×
Querida Ana
Querida Ana
ver +

" Comentar Imprimir
24 Febrero 2018 04:00:00
Querida Olga
QUERIDA ANA:

Mi hija de 16 años, que tiene el propósito de estudiar Derecho, es buena estudiante, pero últimamente ha estado fallando en matemáticas. Mi esposo dice que para la carrera que piensa seguir, no las necesita y además ha leído que las mujeres “no la hacen en matemáticas”. ¿Es eso cierto? Desde luego ella debe aprobar la materia, pero ¿qué opinas de lo que dice mi esposo?

OLGA

QUERIDA OLGA:

En efecto, algunos estudios han mostrado que los niños tienden a ser mejores en matemáticas que las niñas. Y otros hasta muestran mejores resultados de los varones en diferentes actividades intelectuales que las jóvenes. Sin embargo, estos resultados se refieren a personas muy jóvenes, por ello los resultados no necesariamente se aplican a estudiantes de cursos superiores. Yo pienso que cada persona debe ser reconocida en su individualidad y darle la oportunidad de lograr su potencial completo. Lo que se diga a la mayor o menor aptitud de la mujer, no debe ser motivo para que tú y tu esposo no hagan esfuerzos por ayudar a su hija para que mejore los resultados de sus estudios y el hecho de que ella haya fallado en esta materia puede deberse a circunstancias específicas de ella. Háganle saber que las matemáticas son indispensables en la mayor parte de los aspectos de la vida y que, de todas maneras, como tú dices, deberá aprobar la materia mientras la lleve en la escuela. Hablen con ella para saber qué está sucediendo. Gracias por escribir.

ANA
23 Febrero 2018 04:00:00
Querida Viejita Contenta
QUERIDA ANA:

Soy una mujer ya anciana. No tengo automóvil y por lo tanto, siempre hago uso del transporte colectivo urbano. Tengo tantas cosas negativas qué decir de ese servicio, que no terminaría. Uso ese servicio desde siempre, así que conozco de todo lo malo que puede uno esperar. También sé que por más quejas que uno ponga en cualquier instancia, no hay ni habrá cambios favorables, pues ni las autoridades, ni los dueños de las líneas, ni nadie, hace caso de todos los problemas que tenemos los usuarios al usar esas llamadas “combis”.

Sin embargo, esta carta no es para quejarme. Ya lo he hecho mucho directamente y, como le digo, nunca hacen caso.

Esta comunicación es para hacer patente mi reconocimiento a un conductor, porque así como uno se queja de las anomalías, maltrato de los conductores, suciedad de los vehículos, mal estado de los mismos, cuando hay algo que sea bueno, también hay que reconocerlo y en este caso quiero hacerlo público por medio de su tan leída columna.

En muchos de los autobuses urbanos había (digo había, porque al parecer los están quitando o ya no los ponen) una calcomanía en los cuatro primeros asientos en los que se instaba, de manera gráfica, a los usuarios para que se “cediera” el asiento a las personas con “necesidades diferentes”, es decir, alguna discapacidad, a los ancianos, mujeres embarazadas o cargando niños. Pero en las múltiples ocasiones en que he hecho uso, en muy raras ocasiones alguien se ha levantado para cederme el asiento.

Ayer subí a un autobús de la ruta Saltillo-Ramos Arizpe. Ellos tienen fama de ir muy aprisa. Y sí, me ha tocado usarlos y van aprisa, no siempre ni todos, pero ayer iba yo a la Clínica 2 del IMSS y tomé la Unidad No. 9 en la calle Xicoténcatl, poco después de las 2 de la tarde. Desde que subí, el conductor me dijo: “pase señora”, cuando le dije que iba a la clínica.

El vehículo iba lleno y allí subimos muchos, el conductor, que iba muy limpio y muy peinado, con una camisa roja de la línea, perfectamente planchada, se dirigió a los usuarios y les dijo en voz alta: “algún pasajero que le ceda el asiento a las personas de la tercera edad”.

Una jovencita se levantó y me cedió el asiento. Y un joven lo cedió a un señor. Más tarde solicitó que quienes iban de pie caminaran hacia adentro para dar lugar a quienes iban subiendo en el trayecto. Subió luego una mujer joven cargando un niño y el conductor solicitó de nuevo a los pasajeros que alguien cediera el asiento a esa señora.

Un pasajero hizo caso al llamado y cedió su asiento. Cualquiera considerará eso como natural. Yo no. No por las muchas experiencias que he tenido y porque la generalidad de la gente no se ocupa de los demás, no les interesa si estamos viejos, enfermos o discapacitados.

Nadie se preocupa de su prójimo. Por ese motivo, que haya un conductor atento a las necesidades de quienes abordan su vehículo, al menos a mí me llamó la atención y considero de justicia hacerlo público para agradecérselo, aunque no sepa su nombre.

Ojalá que algún directivo de la línea o cualquiera que lea esto y pueda comunicárselo a ellos, lo haga para que reconozcan a ese señor su buen trato y su interés en el bienestar de quienes usamos los autobuses. Y qué maravilloso sería que ese trato se hiciera una exigencia para todos lo que dan ese servicio en la ciudad. Gracias por su atención y disculpe lo extenso de la carta.

VIEJITA CONTENTA

QUERIDA VIEJITA CONTENTA:

Me encantó que escribiera para señalar una excelencia en un servicio y también, de paso, las deficiencias en el servicio del transporte público, que hace lo que debiera ser la actitud habitual de los conductores, un caso digno de darse a conocer y ser reconocido. Yo también espero que los directivos de la línea Saltillo-Ramos Arizpe, reconozcan a ese señor su trato digno a quienes lo utilizan.

ANA
22 Febrero 2018 04:00:00
Querida Agredida
QUERIDA ANA:

Hace días andaba en un supermercado y sucedió que dos niños, como entre 6 y 7 años andaban correteando entre los pasillos, atravesándose a los clientes (algunos ya ancianos), y cuando se me atravesaron a mí ni les dije nada, solamente para mí dije suavemente: “Dios mío estos niños van a tumbar a alguien”, pero me escuchó un señor que estaba detrás de mí y vino enojadísimo, como si yo hubiera golpeado a los niños y me dijo: “¿De qué se queja?, mis hijos no le hicieron nada”. Entonces sí hablé y le dije: “Los niños se están atravesando a los clientes y pueden tumbar a alguien, sobre todo a personas mayores. Debiera cuidarlos”. Y me gritó: “Vieja loca. Si no le gusta, vaya a comprar a otro lugar”. Ignoré a ese tonto y me alejé sin decir nada más, pero me siguió diciendo disparates, hasta que mejor me salí del lugar. Ese señor necesita un siquiatra para controlarse y aprender a controlar a sus hijos.

Quise contarle mi experiencia para que me diga qué piensa de esas personas que no entienden que parte de nuestro deber es cuidar de los demás y que los hijos, si no se controlan ni educan cuando son niños, van a ser adultos intolerantes, groseros y desinteresados en el bienestar de su prójimo.

Saludos.

AGREDIDA

QUERIDA AGREDIDA:

Obviamente ese hombre no sabe controlarse y menos controlar a sus hijos. El haberse alejado sin decir nada y dejarlo hablar para no arriesgarse, fue lo mejor que pudiste hacer. Esas personas pueden ser peligrosas y lo mejor habría sido llamar al gerente de la tienda. Aunque seguramente a él también le hubiera tocado su parte. Esas personas no se detienen ante nadie. Están enfermos. Y necesitan ayuda. Gracias por tomarte el tiempo de escribir. Ojalá sirva como llamada de atención a los padres que lean esto.

ANA
21 Febrero 2018 04:00:00
Querida María R.
QUERIDA ANA:

En una ocasión yo le escribí porque estaba sufriendo violencia sicológica de mi pareja y casi ni me daba cuenta de lo peligroso que era seguir a su lado. La respuesta tuya cambió mi vida. Me reconocí a mí misma desde que comencé a leerla y la he conservado siempre. Te la mando ahora para que me hagas favor de publicarla de nuevo, ya que una querida amiga de aquí mismo de Saltillo, está en peores condiciones, pues su esposo ha llegado hasta los golpes. Ella sigue a su lado pensando que va a cambiar, pero yo sé que no. Por favor dile a ella, que lee tu columna a diario, que no va a suceder eso y servirá también para otras mujeres. Diles que hay ayuda tan cerca como el teléfono. Cualquier mujer que se vea a sí misma en esta columna, que llame solicitando ayuda. Muchísimas gracias Ana. Sigo leyéndote siempre y estoy eternamente agradecida.

MARÍA R.

QUERIDA MARÍA R.:

Nada que pudiera decir yo sería tan efectivo como lo que has descrito hoy, con gusto publico la columna solicitada. Sí, algunas mujeres no comprenden que están siendo maltratadas hasta que alguien se los señala. Les hacen creer que el trato abusivo es lo que merecen y se dice que en México más del 50% de las mujeres sufre violencia, ya sea de padres, hermanos, pareja, etcétera. En Coahuila la Secretaría de las Mujeres brinda su apoyo a las mujeres y a sus hijos y personas allegadas en situación de violencia. Y esta puede ser física, sicológica, económica, etcétera. Por vía telefónica pueden marcar el 075 para obtener asesoría telefónica y serán canalizadas al módulo que requiera su caso. Existe asistencia sicológica y legal y estas las acompañarán en el proceso que se requiera. Los servicios son totalmente gratuitos. En Saltillo está el Centro de Justicia para las Mujeres en la carretera a Torreón km. 2.5 y el teléfono es el (844) 422 0302. El horario es de 8:00 a 16:00 horas. Pero hay un servicio de la Unidad Especializada de la Policía en la Atención de la Violencia familiar (Unepavif) con servicio las 24 horas, los 365 días del año. El teléfono es (844) 410 4003. Espero que las mujeres o cualquiera que sufra violencia familiar busque ayuda.

ANA

SEÑALES DE AVISO PARA MUJERES A FIN DE DETERMINAR SI UN ESPOSO, PAREJA O NOVIO, SON UN POTENCIAL (O VERDADERO) PELIGRO.

1.- Celos de los amigos, compañeros de trabajo o hasta de la familia.

2.- Comportamiento controlador (controla entradas y salidas o dinero. No le permite tomar decisiones personales).

3.- Aislamiento. (La separa de cualquier recurso de apoyo como familia, amistades, compañeros).

4.- La culpa de sus problemas (desempleo, riñas familiares: “Todo es tu culpa”).

5.- Hipersensible (se molesta fácilmente por incomodidades que son parte del diario vivir; al solicitarle ayuda con trabajo de la casa o con los niños; no sabe recibir críticas).

6.- Crueldad con los niños o con los animales (insensible a su dolor o sufrimiento, o llega a lastimar a niños o animales).

7.- Uso “juguetón” de fuerza en el sexo (tumbarla o no soltarla en el acto sexual. Iniciar el sexo estando dormida o exigirlo cuando está enferma o cansada).

8.- TIENE Cambios repentinos de ánimo y comportamiento que no pueden pronosticarse.

9.- UNA Anterior historia de golpes a otras mujeres, pero tiene siempre disculpas.

10.- Amenazas de violencia (“Te voy a pegar”, “Te voy a matar”, etcétera).

11.- Quebrar o pegarle a objetos o arrojar objetos a la mujer o a los hijos.

12.- Abuso verbal (decir cosas crueles, dañinas, degradar, humillar, despertarla para molestarla o no dejarla dormir).

13.- Usar la fuerza durante una discusión (retenerla contra la pared, empujarla, golpearla o patearla). Este tipo de comportamiento fácilmente puede llegar hasta asfixiarla, apuñalarla o dispararle).

¡Horrible! Pero puede suceder…
20 Febrero 2018 04:00:00
Querida Triste Sola
QUERIDA ANA:

Tengo 24 años. Hace tres años tuve mi primer novio y duramos un año. Desde entonces no he tenido novio y ahora me gusta un muchacho. Hemos platicado muchas veces. Un domingo me invitó al cine y pensé que iba a pedirme que fuera su novia, pero no sé porque no lo hizo, porque ya tenemos mucho de conocernos y siempre me ha parecido que le gusto, aunque ahora pienso que no es así.

En la casa siempre ando de mal humor, no sé qué me pasa, quisiera tener novio y me desespero, pues se me están pasando los mejores años de mi vida. Mi mamá me dice que salga a pasear con mis amigas, pero casi todas tienen novio. ¿Qué pasa conmigo? No encuentro a quién interesarle. ¿Quién podrá quererme? Me siento sola, no salgo a ninguna parte, pues así sola ni ánimos dan. Espero que puedas ayudarme como lo haces con tanta gente todos los días. Gracias anticipadas.

TRISTE SOLA

QUERIDA TRISTE SOLA:

Me parece que estás pasando por una etapa un tanto depresiva, pero sobre todo te has formado una idea equivocada del noviazgo, pues tú consideras eso como un medio de tener a alguien con quién salir a cenar, a bailar, a divertirte, a tener compañía, pero tener novio es tener un compañero con quien compartir lo bueno y lo malo, cosas bellas, tristezas alegrías, en fin hacer unidos la jornada.

Al tener novio no busques un medio para divertirte, busca un compañero tal vez para toda la vida, pero no te desesperes, todo llega a su tiempo y en su oportunidad. En seguida leerás un poema muy bello, de amado Nervo, que se llama La Galera Sombría, y que pienso que en él se te dará la respuesta a esa impaciencia que parece consumirte.

ANA

LA GALERA SOMBRÍA

Si deseas que pronto, de tus mares se aleje
la galera sombría que te trae las penas,
ten paciencia y aguarda: la paciencia es el eje
moral y el gran secreto de las almas serenas.

La paciencia hizo al mundo, lo rige la paciencia;
el arte es una larga paciencia (¿y el amor?).
La cantidad más alta, la más profunda ciencia,
De una maravillosa paciencia son la flor.

Sé paciente y aguarda que fulgure tu día,
¿sabes tú si las perlas de la santa alegría
con que sueñas anidan en las heces del vino?
Bebe, pues todo el cáliz… No hay bonanza tardía
ni existencia que acabe sin cumplir su destino.
19 Febrero 2018 04:00:00
Querido Doctor Retirado
Queridos Lectores:

¿Tienen cortadora de zacate?¿Alguna vez han pensado en ella como una pieza de maquinaria que podría desfigurar, mutilar o matar a alguien? Bueno, yo tampoco, pero esta carta abrirá sus ojos como abrió los míos.

Querida Ana;

Fui médico en un hospital infantil de la capital de un estado de la República por más de 20 años. En muchas ocasiones vimos víctimas con terribles lesiones de cortadora de zacate. Por alguna loca razón, los padres, hermanos o personas mayores, parecen pensar que ese artefacto es un juego en el cual pueden pasear a un niño. Por favor Ana, dígales a sus lectores que una cortadora de zacate es una herramienta de jardín peligrosa, capaz de lesionar, incapacitar permanentemente e incluso matar a alguien. Con los años vi niños perder dedos de los pies y manos, hasta vi a un niño llegar a la sala de urgencias casi muerto por un objeto que hizo volar la cortadora estando en el jardín cuando el zacate estaba siendo cortado.

Los niños no deben estar en el jardín mientras están cortando el zacate. Y bajo ninguna circunstancia se le debe permitir a un niño usar esa herramienta. Gracias por su ayuda a difundir este tema.

DOCTOR RETIRADO

Querido Doctor Retirado:

Cartas como la suya son muy valiosas. Le agradezco infinitamente haberse tomado el tiempo para compartir su sabiduría nacida de una vasta experiencia. Y le doy las gracias por todas las personas a las que ayudó hoy.

ANA
17 Febrero 2018 04:00:00
Querida Matiz
QUERIDA ANA:

En la actualidad la mayoría de las personas vivimos en constante angustia porque el dinero no nos alcanza o apenas es suficiente para cubrir todos los compromisos que tenemos y eso nos acarrea estrés, enfermedades, dificultades entre la familia y quizás hasta con los amigos.

Como ahora todo se puede comprar a crédito, en ocasiones nos dejamos llevar de las tentaciones y luego nos ahogan las deudas. Una amiga y yo nos pusimos a hacer una pequeña lista de motivos por los cuales andamos todos sin sosiego ni tranquilidad. Desde luego que hay muchas otras cuestiones que ahora nos traen preocupaciones, pero esta pequeña lista puede ayudar a explicar por qué nuestros padres tuvieron vidas más felices y menos difíciles que las de nosotros.

- No tenían tarjetas de crédito.

- No había en casa todo ese montón de aparatos electrónicos tan costosos.

- La casa tenía solamente un teléfono fijo. No existían los teléfonos celulares con cuentas mensuales enormes en ocasiones.

- La casa, si acaso, tenía un solo televisor, no uno en cada habitación.

- A papá no le daba pena llevar lonche al trabajo.

- Mamá era la señora de la limpieza y muchas veces la peluquera de la familia.

- Los cumpleaños se celebraban en el patio de la casa y no en salones de recepciones.

- Nos conformábamos con el carro usado y había solamente uno para toda la familia.

- Los “cuartos de atrás” no eran cuartos de diversión llenos de juguetes y equipo de ejercicio. Eran cuartos de “tiliches”.

- Las vacaciones no eran ir a Cancún, a Disney World o a Europa. Eran ir a un día de campo o al rancho de la familia.

- La boda de una hija, el bautizo de un hijo o una primera comunión no costaban el sueldo de todo un año y sin embargo todos se divertían.

- En Navidad solamente los niños recibían regalos y eran muy sencillos.

- Etcétera, etcétera, etcétera.

Como digo arriba, la lista puede ser más larga y todos la conocemos. Sólo quise hacer un recuento de cuánta cosa equivocada hacemos. Saludos.

MATIZ

QUERIDA MATIZ:

Gracias por una carta llena de madurez y grandes verdades. Debemos reflexionar sobre ella.

ANA
15 Febrero 2018 04:00:00
Querida Esposa Sola
QUERIDA ANA:

Tengo 42 años y estoy casada. He trabajado en la misma compañía por muchos años contratando al personal. Una vez al año, no en vísperas de Navidad, sino pasando la Semana Santa, los patrones organizan una fiesta para todos los empleados y sus cónyuges. Me encanta ir porque conozco a todos y todas y me da la oportunidad de conocer a las esposas o esposos de las personas con quienes trabajo.

El problema es mi marido. Él odia ir a estos eventos. Dice que no tiene nada en común con mis compañeros de trabajo o los demás que asisten y no se siente cómodo socializando con ellos. Yo digo que puede encontrar algo de qué hablar con alguien. Me ha acompañado siempre y ha encontrado con quien conversar pues hay algunos compañeros que tienen la misma profesión que él, y además siempre están los deportes, que es un tema sobre el cual puede hablar hasta dormido.

Las otras veces que me ha acompañado se ha quejado de que no le presto atención y se siente incómodo quedándose solo. Yo circulo, pero siempre procuro presentarlo con quienes no conoce y trato de meterlo en las conversaciones con las personas que conoce por primera vez. Este año insiste en que yo vaya sola y me siento decepcionada. No quiero mentir a mis patrones y compañeros sobre el motivo por el que estoy sola, porque no podría decirles el verdadero motivo acerca de porque él no quiso ir. Lo que me fastidia es que yo siempre lo acompaño cuando son las reuniones de su trabajo y muchas veces me quedo sola con una sonrisa congelada en mi cara. Pero al menos estoy allí para mi marido. Por eso me pregunto: ¿Por qué no hace lo mismo por mí y me acompaña? ¿Me doy por vencida y voy sola? Gracias por el consejo.

ESPOSA SOLA

QUERIDA ESPOSA SOLA:

Tú esposo ha hecho lo mismo por ti varios años y no se ha sentido cómodo. Acepta su decisión en esta ocasión y asiste sola este año. Estoy segura de que él estará agradecido. Si te preguntan por su ausencia diles a tus compañeros o patrones que “él tenía otros planes previos”, no tienes que decir que los verdaderos planes son estar en pijamas viendo televisión.

Si alguien manda saludos para él, pásale el mensaje y quizás si él sabe que extrañan su ausencia, se sentirá más cómodo en otra ocasión.

ANA
14 Febrero 2018 04:00:00
QUERIDOS LECTORES:
Otra vez para el Día del Amor y de la Amistad, un poema de José Ángel Buesa, a quien se le ha llamado el “poeta enamorado”. Nacido en Cuba el año de 1910 y fallecido en la República Dominicana en 1982, es uno de mis poetas favoritos. Sus poesías de amor son tantas, y tan hermosas, tan sentidas, que es difícil encontrar cuál publicar en esta fecha cada año, pues ya van varios años que lo elijo para regalarles a ustedes algo que valga la pena. Fue un poeta romántico con un claro tono de melancolía a través de toda su obra. Yo deseo y espero que les gusten los poemas de José Ángel Buesa, tanto como a mí, romántica irrestricta e irreversible. El nombre del poema de hoy no parece que sea de amor, pero ya verán que sí, y mucho. Bueno, ya basta… Leamos:


POEMA DE LA CULPA

Yo la amé y era de otro, que también la quería.
Perdónala, Señor, porque la culpa es mía.

Después de haber besado sus cabellos de trigo,
nada importa la culpa, pues no importa el castigo.

Fue un pecado quererla. Señor, y sin embargo,
mis labios están dulces por ese amor amargo.

Ella fue como un agua callada que corría…
Si es culpa tener sed, toda la culpa es mía.
Perdónala, Señor, tú que le diste a ella
su frescura de lluvia y su esplendor de estrella.

Su alma era transparente como un vaso vacío.
Yo lo llené de amor. Todo el pecado es mío.

Pero, ¿cómo no amarla, si tú hiciste que fuera
Turbadora y fragante como la primavera?

¿Cómo no haberla amado, si era como el rocío
sobre la yerba seca y ávida del estío?

Traté de rechazarla, Señor, inútilmente,
como un surco que intenta rechazar la simiente.

Era de otro, era de otro, que no la merecía,
Y por eso, en sus brazos, seguía siendo mía.
Era de otro, Señor. Pero hay cosas sin dueño:
Las rosas y los ríos, y el amor y el ensueño.

Y ella me dio su amor como se da una rosa,
como quien lo da todo, dando tan poca cosa…

Una embriaguez extraña nos venció poco a poco:
Ella no fue culpable, señor… ¡ni yo tampoco!

La culpa es toda tuya, porque la hiciste bella,
y me diste los ojos para mirarla a ella.

Toda la culpa es tuya, pues me hiciste cobarde
para matar un sueño porque llegaba tarde.

Sí. Nuestra culpa es tuya, si es una culpa amar
y si es culpable un río cuando corre hacia el mar.

Es tan bella, Señor, y es tan suave, y tan clara,
que sería un pecado mayor si no la amara.

Y, por eso, perdóname, Señor, porque es tan bella,
que Tú, que hiciste el agua, y la flor, y la estrella,

Tú, que oyes el lamento de este dolor sin nombre,
Tú también la amarías, ¡si pudieras ser hombre!
13 Febrero 2018 04:00:00
Querida A.H.
QUERIDA ANA:

Soy de Coahuila y estoy estudiando en Estados Unidos. Desde antes de venir acá leo tus cartas y ahora que necesito un consejo te escribo a ver si puedes ayudarme. Tengo 21 años y me falta un año para terminar mi carrera en la universidad. Vivo en un pequeño departamento con una compañera. Ella es estadunidense y estudia otra carrera, vive en una ciudad cercana y cuando nos conocimos me dijo que su compañera de departamento se había ido y que si quería ir a vivir con ella. Me cayó de perlas el ofrecimiento, porque yo andaba en busca de eso precisamente. De eso hace año y medio.

Cuando ella va a su casa en los fines de semana largos, algunas veces me ha invitado que la acompañe y he ido. Conocí a su familia y me recibieron muy bien. Conocí a su hermano menor, que va a cumplir 19 años el mes próximo, y desde la primera vez que lo vi me gustó mucho. He seguido viéndolo cada vez que acompaño a mi amiga, pero siento que él no se interesa por mí, pero quizás es porque sólo vamos dos o tres días, pues cuando tenemos vacaciones voy a mi casa.

Le he dicho a mi amiga que su hermano está muy guapo y le he preguntado si tiene novia, pero ella dice que no sabe. Ya le he dicho dos o tres veces y se queda callada, no dice una sola palabra acerca de que pudiera haber algo entre nosotros. No he querido hablar con claridad para que no piense que soy alguna clase de pervertidora.

Te agradecería muchísimo me aconsejaras qué puedo hacer. Saludos.

A. H.

QUERIDA A. H.:

¿Estarías dispuesta a arriesgar la amistad que te une con tu compañera? Quizás ella no rechazara la idea de una relación entre ustedes, pero si esa relación con el hermano menor no resultara, es probable que hubiera resentimientos. Además está el resto de la familia. Te han recibido amablemente. ¿Les parecerá bien una relación entre ustedes? Hay mucho que perder por algo que es totalmente inseguro, pues dices que ese muchacho no se ha interesado en ti. Piénsalo bien antes de actuar.

ANA
12 Febrero 2018 04:00:00
¿Por qué te va mal en el amor? Te lo explico con aguacates
Pregunta una amiga por redes sociales. Hay muchos mitos que nos afectan a la hora de elegir pareja, como por ejemplo aquel que dice que “el amor llega solo”. Dedícate a estudiar y trabajar y de pronto alguien muy guapo y exitoso se fijará en ti y será el amor de tu vida.

Esta creencia te quita el poder de decisión. La mujer tiene 80% de la elección de pareja, por lo que esperar a que te elijan o estar enamorada de alguien en secreto esperando a que él dé el primer paso es una pérdida de tiempo.

Muchos padres inculcan miedo a las hijas sobre el sexo: “todos los hombres son iguales”, “sólo quieren sexo”, “sólo te quieren utilizar”, “nadie te va a querer como yo”… Todo a su tiempo. Esto orilla a las chicas a ser desconfiadas y rechazar a todos los pretendientes, a pesar de que algunos sean buenos. Pero el mecanismo del enamoramiento es poderoso, inconsciente y en realidad no podemos decidir de quién enamorarnos. Así que se enamorará tarde o temprano, tendrá pocas parejas o será el único novio y se casará con él.

Esto es como meter la mano a un costal de aguacates y sacar uno al azar. Por ejemplo, una chica de 17 años se enamora perdidamente de un chico de su edad, pero es un aguacate verde, inmaduro, no está listo para un compromiso, así que durarán tres meses si no funciona, o 18 en promedio, que es lo que dura el enamoramiento, hasta máximo cuatro años. Pasa el tiempo y elige a otro hombre 10 años mayor, divorciado, con dos hijos; este es como un aguacate demasiado aguado: se pasó de maduro y eso a la chica no le conviene.

En otro ejemplo, una dama de 40 años elige a un chico de 30, guapo, carismático, bueno en la cama; es como un aguacate listo para comerse, está bien bueno, en su punto (en apariencia), pero cuando lo abres está negro, es decir, es un mantenido. Es difícil elegir un aguacate, aun con la experiencia, por ello en lugar de comprar cuatro en el mercado llevamos seis, por si alguno sale mal.

Algunas personas, aunque les va mal en el amor, se aferran a la creencia de que “el amor llega solo” y se desesperan porque en realidad no es así. Va a llegar algo, pero si te dedicas sólo a estudiar y trabajar o a tu familia, sí llega alguien, pero generalmente es alguien abusivo, que te miente, te quita tu dinero o sólo te utiliza.

Con el tiempo dejas de creer en el amor y nuevamente dedicas el tiempo a trabajar y a tu familia solamente, pero tenemos la necesidad de afecto, somos seres sociales, necesitamos los abrazos, besos, compañía, protección, apoyo, alguien que nos escuche y sexo, así que sin buscarlo aparece una persona tierna, detallista, te escucha y te hace sentir especial, pero es un aguacate ya seleccionado: está casado.

Es buena persona y realmente le importas, pero no te puede dar todo su tiempo y la relación eventualmente termina y te sientes más vacía y sola.

A las personas solitarias y con pocas habilidades sociales les va mal en el amor. La etapa más importante en el amor es la selección de pareja, cómo inviertes ese tiempo y con quién determinas el tipo de noviazgo o matrimonio que tendrás y la felicidad de tus hijos.

Aplicando las matemáticas, mínimo tienes que conocer a 42 personas para encontrar a ocho relativamente buenas para ti. Ahora, de esas ocho a la mitad no le gustas, y de ahí sólo quedan dos que no te gustan. De esos dos, uno es un aguacate negro y el otro será el indicado.

Si en ese paquete de 42 hombres no hay ninguno para ti, abre otro y en el siguiente puede haber dos hombres muy compatibles contigo en el aspecto sexual, económico, valores, etcétera. El amor necesita tiempo para sanar tus heridas, para que te conozcas a ti misma (o) y aprendas a seleccionar a la pareja más indicada para ti.

Cuando uno de tus padres no te amó lo suficiente o tus padres se divorciaron y no conviviste con alguno de los dos, o incluso cuando alguno murió, es muy probable que atraigas parejas difíciles y que no te quieren lo suficiente.

¿Cómo evitarlo? Facebook: el químico del amor. (En el muro encontrarás mucha información gratuita).

¿Quieres rescatar tu matrimonio? ¿Quieres regresar con tu ex? ¿Ya te cansaste de buscar el amor? ¿Quieres superar la ruptura? Separa tu cita al 844 1000 862. Protege a tus hijos del suicidio por amor, embarazo no planeado, de un novio (a) violento o adicto.

Conferencias para escuelas y eventos privados.
12 Febrero 2018 02:10:00
Querida Mamselle
QUERIDA ANA:

Voy a cumplir 40 años en mayo, tengo tres años de casada y un niño de un año y 8 meses. Trabajo tiempo completo fuera de la casa. Cuando éramos novios mi esposo y yo y planeamos nuestro matrimonio, hablamos de tener hijos y yo dije que sí quería tener dos o tres. Él decía que al menos tres. Sin embargo, la realidad de mi vida me ha hecho cambiar esa decisión.

Mi esposo rara vez me ayuda en la casa. Tengo al niño en una guardería y paso por él cuando regreso del trabajo. Él llega a casa un poco antes que yo, pero lo encuentro recostado en el sofá del cuarto de estar. Tengo que llegar a terminar la comida, pues la dejo adelantada por la noche, y a la vez atender al niño. Y luego todo lo que sigue en una casa y con un bebé. La verdad es agotador. Mi esposo ni siquiera le hace caso al niño. Como estaba tan ansioso de tener niños, pensé que sería amoroso con nuestro hijo, pero no, yo trato de compensar su falta de atención y amor, pero siento que con el tiempo la actitud de mi esposo va a dañar al niño. Cuando le reclamo se enoja y es peor. Pensar en ir al cine o a pasear un rato, es imposible.

Ayer me dijo él que quiere que tengamos otro hijo y que yo estuve de acuerdo antes de casarnos y que además es lo único que tenemos en común: nuestro hijo. Él insiste en la promesa que le hice. Y agregó que si no estoy de acuerdo se va a divorciar de mí y buscará una mujer que quiera una familia más grande.

No tengo la energía para otro hijo. No disfruté mi embarazo, estuve mal y no quisiera soportar eso otra vez sin un mejor apoyo emocional de mi marido. Además, la idea de criar dos hijos mientras él duerme la siesta en el sofá, es más de lo que puedo soportar. No quisiera que mi hijo sea un hijo del divorcio, pero verdaderamente no puedo tener otro bebé. ¿Qué debo hacer? Ayúdeme por favor.

MAMSELLE

QUERIDA MAMSELLE:

Cualquier hombre cuyo cariño hacia su esposa se basa solamente en su buena disposición para tener otro u otros hijos, es egoísta y dominante. Tú y tu esposo necesitan ayuda profesional para determinar si vale la pena salvar su matrimonio. Seguir juntos por el bien de su hijo podría resultar contraproducente a la larga, especialmente para el niño. Lamento mucho tu situación.

ANA
10 Febrero 2018 04:00:00
Querida ¿exagero?
QUERIDA 0ANA:

Alguna vez leí en su columna su opinión o consejo acerca de cuestiones de etiqueta o correcto comportamiento en sociedad o con los demás. Por eso me estoy permitiendo molestarla al pedirle consejo en dos situaciones que me han sucedido últimamente y que me dejaron molesta. Espero que no sea para usted también molesto que le pida eso. Le anticipo las gracias si puede responderme. Le mando saludos afectuosos. Se trata de lo siguiente:

Hace dos semanas fuimos mi esposo y yo con otras dos parejas a un restaurante muy bueno, pero algo caro que hay en la ciudad. La comida resultó de lo mejor, pero cuando estábamos a la mitad uno de los señores recibió una llamada en su celular y sin levantarse contestó. Y sin bajar la voz estuvo hablando durante unos 10 minutos. El resto de nosotros mientras tanto, no pudimos continuar conversando y la verdad ni la comida me sabía a mí por estar escuchándolo, pues en algún momento de su conversación él estuvo enojado y casi le gritaba a la persona con la que hablaba. Cuando terminó ni siquiera ofreció disculpas, sólo siguió comiendo, aunque pienso que su platillo ya estaba frío. ¿Verdad que eso no estuvo correcto?

La otra cuestión es que en días pasados fue a visitarme a mi casa una vecina que traía a su nieto que tiene ocho meses. Tuvo necesitad de ir al baño y me pidió que le cargara al niño entre tanto regresaba. Así lo hice, pero como el niño traía su manita sucia porque ella le había dado un dulce o chocolate, el bebé me ensució la blusa que yo usaba y como es de tintorería, pues no pude lavarla y tuve que mandarla limpiar. Ella se dio cuenta cuando regresó y me ofreció disculpas, pero no me preguntó si tenía que mandar lavar la blusa ni se ofreció a pagar la cuenta. ¿Hubiera sido correcto que yo le pidiera que pagara?

¿EXAGERO?

QUERIDA ¿EXAGERO?:

Por supuesto que no molesta que me haga este tipo de consulta y con gusto le doy las respuestas que considero pudieran ser acertadas. No, no exagera. Tiene razón. En el primer caso, fue una actitud ruda y desconsiderada la de ese señor al sostener una conversación tan larga por su celular durante la comida con ustedes y posiblemente fue hasta molesto para los demás comensales que estaban cercanos a ustedes. Los celulares son muy convenientes, pero se debe ser discreto y breve al usarlos cuando se hace en público.

En el otro caso su vecina debió, además de ofrecer disculpas, preguntarle si su blusa debía lavarse en tintorería y ofrecer pagar la cuenta. Pero como ella no lo hizo, usted actuó correctamente al no pedirle que lo hiciera.

ANA
09 Febrero 2018 04:00:00
Querida Molesta
QUERIDA ANA:

Sé que este tema no es una cuestión importante, pero es algo que me enfadó y necesito un consejo sensato como el tuyo. Gracias por tu tiempo.

Siempre que tengo una cena o comida en mi casa, rápidamente llevo la vajilla, vasos y copas al fregadero y les pongo agua para remojarlos, dejando todo para lavarlo cuando mis invitados se van. Luego regreso a la mesa y disfruto el resto de la noche o de la tarde. Cuando mis invitadas se ofrecen para ayudar con los platos, las rechazo cortésmente y pido que sigan conversando.

Sin embargo, la semana pasada una de las invitadas, que se levantó de la mesa para ir al baño, se deslizó hasta la cocina y comenzó a lavar las copas de cristal que son bastante delicadas, volteándolas en el fregadero para que se secaran y una de ellas se volteó y se quebró. Todo eso porque por la noche yo no tengo ayuda en la casa.

Yo entonces me di cuenta de que del baño se fue a la cocina y fui para allá. Ella, apenada, me ofreció disculpas y yo, sin mostrar ningún disgusto, le dije que no se preocupara y que volviéramos al comedor a continuar conversando. Claro que me dolió que mi copa se quebrara, pero tuve que mostrarme tranquila y todo siguió como si nada hubiera sucedido.

Por favor, Ana, diles a tus lectoras que si una anfitriona les dice que no desea ayuda con la vajilla, que no insistan y hagan favores en ese sentido. Gracias por publicar mi carta. Te saludo.

MOLESTA

QUERIDA MOLESTA:

Quizás necesitas ser un poco más terminante, aunque de manera cordial. Si las invitadas insisten en ayudar a lavar aún después de haberles dicho “no gracias”, sacarlas amablemente de la cocina y decirles: “En esta casa no se permite a los invitados lavar los platos. Por favor vayan a la sala y disfruten la noche”.

Gracias por escribir. También te saludo.

ANA
08 Febrero 2018 04:00:00
Querida Texana
QUERIDA ANA:

Vivo en Texas, en Estados Unidos. Pero soy de Saltillo y tengo mucha familia allá. Leo sus cartas por internet todos los días y por eso le escribo. Le voy a contar lo que sucedió en mi barrio, ya les platiqué a mis familiares de allá, pero una de mis primas me dio la idea de escribirle a usted para que nuestra experiencia sirva a sus lectores. Sé que las construcciones de México son diferentes a las de acá, pero de todas maneras los incendios suceden y muchas veces hasta arrasan a casas o edificios. La historia es la siguiente.

Una noche, hace dos semanas, fui despertada por la pesadilla que puede sucederle a cualquiera. Golpes en la puerta de la calle, vecinos gritando que había un incendio. Salimos de la casa a salvo con nuestro hijo y nuestra hija y el perro. Tuvimos suerte, pues aunque el incendio fue a dos casas de la nuestra, la llegada oportuna de los bomberos y a sus esfuerzos, nuestra casa quedó intacta y no nos pasó nada.

Por favor diga a sus lectores que se aseguren que su familia sepa qué hacer en caso de un incendio. Es importante tener un plan de escape. Nosotros no teníamos un plan. Perdimos preciosos momentos buscando la lámpara de mano, las llaves del carro y tratando de pensar cómo abrir la puerta del garaje porque el foco estaba fundido. Esos minutos extras podrían haber hecho la diferencia entre la vida y la muerte si el incendio hubiera sido en nuestra casa.

Ahora tenemos un plan de escape, con lámparas de mano en cada cuarto, determinado lugar para las llaves del carro y un claro acuerdo de quién se encarga de los niños y quien se lleva a la mascota, etcétera. Tuvimos mucha suerte y lo sabemos. Sería bueno que le diga a sus lectores que se tomen el tiempo cuanto antes para discutir esto en familia. Gracias Ana.

Saludos desde acá y felicitaciones por su columna tan útil y amigable.

TEXANA

QUERIDA TEXANA:

Soy yo quien agradece su tan excelente y explícita carta que puede salvar vidas. Un simulacro de incendio sería una magnífica idea. Todos debemos saber cómo salir rápidamente de una casa ardiendo. A los niños se les debe enseñar que se arrastren por el piso y encuentren su camino tocando las paredes. Cada cuarto debe tener una lámpara de mano y periódicamente checar las pilas. El Cuerpo de Bomberos tendrá sugerencias adicionales. Un abrazo y bendiciones desde su tierra natal.

ANA
07 Febrero 2018 04:00:00
Querida Bajándole
QUERIDA ANA:

Tengo 16 años y ando de novia con un muchacho de 18. Desde que comenzamos, él me dijo que le gustaría conocer a mi familia y que yo conociera a la suya. A mí me pareció muy bien, porque la mayoría ni quieren que sus amigos y amigas se den cuenta de que tiene novio. Así que como al mes, me llevó a su casa a presentarme a sus papás y hermana y dos hermanos. Y una semana después fue él a la mía y conoció a mis papás y una hermana y un hermano. No fue una visita formal ninguna de las dos, sólo llegamos como a las 8 de la noche cuando ya estaban todos en casa.

Tenemos cuatro meses de novios, me he ido enamorando mucho de mi novio y él de mí y quiero contarle lo que ha ido pasando. Al principio estaba yo tan emocionada pues es mi primer novio, que le llamaba a su casa o al celular muchas veces, unas 8 o 10 en el día. Y los visitaba también mucho, una semana fui todos los días. Según pasaba el tiempo, yo veía que su mamá ya no me recibía con tanto gusto, que su papá se disculpaba y se iba a su estudio y cosas así.

Por ese motivo pensé en bajarle a las visitas y comencé a llamarle nada más tres veces al día y a visitarlos dos veces a la semana. Y vi la diferencia en su actitud. Me recibieron con más gusto y cariño. Y hasta siento que me quieren y a mi novio lo siento distinto, más amoroso y atento. ¿Verdad que hice bien las cosas? Le cuento por si esto les sirve a otras chicas, si están haciendo lo que yo. Muchas gracias y saludos.

BAJÁNDOLE

QUERIDA BAJÁNDOLE:

Jovencita inteligente. Te felicito. Ahora, considera cuánto te querrán si solamente llamas a tu novio una vez al día y vas sólo de visita cada semana o cada dos semanas. ¡Hasta querrán adoptarte!

ANA
06 Febrero 2018 04:00:00
Querida Conducir Responsablemente
QUERIDA ANA:

¿Puedo ofrecer una historia triste que a la vez es consejo para sus lectores? Lo hago porque por medio de la lectura que hago a diario de sus cartas me he dado cuenta de que no sólo utiliza usted su columna para dar consejos o ser guía de quienes lo necesitan, sino también toca temas que dan beneficios para la vida diaria. Muchas gracias por anticipado.

Yo pediría a los conductores de vehículos, de cualquier edad, que dijeran: “Prometo no usar un teléfono celular mientras manejo”. Yo quisiera que eso hubiera dicho y hecho mi nieta que está en la cama recuperándose de un accidente automovilístico después de estar una semana en el hospital, porque iba manejando su carro mientras hablaba por su celular con su novio.

Yo sé, y todos sabemos, que hay disposiciones en la ley de tránsito que prohíben y ponen multas a quienes usan el teléfono celular cuando conducen. Además todos los días vemos en la televisión y en los mensajes que en el propio celular nos envían los accidentes, unos leves, pero la mayoría muy fuertes y a veces mortales, que suceden por ir usando el celular o viendo mensajes, que en su mayoría son sin ninguna importancia y que causan tanto dolor.

Cuando yo aún manejaba, traía un teléfono celular conmigo y lo usaba por cuestiones del negocio que tiene mi esposo y en el que yo participaba (ahora ya no voy y tampoco manejo por problemas con mis ojos), pero cuando tenía que usarlo o quería contestar, me esperaba hasta que podía orillarme y entonces contestaba. Si la llamada se perdía, veía el número y yo la regresaba. Pero casi nadie hace eso. Las personas que piensan que pueden manejar y hablar por teléfono al mismo tiempo, solamente se están engañando a sí mismas. Si pudieran seguirse a sí mismas, se sorprenderían al ver cuánto no están prestando atención.

Espero que mi carta sirva al menos a un solo conductor para que comprenda el error tan grande que comete al ir hablando, respondiendo o viendo mensajes en su celular mientras conduce. Y evite un posible accidente que puede hasta costarle la vida.

CONDUCIR RESPONSABLEMENTE

QUERIDA CONDUCIR:

Sí querida amiga, no nos cansemos de insistir en ese tema, y que, como dice usted, que el mensaje haga conciencia en al menos un conductor. Muchas gracias a usted por tomarse el tiempo de tocar un asunto tan importante. Saludos afectuosos.

ANA
05 Febrero 2018 04:00:00
Querida Tema Tabú
QUERIDA ANA:

Tengo un solo hijo, está casado y tiene una niña de 4 años y medio. La niña es muy inteligente y el otro día que platicábamos sobre la familia, me dijo: “Tú eres la mamá de mi papá, pero ¿dónde está tu mamá?”. Mi madre murió en un accidente hace muchos años, pero desde luego no iba a entrar en detalles con la niña, así que simplemente le dije: “Estaba ya viejita y enferma y se murió”. Mi nieta entonces dijo que cuando su pez dorado ya no estaba en la pecera y preguntó por él, le dijeron: “se murió”. Y me dijo entonces la niña: “¿Tu mamá puede cuidar a mi pez?”.

Mi hijo, que estaba en el otro lado del salón, nos escuchó platicando y rápidamente cambió el tema de la conversación. Poco después me hizo a un lado y me dijo que la niña es demasiado pequeña para que le digan que las personas se mueren, que debería haberle dicho que mi madre “se fue”. Yo no dije nada, pero quiero preguntarle a usted: ¿piensa que hice mal en haberle mencionado la muerte a mi nieta? Gracias por atenderme. Leo sus cartas a diario.

TEMA TABÚ

QUERIDA TEMA TABÚ:

Considero que cuando un miembro de la familia muere y los niños preguntan acerca de la muerte, sus preguntas deben ser contestadas honestamente. El decir simplemente: “la abuela (o el pez) se fue”, no es una respuesta ni honesta ni adecuada. Una niña de 4 años y medio no es demasiado pequeña para entender que las personas se mueren. Se le puede decir que la persona que murió está contenta. Tal vez lo más importante es la manera como se les dicen las cosas a los niños, más que lo que se les diga. Es conveniente no mostrar aflicción ni pena, ya que eso puede crear inseguridad en los niños. Y, desde luego, que cuando están muy pequeños, no asistan a los entierros. Gracias por leerme y por haber escrito.

ANA
03 Febrero 2018 04:00:00
Querida Conflicto
QUERIDA ANA:

Le escribo con mucho temor de que mi esposo o su hermana se enteren de lo que voy a contarle, pero ni modo. Es importante para mí. Se trata de lo siguiente. La hermana menor de mi esposo es lesbiana. Ella vivía en una ciudad cercana y se fue hace un año a la CDMX para librarse de una relación con una novia.

Resulta que ahora está involucrada con otra mujer y han estado juntas desde que ella llegó allá. Y fíjese lo que le ha pedido a mi esposo. Llamó desde allá hace como 15 días para pedirle que sea donador de esperma para su nueva compañera, porque quieren tener un hijo con “genes de la familia”. Por supuesto yo me opuse de inmediato a la idea y así se lo dije a mi esposo. Él se quedó perplejo y tampoco quiere.

Mi cuñada es y ha sido siempre muy inestable en muchos sentidos. Sus relaciones, tanto amorosas como de amistades, duran poco tiempo y no creo que esta dure tampoco. Ella le pidió a mi esposo que no me comunicara el asunto a mí, pero por supuesto que él lo hizo en ese mismo momento. De alguna manera se siente atrapado, dice que siente que es un drama, pues por ser la menor él la quiere bastante, y también por haber tenido tantos problemas. Ahora ella le ha estado llamando y ya van cinco veces que le llama, le está exigiendo una respuesta. Por favor ayúdenos.

CONFLICTO

QUERIDA CONFLICTO:

Si tu esposo aceptara la proposición de su hermana y la relación de ella con su pareja termina, como ha sucedido con sus otras relaciones, tu esposo se sentiría muy comprometido y preocupado por el bienestar del niño, pues sería “su hijo”. ¿Se han dado cuenta cabal de lo comprometedor de la situación si él aceptara?

Ya que tanto tú como él están en desacuerdo en que él sea donador de esperma, yo sugiero que él simplemente debe decir rotundamente “no”.

ANA
02 Febrero 2018 04:00:00
Querida Mamá Preocupada
QUERIDA ANA:

Mi esposo y yo estamos esperando a nuestro primer hijo que nacerá si Dios quiere dentro de tres meses. Estamos felices. Pero tengo mucho pendiente o temor y preocupación acerca de la casa de mis suegros para cuando nazca el niño y tuviéramos que ir a visitarlos.

Resulta que ellos viven en una casa muy vieja que está en muy malas condiciones, y a pesar de que tienen dinero suficiente para tenerla en buen estado, no le ponen ningún peso para ello. Mi suegro, y creo que también mi suegra, son bastante tacaños y no gastan en eso y en otras cosas tampoco. Mi esposo, quizás por haber vivido eso con ellos, es muy diferente. La casa, aparte de vieja, tiene la pintura que ya se está cayendo, la escalera al segundo piso es de madera y cruje cada vez que pisa uno. Y me da pena decirlo, pero también está sucia.

Ellos no viven en esta ciudad, y la única vez que hemos ido a visitarlos desde que nos casamos, preferimos ir a un hotel que llegar a su casa. Mi suegra, desde entonces, no termina de decirnos que no quisimos llegar a su casa.

Cuando nazca el niño me preocupa que quieran que vayamos a visitarlos y no quiero que lleguemos a su casa. Yo no voy a llevar a mi bebé a esa casa. ¿Hay alguna manera delicada de decirles a mis suegros que no llevaremos al bebé a su casa? Te agradezco mucho tu consejo.

MAMÁ PREOCUPADA

QUERIDA MAMÁ PREOCUPADA:

No existe una manera “delicada” de decirles a tus suegros que su casa es un peligro para la salud de tu bebé.

Creo que el hecho de que cuando los visitaron no hayan llegado a su casa y prefirieran llegar a un hotel, les habrá dado a entender que no se sentirían confortables en su casa, así que si tuvieran la necesidad de ir a visitarlos, díganles que prefieren llegar a un hotel y, si no se conformaran con ello e insisten, exprésenles sus preocupaciones e infórmenles su decisión y no se retracten.

El bienestar de su bebé debe ser primero –y es su responsabilidad como padres proteger a su hijo. Invítenlos a visitarlos todo el tiempo y las veces que lo deseen para que vean al bebé. Espero que no se sientan ofendidos los señores y comprendan que ustedes tienen razón en su decisión.

ANA
01 Febrero 2018 04:00:00
Querida Desinformada
QUERIDA ANA:

Hace dos años mi esposo decidió dejar su empleo y se asoció con un amigo muy cercano. Yo tuve miedo de que lo hiciera, pero él me dijo que habían hecho cálculos y estudios de mercado y que no les iría mal. Que no tuviera miedo porque él nunca permitiría que a mí y a mis hijos nos faltara nada.

Pero… desde entonces cambió su forma de ser conmigo en el sentido de que ya no me enseña sus estados de cuenta del banco ni me habla de su negocio. Y siempre lo hacía. Yo le dije que me enseñara sus estados de cuenta o su declaración de impuestos y me dijo que si yo quiero ver todo eso es porque no confío en él.

Estuve platicando con la esposa del socio de mi esposo, que es buena amiga mía, y me dijo que les está yendo muy bien. Que mi esposo está ganando mucho más de lo que tenía de sueldo cuando estaba en la empresa donde trabajaba. Le dije que solamente me decía que les iba medianamente. Ella dijo que les va muy bien.

Todas las quincenas me da dinero suficiente para pagar las cuentas, los servicios y lo que necesitamos y un poco más para imprevistos, pero no como para lo que me dijo mi amiga que están ganando los dos socios. Me dice que me da todo lo que gana y diariamente me pide que le dé unos 150 o 200 pesos diarios para comprar sus cosas. Dice que me da todo porque administro muy bien el dinero.

Ana, ¿por qué me miente mi esposo? ¿Que los dos cónyuges no deben conocer los ingresos el uno del otro? Dime por favor tu opinión sobre esto. Te lo agradezco.

DESINFORMADA

QUERIDA DESINFORMADA:

La actitud de tu esposo para informarte y mostrarte sus estados financieros en esta sociedad que tiene con su amigo, indica que confía en ti con el conocimiento de su verdadera condición financiera. Por supuesto que las parejas casadas deben saber cómo están económicamente. Te sugiero que si alguna vez te pide que firmes algún documento o formas de impuestos no lo hagas a menos que lo revises muy concienzudamente y lo hayas entendido, ya que serías responsable junto con él por cualquier error o información equivocada. Y si tu esposo discutiera, consulta con un abogado. Tal vez parezca algo rudo o drástico, pero él está actuando un tanto extraño al no informarte la verdad de su estado financiero. Lo lamento.

ANA
31 Enero 2018 04:00:00
Querida Rojiza
QUERIDA ANA:

Quiero felicitarte por tus respuestas a las cartas con que te consulta la gente sus problemas. Ahora me toca pedirte un consejo. Tengo una hija de 16 años y un hijo de 14. Mi suegra vive en una ciudad a 80 kilómetros de aquí y mi hija me dijo que quería ir a visitarla el fin de semana pasado. Estuve de acuerdo y una amiga mía que va para allá muy seguido me hizo el favor de llevarla. Se fue el viernes por la tarde y regresó el domingo como a las 7 de la tarde y la trajo la misma amiga.

Pero cuál sería mi sorpresa que mi hija llegó con el pelo pintado de color rojizo. Mi suegra lo usa así. Ella venía feliz, piensa que se ve “súper”, pero yo estoy furiosa con mi suegra porque se tomó la facultad de llevar a mi hija a pintarse el cabello sin consultarme a mí, su madre. Se lo dije por teléfono y me dijo que estoy exagerando y que no pasa nada, que la niña le dijo que le gustaría tenerlo como ella y le dijo que la llevaba al salón y ella se puso muy contenta. Yo digo que se pasó del límite (no se lo dije, pero lo digo para mí) y debió haber pedido mi permiso. Ahora no voy a dejarla que vaya otra vez sola. Mi esposo también dice que estoy exagerando, que su mamá sólo quiso hacer que la niña se sintiera contenta y no cometió ningún “pecado”.

¿Tú qué piensas de esto Ana? ¿Qué debo hacer? Estoy tan enojada que no confío en mi propio juicio. Necesito tu opinión. Gracias.

ROJIZA

QUERIDA ROJIZA:

Ninguna jovencita de 16 años habría permitido que su abuela le pintara el cabello a menos que lo quisiera de esa manera. En realidad muchas muchachas de su edad se pintan el pelo en colores azul, morado o verde. Apuesto a que no será pelirroja por mucho tiempo. Estoy de acuerdo contigo en el sentido de que la abuela no debió haber llevado a su nieta a que le pintaran el pelo sin tener tu autorización, pero te sugiero que pienses qué movió a tu hija a pintarse el cabello. ¿Nunca te expresó a ti su deseo de hacerlo? ¿Estará tratando de llamar la atención de ustedes, sus padres? ¿O fue un simple gusto? No hagas conflicto con tu suegra, simplemente deja a un lado el asunto. Te aseguro que con haberle dicho ya una vez que no te pareció lo que hizo, no volverá a hacer nada sin consultártelo. Y permite que tu hija vuelva a visitarla. Los abuelos son felices con sus nietos y piensa que las ausencias permanentes de los mayores se acercan cada día.

ANA
30 Enero 2018 04:00:00
Querida Hija Abandonada
QUERIDA ANA:

Tengo 16 años y vivo con mi mamá y mi padrastro. Mi padrastro es un gran hombre y lo quiero mucho. Ha sido como mi “verdadero” padre, mi padre biológico nos abandonó cuando yo era aún bebé y lo “conocí” cuando tenía 7 años. Nunca se hizo presente ni para conocerme y menos para darle dinero a mi mamá para mí ni para ella. Mi mamá conoció a mi padrastro cuando yo tenía 4 años y se casaron al año siguiente. Desde que lo conocí me trató muy cariñosamente, como si fuera su hija, y así ha sido desde entonces.

Resulta que ahora mi “papá” va a casarse a mediados de año con una novia que tiene y me pidió que participara en su boda, que los acompañe en la ceremonia civil y en la fiesta. No tengo ganas de hacerlo. Hasta mi mamá me mandó a terapia con sicólogo cuando era niña. Nunca ni siquiera me llamaba en mi cumpleaños y cuando lo invité a la graduación de secundaria me dijo que no podía ir, porque ese día su novia lo había invitado a la pedida de mano de su hermana. Prefirió a la hermana de su novia que a mí. Y así me dijo: “al fin que graduación de secundaria ni es tan importante”. Pues para mí y para mi mamá y padrastro si fue.

Su novia nunca ha hecho intento de conocerme y con eso ha dado a entender que no tiene ningún interés en mí, entonces ¿para qué me invita a su boda? Seguro ella ni quiere que vaya o cuando menos no le interesa. Y con mi papá casi ni hablo seguido. ¿Debo participar en su boda y esperar con eso que se forme un vínculo entre nosotros? ¿Le digo que no? Por favor dame un consejo. Gracias.

HIJA ABANDONADA

QUERIDA HIJA ABANDONADA:

Pienso que participar en la boda de tu padre no va a “formar un vínculo” entre ustedes dos. Podrías ir sólo a la ceremonia civil y decirle a alguien que vaya por ti cuando eso termine, si sientes que te sentirías fuera de lugar. Un padre que de-saparece por siete años no merece consideración. Eres afortunada de tener un padrastro maravilloso. Guarda todo tu afecto para él.

ANA
29 Enero 2018 04:00:00
Querida ¿metiche?
QUERIDA ANA:

Tengo 21 años y mi novio y yo hemos tenido un noviazgo desde hace dos años. Él tiene 24 años y es profesionista y tiene un buen empleo, yo estoy por graduarme. Nos llevamos muy bien y nos queremos mucho. Él es un hombre maravilloso, es inteligente, considerado, responsable, agradable, atento y además bien parecido. Él dice que para él yo soy la mujer perfecta, pero fuera de todo lo hermoso que pudiera parecer todo eso, estoy preocupada por la mamá de él. Pienso que es manipuladora y le voy a decir por qué.

Hace dos días, él y yo estábamos en su casa y pensando que teníamos privacidad, estábamos hablando acerca de casarnos. Solamente estábamos tocando el tema, pero sin ninguna intención de hacerlo a cercano plazo. Sin embargo, la señora me llamó al día siguiente y me invitó a merendar en un cafecito muy bonito que está cerca de su casa. Cuando estábamos allí me dijo que “por casualidad” nos oyó hablar de boda y quería decirme que ya tenía a alguien que nos prepararía el perfecto pastel de boda y que también tiene en mente el lugar perfecto para nuestra recepción. Y que le gustaría mucho que usara su vestido de boda (de hace 29 años) con las reformas que yo quisiera hacerle.

Yo estaba sorprendida y sólo atiné a decirle que había sido sólo una posibilidad, pero que no hay nada seguro todavía, pero que yo hablaría con mi novio. No he visto a mi novio, porque anda de viaje de trabajo y no quise decirle nada por teléfono, pero al regresar tendré que decirle. Antes quiero que si puede contestarme lo más rápido posible para que me diga cómo puedo hacer para que la señora no se meta en nuestras vidas sin tener un conflicto con ella, pues la aprecio bien y de ninguna manera quiero que haya desavenencias entre nosotros. Gracias. Espero su pronta respuesta y su consejo.

¿METICHE?

QUERIDA ¿METICHE?:

La madre de tu novio no es “metiche”, más bien pienso que tu novio y tú, pero especialmente tú, debieran darle las gracias por su generosidad y decirle que sólo fue una conversación preliminar y todavía no están planeando su boda. Y pienso que en lugar de ponerte a la defensiva, debieras estar halagada. Su reacción positiva indica lo mucho que te aprueba como novia de su hijo, tanto que ya quiere que seas legalmente su nuera. Y cuando decidan formalizar su boda, que sea ella la primera en saberlo.

ANA
26 Enero 2018 04:00:00
Querida Quinceañera
QUERIDA ANA:

Te pido un consejo por favor. Tengo 15 años y tuve un novio de 17. Él me quería mucho, pero yo dejé de quererlo porque es muy celoso, no podía ni voltear a ver a un muchacho o saludar a mis amigos de toda la vida, sin que se molestara y hasta se enojara. Aunque también era muy bueno y respetuoso. Cuando terminé con él conocí a un muchacho también de 17 años con muchos problemas, los que me confió y sentí mucha compasión, ya que tiene complejo de inferioridad. Me propuse ayudarlo y creo que lo conseguí.

Pero, ¿qué crees? Resulta que ahora me dice que le gusto, mas él no me gusta a mí, lo ayudé con gusto, pero sólo como amigo. Viene casi todos los días, me invita a cenar a un restaurantito que está cerca de la casa, pero yo no he aceptado. Es muy amable y correcto, pero el gran problema es que casi todos en el barrio creen que es mi novio y se ha empezado a hablar de mí.

Yo quiero vivir mis 15 años con alegría, tener muchos amigos, pero ¿cómo saber quiénes son buenos? ¿Qué hago con mi exnovio? ¿Qué hago con este otro chico? Te pido un consejo porque no tengo a quien pedirlo. No me animo a hablar de todo esto con mi papá. Mi mamá está en el cielo. Gracias.

QUINCEAÑERA

QUERIDA QUINCEAÑERA:

¿Por qué preguntas qué hacer con tu exnovio? Dices que terminaste con él porque habías dejado de quererlo por celoso. Pero si has comprendido que tu cariño hacia él podría soportar sus celos, allá tú, pero piénsalo bien y, si te decides, llámalo. Es posible que tu ausencia le haya servido para comprender que con sus celos puede perderte definitivamente y, si te quiere, quizás trate de cambiar.

En cuanto al joven que has ayudado y que te pretende, sería conveniente que hablaras con toda claridad con él. Tú le has ayudado a tratar de superar sus problemas, pero no vas a convertirte en su novia por lástima. Decir noviazgo es decir amor y tú no lo sientes por ese muchacho. Dile francamente que tú no lo amas y que es mejor que comience a espaciar sus visitas, pues puede perjudicarte su asiduidad, que tú puedes continuar siendo su amiga y que tratarás de ayudarlo, siempre que esté a tu alcance hacerlo.

Espero que pueda ayudarte mi sugerencia. Y tu papá sí puede ser un muy buen consejero cuando lo necesites.

ANA
24 Enero 2018 04:00:00
Querida Tita
QUERIDA ANA:

Estamos en algo de conflicto mi esposo y yo. Él ya tiene 64 años y está en posibilidad de jubilarse. Sin embargo, dice que si se queda otros años puede alcanzar una pensión más alta, también dice que se siente fuerte, sano, con ganas de hacer cosas, que si se queda en la casa se va a ir acabando. Yo le digo que también jubilado puede hacer muchas cosas, que en la vida el trabajo no es lo más importante, que podemos ir a visitar a dos hijos que no viven en esta ciudad y casi nunca hemos visitado y vemos poco a los nietos; que podemos hacer muchas cosas juntos. Hace mucho que ni vamos al cine o en viaje de placer porque él está trabajando y las vacaciones las aprovecha para descansar. También siempre anda cansado. Dejamos de hacer cosas importantes por el sueldo.

Quizás la pensión sea menor que si trabajara más años, pero va a ganar en descanso, en disfrutar la familia, en conocer lugares al viajar, en hacer proyectos para reparación de la casa, ver a sus amigos con quienes casi nunca convive por falta de tiempo. En fin, hay muchas cosas importantes e interesantes que se pueden hacer. Él lee siempre su columna y toma muy en cuenta su opinión. Yo quisiera que me la diera con absoluta imparcialidad, lo que voy a agradecer mucho.

TITA

QUERIDA TITA:

Mis opiniones siempre están guiadas por la imparcialidad y sin inclinaciones a tomar algún partido que no sea la sinceridad. Estoy de acuerdo con usted. El tiempo es más valioso que el dinero, y en la edad de su esposo el tiempo vale más que el oro, porque es lo que menos tendrá paulatinamente. ¿Para qué quiere tener más dinero si cuando decida jubilarse quizás ya no tenga salud, el ánimo y la oportunidad de hacer todas esas cosas que usted le dice? En pleno siglo 21, en la mayoría de los países del mundo, especialmente en los desarrollados, las personas cada vez más se declaran agotados. El cansancio representa una paradoja, tienen un estrés y una angustia sin precedentes, demasiado intensos.

Hoy se vive más que nunca, se tienen más comodidades, aparatos de alta tecnología y se puede viajar como nuestros inmediatos antepasados ni siquiera soñaron. Se tiene de todo, pero también se trabaja más. Sé que en muchos casos las personas están tomando conciencia de lo limitado que es nuestro tiempo de vida, empiezan a desconectarse de esta vida agitada o hacen todo lo posible por hacerlo. Se debe tener la conciencia de que importa más el tiempo que el dinero, pues la vida ya no nos deja tiempo para recargar las baterías. Debemos tratar de simplificar nuestra vida como podamos y aunque la gente esté joven debería pensar en eso de manera razonada y como factor importante. Ojalá su esposo entienda esto y cambie su actitud. Cuando lo haga se va a felicitar por haber tomado esa decisión.

ANA
23 Enero 2018 04:00:00
Querida Sin Regalos
QUERIDA ANA:

He estado leyendo su columna por muchos años en Zócalo y ahora tengo necesidad de su consejo. Mi esposo y yo somos personas mayores en posición de tener todo lo que necesitamos y queremos. No tenemos hijos, pero tenemos varios sobrinos y sobrinas que queremos mucho. Ya no les compramos regalos, les damos dinero o cheques a los que no viven aquí, para que compren lo que deseen o necesiten.

En el pasado nos han hecho hermosos regalos (algunos que consideramos caros para ellos), así que la Navidad que recién pasó, les dijimos que nos quitaran de su lista de regalos, ya que tenemos más de lo que necesitamos y no queremos más “cosas”, aunque estén muy bonitas.

Les expliqué que seguiremos dándoles nuestros regalos, porque son jóvenes como para gozar al gastar o que si quieren lo ahorren. Una cuñada me dijo que nuestra petición de no regalos ofendió y molestó a su hijo y que hicimos mal en privarlos del placer de enviarnos regalos. Su opinión sobre este asunto será muy agradecida por nosotros.

SIN REGALOS

QUERIDA SIN REGALOS:

Estoy de acuerdo con ustedes en este asunto. Las personas que tienen más de lo que necesitan y también tienen resuelta su economía, y deciden hacer lo que ustedes, están en lo correcto. Sin embargo, pienso que pudo tratarlo de diferente manera.

Habría estado bien que les dijera que un platito o canastita con galletas hechas en casa, dulces o alguna golosina, sería muy bienvenido. Y que si les parece bien, dirigieran alguna cooperación a personas verdaderamente necesitadas que tienen muy poco o nada: alguna iglesia, las casas hogar, los orfanatorios, el asilo de ancianos, Cáritas, la Cruz Roja, etcétera. Son algunos de los lugares a los que siempre les cae bien la ayuda y pueden recibir regalos, ya sea en efectivo, cobijas, alimento, juguetes…

Podría usted darle un giro a lo que dijo a sus sobrinos y espero que ellos, si usted lo sugiere, encaucen recursos hacia esas personas necesitadas. Y ustedes reciban muestras de cariño de parte de ellos en forma de galletitas.

ANA
22 Enero 2018 04:00:00
Querida Traicionada
QUERIDA ANA:

No sé ni cómo comenzar. Quiero que por favor me ayudes. Estoy agobiada, tanto por haber sido traicionada por mi mejor amiga y por el que fue mi novio, como por querer perdonar y no poder hacerlo. La historia resumida es esta. Él y yo nos conocimos en un viaje, en el avión donde íbamos los dos a una ciudad de Estados Unidos. Tocó que nuestros asientos eran contiguos y todo el vuelo lo hicimos juntos. De inmediato él comenzó a conversar y al poco rato ya éramos amigos, pues es un gran conversador, inteligente, agradable y muy bien parecido. Es profesionista y bien posicionado en una empresa. Yo también soy profesionista y tengo un buen empleo. Los dos íbamos de viaje de trabajo. Total que al bajar del avión ya habíamos quedado de vernos. Nos encontramos esa misma noche, me invitó a cenar y la semana que estuve allí nos vimos todos los días. Él se quedó allá y continuamos comunicándonos hasta que regresó a su ciudad.

Una semana después vino a verme y nos hicimos novios. Continuamos viéndonos y en una vuelta que vino a verme conoció a esa gran amiga mía. Ese día salimos juntos y yo no sé qué sentí, pero fue algo desagradable. Algo indefinible. El caso es que en su siguiente vuelta mi amiga se hizo presente, porque supo que venía y volvimos a salir juntos los tres. ¿Cómo sucedió que ellos se encontraron sin mí o se llamaron? No lo sé, pero él poco a poco fue alejándose y mi amiga cada vez me buscaba menos. Hasta que un día una amiga mutua me dijo que había sabido que ella andaba saliendo y comunicándose con mi novio. Enojada, hablé con él y directamente le pregunté si estaba teniendo una relación con ella y aunque al principio se quedó callado, le urgí para que contestara y dijo que sí. Me rogó que lo perdonara, que quería verme y hablar conmigo, pero yo le dije que ya no quería nada con él. Eso sucedió hace 15 días. No puedo perdonarlos y estoy muy ofendida con los dos. ¿Qué hago? Gracias por tu ayuda.

TRAICIONADA

QUERIDA TRAICIONADA:

Debes estar sufriendo mucho. Lo lamento de verdad. Pero quiero decirte que si no regresas con él, será necesario el olvido, es decir, limpiar tu mente, liberándola de todos los daños y fracasos, del sentimiento de pérdida. Así comenzarás a perdonar. Vas a creer en que la vida te dará lo que necesitas y que eso será tuyo ahora. Esas dos operaciones mentales te traerán lo que deseas, pues cuando perdonas quitas toda resistencia interior y te convences de que la vida va a darte a lo que tienes derecho. Nadie puede ir hacia adelante si está atado al pasado, nadie puede pensar eficientemente si su mente está enredada en pensamientos de rencor o memorias de daños. Es necesario olvidar, porque si no se hace, ese rencor, aunque sea sólo un recuerdo, continuará dominando tus pensamientos. Te diré una pequeña plegaria, que es un ruego a Dios y que se llama A Tu Manera:

“Señor: quisiera perdonar como perdonas, enséñame a olvidar a tu manera; sin que una sombra quede del pasado, sin que aliente un rencor disimulado, sin heridas que se abran nuevamente y si posible fuera, también sin cicatrices. Así, completamente. Contágiame tu amor y tu ternura para que en una entrega verdadera, sepa yo perdonar a tu manera”.

ANA
20 Enero 2018 04:00:00
Querido L. R. M.
QUERIDA ANA:

Soy un hombre de 79 años. Siempre he caminado con una postura erguida, pero las cosas ya no son lo que fueron. Los años van cobrando su factura. Mis pasos ya son menos seguros y he perdido algo de estabilidad. Mi esposa me sugiere que use un bastón, pero para mí el bastón es señal segura de envejecimiento y me gustaría evitar usarlo por lo pronto si fuera posible.

Tal vez hay algunos consejos que pudiera ofrecerme a mí y a otros lectores con problemas similares, que puedan permitirnos desplazarnos con seguridad durante más tiempo. Le agradeceré mucho cualquier respuesta que pueda proporcionarme. Y quiero decirle que siempre leo las cartas que le escriben y las respuestas que les da me han parecido (con raras excepciones) muy acertadas. Por ello la felicito y ojalá pueda continuar con esta labor por muchos años más para que siga ayudando a tantas personas. Saludos.

L. R. M.

QUERIDO L. R. M.:

Gracias señor por sus conceptos a mi trabajo, que siempre lleva la intención de ayudar, apoyar o dar una sencilla guía a seguir. Respecto a su inquietud, creo que ella se aplica a muchas vidas y estoy feliz de responderle. Aquí tiene la respuesta que me pasó mi amigo el médico, pues sentí la necesidad de que me apoyara en una respuesta correcta.

“A medida que prolongamos nuestros años de vida, debemos prestar atención a que esos años adicionales sea productivos, llenos de felicidad y alegría. Tenemos conciencia de que a medida que envejecemos las cosas cambian y perdemos algo de fuerza. Pero es probable que se pierda más fuerza en las personas ancianas de lo que tendría que ser, simplemente porque la vida se vuelve más lenta y la actividad disminuye. La pérdida de fuerza muscular es más notable en las piernas que en los brazos, ya que continuamos usando nuestros miembros superiores incluso cuando estamos sentados. Por lo tanto, si no hay otras causas médicas o neurológicas, la solución puede residir en recobrar algo de fuerza en las piernas mediante ejercicios adecuados.

“Mientras que el ejercicio es útil para reducir el riesgo de ataques cardiacos, al aumentar la aptitud cardiovascular, puede también ser diseñado para aumentar la flexibilidad y la fuerza muscular. Al usar un programa completo que incluya ejercicios para desarrollar y mantener la fuerza, así como ejercicios aeróbicos de bajo impacto, puede recobrar la fuerza necesaria para caminar con mayor seguridad y equilibrio.

Más y más programas se están desarrollando justamente para personas como usted. Una llamada a su médico puede ser el primer paso para que sus piernas recobren firmeza y evitar el uso de un bastón (aunque no encuentro nada malo en usar uno)”.

Espero que la sugerencia del doctor pueda serle de utilidad.

ANA
19 Enero 2018 04:00:00
Querida Maga
QUERIDA ANA:

Perdóneme que la moleste, pero me gustan mucho sus consejos, me parecen muy buenos y por ellos la felicito. Y le escribo porque necesito uno. Soy una muchacha de casi 18 años. Estudié en una academia comercial y estoy trabajando desde hace dos años. Me va no fabuloso, pero bien. Mi familia no es rica, pero nunca hemos estado en apuros. Mi único hermano está estudiando una carrera. Mi papá tiene un trabajo decente y bien pagado y mi mamá es ama de casa. Tenemos casa propia y un carro que usa mi papá.

Le digo todo para que tenga idea de mi conflicto. Me gusta un muchacho que trabaja de mecánico cerca de la casa de una amiga. Es un muchacho que aunque trae su ropa de trabajo, cuando lo he visto sin esa ropa anda muy limpio y arreglado. Un día se atrevió a seguirme un pedacito y me dijo que quería conocerme y platicar un rato. Yo me detuve y me di cuenta que es bastante guapo y educado. Me dijo que está estudiando una ingeniería en la tarde-noche y preguntó que si yo no lo rechazaría si un día me invitaba a salir. Me dijo que no sabía cómo se había atrevido a hablarme, porque está consciente de la diferencia de clase social que nos separa, pero que él es serio y no busca aventuras. Yo le dije que otro día le contestaría.

Mi amiga que vive cerca del taller dice que es serio y ordenado, que nunca lo ha visto bebiendo como otros o haciendo relajo. Pero que lo piense. Y otras dos amigas de confianza me dicen que no lo anime, porque me voy a arrepentir porque es un mecánico. Me gusta mucho, es un buen muchacho. ¿Es tan importante lo que nos separa? ¿Hago caso de mis amigas? Aconséjeme por favor.

MAGA

QUERIDA MAGA:

El hecho de que ese joven sea de una clase social inferior a la tuya no significa que no merezca tu cariño ni puedas tener una relación de noviazgo con él. Las costumbres, los principios, la educación, el trato, los deseos de superación, son lo importante en la vida diaria que hacen dos personas que unen sus destinos. Lo que los separa a ustedes son obstáculos que pueden superarse con buena voluntad de parte de ambos y se trata de un joven con aspiraciones que ya está haciendo una carrera. Es muy loable que haga ese trabajo, que también es muy digno, para poder continuar sus estudios. Seguramente ese joven va a destacar social, intelectual y económicamente.

ANA
18 Enero 2018 04:00:00
Querida Angustia
QUERIDA ANA:

Soy una mujer casada, tengo 34 años y mi esposo tiene 39 y tenemos dos hijos de 11 y 9 años. Te escribo porque no sé cómo manejar un asunto delicado de mi esposo y confío mucho en el consejo que puedas darme. Él tiene la presión arterial alta y desde hace cinco años toma medicina para controlarla. Su padre, que murió de un ataque al corazón, tenía problemas cardiacos y era diabético. Su mamá también tiene hipertensión y ahora al parecer le ha resultado angina de pecho; es una señora de 71 años. Mi esposo es el menor de sus hermanos y los otros tres, dos hombres y una mujer, están enfermos de una cosa o de otra.

El médico le advirtió a mi esposo desde que le detectaron la hipertensión sobre el peligro de fumar, beber mucho café, estresarse y comer desordenadamente, pero a él parece no afectarle pues sigue bebiendo café, tiene un trabajo muy estresante y en los pocos ratos que descansa bebe como dos cervezas en casa y también los fines de semana. Además ahora pesa 13 kilos más de los que debe pesar. Pero a pesar de mi insistencia, continúa comiendo comida chatarra, botanas y le gustan mucho los postres, además del estrés que vive constantemente, cuando podría cambiar de departamento en donde trabaja y tener un trabajo más relajado. Además no hace ejercicio.

Cuando le hablo de su salud y de las consecuencias que puede acarrearle todo lo que hace mal, se molesta o se enoja y hasta se pone agresivo. Debo decirte que no fuma, le encantan las hamburguesas, pero ya casi no come, y recientemente dejó de ponerle sal extra a la comida pues retiré el salero de la mesa y hago la comida con poca sal. Dicen que la medicina para la hipertensión afecta la potencia sexual, pero él es estupendo en eso y tenemos relaciones con frecuencia. ¿Qué puedo hacer para ayudarlo a mejorar su manera de vivir? Lo amo mucho y por él y por nuestros hijos quiero que viva muchos años. Gracias Ana.

ANGUSTIAS

QUERIDA ANGUSTIAS:

Tienes razón para estar preocupada. Tu esposo está cargando una alarmante historia familiar de cardiacos, diabéticos y además tiene un estilo de vida peligroso en cuanto a su salud. Cuéntale tus temores a su médico y dile que lo alarme de verdad sobre su actitud en la próxima visita que haga. Estoy segura que tu esposo aceptará la sugerencia de su médico, ya que ha demostrado buena disposición de mejorar su alimentación al dejar algunos alimentos que pueden dañarle. Buena suerte.

ANA
17 Enero 2018 04:00:00
Querida Temerosa
QUERIDA ANA:

Recientemente fuimos invitados mi esposo y yo a una comida por un matrimonio de extranjeros, muy agradables los dos. Él es compañero de trabajo de mi esposo y viven aquí desde hace algunos meses. Había varios invitados, todos empleados de la misma empresa y fue una reunión muy amena. Tenían varios platillos, entre ellos carne tártara de res, que dijeron consiste en carne cruda y molida de res, de buena calidad, con cebolla o cebollines y algunos otros ingredientes. Yo nunca había comido eso, pero también había leído que la carne cruda de res (y pienso que cualquiera) puede tener bacterias y causar infecciones. Así que preferí comer otras cosas. Otros amigos sí comieron, pero mi esposo y yo no. Quisiera saber si es cierto que la carne cruda de res puede causar infección. Me gustaría tu opinión. Muchas gracias por atenderme.

TEMEROSA

QUERIDA TEMEROSA:

Mi opinión muy personal es la siguiente: mejor mantener la determinación de abstenerse de consumir platillos de carne cruda. A muchas personas les gusta la carne de res cruda, sazonada o semi-cocida con limón y en algunos países así la acostumbran, pero hay información de que hay riesgos implicados cuando los alimentos han sido manejados y preparados inapropiadamente. En estos casos el organismo infectante ha sido una forma rara de E. Coli, el que es completamente destruido cocinando perfectamente la carne. ¿Para qué correr riegos? Me voy a permitir darte a ti y a mis lectores algunas sugerencias más acerca de la carne que les ayudarán a mantenerse sanos:

1.- Refrigerar o congelar la carne inmediatamente después de comprarla.

2.- Nunca descongelar la carne a la temperatura ambiente o en agua tibia. La técnica apropiada es descongelar la carne en el refrigerador de 15 a 24 horas.

3.- Cocer la carne molida lo más pronto posible después de descongelarse y luego cocerla sin interrupción hasta que esté lista para comer. El cocimiento parcial puede favorecer el crecimiento de bacterias.

4.- No dejar alimentos calientes fuera del refrigerador más de dos horas. Refrigerar los sobrantes prontamente y si es posible dividiendo las cantidades grandes en porciones más pequeñas para que se enfríen más rápidamente.

5.- Mantener el área de trabajo y los utensilios de cocinar limpios. Lavarse muy bien las manos antes de comenzar a preparar la comida.

Siguiendo estas recomendaciones pueden reducirse las probabilidades de que la bacteria se establezca en los productos de carne y así se impide la producción de toxinas que pueden causar serias enfermedades.

ANA
16 Enero 2018 04:00:00
Querida Adri
QUERIDA ANA:

Tengo un problema. Soy una mujer joven y tengo un novio también joven. Los dos somos profesionistas. Él es muy impulsivo y cuando nos vemos, podría decirle que siempre insiste en que tengamos relaciones sexuales. Yo nunca he aceptado. Para serle sincera, si por mi fuera, me entregaría a él, pero por mis principios, por el honor y el respeto que debo a mis padres no lo he hecho. Y además, porque si lo hiciera y mi papá se enterara, me mataría.

Amo mucho a mi novio y él también a mí (eso creo), y cuando sale fuera, que es con mucha frecuencia, porque de su trabajo lo mandan mucho a otras ciudades y hasta al extranjero, yo le soy absolutamente fiel hasta la muerte. Pero me han asaltado muchas dudas que me tienen demasiado inquieta y quisiera estar segura de que él también me es fiel cuando anda fuera. ¿Qué me recomienda que haga? Hay noches en que ni duermo. Me inquieta que me sea infiel y también que constantemente me pida que tengamos relaciones sexuales. Gracias por su consejo.

ADRI

QUERIDA ADRI:

Creo que lo que voy a decirte no va a ayudarte a conciliar el sueño. Primero voy a tocar lo relativo a su relación personal.

Desconozco la edad que tienen tanto tú como tu novio y el tiempo que tienen de noviazgo, pero si constantemente y a pesar de tu resistencia, te pide que tengan relaciones sexuales, creo que el interés que tu novio tiene en ti es principalmente físico y has actuado con mucha prudencia no aceptando, aunque sea por temor y respeto a tus padres.

No quisiera que te engañaras, pero si tu novio de verdad te amara, te respetaría, pues ha visto suficientemente que tú eres una mujer recatada y no ha cesado de intentar derribar ese recato. Piensa bien qué debes hacer.

En cuanto a saber si te es fiel y saberlo es importante para ti, te sugiero que contrates a una agencia de investigaciones y les proporciones los mayores datos que puedas para que ellos investiguen y te informen lo que te interesa saber. Quizás valga la pena el gasto.

ANA
15 Enero 2018 04:00:00
Querida Rojinegro
QUERIDA ANA:

Te escribo esta carta con mucha vergüenza, pero sentiría más si lo comento con alguna persona que conozca, ya sea de mi familia o amigas, por eso recurro a ti y en forma anónima, a ver si puedes ayudarme. He estado casada con mi esposo por cinco años. Él es un hombre muy, pero muy bueno en todos sentidos, tanto conmigo como con mis dos hijos. Tenemos una vida tranquila, él es empleado en un banco y yo soy secretaria en una empresa. Nuestros niños tienen 4 y 2 años. Los dos son varones.

El problema que voy a exponerle es relativamente reciente, de seis meses para acá. Resulta que nuestra vida sexual es prácticamente nula y sin embargo mi esposo habla de sexo con mucha frecuencia. ¿Qué estará pasando? No sé ni qué decirle, ni qué hacer. Sé que el problema no es que exista otra mujer y estoy totalmente desconcertada. Ayúdame por favor.

ROJINEGRO

QUERIDA ROJINEGRO:

Para comenzar quiero decirte que no tienes por qué sentirte avergonzada; los problemas sexuales los tienen muchos esposos en sus matrimonios y es mejor buscarles una solución que acabar con un matrimonio callando. La luna de miel de su matrimonio terminó ya y es tiempo de comenzar a construir una comunicación que vaya más allá de la atracción sexual. No quiero significar con ello que el sexo no sea importante, pero esa comunicación, la verbal y la no verbal –como son las caricias, los abrazos, los mimos, las ternezas– juegan un papel muy importante hacia el establecimiento del clima apropiado para una relación sexual satisfactoria que pueda resistir la prueba del tiempo.

Puede ser que tu esposo esté hablando mucho de sexo porque se siente inseguro y desconcertado por su inhabilidad para satisfacerte a ti, pudiera estar sufriendo una impotencia temporal que afecta a muchos hombres en algún momento de su vida. Tal vez él quiere hablar del problema contigo, pero no encuentra las palabras apropiadas. Hablando constantemente de sexo, quizás está invitándote para que inicies la conversación. Habla con él, asegúrale que lo amas mucho, que lo consideras un extraordinario amante. Pregúntale si hay algo que puedas hacer para ayudarlo, y sobre todo, sé gentil y condúcete con mucho tacto. Si esos esfuerzos fallan, pienso que una consulta con un profesional podría ayudar mucho para que su matrimonio vuelva a la normalidad.

ANA
13 Enero 2018 04:00:00
Querida Soleada
QUERIDA ANA:

Me encanta tomar sol amiga. Cuando voy a la playa —y cada vacación que tomo agarro el camino de alguna playa—, me gusta asolearme lo más que puedo (desde luego que siempre uso bloqueadores). Y cuando estoy en casa, tomo sol todos los sábados y domingos (cuando hay sol) en el jardín. Me pongo un traje de baño y me tiendo en el pasto una hora o tres cuartos de hora porque el sol de aquí es muy picante.

Mi mamá me dice que el sol hace daño en la piel y que también como soy muy blanca, me voy a arrugar muy pronto con tanto sol. Ahora tengo 23 años y no he notado nada. Si el sol fuera malo no habría tanta gente que se asoleara, es lo que le digo a mi mamá, pero quisiera la opinión tuya. Gracias de corazón.

SOLEADA

QUERIDA SOLEADA:

En una revista de Medicina, leí que un médico, profesor de dermatología del Centro Médico Monte Sinaí de Nueva York, dice que hasta el 90% del daño que sufre la piel y otras señales de envejecimiento, como las arrugas, se deben a los rayos solares. Indica ese médico que el sol puede hacer la diferencia en la apariencia, es decir, en lo vieja que se vea una persona, que se puede ver hasta 20 años más avejentada, por el daño que le causa prematuramente el sol.

Añade el galeno que basta comparar la piel de la mano o de la mejilla con la del pecho o del abdomen, a donde no llegan los rayos solares por la ropa, y entonces se puede comprobar el daño que estos hacen. El envejecimiento, los vasos sanguíneos rotos, la resequedad y el color lívido, son algunos de los síntomas de la piel dañada por el sol. Lo mejor es evitar la exposición al sol, antes que buscar protectores solares. Para la piel dañada por el sol, ese médico recomienda la crema Retin-A, ya que estimula el crecimiento de los fibroblastos, que producen colágeno y elastina. Como ves, tu madre tiene razón. Escucha sus consejos.

ANA
11 Enero 2018 04:00:00
Querida Necesito un Consejo
QUERIDA ANA:

Vi tu columna en internet y quería pedir un consejo, ya que me siento muy sola y no tengo a quien contarle esto. Mira tengo 20 años y llevo dos saliendo con mi novio. Él es un chico muy especial y lo amo, sólo que actualmente vive conmigo. Tenemos casi un año así, pero él antes de mí vivió con su ex, que para colmo fue con la que perdió su virginidad. Él tiene 29 años ahora y la verdad me duele su pasado, me duele que haya vivido con otra, que haya estado con otra persona. Yo era virgen y él ha sido el primero y el único, tal vez por eso me duela.

Estoy consciente que tengo un problema, pero no sé cómo tratarlo. Él es muy paciente y no se molesta cuando le reclamo algo del pasado, más bien dice sentirse incómodo y a mí esto me duele doble, porque me duele lastimarlo y me duele lastimarme yo sola.

Me dan celos que haya tenido un pasado y yo no haber estado ahí, que no se pudiera guardar para mí. Él jura que su ex no significó nada para él (ella lo engañó por eso dejó de vivir con ella). Pero cuando ya estaba conmigo encontré unos mensajes de face con uno de sus amigos donde decía que le dolía que su esposa lo hubiera engañado (cuando dijo esto ya había tenido relaciones conmigo). Tal vez comenzamos a andar muy rápido, pero él se veía tan contento conmigo que ya no sé ni qué pensar y me vuelvo loca. Lo juro. Necesito ayuda.

NECESITO UN CONSEJO

QUERIDA NECESITO UN CONSEJO:

Espero que mi respuesta te sea de utilidad. Te la envío con el mejor deseo de que así sea. Tu juventud disculpa tus excesivos celos por el pasado de tu pareja. A mí me parecen tremendamente excesivos.

Repito el adjetivo porque siento que necesitas darte cuenta de que si tu novio, después de un año de estar escuchando tus quejas por su pasado y “por no haberse guardado para ti”, aún está contigo, es porque de verdad te quiere. Por favor disculpa a ese hombre por haber “vivido una vida antes de conocerte”. ¿Quién crees que eres para esperar que puedas ser siempre la primera y la única en la vida de alguien? Bájate de ese pedestal y ponte al nivel de todos los humanos. Acepta a tu novio y a todos como llegan a tu vida. Es lo mejor que puedo decirte, porque pienso que si lo haces no echarás por la borda tu relación con ese muchacho.

ANA
10 Enero 2018 04:00:00
Querida Desvelada
QUERIDA ANA:

Padezco mucho de insomnio y no me gusta tomar pastillas para dormir. Por eso quiero suplicarle si tiene algunos consejos que me ayuden a dormir. Sé que no es usted doctora ni una maga, pero ayuda a tanta gente con sus consejos a resolver sus problemas, que pensé que también a mí pude ayudarme. Se lo voy a agradecer mucho. Le doy algunos datos personales que pueden servir. Tengo 62 años, un esposo y dos hijos casados que viven en sus casas. No tengo grandes problemas económicos, vivimos sin lujos, pero sin apuros con la pensión de mi esposo.

DESVELADA

QUERIDA DESVELADA:

Con gusto le doy algunas recomendaciones que deseo puedan servirle para conciliar el sueño. Y la saludo afectuosamente.

1.- Evite beber alcohol dos horas antes de retirarse a dormir.

2.- Evite la cafeína y el tabaco, al menos 5 horas antes de ir a la cama.

3.- Utilice su cama únicamente para ir a dormir y el sexo, no para leer, comer o ver televisión.

4.- No se involucre en actividades estimulantes como el ejercicio inmediatamente antes de ir a dormir.

5.- No trate de dormir si no puede, entre más busque el descanso forzado, más lo va a eludir. Levántese, beba un té de azahar o un vaso de leche caliente.

6.- Elimine la tensión muscular. Practique ejercicios de respiración. Frote en la frente y detrás de sus orejas usas gotitas de aceite esencial de lavanda.

7.- Relaje su mente. No permita que las preocupaciones se entrometan en su bienestar. Recuerde que no resuelve nada con preocuparse y menos de noche.

8.- Si vive en un área del barrio o colonia donde se escuchan ruidos y no puede hacer nada por eliminarlos, trate de acostumbrarse. Puede hacerlo.

ANA
09 Enero 2018 04:00:00
Querida Enamorada
QUERIDA ANA:

Soy una señora joven, tengo 24 años. Tengo dos hijos, el mayor tiene 4 años. Mi esposo es un hombre de 25 años, muy bueno, es muy cariñoso conmigo y los niños y sé que me quiere mucho. Tiene muy buen trabajo y hace un mes terminó su carrera, pues cuando nos casamos dijo que quería darnos todo a mí y a los hijos que tuviéramos y continuó estudiando. El título va a ayudarlo a ganar mejor, dice él, y que vamos a vivir mejor. Como ves, no tengo ningún problema a simple vista, pero sucede que hace ocho años tuve un novio en el pueblo donde vivía y a pesar de que estábamos muy jóvenes, nos quisimos mucho. Al cumplir 17 años me vine a esta ciudad y nos escribíamos y nos jurábamos amor, pero después empecé a tener muchos pretendientes y dejé de contestar sus cartas. Después me casé y supe que él había sufrido mucho y estaba muy triste. Así pasaron los años en los cuales nos mandábamos saludos. Luego mandó decirme que tenía ganas de verme y que cuando fuera al pueblo le avisara.

Hace como un mes fui y fueron a buscarlo donde trabaja y vino luego luego. Nos encontramos debajo de un árbol, no nos dijimos nada, nos tomamos de las manos y los dos teníamos los ojos llenos de lágrimas. Dimos una vuelta y me besó. Me dijo que nunca me había olvidado y seguía queriéndome a pesar de que hacía año y medio se casó y esperan a su primer hijo. Nos dimos cita a los 15 días para encontrarnos aquí. Nos fuimos a un lugar e hicimos al amor. Él quiere que tenga un hijo suyo, dice que nadie va a saberlo, sólo nosotros, que es lo único que falta para completar nuestro amor. Yo me animo, ya que de verdad lo quiero, es muy guapo y me gusta. Quiero a mi esposo, porque es el padre de mis hijos, pero el otro es el amor de mi vida. Me confío a usted para que me aconseje, tengo miedo de cometer una locura. Le cuento mi problema porque todos verían pecaminoso este amor, pero es limpio y no me pesa lo que estoy haciendo. Sé que estamos pecando de adulterio, pero en el corazón no se manda. Lo siento por mi esposo y mis hijos, pero no puedo dejar de verlo. Estaré pendiente de su consejo.

ENAMORADA

QUERIDA ENAMORADA:

No estás pidiendo consejo, sino aprobación a lo que haces, ya que dices que no puedes dejar de verlo y que no te pesa. Desapruebo, como cualquiera lo haría, tu conducta, pues además de cometer adulterio, incurres en una gran injusticia con tu esposo que te ama, te respeta y trata de superarse para darte a ti y sus hijos lo mejor. También él es injusto con su esposa, que espera a su primer hijo. Tú tuviste la oportunidad de haberte casado con él y no lo hiciste. Así como ahora buscan la oportunidad de verse, ¿por qué no lo hicieron cuando estaban solteros? Por favor, no vuelvas a ver a ese hombre ni una vez más. ¿Temes cometer una locura? Te vas a hundir en la traición y vas a arrepentirte. Perderás tu vida tranquila al lado de tu esposo e hijos. Y los vas a perder a ellos. Te ruego que recapacites y te olvides de ese otro hombre.

ANA
08 Enero 2018 04:00:00
Querida Anónima
QUERIDA ANA:

Te escribe una mujer joven, casada y con una niña de 7 años. Mi esposo tuvo problemas económicos y por desgracia está en la cárcel. Y va a pasar bastante tiempo allí, no va a ser cuestión de meses. Traemos a un abogado, pero no hay seguridad de cuándo vaya a salir. Yo no quiero decirle a la niña que su papá está en la cárcel. Si saliera pronto, no habría problema, pero creo que no será muy pronto que salga. Yo he preferido decirle que está muy lejos, trabajando y que va a tardar en regresar.

Mi mamá me dice que me estoy equivocando, que es mejor que le diga la verdad a la niña porque puede enterarse por alguien más, dice que ya sabemos que no falta gente de mala fe que pueda decirle que su papá está en la cárcel y que es mejor que se entere por mí. Yo no quiero. ¿Tú qué me dices? ¿Será mejor que le diga yo o así lo dejo, nada más pidiéndole a Dios que no se entere mi niña?

Voy a apreciar mucho tu consejo. Atentamente.

ANÓNIMA

QUERIDA ANÓNIMA:

Lamento infinitamente la situación que están viviendo y que tu esposo esté en prisión. Y le ruego a Dios que lo ayude y te ayude a ti. Quiero decirte que tu mamá tiene razón, es importante que le digas a tu hijita la verdad. Los padres que tienen a su pareja en la cárcel –porque en algunos casos puede ser la madre la que esté en esa situación– deben ser honestos con sus hijos, porque ellos van a saber la verdad más tarde o más temprano y nada mejor que la conozcan en su hogar a que vayan a enterarse de boca de algún vecino o en la escuela o con sus amiguitos. Tu hijita también puede entender que la gente se equivoca y que su padre cometió una equivocación y que todos tenemos que pagar nuestros errores. Hazlo de manera simple y no le digas a la pequeña más de lo que ella pregunte. Sin embargo, prepárate porque las preguntas pueden llegar más tarde.

No te ahogues en tu pena, que tu hijita no te vea triste. Muéstrate optimista y trata de llevar una vida normal. Ruega a Dios que los ayude. Él siempre escucha.

ANA
04 Enero 2018 03:00:00
Querida Ana:
QUERIDA ANA:Quisiera enviar una recomendación a las y los jóvenes. Ojalá que quienes lean esta carta piensen bien y comprendan que es de gran utilidad, sobre todo en estos tiempos, lo que les digo. Cuando era joven soltera y vivía sola, porque tuve que salir de la casa de mis padres y trasladarme a otra ciudad por cuestiones de trabajo, siempre que salía con amigas o con algún muchacho en una cita, dejaba pegada en el refrigerador una nota en la que mencionaba la fecha, la hora en que salía, con quien lo hacía, el número telefónico de la persona, dirección, trabajo, de dónde nos conocíamos y hasta anotaba la hora probable de regreso.

Quienes seenteraronde esto, decían que era ridículo y que estaba paranoica, pero si las muchas jóvenes extraviadas y que hasta han sido asesinadas, hubieran hecho esto, al menos podría haberse seguido un rastro para localizarlas. Pueden haberme llamado paranoica, pero para mí siempre significó una cuestión de seguridad básica.

Probablementemirecomendaciónayude a otras personas y pienso que no sólo a las y los jóvenes que viven solas y solos, sino a cualquiera. Y si no viven solos, informen a los demás miembros de la familia o personas con quienes vivan, de todos estos datos que menciono.

Gracias poraceptarpublicar mi carta. Lo hago porque su columna es muy leída y el mensaje puede llegar a mucha gente. Reciba saludos afectuosos.PRECAUCIONES

QUERIDA PRECAUCIONES:
Gracias portomarteel tiempo de escribir. Fuiste inteligente y madura desde muy joven. Pienso que las jóvenes que se resisten a dejar esa información temen que de alguna manera disminuye su independencia. Sin embargo es una manera eficaz de aseguramiento en el caso de cualquier emergencia. ANA
03 Enero 2018 03:00:00
Ninguno le gusta para mí
QUERIDA ANA:
Soy una mujer joven. Tengo 21 años y el año próximo termino mi carrera profesional. Vivo con mis padres y no tengo hermanos. Tengo un primo que es dos años mayor que yo y con quien he convivido mucho desde que éramos niños y nos queremos como hermanos, y así nos hemos tratado siempre porque él también es hijo único.

Desdequecomencé a tener novio, mi primo comenzó a criticarlos. Ninguno le gusta para mí, dice que yo merezco mucho más de lo que cualquiera de ellos puede ofrecer. Mis padres están muy de acuerdo con lo que él diga, porque dicen ellos que como no andan en la calle, entre la juventud, no se pueden enterar de cómo son esos muchachos que han andado conmigo o me han pretendido.

Conloúltimoque ha salido mi primo es con que él me va a decir quién me conviene y que él puede arreglar una cita con el que me guste. ¿Usted qué opina? ¿Debo ser dócil y lo dejo dirigir mi vida? Yo siento que está abusando. Como le digo, mis padres lo apoyan. Ayúdeme, nosé qué hacer.
PRIMA

QUERIDA PRIMA:
Yocreoquetienes la edad suficiente para decidir con quién quieres salir y a quien debes corresponder con tu cariño. No eres una niña, no eres ignorante ni tienes retraso mental. Tienes todo de tu parte para poder dirigir tu vida correctamente.

Desdeluegoqueel consejo de los padres y el consejo sincero de los parientes y amigos nunca están de más, pero no se puede permitir que alguien maneje nuestra vida como él pretende hacerlo con la tuya. Dile a tu primo que a menos que alguno de los muchachos que te pretenden tenga algún registro criminal o algo en sus antecedentes que sea malo, no vas a hacer caso de su opinión, y menos permitir que él te arregle citas.

Agradeceatuprimo su interés por tu felicidad, pero dile que no exagere.
ANA

¿Tienes problemas?
Puedo ayudarte. Escríbeme a: .(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
02 Enero 2018 04:00:00
Querida Ana
QUERIDA ANA:
Usted es mi esperanza. Crecí en una familia muy violenta y mis padres nos golpearon mucho a mi hermano y a mí. Siempre vivimos atemorizados, pues mi mamá en lugar de defendernos o ayudarnos, no decía nada. Y cuando mi padre no estaba, ella era quien nos pegaba. Todos mis días eran una pesadilla. Mi hermano se fue muy chico de la casa, tenía 14 años, pero como había aprendido a tocar el piano, porque un tío nuestro tocaba muy bonito, mi hermano aprendió con él. Él se hizo vivir con eso, tocando en restaurantes y cantinas y así pudo hacer una carrera. Ahora está casado y le va bien. Le doy gracias a Dios por eso.

Así es quepor esa historia con mis padres, cuando tuve a mi hijo recordé cuánto nos pegaban mis padres y que me había prometido desde niña que cuando tuviera hijos nunca les pegaría. Pero… mis peores temores se han hecho realidad. Tengo un niño de 5 años y le he pegado bastante. Él es inquieto y travieso, pero yo sé que así son los niños pequeños, pero eso no me ha detenido, trato de no hacerlo, pero cuando menos lo pienso ya estoy pegándole a mi criatura, aunque después lo agarre a besos y le pida perdón. Él significa todo para mí y no quiero lastimarlo. Resulté ser como mis padres y estoy llena de culpa y desesperada. Pero no puedo evitarlo. Rezo todos los días por ayuda y perdón.

Señora Ana, ¿cómo puedo dejar de golpear a mi hijo, de abusar basada en mi fuerza, mi edad y mi papel de madre? Soy madre soltera y vivimos muy apenas con mi sueldo, por eso no tengo dinero para un consejero. Por favor ayúdeme.
DE TAL PALO TAL ASTILLA

QUERIDA DE TAL PALO TAL ASTILLA:
El hecho deque estés pidiendo ayuda me dice que no resultaste ser como tus padres. Ellos nunca comprendieron lo equivocado que estaban al golpearlos a ustedes. Muchos padres se sienten como tú, pero pocos tienen el valor de admitirlo. Cuando sientas ganas de pegarle a tu hijito, acuérdate de controlarte antes de hacerlo. Detente y apártate de él, pon las manos sobre tu boca y cuenta hasta 20 o échate agua fría en la cara. Cierra los ojos e imagina que estás sintiendo lo mismo que tu hijo y que sentías cuando eras pequeña y te golpeaban a ti.

Levanta el teléfono y llama a alguien, a quien sea, para distraerte. Lo importante es que alejes el pensamiento de pegarle a tu hijo en ese momento. Haz hasta lo imposible por controlarte, puedes hacerlo, porque de no hacerlo pudieras llegar a tener problemas con la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia. Alguien puede denunciarte. En estos tiempos golpear a un niño puede castigarse. No estás en los tiempos de tu niñez. Procura con todas tus fuerzas controlarte.

¿Tienes problemas? Puedo ayudarte. Escríbeme a:
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
01 Enero 2018 02:12:00
Queridos lectores:
QUERIDOS LECTORES:

Se van los años deslizándose sin sentir, como se desliza el agua entre los dedos. Qué rápido se va la vida, ni nos damos cuenta en qué momento nos hacemos mayores o hasta viejos. Por ello todos debiéramos disfrutar, aprovechar y gozar cada minuto de nuestra existencia. Y también porque en cualquier momento ya no estamos aquí. Quiero decirles que deseo con el calor de mi corazón, que este año y todos los que siguen, sean de salud, dicha y prosperidad para todos ustedes. Que Dios les conceda sus anhelos más ansiados y que Él esté a su lado en todos los instantes de su vida. Que se renueve la esperanza y renazca la fe en que los mejores tiempos están por venir.

Hoy es el primer día del mes de enero del año 2018. Y este primer día del año, deseo darles dos regalos. Uno es una “oración” para agradecer a Dios los dones que segundo a segundo de nuestra vida nos va regalando. Desconozco el autor. Esta “oración” me la envió Lupita, una querida amiga y compañera de trabajo, que todos los días me obsequia bellos mensajes. El segundo es la “receta” de un Pastel de Año Nuevo Feliz. Esta original “receta” cuyo autor o autora no se menciona, fue publicada en el número 67 de la Revista Estudiantil Minerva, que editaba aquel famoso Colegio Roberts que fundó y muchísimos años dirigió aquí en Saltillo la señorita Leila Roberts. La revista tiene fecha de enero de 1931. El Colegio Roberts se localizaba en el edificio que hoy ocupa la Escuela de Bachilleres Dr. Mariano Narváez. Una copia de esa revista me fue obsequiada por la señora María Élida Aguirre M., quien la tomó de su amplio e interesantísimo acervo bibliográfico que conserva en su negocio que denomina Trocitos de la Vida del Saltillo. Gracias Élida.

El texto del mensaje se titula:

GRACIAS SEÑOR POR UN AÑO MÁS DE VIDA

Gracias Señor por todo cuanto me diste en el año que termina… Gracias por los días de sol y por los nublados tristes. Gracias por las tardes tranquilas y las noches obscuras… Gracias por la salud y por la enfermedad, por las penas y las alegrías… Gracias por todo lo que me prestaste y luego me pediste… Gracias Señor por la sonrisa amable y por la mano amiga… por el amor y por todo lo hermoso, por todo lo dulce, por las flores y por las estrellas… por la existencia de los niños y de las almas buenas… Gracias por la soledad, por el trabajo, por las inquietudes y por las dificultades y las lágrimas, por todo lo que me acercó a Ti… Gracias por haberme conservado la vida y por haberme dado techo, abrigo y sustento…

¿Qué me traerá el año que empieza? Lo que Tú quieras, Señor… Pero te pido Fe para mirarte en todo, Esperanza para no desfallecer, y Caridad para amarte cada día más… y para hacerte amar de los que me rodean… Dame paciencia y humildad, desprendimiento y generosidad… Dame Señor lo que Tú sabes que me conviene y yo no sé pedir, que tenga el corazón alerta, el oído atento, las manos y la mente activas… y que me halle siempre dispuesto a hacer Tu santa voluntad. Derrama Señor tus gracias sobre todos los que amo y concede Tu paz al mundo entero… Así sea.

Y ahora… la “receta” del PASTEL DE AÑO NUEVO FELIZ

Cómprense en el gran Almacén del Tiempo, 12 meses perfectamente maduros y de la mejor calidad. Examínense cuidadosamente a fin de que no tenga manchas de envidia, egoísmos ni rencores, ningún recuerdo de pasadas amarguras. Divídase cada mes en 30 o 31 partes y se tendrá una porción suficiente para cada día, a la cual bien pueden añadirse los ingredientes que siguen:

10 onzas de bondad

3 de entusiasmo

6 de laboriosidad

2 de compañerismo

10 de sinceridad

2 de cortesía

4 de espíritu de servicio

6 de perseverancia

10 de puntualidad

5 de lealtad

4 de buen humor

1 onza de recreo

Vamos a usar el AMOR como líquido para batir la masa, pero debe usarse con tal profusión que resulte una masa suave y que no quede ninguna partícula seca.

Póngase toda la mezcla en el horno bien caliente, pero téngase cuidado de que los geniecillos de la envidia no cometan la imprudencia de abrir la puerta del horno, pues entonces el pastel no se esponjaría.

El betún puede hacerse con palabras de simpatía y sonrisas; el decorado con ideales nobles y elevados. Sírvase con espontaneidad y alegría.


¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO MIS QUERIDOS AMIGOS!!!
30 Diciembre 2017 03:00:00
Querida sólo labial
QUERIDA ANA:

A mí siempre me ha gustado andar arreglada y por eso cuando voy a algún restaurante siempre he acostumbrado pintarme los labios cuando termino de comer, pues no me siento a gusto con los labios despintados. Lo hago estando sentada aún en la mesa. Y también es que se me resecan los labios y me molesta eso. Saco de mi bolso mi portalabial que tiene espejo y simplemente me pinto.

Una amiga que fue conmigo a comer hace unos días a un restaurante, me dijo que no es correcto que lo haga. Yo le digo que no me maquillo, que solamente me retoco los labios, pero ella insiste en que no es correcto ni son buenos modales. Nunca nadie me había dicho nada sobre ello.

¿Usted qué opina de eso? Me gustaría mucho que me diera la razón porque siento que así es, y para que al leer su columna (que ella también lee todos los días como yo), se diera cuenta de que está equivocada y yo no.

Gracias amiga.

SÓLO LABIAL

QUERIDA SÓLO LABIAL:

La línea general de acuerdo con los buenos modales, es que no es apropiado pintarse los labios cuando la mujer aún está sentada en la mesa de un restaurante. La etiqueta dice que se excuse la mujer por levantarse de la mesa y vaya al tocador de señoras para allí aplicarse el lápiz labial. Yo pienso que si el restaurante es informal o de comida rápida, podría ser correcto aplicarse de forma rápida el lápiz labial. Aunque debo decirte que evites aparecer como que estás acicalándote.

Lo lamento. Pierdes tú.

ANA
29 Diciembre 2017 03:00:00
Querida dividida:
QUERIDA ANA:

Leo siempre sus consejos y me parecen magníficos, por eso le escribo. Ojalá pueda aconsejarme. Soy una mujer de 29 años, soltera, vivo con mis padres, soy educada, pienso que inteligente y con bastante sentido común. Mi problema son los problemas de mis padres y no sé cómo hacer para que resuelvan sus conflictos. Mi papá es un hombre que se formó solo, pues quedó huérfano muy pequeño; se formó a base de trabajo intenso y no tuvo muchos estudios, sólo terminó la preparatoria. Es un hombre muy honrado y muy derecho. Quiere mucho a mi mamá y la respeta siempre, pero es muy terco y no tolera que nadie lo critique. En cuanto a mi mamá, ella es una mujer que hizo carrera, le gusta leer, es muy prudente, tranquila y reservada. Ella nunca expresa su opinión si no va de acuerdo con lo que dice mi papá, pero estoy segura que ella sufre.

Yo pienso que en los 32 años que tienen de casados nunca ha habido mucha afinidad entre ellos, pero últimamente se ha agudizado ese problema, pues mi papá se queja conmigo de mi mamá, y ella hace lo mismo de mi papá. Cuando ellos han hablado conmigo yo he preferido no decir nada definitivo, los escucho y les digo que traten de llevarse bien.

Lo que ha venido a preocuparme es que ya van varias veces que cuando mi papá está discutiendo, mi mamá ya no se ha mostrado tan sumisa y le ha contestado y se ha enojado con él y eso, desde luego, no le ha gustado a mi papá. Le digo que me preocupa, porque pienso que se ha sobrellevado la situación, porque mi mamá siempre aguantó, pero me aflige pensar que pueden hasta llegar a separarse, porque la resistencia de mi mamá ya llegó al límite. ¿Cómo puedo ayudarlos? Además de preocupada estoy entre la espada y la pared y ando hasta nerviosa en mi trabajo y en todas partes. ¿Tiene algún consejo para mí? Gracias.

DIVIDIDA

QUERIDA DIVIDIDA:

Tus padres han necesitado a alguien en quien desahogarse y por eso han acudido a ti para contarte sus problemas. Es comprensible, pero creo que no eres tú la persona adecuada ni indicada para recibir las confidencias, quejas o desahogos de tus padres, pues tú no puedes ayudarlos. Pienso que ellos necesitan la ayuda de un psicólogo o consejero matrimonial. Propónles eso y, si aceptan, busca a la persona idónea y consígueles una cita. Y tú, mejor aléjate de la zona de conflicto. Cuando se inicien las hostilidades, desaparece un rato de la casa. Seguramente ellos van a notar tu actitud, pero no será malo, porque les hará comprender que estás en medio de una guerra en la que no quieres y no puedes participar, porque no puedes tomar partido. Quien puede ayudarlos es alguien preparado para ello. Espero que pronto pueda resolverse ese conflicto y todos vuelvan a estar tranquilos.

ANA
28 Diciembre 2017 03:00:00
Querida asustada:
QUERIDA ANA:

Soy una mujer joven, mis padres murieron cuando era niña, sólo tengo dos hermanos hombres ya casados. Me crió una tía que también murió hace seis años. Conocí al hombre con quien vivo actualmente hace cinco años en el lugar donde trabajo y decidimos vivir juntos hace cuatro.

Desde luego desde el principio pensé que un día nos casaríamos. Él es muy romántico y muy bueno conmigo, me hace regalitos muy seguido y cuando cumplo años me lleva un ramo de flores, chocolates y me lleva a cenar a un buen restaurante. Además, él me sostiene de todo a todo. Como si fuera mi esposo.

Sin embargo, las cosas han cambiado y no me explico por qué. Acostumbrábamos decirnos palabras cariñosas en la cama antes de tener relaciones, pero últimamente se ha vuelto frío y ha habido veces en que ni siquiera me da las buenas noches.

Una noche tuve una pesadilla y desperté gritando, pero él se hizo que dormía y no me hizo caso. Estoy realmente alarmada, pues no quiero que nuestra relación se termine y no sólo eso, sino que quisiera que nos casáramos. ¿En qué me equivoqué? ¿Qué hice mal? Le agradeceré su ayuda.

ASUSTADA

QUERIDA ASUSTADA:

Hace tiempo te habría dicho que el error fue ir a vivir con él sin estar casados, pero en la actualidad hacer eso es tan común, que puedo decirte que probablemente no hiciste nada equivocado. Pero una relación seria o con futuro, es más que decirse palabras cariñosas en la noche y regalar flores y chocolates en los aniversarios.

Al igual que un noviazgo muy prolongado, una relación sin término o plazo a la vista, está en constante peligro del colapso.

Tu pareja muestra todos los síntomas de un hombre que desea apartarse, lamento decírtelo aunque creo que ya lo has sentido así.

Mi sugerencia es que le des espacio, que le des libertad; no lo ahogues, no lo abrumes con presiones de tipo sentimental, con la esperanza de que todo resulte bien. Lo deseo sinceramente.

ANA
27 Diciembre 2017 03:00:00
Queridos madre y padre:
QUERIDA ANA:

Buenas tardes. Mi esposo y yo estamos muy preocupados por las reacciones que ha tenido últimamente nuestro hijo que tiene 7 años y va a segundo año. Sucedió que un día trajo a la casa un juguetito de uno de sus amigos. Yo inmediatamente le pregunté de dónde había obtenido ese juguete y me dijo que un amigo se lo había regalado. Yo le recordé que nosotros le habíamos dicho que no aceptara regalos de ninguno de sus compañeros. Lo hicimos precisamente porque podía suceder que tomara algo que no era suyo o porque aunque algún niño le regalara algo, sus padres podrían no estar de acuerdo y reprender al niño, o quizás hasta venir a la casa a reclamarlo. Entonces le dije que debía devolverlo y al día siguiente fui con él al colegio y esperamos en la puerta al niño dueño del juguete, y cuando se lo enseñé y le pregunté si se lo había regalado a mi hijo, dijo que no. Entonces, para no hacer que mi hijo se sintiera mal, le dije que no se había dado cuenta y se lo había llevado, y que por eso yo había ido a devolverlo junto con él.

Otro detalle fue que la profesora me llamó un día y cuando fui me dijo que sorprendió a mi hijo copiando de un compañero un ejercicio que les puso. Y hace días me dijo una mentirita de la que me di cuenta. De ambos sucesos le llamamos la atención. Fue un pequeño embuste sin consecuencias, pero estamos preocupados. También sucede que constantemente pide nuestra aprobación a todo lo que hace.

Ana, no queremos que nuestro hijo se convierta en un embaucador o en un estafador. ¿Qué podemos hacer para arreglar esto? Muchas gracias por el consejo que nos dé.

MADRE Y PADRE PREOCUPADOS

QUERIDOS MADRE Y PADRE:

La conducta de su hijo no es inusual en una criatura de su edad, en la que los pequeños están abrumados por impulsos que no saben aún controlar. Casi puedo asegurarles que la mayoría de los niños de esa edad, en todos los tiempos, alguna vez toman algo ajeno sin darse quiera cuenta de por qué lo hacen. Sienten que algunos objetos ejercen una especie de magia sobre ellos y los toman, pero no por ello van a ser estafadores o criminales.

Cuando un niño siente la necesidad de la aprobación de sus padres, está clamando: “tengo miedo de que ustedes no me amen si no soy perfecto”. Hablen con su hijito y díganle que los niños de su edad con frecuencia no pueden detenerse de hacer cosas que saben que no deben hacerse, pero que debe ir haciendo conciencia de que los consejos y normas del hogar debe observarlas. Pueden sentirse seguros de que su hijito, con el hecho de que haya devuelto el juguetito que tomó de su compañero y la llamada de atención que le hicieron por copiar el trabajo de su compañero, irá comprendiendo y aprendiendo y pronto estará preparado para controlarse a sí mismo. Y es importante que le hagan sentir que lo aman sin esperar que sea perfecto.

ANA
25 Diciembre 2017 04:00:00
Queridos Lectores
QUERIDOS LECTORES:

“Gloria a Dios en las alturas y en la Tierra paz entre los hombres de buena voluntad”. Así cantaban esa noche fría y llena de estrellas, los ángeles que bajaban del Cielo para alabar a Jesús, el Hijo de Dios nacido de María la Virgen. Ellos, junto a José, el padre terreno del Niño, estaban en un establo, pues era lo único que habían podido encontrar para alojarse esa noche ya que en ninguna posada había habido lugar para ellos. ¿Cómo? ¿El Hijo de Dios acostado en un pesebre, entre un buey y unos borreguitos? Pues sí. Jesús desde que nació prefirió la pobreza, quiso vivir entre los menos favorecidos, los desheredados, los rechazados. Los más pequeños.

El cuentecillo que leerán este día se publicó en un libro cuyo título es El Tesoro de los Cuentos de Navidad y se refiere a un angelito pequeño, el más pequeño de todos los ángeles del Cielo. Lo dedico a los pequeños de la casa, a los niños. Y a los adultos con corazón de niño. Leamos pues:

EL ÁNGEL MÁS PEQUEÑO

Hace mucho tiempo, mucho antes de que naciera cualquiera de los que viven ahora, no había época de Navidad, ni árboles navideños, ni regalos de Navidad, ni gente que cantara villancicos. Era así porque no había nacido Jesús en un humilde Portal de Belén. Claro que existía el cielo, el hogar de los ángeles que volaban entre las nubes con hermosas alas de plumas brillantes y usando túnicas blancas. Eran altos, fuertes y veloces… todos, excepto el ángel más pequeño, quien era chiquito y tenía rizos cortos. Acababa de recibir sus alas y apenas estaba aprendiendo a volar.

Un día el arcángel Gabriel hizo un anuncio de gran importancia: “Esta noche ¡volaremos a la tierra para honrar el nacimiento del Príncipe de la Paz! ¡Cantaremos himnos en todo el mundo, llevando alientos de gran alegría!” El ángel más pequeño saltó de emoción. ¡Hoy sería la noche de la que tanto había escuchado hablar! Durante semanas, los ángeles mayores habían planeado una espléndida celebración. ¿Le permitirían ir con ellos? El canto del ángel más pequeño aún era débil, pero tenía un problema aún peor: no podía volar tan rápido como los demás. No resultaría fácil ir. “A menos que me adelante”, pensó, y esto lo animó. “Si me voy ahora llegaré a Belén antes que los demás”.

En ese momento, el ángel más pequeño se paseaba junto al mar cristalino del cielo. En la orilla había miles de flores con cinco pétalos blancos y centro dorado. Las flores de estrellas eran consideradas en la tierra como símbolo de esperanza y seguramente serían un lindo regalo para el bebé recién nacido. Así pues tomó un puñado y las acomodó en el cordón de su túnica. Era el momento de probar sus alas como nunca lo había hecho. Subió a la nube más alta ¡y se lanzó! Milagrosamente sus alitas se abrieron y el ángel más pequeño se deslizó por el aire y se dirigió al planeta Tierra que estaba abajo.

Cuando aterrizó, miró a su alrededor. ¿Dónde estaba Belén? Era una puesta de sol y no veía a nadie. Pero a la distancia distinguió una aldea con casas hechas de adobe y piedra, así que se puso en marcha por el sendero de tierra que llevaba a ella. En su camino escuchó un lastimoso sonido que venía de un olivo cercano. La mamá paloma estaba piando con tristeza desde una rama. Debajo, su bebé, que había caído del nido, trataba de volar sin éxito. Era demasiado pequeño. El ángel recogió al pajarito. “Pobrecito, dijo. El ángel más pequeño voló y puso al pichón suavemente en el nido. La madre le agradeció con todo su corazón. Una flor de estrellas cayó del cordón del ángel y se posó en el lugar donde el palomo había caído. De pronto, una campana sonó en la noche invernal.

El ángel más pequeño llegó hasta una choza que tenía un solo cuarto y se asomó por la ventana. Ahí una joven madre miraba a su pequeño hijo, que dormía intranquilo en una cuna. El ángel pudo ver que la piel del niño estaba roja y que mechones de cabello caían sobre su frente. La madre mecía la cuna y lloraba en silencio. El niño abrió sus febriles ojos y sonrió cuando el ángel entró de puntillas. El ángel puso su mano fresca sobre la frente del niño y la fiebre desapareció instantáneamente. Al poco rato el niño cerró los ojos y durmió profundamente. Cuando el ángel caminaba hacia la puerta, unas flores cayeron de su cordón y se oyó una segunda campana. Ya había oscurecido, así que se fue de la aldea y continuó por el camino.

Al ángel más pequeño le dolían demasiado las alas como para volar. También estaba perdido. ¿Dónde se hallaba Belén? El ángel no parecía estar más cerca del final de su viaje que cuando comenzó y sólo le quedaba una flor. “¿Qué pasará si pierdo esta también?”, pensó. “No tendré nada que darle a Jesús”. Para empeorar las cosas, el ángel se golpeó el pie contra una piedra del camino. Saltó sosteniendo su pie lastimado. De repente, sobre él pasó volando un ejército de ángeles que cantaban: “¡Gloria a Dios en las alturas, y paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad!”. “¡Oh, no!”, exclamó el ángel más pequeño. “¡Ya es demasiado tarde!”.

Poco después, el ángel más pequeño escuchó un balido en las cercanías. Entre los arbustos había un corderito con la pata delantera rota. Sintió lástima y lo levantó en brazos. “Ven conmigo a Belén”, dijo el ángel, “¡bueno, si puedo encontrarlo”!. La última flor se deslizó de su cordón sin que se diera cuenta y cayó en el camino de tierra. Una tercera campana sonó en la noche. El ángel llevó su lastimada carga por el camino y cada vez le parecía más pesada. Sus brazos y piernas le dolían por la fatiga. Cuando pensaba detenerse a descansar, vio una luz que brillaba a lo lejos. Al acercarse descubrió que parecía venir de un establo. “Nos detendremos ahí”, le susurró el ángel al cordero, que se había quedado dormido en sus brazos.

Cuando el ángel y su corderito estaban cerca del establo, fueron recibidos por escenas y sonidos asombrosos. En el lugar se reunían varias personas. La mayoría eran pobres y humildes, pero había tres hombres montados en camellos y vestidos elegantemente, que llevaban costosos regalos. La gente estaba callada, pero de vez en cuando el ángel escuchaba murmullos. Arriba, en la aterciopelada oscuridad, volaban ejércitos de ángeles. Algunos cantaban himnos mientras otros tocaban brillantes trompetas de bronce. En lo alto brillaba una sola estrella, más fija y deslumbrante que cualquiera que el ángel hubiera visto.

El ángel más pequeño atravesó el portal del establo y se quedó tan asombrado por lo que vio, que casi se le cae el cordero. Ahí, en la paja, estaba sentada una pálida pero hermosa joven que sostenía en sus brazos un bebé recién nacido. Un hombre barbado, con ropa pobre, los contemplaba. El ángel más pequeño se dio cuenta de inmediato que estaba en presencia de Jesús y sus padres, María y José. Colocó al cordero en la paja y buscó su última flor, ¡pero no la tenía! María le sonrió cariñosamente al ángel. “Sé lo que estás pensando”, dijo dulcemente, “pero has traído un regalo mucho más grande: una criatura necesitada”. El bebé Jesús estiro su bracito y con su mano regordeta, tocó la pierna rota del cordero. De inmediato el animal se levantó de un salto, brincando.

“Y no sólo eso”, agregó María. “Tus buenas acciones han hecho que la Campana del Amor repique tres veces esta noche. Por ello pedí que nos visitaras cada año y trajeras esta música a la gente de buena voluntad”. El ángel más pequeño se llenó de regocijo. ¡Qué responsabilidad tan grande para alguien tan pequeño! Voló de regreso al cielo a toda velocidad. Y cada Navidad escucharás sonar esta campana mágica… es decir, ¡si has sido amable y bueno todo el año!

¡FELIZ NAVIDAD!

ANA
23 Diciembre 2017 04:00:00
Querido Tema Tabú
QUERIDA ANA:

Tengo un solo hijo, está casado y tiene una niña de 4 años y medio. La niña es muy inteligente y el otro día que platicábamos sobre la familia, me dijo: “Tú eres la mamá de mi papá, pero ¿dónde está tu mamá?”.

Mi madre murió en un accidente hace muchos años, pero desde luego no iba a entrar en detalles con la niña, así que simplemente le dije: “Estaba ya viejita y enferma y se murió”.

Mi nieta entonces dijo que cuando su pez dorado ya no estaba en la pecera y preguntó por él, le dijeron: “se murió”. Y me dijo entonces la niña: “¿Tu mamá puede cuidar a mi pez?”.

Mi hijo, que estaba en el otro lado del salón, nos escuchó platicando y rápidamente cambió el tema de la conversación.

Poco después me hizo a un lado y me dijo que la niña es demasiado pequeña para que le digan que las personas se mueren, que debería haberle dicho que mi madre “se fue”.

Yo no dije nada, pero quiero preguntarle a usted, ¿piensa que hice mal en haberle mencionado la muerte a mi nieta? Gracias por atenderme. Leo sus cartas a diario.

TEMA TABÚ

QUERIDA TEMA TABÚ:

Considero que cuando un miembro de la familia muere y los niños preguntan acerca de la muerte, sus preguntas deben ser contestadas honestamente.

El decir simplemente: “la abuela (o el pez) se fue”, no es una respuesta ni honesta ni adecuada.

Una niña de 4 años y medio no es demasiado pequeña para entender que las personas se mueren.

Se le puede decir que la persona que murió está contenta. Tal vez lo más importante es la manera como se les dicen las cosas a los niños, más que lo que se les diga. Es conveniente no mostrar aflicción ni pena, ya que eso puede crear inseguridad en los niños.

Y, desde luego, que cuando están muy pequeños, no asistan a los entierros. Gracias por leerme y por haber escrito.

ANA
22 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Agobiada
QUERIDA ANA:

Mi hijo es un estudiante universitario, tiene 20 años y hace unos días se presentó en mi casa una señora para decirme que su hija acaba de tener un bebé que definitivamente es de él. A mí, como comprenderás, el mundo se me vino encima, pero le dije que iba a hablar con mi hijo. Cuando él llegó, yo, desesperada, lo arrebaté y le pregunté por qué no me había dicho de este problema. Él me dijo que, para comenzar, la muchacha se lo había dicho hace apenas tres semanas. Que ellos salieron algunas veces y que es posible que sea de él porque tuvieron relaciones íntimas, pero que no está seguro porque la chica es muy alocada y ha tenido muchos novios.

Dice también que no desea ver al niño ni involucrarse en la vida de la muchacha, ya que ella no es confiable y además es cuatro años mayor que él. La muchacha vive con sus padres y yo quisiera saber cuáles son mis deberes tanto respecto a mi hijo como con mi posible nieto. Si es mi nieto, me gustaría participar en su vida y hacer lo correcto, pero no deseo distanciarme de la vida de mi hijo, ya que él me pidió que no volviera a ver a esas personas. Debo aclararle que soy viuda y que tengo otros dos hijos mejores que él, una hija de 18 y otro hijo de 16. Así que no tengo un esposo que me apoye para tomar una decisión. Vivimos bien pero debo cuidar lo que tengo porque tengo todavía un camino muy largo que recorrer con mis hijos. ¿Qué opina usted? Ayúdeme. Lo agradeceré mucho.

AGOBIADA

QUERIDA AGOBIADA:

Admiro su integridad y generosidad. Sin embargo para hacer lo correcto debiera convencer a su hijo de la necesidad de determinar si realmente es el padre del niño y, si acepta, ponerse de acuerdo con un abogado para que los oriente en cuanto a iniciar con los trámites de hacer un ADN al niño para ver si efectivamente es su nieto. Y luego de eso, si el análisis resulta positivo, y aunque su hijo quiera desligarse de ellos, convencerlo ahora para que acepte que usted participe en la vida de ese niño. Si el ADN resulta positivo, la otra familia con seguridad no se quedará sin hacer nada, así que para evitar una demanda o problemas, usted, como está dispuesta a reconocer la paternidad de su hijo, pida asesoría para hacerlo de acuerdo con lo que establece la ley.

Por ahora su hijo se muestra reacio a cualquier relación con esas personas, y aunque tal vez sea difícil convencerlo de lo contrario, es posible que pensándolo con más tranquilidad decida participar en la vida de ese niño, aún sin casarse, ya que el impacto de una noticia a cualquiera puede sacarlo de su centro. No estoy de acuerdo en que un padre ignore sus responsabilidades, pero el caso de esa chica es un poco extraño, pues no hizo nada hasta que nació el bebé y eso da qué pensar. Es conveniente pensar con claridad y tranquilidad las cosas y buscar asesoría legal.

ANA
21 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Malestar y Vergüenza
QUERIDA ANA:

Esta carta te la escribe alguien que jamás siquiera soñó que te escribiría para pedirte un consejo, pero aquí estoy y espero que puedas ayudarme. En realidad no sé si necesito un consejo o sólo deseo desahogarme. No me gustaría tratarle el asunto a un familiar o amiga. Y por eso recurro a ti. He estado casada cuatro años con un hombre al que quiero muchísimo y él también me quiere mucho.

El problema es que él tiene una hija de 9 años de edad de un matrimonio anterior. Querida Ana: no soporto estar cerca de la niña, y siempre me he sentido de esta manera, pero especialmente desde hace dos años que nació mi hija.

La niña viene a nuestra casa cada 15 días a pasar el fin de semana y siempre tengo que fingir que me cae bien. No la odio y jamás la lastimaría, y cuando necesita algún castigo por mal comportamiento (porque es irrespetuosa y puede llegar a ser muy grosera) o dice cosas desagradables de mi hija o de mí, prefiero morderme los labios para no decirle algo.

Francamente esos fines de semana son un tormento para mí, y sospecho que para ella tampoco son felices. Cuando se va, siento un gran alivio. Espero que las cosas mejoren, pero por ahora no puedo dominar mis sentimientos y me siento mal.

MALESTAR Y VERGÜENZA


QUERIDA MALESTAR Y VERGÜENZA:

Es importante que hayas identificado tu problema, que estés avergonzada y desees resolverlo. Todos tenemos en nuestra vida, en alguna ocasión, personas a las que “no podemos querer” o “nos caen mal”, así que no te avergüences. Lo que necesitas es descubrir por qué tienes esos sentimientos hostiles hacia esa niña de 9 años.

Quizás tenga algo que ver con que sea la hija de la anterior esposa de tu marido, o la reacción al comportamiento negativo de la niña. Sin embargo, comprende que eres la mujer que reemplazó a su madre, y así mismo es probable que la misma madre de la niña la haya influenciado.

Si te das cuenta que el problema no disminuye o desaparece, te sugiero que veas a un terapeuta familiar, pues aunque no lo mencionas, es muy probable que tu esposo se dé cuenta o perciba esa hostilidad que existe entre tú y su hija y eso puede dañar mucho tu matrimonio.

El problema puede ser resuelto. Inténtalo cuanto antes con mucho interés.

ANA
20 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Casi Sola
QUERIDA ANA:

Te escribo esta carta para pedirte un consejo acerca de mi matrimonio que va fracasando. Tengo 13 años casada y tres hijos, dos mujeres y un hombre. La mayor tiene 12 años, el niño 10 y la pequeña 9. Los primeros años de matrimonio mi marido se mostraba muy bueno, pero después de que nació la última niña se descompuso mucho. Se emborrachaba todos los días y yo hasta temblaba de miedo cuando llegaba. Yo me enteré luego que andaba con una mujer y cuando le pregunté, lo negó. Yo sé que sí anda con ella porque los he visto, pero ya no he querido ni decir ni hacer nada.

Me estoy desesperando porque cada día me da menos dinero y aunque tengo el servicio del ISSSTE para mí y mis hijos, la situación se está poniendo insostenible. No todo es médico y medicinas. Yo hice la carrera de comercio y trabajé antes de casarme y he estado pensando volver a trabajar para poder darles a mis hijos tantas cosas que les faltan. Me apura tener que dejarlos solos, pero ya están grandecitos, pues la menor tiene ya 9 años.

Hace como seis meses mi esposo se enojó conmigo, porque le reclamé el poco dinero que nos da y dejó de venir a dormir a la casa y desde entonces estamos más alejados. Dice que donde trabaja tienen camas y allí se queda, pero yo no le creo. De todas maneras a veces viene y me dice que si le permito quedarse a dormir en la casa y yo no se lo niego. Pero, ¿en qué lugar me tiene, viniendo cuando le da su gana? Quiero que por favor me orientes, porque como digo, quiero buscar trabajo, porque el día menos pensado él ya no regresa y qué voy a hacer para mantener a mis hijos. ¿Crees que esté bien que trabaje? ¿Crees que él cambie? Gracias mil. Te admiro.

CASI SOLA

QUERIDA CASI SOLA:

Va a ser difícil que tu esposo cambie, a menos que sea un hombre inteligente y comprenda que sus hijos están creciendo y lo necesitan más cada día y que el ejemplo que les dé será decisivo en su vida, pero también que tú le hagas comprender que ya estás cansada y no vas a tolerar más su infidelidad, su falta de apoyo económico y su ausencia del hogar.

Ojalá pudieras hacerle comprender que su más importante misión en la vida es el compromiso con sus hijos. Pero si él continúa igual, la labor tendrá que ser tuya.

Existen miles de madres que quedan viudas o se separan de su esposo y ellas dan a sus hijos ejemplares normas de conducta, les inculcan valores morales y son el único sostén económico del hogar.

Si tu esposo no cambia, hazlo todo tú, poniendo todo lo mejor de ti en ello. Estoy segura de que lo harás bien. En cuanto a trabajar de nuevo, es muy buena idea, pues eso puede traer a tus hijos una mejoría en su vida como son buena alimentación, vestido y alguna diversión.

Tú puedes trabajar y concientizar a los niños de que deben cuidarse solitos cuando estés ausente.

Podrías conseguir un empleo con horario corrido por la mañana, cuando ellos están en la escuela y de esa manera poder estar con ellos en la tarde. Te deseo de corazón la mejor de las suertes y la bendición de Dios.

ANA
19 Diciembre 2017 04:00:00
Querido Karma
QUERIDA ANA:

Tengo 23 años. Soy un hombre educado, bien parecido, académicamente preparado, soy profesionista, con un buen empleo, hago buenas relaciones amistosas. Me siento bien con mi persona, pero soy demasiado delgado aunque me alimento muy bien. En mi familia mis padres y mis dos hermanos son delgados, entonces pienso que debe ser genético.

No tengo complejos por mi delgadez, mido 1.82 pero parezco más alto porque no soy corpulento, y por eso mismo creo que no me veo varonil. He tenido varias novias, pero no me duran. En mi casa nos enseñaron siempre a ser respetuosos con las personas pero principalmente con las mujeres, por eso no soy de los que las besuquean ni de los que las manosean. Quizás ahora a las mujeres les gusta otra cosa y como yo no soy así, por eso se van.

No me siento afectado por lo que le expongo, a nadie se lo he comentado y llevo todo normalmente, pero confío en usted para que me aconseje. Mi familia no me ha dicho que me ven deprimido o triste y de verdad no me siento así, pero me preocupa que no haya podido tener un noviazgo firme y estable como muchos de mis amigos y mis dos hermanos, y no comprendo la razón porque no soy feo y más o menos buen partido.

¿Me puedes ayudar? ¿Cómo puedo ser más varonil? Debo aclararte que no soy homosexual, me gustan mucho las mujeres y quisiera que alguna se enamorara de mí. Agradeceré mucho tu consejo.

KARMA

QUERIDO KARMA:

Refiriéndonos estrictamente a la fisiología, lo que podría ser se llama testosterona, que es la hormona masculina. Pero si bien es cierto que la testosterona es esencial para la conducta y la musculatura del hombre, también es un esteroide anabólico que es responsable de estimular y desarrollar las características sexuales del varón, que incluyen vello facial y corporal, un pecho amplio y una voz profunda. También estimula el deseo sexual. Esta información la leí en una revista médica.

Pero por mi parte te diré que lo que más acerca a las mujeres, además de una apariencia varonil y agradable, las mujeres buscamos en los hombres ternura, gentileza, bondad, pulcritud, respeto. Y eso es lo tú ya tienes. Asimismo buscamos que el hombre sea cariñoso, inteligente, amoroso, creativo, generoso, responsable y además culto y elegante.

Sé que son muchos atributos, pero ante todos ellos la testosterona pasa a segundo término. Y, al menos la mayoría de las mujeres prefiere esos atributos o algunos de ellos. Pero si aún buscas mejorar físicamente, busca un buen médico, no tomes cualquier cosa que te sugieran. Gracias por la confianza que depositas en mí y buena suerte.

ANA
18 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Desvelada
QUERIDA ANA:

Padezco mucho de insomnio y no me gusta tomar pastillas para dormir. Por eso quiero suplicarle si tiene algunos consejos que me ayuden a dormir. Sé que no es usted doctora ni una maga, pero ayuda a tanta gente con sus consejos a resolver sus problemas, que pensé que también a mí pude ayudarme. Se lo voy a agradecer mucho. Le doy algunos datos personales que pueden servir. Tengo 62 años, un esposo y dos hijos casados que viven en sus casas. No tengo grandes problemas económicos, vivimos sin lujos, pero sin apuros con la pensión de mi esposo.

DESVELADA

QUERIDA DESVELADA:

Con gusto le doy algunas recomendaciones que deseo puedan servirle para conciliar el sueño. Y la saludo afectuosamente.

1.- Evite beber alcohol dos horas antes de retirarse a dormir.

2.- Evite la cafeína y el tabaco, al menos cinco horas antes de ir a la cama.

3.- Utilice su cama únicamente para ir a dormir y tener sexo, no para leer, comer o ver televisión.

4.- No se involucre en actividades estimulantes como el ejercicio inmediatamente antes de ir a dormir.

5.- No trate de dormir si no puede, entre más busque el descanso forzado, más lo va a eludir. Levántese, beba un té de azahar o un vaso de leche caliente.

6.- Elimine la tensión muscular. Practique ejercicios de respiración. Frote en la frente y detrás de sus orejas use gotitas de aceite esencial de lavanda.

7.- Relaje su mente. No permita que las preocupaciones se entrometan en su bienestar. Recuerde que no resuelve nada con preocuparse y menos de noche.

8.- Si vive en un área del barrio o colonia donde se escuchan ruidos y no puede hacer nada por eliminarlos, trate de acostumbrarse. Puede hacerlo.

ANA
16 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Precauciones
QUERIDA ANA:

Quisiera enviar una recomendación a las y los jóvenes. Ojalá que quienes lean esta carta piensen bien y comprendan que es de gran utilidad, sobre todo en estos tiempos, lo que les digo. Cuando era joven soltera y vivía sola, porque tuve que salir de la casa de mis padres y trasladarme a otra ciudad por cuestiones de trabajo, siempre que salía con amigas o con algún muchacho en una cita, dejaba pegada en el refrigerador una nota en la que mencionaba la fecha, la hora en que salía, con quien lo hacía, el número telefónico de la persona, dirección, trabajo, de dónde nos conocíamos y hasta anotaba la hora probable de regreso

Quienes se enteraron de esto, decían que era ridículo y que estaba paranoica, pero si las muchas jóvenes extraviadas y que hasta han sido asesinadas, hubieran hecho esto, al menos podría haberse seguido un rastro para localizarlas. Pueden haberme llamado paranoica, pero para mí siempre significó una cuestión de seguridad básica.

Probablemente mi recomendación ayude a otras personas y pienso que no sólo a las y los jóvenes que viven solas y solos, sino a cualquiera. Y si no viven solos, informen a los demás miembros de la familia o personas con quienes vivan, de todos estos datos que menciono.

Gracias por aceptar publicar mi carta. Lo hago porque su columna es muy leída y el mensaje puede llegar a mucha gente. Reciba saludos afectuosos.

PRECAUCIONES

QUERIDA PRECAUCIONES:

Gracias por tomarte el tiempo de escribir. Fuiste inteligente y madura desde muy joven. Pienso que las jóvenes que se resisten a dejar esa información temen que de alguna manera disminuye su independencia. Sin embargo es una manera eficaz de aseguramiento en el caso de cualquier emergencia.

ANA
15 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Adri
QUERIDA ANA:

Tengo 17 años recién cumplidos. Estoy en la prepa. Mi familia es muy tradicionalista, muy religiosos y mi papá ha sido muy exigente tanto con mis dos hermanos hombres como con nosotras las tres mujeres. Hace ocho meses que ando de novia con un muchacho de 23 años que ya está recibido de carrera. Lo quiero muchísimo y él también a mí. Yo he querido que vaya a mi casa para conocer a mis papás y hermanos, y para que pida permiso de ser mi novio, y también he querido que me lleve a su casa para conocer a su familia, pero él no ha querido ni una ni otra cosa. Ya consiguió trabajo y dice que nada más que pague algunas deudas que tiene, comienza a juntar para comprar una casa y muebles para casarnos.

Por lo que le escribo es por lo siguiente: Hace dos semanas me dijo que hagamos el amor, que con eso nos demostraremos todo lo que nos queremos y que no tiene nada que ver al cabo que vamos a casarnos.

Yo le dije que no, porque quiero salir bien de mi casa, que quiero llevar mi vestido blanco en mi boda, pero él ha insistido. Quiero decirle que no quiero perder a mi novio porque lo quiero.

Dígame por favor qué le digo para que no insista y espere con paciencia el día que podamos casarnos. Mis papás quieren que yo haga una carrera y esos han sido los planes porque yo también quiero seguir estudiando. ¿Qué voy a hacer?, todo se me hace bolas en la cabeza.

Contésteme por favor. Gracias.

ADRI

QUERIDA ADRI:

La respuesta más contundente, corta y que no deja lugar a dudas, es decir “NO”. No pretendo decepcionarte y pudiera estar equivocada, pero me parece extraño que tu novio no quiera llevarte a conocer a su familia y se niegue a conocer a la tuya. Ya tienen ocho meses de novios y ni siquiera lo conocen tus hermanos. ¿No te parece un tanto raro eso? Mira: si deseas conservar a tu novio, no aceptes. Si dices que sí, puedes irte olvidando de él. Además no olvides los principios y valores morales que te han inculcado tus padres. No se trata sólo de perder o no al novio, se trata de no pisotear tus valores.

ANA
14 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Agredida
QUERIDA ANA:

Hace días andaba en un supermercado y sucedió que dos niños, como entre 6 y 7 años, andaban correteando entre los pasillos, atravesándose a los clientes (algunos ya ancianos), y cuando se me atravesaron a mí ni les dije nada, solamente para mí dije suavemente: “Dios mío estos niños van a tumbar a alguien”, pero me escuchó un señor que estaba detrás de mí y vino enojadísimo, como si yo hubiera golpeado a los niños y me dijo: “¿De qué se queja?, mis hijos no le hicieron nada”.

Entonces sí hablé y le dije: “Los niños se están atravesando a los clientes y pueden tumbar a alguien, sobre todo a personas mayores. Debiera cuidarlos”.

Y me gritó: “Vieja loca. Si no le gusta, vaya a comprar a otro lugar”. Ignoré a ese tonto y me alejé sin decir nada más, pero me siguió diciendo disparates, hasta que mejor me salí del lugar.

Ese señor necesita un siquiatra para controlarse y aprender a controlar a su hijos.

Quise contarle mi experiencia para que me diga qué piensa de esas personas que no entienden que parte de nuestro deber es cuidar de los demás y que los hijos si no se controlan ni educan cuando son niños, van a ser adultos intolerantes, groseros y desinteresados en el bienestar de su prójimo. Saludos.

AGREDIDA

QUERIDA AGREDIDA:

Obviamente ese hombre no sabe controlarse y menos controlar a sus hijos. El haberse alejado sin decir nada y dejarlo hablar para no arriesgarse, fue lo mejor que pudiste hacer.

Esas personas pueden ser peligrosas y lo mejor habría sido llamar al gerente de la tienda. Aunque seguramente a él también le hubiera tocado su parte. Esas personas no se detienen ante nadie. Están enfermos. Y necesitan ayuda. Gracias por tomarte el tiempo de escribir.

Ojalá sirva como llamada de atención a los padres que lean esto.

ANA
13 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Otra
QUERIDA ANA:

Estuve casada y me divorcié porque mi esposo tuvo una aventura con una mujer y los descubrí. Me enfurecí con él y también con la otra mujer, por andar con un hombre casado. Sin embargo, ahora que yo he vivido esa aventura, veo las cosas de diferente manera. Resulta que en mi trabajo conocí a un hombre con quien comencé a conversar y a tratarnos seguido y nos dimos cuenta de que tenemos muchas cosas en común: nos gustan los mismos libros, las misas películas, música, etcétera. Eso llevó a que tuviéramos una relación que persiste y con ello comprendí lo fácil que es que esa cosa suceda.

Eso me lleva a dar algunos “consejos” a las esposas, aunque pienso que no les va a gustar que una mujer que anda con un hombre casado, les diga estas cosas. Pero por favor no las desprecien, aprécienlas. Tal vez su esposo le dé lo mejor de sí mismo a la “novia”, mientras ustedes recogen su ropa sucia y la lavan, le tienen la casa limpia y arreglada, le cuidan a sus hijos, etcétera, pero la “novia” le da a su esposo la admiración y el amor incondicional que él necesita. Él dice que ya no puede impresionar a su mujer, que solamente lo ve como un proveedor y yo lo veo como todo un caballero. Los dos nos reímos mucho, usted no se da el tiempo para eso. Nunca lo ignoro y él comparte sus problemas conmigo, lo que no hace con usted porque le dice que bastantes problemas tiene ya en la casa. Yo jamás comparo a este hombre que amo con el marido de mi hermana, que gana mucho dinero en su bufete, o con el esposo de mi amiga que le acaba de comprar una casa enorme y hermosa o un automóvil último modelo.

Pienso que todo lo que hace es maravilloso, nunca lo hago sentirse incompetente debido a lo que no tiene o no ha podido lograr. Me parece muy sexy y se lo digo, a pesar de que ya peina canas, tiene unos kilos de más y no es tan joven. No tiene que cambiar nada acerca de sí mismo. Lo amo como es.

Recuerden señoras casadas que sus esposos tienen frágil su orgullo y no se logra nada destruyéndoselo. Perdonen, pero quise ayudarlas.

LA OTRA

QUERIDA OTRA:

Has tocado un tema sumamente delicado, pero imagino que es con la mejor de las intenciones. O quizás para “limpiar” tu conciencia. Porque es reprobable tu aventura y la situación que estás viviendo, pero es tu vida. Tal vez tu mensaje llegue a mis lectoras casadas y le presten atención y a algunas les abra los ojos a un verdadero conocimiento y eso tiene más valor que lo que yo pudiera decir. Gracias por tomarte este tiempo para mis queridas lectoras.

ANA
11 Diciembre 2017 03:00:00
Querida ¡Cuidado!:
QUERIDA ANA:

Quisiera comentarte algo que me avergüenza, pero prefiero hacerlo que tener un cargo de conciencia, ya que comentar esto con mi hermana, no puedo. Quiero decirte que en mi familia, todos leemos tu columna, mis padres, mis hermanas casadas y yo, que estoy todavía soltera. Por lo tanto, cuando mi hermana lea esta carta va a comprender que me refiero a ella y tomará tu consejo. Se trata de lo siguiente:

Ella y su esposo no son cuidadosos con lo que ven en la televisión delante de sus hijos. No te diré las edades de sus hijos porque mis papás pudieran identificar a mi hermana y no quiero eso, pero son mayores de 7 y menores de 13. Como te digo, mi hermana y mi cuñado muchas veces ven películas que no son pornográficas, pero en las que las parejas tienen sexo o aparecen mujeres desnudas, o hay
violaciones u homosexuales que se besan. Para ellos, como adultos, puede estar bien, cada quien su gusto y su moralidad, pero lo que no me parece apropiado ni bueno es que no se fijen que en ocasiones sus hijos están presentes y les permiten ver eso. Yo me di cuenta porque estuve viviendo con mi hermana unas semanas por cuestiones de salud.

¿Qué opinas de eso Ana? ¿No piensas como yo que puede causar daño a sus hijos ver eso? Gracias por tu opinión que seguro ayudará a mi hermana y a su esposo.

¡CUIDADO!

QUERIDA ¡CUIDADO!:

Sí puede ser perjudicial y dañino por muchas razones. Viendo esas escenas, los niños (porque si tus sobrinos están en el rango de edad que mencionas, son niños) adquieren una visión distorsionada del sexo. Una es que sugiere que el sexo es un acto mecanizado, impersonal, en ocasiones violento y desprovisto de amor. El mensaje que reciben los niños de esas películas, es que el sexo hostil, y que se hace uso de él para abusar de otros, es aceptable.

Los niños no saben diferenciar lo bueno de lo malo en esta área y lo que observan que sus padres ven, en el futuro puede ser un comportamiento aceptable para ellos, y no debe sorprender, ya que los padres están enseñando a sus hijos que esa violencia es parte del sexo y de la vida. Yo creo que cualquier adulto que permita que un niño pueda ver eso, está cometiendo una forma de abuso infantil. Quizás tu hermana y cuñado no vean películas realmente pornográficas, pero debe cuidarse para que los niños no vean esas escenas escabrosas que aparecen en tantas películas en la actualidad. Si ellos gustan de ver esas películas, estaría bien que esperaran a hacerlo cuando estén los niños ya dormidos y no entren a esa habitación. Te felicito por preocuparte por algo que muchos, en estos tiempos, ni toman en cuenta.

ANA
09 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Relegada
QUERIDA ANA:

Quiero pedirte que me digas qué piensas de lo que voy a contarte y también me orientes para poder tomar una decisión correcta. Tengo 38 años y vivo en unión libre con un hombre de 45. Hemos vivido así durante casi tres años. No somos unos jovencitos y me da vergüenza vivir así. No tengo hijos y soy soltera y mi familia me ha criticado y algunas amistades también.

Yo lo quiero mucho y él dice que también me quiere. El problema es que él está casado, pero ha estado separado de su esposa desde hace nueve años.

No tuvieron hijos. Le he dicho varias veces que se divorcie para poder casarnos, pero dice que sigue casado con ella porque son católicos y la religión católica no admite el divorcio. Y yo le digo que tampoco acepta el adulterio. A veces estoy verdaderamente enojada.

Ana ¿es más importante un Mandamiento que otro? Yo amo verdaderamente a este hombre, pero creo que merezco mejor trato de parte de él, es decir, merezco que se case conmigo, especialmente si me quiere, como dice. Por favor dame tu opinión sincera y aconséjame qué hacer. Gracias.

RELEGADA

QUERIDA RELEGADA:

Los Mandamientos todos son importantes y tienen el mismo valor. Sin embargo, entre los mandamientos no se menciona el divorcio.

Los Mandamientos son un conjunto de principios éticos y de adoración que juegan un papel muy importante en el judaísmo y en el cristianismo. Incluyen instrucciones cómo adorar sólo a Dios, así como también prohibiciones en contra de la idolatría, asesinato, robo, deshonestidad y adulterio. Y el séptimo mandamiento de la Ley de Dios dice: “No cometerás adulterio”.

Si el matrimonio es tu prioridad, creo que debes prepararte para seguir tu camino de acuerdo con ello. La excusa de este hombre para permanecer casado, mientras vive contigo, al parecer es el temor al castigo divino.

Pero ¿no teme él al castigo por ser un adúltero? Los valores morales de tu compañero están realmente desgastados y, con pena por lastimarte, debo decirte que los tuyos tampoco están muy completos.

Dices que mereces mejor trato de parte de él y sí mereces que se case contigo, pero… habría sido más fácil lograrlo si no hubieras accedido a vivir con él sin ir primero ante el juez. Fue mi opinión sincera. Consejo o sugerencia: Prueba a separarte de él y espera su reacción.

ANA
08 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Netflix
QUERIDA ANA:

Te escribo para que por favor me ayudes con un consejo que ojalá surta efecto, aunque creo que mi problema no tiene remedio. Quisiera que en la vida de mi esposo hubiera una mujer ¡¡¡YO!! Su “amante” es el televisor. Está frente al aparato desde que llega del trabajo, aproximadamente a las 7 de la tarde, y no se despega de allí hasta la medianoche, cuando ya está medio muerto de sueño. ¿Sexo? Muy eventual porque siempre está ya cansado. Ni siquiera se levanta a cenar conmigo y con los hijos, tengo que llevarle la cena para servírsela en una mesita cerca de donde está el televisor. Y los días que no trabaja, se los pasa viendo televisión todo el día.

¡Qué esperanzas que nos lleve a mí y a nuestros hijos a alguna parte o nos acompañe a ver a mi familia o a la suya! Y cuando se ve forzado a ir a algún lugar, si tiene confianza y tienen la televisión encendida, se sienta frente a ella y no hay poder humano que lo levante. Así es de falto de educación. No importa que sean familiares o amigos de confianza. Eso no se hace.

Tenemos 11 años de casados y me dan ganas de colgarme de las paredes de desesperación con un “cable”. ¿Por qué me ha apagado a mí y sólo enciende el televisor?

Espero tus comentarios. Gracias Querida Ana.

NETFLIX

QUERIDA NETFLIX:

Para muchas personas la televisión es una droga. ¡Si se diera cuenta tu esposo de lo que se pierde de la vida mientras está sentado frente al televisor, le daría un ataque al corazón! Supongo que has hablado con él sobre el tema. Vuelve a hacerlo, pero en un tono más apremiante y definitivo. Si eso no funciona, anímate a no servirle ningún alimento en el lugar donde tienen el televisor, dile que su plato está servido en la mesa y que allí se quedará esperándolo o que se quede con hambre.

Y si por la noche ya no puedes seducirlo, es que él tiene un problema físico o emocional, en cuyo caso sería conveniente que viera a algún médico. Mientras tanto, continúa haciendo tu vida normal para que te sientas menos agobiada por la situación. Buena suerte amiga.

ANA
07 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Buenos Días
QUERIDA ANA:

Me encanta tomar sol. Me gusta ir a la playa y asolearme lo más que puedo (desde luego uso bloqueadores de sol), y en mi casa tomo sol los sábados y domingos en el jardín.

Mi mamá me dice con mucha insistencia que el sol daña la piel y que como soy tan blanca me voy a arrugar muy pronto con tanto sol.

Ahora tengo 23 años y no he notado nada. Si el sol fuera malo ya me habría dañado y no habría tanta gente que se asoleara. ¿Tú qué opinas Ana?

BUENOS DÍAS SEÑOR SOL

QUERIDA BUENOS DÍAS:

De acuerdo con el doctor Nelson Lee Novick, un profesor de dermatología en el Centro Médico Monte Sinaí de Nueva York, hasta 90% del daño que sufre la piel y otras señales de envejecimiento, como las arrugas, se deben a los rayos solares. Indica ese médico que el sol puede hacer la diferencia en la apariencia, es decir, en lo vieja que se puede ver una persona, que puede verse hasta 20 años más vieja por el daño que le causa prematuramente el sol

Añade el galeno que basta comparar la piel de la mano o de la mejilla con la del pecho o del abdomen, adonde no llegan los rayos solares por la ropa, y entonces se puede comprobar el daño que estos hacen.

El envejecimiento, los vasos sanguíneos rotos, la resequedad y el color lívido son unos de los síntomas de la piel dañada por el sol.

Lo mejor es evitar la exposición desmedida al sol, antes que buscar protectores solares. Y desde luego usarlos para cuando caminemos por la calle, en el campo o en la playa, pero temerle al sol es muy conveniente.

Para la piel dañada por el sol, el Dr. Novick recomienda la crema Retin-A, ya que estimula el crecimiento de los fibroblastos, que producen colágeno y elastina. Como ves, tu madre tiene razón. Escucha sus consejos.

ANA
06 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Vía Libre
QUERIDA ANA:

Siempre he tenido el deseo de viajar y creo que el año próximo podré hacerlo. Después de muchos trámites, problemas y disgustos, conseguí que me fuera pagado un seguro de vida que tenía mi esposo que falleció hace casi tres años. Al fin quisiera hacer lo que tanto él como yo soñamos hacer juntos. Estoy segura de que desde donde él está, va a darle gusto que yo pueda realizar ese sueño.

Me gustaría hacer un crucero, tal vez al Caribe, a Alaska o ir a Egipto y navegar por el Nilo. Sin embargo, no quiero ir sola, que sería la primera vez desde que murió mi marido. Además, por los sistemas de los viajes, una persona sola paga casi lo mismo o más en hoteles y cruceros que si van dos personas. Quisiera tener una compañía femenina, pero a las amigas que les he dicho me han contestado que no pueden ir por ahora. ¿Qué me sugieres que haga? Quisiera aprovechar ahora que me siento bien de salud y mis tres hijos están bien y no hay problemas, gracias a Dios por ahora.

Muchas gracias por el consejo que me puedas dar.

VÍA LIBRE

QUERIDA VÍA LIBRE:

Comienzo por expresarte mi pesar por la ausencia de tu esposo y luego decirte que me alegra mucho que puedas hacer ese viaje soñado y añorado hace años. Quisiera sugerirte que expreses tus deseos de encontrar una compañera de viaje en los círculos donde te desenvuelves: la iglesia, excompañeras de escuela, madres de compañeras o compañeros de tus hijos, amistades de tus parientes, en fin, todas las gentes que puedan ocurrírsete.

Una amiga me contó en una ocasión que ella fue a una agencia de viajes donde trabajaba una amiga y le dijo que si conocía a alguien que tuviera deseos de viajar y no encontrara compañera, le avisara para ponerse de acuerdo para viajar juntas. Y lo logró. Sin embargo, yo lo pensaría dos veces antes de decidir eso, pues viajar con personas totalmente desconocidas es un albur. Las costumbres son diferentes, los gustos, la manera de ser, etc. Y te sugiero que cuando consigas realizar tu viaje, si lo hacer en un crucero, soliciten ser asignadas a una mesa donde haya un grupo de mujeres y hombres de su edad, para que se sientan más confortables.

Espero que encuentres lo que buscas y que tu viaje sea mucho muy placentero. ¡Ah! Y que sea el primero de muchos más.

ANA
04 Diciembre 2017 03:00:00
De gorra querida de gorra:
QUERIDA ANA:

Vas a pensar que lo que voy a consultarte es una nimiedad, pero quisiera que te dieras el tiempo de contestarme porque mi hijo no me hace caso y cuando me respondas, voy a enseñarle la carta con tu respuesta a mi hijo. Resulta que él tiene 15 años y usa su cachucha en todas partes, a veces con la visera por delante y a veces por detrás, pero no se la quita más que para dormir.

Tanto su papá como yo le hemos dicho que no puede usarse eso en todas partes, que además de ser descortés y en contra de las reglas de urbanidad, va a quedarse calvo, pero él no nos ha hecho caso. Creo que en la escuela le prohíben que la use adentro del salón, pero salvo ahí, no se la quita nunca, como te digo. Cada vez que lo veo (y es todos los días) me hierve el hígado de disgusto.

¿Me puedes decir si hay alguna guía para eso? Te agradezco de antemano la atención que le des a mi consulta y recibe nuestra felicitación. Leemos tus cartas todos los días.

DE GORRA QUERIDA DE GORRA:

La guía básica que se aplica para eso es la siguiente: Los hombres y los jóvenes no debieran llevar la cabeza cubierta (con sombrero, cachucha, gorros, etc.), a menos que así lo dicten las costumbres religiosas. Eso significa que las cachuchas deben quitarse en los siguientes lugares: Iglesias, restaurantes, oficinas, salones de clase, adentro de la casa y en general en cualquier lugar cerrado. Además, tienes razón, usar tanto la cachucha puede provocarle la caída del cabello.

A mí me pasa lo mismo que a ti. Me molesta que los jóvenes o adultos usen cachucha o sombrero adentro de lugares cerrados, pero actualmente muchos jóvenes quieren usar cachucha en todas partes y algunos padres están de acuerdo en que se use adentro de la casa, si así es, pues es su criterio, pero lo que yo nunca admitiría es que los hombres se sienten a comer en la mesa con sombrero, cachucha o gorro.

Gracias por tus felicitaciones. Saludos afectuosos.

ANA
02 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Dayan
QUERIDA ANA:

Estoy casada desde hace cuatro años con un primo hermano mío. Sucedieron muchas cosas para cuando pudimos casarnos. Yo ya había estado casada antes y él también; yo tengo un hijo de mi primer matrimonio y él dos: un hombre y una mujer. En la época cuando comenzamos nuestra relación él y yo conversamos con diferentes sacerdotes y ellos admitieron que el matrimonio entre primos no es considerado como un incesto en la Biblia, pero no está bien visto. Aunque no podíamos casarnos porque yo era viuda, pero él era divorciado, aunque trataba y aún trata de lograr una nulidad por razones que no voy a exponer aquí.

A mí no me preocupaba el problema genético porque ni él ni yo deseábamos tener más hijos, pero también porque en todo caso el porcentaje de problemas genéticos en los hijos de un matrimonio de ese tipo, es solamente 3% más que el de una unión de no parientes. A mí me preocupaba, cuando decidimos casarnos, la reacción de mis padres y de los de él, pero por fortuna ellos fueron muy comprensivos. De hecho casi todos en ambas familias fueron comprensivos, excepto la hija mayor de mi esposo, que ahora tiene 21 años y está próxima a casarse. Ella dejó de hablarle y de verlo durante estos cuatro años, y a él le dolió mucho. Pero ahora que va a casarse, ella quiso reconciliarse con mi esposo y lo buscó.

Cuando se encontraron, se abrazaron y hubo una escena muy enternecedora. Sin embargo ella le dijo a mi esposo que aunque se haya reconciliado con él y quería que la acompañara en la ceremonia, no quiere que yo asista a la boda. Mi esposo, quizás ansioso por tener de nuevo el cariño de su hija, aceptó, y yo estoy decepcionada y triste. ¿Qué pasa? No puedes imaginar lo humillada y lastimada que me siento. Por favor dame tu opinión. Me siento muy sola.

DAYAN

QUERIDA DAYAN:

¿Por qué muestra tanta hostilidad hacia ti esa joven? Tú y su padre han estado casados durante cuatro años y todos, excepto ella, han aceptado su matrimonio y su padre ha sido feliz a tu lado. ¿Qué está pasando entonces? Yo llegaría a pensar que hay motivos secretos y muy enterrados o problemas sin resolver. ¿El divorcio de sus padres? ¿La insistencia de él por la nulidad del matrimonio religioso, que se da en casos muy especiales? ¿Lastimaría eso a la madre de ella? Pero en ello tú no puedes tener injerencia alguna. Sin embargo, la decisión de tu esposo de aceptar que no asistas a la boda de su hija puede causar graves problemas entre ustedes y ahí sí puedes hacer algo: será necesario que pronto acudas ante un consejero o sicólogo para que te ayude. Si no lo haces, podrían ahondarse los problemas que dañarían tu matrimonio. Deseo sinceramente que sus problemas no se agraven.

ANA
01 Diciembre 2017 04:00:00
Querida Adri
QUERIDA ANA:

Tengo 17 años recién cumplidos. Estoy en la prepa. Mi familia es muy tradicionalista, muy religiosos y mi papá ha sido muy exigente tanto con mis dos hermanos hombres como con nosotras las tres mujeres.

Hace ocho meses que ando de novia con un muchacho de 23 años que ya está recibido de carrera. Lo quiero muchísimo y él también a mí. Yo he querido que vaya a mi casa para conocer a mis papás y hermanos y para que pida permiso de ser mi novio y también he querido que me lleve a su casa para conocer a su familia, pero él no ha querido ni una ni otra cosa.

Ya consiguió trabajo y dice que nada más que pague algunas deudas que tiene, comienza a juntar para comprar una casa y muebles para casarnos.

Por lo que le escribo es por lo siguiente: hace dos semanas me dijo que hagamos el amor, que con eso nos demostraremos todo lo que nos queremos y que no tiene nada que ver al cabo que vamos a casarnos.

Yo le dije que no, porque quiero salir bien de mi casa, que quiero llevar mi vestido blanco en mi boda, pero él ha insistido.

Quiero decirle que no quiero perder a mi novio, porque lo quiero.

Dígame por favor qué le digo para que no insista y espere con paciencia el día que podamos casarnos. Mis papás quieren que yo haga una carrera y esos han sido los planes porque yo también quiero seguir estudiando. ¿Qué voy a hacer?, todo se me hace bolas en la cabeza. Contésteme por favor. Gracias.

ADRI

QUERIDA ADRI:

La respuesta más contundente, corta y que no deja lugar a dudas, es decir “NO”. No pretendo decepcionarte y pudiera estar equivocada, pero me parece extraño que tu novio no quiera llevarte a conocer a su familia y se niegue a conocer a la tuya. Ya tienen ocho meses de novios y ni siquiera lo conocen tus hermanos.

¿No te parece un tanto raro eso? Mira: si deseas conservar a tu novio, no aceptes. Si dices que sí, puedes irte olvidando de él. Además, no olvides los principios y valores morales que te han inculcado tus padres. No se trata sólo de perder o no al novio, se trata de no pisotear tus valores.

ANA
30 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Preocupada y Atemorizada
QUERIDA ANA:

Te escribo para que por favor publiques esta carta para que así llegue a mi esposo, quien lee a diario tus consejos pues al regreso del trabajo lee el periódico y a veces comentamos tus cartas. Teníamos una vida hermosa con nuestros tres hijos de 8, 11 y 13 años. Él es un hombre excelente, buen esposo y padre, nunca nos ha faltado nada, tiene su negocio que había ido muy bien, pero hace como dos años se hizo amigo de un hombre que vino a trabajar a un negocio que está al otro lado de donde tiene mi esposo su negocio y es un hombre al que le gusta beber todos los días, va a bares y cantinas y a veces lo invita a su casa y allí también beben con otros amigos.

Mi esposo se sale todos los sábados en la noche con ese hombre y regresa hasta casi en la mañana, también varias veces entre semana. Antes siempre salíamos juntos y también con los niños el fin de semana, pero ahora se pasa el domingo durmiendo. Los niños ya comprenden todo, ya están grandecitos y ven llegar ebrio a su papá y lo ven al día siguiente con los efectos de la “cruda”. También su negocio se ha visto perjudicado, me lo dijo uno de sus empleados al que me encontré en un centro comercial y yo le pregunté. Él nunca fue así, bebía un poco en fiestas o reuniones, pero nunca a embriagarse. Me da mucho miedo también que ande manejando en ese estado, ya sea de que tenga un accidente o de que lo vayan a detener por manejar en estado de ebriedad. He hablado con él y me dice que ya no va a beber y pasan unos días, pero vuelve.

La verdad es que estoy mucho muy preocupada y llena de temores. No he querido decirles a sus padres para no ir a preocuparlos, pero en ratos me dan ganas. ¿Qué hago amiga? Espero tu consejo y muchas gracias.

PREOCUPADA Y ATEMORIZADA

QUERIDA PREOCUPADA Y ATEMORIZADA:

Es una gran pena que un hombre como tu esposo haya caído en el vicio del alcohol. Es una pena que quienes beben sin control estén desbaratando su vida y la de sus familias. Es una pena que personas con futuro brillante, con una vida feliz, con una familia amorosa, pierdan todo por el alcohol. Sin embargo, siempre hay una esperanza. Por lo visto él no ha seguido ningún tratamiento para dejar la bebida y yo sugiero que acuda a Alcohólicos Anónimos. Esa organización ha logrado rehabilitar a miles de alcohólicos, a quienes se les ha abierto un nuevo camino en la vida. Ustedes han hablado del problema y él ha intentado remediarlo sin resultado, así que tiene el deseo de componerse, por tanto es fácil que acepte acudir a AA. Ellos también tienen programas para las familias, ALANON. Ahí podrán ayudarte a ti. Acudan a cualquiera de los diversos sitios donde están establecidos AA y estoy segura que encontrarán la ayuda que necesitan.

Si tu esposo lee esta columna, ya leyó tu deseo de comunicarles el problema a sus padres, pero te sugiero que no lo hagas. Resuelvan por ahora el problema entre ustedes dos, pero no le niegues el apoyo a tu esposo. Te necesita ahora y puede ser decisivo que se lo des.

ANA
28 Noviembre 2017 04:00:00
Querida María R.
QUERIDA ANA:

En una ocasión yo le escribí porque estaba sufriendo violencia psicológica de mi pareja y casi ni me daba cuenta de lo peligroso que era seguir a su lado. La respuesta tuya cambió mi vida. Me reconocí a mí misma desde que comencé a leerla y la he conservado siempre. Te la mando ahora para que me hagas favor de publicarla de nuevo, ya que una querida amiga de aquí mismo de Saltillo, está en peores condiciones, pues su esposo ha llegado hasta los golpes. Ella sigue a su lado pensando que va a cambiar, pero yo sé que no. Por favor dile a ella, que lee tu columna a diario, que no va a suceder eso y servirá también para otras mujeres. Diles que hay ayuda tan cerca como el teléfono. Cualquier mujer que se vea a sí misma en esta columna, que llame solicitando ayuda. Muchísimas gracias Ana. Sigo leyéndote siempre y estoy eternamente agradecida.

MARÍA R.

QUERIDA MARÍA R.:

Nada que pudiera decir yo sería tan efectivo como lo que has descrito hoy, con gusto publico la columna solicitada. Sí, algunas mujeres no comprenden que están siendo maltratadas hasta que alguien se los señala. Les hacen creer que el trato abusivo es lo que merecen y se dice que en México más del 50% de las mujeres sufre violencia, ya sea de padres, hermanos, pareja, etcétera. En Coahuila la Secretaría de las Mujeres brinda su apoyo a las mujeres y a sus hijos y personas allegadas en situación de violencia. Y esta puede ser física, psicológica, económica, etcétera. Por vía telefónica pueden marcar el 075 para obtener asesoría telefónica y serán canalizadas al módulo que requiera su caso. Existe asistencia psicológica y legal y estas las acompañarán en el proceso que se requiera. Los servicios son totalmente gratuitos. En Saltillo está el Centro de Justicia para las Mujeres en la carretera a Torreón km. 2.5 y el teléfono es el (844) 422-0302. El horario es de 8:00 a 16:00 horas. Pero hay un servicio de la Unidad Especializada de la Policía en la Atención de la Violencia familiar (UNEPAVIF) con servicio las 24 horas, los 365 días del año. El teléfono es (844) 410-4003. Espero que las mujeres o cualquiera que sufra violencia familiar busque ayuda.

ANA

SEÑALES DE AVISO para mujeres a fin de determinar si un esposo, pareja o novio, son un potencial (o verdadero) peligro.

1.- Celos de los amigos, compañeros de trabajo o hasta de la familia.

2.- Comportamiento controlador (controla entradas y salidas o dinero. No le permite tomar decisiones personales).

3.- Aislamiento (La separa de cualquier recurso de apoyo como familia, amistades, compañeros).

4.- La culpa de sus problemas (desempleo, riñas familiares: “Todo es tu culpa”).

5.- Hipersensible (se molesta fácilmente por incomodidades que son parte del diario vivir; al solicitarle ayuda con trabajo de la casa o con los niños; no sabe recibir críticas).

6.- Crueldad con los niños o con los animales (insensible a su dolor o sufrimiento, o llega a lastimar a niños o animales).

7.- Uso “juguetón” de fuerza en el sexo (tumbarla o no soltarla en el acto sexual. Iniciar el sexo estando dormida o exigirlo cuando está enferma o cansada).

8.- Cambios repentinos de ánimo y comportamientos que no pueden pronosticarse.

9.- Anterior historia de golpes a otras mujeres, pero tiene siempre disculpas.

10.- Amenazas de violencia (“Te voy a pegar”, “Te voy a matar”, etcétera).

11.- Quebrar o pegarle a objetos o arrojar objetos a la mujer o a los hijos.

12.- Abuso verbal (decir cosas crueles, dañinas, degradar, humillar, despertarla para molestarla o no dejarla dormir).

13.- Usar la fuerza durante una discusión (retenerla contra la pared, empujarla, golpearla o patearla). Este tipo de comportamiento fácilmente puede llegar hasta asfixiarla, apuñalarla o dispararle).

¡Horrible! Pero puede suceder…
25 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Reglas
QUERIDA ANA:

Tengo 25 años y soy soltera. Quiero comentarte algo que me sucedió hace unas semanas cuando fui a visitar a mi hermana casada que vive en otra ciudad. Sucede que a mí me gusta dormir desnuda en el verano, y como mi hermana vive en una ciudad donde hace mucho calor, no dudé en hacerlo así cuando fui de visita a su casa.

Una mañana, mis tres sobrinitos, de 7, 5 y 2 años, entraron en la recámara donde yo estaba durmiendo, para despertarme. Yo estaba tapada con la sábana, sólo los hombros estaban descubiertos.

Los niños obviamente no se enteraron de que yo estaba desnuda bajo las sábanas. Entró en seguida mi hermana y ella sí se dio cuenta.

Les dijo a los niños que salieran y entonces me dijo que le molestaba mucho que yo durmiera así en su casa, e insistió en que a partir de esa noche yo usara bata o pijama. Yo no dije nada y esa misma mañana salí a comprar una bata, que usé el resto de los días que pasé con ellos.

Lo que me mortifica es que, si a ella le molestó tanto que yo durmiera así (cosa que ni notaron los niños), ¿por qué no ha enseñado a sus hijos que deben tocar la puerta para pedir permiso de entrar antes de hacerlo? Creo que ella es la equivocada y que no está educando bien a sus hijos. Ahora cuando ella venga a mi casa yo le voy a imponer mis reglas. ¿No crees que tengo razón? Quisiera tu opinión sincera. Gracias.

REGLAS

QUERIDA REGLAS:

Mi opinión (y siempre es sincera), es que cuando estés en casa de tu hermana o de cualquier otra persona, debes hacer lo que ellos deseen o acostumbren. Después de todo, sólo son unos cuantos días que en nada afectan tu costumbre, ya que al regresar a tu casa puedes hacer lo que te plazca.

Desde luego que los niños debieron tocar a la puerta antes de entrar, pero la manera como tu hermana esté educando a sus hijos, es asunto de ella. Por favor, no hagas un problema con tu hermana por algo que no tiene importancia. No vale la pena. La unión y armonía familiar es mucho más importante.

ANA
24 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Desconsolada
QUERIDA ANA:

Te escribo en busca de consuelo. A mi mamá le han diagnosticado Alzheimer y todos en la familia estamos muy tristes. Afortunadamente tenemos medios para atenderla y tenerle compañía constantemente, pero eso no quita que nos duela ver enferma a nuestra madre y saber que poco a poco irá deteriorándose su mente. ¿Crees que pudimos haber evitado eso? ¿Qué podemos hacer para hacerle más llevaderos sus años de enfermedad? ¿Cuánto durará mi madre? Soy la menor de los hermanos, somos siete y otro hermano y yo aún estamos solteros. Me dijo mi hermano mayor que no querían decirme a mí lo que le pasa a mi mamá de repente, pero tuvo que hacerlo porque dijo que después podría reclamarles con toda justicia. Papá murió hace tres años. Gracias por sus respuestas.

DESCONSOLADA

QUERIDA DESCONSOLADA:

Lamento infinitamente la pena que tiene toda la familia y ruego a Dios que les dé fortaleza para aceptar la enfermedad de su mamá, en especial a ti que eres la menor y quizás la más vulnerable, por lo que tus hermanos no querían darte esa triste noticia. Seguramente el médico de cabecera de tu mamá podrá darte información mucho más precisa que la que pueda darte yo y cuando estés más tranquila, te sugiero que platiques con él. Estoy segura que esa conversación te dará bastante tranquilidad.

Mira, el Alzheimer es una enfermedad que causa una degeneración de la masa cerebral. Suele ser progresiva e irreversible y al parecer el promedio de vida es de 8 a 10 años a partir de que comienza, aunque algunos enfermos pueden durar hasta 20 años. El enfermo de Alzheimer puede comprender su estado, sobre todo al principio de su enfermedad y es frecuente que los pacientes tengan estados de depresión, causados porque comprenden que irán perdiendo facultades. Los problemas de memoria o de disfunción psicológica superior son una alerta para descubrir precozmente el mal, pero esta detección precoz no significa mucho al no haber todavía ningún método para curar la enfermedad o detener su avance.

¿Qué hacer para hacerle más llevaderos sus años de enfermedad a tu madre? Darle mucho amor y, ya que tienen dinero, cumplirle sus deseos. El amor debemos darlo a todos, pero en el caso de los enfermos debe hacerse especialmente. Esta breve información me la proporcionó mi amigo, el médico, pero como te digo, el médico que atiende a tu mamá te ayudará mucho más a comprender la situación por la que atraviesa tu querida mamá.

Les envío mi bendición.

ANA
23 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Viuda Esperando
QUERIDA ANA:

Soy una mujer viuda, de buena edad, que ha estado viendo a un caballero muy especial por los últimos meses. Me ha llevado a cenar y a espectáculos y hemos disfrutado mucho estando juntos. Él es también viudo y me lleva dos años de edad. También lo he invitado a mi casa a cenar bastante seguido y él ha traído algunas veces la cena a mi casa. Ha comprado algunos platillos que me gustan en los restaurantes donde los preparan como me gusta. A los dos nos disgusta comer solos.

Todo ha sido maravilloso, pero sucedió algo que me tiene muy preocupada. Hace días, después de cenar en mi casa, me dijo que tenía algo importante que decirme. Yo pensaba que me iba a proponer matrimonio, pero no fue así. Para hacerle corta la historia, le diré que sacó un cheque de la cartera que había llenado por 2,500 pesos y me lo entregó.

Yo le pregunté para qué era y me respondió que, como yo lo había invitado tantas veces a cenar, sólo quería cooperar con algo al gasto que había hecho (yo estoy en circunstancias difíciles de mi economía, pues gano poco en un trabajo nuevo). Le dije que lo había invitado a cenar porque gozaba su compañía y que no tenía por qué pagarme. Y luego rompí el cheque. Él se ofendió mucho e inmediatamente me arrepentí de lo que había hecho, pero realmente no quería su dinero.

Esto sucedió hace cinco días y no me ha llamado y me llamaba todos los días. Ana, ¿lo que hice fue realmente tan terrible? Espero que no se haya destruido nuestra maravillosa relación. ¿Cree que es conveniente que lo busque? ¿Qué le digo? Por favor ayúdeme pronto. Gracias.

VIUDA ENAMORADA

QUERIDA VIUDA ENAMORADA:

Pienso que no había algo malo en no aceptar el cheque. El error estuvo en romperlo, habría sido mejor regresárselo diciéndole lo que le dijo. Está bien que lo busque y le ofrezca una disculpa por su comportamiento tan “arrebatado” y descortés. A la vez puede añadir que aceptaría con mucho gusto si esa noche la invitara a cenar. Seguramente él aceptará sus disculpas y todo volverá a ser como antes. No es fácil encontrar a la persona con quien podemos compartir tantas similitudes, gustos y afecto. Buena suerte.

ANA
22 Noviembre 2017 04:00:00
Querida Raquel
QUERIDA ANA:

En las navidades siempre hacemos una cena para muchas personas, ya que a la casa vienen mis padres, mis dos hermanos y dos hermanas con sus esposas y esposos y los nueve hijos que tienen ellos. Yo tengo tres hijos, dos adolescentes y un niño y mi esposo. Además vienen todos los parientes y algunos amigos de la familia. El gasto y el trabajo nos lo dividimos entre todos los de la familia. Pero siempre es en mi casa porque es grande y tenemos un salón que es bastante espacioso y sirve como salón de juegos. Algunas cosas las preparamos y otras las compramos.

La última Navidad, entre los amigos, vinieron dos que son un matrimonio que no comen carne y tú sabes que en esas cenas siempre los platillos principales son a base de carne, ya sea pavo, pierna de puerco, jamones y también bacalao. Ellos no comen carne y no les gusta el bacalao, así que comieron solamente ensaladas verdes, de manzana y de papa y de las botanas que había. Comentando con mi esposo lo de la cena de este año que ya está muy próxima, me dijo que al invitar a personas a comer o cenar, debería uno preguntarles si tienen alguna restricción alimenticia especial (diabéticos, sin sal, vegetarianos, alergias, etcétera), para tenerles preparado algo que puedan comer. Yo le digo que es muy difícil hacerlo. En todo caso que ellos informen al anfitrión sus restricciones alimenticias, si las tienen. Y además, todo mundo sabe que en Navidad las cenas son casi todas a base de carne, bacalao o pavo. Y por otra parte, es tanto el trabajo con tanta gente que viene, que es muy difícil hacer lo que dice mi esposo. ¿Tú qué opinas?

Si me contestas rápido te lo agradeceré. El tiempo apremia. Mil gracias y mis mejores deseos para ti y tu familia en las próximas navidades y siempre.

RAQUEL

QUERIDA RAQUEL:

De acuerdo con mi opinión, tú tienes razón. La mayoría de las personas no tienen grandes restricciones en su alimentación y si no pueden comer carne, está el pavo o el pescado. Yo pienso que esos invitados que no podían comer carne ni gustaban del bacalao, satisficieron perfectamente su apetito y su gusto con las ensaladas y la botana que había en la mesa. Y hasta pienso también que si llegan invitados de quienes no conoces o conoce alguien de la familia acerca de su alimentación especial, es que no son amigos íntimos y en ese caso, si ellos acuden a una casa para convivir en una conmemoración tan especial como la Navidad, deben prepararse para comer lo que puedan o solicitar a la anfitriona su permiso para llevar su propia comida o algún platillo que puedan comer. Finalmente la convivencia amena, fraterna y agradable es lo principal, especialmente en esas fechas. Gracias mil por tus buenos deseos, los que reitero para ustedes con mucho afecto.

ANA

" Comentar Imprimir
columnistas

top-add