaciones imprevisibles...”, dijo Lenni Montiel, subsecretario general de Desarrollo Económico del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de ese organismo. También fue noticia en diarios como El País, El Mundo, El Clarín, Le Matin, SFR France, The Sun, Daily Mail, The Guardian, Independent, Mirror, The Hindustan Times, Malaysian Digest, Le Monde.

Lo retomaron medios electrónicos como la BBC, ABC News, NBC, CBS News, News Australian, Mashable. Se habló de ella en países como Polonia o India. Hablamos de los XV Años de Rubí, por supuesto, el festejo vuelto fenómeno viral que ha sido el centro de atención en México y en el extranjero. Seguramente ya sabe de lo que hablo: Rubí, la joven cuyos padres subieron por error a Facebook la invitación para su fiesta de “Quince Años” en un evento que se hizo no sólo público, sino famoso y que logró reunir más de un millón 20 mil confirmaciones y siguen contando.

Hasta la fecha, Rubí ha aparecido ya en varios programas de televisión, nacionales y en Estados Unidos. La joven ha recibido una atención que seguramente jamás imaginó, aunque su celebración será lo que soñó: algo inolvidable para todo un país, o al menos para todos aquellos que, en serio (conozco casos), ya se alistan para asistir a la fiesta. Decenas de celebridades le han entrado a lo que inició como una broma, pero que hoy ya es “el evento” de fin de año, han confirmado para participar, ya sea cantando que poniendo música.

El evento ya tiene patrocinadores y hasta hay ofertas de compañías de transporte, quienes ofrecen sus servicios a todo aquel que planee ir. Bueno, hasta en Google Maps se habilitó la geolocalización exacta de la casa en el poblado de La Joya, en San Luis Potosí. Y por supuesto, no faltaron los políticos que, como por sí solos únicamente reciben el rechazo o la rechifla ciudadana, ven en el fenómeno virtual y viral de la fiesta de Rubí una oportunidad (en el más acabado significado del concepto de oportunismo), una ocasión para intentar “conectar” con el pueblo que tan alejado está de sus seres y quehaceres comunes.

Desde senadores y diputados, autoridades locales y gobernadores varios ya ofrecieron regalos y apoyos, y no dude usted que más de uno o una se pare en el pachangón sólo para sacarse alguna foto. Y vaya que ninguno califica siquiera para chambelán. Pero ya se pusieron todos de padrinos de viajes, de moles (que no de guacamoles –porque ese lo reservaron para un reto entre secretarios de Estado y el Presidente que no peló prácticamente nadie–), y de cuanta friolera se le ocurra a usted con logotipo de partidos políticos estampado en el hashtag. Pero ¿Por qué Rubí y sus XV han acaparado la atención mediática los últimos días? Y no sólo ella: también está #LadyWuu y antes de estas los múltiples retos esto y retos lo otro. ¿Acaso porque somos una sociedad de idiotas que solamente se interesa por la frivolidad o los asuntos considerados sin relevancia política, económica, social? ¿Acaso porque México creció viendo telenovelas de Carla Estrada y añora quinceañeras que hoy quiere celebrar? ¿De verdad usted cree que este fenómeno es producto de la falta de ácido fólico en los embarazos de las madres mexicanas? Yo no. Todo lo contrario. Es un inteligente mecanismo de compensación y de defensa colectivos.

Los #XVAñosDeRubí y el furor que provocan, viven y estallan a mitad de una coyuntura triste, harta, cansada. Y los mexicanos siempre hemos elegido reír y celebrar, antes que tirarnos a nuestras múltiples desgracias. Por eso, mejor vamos todos a esta fiesta, por eso mejor reírnos junto a #LadyWuu, por eso celebramos a la muerte, por eso hacemos 100 “memes” cada día, por eso nos reímos todos juntos: para no llorar. Y por eso queremos juntarnos en la fiesta de la quinceañera: porque estamos desgarrados ante los discursos internos y externos que han logrado dividirnos, separarnos. Y hay cosas que siempre nos han unido: la Virgen, el himno, el futbol... y las desgracias. Y las risas ante las desgracias. Y la fiesta para redimir nuestras desgracias. Al final, tal vez, es que los mexicanos siempre necesitamos un motivo para abrazarnos los unos a los otros. Y últimamente, no hemos tenido ninguno...

Así que el 26 de diciembre, sea en La Joya, SLP, (o en cualquier lugar en el que nos encontremos) se vale una fiesta, se vale brindar, se vale abrazar a los nuestros y se vale recordar que estas risas que tantas veces son para evadir la realidad, también son producto de otra contrarrealidad maravillosa: se vale celebrar que sabemos siempre encontrar algún motivo para celebrar. Sobre todo cuando esto resulta anímicamente urgente.
04 Diciembre 2016 04:00:00
La lavandería de Duarte
Hace unos días, una persona que formó parte de esa misma generación en la carrera de Derecho de la Universidad Iberoamericana, me contaba que Javier Duarte, su hoy esposa Karime Macías y su prestanombres Moisés Mansur Cysneiros eran inseparables desde entonces. Algo así como el “Trío Galaxia”.

Una generación particular –por cierto–, de la que le contaré en este mismo espacio la semana que entra. “Desde entonces, Javier tenía clarísimo a qué quería dedicarse (a la política), pero la verdad, la que era brillante era Karime. Moi (Mansur) era muy guapo, pero nada qué ver con la inteligencia de ella ni lo matado de él. Pero igual siempre andaba con ellos ahí pegado”. Moisés Mansur, quien al cabo de los años siguió “ahí pegado” y terminó por convertirse en el prestanombres y lavandero (de recursos robados) del hoy prófugo de la justicia.

Es infame. La cifra en la que se calcula el robo de Javier Duarte a las arcas de Veracruz es infame. Duarte lo robó, Mansur lo lavó y ahora la PGR comienza a devolverle algo de lo robado a Veracruz. Hace unos días, la PGR entregó a la Secretaría de Finanzas de Veracruz, un cheque por 250 millones de pesos, por concepto de “restitución parcial de las afectaciones patrimoniales” por 421 millones ocasionadas por el desvío de recursos durante la gestión de Duarte. El procurador Raúl Cervantes explicó que esta restitución es producto del Nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio como vía para restituir el patrimonio a las víctimas (en este caso, el estado de Veracruz). Anunció la PGR que el resto (171 millones 600 mil pesos) se pagarán mediante 12 mensualidades, por 14 millones 300 mil pesos cada una con interés legal, a partir de enero y durante todo 2017.

Documentos en poder de esta columna permiten entender cómo realizó Javier Duarte el robo del siglo y cómo lo ayudó su gran amigo Moi a “lavar” todo ese dinero. El Gobierno local retiraba fondos del estado, y los depositaba en cuentas a nombre de Moisés Mansur Cysneiros (en Bancomer y Banco del Bajío) quien a su vez realizaba transferencias electrónicas interbancarias (SPEI) o expedía cheques a nombre de las hoy ya famosas “empresas fantasma” (creadas por él) y que más tarde invirtieron dichos montos en empresas legalmente constituidas (y propiedad de personas físicas o morales completamente en regla) para “asociarse” con ellas, o extenderles préstamos (por ejemplo, a Inmobiliaria Combusev o Hidrosina Plus, citadas ayer por mi colega Carlos Loret en su noticiero Despierta; empresas que desconocían el origen ilícito del dinero y al enterarse lo devolvieron a las autoridades y estas a su vez al estado de Veracruz).

Esta operación, por 261 millones, apenas una de las seguramente decenas que han logrado detectar las autoridades y las que todavía se desconocen. Así es como Moisés Mansur, un “empresario” del que en 2014 nadie tenía motivos para desconfiar, trianguló e intentó esconder cientos de millones de pesos sustraídos ilegalmente del erario veracruzano. Y este, apenas uno de los varios truculentos mecanismos con los que el “Trío Galaxia” fue drenando financieramente al estado que en las urnas le otorgó –a ese nerd de la Ibero, a ese candidato del “nuevo PRI”, a ese político dicharachero y echao pa’lante– el privilegio de servirlos como gobernador y que terminó sirviéndose (qué digo sirviéndose: ¡atascándose!) impúdicamente de las arcas veracruzanas.

Qué bueno que regresen 421 millones. Es apenas un primer paso. Ya veremos en los próximos meses si la PGR, por un lado, y el nuevo gobierno de Miguel Ángel Yunes, por el otro, no sólo logran “regresarle” a Veracruz todo lo que Duarte se robó (todo cuanto había en existencia en los cofres del estado, por lo visto), si no aprehenderlo y que responda por eso y por los cientos de cuerpos que han sido hallados en su estado, por los periodistas asesinados y por los negocios que han tenido que cerrar debido a las extorsiones del crimen organizado, y los millones de ciudadanos aterrados por el infierno en el que se fue convirtiendo Veracruz. Porque esos pecados de Duarte, esos no los lava ni Mansur ni nadie.
20 Noviembre 2016 04:00:00
Halcones del terror
¿Se acuerda de los juicios de Nuremberg? Con todo pesar, tal vez estamos a punto de ver algo parecido. Racista, islamófobo, homofóbico, antiabortista. Así fue trazado el gabinete de Seguridad de Donald Trump. Ayer se dieron a conocer los nombres de quienes acompañarán al republicano. Extremismo puro. Jeff Sessions será fiscal general, Michael Flynn será consejero de Seguridad Nacional y Mike Pompeo estará al frente de la CIA. Estos tres nombres están asociados al “yunque” estadunidense.

Michael Flynn es cercano a Trump. Lo acompañó durante su campaña, ha hecho claras y tajantes declaraciones contra la comunidad musulmana, argumentando que el miedo a ellos es “racional”. Ha negado en varias ocasiones que el islam es una religión. Antes de conocer este nombramiento, ya se había hablado de esa promesa que hizo el hoy Presidente electo, de “empadronar” a todo ciudadano de origen musulmán. Desde hace unos días, en redes sociales ha tomado fuerza un movimiento llamado #IwillRegister (Yo me registraré), que impulsan jóvenes con la intención de boicotear esta iniciativa. Los jóvenes que se han sumado pretenden irse a “empadronar” sin ser necesariamente musulmanes. Más bien, lo que quieren es mostrar solidaridad para sacudir esa tonta idea de que todo aquel con sangre del mundo árabe es terrorista, como lo ha expresado repetidamente Trump y el próximo consejero de Seguridad.

Jeff Sessions, nombrado procurador general, es uno de los personajes más conservadores de la Cámara Alta, donde hoy es senador por el estado de Alabama. Unos ejemplos de su extremismo: defiende el uso de la tortura para sospechosos de terrorismo, es declarado enemigo de los migrantes, el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la legalización de la mariguana. A diferencia de Trump, quien dice que el cambio climático es un cuento de los chinos, Sessions simplemente afirma que éste problema no existe.

Mike Pompeo, otro republicano con un largo historial, también de posición extremista, está a favor de la portación de armas (un tema ampliamente debatido durante los años de la Presidencia de Obama, quien intentó hacer ajustes a la Segunda Enmienda), también vota por la permanencia de Guantánamo (otro tema que Obama resolvió durante su mandato), pide la pena de muerte para Edward Snowden, el responsable de WikiLeaks, y acusa a todo musulmán de ser cómplice de actos terroristas.

Éstas son las fichitas a las que Donald Trump les ha asegurado cuatro años en el poder. Cuánto peligro hay en esto. Hace un par de días, un informe del Centro Legal para la Pobreza Sureña documentó cerca de 437 casos de delitos y actos de odio contra minorías (afroamericanos, latinos, musulmanes o LGBT) tras la victoria electoral de Donald Trump. Más de cuatrocientos en sólo una semana. Y es que su triunfo legitimó a muchos de sus seguidores un discurso de racismo irracional que creíamos superado o al menos no tan presente.

Con la llegada de estos personajes al gobierno del país más poderoso del mundo, las políticas en materia de seguridad serán endurecidas. Así lo prometió Trump en campaña, regresar “la ley y el orden” a como dé lugar. Sabemos que para él, y sus votantes, los problemas de Estados Unidos son responsabilidad de los migrantes. Y si a una semana de la elección vemos una discriminación rampante, una vez que inicie el gobierno del republicano las cosas podrían ponerse peor, porque quienes estarán a cargo de revisar los temas de seguridad tienen tatuado un halcón en la frente, como aquellos que en la Alemania nazi adoraron ese símbolo que por sí solo tanto horror representa en la historia del siglo XX.
13 Noviembre 2016 04:00:00
El infierno y los millennials
“¿Que no sabes que ya es legal agarrar a las mujeres por el coño?”. Esa es la “broma” favorita de los seguidores del hoy presidente electo, sobre todo cuando una mujer es su interlocutora. Y es que era inevitable que, con la victoria de Donald Trump, cualquier discurso y actitud racista, misógina, homofóbica y xenófoba se sintieran automáticamente validados.

En los últimos días hemos visto varios episodios de agresiones a miembros de todas las minorías. Todos tristes, reprobables, inadmisibles en pleno siglo 21, en una democracia pluralista e incluyente. Sin embargo, Estados Unidos se convirtió, de la noche a la mañana, en la tierra más fértil para el odio; ahí donde ahora todos creen tener licencia para agredir, insultar, violentar al otro, por la sencilla razón de que su hoy presidente electo fue así –agrediendo, insultando y violentando– como se hizo de la Presidencia. Se parte el corazón cuando vemos a niños de edad primaria cantarle a otro, de origen hispano, que se construirá el muro; o cuando supimos del caso de otra pequeña hispana que fue cuestionada por su maestro sobre si ya tenía listo su boleto de avión para regresar a México. O al hombre afroamericano al que un par de hombres le exigieron a gritos que regresara a África, aunque fuera nativo norteamericano. O al homosexual ensangrentado de pies a cabeza porque en “In Trump’s America there is no room for fagots” (en la América de Trump no hay lugar para los putos). O el chavo musulmán al que por poco tiran a las vías del Metro. Y estas son apenas algunas estampas del naciente infierno americano. La infamia del discurso del ahora presidente electo sacó a las bestias que todos sus votantes llevan dentro y pareciera haberles dado luz verde en su demencia.

En todas partes del mundo, los resultados de la elección en EU fueron recibidos con la misma cara, sobresalto y fundadísimos temores. Donald Trump no es precisamente una figura que conecte con las mejores causas del esfuerzo civilizatorio del último siglo. Conecta tan sólo con las sombras y el peor lado de las más bajas pasiones y vísceras humanas. Con la parte más animal de sus votantes. Ni modo, así hay que decirlo. Apenas ayer decía que las protestas en su contra que se realizaron en varias partes de EU eran a causa de la manipulación que ejercían los medios. Horas después, se contradecía al decir que aplaudía estas protestas, porque eran muestra del amor que se le tiene a su país. Qué esperanza puede haber en un plan de gobierno de quien no es capaz de hablar para todas las direcciones. Que no es capaz de hacer un solo llamado a la restricción y la civilidad de quienes por él votaron, que no logra siquiera contener lo que ya aparece como un incendio naciente por la polarización que él provocó, pero que claramente no está interesado en controlar. Pues será a él a quien le estalle el horror cuando llegue a la Casa Blanca.

Pero hay un mapa que nos hace pensar que no todo está perdido. Desde luego que los próximos cuatro años pintan complicadísimos. El mapa de la esperanza es el mapa del voto millennial: si sólo los jóvenes de Estados Unidos hubieran salido a votar, Hillary Clinton sería, sin duda alguna, la presidenta electa. La casi totalidad del mapa de Estados Unidos pintado de azul cuando miramos al voto de los menores de 35 años. Sólo en Dakota del Norte, Wyoming, Idaho, Kentucky y Virginia Occidental, los millennials votaron por Trump. Nada. De todo ese enorme resto del país, incluso en estados como en Texas, Arizona, Utah y Florida, los jóvenes optaron masivamente por Hillary Clinton. Ahí está la ventana de oportunidad para cualquier político de allá, de aquí o donde sea.

Los jóvenes son quienes más rechazan los discursos de odio, el fanatismo y la discriminación. Nacieron en la era de la equidad. Son hijos del siglo 21 (de internet y de las redes). No del 20. Y mucho menos del 19. Y ya sea Michelle Obama (que ojalá, ojalá sea candidata en 2020) o cualquiera que en nuestro país ande pensando en 2018, la planeación del futuro deberán construirla también junto a quienes formarán parte de él.

Es la única posibilidad, si de construir muros se trata, alejarnos de aquellos discursos que dividen y que interrumpen, porque giran de golpe en sentido contrario al avance de una sociedad. Serán ellos, los millennials, la esperanza, quienes logren detener este, el naciente infierno americano. Y ojalá también los demás que ya se anden cocinando alrededor del mundo.
30 Octubre 2016 04:00:00
El otro #Porky
“La realidad es que todos vimos todo. Todos vimos que son gente bien, oei, niños bien que andan con niñas bien, oei, que van a las corridas de toros a barrera (obvio) y a las pasarelas de (no se rían) beneficencia (...) Porque es lo normal, oei, ellos nacieron para eso, oei, para que les vaya bien, oei, para poner de moda esos restaurantes que todos sabemos que son ilegales, pero que tienen el único permiso que cuenta: son negocios de un mirrey conectado con la corte de algún virrey...”, escribió hace unos días Salvador Camarena en El Financiero. Él hablaba de Javier Duarte (gobernador con licencia, expriista y prófugo de la justicia), y todo el “racional” que construye y posibilita la decadencia colectiva en la que hoy está sumida Veracruz (y claro, no sólo Veracruz, pero es un gran botón de muestra). Esas mismas líneas también servirían para describir cómo se mueven algunas élites de nuestro país, no necesariamente de quienes trabajan en el servicio público, como Duarte. Los #Porkys (los chiquitos, no el grandote), los cuatro jóvenes acusados de abusar de Daphne, una menor de edad veracruzana cuya historia conocimos a inicios de este año, son ejemplo preciso de esa dinámica social.

Qué otra cosa podemos pensar si ante una acusación el implicado decide huir. Estos cuatro jóvenes lo hicieron desde el primer momento, y cuando se sintieron acorralados, salieron a decir que en realidad todo era un invento. Igual que el #Porky mayor, juraron y perjuraron que ellos no tenían nada que esconder y que jamás habían cometido ilícito alguno. Han dicho que Javier Fernández, el padre de la joven abusada, los golpeó, los intimidó y hasta que les pidió dinero para no levantar la denuncia. Lo aseguraron después de que se inició la investigación, luego de que la Procuraduría de Veracruz se comprometiera a resolver el caso gracias a la presión desde los medios no sólo del padre de Daphne, sino también de organizaciones y miles de personas pendientes del tema.

La insistencia de la defensa de los chicos, con sus padres como primeros interesados, ha llegado tan lejos que incluso han responsabilizado a la misma joven de lo sucedido. Dicen que el no haber aceptado la extorsión que pretendió la familia de Daphne es la razón de la persecución mediática que comenzó cuando conocimos el caso.

Es un tema que no ha dejado de estar en la agenda nacional. Así que mientras el Porky mayor se esconde para que no lo encuentre la PGR, el expediente del caso de Daphne sigue su curso. Hace unos días, uno de los pequeños #Porkys le lloró a un tribunal en España para no ser extraditado a México. Les suplicó para no enfrentar a la justicia en nuestro país. El tribunal no se conmovió y ayer dio el sí para su traslado.

“Estamos en el proceso de extradición, que tengo mucha fe que sí se va a llevar a cabo, es cuestión de tiempo nada más, que se cumplan los plazos, que lo traigan a México, que aquí lo juzguen (...) Es muy claro que todo lo que está diciendo, absolutamente todo, son mentira, son infamias”, me dijo en entrevista Javier Fernández, el papá de Daphne, cuando en Imagen Televisión le pregunté de esa escena de Diego llorando en un tribunal en Madrid donde, además, afirmó nuevamente que todas las acusaciones eran una mentira. Entonces, ¿por qué huyó?

Una de las cosas más lamentables de este caso ha sido cómo las familias de los jóvenes acusados decidieron defenderlos, solaparlos y llevárselos fuera de Veracruz o del país, con tal de que las leyes no los alcancen. Los #Porkys chiquitos y Javier Duarte, el mayor, actúan exactamente de la misma forma: abusan de su poder, creen que el dinero todo lo resuelve y que con poseerlo a manos llenas (obtenido por las buenas o por las malas) basta y sobra para evitar enfrentarse a la justicia. Representantes de los cinco de esa cada vez más destructiva y autodestructiva cultura de los privilegios impunes, la arrogancia salvaje y la aristocracia tan brutal como ficticia que este país ha construido a punta de violencia, corrupción y todas sus complicidades.
16 Octubre 2016 04:00:00
Itzel, Paola, Alessa y el odio
En los últimos 9 años, hay registro de casi 300 asesinatos de transexuales en nuestro país.

Itzel. Los vecinos llamaron al 911, escucharon gritos de auxilio. Algo sucedía al interior de un departamento. Era el de Itzel, una joven transexual de 19 años, que perdió la vida víctima de la furia de otro joven, éste de 25 años, quien la atacó con un cuchillo en al menos ocho ocasiones. Cuando las autoridades llegaron al lugar Itzel ya había muerto. Jonathan, el agresor, ya está en el Centro de Readaptación Social 10, en Comitán, Chiapas. Le espera un proceso por homicidio, ojalá que también pase el resto de su vida en prisión.

Paola. Arturo iba en su auto, circulaba por Puente de Alvarado en la Ciudad de México, a un par de cuadras de la sede nacional del PRI. Se detuvo junto a un grupo de transexuales que laboran ahí como trabajadoras sexuales. Una de ellas subió a su auto, instantes después se escucharon algunos disparos al interior del vehículo. Las demás chicas se acercaron a él, vieron a Paola tendida sobre el asiento del copiloto, herida, eran sus últimos suspiros. Murió en el lugar. A Arturo no lo dejaron huir, las compañeras de Paola rodearon el auto y le impidieron cualquier intento de escape, luego llegó la Policía. La escena del crimen era clara: Arturo traía una pistola y le disparó a Paola a quemarropa. Contrario a lo que podríamos pensar, este sujeto salió libre al siguiente día. Las autoridades argumentaron que no había pruebas suficientes para seguir el proceso. Al día siguiente, sus compañeras protestaron en avenida Insurgentes y el cruce de Puente de Alvarado. Lo hicieron con Paola a su lado, porque ahí estaba, tendida dentro de su féretro. Si alguna vez la gente que regularmente transita por ahí se había negado a verlas, ahora inevitablemente tuvieron que voltear la mirada y reconocerlas y con ello reconocerse a través de su intolerancia, sus miedos y su ignorancia.

Alessa. Fue encontrada muerta hace un par de días en la habitación de un hotel de la Ciudad de México. Era trabajadora sexual, pero también era reconocida como activista, un trabajo que comenzó a realizar para defender sus derechos y los de sus compañeras. Era una asidua visitante del Marrakesh, ese bar en el Centro Histórico que desde hace casi una década le ha dado a la comunidad LGBTTTI un espacio en donde acomodar cada una de sus expresiones y matices. Alessa había logrado tal visibilización, que incluso el Instituto de la Juventud la invitó a dar una conferencia en el Foro Capital Transjóvenes, donde habló sobre el trabajo sexual (de por sí condenado cuando se trata de una mujer). La investigación sobre su asesinato: fue encontrada con signos de estrangulamiento, apenas empieza.

Estos hechos son reales, ocurrieron todos ellos en lo que va del mes de octubre. En los últimos 9 años, hay registro de casi 300 asesinatos de transexuales en nuestro país. Itzel, Paola, Alessa y el resto de las chicas –seres humanos de carne y hueso– que han perdido la vida por ese maldito odio que se ha vuelto bandera de muchos que se presumen de buena conciencia, son parte de una sociedad que les “permite” ser siempre y cuando salgan de noche y se vean lo menos posible. Se les pide que vivan al amparo de la sombra y desprotegidas, incluso por el Estado que ya tiene leyes para protegerlas.

La sociedad las tiene acorraladas. Las ignora. O peor aún: las destruye. Son discriminadas por el resto de los demás grupos: algunos heterosexuales las ven con mera curiosidad o morbo sexual, de ése que siempre va acompañado por el odio hacia lo diferente; algunos homosexuales las segregan porque no son “masculinas”, porque consideran una afrenta el cambio de sexo o de identidad para que alguien viva plenamente su sexualidad.

En fin, como si el haber sido físicamente hombres y el haber dejado de serlo fuera motivo para mirarlas distinto.
27 Agosto 2016 04:00:20
PAN, gays, mujeres y TEPJF
Hace un par de días escribimos sobre la llegada de Javier Bolaños a la presidencia de la Mesa Directiva en San Lázaro. A mí, como lo anoté en este espacio, me extrañó este nombramiento porque Margarita Zavala es hoy la aspirante presidencial puntera en todas las encuestas, y Bolaños, ciertamente, está posicionado como parte de ese yunque nada progre. Hace un par de meses, lo vuelvo a decir, estuvo en Cuernavaca acompañado por diputados locales y hasta del obispo de la ciudad, Ramón Castro, en una movilización en favor de la “familia”, en contra de la aprobación de una legislación que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Así lo reportó La Jornada en aquella ocasión: “Unas 15 mil personas marcharon ayer por avenidas de esta ciudad para manifestarse contra el matrimonio entre personas del mismo sexo (...) Entre los asistentes estuvieron el obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro, diputados locales del PAN, el federal Javier Bolaños, el dirigente estatal panista Juan Carlos Martínez Terrazas...”.

Platiqué con Bolaños en Excélsior Televisión, y le pregunté lo que me ha estado dando vueltas en la cabeza desde que la iniciativa sobre matrimonio igualitario fue enviada al Congreso por EPN, y ante la negativa de tantos porque esta sea discutida:

–¿Qué pasaría si alguna de tus tres hijas o tu hijo algún día te dice que le gustan las personas de su mismo sexo?

“Lo abrazaría, porque es mi hija o hijo. Y, además, encontrarían en mí el cariño y el acompañamiento que un padre le debe a sus hijos. Eso no me implica ningún problema…”.

–Entonces, estarías a favor de que se casaran ante el Estado mexicano como te casaste tú con tu mujer...

“Mira, en el tema del matrimonio entre personas del mismo sexo, que se ha discutido mucho, debo decirte que yo no tengo ningún problema con personas que tienen ideas diferentes a las mías…”.

El tema es que cuando se habla de temas referentes a las libertades de los individuos, a algunos legisladores les sale la piel de las ideologías religiosas. Ya les pasó a los priistas y hasta a los morenistas. Pero resulta importantísimo que desde el Congreso se nos asegure que lo que sea que esté en agenda sea discutido con total libertad, pero respetando esa laicidad, que es parte fundamental del Estado mexicano.

“Hablando como presidente de la Mesa Directiva, yo estaré muy atento a las agendas parlamentarias que presente cada grupo, para darles el trámite que corresponda y ser un facilitador de estos trámites (...) No van a encontrar en la Mesa Directiva ni en su presidente ni atascos ni obstáculos ni mucho menos (...) Estoy bien consciente que debo salvaguardar la pluralidad del Congreso que estoy representando...”, me dijo al final Bolaños. Ahora sólo es cuestión de echarle lupa a todo lo que llegará a la mesa de discusión del Legislativo.

ADDENDUM. Y hablando de progresismo (o la falta de), finalmente hay terna con 21 candidatos y candidatas para integrar al próximo grupo de magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Pero, ¡oh, sorpresa!, de lo seleccionado por el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, del total de los nombres enviados al Senado para su aprobación, sólo hay seis mujeres:Claudia Mavel Curiel López, Berenice García Huante, Silvia Gabriela Ortiz Rascón, Janine Madeline Otálora Malassis, María del Pilar Parra Parra y Mónica Aralí Soto Fregoso. ¿Otro Club de Tobi para los próximos años? Serán quienes vigilarán y resolverán cualquier tema relacionado con la próxima elección presidencial. Con una mujer aspirante puntera en las encuestas, ¿no es ya momento de equilibrar la balanza en el tribunal?

Y es que, actualmente, de las siete sillas disponibles, hay una vacante y sólo una ocupada por una mujer, Magda María del Carmen Alanís Figueroa. Los ministros de la SCJN deben tener muy presente que deben garantizar la inclusión de, al menos, dos mujeres en el máximo tribunal electoral del país y para lograrlo (que al menos dos de estas siete sillas sean ocupadas por mujeres) la única opción realmente y sin espacio para las malas interpretaciones será que los ministros de la SCJN integren dos ternas solamente de mujeres. Cualquier otra posibilidad suena a malintencionado y misógino descarte.
21 Agosto 2016 04:00:24
La TV también cambia
Hace 20 años aún esperábamos ansiosos que llegara cierta hora de un día determinado para sentarnos a ver un programa de tele. Teníamos sólo la televisión, la radio y los medios impresos para informarnos. Estos últimos, hace 15 años, ya tenían todos su plataforma digital, su página de internet. Pero no había todavía ese boom de las redes sociales, así que su alcance aún no se disparaba.

Y cuánto ha cambiado el medio desde entonces. Es una época interesantísima para observar cómo la comunicación, como industria, ha tenido que transformarse y, con ello, el cómo nos ofrece cada vez más posibilidades. Ya no tenemos que esperar un día y hora en particular para ver un programa de televisión. Ya tampoco nos limitamos a informarnos en los medios tradicionales. Ahora un meme en Twitter o en Facebook puede ser un editorial mucho más poderoso
y penetrante que una columna entera.

Ahora ya no son (o somos) sólo quienes estamos en pantalla los que hablamos de lo que sucede en el mundo. Ya somos todos: todos somos reporteros o analistas, lo mismo alguien que captura el momento de soberbia o brutalidad de un #lord o una #lady, que quien capturó la aterradora imagen del pequeño Omran tras ser rescatado hace un par de días luego de un bombardeo en Siria. O el boom de la creatividad y la gracia de decenas de youtubers cuyo talento
captura a millones de personas y atraviesan las fronteras.

Tan globales las posibilidades y, por lo mismo, tan globales sus alcances. La televisión también se ha ido adaptando: ahora es mucho más sencillo que lo que se produce aquí, lo que usted vio ayer en su canal favorito, pueda ser visto en cualquier parte del mundo. O por usted, si acaso “se lo perdió”. Basta con que un clip esté disponible en una página de internet o en YouTube para que corra por todos los rincones del planeta.

Por lo anterior es que me entusiasma muchísimo el momento que está viviendo la televisión mexicana. Desde hace unos meses se están calentando los motores para que, por primera vez en más de 20 años, llegue una nueva cadena de televisión nacional. También desde hace un tiempo se nos anunció que la era de Joaquín López-Dóriga en El Noticiero terminaría y que TV Azteca relanzaría su marca.

Todo esto se está materializando al mismo tiempo en que vemos cómo las plataformas digitales explotan. No sólo por las redes sociales, sino porque las compañías están impulsando el streaming como vehículo para ofrecer sus contenidos. Y el surgimiento de los famosos OTT (Netflix, Blim, Hulu, etcétera). En el mundo, la gente está viendo más televisión que nunca antes. Sólo que la televisión ya no se ve sólo ahí, donde mis abuelos, mi madre y yo misma la
vimos. Todos sus productos están en todas partes y hoy se sirven también de lo que se genera en internet.

Y tomará tiempo, como todo proceso evolutivo, pero estamos siendo testigos y partícipes de esto, algo histórico. De cómo Televisa le está apostando a las mujeres: Denise Maerker, Paola Rojas, Karla Iberia Sánchez, Ana Paula Ordorica. De ver cómo TV Azteca va por talentos emergentes, estrellas de redes sociales como Javier Risco. O cómo HBO le apuesta a Chumel Torres, un talento nacido en YouTube. Y pronto, prontísimo, veremos a un líder como Ciro
Gómez Leyva con una propuesta informativa inteligentísima y muchas sorpresas más que le tendremos en el nuevo canal nacional de Grupo Imagen Multimedia. A todos y a todas, hay que desearles mucho éxito, porque en la medida que lo tengan la televisión es la que saldrá fortalecida.

El medio se está transformando y estos cambios los está dirigiendo la velocidad con la que se crean nuevas tecnologías. Porque estas nuevas herramientas han diluido todos los límites, las fronteras y las legislaciones; si usted no encuentra algo en un canal de televisión, lo encuentra en cualquier otra plataforma. Nunca antes la oferta fue tan amplia: nunca antes los retos tan grandes y, por lo tanto, tan emocionantes.

La televisión se está transformando y quienes formamos parte de esta industria estamos tan entusiasmados por hacer las cosas distintas, ya no sólo en contenido sino en la forma en que lo presentamos. Y porque estos nuevos tiempos parecen que serán de constantes cambios, todos en beneficio de quienes nos ven por televisión... o en su teléfono, tableta, Xbox, YouTube, Facebook, Twitter, Snapchat, Periscope y todas las apps que falten por inventarse.

Esperamos estar a la altura de este maravilloso reto.
14 Agosto 2016 04:00:42
23 por ciento
Ni los índices de impopularidad, que se han convertido en tendencia, han sido elementos suficientes para que Los Pinos dé acuse de recibo. Las disculpas que ofreció el Presidente se olvidaron rápido y no se ve en la víspera cómo regresar al 52% de aprobación, el porcentaje más alto reportado.

En veinticuatro meses ya sabremos quién será el próximo Presidente de nuestro país. Candidatos tenemos. Desde hace varios meses vemos a Margarita Zavala haciendo campaña, ya casi un año de que lanzó aquel video en YouTube anunciando sus aspiraciones. Ella y Andrés Manuel López Obrador son los únicos que lo han dicho tal cual. Aunque hay otros que también han manifestado su intención: Miguel Ángel Mancera, Graco Ramírez, Rafael Moreno
Valle. Otros personajes que podrían ser competitivos, pero que no quieren errar en tiempos y se aguantan las ganas de decir que sí quieren ir por la grande: Ricardo Anaya, José Antonio Meade, Miguel Ángel Osorio Chong, Manlio Fabio Beltrones o Pepe Calzada. Y, claro, también están los independientes como Jorge Castañeda o Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” y hasta Denise Dresser. Trazos rumbo a la sucesión ya hay, lo que no tenemos todavía son
aquellos que deberían estar ya previéndolo en Los Pinos. ¿Cómo están imaginando que será su escenario en la elección de 2018?

No era lo mismo pensar en esto en 2013, EPN estaba todavía de luna de miel con la oposición y el Pacto por México. El “mexican momento” era tema de los periódicos del mundo. En esos meses tenía más del 50% de aprobación entre los ciudadanos, según una encuesta publicada por Reforma hace un par de días. Nada mal para un Presidente que ganó una elección en medio de tanta polémica y polarización.

Llegó el 2014 y todos, todos los acontecimientos ocurridos en aquel año (Ayotzinapa, el escándalo de la “casa blanca”, etc.), y para julio de 2015, su popularidad cayó a 34 por ciento. Pensaron que no podría caer más, pero los números de aprobación del trabajo de Enrique Peña Nieto llegaron para julio de este año al fondo del despeñadero. Según esta misma encuesta, hoy sólo goza de 23% de aprobación, el índice más bajo desde que inició el sexenio; el más
bajo, también, que se haya registrado en una medición similar sobre un presidente mexicano.

Aunque hace unos días apareció un nuevo escándalo inmobiliario, éste se desinfló rápido, bastando para ello un comunicado de Presidencia para echar abajo una investigación poco concreta y con muchas debilidades. Tanto así que su autor tuvo que hacer, después de publicarlo, varias precisiones ausentes en el reportaje original. Sin embargo, como lo escribí aquí en su momento, todo resultó verosímil tan sólo por los antecedentes que se han acumulado en
los últimos años.

La percepción le pone el tapete a la credulidad. Y es una realidad que parece no terminan de asimilar en Los Pinos. Ni los resultados del pasado 5 de junio ni estos índices de impopularidad, que se han convertido en tendencia, han sido elementos suficientes para que den acuse de recibo. Las disculpas que nos ofreció el Presidente se olvidaron rápido y no se ve en la víspera algo que puedan hacer para regresar a ese 52% de aprobación, su índice más alto
reportado por Reforma en julio de 2013. Y es que en Los Pinos parece que están como si nada.

Este 2016 parece estarle cobrando las facturas acumuladas con este panorama, tal vez podríamos entender el porqué todavía no hay señales de sus trazos rumbo a la sucesión en 2018. El 2015 fue su annus horribilis, pero en estos últimos meses es que están apareciendo, al menos en la percepción de los mexicanos, los costos. Ya la elección del 5 de junio fue un gran termómetro, aunque se sigan empeñando en no aceptarlo. En Los Pinos deberían ya de
reconocer que absolutamente nada de lo que han hecho ha servido para frenar esta caída. Y si nada sirve, llegó la inevitable hora de cambiarlo todo.

ADDENDUM. Quien parece estar cambiándolo todo es AMLO. El jueves –y pese a que su discurso desde hace años ha sido contra la que llama “mafia en el poder”–, dijo que en 2018, si es presidente, no habrá persecución:

“A pesar del gran daño que le han causado al pueblo y a la nación, no les guardamos ningún rencor y les aseguramos que, ante su posible derrota en 2018, no habrá represalias o persecución”.

Qué amoroso, digo, misericordioso anda el tabasqueño.
06 Agosto 2016 04:00:09
Todos feministas
Hace dos semanas, en Titulares de la Tarde de Excélsior Televisión, di cuenta de un proyecto en Senegal, #RewritingTheCode, el cual se enfoca en apoyar a las niñas en el desarrollo de sus habilidades para la tecnología. La idea que originó esto se basa en esa terrible idea de que, al nacer, se nos asigna una suerte de expectativas culturalmente aceptables por ser mujeres. Por eso se planteó como meta enfocarse en que las niñas entren a un área dominada por hombres. Y si todavía hay quien diga “cuál es la necesidad de esto”, pues diremos que las participantes demuestran lo mucho que pueden aportar en esta área tecnológica –y si eso sucede ahí, ¿cuánto potencial estamos desperdiciando sólo porque algunas cosas se siguen entendiendo como “cosas de hombres”?

No es una percepción exclusiva de país subdesarrollado como el nuestro. La lucha por la equidad de género es global. Ningún país se salva de tener “issues” al respecto. Ayer, Barack Obama nos sorprendió gratamente con un ensayo en la revista Glamour. Habla del porqué se llama un hombre feminista, de los episodios y personas –casi todas mujeres– que lo llevaron a concienciarse sobre el tema, de cómo aquellos códigos sexistas nos han mal influido: “Sabemos que estos estereotipos afectan cómo las niñas se ven a sí mismas desde muy jóvenes, haciéndoles sentir que, si no se parecen o no se comportan de cierta manera, son menos dignas. De hecho, los estereotipos de género nos afectan a todos, independientemente de nuestro sexo, identidad de género u orientación sexual...”. Es un asunto cultural y es algo que podemos cambiar desde la educación a los más jóvenes, porque es a través de ellos que se podrá hacer de esto una norma. Hillary Clinton lo dijo hace una semana: “quienes hoy son niñas ya saben que una mujer candidata a la Presidencia es posible, porque ese techo ya fue roto. Así es como se construyen caminos y posibilidades mucho más amplias.

“Hemos pasado de un mercado de trabajo que básicamente limita a las mujeres a un puñado de puestos mal pagados a uno en que las mujeres no sólo constituyen la mitad de la fuerza laboral, sino que también son líderes en muchos sectores, desde los deportes hasta el espacio, desde Hollywood al Tribunal Supremo. He sido testigo de cómo las mujeres han ganado la libertad de tomar sus propias decisiones sobre cómo van a vivir sus vidas, sobre su cuerpo, su carrera, sus finanzas. Atrás han quedado los días en que se necesitaba un esposo para obtener una tarjeta de crédito. De hecho, más mujeres que nunca, casadas o solteras, son económicamente independientes...”, escribió Obama. Y tiene razón, pero no es aún una
generalidad.

En México apenas estamos quitando el “paterno” y “materno” del orden de los apellidos. Poco a poco avanzamos en equidad; aunque, culturalmente, falta mucho. Basta ver los mensajes que la mayoría de telenovelas y programas (incluso algunos noticieros) envían como parte de ese cotidiano o lo que vivimos sobre el acoso y que movilizó por el respeto al “no es no”. Las mujeres ya no nos vemos como complemento, sino como parte importante y completa que, acompañadas o no, somos capaces de generar conocimiento, dirigir una empresa o gobernar un país.

El feminismo no se trata de querer estar por encima de nadie, sino de tener las mismas oportunidades que, culturalmente, se nos han quitado por ser mujeres, sin preguntarnos o sin ver que somos igualmente capaces para lo que sea. “Eso es lo que es el feminismo en el siglo 21: la idea de que, cuando todo el mundo es igual, todos somos más libres...”, dice Obama.

ADDENDUM: El buen nombre del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial en entredicho. Se le acusa de favorecer a ciertos despachos especializados en la materia. La marca Repuve, propiedad de un particular desde 2009, le ha ganado todas las instancias jurídicas, obteniendo sentencias firmes ante los tribunales colegiados. A pesar de ello, mediante “fraude a la ley” emitió una resolución administrativa en franca contradicción con la SCJN en perjuicio del particular. Este último habrá de alegar “cosa juzgada” y la corte actuar en consecuencia. Veremos si la lucha contra la impunidad y la corrupción va en serio.
31 Julio 2016 04:00:30
Hillary, la estadista
De ganar en noviembre próximo, Hillary Clinton sería la gran estadista que quedaría en el mundo. Actualmente sólo tenemos dos: Barack Obama y Angela Merkel, pero ambos están ya de salida. Y hoy, más que nunca, el mundo requiere de hombres y mujeres de Estado, que entiendan cuál es la manera en que se debe ejercer el poder, y a partir de ahí formar gobiernos capaces de trabajar no sólo para cubrir las reales necesidades de los pueblos que gobiernan, sino para construir puentes con el resto de los países del mundo y afrontar conjuntamente los retos inéditos de este periodo histórico.

Hillary también será parte de este grupo de personajes tan escasos (ya casi inexistentes), pero tan necesarios en nuestro planeta, este que se encuentra en la antesala del horror.

Eso me quedó claro el jueves por la noche, cuando la escuché por televisión dando su primer discurso como candidata a la Presidencia de Estados Unidos.

No fue un discurso de grandes destellos retóricos, fue un discurso de diagnóstico y de diferenciación programática frente al terrible oponente que tendrá en los próximos tres meses: Donald Trump.

Ese peligro para EU; ese peligro para el mundo. Hillary entiende lo que Trump ni siquiera ve pasar. En estos tiempos, lo que menos necesitamos son payasos, demagogos o porros de ninguna especie.

Hillary Clinton dio el mensaje en el tono y en las direcciones correctas, con hilvanado brillante. Habló de manera estratégica para la derecha, para la izquierda, para el centro.

Reviró el mensaje de Trump no con la provocación barata y la estridencia vulgar que hoy son marca del candidato republicano, sino con frases contundentes que reflejan esa visión de la mujer de Estado de Clinton: “No construiremos un muro: construiremos un futuro para los miles de inmigrantes en nuestra nación (...) Una reforma migratoria haría crecer nuestra economía y mantendría juntas a familias, y eso es lo que debemos hacer (...) Trump quiere que
temamos al futuro y que nos temamos mutuamente (...) Imagínenlo en el Salón Oval enfrentando una crisis real. Un hombre que muerde el anzuelo con un tuit no es un hombre al que podamos confiarle las armas nucleares (...) No crean en alguien que dice que puede arreglar los problemas del país solo: miente (...) ¿No se está olvidando —Trump— de los soldados en el frente, de los policías y bomberos y enfermeras que nos cuidan? (...) Los estadunidenses no dicen yo puedo arreglarlo solo. Decimos: lo podemos arreglar juntos (...) Estados Unidos está nuevamente ante un momento decisivo. Fuerzas poderosas amenazan dividirnos. Los lazos de confianza y respeto están rompiéndose (…) Debemos decidir si vamos a trabajar juntos para poder crecer todos juntos”.

Clinton logró emocionar a una audiencia que incluso para quienes la vimos por televisión se sintió identificada con las palabras que escuchó.

Esa era también la intención, decían analistas previo al mensaje: los demócratas quieren humanizar a Hillary para volverla una candidata mucho más competitiva.

Sabemos que la contienda pinta complicada y que mucho —o más bien casi todo— de donde se sostiene la candidatura de Trump es esa capacidad para dar espectáculo, algo que Clinton no hace.

Ella no es una show woman, sino una mujer que entiende lo que representa el Estado. Ahí están los discursos de ambos para comprobarlo.

Qué emocionante verla como candidata. Qué necesaria su figura frente al país cuya economía es todavía la más importante del mundo.

Qué importante será verla convertida en la próxima cabeza al frente de la Casa Blanca.

Aquí hemos escrito sobre los riesgos evidentes y hasta los que no pensaríamos que existen con Trump como Presidente. Ella, al contrario, puede convertirse en el faro que el mundo necesitará en tiempos sumamente complicados.

Todo lo que a Hillary le falta de ese carisma histriónico tan típico de las democracias mediatizadas le sobra de neuronas, de conocimiento y de preparación.

Y lo que su país y el mundo necesitan es justamente eso, no el espectáculo de un hombre que entiende al mundo y a los seres humanos como los entendió cuando condujo su propio reality show.



30 Julio 2016 04:03:37
¿San Miguel?
Este no es un texto para abordar un tema religioso. Y tampoco de algún santo. Así lo titulé, porque una imagen de hace unos días me puso de un tristísimo talante. Una mujer que buscaba a su hija desaparecida, una maestra de 29 años, logró llegar hasta el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien acudió a un evento en Hidalgo. Ya frente a él, primero le suplicó que le ayudara a buscarla. Luego se hincó frente a él para rogárselo, literalmente. Una mujer de rodillas, deshecha en llanto. A ver si así, después del desprecio de la autoridad a su tragedia, con la prensa presente, finalmente su súplica era escuchada. Y funcionó. Para la noche del miércoles, la joven ya había sido encontrada, sana y salva, y hoy está de nuevo en casa.

Pese a la alegría que nos dio saber que este caso se resolvió, es inevitable quedarse con un amargo sabor de boca. Ejercicio aterrador imaginar lo que deben sentir esos miles de padres que buscan a sus hijos, los hijos que buscan a sus padres, los hermanos que buscan a su misma sangre. Miles de mexicanos no duermen preguntándose dónde estará aquel ser amado. Es casi imposible imaginar lo que esas personas atraviesan. Peor cuando la única ventanilla
capaz y responsable de escucharlos está cerrada. Y más reprobable que sólo se abra ante súplicas humillantes. ¿Tendrán que arrodillarse los familiares de los 27 mil 700 desaparecidos que reporta al día de hoy la CNDH? 

Es ofensivo que quienes ocupan algún cargo dentro de la función pública no entiendan que trabajan para servirnos. ¿Por qué los padres de los miles de desaparecidos tienen que implorar ser escuchados? Osorio Chong no hizo un milagro al encontrar a la joven, hizo su trabajo. Pero lo hizo hasta que la nota fue nota, hasta que esa madre desesperada se puso delante de él, de rodillas, porque el dolor no sabe de dignidades.

¿Cuántas personas estarían dispuestas a arrodillarse si eso les asegurara que su ser querido regresará a casa? Todas, sin duda. Y justo eso es lo que más indigna. No tendríamos que llegar a esos extremos si los funcionarios entendieran bien cuál es su papel, su responsabilidad, su misión. Los miles de desaparecidos tienen padres, madres, hermanos, abuelos e hijos que hoy los buscan porque no han logrado encontrar el apoyo suficiente en las autoridades e
instituciones responsables de encontrarlos.

¿Creería el secretario que después de este episodio lo colmaríamos de aplausos? No es un santo, no hizo ningún milagro: hizo el trabajo que le corresponde a su dependencia. Y sólo se resolvió uno de esos miles de casos en los registros. Vaya usted a saber cuál es la cifra real de desaparecidos, cuántos casos ni siquiera han sido reportados. Porque ya estamos tan acostumbrados a que no hacen nada (o hacen demasiado poco), que cuando resuelven algo casi
nos desbordamos de alegría. Insisto. La imagen fue terrible: nadie tendría que suplicarle al Estado que cumpla con su función: brindarnos seguridad.

Y aunque dije que este no sería un texto religioso, no puedo evitar traer aquí el significado del acto de arrodillarse. Ni los judíos ni los musulmanes se arrodillan ante nada ni nadie que no sea su objeto de veneración. Los musulmanes sólo “se postran” hacia La Meca. Los budistas rara vez se ponen de rodillas, es sólo su postura para meditar. Arrodillarse como un acto de desesperación es cosa de los católicos: Jesucristo en Los Olivos, previo a su muerte, rogó a
su Padre que apartara de él el cáliz de la angustia y el sufrimiento, para que se hiciera Su voluntad y no la de Jesús de carne y hueso. Pero en el mundo terrenal la voluntad expresada en la ley es la única que tiene que hacerse. Nadie tendría que hincarse para que se cumpla. Y el “perdónalos porque no saben lo que hacen” no puede aplicar cuando en esta tierra hay tantos mexicanos que siguen desaparecidos...

ADDENDUM. San Miguel, en la tradición católica, es el arcángel guerrero que defiende a los hombres en la batalla. El “príncipe de la milicia celestial”. Quizá Miguel Ángel deba arrodillarse ante él para que lo ayude a encontrar a esos otros, casi 28 mil...
24 Julio 2016 04:00:23
EU y México, el futuro incierto
No sabemos cuáles serán las condiciones en que Enrique Peña Nieto se vuelva a reunir con un ocupante de la Casa Blanca en Washington. Lo que esperamos de este lado de la frontera es que el siguiente encuentro sea con Hillary Clinton. Pero no estamos seguros de eso. EPN acudió a la que fue la última invitación que Barack Obama le hizo como Presidente y que leemos como una postura de lo que también él –Obama– espera para los próximos años. Hace unas semanas declaró que haría lo que pudiera en favor de la campaña de Clinton para lograr así la continuidad del proyecto demócrata para su país. Está trabajando en ello. Para nadie fue sorpresa la recepción a Peña como parte de ese apoyo y mensaje que quiere enviar a su nación, a sus electores y, claro, a los republicanos.

Son escasos seis meses los que quedan para el fin del mandato de Obama, en cuatro se definirá mucho del futuro de nuestro país con su principal socio comercial. En su discurso de aceptación de la candidatura, Donald Trump volvió a hablar del muro fronterizo que planea que México pague (aunque ya alguien tuvo la puntada de regalarle uno alrededor de su estrella en el Paseo de la Fama en Hollywood), y de igual forma puso en duda la continuidad del TLC
firmado con nuestro país y, también, con Canadá.

No queremos ponernos pesimistas, pero la posibilidad de Trump de ser presidente, lo sabemos, es una realidad. En su discurso del jueves por la noche no pudo ser más él: megalómano, lleno de odio hacia cada país que nombró, racista y con líneas que no pararon de sembrar miedo entre quienes lo escuchaban y que también lo inundaron en aplausos. Todavía no logro entender cómo es que está funcionando la psique de estos electores que ven en Trump a una
figura política que inspire algo de respeto, por decir lo menos.En días previos, la canciller Claudia Ruiz Massieu expresó que nuestro país buscará el diálogo con ambos contendientes, Clinton y Trump. Peña Nieto, por su parte, dijo ayer en Washington que será respetuoso del proceso electoral, incluso que espera por la modernización del TLC con la intención de potencializar su alcance, que fue uno de los temas de la reunión que sostuvieron en Canadá hace unas semanas Peña, Obama y Justin Trudeau. Pero lo que desde este lado se pueda hacer para continuar con la relación bilateral como la conocemos dependerá de que no sea Trump y sus absurdos los que resulten victoriosos en la elección.
17 Julio 2016 04:01:04
Erdogan y Dios
Terribles días los que se han vivido en Europa en los últimos meses. Los ataques terroristas en varios puntos de ese lado del mundo han dejado muertos, heridos y a una sociedad que ha tenido que normalizar esa constante como parte de una realidad de la que poco entienden ellos, de la que poco entendemos nosotros. Francia se recuperaba del ataque a la redacción de Charlie Hebdo cuando sucedieron los ataques en varios puntos de París. Ya antes un atentado en Ankara, la capital turca, había marcado un saldo de violencia. Después llegó Bruselas y, de nuevo, Turquía y el aeropuerto en Estambul. Hace menos de 48 horas, Niza, también ciudad francesa, fue el nuevo objetivo de ataques orquestados y sustentados en una religión, el islamismo, que “yo no sé qué es, creo que se trata de una teoría con fines políticos”, como refirió el inteligentísimo Boualem Sansal en una entrevista hace un par de meses (él, ganador del
Premio de la Academia Francesa por una maravillosa novela distópica 2084, en donde retrata lo que le sucede a un régimen teocrático en el que la adoración a “Yölah”, el Dios único, provoca que el protagonista de la historia comience a cuestionar si todo lo que ve a su alrededor tiene sentido, si la sociedad en la que vive sólo tiene esta opción para vivir, así sea como un muerto en vida).

Y cuando nos encontrábamos aún en shock por el atentado en Niza y en la tarea de comprender qué y por qué sucedió la atrocidad cometida en la máxima celebración nacional francesa, tuvimos que hacer una pausa a golpe de fuerza y girar la cabeza, de nuevo, hacia Turquía. El régimen de Recep Tayyip Erdogan, el presidente de ese país, enfrentaba una insurrección militar. El intento de un golpe de Estado amenazó su presidencia, su territorio, el movimiento final
de un grupo militar secular que ha actuado como oposición del gobierno de Erdogan que, aunque elegido por vía democrática, se ha instaurado como una hegemonía donde su partido poco a poco ha ido aniquilando las prácticas democráticas, sobre todo, para los territorios donde se concentran los grupos que no son religiosos. Turquía es tal vez el lugar más interesante de Europa en ese aspecto: no sólo es un territorio que ha sido sede de cuatro imperios, sino que
hoy es el puente entre Occidente y Oriente Medio. La primera frontera que cruzan grupos radicales como ISIS para viajar a países de Europa, o viceversa.

Los puentes y las fronteras cerradas. Lo mismo su espacio aéreo y los canales de televisión pública. Le siguieron las redes sociales y el toque de queda que obligó a los ciudadanos turcos, religiosos o no, a permanecer en sus casas. Vaya tiempo del que nos tocó ser testigos: Erdogan, huyendo, tuvo que enviar un mensaje a su nación vía FaceTime y por la misma vía conceder una entrevista en la que llamó a la gente a la resistencia civil. Jamás nunca habíamos
visto algo parecido. Su imagen en la pantalla de un teléfono celular que era tomado por la cadena CNN, mientras los sublevados transmitían sus mensajes con los fierros de la televisión pública. La posmodernidad y toda su tecnología en tiempos en que los hombres vuelven a derramar sangre en el nombre de Dios (sí, así como en la Edad Media, el oscurantismo occidental).

Me decía ayer Maruan Soto Antaki, experto en temas de Medio Oriente, que con la posibilidad de un golpe de Estado exitoso, los militares podrían llamar a elecciones o bien, como ha sucedido en otras ocasiones (Egipto, por ejemplo) podría llegar una dictadura operada por la milicia.

Sin embargo, no pasaron más de tres horas, y el conflicto dejó a un lado el toque de queda impuesto por los militares. La gente salió a las calles, respondió el llamado de su Presidente y se dio como fracasado el golpe de Estado. La calma, aun así, no regresó de inmediato, porque esto sienta importante precedente para los turcos, sobre todo, para su gobierno, quien ahora tiene en este fallido intento el sustento para posicionarse como un régimen mucho más duro
con sus opositores. Tal como me decía Soto Antaki como la tercera terrible posibilidad: que un golpe fallido podría representar la anhelada oportunidad para que Erdogan terminara de consolidar sus planes autoritarios. “El golpe es un regalo de Dios que servirá para limpiar al Ejército”, dijo Erdogan al término de esta triste madrugada turca. Porque Dios es el que ha dado la carta y el regalo de tantas dictaduras en la Historia de la humanidad. Dios, ese gran dictador
con tantos nombres otorgados por el hombre.
10 Julio 2016 04:00:13
¿A dirigir cuál PRI?
¿Ochoa será dirigente del PRI que todavía concentra cerebros privilegiados y expertos en las materias del Estado, o del PRI de los corruptos que se han atrincherado en todos los rincones de todos los estados?

¿Qué PRI irá a dirigir Enrique Ochoa? ¿A ese PRI que en el siglo 20 encontró la fórmula perfecta para construir, administrar y repartir el poder en un ambiente de relativa paz comparado con el resto del mundo? ¿O a ese mismo que, también por sus tantas fallas, Mario Vargas Llosa terminó por calificar como la “dictadura perfecta”? ¿Al PRI que, llegado el momento, supo transitar y hacer transitar a México hacia el que entonces era el futuro del mundo, la globalidad
económica? ¿O al que la usó sólo para favorecer a un puñado de unos cuantos, que ya no supo encontrar más caminos para que ese, el bienestar económico efectivamente generado, realmente llegara a todas las capas sociales? ¿Va a dirigir al PRI que cuenta todavía con muchos talentos que tienen la capacidad y la formación para mirar con asertividad hacia el futuro, o al otro que se aferra con uñas y dientes al pasado, a ese PRI que fue pero que ya no es y no
podrá volver a ser nunca jamás? ¿A ese que tan lapidariamente retrató Enrique Krauze en La Presidencia Imperial? ¿A ese PRI que en el siglo 20 se preocupó por estar en cuanto pudo a la vanguardia global, o a ese PRI que le está costando un trabajo vergonzoso entender y entrar al siglo 21?

¿El PRI de los maestros del “oficio político” o el PRI de prestidigitadores de la transa y el engaño? ¿El PRI de las grandes reformas o el PRI de los grandes sabotajes? ¿Irá Enrique Ochoa, un joven funcionario, tan académicamente preparado (licenciatura en derecho por la UNAM, en economía por el ITAM, doctorado en ciencia política por Columbia) a dirigir a un PRI que quiera transformarse, como se lo exigen a gritos las urnas? ¿O, simplemente, a administrar el
desastre antes de la elección presidencial? ¿Al PRI que regresó a Los Pinos y en menos de dos años construyó e implementó una serie de importantísimas reformas o al PRI que no ha sabido defenderlas? ¿Al PRI que recibió hace tres años y medio una segunda histórica oportunidad en las urnas, o al PRI que ha hecho todo no sólo para desaprovecharla, sino también para deshonrarla? ¿Al PRI que reconocen en el mundo como generador de acuerdos y
oportunidades, o al que acusan en el mundo por autoritarios y barbáricos? ¿Al que sabe construir consensos o al que los simula? ¿Va a dirigir al PRI que sabe gobernar o al que confunde el ejercicio de gobierno con la más simple, burda, enana y perversa de las grillas? ¿Al PRI de los dinosaurios, al de los tecnócratas, al de los bebesaurios o al de los cada vez más retrógradas matraqueros del poder? ¿Será dirigente del PRI que todavía concentra cerebros
privilegiados y expertos en las materias del Estado, o del PRI de los corruptos que se han atrincherado en todos los rincones de todos los estados?

¿Con qué PRI quiere aliarse Enrique Ochoa: con ese que se compone de puros elefantes blancos, ese corporativista que ya ni existe en la realidad o con ese otro que a veces parece querer entrar en la modernidad, así sea cometiendo errores y empezando de cero para aprender lo que significa competir en una democracia? ¿Al PRI que sólo interesaban las cámaras de televisión y las primeras planas de los diarios, y que se niega a ver la imagen terrible que les
devuelve el espejo de las redes sociales?

A resumidas cuentas: ¿al PRI que sabía leer, traducir y tomar decisiones responsables en función de la realidad o al PRI que sólo sabe fingir, actuar y evadir la realidad? ¿Al PRI que concentra a los hombres de Estado o al PRI que concentra a los ladrones del Estado? Porque todos esos, los primeros y los segundos, son los que siguen en el Revolucionario Institucional. Y Enrique Ochoa es un político y un funcionario joven, decente, preparado, inteligente.
Esperemos que tenga la fuerza para transformar al PRI y no que el PRI tenga la fuerza para transformarlo a él.

ADDENDUM: ¿Y si el PRI –antes PRM y antes PNR– entrara en una cuarta, nueva, pero urgente fase de renovación? ¿Una que empezara, tal vez, construyendo una alianza electoral en el 2018?
19 Junio 2016 04:00:26
Las 3de3 perversidades
Estas últimas 48 horas han servido para hacer una secuencia completa del ADN de la clase política de nuestro país. La de todos los partidos, la de todos sus perfiles, la de sus generaciones. Con todo lo que se ha suscitado con respecto a la #Ley3de3 tenemos hoy una enorme madeja de estambre (o de estiércol) que, eventualmente, caerá encima de alguien. No sabemos si sobre aquellos legisladores que buscan mantener el statu quo (que opera a partir de puras reglas jamás escritas) o sobre quienes sí quieren que las cosas cambien, incluso cuando lo quieren desde posturas muchas veces disímbolas similares. Están los que sí entienden que la corrupción se ha convertido en el germen para la autodestrucción de esta sociedad, y quienes piensan que no importa, que mientras se la ponga a salvo, el sistema seguirá operando como relojito.

Tras tener que aprobar prácticamente completa (aunque dejando la elaboración de formatos en manos de un comité que todavía no existe) la famosa #Ley3de3, el bloque PRI-PVEM añadió un addendum para aplicarle la misma exigencia a los particulares (empresarios) que hagan negocios con el gobierno. Rápidamente hubo quienes leímos en ese añadido una suerte de “venganza” por parte de la clase política contra los empresarios que, hartos de la corrupción y
de los moches, apoyaron a las organizaciones no gubernamentales para la elaboración de la primera iniciativa ciudadana en llegar al Congreso.

Posturas a favor y en contra las del porqué de querer cobrarle a los empresarios la factura, obligándolos a presentar también su #3de3. Entre la clase política y los columnistas. Personalmente, soy de las que cree que es un despropósito, porque los empresarios no deciden el destino del dinero público. Eso lo hacen los políticos. Porque en el ADN de los empresarios corre el mandato genético de hacer negocios, y si no los dejan hacer negocios si no es mediante un
moche, seguramente acabarán por darlo. Porque de todas formas, en la ley ya se establece la declaración fiscal y patrimonial de las empresas que quieren contratar con el gobierno.

¿Sabrán Emilio Gamboa o Jesús Zambrano que al transparentarse el uso de todos los recursos públicos, desde su empleo en el gobierno, sumado a la fiscalización del patrimonio de los servidores públicos es, en realidad, el logaritmo más eficiente para combatir la corrupción? Claro que lo saben. Y la propuesta de incluir a los empresarios de última hora parece una trampa para que ocurriera lo que ya está ocurriendo: que la quieran tirar completa. Y no sabemos si
ese resultado es producto de la buena o de la mala fe. Puede que ambas y simultáneamente.

Primera perversidad: no aprobar tal cual estaba redactada, la #Ley3de3. Segunda perversidad: incluir la exigencia de que los empresarios también la presenten (como si ellos, y no los políticos, fueran quienes manejan el erario). Tercera perversidad: que un partido de izquierda (el PRD) solicite al Presidente que ejerza su facultad de veto y mande la ley a la basura.

No quiero pensar mal, pero al final quienes votaron a favor son los que ahora están pidiendo el veto. Si Peña Nieto vetara, el bloque PRI-PVEM tendría la coartada de decir que justamente quienes la votaron a favor sean quienes lo piden. Si no la veta, sabe que la iniciativa estará destinada a generar una profunda resistencia entre quienes la impulsaron: tanto las ONG como los empresarios. Entonces ahí sí: deadlock. La gran madeja, más que un camino para hacer
realidad una medida que entendemos todos como urgente, parecería por momentos una estrategia para boicotearla y condenar al país a más años de lo mismo: ese laberinto no de la soledad (en donde nos ubicaba el gran Octavio Paz) sino en otro mucho menos poético: el laberinto de la corrupción.

Con sus muy honrosas excepciones, la discusión de la #3de3 los ha exhibido a todos de cuerpo entero y también refleja su mal entendimiento de las urgencias en este país. Claro, hasta que todas estas urgencias sumadas a sus perversidades para intentar evadirlas se conviertan en el agua al cuello de todos los que hoy no quisieron atenderlas...
12 Junio 2016 04:00:50
Obama, EPN y el quintonil
El jueves por la noche, Barack Obama rapeó junto a Jimmy Fallon, ésta apenas la última de sus apariciones en televisión en las que lo mismo lo hemos visto junto a Ellen DeGeneres que participando en un sketch de la televisión cubana. El Presidente de EU atiende una agenda que sabemos por demás complicada, pero de igual forma se mantiene cercano a los estadunidenses con una comunicación política dinámica, lejana de protocolos.

Obama es un maestro de esta comunicación política. Sabe cuándo es mejor guardarse (a veces por periodos largos) y cuándo reaparecer en medios y, cuando lo hace, sus mensajes son realmente contundentes: cortos, precisos, empáticos, divertidos cuando se puede. Sale a la calle, no le teme a sus gobernados. Michelle, su esposa, hace lo mismo.

Desde su campaña en 2008, han sabido usar ese capital suyo para comunicar, para dirigirse a una sociedad que hoy, más que nunca, tiene tantas herramientas para informarse, que ya no se conforma con lo que puede leer en páginas como éstas, que ya no sólo ve el noticiario estelar de su canal de televisión favorito. La comunicación política que se planea desde la Casa Blanca se adaptó a los tiempos. Es estratégica de principio a fin. No a granel. Resultado: según la última encuesta de NBC, Obama tiene un nivel de aprobación récord para un mandatario al final de su segundo mandato: más del 50%, mismo que será también poderosa arma para Hillary Clinton.

En contraste, acá no sólo no hemos evolucionado hacia esas estrategias de cajón, hemos involucionado. Lo he dicho varias veces: ¿en qué país viven los encargados de la comunicación de Los Pinos? A usted, lector, cuando ve la televisión, ¿le interesa un mensaje diario de EPN a toda hora... todos los días? ¿Qué pensará Eduardo Sánchez, todavía encargado de este tema en Presidencia, que reditúa a la imagen de Peña sobreexponiéndolo?

Los resultados del domingo dicen que ésta no ha sido una estrategia rentable. Lo que diga se pierde en la inmensidad de lo mucho que dice. Lo vemos tanto que su imagen se ha saturado. No es un juicio a bote pronto, están también los índices de popularidad: según una encuesta de Reforma, de hace un par de meses, EPN tenía 66% de desaprobación. Y no es que esto sea culpa por completo de su sobreexposición,
pero sí nos dice que en el interior de Los Pinos no han sabido (o querido) leer las tantas señales sobre la mala comunicación que ejecutan. Locura: esa es la definición que da Albert Einstein a la necedad de repetir la misma ecuación esperando resultados diferentes.

Y no sé si sea parte o no de una nueva estrategia, pero el miércoles pasado, Peña Nieto apareció acompañado de un señor que parecía el Marajá de Pocajú en el Quintonil de Polanco. Después de que un fotógrafo (uno, pues el restaurante es pequeño) sacara fotos, me enteré que en realidad era Narenda Modi, primer ministro de la India, que estaba de visita en nuestro país.

Por supuesto que no pude contener las ganas de estrenarme como paparazzi y saqué algunas fotos. De repente se me metió la jiribilla-diablito-troll de mala leche y quise capturar al Presidente comiéndose un pan, pero fue lo único que no hubo nunca en su mesa. No después de los resultados electorales del domingo pasado: PAN ahorita no, gracias. Reporteando me enteré que, como plato de entrada, les llevaron tacos.
De frijol. Sin gorgojo. Creo.

La verdad es que Presidencia tenía como tres o cuatro mesas reservadas de las pocas que hay en el restaurante. Contrario a lo que cualquiera pensaría, nadie tiró mala onda. Todos, más bien, sorprendidos de que estuvieran ahí. Y claro, es que en tres años nunca EPN había salido de Los Pinos. Tal vez inspirado en lo que arriba comento de las extraordinarias estrategias de Barack Obama, Peña Nieto y su equipo han decidido hacer algo diferente. Algo, aunque sea. Ojalá cambie todo lo demás, porque si no, flaco favor le seguirán haciendo a EPN... y a quien sea su candidato en el 2018.
22 Mayo 2016 04:00:05
La extradición
“Eduardo, Benjamín y Francisco Javier, los tres hermanos Arellano Félix, lograron (por separado) muy buenas negociaciones que les permitieron, primero, burlar la pena de muerte y, después, reducir considerablemente sus condenas.

Benjamín pagó 100 millones de dólares y vio su cadena perpetua reducida a 20 años.

Francisco Javier, 50 millones y libró una vida tras las rejas, su sentencia se redujo a 23 años.

Y Eduardo, 50 millones y logró una sentencia de sólo 15 años. Y a la joya de las extradiciones, Osiel Cárdenas Guillén, exjefe del otrora poderosísimo cártel del Golfo, le salió en la misma ganga (50 millones de dólares) comprarse una reducción de ‘toda la vida’ a tan sólo 25 años...”, esto lo escribí hace un par de meses, cuando a través de sus abogados nos enteramos de los supuestos deseos de Joaquín Guzmán Loera de ser extraditado, cuando no lo dejaban
dormir más de cuatro horas seguidas en El Altiplano.

“El Chapo” habría instruido en ese entonces a su defensa, para que aceleraran su envío a Estados Unidos.

Hace dos semanas, un juez dio el visto bueno para que este procedimiento se lleve a cabo, la SRE tuvo 20 días para resolver si se hacía o no. Pasó sólo la mitad del plazo, ayer se anunció que sí, que Joaquín Guzmán Loera será enviado a una prisión en Texas. Sólo una condición: que la pena de muerte (una de las posibilidades en el sistema penal texano) no fuera posibilidad en su proceso (así lo establece el Tratado de Extradición firmado entre México y Estados Unidos).

No hubo una conferencia ni un carrusel de entrevistas con las autoridades, pues eso rompería el debido proceso y hoy, más que nunca, es algo que debe cuidarse cautelosamente.

‘“El Chapo” estuvo ya varios meses en México después de su recaptura, espero que las autoridades mexicanas hayan sido capaces de extraer la importante información de inteligencia que tiene ‘El Chapo’, y ahora dar este paso de la extradición. Yo creo que es importante que, ante un criminal de estas dimensiones y con tantos recursos, debemos admitir que siguen siendo nuestros centros penitenciarios muy vulnerables...”, me dijo ayer Eduardo Guerrero en
Reporte 98.5, experto en temas de seguridad.

Y es que para muchos, la lectura más inmediata que se da a una extradición es la incapacidad de las instituciones encargadas de ello para mantenerlo bajo su cuidado.

“Cuando se fugó ‘El Chapo’, se reactivaron las extradiciones y yo creo que siguen con esta línea, lo cual es positivo porque con esa soberbia de que nosotros podemos hacernos cargo, ya hicimos un gran ridículo.

Está bien que se lo lleven; finalmente, EU nos termina compartiendo parte de la inteligencia que genera con estas extradiciones, así que también tenemos una ganancia por esa parte...”, agregó Guerrero.

Desde luego que parte de esa “inteligencia” es la que estará poniendo a muchos a temblar; y eso, sin duda, ya de suyo es interesante, porque justo de esta forma, como explico al inicio, es que muchos de los capos extraditados han logrado acuerdos para mantener al menos una parte de sus activos y reducir sus condenas (pasar el final de sus vidas con sus familias): convirtiéndose en testigos protegidos.

¿Cuánto puede aportar “El Chapo”? Eso sólo él lo sabe, aunque de lo que estamos seguros es de que en EU tendrán mejores herramientas para dar, al menos, con esos aproximadamente mil millones de dólares que, según la revista Forbes, forman la fortuna de Guzmán Loera.

El gran triunfo al interior del Gabinete es para la procuradora Arely Gómez, quien desde el minuto uno de la re-recaptura de Guzmán dio a conocer su postura favorable a la extradición (en contra de la opinión de otros secretarios del Gabinete de Seguridad) y afirmó que la dependencia a su cargo haría lo necesario para integrar el expediente que permitiera mandar al capo a EU.

El expediente fue lo suficientemente sólido para que dos jueces y la propia Cancillería dieran luz verde en menos de 15 días. Un triunfo para ella.

Y posiblemente hasta le esté ahorrando a Peña Nieto el oso de una tercera, ahora sí, imperdonable fuga.


17 Abril 2016 04:00:16
Las cualidades de AMLO
Para todos los fans (que a veces –casi siempre– se conducen como porra brava) de AMLO, y que se ofenden cada que escribo sobre él, a continuación van las cualidades públicas y políticas que sí le reconozco a su pastor y eterno rayito de esperanza; porque sí, sí tiene varias (y no menores) virtudes que lo han llevado al lugar que hoy tiene en la política nacional (aunque la vida no le haya dado aquello que él y los suyos tanto quieren: el despacho presidencial en Los Pinos):

1) AMLO tiene arrojo. Para que entendamos esta cualidad de “El Peje”, es necesario que usted se pregunte si presentaría un puerco, un gallo y una cabra como pruebas de fraude electoral, jurando que estos fueron dados a cambio de votos sin ningún elemento que lo constate más que su palabra. Y es que quién se atrevería a cerrar una de las avenidas más importantes de la ciudad durante meses y sin alcanzar su objetivo: fracasó defendiendo su derrota, pero eso no lo inmutó. O quién llamaría en público “traidor” a un miembro de su familia, nada más para proteger un (falso) discurso. No cualquiera, eh. Y ni hablar de que esta virtud ha sido también su peor enemiga: el “cállate chachalaca” dirigido a Fox fue su Waterloo en 2006.

2) Es disciplinado. Pocos tan constantes como AMLO. Decidió hacer de la pobreza y la corrupción ejes de toda consigna de su discurso. Qué importa que sus dichos no tengan eco en sus acciones. Cuando fue jefe de Gobierno ya traía eso de “primero los pobres”, pero su obra pública estuvo dirigida al mantenimiento de un privilegio como el automóvil. Qué manera de procurar a los que menos tienen. O dice que va a acabar con la corrupción, pero le da la vuelta a toda responsabilidad por su cercanía con Lázaro Mazón. O que si el avión presidencial no lo tiene ni Obama. No suelta jamás sus “causas”, aunque estas no tengan nada que ver con lo que propone o con la misma realidad.

3) Ha sido prudente. ¿Cuántas veces ha mandado al carajo a las instituciones? Muchas. ¿Cuántas veces ha tenido la convocatoria para salir a las calles? Muchas. ¿Cuántas veces lo ha hecho? Menos de las que pudieron ser. Le bastará saber el alcance que tiene sin ir más allá. Bueno, hasta en plena discusión de la reforma energética, cuando estuvo muele y muele con que la defensa del petróleo, se desapareció. Eso sí, a causa de una enfermedad que lo tuvo en cama los días en que se aprobó.

4) Cuánta perseverancia. Va por su tercera candidatura presidencial, lleva 15 años en campaña. Ha sido derrotado dos veces en las urnas y va por quién sabe qué vuelta por todos los municipios del país. A ver si ahora sí se le hace. Las encuestas dicen que si las elecciones fueran ya, tendría todas las posibilidades, pero desafortunadamente para él, le faltan poco más de dos años de campaña, bueno no, dice que no está en campaña. Dudo que se canse ahora que predice su triunfo. Aunque curioso es que ya anda prediciendo su derrota por fraude. Porque hasta en eso se disciplina: todavía no se recupera de su primera derrota, pero ya está pensando en el próximo “fraude” que lo hará perder.

5) Su gran fortaleza política es que es un gran comunicador. Acaso el mejor en México. Conecta como ningún otro con las masas. Lo cierto es que ésta es su principal cualidad, la que lo ha convertido en ese líder totalísimo que es para tantos. Si algo sabe hacer Andrés Manuel es dirigirse a su público, sabe qué decir y cómo hacerlo. Y poner agenda. ¿Qué tal de pegajosas son sus frases? Desde el “compló” hasta el “cállate chachalaca”, ha hecho del lenguaje su mejor aliado y haasta juega con el corporal para aprovechar las posibilidades del discurso. Lo mismo nos manda al diablo a todos los que no compartimos sus ideas, pero al día siguiente habla de una República Amorosa y del “borrón y cuenta nueva”. O como cuando se dice de izquierda, pero está por completo con todas las causas progresistas y hasta afirma que debemos ser mejores cristianos. Sin duda, Andrés Manuel ha sacado provecho de estas, sus más evidentes cualidades, hasta para quienes le vemos sus también tantas contradicciones, errores y defectos imperdonables en cualquiera que se precie de ser un verdadero demócrata. Es más: pienso que si AMLO cultivara las cualidades que no tiene, podría, efectivamente, ser un rayo de esperanza –para un país entero y no sólo para su completamente acrítica feligresía–.
10 Abril 2016 03:59:59
¿El Estado vs. Uber?
¿Por qué el Estado habría de entrar “al quite” en la regulación de las tarifas de servicios como Uber? En definitiva no es su obligación, pues es un servicio privado que funciona bajo la ley de oferta y demanda. Cada usuario decide qué servicio desea contratar, pleno acuerdo entre ambos: cliente y compañía. Mal hará el
Gobierno de la CDMX en meter sus manos en ese asunto, porque estará interviniendo en asuntos de mero mercado. Lo que sucedió el miércoles pasado fue una “lección de capitalismo”, como lo llamó Carlos Mota en su columna en El Financiero: “Uber cobró de acuerdo con las leyes de la oferta y demanda, y mostró en
una sesión lo que ni el sistema educativo ni las autoridades han podido insertar en nuestra conciencia: las cosas cuestan, y cuestan más si más gente las requiere...”.

Decían algunos que Uber debió solidarizarse con los ciudadanos, pero Uber, al ser una empresa privada, no tiene la obligación –ni siquiera moral– de resolver los problemas de movilidad de una ciudad como ésta. Y si la respuesta del Estado es meter mano, diseñar una regulación de un servicio privado como éste, lo que
hará será impedir que el mercado funcione de manera natural. El mercado es sabio: si te suben las tarifas de Uber, pues optas por otras plataformas como Cabify o Yaxi, que conservaron sus precios como si no hubiera contingencia, o llamas a un taxi de sitio, o agarras uno en la calle; esto habría hecho que Uber no
tuviera una demanda elevada y, en consecuencia, su tarifa habría disminuido. ¿Por qué es tan difícil eso de entender?

Es inaudito que algunas voces de izquierda (esas mismas que llaman represor al Estado) ahora le hayan exigido que intervenga en un tema que no requiere de su mano “ajustadora”. Quieren que no meta las narices en nada y le exigen que meta las narices en todo. ¡Pura congruencia! Sobre todo cuando pensamos que
eran estas mismas voces las que celebraban la llegada de este servicio y lo defendieron hace unos meses, cuando los taxistas tradicionales comenzaron a manifestarse en su contra. Uber sí llegó a resolver un problema de movilidad a una gran parte de los ciudadanos, pero en definitiva no llegó para hacer un trabajo que
es expreso de la autoridad, y que se complementa con la manera en cómo nosotros, como ciudadanos, respondemos ante ellos. Yo jamás habría aceptado que se me cobrara tres, seis o 10 veces más por una ruta en la que normalmente no se me cobran más de 80 pesos, pero esa fue decisión mía, no del Estado. Yo,
por ejemplo, usé Cabify con muy buenos resultados el día de la contingencia.

Repito, será un terrible error que el Estado intervenga en esto, porque no estaría permitiendo la evolución natural del mercado, estaría, más bien, coartando esa libertad. Eso (entre muchas otras cosas) es lo que hace la diferencia entre un Estado opresor, autoritario y uno libertario. Sí, todos sabemos que hay tantos
problemas de transporte y movilidad en la capital del país, pero las facturas al respecto no tienen por qué ser cobradas a los particulares: a esos, se los factura el propio consumidor. Al Estado le toca invertir en más y mejor transporte público, punto. Quienes nos consideramos a favor de las políticas diseñadas desde
criterios de libertad, entendemos que debemos defender la posibilidad de cualquier elección, así sea hasta el de un servicio de transporte. En la regulación que acordó con taxistas y aplicaciones como Uber, se escribió que una parte de lo que generen las apps, será destinada para mejoras al transporte público, ¿qué ha
pasado con eso? Que nos diga Héctor Serrano qué ha pasado con eso. Nada de lo que hoy sufrimos los habitantes de la Ciudad de México es nuevo: ya es momento de crear programas cuyos alcances vayan más allá de la inmediatez, porque se les está haciendo de tal forma bolas el engrudo que ya hasta están
pensando en regular el libre mercado, es decir, obstruirle toda libertad.


09 Abril 2016 03:00:17
El ‘tapado’: fórmula letal
Como si no existiera, como si fuera un mal sueño del que eventualmente despertarán, como si tuvieran la certeza de que, al igual que en las dos contiendas anteriores, un error (o varios) cometidos por su propia soberbia y/o excesiva confianza se convertirá en el factor salvador de la contienda.

O como si no representara peligro o competencia alguna. Para los priistas es como si López Obrador fuera sólo un mal recuerdo del pasado.

Aunque hoy, en el presente, sea puntero en las encuestas que apuntan a 2018. O sea, al futuro.

Hemos escrito en anteriores ocasiones que a veces parece que el PRI regresó no sólo a Los Pinos, sino a los años 70, en los que la estrategia del “tapado” era el único código de reemplazo sexenal. Como en aquellos tiempos en los que no había competencia electoral.

Al PRI se le olvida que ya lo sacaron una vez de la Presidencia; se le olvida que hoy hay opciones políticas que, según las encuestas, están siendo valoradas por el electorado. Las partidistas, claro. Pero existe ya la posibilidad de las candidaturas independientes.

Margarita Zavala, por ejemplo, se encuentra bien ubicada en los sondeos; Mancera (al menos hasta antes de la crisis por la contingencia) y ni qué decir de AMLO, quien ha aprovechado las plataformas que ha construido en los últimos 15 años.

A pesar de los pronósticos, “El Peje” hoy cuenta con un partido propio y ha logrado acaparar al menos la mitad del territorio capitalino. López Obrador es, actualmente (y aunque me enerve aceptarlo), la figura mejor posicionada rumbo a la sucesión.

Los priistas ya deberían tener toda una estrategia electoral diseñada, cuartos de guerra armados, todos los escenarios de campaña contemplados.

Pero su brújula los ha llevado a su lugar común (porque es el único que conocen): a sus elucubraciones de la era de la hegemonía, de partido único, de partido que no tenía que disputar el voto de los ciudadanos.

Y es visible en más de una pista, pero, sobre todo, por la forma en que están comunicando.

Pareciera que se miran en Los Pinos durante otros 71 años, pero no hacen nada para lograrlo en una lógica de competencia electoral.

¿Cómo esperan dar batalla en un escenario distinto al México de los 70? Ya no pueden revivir las viejas usanzas como el “ratón loco” o la “operación carrusel”.

Y las estrategias de campaigning, de comunicación política y de estrategia electoral son conocidas y estudiadas en el mundo democrático.

Pero pareciera que en el PRI piensan que una campaña se hace sólo con despensas y eventos de matraca.

A un año de que arranque formalmente el proceso por la Presidencia, los priistas parecen no tener ninguna prisa por ser competitivos. Parece que ahora son ellos los que están súper confiados en su voto duro, en su cada vez más flaca “maquinaria electoral”.

Por eso creo que bien hizo Aurelio Nuño en cuestionar las acciones de AMLO. Aunque todavía con timidez y con un tono en demasía institucional, él es el primero en enfrentar al verdadero contendiente, pues el tabasqueño ha prometido un secretario de Educación en Oaxaca a los miembros de la CNTE.

Nuño se armó de valor y dijo: “porque quiere restituir un viejo sistema de privilegios para un pequeño grupo sindical en detrimento de los derechos de los niños y de las niñas, por qué quiere restituir un viejo sistema donde se venden y se heredan plazas en lugar de tener un nuevo sistema de evaluaciones y de capacitación para los maestros, para que ganen con su propio trabajo y con su propio mérito estas plazas y sus futuros ascensos...”.

Ojalá que en el PRI también desmonten el “viejo sistema” del tapadismo.

Es momento de que todos los personajes que se escriben hoy en las encuestas, como el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, el de la Sedesol, José Antonio Meade, el de Segob, Osorio Chong y el propio Aurelio Nuño comiencen a trabajar no sólo en su “name recognition”, pues para cualquiera de ellos sería letal convertirse en candidato, si antes no ha logrado conectar con un buen sector del electorado.

Y para conectar con éste, hace mucho que ya no basta, ni lejanamente, el beneplácito del Presidente. Sobre todo, si el Presidente ya no cuenta con el beneplácito de los votantes.
19 Marzo 2016 04:06:06
Sobreexposición presidencial
Como indigestados. Así andamos los mexicanos. No sólo porque los problemas siguen estando ahí, pendientes de ser resueltos, sino porque quienes son los encargados de hacerlo parece que viven en otra realidad. Hace una semana escribí aquí sobre la necesidad de un “cuarto de guerra” en Los Pinos, el terreno ideal para que el círculo más cercano al Presidente, de la mano de expertos en la materia, debata para construir mejores estrategias de trabajo y comunicación. Han apostado por un modelo de comunicación que no responde ni a los nuevos tiempos ni a las nuevas plataformas, ni a las exigencias propias de las varias crisis que no han hecho sino extenderse porque no han sido atendidas ni siquiera mediáticamente.

Y lo digo porque hay números que hablan sobre la percepción y el grado de aceptación que hay para el gobierno de Enrique Peña Nieto. Según la reciente encuesta México: Política, Sociedad y Cambio, realizada por GEA-ISA, la gestión del Presidente es desaprobada por 53%, contra una aprobación de 44 por ciento. Quienes respondieron a la encuesta tienen muy identificados cuáles son los problemas en los que el Gobierno debería estar trabajando. Reconocen los aciertos, como las reformas estructurales o el trabajo que se hace en materia de educación, pero les es difícil ubicar un logro que esté marcando estos primeros tres años de gobierno. Y no es porque no exista nada que se pueda presumir. Seamos sensatos, el país tiene aciertos, varios, pero a diferencia de lo que sucede con personajes como Ricardo Anaya o Andrés Manuel López Obrador, quienes tienen perfectamente claro cuál es el mensaje que deben dar y a quiénes deben dirigirse, en Los Pinos parecen tener la brújula extraviada.

¿De qué le ha servido al Presidente tanta presencia en los medios? No hay día que no haga actos públicos en los que tome la palabra y que sean transmitidos en vivo en varios canales de televisión, sin percatarse de que tal decisión no sólo no le beneficia, sino que le resulta contraproducente por el efecto negativo que su sobreexposición genera entre los ciudadanos. ¿Qué frases de las dichas ahí se han convertido en símbolos de su gestión? La percepción que ha logrado no es la del mandatario ocupado en la resolución de conflictos, sino uno más bien preocupado por las cámaras, las fotos y las primeras planas. Al Presidente lo han estado exponiendo como si fuera un producto de mercado y lo han despojado del carácter político que debe tener. Lanza tantos y tan distintos mensajes todo el día todos los días, que terminan todos ellos por perderse. No es una opinión a bote pronto, los números de las encuestas lo dicen así. Me llamó, por ejemplo, muchísimo la atención que en ese mismo estudio los precandidatos que salen mejor calificados son, por las razones arriba mencionadas, López Obrador y Ricardo Anaya (quien, según este estudio, ya habrían alcanzado e incluso superado –así sea por poco– a Margarita Zavala). Ambos, Anaya y “El Peje”, con fuerte presencia mediática, pero ninguno de ellos pluritemático, sino con mensajes estratégicamente diseñados para acotar (y, por lo tanto, exponenciar) su reconocimiento y penetración. Estratégicamente, es la palabra clave.

Si Peña Nieto quiere darle la vuelta o por lo menos estabilizar sus índices de aprobación debe empezar por rediseñar toda su estrategia de comunicación. La retórica, la oratoria y los discursos no le dicen nada a una generación que sólo pone atención a videos Vine que duran sólo seis segundos. A personas que se informan (y debaten) a través de Twitter. A gente a la que una imagen en Instagram le dice más que mil palabras. A una generación que está votando en función de lo que le llega a través de Facebook. No es sobreexponiendo a la figura presidencial como van a lograr ni que Peña Nieto recupere índices de aprobación ni que, quien quiera que sea su candidato en 2018, llegue bien posicionado para la elección... En esas elecciones votará la primera generación que tal vez nunca ha abierto un periódico en toda su vida. Vale la pena tenerlo en cuenta.
13 Marzo 2016 03:00:09
Teresa Mendoza también llora
Es claro que Kate del Castillo esperó a que todos los involucrados mostraran sus cartas. Cada uno de los protagonistas (o actores secundarios) en la telenovela, que inició con la recaptura de “El Chapo”, despejó el escenario para dar paso a su real protagonista. Hablaron todos, hicieron sus posicionamientos mediáticos y, seguramente, legales. Después de ello, la actriz mexicana por fin concedió una entrevista a The New Yorker. Tras leer el reportaje-entrevista, firmado por Robert Draper, tuve la sensación de que lo suyo sigue siendo la mitología telenovelera. Sólo que decidió situarse en otro de los arquetipos: el de la buenita, que es la eterna víctima de su propia ingenuidad. Según Del Castillo, sólo quería hacer realidad un sueño: producir y actuar en la película que narrara la vida del narcotraficante. Incluso, decidió desmentir a Sean Penn en aquel dato del supuesto encuentro con un retén militar cuando iban a encontrarse con el líder del cártel del Pacífico. Y tal como su padre, Eric del Castillo, lo había declarado, se dijo engañada por el exesposo de Madonna, al no saber que el encuentro con Guzmán Loera tenía como finalidad la publicación de la crónica-cuestionario en Rolling Stone.

A lo largo de la entrevista, Kate no suelta a “su ingenuidad” como la gran responsable: por su buen corazón e intenciones resultó engañada y utilizada. Asegura que los acercamientos con “El Chapo” se debieron a que el capo respondió aquella carta que publicó en Twitter hace años, donde lo invitaba a “traficar con el amor”. Una lista larga de adjetivos en los que Guzmán calificó las cualidades de la actriz, la convenció de responder a su llamado para convertirse en la cabeza del proyecto que llevaría su vida a la pantalla grande. Al inicio de la crónica de Draper, la actriz cuenta cómo en los tiempos del controvertido Twitter, incluso su hermana Verónica le recriminó el haberse quedado atrapada en su personaje de Teresa Mendoza. Más tarde, lo hizo Arturo Pérez-Reverte (autor de La Reina del Sur) cuando, tras el escándalo del encuentro con
Guzmán, le escribía un tuit dando por sentado que Del Castillo parecía estar actuando más como aquel personaje que como ella misma.

Será que es lo único que conoce, que sabe qué efectos tiene en el inconsciente colectivo, que eso le recomendaron sus abogados. Ha decidido instalarse en el papel de la protagonista vejada y abusada por la maldad ajena. Últimamente ya vimos demasiadas contradicciones entre viejos y nuevos protagonistas (Rosa Isela Guzmán, hija de “El Chapo”, quien dijo y se desdijo); las declaraciones y amagos mediáticos de los
abogados de “El Chapo”, Sean Penn y sus declaraciones en la entrevista en 60 Minutos a la cadena CBS. A toda esa madeja de enredos se suma la de Kate, quien tomando de la mano la sombra de Teresa Mendoza espera que lo que se resuelva concluya en su absolución de cualquier nexo criminal, como en la novela, donde todo termine siendo entendible, porque todo lo que hizo fue, primero, por necesidad; después,
por amor, pero nunca por maldad. Aquí fue por amor al arte, sólo quería realizar una película que la catapultara a las grandes ligas, contando una historia que, incluso, habría seducido a Oliver Stone. Lo curioso es que, como se lee en lo publicado por The New Yorker, ni la recaptura ni la investigación que la PGR realiza sobre ella han mermado sus deseos por realizar esa cinta. Seguro Kate piensa que, al igual que en La
Reina del Sur, aunque pase momentos complicados, al final terminará por salir librada. Habría que recordarle una de las frases de Teresa Mendoza: “El pasado nunca muere, está ahí; regresa cuando menos lo necesitas”, porque ése, en la realidad y no en la ficción, sigue siendo investigado por la PGR, por Hacienda y por la DEA.
30 Enero 2016 05:05:46
Korenfeld, el otro ‘Señor de los Cielos’
Y, pues, David Korenfeld, el otro “Señor de los Cielos” no volaba alto: volaba mucho. Y nos mintió: no sólo utilizó un helicóptero de Conagua para ir de su casa al aeropuerto de la Ciudad de México el 29 de marzo de 2015... Lo utilizó en, al menos, 27 ocasiones como su Aero-Uber personal (por supuesto, a cargo del erario). Para salir de su casa, ir a su oficina en Conagua y a la de Santa Fe, para ir al aeropuerto, ir a Toluca... e incluso para, simplemente, “ir a dar la vuelta”...

Recordemos el incidente: un vecino subió a redes sociales una fotografía del entonces titular de Conagua en un helipuerto cercano a su casa en Bosque Real, abordando con toda su familia un helicóptero propiedad de la institución que dirigía. Días después, Korenfeld se disculpaba en su cuenta de Twitter: “Cometí un error inexcusable al utilizar un helicóptero de Conagua para transportarme al AICM. Ofrezco por ello una disculpa pública”. Y en otro tuit añadía: “Tal y como se informó, el estado de salud de mi rodilla y cadera se han ido agravando y requiero tratamiento médico”. Y procedía a garantizarnos que tal vuelo no nos costaría un solo peso a los mexicanos: “He procedido a cubrir el costo por la utilización del helicóptero, mediante el depósito a la Tesorería de la Federación”, aunque jamás nos dijo de cuánto era el costo, ni mucho menos compartió el comprobante del pago correspondiente.

Total que David Korenfeld “aguantó” todavía 10 días al frente del cargo, seguramente esperando que la presión mediática –en redes y en medios tradicionales– disminuyera y el episodio pasara al olvido o “planeara por lo bajito” hasta desaparecer... Pero no ocurrió y, finalmente, el 9 de abril por la noche presentó su renuncia al cargo.

Pero no fue aquella mañana del 29 de marzo la única ocasión que utilizó un helicóptero oficial para fines personales. Documentos (bitácoras de vuelo) en poder de esta columna permiten contabilizar la cantidad de veces que el exdirector de Conagua usó el helicóptero para traslados que nada tenían que ver con atención de emergencias, visitas de obra, revisión de infraestructura hidráulica o giras de trabajo. Korenfeld volaba de Interlomas a Las Lomas y de ahí a Virreyes (unas cuantas cuadras de distancia), seguramente para evitarse el tráfico que los demás tenemos que sortear todos los días. Claramente, jamás perdió un vuelo en el AICM, el viaje de su casa al mismo tomaba (dependiendo de la fuerza del viento) entre 12 y 15 minutos. Claramente creía que estaba en todo su derecho (o en toda su impunidad).

Korenfeld ya no es servidor público, pero el tema de este tipo de episodios es: el de transparencia. Cualquier funcionario que haga uso indebido de un bien público sólo puede ser fiscalizado y sancionado vía la transparencia de datos y la rendición de cuentas. Y el llamado es para el secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, a que audite, revise y sancione a todos los que “vuelan” o “se vuelan” en sus cargos. De otra forma, el desencanto con la democracia y las instituciones, que tantos años tomó levantar, sufrirá una crecida inevitable. Con todas las nefastas consecuencias (políticas, económicas y sociales) que de ello derive. Y, lamentablemente, ya no bastará con que los ciudadanos los manden a volar con su voto en las urnas. La indignación puede “volar” (en el sentido más explosivo de la palabra) el pacto social en mil pedazos.
16 Enero 2016 05:05:09
¿Y la fuga, ‘apá?
Actualmente son 12 empleados de bajo rango, todos custodios y elementos de la Policía Judicial, quienes enfrentan cargos por omisión o por haber facilitado la fuga de Joaquín Guzmán Loera: Jaime Galindo Hernández, Erick Sorcia Martínez, Herminio González Albarrán, Miguel Ángel Cortés Carrillo, Emanuel García Conchillos, Luis Alberto Aguilar Morales, Vicente Flores Hernández, Arturo Hernández Hernández, Agustín Jiménez Molina, Reyes Amir Mota Carrillo y Oswaldo Gastón Veytia Rodríguez. En una entrevista con El Economista, el abogado que se encarga de llevar el caso de estos agentes aseguró que, tras su recaptura, “El Chapo” declaró que nadie en el interior del penal de El Altiplano le ayudó a escapar. ¡Ah! ¡Con razón no le levantaron un solo cargo por su fuga!

También hace un par de días, Miguel Ángel Osorio Chong dijo que, ahora sí, sería imperdonable una tercera fuga. Desde su reingreso al Penal, ya lo cambiaron ocho veces de celda. Porque nada más eso faltaba, que lo pusieran de nuevo en la celda 20: “pásele, aquí está su celda...”, “pásele, aquí está su túnel, don Joaquín...” La pregunta es: ¿no habrá un solo responsable por su escape del 11 de julio pasado? Con razón en Gobernación celebran, pensarán que su recaptura correspondió sólo a la corrección de un error, mismo que ya debería quedar en el pasado. Total, para qué acusar a altos funcionarios si el mismo criminal ya dijo que nadie le ayudó a huir.

Alberto de la Cruz, el abogado citado por El Economista, espera que lo dicho por Guzmán Loera haga que sus defendidos queden pronto en libertad. Y es que si formaban parte de áreas que no les permitían contacto directo con el capo dentro del Penal, ¿cómo habrían participado en su plan de fuga? Todos ellos eran integrantes del grupo de monitoreo de la zona donde “El Chapo” estaba recluido. Su defensa asegura que sólo tenían acceso a imágenes, no al sonido ambiente, lo cual contradice los videos mostrados por Carlos Loret hace unos meses.

Lo increíble es que no haya cargos contra el criminal por haberse fugado y que, según lo dicho por De la Cruz, “El Chapo” señale que no hubo una sola autoridad o empleado del Penal involucrado en la evasión. Repito: con razón están tan contentos en Gobernación, porque esto les quita una cosa por resolver. Ha resultado muy entretenida la narconovela que protagonizaron el capo y Kate del Castillo, pero así como escribía ayer que ahora lo que se debe seguir es la pista que dé con el paradero de los millones de Guzmán Loera, al mismo tiempo, las autoridades nos deben respuestas y culpables. Joaquín Guzmán Loera huyó en julio con la ayuda que recibió en el interior de El Altiplano, ¿o nos creeremos el cuento de que no fue así? Y sin duda, quienes lo solaparon no fueron empleados de bajo rango, sino autoridades de primer nivel. ¿O ya borrón y cuenta nueva?

Además de los custodios que defiende el abogado Alberto Cruz, están pendientes las resoluciones sobre Celina Oseguera Parra, excoordinadora nacional de Ceferesos; Juan Carlos Sánchez García y José Daniel Aureoles Tabares, agentes del Cisen; Vicente Flores, jefe del Centro de Monitoreo de El Altiplano; Roberto Cruz, supervisor de custodios; Leonor García, directora jurídica de la prisión. Además, Juan Carlos Ortiz, quien fuera exdirector de Seguridad y custodia de El Altiplano... pero nadie sabe de él desde hace meses. ¿En verdad no habrá una sola sanción? ¿Nadie fue responsable? ¿Van a liberar a todos los funcionarios? ¿Ya no importa la fuga tras la recaptura? ¿Carpetazo para borrar el error que apagó las aspiraciones presidenciales de Osorio Chong? ¿O por qué ni un cargo por la fuga al mismo “Chapo”?
10 Enero 2016 05:00:29
¿MiChong cumplida?
¿MiChong cumplida? Dicen que la tercera es la vencida. Para las 18:00 horas de ayer, sólo teníamos el anuncio de Enrique Peña Nieto: Joaquín Guzmán Loera fue re-recapturado en Los Mochis, Sinaloa. Veo cuatro pistas de análisis tras la nueva detención del capo.

La extradición. Según se dejó ver en el mensaje que Peña Nieto dio, no es la opción. Primero, porque dijo: “México tiene las capacidades necesarias para hacer frente y superar a quienes amenazan la tranquilidad...”. Segundo, porque aunque fuera la primera opción del Gobierno, la defensa del narcotraficante ha logrado varios amparos que impiden una extradición inmediata. Y tercero, las autoridades de EU no habrían
participado en esta operación de inteligencia. No hubo una sola mención para ellas, ¿por qué habrían de entregárselo?, pensarán en Los Pinos, la extradición nos parece la opción más lógica y sensata ante tan vergonzosas fugas en el pasado. Por ahí se subió al tema Marco Rubio, precandidato republicano en EU, pidiéndole a Obama que solicite su extradición, algo que parece diplomática y legalmente complicado. Pero
a lo que tendría que apostar el Gobierno federal.

LA CAPTURA. El mérito del operativo se lo debe llevar el Grupo de Élite de la Marina. Realizaron con tal precisión la operación que nuevamente se re-recaptura a “El Chapo!”. Tan así, que Osorio Chong parecía enterarse de la detención de la misma forma en que lo hicimos el resto de los mexicanos: a través de lo escrito en Twitter por el Presidente: hasta tuvo que interrumpir su participación en la Reunión de
Embajadores y Cónsules organizada por la SRE. Nadie, sólo la Marina, supo qué era lo que se perseguía en Sinaloa, el resto se enteró hasta que Guzmán ya estaba capturado. El logro van a tratar de colgárselo todos.

LA FUGA. Ya dependerá de las declaraciones de Guzmán Loera que sepamos cómo fue que su segunda fuga se logró: ¿a quiénes pagó? ¿Cuánto? ¿Quién le filtró los planos del penal? Son preguntas que nadie en la Segob responde. Ahora, con “El Chapo!” detenido, lo que se deberá resolver es su destino. Ya se fugó dos veces de penales de supuesta máxima seguridad, las dos veces de maneras sacadas de libretos
cinematográficos. ¿Cómo van a asegurar que no suceda una tercera?

¿MICHONG CUMPLIDA? Osorio Chong se veía exultante, feliz. Revivido. Como olvidando que, después de todo, a él se le escapó. Y que a pesar de su re-recaptura, todavía no hay consecuencias para los responsables del ridículo del escape de julio. Pensará el secretario que esto lo regresa a la carrera por 2018. Y aunque sí le quita una losa de encima, la recaptura no necesariamente lo anota en el mismo lugar en el
que estuvo hace un par de años, porque los culpables de la fuga, esos siguen fugándose del castigo.

Joaquín Guzmán era una deuda pendiente. Fue un escándalo que puso de nuevo en la lona a un gobierno al que parecía que ya nada podría oscurecerle más el escenario. El tema de la rendición de cuentas y los hechos de Ayotzinapa, fueron golpes que siguen estando ahí, esperando ser resueltos. Sin embargo, esta re-recaptura podría significar un re-relanzamiento de un gobierno al que le urgía un momento como
éste. Claro está que para cantar victoria, lo que debemos esperar es ver a un Guzmán Loera debidamente sentenciado, pero no sólo a él, sino también a aquellos que hicieron posible su segundo escape. Por ahí sería bueno empezar.

ADDENDUM: Muy significativo fue que la procuradora Arely Gómez diera el mensaje desde el hangar de la Procuraduría General de la República en el aeropuerto. Ella quien, recién nombrada y sola (todos en París) encaró la emergencia de la fuga en julio. Y ella es la que ayer puso en la mesa toda la película de las investigaciones que permitieron la captura de “El Chapo” Guzmán.


27 Diciembre 2015 05:00:01
Adiós, complicado 2015 (bis)
El mundo se agota, se hace viejo. Las consecuencias de su edad ya las vemos y las sentimos. Aunque no sólo son producto del tiempo, sino también del uso indiscriminado de sus recursos.

Hace semanas en París se reunieron jefes de Estado para hablar del cambio climático, el mayor de los problemas ambientales, de la razón por la que nieva donde antes no nevaba, por la que los fríos son cada vez más fuertes. Pese a la gravedad del tema, seguimos sin políticas rigurosas y claras que logren frenar las consecuencias.

Ahí mismo, en París, dos fueron los hechos que hicieron de este 2015 no sólo un año por demás complicado, sino uno en donde el odio fue el tema de los discursos y, tristemente, los actos.

Los ataques a la redacción de Charlie Hebdo en enero y los tres ocurridos en dos restaurantes y en el Bataclan colocaron en el centro de la atención a Estado Islámico (EI). Una crisis que se sumó a otra, la de los refugiados de Oriente Medio. El odio como protagonista de estos hechos.

EI reivindicó estos y otros atentados más que realizó en Beirut o Palmira. No les importa nada, si no estás con ellos eres enemigo y acabarán contigo. Vimos de qué eran capaces en varios videos que publicaron en redes sociales, donde decapitaban rehenes, casi todos periodistas que cubrían el conflicto en territorio palestino. Ya nos habían dicho hasta dónde llegaba su intolerancia, con varios asesinatos de
homosexuales, a quienes ellos consideran que no tienen derecho a vivir.

Nos sorprendió la saña con la que entraron a la redacción de Charlie Hebdo, misma que le dio ingreso al Petit Cambodge o al Bataclan. Mataron a decenas de personas, las imágenes, los videos, los testimonios de quienes sobrevivieron no pueden ser más aterradores y desconsoladores. Seres humanos atacándose entre sí por diferencias meramente ideológicas, justificadas en palabras que, dicen, escribió su Dios.
Actuando en nombre de él, aunque nadie tenga certeza de nada.

Este 2015, el protagonista de los discursos fue el odio. No sólo en Oriente Medio, no sólo EI. Donald Trump, reconocido empresario, se hizo aspirante republicano a la candidatura por la Presidencia de EU.

Más allá del disparate que para todos resultó al inicio, el tema que se volvió centro de su campaña fue sus declaraciones contra los migrantes latinos, especialmente los mexicanos. Al parecer, Trump olvidó cómo se formó su país, tanto que no ha reparado en llenar de odio su proselitismo. Que si deportará a millones de inmigrantes, que si hará que México construya un muro en su frontera norte. Lo preocupante es que este
discurso no se haya convertido en un guiño a la derrota, sino que sea un potencial aspirante presidencial.

El odio se volvió protagonista de discursos que dieron la vuelta al mundo, esperemos que 2016 sea el año en que demos cuenta que dejó de ser un motor de acciones, de terribles hechos como los vistos en los últimos 12 meses.

ADDENDUM ESPERANZADOR: En medio de esta crisis de odio e intolerancia, una joven palestina logró extender su permiso de residencia en Alemania. Fue la misma a quien Angela Merkel hizo llorar en un programa de TV, luego de decirle que no todos los refugiados podrían permanecer en aquel país por una larga temporada. Hace unos días, el servicio de migración le notificó que podrá quedarse en Alemania hasta
2017.

Un poco más cerca del Atlántico, un refugiado senegalés ganó la lotería española. Luego de haber llegado a España en una embarcación que naufragó en el Mediterráneo, cerca del estrecho que comparte aquel país con Marruecos, y de una larga temporada sin empleo, compró un boleto de lotería que le hizo ganar 400 mil euros. No todo es odio.
16 Diciembre 2015 04:00:26
¿Mordilandia DF?
Toda nueva ley debe llegar para mejorar las condiciones de convivencia. Toda modificación a las existentes debe hacerse con la intención de precisar su alcance o de asegurar que, ahora sí, se va a cumplir lo que en ellas se estipula: si no se cumple lo que se ordena, se agudizan las consecuencias, a ver si así a la ley se le respeta. Esto último fue lo que sucedió con el Reglamento de Tránsito que a partir de hoy rige la movilidad de la Ciudad de México. Como a todos, seamos peatones, ciclistas, automovilistas, transportistas y, claro, autoridades, nos vale un soberano cacahuate la ley de tránsito (sólo hasta que su alcance nos perjudica), aumentaron ya las multas para cada falta al reglamento.

Por ejemplo; usar el celular mientras se conduce, ya amerita un pago de 2 mil 499 pesos. Váyase comprando su “manos libres” o comience a depender menos de este dispositivo mientras esté frente al volante. Si toca el claxon para otra cosa que no sea la de “evitar un hecho de tránsito”, la multa será de 699 pesos (váyale pensando cómo avisarle al de enfrente de usted que el “siga” lleva puesto 40 segundos y ni cuenta se ha dado). Si usted se transporta en motocicleta, pero lo hace sin casco, deberá acudir a ventanilla y desembolsar mil 398 pesitos por esa imprudencia (que sí la es, el casco puede salvarle la vida). Y bueno, por “faltarle al respeto a la autoridad” mejor ni le digo cuánto, porque cualquiera mala cara puede ser interpretada como una majadería para los, a partir de hoy, hipersensibles oficiales de tránsito. Estos son apenas algunos ejemplos que usted y yo ya debemos tener muy bien aprendidos para que en este país de Adanes (que no se resisten a la mordida) no nos vayan a querer ver la carota.

Lo sabemos, lo hemos visto siempre: cada que entra en vigor un nuevo reglamento de tránsito, se desata una ola de “buen trabajo” de los elementos que están en las calles: entre más infracciones, más la recaudación que llegará a la Tesorería del DF, y eso si hablamos de las multas que sí se paguen; porque si nos vamos al lado oscuro de la fuerza policial piense cuántas serán las oportunidades que tendrán aquellos elementos de llegar al famoso “¿cómo nos arreglamos?” Porque esa ha sido siempre la pauta de negociación en las calles chilangas. ¿O cómo nos aseguran las autoridades que esto no va a ocurrir? Así como hay un nuevo reglamento, ¿también hay un nuevo estándar en el ejercicio de funciones de los policías de tránsito? No digo que sean todos quienes andan con los incisivos bien lustrados, pero, capitalino o visitante que haya sido detenido al volante en el DF, sabe de qué estamos hablando. De no ser éste un tema presente en la cabeza de todos, no tendríamos una postura al respecto: “Quiero decirle a la ciudadanía que este reglamento busca salvar vidas, por lo tanto no tenemos ninguna intención recaudatoria. No va a haber una salida, desbandada, para hacer una cacería...”, dijo Miguel Ángel Mancera en conferencia de prensa.

Nada de malo tiene que se nos obligue a cumplir con ciertas normas que, para este caso, deberán mejorar las condiciones de movilidad de una ciudad como la capital mexicana. El asunto es que de nada servirá ésta o alguna otra, si el entendimiento que se le da al concepto de movilidad dentro del Gobierno de la ciudad está tan mal entendido. Todo aquí funciona mal: el Metro falla, el Metrobús no alcanza, las calles están en pésimas condiciones (toda la ciudad es un queso gruyer), cada día son más los automóviles que circulan. No se han preocupado por generar una cultura vial, no importa el medio de transporte que se elija o se tenga más a la mano. La Ciudad de México se mueve como puede y eso, desde luego, no es un escenario óptimo. Que los ciudadanos respetemos este nuevo reglamento, muy bien. Que los oficiales de tránsito hagan su trabajo, perfecto. Pero, ¿qué vamos a obtener a cambio? ¿Una ciudad en la que ni los “sigas” están sincronizados? ¿Una ciudad en la que todos hacen horas para llegar a su destino? ¿Cuándo mejorarán las tantas rutas que existen de transporte público?

Que este nuevo reglamento sirva para generar un cambio en la política de movilidad, pero también dentro de las oficinas que se encargan de crearla. O no va a servir de nada, si no es que para que los mismos de siempre se sirvan de ella. Y ya de por sí será una ciudad lenta, la más lenta del mundo, con su nuevo límite de velocidad: 50 km/hr. De por sí ya hacíamos horas. Ahora tal vez hagamos días. O en una de esas, acabemos como en Autopista del Sur, el cuento de Julio Cortázar en el que se quedan atrapados, completamente inmóviles, sin más opción que mirar fijamente hacia adelante, exclusivamente hacia adelante.
29 Noviembre 2015 05:00:18
En la historia con Chabelo
Cuando uno googlea los eventos que marcaron al mundo en 1968 aparece, fechado el 19 de mayo, el nacimiento en México del programa En Familia con Chabelo; 15 días después asesinaban a Robert F. Kennedy. Y un año más tarde, el hombre llegaba a la Luna...

El programa de Chabelo estuvo, domingo tras domingo, mientras todo, en México y en el mundo, cambiaba a todo tipo de tiempo y velocidad. Pero En Familia fue, durante casi 50 años, el oasis mudo y sonriente de la más exitosa catafixia con la historia. Todo esto ocurrió mientras Xavier López “Chabelo” entretuvo a millones de niños mexicanos:

El 68, Tlatelolco, Díaz Ordaz y Luis Echeverría. El posterior “halconazo”. Los Juegos Olímpicos. La elección sin competencia de José López Portillo, sus lágrimas en el Congreso, su “defensa del peso como un perro”. La devaluación del 82. La explosión de San Juanico. El temblor del 85. El destape de Salinas. La elección del 88. La firma del TLC. El surgimiento del EZLN y el subcomandante Marcos. El asesinato de
Colosio...

También el magnicidio de Martin Luther King, de John Lennon y de Indira Gandhi. La construcción de las Torres Gemelas. La caída del Muro de Berlín. El fin de la URSS. El atentado y destrucción de las Torres Gemelas. La yihad de Bin Laden, así como su muerte.

El asesinato de Saddam Hussein. La Primavera Árabe, el derrocamiento de Hosni Mubarak, el asesinato de Muamar al Gadafi. La engañosa derrota de Al Qaeda y el nacimiento de EI y todos sus recientes horrores.

A Chabelo le tocaron fenómenos como The Beatles, Madonna o Michael Jackson. La muerte de estrellas como María Félix o Cantinflas (con quien Chabelo debutó en el cine), Kurt Cobain o Amy Winehouse; el casamiento, maternidad y trágica muerte de Diana de Gales. Xavier López ya hacía En Familia cuando Jacobo Zabludovsky entró a transmitir 24 Horas y seguía cuando se acabó. Y cuando Jacobo falleció, el
domingo, a las siete en punto, estaba Chabelo al aire.

Las televisiones mexicanas seguían encendiéndose mientras los noticieros narraban el asesinato de Salvador Allende. El principio y fin de la dictadura de Pinochet. El inicio y fin de la dictadura en Argentina. El regreso y muerte de Perón. El poderío de Fidel Castro, su decadencia. La Revolución sandinista. La transición a la democracia en casi toda América Latina. El ascenso de Hugo Chávez, así como su decadencia y
muerte. La entrada y el regreso de la dinastía Bush a la Casa Blanca. La entrada de la pareja Clinton a la Casa Blanca...

Chabelo vio a sus “cuatitos y cuatitas” maravillarse con fenómenos como E.T., Star Wars, Toy Story y Harry Potter. Los vio conocer el Atari, el Nintendo, el Xbox, el Wii y, ahora, las tablets y teléfonos inteligentes.

Chabelo sobrevivió a todos los cambios de la tecnología: al control remoto, antenas parabólicas, videocaseteras, CD, DVD e internet. Ahora a Netflix y Hulu. La transición de la televisión analógica a la digital... Chabelo sobrevivió a la historia del mundo y sus protagonistas, a los cambios tecnológicos y generacionales. Chabelo siempre estaba ahí. Acaso la prueba más incontestable de la inmortalidad de Chabelo es que
le tocó el PRI en Los Pinos, su salida y otra vez, el PRI en Los Pinos.

A lo que En Familia ya no pudo sobrevivir fue a Mikel Arriola en la Cofepris: desde que se prohibieron los anuncios de golosinas en la televisión, el programa se convirtió en un producto incosteable para Televisa.

Es una lástima: porque las 7 am del domingo seguía siendo un exitoso pegamento para las familias mexicanas. Y, acaso, un último oasis ante todos los horrores que la realidad nos narra todo el día. Esa, la historia, seguirá. Pero Chabelo es inmortal –y todos lo sabemos–.
15 Noviembre 2015 05:00:46
13/11: el horror
Este texto estaba pensado para hablar de nosotros, los mexicanos. Todo por un estudio del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM que nos reveló cómo nos vemos como nación, como habitantes de este país tan contradictorio.

Pero ocurrieron los trágicos hechos en París y creí que es mejor hacernos preguntas sobre quiénes somos como especie. Explosiones, disparos y rehenes.

Pánico y conmoción. Decenas de muertos y heridos.

Un teatro lleno de gente que esperaba disfrutar de un concierto y que acabó inundado en sangre, la de esos ciudadanos que fueron blanco de unas cuantas personas que los arrastraron a su locura.

Así me vino la pregunta: ¿qué carajos nos sucede? Pocas cosas nos diferencian del resto de los animales.

La razón será acaso nuestra mejor y más poderosa herramienta, pero también se convierte a veces en la más peligrosa de nuestras aliadas.

Porque es con ella que sustentamos nuestras creencias, es en ella en que vertimos nuestros miedos y los dejamos crecer todo lo posible.

La razón y lo que en ella cabe, todo lo que afianza nuestras creencias.

La razón y el odio que nacen a partir de ahí, de lo que entendemos, de lo que nos da miedo.

Odiamos al de junto porque no es como queremos que sea, porque no hace lo que creemos que es lo correcto.

Señalamos porque piensan, visten, hablan y actúan contrario a lo que pensamos. Somos tantos y tantas también las posturas respecto de algo, tanta también nuestra negativa a aceptar las diferencias.

Tantos humanos y tanto daño el que nos hacemos. Porque unos dicen que Dios les ordena, otros que su líder les ha dicho que son superiores, unos más porque ven en la violencia el único vehículo para hacerse de una justicia a la que aspiran.

Somos la especie más contradictoria de todas. La que más daño se hace y la que más conmueve.

La que ha dejado de sorprenderse porque ha llegado a niveles inauditos de agresión. La que justifica todas sus acciones. La que se hunde en lágrimas por lo que sucede a distancia, pero se niega a aceptar su propia realidad, ese entorno de corrupción que ha ayudado a construir. Somos la especie que genera odio a partir del odio, porque lo que ayer sucedió es resultado de cientos de años en que nos hemos mirado
soberbios unos a otros.

Dios y las formas que toma alrededor del mundo, la razón y la ignorancia que vienen con él, que no por él, sino que son consecuencia del nulo entendimiento que se le da a su mensaje.

Somos la especie con razón, pero que no razona y nos convertimos así en la especie más absurda.

¿Para qué se nos concedió ese atributo si lo usamos para hacernos daño?

Ayer fue un día triste. La historia nos dice que a una tragedia le siguen otras más. ¿Cuándo un estallido de violencia ha significado el fin de ésta? ¿Cuándo hemos aprendido a mirarnos a partir de la sangre derramada en tantas guerras? Somos la especie más absurda porque nos parece inconcebible que haya quienes ataquen a otros en nombre de Dios, pero hay quienes aceptan la segregación en el discurso de un
aspirante a la Casa Blanca.

Habrá quien con los hechos de ayer justifique violencia hacia otros inocentes, cuya única coincidencia con los criminales sea el color de su piel.

Y así crece ese círculo de violencia. Somos la peor especie, porque le damos al instinto un nivel inferior al de la razón, tal vez porque en ella no cabe ningún miedo. Somos, al final, la especie más frágil, porque creemos que con la razón justificamos todos los actos, aunque sólo nos convertimos en presas de nuestros prejuicios. Somos tan contradictorios porque, dice Michel Houellebecq, a pesar del odio y de la violencia
que generamos, jamás dejamos de creer en el amor. Aunque tal vez sea un concepto que no entendemos, porque no somos capaces de extenderlo hacia quienes vemos distintos en su aspecto o sus creencias.
08 Noviembre 2015 05:00:30
Cuba (14 años después)
La visita de Castro reactiva la amistad entre México y Cuba

Cuando en 2008 Fidel Castro dejó la Presidencia, el anuncio pareció el de un agotamiento, no sólo de él, sino de un sistema que no fue lo que esperaron ni sus protagonistas ni sus entusiastas ni sus gobernados. La Revolución cubana fue, por supuesto, un momento histórico del siglo 20, esa disidencia a la democracia y al capitalismo que se enfrentaba al mundo. México siempre caminó de la mano de Cuba; sin importar
las miradas de EU, fuimos siempre países cercanos.

La relación se tensó con el desencuentro entre Fidel Castro y Fox. Era 2002: Fox invitó a Castro a Monterrey, pero éste se retiró de manera abrupta del evento. Días después se conocería la razón: una llamada telefónica, la del famoso “comes y te vas” para no incomodar al presidente de EU George W. Bush. Dos años más tarde, Carlos Ahumada fue detenido en Cuba. Ambas naciones se distanciaron, a pesar de la
cercanía y de compartir las aguas del Golfo. Felipe Calderón hizo su intento por mejorar la relación, pero poco se logró. Luego llegó el cambio de estafeta en la isla: la entrega del poder de Fidel a Raúl.

Ese fue un momento histórico protagonizado por los Castro, aunque Fidel ahí seguía, como la figura icónica de un mundo opositor que llevó la revolución a su país, pero ésta no llevó consigo el progreso prometido. Ni en Cuba ni en la ex-URSS ni en ninguno de los países que adoptaron la utopía que, al cabo, se volvió distopía. No pudieron salvarla ni Hugo Chávez ni su heredero Nicolás Maduro. En Cuba, la resistencia
comenzó a apagarse o, más aún, cambió su objeto de repudio: el comandante se había convertido –como sucede cuando un hombre permanece mucho tiempo en el poder– en el tirano. Miles de cubanos huyeron de su patria. Las virtudes que sí trajo ese régimen se opacaron con las necesidades básicas que los cubanos no lograron satisfacer permaneciendo en su país. Una cosa por otra: niveles educativos envidiables,
pero sin infraestructura para desarrollarlos, sin libertades elementales, sin condiciones para el crecimiento. Cuba entró en una era de agotamiento y la salida de Fidel se entendió como tal, más aún cuando Raúl comenzó a guiñar hacia la transición.

En este sexenio, con un tejido diplomático que acompañó el conocido anuncio histórico hecho en Washington y bien recibido en La Habana, México comenzó a reconstruir la relación lastimada. Y ayer, Claudia Ruiz Massieu concretó con éxito la labor iniciada por José Antonio Meade, no sólo para recomponerla, sino para convertir a este país en un actor principal en el proceso de transformación de la isla. Ruiz Massieu logró concretar un encuentro que en la última década parecía imposible. Así, Cuba y México rea-nudaron ayer una relación que terminó de sanar, pues la visita del Presidente cubano, 13 y medio años después, reactiva no sólo la amistad entre ambos países, sino también el papel que cada uno juega en la región que compartimos. México, como lo dijo Enrique Peña Nieto en su mensaje de bienvenida a Castro en Mérida, desea que a Cuba “le vaya bien”. Los inminentes cambios de la isla tienen en suelo mexicano un punto de apoyo para concretarse.

Por su parte, el discurso de Castro, además de anecdótico, como lo son las charlas entre dos amigos que se reencuentran, fue prudente en cuanto a posturas políticas. La transición democrática de Cuba ya empezó y México formará parte de ella, porque después de la Revolución cubana no la soltó ni la dejó sola. México y su capacidad diplomática será el testigo que ha visto a los Castro en su histórico papel: a un Fidel que, como un gran idealista, hizo la Revolución, y a un Raúl que, como gran estadista, entendió cuando la Revolución ya no daba para más.
01 Noviembre 2015 04:00:48
De nuevo: nadie vio, nadie supo
Quizá estaban brindando por los dichos de José Torero, quien dijo que no hubo fuego en el basurero de Cocula. Vaya usted a saber, pero a Eric Ulises Ramírez Crespo, Alcalde del PRD, lo detuvieron junto a Adán Zenén Casarrubias Salgado, líder de Guerreros Unidos. ¿Todavía nos impresionan los nexos entre alcaldes y el narco?, pese a la evidencia, no se logra actuar en consecuencia. Con su detención las cosas no se resolverán, ¿qué ha pasado con el caso Abarca-Pineda? Aquí escribimos sobre la posibilidad de que caiga su caso, nada tiene que ver con la desa-parición de los 43 estudiantes, de eso no se les pudo levantar cargos.

Qué tarea tan complicada tiene la PGR, pues la dejan sola, nadie es capaz de asumir una responsabilidad. ¿Cómo es posible que creamos que no sabían sobre los nexos de alcaldes–criminales en el interior del PRD? En un estado como lo es Guerrero y tras lo ocurrido en Iguala, ¿no era necesario que se mejoraran los filtros para evitar que de nuevo el narco ejerciera poder en los gobiernos locales?

Navarrete llegó a la presidencia del PRD en una época complicada, en ese entonces, todos nos preguntábamos cómo era posible que Abarca, con sus antecedentes, hubiera sido elegible como candidato. Todos se lavaron las manos en aquel entonces, Navarrete no era presidente del partido cuando Abarca ganó la elección, eso le correspondió a Zambrano, quien se lavó de culpas, pero Navarrete me dijo que el PRD haría una limpia de todo lo que pudiera tener nexos con el crimen. Vino la elección del 7 de junio pasado y se comprometieron a estudiar el perfil de los candidatos para que no llegara de nuevo un Abarca a las boletas electorales. Oh, nada de eso ocurrió.

En febrero pasado, ante la presión para que el PRD diera una explicación del porqué Abarca fue abanderado, Navarrete dijo: “En cualquier partido puede aparecer un Abarca”. Valiente explicación que no respondió pregunta alguna. Ayer, en la conferencia en la que el presidente del PRD expresó la postura del partido por la detención de Ramírez Crespo, dijo algo similar y se lavó las manos de cualquier responsabilidad. La culpa fue de la PGR, dice, que no les dijo que había señales de un posible nexo entre el edil y Guerreros Unidos: “En abril de este año, pusimos a disposición de la PGR los expedientes de todos los candidatos a cargos de elección popular en Guerrero, para que fuesen investigados y localizar si tenían algún antecedente o existían presunciones de vínculos delincuenciales o actuaciones ilegales. No tuvimos información de la autoridad ministerial federal sobre antecedentes o indicios que impidieran la postulación del ahora presidente municipal de Cocula...”. Después, dijo que en el momento en que fue candidato no tenía nexos y que éste pudo concretarse una vez que entró en funciones. O sea, no, no y no, no sabían nada, nadie vio, nadie supo o los engañó, pero el partido no tuvo lo culpa. El mismo discurso cuando detuvieron a Abarca. Acaso sólo pensarán en expulsarlo para que no dañe la imagen perredista. Mi compañera Isabel González, presente en la conferencia de Navarrete, hizo un par de preguntas: “¿Qué pasó con sus filtros, qué pasó con su código de ética, ustedes dijeron que estaban blindados y que si alguien resultaba con presuntos vínculos, la PGR les tenía que decir? ¿Ahora, ustedes no sabían a quién postulan como presidente municipal de Cocula, con todo el contexto histórico reciente? ¿No les da pena, no les da vergüenza, con todo respeto?”. Al parecer no.

...¡Ah! Junto a Ramírez Crespo y Casa-rrubias Salgado fue detenida una tercera persona, Eloy Flores Cantú, quien se dijo asesor jurídico del Grupo Parlamentario del PRD en San Lázaro... pero nadie sabe, nadie supo, nadie vio.
25 Octubre 2015 03:00:50
#Patricia
La vista desde la Estación Espacial Internacional era, para la tarde ayer, abrumadora. La fuerza de “Patricia” se resumía en esa imagen y en otra, donde se le comparaba con “Katrina”, aquel huracán que, prácticamente, destruyó la ciudad de Nueva Orleáns hace 10 años. Y “Patricia” es tres veces más grande.

Si hubiera una sexta categoría en la escala Saffir-Simpson, “Patricia” cumpliría todos los requisitos. O al menos así se definía un fenómeno jamás antes visto en la historia del planeta.

Así lo dijeron expertos internacionales, quienes desde su centro de mando monitorean el paso de un fenómeno hoy ya histórico. “Patricia” sorprendió a todos con su fuerza, pero aún más por la velocidad con la que llegó a ésta: “Quedé realmente atónito (...) Estaba sobre la parte más sustanciosa del Pacífico oriental”, dijo Kerry Emanuel, meteorólogo del MI,... “Increíble. Uno no ve
muchas cosas como ésta (...) De hecho, en el Hemisferio Occidental nunca habíamos visto algo parecido”, palabras de Jeff Masters, director de meteorología de Weather Underground.

Según lo reportado ayer por Excélsior y basado en los análisis de expertos como los mencionados renglones arriba: “Una gran cantidad de agua tibia proporcionó la energía que los meteorólogos llaman intensificación explosiva. El aire estaba más húmedo de lo normal, lo que agregó más combustible. Y al mismo tiempo, los vientos cruzados en las capas superiores de la atmósfera que
evitan que un huracán se fortalezca no se presentaron durante gran parte del jueves...”. Por esa razón, “Patricia” se transformó en un huracán de tales dimensiones.

“No es del todo inesperado el que se haya intensificado con tanta rapidez (...) Todo indicaba que se convertiría en un fuerte huracán. Es simplemente increíble la fuerza que tiene”, dijo Falko Judt, meteorólogo de la Universidad de Miami, a la revista The Atlantic. Judt, según lo reportado, también se encontró sorprendido por la velocidad del viento de Patricia, que en un momento se dijo
que podría alcanzar hasta los 500 km/h (bueno, alcanzó los inéditos 400): “Yo soy reacio a modificar las categorías, porque éstas se basan en la destrucción que causa el viento. Todo está destruido en una categoría cinco, así que todo, por supuesto, estaría destruido si hablamos de una categoría seis. Realmente no podríamos evaluar lo malo que fue el paso de la tormenta, porque ya
todo estaría destruido de todos modos, así, tan malo como se escucha...”.

Con una declaración así, viniendo de un experto, no hacen falta más detalles de la capacidad destructiva de un fenómeno como “Patricia”. Y, sin embargo, al cierre de esta columna, a las 9 de la noche, el saldo era de cero personas muertas y tampoco destrucción más allá de las impresionantes imágenes de los vientos, la caída de árboles y los deslaves por carreteras. Si hasta ahora
suena a favores de la providencia, lo cierto es que mucho, mucho ha tenido que ver la reacción temprana de las autoridades federales, locales, los medios de comunicación y la población en general para ponerse a salvo: hacer caso a las indicaciones de Protección Civil sí puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

Afortunadamente, los mexicanos y las autoridades hemos aprendido algo de las dolorosísimas experiencias pasadas. A pesar de la sorpresa de la velocidad con la que Patricia se transformó en el huracán más potente en la historia, los protocolos de Protección Civil se activaron de inmediato. Ayer, alrededor de las 17:40 horas, en poblaciones de Tenacatita, El Estrecho, La Manzanilla y
Melaque, en Jalisco, #Patricia tocó tierra. Vimos un despliegue informativo de parte de todas las dependencias responsables de garantizar la seguridad de todos los ciudadanos.

La providencia o Protección Civil (o las dos juntas). Insisto: hasta las 21:00 horas, no se reporta la temida devastación que vendría de la mano de #Patricia. Esperemos que por la noche vaya por sus fueros... Que amanezcamos con un saldo blanco, con una más de las sorpresas de la naturaleza, una que nos diga que los pronósticos fueron mucho más allá de lo que ocurrió en realidad.
Porque también de la realidad hemos aprendido algo...
18 Octubre 2015 04:00:55
El filantropófago y El Mesías
EL FILANTROPÓFAGO. El timing no está para buscar redenciones. Demasiadas heridas hay y tantísimas dudas sin respuesta, como para que un personaje como el exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, decida reaparecer a la vida pública como el filántropo que el país estaba esperando. Dice, no se ha cansado de asegurar que él nada tuvo que ver con lo sucedido la noche del 26 de septiembre de 2014 en Iguala (¿y su intimísima amistad con María de los Ángeles Pineda, lideresa de Guerreros Unidos sería una mera coincidencia?). Que no importa que todo haya sucedido durante su mandato; tampoco dice nada de que fue su partido, todavía con Andrés Manuel López Obrador en sus filas, el que apoyó la candidatura de José Luis Abarca a la alcaldía de aquella ciudad guerrerense, vía Lázaro Mazón, secretario de Salud de Aguirre y luego el candidato (frustrado por los hechos de Iguala) de AMLO a la gubernatura. Que no. Que todo eso no importa nada; él asegura que no tuvo nada que ver, que no tiene responsabilidad alguna.

Sí, se desapareció después de su licencia y más aún después de la elección del 7 de junio pasado, pero ahora está de vuelta con su mismo discurso, cínico e insensato. Dice él que su carrera política no está terminada, por el contrario, incluso, va a tomar un giro: “Un político termina su carrera política hasta que se muere, un político puede hacer política no necesariamente teniendo una responsabilidad pública, pues lo podemos hacer a través de los medios, escribiendo, en la academia, lo podemos hacer de muchas formas, lo que sí le puedo decir es que de mi estado jamás me voy a desvincular...”, dijo. No se desvincula, pero tampoco se responsabiliza, ni siquiera por las omisiones que cometió su gobierno los días que le siguieron a la tragedia de Ayotzinapa.

Ah, pero ahora dice que se dedicará a trabajar en una fundación –próxima a anunciar– que estará enfocada a combatir el cáncer cervicouterino. Así, se dedicará ahora a la filantropía. Ayudará a las mujeres guerrenses porque, dice, no tiene nada que esconder. Filantropófago (sic) puro: alimentándose y redimiéndose a través de una “buena voluntad”.

EL MESÍAS. Ahora que ya tiene un ingreso mensual asegurado, López Obrador dejó el Tsuru, así como los viajes en carretera y los desayunos económicos que habitualmente menciona en sus redes sociales. Ahora toma aviones y se va de paseo, digo, de gira por Europa. Y aunque en otros años soltó críticas a Vicente Fox por sus constantes menciones a la Virgen de Guadalupe en sus discursos cuando éste era presidente o con sus visitas al Vaticano, alegando el tema del Estado laico, ahora que AMLO anda (nuevamente) en pos de la Presidencia, ya sacó pasaporte, visas y cambió divisas para, él mismo, recurrir a la fe para jalar agua y los milagros que se puedan para su molino.
A raíz del anuncio que se hizo hace unos días sobre la visita que hará el papa Francisco a nuestro país el próximo año, a AMLO ya se le olvidó el Estado laico: “Su presencia, en estos tiempos aciagos, será de gran aliento para nuestro pueblo. Su mensaje espiritual ayudará a que no se pierda la fe en la justicia y a mantener encendida la llama de la esperanza (...) Por nuestra parte, le compartimos que continuamos trabajando para lograr una transformación que nos permita eliminar la corrupción política, que ha sido la causa principal de la desigualdad, de la pobreza y de la violencia que padecemos en México”. Ah, “llegó El Mesías”, rezaba un meme que circuló en redes sociales; claro, la imagen que acompañaba la frase era la de AMLO en el Vaticano.

Y es que tan mesías fue que después del Vaticano se fue a París, donde ya habla de lo que hará cuando gane la elección de 2018. ¿Será que la visita a la Santa Sede le reveló alguna epifanía? Ahora, además de mesiánico, es vidente, síquico, agorero... Por un lado, se hace ya presidente y salvador del país y, por el otro, ya alega fraude en caso de que pierda –o le roben, diría él– la Presidencia. En fin, parecería que el mensaje de “El Peje” con esta gira es que París bien vale ésta y cualquier otra misa...
11 Octubre 2015 04:00:08
Lo importante en la SCJN
En un sinfín de ocasiones he dedicado este espacio a ese estado de derecho que no hemos logrado construir con bases sólidas que lo fortalezcan, que lo nutran de razones bien plantadas para que se convierta en la elemental obra de relojería que haga que esta democracia y esta nación funcionen como deberían. Para ser un país capaz de respetarse a sí mismo, vía una legalidad incuestionable, debemos estar dispuestos a pagar el precio. O los precios. De las tragedias y los escándalos que hemos vivido en el último año. Se ha revelado más de un tema que, por haber dejado en el abandono o la simulación durante décadas, hoy sus vacíos pasan la terrible factura. Algo ha empezado a hacerse para atender esos huecos. Pero el terreno de la construcción de la impartición de justicia tiene que atenderse de manera integral.

Justo ahora que dos de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación,Olga Sánchez Cordero y Juan Silva Meza, están por dejar vacantes sus puestos es que México tiene una nueva oportunidad para definir qué entiende por estado de derecho y cómo lo quiere construir. Existe un falso debate. O, más bien, un debate equivocado respecto de cómo deben estar integradas las ternas que envíe Enrique Peña
Nieto para ocupar esas sillas que quedarán vacantes y para su evalúo en el Senado. Constitucionalmente, el Presidente de la República está requerido a sugerir los nombres de aquellos y aquellas que cree deberían ocupar el puesto de ministro en el “máximo tribunal”. Y aunque el debate de “si las cuotas o si los cuates” ha traído consigo puntos relevantes, lo más importante es hablar de los perfiles de quienes deberían
ingresar a la Corte, para garantizar su pluralidad (no la partidista –como en el IFE–, sino la formación jurídica de sus integrantes). Sostener que a esta sólo deban llegar personajes de carrera judicial, no sólo es reduccionista, sino que condena a repetir los errores en el entendimiento de aquello que es la justicia y su implementación. Permitir que a la Corte lleguen perfiles externos –que no estén ligados directamente al
Poder Judicial, pero que sí posean profundo conocimiento de las leyes y el derecho– abre la puerta a la pluralidad y protege al Pleno de terminar envuelto en una visión endogámica, en un pensamiento único, en una ausencia de debate. ¿Habría la SCJN decidido, como en los casos Florence Cassez, matrimonio igualitario, en materia de telecomunicaciones, contar sólo con ministros de carrera? Aun sin saber cuáles serán
los nombres que Enrique Peña Nieto incluya en sus ternas, sabemos de varios personajes externos al Poder Judicial que, por su trayectoria y preparación, se observan como posibilidades impecables para enriquecer a la Suprema Corte.

La Corte es una institución a la que debe cuidarse con empeño, pues de su buen funcionamiento depende que la construcción y garantía del estado de derecho, que tanto nos urge, pueda generarse y convertirse así en el siguiente gran paso para la transformación del país. Tener un México que marche con la seguridad de que todo opera como debe ser.

Addendum. “Felicidades, ganó el periodismo”, me dijo Jaume Bonfill, editor en español de Svetlana Alexiévich, la nueva Premio Nobel de Literatura. Conversé con él el jueves pasado, unas horas después del anuncio hecho en Suecia. “Sus escritos polifónicos, un monumento al sufrimiento y al coraje en nuestro tiempo...”, esas fueron las razones por las que la Academia sueca decidió conceder esta presea a la escritora y
periodista bielorrusa. Y sí. Ganó el periodismo. Y se reafirmó esa posibilidad de no sólo ser un elemento para la generación de información, sino también para la creación literaria de excelencia.

En el mundo hemos tenido representantes dignos de ese periodismo que es también alta literatura. Pienso en García Márquez, Truman Capote, Monsiváis. En tantos otros. El periodismo narrativo, el que se crece aún más con las tantas posibilidades de las letras. Y que hoy se crece aún más con ese Nobel que reivindica el ejercicio periodístico como una de las varias y muy necesarias ramificaciones de la literatura.
20 Septiembre 2015 04:00:38
Hace 30 años
La ciudad levantada sobre un lago, ese que luego se volvió en tantos caminos de tierra por donde una independencia y una revolución pasaron en su proceso de concreción. Esos caminos trazados por el andar cotidiano, que después fueron de concreto y comenzaron a comunicar a quienes habitaron las casas y departamentos que alrededor de ellos se construyeron. La ciudad que de pronto se vio como una de las más grandes del mundo, como una de las más diversas, también. La de los grandes edificios y estructuras que dan aire de modernidad, pero también la de los campos de siembra y sus tradiciones que, por fortuna, no se extinguen. El Distrito Federal, la ciudad que se sacude en alegría en festejos, la de una de las avenidas más bonitas del mundo, la de sus tantos museos, la de su Zócalo vuelto el centro de todo: donde se baila, donde se canta, donde se aplaude, donde se protesta y se imagina un mejor porvenir. La Ciudad de México que nació gracias a los millones de habitantes que han pisado sus calles, la que se levantó una y otra vez. La que se reconstruyó después de uno de sus más tristes y trágicos episodios.

Hoy, hoy es aquel día en que guardamos silencio por todos aquellos que murieron la mañana de hace 30 años. Hoy es cuando se proyectan con más precisión las sombras de los edificios que colapsaron. Hoy es cuando todos quienes lo vimos entendemos la fuerza y la legitimidad de una solidaridad que hemos sabido demostrar en las tantas igualmente tristes ocasiones en que la naturaleza nos recuerda que ella es quien manda.

Hace 30 años yo era una niña, no entendí al instante, en esos segundos que duró el sismo, qué era lo que pasaba, fue hasta un par de días después, cuando en la televisión y los diarios se daban saldos y se mostraban imágenes de cómo lucía una ciudad tomada por sorpresa por ese fenómeno natural que jamás podremos controlar. Hace 30 años, tantos perdieron a sus padres, madres y hermanos. Hace 30 años, también fueron vidas las que colapsaron, las que cambiaron en cuestión de minutos, familias enteras que lo perdieron todo, familias a las que sólo les sobrevivieron unos cuantos integrantes. Sin embargo, así como ésta se sigue recordando como una de las peores tragedias en la historia de nuestro país, también, como sucede siempre en estos casos, se convirtió en un recordatorio de lo maravillosa que es la vida y la naturaleza, tanto que llega a niveles inexplicables, que hasta los pensamos como milagrosos. Los bebés que lloraron por días bajo los escombros, los rescatistas, los voluntarios... los mexicanos que ayudaron día y noche a desconocidos para que se levantaran de las ruinas. Las toneladas de ayuda en especie que llegaron de varias partes del mundo y del interior de la República.

Hace 30 años de la mañana más triste de la ciudad, pero cuánto hemos cambiado. Fenómenos naturales llegan, pero los vamos enfrentando con más precisión, con más rapidez. Pero más allá de eso, la mañana de hace 30 años nos demostró que ésta y, sí, también cualquier ciudad del país, se levanta y reconstruye. Esta ciudad con sus milenarios recuerdos se ha ido transformando al mismo paso en que crece y se expande. Es una ciudad que se puso de pie porque quienes la habitan lo hicieron posible. Dice Héctor de Mauleón en La ciudad que nos inventa: que a las ciudades las hacen, las construyen quienes las viven. Después de un episodio como el de hace 30 años, la Ciudad de México se levantó por aquellos que se aferraron a la vida, pero también con el recuerdo de aquellos que continúan estando en nuestra memoria.
13 Septiembre 2015 04:00:30
Maduro caradura
“Nuestra lucha es muy concreta, muy clara. Por una Venezuela en donde todos los derechos sean para todas las personas. Que no haya discriminación. Que no se abuse del poder. Que no se le violen los derechos a nadie, que todos tengan acceso a la salud, al trabajo, a una vivienda. Todos los derechos para todas las personas...”, grita Leopoldo López desde su celda en la cárcel militar de Ramo Verde. Lo escuchamos y vimos en un video difundido a través de la cadena
CNN. Fue grabado en octubre de 2014 por alguien que, según el canal informativo, pidió el anonimato por motivos de seguridad. En el video, López sostiene una conversación desde su celda con Daniel Ceballos, quien fuera alcalde de San Cristóbal y quien en ese entonces se encontraba encarcelado en el mismo lugar que el líder opositor al mandato de Nicolás Maduro.

Tras 18 meses preso, López recibió hace un par de días su sentencia: 13 años, 7 meses, 7 días y 12 horas, por haber enfrentado al régimen de Maduro, por haber salido a las calles, por levantar la voz, por buscar la manera de formar una sociedad venezolana más informada y, también, una que pueda cubrir sus necesidades más básicas, algo que hoy depende enteramente de las manos del g obierno de Maduro, pues es desde ahí donde se decide qué dan y a quién, en
una filosofía dictatorial que ha sumido a Venezuela en una profunda crisis de desabasto, devaluación, pobreza e inflación, todo herencia del gobierno de Hugo Chávez.

Y a Nicolás Maduro poco le importa su reputación ni el juicio que su pueblo o el tiempo harán de él y sus acciones. Nada, a decir verdad. Pienso, ¿a qué enemigo de la libertad le ha importado? El tramposo reflejo al espejo que los hace creerse todopoderosos, únicos poseedores de la verdad. Allá aquel que no comulgue con sus ideas, porque será tratado como un criminal, será detenido y encarcelado. Así entiende él la democracia, como una farsa, como un disfraz para
una dictadura que –asumida o no– cobra altas facturas a quienes se muestran opositores. La sentencia a Leopoldo López es justo eso, le confirma a Venezuela que hoy viven en una falsa democracia, aunque constitucionalmente esté construida como tal, sino que también viven en un territorio en donde es un crimen pensar distinto a quien está a cargo de su gobierno. A López lo sentenciaron como parte de una persecución política, porque sus movilizaciones iniciaron los
cuestionamientos al gobierno de Maduro. Estratégicamente, esta condena llega en vísperas de elecciones, tan conveniente para el Gobierno venezolano cerrarle todas las posibilidades. Venezuela pide a gritos un cambio, que regrese la paz, que llegue con la certeza de saber que hay algo que servir en la mesa. Así de grave es la crisis venezolana. Poca seguridad ante las más elementales necesidades de sus ciudadanos; la única seguridad, vemos hoy, es que el Gobierno
no se cansará de perseguir a sus opositores.

Nicolás Maduro cumple con el mismo perfil sicocriminal de aquellos que en su delirio, en su falsa y absurda grandilocuencia, ya ni siquiera se preocupan por la reputación que tienen ante el mundo, nada les importa ni el respeto ni la aprobación ni la reputación ante el mundo entero: mucho menos el qué dirá la historia de su ignominioso proceder. Como a todo caradura, lo único que le interesa es autoconvencerse de que sus desafiantes, ilegales y autoritarias acciones no
tendrán ningún tipo de consecuencia... Y sólo la pasividad de la comunidad internacional es la que hasta hoy suscribe, con su falta de sanciones, dicha convicción: la del caradura.

ADDENDUM. En 2005, el priista Raúl Cervantes fue denunciado por su entonces esposa, Angélica Fuentes, heredera del Grupo Imperial Corporativo en Ciudad Juárez, quien lo acusó por violencia física (entre otras “finezas” la quiso, incluso, estrangular). Y resulta que hoy, este senador con licencia pretende convertirse en ministro de la SCJN, para diciembre, mes en que Olga Sánchez Cordero y Juan Silva Meza terminan su periodo en la Corte... Lástima para Cervantes que la ley diga que para ocupar ese cargo tendría que haber dejado el Senado al menos un año antes. Pero, sobre todo, es inadmisible que un hombre con antecedentes ingrese al Máximo Tribunal, ahí dónde se discuten tantos, tantísimos casos de violencia de género. Ya con el escándalo de Góngora, la Corte tuvo suficiente.
12 Septiembre 2015 04:04:34
¿Será una #RoqueSeñal…?
Roque puede hacer bien su chamba, pero la suya es una estampa traumática grabada en el imaginario de la sociedad mexicana.

Tenemos nueva planilla de subsecretarios en Gobernación. Miguel Ángel Osorio Chong anunció el miércoles pasado al mediodía cambios al interior de la secretaría que comanda. Una camada de nuevos funcionarios entre los que aplaudimos los rostros de Ruth Zavaleta, como directora de Participación Ciudadana, y Ricardo Bucio, quien llega al Sistema Nacional de Atención Integral de Niñas, Niños y Adolescentes. También, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez, como titular del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública; Patricia Bugarín, en la Coordinación Nacional Antisecuestro; Eduardo Guerrero como comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social; Jorge Rojo García, director del Registro Nacional de Población, y José Luis Calderón, como titular del Centro Nacional de Acreditación y Certificación. Todos ellos fueron vistos con muy buenos ojos por los dirigentes de las organizaciones de la sociedad civil que permanentemente están en contacto, en debate y en contrapeso con la Secretaría de Gobernación.

Pero junto a ellos se nombró a otros dos nuevos funcionarios... o, bueno, ni tan nuevos. Humberto Roque Villanueva, ajá, el de la Roqueseñal que se ha empeñado en desmentir, aunque la imagen esté ahí para siempre, para la posteridad y al alcance de cualquiera (internet nunca perdona). Ese ademán con el que celebró tan pintoresca y “mexicanamente” el incremento del IVA, aquel 17 de marzo de 1995, y su creador regresan a los escenarios de políticos de primer plano. Fue designado por Osorio Chong como subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos. Probablemente, como asegura Osorio, el subsecretario Roque pueda hacer muy bien su chamba, pero lo cierto es que la suya es una estampa traumática grabada en el imaginario de la sociedad mexicana y de las más representativas de lo que la gente lamentaba respecto a las formas de operar del “viejo PRI”. Roque Villanueva ha dado, a lo largo de estos años, un sinfín de entrevistas tratando de explicar cómo y por qué “sacaron de contexto” aquel ademán con sabor a celebración futbolera. Pero la fatalidad quiso que le tocara a él convertirse en una de las imágenes por las que el PRI perdería la Presidencia. Y ahora una extraña fortuna le da una nueva oportunidad. En términos de estrategia o marketing político, sigo sin entender cómo y por qué ésta podría ser una decisión afortunada.

Y el otro extraño nombramiento fue el de Arturo Escobar, antes senador. Despachará desde la subsecretaría de Prevención y Participación Ciudadana, es decir, de la dependencia que se encarga de generar programas para la prevención del delito. Militante del Partido Verde Ecologista de México, a Escobar se le recuerda por varios hechos: su campaña a favor de la pena de muerte (algo que no procedió, pero que sí le trajo –en su momento– muchos sufragios al PVEM, de la gente que estaba hasta el gorro de la inseguridad y del secuestro). Se le ubica por eso, pero también por la maleta con efectivo que llevaba al llegar al aeropuerto de Chiapas. Primero dijo que no era cierto, pero al final aceptó que sí, pero que era de una casa que había vendido. Y, claro, también por ser de los defensores de las mochilas, cuadernos, lápices, boletos para el cine, etcétera, que su partido repartió antes de la elección del 7 de junio. Y los tuits de “El Piojo”, claro (y claro, luego la banda tuvo ganas de cobrarle al Verde hasta el pleitazo de “El Piojo” con Martinoli).

Será que todos tenemos una segunda oportunidad en la vida, pero al recordar la fama (o mala suerte) de estos dos nuevos funcionarios resulta difícil entender la lógica de sus nombramientos, sobre todo cuando el actual Gobierno atraviesa desde hace meses una crisis de confianza. ¿Cuál, exactamente, es la señal? Porque es como echarle leña al fuego. Ayer, Osorio Chong salió a defender los nombramientos, dijo que serán los resultados los que hablen por ellos... A ver, pues, esperemos. El beneficio de la duda. Pero si no los dan, que no les extrañe que seamos nosotros quienes les dediquemos alguna otra #RoqueSeñal...
06 Septiembre 2015 04:00:16
Grace y la cannabis
Hace unas semanas escribí sobre un reportaje publicado en El Financiero: Mariguana crea CEOs en Estados Unidos; la resumo rápido: mientras el debate sobre la legalización de la cannabis continúa en algunos estados de nuestro país vecino, en los territorios donde ya es asunto cerrado y aprobado ha nacido una industria que da empleo, paga impuestos y, obviamente, no genera violencia. Empresarios allá, criminales acá, porque aquí el negocio de la mariguana sigue siendo ilegal, sólo genera ganancias millonarias para los cárteles y violencia. Allá la mariguana se usa como auxiliar en tratamientos médicos y se sigue investigando sobre sus alcances. Aquí estamos perdidos en el prejuicio sobre la legalización, ni al debate hemos llegado.

Pero justamente, sobre su uso con fines terapéuticos conocimos (gracias al buen oficio del diputado Fernando Belaunzarán y una primera plana del Washington Post) hace días la historia de Grace, una pequeña mexicana de 8 años que padece el síndrome de Lennox-Gastaut, una enfermedad parecida a la epilepsia. Ha sido sometida a infinidad de tratamientos médicos con el fin de controlar las convulsiones que han llegado a ser hasta 400 por día. Tantos han sido los
medicamentos y tratamientos fallidos, que ahora la única esperanza para Grace es probar con fármacos que contienen cannabidiol, una de las varias sustancias que componen la mariguana. Aunque hay evidencia de que estos medicamentos ayudan a reducir la frecuencia de las crisis convulsivas, aún se siguen realizando estudios para tener total conocimiento sobre los alcances de estos. El tema es que esta posibilidad llega después de un proceso legal que tuvo que
realizar la familia de la nena. En México está prohibida la venta de mariguana y cualquiera de sus derivados, incluidos los fármacos. Una política prohibicionista que no ha servido para nada, salvo para derramar sangre inocente, fuegos cruzados, extorsiones, corrupción, derecho de piso, infiltración de las fuerzas de seguridad, aterrar a poblaciones enteras y dar las peores notas de México en el extranjero. Y, ¡ahora resulta que tendremos que ser importadores de mariguana
medicinal!, pero final y felizmente, la familia Elizalde podrá importar, por primera vez en la historia de nuestro país, aquella sustancia que sirva como nueva y última alternativa.

Que el caso de Grace sirva para impulsar un debate que es necesario: el de la legalización. Comencemos, pues, a salir del clóset para generar siquiera, una discusión. Que el ejemplo de EU sirva para comenzar a replantearnos lo que queremos que suceda con una industria que aquí es ilegal y cuyas consecuencias las conocemos todos, pero que allá ha comenzado a transformarse. Demasiado tiempo hemos estado bajo la sombra de un narcotráfico que cada día hace
millones de dólares, todos manchados de sangre, por supuesto. Y no, las estrategias acá no han servido, ya no digamos para erradicarlo, ni siquiera para contenerlo.


El fin de semana pasado me tomé un par de horas para ver el inicio de la serie Narcos, que estrenó Netflix, basada en la vida de uno de los más grandes capos del narcotráfico del mundo, el colombiano Pablo Escobar. En los primeros capítulos, el agente de la DEA enviado por EU a Colombia narra cómo se transformó Miami una vez que la cocaína llegó a sus calles: un negociazo por el que inmediatamente se comenzó a derramar sangre. Una imagen que en México
resulta tan cotidiana. ¿Cuántas cosas han cambiado en la vida diaria de las personas a raíz del narcotráfico? Convertir a la mariguana en una sustancia legal que, además de generar una industria que pague impuestos y genere empleos, genere también conocimiento médico. Y como en el caso de Grace, pueda también mejorar las condiciones de vida de miles de personas... No permitirlo si todo es un pasón... pero de lanza.
05 Septiembre 2015 04:05:34
Gay, panista y… antigay
La vida privada de los personajes públicos no nos debe importar. Salvo cuando tiene implicaciones públicas. Hoy, las redes sociales están llenas de fotos, chismes, rumores y videos que intentan decirnos qué hace fulano y con quién, como si fuera relevante para definir su trabajo. Lo que se hace en privado es asunto exclusivo de los involucrados, siempre y cuando todo sea legal y consensuado, porque ése ya es otro tema.

Pero llegamos a un dilema cuando el sujeto evidenciado resulta ser alguien que públicamente posiciona su carrera y su imagen en determinadas causas y su vida privada es una exhibición de su incongruencia. Me explico: todos reprobaríamos que un zar antidrogas fuera evidenciado dándose unos pericazos, un hombre autoproclamado feminista golpeando a su mujer, un líder marxista-leninista conduciendo un BMW, un militante del PVEM usando botas de piel de cocodrilo (¡eso ya pasó!) o una figura pública convertida en portavoz de determinada causa y cuyo proceder en privado es el más contundente desmentido a su discurso. Ya de los “hipócritas” mucho se ocuparon los griegos y los latinos.

Hace días la revista Proceso reportó el caso de Héctor Mendizábal Pérez, líder potosino de Acción Nacional y diputado local electo, de quien se filtraron fotos en las que se le observa feliz, abrazando y besando a quien, entendemos, es su pareja. ¿Qué tiene de malo? Nada. Sí, su pareja es otro hombre; de hecho, fue a través de su cuenta de Twitter que las fotos se hicieron públicas. A nadie le importa quién hace qué y con quién, mientras sea en el marco de la ley (es decir: entre adultos y por consenso).

El dilema está en que esto se dio a conocer cuando el Congreso de San Luis Potosí discute sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, tema que le saca ronchas a los panistas, pues hace sangrar su histórica retórica de derecha anquilosada (¡hasta el papa Francisco ha suavizado las recalcitrantes posturas de la Iglesia!).

La doctrina del blanquiazul sobre asuntos de la agenda progresista es de un sonoro y rotundo no. A pesar de que tantos de sus militantes (sobre todo los más jóvenes y educados) ni de chiste comulgan con tanta imprudencia moralista.

Vaya dilema para quien forma parte de la lista de militantes, pero también pertenece a la comunidad LGBT, que no es cobijada por los blanquiazules. Cuántas declaraciones de panistas hemos escuchado reprobando y condenando con autoridad casi religiosa a quienes forman parte de la diversidad sexual.

¿Y qué pasó? Pasó un boletín de prensa que emitió donde se lee: “En todo momento –el PAN– hace hincapié en el respeto a los derechos de la vida privada, al honor, a la intimidad y a la propia imagen (...) puntualizamos el valor de la persona que todos los individuos tenemos, por lo que Acción Nacional siempre ha abogado por la no discriminación y la eminente dignidad de toda persona...”.

Y nos llegan las preguntas: ¿no es acaso la negativa a un derecho tan elemental como el matrimonio una forma de discriminación?, ¿no es eso lo que escriben en su boletín, la causa y defensa de los asuntos progresistas a los que ellos se oponen? Qué peligrosa es la doble moral, resulta un acto de completa deshonestidad.

Además, el partido alegó sobre “el uso de las redes sociales como medio para las amenazas y la extorsión”.

¿No ellos también han revelado –y gozado– con la difusión de escándalos ventilados en tales plataformas? Ah, la doble moral, tan absurda y dañina cuando se mira tan de cerca...

EPÍLOGO. El problema es que en México no hay un partido libertario: uno cuya plataforma defienda las libertades sociales e individuales y las libertades económicas con el mismo ahínco.

Ahí cabrían tantos panistas, perredistas, priistas que tienen que meter “al clóset” muchas de sus posturas personales, por culpa de la “agenda del partido”...
30 Agosto 2015 04:00:55
Renovarse o qué, PRD
¿Cómo podría llegar el Partido de la Revolución Democrática a una elección presidencial con capacidades suficientes? Porque difícilmente lo hará para la que viene en 2016. Las gubernaturas en juego no le dan espacio competitivo, a menos que, como en Puebla y Oaxaca hace unos años, decidan aliarse con el Partido Acción Nacional. Aunque serían, como aquellas veces, victorias discretas que no podrían embolsarse por completo. Acaso su oportunidad de no salir tundidos en la elección del próximo año es definir cuál será el papel que jugarán. Suena imposible que definan su nueva dirigencia y de inmediato a sus candidatos para las 12 gubernaturas que se juegan en los siguientes meses.

Bastante sintomático fue que Carlos Navarrete acelerara su salida, más aún que comenzara a hablarse de que en su lugar llegaría no un perredista elegido en proceso democrático, sino uno de unidad, para no herir susceptibilidades. Agustín Basave fue/es el elegido; los rumores sumaron certezas cuando lo vimos afiliarse al sol azteca, pero de igual forma él mismo se encargó de cambiar la ruta o la versión, que no quiere que ninguno de los perredistas que ya habían
levantado la mano deje la contienda.

Cuando se anunció el proceso de cambio de dirigencia perredista, aquí escribimos que lo que más le urgía al partido era un cambio generacional. Colocar al frente a quien entienda la política que ha hecho el partido desde que fue fundado, pero también el tiempo en que ahora están parados; dejaron de ser la única oposición y tienen hoy la oportunidad de ser aquella izquierda ecuánime, la que dialoga y propone, la de capacidad de interlocución a pesar de que sus
causas sean las más incómodas para la agenda de los demás grupos políticos. Volverse una izquierda más racional y menos radical.

Levantaron la mano para ello Armando Ríos Piter, Fernando Belaunzarán y Zoé Robledo, todos perredistas que han dado la cara por el partido en momentos que se antojaban complicados. Ríos Piter, por ejemplo, supo decir que no cuando le ofrecieron la candidatura a la Gubernatura de Guerrero. Acto valiente como pocos, pues, dicho en sus palabras, dijo no querer un acercamiento con el exgobernador Ángel Aguirre, como se lo propusieron. Bastante congruente a la
carrera que Ríos Piter ha construido en estos años. En lo personal, pienso que aquí está el principal activo político perredista con miras a una renovación generacional.

Entendemos la estrategia de llamar a alguien como Agustín Basave, pero no están para improvisar una dirigencia con quien no ha sido parte del partido en los últimos años. Tienen demasiado en juego. Si para 2016 el Partido de la Revolución Democrática debe ya estar mejor, sabiendo que los números que logren en las urnas lo dirán todo sobre sus verdaderas condiciones frente al electorado; para 2018 debe ya haber definido un camino que no lo relegue como un
partido satélite, de esos que se pegan a un grupo con más posibilidades. Perdón, pero ese llamado que le hizo Silvano Aureoles, gobernador electo de Michoacán, a Andrés Manuel López Obrador, suena a aquel síndrome de EstocAMLO del que he hablado desde hace varios años. No importa lo que se digan ni lo que se hagan, al no haber mejor panorama, intentan regresar a la herida original, aunque de allá sólo reciban negativas y claros actos de arrogancia.

El Partido de la Revolución Democrática tiene hoy la oportunidad de ser esa nueva fuerza opositora, una que haya aprendido de sus imprudencias y codependencias, que esté dispuesta a aventarse a las futuras elecciones como un grupo verdaderamente renovado, y no como uno que improvisa y “resuelve” al aventón las crisis que hoy lo tienen tan desdibujado. De la juventud que le inyecten al partido depende el futuro que puedan alcanzar.
29 Agosto 2015 04:00:37
Baraja 2018
Con el anuncio de los cambios en su Gabinete, Enrique Peña Nieto abrió su baraja de presidenciables. Siguen los tan mencionados Luis Videgaray y Miguel Ángel Osorio Chong, pero ayer la mano de cartas se nutrió. Los movimientos del Presidente colocaron en secretarías estratégicas a quienes no deberemos perder de vista de aquí a 2018: José Antonio Meade, en Desarrollo Social; Aurelio Nuño Mayer, en Educación Pública, y Claudia Ruiz Massieu, quien ha sido de la(o)s secretaria(o)s mejor evaluada(o)s, despachará Cancillería. Ellos para enriquecer al grupo de precandidatos que se había nutrido con la designación de Beltrones como presidente del PRI. De entre esos seis, cæteris paribus (si nada cambia), saldrá el nombre del candidato(a) de Peña para la contienda presidencial. Dicen que Osorio quedó descartado por la fuga de “El Chapo”, pero ayer Peña le corrió la cortesía de subirlo al templete y de entregar las llaves de los despachos a los nombrados. Acaso sólo como compensación al hecho de que los designados son más afines al equipo y estrategia de Luis Videgaray. Lo cierto es que si ninguno de los dos “superpoderosos” de la primera mitad del sexenio fuera el candidato en 2018, lo será quien mayor posibilidad tenga de ganar de entre los recién nombrados.

La fuerza de los nuevos es que ninguno ha enfrentado escándalos. Voy uno por uno: Meade tiene una amplísima trayectoria en el servicio público. Reconocido como un extraordinario economista en los círculos globales, gracias a su paso y responsabilidad en la SHCP durante el sexenio de Calderón, sería un candidato al que los inversionistas y los organismos financieros internacionales verían con buenos ojos. Nuño tiene la ventaja de ser uno de los principales arquitectos y operadores del Pacto por México; no sólo conoce las tripas y resortes del poder de la actual Administración, sino de todos los miembros de la oposición. Si la reforma educativa camina mejor que las otras, tendrá mucho qué presumir para buscar la candidatura. Y Ruiz Massieu, si mantiene sus niveles de aprobación entre la ciudadanía y se muestra como una canciller proactiva y eficaz, podría, sin duda, ser una gran carta para la contienda. Esto sin mencionar que, para entonces, ya sabremos si EU será gobernado por un salvaje o por una mujer: Hillary Clinton.

Demasiadas cosas han sucedido en el país los últimos meses. La primera mitad del sexenio ha sido de altibajos. Pasamos del Mexican Moment a una crisis que creció como bola de nieve. Los cambios se pedían a manera de autocrítica, pero no se tomaban en cuenta los factores que en política siempre definen el rumbo; venían elecciones y cambios de dirigencia partidistas, y no es que algunas cosas importen más que otras, pero Peña se tomó tiempo para planear las jugadas estratégicas para planchar el camino que habrán de transitar, tanto en el Gobierno como en su partido, para llegar más sólidos a la presidencial. Sabe, mejor que nadie, que de lo que decida hoy y de lo que pase en 2018 dependerá su futuro postpresidencial y la consolidación (o naufragio) de todo su ambicioso paquete de reformas.

Emilio Chuayffet, Jesús Murillo Karam y Monte Alejandro Rubido son los personajes que salen del Gabinete. Aún no sabemos si los mandarán o no a alguna embajada, pero lo cierto es que ya se habían convertido más en pasivos que activos, por el hecho de ser un recordatorio permanente de la peor crisis que ha atravesado esta Presidencia.

Así estuvieron los enroques de Peña: el rey busca blindarse para los años que todavía faltan, y así, mientras sus dos caballos consentidos siguen aparentemente firmes, ha movido alfiles y torres. Recordemos que cuando se juega bien con cualquier pieza (incluso con un simple peón) es posible cantar el jaque mate. O, al menos, “quedar tablas”.

23 Agosto 2015 04:00:29
La disculpa
Tuvieron que pasar varios meses. El Presidente tuvo que ordenar una investigación que, por la forma en que la ley lo dispone, tuvo que realizarse a través de una instancia de su mismo gobierno. Ayer, Enrique Peña Nieto ofrecía disculpas por todo (la indignación, la sospecha, el enojo) lo que se originó a raíz de la “casa blanca”, la de Malinalco e Ixtapan de la Sal. Aunque tardó, por fin hubo un “acuse de recibo” (acaso EPN quiso esperarse hasta que concluyera la investigación, aunque el costo de esa espera fuera una merma en sus índices de aprobación y en el mensaje que mandábamos al mundo). Pero (hay que decirlo) el preámbulo a la disculpa fue muy desafortunado: una conferencia de prensa que duró años y con sabor a “choro mareador” del secretario de la Función Pública. Ocho meses del anuncio de que sería Virgilio Andrade el encargado de realizar las investigaciones para aclarar los conflictos de interés que se acusaron en notas periodísticas, y con el que se reactivó la operación de una secretaría que se anunció desaparecería, tenemos un veredicto. Aunque me cuesta trabajo pensar que fue algo que siquiera se acerca a una conferencia de prensa, en donde quien está por ofrecerla entiende que los expectantes saben y conocen el tema a tratar. Pasaban los minutos y el titular de la SFP no paraba de dar definiciones y ejemplos. Como una clase en la que primero se nos explicó qué era lo que se nos iba a aclarar. Como si ninguno de los presentes, o quienes lo seguimos vía streaming, supiera de qué se trataría todo. Minutos valiosos en donde se explicó qué es un conflicto de interés según lo que se describe en las leyes, y cuáles son sus consecuencias. Desde ahí pudimos comenzar con suspicacias. Demasiado rollo previo a las conclusiones sólo significaba que: se nos estaba preparando el piso para el discurso que se respaldaría en esa ley explicada tan detalladamente en una suerte de conferencia que fue una suerte de cátedra. Una presentación que comenzó a ser un suplicio. Tanto antecedente para comenzar a desglosar conclusiones que la gran mayoría ya habíamos adivinado.

Y porque los expertos en la materia lo dijeron desde el principio: atendiendo a las leyes mexicanas ni el Presidente ni el secretario de Hacienda incurrieron en conflictos de interés, porque nuestras leyes son muy deficientes al respecto. La tragedia de la transparencia mexicana resumida y respaldada en sus mismas leyes: no hacer nada bueno que parezca malo. Vaya recoveco legal, porque si aquello se hace, de todos modos está la ley respaldando con sus múltiples
vacíos. Y es ahí, pienso, donde debemos detenernos a hacerlo: mejorar nuestras leyes para asegurar que cualquier conflicto sea resuelto bajo una reglamentación que asegure que no quedará nada al aire. Ahí debió comenzar todo. Las leyes están puestas así, así fueron escritas y así hay que observarlas. Si hoy hacemos rabieta por este caso, también haremos tamaño berrinche cuando a Elba Esther Gordillo le sea concedida la prisión domiciliaria (y si no se la
conceden tendríamos que hacer berrinche porque la ley no sería observada). Ni modo. Lo mismo ocurrió con Florence Cassez, las fallas en el debido proceso hicieron que a la francesa se le dejara en libertad. Así dice la ley y así se cumplió. . Así lo dice la ley, si queremos ser un país en donde ésta se aplique con todo rigor y sin privilegio alguno, debemos comenzar a acostumbrarnos a este tipo de resoluciones. Porque así iremos construyendo, también, un camino que
conduzca a un verdadero estado de derecho, que sirve de antecedente para mejorar las leyes que hoy tenemos. A ver, nuevos diputados, después de esto, ¿cuáles serán sus aportaciones para enriquecer y mejorar todo lo que tenemos en las leyes en cuestiones de transparencia? ¿O este caso no ha servido de nada? Pedir disculpas, por fin, es un buen primer paso.
22 Agosto 2015 03:00:14
La tragedia griega y el dólar a 17
En 2010, Grecia solicitó su primer rescate, fue por 110 mil millones de euros. Intentaba volverse un deudor moroso. Al siguiente año, ya estando en recesión, solicitó un segundo rescate, pidió 130 mil millones. En ese periodo, quien fungiera como su primer ministro, Georgios Papandréu, dejó su cargo al no tener éxito en su petición de un referéndum sobre la deuda griega. En 2012, hicieron un moche a su valor nominal, por un 53.5% de los bonos; 12 meses después, su nivel de desempleo llegó a una taza de 27.5%, y más de una cuarta parte de los ciudadanos en edad productiva no tenían empleo. A esos niveles estaba hace un par de años. En 2014, de manera histórica, Syriza, la coalición de izquierda, logró la mayoría en la Cámara de Diputados, convirtiéndose en la primera fuerza política del país.

El descontento que la derecha gobernante había sumado se convirtió en el capital político de Syriza, y su mayoría legislativa fue apenas el inicio. En enero de 2015, Alexis Tsipras llegó al cargo de primer ministro y Syriza lograba otro triunfo. Pero en febrero se lanza un ultimátum: o acepta aplicar reformas económicas o no se le ampliaría más la asistencia financiera; el pronóstico era que para abril el país se quedaría sin fondos. Justo en ese mes, el FMI le anuncia que debe pagar 200 millones de euros el 6 de mayo, y otros 750 millones una semana después.

En junio, Grecia negocia pagar los cuatro vencimientos que tenía pendientes, y que correspondían a un monto de mil 600 millones de euros. Tsipras convoca a un referéndum para que el pueblo decida si aceptaba o no la propuesta de las nuevas reformas. La tragedia griega no se detenía. La gente deseaba sacar dinero de los cajeros automáticos que debieron ser cerrados. Hasta ayer, el Banco Mundial confirmaba el pago de Grecia por 3 mil 400 millones de euros.

Al mismo tiempo, Tsipras anunciaba su dimisión. Es probable que en las nuevas elecciones, en las que seguramente participaría –y ganaría de nuevo– trataría de “sacudirse” a los más radicales de encima, para intentar poner un poco de orden que la Toika esperaba, tras el más reciente rescate del país. “Sé que no logramos todo lo que prometimos al pueblo griego, pero hemos salvado al país, diciendo a Europa que la austeridad debe terminar...”, fueron las palabras con las que se despidió.

Tsipras entendió que la estrategia de confrontación permanente terminaba en populismo. Y que el populismo iba a representar más penurias para el pueblo griego. Puso muchos temas relevantes sobre la mesa, pero sabe que tiene que reencauzar a Grecia hacia el terreno de la estabilidad.

Es cierto que el capitalismo comete muchos excesos. Pero la forma de resolverlos no es el incendio. Tras el incendio sólo quedan ruinas, cenizas y humo. En Latinoamérica hay ejemplos claros, como Venezuela. Ni el capitalismo encuentra los caminos, ni el extremo radicalismo ha logrado equilibrar a las economías que lo utilizan como estrategia para librar las crisis que genera el primero. Y la evolución del mundo y los mercados exigen que se comiencen a trazar nuevas líneas de ejecución, contención, redistribución, que eviten lo que hoy tenemos: una crisis permanente que está afectando no sólo a Grecia. Ayer, por ejemplo, llegamos a un nuevo tope histórico: 17 pesos con 10 centavos por cada dólar.

Pareciera que la imaginación del ser humano llegó al punto del vacío: ¿en serio nadie tiene una propuesta sensata para resolver el gran tema que tiene al capitalismo contra las cuerdas? Mientras continúe a nivel global la tremenda especulación financiera, la acumulación de capitales nos llevará (otra vez) a lo que Marx diagnosticó: la implosión del sistema por una crisis de abundancia. (Aunque su propuesta para resolverlo, ya lo vimos, no sirvió de nada).

16 Agosto 2015 04:00:29
‘Don Joaquín’
Ha pasado más de un mes desde que ocurrió la fuga. Sobra decir de cuál hablamos. Y no sólo porque literalmente representa la huida del criminal, decimos, más buscado y famoso del mundo, sino porque también con su escape se fueron condiciones favorables para un Gobierno federal que no sale de una, cuando ya está metido en otra. Fue un hecho que convocó involuntariamente al consenso de cómo se vivió y se sintió la todavía increíble fuga. Más de un mes y poco se ha avanzado. Sí, poco. Absurdo resultó que después del 11 de julio se aprobara su extradición. Ya para qué, lo que urge ahora es encontrarlo. Pero una de las cosas que más nos ha llamado la atención es que en diversos trabajos periodísticos se da cuenta de la forma en cómo se ve a Joaquín Guzmán Loera, y que dice mucho del papel que tiene dentro de una coyuntura por demás complicada, hablando exclusivamente de los temas de seguridad nacional y narcotráfico.

“Don Joaquín”, así le llama hasta su abogado. Hace un par de días, Ciro Gómez Leyva entrevistó en la radio a Juan Pablo Badillo Soto, el abogado que se encarga de defender a “El Chapo”. ¿Quién estaría dispuesto a echarse encima un caso como ese? ¿Por qué tener algo así entre manos cuando no puede ni tener comunicación con su cliente? Llevaba el caso, pero dice no haber tenido contacto con su cliente desde hacía cuatro o cinco meses antes del día de la fuga. “Don Joaquín”, con ese respeto. Y no es el único. Hace
unas semanas, Carlos Loret de Mola, quien tuvo acceso a los videos de vigilancia del momento del escape, así como de días previos, relató sobre el ruido que los demás presos escucharon en el mismo pasillo en el que estaba “El Chapo”, ruidos que les dijeron eran trabajos en el sistema de drenaje. Jesús Lemus, quien escribió Los Malditos, una crónica en la cual nos narra la vida en el interior del penal de Puente Grande, donde estuvo preso injustamente, recopiló información sobre cómo era el comportamiento de este preso
en particular, aunque no convivió con el líder del cártel de Sinaloa, así como el de las autoridades: “Le pedían opinión para hacer la comida (...) ordenaba lo que se le antojaba, con eso se ganaba a la población. Había veces que le decía al comandante de compañía que no hicieran de comer aquí. Les daba descanso a las cocineras y entonces mandaba traer de fuera. Se hacían unos méndigos pachangones en el patio, porque cuando mandaba traer de fuera siempre pedía borrego o carnitas y en el patio se ponían los cazos y
las ollas de carne y todo mundo contento...”, fue algo de lo que escribió en su libro. Es “don Joaquín”, pues, el mismo que su abogado, según lo escuchamos en la entrevista, defiende con todo el fervor profesional posible. Duro para hablar de razones, inteligente para no decir más de la cuenta, tajante cuando no quiere hablar de algo en particular.

De ese calibre es la percepción en torno a “El Chapo”. De ese tamaño es el narcotráfico, una actividad que seguirá dando nombres y personajes de esa dimensión (porque genera dividendos de esa dimensión) hasta que se tome en serio la tarea de enfrentarlo por todos sus ángulos. Se estima que en cinco años, Estados Unidos habrá legalizado el consumo de la mariguana en todo su territorio. Hasta ahora lo han hecho bien, y como reza el lugar común: ellos ponen los consumidores, nosotros los muertos.

Porque aquí no somos capaces ni de sentarnos en serio para hablar de la posibilidad. Es irónico cuánta hipocresía genera este debate en México, pero, por el contrario, de qué forma algunos personajes hablan de “don Joaquín” (y no sabemos, en privado, cuántos políticos también lo harán). Y es que la ausencia de una mesa de discusión sobre el tema de la legalización nos está condenando a que sigan apareciendo más y más personajes como éste.
15 Agosto 2015 04:00:33
México-Chile: 25 años
Hace días hablamos de la importancia de las relaciones diplomáticas de cualquier país, lo hicimos tras el anuncio de que Miguel Basáñez será el nuevo embajador de México en Estados Unidos. El nuestro es un país que siempre ha dado la importancia debida a estas relaciones, sobre todo cuando hablamos de países latinoamericanos.

Porque somos el puente natural (no sólo geográfico, sino político y económico) con el país más poderoso del mundo. Pero México ha sido siempre una relación estratégica para los países de América Latina, y los lazos diplomáticos con alguno en la región se han roto en situaciones límite.

Se cumplen 25 años del restablecimiento de las relaciones entre México y Chile. En 1973, Luis Echeverría rompió lazos con el país sudamericano como respuesta al golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende. Fue hasta 1990, casi 20 años después, que la relación fue recompuesta y se hizo con éxito; en 1998, ambos países se convirtieron en socios exportadores, gracias a un tratado de libre comercio. Somos, además, los únicos países latinos miembros de la OCDE.

Cuando sucedió el golpe de Estado, nuestro territorio se convirtió en refugio de cientos de chilenos que escaparon del régimen. Un pasado así no puede más que significar un presente y un futuro que aseguren que ambos países están dispuestos a trabajar en conjunto para hacer de sus territorios zonas de progreso que, afortunadamente, son y serán ancla para toda la región. Por algo también se han hecho con Colombia y Perú, del bloque comercial Alianza del Pacífico.

En la celebración, 25 años, Peña Nieto recibió en visita de Estado a la presidenta Michelle Bachelet. La llegada se da no sólo en el marco del aniversario diplomático, sino para fortalecer la relación con la firma de varios acuerdos en materia educativa, turística, comercial, cultural y científica. Esperemos que pronto rinda frutos. Que nuestra relación bilateral no vuelva a verse pulverizada por situaciones tan extremas como las vividas hace un cuarto de siglo. Ni México ni Chile (ni ningún otro país) merece empeñar ni empañar su potencial compartido por el indebido proceder de alguno de sus gobernantes.

El caso de Fernanda. Fernanda y Juan Manuel tuvieron un matrimonio marcado por la violencia. Tuvieron una niña, Valentina, quien tiene 6 años. Las agresiones físicas hicieron que Fernanda pidiera el divorcio. Se le otorgó guarda y custodia de la menor, la patria potestad la ejercen ambos padres. Valentina vivió sólo con su madre tres años y medio hasta que Fernanda decidió rehacer su vida, lo que afectó a la menor, así que le pide al exesposo llevarla con un sicólogo, debido a cambios en su comportamiento. Lo anterior enfureció a Juan Manuel y decidió vengarse, aprovechando los contactos e influencia de su hermano (Juan Manuel es hermano del delegado en Cuajimalpa, Adrián Rubalcava), se presentó con su hija ante el Ministerio Público de Asuntos de Menores, hizo que Valentina declarara contra su madre. Dicha declaración se realizó sin cumplir con los protocolos adecuados para la toma de declaraciones de menores de edad. En ese entonces, Valentina tenía 4 años, por lo que la declaración debió tomarse con un sistema llamado “Antenas”, inventado por una de las sicólogas mejor preparadas en temas de violencia infantil, Julia Borbolla. Así, Juan Manuel ganó instancias, demandó la patria potestad y la guarda y custodia de Valentina. Gracias a denuncias públicas, Edgar Elías Azar cambió a la juez del caso; con nueva cabeza al mando se le otorgó la guarda y custodia provisional a la madre, lo que no fue bien recibido por Juan Manuel Rubalcava, quien gracias a sus “influencias” logró una suspensión provisional del fallo para no entregar a la niña. Esta situación ya llegó a los ministros de la SCJN, quienes investigan los hechos. El 17 de agosto se realizará la audiencia constitucional en la que se deberá resolver la suspensión definitiva del fallo, que regresaría a Valentina con su madre. Hay demasiadas pistas fundadas de las graves irregularidades con las que se ha llevado este caso, que sirve para evidenciar cómo la justicia, a veces, se trabaja por relaciones de poder y no por la verdad. No es la primera vez que se conoce un escándalo de corrupción y violencia, por parte de los hermanos Rubalcava. Lo peor, lo más doloroso, el bienestar de una menor está en juego. Se necesita ser demasiado vil para jugar con eso.
09 Agosto 2015 01:00:56
Nosotros, las bestias
Según el último censo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, actualmente son 22 mil 784 especies en peligro de desaparecer.

A lo largo de los miles de años de la historia de la humanidad nos hemos creído la única especie con todos los derechos sobre lo que hay en la Tierra. Hace un par de días hablamos de las consecuencias ya visibles –y de otras que pensamos imposibles, pero que ya esperan a la vuelta de la esquina– y que tienen que ver con el medio ambiente. El cambio climático aún forma parte de la agenda de concientización, cuando ya debería ser parte de la agenda de programas ejecutados por los gobiernos del mundo. Así de mal entendemos nuestro lugar como parte, tan sólo como una parte, de un ecosistema que lo mismo requiere a la raza humana que al insecto más pequeño que podamos imaginar. Somos la única especie tan estúpida como para hacer todo lo necesario para atentar contra la biodiversidad que garantiza el equilibrio de la vida en el planeta, y, por lo tanto, que garantiza la sana supervivencia de la nuestra.

¿Por qué creernos los dueños de la vida en la Tierra? No importa si hablamos de una mascota en casa o si nos vamos al extremo y pensamos en el caso de “Cecil”, el león cazado en Zimbabue hace unos días. No nos basta con alimentarnos de ellos (parte de la famosa “cadena alimenticia”), sino que nuestros peores monstruos internos encuentran espejo en el maltrato de otras especies. Sin darnos cuenta de que, al hacerlo, estamos poniendo la alfombra roja por la que caminará nuestra propia eventual exterminación.

La cacería que mató al león “Cecil” puso el reflector sobre las formas en que cierta parte de la sociedad, la que puede pagar, tiene acceso a “deportes” tales que acaban con la vida de ejemplares sin siquiera tomar en cuenta su estatus de permanencia como especie. Tema que tampoco les importa a los “doctos” que escriben que los leones matan gente (y roban comida) en las aldeas de los países africanos. Ellos lo hacen por instinto, nosotros por “entretenimiento”. Nosotros tenemos una sobrepoblación de miles de millones de ejemplares; ellos (y tantos otros) están mirando de frente su propia extinción (a manos nuestras). Según el último censo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, actualmente son 22 mil 784 especies en peligro de desaparecer de un total de 77 mil 340 especies animales evaluadas. Es un altísimo porcentaje (30%) de especies que podrían borrarse para siempre de la faz de éste, nuestro único planeta. Enfocándonos sólo en el león y a sus 47 subpoblaciones (tipos, pues), tenemos que, desde 1995 a la fecha, hemos perdido 7 mil 500 ejemplares. Es decir, 22% menos. Del año en que yo nací (1975) a la fecha, pasamos de una población de 250 mil ejemplares, a unos 25 mil en la actualidad: es decir ¡90% menos!

El oso grizzli mexicano, el león marino japonés, el tigre de Java, el pájaro carpintero pico de marfil, la cabra de los Pirineos y el rinoceronte negro: todas ellas, especies aniquiladas en el último medio siglo por la irracional voracidad de la “especie más inteligente” de todas. Yo diría la más soberbiamente estúpida. ¿De qué les sirven a estos individuos esos “trofeos” colgados en la sala de sus casas? ¿De qué forma ese falso poder es capaz de mejorar su vida a nivel individual o la nuestra en el terreno de lo colectivo? Acaso para que cuando visitemos sus salas podamos decir: “He aquí un ejemplar disecado de una de las tantas especies que alguna vez exterminamos”. Y voltearemos y habrá 10 mil millones de seres humanos vivos, pero disecados por dentro en su infinita (y autoimpuesta) soledad... frente a la inevitable promesa de nuestra eventual desaparición por la falta de los equilibrios que la vida necesita. Sin biodiversidad, sólo quedará la muerte.

Somos, más que cualquier otra especie del planeta, la más aberrante (destruimos todo para saciar nuestras necesidades, naturales o creadas), la más arrogante (porque creemos que todo está a nuestro servicio) e, irónicamente, la más autodestructiva (destruimos todo aquello que le da sustento a nuestra propia vida)... Somos, pues, nosotros, las bestias.

02 Agosto 2015 04:00:44
Muñequitas rotas
Demasiadas almas. Tantas vidas expectantes de oportunidades para el desarrollo, para disfrutar aunque sea un poco lo que ofrece el mundo. Somos muchos, cada día nacen y mueren seres humanos, pero ello no implica que se haga un balance demográfico que controle los millones de pies que todos los días andan por la Tierra. La ONU estima que para 2022, India será el país más poblado del mundo, más que China incluso, llegando a los más de mil 400 millones de habitantes. Una cifra aterradora, porque pensaríamos que así como la natalidad sube, también lo hacen las posibilidades para que cada una de estas vidas dé el salto generacional que requiere para dejar atrás, para volver pasado la racha de carencias. Para 2050, se estima que seamos 9 mil 600 millones de personas poblando el planeta.

La semana pasada leíamos el informe del Coneval: 2 millones más de mexicanos que viven en condición de pobreza. Y qué extraños los rangos con los que se mide. Pobreza y pobreza extrema, pero pobreza al final de cuentas. Cuántos años más se necesitarán para revertir las cifras, para ver un decrecimiento en el número de habitantes que en México y el mundo carecen de herramientas para el desarrollo. No sólo es educación, sino cosas elementales: techo, piso y pared para sus casas; la seguridad de que habrá comida al
menos tres veces durante el día o que se tendrá algo listo para vestir y calzar.

Sin embargo, tristemente la desigualdad no sólo se mide en carencias. El Consejo Nacional de Población (Conapo) reveló hace un par de días las siguientes estadísticas: 11 de cada 100 mujeres mexicanas que se convirtieron en madres tienen entre 15 y 19 años (durante el periodo 2009-2014). Eso significó que la tasa de embarazo adolescente se incrementó, pasando de 69.5 a 77.3 casos por cada mil mujeres. También, se supo que existen alrededor de 880 mil madres solteras en nuestro país, de éstas nueve de cada 10 son
menores de 18 años. Mucho peor que hace una década.

La Ciudad de México es la única entidad que ha revertido esa tendencia. Es en estados y en sus comunidades rurales donde los números se incrementan. La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica dice que esto se debe, efectivamente, a que en las comunidades no urbanas las posibilidades de realización para una mujer se reducen considerablemente. Pocas escuelas, poco trabajo, poca perspectiva de los gobiernos locales y tantos años de rezago en miles de familias. A muchas mujeres no les queda de otra más que
volverse madres para iniciar lo que entienden como un proyecto de vida, pero que a la larga se convierte en sólo una ruta de continuidad de carencias, necesidades y falta de oportunidades.

Es también asunto de educación, esa que debería darse con más regularidad no sólo en las escuelas, sino también como parte de programas gubernamentales que hagan que el tema de la sexualidad sea un asunto sencillo de hablarse en la sobremesa y, si no sencillo, al menos sí uno del que se tenga la información necesaria. Educación sexual que sacuda todos los prejuicios, que también son responsables de los índices de natalidad (que traen o que vienen con la desigualdad). ¿Cuántas de esas mujeres menores de edad
tuvieron la oportunidad de decidir sobre su cuerpo? La respuesta podemos inferirla si entendemos que hay mujeres que, aun pasando la mayoría de edad, siguen siendo criminalizadas por ejercer su derecho natural del libre albedrío para decidir sobre su cuerpo. Más aún: sobre su futuro.

Lo mismo que ocurrió el pasado fin de semana en la marcha en Guadalajara que dijo ser “por la familia”, aunque en varias crónicas se refirió también que se anexaron grupos contra el aborto, además de las claras consignas contra el matrimonio y la adopción por parte de parejas del mismo sexo. Todo porque “así es como debe ser”, dicen. “Porque es una ley natural”, aseguran.

Habrá quien piense que esto no tiene nada que ver con lo expresado antes, pero todo lo contrario. La desigualdad, las oportunidades, el camino para que todo el panorama demográfico y sí, también la pobreza, tiene mucho que ver con la educación que recibimos y damos. Y no se trata de decir qué es o no lo correcto, sino de que se tengan las condiciones para que todos los habitantes del planeta, mujeres para el caso del que hablamos ahora, puedan optar por lo mejor para ellas. Al final, embarazadas como si jugaran a las
muñecas, pero ellas son las únicas muñequitas rotas.
01 Agosto 2015 03:00:54
‘Si fue como dicen… ’
Mañana se cumplen tres semanas de la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán de El Altiplano. Las autoridades han organizado una cacería que cuenta con el apoyo de fuerzas de inteligencia de otros países y la Interpol. Hay jugosas recompensas y vemos con ingenuidad que hay una campaña que reparte volantes con la fotografía del criminal. Confían en que volverán a atraparlo, la cosa ahora es confiar en que no se les volverá a escapar.

“Las cámaras sí tienen micrófono y lo que registraron ya fue analizado por peritos. Ellos descubrieron que, por días y noches enteras, se escucharon los sonidos de taladros y martilleos. Los trabajos de la construcción del túnel sucedían prácticamente las 24 horas. La noche del 11 de julio se detectan incluso martillazos con cincel y el rotor de un esmeril angular, con los que se habría abierto el último tramo del boquete, el mil veces retratado cuadrado en el piso de la regadera (sin el uso de algún ácido, como se declaró por altas autoridades horas después de la pifia de seguridad)...”, escribió ayer Carlos Loret de Mola en El Universal.

Una muy importante contradicción a lo hasta hoy dicho por las autoridades. Y no es por demeritar la investigación, pero leyendo lo escrito por mi querido colega, comenzamos a atar un par de cabos que no teníamos resueltos (aunque el más elemental sentido común nos obligó a preguntar desde el primer día “cómo demonios nadie había escuchado nada” en la construcción de un túnel de más de kilómetro y medio de longitud que, además, desembocaba en la regadera de una celda al interior del edificio). Podrían hacerse los ciegos, pero, ¿los sordos?

Ayer mencioné que, en la entrevista con Vicente Fox, le pregunté con respecto a esta fuga. Me interesaba cuestionarlo porque, como también dije, el primer acto a la Houdini del “El Chapo” sucedió cuando Fox llevaba apenas mes y medio como presidente del primer gobierno de alternancia. Desde aquel entonces, el tema de la corrupción al interior del sistema penitenciario se hizo evidente. ¿O de qué otra forma podría haberse logrado la fuga? En ese episodio se contó a 71 presuntos involucrados, todos funcionarios de alto, mediano y bajo rango del penal de Puente Grande. Hoy —y tras lo ocurrido el 11 de julio— sabemos que, de ellos, al menos seis de los servidores sentenciados hace 14 años ya están libres. Incluido Leonardo Beltrán Santana, director de aquel penal. Y otro más, Enrique Pérez Rodríguez, será diputado suplente (de Miguel Ángel Yunes ) por el PAN a partir de septiembre.

Corrupción, en aquel entonces. Corrupción, hoy también, según me dijo Vicente Fox con respecto a esta segunda fuga: “Me recordó Alcatraz, como allí tienes otra fuga que después se convirtió en una película. En Nueva York, dos cuates se pelaron, a uno lo mataron, al otro lo volvieron a encerrar. Con esto quiero decir que son cosas que suceden que no debieran suceder, pero en esta vida la perfección no existe. Tú puedes tener todos los mecanismos, toda la tecnología, toda la logística y te suceden estos problemas. Ahora, sí hay algo evidente, que estas cosas no suceden si no son alteradas por la corrupción... Por otro lado, si fue como dicen que fue, es como para una película...”.

Pues, en efecto: el “como dicen que fue” implica muchas interrogantes. La primera ya está (con reportes y documentos) en la mesa tras lo reportado por Carlos Loret. Las que quedan, que son muchas, deseablemente serán retomadas por más colegas e investigadores. Aunque siempre existe el riesgo de que ocurra lo que pasó con la primera parte de la saga: de cuando se le fugó a Fox, nos quedamos con el carrito de lavandería. Ojalá en la secuela no nos quedemos sólo con el túnel... Porque hasta el tráiler es casi una broma muy amarga: de la ropa sucia ya pasamos a las cañerías (incluso si fue como dicen...).
26 Julio 2015 04:00:09
Es la desigualdad, ‘stupids’
No es la pobreza, es la desigualdad. Hace un par de días, se informó que en México viven 2 millones más de personas en situación de pobreza, más que en 2012. Según las cifras reveladas por el Coneval, en dos años pasamos a 55.3%, lo que representa 46.2% de la población total del país. “Por la disminución del ingreso de las familias. En ese momento es cuando se miden los precios de algunos productos que estaban altos y, por otro lado, el crecimiento poblacional. Tenemos 2 millones más de mexicanos, de los cuales un millón 100 mil ya nació pobre. Este elemento a considerar, parte de la estrategia del combate a la pobreza, tiene que ver con la política demográfica. Es una articulación, una intervención de los tres niveles de Gobierno...”, me dijo Rosario Robles, titular de Sedesol, cuando le pregunté qué era lo que no estaba funcionando.

Los datos del Coneval arrojaron cifras que hacen un enorme claroscuro: la pobreza extrema disminuyó, pasó de 11.5 a 11.4 millones de personas. Algo es algo, esto se opaca porque nos dicen que los índices de pobreza y pobreza extrema aumentaron en ocho estados del país: Morelos, Veracruz, Oaxaca, Estado de México, Sinaloa, Coahuila, Hidalgo y Baja California Sur. En Chiapas bajó la pobreza extrema, pero no la pobreza. En resumen, 79.5% de los mexicanos vive en algún tipo de condición de pobreza, desde la que los hace vulnerables a alguna carencia, hasta quienes apenas logran sobrevivir. No es un tema nuevo. Por años hemos visto desfilar programas sociales que buscan la erradicación del problema. Tarea nada sencilla, imposible borrarla de un día para otro, pero, ¿qué sucede, entonces, que los números a este respecto no cambian, no decrecen?

“Naturalmente no me da el entendimiento para asimilar cómo es posible dormir, levantarse y comer tres veces al día viviendo en la dicotomía de ser uno de los países con el mayor número de millonarios en el mundo y a la vez uno de los países con mayor número de pobres en el planeta. Siempre, siempre, la CNTE, Antorcha Campesina, tantos y tantos movimientos sociales que revientan las calles y vulneran la legalidad existente, han hecho de esta herida flagrante de la pobreza un negocio permanente. Porque una cosa es ocuparse de los pobres para que dejen de serlo y otra es conseguir que la secuela de desgracias, necesidades e inestabilidad social que genera la pobreza sea un arma de las organizaciones políticas para encontrar en el presupuesto una razón de existir, en el sentido de hablar pero no solucionar...”, escribió así Antonio Navalón ayer en Reporte Índigo. Es pobreza, sí, pero es más aún la enorme desigualdad de condiciones, incluso éticas, que hacen que nuestro país dé un paso hacia adelante y cinco para atrás. Ayer, escribía sobre las trampas y los tramposos que somos (todos en mayor o menor medida; sí, hasta apartarle el lugar a alguien en la dulcería del cine es hacer trampa, por aquellos que me reclamaron la generalización). En los datos que arrojó el Coneval, encontramos el resultado de éstas, de que la desigualdad no es sólo en materia económica, sino también de poder. México es un país con sus tantos criminales que han encontrado un nicho de oportunidad en las necesidades de la población. Son ellos, y también los otros, los que trabajan en nombre del pueblo, los que se sientan frente a escritorios de secretarías. Es la desigualdad de condiciones, que no sólo socioeconómicas, sino también morales, de aquellos que han convertido en el poder su herramienta de control. Mientras eso siga sucediendo, por más programas y campañas que haya, la brecha de desigualdad seguirá siendo ésta, la misma que permite datos tan radicales de tantos y tan pobres, y de tan pocos, pero tan ricos.

25 Julio 2015 03:00:18
#NoEraPenal   (o las trampas de la trampa)
Hace tiempo, estudiando sobre sicología (y sicología de masas) entendí que lo más dañino para la autoestima de una persona –o de una sociedad– era dinamitar sus propios méritos. Y la mejor manera de pulverizarlos es haciendo trampa. El esfuerzo, la dedicación, la ilusión y la entrega son las vías para que el resultado de un empeño rinda frutos verdaderos. Tristemente, en México hemos optado por el camino sicológicamente opuesto: por la autodestrucción multinivel de nuestros equilibrios, por el suicidio colectivo de nuestras expectativas, por la pulverización de toda autoestima compartida. Somos una sociedad que hace trampa. Trampa en todo. Todos, en mayor o menor medida, creamos un halo de impunidad al que creemos tener derecho. Igual para comprar a un contratista, un palacio o para incendiar la puerta de Palacio con bomba molotov; para vender una película pirata que para comprarla; para fugarse de un penal que para cobrar un penal que... #NoEraPenal...

Podríamos seguir con más ejemplos, pero de nada serviría. Lo que quiero explicar es cómo esas trampas nos han convertido en un país con una autoestima equivocada, que lo mismo nos convierte en víctimas que en villanos. Nos lamentamos cuando las cosas no se concretan, cuando los resultados no son los que esperábamos, aunque en el camino hayamos hecho lo necesario para obtener ese indeseado resultado. Lamentamos cuando los índices de pobreza no disminuyen. Pero ¿cómo?, ¿si estamos acostumbrados a la política asistencialista que sólo mira al mercado de los votos? ¿Cómo, si no agregamos valor a nuestra economía productiva? ¿Cómo, si los propios beneficiarios de esos mismos programas, también hacen trampas para intentar transar con sus beneficios?

Fantástico resulta escuchar que el Gobierno apoyará a todos los microempresarios, pero todos saben que aquello es un suplicio. Una mordida para que pase más rápido la licencia mercantil, otra por acá y un moche por acullá. Y tanto el que lo cobra como el que lo paga, saben que juegan “juego limpio”. Y la transa opera en todos los niveles: hasta entre quienes viven de denunciarla –y han hecho de ese ejercicio una caja registradora para la extorsión, o un trampolín para entrar con fueros VIP a los balcones del sistema.

Decimos que nos construimos, pero la verdad es que estamos en permanente simulación. México es un país que se autoengaña. Que simula edificar cuando en realidad montamos, lo sabemos todos, poco menos que una farsa. Y la farsa jamás nos engrandece. Todo medio opera, pero nada con honestidad, esfuerzo y transparencia. Con talacha, caminos cortos y camarillas. La famosa máxima del éxito a la mexicana (“el que no transa no avanza”) se ha convertido en el peor de nuestros puntos ciegos. La guía imprescindible para nuestra autodestrucción.

Ahora se mira hasta en la cancha. Pasamos a la siguiente fase de la Copa Oro; sí, pero con trampa. Ayer Pascal Beltrán del Río opinaba que Guardado se hubiera agigantado si hubiera tirado una “nenita” a manera de protesta y para asegurar que México no llegaría a una final inmerecida. Y es verdad. Y no sólo Guardado: todos nos hubiéramos sentido orgullosos de una acción así. Y eso no sólo es en la cancha.

Y es que ese es el tema: nunca nadie, ni un individuo ni una sociedad pueden sentirse orgullosos cuando lo logrado es en función de la mentira y la falacia. Y esta es una narrativa que nos persigue desde siempre. Partidos políticos que celebran sus victorias conseguidas desde la permanente violación de leyes. Trampa. O los que gritan fraude sabiendo que no lo hay. Trampa. Gobernantes que compran casas, presas, tomógrafos, zapatos, votos, seis kilos de puritita impunidad. Trampa. Sindicatos que engañan a sus agremiados y cobran millonadas por hacerlo. Trampa. Ciudadanos que ahorcan los derechos de otros ciudadanos para conseguir prebendas. Trampa. Y así, una larga cadena formada por las mismas trampas que llegan desde todos los rincones.

Y al final, todos sin motivos para sentirnos orgullosos como individuos, como país, como nación. Porque, seamos intelectualmente honestos: ¿de qué nos han servido tantas trampas? Como no sea para vernos cada vez más desilusionados de nosotros mismos. Porque de la vergüenza nadie escapa ante el espejo. Ahí sí no hay tiro penal que no lo sea... y que no sea debidamente cobrado.
12 Julio 2015 04:00:31
Negligencias
Nadie duda de la nobleza de la profesión médica. Las condiciones bajo las que estudian y ejercen son temas de conversación y polémica. Un muy cercano colaborador alguna vez ejerció en alguna de las tantas ramas de las Ciencias de la Salud. En su experiencia, me cuenta que en sus años de estudio, incluso, los profesores hacían mofa: “La diferencia entre un estudiante de Medicina y uno de Odontología es que los primeros andan siempre despeinados y con sueño mientras que los segundos siempre impecables”. En fin, comentarios con dejos de prejuicio y menosprecio hacia ambas profesiones.

Siempre que nos remitimos a los médicos, pensamos en aquellos que pasan noche tras noche en vigilia por sus pacientes, quienes responden llamadas a la medianoche, quienes deben tener el pulso más preciso en las cirugías y el tacto más ligero para las malas noticias. Los médicos y todos aquellos que se forman en el área de la salud son vistos como una suerte de héroes; aunque también como los más grandes de los villanos cuando algo sale mal. ¿Es justo? Ese
es un debate que nos lleva a terrenos morales y hasta filosóficos; por algo la figura del juramento hipocrático. Como en todas las profesiones hay riesgos que se deben asumir. Pensaremos, más bien, que la condena es natural, pues viene tras certezas y deseos de que todo diagnóstico genera la espera por un pronóstico favorable. No siempre es así, ni modo. A veces, por más que nos aferremos a que hay “algo” que deba hacerse, la naturaleza se encarga de hacernos
ver que no podemos aún controlarla. Enfermedades van y vienen, y aunque los avances científicos permiten que cada día se tengan mejores tratamientos, lo cierto es que jamás dejaremos de depender de aquellos que pasan sus días dentro de consultorios y hospitales.

En los últimos días hemos visto varios casos de negligencia médica: un menor al que le extirparon un ojo por equivocación; un riñón donado por una madre a su hija que no fue trasplantado, hasta lo habían extraviado, y un bebé al que le realizaron una incisión en sus genitales porque pensaron que era el cordón umbilical. Todos errores imperdonables, que merecerían la más grande de las sanciones aplicadas por las instituciones de Salud. Sí, entendemos las
condiciones en que muchos de los médicos de guardia realizan su trabajo, pero lo cierto es también que este tipo de aberrantes equívocos no deberían suceder. Además de las evidentes e injustificables irresponsabilidades de los médicos que realizaron tales negligencias, es también asunto de las autoridades de salud. Y no sólo por las sanciones que deben aplicar, sino por los procesos de medir las capacidades de cada uno de los médicos en cuyas manos ponemos
nuestra salud. Porque lo que diferencia a un accidente de una negligencia es que la segunda llega por la falta de preparación de los médicos, como sucedió en los casos que conocimos esta semana en tres estados distintos de nuestro país. Y eso sólo puede ser calificado en los filtros de todas las instituciones y unidades médicas del país, pues no medir capacidades profesionales es, también, una negligencia.


11 Julio 2015 03:00:53
Los buenos y los malos de Mancera
Próximamente conoceremos la resolución que dará Miguel Ángel Mancera a la evaluación de la renuncia solicitada a los integrantes de su gabinete. Las apuestas corren con respecto a quiénes saldrán, quiénes se quedan y los que se alistan para el cambio de jefatura en 2018. Una estrategia impecable, pues el Jefe del GDF se ahorra el despido y deja en cada funcionario un ejercicio de autocrítica; aunque hay quien lo vio como falta de mano dura. En el equipo de Mancera hay dos polos, los que han realizado un trabajo impecable y los que han dado dolores de cabeza no sólo a su jefe, sino a los capitalinos.

Armando Ahued es a uno de los que les tendrá que llegar la ratificación. Al frente de Salud ha ejecutado programas exitosos. Ha sido una de las dependencias que, en tres años de administración, ha estado libre de escándalos. De igual forma, Mara Robles, de Educación del DF, se ha encargado de enriquecer los programas de las instituciones. Lo ha hecho de la mano de Ahued, SaludArte ha sido uno de los más exitosos, enfocado en la mejora de las actividades escolares con la conjunción de enseñanza cívica, cultural y actividad deportiva.

Salomón Chertorivski, al frente de Desarrollo Económico, logró dar un afortunado salto del gabinete de Calderón, donde despachó la Secretaría de Salud. Ha demostrado su capacidad para trabajar en la alternancia.

Patricia Mercado regresó a la política como secretaria del Trabajo del DF. Interesante asignación que no se dio al arranque del sexenio, sino en enero de 2014; la figura de Mercado en una secretaría mayormente dominada por hombres le ha permitido continuar con la línea de trabajo que ha tenido a lo largo de su carrera. Su labor tiene tal percepción que hay quienes la ven como posibilidad para la candidatura del GDF en 2018.

Por algo Mancera pidió la renuncia a todos, las fichas negras que se identifican en su equipo son tales, porque han sido las dependencias que han estado en un escándalo tras otro, peor aún, sin señal de que serán solucionados.

Joel Ortega no la ha tenido fácil. Su llegada al Sistema de Transporte Colectivo Metro ha brillado por tantas complicaciones: no sólo el polémico tema de la L12 (aunque no es suyo, no han logrado poner en operación las estaciones cerradas), sino por el uso de los recursos, desde el incremento de la tarifa. El accidente en la estación Oceanía, el video en redes sociales, donde se evidencian las condiciones en las que los trenes dan servicio y su silencio ante tales situaciones. A Ortega no le ha ido bien al frente de la dirección del transporte más importante de la ciudad.

Rufino León y Tanya Müller están en la misma situación. Titulares de la Secretaría de Movilidad y del Medio Ambiente, respectivamente, han tenido constante aparición bajo el reflector, pero pocas veces por aciertos. No sólo con los taxistas y por la regulación de servicios como Uber, sino por los accidentes del Metrobús y la pista que se le sigue desde que la dependencia se conocía como Setravi, a la cual se le señala por sus altos índices de corrupción. El trabajo de Müller se opaca con la enorme cantidad de árboles talados y su curiosa forma de resolver las polémicas.

Ya nos anunciará Mancera quiénes se van y quiénes se quedan. Importante decisión con miras a levantar una gestión que no se percibe tan exitosa como las expectativas con las que inició, por eso valdrá la penar conservar aquello que sí ha funcionado.

ADDENDUM. Ayer fue detenido Luis Armando Reynoso Femat, exgobernador de Aguascalientes. Se le buscaba por el delito de defraudación fiscal equiparada, por un monto de 29 millones de pesos. Ya pasó su primera noche en el Penal de la capital del estado que gobernó entre 2004 y 2010. Que empiecen así las caídas de varios exgóbers, ya sabemos de cuáles.
28 Junio 2015 04:00:41
La vesícula del Presidente
En mi casa existía (como en tantas otras) la creencia de que cualquier malestar asociado a la vesícula biliar estaba asociado a una sola causa: los corajes. “Por tu culpa me voy a enfermar de la vesícula”, era una frase que solía presentarse en los momentos paradigmáticos del despliegue de fuerzas del escuadrón emocional encargado del chantaje-reprimenda. “Me voy a comer un aguacate”, seguía a manera de amenaza suicida.

Entre que es una pera o una manzana, ayer temprano, en cuanto conocí la noticia de la operación de emergencia a la que fue sometido el presidente Enrique Peña Nieto, no pude evitar preguntarme exactamente a qué corajes se habría sometido recientemente (o no tanto) el titular del Ejecutivo que pudieran haber influido en la inesperada inflamación:

1) Sin duda, todo el lío con la aplicación de la evaluación docente. La primera de su paquete de reformas se ha visto rafagueada por los maestros –o, más bien, maistros– de la CNTE, mismos que se empeñan en echar para atrás la Reforma Educativa. Lo mismo que Gabino Cué, que solapa todas las acciones de la Sección 22 y hasta les paga el sueldo íntegro aunque no den una sola clase.

2) Las declaraciones de Donald Trump. Siendo Presidente, desde luego que le tuvieron que provocar coraje. Cómo se atreve este fulano a expresarse así de México y de los connacionales que todos los días trabajan como lo han hecho todos los días millones de inmigrantes que habitan EU desde que se formó.

3) En una de esas, apenas está procesando que nadie celebró con bombo y platillo la victoria del PRI-PVEM en el Congreso. A pesar de ser el primer Presidente en tiempos de alternancia que conserva su mayoría legislativa, al final qué coraje el famoso #YaSéQueNoAplauden...

4) Que la carrera para quedarse con la silla que en tres años dejará vacante ya arrancó, y con todo, terminando la elección. No creo que le haya generado emoción al Presidente ver el video de Margarita Zavala, lo que dijo Mancera, las porras a Moreno Valle y los trascendidos de todos los independientes potenciales. ¿Será que en su partido, el PRI, alguien amenaza con salirse del redil y no esperar a que Peña decida quién será su candidato?

5) La derrota de la Selección. Se esperaba mucho de ella en la Copa América, pero nada de nada. Los mandaron de regreso y hasta les abuchearon en el aeropuerto. Ellos también habrán hecho bilis. Y “El Piojo” Herrera, hasta hace unos meses baluarte nacional, se quedó como el tuitero más verde de la nación.

6) Y cuando apenas hace un par de semanas se dio a conocer cuánto se gastaron en su viaje a Londres, aparecen de nuevo en la portada del “¡Hola!”, Angélica Rivera y su hija, Sofía Castro. Les dedican sendas páginas referentes a la graduación de esta última. ¡Oh, qué la canción! Tal vez el Presidente no sabía que se iba a topar con una nueva portada esta semana en su escritorio.

7) ¿Será algún motivo que desconocemos? ¿Que Elba Esther Gordillo vaya, obtener su arraigo domiciliario? ¿Que los estire y afloje con Beltrones se compliquen? ¿Que alguien le contó que el petróleo seguirá bajando? Se me ocurren 10 motivos, al menos, más para la angustia nacional.

Como sea. Señor Presidente: mucha bilis y faltan todavía tres años. Al menos, sin vesícula, ya no tendrá dónde guardarla; así que mejor coma bien, cuídese...¡ y ya no haga corajes!
06 Junio 2015 03:00:19
La DEA tras ‘Chon’ Orihuela
Una de las razones por la que los comicios de este domingo tienen una relevancia particular es porque decidirán a los gobernadores de estados que han vivido bajo una coyuntura complicada. Guerrero y Michoacán cambiarán de cabeza de Gobierno y trazarán un rumbo distinto para cada uno de los factores que los han tenido bajo fuego y viviendo en violencia. O eso desearíamos. Hace unos días entrevisté a Beatriz Mojica, abanderada del PRD en Guerrero. Cuando le pregunté sobre qué pasaría con Ángel Aguirre en caso de que llegara a la Gubernatura, se limitó a responderme que solo se haría responsable de lo que bajo su mandato suceda. Vaya orfandad de justicia para un estado que es lo que más está esperando.

En Michoacán ocurre lo mismo. Fausto Vallejo se fue, que por razones de salud, pero a su partida tanto ha salido a la luz. Su hijo Rodrigo fue detenido, liberado y, hoy, de nuevo detenido. Videos en los que se le veía en tono de compadre con Servando Gómez, “La Tuta”, en un inicio no sirvieron, extrañamente, para culparlo de nexos con el crimen organizado.

A menos de una semana de las elecciones fue detenido de nuevo. Habrá que ver si no recupera su libertad con otros 7 mil pesos, como los que pagó en abril pasado por fianza. El caso del hijo del exgobernador es el ejemplo más claro de aquella orfandad de justicia michoacana, pero no el único.

Ayer escribíamos que hay personajes que aún no llegan al poder y ya tienen una enorme cola que les pisen. Qué horror pensar de lo que serán capaces si resultan ganadores. Es el caso de José Ascención Orihuela, candidato de la coalición PRI-PVEM. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos tiene elementos para comenzar una investigación que los involucra a él y a su familia por corrupción y lavado de dinero.

La cosa está así: un documento oficial de la Cancillería de EU (del que se tiene copia), da detalles de movimientos bancarios a la cuenta del hermano de “Chon” Orihuela, Ignacio Orihuela Bárcenas, hasta por 4 millones de dólares. Ahí nomás.

Y para darle aún más precisión a la figura de un político con actividades criminales, también el consulado estadunidense en Jalisco tiene registro de actividades de Los Caballeros Templarios, que conducen a su influencia para asegurar que sea el candidato priista quien llegue a la Gubernatura. Esto data de 2011, cuando “Chon” Orihuela quería contender por la silla del despacho estatal, pero cedió el paso a Fausto Vallejo.

Y ya conocemos el resto de la historia, la misma que involucra al hijo de este último. Hoy, “Chon” Orihuela pretende llegar a la Gubernatura de uno de los estados que más exige y obliga a la justicia. Que la DEA investigue a su familia y a él no habla, precisamente, de que sea una figura capaz de gobernar Michoacán.

“Queda registrado y monitoreado por el Departamento del Tesoro de EU que Ascensión Orihuela Bárcenas ha lavado dinero, en cuyo caso se han usado bancos de Chicago, Illinois, donde se confirmó que el titular de esta cuenta es pariente de Ascensión Orihuela, y el ICE ha sido advertido de la investigación para encontrar la fuente del flujo de dinero, hacia EU...”, dice otro informe, este de la DEA, también en posesión de esta columna.

Así que a las autoridades estadunidenses solo les falta definir el origen de esos recursos. Los elementos que tienen parecen dirigir todo hacia el crimen organizado.

Eso fuera de nuestras fronteras, porque dentro, el PRD ha denunciado ya al candidato tricolor por ser poseedor de más de 90 propiedades a su nombre y de familiares. En total hacen cerca de 301 millones de pesos.

Y nos gustaría tener un poco más de precisión respecto de las declaraciones patrimoniales de Ascensión Orihuela, pero fue uno de los que no respondieron al llamado de la iniciativa #3de3. Ya esperaremos el resultado de la investigación que le realiza la DEA.
31 Mayo 2015 03:00:16
¡De la patada!
No soy aficionada de hueso colorado al futbol.

Tengo mis favoritos, claro, acaso sabré el significado de algunos términos para nombrar jugadas.

Cada cuatro años me pongo la verde para emocionarme y sufrir con nuestra Selección en el Mundial.

Lejos estoy de ser una conocedora del mundo pambolero.

Sin embargo, este espacio lo he dedicado en ocasiones para hablar de este deporte en un solo sentido: nos guste, o no, tiene una cualidad que se le reconoce en todo el mundo (que, acaso, podría ser la única actividad que lo conserva): es un pegamento social eficaz.

En cualquier país se juegan cascaritas, la gente va al estadio, se reúne para echar unas chelas mientras goza o sufre con su equipo.

Para que dimensionemos: la FIFA tiene registrados a más países que la ONU. Así de grande es la afición y sí, también, así de millonario es el negocio.

Por el futbol se juegan cientos de ligas alrededor del globo en toda América Latina, Europa, ahora con potencias emergentes como EU o países africanos.

En fin. Es un mercado gigantesco con cientos de actividades económicas derivadas.

Por el futbol se invierten miles de millones de dólares en publicidad, en productos enfocados a equipos, en videojuegos, en turismo, etcétera, hay partidos que, incluso, son alabados fuera de sus propias fronteras, en México los pamboleros siguen puntualmente la Champions League o la Libertadores.

Por el futbol se realiza el que será el evento más importante del mundo. Por el futbol se paralizan naciones enteras, cuando se celebra el Mundial las calles de los países participantes se llenan de júbilo, de fiesta.

Cada gol representa una palmada en el hombro para cada ciudadano.

“Sí se puede. Sí, sólo es cuestión de sabérsela jugar...”, como metáfora para levantar el ánimo de sociedades enteras, éstas enganchan (de manera incomprensible) su autoestima colectiva a la camiseta de 11 muchachos corriendo tras una pelota.

De ahí su profundo poder de cohesión grupal, regional, nacional... Nuestro país es un ejemplo de lo que su Selección Nacional representa para una idiosincrasia que se ha visto devastada o motivada por los goles y los triunfos que se tienen en cada campeonato.

El futbol es, para muchos, una figura poética que logra unir y calmar tensiones políticas, sociales, religiosas, económicas. El futbol, a pesar de ser uno de los negocios más lucrativos dentro de la industria deportiva, tiene esa peculiaridad, pertenecerle a todos, independientemente de las diferencias entre los individuos de su afición.

Lo mismo lo disfrutan quienes viven en condiciones de pobreza que los más ricos.

Los creyentes que los ateos. Los hombres que las mujeres.

Los gays que los heterosexuales. Los analfabetas que los que tienen doctorado. Los de raza blanca, amarilla, negra, roja o multicolor.

Y, en casos como México, hasta los buenos y los criminales.

Todos se contagian del furor que provocan sus torneos, sin saber por qué están gritando.

Pero esa es su magia: la de ser un casi inasible impulso de masas que retorna a los individuos a la unicidad de la masa, del todo.

Por lo tanto, un pegamento social importantísimo que hoy es objeto de investigación, porque la FIFA se ha visto envuelta en un escándalo de la hidra de la corrupción.

Y justo cuando el escándalo es tal, Joseph Blatter se reelige una vez más. De nuevo él, como si fuera un Bashar al Assad, que prefiere ver sumido a su pueblo en la desgracia antes de renunciar al poder y a su feudo.

Las consecuencias pueden ser gravísimas: el futbol como una más de las víctimas de la ambición de unos cuantos que se corrompen y corrompen a toda una industria que era de las pocas que sirve de refugio social.

Vaya cinismo el de Blatter al decir que en su nuevo periodo al frente de la FIFA trabajará para fortalecerla.

Dinamitar la credibilidad de este deporte puede tener consecuencias inimaginables a nivel global.

Si el futbol deja de ser “juego limpio”, ¿qué cancha pareja e intachable nos quedará a las sociedades que ya hemos perdido casi todas las demás?
24 Mayo 2015 04:00:13
Elizondo y su amigo ‘Bronco’
“La neta, les pido su apoyo. Esta decisión fue de mucho tiempo, pensando muchas cosas. Fernanda, coincido contigo, a mí este señor no me gusta, yo también eché mierda en contra de él, pero, güey, aquí no estás hablando de opciones. O sea, son Ivonne o él. Ésos son los punteros, así está la elección. Y era: o te aguantas y gana Ivonne o te metes a influir de alguna manera. Yo estoy 100% segura de que se puede hacer mucho mejor trabajo con mi papá trepado, dirigiendo el Gabinete, porque es lo que va a hacer y varias cosas, que se las paso por escrito, que lo que puede ser con Ivonne. La neta, pónganse un poquito en mi lugar, güey, yo también estoy enojada. Hay demasiadas cosas que no me gustan. Yo soy la primera que sé lo que vale mi papá, me da una impotencia tremenda. No sabes cómo estaba llorando porque me gustaría que las cosas fueran diferentes. Trépense un poquito al barco, aquí estamos viendo por Nuevo León, y mi papá desde el primer día que entró como candidato, él dijo: ‘Yo estoy aquí para hacer un bien a la comunidad’, y es la mejor manera que puede hacer un bien. Es eso o perder y quedarte fuera del juego. Ahorita, él tiene la posibilidad de influir en el gobierno de alguien más de manera positiva y no dudes que va a hacer un excelente trabajo...”, palabras de Elisa Elizondo Ortiz, hija de quien hasta hace un par de días fuera el candidato de MC a la Gubernatura de Nuevo León, Fernando Elizondo. O sea: ni a su hija le gusta “El Bronco”.

Sabemos que el expanista declinó el jueves para adherirse a la campaña del expriista Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, que disputa de manera “independiente” el cargo más importante en aquel estado.

en el audio de la hija del excandidato –que se volvió viral en los WhatsApp regiomontanos– escuchamos cuál será el pago que recibirá por el apoyo.

El chiste es agarrar hueso, en MC o apoyando al candidato puntero o donde sea. Basta con recordar que Elizondo, antes del MC, estaba con el PAN. Curiosamente, la declinación en favor de “El Bronco”, fue bien recibida por algunas mujeres que creíamos adversas a la violencia de género. Me pareció muy extraño (por decir lo menos) que Denise Dresser aplaudiera tal y hasta abrazos le mandó al excandidato por su decisión de unirse a la campaña de quien sabemos ha sido señalado por un pasado que invoca a aquella
campaña de la que Dresser fue vocera (“quien le pega a una, nos pega a todas”).

-¿Será que Denise no ha leído su propio periódico, que ha dado cuenta de toda la violencia que “El Bronco” ejerció en contra de su propia esposa?

Además, “El Bronco” ha sido, también, señalado como integrante del lamentable grupo de los magos de las declaraciones patrimoniales. A pesar de que le “entró” al #3de3, ¡se le olvidó incluir 92 propiedades!, mismas que en total suman cerca de 20 millones de pesos.

Se sabe, ahora, que es dueño de 70 mil 532 metros cuadrados de solares urbanos localizados en el ejido Icamole; también, de 62 hectáreas en el mismo lugar y en Villa García. Nada más declaró propiedades con valor de 9 millones 300 mil pesos.

Qué olvidadizo candidato, a ver si no se le olvida incluir a Elizondo en su Gabinete, como se entiende en el audio que les comparto al inicio de este texto.

Según los últimos números de Consulta Mitofsky, Ivonne Álvarez, del PRI, se encuentra en el primer lugar de la intención de voto, con 29.2%; le sigue el panista Felipe de Jesús Cantú con 23.5%; y en el tercer lugar aparece “El Bronco”, Jaime Rodríguez Calderón con 21.4%.

Sin duda, este último es el candidato “indie” mejor posicionado en las encuestas de esta elección intermedia, pero lamentable favor que le hace a la figura de los independientes, con los escándalos que le han aparecido durante la campaña.

La imagen de este personaje, que en su pasado cuenta con una militancia en el PRI, embona perfecto con aquella de los políticos partidistas que dice no representar. Lamentable que “El Bronco” traiga en las venas el mismo ADN que todos los demás. Lamentable porque es ahora, más que nunca, cuando esta figura puede convertirse en una oportunidad real para aquellos ciudadanos cansados de la estructura política que conocemos.

Y para aquellos –porque hay ya varios y varias– que están pensando entrarle a la grilla para la elección de 2018, pero de eso, hablaremos en otra columna.


16 Mayo 2015 03:00:34
Más sinvergüenzas…
Los candidatos. En esta categoría parece que la cosecha de sinvergüenzas nomás no acaba. Llevamos tres semanas con el “ratero nuestro de cada día”. Hemos escrito de varios aspirantes a gubernaturas y no son todos. Ahora es Jorge Luis Preciado, el panista que busca gobernar Colima. Recordemos un episodio suyo del año pasado. El martes 4 de febrero, día laboral para la mayoría de los mexicanos, aunque, si eres legislador –y no sólo legislador, sino también presidente de la Coordinación Política del Senado–, pues te puedes dar un lujo que, además, no lo sienta tu cartera, que para eso pagamos impuestos. Ese día, Preciado decidió festejar el cumpleaños de su esposa, en un acto que él entendió como “festejo porque le tocaban los tamales”. Hasta mariachis llevó, sirvió comida y decenas de botellas de vino, con los menesteres del servicio, personal del Senado. Al otro día, cuando el escándalo se dio a conocer, se limitó a enviar un comunicado de dos parrafitos diciendo que se trató de un festejo con el personal, que no fue nada personal. Aunque estuvieron su esposa y sus familiares. Y así como mintió en aquella ocasión, lo hizo ahora siendo candidato. Dijo tener dos inmuebles con un valor de 2 millones de pesos cada uno. Y otros cinco que suman casi 5 millones. ¡Pero en realidad tiene 11! On-ce, y su valor es mucho más de lo declarado: 62 millones. ¿Se le habrá olvidado reportar los otros inmuebles con valor de 55 millones? ¡Qué olvidadizo candidato! Pues aquí se los recordamos, en total son dos terrenos producto de un cobro “a lo chino” que le hizo a una persona llamada Gabriel Salgado. Otra casa también resultado de un cobro similar que le hizo a un tal Gerardo Carrillo Celis. Estos datos, según el Registro Público de la Propiedad. Se le olvidaron también dos casas con valor de casi 600 mil pesos, y otra con valor de 550 mil pesos, respectivamente. También se sabe que está construyendo un hotel en forma de castillo, porque es de gustos sencillos y, aunque dijo que lo hace en una superficie equivalente a dos terrenos, en realidad equivale a tres. Dijo que el valor de esta área era de 900 mil pesos, pero no, vale 23.5 millones. Mintió, por si fuera poco, sobre otro terreno, cuando dijo que valía 2 millones, pero la neta es que vale 22. Y, bueno, eso además de sus autos y sus cuentas bancarias.

La juez. El caso de la joven Alondra se ha resuelto bien para ambas partes. La primera, que fuera llevada, tras una extraña decisión de la juez a cargo, a Estados Unidos, está de regreso en casa, con sus padres y la familia que ha conocido durante toda su vida. Un final feliz para ella y sus padres. Y, afortunadamente para Dorotea García, la mujer que reclamaba en principio la maternidad de la primera Alondra, el caso encontró respuesta. Su Alondra fue encontrada y está a punto de reunirse con ella, ya hay una prueba de ADN que respalda su parentesco. Y sobre esto la SRE anunció que serán ellos y no una juez –que hasta la fecha no ha dado una explicación– quienes se encarguen del encuentro, porque la protección del bienestar de la menor es primordial en estos casos.

Algunos maistros (sic). Ayer fue 15 de mayo. En México celebramos a quienes tienen en sus manos una de las profesiones más nobles y necesarias: la de la enseñanza. Todos hemos tenido maestros y maestras maravillosos: aquellos que enamoran del conocimiento. A ellos toda nuestra gratitud y reconocimiento. Aunque, tristemente, es gracias a aquellos que, como bien dirían los maestros, nomás van a calentar la banca. Si es que van. Porque ayer me comentaban en Twitter que hubo muchos maestros que decidieron agarrarse su puente para autocelebrarse. No solo hoy: desde ayer no se pararon por los salones de clase, a pesar de que no es una celebración oficial. Y cuando no son los puentes, entonces son las marchas y la disidencia que han convertido a la educación en uno de los rubros con más atraso en el país. Hace un par de días, el World Economic Forum daba a conocer un reporte que nos ubica como el país número 102 en una evaluación que calificó la calidad de la educación primaria. Quedamos en el 107 en la que califica el sistema educativo medio y superior. Y de los números de la OCDE, mejor ni hablamos, que siempre estamos en el último lugar. Y un país sin educación de calidad no puede más que formar a un alto número de ciudadanos “sinvergüenzas”...

09 Mayo 2015 03:00:18
Los candidatos del ‘Kors’
La grabación es contundente, aunque nos deja muchas dudas. La primera de ellas: ¿quién demonios es el “Kors” y a qué se dedica para estar dispuesto y en capacidad de ofrecer tanto dinero? Me refiero, por supuesto, al audio difundido hace dos días, en el que se escucha a dos aspirantes, ambos del PAN, Francisco Domínguez y Carlos Mendoza, para las gubernaturas de Querétaro y Baja California Sur, respectivamente.

Lo que escuchamos es más o menos esto: Mendoza Davis le llama a Domínguez en un gesto de agradecimiento por el regalo que este le envió a su oficina. ¿Qué habrá sido que hasta le dijo que tendría un lugar muy especial en su casa? “Te lo mereces...”, le responde el queretano. Acto seguido comienza lo emocionante: El candidato de BCS le pregunta a Domínguez si había ido a ver “lo del Kors”. Este le dice que sí, y que le tiene nuevas y buenas noticias. El tal “Kors” se habría comprometido con seis kilos; ¿kilos?, ¿kilos de qué?, ¿de arroz?, ¿de carne para una taquiza?, ¿de confeti?, ¿de cocaína pura? O, más bien, en el más puro argot delincuencial: ¿lo entendemos como 6 millones? ¿De qué?, ¿de pesos o dólares? Seis por mes hasta el fin de la campaña, hasta el día de la elección. Anotan ambos que sería para los próximos cinco o seis meses, porque, lo que inferimos, es que esta llamada telefónica se realizó a inicios de 2015 y eso haría un total final de 30 millones. Mendoza se nota sorprendido (aparentemente es mucho más de lo que esperaba).

Y claro, como toda buena noticia de ese tipo, le pregunta a Domínguez por el precio, a qué se tendría que comprometer, pues. Porque los favores que sumen en las campañas se pagan cuando se gana la elección, por supuesto. El queretano le responde que a “pagar chingón”, además de que será más adelante cuando le dé detalles de cuál sería el pago por el nada modesto favor que estaría recibiendo. Que se veían después y que hasta ese entonces le explicaba, pero que, por lo pronto “¡está con madre!”. Vaya buena noticia les habrá parecido.

Tras la difusión de este material llegó un silencio. Francisco Domínguez dijo que no sabía quién es el tal señor Kors, pero que tampoco había escuchado el audio, por lo que no emitiría opinión alguna. ¡Pero su equipo envió un comunicado de desmentido! Así lo cuestionó ayer Adela Micha. El candidato dice no haber escuchado el audio, porque asegura es ilegal (¿?), pero que nada de lo que en él se escucha es cierto. O sea, ¿cómo? ¿No sabe qué dice, pero asegura que nada es cierto? Solito se hizo bolas con sus kilos. Que no conoce al “Kors”.

Pero, vaya casualidad, no es la primera vez que lo relacionan con él. Al menos en una nota publicada en meses anteriores por el Blog del Narco, se reporta que los empleados del rancho que Domínguez posee en Huimilpan estarían asustados porque con regularidad el candidato recibe al señor “Kors”, que sería el jefe del “nuevo cártel de Michoacán”, y que le entrega pacas de dinero que el panista ordena a sus empleados “guardar en la bodega”... Más allá de la veracidad de la nota, no deja de llamar poderosamente la atención que Domínguez mencione en una conversación posterior a la aparición de la citada nota, exactamente, al mismo personaje. He querido entrevistar a ambos candidatos para mis espacios en “Cadenatres Noticias” y en “Reporte 98.5”, pero han cancelado “a la mera hora”. Es evidente que ninguno de los dos tiene todavía una explicación airosa a su conversación. Tanto silencio nos invita a asegurar que los suyos son seis kilos del más puro estiércol electo-delincuencial.

Addendum 1. No sabemos si Ricardo Barroso, candidato también en BCS pero del PRI, tuvo un lapsus brutus o hizo confesión de parte. Ayer dijo en un evento: “mi carrera política y trabajo es transparente, por eso, también, el financiamiento de mis campañas no tendrá lugar a dudas de que viene del crimen organizado...”. En Twitter aclaró que fue un simple “error”. ¿Error de construcción gramatical o error del subconsciente? De verdad que uno ya nunca sabe.

Addendum 2. Han pasado dos meses desde que Eduardo Medina Mora salió de la Embajada de México en EU. Él es ya ministro en la SCJN; pero la silla diplomática más importante para México, por tratarse de su principal socio, sigue estando acéfala. ¿No es ya demasiado tiempo sin la presencia de un embajador mexicano?
02 Mayo 2015 04:00:45
Y, sin embargo, se mueve…
En un país, los temas de conflicto deben ser asunto de agenda. Y deben permanecer en ella hasta que se resuelvan; hasta que se elaboren protocolos capaces de evitar que esas crisis se repitan. Porque, además, las crisis son escandalosas. Y las crisis que se viven en nuestro país, de credibilidad y confianza, no son menores. Por otro lado, son ventanas de oportunidad para que se construyan los canales adecuados para mejorar nuestras instituciones. Y es que son éstas las que deben tener cimientos sólidos para recibir a
quienes, con cada elección, llegan a despachar en ellas. En México, a la par de los asuntos de seguridad y justicia, hay temas que han seguido avanzando. Se han seguido impulsando, por ejemplo, asuntos importantísimos para la vida nacional, como el tema de las inversiones.

Además del turismo, México ha sido elegido por muchos otros sectores como destino para sus inversiones. Por ejemplo, el sector automotriz anunció su decisión de instalar aquí sus plantas (o ampliar las que ya tenían). Ford y Toyota invertirán cerca de 3 mil 500 millones de dólares para sus nuevos centros de manufactura, que se unen a los 3 mil 600 millones de dólares anunciados por General Motors en diciembre pasado, y que también serán destinados para la construcción de cuatro nuevas plantas. Antes de ellos, a mediados
de 2014, Nissan, Honda, Mazda, Mercedes-Benz, Audi, Hyundai y BMW hicieron lo propio con una inversión total de 8 mil 263 millones de dólares. Y, próximamente, otras marcas, como Land Rover y Renault, harán anuncios similares. Lo que representa un incremento en la creación de empleos para miles de mexicanos. Es una noticia que debemos festejar. En el ramo inmobiliario, hace una semana, la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios anunció que realizaría inversiones en nuestro país por un total de 18 mil millones de
dólares, con los que se desarrollarán alrededor de 280 proyectos. Otra vez: creación de empleos, infraestructura, nuevos polos económicos, etc.

Otro ejemplo: hace dos semanas, el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación, dio a conocer su importantísimo crecimiento de uno de los sectores más dinámicos del país: más de 200 mil millones de dólares en exportaciones de productos manufacturados en México. Y la meta para este 2015 es superar en, por lo menos, 20 mil millones aquella cifra.

Addendum 1. Y hablando de lo que sí funciona, Mónica Aspe fue nombrada subsecretaria de Comunicaciones de la SCT. Su impecable desempeño al frente del programa México Conectado demostró sus capacidades para estar al frente de grandes proyectos. Estos funcionarios, con trayectorias intachables, bien podrían reposicionar al Gobierno federal para el largo trecho que todavía tiene frente a sí.

Addendum 2. Y en ese orden, sabemos que Paulo Carreño se integra a la Oficina de la Presidencia como director general de Marca País y Prensa Extranjera. Aurelio Nuño tomó una gran decisión al nombrarlo a cargo del relanzamiento de la imagen que nuestro país pretende mostrar de nuevo al mundo. Y, en eso, Carreño es un expertazo. Y es que, lamentablemente, el discurso de la desgracia ha empañado las historias de éxito que tenemos que contarnos a nosotros mismos y contarle, por supuesto, a los tomadores de
decisiones en el extranjero. Porque de ello dependerá el resultado para el bolsillo de millones de familias mexicanas.
25 Abril 2015 03:00:14
El tema no es Aristegui ni MVS
Estábamos todos expectantes. Fue una sorpresa el amparo que se le concedió a Carmen Aristegui, mismo que obligaría a MVS a negociar con ella una posible reinstalación en su lugar en la radio matutina a través de su cuadrante. Se había definido que para esta reunión entre ellos mediara José Woldenberg. Sin embargo, el miércoles por la tarde, este amparo perdía efecto legal. De esta forma, nada obligaba a la radiodifusora a negociar con la periodista. Todo quedaría reducido a un asunto entre particulares, a una relación contractual. Al menos así para la ley. Incluso, y como mera y clarísima señal de la postura de MVS, ésta anunció cambios en su programación a partir del 27 de abril. En sus escasos deseos de que Aristegui regresara como titular del noticiario de la mañana, nos dijeron que sería Alejandro Cacho el conductor. Algo anunciado antes de conocer la decisión unánime de los jueces de revocar el amparo. MVS estaba decidida a no recontratar a Carmen y su equipo. Y la expectativa vino porque era evidente que lo que se definiría a raíz de la reunión ordenada por un juez (la que ya no se va a realizar por orden de otro juez) habría tenido repercusiones imprevisibles (por el precedente que sentaría) para medios, conductores y audiencias. El argumento legal con el que los defensores legales de Aristegui, los abogados Javier Quijano y Xavier Cortina, lograron el amparo que la llevaría a una negociación se basó en el cruce del entendido sobre la concesión de un bien y servicio público del Estado y “por otro en un ámbito de relevancia social”. El caso es complicado. Pinta, por lo que vemos, para largo.

El tema no es Aristegui y tampoco su empresa contratante, MVS. Lo que realmente tendría que estar a discusión, a raíz de este diferendo, es el “régimen de concesiones” de los espacios de tele y radiodifusión en nuestro país. México es de los pocos países (decentes, de esos que se sientan en el G20 o en la OCDE) en los que el espacio radioeléctrico sigue siendo propiedad del Estado. Y, aunque el Estado ya no posee ni maneja las empresas de medios, el solo hecho de no contar con el “título de propiedad” y sólo con un “título de concesión”, es decir: los empresarios de medios, prácticamente, “le rentan” el espectro al Estado, y ese solo hecho, a querer o no, pone, para ambos jugadores (Estado y empresarios), un tablero de juego que con facilidad puede pervertirse. Tan es así que un diferendo entre particulares, propiamente empresarial (como el caso Aristegui-MVS), puede, fácilmente, leerse como una decisión del Estado sin serlo. O intentar, en función de la propiedad concesionada del Estado (que maneja bienes públicos), presionar al Estado para que presione a un empresario a fin de que un conductor sea reinstalado en su puesto, como si fuera una dirección general o una jefatura de departamento de una secretaría de Estado.

Si los medios no fueran concesionados, sino propiedad de las empresas que los hacen funcionar, no habría espacio para conflictos, como el que hoy tiene MVS con Aristegui. Las empresas decidirían a quién quieren en sus filas y a quién no. No habría espacio para preguntarle al Estado, a través de las leyes, si se hizo lo correcto. Pero más aún: serían otros los incentivos (solamente los comerciales derivados de los ratings) los que impulsarían a los empresarios de medios a decidir sus contenidos y contrataciones. Competencia perfecta. Unos oyen a Fulanito, otros a Menganita, unos cuantos a Merenganito, y en función de sus volúmenes de audiencia tarifan sus espacios para los anunciantes. El régimen de concesiones limita o pervierte (aun sin proponérselo) las reglas de competencia que deberían regir al mercado. Y el Estado puede conservar parte de ese espacio radioeléctrico y hacer su propia oferta de contenidos. Competir también por las audiencias con contenidos de calidad. Como ocurre en Reino Unido, con la BBC, o en EU con la radio pública, que es una joya. En México ya se manejan el Canal 11, el Canal 22, el IMER y varias emisoras más.

En todo el mundo, el sector de las telecomunicaciones ya está mudando a las reglas del siglo 21 (que todas pasan por internet y sus contenidos) y, en México, no terminamos por transitar, siquiera, a las que rigieron la exitosa segunda mitad del siglo 20 en las democracias y economías verdaderamente eficientes y exitosas.
19 Abril 2015 04:00:06
Los más influyentes
Jamás pensaríamos que el Papa Francisco y el rapero Kanye West tendrían algo en común, ¿de qué hablarían si se encontraran sentados uno junto al otro? Lo mismo pensaríamos si sentáramos en otra mesa a Hillary Clinton y Kim Kardashian.

Pensaríamos, pues, que cada una de estas figuras tendría que estar junto a personajes con quienes compartiera rasgos intelectuales.

De menos, que formara parte del mismo círculo profesional. Nada de extraño tendría ver juntos a Barack Obama y Angela Merkel.

Pero qué tal si entre ellos ponemos a Emma Watson o, mejor aún, a Björk.

¿Y si a Vladimir Putin lo sentamos entre Tim Cook y Laverne Cox? ¿Cómo se sentiría el Presidente ruso al verse, literalmente, en medio de una conversación entre la cabeza maestra de Apple y quien ya fue nombrado el personaje homosexual más poderoso del mundo, y la actriz transexual protagonista de la serie “Orange is the new black”?

Una imagen que resulta tentadora, provocación pura.

¿Y si a Haruki Murakami lo sentamos junto a la cantante Taylor Swift? ¿Él conocerá alguna de sus canciones? ¿Ella habrá leído alguno de sus libros? ¿Xi Jinping, Benjamín Netanyahu, Kim Jong-un y Jorge Ramos en la misma mesa? ¿Cuánto tiempo tardaría mi colega en lazarles preguntas que los pongan nerviosos?

¿Quién de ellos sería el primero en levantarse con un gesto de incomodidad? ¿Y si todos hacen gran química y se invitan la ronda de mezcales?

A Raúl Castro lo sentaría junto a Thomas Piketty, estoy segura que encontrarán tema de conversación.

Y a ellos tal vez se una la actriz Julianne Moore.

A la millonaria Elizabeth Holmes la pondría con Malala Yousafzai, algo grande podría salir de una mujer con el capital financiero y una de las mentes jóvenes más brillantes que tenemos en la actualidad.

Tal vez un gran programa que apoye la educación en países donde el acceso a ésta se encuentra tan limitado.

Pienso en esto cuando leo la lista que da a conocer la revista “Time” de quienes considera son los personajes más influyentes del mundo, 40 de ellas son mujeres.

Listados como este se convierten en sensor de cómo va caminando el mundo.

Porque lo mismo se anotan nombres de figuras políticas que, hoy por hoy y desde hace años se han ocupado de tomar decisiones que afectan a regiones enteras, que a nombres de celebridades cuyo único mérito es el uso que hacen de su imagen para convertirla en un estilo de vida.

Y entre ambos puntos está una enorme gama de personajes, algunos llegan por primera vez a esta lista, otros ya veteranos de ella.

Ahí es donde encuentran su punto en común, todos son personajes con capacidad de influir a sociedades enteras.

Méritos incuestionables de unos; posturas, decisiones y actos reprobables de otros.

Pero así es como está el mundo, esta lista es un síntoma inequívoco de cómo es que está funcionando.

Addendum. A raíz de la columna que escribí en este espacio, hace un par de días, en relación a Change.org, su oficina en nuestro país me respondió, acto que agradezco, su réplica está publicada. Sin embargo, en ella escriben que “falto a la verdad”, pero en ningún momento dicen ni el porqué ni en dónde. No desmiente lo publicado aquí; al contrario, en todo caso explican en qué consiste su modelo financiero.

Yo, repito: change.org es una plataforma interesante, una herramienta útil para el lobby ciudadano, respecto a problemáticas sociales determinadas. Pero, insisto: no es una plataforma mandatoria, y tampoco, en estricto sentido y, como ellos mismos admiten (y explican), tampoco una “.org” que carezca de modelo de negocios.




18 Abril 2015 04:05:20
Los Vallejo: la barata impunidad
A las pocas horas de haber recuperado su libertad, a Rodrigo Vallejo no se le vio en las calles. Y, de hecho, no se le ha visto en ningún otro lado, excepto, paradójicamente, en otro video en donde se le observa conviviendo con Servando Gómez, “La Tuta”. Vaya burla a quienes insistimos (o sea, prácticamente a todo México) en que se haga valer la ley, que se aplique el estado de derecho, que se termine con la impunidad. Vaya burla, en serio. Ni los videos ni las fotografías ni los más que evidentes nexos de la relación entre ambos bastaron para que el hijo del exgobernador de Michoacán permaneciera en prisión. O sí, pero, adivinen: se le violaron sus derechos durante el proceso. Eso dijo el juez, y por eso lo dejaron libre.

Y si el consuelo era que, al menos, tuviera un “castigo”, pues sabemos que para dejar su condición de detenido sólo tuvo que pagar 7 mil pesos de fianza. “Ni lo que cuesta un iPhone...”, reportaba “El País”.

Triste, tristísimo mensaje se le da a una ciudadanía que se encuentra atada de manos. ¿Cómo se puede creer en las instituciones con sus tantas fallas en el proceso? La defensa del hijo del exgobernador dijo que no hubo evidencia de que se hayan deslizado por la ley para lograr la libertad de su cliente. Cínicos, aunque también sensatos. Y es que de lo único que había pruebas era de la relación que aquél sostenía con el líder de Los Caballeros Templarios. Uno, dos, varios videos y fotografías en los que se le ve departiendo y hasta tomándose una cerveza. Pero lástima, errores en el proceso hicieron que hoy quién sabe dónde ande, eso sí, disfrutando de su libertad.

Y el tema ahora es uno: Michoacán, la tierra de las autodefensas y la de Los Caballeros Templarios está hoy viviendo una época electoral. En estos momentos es gobernado por quién sabe quién, para el caso da lo mismo. Políticamente, lo que ahora importa es la campaña electoral. El PRI, el partido que llevó a Fausto Vallejo –padre del ahora libre personaje– al Gobierno estatal, dice que esto no le afecta en lo absoluto. Y si eso no les afecta, según ellos, ya nada los podrá tumbar.

Escribía el lunes mi colega Carlos Loret de Mola en su columna de “El Universal”: “Rodrigo Vallejo Mora fue uno de los principales operadores de la entrega de un estado mexicano al crimen organizado. Miles de ciudadanos sufrieron en pánico las consecuencias de su colusión y muchos en violencia y hasta la muerte. Pero la PGR sólo lo acusó de no decirles que se había reunido con ‘La Tuta’. Y el sábado salió bajo fianza. Pagó 7 mil pesos...”

Rodrigo Vallejo y su padre gozarán ahora de impunidad. Dejan al estado, que tanto poder les dio, sumido en una de sus más ácidas crisis. Y ya no digamos la social y de seguridad, sino también política porque con la campaña electoral vendrán tantos cantos de sirena a decirnos que “ahora sí” se retomará el control del estado. Pero un estado en donde las leyes siguen teniendo esos vacíos que permiten tales recovecos que justifican las “violaciones de garantías individuales”, asegura que personajes como este gocen de libertad a pesar de las evidencias.
11 Abril 2015 04:00:31
Y el otro tema: Angélica Rivera
En un escenario ideal, David Korenfeld no habría renunciado, su salida de Conagua habría sido una orden inmediata del Presidente. En un escenario ideal, la salida no habría tardado una semana, se habría dado a las pocas horas de conocerse el uso que hizo de un bien federal para un fin privado, el famoso “helicoptergate”. Aun así, su renuncia –que ojalá no sea un carpetazo al tema– calma un poco las aguas que en los últimos meses han estado tan turbias. Es lo menos que podíamos esperar frente a una coyuntura tan compleja, en la que cualquier error por parte de los funcionarios que integran el gabinete de Enrique Peña Nieto no hace sino abrir más las heridas que claramente no han logrado cicatrizar.

Y uno de los flancos más vulnerables de la actual administración está, tristemente, al interior de su propia casa. El tema Angélica Rivera no es menor, no es fácil y no es manejable desde la lógica de la función pública (y sin embargo la afecta). Habiendo tenido todo para ser un activo político de Los Pinos, se ha convertido, ante la opinión pública, más bien en un elemento altamente explosivo –incluso en situación de inmovilidad–. A raíz del tema de la “Casa Blanca”, la
esposa del Presidente se ha convertido en diana de los ataques que, dirigidos a ella, le pegan a su marido y, por lo tanto, a su Gobierno.

El tema de la primera dama ha terminado por convertirse en un generador de crisis en Los Pinos. Después del escándalo de la casa (ah, y de la foto de su maquillista en el avión presidencial rumbo a China en ese mismo contexto), Angélica Rivera se guardó un poco, pero reapareció con la visita de Estado que EPN hizo a Reino Unido en el marco del Año Dual entre ambos países. Y de nuevo el error: no sólo el viaje con toda la familia (contraviniendo el protocolo de la casa
real inglesa) apareció como una decisión nada afortunada, cuando toda la visita estuvo planeada quirúrgicamente desde la óptica de la política exterior y la política doméstica. Poco importó que a Peña Nieto lo recibieran la reina Isabel, el príncipe Carlos (heredero al trono), el primer ministro inglés David Cameron, así como el líder de la oposición y múltiples potenciales inversionistas: lo que importó para la opinión pública mexicana fue el vestido rojo marca Valentino de
miles de pesos (tan fácil y honroso que era llevar un vestido de diseñador mexicano). Y no sólo eso: excesivo el especial publicado en la revista “¡Hola!”, un fuera de lugar, un acto de insensibilidad no sólo para la realidad que viven millones de mexicanos, sino para con el arduo trabajo de todos los mexicanos y los ingleses involucrados durante más de un año en la realización de esa visita de Estado. Una lamentable extravagancia editorial por parte del más delicado flanco
político de Peña Nieto. A veces parece que se olvidan de que estamos hablando de la esposa del Presidente de la duodécima economía más importante del planeta. Y como tal deben cuidar su imagen.

Absolutamente todo lo que haga Angélica Rivera estará sujeto al escrutinio público. Un escrutinio que además será cada vez más mordaz. Incluso, a últimas fechas, desde la mala leche de la difamación. Como ejemplo, el reportaje que hace unos días presentó la cadena Telemundo. La primera dama y sus hijas paseando en Rodeo Drive, en uno de los varios centros comerciales en Beverly Hills. Cualquiera que haya visto la “investigación” sabe que no se observa jamás
que la familia presidencial esté cargando bolsas de compras de sus lujosas tiendas; incluso los empleados entrevistados para el reportaje dieron cuenta de que sólo preguntaron, pero en ningún momento confirmaron la compra de ninguna mercancía. Vamos, no hay, en este reportaje específico “corpus delicti” –ni visual ni de testimonio–: pero el solo hecho de verla pasear por el más lujoso centro comercial de LA, es una invitación a las especulaciones sensacionalistas. Un paseo que, en realidad, se traduce como una falta de delicadeza ante la crisis que viven el país y su gobierno. Y que, claro, se convierte en una mecha fácil para prender la hoguera del descontento y la indignación. Notas que, reales o calumniosas, seguirán dañando la imagen de una Presidencia ya de suyo lastimada.

De no ajustar (y con toda premura) el perfil público de Angélica Rivera y su familia, de sus reales y/o aparentes excesos, en Los Pinos pueden correr el riesgo de que un día, un mal día, un mero resbalón pueda convertirse en un escándalo de proporciones completamente imprevisibles. Y de imprevisibles este Gobierno ya tuvo y obtuvo, su casi insoportable sobredosis.

04 Abril 2015 04:08:11
Helicoptergate
Cuánto helicóptero esta semana. Iniciamos con el del 007 filmando escenas en el Centro Histórico de la ciudad. Pero luego, como la realidad siempre nos dice que sus posibilidades son más de las que ofrece la ficción, tuvimos un par más un tanto desafortunadas.

La Secretaría de la Función Pública reaccionó de inmediato –o casi– ante el caso del uso de un helicóptero oficial por parte del titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld. Ayer, la Secretaría enviaba un comunicado para informar que iniciará una investigación para aclarar si el hecho se considera un abuso por parte del funcionario.

En redes sociales le llovió a Korenfeld. Desde el miércoles por la tarde circulaba una fotografía en la que se veía el momento en que este abordaba la aeronave.

Él refutó los comentarios alegando que se trató de una emergencia médica; incluso, subió a su cuenta de Twitter una imagen que mostraba una lesión en su rodilla.

¡Oh!, pero las bravas redes no se calmaron. Se agregó, además, y de manera tan oportunista como peligrosa (justo como lo narró Umberto Eco en la entrevista a “El País” y de la que les conté en este espacio hace un par de días) se filtró otra imagen que algunos adjudicaron a Paulina Peña, hija de Enrique Peña Nieto, y donde también es otro helicóptero, aunque este llegando a la Universidad Anáhuac. La subió Denise Dresser a través de su cuenta de Twitter. Sin
embargo, horas después de la filtración de la imagen, el empresario Carlos Peralta y la misma universidad aclararon que había sido él quien arribó así a la institución educativa. ¡Oh!, repito, las redes bravas como son, no se calmaron ni un poco. Y Dresser, demócrata como se dice, extrañamente no se disculpó por su error. Inexplicable cómo alguien con la inteligencia que sabemos tiene sea incapaz de realizar un acto de humildad para reconocer una equivocación.

Y tal vez por esto es que la SFP salió y anunció la investigación sobre el titular de la Conagua. No son tiempos en que los pasos de los funcionarios creen sospechas, menos aún que estas se queden sin explicación o castigo. ¿O qué otro papel tiene la SFP sino transparentar la actuación de los funcionarios?

Ya sólo pidamos que el resultado de la investigación no lo manden a la fila, porque antes de eso van las resoluciones de aquellas sobre los conflictos de interés inmobiliarios.
28 Marzo 2015 04:00:16
Ocho minutos: lo inconcebible
En la era en la que creemos que ya nada podrá sorprendernos, en la era en la que el ser humano parecería haber conquistado los límites de la certidumbre, ahora que pensaríamos que logramos someter a la realidad a nuestra insaciable necesidad de control, es cuando la vida (y su caprichosa autonomía) nos sigue reventando en la cara (a veces con sus bendiciones, otras tantas con su suma de espantos) su naturaleza completamente impredecible. Impredecible por inaprensible, por rebelde, por ser tanto más grande que nuestra soberbia. Aspirantes a domadores de la realidad, cada cuanto recibimos la noticia de que no somos más que la materia prima de su flujo incomprensible.

Ahora mismo pienso que sólo la pluma del novelista es la que podría dar más tiros de precisión para distinguir las piezas y armar el rompecabezas de algunos acontecimientos. De esos que evaden todas las preguntas y respuestas, que son escapistas de la lógica y la racionalidad. Cuando el periodismo intenta, pero fracasa (y hay ocasiones en las que no puede más que fracasar), sólo la literatura ofrece inteligentes salidas
de emergencia. Para el caso de lo ocurrido con el avión de Germanwings, ahora sólo queda un cúmulo (infinito casi) de posibilidades a partir de las conjeturas que puedan derivar de los poquísimos datos que conocemos hasta ahora.

Y las interrogantes se precipitan, una encima de otra, en la cabeza de todos los que estamos siguiendo esta tragedia que costó la vida de 150 personas, incluida la del copiloto. Ocho minutos pasaron entre que el avión envió su último reporte de trámite a la base aérea y el impacto que convirtió en añicos no sólo la aeronave, sino 150 historias que tenían futuro, las de sus familias, las de sus parejas, las de sus amigos.
¿Qué, exactamente, pasaría al interior de esa cabina? ¿Por qué el copiloto habría bloqueado el código de reingreso del piloto? ¿Por qué habría apretado, premeditadamente, el botón de descenso sobre los Alpes franceses? ¿Sería un terrorista cooptado? ¿O simplemente un hombre deprimido con profundos deseos de muerte? ¿Se habrá desmayado? ¿Iba drogado? ¿Recibiría una noticia terrible la noche anterior? ¿Quiso
oprimir el botón por infantil e irresistible curiosidad? ¿Habrá reñido con el piloto y fue presa de su propia ira? ¿Ninguna de las anteriores? ¿Algo, quizá, todavía más absurdo e improbable? Probablemente nunca lo sabremos con certeza...

Y por eso digo que es ahí donde la ficción acaso pueda construir intentos de respuesta más certeros. Hasta ahora, la investigación sólo nos arroja al pantano de lo demencial.

Y es que, en efecto, Este junto con tantos otros acontecimientos vistos en la era digital traen consigo, al menos, una lección para todos y cada uno de nosotros: no importa cuánto tratemos, de cuántas medidas, gadgets, herramientas, mediciones, instrumentos nos rodeemos, jamás quedaremos blindados frente a lo descomunal de todo aquello que es insospechado. Eso que es la naturaleza misma de la vida: el azar y
todos sus imprevisibles. El factor humano y todas sus curvas de imperfección, de emociones erráticas, de impulsos no cuantificables, de pulsiones impenetrables y/o frente a la mera e impensable ineptitud, siguen siendo (y acaso lo serán por siempre) esa causalidad de todo aquello nos resulta inexplicable.
21 Marzo 2015 03:00:10
Eternos conflictos
Túnez. Las atrocidades del Estado Islámico no paran. Hace unas semanas se reportaba que algunos de sus integrantes habían ingresado a una biblioteca en la ciudad de Mosul; prendieron fuego a cerca de 8 mil libros y documentos con más de un siglo de antigüedad. También, unos días después a este reporte, otros integrantes de aquella milicia terrorista, destruyeron bienes culturales dentro del museo de la misma ciudad. Entre los objetos destruidos se encontraba la figura de un guardián de una puerta asiria con más de 2 mil 600 años de antigüedad. En ambas ocasiones, solo respetaron todo aquello que se refería al islam. Varios son los episodios que hemos visto de lo que es capaz de hacer el Estado Islámico.

Si bien en estos dos ejemplos no se habla de la pérdida de vidas humanas, sí hablamos de la intolerancia con la que este grupo ha operado desde siempre. Lamentablemente no siempre es así, casi nunca; porque hemos escrito en este espacio de las otras, las abominables: las agresiones que terminan con la muerte de quienes ellos consideran deben morir. Homosexuales, periodistas, mujeres y niños. El último de estos aconteció hace un par de días en Túnez: atentó también contra el Museo del Bardo, mató a 23 personas, secuestró a otras tantas, casi 200, según los reportes (entre ellos ocho ciudadanos mexicanos que no sufrieron lesiones, sólo tremendísimo susto).

Netanyahu. Y en más acontecimientos de aquella, la región más conflictiva del mundo –porque así se ha vivido desde que tengo uso de razón–, Benjamin Netanhayu ganó la elección que lo mantendrá por cuarta vez como el primer ministro de Israel. Las encuestas previas a los comicios auguraban su derrota, algo pasó, y no es que su victoria haya sido por un gran margen de diferencia con respecto al partido opositor. ¿Qué sucedió? Ganó adeptos entre la comunidad judía después de que, apenas cuatro días antes de la elección, declarara que rechazaba la creación de un “Estado Palestino”. Oh, pero no fue sino una estrategia electoral. Y es que justo cuando horas después de mantener aquella idea en un entrevista que otorgó a la cadena de televisión estadunidense NBC, dijo que siempre sí, que tal vez sí sea mejor solución la creación de aquel Estado. ¿Qué pensarán aquellos judíos a los que de última hora les cambiaron la promesa de campaña? Y es que justo por este tipo de “indecisiones” poco se ha logrado para la solución del conflicto de la zona.

Addendum. Extrañamente no les salieron las cuentas a los firmantes del reportaje publicado por el “Wall Street Journal”. Aquella información dada a conocer por este, que es uno de los diarios más prestigiados en materia financiera, salió incompleta –o tal vez deberíamos decir errada– cuando se dijo sobre la casa en Malinalco que compró Luis Videgaray a Grupo Higa, afirmaron que este último no había tenido un margen de utilidad. Sin embargo, cuando el grupo inmobiliario compró la casa en diciembre de 2011, la operación se valoró en 551 mil dólares. Como bien explicó ayer Federico Arreola en su editorial, la casa se vendió después en 581 mil dólares, es decir, que tuvo una ganancia de 30 mil dólares, o sea, un margen de ganancia de 5.6 por ciento. El error que cometió el diario fue hacer los cálculos en pesos y no en dólares, como se realizó la compraventa. Error del que incluso se quejó Macario Schettino en su cuenta de Twitter (@macariomx), pues el economista argumentaba que el diario descontextualizó una respuesta suya hace un par de meses.
14 Marzo 2015 03:00:27
Cadenatres
Fueron varios los meses de arduo trabajo. Juntas, todos los días y a toda hora. Escribir y proponer. Agarrarse del chongo hasta llegar a un acuerdo y conjugar todas las ideas. Así se vivían los días en que se trabajaba sobre hojas en blanco, en oficinas improvisadas, donde en una pequeña redacción nos sentábamos varias personas a trabajar alrededor de una misma mesa. Las últimas cuatro semanas de este proceso fueron de trabajarle aún más: ensayos, reacomodos en todos los proyectos. Ahora sí, sentirnos parte de un sueño que estaba a nada de convertirse en una realidad. Hacer televisión es apasionante. Hacer una nueva televisora, muchísimo más. El sueño que deja de serlo porque se alcanzó, y el cariño profundo que nace de éste por saber que fuiste (eres) parte de esa gestación... Corría el año 2007...

El último viernes de ensayos, cada uno de los que trabajamos en la estructura de la Segunda Emisión de Cadenatres Noticias nos fuimos a casa sabiendo que la próxima vez que pisáramos ese foro –que aún tenía ese tan extraño e indescriptible olor que poseen los objetos nuevos que habrán de convertirse en entrañables, como en mi caso lo son también los libros– sería para transmitir, por fin, en vivo y tiempo real. Ahora sí, al aire: nos conectaríamos por primera vez con una audiencia que nos conocía a algunos, pero no a todos, como esta nueva gran familia que estábamos formando.

Cualquiera que haya sido parte del nacimiento de un proyecto –cualquiera que éste sea– entenderá la emoción que da verlo por primera vez en operación. Y de ahí hasta el día de hoy, todo el proceso de transformación, de aprendizaje, de crecimiento. Ir desde el pasado hasta el presente. El eterno presente. Los tantos –buenos, emocionantes, malos, trágicos muchos– momentos de la coyuntura nacional e internacional a lo largo de estos casi ocho años que me ha tocado compartir con la audiencia a través de la Segunda Emisión de Cadenatres Noticias. La realidad, con todos sus ángeles y sus demonios, con toda su carga y su oportunidad, con todos sus lastres y sus mil ventanas: ésa, la realidad, como el piso común en el que día a día, usted y yo, nos encontramos.

Y sí, de nuevo: por eso estoy exultante de saber que a partir del próximo enero, Cadenatres será la tercera cadena de televisión digital abierta de cobertura nacional: “Nosotros hemos hecho un modelo financiero que contempla una televisión que está abocada en generar contenidos de ficción de manera muy relevante, con lo que estamos estimando una inversión de 10 mil millones de pesos para los siguientes 36 a 40 meses, esto quiere decir que los mil 808 millones de pesos ofrecidos ayer, solamente es una contraprestación por 123 frecuencias de TV, es decir por 123 papeles que nos van a permitir explotar, pero ahora viene otra inversión, es obtener 123 terrenos para instalar las torres, se instalarán las antenas, los transmisores, los foros, equipo de telemetría, al principio la cadena empezará con pérdidas operativas hasta que la audiencia permita un nivel que atraiga el interés del anunciante y alcanzas tu punto de equilibrio, todo eso implica una inversión de 10 mil millones de pesos, lo ofrecido ayer durante la apertura de los sobres en el IFT, representa sólo 18% del valor total...”, le decía ayer Olegario Vázquez Aldir, director general de Grupo Empresarial Ángeles, a mi compañera Adela Micha.

Más allá de los números, lo cierto es que quienes formamos parte de la familia Grupo Imagen Multimedia nos alegramos tanto (y nos sentimos profundamente comprometidos con usted, que nos lee, nos escucha y nos hace el enorme favor de dejarnos entrar a sus hogares) de saber que aquella semilla que entre todos sembramos dará aquel fruto y, que más que una meta, nos obliga a comenzar otro sueño. Una oportunidad que, le aseguro, sabremos aprovechar. Seguiremos dando nuestro 100% (y más aún) en la construcción de esta nueva oferta para entender, transitar, transformar y mejorar la realidad. Porque como dice nuestro comander in chief Olegario Vázquez Aldir “nuestro compromiso es con México y con su gente”.

Addendum. Y no paran las buenas noticias (ando de suerte, voy a comprar un Melate). Ayer mismo, el Club de Periodistas de México me otorgó una Mención Honorífica por mis 15 años de trayectoria en televisión, radio y prensa escrita. Junto a mí (o antes mío, en realidad) tantos otros colegas a los que mucho admiro (aunque no con todos coincida en postura e ideología) también recibían este reconocimiento Karla Iberia Sánchez, Carmen Aristegui, Mariana H., y Javier Solórzano, por nombrar tan sólo a algunos. Desde aquí, de nuevo, mi más profundo agradecimiento a quienes lo hicieron posible.

28 Febrero 2015 05:08:34
No se cansa la CETEG
Es de no creerse, perdón. Me sigue resultando absurda (y hasta ofensiva) la actitud de los miembros de la CETEG. Se han encargado de poner de rodillas al Estado. No sólo es en Guerrero, también en los varios puntos del país en donde se realizan manifestaciones en su apoyo. Es increíble que hasta ahora el Gobierno de Guerrero no haya sido capaz de dibujar una mejor estrategia para contener los actos de aquellos. Lo del martes por la noche, en Acapulco, debe entenderse como la señal que necesitan, la que obliga a una reestructura en los protocolos de acción para enfrentarse a los cetegistas.


Mucho empeño le pondrán ahora para enaltecer su imagen como los mártires de la protesta, los que salieron a las calles (ahora por los normalistas de Ayotzinapa, dicen, aunque desde siempre en contra de cualquier reforma que toque sus intereses, lo de los 43 es sólo su pretexto oportunista) y sólo encontraron represión, golpes y hasta la muerte.

Es una bajeza no responsabilizarse también por lo ocurrido al profesor Castillo. Ah, claro que él estaba ahí por convicción, pero no fueron capaces de cuidar su integridad cuando era claro que no debía ocupar las primeras filas de la protesta. Sólo les faltó usar a niños y mujeres como escudo.

Tal vez ahí pueda estar la clave para las autoridades. Así como la CETEG utiliza a sus más vulnerables miembros como cabezas para sus manifestaciones, la Policía Federal debería enviar a sus elementos femeninos y hacer que aquellos que realizan actos, que más que de protesta son casi grupo de choque, la piensen dos veces antes de violentar las suyas, que dicen son movilizaciones pacíficas. Y antes de que aquellos que desacreditan cualquier idea que no vaya en
apoyo a sus ideales –mismos que en redes sociales reducen a insultos su capacidad argumentativa–, lo que quiero decir es que la Policía Federal debería buscar las formas de pulir y darles la cualidad de pulcros a sus protocolos de acción ante estas protestas, sobre todo cuando vienen ese tipo de manifestantes a los que pertenecen los cetegistas: los que violentan, los que rompen la ley y los que extorsionan y, al final, ¡cobran su quincena!

Ahora dicen que policías federales violaron a cuatro maestras. Que tienen pruebas que no muestran, pero que las tienen. Oh, vaya herramienta para seguir tensando la cuerda.

Los resultados de la necropsia realizada al cuerpo del profesor Claudio Castillo Peña –de los que ayer me hablaba el secretario de Protección Civil de Guerrero, Raúl Domingo Miliani Sabido– los dio a conocer Monte Alejandro Rubido: la muerte del profesor se debió a un traumatismo profundo de tórax, producto de un “aplastamiento”. Y bueno, dada la narración de hechos, que incluso los mismos cetegistas hacen, tal “aplastamiento” fue causado por el mismo camión en
donde se transportaban. Ah, pero ellos no son culpables de la violencia. Ellos nada más se “manifiestan”.

Terrible, la forma en cómo operan. Pero más terrible que se sigan saliendo con la suya, a pesar de toda la violencia que generan, los cetegistas detenidos la noche del martes fueron ya liberados. Tan corto es el alcance de la ley.

Su necedad de seguir con el bloqueo del martes por la noche (que también ya dijeron fue porque no les avisaron que no habría reunión), pareciera sólo una intención por levantar lo más posible la vara de la protesta. Y es que lo que siempre han obtenido con ello es dinero...
21 Febrero 2015 05:08:19
El PRD: ¿y ahora qué?
La dirigencia del PRD, a cargo de Carlos Navarrete, inició intensa. Recibir a un partido responsable de cobijar la candidatura de José Luis Abarca no es cualquier cosa. Es el inicio y la evidencia de una izquierda que se ha desdibujado. Lo de Abarca y su esposa fue apenas el inicio de un camino que ha tenido sus despedidas. Se fue Cárdenas, uno de sus fundadores, y también tuvo que irse de la gubernatura Ángel Aguirre. Hoy, el PRD se encuentra en manos de Los Chuchos, al no haber AMLO en sus filas, parece que no hay forma de que otro grupo tenga el control.

“Nos tocó muy intenso, lo padecimos mucho y lo seguimos padeciendo porque nos agarró el asunto tan terrible de Iguala, que tuvo impacto en el país y también en el PRD. Nos ha obligado a aprender con humildad; y si cometimos un yerro al postular a una persona que después resultó un delincuente, ahora, aprendiendo de esa experiencia, estamos siendo muy cuidadosos, muy escrupulosos, para que no se vuelva a repetir con nosotros...”, me dijo en entrevista Jesús Ortega, exdirigente nacional del PRD.

“La propuesta nos la hizo Lázaro Mazón. Hicimos una encuesta entre los dos aspirantes que teníamos. Salió empatada. Entonces, la Comisión de Candidaturas del PRD de Guerrero, ante la eventualidad de una encuesta de dos candidatos empatados, decidió apoyar al que proponía Lázaro Mazón porque él era el secretario de Salud del gobernador Ángel Aguirre; porque Lázaro Mazón había sido dos veces presidente municipal en Iguala. Todos esos elementos se tomaron en cuenta para que la Comisión de Candidaturas, ahora nos lo explican, se decidiera por el candidato de Lázaro Mazón, el tal Abarca”, me contestó al preguntarle cómo llegó el exalcalde hoy detenido a la candidatura.

Hace un par de días escribía aquí sobre las propuestas #3de3 y #FueraElFuero, con la finalidad de otorgar confianza a los electores: que nadie se ampare sin ningún tipo de charola constitucional. Ortega me dijo que una de las intenciones para la próxima fracción perredista en San Lázaro es que renuncien al fuero constitucional que los protege: “Yo voy a proponer que los diputados que resulten en esta próxima Legislatura, aunque no se apruebe nuestra iniciativa, hagan una manifestación pública –y lo digo simplemente como militante del partido– en donde renuncian al fuero constitucional en materia de ilícitos”.

¿Cuántos legisladores –de cualquier color– aceptarían tal propuesta en este momento? Un flanco que también debe atacarse es la tan complicada guerra contra las organizaciones del narco. “Yo digo que sí. Y no sólo lo digo yo, lo ha dicho la ONU y lo ha dicho también una comisión de expresidentes de sus respectivos países y repúblicas, que se han constituido en una comisión de estudio, y han llegado a la conclusión de recomendar a la ONU y a muchos países que este grave problema estructural debe verse desde una óptica diferente...”. ¿Será que, al fin, desarrollarán una agenda en serio de una fracción legislativa sobre legalización como nueva estrategia para acabar con la sangre que tanto se derrama en el país?

Por primera vez el sol azteca se enfrentará a Andrés Manuel López Obrador. Será la izquierda radical vs la izquierda violenta. En lo que va de la precampaña, los perredistas ya han dado muestras de lo que será el partido, han cerrado también ventanas de oportunidad para quienes han sido figuras emblemáticas. Se les fue Cuauhtémoc Cárdenas. También se despidió Alejandro Encinas. Pero quiso regresar a la plataforma política Marcelo Ebrard y le dijeron que no. Lo mismo a René Bejarano. Uno de ellos, el Señor de las Ligas, no se mueve del PRD; pero si hablamos del exjefe de Gobierno del DF, se rumora que se reunirá con AMLO y se asegura, en voz del mismo Dante Delgado, que Movimiento Ciudadano le abre desde ya sus puertas.

“Yo quiero que Marcelo se quede en el PRD. Quiero que luche en el PRD. ¿Por qué se metió al PRD? Para luchar por objetivos. ¿Cree que las cosas están mal en el PRD? Que luche dentro del PRD para corregirlas. Pero que no se vaya porque perdió una elección, que no se vaya porque no fue diputado”, me respondió Ortega. Según lo que también me dijo, fue que justo la investigación que se le sigue a Ebrard por la Línea 12 del Metro fue uno de los elementos que se tomaron en cuenta para la decisión del ingreso de su nombre a la lista de sus candidatos plurinominales: “Yo diría que los que están sujetos a un proceso, con cautela y serenidad, mientras no se diga el resultado de la investigación, participen en un proceso electivo...”.

Como dice Ortega: “sólo falta que se brinque la brecha entre las palabras y los hechos”.

Addendum. Y siguiendo con la izquierda. Uy, parece que sólo cuando le conviene a la izquierda es la mejor amiga de las organizaciones civiles, de las no gubernamentales, las internacionales. Ayer el Senado tenía que firmar un convenio con la OCDE para las anunciadas asesorías para combatir la corrupción. Pero Miguel Barbosa canceló el convenio. Que en la izquierda no necesitan de nadie para capacitarse. Lo dijeron así Dolores Padierna y el mismísimo Manuel Bartlett (sí, el de la caída del sistema). Claro, Bartlett no necesita que nadie venga a enseñarle nada sobre corrupción (el chiste se cuenta solo).

" Comentar Imprimir
columnistas

top-add