×
Lydia Cacho
Lydia Cacho
ver +
Activista por los derechos humanos, Lydia Cacho es una periodista y escritora mexicana (Abril 12, 1963 -) de varias investigaciones de alto impacto social. Ha escrito los libros "Con mi [email protected] no", "Esta boca es mía, y tuya también", "Memorias de una infamia" y "Los demonios del Edén", con el que saltó a la luz pública al hacer una denuncia contra personajes políticos públicos reconocidos, y a raíz de esto fue encarcelada. Ha recibido los premios de Human Rights Watch, Premio Nacional de Periodismo, Premio Ginetta Sagan, Amnesty Award 2007, Oxfam Award, 2007 IWMF Award, CNN Hero, UNESCO-Guillermo Cano Freedom of Expression Award, The Wallemberg Medal, The Tucholsky Award, PEN Canada Award, UNANIMA, World Press International Hero 2010 (Viena).

" Comentar Imprimir
15 Septiembre 2014 03:00:37
La economía del sexo
México contabiliza desde 1993 la actividad de “sexoservicio” en su Sistema de Cuentas Nacionales (SCN) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y sirve, entre otras cosas, para determinar el nivel del Producto Interno Bruto del país. El INEGI reporta que los servicios sexuales contabilizados sólo ocupan el 0.5% del PIB. ¿Cómo saben el SCN y el INEGI que su censo no incluye a víctimas de trata de personas?

Vivimos sumidas en un doble discurso, desde el SCN que contabiliza el trabajo sexual como parte de la economía formal, hasta los políticos que por un lado quieren perpetuar un modelo de familia tradicional y por otro disfrutan armando burdelitos privados en reuniones de trabajo.

Es inobjetable que las personas adultas que trabajan en la industria del sexo comercial tienen derechos civiles y estos deben ser respetados, pero se equivocan quienes aseguran que la trata de personas terminará si se legaliza el trabajo sexual. Tienen derecho a creer individualmente que éste puede ser visto como un negocio lícito en que su cuerpo es la oficina, donde quienes ejercen deberán pagar impuestos, recibir prestaciones y no ser perseguidas judicialmente por su ocupación.

El problema es que en la discusión se omite hablar de los mecanismos culturales y económicos que sostienen a esa industria. Argumentan que en la el capitalismo todo está tocado por cierto grado de esclavitud, de sexismo y clasismo por tanto nadie debería exigir que la prostitución esté libre ellos. Sin embargo es justamente el desequilibrio de poder, el androcentrismo, la explotación del discurso que cosifica a las mujeres y no el deseo erótico, lo que hace que la industria obtenga más de 15 billones de dólares al año.

Es una fantasía creer que porque se legalice plenamente el sexo comercial la sociedad dejará de discriminar a quienes se dedican a él. Hay preceptos culturales asentados en la discriminación de género que son muy difíciles de desincrustar del discurso público; por otro lado es un hecho que la industria del sexo comercial vive y se fortalece de reproducir el machismo y el tabú: lo prohibido. Presenta la sexualidad como fantasía cuyo eje central es la transgresión de la putería.

La industria no obtendría tantos miles de millones de dólares si no representara un reto a la moral pública entrar en una Sex shop donde un consolador cuesta mil quinientos pesos y las películas que más se venden son aquellas cuyos guiones juegan con la idea de lo prohibido: las casi-quinceañeras (barely teens) en orgías con hombres adultos, el sexo duro (lenguaje de la industria para celebrar la violación como ceremonia fílmica), o el sadomasoquismo bondage que vende la idea de que la violencia como juego con reglas claras es lo más interesante para mantener la pasión de una pareja.

Es lo que más dinero les deja a sus productores después de la prostitución directa en clubes VIP. Lo cierto es que en la medida en que se populariza la pornografía gratuita en Internet rompiendo los límites de la transgresión, quienes si la cobran buscan nuevos mercados en el porno adolescente (con actrices que apenas cumplidos 18 años parecen de catorce o quince). La industria del sexo comercial reproduce la cultura tradicional pero también produce nuevos paradigmas de comportamiento erótico.

De allí que no se pueda discutir la legalización de “trabajo sexual” aislándola del negocio de clubes, prostíbulos y pornografía que han sido tradicionalmente canales de lavado de dinero para mafias y empresarios corruptos. En pocas palabras si se reconoce en el PIB que dejen de jugar a discutirlo parcialmente y se transparente a toda la industria. Pero esto es casi imposible, porque uno de sus motores es la opacidad, se nutre del prohibicionismo para vender.

El discurso de las organizaciones internacionales de trabajo sexual y su industria radica en asegurar que todo cuestionamiento es producto de una moral religiosa reduccionista y erotófoba que niega sus derechos civiles.

La paradoja es que no quieren entrar completamente a la luz de la legalidad, sólo parcialmente las mujeres, y justo en esa trampa se oculta el poder de los tratantes de personas.




ch
08 Septiembre 2014 03:00:04
El sureste silenciado
Quintana Roo es un éxito turístico, desde Cancún hasta la Riviera Maya hay lugares paradisiacos con servicios hoteleros impecables; ciertamente entre los sitios más bellos del país. Pero no es lo mismo visitarlo que vivirlo, en especial en los últimos tres años en que el gobernador Roberto Borge, de 35 años, ha establecido una política tiránica basada en el hostigamiento, persecución y silenciamiento de cualquier crítica, disenso o denuncia por actos de corrupción o discriminación. “Quien critique al Gobernador, critica al estado y daña la economía turística” dijo Borge en una reunión con hoteleros. El priísta cozumeleño se ha convencido de que el Estado es él y él es el Estado, de allí la justificación para escarmentar a sus críticos.

El 30 de agosto pasado ordenó encarcelar al periodista y activista maya Pedro Canché, quien días antes de su detención en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo, evidenció al gobernador Roberto Borge por el desalojo de 100 indígenas mayas que hacían plantón en las instalaciones de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA), por el incremento en las tarifas del servicio. Nueve personas fueron consignadas ante el Ministerio Público, les fincaron cargos de “motín, agresiones y ultrajes a la autoridad”; a Canché, quien documentó e informó de esos hechos, lo acusaron de “sabotaje”. La zona maya, parte de Carillo Puerto, es una de las regiones más abandonadas por el Gobierno estatal, está plagada de injusticia, pobreza, falta de servicios públicos y de salud; es visitada únicamente en procesos electorales con promesas perenemente incumplidas. El racismo y discriminación contra la etnia maya es la gran deuda que Quintana Roo tiene para sus pobladores originales, Pedro Canché ha dedicado más de 20 años de carrera periodística y como activista comunitario a denunciarlo y buscar la reivindicación de su pueblo.

El gobernador Borge y el procurador Gaspar García Torres armaron uno de los expedientes penales más desprolijos de la historia local; acusar de sabotaje al periodista les permitió dictarle auto de formal prisión sin derecho a fianza. La justicia como instrumento de silenciamiento. Resulta irónico que el procurador García Torres fuese anteriormente presidente de la Comisión de Derechos Humanos y quien encabeza los ataques sistemáticos a periodistas y activistas es nada menos que el Defensor del Pueblo, Lino Magos, que celebró en redes sociales la detención de Canché antes de que los medios la dieran a conocer.

La organización Article 19 ha documentado que en tres años el semanario “Luces del Siglo” ha sido clonado en 35 ocasiones para meter notas a favor del gobernador además de los casos de medios de comunicación y periodistas quintanarroenses que, tras la publicación de información sobre la labor del Gobernador Borge, son blanco de campañas de desprestigio provenientes de la red de trolls y bots, encaminadas a denigrar su imagen personal y profesional. Se observa un patrón: horas o minutos antes de que la información se difunda masivamente en redes sociales, Lino Magos, titular de la Dirección de la Defensoría Pública del Poder Judicial, y César Mortero, Coordinador Estatal del Movimiento Betonautas PRI.Mx, comparten en Twitter información falsa o dolosa de estos comunicadores. Hay casos en los que el Gobernador es quien encabezó los primeros ataques.

Se han documentado 22 casos bajo la misma dinámica, a pesar de que la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) establezca que “la utilización del poder del Estado y los recursos de la hacienda pública con el objetivo de presionar y a castigar… a comunicadores sociales y medios de comunicación en función de sus líneas informativas, atenta contra la libertad de expresión y deben estar expresamente prohibidos por la ley”. Borge no imagina siquiera lo que esta persecución ha desatado en la zona maya, Pedro Canché no está solo.




ch
05 Septiembre 2014 03:00:37
Ideas peligrosas
Tengo frente a mi al renombrado escritor Salman Rushdie preparándose para impartir una conferencia, está de buen humor a pesar de que en la entrada de los camerinos en que tomamos café hay un par de escoltas australianos protegiéndolo. Es importante nombrar la basura como basura, asegura el autor de “Los Versos Satánicos,” y se refiere a la urgencia de señalar con claridad aquellas barbaridades cometidas por quienes se rehúsan a respetar la libertad de expresión; argumenta que la estupidez y la ignorancia son enemigas de las palabras libres.

La censura, según el autor nacido en la India, es el arma de los ignorantes, de quienes ante todo desean imponer su punto de vista frente a los demás. La censura es anti-creativa, es pura energía negativa y el peligro de los ataques a la libertad de expresión radica en que un buen día quien escribe pierda su libertad a costa del miedo.

Cuando escribes y temes a las consecuencias de las decisiones que tomaste al momento de elegir tus temas y la forma de aproximarte a ellos, pierdes libertad, porque entonces no tomarás tus decisiones desde tu talento para desentrañar historias y personajes, sino desde el miedo.

El miedo, para Rushdie, es una celda intangible en la que queda atrapado quien deja de atreverse a desobedecer las órdenes de los censores. Y está claro que en ciertos casos concretos, como el de este autor y su obra literaria, la censura acompañada de las amenazas de muerte tienen un gran peso simbólico para cualquiera que, como Rushdie, se atreva a poner a su inteligencia al servicios de las ideas y la literatura, del periodismo y el arte, pero ¿qué hacer cuando la censura desde el poder asume máscaras que hacen más complejo el escenario y diluyen entre muchos personajes la responsabilidad de el secuestro de la libertad? ¿qué hacer cuando el enemigo no quema tus libros sino que los reescribe? ¿qué hacer cuando los poderosos fabrican y distribuyen su propio periodismo artificialmente modificado? ¿cómo enfrentar a un gobernador que deja la firma de un periodista pero ordena que se cambie el contenido de la nota para que salga a su favor?

Tal es el caso de Roberto Borge, el gobernador de 35 años que ha cambiado la dinámica de los medios en el estado de Quintana Roo, México. Una y otra vez se ha demostrado la estrategia creativa con la que opera el control de medios y redes sociales; se ha exhibido la inversión pública que hace en defenderse de las investigaciones periodísticas serias y en atacar a quienes las publican. Ha exigido que despidan a reporteras de radio y a corresponsales de diarios nacionales por investigar sus actos de corrupción como gobernante, así como por exhibir los equívocos de su gabinete; toda verdad periodística para este joven priísta es una afrenta personal.

Ha clonado la portada del diario Reforma, supliéndolo por una nota a su favor, lo mismo han hecho con Sinembargo.mx, pero sin duda el caso más llamativo es el de la revista Luces del Siglo que ha sido clonada en 35 ocasiones en tres años. En esta investigación de la organización inglesa Articulo 19, podemos ver con claridad las portadas reales: todas críticas de la inseguridad, de la corrupción, de la represión. Al lado de cada una de ellas se encuentran las portadas de las revistas falsas con nuevas imágenes y nuevos contenidos.

El semanario original ha sido sacado sistemáticamente de los puestos de periódicos y en su lugar los responsables de la manufactura del documento falso lo entregan a repartidores con órdenes muy claras “sólo se vende la que nosotros te entregamos”. El cinismo es de tal calibre que el principal promotor de las revistas falsas es el Director del Instituto de Defensoría Pública del Poder Judicial del Estado, Lino Magos; retuiteador oficial de las revistas clonadas, dedicado de medio tiempo a alabar al gobernante y a atacar afanosamente a cualquiera que critique a “su líder”. No existe mesura alguna en esta red gubernamental de censura, amenazas y clonaciones cuya finalidad es desprestigiar a periodistas y personas que disienten con el partido oficial y con el gobernador. A casi nadie en el estado parece llamarle la atención la inmensa ironía de que sea justamente el responsable de la defensoría del pueblo, que recibe sueldo del poder judicial, el mayor promotor del contraperiodismo.

No importa que la empresa periodística haya ganado un amparo para evitar que el servidor público Lino Magos siga atacándoles, hostigando a sus reporteras y tuiteando (incluso antes de que salgan a la luz pública masivamente) las revistas que suplantan al semanario real; el sujeto sigue operando abiertamente. Ya existen demandas penales (PGR) por estos casos y por otras 22 agresiones a la libertad de expresión perpetradas por el equipo del gobernador Borge y algunos alcaldes del estado, sin embargo el reto es lograr desarrollar una estrategia efectiva para evitar el silenciamiento total de las voces críticas en ese estado (y en otros con problemas similares).

Porque como bien ha dicho Rushdie, estamos en la era en que los poderes religiosos y políticos están cada vez más orgullosos de la desfachatez de sus ataques a la libre expresión; están convencidos de que está en sus manos librar esta guerra que pretende crear una sola verdad monolítica e inapelable; en ese contexto las verdades que no surgen de esos poderes se convierten en ideas verdaderamente peligrosas que generan cada vez más violencia.
25 Agosto 2014 03:00:50
El pacto de impunidad
Cuando los estrategas de presidencia comenzaron a organizar el programa de publicidad sobre las reformas estructurales, y en particular para promocionar la reforma energética, lo hicieron con la clara intención de demostrarle a la sociedad que ha sido crítica con sus reformas que su postura es inamovible y que tiene cómplices en muchos medios para demostrarlo. Las apariciones del presidente en la televisión matutina y en el especial paradójicamente bautizado “conversaciones a fondo” son un puñetazo en la mesa, un grito del patriarca para decir las cosas son así porque yo lo digo, son una muestra de la debilidad del presidente que se siente profundamente afectado frente a la crítica y se ve en la necesidad de crear un ambiente quirúrgicamente controlado para hacer un montaje que simule el diálogo. Televisa organizó esta entrevista artificiosa, y de paso humilló a Ricardo Salinas invitando a Lilly Téllez a posar como maniquí del periodismo zombie y adulador. Criticar esta estrategia de medios no es útil sin entender el contexto en que se está construyendo el discurso de la “estabilidad nacional”.

Podemos comprenderlo si miramos los documentos fabricados por los gobiernos falseando las cifras de delincuencia. Todo parece indicar que la estrategia peñanietista se basa en la idea metafísica del decreto: si decretas que todo va mejorando eventualmente mejorará. Miente para afectar la percepción de la realidad, dice un libraco de autoayuda que probablemente haya leído algún asesor de Los Pinos.

Para entender a dónde va Peña Nieto necesitamos recordar que durante la alternancia panista se desmoronó el régimen priísta experto en administrar la violencia y la ilegalidad. De la impunidad administrada llegamos a la impunidad masificada. Durante la época de oro del priísmo se regularizó la violencia dentro del acuerdo social, se asimiló la tolerancia hacia la corrupción, se masificó la impunidad.

Ya no era sólo para élites empresariales y políticas, de pronto la delincuencia organizada irrumpió para insertarse en el poder formal, comenzó a controlar los mercados informales y a infiltrarse en los formales por medio del blanqueo de capitales e invirtieron en campañas políticas. Tantas décadas de gobiernos de simulación priísta reventaron con la llegada del PAN y su gobierno desarticulado y opresor, pero con una apertura que los medios no habíamos conocido. Ahora ha vuelto el PRI y logró cooptar a la CNDH para demostrarnos que la cultura de los Derechos Humanos no se solidificó.

El mercado ilegal ha sido una válvula de escape para la exclusión social y a la vez la delincuencia organizada es una forma de vida sostenida en un pacto de Estado. Ese pacto se rompió el sexenio pasado y se debilitó la capacidad del Estado para administrar la violencia. Ahora arrasan con los mecanismos de transparencia y nos dicen que los están fortaleciendo mientras los hechos demuestran lo contrario. Lo cierto es que las estadísticas de impunidad y corrupción han demostrado una y otra vez que el Estado no está capacitado para imponer la ley; por eso construyen un simulacro de estabilidad política y económica. Definimos la impunidad como la ausencia de castigo de un delito, sin embargo tiene muchas caras, la impunidad se construye primero con el simulacro del Estado de Derecho. La estrategia de simulación que se está montando tendrá un costo monumental para la sociedad y para los medios.
23 Agosto 2014 04:06:15
¡Es emergencia de salud!
Una mujer lleva veinte horas con la piel ardiendo, tres niños vomitan sin que su madre sepa qué hacer y en el Seguro Social le dijeron que les dé suero, cuatro hombres que metieron los pies para refrescarlos mientras caminaban al lado del río sienten que las ámpulas se les revientan y no pueden caminar, la madre que preparó la mamila del bebé hirviendo agua de la llave, no puede detener el vómito de su niño.

Todos ellos ven el noticiero de Televisa, donde el periodista miente descaradamente asegurando que no hay un solo caso de problemas de salud en Sonora. Los responsables de la mina Buenavista del cobre, propiedad de Grupo México de Larrea violaron las leyes sistemáticamente hasta que sucedió el accidente cuyas verdaderas consecuencias aún no se conocen.

Cuarenta mil litros de ácido sulfúrico y otros metales pesados como mercurio, magnesio, cianuro, cadmio y cobre, han puesto en riesgo la vida de miles de habitantes de Sonora. Esta puede ser una de las mayores crisis sanitarias causadas por la minera en México, porque además del claro desastre ambiental causado por la contaminación y del proceso penal en que las autoridades exigen ya una multa de al menos 3 millones de dólares, nadie está hablando de la emergencia de salud pública.

Ni Sonora, y para el caso ningún otro estado minero del país, está preparada para intervenir con especialistas en el sistema de salud pública por el riesgo sanitario de intoxicación con metales pesados. Ese debe ser el foco de atención aquí y ahora.

La irresponsabilidad de algunos medios al desestimar el impacto a la salud, en particular de Televisa, es monumental. Y no hay excusa ni pretexto, ya el Programa de Salud Ambiental de la Secretaría de Salud (PRASA) contempla los procedimientos para casos como este. Los metales pesados no pueden ser metabolizados por el cuerpo humano y se quedan en el organismo ejerciendo efectos tóxicos durante toda la vida. La mayoría de personas en México tenemos algún grado, casi siempre menor, de intoxicación por metales pesados, esos que se encuentran en el agua, la tierra y los alimentos, pero en nada se parecen a lo que está sucediendo y en las próximas semanas veremos en una parte de la población sonorense.

El arsénico entra por la vía digestiva y cutánea, de allí que la gente comience a notar lo que parecen quemaduras de piel por ácido y fuertes dolores abdominales, con vómito y colitis. Por vía pulmonar entra por la aspiración de vapores del agua contaminada (con un clima promedio de 36 grados). Los metales tóxicos que la minera soltó en el agua se absorben en el hígado, los riñones los huesos y la piel. Se pueden presentar úlceras, vesículas, lesiones en mucosas de todo el cuerpo con problemas gastrointestinales severos, dermatitis exfoliativa, anemia y pancitopenia, taquicardia, insuficiencia renal, citólisis hepática y en ciertos casos hasta la muerte. En muchos de los casos se tendrá que aplicar tratamientos de quelación intravenosa, un procedimiento muy costoso y especializado. La quelación oral no sirve en estos casos.

Ahora sabemos que las irregularidades de la minera se relacionan con la ausencia de protección durante el manejo de residuos; la falta de registro ante la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado (Cedes) como generador de residuos de manejo especial, lo cual violó el artículo 156 de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, y la contratación de empresas no autorizadas para el control residual; tenemos que preguntar ¿y quién es responsable? ¿por qué hasta ahora? Queremos todos los nombres, porque deben estar incluidos en la demanda penal y por responsabilidad de servidores públicos.

Esta catástrofe y el riesgo sanitario que ha causado tiene responsables; lo primero es la atención a la salud de toda la población, lo segundo es una investigación transparente y un castigo ejemplar. Esto no es nuevo, en Perú, luego de graves percances causados por la irresponsabilidad y corrupción de las mineras, se tuvo que crear la Estrategia Nacional de Atención a Personas Afectadas por Contaminación de Metales Pesados; la falta de atención primaria tuvo consecuencias fatales incluidas diversas formas de cáncer.

Su aplicación recibe recursos aportados por las mineras; eso nos lleva a una pregunta ¿qué va a hacer el gobierno federal con los 3 millones de dólares de la multa a Grupo México? La respuesta es clara: asegurar la salud de la población sonorense y resolver el serio problema que enfrentarán desde ahora y para los próximos cien años para el acceso al agua libre de metales pesados.
16 Junio 2014 03:00:56
El cártel gobernante
Su delgadez, el tono de su piel, la lentitud con la que camina y su persistente ausencia en la casa de Gobierno desde que fuera electo gobernador de Michoacán lo delatan. Fausto Vallejo sabía que estaba enfermo de gravedad desde que se lanzó en campaña, como dijimos hace unos meses, estaba esperando el triunfo para irse al Chicago University Hospital, donde connotados hepatólogos le harían un trasplante para extirpar su hígado colapsado a raíz de una cirrosis biliar que le dejó el órgano como un gran fibroma.

Cuando estuve en ese hospital con un par de los mejores hepatólogos, entendí que lo que el señor Vallejo necesitaba para sobrevivir al trasplante y adaptarse a esa nueva vida a su edad (65 años) era, reposo absoluto (como lo tuvo durante más de un año). Los médicos recomendaron que no se estresara, cambiara su alimentación y que de ninguna manera siguiera la vida que llevaba antes del trasplante. Su familia le suplicó que se cuidara, pero luego de una reunión con el presidente Peña y con el secretario de Gobernación (Segob), mis fuentes me dicen que el acuerdo consistió en que él permaneciera como responsable del Gobierno michoacano, aunque en realidad quien gobernaría por él sería un equipo conformado desde la Segob. El PRI no estaba dispuesto a perder el coto de poder.

Hace unos días Vallejo, convaleciente nuevamente por complicaciones, reveló su complicidad con el fomento y crecimiento de la crisis de seguridad en su estado. Ante la evidencia de un video y fotografías filtradas por la SEIDO en las que aparece su hijo, Rodrigo Vallejo Mora, en una reunión con el líder de los “Caballeros Templarios”, el Gobernador reveló ante CB Televisión”…que está en video, no sé, pero lo que sí puedo decir es de que hay cientos de videos en donde desfilaron los principales aguacateros. Se los llevaban hasta en parvadas, en autobuses, a muchos de ellos se los llevaron, gasolineros, constructores, presidentes municipales”; aseguró que existen los videos como muestra de un mal de muchos.

El Gobernador explicó que el cártel acostumbra secuestrar a todo tipo de personas y que se les fuerza a hacer pactos; algo que desde hace años sucede en la mitad del país. Aquí debo acotar que conozco a un ex periodista de Tamaulipas que fue secuestrado por los “Zetas”, grabaron las conversaciones en que aceptó que nunca hablaría de sus actividades criminales, su vida estaba en peligro y él dijo que sí a todo. Ahora, cada vez que hay masacres, en la redacción reciben una llamada para advertir que no se publique o alguien morirá. Se entiende pues, que existe la posibilidad de que el hijo del Gobernador fuese secuestrado y que el pago, además de económico, consistiera en un supuesto pacto de “no agresión”.

Sin embargo, varias cosas llaman profundamente la atención: que Vallejo se exprese como si fuera un ciudadano más, carente por completo de poder sobre la delincuencia. Que su hijo, dadas las circunstancias, no haya tenido protección y nadie supiera de ese secuestro hasta ahora. Que admita públicamente, con cierto hastío, lo que Mireles nos ha dicho: que en realidad la Casa de Gobierno es la de los “Templarios”. Ellos mandan, ellos ponen las reglas, ellos condicionan la economía de Michoacán a los convenios con el cártel.

Castillo, enviado de Peña para hacer control de daños, colabora en mantener la farsa invitando periodistas a un tour por Michoacán. En este caso la salud de un político sí es un asunto público. Mientras los medios se distraen con la legalización de las autodefensas, las y los michoacanos siguen sumidos en una crisis de seguridad sin gobernador, con un gabinete paralizado y corrompido. Tiene un hombre deprimido, enfermo y cansado aferrado a una silla vacía.

Espero honestamente que se recupere, pero en su casa, no la de Gobierno. Una vez más los médicos le aseguran que está incapacitado para gobernar; pero eso nosotros ya lo sabíamos.


09 Junio 2014 03:00:27
Eres lo que publicas en FB
Eres lo que publicas, dice Roberto Ruz, el mexicano fundador de la organización de responsabilidad digital que se dedica a entrenar niñas y jóvenes para aprender a utilizar las redes sociales. Y no solamente las y los jóvenes quedan con la boca abierta luego de asistir a sus conferencias y leer el manual de usuarios de Internet que se descarga gratuitamente de su sitio http://www.eresloquepublicas.com, sobran adultos que descubren su ignorancia sobre las herramientas que usan a diario.

Edward Snowden corroboró lo que Assange ya nos había advertido con Wikileaks: que los gobiernos nos controlan desde hace años a través del ciberespacio. Nos espían, bajan mensajes, guardan información, fotos, videos, cartas publicadas en Facebook, Twitter, Instagram, YouTube y sígale usted poniendo nombres a todos los medios a los que accede diariamente a través de computadoras, tabletas y teléfonos. Pero si damos por hecho que a partir del Siglo XXI no tenemos los niveles de privacidad que teníamos hace veinte años, y aprendimos a vivir sabiendo que alguien nos vigila todo tiempo con algoritmos que buscan ciertas imágenes, palabras y nombres, no podemos olvidar que todavía somos propietarios de nuestra intimidad y prestigio. El trabajo del equipo de Roberto Ruz ayuda a la gente a comprender que es ella misma quien exhibe voluntariamente su vida privada y lo hace sin entender cabalmente que todo lo que ha sido publicado en Internet deja una huella indeleble.

Una madre que ingenuamente sube a su Facebook (FB) las fotografías de su niña disfrazada de mujer sensual, queda azorada al descubrir que su pequeña aparece desde hace meses en una página de pornografía infantil en la que pedófilos comparten imágenes de niñas pequeñitas con narraciones explícitas de lo que podrían hacer con ellas. Dos universitarios que subieron todas las fotos de sus parrandas y borracheras a su FB y Twitter y un año más tarde fracasaron para conseguir un trabajo digno de su nivel académico, descubrieron que más del 90 por ciento de los departamentos de recursos humanos de las empresas hacen búsquedas del historial de redes sociales de sus aplicantes. El alcohol, el uso de drogas, el sexting, los desnudos y los insultos o burlas racistas publicadas en las páginas personales, junto al #Odiomitrabajo y #Odioamijefe se encuentran entre los principales motivos para negar un trabajo a alguien o despedirle; aunque tenga un doctorado en Harvard.

Casi un 80 por ciento de las y los usuarios de redes sociales ignoran cómo programar su FB para proteger sus fotografías, su geolocalización y sus historias personales. Todos los días hay alguien que sí sabe usar redes sociales para escanear a una decena de personas que consistentemente revelan dónde se encuentran, dónde viven, los bienes materiales que tienen y a qué horas no están en casa. La Ciberpolicía mexicana cada vez detecta más casos de secuestro y robo de casa cuyos perpetradores geolocalizaron y estudiaron a su víctima a través de un dispositivo electrónico. Resulta que la generación de niños cibernéticos, en realidad no sabe tanto como cree.

Eres lo que publicas y su joven fundador, reconocido por la UNESCO por su labor pedagógica, enseña a jóvenes a ser responsables con el uso de redes sociales, a proteger su intimidad y la de sus familiares, a entender las consecuencias personales y laborales al publicar contenidos inapropiados. Las y los estudiantes aprenden sobre cyberbullying, sexting, robo de identidad, pérdida de empleo, fraudes y otros riesgos por el mal uso de las redes.

Ruz nos recuerda que la inteligencia humana es indispensable para hacer buen uso de las tecnologías sin arruinar la vida profesional y la integridad personal.
26 Mayo 2014 03:00:06
Policías en la escuela
Dos niños de 10 años juegan y gritan en casa, el padre los ve peleando, llama a la Policía y los agentes de la ley detienen al que agrede y al que fue agredido ¿Se imagina esta escena? Pues de tal tamaño es el absurdo en la obsesión de las y los legisladores con respecto a la violencia entre niños y niñas que se ejerce en las escuelas. Primero fue el PAN, luego el PRI y ahora es el PRD, anunciando que van por “leyes más estrictas” contra el bullying.

Verónica Juárez Piña, presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados por el PRD aseguró que aumentó el número de menores de 18 años que se suicida o entra en depresión por bullying, de allí que el Senado busque legislar y castigar “con severidad a los adultos que permiten el fomento de la violencia en las escuelas de todo el país” ¿Castigar con severidad? Qué significa en nuestro país el castigo severo (implacable, rígido, inflexible) de las autoridades, o el de padres y madres ¿de qué demonios hablan? La violencia y el hostigamiento en las escuelas son una de tantas formas de violencia social y de género que encontramos a diario, no hay país civilizado que a estas alturas del partido esté intentando abatir la violencia con violencia, con amenazas y castigos. Más les valdría leerse el libro “Cambiar la educación para cambiar el mundo” de Claudio Naranjo antes de seguir con éste despropósito.

En México en el año 2012 se registraron 5 mil 190 muertes por bullying; en ellas predominan los varones, con 4 mil 201 casos y 989 mujeres. La senadora asegura que el aumento en el número de chicos que se suicida o se deprimen por bullying exige soluciones que contrarresten este tipo de violencia que destruye y cobra vidas. Tiene razón, pero el problema es que las y los legisladores llevan años discutiendo el bullying, hablando de prevención y atención, pero enfocándose en el castigo. Como si castigar a las y los maestros que no son capaces de “controlar” la violencia en las aulas, los pasillos y las canchas de deportes de escuelas públicas y privadas sirviera de algo. Resulta inaceptable que el Estado no haya aprendido lo que ya se ha demostrado en la academia respecto a la violencia en el ámbito escolar: es un problema educativo y no judicial, las intervenciones deben ser pedagógicas e integrales, no policíacas. Se ha de cambiar la perspectiva, no sacar el garrote.

La violencia no se erradica con amenazas y castigos, se suple por nuevas nociones de relaciones afectivas que enseñen a dialogar y a disentir sin maltratar. Más de la mitad de los casos de acoso escolar son en realidad producto de la violencia de género; niños golpeando y humillando a otros niños que no cumplen con las expectativas de la masculinidad violenta, impositiva, intolerante y machista. Niñas educadas en la cultura Televisa que les enseña a ser pequeñas arpías manipuladoras hipersexuadas y violentas contra otras niñas y niños que no cumplen con sus expectativas de tratarles con servilismo (como lo aprenden de las y los políticas también). La comunidad académica, activistas especializadas en derechos de la infancia y expertos en Educación para la Paz saben que la única forma efectiva de hacer intervenciones pedagógicas contra la violencia en las escuelas, pasa por invertir grandes sumas de dinero en capacitar y crear programas culturales de paz efectivos, en lo que niñas y niños juegan un rol activo para aprender a negociar sus conflictos sin el uso de la violencia. La violencia en todas las edades es justamente producto de la rigidez, de la intolerancia, la discriminación y el deseo de imponer nuestra visión a la vida de las y los otros. Lo que las y los senadores necesitan para seguir hablando de bullying es capacitarse en educación para la paz. Que no nos hagan perder más dinero y tiempo buscando crear escuelas con sistemas policíacos contraproducentes y pro-violentos.
19 Mayo 2014 04:06:56
¿Detrás de #Bringbackourgirls?
El secuestro de las niñas en Nigeria atrajo la atención del mundo ¿Y cómo no hacerlo luego de ver ese angustiante video en que las pequeñas están rodeadas de hombres armados? Boko Haram el grupo que las secuestró dijo que las venderá como esclavas si no hay negociación con el Gobierno.

Pero acaso los países más ricos están usando a las niñas para controlar Nigeria.

La inestabilidad e inseguridad de Nigeria tiene sus raíces desde tiempos coloniales; los musulmanes quedaron en el norte y los cristianos y animistas en el sur. Recordemos la ruptura étnica que causó la guerra civil (Biafra 1967-1970).

El grupo Boko Haram sí tiene militantes de Al-Qaeda, pero también infiltrados de inteligencia algerianos y norteamericanos que han incitado a la violencia.

La mayoría de militantes son jóvenes no extremistas que antes fueron víctimas de hambrunas.

Las niñas son rehenes perfectas, históricamente las mujeres han sido carne de cañón, esclavas y moneda de cambio en las guerras del mundo.

La ONU no puede fingir que éste es un hecho aislado, porque expertos en Cambio Climático insistieron desde 2009 que Nigeria tenía un serio problema de desertificación, sequía, falta de agua potable y una agricultura agonizante; lo confirmó el Departamento de Desarrollo Internacional del Reino Unido (DFID).

Por otro lado el Instituto para la Paz advirtió que “las respuestas débiles al cambio climático que genera falta de agua y alimentos, tienen como impacto secundario el incremento de enfermedades, hambruna y desempleo; cuando el Estado y la comunidad internacional no responden al problema, éste eventualmente abre la puerta al conflicto”.

Si bien ya existían tensiones políticas y étnicas, la crisis de hambre junto con la corrupción del Gobierno nigeriano fortaleció el disenso.

En este caso Boko Haram quiere mantener el control de los escasos recursos y evitar la incursión de quienes pretenden robar los hidrocarburos que son la única riqueza que puede salvar a ese país por el momento.

Dar apoyo moral a las nigerianas es importante, pero la campaña #Nuestrashijasderegresoacasa no logrará más.

Desde 1983 el profesor Sabo Bako, estudioso del movimiento Boko Haram, aseguró que la mayoría de los soldados de este grupo son jóvenes desplazados por la pobreza y hambruna; niños que quedaron sin tierras, sin agua y sin hogar.

La pobreza causó caos y desesperación, ésta es la reacción de una población colapsada por el hambre y el abandono.

Más de 200 mil familias granjeras huyeron por la hambruna, pero nadie hizo nada por ellas; ahora que en la región se pelea por petróleo y gas, Washington y Francia desatan una campaña mundial “justiciera”, y no para llevar a cabo un algoritmo ecológico que permita rescatar la tierra, el agua y los recursos naturales.

No quieren llevar programas de salud y vivienda, quieren otra guerra petrolera.

Efectivamente, queremos que nos devuelvan a todas nuestras hijas: a las miles de desaparecidas por el narco mexicano y a las nigerianas.

Debemos exigir que haya recursos para atender a desplazados por la hambruna en Nigeria; transparentar la mano oscura de Washington, China, Algeria, Francia y el Reino Unido en este tema.

No quieren a las niñas, quieren el botín que llegaría luego de la escenografía montada en los medios del mundo con el rescate.

Jamás les justificaré, pero Boko Haram ha asesinado a 300 personas y secuestrado a 270, el narco mexicano mató a 70 mil y desapareció a más de 20 mil ¿no les parecen disímiles las reacciones internacionales?

Esta historia comenzó con una comunidad internacional que abandonó a Nigeria desde hace décadas. Se necesita una colaboración pacífica, ecológica, con vistas al desarrollo social y el rescate de la salud, no más soldados ni masacres.
05 Mayo 2014 03:00:35
Las violencias de La Volpe
Dos días antes del encuentro futbolístico entre las Chivas y Pumas, el viernes 18 de abril, Ricardo Antonio La Volpe Guarchoni, frente a varios testigos humilló a un par de jugadores y a la podóloga profesional que desde hace seis años y medio trabaja para Las Chivas Rayadas del Guadalajara. La Podología es una rama de la medicina que estudia, diagnostica y trata las enfermedades y alteraciones de los pies.

En este caso la médica deportiva con una trayectoria intachable, dijo a su jefe que el entrenador técnico, ex campeón de futbol, Ricardo La Volpe, le hizo comentarios ofensivos y sexuales, que se presentó ante ella desnudo, cubierto con una toalla a exigirle que le diera “un masaje”. Ella se negó. Pidió ayuda a Angélica Fuentes, esposa de Jorge Vergara, propietario de Chivas, porque necesitaba que otra mujer la escuchara, además estaba a punto de levantar una denuncia en la Fiscalía Especial y temía que ésta causara un escándalo que afectara al equipo. Angélica habló con Vergara, quien turnó el caso a Manuel Herrero, presidente deportivo de las Chivas, responsable de la contratación de La Volpe y quien decide todos los asuntos técnicos.

El reporte de Herrero a Vergara revela que, entre bromas y desprecio, La Volpe admitió haber acosado a la médica, refiriéndose a ella con epítetos sexistas, insinuando que si “daba masajes a los deportistas, por qué no habría de darle uno a él”. El argentino dijo que estaba harto de que los jugadores fueran de “soplones” con la esposa de Vergara, para quejarse de los supuestos malos tratos tanto en entrenamientos como en vestidores. Al final, cuando el argentino se dio cuenta de que su trabajo estaba en riesgo, pidió disculpas al presidente deportivo, argumentó que le había llamado la atención a la podóloga por usar árnica en las rodillas de los jugadores y que eso él no lo iba a permitir (sic). La Volpe pidió perdón a la médica y a Rafael Ortega, responsable de servicios médicos del Club. Sin embargo Presidencia decidió finiquitar a La Volpe por falta de ética, él firmó, recibiendo los cheques sin chistar.

El 30 de abril Jorge Vergara anunció que La Volpe quedaba fuera del equipo “por conducta inapropiada con alguien del equipo”. Entonces comenzaron las especulaciones y La Volpe hizo de las suyas: desobedeció a sus abogados y, en uno de sus ya famosos arranques de ira, soltó acusaciones plagadas de comentarios insidiosos, homofóbicos, sexistas y misóginos contra el equipo, contra Vergara y su esposa y contra la médica que lo señaló ante las autoridades.

La demanda penal está fincada en la Fiscalía General del Estado (FGEJ), según admitió Luis Carlos Nájera, titular de la instancia en la Procuraduría. Veamos qué dice la Ley en su Artículo 176 Bis del Código Penal de Jalisco: “Comete el delito de acoso sexual el que con fines o móviles lascivos asedie o acose sexualmente a otra persona de cualquier sexo, al responsable se le impondrá sanción de 1 a 4 años de prisión”.

Hay dos cosas notables, la primera es que fue el propio La Volpe con su famoso carácter impulsivo e iracundo quien provocó que los detalles salieran a la luz pública. La segunda es que esta es una nueva oportunidad para hablar sobre los códigos de ética de las empresas deportivas, y sobre la necesidad de que se creen Consejos que permitan valorar casos de acoso, hostigamiento y violencia laboral. Es la empresa la responsable de decidir si acepta mantener a quienes agreden al personal; es indispensable que ésta se atenga a lo que ordena la ley para fomentar una cultura de igualdad y ética profesional. El mundo deportivo se está modernizando, esto es muy importante, porque desde allí se cambian patrones culturales contra las violencias.
28 Abril 2014 03:00:57
En defensa de los animales
Para defender los derechos de los animales necesitamos más ciencia y menos rabia. ¿Cómo argumentamos la necesidad de mejores leyes frente a los que aman la tauromaquia y las peleas de gallos? Tal vez lo principal es lograr diferenciar en qué se basa el debate público cuando se trata de evitar que haya animales en los circos, que se pesque por diversión o que se torturen toros para el goce público. Los que defienden estas prácticas lo hacen desde el falso derecho al goce que los humanos tienen sobre las otras especies animales, considerándolas objetos y no sujetos sintientes que sufren y se conmueven.

Quienes han logrado que se legisle para evitar la crueldad contra los animales, saben que gracias a la reciente decodificación del genoma de algunas especies, incluyendo la humana, se ha demostrado la gran cantidad de genes que compartimos las diferentes especies que habitamos el planeta.

Beatriz Vanda es doctora en bioética por la UNAM, investigadora y docente de esa universidad, y una de las grandes especialistas en ética ambiental y de los animales en México. Ella nos explica que los estudios de anatomía y fisiología comparada entre el humano y los demás vertebrados, han revelado que en los mecanismos neurales y bioquímicos de percepción, integración y respuestas al dolor hay más semejanzas que diferencias.

Los estudios científicos presentados en el Programa de Bioética de la UNAM, nos muestran las evidencia de cómo los vertebrados no humanos experimentan el dolor en forma sensible y consciente. En el organismo de animales como perros, gatos, leones, jaguares, caballos, elefantes y demás vertebrados, encontramos los mismos mediadores químicos que intervienen en percibir y sentir el dolor. Hay una gran similitud en las reacciones bioquímicas y fisiológicas frente al dolor físico, al encierro y otras formas de sufrimiento causado con desprecio, sentimiento de dominación e intención cruel.

Cuando sienten dolor y miedo, dice la doctora Vanda, los mamíferos muestran cambios en sus expresiones faciales y emiten vocalizaciones para expresarlo. Antes se creía que los animales no tenían sentimientos, dice la experta en bioética, hoy sabemos que todos los vertebrados experimentan estados mentales (emociones y sentimientos), es decir, tienen experiencias subjetivas a las que nadie más que el propio sujeto (sea perro, gato o simio) tiene acceso. Los animales poseen las estructuras anatómicas y los mecanismos necesarios para generar recuerdos, pensamientos, emociones y sentimientos.

A pesar de lo que quieran creer los defensores de la tauromaquia y otras formas de maltrato animal, la ciencia ha demostrado que las emociones y sentimientos se generan en el sistema límbico, que permite a un humano y a un perro, distinguir entre lo agradable y lo desagradable.

Son las emociones las que nos mueven inicialmente a indignarnos frente a la violencia contra los animales, sin embargo tenemos que utilizar los argumentos de la bioética para lograr defender las causas del buen trato hacia todos los seres vivos. Así podemos reconstruir la cultura que justifica la violencia.
21 Abril 2014 04:04:46
Morir acompañado
Hay tantas formas de morir como ceremonias para enfrentar el duelo. A veces se muere de golpe cuando el corazón, henchido de vida, de cansancio, de experiencias, de hartazgo, encuentra un alto en su camino y dice ¡basta! Con esa muerte, las personas que amaron a quien dejó de latir en sus vidas, se hacen siempre la más añeja pregunta, la más absurda e importante: ¿cómo es posible? si ayer estaba tan contento abrazando a sus hijos o si apenas le vi tan llena de vida y tan sonriente.

Hay siempre dos muertes: la de quien se va y la de quienes le sobreviven, con una pequeña pérdida vital que se parece a una advertencia, al vacío, a la melancolía del no ser que nos espera. Así, las familias de quienes esperaban a sus seres queridos que tomaron un avión que cayó al mar, se niegan al duelo, llenas de ira, desesperadas por hallar una respuesta en tecnicismos que nunca les darán paz emocional.

No importa si el más docto ingeniero aeronáutico, especialista en fallas humanas y mecánicas, les muestra un documento que prueba de forma irrefutable que el desplome fue accidental. No importa si la línea aérea reconoce que fue una falla humana, como lo fue la del capitán del barco en Corea del Sur. Nada les consolará, la espera y la consternación por recibir una respuesta inútil son parte de la ceremonia del adiós. Quienes creen en Dios le maldicen, quienes dudan de su existencia le buscan en las horas aciagas. Todos los días mueren miles de personas. Cada minuto en el planeta alguien llora una pérdida que parece irreparable.

Hay quienes mueren en la vejez, luego de haber acumulado saberes, amores y éxitos; hay quienes eligen la hora de su muerte y pasan cada vez más tiempo en cama y menos horas en el bullicio de lo cotidiano. Sus pulmones se cansan y me parece, porque mi abuelo me lo dijo cuando eligió morir, que perder el aliento a cierta edad es una prerrogativa válida.

No para quienes quedan, pero sí para quienes se han alistado para morir. Hay quienes con la enfermedad a cuestas, aprenden a temer a la muerte y a vivir con ella en el goteo diminuto de los medicamentos. Le hablan al óbito como si fuera un cachorro amoroso recostado a los pies de la cama, le acarician para que no les sorprenda sin estar preparadas para la partida y el desgajamiento de la integridad. A pocas cosas le tememos más que a la decrepitud de la enfermedad. No importa la edad: la pérdida de la dignidad de un cuerpo deshojado, endeble y adolorido es un miedo común a desconocidos y famosos.

Algunas pérdidas nos aturden con mayor intensidad; las madres de las víctimas del avión accidentado lloran porque el cuerpo de los suyos se hizo uno con la sal marina; temen por el sufrimiento que imaginan; sueñan haber llegado en una balsa y extender sus brazos. La muerte en la lejanía duele más que la que trae consigo la certeza de un beso de despedida.

El fallecimiento de personas admiradas por sus dones artísticos o literarios representan, además, una pérdida comunitaria. Habría que agradecer a las grandes mujeres que estuvieron siempre al lado de grandes escritores, como José Emilio Pacheco o García Márquez. Ésas que se encargaron de hacer su vida perfecta para que ellos fuesen imperfectos, las que les impulsaron para escribir lo mejor, para dejar el ego en la bañera y ser más humanos y mejores escritores.

Las que aseguraron el éxito de sus amados, siempre solidarias; porque todos los grandes hombres son una persona común en casa. Para entender los méritos de un gran escritor, hay que reconocer a quienes, en parte, hicieron posible su gloria.
14 Abril 2014 03:00:55
Hombres traicioneros
Cuando Daniel Murphy, el segunda base del equipo de beisbol Mets de Nueva York, decidió pedir su derecho legal al permiso de paternidad presente (paternity leave), jamás imaginó los ataques que recibiría de otros hombres.

Daniel se perdió el primer juego de la temporada por estar en el nacimiento de su bebé. Emocionado dijo que en ese momento no quería estar en ningún otro lugar más que allí, al lado de su esposa, para recibir el primer aliento de su bebé. Mientras esto sucedía en la radio el comentarista “Boomer” Esiason declaró: “Yo hubiera ordenado una cesárea antes de que la temporada comenzara, yo tengo que estar en el primer juego. Esto le va a dar la oportunidad a mi hijo de tener una vida exitosa; voy a poder pagarle cualquier universidad que elija, porque soy un jugador de beisbol”. Todo parece indicar que Esiason, como millones de hombres en el mundo, es víctima del discurso antediluviano de que un hombre sólo es hombre por su carrera profesional. Es decir, no es persona, no es esposo, no es padre, no es ciudadano; hacer dinero con su trabajo lo define social y emocionalmente. Es el modelo de masculinidad tradicional que revive con el neo-machismo.

Mientras Murphy, como millones de hombres de las nuevas generaciones, estaba en el hospital disfrutando el ritual íntimo de la paternidad, se desató la ira de otros hombres. El comentarista deportivo de radio Mike Francesa, se burló de la estrella deportiva y terminó gritando en la radio: “¡Eres un jugador de las Ligas Mayores. Puedes contratar a una enfermera!”. Acto seguido Francesa se descosió burlándose de la política de la radiodifusora en que él trabaja, diciendo que el derecho legal al permiso de paternidad es una absoluta tontería, un fraude para forzar a los hombres a estar en casa. Afortunadamente las reacciones de hombres y mujeres no se hicieron esperar, el debate comenzó en redes sociales y terminó en radio y televisión.

Nos encontramos frente a un asunto de vital importancia política: sin un cambio en los mandatos de la masculinidad no habrá equidad de género. Lo cierto es que este incidente nos permite dar voz a los hombres que, por más famosos que sean, se sienten aislados y atacados por los de su género, que siguen creyendo deben defender el código Macho Alfa a como dé lugar. Muchos temen perder sus espacios de poder físicos e imaginarios; defienden los valores de una cultura que ha enseñado a los niños a ser hombres a punta de golpes, de censura emocional, de competencia feroz, de desprecio hacia lo femenino-familiar, y que da valía a los varones en la medida de cuánto dinero lleven a casa. Quien quiera romper las reglas puede ser fustigado con la mayor crueldad; porque se considera un traidor, un no-hombre.

Joe Ehrman, ex jugador de la NFL, dijo que el permiso de paternidad ayuda a los hombres a crear vínculos vitales entre padres e hijos, a ser co-responsables de criar personas emocionalmente sanas. El jugador aseguró que los comportamientos rabiosos fortalecen una cultura que normaliza las relaciones paterno-filiales disfuncionales. Lo cierto es que cada vez más atletas hablan de sus problemas de salud, de cómo el bullying en los vestidores les ha hecho daño; de la necesidad de tener una vida equilibrada y relaciones más equitativas en casa. Son ellos quienes están creando nuevos modelos de paternidad que, eventualmente, criarán nuevos hombres.

Pero la batalla apenas comienza, porque los neo-machistas no están dispuestos a ceder un ápice, quieren un mundo violento, sexista y de padres ausentes; temen perder poder al alcanzar la equidad con las mujeres. Los pro-machos ganarán la batalla mientras los otros no socialicen cómo se reinventan individualmente y hagan colectivos de nuevas masculinidades.
07 Abril 2014 03:59:59
Prostitución del PRI
Este es el momento para las mujeres del PRI, porque los hechos y los dichos desentrañados por el noticiario de Aristegui-MVS, y posteriormente ratificados ante PGR/SEIDO por una testigo, ocultan mucho más.

Una connotada priista que pidió guardar su identidad, me explicó a detalle la existencia de un expediente abierto contra Gutiérrez desde que se publicó este mismo tema en el año 2003. Este expediente cuenta con más de 80 testimonios de hombres y mujeres del Revolucionario que señalaron a Cuauhtémoc Gutiérrez por amenazas a la integridad y a la vida, violencia física, hostigamiento, persecución para inducir al voto, compra de voluntades y sabotaje a sesiones para elegir a candidatos al interior del PRI. Según la fuente, la poderosa María de los Ángeles Moreno acusó ante la presidencia nacional del partido al junior de la basura por colusión mafiosa para apoderarse del instituto político.

Las cúpulas del PRI, incluido el procurador General Jesús Murillo Karam (quien en 2011 fuera encargado de resolver las disputas por el PRI-DF) conocían lo que hoy sale a la luz. Pero no le habían puesto el nombre real. En lugar de decir que había delito de trata, se decía que a Gutiérrez le gustaban “las putitas”. En vez de señalar delitos electorales, se dijo que era “un bravucón”. En lugar de decir que violentaba la Ley Federal del Trabajo y la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, se dijo que tenía “las edecanes más sabrosas”. La palabra edecán viene del galicismo aide-de-campe (ayudante de campo; asistente que va a donde va su jefe). Pero la palabra es un eufemismo para referirse a una mujer objeto, generalmente con características de sumisión, juventud, belleza y vestuario revelador. En nuestra cultura política, poner mujeres como floreros en los eventos es práctica común. Llevarlas como acompañantes y en el contexto del ejercicio del poder, exigirles que tengan sexo con quien el patrón ordene, también. Miles de mujeres se someten a esas reglas para obtener trabajo.

La explotación y cosificación sexual de las mujeres para mantener su trabajo, o incluso para participar en un partido político, es un problema estructural; una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre hombres y mujeres, que han conducido a la dominación, la discriminación y la interposición de obstáculos para su pleno desarrollo.

Gutiérrez no sólo condicionaba el trabajo a la apariencia física de ellas (lo cual constituye discriminación según la ley), sino que establece en su contratación un esquema de poder que resultaría imposible si los empleados fueran hombres jóvenes y la empleadora una mujer. Los 11 mil pesos de sueldo son buenísimos dadas las condiciones salariales, de allí que el priista establece un esquema de poder típico del proxeneta: te pago, te controlo, pongo en riesgo tu salud al exigirte que me hagas sexo oral sin protección, tienes que estar disponible las 24 horas del día y no puedes hablar con nadie al respecto.

La misoginia es evidente, a las mujeres las denigran y luego las demonizan como prostitutas. Se desprecia a Gutiérrez pero también a quienes se vieron forzadas a aceptar un trabajo plagado de humillación, desprecio, sexo involuntario: componentes de la trata de personas y de violencia de género en el ámbito laboral. Es decir esto no se discute en el vacío, hay un marco jurídico que regula estos comportamientos y los persigue de oficio; tenemos que recurrir a él.

El caso del líder del PRI se ha convertido en emblemático, porque revela que para el partido las mujeres son consideradas inferiores y que, como se demostró con la demanda penal por violencia y amenazas que interpuso en 2011 la candidata que competía contra Cuauhtémoc, el PRI no está dispuesto a proteger a sus mejores representantes, sino a los peores.


10 Marzo 2014 04:00:23
Exceso de legítima defensa
Usted y yo jurídicamente tenemos derecho a defendernos de un delito con una acción similar al daño causado por nuestro atacante. Es decir, si a usted le asaltan con un arma blanca y le golpean, usted puede golpear de regreso y huir. Pero, por ejemplo, si usted es una mujer raptada por dos hombres que la golpean y violan, luego el que tiene la navaja de ataque la apuñala y usted logra defenderse por salvar la vida, puede terminar en la cárcel. Según la legítima defensa usted podría someterlo, pero debería tener mucho cuidado de no hacerle daño “excesivo” al arrebatarle la navaja con que la apuñaló.

Miles de mujeres han sido asesinadas luego de ser violadas y los feminicidas siguen libres. Pero una mujer violada que se defiende de la muerte, termina en la cárcel y uno de sus violadores libre.

Hoy estamos frente al caso emblemático de “exceso de legítima defensa” de Yakiri Rubí. Ella fue atacada y raptada por dos hermanos, logró defenderse y escapar, pero su atacante principal, quien también la apuñaló, murió horas después de los forcejeos, ya en su propia casa. Nadie ha podido demostrar plenamente que en realidad fueron los navajazos de la víctima los que causaron la muerte del joven que salió del hotel y condujo una motocicleta hasta su hogar. Hay versiones que revelan que el agresor llegó bien a su barrio y luego apareció desangrándose frente a su hermano. Sin embargo Yakiri pasó 90 días en prisión acusada de homicidio.

Por fin Yakiri salió, después un infierno de tres meses causado por juez 68 Penal, Santiago Ávila Negrón, quien encarceló a la joven y no contempló el delito cometido por Miguel Ángel y Luis Omar, los hermanos que la violaron. El primero murió, el segundo está libre y ahora se busca demostrar su culpabilidad en el delito cometido contra esta valiente joven activista de 20 años.

Hace días, para liberar a Yakiri, se fijó una fianza de poco más de 423 mil pesos. Como sus familiares no contaban con el dinero, se lanzó una campaña en redes sociales. La familia consiguió pagar con aportaciones solidarias y entregando las escrituras de su hogar a una afianzadora.

No, este no es un caso de complot en contra de una mujer que fue raptada, violada y casi asesinada. Es un caso emblemático de cómo funcionan las redes de apoyo machista que desestiman automáticamente el dicho de una mujer violada por ser joven, por ser activista social, por ser lesbiana y por pertenecer a una clase socioeconómica baja. Muestra cómo de manera automática los derechos de los agresores son protegidos por solidaridad de género.

Para que verdaderamente se haga justicia para Yakiri, quien seguirá en libertad bajo caución, defendiéndose como acusada de supuestamente matar a su violador con “exceso de legítima defensa”, el juez deberá requerir toda la evidencia de las actividades criminales previas de los violadores, así como las pruebas de cómo cuando Yakiri llegó huyendo a pedir ayuda a la policía, los agentes fueron a apoyar a los acusados. La PGJDF deberá seguir con diligencia la investigación contra el acusado que sigue libre, interrogar a los policías que engañaron a Yakiri cuando les pidió ayuda, fincar responsabilidades a quienes manipularon originalmente el expediente.

Este caso podrá sentar precedente en todo el país para blindar los protocolos adecuados en casos de violencia sexual contra mujeres.

Estoy segura de que gracias a la evidencia existente Yakiri será exonerada, pero mientras esto sucede su vida y la de su familia corren peligro; según fuentes al interior de la PGJDF la banda que protege a los hermanos que violaron a la joven es peligrosa y busca venganza.
03 Marzo 2014 04:00:57
Nuevas castas mexicanas
¿A qué clase social pertenecen usted y sus familiares? ¿Acaso sabe si bajo los nuevos esquemas tiene algún familiar desechable? La sociedad mexicana se ha estratificado de formas muy distintas a las que conocíamos hace 10 años. A partir de que los grupos de delincuencia organizada comenzaron a crear una economía paralela, y a tomar territorios, fomentaron sus propios esquemas en que estratificaron a la sociedad mexicana en “castas”.

Este esquema empresarial dividido en rangos es aceptado por los cárteles y autoridades. Va desde los diferentes tipos de vigías, vendedores, distribuidores, jefes de zona, infiltrados (en las procuradurías y policías, en el Ejército y la Secretaría de la Marina), hasta los políticos A que desde los cárteles buscaron puestos de elección popular, y los B, que recibieron recursos electorales del narco y fueron negociando hasta convertirse en aliados (convencidos de que así mantienen la paz social). Luego están los productores de drogas tanto en la agricultura como en las fábricas químicas, también divididos en puestos esquematizados.

La supervivencia y el poder de cada cártel precisa de cientos de miles de personas que hacen posible su funcionamiento; detrás de esa potente maquinaria están los millones de personas que consumen drogas y ayudan al crecimiento sostenido de la economía delincuencial. En este esquema la vida es absolutamente desechable. En una empresa legal despiden a quien roba, incumple o miente. En la ilegal simplemente les matan y ocultan.

Una familia busca con desesperación a su hermano T; lo que saben es que el hombre de 27 años estaba en casa de su madre cuando recibió la llamada de un “amigo”. Minutos más tarde tocaron a la puerta y aparecieron tres sujetos armados vestidos de verde militar, uno de ellos con pasamontañas. La familia pidió ayuda a una asociación civil que denuncia desapariciones forzadas. Cuando una activista logró que las autoridades investigaran, salieron a relucir varios aspectos importantes que determinan a qué “casta” pertenece la víctima. El joven “levantado” estaba desempleado, su familia admitió que fumaba mariguana. El “amigo” que le llamó antes de que llegaran los hombres armados era su vecino dedicado al narcomenudeo. Él supuestamente le pidió al desaparecido que le guardara un paquete; ambos hacían apuestas. La familia en realidad conocía sólo una tercera parte de la historia y conforme la autoridad descubrió el contexto, muy pronto determinó que lo más seguro es que el joven no estuviera desaparecido vivo, sino muerto. Dejaron entonces de buscarle. Pertenecía a la casta de los “culpables naturales” por tener malas amistades o deudas de juego.

En un país en que la discriminación racial, económica y sexual domina las interacciones sociales, esta nueva estratificación por castas, creada a partir del empoderamiento del narco, profundiza aún más la segregación social. Las autoridades son incapaces de hablar de este evidente nuevo mapa social que está cambiando la forma en que se investigan los casos de violencia, desaparición y homicidio, así como admitiendo que hay una valía diferente de la vida de las personas desaparecidas y muertas. Este es un tema vital para México, porque no son sólo la policía, los Ministerios Públicos y las propias autoridades judiciales quien piensa así, también una parte de la sociedad está convencida de que hay cientos de miles de personas que pertenecen a una casta desechable y que es mejor que estén muertos, o que no merecen que el Estado invierta en su búsqueda.

Nos enfrentamos a un fenómeno sumamente complejo que profundiza la debilidad del estado de derecho, que abona a justificar la impunidad criminal y a debilitar aún más nuestra cultura judicial inepta y parcial, esa que acepta la pena de muerte de los cárteles como ayuda a la autoridad para eliminar a personas no deseables. El Ejército, que controla el 53% de las operaciones de seguridad en el país, opera bajo la lógica de castas desechables también.

Esta práctica anticonstitucional va en aumento y debe ser contemplada por especialistas en seguridad a la hora de asegurar que basta con juicios orales para rescatar el Estado de Derecho.


24 Febrero 2014 05:00:17
‘El Chapo’ y sus socios
Unos se congratulan y celebran, pero la gran mayoría de la sociedad pone en duda que la detención de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera sea de utilidad para abatir a la delincuencia organizada. Parece urgente concentrarnos en lo que verdaderamente significaría derrumbar al imperio del multimillonario empresario de la industria mundial de narcóticos ilegales.

Para que un sujeto se encumbre de semejante forma, precisa de redes oficiales que le faciliten llevar a cabo sus ilícitos y trasladarlos a la dinámica empresarial, esa que le permitió viajar en jets privados durante años y aparecer con una fortuna perfectamente cuantificada en la revista “Forbes”. Cuando hablamos de redes oficiales no solamente nos referimos a las políticas, también a las empresariales, particularmente a las financieras: los grandes bancos.

El Departamento de Justicia norteamericano pide que Guzmán sea extraditado no sólo para asegurarse de que quede preso el resto de su vida; la información que el detenido podría darles es poder. El mensaje de Washington a Peña Nieto es: no confiamos en ustedes, seguramente lo liberarán o lo dejarán escapar como antes. Nosotros, en cambio no le debemos nada a este enemigo público.

La paradoja es tremenda, por un lado los norteamericanos están convencidos de que “El Chapo” debe ser juzgado en su país para que no escape a la ley, por otro implica transparentar las fuertes redes mafiosas que protegen la venta y consumo de drogas en ese país. En México por un lado tenemos a un presidente priísta celebrando la captura del “Chapo”, por otro a cientos de priístas que tiemblan ante la posibilidad de que, al ser juzgado en los Estados Unidos, negocie entrega de información que demuestre de una vez por todas cuántos miles de millones de pesos invirtió su empresa criminal en las elecciones de nuestros alcaldes, gobernadores y presidentes. Expertos de la DEA nos lo han dicho a varias periodistas desde hace tiempo, los estados más pacíficos, geográficamente estratégicos por los que entra droga (entre otros léase Quintana Roo) son los que mejores negociaciones han hecho con el gran capo.

¿Irá el PRI tras esos gobernadores y senadores que llenaron las urnas, de norte a sur del país, con dinero ensangrentado? Acaso se investigará a sí mismo el gobierno federal para determinar qué tanto dinero de las elecciones de 2012 salió de las cuentas de Guzmán Loera y sus socios.

¿Acaso las procuradurías investigarán el subsidio monumental que ese cártel ha hecho a las redes de trata de mujeres y prostíbulos VIP desde Buenos Aires, pasando por México hasta Chicago?

¿Acaso algún día la opinión pública tendrá acceso a esta información sin que le cueste la vida a quien la publique?

“El Chapo”, para efectos prácticos, no tienen más valía en la cárcel que el ladrón de autos de Morelos. Sin un verdadero trabajo internacional y transparente para desmantelar las redes de corrupción y a los cómplices que le permitieron cavar túneles en todo el continente, su encarcelamiento carece de importancia y puede desatar más violencia de parte de sus huestes de la que él tenía bajo control estando libre. Qué sencillo resulta caer en la fruición celebratoria del arresto, en el festín mediático muy al estilo Washington, en que se le compara erróneamente con Bin Laden. En el linchamiento de un hombre sólo como falsa prueba de la batalla contra todos (al estilo Hollywood). Lo difícil es admitir que más allá de atraer lectores para la noticia, en la maquinaria de la narco-criminalidad amparada por las redes políticas y empresariales, “El Chapo” no es sino un peón. Sus redes, desde ya, están reorganizándose y moviendo las piezas para seguir el juego. Todavía nadie debería cantar victoria, mucho menos asegurar que se hizo justicia.


17 Febrero 2014 04:00:21
La mujer que vendía mujeres
Durante un evento internacional en el que discutíamos estrategias para erradicar la esclavitud humana, en nuestra mesa, dedicada a plantear cómo debilitar la economía criminal de los tratantes estaba la directora de la red mundial de sexoservidoras. Un experto financiero hizo su ponencia, acto seguido la mujer australiana tomó el micrófono, explicó que ella había sido prostituta y arremetió contra las organizaciones que rescatan a víctimas de trata en el mundo. Dijo que había una suerte de complot derechohumanista para arrebatar a las mujeres y jóvenes el derecho a vender su cuerpo. E intentó desacreditar a quienes han salvado a miles de niñas y niños de las garras de explotadores para el turismo sexual en el sureste asiático. El sabotaje al evento quedó claro, pero para las organizadoras inglesas era políticamente incorrecto increpar a la promotora de la industria sexual. Luego, un experto de Interpol nos dijo a puerta cerrada que esta mujer era sospechosa de promover prostíbulos en los que había clara esclavitud de mujeres muy jóvenes. Se quedó en conversación de pasillo pues al menor intento de abrir esa discusión, se nos acusó de moralizar sobre el derecho de las mujeres a usar su cuerpo como les parezca.

Hace unos días EL UNIVERSAL reveló que las autoridades de la Ciudad de México detuvieron a Alejandra “La Madrota” de Sullivan, quien se presentaba como defensora de sexoservidoras y que, según la amplia investigación que llevó a cabo la Procuraduría de Justicia, en realidad se dedicaba a mantener esclavizadas a 40 mujeres, a quienes junto con su hijo mantenía amenazadas de muerte y maltratadas en una sólida red de esclavitud sexual. Los testimonios de las jóvenes que lograron escapar y denunciar a esta supuesta activista de derechos de trabajadoras sexuales, evidencian las estrategias que las y los tratantes usan en todo el mundo a medida que se crean nuevas leyes para erradicar la trata.

Desde luego, no todas las activistas que defienden los derechos de humanos en la industria del sexo comercial son tratantes. Sin embargo hay muchas sobrevivientes de trata que, insertadas en la industria criminal, deciden ser parte de ella y se convencen de que ahora es su turno para explotar a una nueva generación de jóvenes, normalizando la trata como falsa forma de libertad económica controlada por terceros. Hemos visto cientos de casos de bajo y alto perfil en que la industria de la explotación gana; tal como el del clan Andrade/Trevi, que apoyados por la industria del entretenimiento, lograron salir triunfantes y más famosos luego de destrozar las vidas de varias jovencitas. Las leyes avanzan más rápido que los cambios culturales, y la cultura de la violencia se convierte en un obstáculo que impide el avance de la justicia y la evitación del delito.

Hay una gran perversidad en el debate que impide esclarecer las complejidades de la esclavitud humana como empresa criminal. Siglos de normalización de la explotación laboral en aras del avance económico han abonado a crear un falso discurso que justifica las desigualdades de raza, de género y económicas como algo inamovible. Es decir, la noción de que la explotación, la pobreza, el racismo, el clasismo y el sexismo son inevitables y deben asimilarse, ha permeado en nuestra cultura. La mayoría de tratantes argumentan que lo que hacen es administrar la seguridad, la economía y la libertad de quienes son prostituidas y que por ello tienen derecho a una retribución económica y a controlar a sus “empleadas”.

Nadie ha dicho que sea sencillo determinar cómo cada ser humano asume sus libertades parciales, cómo y por qué millones de personas criadas en contextos de violencia familiar y social, reproducen los mismos patrones de comportamiento y asumen el maltrato como algo merecido. Nadie ha dicho que sea fácil reconocer los componentes psico-emocionales y a manipulación afectiva y psico-sexual que llevan a alguien a ser esclavizada y creer que merece esa condición de abyección.

Rafaél Barret dijo: “Si el bien no existe, hay que inventarlo”. Parafraseándolo podríamos decir que es hora de recordar que si la libertad no existe, hay que inventarla. Sin duda la única manera de erradicar la esclavitud consiste en arrojar luz sobre cada grupo que insiste en justificar la venta de seres humanos como una empresa económicamente rentable, porque como hemos visto en el reciente caso de La madrota de Sullivan los tratantes están sentados a la mesa que defiende la libertad de esclavizar disfrazada de libertad de elegir.
10 Febrero 2014 04:00:01
Cura para pederastas
¿Cómo erradicar la pederastia? Esa debería de ser la pregunta después de los fuertes intercambios epistolares entre el Vaticano y la ONU; aunadas a columnas periodísticas de indignación frente a la bizarra postura del papa Francisco ante los miles de abusos sexuales cometidos por representantes de la Iglesia.

Hay un error de aproximación frente al fenómeno criminal de abuso sexual de niñas y niños. Resulta doloroso e indignante que una persona adulta, con poder frente a alguien a su cuidado o tutela, sea capaz de imponer sus impulsos libidinales con el uso de la violencia, la amenaza, la coerción o el condicionamiento a los afectos, al cobijo o a la alimentación. De allí que muchos busquen venganza. Una venganza inútil e imposible y una justicia inacabada y por tanto poco útil.

De tanta violencia, dolo e hipocresía, no pueden quedar sólo las cenizas de miles de denuncias catárticas. Porque si algo hemos aprendido, gracias a la valentía de hombres y mujeres que han evidenciado abusos sexuales, es que la petición de perdón es sólo el primer paso. Aunque pueda significar un logro importante para el resarcimiento emocional de la dignidad de las víctimas, es apenas un paso pequeñísimo, y puede ser también una trampa que abone al ocultamiento de un delito que las sociedades han normalizado a lo largo de los siglos: lo inmoral aceptado como inevitable. Propongo que hablemos de resarcimiento del daño, de proteger jurídicamente el Interés Superior de la Infancia, de crear estrategias reales de sanación, de justicia integral, de transformación cultural; esa y no otra, debería de ser nuestra meta cuando llevamos al debate público la pederastia.

No importa si son directores de cine cuya fama les blinda tras violar a una adolescente, o enamorar a su hija adoptiva para casarse con ella. No importa si es un líder religioso que arropado por los más ricos ha creado una escuela que en público pregona la moral, y a puerta cerrada viola a sus estudiantes bajo el fuero del poder Vaticano. O si es un padre de clase media, empresario y buen esposo, que cada noche se mete a la habitación de su pequeño para repetir el ritual abusivo que en su propia infancia vivió en silencio. O un albañil que considera natural ser el primero en desvirgar a sus hijas púberes antes de que otros se las apropien como si fueran objetos.

Todos los casos de abuso sexual infantil y adolescente denunciados remueven otros miles ocultos bajo el terror, dejando tras de sí un desgate emocional que en general carece de repercusiones positivas más allá del desahogo. Se transforma en un pregón inagotable de impunidad y frustración reiterada.

Sabemos que grupos católicos han invertido grandes sumas de dinero en la construcción de centros de “rehabilitación” para sacerdotes pederastas, como Casa Alberione en Jalisco, la Fundación Rougier en el Estado de México, la Casa Damasco en el Distrito Federal y ahora la Casa Emaús en Coahuila. Lo cierto es que no hay un solo modelo en el mundo que haya demostrado científicamente que en los pedófilos cambien sus comportamientos con terapia; si algo sucede es que logran hacerles sentir culpables y ocultar con mayor fiereza sus pulsiones sexuales.

Tras la reciente petición de disculpas del Vaticano, debería llegar una gran inversión para el resarcimiento del daño, el apoyo económico sostenido a cientos de centros especializados en atención a niñas, niños y jóvenes víctimas de violencia sexual. La inversión en desarrollo de modelos terapéuticos sistémicos efectivos, que intervengan con la familia y la comunidad de las y los afectados. Modelos cuyo impacto directo en el reconocimiento del daño causado, sean también útiles en la prevención del delito de abuso sexual. Nadie les creerá su arrepentimiento por ocultar los delitos ni al papa Francisco ni a los Legionarios de Cristo, mientras no demuestren que están dispuestos a ser parte de una solución de justicia integral.

Cuando hablamos del interés superior de la infancia, nos referimos, además de la enunciación jurídica, al interés superior de la humanidad. Porque desarrollar un proceso de pedagogía social que nos permita crear una cultura de protección, defensa y respeto a la niñez es simple y llanamente asegurar que en el futuro la humanidad sea más compasiva, más ética, más íntegra, más afectiva y democrática. Pero sobre todo una sociedad en que nadie justifique el abuso de una niña o niño para proteger intereses políticos, económicos o religiosos. La dignidad de las víctimas siempre debe estar por encima de la fama pública de los victimarios.
20 Enero 2014 04:00:32
Ejército ciudadano
Una mujer de Michoacán que perdió a su hijo adolescente en una masacre, me asegura que buena parte de la sociedad de su estado está emocionada por lo que ha sucedido en los últimos días: los autodefensas encabezaron la liberación de territorio tomado por “Los Templarios”; la Iglesia, que desde hace tiempo ha dicho que sabe dónde están y quiénes son los líderes asesinos, apoyó a las pesquisas e impidió que el montaje de la Segob volviera a engañar a la prensa y sociedad con mentiras de detenciones de los líderes mafiosos. El Ejército y la PFP llegaron detrás de ellos: la inteligencia la hizo la sociedad civil, nadie puede negarlo.

Para quienes viven en Michoacán Fausto Vallejo ha sido un gobernador fantasma. Ya se sabía que estaba enfermo antes de lanzarse a la candidatura, las fotografías de su rostro demacrado lo revelan. Son muy serias las implicaciones de que un hombre con la gravedad de su padecimiento insista en candidatearse a sabiendas de que no gobernará, todo por mantener el bastión electoral para su presidente. Sin embargo, la sociedad michoacana hace rato que supo que con o sin gobernador el territorio ya estaba en manos de un Cártel. De allí que las autodefensas lograran no solamente el respaldo, sino el agradecimiento social de empresarios desgastados por las extorsiones millonarias, rancheros que han perdido sus tierras arrebatadas por “Los Templarios”; niñas y mujeres raptadas para la explotación por las redes que controlan la prostitución forzada desde el Estado de México hasta Colima, pasando por Michoacán. Padres y madres que han perdido a sus hijos adolescentes llevados por los narcos como mulas, burros, matones, narcomenudistas, halcones, escudos, perros y sicarios desechables.

Más allá de la sin duda necesaria discusión especializada sobre las autodefensas rurales y los grupos civiles armados no indígenas, está claro que en Michoacán presenciamos un fenómeno excepcional: la sociedad civil se armó de fuerza para defender a su estado. Tomó las armas ante la demostrada incapacidad del Ejército, de la policía municipal y federal, ante la connivencia del gobernador y su gabinete, ante la corrupción moral de una buena parte de los alcaldes vendidos o sometidos al Cartel de “Los Caballeros Templarios”.

Valientes como el padre Goyo, sacerdote de Apatzingán, han declarado lo que el gobierno federal se ha dedicado a negar durante un año: que el bastión templario fue la prueba que los lideres Nazario Moreno y Servando Gómez Martínez llevaron a cabo como modelo para expandir su estrategia por todo Michoacán. Allí están los testimonios del sacerdote y los locales: a los limoneros les cobran 15 millones de pesos como impuesto. A los pequeños negocios les ordenaron cerrar si no pagaban sus cuotas. Un propietario de farmacia se atrevió a abrir y tal como le advirtieron la incendiaron frente a la cercanía de los policías. El sacerdote ha declarado ante cámaras cómo confrontó a los federales señalando a los sicarios, “miren allí están” y los policías respondieron “no tenemos órdenes”. Padre Goyo, como le dice la gente, está en grave peligro pues ha señalado que están vivos los “muertos” de García Luna, dijo dónde están los sicarios, cómo operan los vigías, cómo y quienes se disfrazan de periodistas para pararse frente al Ejército, quienes como principiantes no tienen fotografías de los más reconocidos templarios que caminan descubiertos en público. Sufrió un atentado, pero sigue hablando.

No es como algunos dicen en redes sociales, una guerra civil, lo que sucede en Michoacán es la muestra de una incipiente independencia del Estado. Sí, la sociedad civil ha dejado de respetar, de esperar y depender de las acciones del Estado. Se reconoció secuestrada por la parálisis de Vallejo, por la connivencia criminal de la policía, por las alianzas criminales de los miembros del ejército del batallón local de Apatzingán con los Templarios. Hastiados por la obcecada necedad de Peña Nieto de sacrificar a Michoacán mientras hacía su tour de la fama por el mundo.

Sin duda algunos medios nacionales y michoacanos seguirán dando las noticias ficticias en forma de comunicado de prensa de la Segob, mostrando a la autoridad como libertadora de la zona. Pero la sociedad y los medios libres se han encargado de mostrar la realidad. Las consecuencias de la efectividad de esta acción social darán un golpe de timón a México. El Estado fallido ya tiene un botón de muestra con toda la evidencia para hacer historia ¿Qué sigue ahora? ¿Veremos la magnitud real de la población pro-templarios que amenaza, ahora sí, con una venganza nunca vista?
13 Enero 2014 05:00:08
Revive el narco Pablo Escobar
Millones de personas conocen la historia del narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, a partir de los hechos violentos causados por su ambición y una inagotable sed de poder que él y un grupo de empresarios del narcotráfico, desde Colombia hasta los Estados Unidos, desplegaron durante años. Cuando la serie “El Patrón del Mal” salió al aire, miles de colombianos se indignaron. Para muchas personas la serie representaba revivir al mito monstruoso de un
hombre que cometió los crímenes más brutales, que compró políticos colombianos, mexicanos, norteamericanos y de otros países para fortalecer su imperio de narcotráfico. Un hombre que, según algunos especialistas, fue el ingeniero del desprestigio de una Nación y de sus ciudadanos, quienes sufrieron durante años en el estigma en el mundo.

Pablo tuvo a un chiquillo (retratado en la serie de TV) que durante su infancia admiró y defendió a su padre. Juan Pablo Escobar Henao creció mimado por dinero ensangrentado y una madre cómplice. Eventualmente luego de la muerte de su padre, él tuvo que huir de Colombia y cambiarse el nombre. Ahora se llama Sebastián Marroquín. Ya adulto quiso exorcizar sus demonios e hizo el documental “Los pecados de mi padre”; así comenzó la carrera pacifista de
Sebastián, quien viajó para pedir perdón a algunos de los familiares de las víctimas mortales de su padre. Debatiéndose en una paradoja Sebastián dejó atrás el nombre paterno, pero nunca dejó de admitir que el gran capo tenía un buen corazón. Dice el hijo que nada es blanco y negro, que su padre tenía un lado luminoso, que sólo se conoce el más oscuro y violento. Cómo reconciliar el amor por un padre cariñoso que para Colombia es símbolo de crueldad, magnicidio,
corrupción política y narcotráfico; un hedonista hambriento de poder. Esa es la pregunta que sigue en la mente de Sebastián, de allí que desde hace años busque recursos para invertir en la educación para la paz, en crear conciencia sobre el daño que la violencia genera.

Recientemente tomó una decisión más que polémica. Rescató del baúl su nombre real, revivió de entre los muertos a su padre y creó una línea de ropa con las fotografías de Pablo, su pasaporte, su licencia de conducir, sus tarjetas de crédito. El rostro y datos personales del narcotraficante aparecen en la ropa, cada camiseta se vende entre 80 y 95 dólares americanos. Modelos con cuerpos esculturales muestran la vestimenta en una campaña sofisticada con aires de
seducción erotizada. En las playeras hay mensajes de paz, que los diseñadores industriales que trabajan para Marroquín en su marca llamada Escobar Henao, imprimen con el argumento de que la gente que compre su producto hará campañas de concientización sobre el peligro de convertirse en un nuevo Pablo Escobar. En la presentación de su marca Sebastián dijo “Juntar la valentía necesaria para dar paso a una genuina reconciliación le revuelve el estómago a
cualquiera (…) sentí la responsabilidad moral de buscar y de pedir algo que nos cuesta mucho dar a todos, pero que nos gusta recibir: El Perdón. Perdón es sanación de una herida que hay que cerrar y que no nos va a dejar caminar si no la atendemos a tiempo. El odio no construye futuro, propicia la autodestrucción. Si nos negamos a perdonar, estamos perpetuando con ello el dolor y el odio propagado por la violencia sufrida. Te invito a construir Paz conmigo y con todos
tus enemigos”.

Está claro que un hijo no tiene por qué pagar por los pecados de su padre, pero hay algo inquietante y paradójico en la empresa de Marroquín/Escobar. Me parece que sus anuncios contradicen sus palabras. Las fotografías y los modelos rodeados de lujos excéntricos, muebles ostentosos en medio de la selva, alcohol, modelos que parecen matones guapos con el nombre y la fotografía de Escobar en su época de oro parecen más una celebración del capo que un llamado
a la reflexión.
30 Diciembre 2013 04:00:53
¿Y si mejor lo resolvemos?
Sí, lo sé, en estos días casi nadie quiere enterarse de los problemas del país; queda claro que hasta de la realidad necesitamos vacaciones. Sin embargo, me permito hacer algunas reflexiones sobre algunas de las últimas locuras públicas que hemos atestiguado, para con ellas proponer otro escenario posible.

El diputado Humberto Prieto Herrera, del Partido Acción Nacional, impulsó una iniciativa que plantea tipificar el delito de abandono de adultos mayores, en especial aquellos con discapacidad física o mental. De cinco a ocho años de prisión a quien les desampare. Todo parece indicar que este legislador perdió la cabeza. Sabemos que en México viven 10.5 millones de adultos mayores y 16% soporta en silencio la violencia doméstica que puede incluir abandono. Difícilmente denuncian, por miedo a sus agresores, que en su gran mayoría son familiares directos.

El diputado Prieto explicó en su iniciativa que le duele mucho ver a las personas de la tercera edad en situación de calle, de allí que en un arranque de sabiduría legislativa pretende encarcelar a sus familiares por no hacerse cargo de sus abuelos y abuelas. También al panista le conmueve verles sufriendo en los asilos de ancianos, abandonados allí por sus familiares, quienes “ni siquiera regresan a saludarlos”. A quienes dejaron en asilos a sus familiares mayores también los quiere ver en la cárcel ¡Vaya brillante solución!

Yo digo que si 82% de las personas adultas mayores está en condición de pobreza y las mujeres se encuentran en estado más grave, pues sólo dos de cada 10 cuentan con pensión, lo que el diputado Prieto debería hacer, junto con los demás legisladores, es asegurar iniciativas para resolver los problemas de raíz. Este diputado, como muchos legisladores obsesionados con fortalecer un Estado policiaco y persecutorio, quiere encarcelar a quienes abandonan a sus familiares, causando con el castigo un daño mayor a la familia y a la comunidad. Quieren hacernos creer que el problema del maltrato y abandono de las personas adultas mayores es resultado de una malicia individual de ciertos individuos, cuando en realidad desde hace décadas tanto el Estado como una parte de la sociedad han avalado un modelo económico y social que premeditadamente ha construido una redistribución de la riqueza de abajo hacia arriba. Modelo en que los grupos indígenas y quienes viven en zonas rurales tienen valor únicamente en la mercadotecnia turística donde los indígenas son sinónimo del folclor manipulador de un patriotismo que es en realidad profundamente racista y clasista.

Y vamos, en 2014 las y los legisladores bien podrían empezar por ejemplo con la implementación de políticas de equidad de género que garanticen trabajos bien redituados a las mujeres; el saneamiento y fortalecimiento de los sindicatos que aseguran las prestaciones a hombres y mujeres por igual; seguir con el abatimiento real a la pobreza rural (no programas paternalistas de bistec por voto y comida a cambio de basura); presupuesto y planeación para crear asilos para adultos mayores en los 32 estados del país donde la seguridad social sea un hecho y no un comercial de televisión; hospitales psiquiátricos gubernamentales con áreas de especialidad en geriatría en las 32 entidades (donde se respeten sus derechos humanos y no se les drogue y amarre como hacen en el Seguro Social en la mayoría de los estados); inversión en centros comunitarios en zonas rurales, en los que se promueva la cultura, se proteja la salud y se fortalezcan los incipientes programas de educación en los diferentes idiomas mexicanos.

Por último, podrían asegurar presupuestos para los programas de salud pública de prevención de enfermedades genéticas y degenerativas como el Alzheimer y la demencia senil, dado que la mayoría de los abandonos de personas con estos padecimientos se deben a la falta de conocimiento para su atención, falta de capacidad económica de las familias para atender las exigencias de estas enfermedades y falta de apoyo del Estado para que las familias sumidas en la pobreza puedan apoyar a sus parientes mayores con problemas psiquiátricos de toda índole.

Las soluciones existen y han sido planteadas desde hace décadas por especialistas que hacen trabajo de campo en el ámbito geriátrico; el problema es que no quieren trabajar en ellas. Parece que los abordajes integrales no están de moda, en cambio la criminalización social es lo de hoy para los habitantes del Congreso de la Unión, ¿no lo cree?


16 Diciembre 2013 05:06:58
Ser Humano en estas fechas
Cuando los padres de la pequeña Ana murieron en Oaxaca, nadie supo bien a bien cómo se contagiaron de VIH, y tampoco les diagnosticaron a tiempo para que pudieran recibir la atención médica adecuada. La trabajadora social del DIF quedó paralizada ¿dónde pondrían a la pequeña? No solamente sus padres habían fallecido, también Ana era portadora del virus de inmunodeficiencia. No se atrevían a mezclar a la pequeña con otros niños ¿qué tal si se contagiaban? Se preguntaba el personal de los servicios para la infancia un poco por miedo y otro tanto por ignorancia. Apareció entonces una activista que les remitió con la asociación Ser Humano, donde Ana creció, fue educada, disfrutó y aprendió música y pintura conviviendo felizmente con niños y niñas.

Ser Humano A.C. es una asociación que nació luego de que la escritora y dramaturga Nancy Cárdenas (a quien tuve el privilegio de conocer hace más de dos décadas), llevara al teatro el tema entonces silenciado en casi todo el país. Ella, como los fundadores de la revista “Letra S”, comenzaron a educar a la sociedad mexicana sobre la pandemia que despertaba más miedos y prejuicios que acciones solidarias efectivas. Nancy inspiró a grandes actrices, periodistas, escritoras y pintores a sumarse a la difusión del conocimiento sobre las enfermedades, el contagio y la prevención del VIH/sida. Entonces conoció al psicólogo Alfredo Hernández, quien se unió a Nancy y le pidió que rebautizara su organización para unificarla bajo el nombre que hasta hoy, 22 años después, es símbolo de perseverancia y arte: Ser Humano.

Entre mucho y muy variado trabajo que esta organización lleva a cabo en todo México para la educación y prevención de VIH/sida, el más inspirador y trascendental es, sin duda, la Casa Hogar para niñas, niños y adolescentes huérfanos que viven con VIH/sida. Este oasis se encuentra en la Ciudad de México. En él hoy en día viven 35 chicos y chicas de diferentes edades. Allí reciben educación, alimentación, servicios de salud especializados, asistencia social, terapia psicológica, acompañamiento emocional y mucho afecto.

Además de los miles de servicios que dan a jóvenes y adultos cada año, su programa de educación para el arte les ha convertido en un ejemplo extraordinario apoyado a lo largo de los años por grandes artistas. Este magnífico disco-objeto de arte lleva en la portada una obra de Alejandro Colunga y cada texto ha sido bellamente ilustrado por los niños y niñas de la Casa Hogar.

Puede hacer depósitos a la cuenta de Ser Humano A.C. Banamex cuenta 600 sucursal 0355 y Scotiabank cta 00103274977.
09 Diciembre 2013 04:00:13
Guerra a la cultura
“Nosotras no vimos ningún proyecto” dice una diputada. “Todo lo hizo la presidenta de la Comisión en lo oscurito, a puerta cerrada en su oficina, y encima se atrevió a dar una conferencia de prensa anunciando que por desgracia en el presupuesto de cultura para el 2014 habría menos recursos”, dice el diputado. Mientras la reforma energética ha tomado los reflectores, ha pasado casi desapercibido lo que algunos congresistas consideran un descarado acto de corrupción en la asignación de recursos de este sexenio. Apenas el 13 de noviembre el Congreso asignó 4 mil 596 millones de pesos para infraestructura cultural y apoyo a proyectos culturales de asociaciones civiles en México. Se abrió una convocatoria nacional para proyectos culturales, tal y como la ley lo exige; pero la presidenta de la Comisión de Cultura en la Cámara de Diputados, la panista Margarita Saldaña, llevó a cabo una repartición tramposa, a decir de sus colegas.

Resulta que TV Azteca recibió 95 millones de pesos. TV Azteca, además, cobra a cada estado 2 millones para el modelo de orquesta juvenil “Esperanza Azteca”; es decir pagamos las orquestas con nuestros impuestos y viajan dando publicidad y deducibilidad al grupo Salinas. Nada queda del proyecto original del gran violinista Julio Saldaña; sus orquestas para la integración social se desvirtuaron.

Según la diputada Saldaña las y los 500 diputados votaron y revisaron 3 mil 512 proyectos culturales, sin embargo sus compañeros dicen que nadie sino ella vio los proyectos.

De los 500.6 millones de pesos asignados para las asociaciones culturales del Distrito Federal, 61. 4 millones de pesos se entregarán a una organización de Azcapotzalco llamada Desarrollo, Promoción y Fomento a la Cultura A.C. La secretaria de la Comisión de Cultura, Zuleyma Huidobro, declaró el 24 de noviembre pasado que la asignación de recursos fue absolutamente discrecional. También el diputado Roberto López González aseguró que no se revisaron los proyectos enviados por las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). Las organizaciones civiles que trabajan en Tamaulipas para implementar una cultura de paz, y otras que han lanzado proyectos indispensables para el rescate de los espacios públicos, arrebatados por bandas que ejercen violencia en todo el norte, no recibieron un centavo. Los más de 12 proyectos educativos y culturales de Chiapas se quedaron sin leer, los de Tabasco y Quintana Roo, todos enfocados en educación para la paz, también se fueron a la basura.

El secretario técnico de la Comisión, también panista Alejandro Méndez, custodió los proyectos e impidió que se llevara cabo la dinámica de lectura, evaluación y concurso, aseguró el diputado Roberto López. La organización que recibió la asignación de 61.4 mdp fue fundada en 2011 y se desconocen proyectos previos, sin embargo –tal como investigó Jorge Ricardo, el periodista especializado en cultura– esta asociación que dirige un conocido de la diputada Saldaña, recibirá dos veces más que el presupuesto total de las dependencias de cultura de cualquier estado es decir, los impuestos que pagamos en los estados no regresan tampoco para la cultura.

miembros de prestigiadas organizaciones llevan semanas denunciando los actos de corrupción que deben esclarecerse. Basta decir que el último día para entregar proyectos fue el 25 de octubre; la comisión recibió, según el reporte, 3 mil 212 proyectos que suman el total de 64 mil 440 páginas, que según la diputada ella y su secretario técnico leyeron en 5 días. El 31 de octubre ella presentó su lista de asignaciones. Doce días después el presupuesto estaba aprobado sin que el consejo lo hubiese leído y sin que los diputados tuvieran la posibilidad de trabajar en un reparto equitativo y transparente de recursos.

Al ser cuestionado, Francisco Vilchis, director de la organización de Azcapotzalco, declaró que los 61.4 millones se aplicarán “cien por ciento a la niñez, a través de la cultura, de las cinco bellas artes… de las siete bellas artes (sic), vamos a fomentar la cultura en los niños de escasos recursos”, su proyecto difuso y amorfo, se llevará a cabo en “la colonia Cuauhtémoc porque es una zona muy céntrica”.

Si bien es cierto que hace rato que la Cámara de Diputados y el Senado de la República abdicaron a la transparencia, habrá que activar todos los mecanismos para una revisión de estas asignaciones. Resulta inaceptable que las y los congresistas guarden silencio ante semejante manotazo legislativo.


@lydiacachosi
Periodista
02 Diciembre 2013 05:05:59
Qué le debemos a EPN
Está claro que la mayoría de colegas, con motivo del #1D, harán un minucioso recuento de lo que el presidente no hizo, no cumplió o dejó a medias en su primer año de mandato. De allí que yo haya decidido hacer un breve recuento de lo que sí hizo por las y los mexicanos durante 2013.

es fundamental hacer notar la capacidad de convocatoria de Peña. En 12 meses logró unir casi a la misma cantidad de ciudadanos y ciudadanas que votaron a su favor, pero ahora en su contra. Esto es notable ya que como sabemos duró casi tres años en precampaña extraoficial y en campaña oficial. Lo cual nos hace saber que su capacidad de convocatoria es 200% mejor como presidente en funciones que como aspirante.

Carlos Fuentes dijo alguna vez que resulta imposible escribir ficción sin haber pasado una vida dedicado a la lectura de buena literatura. Nuestro presidente contradijo con hechos la locución del gran escritor. A pesar de haber confesado que no es muy afecto a la literatura, el Mandatario mexicano ha tenido logros extraordinarios en la elaboración y promoción de los cuentos más grandes respecto a la violencia social, gracias en gran medida a la colaboración de su coautor, el secretario de Gobernación.

En campaña Peña Nieto aseguró que durante su mandato él favorecería la libertad de expresión; prometió mantener una sana relación con los medios. Ha cumplido. En este año las portadas de los periódicos publicaron en un espacio promedio del 60%, comunicados de prensa enviados por Presidencia que se refieren a declaraciones de Peña, viajes o planes futuros. El Mandatario ha defendido su libertad de expresión y la de su gabinete gracias a un intercambio de favores y compromisos entre su partido y los propietarios de los medios de comunicación. Para las y los activistas y periodistas que disienten y cubren marchas, las detenciones arbitrarias, los arrestos y las golpizas se han convertido en una suerte de daño colateral de su campaña de promoción del nuevo PRI, apoyado por Mancera en la Capital. La nueva democracia llegó para quedarse y quien se oponga puede argumentar libremente desde los separos de alguna delegación o cárcel en diferentes puntos de la República Mexicana.

Prometió justicia social y excarcelar a quienes él consideraba estaban purgando penas injustamente. De allí que luego de otorgar el perdón al profesor Patishtán, ya encarrerado y creyendo que la sociedad no se daría cuenta, decidiera aprobar los trámites necesarios para garantizar la libertad de Raúl Salinas, así como la devolución de los miles de millones de pesos y propiedades.

Prometió mejores servicios de salud para los mexicanos, sobre todo para quienes sufrieran enfermedades graves y carecieran de recursos. De allí que sentara precedente con el ejemplo de ayuda incondicional al gobernador de Michoacán. La Presidencia le dio el apoyo necesario para que tomara una ausencia por enfermedad de más de un año sin perder su trabajo. Con este gesto magnánimo envió un mensaje para que se sepa que nadie perderá su puesto de trabajo por enfermedad; el narco también les apoyó solidariamente tomando las riendas en su ausencia.

En la reunión México en Paz, Peña prometió que nos convertiríamos en un país pacífico. Dijo: “Para ello trabajaremos con estrategia con una coordinación entre los órdenes de gobierno a fin de combatir la impunidad. No habrá seguridad mientras no haya justicia”. Ahora todo parece indicar que la estrategia nueva se llama “México Déjame en Paz”. El resultado de esta postura es el silencio absoluto del presidente respecto de la violencia que asola diferentes regiones del país. El vocero de esta nueva campaña es el secretario de Gobernación, promotor de la difusión de cifras ocultas (no son los delitos que no se ven, sino los que eligen esconder).

Un priista de cepa me dijo hace unos meses que a partir de los gazapos lingüísticos de Peña, del tipo “infraschuchur”, varios jóvenes priistas se metieron a estudiar inglés. Sin duda las cosas han cambiado, quien lo niegue se equivoca.
11 Noviembre 2013 04:00:27
Tratantes en el Senado
En una muy apasionada discusión desatada a partir de mi columna del lunes pasado en “El Universal” (sobre las reformas que se están haciendo a la Ley de trata de personas), han salido diversas voces descalificando mi crítica hacia las modificaciones propuestas. Estas críticas aseguran que “no estoy bien informada” o “que seguro estoy influenciada por la perversidad de alguna activista de ultraderecha” (refiriéndose a Rosi Orozco). Nada más equivocado.

Para escribir mi columna estudié las propuestas de las senadoras, leí tres tablas comparativas de análisis de expertas y expertos en jurisprudencia y derechos humanos, discutí con especialistas en delincuencia organizada de la ONU, y claro, seguí mis investigaciones sobre funcionarios públicos y empresarios implicados en la existencia de redes de trata para fines sexuales. Eso no significa que yo tenga la razón, significa que mi opinión es informada y que seguirá evolucionando a partir de las nuevas discusiones; que se enriquecerá gracias al debate.

Aclaré en la radio, y reitero que nunca he pensado que las senadoras de la comisión especial sean tratantes. Nada de eso. Lo que sostengo, como hice con nombres y apellidos en mis libros “Los demonios del edén”, “Memorias de una infamia” y “Esclavas del poder”, es la existencia de hombres de poder que protegen las redes de trata desde la política, la SEGOB, la SCJN y juzgados locales en diversos estados. Las senadoras y las activistas no pueden ser tan ingenuas para creer que sólo ellas están opinando y operando en el Senado, el largo brazo de la delincuencia organizada y la narcopolítica está presente y busca, a toda costa, deshilvanar los esfuerzos que persigan los delitos relacionados con la trata y el crimen organizado (particularmente en la industria del sexo comercial).

Dicho lo anterior insisto: la Ley contra la Trata de Personas, en cuya discusión para la redacción original participé con especialistas hace casi dos años, es perfectible. Tiene defectos y debilidades que en su momento, gracias a la asesoría de expertas en jurisprudencia, pudimos señalar sin que nos hicieran mucho caso. Algunos de los cambios que las senadoras proponen a esta ley son acertados y fundamentales; sin embargo, coincido con Ceidas en sus observaciones respecto al debilitamiento de la ley y los vacíos que la nueva propuesta genera. Es un peligro decir que se pasará la atención y protección a víctimas de trata a la Ley general de víctimas; mostrada como si fuera una panacea, pero que ni siquiera está reglamentada y cuyo debate crítico llegará en 2014, cuando el gobierno de Peña Nieto argumente que la ley quebraría al Estado en lo que a la reparación del daño se refiere, y ya dirán que en muchos ámbitos es inaplicable. (Estoy hablando de lo que se cocina desde ahora).

La construcción de leyes es un proceso vivo que debe darse con toda transparencia. Los debates son a veces álgidos (mejor a que pasen sin ser esclarecidos) y lo cierto es que cuando hablamos de construir una ley efectiva contra la trata nos referimos no sólo a una ley penal, sino a una ley general que pueda remitirse a otras leyes sin perder su especificidad y su capacidad de vincular delitos para fortalecer y transparentar al sistema penal; en particular con asuntos de delincuencia organizada. Necesitamos ingeniería legislativa postmoderna. Quien se pierda en discusiones nimias no será capaz de ver el mapa completo. Debemos discutir las leyes sobre trata de personas desde una perspectiva de tendencias criminales macroglobales, la ingenuidad no tiene cabida en abatir un crimen que esclaviza personas y enriquece a grandes grupos que viven al amparo de la corrupción institucionalizada, fomentando la cultura de esclavitud como salida económica.

Una víctima de trata le cuesta al tratante promedio 23 mil pesos y quien la explota ganará 351 mil anuales. En Asia Pacífico el 14% del PIB depende del turismo sexual, en México y el Caribe nos aproximamos a esa cifra a pasos agigantados. Apenas hace trece años se aprobó el Protocolo de la ONU para prevenir suprimir y castigar la trata de personas (Palermo). Y tenemos evidencia de que los cárteles “Zetas”, “La Familia”, “El Golfo”, “Milenio”, “Tijuana” y “Los Caballeros Templarios” están directamente vinculados en compra venta de mujeres y niñas para el mercado de la trata sexual (y de hombres para la trata laboral de la industria de narcóticos). Conocemos las ganancias que obtiene el Estado con permisos a prostíbulos que ocultan trata, así como la creciente industria de la pornografía adolescente e infantil. En ese contexto estamos debatiendo, no en el de filias y fobias personales.
30 Septiembre 2013 03:00:09
Es mi caja, idiota
Unas estudiantes se acercaron a Emilio Azcárraga, le reclamaron que produce basura en sus televisoras. Un testigo presencial me cuenta que Azcárraga con absoluta parsimonia miró a las jóvenes y dijo: “Si no les gusta lo que hay en la televisión, no la vean. Respetamos su opinión”. El argumento de este controvertido empresario es impecable, porque se asienta en la noción del libre albedrío. Un producto está a la venta y quien lo consume toma una decisión libre, autónoma e informada como consumidor, ¿cierto?

Curiosamente el empresario coincide, en principio y no por principios, con miles de activistas que señalan que si no te gusta lo que muestra la televisión simplemente no la enciendas. O para aliviar el dramatismo, cambia de canal ante la convicción de que el duopolio televisivo se dedica a producir videopolítica, como diría Giovanni Sartori, con fines extra informativos.

¿Qué es lo que nos hace enojar frente a los contenidos de la televisión?, acaso la deformación, malinformación y la opinión estratégicamente inducida en horario triple A. O el sexismo que promueve la oprobiosa cosificación de mujeres y niñas como hembras-objetos ante hombres-machos, una y otra vez hasta que esa aplanadora normaliza lo que Sartori llama la dictadura de la imagen sobre la realidad. Acaso nos indigna que una mujer soez y gritona (ahora es Bozzo y mañana será otra) utilice a las personas más afectadas por la discriminación, la pobreza o la violencia para exhibirlas en un circo que caricaturiza el sufrimiento real.

Tal vez nos crispa que en lugar de entrevistar a las personas involucradas en el disenso social organizado, se les muestre como revoltosos. O enoja acaso la producción ad nauseam de culebrones que reivindican y favorecen los estereotipos que dividen a todas las mujeres entre buenas-sumisas y malditas-cabronas. Las sumisas siempre ganan; así que, a ser sumisas.

Pero ¿vale la pena tomarse esto tan en serio? Para qué engañarnos si todas las personas buscamos entretenernos. Hay quienes viven con mayor intensidad la realidad, quienes por su trabajo o por voluntad politizada están en mayor contacto con historias de corrupción, de activismo y de problemática social. Hay quienes viven una existencia dura o incluso miserable; entonces el televisor es el único acompañante que les permite entrar en la fantasía en la que son otros quienes sufren, o en las novelas en las que los malos lo son de tiempo completo y los buenos también y lo malos se mueren, se quedan solos o van a la cárcel. Las mujeres buenas siempre encuentran al amor de su vida, el jardín siempre florece. Y en un mundo de tanta violencia quién no quiere ver el jardín florecer, aunque sea por unas horas.

¿Es la televisión un asunto de clases? Es decir, acaso los programas afectan más a quienes menos reflexionan sobre sus contenidos o, por el contrario, son integradores de quienes podrían rebelarse de mayor y mejor manera pero se consideran inmunes al efecto pedagógico de la ficción televisiva. Creo que afecta de manera diferenciada, pero igual afecta a toda persona que la mire. De ser cierto lo que asegura Giovanni Sartori, que la televisión ha acabado con el pensamiento abstracto, es decir con las ideas claras y diferentes, quien esté libre de influencias que tire el primer control remoto. ¿Acaso quienes lograron desarrollar un pensamiento sociocrítico son capaces de mirar la televisión, divertirse, reflexionar y luego analizar los efectos emocionales y culturales de la programación que de inicio buscaron para divertirse?

Urge una aproximación más documentada sobre los contenidos televisivos. ¿Son responsables los empresarios de producir contenidos que fomenten la violencia y la discriminación? Acaso deberíamos de discutir si se debe despedir a la conductora del circo de la miseria humana que viaja en helicópteros pagados con nuestros impuestos, cuando hay tantos problemas en México. Yo digo que sí, porque todo debate que nos ayude a regresar a un análisis profundo para salir del mero “cámbiale de canal” es tremendamente útil. Y no me desvío con un entreténgase leyendo un libro, porque al final toda persona tiene derecho a elegir el medio para su diversión, y su medio de información también. Cuando las noticias se fabrican a modo del gobernante que paga para que le peguen a quien disiente; cuando el contenido tiene como meta destruir la dignidad de la población, mentir para subsistir, distraer para ganar, y lo hace a través de la domadora del circo, la cadena de favores y sus autores deben ser evidenciados.
23 Septiembre 2013 04:08:08
Detrás de la puerta, que estoy educando
Una chancla, un palo, un mecate, una penca de nopal o un cinturón. Una bofetada, una nalgada, un jalón de cabello o de orejas. Cuatro de cada 10 padres y madres entrevistadas admitieron utilizar la violencia como medio para lograr que sus hijos e hijas les obedezcan y respeten. La mayoría no pueden asegurar que los malos tratos son efectivos para educar o corregir, sin embargo justifican sus acciones.

“Reivindico a la familia pese a todo… Pero eso no me impide reconocer que el núcleo familiar es una caldera hirviente en la que cabe todo, desde el cobijo, la complicidad y el amor más generoso y sin exigencias, hasta la barbarie y la crueldad”. Con esta cita de la escritora Rosa Montero comienza la extraordinaria investigación de Ririki Intervención Social A.C.

Uno de cada tres niños de entre 6 y 9 años reporta ser tratado con violencia en familia. No importa si es rural, urbana popular o clase media. Las familias, contrario a lo que podemos creer, siguen educando (o creen que educan) a golpes. Las especialistas de Ririki entrevistaron a niños, niñas, padres y madres con una metodología bien documentada; los resultados dejan muchas lecciones por aprender.

El estudio revela que a pesar de lo que sabemos hoy en día sobre pedagogía, sobre desarrollo infantil y la necesidad educar desde el nacimiento, la mayoría de padres y madres persisten en prácticas de crianza que sostienen que sus hijos alcanzan “la razón”, creen que hasta la edad escolar “entienden”. Antes sólo se concentran en cuidarles, más que en educar. La necesidad de sobreproteger a sus bebés, hace que tanto mamás como papás no conciban la crianza como un acompañamiento progresivo, en el que con educación constante se sigue la evolución de las facultades de los niños y niñas, quienes participan, reflexionan, entienden y asumen su papel de irse convirtiendo en personas autónomas y responsables. Es decir no hay un equilibrio entre la autonomía y la protección, la mayoría de madres y padres siguen promoviendo, muchas veces sin saberlo, la dependencia por parte de sus hijos e hijas; piensan por ellos y cuando sus peques no saben leer el mensaje de la persona adulta, esta responde con violencia.

A pesar de que casi la totalidad de entrevistados asegura que el diálogo es la clave de la relación de pareja, la mayoría admite que prevalece la violencia verbal entre cónyuges. Según el informe, el maltrato a los niños y niñas está relacionado con la creencia de que el aprendizaje va a la par del sufrimiento. Las tendencias autoritarias de control hacen del castigo físico más frecuente que la gratificación para reforzar comportamientos positivos.

La sociedad mexicana aun considera que las correcciones, incluyendo “golpes leves” y formas psicológicas de violencia (como humillación y amenazas), no son violencia, sino una estrategia de disciplina positiva que no lastima al niño ni le duele a la niña. Todo parece indicar que seguimos criando personas desde el autoritarismo; cómo sorprendernos de que la gente siga promoviendo la intolerancia, el control policíaco y la represión social si en casa esa es la regla.

Quienes participaron en el estudio aseguran que cuando sus hijos hacen algo que no les gusta les regañan, golpean y castigan. Solamente el 16% de padres de clase media usa el diálogo para resolver los problemas. En el ámbito rural y popular, el 10% cree en el diálogo como método de resolución de conflictos.

Lo cierto es que sólo tres cuartas partes de padres y madres golpean a sus hijos para disciplinarles, y a los varones les pegan más que a las niñas.

Para entender la idiosincrasia mexicana moderna basta saber que aunque 9 de cada 10 hombres y mujeres que contestaron el cuestionario aseguran que primero que nada se debe buscar el diálogo entre padres e hijos para resolver problemas, en la práctica 7 de cada 10 entrevistados aseguran que sus hijos no tienen derecho a cuestionar las decisiones y autoridad de sus padres. ¿Qué entienden por diálogo entonces? La concepción de la violencia es un problema mayúsculo, porque la mayoría considera que las nalgadas y los manazos no son castigos corporales, sino métodos educativos.

Este estudio es muy valioso, no solamente por lo que documenta, sino porque nos recuerda que la violencia sigue siendo parte integral de paradigma educativo. La inversión pública en técnicas de crianza y escuelas para padres y madres es indispensable. Las leyes contra la violencia infantil no pueden implementarse mientras se siga normalizando el maltrato como método de control familiar y social. Volver a la raíz del problema es la clave:
02 Septiembre 2013 04:06:19
El padrotaje de Estado
Nadie le conocía fuera de Cozumel, era un chico regordete presuntuoso por ser sobrino del gobernador de Quintana Roo. Nació en 1979 y a su padre Roberto Borge Martín lo encarcelaron por cometer fraude fiscal.

Rubén, un compañero que estudió administración de empresas en el Tec de Monterrey con Beto Borge JR, asegura que el joven le dijo que él sería gobernador, que sería el más poderoso priísta de México.

A los 23 años Roberto Borge fue contratado por el gobernador González Canto para foguearse como su secretario particular, más tarde como tesorero general del estado y después oficial mayor. En 2009 fue nombrado diputado del PRI. La idea era ponerlo en la mira pública como precampaña electoral. Dejó la diputación en menos de ocho meses; pero antes, su boda fue pagada con recursos del erario. Los correos electrónicos publicados hace años demuestran cómo el gobernador Félix González erogó tres millones de pesos de dinero estatal para la fiesta con 900 invitados.

Con 33 años Borge se convirtió en gobernador. A los 10 meses de asumir la gubernatura pagó con recursos públicos once millones y medio de pesos para liberar los gravámenes que el Registro Público de la Propiedad tenía sobre su padre. El joven creó en seis meses un ambiente de terror entre sus colaboradores; utilizó a noventa elementos policíacos para buscar a su perro Simón y lanzó una amenaza a quien tuviera al can.

Ha pasado más de una tercera parte de su mandato fuera del país en viajes de placer, utilizando la empresa de jets privados subsanada con recursos públicos. A todas partes viaja con su compañera Gabriela Medrano, la joven diputada federal de partido Verde quien sin experiencia política alguna (como su gobernador) ha operado la entrada de la empresa china Dragon Mart, bajo argumentos insostenibles y falaces.

Borge es líder de esta nueva generación de priístas jóvenes, ambiciosos, fascinados con la vida de lujo que el poder público les confiere; ellos intentan ocultar sus grandes limitaciones intelectuales y políticas ejerciendo violencia. “Botarga puño de hierro” le llama un priísta ex colaborador que trabajó a su lado durante cuatro meses. Fue Borge quien prometió a Peña Nieto que el tricolor recuperaría el estado en 2013 (durante años el PRD gobernó el norte del estado, la zona más rica y productiva). Y sí, el PRI ganó las elecciones creando un sofisticado sistema financiero paralelo.

Borge llevó a cabo uno de los más grandes desvíos de recursos de bienestar social de la historia de Quintana Roo. Desfalcó al DIF y al Instituto Quintanarroense de las Mujeres (IQM). Instancias que reciben recursos de coinversión federal, estatal y municipal. Desvió dinero del Fonden, Sedesol y del PAYMEF para la compra de votos. Las quiebras resultados de esos desvíos comienzan a evidenciarse.

Recientemente ordenó el cierre de las oficinas del Instituto. Exigió a quienes laboraban en el IQM que firmaran su renuncia. Las que se intentaron rebelarse aduciendo que el presupuesto del IQM estaba etiquetado y debe resarcirse, fueron amenazadas advirtiendo que el gobernador ha dicho que “quien se rebele se enfrentará a las consecuencias y al PRI”. Quedan abiertas solo tres oficinas: Cancún, Chetumal y Cozumel. Cerraron José María Morelos y Carrillo Puerto (zona Maya), Playa del Carmen e Isla Mujeres. El IQM tiene un presupuesto de 6.5 millones de pesos, los cuales fueron desviados para adquirir voto forzado de las usuarias. He documentado que a cada delegada del IQM le exigieron asegurar 100 votos obligados con credenciales (IFE). Ahora firmaron sin liquidación por razones de quiebra económica.

Los seis y medio millones de pesos del IQM se desviaron al IAPQROO. En lugar de contratar directamente a especialistas en temas de género, estudios sobre salud, violencia y política pública el IAPQROO contrata externamente por el 40% del monto reportado, con lo que 60% del recurso se deriva, forzando a las mujeres a trabajar el triple por menos sueldo. Todo se hizo con transferencias virtuales para entregar el recurso al PRI; el 60% de los sueldos terminaron en la campaña.

Borge gastó 3 millones de pesos para remodelar su palco en el estadio de beisbol (la mitad del presupuesto anual del Instituto de las Mujeres). Quintana Roo no está quebrado, se creó un sistema paralelo de finanzas que escapa al escrutinio público, pero no a la investigación periodística.
26 Agosto 2013 03:00:25
Los corruptores de la esperanza
No todo se puede, dice justificándose una funcionaria pública, otrora respetada activista. Hay que tener paciencia, dice un senador antes miembro de la sociedad civil. Ambos buscan sin éxito explicar por qué desde su llegada al poder han cedido una y otra vez, en nombre de lo que sí será posible a futuro. Se han convertido en víctimas de la paradoja del poder formal al que accedieron creyendo que desde dentro derribarían a la bestia. Pero resultó que la bestia no era un animal bruto y hediondo al que se puede derribar con una espada de justicia y poder civil, sino un espacio de confort, un edificio que da la bienvenida al ego, oficinas lujosas rodeadas de súbditos que rentan su inteligencia al mejor postor. La bestia por dentro es una nube gloriosa, un banquete en el que en aras de una falsa civilidad todo se pacta; donde los principios y los valores quedan fuera. Importa la imagen, no el contenido, importa el discurso, no la realidad.

Así, la bestia de la política de Estado poco a poco les abriga, contrario a lo que creemos, no les engulle. Porque aunque es mentira que el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente. Lo que les va llevando hacia ese oscuro rincón donde la mentira se convierte en profesión y el robo en deporte, es su voluntad, es la fascinante sensación de bienestar que aporta un ego sobrealimentado, ego que se convence de la supremacía que le confieren sus privilegios, sus canonjías y mirar su fotografía en los diarios declarando cualquier cosa. Les debilita moralmente la posibilidad de pertenecer a esa élite que lo controla todo. Descubrirse de pronto con el pueblo a sus pies (el pueblo de un ayuntamiento, el de un estado o el de un país). Dentro de la bestia que conduce al Estado hay pilotos y copilotos, hay corruptores y corruptibles, hay manipuladores e imbéciles. No hay complot sino estrategia; porque lo importante es adquirir más poder para controlar mayor territorio. Poder para comprar simpatías de medios de comunicación, para asesinar disidentes, para que nada cambie en esa nube linda desde donde se inventa la máscara de un país entero.

Aunque está claro que no todos los hombres y mujeres que acceden a la política lo hacen con las mejores intenciones, la sociedad sigue creyendo que al menos algunas cosas cambiará su candidato/a. Votan creyendo que si es mujer trabajará para mejorar la vida de las mujeres, como si cuerpo de mujer garantizara comprensión del patriarcado y batalla contra la discriminación. Engañadores y engañados. Ilusionistas e ilusas.

Uno de los grandes méritos de un Estado represor, corrupto y corruptor es el de hacer creer a las personas que se merecen el caos, que son víctimas propiciatorias de su propia tragedia, culpables de que su gobierno no funcione. Son ellos y ellas, funcionarios públicos con verdadero poder quienes hacen su mayor aportación a la fiesta de máscaras en que mentir es casi una religión y creerse las mentiras, para muchos, la única salida frente a la angustia del sinsentido.

Las y los mexicanos que no participamos en este juego no estamos en la búsqueda de lo que no existe; por el contrario vamos tras una posibilidad de probada existencia: la libertad para vivir sin violencia. La libertad para ir día con día por las calles de México sin la angustia de esa normalizada justificación de 39 ejecuciones diarias, mil 721 cada mes. Esas muertes hiperviolentas que escenifican la crueldad humana en su máxima expresión, la mutilación, la tortura, la decapitación, la violación antes de ultimarlas; representan para el Secretario de Gobernación una buena noticia, la justicia, “porque ya los mexicanos no temen salir a las calles”. Él ordena a mantener la ilusión de que la muerte significa bienestar. De que la corrupción no es el cáncer del Estado mexicano.

Ellos, los más sanguinarios son los socios, del otro lado del eslabón estructural, de los gobernantes que se oponen sistemáticamente a arrancar de raíz la corrupción, porque son parte de esa raíz. Por debajo de la tierra, fuera de la vista de la mayoría, como en una selva inhóspita las raíces de todos ellos se entrelazan. Unas sobreviven gracias a una relación simbiótica, otras en cambio son parasitarias.

Se vale rebelarse ante el sinsentido; creer que la esperanza no es una locura, que no nos merecemos este país que desde su nube construyen los corruptores. Cada día algunas personas elegimos transparentar la construcción de la mentira nacional, porque nos merecemos este país, pero no estos gobiernos.
12 Agosto 2013 03:00:45
Orgullo de niños trabajadores
Vimos en un video que circuló en medios a un pequeño indígena tzotzil llorando mientras tiraba al piso los dulces de su vendimia. Feliciano sollozaba con ese llanto de quien sabe que lo que le sucede es injusto, con ese lamento de un pequeño que necesita que le defiendan de un funcionario público que, por la prohibición de que menores de 18 años vendan cigarros, lo amenazó, lo humilló y le ordenó entregarle los productos que vendía en la plaza del centro de Villahermosa. Lo que no vimos es que el funcionario arrastró físicamente al pequeño intentando quitarle la canasta de la cual se afianzaba como si en ello le fuera la vida.

El camarógrafo que filmó la agresión pertenece a un canal local de televisión y narra que vio la arrastrada y no encendió la cámara “porque no había decidido qué iba a filmar todavía”. Cuando vio al pequeño llorar comenzó a grabar. Más allá de su mal cálculo periodístico, que podría haber documentado la saña, la crueldad y la prepotencia de Juan Diego López inspector municipal de fiscalización, responsable de vigilar a vendedores ambulantes, lo más grave ha sido la discusión posterior a este hecho. El inspector, al lado de su impávida colega Carmen Torres, asegura que el pequeño “no tiene por qué estar vendiendo esto”. Lo dice sosteniendo tres cajetillas de cigarros que confiscó mientras jala la canasta para que el pequeño la vacíe. Se la llevaba como “evidencia de la falta administrativa”.

Feliciano, a quien su tía llama “Manuelito”, vive en Chiapas, pero estaba de vacaciones con su tía, que tiene un puesto de ropa en la Zona Centro donde fue agredido. El chico decidió que quería juntar dinero para comprar sus útiles escolares; como millones de niños y niñas que en sus vacaciones venden dulces. Igual que lo hacíamos mis hermanas y yo en la colonia Mixcoac, donde crecimos. Poníamos un puestito en la banqueta y ofrecíamos dulces a transeúntes y vecinos. A mamá y papá les parecía una buena idea que aprendiéramos a ganar y cuidar el dinero. Pero éramos niñas clasemedieras, no indígenas; hablamos castellano. Así que nadie se cuestionaría si estábamos allí por la miseria y el abandono, nadie nos correría de la calle, ni nos robaría el producto de nuestras ventas. Ni antes ni ahora se lo hacen a mi sobrinas.

Feliciano y su madre hablan Tzotzil, la madre trabaja desde que tiene 15 años, está convencida de enviar a su hijo y a la bebé a la escuela, quiere que sean bilingües y vayan a la Universidad. Lo alimenta bien, lo ha educado para ser un niño responsable. Su tía, que tiene un lindo hogar y es muy trabajadora, le dio permiso de vender dulces en la misma plaza en que estaba ella; pero el pequeño se perdió de vista un momento justo cuando el inspector lo agredió. Salieron entonces organizaciones civiles para regalarle sus libros y juguetes al niño, para “sacarlo de la tragedia del trabajo infantil”.

Cómo elaboramos historias, incluso periodísticas, desde el racismo y la presunción de que toda persona indígena vive en la miseria. Cómo nutrimos el discurso de lástima y menosprecio, un discurso construido desde la noción de la desigualdad “natural”. Cómo negamos la voz al pequeño. Ya todos hablaron por él, por su madre. Tienen voz sí, pero les ofende la lástima, están hartos de este escándalo.

Este es uno de los miles de ejemplos de nuestra ignorancia sobre el significado del trabajo infantil. La Organización Internacional del Trabajo (OIT), deja muy claro que hay una confusión sobre la participación de niños y niñas en tareas remuneradas. Asegura que no todas las tareas realizadas por infantes deben clasificarse como trabajo infantil que debamos eliminar. Por lo general la participación de los niños, niñas o adolescentes en trabajos que no atentan contra su salud y su desarrollo personal, ni interfieren con su escolarización, se consideran positivas. El término “trabajo infantil” se define como “trabajo que les priva de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico; el que les pone en peligro, o les esclaviza”. En el caso de Feliciano, como el de miles de niños y niñas, no estamos hablando de un trabajo que dañe su salud, su seguridad o su moralidad. Quien le hizo daño fue el inspector, ahora cesado. Y luego los medios, haciendo de él un falso mártir de la pobreza indígena.

Generalizar sobre la situación de niños y niñas que trabajan es siempre un error. No sólo los inspectores necesitan un curso sobre trato digno a infantes que trabajan.
05 Agosto 2013 04:06:34
Amenazas en redes sociales
Ante el anuncio oficial de borrar a toda mujer (excepto a la reina) del dinero británico, la activista Caroline Criado-Perez logró que se pusiera el rostro de la escritora Jane Austen en los billetes de 10 libras; por ello recibió más de 50 amenazas de violación por hora vía Twitter.

Hadley Freeman del diario “The Guardian” escribió sobre los insultos a mujeres en el microblog Twitter y recibió amenazas de un tuitero que bajo el pseudónimo @98JU98U989 advirtió que pondría una bomba en su casa. Ese mismo día Catharine Mayer editora de la revista “Time”, y otro grupo de mujeres periodistas recibieron amenazas del mismo tuitero. La policía se tomó muy en serio los amagos de muerte y ordenó una investigación cibernética. Los administradores del servicio cancelaron la cuenta del agresor y no lo encontraron.

Tanto estas periodistas como las autoridades han comprendido que detrás de ese “mundo virtual” que son las redes sociales, hay seres humanos muy reales capaces de cometer crímenes. Hostigadores que utilizan este medio como antes esperaban en la calle, dejaban un mensaje en el buzón de casa o telefoneaban.

Twitter es ese espacio en redes sociales en que sólo caben 140 letras o símbolos por mensaje. Es un sitio para comunicarse, para coincidir y disentir; no es apto para el debate pero sí para el disenso, los avisos, las noticias y los encuentros. Es también un espacio en la red para desahogarse, insultar, decir bobadas y reírse un poco.

Al abrir una cuenta de cualquier red social los contratos estipulan que la persona está sujeta a respetar las leyes de su país. Estas redes son un universo en el cuál conviven activistas y sicarios, niñas y pedófilos, policías y ladrones, emprendedores y políticos, madres y padres, espías y trolls. Twitter pueden ser utilizadas para encontrar niñas desaparecidas, avisar de una balacera, compartir conocimiento y sentimientos, promover las noticias y claro, para desplegar odios de cualquier índole.

Una diputada y varias activistas que apoyaron a Criado-Perez recibieron tuits de amenazas de violación. A raíz de estos ataques más de cien mil personas firmaron una petición a Twitter británico para que implemente cero tolerancia al discurso de odio y a las amenazas. Tom Wang, director de Twitter en el Reino Unido declaró que pondrán botones para denuncias rápidas en su red.

Quienes debaten dicen que se debe regular el ciberespacio de la misma manera en que se regula la interacción humana directa: sólo a través de la responsabilidad individual y de la aplicación de leyes cuando el delito se cometió; que cualquier control sería censura puritana.

Hay quienes responden que implementar el estado de derecho no es puritanismo, que ni la Policía ni las autoridades han entendido el impacto social e individual que la comunicación en redes sociales tiene en las personas. Lo cierto es que no hay aún estudios no empíricos que demuestren cómo las redes sociales cambian las reglas de comportamiento social.

Los límites de la libertad de expresión deben ser los mismos dentro y fuera de la red, y nadie debería intentar censurar a quienes insultan, basta un #unfollow. Sin embargo tenemos que aprender a diferenciar la libertad de expresión y el derecho al disenso, de los delitos que no por aparecer en la red son menos graves. Como la promoción del discurso de odio racial o de género, la pornografía infantil; los sicarios armados que buscan seguidores. Eso no lo sabe investigar la autoridad adecuadamente.

Una amenaza de muerte debe ser denunciada; un insulto debe ignorarse. Me parece que el peligro radica en que los gobiernos que quieren censurar las redes (por el poder y la libertad que nos aportan), argumenten que buscan mayor civilidad. Lo que sí deben hacer es combatir los delitos graves, usar la cibertecnología a favor de la legalidad, no a favor de un estado policíaco obsesionado con la opacidad y el control social. Sí creo que es indispensable documentar adecuadamente el renacimiento de la violencia sexista, o la forma en que las redes sociales moldean la sexualidad de las y los púberes potenciando la comercialización de la infancia y promoviendo la prostitución adolescente. No se pueden crear nuevas reglas si no se entiende por qué y para qué se aplican; esa es la tarea pendiente.


15 Julio 2013 03:00:02
Gobernadores del narco

Todo estaba listo para que el 5 de abril de 1999 la Procuraduría, en un operativo conjunto con la agencia antidrogas norteamericana (DEA), arrestara al gobernador Mario Villanueva Madrid por sus vínculos con el narcotráfico. Ese día debía entregar el gobierno a su sucesor, Joaquín Hendricks, y perdería el fuero que había impedido su arresto. Pero el 3 de abril a media noche escapó al cerco policíaco.

Cuando el entonces presidente Ernesto Zedillo decidió coadyuvar a la petición de la DEA para perseguir a Villanueva, los elementos arrojados por la investigación eran contundentes. Las autoridades nos aseguraron en ese entonces que Villanueva, que fue alcalde de Benito Juárez (Cancún) primero, luego Senador y gobernador después, negoció directamente con el Cártel de Juárez para dar paso franco a cargamentos de cocaína pura que llegaban desde Colombia hasta Quintana Roo, cuya meta final era el sureste norteamericano. En aquellos tiempos la coca pura entraba en pistas perdidas en la selva por Chetumal, la capital del estado y por el aeropuerto de Cancún. Las y los periodistas lo sabíamos, los empresarios y turistas la consumían, los políticos celebraban que Cancún se convirtiese en el mejor destino turístico del país, y se enriquecían gracias a la presencia de los grandes narcotraficantes y sus consecuentes limosnas millonarias. La industria del narcotráfico había encontrado para 1995 su mejor centro de entrada, distribución y exportación. Pablo Escobar y sus socios mexicanos visitaban Cozumel y Cancún. El negocio parecía interminable, entraban drogas y armas, Villanueva se creía intocable. Él y sus cómplices crearon una estructura policiaca y judicial paralela para proteger a la red del narco en el sureste.

El gobernador, temido por unos e idolatrado por otros, amasó según fuentes de la DEA, más de 100 millones de dólares. Su hijo Carlos Villanueva, actual presidente municipal de Othon P.Blanco, municipio de la capital el estado, asegura que esa fortuna es producto de inversiones y negocios limpios de su padre.

En junio de 2007 un juez federal del Estado de México, absolvió al ex gobernador. El Ministerio Público Federal cometió errores procesales y el juez aprovechó eso. Fue liberado y de inmediato reaprehendido a petición de la justicia norteamericana, quien demostró que Villanueva recibió dinero del cártel para llevar droga a Estados Unidos y que ordenó a la policía cooperar con el narco.

En 2008 fue sentenciado, por otro juez en México, a 28 años. En el 2010 fue por fin extraditado a Nueva York. El fiscal que lleva su caso asegura que Mario Villanueva, su hijo Luis Ernesto y Consuelo Márquez, realizaron movimientos de dinero sucio por al menos 30 millones de dólares. Pero el caso dio un vuelco este año, cuando el priista aceptó que sí había recibido dinero del Cártel de Juárez, (los 19 millones de dólares actualmente incautados por la justicia norteamericana). Aunque negó participar directamente en narcotráfico entregó a las autoridades toda la información que precisaban sobre la red operativa de la narco-política, incluye en ella a varios cozumeleños. Sólo entre 1994 y 1999 Villanueva y su familia transfirieron 17 millones de dólares a Estados Unidos, Bahamas, Panamá y Suiza a través de Lehman Brothers Inc., bajo el nombre de la British Virgin Island Shell Corp., y 2 millones en otras empresas.

Villanueva, el primer y único gobernador mexicano preso por crear un puente gubernamental para los cárteles de la droga, fue sentenciado a 11 años. Se le descontarán los seis que pasó esperando la extradición y uno más por buen comportamiento. Según fuentes de la DEA la PGR tiene evidencia de que Villanueva y sus más de 20 cómplices usaron el sistema financiero mexicano para lavar más de 100 millones de dólares. Parte de esa fortuna habría sido ya gastada por su gente de confianza para mantener a su red política en el poder, tanto en el estado como en el Congreso de la Unión. Parte de la estrategia fue mantener a su hijo Carlos Villanueva como alcalde por el PRI.

El fiscal Preet Bharara dijo “Villanueva pasó de ser un funcionario público sospechoso de corrupción a un criminal convicto por conspirar para fortalecer el narcotráfico”. A su regreso le espera una sentencia de 28 años en México y desde ya su red de apoyo opera para protegerlo. Los fiscales aseguran que la PGR podría averiguar cuánto de ese dinero del narco ha financiado campañas políticas desde hace 20 años en el sureste mexicano. El padre se fue, pero su herencia sigue aquí entre nosotros.

08 Julio 2013 04:06:28
¿Niños virtuales?
El chico tiene 13 años, habla con otros de su edad no puedo evitar preguntarles ¿cuántos amigos tienes? Ochocientos veinte, responde con el aire soberbio de un conquistador que ha viajado por ultramar buscando amistades en los confines del mundo. Deja de mirarme y dirige sus ojos a su iPhone para seguir escribiendo como el más ágil digitógrafo, el escritor de la era digital.

Otro niño, bueno a los trece no les gusta que les llames niños, me mira y pregunta ¿y tú cuantos amigos tienes?, siguiendo el juego le pregunto amigos o seguidores. Sonríe, seguro pensó ¡mira una abuelita que sabe de twitter! Respondo más de 298 mil, sin preguntar se acerca y toma de mis manos mi Blackberry, abre mi tuiter como si fuéramos compadres de toda la vida. Ahora sonríe, me acabo de convertir en alguien interesante. Con la entereza de un general del Pentágono les ordena a los otros dos chicos: síganla @lydiacachosi me devuelve mi teléfono. Ahora danos followback.

Pero ¿por qué? A ver, qué méritos tienen para que los siga. Se quedan mirando, uno de ellos está leyendo mi perfil, estamos a medio metro de distancia pero no me pregunta a qué me dedico, lo descubre leyendo el breve perfil en mi cuenta de la cual ya es seguidor. Ahh…es que es periodista, dice con el tono decepcionado de quien acaba de descubrir que la fama es bien ganada y no producto de la emocionante casualidad. Me río.

A ver, ustedes cómo se llaman, pregunto. Me responden con sus nombres de tuiter. Les sigo la corriente. ¿Y en su Facebook usan sus nombres reales? Todos los nombres son reales, me dice el más pequeño de los tres. Son reales porque nosotros los inventamos, y nosotros somos reales.

¿A ti te espían? Pregunta el que trae un tablet. ¿Quién? pregunto. Se miran entre ellos ¿qué no sabes? Nuestros teléfonos sirven también para espiar. Inmediatamente superponiendo una explicación sobre otra, me dan una cátedra de un señor que se llama Snowden, de los programas de espionaje en los teléfonos, de cómo a los periodistas los espían más por si se están enterando de secretos peligrosos sobre terroristas.

Estoy azorada, sonrío. Claro, les digo. ¿Y sabes secretos sobre terroristas, hay terroristas en México? Algunos secretos, pero no puedo contárselos. Me miran y me proponen que se los mande en un DM por tuiter. No porque nos espían.

Es cierto, dice el único que usa lentes. Yo estoy jugando, pero de pronto caigo en cuenta de que ellos no. Ellos están conversando con una adulta que, extrañamente puede seguirles la conversación. Explican los chicos que sus padres no tienen ni-i-de-a de nada. Creen que esto es un juego, advierte el que está enviando un whatsapp a su madre para que le compre chocolates en la tienda del aeropuerto.

Les pregunto cuántos amigos reales tienen, los de carne y hueso (me veo obligada a discriminar entre los amigos cibernéticos cuyo perfil es imaginado y el avatar puede ser la fotografía de alguno actor del Big Bang Theory.

Los tres me explican con paciencia que hay dos tipos de amistades, las que puedes engañar y contarles lo que quieras para que te sigan y los amigos no virtuales (usan esa palabra) con los que juegas al fut y viajas y vas a la escuela.

¿Cuál es la diferencia entre los amigos virtuales y los no virtuales? Pregunto. Ahh pues que los virtuales tienes que ganártelos porque igual te hacen unfollow por cualquier cosa. Y los otros… esos ya saben dónde vives.

Vaya, cuando yo era niña me enseñaron que a las amistades hay que cuidarlas y quererlas para que duren. Explico cómo en mi pleistoceno AC (antes de los celulares) no existían los amigos virtuales. Me miran seguramente pensando #ternurita.

¿Qué peligros hay en la red? Inquiero. Todos, todos, responden con el gesto y el tono de un padre desesperado ante una hija imbécil. La pornografía, los viejos marranos que les gustan los niños, los que quieren que te desnudes (la lista de locos y azotados es larguísima.) Conocen los peligros. También saben que el gobierno los espía, creen que les graba sus conversaciones. Quieren ir a ver la “Guerra de los Zetas” (así llaman a la película) pero no saben si eso afecte lo que el gobierno piensa de ellos.

Llegan sus madres cargadas de comida y refrescos. Ellas me sonríen y piden disculpas si me molestaban con sus cosas de niños. En absoluto, pienso, es la conversación sociopolítica más realista que he tenido en las últimas semanas.
01 Julio 2013 03:00:41
La adicción prohibicionista de Peña
Durante la reunión por el Día internacional contra el abuso de drogas y tráfico ilícito, el embajador norteamericano vino a darle lecciones a México de la misma manera en que un invidente intentaría explicarnos cómo ver. Con él, la secretaria de Salud Mercedes Juan López aseguró que “el consumo de drogas ilícitas amenaza la estabilidad socioeconómica y política de México”. Sin miramiento de su confusión conceptual aseguró que “el problema de las adicciones ahora se ve como un problema de salud pública”. A su lado el embajador Anthony Wayne, describió el tremendo éxito de las Cortes para el tratamiento de drogas (Drug Treatment Courts) en su país.

En un año, dijo, mil 700 tribunales han ayudado a 120 mil personas detenidas a resolver su problema de adicción al alcohol o drogas, bajo estricta supervisión del juzgado. La opción es cárcel o tratamiento y la valoración es que todo usuario de drogas o alcohol que sea detenido es, necesariamente, un adicto.

Luego el subsecretario de Gobernación para la prevención y participación ciudadana, Roberto Campa, celebró que el Gobierno norteamericano “ayude” a implementar esas cortes en seis ciudades. Imagínese que el país que al que peor le va en el tema de la venta y consumo de adicciones venga a aleccionar a México. Mientras en el mundo entero las y los expertos han demostrado que la visión prohibicionista norteamericana sólo ha favorecido al crimen organizado y a las redes policiales y políticas corruptas, el equipo de Peña Nieto impone al embajador como el portador de “nuevos métodos” que no lo son.

El más reciente informe de la Drug Policy Alliance (DPA) llamado “Las cortes de las drogas no son la respuesta: hacia un enfoque sobre las drogas centrado en la salud”, dice: las cortes no han demostrado reducción de encarcelamientos, ni mejorado la seguridad pública, dejan a la gente más frustrada y ha fortalecido una visión más punitiva sobre las adicciones. Margaret Dooley–Sammuli, perteneciente a la DPA, dijo que el fenómeno de estas cortes resulta de “una confusión entre creer que las buenas intenciones son siempre buenas ideas”. Sí ayudaron a algunas personas, pero han reencarcelado a más. Mientras las cortes se enfoquen en las personas cuyo único delito ha sido su condición de salud (el consumo de alguna droga), éstas serán parte del problema y no de la solución. Este informe demuestra con datos duros e investigación científica como está fallando el Estado norteamericano.

¿Por qué celebra Roberto Campa? Si Estados Unidos tiene un problema sistémico de arrestos y encarcelaciones masivos de consumidores de drogas. Si México ya tiene una política de despenalización de consumo personal y, aunque precisa perfeccionamiento, esta medida implica aprender de los países que han mejorado, no en los que han empeorado.

Este tema es vital para México, porque genera más contradicción legal. ¿Qué no sabrá Campa que en Holanda, donde la despenalización de Cannabis es total, hay mucho menos consumo per cápita que en Estados Unidos? ¿Qué no sabe que el modelo de Camboya, de tratamientos médicos impuestos contra la voluntad de las personas, no sólo violan las garantías individuales y derechos humanos, sino que además no funciona?, porque es indispensable que la persona adicta reconozca tener un problema para trabajar en él. Nos lo han demostrado los AA. Estos programas avalados por la ONUDD e impulsados por el gobierno norteamericano son un barniz político costosísimo.

La Declaración sobre Drogas y Democracia insiste en que el prohibicionismo se basa en prejuicios, temores y visiones ideológicas; cierto y ahora vemos justamente esa perenne contradicción entre las política progresista y la ideología prejuiciada, que da por hecho que toda persona consumidora de drogas o alcohol es de facto adicta y enferma. Y ni todos son adictos, ni todos están enfermos. Estados Unidos arresta 1.4 millones cada año por consumo personal (de 8 millones registrados), mientras su sistema de salud pública no invierte en tratamientos suficientes para abatir adicciones; las opciones de sanar a personas adictas son mínimas. El resto acabará en prisión doblemente discriminado por su aspecto, su edad o su origen étnico.

Desde 1989 se abrió la primera corte de drogas en Florida, hoy hay 2 mil 559 en ese país. Su intención original era llevar a tratamiento a quienes cometían delitos por abuso de drogas, pero en 24 años se ha judicializado más la adicción. La esquizofrenia entre Estado policíaco y progresista lo ha hecho fallar.

El presidente Peña dijo que tendría un enfoque novedoso, pero no hace sino abrevar del más fallido y anticuado sistema: el norteamericano. El país prohibicionista de más alto consumo de drogas ilícitas.


24 Junio 2013 03:00:53
Gendarmería militar y secuestro
En el último mes dos mujeres cercanas a mi familia fueron secuestradas en Morelos. Fueron momentos infernales y muy complejos conseguir negociadores confiables para rescatarlas. La recomendación de los expertos fue llamar al 088, pero bajo ningún motivo denunciar ante la policía local. Antes de estos dos casos mi sobrina sufrió un intento de secuestro en la misma zona de Cuernavaca, afortunadamente se llevaron su auto y su billetera, pero la dejaron ir. Nos descubrimos diciendo que qué suerte había tenido de sólo ser asaltada.

La policía morelense, tanto en el caso del robo como luego del primer secuestro, dijo a los familiares que ellos sabían dónde opera la banda de secuestradores, pero no pueden hacer nada, porque no están capacitados y no tienen armas para entrar en el “territorio de los secuestradores” que cuentan con armas de uso militar; aunque son pandillas no vinculadas con cárteles. La Policía Federal, por su parte, cuenta con un pequeño grupo de especialistas que asesoran a algunas familias, generalmente a las que llaman primero y tienen suerte. Su apoyo consiste en decir cómo debe negociar la familia para rescatar viva a la víctima; qué porcentaje se les debe dar y qué no decir. En ese contexto, que se reproduce en todo el país, el secretario Osorio Chong declaró que en septiembre van a presentar a la Gendarmería Nacional, una suerte de panacea policíaca. Lo más notable es que insisten en que no seguirán la política militarizada de Calderón, pero la Gendarmería consiste en 8 mil 500 soldados y mil 500 Marinos. Esos nuevos policías que no son policías, sino gendarmes, que no son militares sino soldados y marinos (lo dice la autoridad, no yo), se ubicarán en las zonas en las que la policía no puede operar, y en donde tampoco hay militares que sí son soldados y marinos que pertenecen a la SEMAR. También irán a donde la PFP no opera o no es confiable.

Asegura Carlos Toledo de la SEGOB, que esta gendarmería apoyará a la Policía Federal pero sin intervenir en sus funciones. Y para 2018 tendrá 50 mil elementos que no serán policías, ni trabajarán como policías, pero harán labores policíacas. ¿Me sigue usted? Después de Nigeria México es el segundo país con más secuestros en el mundo (Risk Map 2013). Mientras escribo este texto tengo claro que hoy domingo hay 45 familias que acaban de recibir llamadas para darles aviso de que algún familiar ha sido secuestrado y deben pagar para verle con vida de nuevo. Los secuestros deben ser atendidos por los 300 agentes de las Unidades Especiales Antisecuestro en todo el país.

Estas unidades cuentan con personal especializado en información delictiva, despliegue táctico, negociación y rescate de rehenes. Funcionan, pero sólo logran atender un 10% de los casos. En el 90% de los casos los secuestradores no son arrestados, simplemente (y lo digo sin depreciar la importancia del logro), se rescata a la víctima. Sólo en uno de los dos casos que he atestiguado recientemente participó la fuerza especial, y por tanto sólo en uno se pudo obtener un mapa forense. El porcentaje de cobro, así como de impunidad y no investigación es brutal; los secuestradores lo saben.

Una vez rescatada la víctima sucedió lo que nos advirtieron: los secuestradores llamaron al negocio y piden más dinero o van tras el personal. ¿Llamamos a la Policía local? La respuesta fue negativa, los negociadores consideran que algunos policías trabajan como halcones de las bandas. ¿Cerramos, por cuánto tiempo? Sí, no lo sabemos, es la única respuesta sensata.

Las estrategias locales no pueden resultar de improntas para resolver un caso cercano a personas influyentes; los gobernadores deben asumir la responsabilidad de cada uno de esos 45 secuestros diarios que sucede en su localidad. Si algo evidenció Calderón es que todas las demostraciones grandilocuentes de seguridad no tienen impacto de fondo en la vida diaria de la sociedad. Ahora me descubro educando familias en protocolos de seguridad. Yo tuve que aprenderlos por ser periodista y activista, ahora todas las familias de México deben saber qué hacer en caso de secuestro. La normalización de la barbarie no puede ser la respuesta.

La militarización tampoco. Urge trabajar en cada municipio, sin aspavientos, con efectividad
10 Junio 2013 03:00:57
Te espían en la red
Recientemente nos hemos enterado de que la NSA (Agencia Nacional de Seguridad, por sus siglas en inglés) está recopilando mensajes, correos y llamadas de millones de personas. Nos han dicho que es parte del programa contra el terrorismo que lleva a cabo esa agencia equivalente al Cisen mexicano. Sin embargo, lo que no nos han dicho es lo que más debe preocuparnos. Aunque usted y yo no estemos en la lista de potenciales peligros terroristas hay una alta probabilidad de que todas nuestras comunicaciones estén intervenidas y mientras mando esta columna al periódico la primicia de mi texto la tengan los espías del Estado, tanto mexicano como norteamericano.

El 6 de junio dos periódicos “The Gardian” y “The Washington Post” revelaron que la NSA han estado recolectando información de las siete empresas más importantes de Internet. El programa tecnológico llamado PRISMA ha recolectado correos electrónicos, chats, video-llamadas por Skype, artículos, textos y PDF enviados por mensajería que ingenuamente muchos creen están en redes protegidas. Y no es sólo en EU, sino en diversos países. Las revelaciones fueron involuntariamente admitidas por el Gobierno norteamericano al asegurar que lo publicado es parte de documentos secretos y que se ha puesto en riesgo la lucha contra el terrorismo.

Desde que el congreso norteamericano aprobó el 702 (Foreign Inteligence Surveillance Act) NSA no necesita tener orden judicial para intervenir los servidores de Internet. Aunque Microsoft diga en sus anuncios que “nuestra seguridad es su prioridad” lo cierto, asegura el documento oficial, es que desde 2007 Microsoft ha abierto las puertas al centro de espionaje para que intervenga nuestras comunicaciones. Yahoo dio el sí en el 2008, Google, Facebook y PalTalk en 2009 y YouTube en 2010. ¿Qué empresa no le diría que sí al Gobierno norteamericano si su argumento es la lucha antiterrorista? Eso mismo pensaron en 2011 Skype y AOL. En 2012 les siguió Apple que vendía “comunicaciones seguras” a sus compradores. Olvídese de eso, la privacidad en Internet es cosa del pasado.

A pesar de que empresas como Google han negado que PRISMA se conecte a ellos como una especie de aspiradora de datos, cuyo sofisticado sistema de algoritmos guarda o desecha información privada. Pero Erick Schmidt, el CEO de Google, es el asesor principal en asuntos tecnológicos para el presidente Obama. Si no puedes espiarlos, dicen por allí, contrátalos para que se entreguen convencidos de ser parte de una cruzada moral antiterrorista.

En una especie de acto de desesperación el general James Clapper, director de Inteligencia Nacional, aseguró que “PRISMA fue creado para facilitar la adquisición de (material de) Inteligencia extranjera, de personas no norteamericanas localizadas fuera del territorio de EU”; para tranquilizar a la sociedad de su país declaró: “No está diseñado para intervenir intencionalmente a ciudadanos estadounidenses, ni a nadie que esté en nuestro territorio. PRISMA no colecta información, sólo guarda aquella que coincide con criterios (palabras, frases, nombres) que buscamos”. En su intento por protegerse de una rebelión de la ciudadanía norteamericana, el general admitió el espionaje sin fronteras. Sus dichos resultan ofensivos para las organizaciones de defensa de la libertad de expresión y la democracia, porque sin derecho a la privacidad, la sociedad queda sometida a un estado policíaco que rompe las reglas de la democracia moderna.

Tenemos dos ejemplo claros: los operativos de la NSA para infiltrar el movimiento Ocupa en Estados Unidos y la más que demostrada infiltración del #Yosoy132 en México por parte de una agente del Cisen, a su vez operador del PRI.

Los escépticos dirán que hace tiempo los gobiernos locales nos espían, particularmente a periodistas y políticos/as, su excusa es la seguridad pero su móvil real es el control de la información y la prevención del disenso. Y es allí donde tanto la sociedad norteamericana como la mexicana se ven urgidas a defender el derecho a la privacidad. Si permitimos que los gobiernos usen el argumento de que toda persona es potencialmente peligrosa para el país, admitimos que la democracia transitó a un Estado policíaco que pretende silenciar, acallar, monitorear y controlar a toda persona crítica del sistema, de la opacidad, de la corrupción o el genocidio. En su desesperación gobiernos de diversos países intentan arrebatarnos la democratización de las comunicaciones cibernéticas y usan todos los medios, legales e ilegales, para hacerlo.
03 Junio 2013 03:00:41
Infieles,  Jueces y gobernadores
Era octubre 2002 cuando los huracanes “Isadore” y “Lilli” entraron en Quintana Roo. A pesar de la contingencia el entonces gobernador Joaquín Hendricks Díaz tomó su avión privado para irse a Europa con su amante. La joven con quien el mandatario engañaba a su esposa María Rubio, era bailarina desnudista en el bar-prostíbulo de la Zona Hotelera de Cancún operado por el hoy acusado por trata internacional de personas, el argentino Raúl Martins. El sujeto trajo a la joven desde Uruguay y fue él quien los presentó y arreglaba sus encuentros.

En ese entonces Rubio denunció a los medios que el gobernador utilizaba recursos del erario para viajar con su amante, además de abandonar el estado en un momento de emergencia. Cuando volvió el gobernador dijo que lo suyo “era un asunto privado” y que su esposa sufría de serios problemas psiquiátricos. Durante los siguientes meses la acusó de enfermedades mentales e intentó forzar su divorcio por esas razones.

A pesar de su poder, su esposa supo defenderse, no sin ser amenazada y sometida al escarnio público. Años después se divorciaron, no sin que Rubio exhibiera la amistad de Hendricks con Succar Kuri y Kamel Nacif.

Hace una semana el ex Ministro de la Suprema Corte Genaro Góngora Pimentel de 76 años, reconocido por su apasionada defensa de los derechos humanos en el país, y por su flamígero señalamiento de actos de corrupción y abuso de mujeres y menores, fue evidenciado por haber encarcelado a su ex pareja. Ana María Orozco madre de los dos pequeños luego de separarse recibió dos millones de pesos del también ex presidente de la Corte para pagar un departamento en Xochimilco donde ella y los niños vivían.

Lo logró luego de interponer la denuncia para que el juez pagara pensión alimenticia. Ella puso el piso a su nombre, de inmediato Góngora la denunció por fraude y en siete días estaba encarcelada. Ana María lleva un año presa en Santa Marta, durmiendo en el suelo, en una celda con siete presas. Los expeditos trámites judiciales se hicieron gracias a la cercana amistad entre el acusador y el ex presidente del tribunal capitalino Juan Luis González Alcántara y Carrancá, quien en estos días ha exigido un peritaje que pretende “ratificar” una de las acusaciones de Góngora contra Ana.

El famoso magistrado estuvo casado con la abogada Ligia de la Borbolla; Ana María, su penúltima pareja casi 20 años menor que él, se hizo cargo de los pequeños que fueron diagnosticados con Síndrome de Asperger, una condición de salud también denominada autismo, un conjunto de condiciones mentales y conductuales que precisan de una educación especializada. Mientras la madre se preparó para educar a sus dos pequeños conociendo sus necesidades especiales, el padre ha dicho públicamente que los niños están “enfermos” de autismo, y no les paga diversión porque no pueden divertirse.

A pesar de que el casi octogenario ministro no sabe cuidar de sus hijos, al encarcelar a Ana María interpuso una demanda de violencia intrafamiliar que, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, forma parte del juicio para que el Ministro quite la Patria Potestad a la madre y evite que vuelva a ver a sus pequeños.

Fuentes de la Suprema Corte que conocieron a la pareja cuando ella trabajaba en ese tribunal, aseguran que Góngora nunca perdonó la afrenta de Ana María al interponer el juicio por alimentos en que el juez le exigió pagar el 35% de sus 350 mil pesos de pensión. Éste logró negociar el pago de 24 mil pesos argumentando que Ana María y sus hijos son gente de clase media baja y así deben vivir.

Tanto Hendricks como Góngora son abogados, ambos como muchos hombres de poder saben interpretar las leyes y hacer mal uso de ellas. En el primer caso Hendricks quedó en deuda con su amigo Martins, quien luego de ser acusado por trata de personas y perseguido por el INM para expulsarlo del país, logró ampararse gracias a la ayuda del ex mandatario y sigue operando en Quintana Roo. Góngora, por su parte, encarceló a su ex pareja por lo que él mismo ha denominado un arranque de enojo.

Así operó en tribunales para utilizar la cárcel como escarnio, quitarle a los pequeños y darle una lección ejemplar. Ambos han asegurado que lo suyo es “personal” cuando en realidad son asuntos de interés público y jurídico, con serias repercusiones. Góngora ha pedido perdón públicamente, pero sus abogados siguen la batalla contra Ana esta misma semana.
27 Mayo 2013 04:06:58
Radiografía de procuradores
Sin duda el reciente caso de Alexia Ímaz, hija del titular de Cisen que fue golpeada por su ex pareja Gerardo Saade, nieto del procurador Murillo, dio muestra clara de cómo los arreglos políticos tienen más peso que la justicia. Está claro que hubo un acuerdo explícito entre el abuelo del agresor y el padre de la agredida, quienes violaron los derechos de la joven golpeada.

El gobernador Graco Ramírez también entró al teatro. Afirmó que le pareció “muy honesta la actitud del nieto de Murillo Karam, quien asistió directamente con el director de Averiguaciones Previa de Justicia Alternativa”. Lo que el Gobernador no reconoce es que el agresor ya sabía que no había denuncia en su contra, y que se le ofrecería conciliación a pesar de que en estos casos la ley lo prohíbe.

Vayamos al fondo, porque este caso revela algo más profundo: la celebrada y moderna Ley que castiga la violencia de género en todo el país no sirve a las mujeres. El procurador de Morelos, Rodrigo Dorantes, no sólo fue el operador directo del acuerdo entre Ímaz y Murillo; además dio un ejemplo de cómo son ellos quienes debilitan al sistema. Cuando Dorantes anunció a la prensa que el nieto de Murillo se había mostrado arrepentido y “de acuerdo a la ley” se haría una conciliación, demostró que desconoce la Ley de Acceso a las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia, la cual prohíbe expresamente la conciliación en casos de violencia de género; envió también mensajes equívocos a las y los Ministerios Públicos que durante décadas descalificaron casos como el de Alexia, culpando siempre a las mujeres de los golpes, incitándolas a perdonar al maltratador, sin importar el riesgo mortal en que las colocan.

La definición legal de violencia de género dice: “Abarca todos los actos mediante los cuales se discrimina, ignora, somete y subordina a las mujeres en los diferentes aspectos de su existencia. Es todo ataque material y simbólico que afecta su libertad, dignidad, seguridad, intimidad e integridad moral y/o física”. Es decir, tanto el nieto, como Murillo Karam, como Dorantes e Ímaz cometieron el delito contra la misma víctima. A diario miles de mujeres en México sobreviven agresiones de victimarios y de las agencias responsables de procurar justicia.

Hace unas semanas en la Fiscalía especializada en violencia en Quintana Roo, había 18 mujeres que llevaban cinco horas esperando atención. La fiscal le pidió a una mujer que conciliara con su agresor, quien la amenazó de muerte, ante la negativa de la víctima la fiscal dijo que las computadoras no funcionaban. La mujer que fue apuñalada por su esposo regresó cinco veces; diario repitieron que no había sistema para levantar denuncias.

El procurador Armando García Torres, fiscal de Quintana Roo, surgió de la Comisión de los Derechos Humanos, donde hizo un buen papel, sin embargo él, como el resto de los procuradores, ha sido incapaz de priorizar el problema y contratar personal capacitado. En Puebla 50% de los asesinatos de mujeres se cometen dentro de los hogares, en el resto del país es 33 por ciento. Antes habían denunciado a su agresor, y la incapacidad de las fiscalías fue cómplice de sus muertes. El 92% de los agresores pide perdón tras la primera golpiza; hasta que llega la segunda; eso, por ejemplo, lo sabe bien Graco Ramírez, quien promovió la aprobación de esa ley.

Existe la posibilidad de resolver este problema. Tenemos una buena ley que prevé órdenes de alejamiento y otros mecanismos que difícilmente se ponen en práctica por falta de capacitación o de interés de las y los MP. La estructura existe, los códigos de procedimientos penales y la reglamentación de la norma está vigente. El nuevo Sistema de Justicia Penal ya se implementó en varios estados y pronto deberá estarlo en todos. La debilidad está en la línea de mando dentro de las procuradurías.

Si todos los procuradores del país estuviesen convencidos de la gravedad de la violencia de género y contrataran sólo a fiscales y Ministerios Públicos capacitadas y convencidas de que la misoginia no tiene cabida en la impartición de justicia, las cosas cambiarían rápidamente.

Esta ley contempla cambiar la cultura que avala y oculta la violencia de género. Los procuradores tendrían, claro está, que actuar con el ejemplo. Por eso es importante recordarles que los estamos vigilando para que cumplan y hagan cumplir la ley.


06 Mayo 2013 03:00:35
Los secretos del Pacto por México
Decía el maestro Jesús Blancornelas: si sospechas investiga, si investigas verifica, si verificas publica. Aquí mi explicación de la farsa detrás de la infructuosa discusión del Pacto por México y las elecciones.

¿Cómo logró el PRI convencer a la oposición de entrar en el Pacto por México? Sin duda nadie olvida que fue justamente el PRI, con Manlio Fabio, Emilio Gamboa y los patriarcas de la corrupción institucionalizada quienes paralizaron al país durante el negro sexenio de Felipe Calderón. Sin duda el PRD, el PAN y el propio michoacano que da cátedra en Harvard, mostraron una gran incapacidad para crear un liderazgo formal en el Congreso, pero no todo es culpa suya, los priistas sabían lo que hacían aletargando decisiones vitales para el país, esperando que la seguridad se desmoronara tanto en manos de sus gobernadores como de los federales.

Está claro que una democracia necesita partidos que representen la diversidad, y también que esos partidos deben ser oposición y no enemigos mortales. Sin embargo, este pacto tiene un tufo a trampa, no porque no sea necesario el trabajo conjunto, sino porque quien lo lidera, el PRI, somete al país a liderazgos disfuncionales y esquizofrénicos.

La discusión sobre el riesgo que este pacto corre es infructuosa, porque la desató la denuncia sobre el uso de programas sociales para fines electorales, y su salvación radica, según los líderes partidistas, en lograr acuerdos que van desde pedir la cabeza de Rosario Robles, hasta el absurdo de exigir que se hagan más leyes sobre las leyes electorales, más candados sobre los candados preexistentes.

La verdadera discusión de los pactantes en la víspera electoral no es sobre la legalidad electoral, sino sobre la desigualdad para hacer trampa.

Estamos a 5 de mayo, y el 7 de julio se llevarán a cabo elecciones en 14 estados, una gubernatura, 441 diputaciones y 931 presidencias municipales; es decir, más de un tercio de las alcaldías (hay 2 mil 445 en total). Mientras esto sucede, de los 14 estados en elecciones 10 los gobierna el PRI y la maquinaria lleva meses operando campañas con todas las triquiñuelas que el Código Federal de Procedimientos Electorales castiga, pero que quienes operan las entidades electorales estatales no implementan, porque han sido elegidos por los gobernadores.

Tras bambalinas los partidos dan una batalla prácticamente perdida por adelantado. No puedo decir que los dos estados gobernados por el PAN y los dos por la coalición PRD-PAN no incurran en corruptelas, todos lo hacen. Pero sin duda el “empujoncito” que Rosario Robles y la Segob les están dando a los estados priistas es notable a pie de tierra.

Quienes vivimos en provincia lo atestiguamos plenamente. Por eso si los partidos quieren que la sociedad les crea que esta discusión sobre el pacto y las elecciones es real, lo menos que esperamos es transparencia y debate inmediato sobre:

–La utilización de las procuradurías como instrumentos de extorsión judicial y amenaza de encarcelamiento a líderes políticos de oposición que puntean en encuestas.

–El número de periodistas corruptos que tienen en nómina los gobernadores para destruir reputaciones fuera del radar de tribunales electorales.

–La connivencia entre diarios locales y gobernadores para disfrazar material de campañas como noticias (para estar fuera del radar).

–Los convenios pagados con sindicatos de taxistas y de obreros transportistas para forzar el voto en sus sindicados y operar acarreos.

–El uso del espionaje de Estado filtrado a los medios para ataque político.

–La inequidad en la compra de publicidad oficial, que ha favorecido una dinámica patológica de extorsión del estado y de manipulación informativa.

–La participación flagrante de los DIF estatales y municipales en el condicionamiento de servicios a mujeres y familias pobres a cambio de su voto.

–La utilización, documentada también, de recursos de la Secretaría de Desarrollo Económico en entrega de despensas y vales especiales, con fines electorales.

–La participación de diarios nacionales en campañas (costosísima para el erario) para limpiar la imagen de políticos.

–La extorsión a empresarios locales para hacer “donativos” en especie (a cambio de no perseguir a sus negocios por faltas reales o imaginarias), como la entrega gratuita de publicidad en camiones, el no cobro de renta de cientos de espectaculares, o dinero en efectivo.

–Y claro, el dinero del narcotráfico en los procesos electorales.

Esto es como llevar a un atropellado moribundo al hospital del dueño del auto que lo atropelló. Los partidos han despedazado al IFE y a los IEEs, y quieren culpar a las llantas pero no al conductor. Despedir a un operador obediente no es sanar el atropello, es perpetuar la farsa. La sociedad quiere fondo, no sólo forma.
29 Abril 2013 03:00:31
Fábrica de culpables
Imagine que su hijo de 22 años consigue un trabajo como fotógrafo de un prestigiado diario, que un mes después de comenzar felizmente su trabajo le llaman para anunciarle que fue asesinado con un amigo de 23 años. Imagine ahora que en menos de seis horas, mientras la Policía le permite identificar el cuerpo mutilado de su vástago, el procurador lo declara culpable de narcotráfico gracias a que los sicarios dejaron dos letreros señalándolos.

Son miles los casos en que la autoridad determina culpabilidad inmediata de personas que han sido inculpadas única y exclusivamente por sus victimarios. Los procuradores de varios estados siguen declarando supuestos como hechos, hipótesis como prueba cuya única fuente es algún grupo de delincuencia organizada. Los cárteles, los sicarios y asesinos han entendido esta dinámica y la utilizan a su favor, para declarar contra militares y policías honestos, para culpabilizar a mujeres víctimas de feminicidio, para desacreditar a periodistas.

El 3 de octubre de 2012 las autoridades reportaron que Eduardo, hijo de Humberto Moreira, había sido asesinado y su cuerpo hallado a las 9 de la noche en un camino ejidal. En menos de 48 horas la Procuraduría había explicado el supuesto móvil y señalado al supuesto culpable. Como sólo lo haría Scotland Yard, recabó testimonios como “pruebas contundentes” y pronto estaba a punto de cerrar el caso. A pesar de que la ciberpolicía halló una fotografía de Eduardo recién asesinado en su camioneta a plena luz del día (antes de las 5 de la tarde, por la luz) en la página de Facebook de un sujeto que vive en Cozumel. Según “evidencia” Eduardo fue secuestrado a las 6:15 de la tarde, pero los hechos a la autoridad le preocupan menos que los resultados simulados. La PGJC blindó al sobrino del Gobernador para que no se investigara el móvil.

En contraste, hace unos días Claudia Brondo, delegada de la Procuraduría de Coahuila, llamó a la Policía de Saltillo para describir con lujo de detalle la escena del crimen donde se hallaban los cuerpos de Daniel, el fotorreportero y su amigo, el problema fue que la Policía dio tres vueltas en el supuesto lugar de los hechos y no fue sino hasta la tercera que hallaron a los jóvenes. ¿Cómo se enteró esa funcionaria de lo que estaba por suceder? Según fuentes de la Procuraduría fue porque los propios sicarios “hacen eso de avisar a la Procuraduría todo el tiempo”. Esas mismas fuentes me aseguran que el procurador dio instrucciones al Ministerio Público de poner “esa pinche carpeta con los narcos”. Aunque no existe una sola acusación de comunicadores vinculados con los cárteles, según el trabajador de la PGJC, a lo que su jefe se refería era a no perder el tiempo con la investigación del asesinato. Gracias a la indignación social el gobernador Moreira tuvo que pedir una disculpa por la actuación del procurador, pero quien pidió perdón públicamente fue el secretario de Gobierno, no el jefe de la Fiscalía. Estas declaraciones, sin el interrogatorio de Brondo y la sanción del procurador son simple manejo de daños.

Justamente hace un año la colega Regina Martínez fue asesinada en Veracruz, inmediatamente la Procuraduría aseguró que el móvil había sido un robo. Ahora, en medio de una opaca investigación, el Gobernador presumió la sentencia del supuesto asesino. La investigación está plagada de inconsistencias; la autoridad asegura que el asesinato se cometió el 27 de abril, cuando la necropsia demuestra que fue ultimada el 28. Hay una extraña urgencia de parte de las autoridades para asegurar que las y los periodistas no han sido asesinados por su labor de investigación, o por tomar fotografías de mafiosos y políticos, para ello utilizan todas las formas de simulación a su alcance.

Todos los días en México aproximadamente un 60% de las víctimas de delitos violentos serán tratados como culpables por parte de la propia autoridad, sin un mínimo de procedimientos criminalísticos adecuados; en ese contexto nos corresponde a las y los periodistas investigar evidenciar y aportar información, a pesar de los riesgos. Regina conocía el peligro implícito en sus investigaciones, los colegas del diario Vanguardia de Saltillo y del Siglo de Torreón y otros saben lo que es vivir bajo amenaza, pero gracias a su labor la sociedad entiende mejor la realidad y las víctimas tienen voz. Por eso Regina, y Daniel y el resto de compañeras y compañeros, aunque no estén aquí tienen voz, vida y dignidad.
22 Abril 2013 03:00:33
Cibersicarios
Allí están, posando en sus páginas de Facebook, Carlos de la Guardia Michoacana de los “Caballeros Templarios” muestra con orgullo su fotografía, él armado, vestido de comando y detrás de su figura el distintivo de los sicarios a los que dice pertenecer. Sus comentarios, algunos en clave y otros abiertamente claros, se refieren a rondines, trabajos en que tuvo que asesinar a tal o cual personaje y peticiones a sus amigos y seguidores para que pidan que Dios lo bendiga en el próximo trabajo. Rico posa igualmente en su perfil de Facebook, también pertenece a los “Caballeros Templarios”, cuenta que vive en Uruapan del Progreso, posa en una fotografía de la portada junto a siete cuerpos inertes y sangrantes, dos de los hombres asesinados tienen clavados en el pecho sendos mensajes en cartulinas. “El K3” por su parte anuncia en su perfil su pertenencia a “Los Pelones”, brazo armado del Cártel del Golfo en el sureste; muestra sus fotografías con paliacate y sin él, al lado de su novia, cargando una AK47 frente a la playa de Tulum. Cientos de páginas de Facebook muestran a sicarios y sicarias hablando de su boda, posteando fotos de fiestas en ranchos, con nombres reales de la localidad, ranchos en Nuevo León, fincas en Michoacán y Sinaloa, condominios de playa en la Zona Hotelera de Cancún, ranchos en el Edomex.

“Somos una linda familia” dice una mujer que muestra fotografías del “arsenal del chato” donde se pueden ver armas y cajas de municiones. Todas estas páginas de Facebook tienen una gran cantidad de seguidores y sobre todo, seguidoras. Mujeres muy jóvenes cuyas fotografías, y perfiles denotan que son edecanes, bailarinas, modelos o incluso, sicarias. Una de ellas “Kandi-47” asegura haber asesinado a más de 34 hombres, “eran + grandes que yo, pero xoy la mexor, por algo era la konsentida de my Barbie”.

Estos personajes orgullosamente muestran grandes camionetas de marcas conocidas, algunos incluso no se toman la molestia de cubrir las placas. “Aki yegaron todos, miren ke trokas” (muestran las camionetas estacionadas)”, “a los que anden x Uruapan mañana andensen bien pilas xke vaber putassoss en la ciudad, la banda caliente”. Muestran fotografías y videos de camionetas cerrando brechas en Chihuahua, celebrando una masacre. Otros lloran a sus familiares muertos y suben sus fotografías cuando en vida bebiendo y recién asesinados, les dedican corridos e incluso oraciones a Jesús Malverde o a la Guadalupana. Algunos tienen mil 300 seguidores, otros hasta 7 mil 600. Una de las páginas sube los videos de la banda musical propia de los “Caballeros Templarios” y fotos de sus músicos favoritos.

Algunos de los videos que estos sicarios suben para celebrar asesinatos o balaceras con el ejército mexicano, son los mismos que se encuentran en el Blog del Narco. Suben fotografías de hombres armados en el cerro protegiendo un cargamento; otros presumen imágenes de cómo resguardan sembradíos de amapola en Chihuahua y Durango. Haciendo un seguimiento en línea de estos personajes, encontramos a una red de miles de jóvenes que intercomunicados, celebran la cultura sicaria, la muerte y la valentía. Algunos preguntan cómo unirse, otros recomiendan por dónde pasar en ciertos estados de la República, lo asombroso es que muy pocos cubren su rostro, la gran mayoría están allí en ese espacio público y vulnerable, comunicándose como si en realidad Facebook fuera un club privado.

La mayoría de las fotografías de las y los seguidores muestran a jóvenes no mayores de 25 años. Hay una constante: la celebración de la muerte y el romance, del odio y de la admiración a los profesionales dedicados a quitar la vida. Incluso subyace en su lenguaje un discurso político de rebelión contra el Sistema.

Mucho de lo que aquí sucede me hace pensar en la serie televisiva “The following”, en la que un asesino serial encarcelado logra crear una red de asesinos que matan ceremonialmente y sin piedad, siguiendo el mandamiento de su “líder”. Aunque esta serie ve la muerte con un gran cinismo y no aporta sino clichés del tipo gore, además de tener serias debilidades narrativas, nos recuerda la gran fascinación que hay en las redes sociales por lo sangriento, por el creciente embeleso insuflado por la televisión y el cine hacia lo más sanguinario de los seres humanos; la violencia gráfica como acto de fe y valentía, la sangre como alimento ritual, el odio como lenguaje común. La realidad y la ficción se cruzan en las redes sociales en una suerte de ceremonia contra la humanidad. Miles de jóvenes buscando sentido a sus vidas a través de la muerte. La historia apenas comienza a rebelarse, debemos encontrar caminos para discutirla y encontrar salidas reales.

@lydiacachosi


15 Abril 2013 03:00:41
Zara: ropa hecha por esclavos
Si usted compra ropa en Zara seguramente trae puesta ropa fabricada por explotadores que infringen la ley. Hay dos opciones: la primera es preguntarse qué puede hacer para que la fábrica de la ropa y calzado que usted y millones de personas compran en México y otros países respete las leyes y no sea parte de las redes de tratantes de costureras empobrecidas. La segunda es ignorar que cada vez que compra, usted colabora en el fortalecimiento de la explotación laboral en nuestro continente. La primera opción puede transformar el mercado esclavista, la segunda seguramente lo perpetuará.

¿Cómo sacar a los tratantes de personas del negocio? Mandarlos a la bancarrota, pero paralelamente lograr que esas personas que vivían esclavizadas tengan opciones laborales dignas y con derechos respetados. Ese es el título de una de las mesas de debate del último foro sobre trata de personas y mano de obra esclava en el mundo. David Batstone habló de la importancia que tiene ir más allá del boicot a las maquiladoras esclavistas y lograr que las propias empresas contraten sólo fábricas que respetan la ley, los tratados sobre derechos humanos, los derechos laborales y las leyes que penalizan la explotación de nacionales, transmigrantes o migrantes irregulares en el mundo. La colaboración entre organizaciones civiles que investigan y denuncian estas prácticas, y los medios de comunicación, es vital para cerrar el paso a los multimillonarios que van por el mundo sorteando leyes y firmando contratos con explotadores profesionales que coadyuvan al empobrecimiento obrero.

Tal es el caso de Amancio Ortega, dueño de Grupo Inditex (Zara), el español cuya fortuna vale 73 mil millones de dólares. La revista “Forbes” lo ubicó como el tercer hombre más rico del mundo según documentó sinembargo.mx. El propietario de las 56 tiendas de Zara y las 51 Bershka en México ha sido evidenciado por Fundación Alameda, una de las organizaciones de activistas antitrata más efectivas de Latinoamérica. Esta organización interpuso tres denuncias contra la empresa Zara por contratar maquiladoras clandestinas en Argentina, donde las y los trabajadores de ese país y de Bolivia son explotados.

Ortega no es el único multimillonario que ante las leyes laborales de su país, terciariza la producción de su ropa y calzado en países donde la leyes son laxas y la pobreza enorme. Los abogados del emporio de Amancio Ortega aseguran que ignoraban que la ropa se confeccionaba en talleres clandestinos, pero la evidencia demuestra que es por la falta de regulación que logran mayores ganancias. El modelo económico de muchos países, incluidos México, Argentina, India, Camboya y Vietnam entre otros, avala la explotación laboral en grado de esclavitud bajo el pretexto neoliberal de que es mejor ser esclavo que desempleado.

Lucas Schaerer, de Alameda, declaró que en su país hay alrededor de 3 mil talleres de esclavos, donde trabajan 30 mil obreros y obreras en pésimas condiciones, con jornadas de 16 horas, duermen hacinados en habitaciones sin ventilación donde cohabitan con niños. Al personal de otros países se les mantiene en la clandestinidad, trabajando con una sola oportunidad de ir al baño. En muchos casos les retienen sus identificaciones para que no puedan salir del local en que duermen, comen y trabajan. La Fiscalía Antitrata de Argentina ha recibido denuncias de esclavitud contra 110 empresas textiles desde el 2005 al 2013. Entre las empresas que reiteradamente se mudan de un país a otro una vez descubiertas están Adidas, Puma, Zara y otras. Se paga 4 pesos por prenda terminada (más o menos 2 mil 400 pesos mexicanos al mes), las y los costureros carecen de derechos laborales y prestaciones y en muchos casos viven temerosos de que su patrón les denuncie ante la autoridad migratoria si no se someten.

La evidencia judicial demuestra que Zara viola la ley, sin embargo la empresa sigue operando. Mientras tanto activistas de Alameda recibieron amenazas de muerte. Eso mismo sucede con maquiladores abusivos en México.

Zara tiene denuncias en 12 países entre los que destacan Marruecos, Turquía y Brasil. Grupo Inditex cuenta con 6 mil 009 tiendas en 87 naciones con sus marcas Zara, Pull & Bear, Massimo Dutti, Bershka, Oysho, etcétera.

Cuando los responsables de maquiladoras que sí cumplen con estándares internacionales antitrata se suman para presionar a las secretarías del Trabajo en su país, limpian el mercado. Tres cosas se pueden hacer: denunciar y presionar a la autoridad, cambiar nuestro consumo hasta que las empresas esclavistas cambien; avisar en redes sociales lo que el cliente puede hacer para impulsar mejores prácticas empresariales, y promover el consumo ético: le pagamos a quien paga bien. Ni más ni menos.


08 Abril 2013 04:06:58
Jóvenes ¿matan por amor?
Ella tenía veinte años, se llamaba Darcy y cuando se dio cuenta de que lo que le hacía Omar, su novio de 21 años, se llamaba violencia en el noviazgo, rompió con él. Pero el joven decidió que Darcy era suya. El 25 de marzo la raptó y después la asesinó en su camioneta y tiró su cuerpo en la calle. Las cámaras de seguridad del Distrito Federal grabaron los hechos. Los padres de Darcy de inmediato fueron a la fiscalía antisecuestros, sabían que era Omar el que se habría llevado a su hija, pero la fiscalía los ignoró por la política de que deben pasar 48 horas para comenzar a buscar a personas desaparecidas, incluso cuando hay evidencia de que su vida está en alto riesgo.

Hace unos días Omar fue detenido y confesó haber ultimado a su ex novia “por celos”. Darcy no es la única chica que perdió la vida en manos de un chico moderno que creyó, como millones de hombres siguen creyendo, que el amor permite la apropiación de la voluntad y el cuerpo de la pareja. Y aunque ciertamente millones de chicas hacen escenas de celos y también creen que sus novios son una especie de propiedad privada, no hay casos documentados en que ellas los maten por terminar una relación. Lo más común en chicas que sufren de lo que en psicología se denomina celotipia (una forma patológica de celos que genera arranques de ira, angustia, desesperación y deseo de venganza por falta de obediencia), es que ellas se suiciden o caigan en depresión profunda. Sin embargo, para los hombres que creen no poder controlar sus impulsos violentos, la salida es la crueldad extrema, la violencia física y en muchos casos la muerte.

El último estudio llevado a cabo por InmujeresDF arrojó que 90% de las mujeres jóvenes dijo haber sufrido violencia en el noviazgo. El 30% de ellas entre 12 y 29 años dijeron vivir violencia de pareja actualmente y que los celos son el factor principal de las discusiones, pero consideran que es el “precio del amor”. Los jóvenes de entre 13 y 25 años que ejercen violencia con sus novias revelan vivir en familias donde la violencia física es una constante y no hay contención emocional, donde el padre pone el ejemplo de control de las mujeres a través del abuso de poder y hostilidad. Son jóvenes, según la Organización Mundial de la Salud, que tienen amigos sexualmente agresivos que les impulsan a controlar a las jóvenes a través de los afectos y el placer.

Aunque las jóvenes ya no admiten creer, como antaño, que los hombres tienen derecho a maltratarlas y controlarlas, lo cierto es que los principios del amor romántico han cambiado muy poco en los últimos 40 años, desde la liberación sexual de las mujeres gracias a la píldora anticonceptiva. Lo cierto es que el discurso del amor romántico sigue siendo profundamente sexista, basado en convertirse en una sola entidad (las medias naranjas). Las chicas mexicanas comienzan su vida sexual a los 13 años en promedio, lo mismo que ellos. Generalmente para llegar al sexo pasan por una etapa de enamoramiento plagado de confusión que difícilmente distingue el deseo sexual y su despertar; el cariño real, que implica el cuidado y respeto a las necesidades de la pareja, puede confundirse con la necesidad de ser aceptadas, aceptados, y con la presión o bullying para perder la virginidad.

La muerte de Darcy, como la de miles de mujeres asesinadas en manos de sus ex parejas o parejas, es una tragedia. No podemos seguir contabilizando el creciente número de actos violentos en el noviazgo y los indicadores que muchos padres y madres tienen de que sus hijas están en riesgo. Sin duda habrá que promover el proyecto de educación para el amor en las secundarias; y debe incluir educación sexual/erótica. Aunque suene ridículo no lo es, educar para el amor es un asunto profundamente político, porque implica enseñar a las personas a relacionarse con honestidad, a descubrir sus herramientas emocionales y a comprender la igualdad como indispensable en el amor. No podemos seguir esperando que ellas salgan corriendo cuando es demasiado tarde, y que ellos se conviertan en asesinos o maltratadores cuando podían ser hombres amorosos e igualitarios.

01 Abril 2013 02:00:58
Washington invade Latinoamérica
Si le preguntaran a usted dónde han hecho intervenciones de guerra los marinos norteamericanos en los últimos 12 meses, seguramente responderá que en Somalia, Afganistán, Irak, Yemen y Pakistán. Y sí, efectivamente los Estados Unidos tienen intervenciones guerreras en esos países, pero también las tienen en México, Honduras y Guatemala. Y si usted le pregunta al norteamericano común si sabe que sus impuestos se van a Centroamérica y México para asesinar civiles y fortalecer el intervencionismo militar, lo más probable es que diga que no. La política norteamericana de imponer el miedo a la ciudadanía para justificar espionaje y control de las vidas privadas se parece a la de su nuevo archienemigo: Corea del Norte.

Ambos gobiernos, con sus diferencias (uno democrático y otro socialista), fortalecen la inseguridad de la ciudadanía reiterando el peligro inminente de ser atacados por armas mortales de sus enemigos. Aunque los norteamericanos se han ganado a pulso a muchos más enemigos que Corea, y su papel en geopolítica es 100 veces superior, los dos construyen un discurso que asegura que su forma de vida y de gobernar es la buena. Que su intervencionismo se justifica porque los otros representan grandes riesgos para el mundo libre. Pero contrario a Corea, los Estados Unidos no quieren controlar al mundo amenazando con el uso de misiles, sino lo controlan de facto con la implementación de guerras regionales con drones y venta de armas e intervención de la CIA, el ejército y la marina.

Lo increíble es que Latinoamérica se ha acostumbrado a creer que esto es simplemente la aplicación de la política exterior y ayuda. Aunque sea intervencionismo que promueve la guerra, la violencia y las desapariciones forzadas como métodos de “justicia alternativa” en países sin Estado de derecho y sumidos en la corrupción. Es aquí donde está el negocio: según cifras oficiales Estados Unidos triplicó su venta de armas en 2011 y hoy día controla 78% de la venta de armamento en el mundo entero, con un valor de 66.3 mil millones de dólares anuales. Lo que queda claro es que mientras esperamos la discusión sobre el tratado de armas en la ONU, las organizaciones civiles presionan a Washington con argumentos sobre el respeto a los derechos humanos, y aunque este tema es central en la discusión, deberíamos denunciar cómo el país de Lincoln se ha convertido en el gran monopolio armamentista del mundo, denunciar que cada guerra que inicia enriquece a fabricantes y fortalece a las cúpulas políticas que se mantienen en el poder gracias a las negociaciones con los que hacen instrumentos para la muerte y el control social.

Por el momento, mientras los medios masivos se concentran en un solo discurso, no aparece en las primeras planas lo que nos urge conocer: las operaciones con un valor de 30 millones de dólares aprobadas hace siete meses en el congreso de EU para entregar armas a Juan Carlos Bonilla en Honduras, jefe de la policía acusado de implementar comandos armados para eliminar a bandas juveniles. Estas masacres son orquestadas con métodos de inteligencia y estrategia propios del ejército estadounidense. Pura y dura limpieza social. Honduras es el país con el índice mundial más alto en asesinatos, y las armas son eminentemente de la Unión Americana.

Cinco cosas tenemos en común México, Guatemala y Honduras en esta guerra contra el narco: la inteligencia y armas norteamericanas, las desapariciones forzadas y la limpieza social como sucedáneo de justicia; y el asesinato de periodistas que están descubriendo esto. En ese contexto los cárteles son el socio perfecto de los armamentistas norteamericanos y de nuestros inútiles gobiernos; compran armas y en medio de tanta muerte e impunidad colaboran en la creación de un escenario de desorden y opacidad que impide transparentar la perversidad de los dos grandes traficantes: los de drogas y los de armas. Los primeros son considerados delincuentes, los segundos se creen salvadores de la democracia.
28 Enero 2013 04:00:00
Policías: verdugos o justicieros
Cuando el gobernador Marín ordenó mi arresto ilegal hace ocho años comprendí que en México la policía hace lo que el sistema le exige: el sistema reproduce impunidad y la impunidad fortalece la creencia de la que la ilegalidad y la tortura son indispensables para que haya un símil de Estado de derecho. A veces es la policía quien decide el escenario de culpabilidad y hace todo para que la sociedad lo crea y, de la mano del Ministerio Público destruye, inventa, manipula o fabrica pruebas.

En el largo viaje de mi detención con los policías armados les pregunté por qué me trataban como si me odiaran (había un goce en la tortura). Nosotros seguimos órdenes, ¿para qué se mete con los patrones?, respondieron reiteradamente, instruyéndome sobre lo que debía confesar al llegar a prisión. No se trataba de que hubiese violado una ley sino de “haberme metido con la gente equivocada”. Ese arquetipo de policía al que miles de hombres y mujeres nos hemos enfrentado tiene varias características comunes: cree en la verticalidad del sistema pero no en la ética del entrenamiento con que fueron capacitados. Llevan sus creencias personales de violencia, racismo y sexismo a su trabajo. La mayoría pasan las pruebas de control de confianza porque son disciplinados con la corporación.

Ese tipo de policía ejerce violencia en todos los ámbitos. El 36% de los agresores registrados por CIAM Cancún por ejercer violencia doméstica grave en Quintana Roo eran policías. Ese agente puede ser judicial (encargado de apoyar las investigaciones y detenciones con el Ministerio Público) o federal (a partir del calderonato responsable de todo tipo de tareas legales y supralegales para levantar índices de detenciones por razones políticas). Este tipo de policía encaja perfecto en el sistema de corrupción corporativa; es el que espera el ascenso para extorsionar a sus subalternos con la “cuota”, el que justifica la violencia, desconfía de la Constitución, se niega a leerle los derechos a la víctima y es, en pocas palabras, un agente con un perfil sicológico de verdugo que racionaliza el uso de la violencia, justifica la discriminación y está orgulloso de ser parte de una institución que si bien no hace justicia, da resultados que política y estadísticamente lo hacen un buen policía. Se gana reconocimiento y a la vez es corresponsable de construir y proteger el entramado de impunidad.

En ese mismo caso que causó mi detención, y otros cientos que he documentado, me topé con agentes judiciales y federales que hicieron lo posible e imposible por proteger a las víctimas de pederastia, que rompieron las reglas del sistema pero no la ley, para proteger la evidencia que posteriormente llevó al líder pederasta a una sentencia histórica.

Se atrevieron a declarar contra sus jefes y MPs a sabiendas del riesgo y lo hicieron porque era lo correcto. Son miles de policías, hombres y mujeres, que sufren las extorsiones de sus superiores; los que sí aprendieron en la escuela los derechos de las víctimas, que creen que están allí para servir a la sociedad, para fomentar el Estado de derecho y no para destruirlo. Puedo asegurar que cientos de agentes estatales y federales del sexenio pasado recibieron capacitaciones en derechos humanos, género y no racismo, y no sólo aprehendieron sino obtuvieron inspiración. Ellos y ellas, desde el interior de una corporación cuyos grandes jefes pertenecen al primer grupo (los verdugos), salvaron vidas, hicieron detenciones legales, ayudaron a periodistas a denunciar detenciones arbitrarias e ilegales y, me consta, hicieron declaraciones valientes ante Asuntos Internos para señalar los actos de corrupción de sus pares y sus jefes. El costo de su honestidad en algunos casos fue muy elevado, o un seguro para evitar su ascenso en el coto de García Luna, o del procurador en turno en cualquiera de las 33 entidades del país.

La organización Insyde y otras más llevan años capacitando en derechos humanos, en salud sicoemocional, trato digno, etcétera, a los miles de agentes del país. Las capacitaciones, me consta, son efectivas a nivel individual, pero los directivos del sistema desalientan los nuevos comportamientos en un alto porcentaje.

Las cartillas recientemente entregadas por la Segob a 37 mil federales para que sepan tratar a personas detenidas son un acto mediático. Lo indispensable es rescatar el inmenso capital humano que por años se ha producido y renovar los liderazgos, sólo así cambiará el sistema: eligiendo no a los verdugos sino a quienes creen que su trabajo es darnos seguridad y justicia.


07 Enero 2013 05:00:50
La voz de los pedófilos
Hace unos días la Agencia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) anunció la captura de 245 pederastas de una red internacional que compartía pornografía infantil. Lo interesante de la Operación Girasol, es que no sólo arrestaron a hombres de Dinamarca, Estados Unidos, México y otros países, sino que identificaron a las víctimas. Desde mi punto de vista el rescate de las víctimas es el tema central. El salvamento de 123 niños y niñas que fueron abusados desde los dos años de edad hasta los 16, permitirá a las ciberpolicías comprender mejor el fenómeno y documentar los pasos desde que una víctima desaparece hasta que es rescatada.

Detrás de la tragedia hay buenas noticias, porque hace siete años, cuando publiqué el libro “Los demonios del edén”, las ciberpolicías no pensaban en el rescate de las víctimas, se concentraban en quienes poseían y compartían pornografía infantil. Lo más importante de los procedimientos antipornografía infantil recientes es que se han transformado en operativos integrales centrados en las víctimas.

La pornografía infantil es en un 60% de los casos una modalidad del delito de trata de personas, y es así como debemos aprender a entenderla, porque aunque comienza con un hombre o mujer que abusa de forma privada de niños, una vez que se interconecta con otros abusadores comienzan a explotar a sus víctimas intercambiándolas con otros pedófilos. Esto nos ha permitido comprender nuevos aspectos de la pedofilia: hay muchas más personas a nivel mundial que tienen filias sexuales específicamente con menores de 14 años de las que se calcularon jamás.

El ciberespacio nos ha permitido descubrir los verdaderos alcances de la pedofilia, pero también nos permite comprobar que cada vez más hombres que no se consideran a sí mismo pedófilos y que mantienen relaciones eróticas con personas adultas, incursionan en el mundo del abuso sexual infantil como parte de una experimentación que poco a poco normaliza el sexo de adultos con menores.

El ciberespacio permite a los abusadores demostrar que en la medida en que son miles quienes lo hacen, se normaliza, con lo cual se debilitan los filtros morales y se van fracturando al explorar lo que vieron en videos pornográficos, desde la violación, hasta el sexo con menores de edad, el cual justifican argumentando que las chicas de 13 años ya tienen sexo con otros niños. Mis investigaciones de pedófilos y las entrevistas que he podido hacer con víctimas a lo largo de 10 años demuestran que hay una conversión paulatina en éstos, y que cada vez más hombres descubren la pedofilia como una experiencia excitante que les permite romper con convencionalismos sociales. No lo ven como un delito grave.

Los pedófilos han cambiado sus estrategias en la medida en que las ciberpolicías les pisan los talones. La mayoría de las redes están encriptadas y sólo se puede entrar por hacking o invitación, entre ellos se localizan por claves y a través de mensajes en redes sociales. La fotografía digital, que permite bajar las imágenes en el hogar sin intermediarios, ha potenciado el poder de los pederastas sobre sus víctimas; ya que al sacar videos y fotografías las muestran a sus víctimas, y les amenazan con publicarlas si cuentan lo que sucedió. Yo he entrevistado a medio centenar de menores de 11 años que así lo vivieron.

Varias cosas son importantes: detectar dónde se tomaron esas imágenes y encontrar a esos niños para rescatarles. También resulta vital descubrir, a través de procesos terapéuticos dentro de las prisiones, cómo y cuando comenzaron estos sujetos a abusar de menores de edad y las técnicas específicas que utilizaron para encontrar a los otros pedófilos del mundo con quienes compartieron imágenes e historias personales. Necesitamos admitir la existencia de nuevos fenómenos y crear estrategias para desarticularlos. Hacer un mapa integral de la nueva realidad y enfrentarla juntos es la única salida.
31 Diciembre 2012 04:00:31
El rey de la cocaína
Antes del “Chapo” Guzmán, antes de Pablo Escobar y de los cárteles conocidos, Latinoamérica parió al padre de la narcopolítica latina. El boliviano Roberto Suárez Gómez era un multimillonario heredero del emporio de exportadores de caucho que no encaja en el perfil del narco que conocemos hoy día. Lo que le llevó a convertirse en el monopolizador y exportador de más de dos toneladas diarias de cocaína pura hacia Estados Unidos fue su obsesión por dominar el mercado mundial y su fascinación al descubrir que podría controlar a jueces, gobernadores y presidentes de diversos países. Fue tal el poder de Suárez que quiso pagar la deuda externa de Bolivia con narcodinero.

Su viuda, Ayda Levy, publicó a fines de 2012 el libro biográfico titulado “El rey de la cocaína, mi vida con Roberto Suarez Gómez y el nacimiento del primer narco-Estado”, editado en la serie Debate por Random House. Es una lectura indispensable, no solamente porque está bien narrado, sino porque a pesar de que propia autora, hija de una familia privilegiada y educada de Cochabamba, Bolivia, lleva a cabo un reiterativo intento por limpiar el nombre de su familia, en cada página descubrimos la doble moral de ella, de sus hijos, del propio Suárez y de personajes de la política internacional. Ayda a sus 78 años tiene una lucidez y memoria extraordinarias. Tanto ella como sus hijos y Suárez guardaron libros contables, datos, cifras, videos, fotografías y un sinfín de evidencia. Con ello revela fechas precisas de los encuentros del rey de la coca con sus socios y contactos. Narra detalladamente el plan urdido por su esposo y colegas, todo con nombres reales, para financiar un golpe de Estado en Bolivia con el cual impusieron al general Luis García Meza, el primer narco-presidente de la historia latinoamericana.

La autora dejó fríos a sus editores mexicanos cuando les aseguró tener pruebas de hechos tan delicados como el convenio entre Suárez y Pablo Escobar con Fidel Castro para entregarle al dictador cubano un millón de dólares diarios para que los cargamentos de cocaína pasaran por Cuba y para que el Estado cubano pusiera los servicios de inteligencia y la protección de espacio aéreo y marítimo al servicio del Cártel de Medellín, encabezado por Pablo Escobar pero cuyo socio líder y proveedor de materia prima era Suárez. La droga entraba directamente a Florida. Las revelaciones de la viuda Suárez son vitales para entender la narcopolítica y la narcoeconomía, pero también para evidenciar la hipocresía de la guerra mundial contra el narcotráfico. Nadie, hasta ahora, había revelado con tal honestidad el haber atestiguado, de primera mano, los convenios entre los narcotraficantes y el gobierno norteamericano a través de la CIA y Oliver North, el famoso y corrupto militar del caso Irán-Contras. La autora dibuja la paulatina normalización de las actividades criminales de una familia de empresarios metida a la narcopolítica internacional y la compra de la justicia local e internacional, de policías y militares, así como la inversión directa en campañas.

Hay que leer este libro. Aunque Levy deja una deuda a sus lectores mexicanos, porque en la versión original estaban los datos precisos de cómo Suárez llegó a Cozumel, Quintana Roo para negociar el paso de las drogas por ese estado en tiempos del gobernador Pedro Joaquín Coldwell. Aunque deja clara la creación de la ruta, editaron los nombres de los responsables que se reunieron con Suárez y Escobar. Nos deja pensando que no temen a los americanos, ni a los militares cubanos pero sí al actual gobierno del PRI. La historia, como sea, se seguirá escribiendo para entender mejor la realidad.
17 Diciembre 2012 04:00:23
Armarse para defenderse
Según el reporte anual de productores norteamericanos de armas (ATF), sólo en 2010 se fabricaron 5 millones 391 mil 311 armas de fuego en ese país. Cada vez que sucede una masacre estudiantil en Estados Unidos las familias quedan devastadas, los gobernantes en turno hacen declaraciones sobre la gravedad de la violencia e insisten en el hecho de que un “joven desquiciado” o “alguien poseído por el mal” cometió un crimen atroz. Acto seguido se activa el debate civil sobre el control de armas. Pero la declaración del presidente Obama usando eufemismos para evitar la confrontación sobre la prohibición de armas nos hace dudar. Y ¿qué hay detrás de la compraventa de armas en Estados Unidos?

Aun cuando algunos medios y muchas personas reiteran que la Asociación Nacional del Rifle y Armas de Fuego (NRA) invierte fuertes sumas de dinero en las campañas para silenciar el debate, la académica Laura Longbein asegura que la inversión principal no va a las campañas sino a los grupos de cabilderos que negocian con congresistas el voto en contra de la prohibición o el voto nulo para paralizar el debate legislativo. Otras especialistas insisten en que la prohibición será imposible. Y es que aunque 47% de las y los propietarios de armas son republicanos, es decir conservadores que en general defienden la posesión de armas, 23% son demócratas (progresistas que comúnmente se oponen). Sabemos que la sociedad norteamericana ha consolidado un vínculo casi indisoluble entre la violencia y el patriotismo; todo ello impregnado de un discurso que valida sistemáticamente el uso de la fuerza en la falsa negociación de conflictos propios y ajenos.

Quienes defienden la posesión de armas en el país vecino argumentan que las armas no matan gente, las personas usan armas para matar gente. Para sustentar el derecho de portación, la sociedad norteamericana cita la Segunda Enmienda constitucional, que escribió en 1791; en ella se legaliza el derecho a tener armas para defenderse. En 2008 y 2010 la Suprema Corte ratificó ese derecho para la defensa personal y del hogar, pero aclarando la prohibición a los deficientes mentales y aquellos con antecedentes penales, y prohibiendo la posesión en escuelas y edificios públicos. Aquí no podemos olvidar que los argumentos que originan la segunda enmienda incluían repeler una invasión enemiga, facilitar el derecho natural a la defensa personal y colaborar en el reforzamiento de la ley. La noción colectiva de la autodefensa y el reforzamiento de la ley están basados en la desconfianza.

La principal revista especializada en la industria armamentista, Shooting Magazine, publicó en julio de 2012 un esclarecedor artículo de Russ Thurman. El texto dice: “La industria [de armas] ha entrado en su época de oro, el renacimiento de la posesión de armas de fuego ha salido de un segmento especializado […] los norteamericanos han descubierto que poseer armas es bueno y ahora hay una aceptación masiva de posesión de armas de fuego”. El autor asegura que, temerosos de que Obama prohíba las armas, los norteamericanos las han comprado para asegurar su derecho a la autodefensa. Y asegura que “la televisión ha jugado un rol importante para que la gente sepa que las armas pueden usarse para algo más que la cacería de animales […] otro factor es la admiración que les tenemos a los militares que están sirviendo a la patria en Irak y Afganistán, ellos llevan armas de fuego, el respeto y admiración por ellos ha logrado que en el imaginario colectivo llevar un arma sea algo bueno”. Este es, desde mi punto de vista el tema central del debate: la sociedad norteamericana, en términos generales, sigue pensando que el enemigo vive en casa y le rodea constantemente, que nadie en realidad puede defenderle y que sólo poseer un arma puede proteger a su familia y sus propiedades. Considerarse la policía del mundo ha incapacitado a Estados Unidos, como país, para mirar, entender y resolver sus propios conflictos internos.

Será casi imposible para los políticos usar el caso de Connecticut para controlar las armas, porque no estarán luchando sólo, como muchos creen, contra la NRA y la inmensa industria armamentista, sino contra los valores culturales de una nación que se unifica en un fervor nacionalista y guerrero, que reacciona con más violencia y venganza cada vez que sufre un acto violento, un país consolidado sobre las bases del miedo a la alteridad, donde quienes creen en la negociación de conflictos y la integración social son la minoría.
10 Diciembre 2012 04:00:13
Contra la represión: evidencia
Mientras veo los videos de la manifestación del 1 de diciembre, día en que el PRI volvió, me pregunto cuánta gente entenderá que este es sólo el principio de una larga carrera para normalizar el disenso y crear contrapesos sociales ante un partido que ha institucionalizado el aval de la corrupción y la impunidad.

Generalizar sobre cómo se comportaron quienes se manifestaron el 1 de diciembre sería equivocarnos. Está claro que una gran mayoría se manifestó apasionadamente en paz, gritando lemas contra el PRI y su presidente ungido y leyeron el comunicado de #YoSoy132.

Luego de ver 16 videos podemos asegurar que encontramos a 6 o 7% de manifestantes, casi todos hombres jóvenes con los rostros cubiertos y portando visores para evitar el daño del gas lacrimógeno (que denota experiencia en mítines de este tipo), quienes lanzaron bombas de gasolina hechas en casa. Otros, más ingenuos, cargaban palos que blandían frente a las vallas blindadas y los acorazados policías. De entre los miles de manifestantes un grupo de entre 10 a 12 personas también con los rostros cubiertos, vandalizó comercios y autos. Podríamos decir que la manifestación se divide en tres grupos.

El primero sería la mayoría de personas que libremente demostraron estar en contra de un régimen y de quienes pretenden gobernarles. La historia les da la razón, el PRI llevó al país al precipicio de la inmoralidad política, justificó todo tipo de crímenes y ha protegido a políticos delincuentes. La evidencia a este respecto abunda, y sin decoro muchos de los más corruptos priístas tienen desde el 1D más poder ahora que vuelven a Los Pinos y al Congreso de la Unión. Lo que los manifestantes están diciendo es: aunque los políticos sean los mismos la ciudadanía es más fuerte, más rebelde y menos dócil. Eso hay que celebrarlo.

El segundo grupo lo constituye la minoría de jóvenes que han acumulado tanta ira ante la reiterada violencia doméstica, social y de Estado que, combinada con el mal manejo de sus emociones, frustraciones personales, creencias políticas y sentimientos de impotencia ante hechos que consideran imposibles de cambiar, eligieron ir preparados para atacar, a sabiendas de que lo único que lograrían sería desahogarse personalmente y dar argumentos gráficos para un embate represor que generaría caos y una gran dosis de violencia policiaca. Los policías armados con escudos, pistolas de balas de goma, gas lacrimógeno y toletes que pueden partir huesos. Impulsados por su propia adrenalina e ira, atacaron a manifestantes sin importar quién agredía y quién no. Entre los manifestantes se encontraban policías vestidos de civiles, una técnica tradicionalmente utilizada por los regímenes dictatoriales para colaborar en el choque y permitir a la autoridad tener testigos oficiales.

El tercer grupo, el más pequeño según la propia video-evidencia de las autoridades y de la ciudadanía, lo conforman quienes vandalizaron negocios, y que claramente cometieron delitos inexcusables. Algunos, según ha declarado el GDF, recibieron pagos para provocar el caos. Habrán de demostrarlo y transparentar los hechos. Afortunadamente 56 de las 69 personas detenidas fueron liberadas gracias a videos que demuestran su inocencia.

Conocemos los hábitos de muchos medios para justificar todo acto de violencia de Estado por absurdo que sea, porque su papel es servir como megáfonos de la retórica gubernamental que paga por crear un discurso social. Así envía un claro mensaje: someterse o aliarse al poder es bueno, rebelarse y promover el disenso es un acto proterrorista. Felipe Calderón jugó un papel muy importante en fortalecer esa unificación de criterios mediáticos, muy similar a la que dispuso en su momento Luis Echeverría.

Tenemos que recordar que las prioridades de los periodistas de las élites no representan las de la sociedad. Para restar poder al discurso reduccionista de esas élites es preciso promover nuevos discursos, rebelarse con indignación estratégica. Transformar este hecho de represión, en que colaboraron infiltrados del PRI con las policías federal y capitalina, en una oportunidad para crear estrategias que nos permitan seguir fortaleciendo el contrapeso que resultará indispensable en el próximo sexenio, para que la sumisión no gane la batalla, que a fin de cuentas es lo que desean quienes se consideran amos de México y quienes llevan sus propias agendas de destrucción.


26 Noviembre 2012 04:00:20
El legado de Calderón
Felipe Calderón ha sido para México lo que un hombre agresor es para su propia familia. Como un macho cuya inseguridad lo permea todo, tomó el mando de la casa en un ambiente de incertidumbre y temor, anteponiendo la imposición de ideas al diálogo. Una vez en el poder se apertrechó tras los tanques y las armas mortales, justificó todas las formas de violencia para demostrar quién manda en este hogar que es México. Prometió transparencia y fomentó la opacidad, alegó la defensa de la justicia penal e implantó un régimen de militarización; juró transformar al sistema educativo y fortaleció pervertidas alianzas con la mafia sindical educativa. En campaña se enfrentó a Ulises Ruiz y a Mario Marín; frente a cámaras juró que la justicia les perseguiría por corruptos y por proteger a mafias de tratantes de niñas. Una vez en el poder selló con ellos alianzas de impunidad.

Prometió combatir el feminicidio y no hizo sino dar palmadas en la espalda a los gobernadores que se negaron a detener la creciente oleada de violencia mortal contra niñas y mujeres. Como en los casos emblemáticos del Estado de México y Chihuahua.

Convirtió a la Segob en una oficina que escudó sin equilibrios toda violación a los Derechos Humanos. El panista que otrora marchara en las calles de México contra la impunidad, fue artífice del debilitamiento del Estado, entregó todo el poder a Genaro García Luna cuyo espíritu como protagonista de la violencia de Estado le llevó a convertir la labor de la Policía Federal en un Reality show. Por un lado propugnó por la reforma de justicia penal y por otro justificó montajes como el de Florence Cassez y avaló el fortalecimiento de un sistema de sentencias mediáticas y no jurídicas.

Prometió transformar las leyes para proteger a migrantes; sin embargo, su puño de acero militarizado se contrapuso a la suave letra de la ley. Cada año ingresan a México 400 mil transmigrantes que buscan llegar a EU y Canadá; 600 son secuestrados cada mes y el 30% son mujeres; más de la mitad son violadas al cruzar la frontera. La engañosa ley calderonista les prometió visas de tránsito, pero los requerimientos las imposibilitaban. Las farsas siguen: mientras el Comité contra la Tortura de Naciones Unidas manifestó preocupación por la desaparición y asesinatos de activistas y mujeres en México, y urgió a las autoridades a no dejar impune el femicidio y la tortura sexual cometida en Atenco en 2006, Calderón dio cifras alegres ante la comunidad internacional.

Llevo la guerra a las calles y dejó impunes a los verdaderos líderes de las mafias mexicanas, que están sentados en curules, en el Senado, en gobernaturas y alcaldías. En lugar de la inteligencia empleó la violencia, se irritó con los jueces que acusó de corruptos mientras él avalaba detenciones ilegítimas. Levantó la voz contra la impunidad, pero con su guerra impuso un sistema de ilegalidad. Miró hacia otro lado cuando algunos soldados comenzaron a ver las cárceles llenas y decidieron implementar una discreta limpieza social en ciertas regiones. Ignoró la preocupación del bando ético de la Sedena y la Marina quienes pedían recapitular la estrategia de una guerra sangrienta cuyo nombre fue negado mil veces. El Presidente no desarrolló liderazgo alguno con los gobernadores priístas, sólo les entregó el país a pedazos. Impuso la guerra y no la paz, castigó a los medios críticos, compró voluntades que debilitaron el incipiente Estado de derecho.

Calderón es un hombre guerrero que se inspiró en la muerte y la venganza para defender su vida y su honor; no protegió la vida, porque para ello precisaría ser dueño de un espíritu pacifista. Se le dijo mil veces que la paz no se logra sin justicia, que la violencia nunca es sucedáneo de legalidad y al negarse a escuchar impulsó el debilitamiento de las instituciones y fortaleció a las mafias que viven de dar muerte, cuyo sostén financiero quedó intocado. Durante seis años demostró, involuntariamente, que la violencia nunca es el camino hacia la seguridad. Su liderazgo con rasgos esquizoides fomentó inestabilidad y discordia.

Como corolario de su sexenio y sin miramientos entregó el país a los operadores del narcoestado. Calderón deja tras de sí una estela de retroceso y dolor para México; es preciso reconocer su herencia porque ello nos permitirá desentrañar el daño causado y seguir adelante, a pesar del complejo escenario.
19 Noviembre 2012 04:00:22
El neopacifismo y nosotras
Armando, de 14 años, me mira a los ojos y dice que su padre se dedica a vender jovencitas a otros taxistas en Cancún. No fue sino hasta que participó en una capacitación de prevención de trata de personas que le puso nombre a las actividades de su padre que tanto a él como a su madre les mantenían en la zozobra y el enojo. Él ha decidido trabajar en su escuela como capacitador de prevención de trata, en especial con las chicas de secundaria. Su argumentación para asumir la campaña “Yo no estoy en venta” es muy sencilla: descubrió que tiene herramientas para ayudar a otras personas vulnerables y que su enojo puede convertirse en gasolina para cambiar lo que a su parecer es una injusticia: la explotación sexual de las chicas mexicanas. Armando no es el único; hay millones de personas cercanas a experiencias de violencias brutales que se unen no sólo para denunciar aquello que saben es injusto, sino que dan un paso más para transformar las conductas de su entorno y proteger a otras personas.

Susana Trimarco se convirtió en una heroína nacional justo en el país que más prostíbulos tiene: Argentina. En su país los tratantes de mujeres han convertido a la explotación sexual en una industria internacional. Marita Verón, hija de Susana, fue secuestrada por una red de tratantes en la provincia de Tucumán en 2002, ahora, en enero de 2012, y luego de rescatar un sinfín de chicas esclavizadas en prostíbulos de su país, ha logrado abrir uno de los expedientes sobre trata mejor documentados de la historia argentina. Se define como una madre en busca de su hija, pero en realidad es una inspiración para miles de madres y padres que buscan a sus hijas que fueron vendidas a México y España. Como ella hay ejemplos en todo el mundo.

Luego de los recientes bombardeos que el Gobierno israelita en el territorio ocupado de Palestina, quienes han arrojado luz con mayor claridad a esta tragedia de odio racial y político fueron las mujeres de la organización internacional Madre, palestinas e israelitas unidas contra la guerra y la violencia política. Aseguran que en enero habrá elecciones y el líder de derechas israelita, Benjamin Netanyaju, decidió asesinar al líder de Hamas corresponsable de las negociaciones de cese al fuego entre ambos países para ganar las elecciones. Este bombardeo como acción política ha destruido infraestructura esencial para las familias palestinas, y el apoyo norteamericano les arrebata los derechos básicos de acceso al agua potable y a servicios médicos. Madre son miles de mujeres de diversos países que promueven la paz y la equidad; ellas no se someten a la agenda política que avala la violencia y la muerte como pasaporte político de una falsa seguridad nacional; sus acciones han educado a cientos de miles de niñas y mujeres que entienden que la paz se construye no desde la ausencia de guerra sino desde el reconocimiento de la injusticia y la opresión y la búsqueda de la tolerancia efectiva y afectiva y la construcción e la equidad.

Todo parece indicar que el mundo se divide en dos clases de personas. Las que creen que la violencia (física, guerrera, económica, psicológica y de Estado) es el medio ideal para controlar y ganar conflictos, y quienes saben que la humanidad tiene herramientas y posibilidades reales de construir una sociedad pacífica capaz de resolver los conflictos de una manera no tradicional; saliendo del ciclo de la ira y la venganza y fluyendo hacia el de la transformación de los valores de convivencia.

Hay una creciente corriente mundial de propacifistas que no niegan el impulso violento de los seres humanos; pero han demostrado que este impulso puede ser transformado con educación que permita a las y los individuos asumir su responsabilidad y activar sus mecanismos intelectuales y emocionales para transformar el entorno a través de su propio comportamiento ejemplar.

Este neopacifismo no solamente se basa en los principios gandhianos de la no-violencia, sino en las nuevas corrientes educativas que proponen que la experiencia vital de las y los estudiantes no puede excluirse del proceso de aprendizaje. Urge darle a las y los jóvenes otro paradigma de poder, como hacen estas mujeres, pues la realidad que les rodea y los líderes políticos mandan un mensaje muy claro: la violencia y la muerte son el camino hacia el poder y la seguridad. ¿Usted de qué lado está?
12 Noviembre 2012 04:00:18
Dragón chino ataca a México
Hace apenas 23 días nuestro secretario de Economía, Bruno Ferrari, justificó la demanda de un procedimiento para instalar el panel de solución de controversias en contra de China en la Organización Mundial de Comercio (OMC), acusando al país asiático de otorgar subsidios indebidos en los sectores textil y del vestido.

Paralelamente, Quintana Roo y el Gobierno federal han dado luz verde a la apertura de el proyecto Dragon Mart (del que hablé en mi columna pasada) y que podría causar un colapso de las pequeñas y medianas industrias no sólo en el sureste mexicano, sino en todo el país.

Mientras el secretario Ferrari asegura, con toda razón, que China ha ocasionado “una enorme afectación a los intereses de México” beneficiando a sus productores con exenciones o reducciones de impuestos; el otorgamiento de bienes y servicios como tierra y electricidad, y materias primas como algodón y poliéster, bajo términos preferenciales, Dragon Mart anuncia en sus documentos oficiales (en manos de quien esto escribe) y autorizados por el Gobierno de Quintana Roo la importación masiva de productos textiles para todo México, centro y Sudamérica.

El lunes pasado enlisté en este mismo espacio, los productos que Dragon Mart, impulsado por la Secretaría de Comercio de China, traerá masivamente a México. Entre ellos se encuentran textiles, acero, y productos de ferro-tlapalería. Mientras la Organización Mundial del Comercio acepta el procedimiento, la empresa china avanza a pasos de gigante en el sudeste mexicano para construir su megaproyecto en un terreno de 192 hectáreas localizadas a 7 kilómetros del aeropuerto de Cancún. A pesar de las denuncias formales ante Profepa por parte de organizaciones serias como el Centro Mexicano de Derecho ambiental (Cemda) y un millar de ciudadanas y ciudadanos de Quintana Roo, el terreno es desmontado para la construcción del dragón empresarial.

Bruno Ferrari ha demostrado que China brinda la transferencia directa de fondos en forma de donaciones y condonación de deudas (prácticas inequitativas en el mercado internacional). Y aseguró que “algunos de estos subsidios, al estar supeditados a resultados de exportación o a la utilización de productos nacionales en detrimento de los importados, están prohibidos bajo las reglas de la OMC”.

A pesar de que la Secretaría de Economía inició hace más de un mes el proceso para establecer el panel contra China, acompañado de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex) y la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), el Gobernador de Quintana Roo no se ha pronunciado sobre la protección de la industria regional, sino solamente sobre las supuestas virtudes de la llegada de esta megaimportadora oriental a México.

Aunque sin duda el tema medioambiental es importante, por los actos de corrupción en que se ha incurrido para cambio de uso de suelo y desmonte de selva media, me parece que es un error concentrar los esfuerzos de las organizaciones únicamente en la defensa ecológica; la defensa debe ser integral y multisectorial. Sin duda el gobernador Borge puede, y debe, trabajar de la mano del secretario de Economía y de las cámaras industriales para proteger la economía nacional, ya que el documento oficial presentado a la OMC asegura que “los subsidios otorgan una ventaja artificial a los productores de China, distorsionan los mercados internacionales y ocasionan un perjuicio grave a la industria mexicana”.

La pelota ahora está en la cancha del Gobernador quintanarroense, veremos si entiende lo que se está jugando con Dragon Mart.

29 Octubre 2012 03:00:27
El PRI y la invasión china
Gracias a Felix González y a Roberto Borge, ex gobernador y actual gobernador de Quintana Roo, México se convertirá en un centro de distribución nacional de productos chinos que pondrán en jaque a las debilitadas empresas de nuestro país y de América Central. Sin mirar dos veces el potencial daño que causará Dragon Mart, Felipe Calderón celebró la creación de este gigante chino y aprobó facilidades que no se dan a las empresas nacionales. El problema es mayúsculo.

Esta información se basa en los documentos originales firmados por el gobierno y la empresa Managment Dragon Mart Cancún. Dragon Mart será desde 2013 una ciudad china que venderá los siguientes bienes de aquel país: muebles para el hogar y hotelería, equipamientos de cocinas, miles de artículos decorativos, todo tipo de productos electrónicos caseros e industriales, consumibles para la hotelería, productos textiles, accesorios para autos y motores, todos los productos de ferretería y tlapalería, materiales para la construcción, lámparas y materiales de iluminación, aparatos médicos, materiales y equipamiento para hospitales, maquinaria para la agricultura y productos de acero. Todos los productos son fabricados en maquiladoras chinas, donde el promedio de pago por hora es de entre tres y cinco pesos mexicanos. China es el mayor productor de productos libres de registro de propiedad intelectual por sus niveles de pirataje tecnológico y copia de diseño. Ello ha permitido que fabriquen artesanías mexicanas que han quebrado al mercado tradicional de Jalisco y Michoacán. Ahora van por todo el país. Dragon Mart no es un concepto nuevo, desde los 90 China asentó sus reales en países con zonas francas, como Nicaragua y México, donde reprodujeron la explotación laboral. Sin embargo, gracias a los avances en derechos humanos y laborales, hay maquiladores que siguen las reglas y exhiben a quienes las rompen.

El Gobierno chino cambió su estrategia, ahora creó este centro de acopio en México que se convertirá en la sede de distribución de productos chinos más grande en el continente. El académico Cheng Yong Mia dijo que la acumulación de capital en China ha creado más explotación laboral impune en su país que cualquier sistema capitalista en el mundo.

Los gobiernos quintanarrooense y federal firmaron acuerdos para facilitar la entrega de terrenos ejidales protegidos de baja densidad y su legalización expedita con cambio de uso de suelo. La ciudad comercial tendrá mil 282 casas para familias chinas que manejarán las empresas, 3 mil 948 stands y tiendas de venta directa de productos dirigidos, según su documento, al mercado potencial de 10 millones de turistas que llegan a la Riviera Maya cada año. Los productos llegarán de China y serán distribuidos desde Quintana Roo (zona franca que paga menos impuestos) hacia sus bodegas, de 30 mil metros cuadrados cada una, en Progreso, Yucatán, y San Luis Potosí para distribuir a todo México.

El acuerdo firmado estipula que tanto el Gobierno federal como el quintanarrooense harán publicidad gratuita de Dragon Mart para promover que los turistas acudan a su centro comercial con restaurantes de productos exclusivamente chinos y tendrán camiones que conducirán a turistas y locales a hacer compras.

Entre otras facilidades Dragon Mart dará un periodo libre de renta a los expositores asiáticos y ha logrado permisos para exportar sus productos desde México hacia 20 países de Latinoamérica, EU y Canadá. Ellos podrán, por ejemplo, traer acero de china e India y venderlo por abajo del precio en que se vende el mexicano ya que el Congreso de la Unión aprobó aplicar la tasa cero a la importación de acero. Dragon Mart asegura que sus productos cumplirán con las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) y no habrá dumping; pero por desgracia llegarán productos logrados con esclavitud, robo intelectual así como subvaluación y triangulación de mercancías; puras prácticas desleales.

A fin de facilitar la importación, Dragon Mart se asoció con Cosco Logistics y México ABC Commerce Logistics para importar masivamente sus productos a menor precio. El empresariado mexicano ya ha expuesto el impacto que Dragon Mart tendrá para las industrias textil y acerera, entre otras. Todavía es tiempo de detenerlos, si alguien se atreve.
22 Octubre 2012 03:59:59
Facebook y el porno
Fluyen libremente por el ciberespacio, son las páginas de pedófilos que además de abusar de miles de niños y niñas, hacen uso de Facebook (FB) para demostrar que además son tan valientes que narran a detalle sus actos criminales.

“Mira esta foto, la agarré a los cuatro años, tiernita y virgen” dice Roberto, quien desde España sube a su FB fotografías de sí mismo penetrando niñas pequeñitas. La página ha sido reportada a Facebook sin que nada suceda, la Policía española no tiene incidencia real en la empresa ni capacidad, dice, para detener a todos los sujetos que publicitan sus crímenes en páginas cuyos orígenes pueden ser detectados con la más simple tecnología. Para investigarlo hace años me uní a un grupo de hombres en la red cuyos conocimientos cibernéticos me enseñaron a detectar pedófilos en el ciberespacio y promover causas judiciales en los países desde los cuales suben las imágenes.

Un hombre escribe al lado de las fotografías de una niña rubia: “ella es una de mis mejores pequeñas lolitas, ahora tiene 10 pero comenzó el sexo desde los dos”. Uno más responde: “ésta ahora tiene 17 pero comenzó a tener sexo a los cuatro y es una verdadera zorra ninfomaniaca”. Los sujetos se anuncian como Lolita lovers, Babyboylover, el Cazapequeñitas y otros sobrenombres. En estos videos y fotografías se ve claramente el rostro de las víctimas. Una y otra vez hemos denunciado a las ciberpolicías de diversos países, se les envían los perfiles de los sujetos, la dirección IP; incluso localizamos a un profesor de Veracruz que en su Facebook enganchaba niños y lo tenía vinculado a su blog como profesor de educación física. La pornografía infantil es, en la mayoría de los casos, una de las modalidades del delito de trata de personas.

Fue gracias a los ciberactivistas de Hombres contra la Prostitución y la Trata (Menapat, por su acrónimo en inglés) Marcelino Madrigal, Richard Lepoutre y Raymond Bechard que aprendí a seguir a los ciberpederastas para luego investigar qué ciberpolicías hacían el trabajo no sólo de persecución del delito (poseer y circular imágenes de pornografía infantil está penado por la ley en muchos países, incluido México) sino además que investigan dónde se encuentran esas pequeñas y pequeños abusados.

Hace un año denuncié este tema durante la entrega que me hiciera Michelle Bachellet de un premio en Nueva York. Utilicé el foro para explicar el tema y exigir que Facebook respondiera. “Newsweek” publicó los datos con la evidencia que presenté, Facebook pasó de negar mis dichos intentando amedrentarme con sus abogados neoyorkinos a pedirme dialogar y, al final, por las pruebas y argumentos que presenté a la revista norteamericana, Facebook dijo que “estaban trabajando en ello”. Mi perfil de FB, con el cual investigaba a estos sujetos fue cerrado por “mal uso de la red social”.

Es importante decir que estar en Facebook es gratuito, pero la corporación es capaz de cotizar en la Bolsa gracias a los millones de personas que utilizan su producto. Una fuente al interior de FB me dijo, en Washington, que nunca harían lo que yo exigí ante el Senado norteamericano en países que no tuvieran leyes severas para exigirlo. Estados Unidos es el país que más usuarios de FB tiene, le siguen Indonesia, Reino Unido, Turquía, India y México. El único país en que la corporación “colabora” en la detección de rostros de niños registrados como desaparecidos es en Estados Unidos. No se trata de censurar, sino de hacer más segura la red y exigir que quienes se enriquecen con ella hagan inversiones éticas para proteger a la infancia.

En México hay ciberpolicías, pero no es suficiente, lo más urgente es lograr que Facebook y todas las corporaciones de redes sociales, incluido Twitter, asuman su responsabilidad para 1) retener la información de los perfiles denunciados sin borrar la huella que lleva a las autoridades a detener al agresor. 2) invertir los recursos necesarios para bloquear la pornografía infantil en sus redes. 3) involucrarse en la creación de programas que capturen los rostros de niños y niñas abusadas en cada país en que tiene millones de usuarios; y 4) dejar de hostigar a las y los activistas que denuncian su desinterés en proteger a la infancia. Si usted quiere sumarse a las más de un millón de firmas para esta petición entre a:
http://www.causes.com/causes/580526-force-facebook-to-block-all-child-pornography/about
15 Octubre 2012 03:00:48
Emergencia a la mexicana
México es uno de los pocos países democráticos emergentes en que las organizaciones de la sociedad civil dedicadas a ayudar y proteger a miembros de su comunidad se debilitan y cierran sus puertas ante la crisis. Si bien es cierto que a nivel global las grandes organizaciones civiles defensoras de los derechos humanos enfrentan una crisis económica histórica, lo de México, como los frijoles, se cuece aparte.

Las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) asumen una tarea de defensa de ciertos grupos sociales (desde cáncer, personas con capacidades diferentes, hasta erradicación de la violencia en todas sus expresiones), y con su trabajo profesional articulan modelos de protección y atención que, sin ellas, quedarían absolutamente desprotegidas.

Durante los 70 años de priísmo las OSC precisaban de la venia de los gobernadores para operar y adquirir la deducibilidad de impuestos que les permite obtener donativos; con esa venia se hacía un acuerdo tácito de no criticar al gobierno a cambio de que el gobierno no les atacara o desacreditara; quienes quedaban fuera eran catalogadas como “organizaciones rebeldes o comunistas”. Los registros de organizaciones profesionales eran inexistentes. Fue hasta fines de los 90 que en México los movimientos civiles impulsaron la Ley Federal de Fomento a las Organizaciones de la Sociedad Civil. La Secretaría de Desarrollo Social creó un patrón de registros que permite reconocerlas e impulsar políticas de colaboración entre el Estado y estos grupos. El problema es que solamente siete entidades han aprobado esta ley y la mayoría carecen de registros. Las reglas establecen que las que no estén registradas debidamente no pueden operar de manera legal.

Según datos oficiales, México, con 115 millones de habitantes, cuenta con 16 mil OSC. Estados Unidos, con una población de 310 millones, tiene un millón 500 mil OSC registradas, según datos del investigador Óscar Moya Marín, quien estima que existe una OSC por cada 49 mil habitantes para México y de una OSC por cada 18 mil para EU.

El registro oficial cuenta con 11 mil 809 organizaciones, pero se calcula que existen unas 35 mil, y este crecimiento se debe al incremento de violencia en el sexenio calderonista y su consecuente aumento de tortura, fabricación de falsos culpables y violación a los derechos humanos.

Argentina cuenta con 120 mil OSC especializadas e India registra más de un millón de éstas, que reciben fondos internacionales para ayuda humanitaria de toda índole. En México la Secretaría de Hacienda reporta tener 8 mil 300 organizaciones con permisos de deducibilidad para operar legalmente.

Un estudio de la Función Pública reveló que seis de cada 10 personas en México prefieren dar limosna en la calle que hacer un donativo formal a una organización en su comunidad. Los prejuicios y desconfianza que en México se tienen hacia las OSC no se viven en Guatemala ni en India, países similares en niveles de corrupción; más bien responde al papel que el Estado ha jugado para desacreditar públicamente a las organizaciones que son críticas del sistema y a la falta de cultura de corresponsabilidad ciudadana. La vida de las organizaciones se debilita y vuelve más compleja en la medida en que los donatarios independientes, eminentemente internacionales, exigen colaboración con gobiernos locales a quienes normalmente estas organizaciones exhiben por corrupción. Por otro lado las donatarias no invierten si la organización no es medianamente autosuficiente, sin entender que no hay autosuficiencia en un país cuyo régimen ahorca la colaboración.

Las empresas mexicanas no tienen alicientes para colaborar, pero tampoco quieren tener problemas con los gobiernos locales. Muy pocas apoyan el trabajo de quienes protegen migrantes indocumentados o víctimas de violencia doméstica y trata de personas. Su argumento es que temen que los agresores y sus cómplices (que pueden estar vinculados con los gobiernos, policías o incluso militares corruptos), averigüen que su empresa ha donado y ello les traiga represalias.

El clásico divide y vencerás llevado a sus últimas consecuencias. Lo cierto es que mientras la sociedad no apoye a quienes erradican la pobreza, desigualdad, violencia y enfermedad de sus comunidades, éstas seguirán creciendo sin remedio. Es más fácil cambiar el comportamiento comunitario que renovar el sistema económico y político que nos tiene atrapados en la incertidumbre.
08 Octubre 2012 04:00:08
Sí a la viuda de Moreira Jr.
Hay muchas lecciones que aprender del asesinato del joven José Eduardo Moreira. Se ha dicho lo obvio hasta el hartazgo: que la justicia es para los poderosos influyentes. Pero en esta ocasión nos encontramos con la oportunidad de aprender algo nuevo: las investigaciones oportunas sí funcionan en México; esa es una buena noticia. Y me explico.

Sabemos muy bien que José Eduardo, a pesar de ser funcionario de su tío el Gobernador, viajaba en una camioneta normal sin chofer o escolta. También se ha hecho público que su asistente le llamó antes de que lo asesinaran y él le confirmó el nombre del policía con el que se reuniría. Nadie de su entorno le dijo que no fuera solo a ver policías, nadie imaginó que alguien se atrevería a tocar al hijo de la “casta divina” de Coahuila, a pesar de las cifras de desapariciones, asesinatos y secuestros de la región.

Es decir, al hijo del ex gobernador le sucedió lo que a cientos de miles de personas, pensó que las cosas malas les suceden a “los otros”, como si todas y todos no fuésemos parte de un colectivo humano que se reconoce sólo en la otredad.

Sabemos ya que unas horas después del asesinato llegó a Coahuila un grupo de trabajo con autoridades estatales y federales tras los responsables. Participaron Victoria Pacheco, subprocuradora de la PGR; el general Luis Arturo Oliversen, jefe del Estado Mayor Presidencial de la Sedena; el almirante José Santiago Valdés, jefe del Estado Mayor General de la Armada de México. También el director general del Cisen, Jaime Domingo López (responsable de la seguridad nacional), el comisario de SSPF, Luis Cárdenas Palomino, con el comandante de la Novena Región Militar, el general Noé Sandoval.

Unas horas más tarde la fiscalía ya había interrogado a 39 policías de Acuña, donde sucedió el asesinato. Les aplicaron exámenes toxicológicos y pruebas sicológicas, se les interrogó sin tortura (había demasiados testigos presentes). Veinticuatro horas después la Fiscalía nos informó que tenía certeza de un grupo policíaco que entregó al joven a “Los Zetas”. Tienen bajo arraigo a siete elementos, incluido Rodolfo García, el subdirector que lo citó antes de que apareciera muerto.

Ya el procurador de Coahuila, Homero Ramos, declaró que cree en la vinculación del asesinato del joven con el enfrentamiento de fuerzas policiales con la delincuencia organizada que se produjo la misma mañana, donde asesinaron al sobrino del líder del cártel de “Los Zetas”, Miguel Ángel Treviño Morales. Hasta allí esto parece un capítulo de la serie CSI México.

Mientras esta sorprendente (por su efectividad) investigación se da en el norte del país, sin duda la región más golpeada por la violencia homicida, feminicida, de secuestros y desapariciones forzadas, miles de familias coahuilenses observan con azoro e indignación.

El azoro es porque por primera vez en mucho tiempo un grupo multidisciplinario de agentes de todos los niveles (que tienen una gran desconfianza entre ellos) se unen forzando a sus pares a hacer las cosas con transparencia y efectividad. Una fuente al interior del Cisen me reporta que todos miran a todos para que no vayan a inventarse un culpable. Esto por el perfil que tiene la familia Moreira, de la cual tanto la PFP como PGR (SIEDO) y el Cisen desconfían. Y no son los únicos, la joven viuda de Moreira Jr. culpabiliza al Gobernador de la inseguridad en el estado. Ella, según sus allegados, creyó que su esposo estaba seguro porque el Gobernador les dijo que él tenía la seguridad bajo control, que eran intocables.

Pero nadie en la familia Moreira contaba con que un operativo rompiera la paz y los acuerdos de intocabilidad. Cada vez que en un operativo se asesina a probables delincuentes, los cárteles arremeten contra la sociedad, la mayoría de las veces contra inocentes sin fama ni poder.

Entre las lecciones que nos deja hay dos que rescato: la primera es que un trabajo de investigación coordinado sí funciona si se lleva a cabo en las primeras 12 horas luego del crimen. La segunda es que tienen razón las miles de familias de Coahuila que, con indicios parecidos a los de este caso, exigen que las desapariciones, asesinatos o secuestros de sus familiares se esclarezcan, y que se utilicen las mismas estrategias que nos demostró la autoridad, sí funcionan. Todo México hace eco de la exigencia de las familias, también le damos la razón a la viuda: los gobernadores son responsables de la inseguridad, por omisión o complicidad, de eso no hay duda. Porque se ha reiterado: si no pueden, que renuncien, para eso les pagamos.
01 Octubre 2012 03:00:17
Huevos para Adela, balas para otras
Adela Micha se encontraba en el Congreso de Veracruz, donde representantes del gobernador Duarte y de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz le entregaban un título honoris causa a quien calificaron como “ejemplo del periodismo actual y la libertad de expresión”. Dos jóvenes, ahora detenidos, lanzaron dos huevos a la condecorada, uno de ellos se reventó en el hombro, el otro nunca le pegó. Adela, sonriente, les dijo que estaban demasiado caros para desperdiciarlos. Acto seguido, el Presidente y una decena de políticos expresaron ante los medios su preocupación por el “grave ataque al periodismo”.
Lo que sucedió con Adela Micha fue en realidad una grosería, inaceptable ciertamente, y contrario a lo que hicieran los políticos, la misma Adela sí le dio la proporción que merecía. Ella sabe que ataque fue lo que le sucedió, en Veracruz, hace unos meses a la reportera Regina Martínez, asesinada en su propia casa por investigar los vínculos de corrupción entre militares, el narco y el Gobierno veracruzano.

Ataque el que sufrió Sanjuana Martínez, arrestada ilegalmente por un comando armado en Nuevo León por un caso civil. Ataque las amenazas de muerte con evidencia clara a la periodista Anabel Hernández, especializada en narcotráfico y una de las más fuertes críticas de Genaro García Luna.

México ocupa el penoso primer lugar en agresiones a mujeres periodistas en América Latina. 13 han sido asesinadas y 100 han recibido amenazas de muerte y hostigamiento judicial y criminal. Está claro que resulta tan grave la violencia contra los hombres como contra las mujeres, pero hace falta documentar el sexismo; porque además de amenazarle con asesinarlas, el componente de otras violencias misóginas está presente. Todas las formas de violencia sexual, desde tocamientos por parte de policías y militares que las detienen, hasta la violación, están presentes en cada caso. Por ello aparecerá esta semana en México el Informe Diagnóstico sobre Violencia contra Mujeres Periodistas, elaborado por el equipo de Comunicación e Información de la Mujer AC (CIMAC), la primera agencia noticiosa especializada en aplicar la perspectiva de género al tratamiento de las noticias.

CIMAC se fundó en 1988 y fue de sus creadoras de quienes aprendí a hacer periodismo de investigación en esos años, Lucía Lagunes y en aquel entonces Sara Lovera, con quienes comencé a hacer reportajes sobre la condición social de las mujeres y niñas cuando en México no teníamos una sola ley que reconociera la violencia de género. Con ellas documentamos los primeros feminicidios en Ciudad Juárez, y no existe otra agencia en el país que cubra las noticias de forma tan integral y seria. Ahora, con este informe, el primero de su tipo en Latinoamérica, elaborado con una de las metodologías más meticulosas y formales que he visto, revelan los verdaderos alcances de la violencia contra las mujeres periodistas y por qué debe diferenciarse de la perpetrada contra nuestros colegas varones.

El próximo 4 de octubre será un día importante para estar en el Museo de la Memoria y la Tolerancia de la ciudad de México, allí se dará a conocer este informe que revela los verdaderos alcances del persistente intento de criminales, políticos, empresarios, policías, jueces y militares para silenciar a las mujeres que ejercen el periodismo en toda la geografía nacional. En los últimos años he conocido a una veintena de directores de periódicos en México, la mayoría nomás al saludarme me han dicho que están orgullosos de tener una redacción donde las mujeres ocupan más de 50% de los puestos como reporteras y editoras. Insisten en la importancia de su trabajo, en su responsabilidad y formalidad, en su sensibilidad para mirar desde otro lugar las noticias, tal vez, dicen ellos, son más empáticas por ser madres, por ser mujeres.

Yo creo que ejercer un periodismo ético no es cuestión de género. Lo cierto es que en un país sexista las periodistas que incursionan en la investigación seria se juegan la vida y la libertad de maneras distintas que los hombres. Tenemos muy buenos informes de agresiones a los periodistas, éste es el primero que va más allá de lo dicho. CIMAC tiene un mérito inmenso.

Ojalá el Presidente y quienes levantaron la voz por el huevazo a Adela, miren también las balas, la tortura, los arrestos ilegales, los golpes y feminicidios de las periodistas que no son famosas, pero sí indispensables en sus comunidades.
24 Septiembre 2012 03:00:57
[email protected] en el exilio
El dueño de un diario se compra una casa en Estados Unidos por temor a ser secuestrado en Nuevo León; esa misma semana la familia de una mujer asesinada en Chihuahua salió por amenazas de muerte; un grupo de 23 niños y niñas cruzaron el territorio nacional bajo intensos peligros para intentar cruzar la frontera hacia Estados Unidos, algunos buscaban a su madre o padre; otros, huérfanos y pobres, van tras una vida mejor. Hay quienes pueden emigrar para estar a salvo, hay quienes emigran para descubrir el mundo, sin apegos, y hay quienes son expulsados de la noche a la mañana y sin recursos materiales dejan casi todo por salvar la vida.

La palabra “desplazados” no alcanza a definir el significado de la vivencia emocional, profesional, económica y síquica de lo que en realidad es una expulsión del territorio vital. Y no es suficiente porque detrás de cada maleta rellenada a toda prisa a la medianoche hay una vida entera; detrás de quien corre por la casa en la madrugada buscando su pasaporte, sin detenerse siquiera a pensar en la pavorosa huida, se queda una pareja que no puede abandonar el trabajo así nomás. O detrás del llanto de cada niña que debe elegir sólo un par de juguetes y no sabe cuál porque todos se los compró su abue que fue asesinada. Allí, en esos rostros y miradas, hay seres humanos que eligieron no ser parte de la violencia, pero la violencia de los otros irrumpió en sus vidas para trastocarlas y dejarlos en una vulnerabilidad que pocas personas logran comprender cabalmente.

Ángela, Saúl, Cipriana, Juan, María Rosa, Roberto son parte de las miles de personas expulsadas por la violencia en México. Dejaron atrás todo para salvar la vida, incluso a sus muertas recién enterradas. Un grupo de 150 valientes están hoy en El Paso, Texas, y han creado un terruño imaginario denominado Mexicanos en el Exilio. Gracias al abogado Carlos Spector algunos han recibido formalmente el asilo político.

Un millón 600 mil personas de diversas edades son consideradas desplazadas por la guerra contra las drogas en nuestro país, según datos de Fidel López García, académico del Instituto José María Luis Mora y consultor de las Naciones Unidas. Apenas 120 mil casos han sido plenamente documentados (es decir, ya tienen nombre y apellido, causas por las cuales salieron de su estado y lugar en donde se encuentran), el resto habrá de esperar su turno. Y no, no estamos hablando de las y los otros 390 mil connacionales que emigran cada año a Estados Unidos como “indocumentados laborales”.

La guerra, las agresiones e invasiones de narcotraficantes en diversas ciudades y pueblos hacen mancuerna con un Estado debilitado y un sistema de justicia penal inoperante para proteger a la sociedad.

Están también las y los periodistas y derechohumanistas que han tenido que buscar asilo en otras ciudades o países y las miles de mujeres que deben huir del país para salvar su vida por la violencia feminicida que ha incrementado notablemente en el país. Detrás de ellas corren por callejones y se esconden en trenes y camiones miles de niñas y niños que van con su orfandad a cuestas buscando un mundo que les reconozca su ciudadanía y les dé el cuidado y la seguridad vital que merecen.

Si algo me queda claro es que hace falta una gran valentía para dejarlo todo, para atreverse a recomenzar, para alejarse de las amistades, de familiares, de la escuela, la casa, la cama propia, los bártulos de la cocina, el jardín cultivado con amor o simplemente las calles del barrio que reconocen nuestros pasos.

La académica Leticia Calderón, el increíble equipo de terapeutas de ILEF, Spector y sus abogadas voluntarias que trabajan horas extras para demostrar que la expulsión por violencia que se vive en México es un asunto político, en el cual Washington debe asumir la responsabilidad que le corresponde, son todas y todos verdaderos pacifistas. Construyen la paz desde la prevención, reconocen a todos los actores implicados en la violencia expulsora, atienden el factor sicosocial, reconocen el estrés postraumático y lo abordan, trabajan desde sus espacios para transformar esos factores y, sobre todo, y ante todo, reconocen la humanidad de cada persona para reconstruir su vida, mantienen sus vínculos con México. Mexicanos en el Exilio (@mexenex) ha encontrado una red de solidaridad que les recuerda que su vida importa y que alguien del otro lado de ese exilio forzado pronuncia sus nombres, recuerda sus rostros y les espera en casa. Aunque la espera sea larga, sé que algún día volverán.
03 Septiembre 2012 03:00:13
De la ira a la esperanza
Sentada frente a mí está una mujer que a los 20 años se unió a la guerrilla en Centroamérica. Hace 50 años ella y millones de personas creyeron que la revolución armada era el único instrumento para alcanzar la igualdad social. Ella y otros tantos estuvieron en prisión, vieron llegar a los guerrilleros al poder y también les vieron, con cierto asombro y mucho desconsuelo, convertirse poco a poco en tiranos, dictadores, y censores incapaces de transformar el ejercicio del poder.

Esos líderes carismáticos que inspiraban con un discurso socialista o comunista, con el tiempo formaron parte de las élites de gobernantes corruptos que fortalecieron a ejércitos que reprodujeron, a su vez, el racismo contra el que lucharon en las montañas y la selva. Reprodujeron el sexismo que prometieron a sus compañeras de batalla erradicarían en caso de llegar al poder.

Y la Historia está llena de jóvenes que perdieron primero la libertad, después la esperanza y más tarde dejaron, en alguna oficina o en algún bar, la inspiración para mantener vivas las causas sociales que inicialmente le dieron sentido a sus vidas. Olvidaron que salvar y educar a personas es mucho más poderoso que salvar ideales abstractos o a hombres de poder.

En 2012 los discursos por la libertad siguen abrevando de esos viejos ríos que ya están secos. Para muchos, defender la democracia parece ser el único recurso para transitar desde la frustración hacia la acción transformadora. El problema es que esa democracia que se defiende es absolutamente disfuncional. Nos hemos creído que de todos los sistemas el único que funciona es esta democracia, como si tener elecciones (que a eso se reduce) propagase la igualdad o erradicara la pobreza. Pero lo cierto es que la inspiración revolucionaria de quienes defienden la democracia desde los viejos valores de quitar a unos del poder para poner a otros, casi siempre se queda atrapada entre la ira y la frustración.

Henos aquí, de vuelta al pasado, con un sistema político secuestrado por los más deleznables. Henos aquí, rodeadas de miles de activistas en el desencanto, el enojo y la frustración, buscando su camino entre la ira y el agotamiento.

Dice Gilles Lipovetzki que estamos presenciando el derrumbe de los viejos significados que fundaron la modernidad, como las ideas de progreso y vanguardia, lo mismo que la fe en la ciencia y en la democracia. En una entrevista publicada por Daniel Barrón en “Sin embargo”, el filósofo francés asegura que el discurso tradicional de la esperanza ha perdido prestigio, y es cierto, cada vez resulta más evidente que la esperanza basada en los liderazgos políticos es un barril sin fondo.

Yo creo que el movimiento #YoSoy132 dará buenas lecciones. De entre ellos se irán a casa los decepcionados y se volverán cínicos los ingenuos, pero en las calles y en las escuelas seguirán quienes intuyeron hace meses que habría que reinventar el mundo desde la congruencia individual, desde la búsqueda de un consenso que parte del principio de escuchar a todas las personas involucradas, de estudiar los escenarios, de reconocer las habilidades personales, desde el poder para expresarse hasta el don de hacer arte para rebelarse y transformar el sistema educativo. Ellos y ellas parecen coincidir con Guilles Lipovetzki en el sentido de que reconocen que estamos frente a una crisis del porvenir, que el modelo económico no funciona, que la desigualdad crece, que la corrupción no cederá el paso hasta que aparezcan nuevos liderazgos que surjan de nuevas filosofías y no de partidos políticos.

Frente a la mujer que fue guerrillera está un joven de #YoSoy132 que desde Londres sueña con juntar dinero y volver a México. Él, como muchos otros de sus generación, sabe que hay que reinventar la educación y a los medios; que eso sólo será posible desde la transformación individual. Lipovetzki piensa que cuando uno está comprometido en la vida con un cierto número de proyectos que le son emocionalmente significativos, no pierde la confianza.

Pienso que nos corresponde acompañar a las y los jóvenes a desarrollar lo que el filósofo llama solidaridad inteligente, que favorezca a todas las personas que quieran realizar nuevos proyectos humanistas.

El joven que tengo frente a mí no quiere ser “El Che” Guevara, sino un mexicano que en su patria pueda vivir la diversidad, la libertad, la igualdad y la paz para reinventar al país que algún día cambiará. Él sabe, afortunadamente, que la violencia no es el camino y que todo cambiará rescatando esperanzas individuales que reinventarán el poder.
13 Agosto 2012 03:00:45
Obama y México contra el Estado de derecho
El presidente Barack Obama impulsa una ley que le daría a él y a sus sucesores el pleno derecho para detener y encarcelar a cualquier persona en Estados Unidos sin necesidad de investigación, sin cargos penales, sin juicio y mantenerla detenida indefinidamente. La ley Acto de Autorización de Defensa Nacional (NDAA, por sus siglas en inglés) ha sido prohijada bajo la premisa de la guerra contra el terrorismo, pero en realidad tiene un subtexto de control de Estado sobre la información que la ciudadanía quiere, necesita y produce para saber lo que sus líderes políticos y el sistema hacen y quieren hacer tras sus espaldas.

Los abogados que defienden esta propuesta presidencial han admitido públicamente aquí, en Estados Unidos, que gracias a esta ley el Presidente tendría el poder para encerrar a periodistas, corresponsales de guerra y activistas de derechos humanos que “pongan en peligro la seguridad nacional por la información que manejan”, es decir, que informen a la sociedad de aquello que el Gobierno no quiere que sepan, como las muertes civiles en Irak, el fracaso de la ocupación en Afganistán, las negociaciones secretas para apoyar a Israel en la ocupación/guerra contra Palestina, y la fallida guerra contra las drogas en México.

La reconocida activista Tangerine Bolen, fundadora de la organización Revolution Truth (la Revolución de la Verdad) ha encabezado una demanda civil en contra de Barack Obama, Leon Panetta y los ocho congresistas, cuatro demócratas y cuatro republicanos, que lo apoyan en este despropósito contra la libertad de expresión e información.

Entre quienes han iniciado el juicio civil contra Obama está el famoso Chris Hedges, periodista de “The New York Times”, corresponsal de guerra, ganador del premio Pulitzer y autor de 10 libros; a su lado Kai Wargalla, la mujer que con su Twitter detonó el movimiento Occupy London. Bolen asegura que ella votó por Obama pero ahora puede reconocer sus fallas y cómo ha pasado a integrarse al grupo de poder de quienes por la “guerra contra el terror” son capaces de justificar asesinatos e invasiones y engañar a la sociedad para que los avale. Ella está entre los miles de activistas horrorizados ante el asesinato de casi un millón de iraquíes en una guerra iniciada por una mentira de George Bush.

De acuerdo con la ley NDAA, una o un reportero que entreviste fuentes de contraste, consideradas como enemigos por el Estado, pasa a formar parte de los enlistados como terroristas. Desde que iniciaron esta cruzada, los teléfonos y correos electrónicos de periodistas y activistas contra esta ley han sido intervenidos. Tangerine asegura que a pesar de que su gobierno parezca haber olvidado la Constitución y la importancia del debido proceso, ella y millones de norteamericanos no lo olvidan.

Felipe Calderón lleva años señalando a la prensa libre como enemiga del Estado, al criticar las estrategias de guerra. Diversos gobernadores del país han desarrollado leyes que acotan a toda persona, periodista, o usuaria de redes sociales, que comunique la violencia que acallan los medios controlados por gobernadores. Es una tendencia global inspirada en gobiernos adeptos a la nueva ola de militarización encubierta, en la que generales de diversos países (muchos de ellos prohijados por Washington y su intervencionismo) se han convertido en asesores presidenciales que, en aras de proteger la seguridad nacional, pretenden desarticular a las instituciones que defienden el Estado de derecho, el debido proceso y los derechos humanos. No importa si estas instituciones son firmes como la norteamericana y o la británica o débiles como la mexicana, la venezolana o la rusa. Ahora más que nunca la libertad de expresión e información, pilares de las demás libertades, necesitan de las redes de activistas y periodistas unidas, sólidas, conectadas e informadas.

Es importante trabajar estratégicamente en la construcción de la paz, contra el armamentismo que precisa de guerras para propagar su jugoso negocio. Mientras los más poderosos líderes de sistemas políticos pretenden involucrarnos, con sus técnicas distractoras, en batallas violentas, mortíferas, que no hacen sino desatar la ira y las pugnas fútiles por el poder político temporal, nuestras libertades pierden peso. Las guerras tienen como propósito desestabilizar a las comunidades para que éstas acepten que el Estado asuma cualquier medida para imponer la paz que él mismo perturbó. Los sistemas políticos están en una crisis por obsolescencia que hace a sus actores más arrogantes que nunca. La arrogancia impulsa a la imposición y el silenciamiento de la disidencia. Por eso la disidencia, ahora más que nunca, necesita unirse a la libre información.
06 Agosto 2012 03:00:10
La pornografía como ceremonia
Miles de maestros, hoteleros, políticos, estudiantes, sacerdotes, pastores cristianos, técnicos de Internet y conserjes escolares han sido arrestados este año en el mundo por producir, consumir y compartir pornografía infantil. La reciente noticia del descubrimiento de una red de pornografía infantil cuyos integrantes viven en Estados Unidos, Holanda y México, entre otros países, reveló un dato imprescindible de recalcar: 140 bebés, niñas y niños victimados fueron debidamente reconocidos por el equipo de ciberpolicías encabezado por Bruce Foucart, encargado, en Boston, de la unidad de Investigaciones en Seguridad Interna del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés).

El más pequeño de los bebés tenía 19 días de nacido y su violador había subido la fotografía del pequeño narrando lo hecho con él. Hay niñas y niños abusados en escuelas, casas y hoteles; otros raptados en la calle, afuera de un supermercado o escuelas sin controles de salida. Lo que todos los violadores de menores de 18 años tienen en común es que son consumidores compulsivos de pornografía, e Internet es su instrumento favorito para comprarla y compartirla. El ciberespacio les permite demostrarles a los miles de abusadores de menores de edad que sus víctimas son objetos de placer.

Si algo he aprendido en mi carrera periodística, especialmente desde que escribí “Los Demonios del Edén”, es que millones de personas siguen defendiendo el porno como “cool” y “progre”, porque desconocen los alcances y contenidos de la ciberpornografía contemporánea. En ese debate se infiltran todos los días miles de pedófilos que buscan abusar sexualmente de jóvenes, niñas y niños que mientras descubren su sexualidad no son capaces de distinguir y prever los peligros de caer en manos de un violador.

Estos violadores y pornógrafos amateurs descubren cada día a miles como ellos en un ámbito complejo, donde las leyes de la censura no son útiles. El ciberespacio simplemente permite a los pedófilos potenciar la evidencia de sus delitos para convertirla en un trofeo.

Porque los pornógrafos cosifican, es decir, consideran objetos, cosas, a sus víctimas; con ello toman a un ser humano y por medio del ejercicio del poder que tiene sobre él o ella le arrebatan su libertad para convertirle en una mercancía, un producto para su goce personal. Toda la pornografía tiene como componente central la subordinación de un ser humano que es utilizado sexualmente por otro ser humano (comúnmente uno o varios hombres). A través de la pornografía se ha perpetuado históricamente la sexualización de la desigualdad y de la violencia erotizada como un juego de placer.

En la medida en la que se convirtió en una industria y las mafias rusas, estadounidenses y mexicanas se involucraron en crear sistemas de cobro para el porno en Internet (con el subsecuente lavado de dinero), en el año 2000 surgió el boom de la pornografía adolescente hecha para adultos. El renacimiento del efecto Loliporn más violento que nunca; todo ello producido al estilo “reality” haciendo creer a la audiencia adolescente en internet que a las chicas y chicos de 14 años les encanta estar en orgías con hombres adultos. Estamos frente a la ola de normalización histórica de la violencia sexual adolescente e infantil.

Solamente en Estados Unidos se alquilan cada año 100 millones de videos y DVDs pornográficos de “fake teens” (las falsas adolescentes que en realidad son mujeres de 18 años que actúan y aparentan 15 o 16). Los ingresos de la industria pornográfica, desde páginas web hasta revistas y canales de TV rebasa los 14 mil millones de dólares anuales. Cosificar a los seres humanos es muy buen negocio.

Los pedófilos son grandes narcisistas, aman convertirse en estrellas porno de su propia película o de sus fotografías, que comparten vía teléfono, Facebook y otras redes sociales. Demuestran su poder para deshumanizar a seres humanos imponiendo su poder, ejerciendo violencia sexual y moral. En todos los pedófilos, desde políticos hasta conserjes escolares hay un componente de abuso de poder; son transgresores convencidos de que podrán salirse con la suya. Por eso es tan importante sentenciar a los violadores directos, a los clientes del turismo sexual infantil y a los que les lavan el dinero. Sólo debilitando las redes de poder se debilitará a los pedófilos empoderados.

Con el acceso universal a la pornografía, desde Internet hasta los celulares, la censura no tiene ni cabida ni sentido. Las ciberpolicías del mundo están rebasadas por el fenómeno, pero cada día mejoran sus técnicas y tanto periodistas como ciberactivistas se han convertido en aliados contra los pornopederastas. El resto debe nacer de la educación sexual con una perspectiva de igualdad, que les haga saber a nuestros hijos e hijas que la violencia sexual no es natural ni debe serlo jamás.
30 Julio 2012 03:00:49
¿Partido de pigmeos?
Miles han intentado burlar el alcoholímetro. Se ha probado cocaína, masticar pastillas de mentol, beber agua, usar enjuague bucal, tomar aceite de olivo antes de beber y nada funciona; el aparato detecta alcohol sin lugar a dudas. La ley define aliento alcohólico como “condición física y mental que se presenta en una persona cuando por la ingesta de alcohol etílico su organismo contiene menos de 0.80 gramos de alcohol por litro de sangre o su equivalente en algún otro sistema de medición”. Más de 0.80 se considera estado de ebriedad.

En México los conductores ebrios causan 24 muertes al año y 50% de los accidentes de tránsito podrían evitarse. Alrededor de 750 mil personas son hospitalizadas, 40 mil quedan discapacitadas con un costo de 126 mil millones de pesos al año. El 93% de los ebrios detenidos son hombres y 50% de los conductores asignados beben un trago.

El alcohol es absorbido por el sistema digestivo y va directamente al sistema nervioso. La segunda copa desorganiza al sistema nervioso, induce a un estado de euforia y sobrevaloración de las capacidades. La tercera disminuye los reflejos (una persona que ha bebido cuatro copas de alcohol tarda dos veces más en reaccionar a un elemento sorpresivo en la calle: un perro, auto o una persona). Cinco copas reducen la visión periférica y provocan desenfoque visual total. Bajo ese influjo hay una gran descoordinación entre órganos sensoriales y motrices. La apreciación de distancias y velocidades queda falseada hasta en 50%. Mientras más se bebe mayor falso sentido de control. Hay quien con una copa se embriaga y quien necesita seis.

Cuando comenzó la implementación del alcoholímetro en el Distrito Federal y en Monterrey, se argumentó que estos arrestos violan los artículos 11, 14, 16, 19 y 20 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y es cierto. Se violan las formalidades esenciales del procedimiento, ya que no se debe dictar orden de arresto sin antes agotar en forma gradual las medidas de apremio, que son: 1. El apercibimiento, 2. la multa, 3. la suspensión y 4. el arresto hasta por 36 horas. Por lo tanto, privar la libertad por aliento alcohólico es anticonstitucional.

Por ello las autoridades de Nuevo León implementaron un programa más parecido al estadounidense, donde la policía detiene a la persona que conduce y, si marca 0.08 mililitros de alcohol en la sangre (un promedio de tres o cuatro copas) se le multa y su auto es llevado a resguardo. Las multas son muy severas (hasta 33 mil 500 pesos más el corralón) y a la tercera incidencia se pierde la licencia. En el Distrito Federal, en Cancún y Mérida, las autoridades se resisten a admitir la ilegalidad del arresto y privan de su libertad a toda persona que conduzca con 0.4 mililitros, eso equivale, según el neurólogo Armando Castro a 1.5 o dos cervezas; olvídese del tequila.

El amparo sirve para sacarte del centro de detención, pero cuando vence deberás volver a pagar las 36 o 48 horas completas de privación de la libertad. Aunque para entonces estés perfectamente sobrio. Un amparo bajo arresto cuesta mil 500 pesos, pero los “coyotes” cobran el triple. En Mérida son salas alfombradas con aire acondicionado y baños limpios, en el DF son celdas semilimpias con comedor. En Cancún, a locales y turistas que hayan tomado tan solo una cerveza les dan 36 horas en celdas deplorables. El argumento es más moral que legal: “Si te encierro por una cerveza no tomarás ni una más”, lo cual resulta falso, la gente sigue bebiendo y buscando vías para evitar los alcoholímetros.

En Francia le dieron al clavo, los conductores deben llevar su propio alcoholímetro y aplicárselo; si dan positivo, manejan y son detenidos en retén carretero la multa asciende a 2 mil euros, pero además serán sancionados con la instalación de un alcoholímetro asociado al motor de arranque; sobrepasar la tasa de alcohol en sangre impedirá que el coche pueda arrancar. Y usted, ¿bebe y conduce?
23 Julio 2012 03:00:41
Eruviel: basta de espectáculo
¿Cómo medir la indignación y el miedo de madres y padres de niñas y jóvenes violadas en el campamento del Edomex? No hay manera. De lo que sí hay manera es de entender por qué este hecho nos recuerda las razones de la vulnerabilidad atroz en la que se encuentran millones de mujeres y niñas. Toda la sociedad es responsable; los violadores en primer lugar, casi en la misma medida que los policías del Edomex que hace meses sabían de las denuncias, al grado que la Policía bautizó el campamento como “zona de violación”. El jefe policiaco ya había advertido que no tenían ni el equipo ni el personal para proteger a las campistas. Sin embargo, la “Policía Preventiva” no movió un dedo para prevenir el delito. Los medios han jugado un papel deleznable; la forma en que cubren estas noticias no ayuda a la sociedad a comprender el fenómeno, violan los derechos de las víctimas y reiteran el discurso de que la violación es un hecho escandaloso sin remedio.

El criminólogo Miguel Lorente Acosta asegura que la violencia sexual no responde a un aspecto de la naturaleza masculina, sino a un acto criminal voluntario. La educación machista ha decretado, falsamente, que los “verdaderos hombres” son violentos por naturaleza. Lo que no podemos olvidar es que como esa ideología la transmite la cultura, podemos deconstruirla revalorando las formas de masculinidad pacífica y no sexista que millones de hombres ejercen diariamente. Ésa es la tarea urgente.

La educación machista justifica la violencia para imponer el poder, y a las mujeres les ha mandado el mensaje de que deben asumirla como provocadoras. Basta comprender cómo los gobiernos de diferentes países invierten dinero público para crear guetos de prostitución denominados “zonas rojas” en las que las mujeres son maltratadas y denostadas y los clientes protegidos por el propio Estado.

En ese contexto se argumenta que, de no existir los prostíbulos protegidos por el Estado, miles de mujeres serían violadas en las calles. Es decir, se asume que las mujeres en burdeles están allí para ser violadas y convertirse en escudos de violencia sexual para las otras mujeres. Todo el discurso público que avala la violencia sexual está permeado por la noción de que no hay forma de evitar este crimen y, por tanto, las mujeres deben asumir las consecuencias de un entorno que favorece la violencia en todas sus formas.

El periodista Marco Lara escribió, a raíz de la cobertura de las violaciones en el Edomex, que “esas redacciones donde se expresan el machismo y sexismo estructurales producen y publican fatalmente noticias con enfoques machistas y sexistas, y hasta llegan a celebrarlas. Ahí se revictimiza a las víctimas, con más saña si son mujeres, porque el machismo y el sexismo poseen una carga de misoginia, y en una sociedad machista y sexista los/las discriminadores/as de las mujeres son impunes”.

Lo cierto es que estos hechos nos deben ayudar a entender que la prevención de la violencia sexual es un tema urgente en México. Hace años las estadísticas de la ONU mostraban que cada 18 segundos un hombre viola a una mujer. Poco ha cambiado. Cada año casi un millón y medio de mexicanas que deberían estar gozando la vida, tratarán de comprender por qué fueron violadas. Es un hecho que 95% de los violadores detenidos en México salen impunes de una denuncia penal.

Que la sociedad condene y prevenga la violencia sexual en todas sus formas es el primer paso; que una víctima denuncie es el segundo.

Una persona, no importa su edad, tarda años en superar por completo el trauma de una violación. Su sanación depende del entorno, de que se haga justicia, de que la comunidad entienda que la violación es un acto delictivo voluntario de abuso de fuerza y poder. El Estado debe invertir en programas de atención a víctimas de violencia operado por expertas de la sociedad civil y no por policías. Las familias de las víctimas deben ser protegidas como víctimas secundarias del delito, y los medios deben asumir su responsabilidad.

La Organización Mundial de la Salud asegura que los programas escolares de prevención de violencia en el noviazgo son los que cuentan con mejores pruebas de eficacia contra la violación. También son efectivas otras estrategias preventivas, como la formación en materia de igualdad, o las iniciativas comunitarias dirigidas contra la desigualdad de género que incluyen nuevas masculinidades. Arrestar a los violadores es importante pero no es suficiente. Los gobernadores y policías no pueden seguir lavando su imagen con una simple detención, su responsabilidad es mayor.
02 Julio 2012 03:00:16
Imposición y revolución
Ver el video del presidente del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, colándose en la fila de la casilla especial de la sección 4616 en la que un centenar de personas esperaban de manera ordenada, desató la ira de la mayoría. Los gritos de “Corruptos, corruptos” recibieron la respuesta de una minoría que coreaba “Presidente, presidente”. El argumento de quienes lo defendieron fue que en las casillas especiales se estaban acabando las boletas y que es una persona importante. Varias cosas resultaron notables: que las y los funcionarios de casilla hayan permitido que el político se colara, que a pesar de los gritos él siguiera sonriente posando para las cámaras y al salir dijera que las elecciones funcionaban con normalidad. Y sí para muchos priístas y ex gobernadores que creen ser dueños del país romper las reglas es normal, y siempre habrá quien les justifique.

Por distintas razones toda la sociedad añoraba que llegara hoy. El 2 de julio significa el principio del fin de un desgaste social que sólo nos dejan las elecciones y por experiencia de las últimas, desde el fraude de 1988, producto de la “caída del sistema” operada por el PRI, la sociedad se politiza y se involucra más en los procesos electorales y paralelamente se muestra más iracunda, rabiosa, irascible y polarizada. Hubo dos tipos de votantes ayer domingo: quienes votaron de manera informada, responsable y autónoma pese a posibles presiones de algún partido, y quienes votaron para avalar y mantener esa cáustica y persistente corrupción que no ha permitido que el país avance. Sabemos que ningún partido se salvó de las trampas previas, de las triquiñuelas, compras de voto y acarreos; ninguno.

Leo la consigna que dice “si hay imposición, habrá revolución” y espero que quienes la repiten se refieran a una revolución de ideas, de conciencia cívica, de fortaleza ética; porque dada la forma en que funciona ya el sistema electoral y con los candados y equilibrios al interior del IFE, la única imposición posible del candidato del PRI sería la producida por una mayoría de votos, por menor que esta sea. Todos sabían que un fraude cupular resultaría imposible, que lo que hacía falta era una estrategia puntual para construir durante meses un rosario de corruptas alianzas civiles; un escenario que permitiera que fuese una parte de la sociedad la que se hiciera fraude a sí misma al vender su voto por asegurar un trabajo en las burocracias estatales, aceptar dinero o participar en las pirámides de electores (consigue 10 votantes y te damos un bono).

Más allá de las connotaciones violentas de esa consigna, que afortunadamente no es más que una potente frase, resulta emocionante darnos cuenta de que una buena parte de la sociedad joven defiende su voto y sus ideas políticas como hace mucho no lo hacía. Porque más allá de las pasiones ideológicas de cada quien, lo que este domingo sucedió fue vital para el país; rompió con la manida frase de que a nadie le importa ya lo que hagan las y los políticos. Nos importa más que nunca. Pero sobre todo la gran lección es que a la sociedad le importa lo que puede hacer unida. Esto fueron sólo elecciones; la democracia la seguiremos construyendo y defendiendo gane quien gane, esa será la verdadera revolución.


25 Junio 2012 03:00:05
Mi voto no es secreto
Ya escribí las razones por las cuales nunca he votado por el PRI ni lo haré. He pasado los últimos meses reflexionando sobre la posibilidad de anular mi voto. He reconocido el trabajo que Josefina Vázquez Mota llevó a cabo en Sedesol en tiempo de Fox, su capacidad para rodearse de la gente adecuada permitió una modernización de esa secretaría que el país necesitaba (aunque luego la gente de Calderón pulverizó la mayoría de los avances). Atestigüé los primeros meses de su gestión en la SEP y las batallas campales a las que se enfrentó con la anquilosada líder sindical tras las puertas añosas de ese edificio desde el cual Elba Esther ha destruido el sistema educativo del país. Y supe de la batalla que dio cuando Calderón sacrificó a la educación por un pacto político con la lideresa del partido-negocio familiar Nueva Alianza.

Pero también seguí de cerca cómo Josefina quedó atrapada en la sombría ambigüedad entre su visión progresista del desarrollo social y su esencia de sumisión ante una élite religiosa profundamente corrupta, que defiende a toda costa la intromisión religiosa en los asuntos políticos y que trae consigo los valores del patriarcado más recalcitrante que defiende pederastas, se codea con políticos deshonestos y llena sus arcas con dinero sucio del narcotráfico. Vi cómo su miedo a ser aplastada por un Calderón iracundo y sexista le impidió pronunciarse contra la absurda estrategia guerrera que nunca debió darse sin asegurar un nuevo sistema de justicia penal. Su miedo la acercó demasiado a las alas conservadoras de la Semar y el Ejército que promueven la guerra y no aceptarán volver a sus cuarteles. Inteligente, pero presa de un partido que se autodestruye sin remedio, Josefina no tiene posibilidades de ganar, y votar por ella sería regalarle el voto al PRI.

En Quadri no desperdicio más de dos líneas. Está allí para perpetuar el poder de Elba Gordillo, una opción inadmisible.

Andrés Manuel López Obrador me parece todo menos un tipo peligroso. Pude escucharlo un par de veces en entrevistas privadas, un tipo transparente y predecible. Su disciplina le permitió gobernar el DF de buena manera, se rodeó de malos y de buenos, como la mayoría de políticos. Es un hombre conservador y puritano con un discurso socialista bastante anquilosado, no se ha atrevido a asumir un discurso pro-feminista ni pro-igualdad porque su conservadurismo y vena religiosa se lo impiden, pero se ha rodeado de personas que serán capaces, en caso de ganar, de impulsar políticas de igualdad similares a las que implantó Ebrard con gran éxito en el DF. Dentro de los posibles miembros de su gabinete rescato a Juan Ramón de la Fuente, que transformaría la educación; a Ebrard, que sin duda reconstruiría la forma en que el Estado aborda los derechos humanos y crearía un clima de legalidad que ningún secretario de Gobernación ha logrado; buena falta le hace esa certidumbre a la sociedad y al empresariado mexicano.

No hay nadie en su gabinete que remotamente nos haga creer que va a privatizar las paraestatales, más allá de su discurso setentero; basta ver el currículo y escuchar a sus posibles secretarios de Estado para entender que pretenden una modernización de Pemex y CFE, así como crear programas de energías alternativas que le urgen al país. AMLO cree en la creación de empleos por la vía del turismo y por eso eligió a Torruco, un experto que busca el equilibrio con la economía del ramo y el medio ambiente.

Me queda claro que AMLO no se parece en absoluto a Chávez, carece de sus convicciones y de sus delirios dictatoriales. El tabasqueño es pacifista; si hubiera querido, con el poder de Morena habría desestabilizado al país más que el narco. Tiene las obsesiones de un patriarca que cuida de los ancianos y la infancia, quiere medios de comunicación libres aunque no le gusta ser criticado. Lee poca literatura y no sabe nada de cine, pero se ha rodeado de intelectuales que harían un buen papel en la cultura y las artes. Lo he dicho antes, me hubiera gustado que Ebrard fuera el candidato de izquierdas, pero no lo es. No admiro a López Obrador, pero votaré por él y por legisladores del Movimiento Progresista, así si gana el PRI al menos lograremos un Congreso que haga contrapeso al ignominioso autoritarismo neoliberal, corrupto y retrógrada del tricolor.


18 Junio 2012 03:00:48
El tonto útil de los cárteles
Una fuente cercana al gabinete de Fidel Herrera cuenta que durante una reunión con líderes del PRI en el proceso para elegir al sucesor del gobernador de Veracruz, y ante las dudas sobre la falta de habilidades y oficio de Javier Duarte, Herrera les dijo a los presentes que estuvieran tranquilos, porque Duarte no se metería con nadie y no representaba un peligro. Efectivamente Herrera eligió como sucesor a un joven inexperto, soberbio y sin oficio político con la finalidad de mantener el control del estado.

Ya lo dijeron fuentes de la Marina y el Ejército: Duarte es incapaz de gobernar, carece de las capacidades necesarias para evaluar los riesgos en su estado y desde hace al menos seis meses abdicó a gobernar, cediendo toda la responsabilidad a las Fuerzas Armadas y al Gobierno federal. Es por ello que se ha dedicado afanosamente a invertir una buena parte del presupuesto en comprar publicidad y en pagar asesoría de algunos periodistas nacionales que por una jugosa suma le organizan foros sobre violencia contra periodistas y sobre turismo. La gran preocupación de Duarte en este momento consiste en descubrir nuevas estrategias mediáticas para ocultar la gravedad de lo que sucede en su estado.

Fidel Herrera ha bajado su perfil por las investigaciones abiertas en su contra en EU, mientras que en Veracruz se rompió el pacto entre “El Zeta 40” y Gilberto Arias, líder del cártel del Golfo. Ambos grupos han roto también acuerdos con los ex funcionarios de Herrera que desde las instancias gubernamentales mantenían dividido el territorio para beneficio de las dos organizaciones criminales y en detrimento de toda la población. Así, policías municipales y policías federales que trabajaban bajo el pacto de ambos cárteles son perseguidos por uno y otro bando e interrogados para que se definan con quién se quedan: con “Los Zetas” o con el cártel del Golfo. De allí que Duarte haya ordenado ocultar a los medios la reciente aparición de 10 cadáveres en Tuxpan, o los degollados en Xalapa. El gobernador conoce bien los ajustes de cuentas, pero también sabe que el cártel del Golfo cuenta con una mejor infraestructura y con alianzas de mejor nivel. Mientras “Los Zetas” cooptan a gente de bajos niveles, sicarios y halcones jóvenes a quienes consideran desechables, varios ex funcionarios de Herrera ahora obedecen a la gente de Gilberto Arias. En la medida en que la delincuencia organizada se apodera de regiones completas del estado con la ayuda de policías municipales, de burócratas, policías federales y algunos militares corruptos, Duarte se lava la cara ocultando su ineficacia y parálisis como gobernador.

Está claro que no debemos esperar absolutamente nada de los grupos de delincuencia organizada, ellos están fuera de la ley, sin embargo, el gobernador sí tiene una deuda inmensa con la sociedad veracruzana, él fue elegido (aunque fuese impuesto por Herrera), asumió la responsabilidad pública y a estas alturas no le queda sino renunciar. Porque no es otra cosa que un tonto útil a los cárteles. Duarte y Medina, en Nuevo León, son la peor especie de cómplices de la delincuencia organizada. Junto con ellos no podemos ignorar el vergonzoso papel que juegan algunos periodistas con gran poder en medios nacionales para lavar la sangre de las manos de este creciente grupo de jóvenes gobernadores incapaces, débiles, ignorantes, carentes de oficio y profundamente irresponsables que creyeron que gobernar era entrar a llenarse los bolsillos y favorecer a los amigos con jugosos contratos gubernamentales como sus antecesores. Gobernantes que dieron por sentado que los cárteles son parte del paisaje local.

Con esta nueva generación de gobernadores se revela otra especie de buitres fortalecidos: los medios corruptos, vendidos al mejor postor que juegan un doble papel en el que quedamos atrapadas, atrapados, quienes creemos que el periodismo es una profesión digna y que nuestra responsabilidad es para con la sociedad y no para proteger al poder o vivir de él. Por un periodista que se vende, otra, otro que no lo hace puede perder la vida.

Si algo le debemos a las y los jóvenes del 132 es recordarnos que este país necesita una limpieza de fondo en todos los niveles, incluidos los medios, que todas las y los periodistas no podemos ni debemos fingir que no nos toca tomar partido con la verdad, aunque nos cueste el trabajo o la exclusión de las élites.
11 Junio 2012 03:00:46
No sumarse para no sumirse
Hay una fuerte corriente de analistas políticos que desde la Academia nos machacan con el discurso de que el proceso electoral es eje central de la democracia, que no debemos criticar al IFE porque es un producto vital de esa democracia, y que hay que votar por un candidato porque el voto nulo le hará un gran daño al país y llevará al triunfo a EPN.

El problema es que muchas personas sabemos claramente por quién no votaremos, pero millones se preguntan no solamente por quién hacerlo, sino si en verdad es útil su voto. Me parece que en México urge reivindicar esa pregunta, ¿es útil el voto para la democracia que añoramos? O sólo para la que tenemos, que sin duda nos hace sentir a las mayorías esclavizadas a un sistema que inevitablemente nos lleva a un colapso paulatino de la educación, la justicia, los derechos humanos, y en general debilita las libertades civiles que, según nos dicen los líderes de la democracia, debemos sacrificar en aras de seguridad y casi nada de justicia.

Los movimientos democratizadores pro igualdad y justicia siempre han surgido de la sociedad civil y no del propio sistema. El cuestionamiento que hacen las y los jóvenes de #132 es profundamente sociocrítico, cuestiona y confronta a las élites económicas y mediáticas, es decir, a quienes controlan el modelo económico y político. Y los procesos electorales les inquietan, hartan e incomodan, justamente porque han sido prohijados por ese sistema que es opresor, corrupto y desigual. Nadie en su sano juicio puede asegurar que los candidatos han sido elegidos por la sociedad. Los partidos todos adolecen de las peores prácticas de influyentismo rapaz y manipulación de masas que no elige a las mejores personas, sino a las más aviesas y/o paternalistas con mayor influencia en ciertas élites, políticas, intelectuales, mediáticas y económicas. Eso deja a la sociedad civil con una tremenda sensación de que siempre irá por lo menos peor y no por la o el mejor.

Por eso una parte del movimiento 132 mexicano cree fervientemente en sus consignas, pero no necesariamente en esta democracia electoral. Y tienen razón, las elecciones son todo menos democráticas; han demostrado dedicarse a gastar cifras colosales de dinero, a privilegiar a los más privilegiados y a afianzar un patriarcado paternalista que excluye o subsidia en lugar de impulsar. Ningún partido y sus candidatos y candidatas en conjunto llevan consigo una agenda de justicia social real, congruente y factible. Ningún partido lo tiene, ni lo busca (aunque pretenda hacerlo), porque esa no es su meta, y las reglas del juego inventado por ellos mismos no exigen congruencia ética o seguimiento. Por eso la izquierda tiene un candidato conservador que de progresista no tiene nada; el PAN, una con el corazón en lo social y los intereses en la ultraderecha, y el PRI, un hijo del salinismo rapaz que nos trajo aquí.

Los movimientos sociales corren el riesgo de ser asimilados por las reglas del juego, de perder su carácter sociocrítico e insertarse en un modelo de “incidencia democrática” que resulta inútil.

Sin embargo, la paradoja a la que nos enfrentamos consiste en que los movimientos sociales que ponen presión en tiempos electorales les recuerdan a las y los candidatos que la sociedad existe, que su opinión y demandas tienen peso específico.

Yo, como mucha gente, dudo de esta democracia eminentemente electoral y creo que el paso siguiente debe ser, sin duda, aprender las lecciones y utilizar ese impulso para unirse a (o crear nuevas) organizaciones civiles que trabajen todos los días por las causas que les indignan. Para focalizar esa indignación en transformación lo fundamental es no sumarse, para no sumirse, en el propio sistema caduco.
04 Junio 2012 03:00:05
Yarrington y Osiel Cárdenas
Los gobernadores priístas fueron quienes abrieron las puertas al narcotráfico y poco a poco fueron aceptando dinero de la delincuencia organizada, de narcos y tratantes de personas, para sus campañas; sucedió con tal consistencia hasta que se fusionaron los pactos y se invisibiliza la diferencia entre ambos, permitiendo la infiltración en partidos y en los tres poderes de gobierno.

Por eso no podemos olvidar que las acusaciones contra Yarrington son parte de las confesiones que hizo Osiel Cárdenas Guillén en 2007. La PGR infiltrada por priístas se tardó dos años en contestar a Estados Unidos. Fue por ello que en 2009 no se pudo proceder con toda la fuerza que esperaban la DEA y la SEC, porque muchas propiedades fueron vendidas o traspasadas a familiares, lo cual complejizó las pesquisas del caso de lavado de dinero y conspiración para el crimen organizado.

Por eso es inaceptable el cinismo de Cavazos Lerma, ex gobernador de Tamaulipas y candidato al Senado, al decir que esto es un linchamiento. Le tiembla la voz porque, según las autoridades estadounidenses, él está involucrado. De allí que a él y a varios ex gobernadores les urge el fuero que les dará una senaduría o diputación.

El fiscal norteamericano está armando el caso de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero. Contrario a lo que sucede en la PGR, la fiscalía norteamericana no está infiltrada por el PRI y no se detendrán porque los indicios son clarísimos: Tomás Yarrington recibió, como mínimo, pagos por “dejar pasar” el dinero. Cavazos Lerma jugó, según la investigación, un rol de accionista en las operaciones de Cárdenas Guillén; en el expediente se asegura que fue el tamaulipeco quien recomendó al cártel controlar las aduanas. La Fiscalía intentará demostrar que Cavazos Lerma colocó gente en las aduanas y facilitó el movimiento de dinero gracias a su gran cercanía con la Secretaría de Hacienda.

Hay un mandato ministerial de PGR para llevar a Yarrington y a Hernández a declarar ante la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra la Salud. Pero lo que no se ha dicho en México es que hay panistas que intentan detener este caso, porque hay una vinculación con el caso Stanford Bank, el fraude más importante revelado en Estados Unidos desde el arresto de Bernard Madoff.

El cierre del Stanford Bank se hizo con la información de Osiel Cárdenas. Desde allí el cártel del Golfo quedó dividido y sin dinero. Según el informe de la SEC (regulador bursátil estadounidense), hubo un fraude por 8 mil millones de dólares en productos financieros, prometiendo rendimientos imposibles. Pero el caso no termina aquí, porque también aparece en la lista Elba Esther Gordillo, quien acostumbrada a usar dinero ajeno, intentó invertir 2 mil millones de pesos en el Stanford, sin embargo, el fondo del retiro de las y los maestros pasó a manos de Josefina Vázquez Mota, así que fue ella quien decidió invertir en ese dudoso banco caribeño. Agustín Carstens creyó que invertir todo el fondo era peligroso y aprobó que salieran del país 1.6 millones; ese dinero está congelado por las autoridades norteamericanas, junto con el de Yarrington y otros políticos y narcos mexicanos. Fidel Herrera, según los reportes de la SEC, tiene allí 30 millones de dólares congelados.

Dos especialistas en lavado de dinero a quienes entrevisté, aseguran que México sigue siendo el país que menos coopera con la justicia internacional. La preocupación de los fiscales que llevan ambos casos vinculados, es que la PGR siga poniendo trabas en los procedimientos para evitar que esto explote. Sin embargo, quienes llevan ambos casos aseguran que, elecciones o no, el asunto seguirá hasta el fin.
28 Mayo 2012 04:04:31
¿Estudiantes o terroristas?
Durante las reuniones entre estudiantes de universidades públicas y privadas hay ansiedad. No es para menos. Las y los más politizados, quienes están al tanto de las noticias y tienen habilidades para dar lecturas correctas a los hechos políticos plantean en las reuniones que habrá que prever una andanada de descalificaciones a su movimiento plural y horizontal. Que los poderes fácticos buscarán fomentar un discurso que les lleve a decidir quiénes son sus representantes de una forma vertical, muy típica del patriarcado capitalista que tiene a este país sumido en la crisis.

Bien por las y los estudiantes que están defendiendo la horizontalidad de su movimiento, la diversidad de sus propuestas, es decir, defienden sus libertades y entre ellas la de unirse y reunirse para ciertos objetivos concretos y llevar a cabo acciones aisladas, de acuerdo con las necesidades de diferentes grupos previamente unidos.

Y hacen bien en prever el futuro. Porque durante esta ventana electoral los más autoritarios, tanto del propio PRI como del Gobierno federal han refrenado sus ímpetus para atacar, golpear arrestar y descalificar esta movilización estudiantil. La historia reciente nos lo recuerda: Peña Nieto y sus policías torturadores y violadores en Atenco, Ulises Ruiz y sus asesinos a sueldo en Oaxaca, Mario Marín y sus jueces vendidos a las redes de pornografía infantil que persiguieron a quienes se manifestaron contra la red de tratantes en Puebla. El puño está ciertamente apretado, pero en espera de que las urnas se llenen, para entonces utilizar la fuerza del Estado a su antojo.

Y en ese análisis, el estudiantado debe poner su mirada en Quebec. Lo que comenzó como una huelga de estudiantes hartos de que su gobierno canadiense robe y se dedique a rescatar bancos, se lanzaron organizados a una huelga general que tomó una fuerza inusitada en defensa de la educación gratuita y de calidad. Pero es también una rebelión pacífica contra los poderes fácticos y la derechización política. La huelga, al tomar mayor estructura y fortalecer su discurso, recibió un ataque violento de las fuerzas públicas. Estudiantes balaceados, más de 100 arrestados y otros fichados por el Estado. Su movimiento ya tiene infiltrados que incitan a la violencia para poder acusarlos incluso de terrorismo.

La respuesta del Gobierno de Quebec fue inesperada y brutal. El rápido decreto de la Ley 178 les agarró por sorpresa luego de 100 días de manifestarse. La ley, que ellos llaman draconiana, determina que para manifestarse públicamente las y los estudiantes deben pedir permiso a la Policía, que la autoridad les dirá dónde sí y dónde no pueden manifestarse, que no podrán reunirse más de 50 estudiantes a la vez y lo harán rodeados del mismo número de policías armados.

Mientras tanto, en Estados Unidos el FBI llevó a cabo una estrategia fallida para desacreditar al movimiento de Ocupas en Cleveland, Ohio. Resulta que se descubrió cómo el FBI infiltró a dos jóvenes agentes quienes convencieron a tres manifestantes de que sólo serían escuchados utilizando violencia. Les consiguieron literatura sobre bombas y un FBI encubierto les vendió explosivos C-4 en 450 dólares para volar un puente. Luego los estudiantes fueron arrestados como terroristas.

Al analizar lo que sucede con los movimientos globales eminentemente juveniles, recuerdo cuando estando en secundaria los policías del Negro Durazo, en tiempos de López Portillo, se apostaban afuera del Colegio Madrid y revisaban nuestros morrales en busca de drogas. Separaban a quienes parecían sospechosos y los fichaban. Nada nuevo. Es importante recordar la historia y prepararse para lo que viene, recordar que defender las libertades, los derechos y la democracia son una forma de vida, un compromiso personal y no un evento aislado.


07 Mayo 2012 03:00:17
Caminar y conspirar
Es absurdo marchar en México, dice un tuitero decepcionado. Y aunque mucha gente puede pensar como él, igual salimos a las calles, a marchar para no darnos por vencidas. Por eso se lanzaron a las calles las y los colegas a Veracruz, para recordarle, como bien dijo Julio Scherer, que no creemos más en la retórica del Gobernador y que exigimos que asuma el poder que le fue confiado para gobernar y hacerse cargo de la seguridad. Por la misma razón casi 400 madres del norte de México marcharán para llegar el 10 de mayo a la capital del país, porque ellas no podrán celebrar nada mientras sus hijas e hijos sigan desaparecidos. Ninguna de esas madres duerme pensando que a su hija se la han llevado los tratantes de mujeres que alimentan la industria de la esclavitud.

Marchamos por la paz, por la igualdad, marchamos contra el feminicidio, contra la violencia hacia periodistas y contra las hambrunas y la pobreza. Y quien crea que marchar es un sinsentido no ha experimentado la fuerza espiritual que genera un codo a codo por las calles, no ha saboreado cómo los pies cansados renuevan su fuerza ante la indignación de una madre que pisa fuerte para dejar huella de su añoranza por rescatar a su hija con vida, la mirada dulce de un padre que no se da por vencido aunque le digan que su hijo, seguro por ser indígena, era culpable de algo; o no conoce la sensación de vida que otorga un vaso de agua entregado por manos desconocidas en medio del camino.

Marchamos contra la amnesia, porque sabemos que si el país entero, o al menos un puñado de personas compasivas y solidarias, reconoce el dolor de otros y la exigencia de justicia será más fácil seguir el camino de la paz frente a tanta violencia. Salimos a andar la patria, o hacia un pedacito de geografía bajo algún símbolo patrio, para que se comprenda de una vez por todas que nuestras libertades no están en venta en esta recesión democrática, porque no creemos que la seguridad se adquiera con violencia de Estado y porque sabemos que nunca una guerra ha traído consigo prosperidad duradera. Transitamos por el país con nuestras consignas a cuestas porque sabemos que es momento de preguntarnos a qué hora permitimos que los peores hombres y mujeres tomaran las riendas de este país, en qué preciso día de algún año confundimos el profesional ocultamiento sistemático de la verdad con la realidad. En qué momento, preguntamos, la engañosa y apacible negación nos convenció de que la sumisión hacia el poder no nos esclavizaría.

Marchamos porque nos duele lo personal y lo personal es político. Marchamos para no creer que nuestra amiga que hace un mes estaba viva hoy yace muerta, porque nuestro joven colega que volvió a Veracruz porque creyó que podría trabajar de nuevo ya no tomará una sola fotografía; para que los extorsionadores no se apropien de nuestros negocios, producto de un gran esfuerzo. Salimos y guardamos silencio porque sospechamos que los criminales imitan a los policías asesinos y los policías imitan a los criminales destazadores para confundirnos más de lo que ya nos confunde un Estado que permite mantener estable un 98% de impunidad. Caminamos para no desplomarnos, para seguir de pie, para seguir conspirando por la paz.

No importa si somos amas de casa, activistas, empresarios, ingenieros, estudiantes, madres o padres, abuelos o amigas, maestras, niñas, niños o periodistas; las barreras han caído, somos el país que se desborda y busca un nuevo cauce, somos millones que salimos cada día de casa creyendo que todo estará mejor y sabemos que sin nuestra marcha, sin convicciones y acciones no habrá más que el mismo camino viejo, ese que nos trajo hasta aquí.


30 Abril 2012 02:59:59
La silla vacía de Regina
Regina Martínez era más bien tímida, siempre cargaba su grabadora, una libreta con pluma negra y de vez en vez se acomodaba los lentes como un tic cuando estaba muy concentrada en entrevista. Durante años fue corresponsal de “La Jornada” en Veracruz y como todas las reporteras y reporteros del país trabajaba también para medios locales para poder subsistir. La última década, hasta antier, fue corresponsal de la Revista “Proceso”. Hasta antier que apareció asesinada en su casa, severamente golpeada. No quiero imaginarme cómo murió, espero que podamos averiguarlo para conocer a los culpables. Regina no hubiera imaginado nada, hubiese buscado la evidencia, las pistas, perseguido a todas las fuentes para contrastar la información. Con discreción y ética hubiese trabajado hasta hallar las piezas del rompecabezas que llevan a la verdad. Así debemos hacerlo sus compañeras, sus compañeros indignados frente a este asesinato.

Ya la organización Artículo 19 reveló hace un mes que del año 2000 al 2011, organizaciones criminales mataron violentamente a 77 periodistas. En meses recientes estos grupos asesinaron a 15 reporteros y reporteras, desaparecieron a tres y atacaron con armas de fuego o explosivos 19 centros de información mediática. Pero también supimos que una gran parte de los ataques a periodistas los perpetran agentes del Estado: gobernadores, alcaldes, policías y militares incómodos ante las investigaciones periodísticas certeras. No podemos olvidar que éste es el quinto asesinato de periodistas en Veracruz bajo el gobierno de Javier Duarte y que 13 periodistas han salido de Veracruz por amenazas de muerte y censura controlada por el propio Duarte (este es el contexto). Ninguno de los asesinatos en ese estado ha sido esclarecido ni hay detenidos.

Las primeras pistas para investigar su muerte deben, necesariamente, comenzar al leer sus últimos reportajes y notas publicadas por la agencia de noticias APRO, perteneciente a la revista “Proceso”. “Detienen en Veracruz a 9 policías vinculados con el narco” y “Capturan en Veracruz a la “Comandante Tere” presunta jefa de sicarios”.

Aquí debo acotar que mientras muchos reporteros simplemente transcribían los informes policíacos sobre el narco, Regina investigaba, entrevistaba y, sobre todo, documentaba esas entrevistas, es decir, hacía periodismo como se debe y no como se puede, en un país que incita a no hacer esfuerzos para no arriesgar la vida en esta profesión.

Y sí hay solidaridad gremial y social, por eso varios, varias periodistas seguimos con vida. Desde hace 90 años comenzaron a reunirse escritores, escritoras, poetas y periodistas que decidieron utilizar su pluma, su inspiración, su fama y su poder de incidir para proteger a quienes en sus propios países y en remotos territorios vivían persecución y encarcelamiento por ejercer su libertad de expresarse, por escribir poesía que invitaba al disenso y a la crítica social. Cuando esa agrupación, denominada PEN internacional comenzó a revelar no solamente los encarcelamientos injustos sino las persecuciones de Estado, torturas y asesinatos de periodistas, le siguieron otras organizaciones civiles que se fueron especializando en proteger a quienes desde la literatura, los medios, las redes sociales y el periodismo evidencian actos de corrupción, injusticias, crímenes y violaciones a los derechos humanos. El escritor John Ralston Saul, presidente de PEN Internacional propuso hace tiempo que en cada acto de ese club se ponga una silla vacía en representación de las y los periodistas asesinados y desaparecidos de México.

En los últimos años, cada vez que he asistido a algún evento de PEN internacional una silla vacía en el escenario nos recuerda la ausencia por muerte, desaparición o encarcelamiento de alguien que, como nosotras, simplemente ejerció su profesión sin quebrarse ni callarse. Este lunes 30 de abril del 2012 la silla de Regina no estará vacía, nos sentaremos en ella las reporteras y reporteros que la conocimos, hasta saber quién la asesinó. Ella lo hubiera hecho por nosotras.


23 Abril 2012 03:00:57
Elba Esther tiene miedo
Sin temor a equivocarme puedo asegurar que Elba Ester Gordillo es uno de los cánceres más perniciosos del país. Si bien es cierto que varios presidentes han sido responsables de fortalecer la enfermedad mortal que sufre el sistema educativo en México, es ella la que ha sido capaz de mantener al país arrodillado ante la corrupción magisterial. Lo que sucedió esta semana parece llevarnos al límite.

Durante la sesión extraordinaria de su Consejo Nacional, Gordillo propuso ante las y los 300 líderes y consejeros del sindicato un resolutivo para “aplazar” la evaluación, lo que se aprobó por unanimidad. Con mirada iracunda y voz agudizada por la indignación, arengó a sus líderes asegurando que la Secretaría de Educación Pública (SEP) no les informó a tiempo cuáles serán los mecanismos de la evaluación. Casi de la misma manera en que un grupo de estudiantes de secundaria se rebela en el salón ante un inminente examen para el que se saben no preparados; la líder sindical acusó al secretario de Educación de no haberles avisado en tiempo y forma que serán evaluados.

Lo que en realidad Gordillo ha negociado durante sexenios, equivaldría a que a un grupo de niños les entreguen los exámenes por adelantado y a la vez se les prometa que sin importar qué tan mal respondan, la escuela no podrá reprobarles. Así de sencillo, así de grave. Además se niega a la evaluación ahora porque son tiempos preelectorales.

En su sesión, la que ha sido calificada como la más corrupta y enriquecida líder magisterial, aseguró ante sus agremiados que no se oponen a ser examinados, aquí la cita textual: “Estamos dispuestos a la evaluación, pero con el garante irrestricto de que ninguna medida de éstas puede atentar contra los derechos de trabajo que tienen los integrantes del SNTE”. Y como si no fuera suficiente el cinismo, da la estocada con “La evaluación es para estimular salarialmente y socialmente al maestro que trabaja, no para castigarlo y mandarlo al desempleo”.

Una Elba Esther impetuosa dijo: “No podemos, conforme al compromiso adquirido sobre la Evaluación Universal, cumplir con que se aplique en este año escolar. ¡No!, porque la SEP no ha cumplido con su obligación de informar cómo será. Y aclaramos que no es un examen, es una evaluación al desempeño docente”.

En pocas palabras, la líder sindical asegura que no aceptarán ser evaluados este año, que sí aceptarán la evaluación eventualmente, pero bajo sus propios términos y no los de la autoridad (SEP) e (INEE). Y que una vez evaluados, se debe negociar para no despedir a los reprobados.

Como en todo lo que hace Gordillo, los matices son importantes. Esta no es una simple pifia contra el Presidente, la maestra defiende que permanezcan sus reglas: 92% de las plazas son otorgadas o vendidas por el sindicato sin mediar evaluación y méritos académicos. El otro 8% obtuvo su plaza por concurso, pero bastaba acreditar 3 de 10 puntos. Se oponen a la evaluación universal y autónoma porque destruirá el sistema de corrupción educativa y debilitará a la masa crítica que la maestra tiene para procesos electorales y presiones políticas. Es decir, Elba y sus cómplices se oponen a que el Estado otorgue autonomía técnica, presupuestal y de gestión al Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), para asegurar que, en el futuro, la institución no sea manipulada ni secuestrada por los actores que quedarán sujetos a la evaluación, en particular, autoridades y maestros.

Es inaceptable que Gordillo controle no sólo al sindicato y parte del proceso electoral, sino la propia reforma educativa que este país necesita. Una buena manera de restarle poder es evitando que su partido (Panal) tenga suficientes votos para mantener el registro, otra es sumarse a la exigencia de la derogación de 1946; ambas cosas son factibles y beneficiarán al país. ¿No cree usted?
16 Abril 2012 03:00:31
La hipocresía de niños incómodos
¿Para quién son incómodos los niños y niñas de los videos que retratan a México tocando fondo? Supongo que antes de nada incomodan a la hipocresía nacional, al doble discurso sobre la infancia, y a quienes sí saben musicalizar un corto docudrama.

Los creadores del video no son muy originales; ya una línea aérea había descubierto que las personas no escuchan, miran ni obedecen a las indicaciones para la seguridad en los aviones y decidieron poner a niñas y niños actores para llamar su atención. Esta técnica, en que subyace el mensaje “si hasta un niño lo entiende y tú ¿por qué no?”, funciona por varias razones; la primera es que las personas adultas se sorprenden con la novedad, les parecen chistosos estos pequeños haciendo papeles de adultos. Les enternecen esas niñas que dan órdenes, y los niños que sí apagan el celular y su videojuego ante la petición de las sobrecargos.

Por unos minutos al menos nos conmueve imaginar la soledad en la infancia, porque de alguna manera recordamos a esa niña que fuimos, a ese niño que temía estar solo y perder a su madre.

En esta sociedad adultocrática utilizamos a los niños y niñas como ejemplo de todo, les arrebatamos la voz, les hacemos expresarse como personas adultas, decimos que son el futuro pero no les reconocemos como parte del presente, les disfrazamos de bailarinas hipersexuadas y padrotes para la televisión, les convertimos en consumidores adictos a todo tipo de juegos; no les creemos cuando son abusados. Se les utiliza y pocas veces se les reconoce y reivindica con su voz real, con sus ideas. Se les arrebata la posibilidad de vivir un proceso natural de crecimiento y aprendizaje guiado, amoroso, protegido y respetuoso. Sus derechos rara vez son respetados y protegidos; en suma son las y los últimos en la fila de la reivindicación de los derechos humanos.

Nuestra sociedad no termina de cuajar el concepto de derechos de los niños, niñas y jóvenes. Les mentimos sobre temas tan vitales como el erotismo y el sexo, porque queremos proteger su “inocencia”. Aunque desde los 13 años comiencen una vida sexual desinformada, preferimos ignorarlo y aumentar el riesgo de que sean víctimas o victimarios de abusos. En suma somos una sociedad que en general no conoce técnicas de crianza para la paz.

Con esas contradicciones a cuestas los creativos de la campaña Niños incómodos, financiada por el grupo GNC (que ya tenía tiempo abordando el tema de imaginar un México diferente), decide aludir al horror de lo inaceptable: ya no son los adultos quienes corrompen y desestabilizan a este país, ahora son los niños y niñas. Con un discurso, lineal e hiperdramatizado, sus productores pretenden recordarnos que si ya no nos conmueve ver esta realidad en los noticieros, tal vez mirarla con niños y niñas nos haga imaginar lo que sucederá cuando el destino nos alcance ante la normalización de la violencia. El video no viola el derecho de nadie, son actores y actrices infantiles. En el segundo video les piden que expresen cómo quieren ver a México, lo hacen bien, aunque no sabemos si sobre guión o con sus propias ideas, eso tampoco es grave, esta es una campaña para sensibilizar a la sociedad, ni más ni menos que eso.

Deberíamos horrorizarnos no porque los niños actúen como delincuentes, sino porque millones de adultos viven como reyes del crimen en la vida real, y porque mientras educamos a los niños y niñas no les damos, necesariamente, las opciones para ser personas éticas en la vida adulta.
02 Abril 2012 03:00:25
Las buenas noticias
No hay nada más poderoso para la transformación de una sociedad que la indignación, y para sentirla necesitamos ser capaces de juzgar un fenómeno como antisocial, perjudicial, dañino, grave, terrible o inhumano. Ayer el historiador francomexicano Jean Meyer publicó un artículo en “El Universal” en el que documenta cómo en realidad la violencia ha disminuido en el siglo 21. Su recordatorio parece obvio, pero no lo es en la percepción psicoemocional de las víctimas y de quienes las protegen.

Evidentemente hoy hay muchos menos asesinatos que en siglos pasados, ahora el Estado no mata y juzga a las mujeres por brujas o herejes (aunque ideológicamente algunos piensen que lo son, y algunos musulmanes sigan estas prácticas, son juzgados duramente).

La democratización ha permitido desarrollar una ciudadanía más fuerte, informada y bastante más igualitaria (aunque no siempre comprometida con todas las causas). La Iglesia ha perdido influencia en las decisiones de Estado, y cuando se entromete es evidenciada por la prensa y confrontada por las y los laicos.

Para la mayoría el futuro lejano está a una o dos décadas. Es sólo lógico que mientras una persona está sumida en su pérdida y el dolor inmediato, es muy difícil tomar distancia emocional para comprender que la transformación social rebasa a las y los individuos y responde a tantos factores que se necesita tiempo, colaboración masiva y paciencia para alcanzarla. Esto es más difícil para los hombres en una sociedad que les ha enseñado a reprimir emociones y a demostrar fortaleza guerrera para tener liderazgo. La historia no reconoce como héroes a quienes se abrieron emocionalmente y buscaron vías de paz desde la nosotredad, reconoce a los fuertes y vengativos, a los que satisfacen la ira social que lleva al sentimiento colectivo de venganza y conquista; reconoce más a personas religiosas que a laicas. No es casual que los grandes héroes de la historia sean copartícipes de las guerras más sangrientas y no de revoluciones morales y éticas.

La mayoría quiere soluciones inmediatas, es decir, atestiguar el cambio mientras vive, y para ello las guerras son la panacea de una supuesta seguridad que arrebata derechos y libertades.

A pesar de resultar absurdo, la sociedad acepta que se declaren guerras contra el narcotráfico, contra la violencia, contra las drogas, contra el alcoholismo o el suicidio. Nuestro lenguaje antiviolencia es profundamente violento, al igual que las acciones que supuestamente servirán para erradicar el problema.

Y sí, Jean Meyer y sus colegas historiadores tienen razón, hoy en día casi todas las violencias son menores a las de hace siglos. Y por supuesto que somos mucho más civilizados que en el pasado. Pero sin duda para una familia que nunca había sufrido violencia y cuya familia y comunidad de pronto han sido tomadas por las masacres, los asesinatos, los feminicidios, la extorsión, la violencia sexual y militar, estos son los peores tiempos de su historia personal y comunitaria.

En el siglo pasado morían muchas más mujeres en manos de sus parejas violentas, pero se normalizaron como crímenes justificados por las pasiones y difícilmente se documentaban como un problema de toda la sociedad. Hoy cientos de feminicidios (asesinatos de mujeres por su condición femenina) alertan a un país entero, como República Dominicana, y los medios comienzan a documentarlos como un serio problema nacional. Ningún medio minimizará un crimen como este frente los que se cometían en el siglo 17 (porque los medios documentan el presente inmediato en términos noticiosos). Vamos construyendo nuestra realidad en referencia a nuestras propias vidas, nuestro sufrimiento personal y comunitario, y por la indignación y compasión que nos producen en lo subjetivo y lo colectivo.

" Comentar Imprimir
columnistas