×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
22 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Raquel
QUERIDA ANA:

En las navidades siempre hacemos una cena para muchas personas, ya que a la casa vienen mis padres, mis dos hermanos y dos hermanas con sus esposas y esposos y los nueve hijos que tienen ellos. Yo tengo tres hijos, dos adolescentes y un niño y mi esposo. Además vienen todos los parientes y algunos amigos de la familia. El gasto y el trabajo nos lo dividimos entre todos los de la familia. Pero siempre es en mi casa porque es grande y tenemos un salón que es bastante espacioso y sirve como salón de juegos. Algunas cosas las preparamos y otras las compramos.

La última Navidad, entre los amigos, vinieron dos que son un matrimonio que no comen carne y tú sabes que en esas cenas siempre los platillos principales son a base de carne, ya sea pavo, pierna de puerco, jamones y también bacalao. Ellos no comen carne y no les gusta el bacalao, así que comieron solamente ensaladas verdes, de manzana y de papa y de las botanas que había. Comentando con mi esposo lo de la cena de este año que ya está muy próxima, me dijo que al invitar a personas a comer o cenar, debería uno preguntarles si tienen alguna restricción alimenticia especial (diabéticos, sin sal, vegetarianos, alergias, etcétera), para tenerles preparado algo que puedan comer. Yo le digo que es muy difícil hacerlo. En todo caso que ellos informen al anfitrión sus restricciones alimenticias, si las tienen. Y además, todo mundo sabe que en Navidad las cenas son casi todas a base de carne, bacalao o pavo. Y por otra parte, es tanto el trabajo con tanta gente que viene, que es muy difícil hacer lo que dice mi esposo. ¿Tú qué opinas?

Si me contestas rápido te lo agradeceré. El tiempo apremia. Mil gracias y mis mejores deseos para ti y tu familia en las próximas navidades y siempre.

RAQUEL

QUERIDA RAQUEL:

De acuerdo con mi opinión, tú tienes razón. La mayoría de las personas no tienen grandes restricciones en su alimentación y si no pueden comer carne, está el pavo o el pescado. Yo pienso que esos invitados que no podían comer carne ni gustaban del bacalao, satisficieron perfectamente su apetito y su gusto con las ensaladas y la botana que había en la mesa. Y hasta pienso también que si llegan invitados de quienes no conoces o conoce alguien de la familia acerca de su alimentación especial, es que no son amigos íntimos y en ese caso, si ellos acuden a una casa para convivir en una conmemoración tan especial como la Navidad, deben prepararse para comer lo que puedan o solicitar a la anfitriona su permiso para llevar su propia comida o algún platillo que puedan comer. Finalmente la convivencia amena, fraterna y agradable es lo principal, especialmente en esas fechas. Gracias mil por tus buenos deseos, los que reitero para ustedes con mucho afecto.

ANA
21 Noviembre 2017 04:00:00
Querido Papá Soltero
QUERIDA ANA:

Estuve muy enamorado de una mujer maravillosa con la que estuve comprometido para casarnos. Desgraciadamente ella falleció de cáncer antes de que nos casáramos. Estuve a su lado durante toda su enfermedad, la llevaba a todas sus citas con doctores y la acompañaba en las sesiones de quimioterapia y cuando finalmente fue llevada al hospital porque estaba muy mal, estuve en todo momento a su lado y sostenía su mano en el momento que falleció.

Ella tuvo un hijo que tenía 6 años cuando falleció. Hace un año que vive con los padres de ella, pero antes de morir, mi novia me pidió que le prometiera que siempre permanecería en la vida de su hijo y yo se lo prometí. No me pesó en absoluto la promesa, porque quiero muchísimo a ese niño. Me dice papá y yo le digo hijo. Los padres de mi novia me quieren mucho y están de acuerdo en que me diga papá y yo lo llame hijo.

Ha pasado un año desde la muerte de mi prometida y creo que voy a empezar a tener alguna cita con alguien, pero de una cosa estoy seguro: no voy a traer a mi vida a una mujer que crea que no sería buena con “mi hijo”.

Le quiero preguntar algo: cuando alguien me pregunte si tengo hijos o cuando me vean con el niño, ¿tengo derecho a decir que soy su papá? ¿Cómo explico las circunstancias sin que parezca que estoy explotando la situación?

Le agradeceré mucho su contestación.

PAPÁ SOLTERO

QUERIDO PAPÁ SOLTERO:

No tienes que mentir ni tampoco hacer una historia. Para comenzar, quienes conocen la situación, no van a preguntar nada. Y a quienes no te conocen, no hay por qué darles explicaciones. Pero si deseas hacerlo, simplemente habla con honestidad del tema. Y como yo lo veo, una promesa en el lecho de muerte, es un compromiso que se contrae para toda la vida. Y por lo que veo, a ti ese compromiso no te resulta pesado. Y eso me alegra. Eres un muy buen hombre y deseo que encuentres a una mujer que sepa apreciar lo que vales y llegue a querer a tu hijo como lo quieres tú.

ANA
20 Noviembre 2017 04:00:00
Queridos Lectores
QUERIDOS LECTORES:

Hoy 20 de noviembre se conmemora y recuerda en nuestro país la Revolución. México es otro después de más de un siglo de que esta empezara, pero los ideales de los buenos mexicanos no deben ser diferentes nunca. La manera como reaccionamos cada uno de los habitantes de este nuestro hermoso país después de los desastres que sufrimos hace pocas semanas con los terremotos, demostró que somos un pueblo unido y solidario.

Me encontré entre mis libros viejos un texto escrito por el licenciado Octavio Vejar Vázquez que habla de ello, basado de manera importante en la educación que todos sabemos es indispensable para avanzar y alcanzar las metas de excelencia que podríamos tener, pero debemos elevarla a la mayor necesidad de nuestro país para lograr que México alcance la altura que merece.

Decidí compartirlo con ustedes porque, después de tantos años, demostramos nuestro cariño a la patria y a nuestros conciudadanos. Pero podemos hacer más educando desde el hogar a los niños y ejerciendo nuestro derecho a una mejor preparación de los mismos para llegar un día a esa anhelada excelencia.

ANA

“Uno de los medios más eficaces para la unidad nacional es ahondar en nuestros corazones el sentimiento patrio, porque este, dirigido a la consecución de la nacionalidad, destruye los prejuicios de toda índole, sea racial, económica, religiosa, política, cultural o sexual. La patria es la comunidad noble y generosa que nuestros padres edificaron de edad en edad con su trabajo, su amor y su sangre; el territorio que habitaron, los trabajos, las exploraciones, las construcciones que erigieron, las acciones gloriosas y útiles que realizaron, las obras artísticas que enriquecieron el patrimonio común; los entusiasmos, las luchas y los dolores que experimentaron en su existencia colectiva. Bajo el símbolo prestigioso de la misma bandera, protege, como un tesoro de la gloria de todos, el sepulcro de los antepasados y la cuna de los hijos.

“Nuestra generación es depositaria de esos bienes y está obligada a conservar y a hacer que fructifique la magnífica herencia para transmitirla, enriquecida. De ahí la importancia de la escuela, que es, por excelencia, agente del sentimiento nacional, medio de estimular en todos el patriotismo vivo y sano; de la escuela que es laboratorio de la unidad nacional al abrir las puertas a los niños de todas las condiciones que lleguen a recibir una enseñanza común, decisiva en la formación y desenvolvimiento de esa unidad. Anhelamos vivamente ver fundido en un gran todo, cuanto de valioso nos legaron Imperio, Colonia y República”.
17 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Desvelada
QUERIDA ANA:

Padezco mucho de insomnio y no me gusta tomar pastillas para dormir. Por eso quiero suplicarle si tiene algunos consejos que me ayuden a dormir. Sé que no es usted doctora ni una maga, pero ayuda a tanta gente con sus consejos a resolver sus problemas, que pensé que también a mí puede ayudarme. Se lo voy a agradecer mucho. Le doy algunos datos personales que pueden servir. Tengo 62 años de edad, un esposo y dos hijos casados que viven en sus casas. No tengo grandes problemas económicos, vivimos sin lujos, pero sin apuros con la pensión de mi esposo.

DESVELADA

QUERIDA DESVELADA:

Con gusto le doy algunas recomendaciones que deseo puedan servirle para conciliar el sueño. Y la saludo afectuosamente.

1.- Evite beber alcohol dos horas antes de retirarse a dormir.

2.- Evite la cafeína y el tabaco, al menos cinco horas antes de ir a la cama.

3.- Utilice su cama únicamente para ir a dormir y el sexo, no para leer, comer o ver televisión.

4.- No se involucre en actividades estimulantes, como el ejercicio, inmediatamente antes de ir a dormir.
5.- No trate de dormir si no puede, entre más busque el descanso forzado, más lo va eludir. Levántese, beba un té de azahar o un vaso de leche caliente.

6.- Elimine la tensión muscular. También practique ejercicios de respiración. Frote en la frente y detrás de sus orejas unas gotitas de aceite esencial de lavanda.

7.- Relaje su mente. No permita que las preocupaciones se entrometan en su bienestar. Recuerde que no resuelve nada con preocuparse y menos de noche.

8.- Si vive en un área del barrio o colonia donde se escuchan ruidos y no puede hacer nada por eliminarlos, trate de acostumbrarse. Puede hacerlo.

ANA
16 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Precauciones
QUERIDA ANA:

Quisiera enviar una recomendación a las y los jóvenes. Ojalá que quienes lean esta carta piensen bien y comprendan que es de gran utilidad, sobre todo en estos tiempos, lo que les digo. Cuando era joven soltera y vivía sola, porque tuve que salir de la casa de mis padres y trasladarme a otra ciudad por cuestiones de trabajo, siempre que salía con amigas o con algún muchacho en una cita, dejaba pegada en el refrigerador una nota en la que mencionaba la fecha, la hora en que salía, con quien lo hacía, el número telefónico de la persona, dirección, trabajo, de dónde nos conocíamos y hasta anotaba la hora probable de regreso.

Quienes se enteraron de esto, decían que era ridículo y que estaba paranoica, pero si las muchas jóvenes extraviadas y que hasta han sido asesinadas, hubieran hecho esto, al menos podría haberse seguido un rastro para localizarlas. Pueden haberme llamado paranoica, pero para mí siempre significó una cuestión de seguridad básica.

Probablemente mi recomendación ayude a otras personas y pienso que no sólo a las y los jóvenes que viven solas y solos, sino a cualquiera.

Y si no viven solos, informen a los demás miembros de la familia o personas con quienes vivan, de todos estos datos que menciono.

Gracias por aceptar publicar mi carta. Lo hago porque su columna es muy leída y el mensaje puede llegar a mucha gente.

Reciba saludos afectuosos.

PRECAUCIONES

QUERIDA PRECAUCIONES:

Gracias por tomarte el tiempo de escribir. Fuiste inteligente y madura desde muy joven.

Pienso que las jóvenes que se resisten a dejar esa información temen que de alguna manera disminuya su independencia. Sin embargo, es una manera eficaz de aseguramiento en el caso de cualquier emergencia.

ANA
15 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Segura y Feliz
QUERIDA ANA:

Durante muchos años (ahora tengo 24) fui una persona “ignorada”. Cuando estaba en la preparatoria, que es cuando comenzamos a fijarnos más en nuestra persona y todo lo relativo a ella, nadie me tomaba en cuenta. En mi casa, porque fuimos siete hermanos y mi mamá siempre andaba ocupada con tanto trabajo en la casa, y mi padre, afanándose por mantenernos, darnos lo necesario y con el deseo de que todos estudiáramos. Ellos no tuvieron mucho tiempo para dedicarse a cada uno, pero mi mamá nos ayudó mucho a mí y a mis hermanos a ser personas fuertes, trabajadoras, honradas y a prepararnos para la vida.

En la escuela fue donde era “invisible”, probablemente porque mi mejor amiga era muy bonita y extrovertida y ella tenía fila de muchachos que querían salir con ella. A mí, en cambio, nadie me invitaba. Aunque afortunadamente mi autoestima nunca se vio lastimada, ya que nunca he dependido de mi apariencia (en eso también nos ayudó mucho mi mamá a mí y a mis hermanos). Como resultado de ello mi vida ha sido 100% más fácil que la de mi hermosa amiga.

Siempre me he considerado simpática e inteligente y por ese motivo, con el tiempo eso me ayudó para relacionarme poco a poco, pues cuando uno es muy joven, esos atributos no cuentan mucho. Los años hacen que uno madure y todo cambia. Entre tanto, mi amiga tan guapa ha luchado con su obsesión del peso y hasta la anorexia estuvo a su lado desde la pubertad hasta los 21 años que estuvo en terapia. Como te digo, ella tenía muchos pretendientes y novios que muchas veces ni duraban, y muchos fueron personas despreciables que la trataron mal.

Por mi parte, no he tenido una relación estable ni muy feliz. He tenido varios novios, pero esos noviazgos han sido relaciones honestas, relajadas y llenas de diversión sana hasta ahora. Terminé mi carrera y tengo un estupendo trabajo y espero encontrar al hombre perfecto para mí muy pronto.

Por favor, Ana, insta a los padres de las muchachas jóvenes, a que por favor se aseguren de que sus hijas se sientan valoradas por su inteligencia y su talento. Las jóvenes necesitan saber que es correcto explotar su fortaleza. Los padres pueden hacer eso asegurándose de que sus hijas sepan que ser inteligentes, divertidas, alegres, honestas, son rasgos maravillosos, aunque no sean precisamente hermosuras. No hay razón para que una madre se preocupe de que su hija sea una “ignorada” si fortalece en ella la idea de que la apariencia no lo es todo. Es mucho más importante ayudar a una joven a convertirse en una persona fuerte y segura. Los muchachos descubrirán eso muy pronto. Gracias.

SEGURA Y FELIZ

QUERIDA SEGURA Y FELIZ:

Tú y yo fuimos bendecidas con madres que nos enseñaron temprano y continuamente que nos valoráramos a nosotras mismas por las fuerzas y talentos que toda joven tiene. Sin embargo, muchas jóvenes no saben cómo apreciar sus dones y talentos en busca de sus metas. Lo importante es no olvidar que cada una de nosotras tiene cualidades y habilidades únicas y verdaderamente hermosas, y mucho más importantes, o al margen, que la ropa y el maquillaje. Gracias a ti por esta valiosa carta.

ANA
13 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Verde Esmeralda
QUERIDA ANA:

Me casé hace siete años y de ese matrimonio, que terminó en divorcio, tengo una niña de 5 años a la que adoro. Es el motivo, motor y centro de mi vida. Hace dos años comencé a salir con un hombre que es bueno y dice quererme, yo lo apoyo mucho moralmente y ahora estamos pensando en el matrimonio, pero me asaltan las dudas por lo que voy a contarle.

Se lleva muy mal con mi hija cuando se ven, le dice a la niña cosas que le molestan, la llama “mocosa”, “escuincla”, “niña latosa”, en fin, muchos nombres que en mi opinión son ofensivos y que lastiman, tanto a ella como a mí. También cuando él va a mi casa y mi hija está viendo la televisión, él le cambia los canales y cuando vamos caminando los tres, le mete zancadillas, “dizque” para jugar. ¡Qué manera de jugar! Y obviamente la niña llora o se enoja.

Un día le cuestioné a mi novio su actitud. Me dijo que es que no le gustan los niños, pero que cuando nos casemos hará los mayores esfuerzos por llevarse bien con mi hija, porque la quiere y me quiere a mí.

¿Por qué un hombre actúa en esa forma con una niña indefensa y que no le hace nada ni lo molesta? Te agradeceré mucho que me ayudes a definir mi situación.

VERDE ESMERALDA

QUERIDA VERDE ESMERALDA:

¡Escucha a tus dudas y a tu sexto sentido! Este hombre está buscando una madre y no una esposa. Sus acciones con su hija son las de un hombre (niño) celoso y desde luego desconsiderado y falto de amor.

Si lo quieres mucho, a menos que tanto tú como él reciban ayuda profesional de un psicólogo y él cambie su comportamiento hacia tu hija y veas que es sincero y el cambio es estable, no decidas nada definitivo acerca de tu matrimonio.

Tu responsabilidad como madre tiene más peso que cualquier otra cosa. ¿O pesa más en ti el amor que puedas sentir por ese hombre que el amor y el bienestar futuro de tu hija?

ANA
11 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Escéptica
QUERIDA ANA:

Mucho he escuchado que algunas madres dicen que desean que sus hijas se casen para estar tranquilas de que ya van a estar seguras y no tendrán apuros. Yo quisiera decirles a esas madres, por experiencia propia, que el matrimonio no necesariamente significa seguridad y felicidad. Hay muchos esposos que son estafadores, jugadores, alcohólicos, abusadores y muchos simplemente infieles. Infinidad de hombres abandonan a la esposa y a los hijos para siempre y jamás les proporcionan lo que necesitan para sobrevivir.

Encontrar seguridad en el matrimonio es como agarrar una pluma en el viento o encontrar una aguja en un pajar. No creo en los hombres.

Le mando muchos saludos y felicitaciones por sus respuestas a las cartas que le escriben.

ESCÉPTICA

QUERIDA ESCÉPTICA:

Nadie que va al matrimonio, hombre o mujer, tiene comprado su boleto de ida a la felicidad o a una vida fácil. Pero todos quienes se casan “se atreven” a vivir lo que venga.

Nadie tenemos seguridad en nada, pero deseo decirle que estoy de acuerdo con usted en que el matrimonio no es garantía, ni para el hombre ni para la mujer, de una seguridad en ningún sentido, y que muchas veces sucede todo lo contrario.

Los padres debieran procurar que sus hijas estén preparadas para enfrentar las diversas circunstancias de la vida, enseñarles a ahorrar y a tener suficiente autoestima y confianza en sí mismas.

Y que no estén esperanzadas en que con el matrimonio van a resolver todos los problemas y van a estar seguras toda la vida. Y no siempre las desgracias vienen porque el esposo sea un mal hombre, también puede morir o enfermarse.

Nadie tenemos seguridad en nada.

Agradezco que haya escrito y también por su felicitación.

ANA
10 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Menopáusica
QUERIDA ANA:

Si me permite quisiera mencionar algo relativo a la menopausia en las mujeres y sus síntomas, que a veces pueden ser no tan comunes como los bochornos de los que se quejan la mayoría, sino más bien raros y molestos.

A veces a algunas mujeres en esa situación se les pueden alborotar las hormonas y volverse coquetas. Desde luego que ese comportamiento es totalmente fuera de su control.

Y ahí va otro raro: una amiga mía no puede soportar los olores, así sea el aroma del perfume más hermoso y más caro o el del platillo de comida mejor preparado. También me enteré de que una señora se puso a llorar amargamente porque su cocinera había cortado una zanahoria en trocitos demasiado pequeños.

Yo desearía aconsejar a las mujeres menopáusicas que acudan siempre con un médico, que no dejen que eso arruine su vida, aunque sea por un tiempo.

Ana, gracias por su tiempo y por permitirme un espacio. ¿Escribirle no será otro síntoma raro?

OTRA MENOPÁUSICA

QUERIDA MENOPÁUSICA:

En efecto, la menopausia trae consigo varios síntomas extraños y muchas veces en cada mujer son diferentes, pero no creo que escribirme sea un síntoma raro de la menopausia, por el contrario, es un deseo genuino de querer ayudar a otras personas.

Le agradezco que escribiera. Y también le doy las gracias por señalar esos otros síntomas raros que pueden presentarse en esa etapa de la vida de cualquier mujer.

Reciba un saludo afectuoso.

ANA
09 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Triste Sola
QUERIDA ANA:

Tengo 24 años. Hace tres años tuve mi primer novio y duramos un año. Desde entonces no he tenido novio y ahora me gusta un muchacho. Hemos platicado muchas veces. Un domingo me invitó al cine y pensé que iba a pedirme que fuera su novia, pero no sé porque no lo hizo, porque ya tenemos mucho de conocernos y siempre me ha parecido que le gusto, aunque ahora pienso que no es así.

En la casa siempre ando de mal humor, no sé qué me pasa, quisiera tener novio y me desespero, pues se me están pasando los mejores años de mi vida. Mi mamá me dice que salga a pasear con mis amigas, pero casi todas tienen novio. ¿Qué pasa conmigo? No encuentro a quien interesarle. ¿Quién podrá quererme? Me siento sola, no salgo a ninguna parte, pues así sola ni ánimos dan. Espero que puedas ayudarme como lo haces con tanta gente todos los días. Gracias anticipadas.

TRISTE SOLA

QUERIDA TRISTE SOLA:

Me parece que estás pasando por una etapa un tanto depresiva, pero sobre todo te has formado una idea equivocada del noviazgo, pues tú consideras eso como un medio de tener a alguien con quien salir a cenar, a bailar, a divertirte, a tener compañía, pero tener novio es tener un compañero con quien compartir lo bueno y lo malo, cosas bellas, tristezas alegrías, en fin hacer unidos la jornada.

Al tener novio no busques un medio para divertirte, busca un compañero tal vez para toda la vida, pero no te desesperes, todo llega a su tiempo y en su oportunidad. En seguida leerás un poema muy bello, de amado Nervo, que se llama
La galera sombría, y que pienso que en él se te dará la respuesta a esa impaciencia que parece consumirte.

ANA

LA GALERA SOMBRÍA
Si deseas que pronto, de tus mares se aleje
la galera sombría que te trae las penas,
ten paciencia y aguarda: la paciencia es el eje
moral y el gran secreto de las almas serenas.

La paciencia hizo al mundo, lo rige la paciencia;
el arte es una larga paciencia (¿y el amor?).
La cantidad más alta, la más profunda ciencia,
De una maravillosa paciencia son la flor.

Sé paciente y aguarda que fulgure tu día,
¿sabes tú si las perlas de la santa alegría
con que sueñas anidan en las heces del vino?
Bebe, pues todo el cáliz… No hay bonanza tardía
ni existencia que acabe sin cumplir su destino.
08 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Engañada Enamorada
QUERIDA ANA:

Soy una chica de 21 años, estoy estudiando y tengo un novio de 24 años que ya terminó su carrera y trabaja. Al principio no lo quise mucho, pero con el tiempo he llegado a sentir un gran amor por él, al grado de que me deja plantada y no le digo nada a pesar de que en mi casa se enojan conmigo porque me arreglo y a veces hasta me quedo sola en casa esperándolo y no llega y ni me quejo.

También es algo raro, pues han pasado a veces hasta tres semanas y no me busca. Yo lo llamo al trabajo y siempre me contesta, pero soy yo la que lo anda buscando. Hemos sido novios año y medio y debo admitir que no se ha portado bien conmigo, pero lo peor sucedió hace mes y medio, cuando me enteré de que estaba saliendo con otra muchacha que trabaja en el mismo lugar que él. Yo lo seguí un día y los vi entrando en un cine. Se sentaron muy agarrados de la mano y en el intermedio tomé ánimos y me le puse enfrente, no le dije nada pero estuve parada allí, en la dulcería, mirándolos un buen rato, hasta que para que no me viera llorar, preferí salirme e irme a mi casa. Él ni dijo ni hizo nada.

Llegué a mi casa y les conté todo a mis papás y hermanos, ellos me dijeron que ya me habían advertido que salía con otras, y también que es muy desconsiderado conmigo. Después de eso pasaron cinco semanas y él ni sus luces, y yo, como estaba triste, hice a un lado mi orgullo y lo busqué en el trabajo. Ya estaba casi sola la oficina y me acerqué a su escritorio, él levantó la vista y me vio, se levantó y me saludó como si nos hubiéramos visto un día antes y como si lo del cine no hubiera sucedido. Arregló sus cosas y me dijo que me llevaba a mi casa. En el camino no se mencionó nada del asunto de la otra, y así volvimos.

En mi casa todos se enojaron mucho conmigo y mis amigas me dijeron que soy una tonta, pero yo lo quiero. ¿Crees que él me quiera? ¿Andará en serio conmigo? Voy a agradecer mucho tu respuesta.

ENGAÑADA ENAMORADA

QUERIDA ENGAÑADA ENAMORADA:

Se ha dicho siempre que el que mucho ama, mucho perdona, pero tú has perdonado demasiado. Coincido con la opinión de tu familia y de tus amigas. Has olvidado tu dignidad, tu amor propio, tu valor como persona y como mujer. ¿Qué puede valer más que eso en la vida? No creo que el amor por un hombre tenga más valor. Sobre todo si ese hombre ha pisoteado tu amor y tu dignidad, te ha engañado comprobadamente y tú te has humillado buscándolo. De verdad no te quieres nada. Pienso que ese muchacho no te ama y desde luego no es sincero y, lamentablemente para ti, si continúas con él, un día acabará por defraudarte totalmente. ¿Qué esperas para convencerte, que entre a la iglesia para casarse con otra? Ojalá que esta experiencia ayude a prepararte para ese mal momento.

ANA
06 Noviembre 2017 04:00:00
Querido G.L.E:
QUERIDA ANA:

Le escribo porque no encuentro el camino. He intentado mil formas de salir adelante en la vida y siempre he fracasado. Me casé hace poco y aunque mi matrimonio no es precisamente un fracaso, tampoco es lo que yo soñaba, ni mi esposa es la mujer que siempre soñé que podría apoyarme para salir adelante. No me falta casa ni sustento, porque mi familia me apoya, pero no es lo que yo quiero ni nadie desearía, sino que quisiera tener un futuro halagador, y le aseguro que por empeño no ha faltado, pero no sé qué mala suerte me acompaña que todo me sale mal. Lo único que tengo bueno es la salud y también el ánimo, y de ello le doy gracias a Dios porque de otra manera todo sería un desastre.

Ana, desde luego que mi pretensión no es que me resuelva mi problema de falta de trabajo, lo que le suplico es que me dé algunas palabras de aliento, que aunque el ánimo no me falta, en ratos me siento flaquear. Desearía que me ayudara su experiencia, su conciencia y su conocimiento de la vida a sentirme mejor, a saber esperar mejores tiempos.

Soy un hombre joven y con muchos deseos de hacer algo bueno en la vida. Gracias.

G.L.E.

QUERIDO G.L.E.:

¿Triunfar es fácil? ¿El éxito se da en charola de plata? Desde luego que no mi querido amigo. Los triunfadores han ido por un largo camino de esfuerzos, de afanes y de sacrificios, y en ocasiones hasta de calamidades. Exceptuando a quienes heredan fortunas, las personas que ocupan un sitio importante en la vida o tienen algo material que valga la pena, han “sudado la gota gorda” para lograrlo.

Muchas personas han tratado el tema, pero ahora lo diré a mi manera: si has sido empeñoso, trabajador, tenaz, etcétera, debes continuar de la misma manera. No permitas que la vida se te vaya como se va el humo o como se desgasta una vela sin que aproveches su luz, que no termine un día sin que sientas la satisfacción de haber hecho algo que valga la pena, por ti y por otros, pues la vida no vale la pena vivirse si no se vive también para los demás.

No pierdas tu tiempo en pensamientos o proyectos inútiles o fantásticos que son irrealizables y que sólo te harán sentirte más inútil, más pequeño. Que no existan para ti las horas perdidas, ya sea durmiendo más de la cuenta o pensando en asuntos que no traen nada bueno. Que no pase un solo día sin hacer algo productivo, no seas de los que esperan que los favorezca la fortuna en la lotería sin comprar billete, tienes que hacer algo para que lleguen los beneficios. Y no pienses que tienes mala suerte y que todo te sale mal. Nada resulta al primer intento. Los que buscan petróleo tienen que perforar 250 pozos para encontrar uno que valga la pena explotar. Así un pozo de petróleo vale por 249 intentos más. Recuerda que Babe Ruth, el famoso beisbolista estadunidense, que marcó récord de “home runs”, se ponchó mil 300 veces. No te desanimes, el éxito está a la vuelta de la esquina esperando a los que lo buscan. Me alegro que des gracias a Dios por tu salud, pronto se las darás por haber logrado tus anhelos.

ANA
04 Noviembre 2017 03:00:00
Querida Matiz:
QUERIDA ANA:

En la actualidad la mayoría de las personas vivimos en constante angustia porque el dinero no nos alcanza o apenas es suficiente para cubrir todos los compromisos que tenemos, y eso nos acarrea estrés, enfermedades, dificultades entre la familia y quizás hasta con los amigos.

Como ahora todo se puede comprar a crédito, en ocasiones nos dejamos llevar por las tentaciones y luego nos ahogan las deudas. Una amiga y yo nos pusimos a hacer una pequeña lista de motivos por los cuales andamos todos sin sosiego ni tranquilidad.

Desde luego que hay muchas otras cuestiones que ahora nos traen preocupaciones, pero esta pequeña lista puede ayudar a explicar porque nuestros padres tuvieron vidas más felices y menos difíciles que las de nosotros.

» No tenían tarjetas de crédito.

» No había en casa todo ese montón de aparatos electrónicos tan costosos.

» La casa tenía solamente un teléfono fijo. No existían los teléfonos celulares con cuentas mensuales enormes en ocasiones.

» La casa, si acaso, tenía un solo televisor, no uno en cada habitación.

» A papá no le daba pena llevar lonche al trabajo.

» Mamá era la señora de la limpieza y muchas veces la peluquera de la familia.

» Los cumpleaños se celebraban en el patio de la casa y no en salones de recepciones.

» Nos conformábamos con el carro usado y había solamente uno para toda la familia.

» Los “cuartos de atrás” no eran cuartos de diversión llenos de juguetes y equipo de ejercicio. Eran cuartos de “tiliches”.

» Las vacaciones no eran ir a Cancún, a Disney World o a Europa. Eran ir a un día de campo o al rancho de la familia.

» La boda de una hija, el bautizo de un hijo o una primera comunión no costaban el sueldo de todo un año y sin embargo todos se divertían.

» En Navidad solamente los niños recibían regalos y eran muy sencillos.

» Etcétera, etcétera, etcétera.

Como digo arriba, la lista puede ser más larga y todos la conocemos. Sólo quise hacer un recuento de cuanta cosa equivocada hacemos. Saludos.

MATIZ

QUERIDA MATIZ:

Gracias por una carta llena de madurez y grandes verdades. Debemos reflexionar sobre ella.

ANA
03 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Preocupada
QUERIDA ANA:

Tengo un hijo de 10 años que nunca nos ha dado problemas. Es buen hijo y buen estudiante y donde quiera se comporta bien. La familia toda lo quiere mucho, los vecinos y amigos siempre hablan bien de él. Estamos muy satisfechos con su conducta.

Sin embargo, hace dos días llegó a casa con la chaqueta rota y un golpe en un pómulo. No ha querido decirnos nada de lo que pasó, ni a su papá ni a mí. Desde luego sabemos que estuvo metido en algún pleito, y sería la primera vez porque es un muchacho pacífico y de buen carácter. Pero ¿por qué no nos dice nada? Siempre nos ha tenido mucha confianza, pero en esta ocasión aunque le hemos preguntado, se queda callado. ¿Cree que debemos castigarlo? Sé que han pasado varios días de eso hasta que llegue su respuesta, pero de todas formas nunca es tarde para corregir a un muchacho. Muchas gracias por su ayuda, confío mucho en su buen tino.

PREOCUPADA

QUERIDA PREOCUPADA:

Si fuera mi hijo yo no lo castigaría. Por lo que usted dice, su hijo no es agresivo, pero es posible que quisiera defenderse de alguien o defender a algún amigo de algún joven mayor que haya abusado de su fuerza por tener más edad y que lo agredió. Su renuencia a explicar la causa de su pelea no es rara en muchachos de su edad, sienten que debieron haber sabido defenderse mejor y ven la chaqueta rota y la cara lastimada como un indicio de debilidad.

Es importante para su hijo que pueda hablarles, ya sea a su padre o a usted sobre lo que sucedió. Cuando un niño guarda silencio acerca de una mala experiencia, es difícil para él hacer a un lado sus ansiedades y volver a ganar su autoestima. Provoquen una conversación con él de manera tranquila y hasta afectuosa. Háganle saber que están de su lado, no importa lo que haya sucedido, y que no tomarán ninguna acción contra quien lo haya lastimado sin que él lo autorice. El intervenir para castigar a quien los lastime, puede hacer sentir a los niños que sus padres tienen que salir en su defensa y pelear sus batallas por él.

También dígale al niño que existen otras alternativas para resolver los desacuerdos y que comprenda que comprenda que ser agresivo o entrar en un pleito no es indicativo de masculinidad ni de fuerza. Felicítenlo por lo bien que se ha portado siempre y díganle que es suficientemente inteligente como para encontrar mejores maneras de resolver problemas que la fuerza bruta.

ANA
02 Noviembre 2017 04:00:00
Los dos ángeles
QUERIDOS LECTORES:

Hoy, que conmemoramos en México el Día de los Muertos o Día de los Difuntos, reproduzco a ustedes un cuentecito que se publicó en el libro Juventud, que es una colección de lecturas escogidas para los alumnos de las escuelas primarias, superiores y especiales y que utilicé cuando cursaba el sexto año de primaria, hace muchos años. Es un cuentecito sencillo, pero que nos da idea de que el sueño y la muerte van estrechamente abrazados, escrito por quien se firmó Krummacker. El lenguaje es antiguo, quizás con palabras no desconocidas, pero sí poco utilizadas, pero espero que sea de su agrado.

ANA

LOS DOS ÁNGELES

Abrazados como hermanos, iban recorriendo la tierra el ángel del sueño y el de la muerte. Ya anochecía. Sentáronse en la cima de un collado, no lejos de las moradas de los hombres. Reinaba en torno una melancólica quietud, y también enmudecía el esquilón de la lejana aldea. Callados y tranquilos como suelen estarlo, teníanse cariñosamente abrazados los dos genios benéficos de la humanidad y ya se acercaba la noche. Levantóse entonces el ángel del sueño de su musgoso lecho, y empezó a esparcir con ligera mano las invisibles semillas del sueño. Los suaves céfiros las llevaron a las habitaciones del cansado labrador, y al punto se dejaron caer en los brazos del dulce sueño los moradores de las campestres chozas, desde el anciano que anda apoyado en su báculo, hasta el infante que se mece en la cuna. El doliente olvidó sus padecimientos, el afligido su desconsuelo, el menesteroso su miseria. Cerráronse los ojos de todos ellos.

Terminada su tarea, sentóse el benéfico ángel del sueño al lado de su más grave hermano. “Cuando despierte la aurora” –dijo él con risueña inocencia– “me alabarán los hombres como su amigo y bienhechor. ¡Oh! ¿qué placer iguala al de hacer bien secretamente y sin ser visto? ¡Cuán felices somos nosotros, mensajeros invisibles del buen genio! ¡Cuán bella es nuestra vocación!”. Así habló el amable ángel del sueño.

Mirábale el ángel de la muerte con callada melancolía y asomó a sus ojos una lágrima como las derraman los inmortales. “¡Ay!” –dijo él- “¡que no pueda como tú celebrar la alegre gratitud de los hombres! A mí me llama la tierra enemigo suyo y perturbador de sus gozos”. “¡Oh hermano mío!” –repuso el ángel del sueño– “¿tan pronto has olvidado que, cuando despierte el bueno, reconocerá en ti a su amigo y bienhechor, y te bendecirá agradecido? ¿No somos nosotros hermanos y mensajeros del mismo Padre?”. Así habló él, y en aquel punto brillaron de júbilo los ojos del ángel de la muerte, y estrecharon sus abrazos los dos genios hermanos.
01 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Nada en su Lugar
QUERIDA ANA:

¿Me estaré volviendo loca? Todo en mi vida es desorden y desorganización. Mis cajones son un desastre, nunca puedo encontrar nada en mi escritorio y mis clósets y cajonerías son un absoluto desbarajuste. Vivo sola y aun cuando he tratado de mantener mi departamento mínimamente arreglado, no me ha sido posible. Lo tengo limpio, pero ni se nota la limpieza por el de-sorden. Cuando me arreglo no encuentro los cosméticos que debo usar, pues si me muevo me llevo el maquillaje o el rubor a donde tengo que ir a algo y allá lo dejo. Y si busco un sobre o los aretes o equis, tardo mucho en encontrarlos o los encuentro al día siguiente, o después de varios días, a pesar de que mi departamento no es grande. Odio vivir así, ¿qué hago? Ayúdame.

NADA EN SU LUGAR

QUERIDA NADA EN SU LUGAR:

Las cosas están en un lugar, pero no en el lugar donde debieran estar. Mi mamá me decía: “Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar”. Nunca he olvidado eso y me ha servido mucho en la vida. También me decía: “Que puedas encontrar tus cosas con los ojos cerrados”. Nunca necesito ver a donde dirijo mis manos para encontrar lo que busco.

Tú puedes hacer lo mismo si te lo propones. Para comenzar, aclara tu cabeza, da algunas vueltas a tu departamento y te pones a trabajar con ganas.

Primer día: para comenzar, debes “pensar” de manera organizada y decirte: “No puedo continuar viviendo de esta manera”. Y luego: “¿Qué es toda esta chatarra?”. Cuando tu ojo caiga sobre un objeto que no te sirva, que no necesites o no hayas usado en los pasados dos años, colócalo en una caja o en una bolsa y destínalo para la caridad. Pasa a la cocina y al refrigerador y haz lo mismo.

Segundo día: cuando ya tienes solamente lo que necesitas (la casa también necesita adornos), dirígete a una tienda donde haya organizadores de plástico para tus clósets, para la cocina y para el baño. No los compres caros, los hay de precios económicos.

Tercer día: examina tu espacio, no compres demasiados organizadores, sólo los necesarios para tus clósets o cajones de los muebles. Al tener todo colocado y organizado, fíjate en la mente que siempre debes ponerlo en ese sitio y nunca vas a volver a perder nada. Cuando termines, vas a darte cuenta de que lo único que perdiste fue lo que no necesitabas. Ya que hayas llegado a la armonía en tu casa, vas a sentirte tan bien que nunca volverás a descomponer eso, pues has creado tu propio sistema y no volverás a caer en la prisión del caos.

ANA
31 Octubre 2017 04:00:00
Querida Desesperada
QUERIDA ANA:

Te agradecería contestar mi carta lo antes posible pues estoy desesperada y tus consejos serían de gran ayuda para mí. Soy una mujer de 34 años y me considero guapa y atractiva. Lamentablemente no he encontrado al hombre ideal. Pero eso no es todo. Mi problema es que hace dos meses salí con un hombre y tuvimos relaciones íntimas y ahora creo que estoy embarazada, y realmente, a pesar de estar en contra del aborto y saber que no debo hacerlo porque es un grave pecado y hasta algo que fue penado por la ley, creo que no me queda otra solución, porque si no lo hago voy a arruinar mi vida por culpa de un hombre al que no quiero y a quien conozco poco. Tal vez con el tiempo podría llegar a quererlo, pero cuando le conté lo que me sucede, me contestó que era un invento mío para que se casara conmigo.

Por favor aconséjeme. Se lo voy a agradecer infinitamente.

DESESPERADA

QUERIDA DESESPERADA:

Por favor ni siquiera pienses en el aborto. En toda criatura que está por nacer, no solamente han intervenido el hombre y la mujer, Dios ha enviado un soplo divino que es el alma de esa criatura. Dios es el creador de la vida y sólo Él puede quitarla. No tienes derecho de quitarle la vida a tu hijo o a tu hija. Ese ser que llevas en tus entrañas tiene todo el derecho de venir a este mundo, estés casada o no lo estés. Sé que muchos criticarán esta postura, pero es la que tengo yo y que no va a variar.

Haz frente a las habladurías de la gente y a los problemas que seguramente tendrás, no pienses que tu vida se verá arruinada con el nacimiento de tu hijo, será una gran ilusión, será un compañero o compañera y un motivo muy importante, el más importante, para vivir y superarte cada día. Tener un hijo es algo maravilloso, no comparable con nada en el mundo.

Recibe a tu hijo y verás tu vida colmada de felicidad, de bendiciones y sobre todo con la conciencia tranquila.

ANA
30 Octubre 2017 04:00:00
Querida Volar o Subir
QUERIDA ANA:

Quizás lo que voy a comentarte sea algo que tus lectores piensen que no tiene importancia, pero tú siempre has dicho que para ti todas las cartas y asuntos de tus lectores son importantes, por ese motivo te escribo con la consulta que voy a hacerte. A ver qué me dices.

A mi esposo le pasa algo muy raro. Él ha sido piloto de avión. Ahora trabaja desde hace algún tiempo en otra actividad, porque yo siempre le insistí en que lo hiciera porque vivía preocupada cuando salía de viaje. Finalmente aceptó y también porque, como había comenzado a volar desde muy joven, pensó que quizás ya era tiempo de dejar eso. El caso es que ahora se de-senvuelve muy bien en otros asuntos y gracias a Dios le va muy bien.

Lo que le sucede es lo siguiente: cuando se sube a una montaña rusa se siente muy mal y dice que siente miedo. También un día que fuimos a las Cataratas del Niágara por el lado de Estados Unidos, en donde hay algo como tipo pasarela de vidrio o algo así que se extiende sobre el vacío para que se pueda ver bien la caída del agua, ya que de donde se ve mejor es del lado de Canadá, también dijo que sintió temor. Yo le digo que si cuando volaba y no había nada debajo del avión no tenía temor, ¿por qué cuando se sube a la montaña rusa o sube un lugar alto y eso está conectado con el suelo, se siente temeroso? Dice que no sabe, pero que le sucede. ¿Tú qué crees que le pase? Gracias por tus comentarios.

VOLAR O SUBIR

QUERIDA VOLAR O SUBIR:

Por supuesto que todas las cartas, los problemas o asuntos de mis lectores son importantes. Y trato de ayudar y apoyar de la mejor manera que puedo. Así pues, con gusto doy respuesta a tu carta. Francamente desconozco la razón de lo que le pasa a tu esposo. Pienso que podría ser porque cuando era piloto de avión sabía que tenía el control y sabía que como lo hacía bien, tenía confianza y se sentía seguro. En cambio en la montaña rusa no la maneja él ni sabe si los aparatos están debidamente cuidados. Y en las cataratas el vacío es tremendo. Quizás sea eso.

Yo jamás subiría a una montaña rusa y me niego a mirar desde lo alto de un edificio. Ah, y nada se compara con el alivio que siento al llegar a la terminal aérea después de un aterrizaje seguro cuando viajo en avión. Las alturas nos dan miedo a muchos.

ANa
28 Octubre 2017 04:00:00
Querida Feliz y Triste
QUERIDA ANA:

Fíjate lo que me sucedió con mi mamá. Casi siempre he sido obesa, no en exceso, pero nunca estuve contenta con mi cuerpo. Me han dicho que soy bonita así, pero en el fondo nunca estuve contenta. Acudí a nutriólogos, pero nada funcionó. Me casé con un hombre fabuloso. Me quiso gordita y nunca me pidió que adelgazara. Pero siempre vi con envidia a las mujeres delgadas y últimamente fue más fuerte ese sentimiento. Tuve un niño hace ocho meses y aumenté un poco más de peso, además el parto fue difícil y el doctor me dijo que procurara bajar de peso para cuando volviera a embarazarme, que además la obesidad perjudica la salud y que lo hiciera ahora que soy joven.

Considerando eso, platiqué con mi esposo y estuvo de acuerdo en que bajara de peso, que si el médico lo dijo, lo haga por mi bien. Consultamos con tres doctores y dos sugirieron que me sometiera a la cirugía de la banda elástica. Nos explicaron de qué se trataba y nos convencimos. Hace dos meses me hicieron la cirugía y todo salió bien, he estado bajando de peso y estoy muy contenta. Me siento bien de salud y el médico sigue atendiéndome.

De la cirugía nunca le dije a mi mamá, pues la conozco y sabía que iba a desanimarme o decirme que no lo hiciera. Así que decidí callar. Una semana después de la cirugía llamé a mi mamá (ella vive en el sur de la república) y le conté. De inmediato me dijo que iba a venir a verme porque estaría preocupada hasta verme. Además le molestó que no le avisara. Llegó mi mamá y noté que se frenaba para no decirme nada, pero pronto soltó la lengua y me dijo muchas cosas que me lastimaron. Que aunque bajara muchos kilos, pronto los recuperaría y cosas por el estilo en un discurso que duró casi una hora. Dijo que lo decía porque le preocupo, pero a mí me dolió lo que me dijo y le pedí que regresara a su casa y no me hablara hasta que se le pasara. Así que al día siguiente tomó el avión y se fue a su casa. Esto sucedió hace seis semanas, no me ha llamado y yo tampoco, aunque estoy contenta porque he ido perdiendo kilos, pero estoy triste por mi mamá. ¿Qué me aconsejas? Necesito tu ayuda.

FELIZ Y TRISTE

QUERIDA FELIZ Y TRISTE:

Lamento que tu mamá reaccionara así por tu decisión de que te practicaran esa cirugía. En mi opinión, ella no debió haberte lastimado por ese motivo. En primer lugar, porque era algo ya hecho y había resultado bien y, por otro lado, tú eres una mujer adulta, con poder de decisión y tenías el consentimiento de tu esposo. Eso era suficiente. Te sugiero que aunque tu mamá se portara así contigo, la busques y de manera conciliadora le digas que la extrañas y lamentas lo que sucedió, que te sientes muy bien y te gustaría que volviera nuevamente y muy pronto para que se convenza de lo bien que estás. Una mamá siempre perdona y seguramente estará feliz de escucharte. Te felicito porque tu obesidad va a quedar en el olvido. La manera como lo conseguiste fue tu decisión. Cuídate.

ANA
27 Octubre 2017 03:00:00
Querida Macay:
QUERIDA ANA:

Estoy casada y tengo dos niños de 5 y 7 años. Cuando salíamos fuera desde un día hasta una semana que llegamos a hacerlo, mi mamá siempre nos cuidaba a los niños. Pero de repente nos dijo que ya no nos iba a cuidar a los niños, que ya se ponía muy nerviosa y le daba miedo enfermarse o sentirse mal y estar sola con los niños. Por ese motivo estuvimos pensando qué hacer y a mi esposo se le ocurrió algo. Tenemos unos amigos con quienes siempre nos hemos llevado de maravilla. Ellos también tienen dos hijos, de 8 y 9 años. Les preguntamos si estarían de acuerdo en que cuando ellos quisieran salir de vacaciones o lo que necesitaran nos llevaran a sus hijos y nosotros los cuidaríamos y que como los cuatro se llevan muy bien, iban a sentirse muy a gusto y que cuando nosotros tuviéramos necesidad o la oportunidad de salir, les pediríamos a ellos que lo hicieran con nuestros hijos. Les pareció muy buena idea y hasta hicimos la prueba muy pronto. Nuestros amigos tuvieron que salir unos días a la ciudad de México y nos pidieron que los niños se quedaran con nosotros.

Fue una experiencia muy buena para los cuatro niños. Los míos estuvieron felices con sus “primos” quedándose en casa a dormir. Y los hijitos de los amigos ni se querían ir cuando regresaron sus papás.

Yo sugiero eso para los padres que no tienen familia ni quien les cuide a sus hijos en esas ocasiones. Si los niños tienen confianza con otros niños y los padres con los de ellos, se van a quedar felices, ya sea en su casa o recibiendo a sus amigos. También la ayuda pagada es buena. Pero se tiene que tener una niñera de absoluta confianza y de reconocida seriedad. Si se consigue para una noche es una ayuda muy buena. Sin embargo, esa clase de ayuda no se consigue fácilmente para varios días, de día y de noche.

Espero que mi carta sea de ayuda para los padres de niños pequeños. Reciba mis saludos cariñosos y felicitaciones.

MACAY

QUERIDA MACAY:

La tuya es una sugerencia muy sensata y estoy segura de que será muy bien recibida por los padres que no lo hubieran pensado.

Gracias por tu carta. Yo también te mando saludos y las gracias por tu felicitación.

ANA
26 Octubre 2017 03:00:00
Querida forzar decisiones:
QUERIDA ANA:

Mi mamá, que tiene 61 años, ha sido diagnosticada con cáncer. Sí, esa terrible palabra está en nuestra familia ahora. Todos estamos desolados, muy tristes y asustados, y por supuesto mi mamá. El doctor fue muy claro, nos habló del avance que tiene la enfermedad, de la probabilidad de que no hubiera una curación total y también que tiene que someterse a tratamiento de quimioterapia.

Mi mamá está indecisa acerca de la quimioterapia. Le tiene miedo a las consecuencias como náuseas, vómitos, pérdida de peso, pérdida del apetito y diversas molestias más. Uno de mis hermanos la está presionando para que acepte la quimio. Yo le digo que no la presione tanto, le he dicho que todos queremos que mi mamá sane, que se cure, pero que eso es su decisión. Él se enojó, pero aunque se enoje, si ella no quiere, ni modo.

¿Qué piensa que debemos hacer? ¿Permito que mi hermano la siga presionando o hablo con él más en serio para que se calme y la deje en paz hasta que ella tome una decisión? La verdad no sé qué hacer. Por favor contésteme pronto. Gracias.

FORZAR DECISIONES

QUERIDA FORZAR DECISIONES:

No quiero parecer un profeta, pero ustedes ya deben saber que si su mamá no se somete al tratamiento de quimioterapia, su enfermedad avanzará más rápidamente, a menos que suceda un milagro. Además esa decisión deberá tomarse lo más pronto posible. Si ella acepta el tratamiento, que lo haga ya, en estos casos el tiempo es oro.

Para cada uno de nosotros, el tiempo llega para decidir cómo lidiar con la aterradora realidad de la muerte. Para su madre, el tiempo es ahora. Obtengan toda la información que puedan, asimílenla, pero respeten la decisión de ella y denle todo el amor y el apoyo que necesita.

Oraré por ella y por ustedes.

ANA
25 Octubre 2017 04:00:00
Querido Volando Seguros
QUERIDA ANA:

Todos sabemos, unos más y otros menos, pero tenemos conocimiento de lo que podemos o no podemos llevar con nosotros cuando vamos a abordar un avión. Sin embargo nunca falta alguien que cometa la indiscreción de llevar objetos que pueden serle decomisados. Le voy a dar una sencilla lista de algunas cosas que no se permite llevar con la persona al subir a los aviones. Aunque pueden llevarse en el equipaje que no acompaña dentro de la cabina al pasajero.

La lista es la siguiente: cuchillos de cualquier clase, forma o tamaño; tijeras, aún las más pequeñas; pinzas de cejas, sacacorchos, desarmadores, limas de uñas de metal, tenedores de metal, cortaúñas, spray de pimienta, líquidos que excedan los 100 mililitros. Los guardias no tienen el deseo de intimidar o molestar a nadie, son disposiciones que tienen por objeto mantener seguros a los pasajeros y a la tripulación.

Además, me dijeron que no está bien hacer bromas acerca de secuestrar el avión o de que se trae una bomba en alguna parte o alguna arma de fuego, ya que tales comentarios son tomados en serio y puede llegarse hasta el arresto de la persona que lo haga y sea escuchado por algún guardia de seguridad del aeropuerto. Asimismo, no se deben llevar regalos envueltos, ya que los guardias los van a desenvolver para revisar su contenido. La gente sabe que no debe llevar consigo objetos peligrosos, pero todos los días los guardias tienen que confiscar muchos artículos de lo más comunes que NO se permiten subir al avión.

Ojalá recuerden todo esto cuando vayan a viajar en avión. Saludos y gracias por su espacio.

VOLANDO SEGUROS

QUERIDO VOLANDO SEGUROS:

Muchas gracias por su tan interesante y útil carta que tiene el propósito de hacer más fácil viajar por aire y desde luego menos tensiones. Por favor, queridos lectores, no olviden todo esto cuando se dispongan a viajar en avión.

Saludos afectuosos.

ANA
24 Octubre 2017 04:00:00
Querida Avaricia
QUERIDA ANA:

Soy una mujer de 25 años y hace dos años he estado saliendo con un hombre que me interesó desde que lo conocí. Nos flechamos y me invitó a cenar, conversamos muy a gusto y nos hicimos novios.

Hace un mes me propuso matrimonio. Ayer tuvimos una muy sincera conversación y me dijo que sus padres esperan que su novia acepte la separación de bienes en el contrato matrimonial y que se aclare ahí que no podré reclamar cualquier propiedad que él herede de sus padres, si nos divorciamos.

Yo veo eso como un abaratamiento del matrimonio. No quiero casarme si el hombre que amo está pensando que el matrimonio pudiera no durar.

Mi novio dijo que eso no es personal, que no es cosa de él, pero que si quiero casarme con él tengo que aceptar las condiciones de sus padres.

Los señores son ricos y tienen objetos de valor en su residencia, que vienen de varias generaciones.

Pero ni modo que se las lleven con ellos cuando se mueran.

Amo a mi novio con todo mi corazón, pero no quiero que el dinero domine nuestras vidas. ¿Crees que tengo razón o estoy siendo muy exigente? ¿Qué me aconsejas que haga? Muchas gracias y recibe mi reconocimiento por tu labor.

AVARICIA

QUERIDA AVARICIA:

Si el propósito de ese acuerdo prenupcial es proteger la herencia de la familia, no creo que debieras oponerte. Es comprensible que los padres de tu novio quieran asegurarse de que los artículos sentimentales y de valor permanezcan en la familia.

Además se está hablando de un posible divorcio, que aunque ahora te parezca que jamás va a suceder –y así lo espero de todo corazón–, en ocasiones sucede.

Tú estás enamorada de ese muchacho y él te ama, no permitas que las preocupaciones de los padres de él destruyan la hermosa relación que tienen. Sin embargo, antes de firmar cualquier cosa, te sugiero que hables con un abogado de tu confianza para asegurarte de que no vas a tener sorpresas.

Te deseo lo mejor.

ANA
23 Octubre 2017 04:00:00
Querido Sin Papá
QUERIDA ANA:

Tengo 26 años y estoy feliz pues estoy a punto de casarme, pero tengo un conflicto sentimental muy grande. Hace tiempo que no hablo con mi papá y me siento mal por decirlo, pero no quiero invitarlo a mi boda. Mis padres se separaron cuando yo tenía 11 años. Fue una época muy dura para mi mamá, porque mi papá se desentendió completamente de nosotros. Realmente nunca estuvo en los momentos importantes de mis hermanos ni míos. Él siempre exigió que lo viéramos y nos hacía sentir culpables si no llegábamos a verlo.

Hace 10 años vivimos en otra ciudad y la relación con mi papá ha sido menos frecuente, hasta que un día me contactó para pedirme dinero prestado, entonces renació la relación. Esto se fue haciendo constante hasta que ya no pude ayudarlo económicamente, se lo comenté y se molestó. Desde ese entonces no me contesta cuando lo llamo y creo que no quiere tener contacto conmigo. Eso me hizo sentirme mal al principio, pero viéndolo fríamente, mi mamá siempre fue mamá y papá a la vez, ella cubrió la necesidad de un padre que no tuvimos.

Aunado a esto, la relación con la familia de papá es nula. Estoy casi segura de mi decisión de no invitarlo a mi boda, quiero que mi mamá sea quien me entregue, pero tengo un sentimiento de culpa por no incluirlo en un momento tan importante de mi vida. ¿Qué hago? ¿Le hablo para invitarlo? Le dije a mamá que ella decidiera si invito a mi papá o no, pero tampoco quiero que mi mamá se incomode, puesto que su relación terminó en muy malos términos.

Gracias por su ayuda en este asunto tan delicado.

SIN PAPÁ

QUERIDA SIN PAPÁ:

No me explico por qué tienes ese sentimiento de culpa. No tienes en absoluto culpa alguna por la situación que vive tu padre, ni de la separación, ni del divorcio (si lo hay), ni de su situación financiera, ni de no poder continuar ayudándolo económicamente. Piénsalo bien y vas a sentirte mejor si comprendes esto. Quizá pienses que no es justo dejarle la decisión de invitar a tu padre o no a tu boda, pero como ella fue la principal afectada con la actitud indiferente de tu padre, tal vez se sentiría incómoda con su presencia. Pídele que con toda sinceridad te diga si le parece bien que tu padre asista a la boda.

Al parecer ya decidiste que sea tu mamá quien te entregue a tu novio en la iglesia. Me parece bien, pues ella tuvo el rol de madre y padre. Y tu padre nunca ha pedido le perdonen el abandono y su exigencia de que lo vieran cuando eran pequeños. Eso pudiera haber marcado la diferencia.

Sin embargo, si con todos los agravantes en contra tú deseas sentirte generosa y tu mamá pone en tus manos la decisión de invitar o no a tu padre, invítalo, aunque no ocupe el lugar que quizás quisiera para él, como es entregarte a tu novio en la iglesia y estar al lado de tu madre en las ceremonias civil y religiosa.

Lo importante es que seas feliz el día de tu boda, y los días anteriores y posteriores. Haz lo que consideres más justo para todos y lo que te haga feliz. Por mi parte deseo para ti y tu futuro esposo, mil felicidades.

ANA
21 Octubre 2017 04:00:00
Querida Ana
Me permito hacer a los padres de familia algunas recomendaciones que leí en un periódico de Estados Unidos, porque se acerca el fin de este mes y, como desde hace bastantes años, en el norte de la República se acostumbra que los niños celebren el Halloween, pienso que pueden ser útiles para la seguridad de los niños. La parte divertida es que los niños van de casa en casa para pedir dulces. El lado oscuro es que puedan ser lesionados o lastimados.

El mundo ha cambiado y existen muchos peligros. Ya no es seguro dejar que sus hijos coman dulces que vienen de desconocidos. Otro peligro es que los niños llevan calabazas con velas encendidas y muchos disfraces están hechos de materiales inflamables y en un segundo pueden incendiarse.

Muchos disfraces son oscuros y no los distinguen los automovilistas. Aquí algunas sugerencias para los padres:

1.- Mejor organicen una fiesta para los niños de la colonia o barrio y que algunos padres ayuden a supervisarla.

Si no les gusta la idea, vayan con sus hijos a pedir dulces, para asegurarse de que toquen los timbres de las casas de personas que conocen.

2.- Los niños deben andar en grupos, nunca solos y nunca aceptar una invitación para entrar a una casa o departamento.

Los niños pequeños deben ir a pedir dulces solamente durante las horas del día, no de noche.

3.- Que los disfraces sean bastante cortos para que los niños no tropiecen. Y si traen cintas de colores reflejantes, mejor. También es preferible que utilicen maquillaje y no máscaras, pues estas últimas restringen la respiración y la visión.

4.- Eviten que lleven armas de juguete, como pistolas. Pueden confundirse con un arma verdadera.

5.- Los niños se emocionan y pueden atravesar la calle sin fijarse. Insistan en que es importante volteen a ambos lados de la calle antes de cruzarla.

6.- Insistir en que los niños no coman ningún obsequio ni dulces sin que antes hayan sido revisados por sus padres. Si les dan fruta, revísenla, córtenla para ver que no tenga adentro objetos extraños. También los dulces.

7.- Para evitarles una caída, que lleven lámparas de mano y puedan ver y ser vistos. Que caminen sobre la banqueta y permanezcan en grupos.

Espero no haber sido muy cargada con estas advertencias. Agradezco infinito su paciencia. Mi deseo es servirles.

ANA
20 Octubre 2017 04:00:00
Querida y la Luz Se Hizo
QUERIDA ANA:

Vivimos cerca de vecinos amables, considerados y serviciales con quienes nos llevamos muy bien y no hemos tenido problemas. Pero resulta que hace poco sufrieron un robo en la casa de los que viven al lado de nosotros. Después de eso ellos pusieron alarma, pero también en el jardín de adelante, por un lado y por el otro y, en el jardín de atrás, unos reflectores enormes que encienden apenas comienza a oscurecer, pero esos reflectores de la parte de atrás son muy grandes y la luz da a nuestro patio trasero, los de un lado a la recámara de mi esposo y mía y las del otro lado a la recámara de visitas y al comedor.

El reflector que da al patio nos impide, por su deslumbramiento, usar el patio en la noche porque no nos gusta ser observados y con esa luz no puede uno ni respirar sin que se vea. Las luces del reflector del lado que da a las recámaras y al comedor, nos han molestado tanto en las recámaras que tuvimos que poner cortinas muy gruesas en ambas piezas.

Un amigo de mi esposo que vino de visita una noche en compañía de su esposa, nos dijo que deberíamos quejarnos o discutirlo con nuestros vecinos, que no es justo lo que estamos pasando.

Ana, ¿usted cree que antes de instalar esos faroles, los vecinos debieron haberlo comentado con nosotros? Pensamos que con una sincera comunicación quizás todos pudiéramos vivir cómodamente. Queremos que nuestros vecinos vivan tranquilos y se sientan seguros, pero queremos tener nuestro estilo de vida de antes. ¿Qué podemos hacer para ello? Gracias.

Y LA LUZ SE HIZO

QUERIDA Y LA LUZ SE HIZO:

No veo la razón de que no hayan hablado con sus vecinos acerca del asunto que los está molestando. Dices que todos sus vecinos son amables y considerados, seguramente los de al lado lo son también. Hablen con ellos para que traten el problema calmada y amablemente, pues pienso que esas luces en parte los benefician, pues los ladrones le huyen a la luz. Esa luz es de la propiedad de ellos, pero puedes tener la seguridad de que ellos no consideraron que podían molestarlos tanto a ustedes.

Sugiéranles que consideren alternativas como cambiar la posición de las luces y poner luces detectoras de movimiento, o añadir protecciones que dirijan de nuevo la luz que da a su patio y recámaras, totalmente hacia la casa de ellos. Tengo la certeza de que tus amables vecinos no se enfadarán por tu petición, especialmente si esta se hace amablemente, y que harán lo que esté de su parte para no continuar molestándolos.

ANA
19 Octubre 2017 04:00:00
Querida Agredida
QUERIDA ANA:

Hace días andaba en un supermercado y sucedió que dos niños, como entre 6 y 7 años andaban correteando entre los pasillos, atravesándose a los clientes (algunos ya ancianos), y cuando se me atravesaron a mí ni les dije nada, solamente para mí dije suavemente: “Dios mío estos niños van a tumbar a alguien”, pero me escuchó un señor que estaba detrás de mí y vino enojadísimo, como si yo hubiera golpeado a los niños y me dijo: “¿De qué se queja?, mis hijos no le hicieron nada”.

Entonces sí hablé y le dije: “Los niños se están atravesando a los clientes y pueden tumbar a alguien, sobre todo a personas mayores. Debiera cuidarlos”.

Y me gritó: “Vieja loca. Si no le gusta, vaya a comprar a otro lugar”. Ignoré a ese tonto y me alejé sin decir nada más, pero me siguió diciendo disparates, hasta que mejor me salí del lugar.

Ese señor necesita un siquiatra para controlarse y aprender a controlar a sus hijos.

Quise contarle mi experiencia para que me diga qué piensa de esas personas que no entienden que parte de nuestro deber es cuidar de los demás y que los hijos si no se controlan ni educan cuando son niños, van a ser adultos intolerantes, groseros y desinteresados en el bienestar de su prójimo. Saludos.

AGREDIDA

QUERIDA AGREDIDA:

Obviamente ese hombre no sabe controlarse y menos controlar a sus hijos. El haberse alejado sin decir nada y dejarlo hablar para no arriesgarse, fue lo mejor que pudiste hacer.

Esas personas pueden ser peligrosas y lo mejor habría sido llamar al gerente de la tienda. Aunque seguramente a él también le hubiera tocado su parte. Esas personas no se detienen ante nadie. Están enfermos. Y necesitan ayuda. Gracias por tomarte el tiempo de escribir.

Ojalá sirva como llamada de atención a los padres que lean esto.

ANA
17 Octubre 2017 03:00:00
Querida experiencias:
QUERIDA ANA:

He leído varias cartas en su columna, que leo todos los días, hablando sobre conflictos que tienen a veces los hombres y a veces las mujeres porque su pareja no los entiende sexualmente y eso termina por separarlos.

Ana, yo tengo 49 años y la mayor parte de mi vida la he pasado sola. Me casé una vez y mi matrimonio duró solamente año y medio, pero he tenido bastantes experiencias sexuales y puedo decirle que si una mujer no está interesada en su hombre es porque su compañero no tiene ni idea de cómo satisfacerla sexualmente.

La mayoría de los hombres creen que ya la hicieron porque solamente tratan o lo hacen como animales, pero eso no es suficiente. ¿Qué cómo lo sé? Pues sencillamente porque tuve la gran suerte de tener sexo con un hombre que realmente sabía lo que estaba haciendo. Después de eso estaba chiflada y exigente. Ningún otro hombre siquiera se le acercó. Desde luego que no es una queja. Solamente un recuerdo, un excelente recuerdo.

Mi sugerencia es que tanto los hombres como las mujeres debieran comprarse algunos libros sobre anatomía y educación y satisfacción sexual, para que luego apliquen lo que ahí aprendieron leyendo. Ah, y también que pongan mucha atención a la respuesta del compañero o compañera. La recompensa será grande.

EXPERIENCIAS

QUERIDA EXPERIENCIAS:

Gracias de parte de todos y todas mis lectores y lectoras por tu sugerencia. Tienes razón, todo aquel que quiera hacer bien las cosas haría bien en aprender primero teóricamente y luego poner en práctica lo aprendido en los libros.

ANA
16 Octubre 2017 04:00:00
Querida Perdiendo al Hijo
QUERIDA ANA:

Hace 15 años descubrí que mi esposo tenía una aventura con otra mujer y decidí divorciarme. Él pronto se casó con ella. Yo no he vuelto a casarme. Cuando nos divorciamos nuestro hijo tenía un año. Yo no quise que dejara de tener contacto con su papá y me preocupé de que lo visitara regularmente.

En febrero de este año me dijo mi hijo que quería ir a vivir con su padre al menos una temporada y me pidió que le diera permiso de hacerlo. Eso me partió el corazón, pero pensé que era mejor decir que sí y así lo hice. Acabo de descubrir que mi hijo le dice a la esposa de su papá “mamá” y antes la llamaba por su nombre. Cuando le pregunté por qué lo hacía y me dijo que porque los dos hijos de ella y mi esposo, sus medios hermanos, le dicen mamá y quiso hacerlo también él. Me ha dicho mi hijo que ella es muy buena con él y sus hermanos se llevan muy bien con él. Cuando le llamé a mi exesposo y le dije lo que estaba haciendo nuestro hijo, me dijo que era cosa de él, que él no había intervenido para nada en eso y que su esposa no le había pedido que lo hiciera. Y no quiso discutir más.

Estoy bastante molesta y enojada. Siento que estoy perdiendo a mi hijo. ¿Crees que es conveniente que le diga a mi hijo que ya no puede vivir con su papá? Puedo hacerlo porque es menor de edad y yo tengo la patria potestad. Necesito tu sabio consejo. Lloro todos los días. Gracias.

PERDIENDO AL HIJO

QUERIDA PERDIENDO AL HIJO:

Por supuesto que no estás perdiendo a tu hijo. Deja de llorar y ve las cosas en su verdadera dimensión y afronta la realidad. Tu hijo se siente cómodo y está contento viviendo con su padre porque se lleva bien con su madrastra y con sus hermanos. Al parecer él quiso decirle “mamá” a su madrastra, pero eso es porque ella ha sido buena con él y eso debe alegrarte y tranquilizarte a ti.

Aunque es doloroso para ti, acepta con gracia que tu hijo esté haciendo eso. Además la explicación que él te da tiene bastante sentido. No lo traigas a la fuerza a tu lado. Allí tiene trato con jovencitos de su edad. No hagas que tu hijo se sienta mejor con su madrastra que contigo, su madre.

ANA
13 Octubre 2017 04:00:00
Querida Original y Copia
QUERIDA ANA:

En una reunión de amigas, una de ellas decía que tiene una vecina que quiere copiarle todo lo de su casa: sus cortinas, alfombras, muebles y hasta le pide las recetas de lo que cocina, y también cómo se viste. Ella dijo que le molesta eso y algunas se burlaron de ella. Yo le dije que la comprendo y le expliqué la razón. Ahora le escribo a usted para que si mi punto de vista sirve a otras personas, puedan darse cuenta que no pueden estar imitando a alguien toda la vida. Espero que a usted le parezca publicar mi carta.

Mi opinión se basaba en que tuve una amiga que constantemente competía conmigo y eso sucedió por varios años. Ella copiaba mi ropa, mis cortes de pelo y color, la manera de maquillarme y el colmo fue cuando se enteró de que me casaba, entonces presionó a su novio para que se casaran y lo hizo un mes antes que yo. Luego decoró su casa con muebles muy similares a los míos y copió hasta los edredones de sus camas. Y por supuesto su carro del mismo color del que yo tenía entonces.

Nadie puede convencerme de que todo lo hizo a propósito. Una vez se lo dije a ella y me contestó que no, que todo era “coincidencia”.

Estoy segura que ella sufría de baja autoestima y de inseguridad. Me imitaba porque no creía que sus ideas eran suficientemente buenas. Alguien me dijo que debía sentirme halagada, pero créame, no era divertido que imitara todo de mí y no poder decir nada porque a la gente le parecía que yo era “demasiado sensible”. Finalmente me distancié de ella y dejé de verla.

Fue la única manera de sentirme mejor.

Quienes copian todo sí merecen ser criticados.

ORIGINAL Y COPIA

QUERIDA ORIGINAL Y COPIA:

Pues viendo las cosas desde el punto de vista tuyo y con tu explicación de cómo se sienten quienes son constantemente imitados, estoy de acuerdo en que los imitadores merecen ser criticados.

Pero consuélate y quienes tienen una situación similar, sabiendo que la copia nunca es como el original y que “nunca segundas partes fueron buenas”. Además se pueden perder buenas amistades. Agradezco de verdad que escribieras y tu propósito de colaborar conmigo.

ANA
12 Octubre 2017 04:00:00
Querida La Otra
QUERIDA ANA:

Estuve casada y me divorcié porque mi esposo tuvo una aventura con una mujer y los descubrí. Me enfurecí con él y también con la otra mujer, por andar con un hombre casado. Sin embargo, ahora que yo he vivido esa aventura, veo las cosas de diferente manera. Resulta que en mi trabajo conocí a un hombre con quien comencé a conversar y a tratarnos seguido y nos dimos cuenta de que tenemos muchas cosas en común: nos gustan los mismos libros, las mismas películas, música, etcétera. Eso llevó a que tuviéramos una relación que persiste y con ello comprendí lo fácil que es que esa cosa suceda.

Eso me lleva a dar algunos “consejos” a las esposas, aunque pienso que no les va a gustar que una mujer que anda con un hombre casado, les diga estas cosas. Pero por favor no las desprecien, aprécienlas. Tal vez su esposo le dé lo mejor de sí mismo a la “novia”, mientras ustedes recogen su ropa sucia y la lavan, le tienen la casa limpia y arreglada, le cuidan a sus hijos, etcétera, pero la “novia” le da a su esposo la admiración y el amor incondicional que él necesita. Él dice que ya no puede impresionar a su mujer, que solamente lo ve como un proveedor y yo lo veo como todo un caballero. Los dos nos reímos mucho, usted no se da el tiempo para eso. Nunca lo ignoro y él comparte sus problemas conmigo, lo que no hace con usted porque le dice que bastantes problemas tiene ya en la casa. Yo jamás comparo a este hombre que amo con el marido de mi hermana, que gana mucho dinero en su bufete, o con el esposo de mi amiga que le acaba de comprar una casa “enorme y hermosa” o un automóvil último modelo. Pienso que todo lo que hace es maravilloso, nunca lo hago sentirse incompetente debido a lo que no tiene o no ha podido lograr. Me parece muy sexy y se lo digo, a pesar de que ya peina canas, tiene unos kilos de más y no es tan joven. No tiene que cambiar nada acerca de sí mismo. Lo amo como es.

Recuerden señoras casadas que sus esposos tienen frágil su orgullo y no se logra nada destruyéndoselo. Perdonen, pero quise ayudarlas.

LA OTRA

QUERIDA OTRA:

Has tocado un tema sumamente delicado, pero imagino que es con la mejor de las intenciones. O quizás para “limpiar” tu conciencia. Porque es reprobable tu aventura y la situación que estás viviendo, pero es tu vida. Tal vez tu mensaje llegue a mis lectoras casadas y le presten atención y a algunas les abra los ojos a un verdadero conocimiento y eso tiene más valor que lo que yo pudiera decir. Gracias por tomarte este tiempo para mis queridas lectoras.

ANA
11 Octubre 2017 04:00:00
Querida Cada Quien lo Suyo
QUERIDA ANA:

Soy una mujer divorciada y tengo un hijo de 8 años. Tengo la patria potestad del niño, pero su papá puede llevarlo con él los fines de semana cada dos semanas. Viene por él el viernes en la noche y lo trae de regreso el domingo en la noche. Además, todos los miércoles lo recoge en el colegio, duerme con él esa noche y lo lleva al colegio el jueves en la mañana. Las cosas han ido más o menos. La queja del niño es que varias veces (dice él que muchas) su papá no lo ha llevado a la clase de natación que es el miércoles y que al niño le encanta. Dice que su papá mejor lo lleva a otro lugar o que tiene algún compromiso y lo lleva con él o al cine, o a algún juego. Eso desilusiona al niño, porque para él tener a su persona favorita en el mundo –su papá– viéndolo nadar, es lo máximo.

Pienso que quizás haga eso mi ex por mortificarme a mí. Yo quisiera que él comprendiera que no se trata de él contra mí o yo contra él, sino que es importante para nuestro hijo. Desde luego comprendo que a veces hay planes especiales que interfieren, pero no comprendo que no deje sus eventos regulares o compromisos no importantes por complacer a su hijo en lo que tanto disfruta.

He tratado de hacer lo mejor para darle a mi hijo un hogar completo, pero no puedo llenar el lugar de su padre. Me gustaría que, si puedes, me dieras tu opinión sobre este asunto para que los padres separados participen como se debe en esos momentos especiales de sus hijos, y que no sean sus hijos los que sacrifiquen sus aficiones o sus gustos. Gracias por tu tiempo.

CADA QUIEN LO SUYO

QUERIDA CADA QUIEN LO SUYO:

Pienso que tu exesposo no deja de llevar a su hijo a la natación por mortificarte, pero tienes toda la razón en cuanto a que si tu hijito ha manifestado su desilusión porque su padre no lo lleva a nadar, esa actitud de él no es solamente egoísta, sino que ha estado perdiendo una muy hermosa oportunidad de hacer que su hijo se sienta especial y querido. Y yo le aseguro a él que pronto ya no podrá tener esas oportunidades. Es una lástima que se prefiera a él mismo que los sencillos deseos de su hijo.

Recibe saludos.

ANA
10 Octubre 2017 04:00:00
Querido Lector
QUERIDA ANA:

No estoy de acuerdo con mi suegra en varios temas. Siempre he procurado callar mis opiniones para no tener ninguna discusión con ella ni con nadie de mi familia política, pero en lo que no he podido callarme es en la cuestión alimenticia. Mi suegra cocina muy sabroso, pero le pone demasiada sal a todos los alimentos. Por ejemplo, cuando prepara puré de papas cuece las papas en agua, desde luego, pero al agua le pone sal. Cuando ya aplana las papas le pone una barra de mantequilla con sal, le agrega un poco más de sal y a veces añade queso manchego u otro. Le queda riquísimo, pero contiene mucha sal. También a veces marina (así dice ella) la carne y a lo que usa para eso le pone sal. ¿Debe ser así, usar sal para todo?

Pienso que si consumimos tanta sal podemos hacernos hipertensos. Yo temo que acabemos enfermos quienes comemos en su casa aunque no sea a diario, como mi suegro y sus dos hijos que aún viven con ella. Pero aunque mi esposa, mis dos niños y yo, no vivimos con ella, podemos enfermarnos por el exceso de sal cuando comemos allí. No quiero molestarla a usted, pero temo por nuestra salud. ¿Usted cree que sea incorrecto que le diga que no nos “sale” tanto a quienes la rodeamos? Gracias por su atención.

LECTOR

QUERIDO LECTOR:

No creo que los alimentos preparados con sal causen tanto daño a quienes los consumen. Sin embargo, quienes padecen hipertensión arterial son perjudicados con la sal. Por supuesto que es más saludable no utilizar tanta sal y, si es posible, no agregar más a los platillos ya servidos. He leído que quienes no padecen hipertensión, excretan prontamente la sal extra. Los hipertensos no pueden deshacerse del exceso de sal de sus cuerpos, así que el mineral se acumula causando retención de líquidos y empeorando la presión sanguínea.

Por otra parte, otros factores como la susceptibilidad genética pueden detonar la hipertensión. De todas formas, el consumidor prudente debe obviamente intentar moderar su consumo de sal. Ahora bien, vamos a la parte que a usted le interesa de la respuesta.

Con relación a su suegra probablemente estará mejor no opinando –y no comiendo muy frecuentemente en su mesa. No lastimará sus relaciones familiares si deja a un lado la crítica. Es poco probable que su suegra cambie sus métodos de preparar los alimentos, a menos que le den razones convincentes para hacerlo, y es mejor que no sea usted el que lo haga. Saludos.

ANA
09 Octubre 2017 04:00:00
Querida Desolada
QUERIDA ANA:

Me siento desolada- pues me dejó mi novio y siento que la vida no me interesa. Tengo 19 años y estoy estudiando una carrera, pero he perdido todo interés y ni quisiera seguir estudiando. Mis papás están preocupados y tratan de animarme de muchas maneras, pero nada sirve. No quiero rogarle que vuelva. Soy hija única y casi ni quiero salir. Papá quería que mamá me llevara con el doctor, pero ella no quiso, pues dijo que iban a darme pastillas y no es bueno. Así que a base de consejos, de cariño, de darme ánimos, ellos están tratando de ayudarme.

Ana, ¿algún día podré salir de esta situación? ¿Qué podré hacer para volver a vivir y ser feliz? Necesito la ayuda de alguien diferente a mis papás. Por favor ayúdame…

DESOLADA

QUERIDA DESOLADA:

Abre los ojos y entiende que la vida es un milagro, que tengas salud es un milagro, que vivas donde vives y puedas estudiar es un milagro, que vivan tus padres y te quieran y se preocupen por ti es un milagro. La vista es un milagro, tener voz es un milagro, caminar y pensar es un milagro. La música es un milagro, la naturaleza es un milagro. ¿Quieres más milagros para tener interés en la vida? Da gracias a Dios por todo ello y más, y sigue adelante. Te regalo un pequeñito, pero muy bello versito del poeta cubano José Ángel Buesa. ¿Entenderás?

ANA

LA PEQUEÑA PLEGARIA

Para aliviar la angustia vulgar de tanta prosa
hoy quisiera un pequeño milagro intrascendente,
uno de esos milagros que nunca ve la gente,
pues su diario portento parece poca cosa…
Hoy apenas te pido Señor, humildemente,
abrir una ventana y encontrar una rosa.
07 Octubre 2017 04:00:00
Querida No Tengo Papá
QUERIDA ANA:

Estoy muy mortificada y lloro mucho. Quisiera saber qué hice mal. La historia es la siguiente: Me casé hace siete meses. Somos muy felices mi esposo y yo y disfrutamos nuestro matrimonio. Pero sucedió algo relacionado con la boda que es lo que me tiene en este estado.

Mis padres se divorciaron hace 17 años. Mi hermana y yo fuimos a vivir con nuestra madre. Yo tenía 6 años y mi hermana 4. A los 2 años mi papá se casó de nuevo y a los 4 años lo hizo mamá. En realidad fue mi padrastro, además de mi madre, quien nos crió y lo hizo con mucho cariño, como verdadero padre. Nunca dejamos de ver a papá, pero la relación fue algo distante, especialmente conmigo, quizás porque yo era la mayor y fui más rebelde que mi hermana con él. Primero con la separación y el divorcio y luego su matrimonio.

Cuando mi novio y yo decidimos casarnos mamá se puso feliz. Yo quería que papá me entregara en la iglesia. Ella y mi padrastro estuvieron de acuerdo. Al visitar a papá y su esposa para decirle que nos casábamos, lo primero que dijo fue que ellos no podían pagar nada de los gastos. De todas formas le dije que yo quería que me entregara en la iglesia. Él estuvo de acuerdo. Comenzamos los planes y cuando pasamos a las invitaciones, después de meditarlo bastante, decidí que en la invitación apareciera el nombre de mi padrastro al lado de mi madre. Mi padrastro hasta entonces me dijo que pagaría los gastos que correspondieran a mí y lo haría con mucho gusto. Agregó que no había querido decir nada antes para que no pensáramos que quería influir en algo como incluir su nombre en la invitación o entregarme en la iglesia. Continuamos con los planes.

Cuando papá se enteró que su nombre no estaba en la invitación, me llamó y me dijo que ya que su nombre no estaba en la invitación, no iría conmigo a la iglesia, que fuera mi padrastro. Le expliqué que él me había criado y pagaría mis gastos, pero no cambió. A mí me dolió y lloré, pero ni así cedió. El día de la boda papá asistió como cualquier invitado. Se sentó atrás en la iglesia y no fue a la recepción… Mi hermana se casó cuatro meses después y papá pagó toda su boda. ¿Cómo pudo hacer eso? Yo no quise lastimarlo, es mi padre y lo quiero, pero a él no le importó lastimar los míos. He llorado mucho, no quiero romper relaciones con mi papá, pero en la boda de mi hermana ni me habló y después, aunque lo he llamado varias veces, no me contesta. ¿Qué puedo hacer? Siento que…

NO TENGO PAPÁ

QUERIDA NO TENGO PAPÁ:

¿Qué puedes hacer? Dejar de llorar y tratar de dejar complacer a tu papá por ahora. Tú hiciste lo correcto y tu padre se portó mal contigo al negarse a entregarte en la iglesia. Pero estás equivocada. Tu padrastro es tu papá y su paternidad es suficiente para llenar la figura de un padre. Tu padre biológico ha estado alejado de tu vida de alguna manera y tu padrastro ha estado siempre cerca, como verdadero padre. Porque aunque los matrimonios se disuelvan y los hijos vivan con la madre, el padre siempre debe estar presente, siempre cerca, siempre amoroso y al pendiente de las necesidades de sus hijos. Te digo que trates por ahora de dejar de complacer a tu papá, porque pienso que el tiempo permite reflexionar y con ello corregir, y con el tiempo él va a comprender que no es correcto estar alejado. Te aseguro que va a entender eso y pronto tendrá un cambio favorable y ambos podrán tener una relación cariñosa. Te deseo felicidades en tu matrimonio. No la opaques con tus lágrimas.

ANA
06 Octubre 2017 04:00:00
Querida Jules
QUERIDA ANA:

Leí tu columna en la que una señora te escribió sobre su esposo que tenía problemas para dormir y cuando fue a una clínica del sueño le diagnosticaron que dejaba de respirar hasta 50 segundos mientras dormía.

Me interesó mucho el tema porque a mi esposo tiene problemas para dormir pues ronca mucho y a veces se despierta sin poder respirar. Él se levanta un ratito y vuelve a acostarse y se duerme tranquilo. Pero yo no estoy tranquila, tengo miedo de que un día ya no pueda volver a respirar.

Quisiera conocer el nombre de la clínica del sueño a donde fueron esa señora con su esposo. Ojalá te hubiera puesto el nombre de la clínica o el domicilio o teléfono. Y tú quisieras dármelo para convencer a mi esposo para que vayamos a que lo chequen, pues no me gusta lo que le está pasando.

Te agradezco mucho tu ayuda. Te saludo y Dios te bendiga.

JULES

QUERIDA JULES:

La señora que escribió sólo mencionó que fue con su esposo a la clínica del sueño, pero no proporcionaba ningún nombre de la misma. Sin embargo, te sugiero que busques en Google, escribiendo solamente Clínicas del sueño. Allí comienzan a salir clínicas de varias ciudades. Si vives en Saltillo, haz clic en “Trastornos del sueño Saltillo Doctoralia” y en seguida te aparecerán varios nombres de médicos expertos en trastornos del sueño.

Si vives en otra ciudad puedes hacer lo mismo con el nombre de tu ciudad. Si vives en alguna ciudad donde no existan especialistas en trastornos del sueño, busca en la ciudad más cercana a donde vives.

Espero que haya sido de utilidad mi sugerencia y también que tu esposo acepte acudir a consulta. La apnea del sueño puede ser peligrosa. Procura hacerlo pronto.

ANA
05 Octubre 2017 04:00:00
Querido Eléctrico
QUERIDA ANA:

Soy un hombre de 76 años y me gusta mucho leer las cartas que le escriben y por supuesto lo que les contestas. Ahora le escribo para que me diga su opinión sobre un tema que sucede en mi casa. No tengo callos ni nada malo en los pies, pero prefiero usar tenis porque los encuentro muy cómodos. Los uso no solamente en casa, sino cuando voy de compras, al ir al cine o hasta de visita.

Por alguna razón que desconozco, los calcetines blancos me causan picazón en los pies y tobillos, así que uso de color: azules, negros, café, pero siempre con tenis. El problema es que mis hijos (que obviamente ya son grandes, casados y con hijos), me critican porque dicen que los tenis no se usan con calcetines de color. Y por eso le escribo, para que me dé un consejo, pero que no sea que use zapatos de piel que no sean tenis, porque ahora los siento muy duros para mis pies que ya se acostumbraron a lo suave y cómodo de los tenis.

¿Cómo hago para que mis hijos entiendan que no estoy tratando de parecer excéntrico ni quiero andar mal arreglado, sino que lo que deseo es andar cómodo en estos años de mi vida? Ayúdeme por favor. Quiero que me dejen en paz.

ELÉCTRICO

QUERIDO ELÉCTRICO:

Tal vez está usted usando los pantalones algo cortos y por eso se destacan más los calcetines de color. Pero de todas formas, siempre es fácil que se vean los calcetines, ya sea al dar un paso largo o al sentarse. Le voy a sugerir que al visitar nuevamente la zapatería o tienda de tenis donde acostumbra hacer su compra, le eche un vistazo a los tenis de color. Los hay negros y también cafés. Y apropiados para su edad. Y están muy bonitos. De esa manera puede usted usar calcetines de color con tenis del mismo tono.

Otra sugerencia es que consulte con su médico o con un alergólogo o quizás un podólogo que le proporcione el nombre de algún talco o crema que pueda quitarle la picazón que siente al usar calcetines de color blanco. Es posible que puedan ayudarlo.

Tiene razón, los tenis son comodísimos y si no quiere hacer cambios en su estilo de vestirse, haga caso omiso a lo que dicen sus hijos y mencióneles el dicho: “Ande yo caliente, aunque se ría la gente”. En su caso sería: “Andando yo cómodo, aunque a ustedes no les guste”. Gracias por su opinión a mi trabajo.

ANA
04 Octubre 2017 04:10:00
Querida Iris
QUERIDA ANA:

Hace algunos días publicaste una carta de una señora cuyo esposo dormitaba mucho y por eso fueron a una clínica del sueño, donde le diagnosticaron apnea del sueño, es decir, dejaba de respirar, estando dormido, hasta por 50 segundos y despertaba varias veces por la noche. Ese tipo de cartas que hablan de enfermedades deben ser atendidas, sirven mucho y por eso te escribo para contarte lo que le sucedió a mi esposo.

Él es un hombre de 48 años. Se sentía siempre cansado, no quería salir y nunca había sido así. Siempre fue sano, deportista, sin problemas del corazón ni otros males. Ya ni los deportes llamaban su atención. Él achacaba todo a tensiones en su trabajo. Allí le hacían un examen de salud anual y siempre salía bien. Comenzó a sentirse más mal y con dolores en el pecho. Fuimos al médico, quien mejor lo turnó al cardiólogo, quien a su vez le hizo una prueba de esfuerzo y esta reveló un soplo cardiaco que nunca había sido detectado. Luego, las pruebas confirmaron un problema de la válvula aórtica. Su corazón estaba trabajando tiempo extra para compensar. Le reemplazaron la válvula y casi inmediatamente la pereza desapareció. Si no hubiera sido por el dolor que tuvo en el pecho, probablemente estaría muerto para estas fechas.

Por favor, que tus lectores tomen en cuenta estas experiencias para su provecho. Nosotros queremos poner a la gente en alerta para que conserven su vida y su salud. Gracias por tu atención y saludos. Te leemos todos los días.

IRIS

QUERIDA IRIS:

Tu carta podría salvar vidas. Mil gracias. La constante fatiga sin causa aparente puede indicar un serio problema médico. También un dolor persistente. Si es en el pecho no debe ser ignorado. Por favor lectores, hagan caso a sus cuerpos. La salud es lo mejor que tenemos. Cuando falta es que nos damos cuenta de ello.

ANA
03 Octubre 2017 04:00:00
Queridos Lectores
QUERIDOS LECTORES:

Sin hacer comentarios sobre la desgracia que ha sufrido nuestro país con los sismos del 7 y del 19 de septiembre, ya que mucho se ha visto, leído y comentado en todos los medios de comunicación y redes sociales, este día quiero incluir un texto que me envió una mi muy querida amiga por Whatsapp referente al tema. Lo hago porque tiene un gran contenido humano que si ustedes aún no conocen, quisiera que lo hicieran, porque es algo que nadie debiéramos perdérnoslo. Ni siquiera tiene un título y así lo voy a escribir. Al final está el nombre de la persona que lo escribió. Si por alguna gran coincidencia, ese señor llegara a enterarse de que lo publiqué, quiero que sepa que lo felicito de todo corazón y que su sentir me llegó muy dentro de este corazón.

“No se suspendieron las clases… Se cerraron las escuelas porque la lección de hoy era en las calles…

“Aprendimos que la Madre Tierra nos va a repetir la lección las veces necesarias hasta que dejemos de olvidarla.

“Aprendimos que el 19 de septiembre puede repetirse otro 19 de septiembre.

“Un hombre con una sola pierna y dos muletas me enseñó que no hacen falta dos pies para salvar una vida.

“Una señora de más de 90 años me dejó claro que la edad y el cansancio no son pretexto cuando alguien más está en desgracia.

“Los estudiantes nos han dejado, una vez más, para que lo anotemos de una vez por todas, que tienen lo necesario para tomar la historia entre sus manos…

“La Ciudad nos recordó que se puede caer en cualquier minuto, para que dejemos de jugar en los simulacros.

“Los más pobres nos dieron una clase de matemáticas esenciales: Donde come uno, comen cuatro.

“Aprendimos que el uniforme de los soldados también se mancha de polvo, de lágrimas y de sudor.

“Supimos, de buena fuente, que hay un mazo en cada mano dispuesto a golpear sin cansancio la roca hasta llegar a los alientos atrapados antes de que se extingan.

“Nos quedó claro que las piedras son muchas, pero que las manos son más.

“Se nos reveló que tenemos millones de hermanos y hermanas… Que no somos egoístas, que sólo estábamos distraídos…

“Repasamos por nuestras entrañas el dolor de las grietas y las varillas vencidas por el peso del concreto cansado.

“Descubrimos que debemos sonreír a cualquiera que se cruce en nuestro camino porque nos demostró que es capaz de levantar piedra tras piedra hasta rescatarnos con vida.

“Es mentira, no se suspendieron las clases, sólo se cerraron las escuelas, con el fin de aprender y memorizar los sonidos del silencio…

“Esta lección nos recordó que los que tienen el poder, sólo piensan en el poder.

“Y, a los adultos, les tatuó una plana en el alma que dice: “A los jóvenes sí nos importa lo que está pasando.

“Para que repasemos lo que tenemos que sentir derrumbados, para no olvidarlo cuando estemos de pie…

“¿Quedó clara la lección?

“México, ya puedes abrir las puertas de tus escuelas… Ahora sí tenemos algo que enseñarle a nuestras niñas y niños”.

Andrés Castuera-Micher

Ciudad de México, 25 de septiembre de 2017.
02 Octubre 2017 03:00:00
Querida imposible
QUERIDA ANA:

Tres amigas y yo tenemos un problema serio que queremos comentarle para que por favor nos dé un consejo. Una amiga mutua va a casarse a principios del año próximo y decidimos las cuatro ofrecerle una despedida de soltera. Así pues comenzamos a planearla, pero la mamá de nuestra amiga, que es una persona algo difícil, está insistiendo en que la despedida sea en un restaurante muy elegante que es caro, y como tenemos en la lista a más de 50 personas, y no somos ninguna de las cuatro gente de dinero, no podríamos pagar una cena en ese restaurante. Queremos ofrecerle lo mejor a nuestra amiga y hacer la reunión en un lugar decente, limpio, con buena comida, arreglado y en buen lugar, pero al nivel de nuestro presupuesto.

Anoche una de las muchachas llamó buscando a nuestra amiga y contestó el teléfono su mamá y volvió a lo mismo. Mi amiga insistió en que no podemos hacer lo que ella quiere, pero se enojó y le dijo que mejor no hagamos nada. Y le dijo que la amiga no estaba. Creemos que mintió. Ella, nuestra amiga, no sabe lo que quiere su mamá, no le hemos dicho nada, sólo que le haremos la despedida.

¿Qué hacemos? ¿Suspendemos la reunión como dijo la señora o vamos adelante y la hacemos donde podamos pagar? Gracias por su consejo.

IMPOSIBLES

QUERIDA IMPOSIBLES:

Ustedes no pueden ser intimidadas para que organicen un festejo que no pueden pagar cómodamente. Es un detalle muy bonito que quieran homenajear a su amiga. Eso debiera ser más que suficiente para la mamá. Continúen con la organización de la despedida, tal y como la habían planeado, no hagan cambios que no pueden ni deben hacer. No digan ya nada a la mamá de su amiga y luego invítenla a la despedida, que estoy segura resultará muy bonita y llena de cariño. Depende de ella si quiere asistir o no.

Si la señora llegara a insistir en el cambio de planes, díganle que pague la diferencia del costo, que está fuera de las posibilidades de ustedes hacerlo, pero no hagan problema ni polémica con la señora, continúen comportándose con la misma tolerancia que lo han hecho hasta ahora y verán que todo resultará muy bien.

ANA
30 Septiembre 2017 04:00:00
Querido Problemas
QUERIDA ANA:

Tengo 17 años y soy estudiante. Pensaba que mi vida era normal y que todo estaba bien, pero en los últimos meses todo cambió. Mis padres decidieron divorciarse y tramitaron la separación. Mi mamá se mudó de casa y mi hermano menor también se fue con ella y entre ambos se llevaron casi todos los muebles. Como mi mamá apenas la está haciendo, no puedo irme con ella a vivir en la casa que rentó, así que me quedé con mi papá, quien no es de mucha ayuda y con todo esté fracaso está totalmente apabullado. Más que ayudarme y sostener mi ánimo, yo soy quien lo hace con él. Como resultado de todo esto, comenzaron a darme ataques de ansiedad y tuve que empezar a ver a un psicólogo que me paga mi papá.

Mi psicólogo ha sido fabuloso. Y como me ha estado ayudando tanto, un día le platiqué a mi mamá de él y ahora ella y también mi hermano están asistiendo a terapia con él mismo. Pero ahora me siento incómodo hablando con él. Sé que es un profesional, pero ahora escucha acerca de mí con mi madre y con mi hermano. Seguramente no les revelará nada, pero como quiera ya no me siento tan abierto en las sesiones como me sentía.

No quisiera buscar a un psicólogo nuevo porque creo que no podía volver a contar la historia de mi vida a otra persona, y además éste me ha estado ayudando mucho, me está sacando del hoyo. ¿Será mejor que ya no vaya a terapia o trato de buscar a alguien más?

Gracias por tu consejo. Porfa no te tardes en dármelo.

PROBLEMAS

QUERIDO PROBLEMAS:

Continúa tu tratamiento con este mismo psicólogo a quien le tienes tanta confianza y te ha estado ayudando. Puedes tener la plena seguridad de que se comportará de manera totalmente profesional, lo cual significa que no tendrás de qué preocuparte acerca de que les pase alguna información tuya a los demás miembros de tu familia.

Confía en mí cuando te digo que confíes en él. Y espero que muy pronto estés muy bien.

ANA
29 Septiembre 2017 04:00:00
Querido Jovialidad
QUERIDA ANA:

Quisiera opinar acerca de las reuniones que se hacen frecuentemente de ex alumnos de diversas escuelas, entre ellas las de preparatoria.

Yo no era partidario de ellas y aunque había sido invitado varias veces, nunca había aceptado ir. Sin embargo, a la última que me llamaron decidí aceptar porque la escuela cumplía años y la reunión sería en grande.

¡Qué bueno que fui! Además del gusto y la alegría que me dio encontrarme con antiguos amigos y amigas y convivir con ellos, y hacer tantos recuerdos de tiempos hermosos, en algún momento me encontré con un compañero de salón que había hecho un infierno de muchos momentos de mi vida en esa época.

Cuando se me acercó, no lo reconocí y cuando me dijo quién era, el estómago me dio vuelta por los recuerdos desagradables, pero enseguida comenzó a disculparse por aquellos tan malos ratos que me había hecho pasar cuando fuimos compañeros.

Me dijo que la vida lo había hecho cambiar, que había reconocido sus errores, que no solamente había sido así conmigo, sino con otros compañeros, pero que superó aquel rasgo de su carácter y que era otra persona, y que ahora estaba aprovechando para disculparse con quienes trató mal.

Me pidió que por favor lo perdonara y tratara de olvidar todo aquello. Yo acepté sus disculpas y sentí un gran alivio, porque muy adentro de mí aún perduraba algo de rencor. Después de eso, ambos seguimos conviviendo y pasando muy buenos momentos con nuestros compañeros.

Ana, cuando se pueda, es bueno asistir a esas reuniones. Lo recomiendo.

JOVIALIDAD

QUERIDO JOVIALIDAD:

Me alegra mucho que hayas tenido esa experiencia de reconciliación con tu compañero de esos tiempos. La paz del corazón es maravillosa.

Y admiro al hombre que fue lo suficientemente valeroso para ofrecer disculpas después de todos esos años.

Se necesita valor para admitir que se portó mal y tal vez más para ofrecer disculpas y pedir que se le perdonara. Espero que se lo hayas hecho saber.

Gracias por escribirnos sobre esta tan agradable experiencia.

ANA
28 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Milka
QUERIDA ANA:

Descubrí hace días que mi hijo mayor está usando drogas, no sé de qué tipo, pero de que las usa, las usa. No quiero hacerme la sorprendida, pues hace poco ya había notado cosas raras en él, una madre conoce a sus hijos mejor que nadie, pero me hacía la tonta pensando que estaba equivocada, que me estaba dejando influenciar por lo que leo, por lo que veo en la tele. En fin, ahora ya no me hago la tonta ni me haré porque la vida de mi hijo está en juego. Él es un muchacho de 18 años, estudia carrera, es bueno, no es peleonero ni problemático, es honrado y nunca nos ha faltado al respeto. Tal vez ha tenido malas amistades. No quiero juzgar para no pecar más.

Estoy muy preocupada. ¿Le pueden hacer mucho daño las drogas, aunque apenas haya empezado? Aún no hablo con él sobre este tema y tampoco le he dicho nada a su papá. Tengo miedo de la reacción de mi esposo, es algo fuerte de carácter y pienso que puede empeorar la situación.

Quisiera que me dijeras por favor cómo puedo ayudar a mi hijo para que deje de hacer lo que está haciendo. Muchas gracias y bendiciones.

MILKA

QUERIDA MILKA:

Cualquier sustancia que altere la mente, ya sea ingerida por la boca, inyectada, masticada o inhalada, tiene la posibilidad de crear adicción. Los estimulantes son particularmente peligrosos porque afectan el cerebro, causando interrupción de los procesos del pensamiento, excitabilidad, hipertensión y nerviosismo, como también otras serias consecuencias.

Si tu hijo tiene el hábito de usar drogas, necesita ayuda para superar su abuso. Como madre, tendrás poca o quizás ninguna influencia sobre su comportamiento, a pesar de tus consejos y preocupaciones. Te sugiero que pidas la ayuda de un médico de confianza para que te ayude a desarrollar un método para confrontar a tu hijo con su problema y usar cualquier recurso de la comunidad que esté disponible. Si su economía lo permite, podrían recurrir a los servicios de un psicólogo o psicóloga. Pudiera requerir un programa de desintoxicación, por ejemplo, junto con la rehabilitación. También existen programas en la ciudad, algunos gubernamentales, otros privados, otros que se manejan por donativos. No será difícil dar con ellos. Busca ayuda, no trates de hacerlo sola. Dios te ayude.

ANA
27 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Vege
QUERIDA ANA:

Me voy a casar el año próximo en el mes de mayo, y mi novio y yo ya comenzamos con todos los preparativos. Nuestras familias están participando y nos ayudan mucho. Como, tanto él como yo, somos vegetarianos, decidimos que nuestro banquete sea vegetariano.

Nadie más que yo en mi familia son vegetarianos y en la casa de mi novio solamente él lo es, así que nos hemos encontrado con muchas opiniones contrarias con respecto al banquete. Y no sólo la familia nos han criticado y tratado de que cambiemos de opinión, casi toda la gente nos ha dicho que va a ser un fracaso. Nosotros sabemos que no, se pueden preparar platillos exquisitos que no llevan carne. Además, yo siento que si nosotros vamos a pagar el banquete, tenemos el derecho de planearlo como lo deseamos. Me ha dicho mi mamá que los invitados deben sentirse cómodos y atendidos como debe ser. Yo le aseguro que es muy posible preparar un elegante banquete sin carne que complacerá hasta a los fanáticos de la carne.

Va a ser el día más importante de nuestras vidas, y pensamos que la comida debe reflejar nuestros gustos. Hay muchos platillos vegetarianos deliciosos que harán chuparse los dedos de todos. Para los niños hemos planeado servir pollo.

Por favor, Ana, mi mamá lee siempre su columna. Dígale que acepte de buena gana que la comida del banquete de mi boda sea vegetariana, que aseguro que todos los invitados van a quedar complacidos y felices. Muchísimas gracias.

VEGE

QUERIDA VEGE:

Yo no soy vegetariana, pero me gusta mucho la comida que no tiene carne, y como por indicaciones del médico no puedo ingerir mucha proteína animal, consumo al menos cinco días a la semana platillos que no contienen carne.

Mamá de Vege: no se preocupe, como persona que siempre me sentí inclinada hacia la comida sin carne, le puedo decir que he probado muchos platillos preparados sin carne y que son tan deliciosos que complacerán hasta a los más carnívoros. ¿Por qué no hacer del menú de esta boda una aventura dentro de la cocina, que por otra parte, mucha gente no podría experimentar?

Mi sugerencia para ti, Vege, es que busques la ayuda de un excelente servicio de banquetes que sepa cómo preparar alimentos vegetarianos. Hagan varias degustaciones y ¡adelante! Los invitados van a quedar encantados y sorprendidos con la deliciosa variedad de la comida vegetariana. Y ¡¡¡mil felicidades en su matrimonio!!!

ANA
26 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Reprimida
QUERIDA ANA:

Soy una muchacha de 16 años. Estudio y vivo con mis padres aunque en ratos quisiera no vivir con ellos. El problema es que son demasiado protectores y hacen que me sienta como una niña de 5 años o hasta como bebita. Nunca les he dado motivo para que duden de mí o se preocupen como lo hacen, pero ellos no dejan de vigilar todos mis movimientos. Siempre que me invitan a alguna parte, mis padres insisten en saber exactamente en dónde estaré y con quienes. ¿Cómo ve eso?

Ana, tú debes saberlo y mis padres lo saben, pero parecen no tomarlo en cuenta. Los jóvenes, los adolescentes no siempre planeamos las cosas. Algunas veces vamos a lugares bajo el impulso del momento. Cuando les digo a ellos: “No sé a dónde voy a ir o quién estará allí”. Me dicen: “Lo sentimos. No vas”.

Admito que algunos de los muchachos con quienes me junto han hecho algunas cosas “cuestionables” (como dicen mis papás) y se han metido en problemas a veces, pero yo sé que son buenos muchachos por dentro. Quisiera que mis papás dejaran de ser tan juzgadores y los aceptaran como realmente son. Quiero mucho a mis papás, son lo máximo, pero ellos no ven las cosas como las veo yo, como las vemos los jóvenes. ¿Cómo puedo hacerle para que sean más comprensivos? Muchas gracias por tu ayuda.

REPRIMIDA

QUERIDA REPRIMIDA:

Tus padres no te están reprimiendo, y en lugar de enojarte y molestarte, deberías estar agradecida porque ellos se preocupan constantemente por ti y prestan permanente atención a enterarse a dónde vas y con quién. Dices que algunos de tus amigos han hecho “algunas cosas cuestionables y se han metido en problemas”, y defenderlos me hace ver que no eres la mejor juez de tus compañeros.

Te sugiero que respetes, sin molestarte, las reglas que impongan tus padres. Ellos te aman más que nadie y velan por tu seguridad. Ten la seguridad de que si lo haces, y cuando se sientan más seguros de que puedes manejar la responsabilidad, te podrán dar más libertad. Mientras tanto, invita a tus amigos a tu casa para que tus padres puedan conocerlos. Si realmente “son buenos muchachos por dentro”, ello les dará a tus padres más oportunidad de descubrirlo.

ANA
25 Septiembre 2017 04:00:00
Querida a Medias
QUERIDA ANA:

Mi esposo de casi 10 años me dijo hace 9 meses que ya no viviría conmigo ni con mis hijos que tienen 5 y 7 años. Terminó confesándome que está enamorado de otra mujer más joven y quería vivir o casarse con ella. Para mí fue un trauma tremendo, pero hice acopio de fortaleza espiritual y acepté las cosas. Les dijimos a los niños lo que sucedía y aunque al principio lloraron poco a poco se fueron acoplando. Por el bien de ellos tanto mi esposo como yo hemos llevado las cosas con cortesía y tranquilidad y, tanto él como yo, pensamos que era mejor que los viera diariamente.

Tuve la oportunidad de hacer un diplomado que va a beneficiarme mucho en mi trabajo y también económicamente y tenía que asistir tres veces por semana después de mi salida, así que mi esposo dijo que podía venir a la casa para atender a los niños en su tarea, su merienda y baño y cuando fuera necesario quedarse a dormir en el sofá. Esto me pareció buena idea entonces, pero mira lo que sucedió. Mi clase nocturna terminó hace 10 días y él aún viene a casa con los niños y se queda a dormir todas las noches. Le pregunté por qué hacía eso y dijo que se siente feliz con los niños. Yo más bien creo que está prolongando lo inevitable, pero me siento incómoda porque todo terminó entre nosotros. El dijo que ama a otra y yo ya no lo quiero tampoco, aunque no estoy enamorada de otro.

Mi esposo da pensión alimenticia a los niños y el juez la fijó alta, también tiene que darme para las colegiaturas, y me parece que anda escaso de dinero porque tiene que pagar renta de su departamento y no está trabajando tiempo completo por asuntos de la empresa, y pienso que se queda a cenar y dormir en casa con esperanza de hacerlo por tiempo indefinido para ahorrar. En ratos pienso que ya ni renta el departamento, pues en las mañanas sale ya bañado y arreglado aunque su ropa no se lava en esta casa.

Técnicamente esta es todavía su casa, pues no estamos divorciados, pero en cuanto a mí concierne, desde que nos dejó ya no tiene derecho a vivir en esta casa. El no ha dicho que quiere dar marcha atrás, pero lo está demostrando. No sé por qué quiere mantener su presencia en esta casa, pero eso puede perjudicar a los niños y puede confundirlos. El mayor me preguntó por qué su papá duerme en el sofá y por qué se fue y volvió. ¿Qué me aconsejas? ¿Cómo manejo esta situación? Gracias.

A MEDIAS

QUERIDA A MEDIAS:

Pienso que esa situación debe terminar y él debe dejar ya tu casa. Cuando él los dejó perdió sus derechos y privilegios. El así lo quiso y lo manifestó. Es bueno que su instinto paternal haya “revivido” repentinamente, pero eso no quiere decir que su presencia en tu casa tenga que prolongarse indefinidamente. Es de agradecer que haya contribuido a que tú pudieras realizar tus estudios, pero eso terminó y si, como sospechas, él continúa durmiendo allí por escasez de sus ingresos, como dicen los chavos “es su boleto”. Dile que vaya a desgastar la tapicería del sofá de su joven novia.

ANA
23 Septiembre 2017 04:00:00
Querido Felicidad ¿Dónde Estás?
QUERIDA ANA:

Todo mundo queremos ser felices. Yo quisiera ser feliz. No me importaría si la felicidad durara poco, pero conocerla siquiera. Y digo esto porque no he sido feliz nunca. Soy un hombre de 32 años, profesionista, con buen trabajo, soltero, tengo a mis padres y dos hermanos, amigos. ¿Qué podría faltarme? Pero, ¿dónde está la felicidad? No la encuentro. ¿Qué hago Ana? Necesito su respuesta. Y la agradeceré enormemente.

FELICIDAD ¿DÓNDE ESTÁS?

QUERIDO FELICIDAD ¿DÓNDE ESTÁS?:

Es muy fácil cometer el error de confundir la felicidad con el placer. También es común buscar la dicha donde no puede encontrarse y son pocos los que están dispuestos a reconocerla. Por ello hay tantos desilusionados de la vida que piensan que no hay felicidad posible. Pero tanto las Sagradas Escrituras como la mayoría de las filosofías nos aseguran que la felicidad es posible y es el estado ideal al cual Dios nos destinó y para el cual proveyó aquí mismo, en la Tierra, todo lo indispensable. Nadie que espera que otros lo hagan feliz lo será jamás. Pero sí lo será cuando procure hacer felices a los otros. “Lo que no se ha dicho bastante es que el ser uno feliz resulta también un deber hacia los demás”. Lo dijo muy claro un filósofo francés.

Así pues, no podemos evitar que nuestra condición mental afecte a otros. Así como el temor y el pesimismo son contagiosos, lo es la felicidad. Y si algo tenemos que comunicar a nuestros semejantes, cuidar que siempre sea algo bueno. Sembrar y cultivar la alegría y el optimismo, es primordial deber. Pero el asunto tiene otro aspecto. Estamos en deuda con la sociedad. Gozamos de los múltiples beneficios que existen debido a esfuerzos ajenos. El conjunto de estos es lo que nos da la civilización. Gracias a ello disfrutamos de los conocimientos acumulados por generaciones precedentes. Esto abarca miles de cosas que damos por sentadas: sistemas de educación, medios de transporte, medidas de higiene urbana, medicina en general, luz eléctrica, etcétera. Para disfrutar todo esto y de los bienes maravillosos que nos concede la naturaleza y para estar en paz con Dios y con nuestros semejantes, debemos a nuestra vez hacer lo posible para contribuir para el bienestar de la sociedad.

¿Qué es entonces la felicidad y dónde encontrarla? La felicidad es un arte y la única manera de dominar un arte es practicarlo. Ser feliz es como cultivar la tierra, colocar ladrillos o hacer un tejido. Dominar el asunto consiste en trabajar en él. Cultívalo. Di cada mañana: “Tengo que trabajar para ganarme la vida. Quisiera tener muchas cosas, pero no puedo. Mi salud no es excelente, pero así soy feliz. Hay muchas cosas que desearía cambiar, pero no puedo. Cada momento del día, desde que me levante hasta acostarme, estaré contento”. Asimila lecciones de esperanza. Decídete a gozar la vida. Ama sabiamente, porque la vida sin amor es una vida sin luz.

ANA
22 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Gocke
QUERIDA ANA:

Nací en esta ciudad y desde entonces he vivido en ella. Aquí fui bautizada, confirmada, hice mi Primera Comunión y aquí estudié y me gradué. También aquí conocí a quien fue mi esposo y aquí nos casamos y tuve a mis tres hijos. Y así mismo, aquí hace cuatro años nos divorciamos.

Tengo muchas amigas y con todas me llevo muy bien. No se diga con los parientes. Sin embargo, hay una mujer en esta ciudad que no puedo tolerar. Ella es la novia (seguramente futura esposa del que fue mi esposo). A ella no puedo verla.

Mis hermanos fueron muy buenos amigos de mi ex desde antes de que nosotros nos conociéramos y su amistad se reforzó cuando nosotros nos casamos, así que aunque nos divorciamos ellos siguieron viéndose y encontrándose, y continuaron invitándolo a nuestras reuniones familiares y de amigos.

Ahora resulta que mi hermano menor va a hacer una fiesta grande porque cumple 35 años y su esposa quiere festejarlo con ese motivo.

Y obviamente quieren invitarlo y en consecuencia traerá a su novia. Le pregunté a mi hermano que si él le dice que traerá a su novia, él va a aceptar, y me dijo que sí. Ana, la situación sé que se pondrá tensa. Aunque ella no ha venido nunca, yo la conozco de lejos y sé que será muy difícil para mí tenerla en el mismo lugar. Y quizás para ella también será lo mismo.

Ana, mis hijos me quieren mucho pero también quieren mucho a su papá y cuando platiqué con ellos acerca de eso y les pregunté qué pensaban, evadieron la respuesta, pero la situación se presentará.

Quisiera que mi hermano no invitara a su fiesta a mi ex, pero no me animo a pedirlo. Por favor dime si estoy comportándome indebidamente. Te lo voy a agradecer mucho. Y recibe mis felicitaciones por tu útil y bonita columna que leo todos los días.

GOKCE

QUERIDA GOKCE:

La situación de tu familia es difícil, porque tus hermanos tienen una relación bastante cercana con su excuñado y decirle que no traiga a su novia será bastante complicado. Si quien invita es tu hermano, tú no puedes controlar a quien invita. Solamente puedes controlar lo que tú deseas y haces. Por tanto lo único que puedes hacer es no asistir a la fiesta de tu hermano. Y permitir que tus hijos hagan lo que deseen.

Antes de decidir habla con tu hermano y dile que si decides no asistir, no vaya a molestarse ni sentirse, pues tus sentimientos se sentirán lastimados al ver a tu ex con una novia y todavía no puedes controlarlos. Creo que él comprenderá.

ANA
21 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Problemas del Sueño
QUERIDA ANA:

Quisiera contarle algo que le sucedió a mi esposo. Él ahora tiene 51 años y siempre fue un hombre con muy buena salud. Se ha cuidado toda su vida, desde joven hace ejercicio diariamente, ya sea en el gimnasio, nadando o corriendo. Combina eso cada día. Y siempre ha animado a nuestros hijos para que también hagan ejercicio, sin importar que sea verano o invierno.

Esas actividades le han dado muy buena salud, aunado a que cuida también su alimentación, lo que también ha ayudado tanto a mí como a nuestros hijos, pues en casa comemos muy sanamente. En casa no hay comida chatarra, refrescos embotellados o muchas golosinas. Tomamos aguas frescas de frutas o simplemente agua, y postres hechos en casa.

Todo eso ha contribuido a que nuestra vida sea sana. Pero de un tiempo atrás, mi esposo comenzó a despertar mucho durante la noche. Él nunca ha tomado pastillas para dormir y casi ni toma medicamentos de ninguna clase. Luego empezó a dormitar mucho durante el día. Eso llamó nuestra atención porque nunca había sucedido y fue a consulta con nuestro médico, quien lo envió a una clínica del sueño para que lo atendieran. Allí resultó que le dijeron que tenía apnea del sueño. Dejaba de respirar hasta 40 segundos varias veces al estar dormido, y entonces despertaba mucho durante la noche. Afortunadamente se hizo esas pruebas antes de que le perjudicara con un daño cerebral. Desde que le dieron su tratamiento, el cambio en mi esposo ha sido asombroso. Por favor comunique esto a sus lectores para su bien. Gracias mil.

PROBLEMAS DEL SUEÑO

QUERIDA PROBLEMAS DEL SUEÑO:

Gracias a usted por los lectores a quienes ayudó hoy al identificar un posible problema en su salud. Su carta seguramente servirá como una llamada de alerta para algunos.

ANA
20 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Tristezas
QUERIDA ANA:

Tengo una nieta de 8 años que recientemente se sintió muy lastimada cuando fue invitada a una fiesta de cumpleaños de una de sus compañeras de salón de clase, y le diré la razón: las invitaciones fueron repartidas en el salón de clase para una fiesta en la casa muy grande y con gran jardín de la niña de la fiesta. Mi nieta con gran entusiasmo se preparó para ir. Su mamá, mi hija, le compró un bonito regalo y mi niña muy arregladita partió a la fiesta.

Al regresar venía muy triste. Cuando su mamá la vio, inmediatamente le preguntó qué pasaba, y llorando mi nieta le dijo que otras niñas, más de la mitad, habían sido invitadas a quedarse a dormir en casa de la festejada, pero que ni ella ni otras fueron invitadas y regresaron a sus casas al terminar la merienda y los juegos. No sé si las otras niñas se sintieron lastimadas, pero mi nieta sí. Y quisiera, a propósito de eso, que me permitiera decir algunas cosas que he notado en las fiestas infantiles y que podrían servir a los padres con niños pequeños para que éstos no se sientan lastimados, porque pienso que esos pequeños traumas pueden durar al menos algunos años.

Un detalle es no entregar las invitaciones en el salón de clases, a menos que se planee invitar a todos los compañeros, si algunos no son invitados, se sentirán tristes al ser excluidos. Otro detalle es no invitar sólo a algunos a una actividad extra en la fiesta, como sucedió en la ocasión que describo arriba. También, si se invita a otro niño o niña que no sea de la escuela o colegio, que pudiera sentirse fuera de lugar por no conocer al resto de los niños, procurar siempre que haya al menos otro niño o niña que conozca a esa criatura para que se sienta integrado o integrada. Y, finalmente, que no abran los regalos durante la fiesta. No todos los invitados tienen el mismo nivel económico y por lo tanto su regalo puede ser más sencillo que el de otros y ese niño puede sentirse acongojado. Esto puede aplicarse también a las fiestas de los mayores o en despedidas de soltera. La persona puede sentirse abrumada por la sencillez del obsequio que se da.

Agradezco mucho su atención y la saludo muy afectuosamente, además de decirle que leo diariamente su columna.

TRISTEZAS

QUERIDA TRISTEZAS:

Estoy de acuerdo en que los sentimientos de todos nuestros prójimos deben ser respetados. Y uno nunca es demasiado joven ni demasiado viejo para aprender esa lección. Me gustaría que nadie nos adhiriéramos a las estrictas reglas de la etiqueta, sino que aceptáramos una hospitalidad que considere las necesidades y sentimientos de los demás.

Limitar el tamaño de las fiestas de cumpleaños de los niños tiene sentido, pero los problemas surgen cuando algunos de los compañeros de un salón son invitados y otros no. Por eso no es muy atinado entregar las invitaciones en el propio salón. Si algunos niños o niñas no son muy populares, no hacer más obvia su exclusión. Porque tiene usted razón, esos traumas pueden durar años.

Gracias por escribir y tocar ese importante tema, que si se maneja debidamente, hace crecer moral y socialmente a los niños.

ANA
19 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Sólo la Cuchara
QUERIDA ANA:

Los suegros en ocasiones son los culpables de que los matrimonios fracasen, pues no siempre son tan agradables y buenos como parecen. Los “agradables” padres de mi primer esposo eran dos personas tremendas. Viajaban más de mil kilómetros cada año sólo para insultar mi comida, el cuidado de la casa, a mi familia y a mí. Mi esposo nunca me apoyó en ese sentido, siempre les dio la razón y eso me dolía mucho y también a mi familia.

Un día vinieron y después de una escena terrible por sus críticas a la comida que preparé y por la ropa que yo llevaba, a pesar de que procuraba siempre vestir bien y de manera honesta, me dio una terrible migraña. Vi que la medicina que tomaba se había terminado y salí a comprar una caja. Me fui caminando y esa caminata me sirvió para decidir separarme de mi esposo. Unos meses más tarde, después de siete años de matrimonio, nos divorciamos. Sus padres lo criticaron por perder a “esa excelente muchacha” y a mí me escribieron una carta encantadora que a cualquiera convencería de que eran los mejores padres. Mi ex se casó ya dos veces más y de la tercera esposa ya se separó. Estoy segura de que sus padres ni idea tienen de qué manera contribuyen al fracaso de los matrimonios de su hijo. Hace cinco meses me casé y hoy soy completamente feliz. Toda historia tiene dos versiones, ¿verdad? Gracias por escucharme.

SÓLO LA CUCHARA QUE MENEA LA OLLA

QUERIDA SÓLO LA CUCHARA:

¿Dos versiones? Sí, como las monedas. Tienen dos caras. La intervención de los suegros es una de las principales causas de divorcios (justo por debajo de la infidelidad y abuso de sustancias). Después que un hijo se casa, su esposa debe ser la número Uno en su vida. Si la esposa es sabia, tratará a la madre de su marido como que ella (la madre) es la número Uno. Él la amará por ello y también su suegra. Este es uno de los más valiosos secretos en el dominio de las relaciones humanas.

ANA
18 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Celos Destructivos
QUERIDA ANA:

Estuve casada siete años con un hombre y tuve un hijo varón que luego del divorcio vino a vivir conmigo. El niño tenía entonces 6 años. Mi ex se casó a los tres años y en esa época yo conocí a un hombre del que me enamoré por sus atributos. Nos casamos un año después y hemos sido muy felices. Al año nació mi hija, una linda bebé que ha traído mucha felicidad a nuestro matrimonio. La niña tiene ahora 4 años y él tiene 14. Desde que nació la niña mi hijo se mostró celoso, no quería verla y mucho menos cuidarla cuando yo estaba ocupada. Con el tiempo el celo aumentó. Mi marido y yo nos sentíamos desconcertados y mortificados, pero llevábamos el asunto lo mejor posible. Debo decirle que jamás, mi esposo ni yo, hicimos diferencia en atenciones, juguetes, regalos entre ellos. La niña llegó a querer a su hermano, no sé por qué, debe ser la fuerza de la sangre, pues sin que él le hubiera demostrado amor, ella lo quiere mucho.

Hace un mes me retrasé en recoger a mi hijo en el colegio y al llegar, enojado, me preguntó la razón. Le dije que su hermana estaba enferma de gripe y la había llevado con el médico. Eso fue lo que a él le hizo la peor de las reacciones. Se puso furioso, me insultó, dijo que no la quería, me preguntó por qué me casé de nuevo y que mi esposo no lo quiere (eso no es verdad, mi esposo lo quiere mucho y lo trata de lo mejor). Y entonces me dijo que ya no quería vivir con nosotros, que prefería irse a vivir con su padre y su esposa. Ellos tienen dos hijos, pero parece que a mi hijo eso no le molesta. Al llegar a casa, con furia desatada, se metió en su cuarto y rompió la ropa de la cama, adornos de su escritorio, la computadora y libros, hasta la silla del escritorio.

Al siguiente día llamé a su papá y vino a hablar con él. Fue una plática entre ellos y al terminar me dijo mi ex que pasaría por él en la tarde para llevárselo “una corta temporada”, pues pensaba que sería suficiente para controlarlo de sus celos y volviera más calmado. Se nota que no quiere que mi hijo se quede definitivamente con ellos, y eso a mí me pone feliz, pues quiero que él viva con nosotros, pero cuando se fue, mi hijo me dijo que no volvería.

A los pocos días de que su hermano se fue, la niña me preguntó si podía cambiarse a la recámara de él mientras regresaba y como es más grande, le dije que sí. Dijo que la cuidaría mucho para cuando volviera su hermano. Un día mi hijo vino a recoger alguna ropa que necesitaba. Al ver que había cosas de su hermana allí, se enojó muchísimo. Me preguntó por qué, y cuando le dije que él había dicho que no quería volver, decidí darle la recámara a su hermana, se puso furioso a pesar de que su ropa estaba en su lugar, donde él la dejó. Salió sin despedirse y desde entonces no he vuelto a saber de él. Ana. ¿Qué me aconsejas que hagamos? ¿Dejo pasar un tiempo y lo busco o no lo hago? Estamos muy tristes y preocupados. Por favor aconséjame. Gracias.

CELOS DESTRUCTIVOS

QUERIDA CELOS DESTRUCTIVOS:

Tu hijo necesita ayuda profesional para poder lidiar con los celos que siente por su hermanita. Si sus sentimientos no son tratados, podrían envenenar todas sus futuras relaciones. Los celos tienen una manera de darle color a todas las otras relaciones que el celoso tenga. Si el joven recibe terapia, podría establecer una relación sana con su hermana y con ustedes. La rivalidad entre hermanos es normal, pero tu hijo siente celos desmedidos y podría beneficiarse con la terapia para aceptar, controlar y acabar con sus celos. Espero que tu preocupación pueda terminarse con la terapia de tu hijo. Confío en que así será.

ANA
15 Septiembre 2017 04:00:00
Querido Julián
QUERIDA ANA:

Hoy se cumplen ocho años de que mi hijo menor murió a consecuencia de inhalar productos químicos. Él tenía 17 años, era un muchacho de 1.76 metros de altura y pesaba 70 kilos. Era agradable, conversador, tenía muchos amigos y una novia que lo quería mucho. Últimamente no era buen estudiante porque nos dimos cuenta de que andaba en la droga. Hablé mucho con él, pero tal vez no fue suficiente o no hice lo que debía para sacarlo de eso. El caso es que se nos murió.

Ya nunca podré ver a mi hijo, no lo veré graduarse de ingeniero como quería ser, no lo veré casarse, ni cargaré a mis nietos. Nunca volveré a escuchar su voz ni sus risas. Esas son heridas permanentes de las cuales nunca vamos a recuperarnos su madre y yo. Me jubilé hace un año y tomé la decisión de visitar escuelas en parte de un estado del noroeste, la parte más cercana a la ciudad donde vivo, para dar pláticas acerca de las adicciones. He compartido la trágica historia de mi hijo con muchos jóvenes, volviendo a sufrir y llorar cada vez que la vuelvo a contar. Pero pienso que, si compartir esa parte de mi vida puede llegar a salvar siquiera a un muchacho de morir de la manera como murió mi hijo, vale la pena el dolor de revivir su pérdida.

Los jóvenes necesitan entender lo peligroso que es inhalar y usar cualquier tipo de droga, y que el tamaño, lo saludables y lo fuertes que estén, no impedirán que los inhalantes paralicen sus pulmones. Necesitan saber que esa forma de abuso de drogas es más peligrosa que un arma. Inhalar solamente una vez puede ser la última vez, porque mata.

Ana, por favor advierta a sus lectores, una vez más, que las drogas son mortales. Gracias.

JULIÁN

QUERIDO JULIÁN:

Lamento infinitamente su grande pérdida. Pido a Dios que les dé consuelo un día no lejano.

Compartir la historia de la muerte de su hijo para evitar que otro joven muera de la misma manera, es grandemente compasivo y generoso. No tengo ninguna duda de que los muchachos a quienes les habla en sus charlas, recordarán y se abstendrán de buscar esa “emoción” fatal. Queridos lectores: por favor hablen mucho con sus hijos acerca de inhalar y del consumo de cualquier droga. Díganles del peligro que corren sus vidas si lo hacen, díganles lo mucho que los quieren y del gran dolor que sufrirían al perderlos de manera tan insensata. Adviértanles que no sacrifiquen la promesa del mañana que son, por una sensación momentánea.

Y ruego a los maestros que hagan lo mismo con sus jóvenes alumnos. Ellos toman muy en cuenta lo que les dicen sus maestros, tal vez más que las advertencias de sus padres. Háganlo por favor.

Gracias por escribir y mi felicitación sincera por su hermosa labor.

ANA
14 Septiembre 2017 03:00:00
Querida ¿Por qué?
QUERIDA ANA:

¿Por qué la gente es tan egoísta? En el lugar donde vivo, que es el centro de la ciudad, hay mucho problema para conseguir dónde estacionar el coche, pues desde muy temprano toda la calle está llena de carros. Pero el colmo es una vecina que tiene cochera doble, así que nadie se estaciona en ese lugar, a pesar de que ella sólo guarda su carro en la noche.

En la mañana lo saca de la cochera y lo estaciona afuera y allí lo deja todo el día, pero como la cochera es doble, lo estaciona en medio de los dos lugares aunque sólo necesite uno.

Otro caso es el de una vecina que es pobre y le daban una despensa cada mes de parte del gobierno.

Pues un vecino que vive al lado le dijo al encargado que el hijo de la señora le da dinero suficiente y no necesita la despensa, y ya no se la dieron. Y sí la necesita, pues es ya mayor, no puede trabajar ya y el hijo apenas puede ayudarla con muy poquito, pues está casado y tiene cuatro hijos y es obrero. Voltea uno a la izquierda y a la derecha y todo es lo mismo. El egoísmo no tiene límites. ¿Qué nos pasa?

¿POR QUÉ?

QUERIDA ¿POR QUÉ?:

El Universo es por naturaleza abundante y Dios lo creó para que todos nos beneficiáramos. Para que a mí me vaya bien, no es necesario que a otros les vaya mal. Si insistimos en que así sea, entonces estaremos en graves problemas. Y así estamos.

La escasez y la abundancia son cuestión de percepción y la percepción depende de nuestras intenciones, de aquello que realmente se quiere conseguir.

La abundancia es un derecho universal, pero es cuestión de cómo la manejamos.

Si seguimos los dictados de la sociedad actual, siempre veremos escasez. En estos tiempos nadie practica el juego de ganar-ganar. Se trata de gano yo para que pierdas tú, y hago hasta lo imposible para que eso suceda.

Por esos egoísmos no hay armonía personal con uno mismo ni con las leyes infalibles del Universo. ¡Cuidado, egoístas!

ANA
13 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Hija Triste
QUERIDA ANA:

Un día le escribió una mujer que se quejaba porque ninguno de sus hermanos la apoyaba ayudando a cuidar a su madre enferma. Decía que ella se quedó soltera por ese motivo y llevaba una vida miserable porque sus hermanos ni se paraban en la casa para ver a su madre inválida. Quiero decirle que pudo haber sido mi hermana quien escribió esa carta porque piensa y actúa igual que esa mujer que escribió. Ella quiso convertirse en una “mártir” para poder cuidar a nuestra madre y en el proceso ha hecho de mamá una inválida totalmente dependiente de ella para todo. Mi mamá tiene sólo 69 años, pero tiene la apariencia y actúa como si tuviera 90. Es una completa anciana, sin serlo.

Los doctores le han dicho a mi hermana que es necesario que mamá deje de fumar y que haga ejercicio, pero ella los ha ignorado. Permite que ella se siente mucha parte de la mañana, toda la tarde y parte de la noche frente al televisor, y comiendo comida chatarra con refrescos. Mi hermana permite que haga todo lo que se le pega la gana, con eso se la tiene ganada. Y ¿qué cree que sucedió hace tres semanas? Llamé para saludar y hablar con mamá, pues había pasado por su casa en la mañana y aunque insistí mucho con el timbre, no me abrieron, así que llegando a casa llamé. Pues me dijo mi hermana que decía mamá que ya no la llamáramos ni mis hermanos ni yo, que dejáramos de hablarle e ir a verla.

Hasta hoy ni mi hermana ni mi mamá nos llaman ni a mí ni a mis tres hermanos. Y en tanto, mamá les ha dicho a otros parientes que nosotros nunca vamos a verla ni la llamamos. También dice que no ayudamos a mi hermana a limpiar la casa. Nada de eso es verdad. Entre mis tres hermanos y yo pagamos a una señora que va todos los días a limpiar la casa, lava en la lavadora y plancha. Constantemente mis hermanos y yo íbamos a verla, no pasaba un día sin que uno de nosotros la viera y además la llamábamos por teléfono. Y cuando tratamos de ayudar a mi hermana, siempre dijo que no necesitaba ayuda de esa, solamente económica. Nosotros pagamos luz, teléfono, gas, agua, cable, compramos la despensa cada semana, yo la llevo personalmente, pero desde hace tres semanas no me deja subir a ver a mamá. Me recibe en la puerta. Si lo hace por quedarse con la casa ella sola, está mal, porque todos los hermanos siempre hemos dicho que la casa será para ella el día que mamá falte.

Las dos han tenido éxito en dividir a la familia y darnos a los hermanos ese dolor de no poder ver a nuestra madre. Me duele terriblemente que sea así. Sólo espero que cada día sea menos. Ana, que por favor la gente no juzgue tan duramente a los hijos “malos”. Algunas veces no es nuestra culpa y hay buenas razones para ese aparente comportamiento. Gracias por atenderme y si acepta publicar mi carta. Saludos.

HIJA TRISTE

QUERIDA HIJA TRISTE:

Los problemas familiares siempre son especialmente dolorosos. Pero esas heridas eventualmente sanan. Su hermana, al parecer tiene una gran necesidad de ser “la buena”, “la sufrida”. Déjenla que tenga ese “honor” y esperen a que el tiempo haga su trabajo. Siempre lo hace. Pero si esta situación se prolongara, sugiero que vean a algún abogado para obligar a su hermana que permita a sus hijos ver a su mamá. No quiero alarmar, pero pudiera ser peligrosa para la señora esa manipulación que hace su hermana. ¿Qué estará pasando en esa casa?

ANA
12 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Salud Ante Todo
QUERIDA ANA:

Soy una mujer de 61 años, soy abuela y estoy excedida de peso. Tengo hipertensión encontrada recientemente, y mi médico me recetó un medicamento para controlar mi presión sanguínea. Fumo una cajetilla de cigarrillos diariamente y tomo una copa de tequila casi todos los días antes de la comida.

¿Le puede preguntar al doctor su amigo cuáles serían las probabilidades de eliminar la medicina si bajo de peso? Mi médico, como es de la seguridad social, está muy ocupado siempre y realmente no tiene mucho tiempo para darme muchas explicaciones.

Gracias por su atención.

SALUD ANTE TODO

QUERIDA SALUD ANTE TODO:

Con gusto consulté con mi amigo el doctor sobre lo que me escribió y esto fue lo que me dijo.

Muchos estudios han documentado que la obesidad contribuye a la hipertensión.

Una vez que los pacientes bajan de pesos su presión podría regresar a la normalidad. Por eso tal vez un programa de pérdida de peso, monitoreado por un médico, podría reducir o quizás hasta descontinuar su medicamento.

Sin embargo, no todas las personas responden de esa manera. Aún después de lograr pesos ideales, deben tomar medicamento para controlar la hipertensión. Por ello debe trabajar con su doctor para descubrir qué combinación de pérdida de peso y medicamento son correctos para usted.

Además recuerde que el alcohol y la nicotina pueden subir la presión sanguínea, así que si toma y fuma, mejor deje de hacerlo.

Además, el ejercicio regular puede quitar kilos no deseados también. Así que considere un programa de ejercicio, pero consulte sobre ello con su médico.

Finalmente, muchos hipertensos son muy sensibles a la sal en sus dietas. Cuando reducen la ingestión de sal, su presión arterial baja.

Pregúntele a su doctor acerca de los beneficios adicionales de una dieta baja en calorías y en sal, junto con ejercicio regular.

Su médico, aunque pertenezca a la seguridad social, seguramente atenderá a sus dudas y preguntas. Hágalas sin detallar tanto para que pueda responderle dentro del tiempo que tiene él destinado a la consulta con usted.

Espero que su condición de salud mejore al llegar a cabo su deseo de bajar de peso y al estar bajo la vigilancia de su propio doctor.

ANA
11 Septiembre 2017 04:00:00
Querida El Amor Llama
QUERIDA ANA:

Mi mamá falleció hace 11 años de un infarto masivo en el corazón. Estuve acompañando a mi papá varias semanas después del funeral, porque soy hija única y con mi esposo vivo a mil 500 kilómetros de donde vive él. Me vine con el corazón acongojado porque por primera vez mi papá estaba solo. Por ese motivo lo llamaba tres veces a la semana y platicaba con él mucho rato.

Once meses después, mi esposo, mis hijos y yo fuimos a pasar la Navidad con mi papá. Cuando llegamos, dos días antes de la Nochebuena, me dijo mi papá que llamara a una amiga suya para invitarla a cenar con nosotros. Yo me quedé fría de la sorpresa y creí que bromeaba, pero lo veía serio y llamé. No recuerdo más que le pedí a quien contestó que mi papá quería que nos acompañara a cenar la noche del 24 y que la esperábamos a las 8 de la noche.

No podía creer que mi papá trajera a nuestras vidas a otra mujer tan pronto. Y era la primera Navidad sin mi mamá, así que cuando llegó la señora estaba preparada para no aceptarla. Sin embargo, un rato después mi actitud cambió. Ella, como mi madre, también pintaba. Caminó por el comedor, la sala y el recibidor y viendo las pinturas de mi madre dijo cuánto le gustaban. Cuando ya estábamos cenando, nos reímos cuando nos contó historias de sus hijos (que vivían en otras ciudades) y lloramos con ella cuando compartió la historia de la enfermedad y muerte de su esposo.

Ana, esa cena fue hace 10 años. Seis meses después mi papá y ella se casaron y han “mezclado” exitosamente a nuestras dos familias. El matrimonio ha sido una inspiración para mi esposo y para mí. Ellos honran a sus compañeros de vida idos viviendo sus vidas a cabalidad y con mucha armonía y felicidad. Ojalá muchos pudiéramos aprender de ellos.

Gracias si puedes publicar mi relato. Lleva un trocito de mi vida y de mi felicidad.

EL AMOR LLAMA DOS VECES.

QUERIDA EL AMOR LLAMA:

Por supuesto, aquí está. Y también espero que muchos aprendan de ellos. Tu padre tuvo una gran bendición al encontrar y haberse casado con dos mujeres tan sensibles, amorosas, agradables y talentosas.

ANA
09 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Sin Firma
QUERIDA ANA:

Tengo una amiga muy cercana y muy apreciada que me confesó que es lesbiana, aunque sin relaciones sexuales, y dice que quiere mantenerse así. Ella trabaja en una compañía extranjera, tiene muy buen puesto con un excelente sueldo y es muy apreciada por todos sus compañeros y también por sus jefes. Es una persona muy seria y de verdad que nadie sospecharía sus inclinaciones.

Esta mujer quiere adoptar a un sobrinito de ella, hijo de su hermana, que es alcohólica y que quiere que ella lo adopte porque no se considera capaz de cuidarlo ella, aunque tiene el propósito de rehabilitarse y al parecer ha comenzado a hacerlo, pero dice que quizás le falle la fuerza de voluntad y no quiere que su hijo sufra más por su alcoholismo.

¿Crees que esto podría funcionar? El niño quiere mucho a su tía y sí quiere ir a vivir con ella, pues ella lo quiere mucho. El niño tiene 3 añitos y su pequeña vida ha sido difícil hasta ahora al lado de su madre.

¿Usted qué piensa?

SIN FIRMA

QUERIDA SIN FIRMA:

El que tu amiga sea lesbiana no significa que no pueda ser una buena madre, dedicada y cariñosa. La homosexualidad no es contagiosa. Además ella desea mantenerse alejada de relaciones sexuales. Ese niño sería afortunado de vivir en semejante hogar. Espero que pueda llevarse a cabo la adopción.

Tu amiga debería tomar en cuenta, sin embargo, que si su hermana llegara a rehabilitarse podría llegar a cambiar de manera de pensar y quizás querría que le regresara a su hijo. Esto podría causar un serio problema. Es recomendable que tu amiga tenga la asesoría de un buen abogado que la aconseje para llevar este asunto de manera correcta y que no haya repercusiones en el futuro.

ANA
08 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Agradecida
QUERIDA ANA:

Le escribo como una manera de agradecimiento hacia una señora que en un viaje fue mi ángel de la guarda. Sé que ella nunca va a saber mis sentimientos, pero hago esto porque ella no es la única persona que ayuda a quienes lo necesitan y todos esos que dan una ayuda a gente en problemas, como me sucedió a mí, merecen saber que su ayuda es agradecida y Dios los bendice.

Tengo 56 años y por circunstancias tuve que viajar sola en avión, llegar al aeropuerto de Dallas, Texas, y luego tomar otro avión a mi destino. Tenía mucho miedo a viajar por primera vez sola en un avión, y más en un país extranjero porque aunque hablo algo de inglés, los nervios atacan y te aseguro que sentía que todo lo que escuchaba y trataba de leer, estaba en chino, no en inglés. Tomar el avión en México no fue problema, pero cuando bajé del avión en Dallas, no supe qué hacer. Seguí a otras personas hasta inmigración, donde supuse tenía que enseñar mi pasaporte y la visa, pero no estaba segura en cuál línea formarme.

De pronto, una señora bajita, de pelo oscuro y como de 60 años, se dirigió a mí y en un español no muy perfecto y con acento, pero comprensible, me preguntó si viajaba sola.

Le dije que sí y como creo que el miedo se reflejaba en mis ojos, ella me llevó hacia la línea que me correspondía y me esperó a que pasara, luego me llevó hacia la reclamación de equipaje y aunque el de ella llegó antes, esperó hasta que localicé el mío para ir hacia mi siguiente registro, el que ella me indicó dónde estaba. Ella iba hacia otro lado del aeropuerto, pero se tomó la molestia de llevarme hasta el final. La hermosa señora nunca me dijo su nombre y yo con todos mis miedos y nervios nunca se lo pedí. Pero pido a Dios que la bendiga, porque si ella no me hubiera ayudado me habría perdido en ese gran aeropuerto.

Por favor Ana, le pido que publique mi carta para reiterar que todavía hay muchas personas que son muy buenas en este mundo y que hacen lo que sea para ayudar a desconocidos a quienes jamás volverán a ver. Gracias por su atención. La saludo con aprecio.

AGRADECIDA

QUERIDA AGRADECIDA:

Me da mucho gusto publicar su carta y comprendo todo el agradecimiento que siente hacia esa buena señora que la ayudó en esos momentos de angustia muy normales en una persona que se siente perdida en un lugar desconocido, y en especial, donde todos hablan una lengua que, aunque conocida, no es dominada.

También se puede solicitar ayuda a los o las sobrecargos del avión, para que al menos ellos recomienden qué hacer. Me alegra que ese “ángel de la guarda” apareciera en esos momentos tan difíciles para usted.

ANA
07 Septiembre 2017 04:00:00
Querida No La Quiero Cerca
QUERIDA ANA:

Tengo sólo una hermana ocho años mayor que yo. Desde niñas, mi hermana fue una abusadora, en el sentido de que se aprovechaba de mí. Me echaba la culpa de todo y mis padres vivían regañándome y pegándome sin haber hecho nada, solamente porque ella les decía, y como era la mayor, le creían todo. También con mis amigas me ponía mal. Me quitaba los broches del pelo, mis anillos y mi mejor ropa. Un día hasta me hizo trizas un suéter que me gustaba mucho.

He perdonado a mis padres y a mi hermana, pero a ella no la quiero en mi vida. Ahora, por trabajo, vivo en otra ciudad y casi no la veo, porque cuando voy a ver a mis padres, si me doy cuenta que ella va a ir a la casa, invento algo y me salgo de inmediato. Mis padres me pidieron perdón cuando se dieron cuenta de que ella era una intrigante y los perdoné, y como te digo, también a ella, pero no quiero verla.

Me hizo sufrir mucho. Hasta he tenido que ir a terapia. Ella no se ha casado pero vive aparte.

En marzo próximo voy a casarme y no quiero que mi hermana vaya a la boda. Mi padre quiere que seamos “una familia feliz” y por el qué dirán, y me pidió que la invitara. Ana, no somos una familia feliz, al menos con ella. ¿Qué hago? Necesito tu consejo.

NO LA QUIERO CERCA

QUERIDA NO LA QUIERO CERCA:

No veo razón para que te sientas obligada para invitar a tu hermana a tu boda, para poder satisfacer la fantasía de tu mamá de una familia perfecta y por el qué dirán. Ruega a tus padres que comprendan tu decisión por lo que sucedió en el pasado y omite a tu hermana de la lista de invitados. Y hazte fuerte para que nadie te haga cambiar tu decisión. Tus razones para excluirla son legítimas.

Y por favor acepta mis mejores deseos de larga dicha en tu matrimonio.

ANA
06 Septiembre 2017 04:00:00
Querida Me siento Culpable
QUERIDA ANA:

Tengo 32 años, soy soltera y prácticamente hija de familia, pues vivo con mis padres y soy tratada como tal. Soy la mayor de cuatro hermanos, soy profesionista y tengo excelente empleo donde recibo un muy buen salario y me desarrollo en mi profesión. Soy casi quien lleva el gasto de la casa. He pasado estos 32 años al lado de mis padres y mis hermanos (uno casado y dos solteros) y durante toda mi vida, las navidades y años nuevos han sido compartidos con ellos.

Se me presenta la oportunidad de pasar Año Nuevo en Europa, en París y después ir a otros lugares. Unos amigos organizan un viaje para salir el 27 de diciembre y regresar el 10 de enero, y yo me anoté en la lista. Tengo gran ilusión de poder viajar hacia allá, pues nunca he ido a Europa y además viajar con amigas y amigos a quienes aprecio y con quienes me llevo muy bien. Cuatro son dos matrimonios y ellas fueron mis compañeras desde la primaria.

Cuando llegué con la noticia con mi mamá, primero me vio sorprendida y luego de decirme un sermón sobre la unión familiar y la importancia de la fecha, me dijo que soy injusta y egoísta, y que debería saber lo importantes que son esas fechas para ella. Después me dio la espalda y aún no me habla, ni tampoco mi papá, pues ella, tan pronto regresó del trabajo, le dio la noticia y tampoco estuvo de acuerdo.

Ana, quiero mucho a mi familia y no quiero tener ningún distanciamiento con ellos y mucho menos con mis padres, pero ya soy bastante adulta y debería poder tomar mis propias decisiones sin sentirme culpable. ¿No es tiempo para ello, para dejarme ir sin reproches? ¿Qué sucederá cuando pretenda tener una familia propia? Esto me ha dejado atónita, preocupada y pensativa. Agradeceré mucho tu consejo.

ME SIENTO CULPABLE

QUERIDA ME SIENTO CULPABLE:

Tu madre y tu padre están equivocados. No te sientas culpable. Para comenzar, tú tienes la edad suficiente para tomar esa decisión, ya has pasado y seguramente vas a pasar muchas más navidades y muchos fines de año con tus padres y demás familia. Seguramente ellos van a pensar mejor la situación y se darán cuenta de que necesitas distracciones y también vivir esa situación con amigos y amigas, y van a cambiar su actitud. Además tienes todo el derecho de viajar, de conocer mundo y de divertirte.

No te disgustes con tus padres, que más pronto de lo que piensas te dirán que puedes irte con su bendición. Además, si quieres establecer tradiciones en el futuro, ¿por qué no empezar ahora haciendo ese tan soñado viaje? Es el momento, no lo desaproveches.

Deseo de verdad que pases un Año Nuevo diferente, feliz, divertido y lleno de la emoción de conocer lugares muy hermosos.

ANA
31 Agosto 2017 04:00:00
Querido Lector
QUERIDA ANA:

No estoy de acuerdo con mi suegra en varios temas. Siempre he procurado callar mis opiniones para no tener ninguna discusión con ella ni con nadie de mi familia política, pero en lo que no he podido callarme es en la cuestión alimenticia. Mi suegra cocina muy sabroso, pero le pone demasiada sal a todos los alimentos. Por ejemplo, cuando prepara puré de papas cuece las papas en agua, desde luego, pero al agua le pone sal.

Cuando ya aplana las papas le pone una barra de mantequilla con sal, le agrega un poco más de sal y a veces añade queso manchego u otro. Le queda riquísimo, pero contiene mucha sal. También a veces marina (así dice ella) la carne y a lo que usa para eso le pone sal. ¿Debe ser así, usar sal para todo? Pienso que si consumimos tanta sal podemos hacernos hipertensos.

Yo temo que acabemos enfermos quienes comemos en su casa aunque no sea a diario como mi suegro y sus dos hijos que aún viven con ella. Pero aunque mi esposa, mis dos niños y yo, que no vivimos con ella, podemos enfermarnos por el exceso de sal cuando comemos allí. No quiero molestarla a usted, pero temo por nuestra salud. ¿Usted cree que sea incorrecto que le diga que no nos “sale” tanto a quienes la rodeamos?

Gracias por su atención.

LECTOR

QUERIDO LECTOR:

No creo que los alimentos preparados con sal causen tanto daño a quienes los consumen. Sin embargo, quienes padecen hipertensión arterial son perjudicados con la sal.

Por supuesto que es más saludable no utilizar tanta sal y si es posible, no agregar más a los platillos ya servidos. He leído que quienes no padecen hipertensión, excretan prontamente la sal extra. Los hipertensos no pueden deshacerse del exceso de sal de sus cuerpos, así que el mineral se acumula causando retención de líquidos y empeorando la presión sanguínea. Por otra parte, otros factores como la susceptibilidad genética pueden detonar la hipertensión. De todas formas, el consumidor prudente debe obviamente intentar moderar su consumo de sal. Ahora bien, vamos a la parte que a usted le interesa de la respuesta. Con relación a su suegra probablemente estará mejor no opinando –y no comiendo muy frecuentemente en su mesa.

No lastimará sus relaciones familiares si deja a un lado la crítica. Es poco probable que su suegra cambie sus métodos de preparar los alimentos, a menos que le den razones convincentes para hacerlo, y es mejor que no sea usted el que lo haga. Saludos.

ANA
30 Agosto 2017 04:00:00
Querida Alejada
QUERIDA ANA:

Mi mamá falleció cuando yo tenía 4 años. No tuve hermanos y mi papá volvió a casarse un año después de fallecida mi mamá. Quizás porque yo era muy chiquita, pero me encariñé mucho con mi madrastra. Por supuesto que principalmente porque ella fue siempre muy buena conmigo, y también porque yo tenía necesidad de una madre y ella en realidad lo fue para mí. No tuvieron hijos, así que eso también contribuyó a que ella me quisiera y yo también, sin ninguna preferencia. También su familia ha sido muy buena conmigo y les tengo gran cariño.

Resulta que mi papá y ella se pelearon después de más de 15 años de casados y parece que van a divorciarse. Mi papá le dejó la casa (él se la compró a ella) y me llevó con él. Ahora me exige que no me relacione con ella ni con su familia. Mi pregunta: ¿Debo suspender todo contacto con ellos como quiere mi papá? Los quiero a todos y son como mi familia. La de mi mamá es muy pequeña y casi todos viven fuera y nos vemos muy poco. Me siento muy feliz con la familia de mi madrastra, a quienes he visto con mucha frecuencia. Por favor dígame qué hacer. Gracias.

ALEJADA

QUERIDA ALEJADA:

Eres una joven de 20 o casi 21 años. A esa edad todos debiéramos ser libres para decidir con quienes nos relacionamos o a quienes queremos tener como amigos. No es justo que tu papá pretenda involucrarte en sus problemas y te exija que no veas a quienes amas y has visto como tu familia. Los problemas de tu papá no deben convertirse en tuyos. Permanece amistosa con quienes desees. Si tu papá no entiende eso es quizás porque el rencor u hostilidad que ahora tiene con tu madrastra lo hacen ver las cosas de manera equivocada. Habla con tu papá y dile que el antagonismo que tiene con su esposa no lo quiera extender a ti y te quite el cariño de quienes te han rodeado y querido desde tu niñez. Él va a comprender. Habla con tu papá a la mayor brevedad.

ANA
29 Agosto 2017 04:00:00
Querido Doctor Adame
QUERIDA ANA:

Por la actual controversia en relación con la homosexualidad, considero oportuno e importante hacer las siguientes precisiones. Los sicólogos y siquiatras ya descartaron a la homosexualidad como enfermedad mental; la ansiedad, la depresión, la sicosis están relacionadas con un desequilibrio de neurotransmisores químicos en el cerebro, serotonina, catecolaminas, por ejemplo, mas no así la homosexualidad. Tampoco para esta se han encontrado alteraciones cromosómicas. El hombre homosexual tiene su cariotipo íntegro: 46 cromosomas, uno “X”, otro “Y”. La mujer lesbiana igualmente: 46 cromosomas completos, 2 de ellos “XX”. Igualmente, los homosexuales y lesbianas no tienen ninguna alteración orgánica ni fisiológica responsable de sus “preferencias” diferentes.El hombre homosexual tiene sus testículos normales que producen espermatozoides y testosterona normales, próstata y vesículas seminales, líquido espermático y eyaculaciones normales, y pene morfológicamente y erecciones normales.

La lesbiana cuenta con ovarios productores de estrógenos y óvulos normales, aptos para ser fecundados, útero normal, con menstruaciones normales, apto para albergar producto de la concepción por tiempo normal de embarazo, vagina normal para permitir penetración y depósito de semen. Sólo falta saber si en ellos y ellas hay algún gen mutado (alterado), responsable de sus “preferencias” diferentes. El Genoma humano está integrado por alrededor de 200 mil genes distribuidos en los 46 cromosomas. A la fecha se han encontrado sólo 4 mil enfermedades genéticas, entre ellas los más de 100 diferentes tipos de cáncer, por ejemplo los genes BRCA I y II para cáncer de mama y ovario, P 53 para cáncer cervicouterino, etcétera. Pero falta saber si en alguno de los demás genes aún no investigados, hay alguno responsable de la homosexualidad, porque los homosexuales afirman que es de nacimiento, no adquirida posteriormente.

Siendo así, el término “preferencias” está mal aplicado a esas inclinaciones diferentes, dado que preferencia es algo que se elige, algo que se escoge; el homosexual dice: soy hombre, pero no me gustan las mujeres, prefiero relacionarme emocional y sexualmente con hombres. La lesbiana dice: soy mujer, pero prefiero relacionarme emocional y sexualmente con mujeres, para satisfacción personal y de pareja, igual que las parejas heterosexuales, sólo que en estas, además se cumple con un fin natural muy importante, la procreación para la preservación de la especie humana.

Desde el punto de vista religioso, para los creyentes, todos, heterosexuales y homosexuales, somos creaturas de Dios y todos tenemos las mismas oportunidades de regresar a Él al morir, si en vida cumplimos sus Mandamientos o si nos arrepentimos si hemos fallado.

ATENTAMENTE. DR. DAVID ADAME BARAJAS. Genetista, Oncólogo. Radioterapia y Quimioterapia.

QUERIDO DOCTOR ADAME:

Su importante carta esclarece de manera científica, pero brillantemente comprensible para inexpertos o ignorantes del tema, como es el caso mío y creo que quizás el de la mayoría de los lectores de esta columna. Muchos tenemos ciertos “conocimientos” de este tema, ya sea por haberlo leído o escuchado, pero no de la manera como usted tan espléndidamente lo ha explicado.

Gracias muy amplias por haberse tomado la molestia y habernos dedicado su tiempo y su sabiduría para tratar este tema siempre interesante y tan controvertido. Saludos atentos.

ANA
28 Agosto 2017 04:00:00
Querido Pedro
QUERIDA ANA:

Buenas tardes. Estaba leyendo recientemente un artículo suyo donde se habla de ciertas actitudes que dicen son malas de un padre. Yo soy un padre de familia, tengo 57 años, igual tengo a mis hijos y esposa, los cuales son el amor de mi vida, el motor que mueve mi existencia.

Bueno, mi opinión sobre ese artículo y sobre las actitudes de este señor. Yo diría que este señor está muy cansado, además ya tiene 78 años. Imagínese usted. Nosotros los padres nos comenzamos a ocupar desde antes de nacer de nuestros hijos y al paso de los años lo seguimos haciendo, y lo hacemos con mucho gusto y amor. Dichos hijos llegan a la edad adulta y nuestras preocupaciones siguen siendo igual que cuando pequeños. Quizás con mucho más amor, pero desafortunadamente el tiempo no perdona, los años llegan, nuestras facultades merman, ya no somos los mismos. Tenemos las mismas ganas, el mismo respeto y amor hacia nuestra familia, pero estamos “cansados”; ahora queremos que nuestras gentes nos sorprendan haciéndose cargo cada uno de lo que les corresponde: cumplir con sus deberes y obligaciones. Además los hijos deben amar intensamente a sus padres, decirles cuánto los aman y no excluirlos de nada, pues quizás mañana ya no están.

Esta es solamente mi opinión muy personal. Un saludo muy respetuoso, que Dios la bendiga.

PEDRO MORALES F.

QUERIDO PEDRO:

La carta a la que se refiere la escribió la hija de un señor que a sus 78 años había comenzado hacía algunos meses a tener un comportamiento muy diferente del que tuvo siempre, pues de simpático, agradable y generoso, se ha tornado molesto, burlón y hasta como dice su hija: “insoportable”, que es como ella se firma. Y sí, ella decía en esa carta que tenían planeada una reunión familiar y preguntaba si excluía a su padre. Ella escribía para preguntar si era correcto que lo hiciera. Yo le respondí que invitar o no a su padre a la reunión era la menor de sus preocupaciones, ya que el extraño cambio que había tenido su papá que había ido aumentando de excéntrico a peligroso, hacía necesario que lo llevaran con su médico para que fuera evaluado clínicamente para buscar la causa de esos cambios tan grandes.

Usted tiene mucha razón. Los padres al nacer sus hijos, tienen una labor de toda una vida por delante, pues los cuidan, los nutren, los aconsejan, los proveen de todo lo necesario no sólo en su niñez y juventud, sino que aún siendo adultos se preocupan por ellos, continúan ayudándolos en lo que pueden necesitar, sea lo que sea, y los hijos debieran corresponder debidamente a todo eso que sus padres han hecho por ellos toda la vida. Esa señora (o señorita) no se desligaba de sus obligaciones ni hablaba de que hubiera dejado de amar a su padre, solamente elevaba una queja por sus actitudes tan difíciles. Yo espero que hayan llevado al señor con profesionales que lo ayudaran, pues mi opinión fue relativa a qué era lo que necesitaba y que podía ser corregida con medicamentos o algún tratamiento. Muchas gracias don Pedro por tomarse el tiempo y la molestia de escribir. Su opinión ha enriquecido grandemente mi columna.

ANA
26 Agosto 2017 04:00:00
Querida Nerviosa
QUERIDA ANA:

Le escribo nerviosa porque ya no sé qué hacer. Llevo años queriendo pedirle su consejo. Mi caso es éste. En septiembre vamos a cumplir mi pareja y yo siete años viviendo juntos, pero ya no puedo más. Él sigue casado y no se ha querido divorciar de su esposa, y lo peor es que todavía la frecuenta.

Ana, ya sus hijos, porque tienen tres, son mayores de edad, pero vive una nieta de él con su esposa, a la que quiere como su hija; que por eso él tiene que ir con su esposa. Ana él vive conmigo desde que nos juntamos. Nosotros tuvimos una niña, la que era mi ilusión, pero falleció.

Ana, ¿qué hago?, por favor. Yo lo quiero, pero me quiero más yo para seguir así. Yo seguí con él porque guardaba la esperanza de que se divorciara, pero él sigue con que no. Espero su consejo y de antemano gracias. Reciba un cordial saludo.

NERVIOSA

QUERIDA NERVIOSA:

Mi opinión es que te escuches a ti misma. Me dices que lo quieres, pero que te quieres más a ti. Es perfectamente justificado que por ello no sientas ningún reparo en dejar a tu pareja, ya que él, en esos siete años no ha hecho ni siquiera el intento de divorciarse de su esposa.

No esperes en vano, ese señor no va a divorciarse nunca, y menos si esa niñita, su nieta, vive con la esposa y él la quiere tanto. Y haciendo yo de abogado del diablo, haría esta pregunta: ¿no se daría cuenta su esposa de la relación de ustedes y en un plan con maña llevó a vivir con ella a esa pequeñita, su nieta que él quiere tanto?Retírate cuanto antes de esa situación. No va a pasar nada más que perder más años de tu vida en una relación sin futuro. No te hagas eso, puedes encontrar a un hombre sin compromisos con el que puedas llevar una vida feliz y completa pues podrás tener hijos y un hogar estable. Tú eliges.

ANA
25 Agosto 2017 04:00:00
Querida Preocupada
QUERIDA ANA:

Quiero compartir con usted y sus lectores algo que me sucedió estando en un restaurante que sólo tiene un baño unisex. En algún momento me levanté para ir al baño y una nenita como de 8 años que estaba en otra mesa con su mamá y otro niñito, se levantó al mismo tiempo al baño. La puerta no tenía seguro y yo le di preferencia a la pequeña. La niña entró y salió inmediatamente. Le pregunté por qué y me dijo que adentro había un hombre. Me quedé afuera con la niña y al rato salió un hombre. Yo estaba sorprendida. Entró la niña y yo esperé mi turno.

El incidente me dejó inquieta y con preguntas: ¿El hombre dejó a propósito la puerta sin seguro? ¿Se exhibió delante de la niña? Ahora estoy muy molesta conmigo misma porque no confronté el hombre, no le informé a la mamá de la niña ni reporté el suceso a la persona encargada del restaurante.

Yo sé que si yo hubiera estado adentro del baño y sin poner seguro y alguien entrara, habría gritado. Quizás un hombre no, pero al menos habría dicho algo y no escuché nada. Yo estaba parada cerca de la puerta y habría escuchado.

Ana, los padres necesitan hacerse responsables de sus hijos, de su bienestar y de su seguridad. No deberían “mandar” a sus hijos solos a los baños públicos, deben acompañarlos.

La saludo atentamente y le agradezco.

PREOCUPADA

QUERIDA PREOCUPADA:

Le agradezco que haya enviado esta carta tan importante, para que los padres verdaderamente responsables de la seguridad y del bienestar de sus hijos, los acompañen al baño, así sean baños de los dos sexos.

Un descuido de ese tipo puede ser de graves consecuencias.

ANA
24 Agosto 2017 04:00:00
Querida Compartiendo
QUERIDA ANA:

Tengo una hija que ya estudia una maestría. Cuando estudiaba en la universidad, trabajó medio tiempo, durante una temporada, en la biblioteca de una escuela preparatoria. Un día, platicando con una de las alumnas, le dijo la chica que no podría asistir al baile de graduación porque no tenía dinero para comprar un vestido formal. Mi hija le dijo que ella le prestaría uno, ya que eran de la misma talla, y que si le quedaban los zapatos también se los prestaba, así como los accesorios. La muchacha la abrazó emocionada. Y al día siguiente mi hija le llevó el vestido.

La primavera pasada, cuando ambas andábamos en su recámara, arreglando su clóset y sacando la ropa que ya no usa, vimos que había acumulado varios vestidos. Vestidos para bodas y fiestas que no había vuelto a usar y que no volvería a usar.

Así que recordando aquella experiencia decidimos ir juntas a una preparatoria de la ciudad para ver si alguna de las muchachas pudiera necesitar un vestido para su baile de graduación.

Le dijimos a una de las secretarias que por favor preguntara, que teníamos cinco vestidos, y que se fijara que fueran de la misma talla de mi hija. Esa misma tarde nos llamó.

Cuando llegamos había cinco chicas esperándonos y como ya llevábamos los vestidos, vimos la cara llena de emoción de las muchachas, y una de ellas estaba allí con la mamá, quien nos miró y nos ofreció una gran sonrisa y un abrazo.

Ana, recuérdeles a sus lectores que cuando limpien sus clósets pueden donar sus vestidos de fiesta a una preparatoria o a chicas de la universidad. Al hacerlo tienen la oportunidad de darles a esas muchachas un recuerdo inolvidable. Gracias por publicar mi carta. Reciba saludos afectuosos y felicitaciones.

COMPARTIENDO

QUERIDA COMPARTIENDO:

Me parece excelente su carta con esa sugerencia tan maravillosa. Gracias por ella. Todos o casi todos hemos visto en el cine o en los cuentos infantiles, pero pocos comprendemos que también nosotros podemos desempeñar el papel de Hadas Madrinas.

Tal vez no demos zapatillas de cristal o pongamos a la disposición a un guapo príncipe, pero podemos ayudar a hacer realidad el sueño de una joven.

ANA

" Comentar Imprimir
columnistas

top-add