×
Voces de la Región
Voces de la Región
ver +
Zócalo se preocupa por tener a sus lectores al tanto de la economía y cómo afecta sus finanzas, por lo que este espacio es una ventana dedicada a economistas locales para expresar sus puntos de vista sobre la economía estatal, nacional e internacional. Asimismo opinan sobre sucesos financieros e indicadores de interés general como la inflación, los precios del petróleo y la paridad peso-dólar, entre otros.

" Comentar Imprimir
09 Mayo 2016 03:00:42
El misterioso caso de los empleos desaparecidos
Según el INEGI, la tasa de desocupación nacional en marzo con cifras originales resultó ser la más baja desde junio de 2008. Solamente un 3.7% de la Población Económicamente Activa (PEA) se encontraba sin una fuente de empleo.

Con datos ajustados por estacionalidad el indicador fue de 4.2%, dos décimas por debajo de la cifra más alta registrada el año pasado e igual que el dato más bajo registrado en 2015.

El misterio que envuelve a las cifras anteriormente mencionadas surge cuando incorporamos un suceso que empezó a generarse a partir del año pasado: los despidos de personal realizados por Pemex y el Gobierno federal.

Tan sólo el año pasado la petrolera redujo su plantilla en poco menos de 15 mil trabajadores, más otros 2 mil 961 puestos en el primer trimestre del presente año. Y si le seguimos rascando, tendríamos que sumarle las 6 mil 851 plazas que se perdieron en el mismo periodo en la administración pública federal.

Total que ya sumadas todas estas escalofriantes cifras nos daría que entre 2015 y el primer cuarto de 2016 llevamos algo así como 24 mil 800 plazas cortadas tan sólo en el sector público, lo que representa el 0.04% de la PEA que registró el INEGI al cierre del último trimestre del año pasado.

Y sin embargo, lejos de meterle presión al mercado laboral, tal parece que ocurre todo lo contrario: las condiciones han mejorado. O por lo menos eso es lo que nos dicen las cifras de deso-cupación del INEGI.

¿A dónde se han ido esos desempleados? Existen tres posibilidades. Una es que hayan desistido de buscar trabajo, por lo que de ser así, las estadísticas ya no los cuentan como desocupados.

Veamos qué sucede. La tasa neta de desocupación, que mide el porcentaje de la población de 15 años o más que forma parte de la PEA, fue de 59% en marzo, cuando en agosto del año pasado había sido de 60.3 por ciento. Es decir, el porcentaje de personas en edad de trabajar que no buscan ocuparse aumentó, situación que le quita presión a las estadísticas de desempleados.

La segunda posibilidad es que se hayan empleado en el sector formal de la economía. De acuerdo con los registros del IMSS, de enero de 2015 a marzo del presente año se ha incrementado en 855 mil 535 el número de trabajadores asegurados ante el instituto. Lo malo es que no contamos con elementos para afirmar que los despedidos por Pemex y el Gobierno federal sean parte de esta estadística. Menos cuando se estima que una cifra similar son los jóvenes que se incorporan año tras año al mercado laboral.

La tercera alternativa es que hayan pasado a formar parte de la economía informal, lo cual parece no explicar esta hipótesis, toda vez que, según el INEGI, la tasa de ocupación en el sector informal de 2015 a la fecha ha disminuido en alrededor de un punto porcentual.

La incógnita sigue en el aire. El misterio que envuelve a las cifras de empleo parece no tener una respuesta consistente.
02 Mayo 2016 04:03:09
Avalancha de indicadores
Una avalancha de noticias y de información económica fue la que presenciamos durante la pasada semana. Cifras y datos que revisten una importancia especial cada una por sí sola.

Por cuestiones de espacio resulta imposible analizar a detalle cada una de ellas con la profundidad que ameritan. Pero sí es importante enlistar cada una de las notas a fin de poderles dar el seguimiento debido en los próximos espacios.

El miércoles 27 de abril, el INEGI dio a conocer las cifras relativas a marzo de los indicadores de ocupación y empleo. Destaca que la tasa de desocupación nacional con cifras originales fue de 3.7% respecto a la PEA. Con todo y todo, la cifra más baja desde junio de 2008.

Al día siguiente, el INEGI difundió las estadísticas referentes al Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) correspondientes al último trimestre del año anterior. El ITAEE es un indicador de coyuntura que ofrece un panorama de la evolución económica de las entidades federativas del país en el corto plazo. Algo muy parecido al PIB estatal.

Resulta que Campeche, Veracruz y Tabasco registraron variaciones del -8.1%, -2.1% y -0.1%, respectivamente. Fueron las únicas entidades con caídas en este indicador en el último trimestre de 2015, respecto al mismo periodo del año previo. Entidades con fuerte presencia y dependencia del sector petrolero, empiezan a pagar ya la factura.

Mientras que los estados con mejor desempeño fueron Chihuahua (6.8%), Colima (6.2%) y Nuevo León (5.9%). En este indicador Coahuila registró un crecimiento de 3.8 por ciento.

El mismo día, pero en el vecino país, el Comité de Mercado Abierto de la Fed decidió mantener inalterado su rango de tasa de interés de 0.25%-0.50%, dejando la puerta abierta, de acuerdo con muchos analistas, para que en su próxima reunión de junio se materialice un movimiento al alza de los réditos.

Lo más destacable en el comunicado emitido por el banco central estadunidense fue que ya no apareció la frase que hacía alusión en comunicados anteriores al hecho de que el entorno económico y financiero externos continúan como elementos de riesgo para la economía de Estados Unidos.
Al parecer la Fed está quitando uno de los obstáculos que le impedían anteriormente endurecer aún más las condiciones de
liquidez, allanando con ello el camino para una eventual alza en la tasa de referencia para mediados de año.

Un día después, el jueves 28, se publicó la cifra correspondiente al PIB para el primer trimestre de Estados Unidos. Un decepcionante crecimiento del 0.5% anualizado provocó desencanto en los mercados.

El catalizador que revirtió el sentimiento de desaliento en nuestro país lo dio el INEGI el viernes 29, cuando dio a conocer la estimación oportuna del PIB de México para el primer trimestre de 2016.

Un crecimiento estimado del 2.9% (el dato definitivo se dará a conocer el 20 de mayo), que se encuentra dentro de los rangos estimados de crecimiento para este año por parte de Hacienda y el Banco de México, constituyó una muy buena noticia.
25 Abril 2016 03:00:29
Olímpica crisis
GUILLERMO GARZA DE LA FUENTE
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

Las protestas de sectores de la población brasileña a unos meses de que arrancara la Copa Mundial de Futbol en 2014, palidecen ante la enorme crisis tanto política como económica por la que atraviesa la nación todavía gobernada por Dilma Rousseff.

Las manifestaciones ocurridas hace un par de años giraban en torno a la inconformidad con el uso de recursos públicos canalizados a la construcción y mantenimiento de estadios y demás infraestructura requerida para la justa futbolística. La pobreza y la educación eran dejadas de lado por el Gobierno, quien prefería los reflectores mediáticos del Mundial Brasil 2014, según lo afirmaban diversas voces.

Pero lo ocurrido en estos días, de cara a los Juegos Olímpicos Río 2016, constituyen palabras mayores. Si bien es cierto en 2014 las marchas y protestas amenazaban un tanto la paz social, ello se daba en un ambiente de relativa estabilidad política y empuje económico.

Actualmente, el escándalo político y el posible juicio político a la Presidenta podrían provocar una potencial inmovilidad política que acabaría por arruinar más la ya complicada situación económica por la que atraviesa la economía carioca.

La caída en los precios de los commodities, en parte explicada por la desaceleración china, que empezaba a erigirse como un socio estratégico de Brasil, parece estar terminando con sus aspiraciones de desarrollo y de convertirse en el líder de la región latinoamericana.

Para el presente año, el FMI estima un crecimiento de la economía carioca de -3.55 por ciento. Las estimaciones oficiales del banco central de Brasil se sitúan en una caída de 2.95 por ciento. Ello aunado a que durante el año pasado el PIB cayó 3.72%, la peor cifra desde 1990.

En el tema de precios, durante el año pasado la inflación fue de 10.72%, una cifra bastante lejana del 4.5%, meta oficial del banco central brasileño. Para 2016, especialistas privados proyectan una tasa de 6.87 por ciento. Lo anterior, producto de las subidas en tarifas eléctricas, transporte público y combustibles, en un intento de-sesperado del Gobierno por atenuar la caída de los ingresos públicos, principalmente de carácter petrolero.

Y del tema político ya mejor ni hablar. Por escándalos y corruptelas no paran. Pero el verdadero riesgo es que todo ello derive en un mayor tono de protestas sociales y violencia, que de cara a la máxima justa deportiva internacional vendría a ensuciar aún más la imagen de Brasil en el mundo.

Actividad económica estancada, poder adquisitivo mermado y fragilidad política con riesgo de desequilibrios sociales, auguran un futuro poco optimista para quien fuera hasta hace poco la supuesta estrella y ejemplo de crecimiento económico en la región.

Las expectativas sobre Brasil se desinflan a una velocidad mucho mayor a la cual se fue forjando su reputación como motor de crecimiento de la zona.

Y todos aquellos que nos ponían a Brasil como ejemplo de lo bien que se pueden hacer las cosas, seguramente estarán escondidos, parapetados. Viendo si la novela carioca termina en una olímpica crisis.
11 Abril 2016 04:00:15
Valor y precios
La cuestión de cómo se determina el precio o el valor de las cosas ha sido un debate de siglos que prácticamente inicia con la misma existencia del ser humano.

En la antigua Grecia, Platón y Aristóteles tocaron de manera muy superficial el tema, aun cuando en ese entonces la Economía ni siquiera existía como disciplina de estudio.

Distinguían entre el valor de uso -aquel basado en la percepción propia o en la utilidad personal que ese bien reportaba- y el valor de intercambio -aquel al cual dicho bien era aceptado como medio de intercambio.

A principios del siglo 19, David Ricardo, un corredor de bolsa británico, y Carlos Marx, cada quien por su parte, desarrollaron una nueva concepción del valor de las cosas, basados en la famosa teoría del valor-trabajo.

Marx, principal exponente de esta tesis, afirmaba que el valor de las cosas viene determinado por la fuerza de trabajo, ya que ésta se encarga de integrar en un producto final todos los insumos que por separado no gozan de un valor tan elevado como lo tienen ya transformados en un producto final.

A partir de esta premisa, Marx desarrolló su famosa doctrina de lucha de clases, al sostener que al ser los trabajadores quienes le dan el valor al producto y no ser remunerados por dicha plusvalía que generan al apropiársela el capitalista, aquellos se levantarán en lucha para instaurar un modelo de producción socialista.

Los últimos 30 años del siglo 19 darían un giro importante. Tres hombres de diferentes países y sin ninguna conexión aparente entre sí, serían los encargados de tirar la teoría del valor-trabajo de Ricardo y Marx.

León Walras, en Francia; Carl Menger, en Alemania y William Stanley Jevons, en Inglaterra, conformaron con el paso del tiempo la famosa escuela marginalista, que defendía que el valor de las cosas no estaba en función del pasado (las horas hombre incorporadas en la producción de un bien), sino del futuro (la utilidad
que las personas le asignan a ese bien para satisfacer una determinada necesidad).

Con esta concepción de ideas, el enfoque pasaba del lado de la oferta como estaba anteriormente, al lado de la demanda.

En 1890, en su obra Principios de Economía, el británico Alfred Marshall, uno de los economistas más grandes de todos los tiempos, defendía que el precio (valor de intercambio) era determinado tanto por la oferta (costos de producción, teoría del valor trabajo) como por la demanda (utilidad que le proporciona al
consumidor).

A través de una sencilla, pero reveladora analogía, explicaba que así como las dos hojas de una tijera cortan un papel sin que una de ellas pudiera hacer tal tarea por sí sola, en forma similar los precios son determinados tanto por la oferta como por la demanda.

Marshall incluso fue más allá, al sostener que mientras en el corto plazo el elemento que más peso tiene sobre el precio es la demanda, en el largo plazo es la oferta la que ejerce más influencia, una vez que es capaz de ajustarse y reaccionar ante cambios en la demanda.

El debate y la ignorancia sobre el funcionamiento del mecanismo de precios y sus bondades siguen presentes en nuestros días. Las críticas contra las tarifas dinámicas de Uber y las regulaciones que propone el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México son una clara muestra de ello.
28 Marzo 2016 03:00:10
Nadie es profeta en su tierra
Ya se está haciendo una buena costumbre el enterarnos de reconocimientos o galardones a que se hacen acreedores tanto el secretario de Hacienda como el gobernador del Banco de México por parte de la comunidad financiera internacional.

La última nota al respecto se dio la semana pasada, cuando el 21 de marzo la revista especializada Latin Finance anunció que la dependencia que encabeza Luis Videgaray ocupó el primer lugar en el ranking de ministerios de hacienda de América Latina.

Dicho reconocimiento es otorgado con base en las opiniones de diversos sectores de la comunidad financiera internacional. De acuerdo con el comunicado de esta publicación, en el ranking se consideran elementos como el manejo macroeconómico, la fortaleza institucional, así como la transparencia y avances logrados en materia de crecimiento económico.

Cabe resaltar que es la segunda ocasión en que la Secretaría de Hacienda recibe esta distinción, ya que en 2014 igualmente ocupó esta posición de prestigio.

Este logro viene a sumarse a otros como el de Ministro de Finanzas del Año, que otorgó la revista británica EuroMoney también al actual secretario de Hacienda por su gestión en 2014.

Pero los reconocimientos y los aplausos internacionales no sólo vienen para la dependencia encargada de la política económica y financiera del país. El banco central mexicano ha sido también objeto de ovaciones.

En 2014, Agustín Carstens recibió también por parte de EuroMoney la distinción como el Banquero Central del Año 2013. En ese mismo año, la revista Emerging Markets lo nombró Banquero Central del Año del Continente Americano 2013.

Un año antes, en 2012, la revista The Banker le otorgó el reconocimiento de Mejor Gobernador de un Banco Central para ese periodo.

A ello se le suma que en 2015 fue reconocido por la revista The Banker como Banquero Central para la Región de las Américas 2015. Mientras que en octubre del mismo año la revista Latin Finance lo nombró Banquero Central del Año.

Impresionante por demás el reconocimiento y el respeto que se les guarda por la comunidad financiera internacional a los dos hombres que llevan a cuestas las decisiones más trascendentales en materia financiera de nuestro país.

Es por estas razones que resulte ocioso poner atención en comentarios como los vertidos hace algunos días por el dirigente nacional del PRD, al señalar que el actual desastre financiero por el que atraviesa el país y el aumento de la pobreza, más allá de las variables externas, es responsabilidad de Hacienda.

O bien la petición hecha por AMLO, en enero pasado, al expresar que el actual secretario de Hacienda debería renunciar por su ineptitud. Ello en alusión al periodo de volatilidad cambiaria por la que atravesaba el peso en ese momento.

Resulta lamentable que mientras allá afuera los encargados de la política económica del país son aplaudidos, reconocidos y galardonados, dentro de nuestras fronteras predomine la ignorancia de algunos y los intereses políticos de otros para pretender desconocer los logros que con esfuerzo se han alcanzado.

Como bien reza el viejo adagio: “Nadie es profeta en su tierra”.

Por: GUILLERMO GARZA DE LA FUENTE
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
14 Marzo 2016 03:00:56
Asimetría monetaria:  el temor a la deflación
Mientras Estados Unidos se debate en cuanto a la definición del ritmo al cual normalizará su política monetaria a fin de abandonar la actual etapa de dinero barato y tasas de interés históricamente bajas, en otras latitudes las estrategias monetarias expansionistas parecen ser la regla.

El pasado jueves, el Banco Central Europeo (BCE) sorprendió al anunciar una disminución en su tasa de interés de referencia. La tasa a la cual el BCE presta a la banca comercial de los países que conforman la eurozona, pasó del 0.05% al 0 por ciento. Adicionalmente, el BCE rebajó de -0.30% a -0.40% la tasa de depósitos, o sea, el interés que le cobra a los bancos por depositar su dinero en las cuentas que tienen abiertas con éste.

Este mismo escenario se visualiza también en la tercera mayor economía mundial. Apenas en febrero pasado el Banco Central de Japón (BoJ) anunció una rebaja en el tipo de interés, el cual se ubicó en -0.1 por ciento.

Las tasas de interés negativas, tanto en Europa como en Japón, constituyen una muestra del menú de instrumentos de los cuales han echado mano ambos bancos centrales, que a la par han venido inyectando miles de millones de dólares en los últimos meses.

En realidad, el temor que mantiene apanicadas a las autoridades monetarias de las regiones en mención lo constituye la materialización de un eventual escenario de deflación.

Durante 2015, la inflación nipona se ubicó en 0.2%, mientras que en enero del presente año la variación porcentual en los precios cayó en terreno negativo a -0.1 por ciento. En tanto, la zona euro registró un aumento de precios en febrero del -0.2%, de acuerdo con cifras de la agencia de información estadística Eurostat.

Como se ve, existen sobradas razones para que los bancos centrales se encuentren más que preocupados con esa latente amenaza. En menor medida, pero al fin presente, se encuentra también este tema en las decisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos.

¿Qué implicaciones tiene para México este escenario? Primeramente habría que dejar muy claro que en la medida en que esté ausente una coordinación de políticas macroeconómicas a escala global, la recuperación mundial pasará por muchos traspiés, ya que cada país estará sumergido en su propio ciclo monetario, lo que eventualmente ocasionará perjuicios a otras naciones.

Mientras Europa y Japón sigan con las medidas de expansión monetaria, las depreciaciones del euro y del yen restarían competitividad a los productos de Estados Unidos.

Ante ello, la Fed pudiera optar por hacer una pausa en su ciclo de endurecimiento monetario a fin de no frenar la sostenida pero aún lenta recuperación económica. Ello daría un respiro al Banco de México, a fin de no tener que aumentar tasas en su intento de alinearse a las condiciones monetarias que marque nuestro principal socio comercial.

Sin embargo, en el marco de la 79 Convención Bancaria y en alusión a las medidas de estabilización implementadas semanas atrás, el mismo Agustín Carstens afirmó que el banco central mexicano no dudará en hacer uso de nueva cuenta de todos sus instrumentos en caso de ser necesario.

La divergencia y la asimetría monetaria mundial en su máxima expresión.

GUILLERMO GARZA DE LA FUENTE
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
07 Marzo 2016 04:00:40
IED: ¿a quién creerle?
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


A la luz del informe emitido por el Banco de México (Banxico) en relación con la balanza de pagos durante 2015, resulta pertinente precisar información relevante en la materia.

En lo que concierne a Inversión Extranjera Directa (IED), el banco central reporta un saldo de 20 mil 310 millones de dólares (mdd). Sin embargo, días atrás, la Secretaría de Economía había anunciado con bombo y platillo una cifra del orden de 28 mil 382 mdd.

¿Cómo se explica semejante diferencia? ¿Qué cifras debemos creer, las del banco central, basadas en la balanza de pagos, o las de Economía, que tiene como fuente de información el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras (RNIE)?

En realidad, todas las cifras referentes a IED provienen de la misma fuente, el RNIE, pero lo que sí varía es la forma en cómo ambas instancias conciben y publicitan dicho indicador,

Mientras que la Secretaría de Economía, que tiene entre sus funciones promover la entrada de IED, se enfoca únicamente en los flujos que ingresan al país por este concepto (los 28 mil 382 mdd en 2015), la balanza de pagos que publica el Banxico considera el saldo neto.

De acuerdo con este registro contable, el año pasado ingresaron 28 mil 382 mdd al país por concepto de IED. Sin embargo, también se contabilizó una salida de inversiones por 8 mil 72 mdd. Así, para el Banxico la cifra final de IED resulta de un saldo neto, ajustado por las salidas de capitales.

En realidad, ninguna de las dos instituciones miente. Sólo se trata de entender qué es lo que tratan de divulgar. Tanta razón tiene la dependencia que encabeza Ildefonso Guajardo en afirmar que se atrajo un monto de inversión por 28.3 mil mdd, como la tiene también el Banxico al sostener que en términos contables el flujo de IED fue de 20.3 mil mdd.

Por último, un punto no menos importante a destacar es el comportamiento de la cuenta corriente, que registró un déficit equivalente al 2.8% del PIB. El valor de este indicador es el más alto desde 1998, cuando fue de 3.2 por ciento.

Esto obliga a remitirnos a las razones esgrimidas semanas atrás por Agustín Carstens, gobernador del Banxico, cuando hizo mención explícita de la afectación que viene atravesando la cuenta corriente, al justificar el aumento en las tasas de interés para apuntalar al peso.

Un sencillo pero útil indicador para evaluar qué tanta presión pudiera estar generando un déficit en cuenta corriente sobre el mercado cambiario, es qué tanto representa dicho déficit en relación con la IED.

Se asume que si los recursos que llegan por concepto de IED son superiores o iguales al déficit en cuenta corriente, se considera que este último es tolerable sin afectar al tipo de cambio.

Resulta pues que mientras en 2014 la relación déficit-IED fue de 1.43, ésta se elevó para 2015 a 1.59. En otras palabras, mientras la IED creció 17% en el periodo en mención, el déficit en cuenta corriente lo hizo en 30 por ciento.
22 Febrero 2016 04:00:43
¿Qué panorama vislumbran SHCP y Banxico?
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Coincidentemente fue también un miércoles, pero aquella vez del 8 de octubre de 2008, el antecedente más inmediato al de la semana pasada, en que los titulares de la Secretaría de Hacienda y del Banco de México salían conjuntamente en una conferencia de prensa.

Era la parte más álgida de la crisis financiera mundial que ya empezaba a causar estragos en nuestro país. Agustín Carstens, en ese entonces como secretario de Hacienda, y Guillermo Ortiz como gobernador del Banco de México, fueron los encargados de dar la noticia.

Anunciaron que la Comisión de Cambios, integrada por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, determinaba que se subastarían dólares de las reservas internacionales para defender al peso.

Ese mismo día se pusieron en subasta 2 mil 500 millones de dólares (mdd), de los cuales sólo se asignaron 998 mdd. Igualmente se anunció que a partir del día siguiente se subastarían 400 mdd diarios si la cotización cambiaria superaba en 2% o más la de la jornada anterior.

Poco más de siete años después, de nueva cuenta Hacienda y Banxico anuncian medidas de manera conjunta, con sus titulares frente a los medios. Si en aquel entonces fue la peor crisis financiera desde 1929 el epicentro del shock, entonces ¿qué será entonces ahora lo que estarán viendo en el horizonte las autoridades económicas del país?

En aquel entonces solamente fue el anuncio del esquema de intervención cambiaria. Ahora, además de eso, fue el recorte al presupuesto y el aumento en la tasa de interés. ¿Será que el panorama que se vislumbra está un tanto peor que en 2008?

A diferencia de aquel entonces en que el precio de la mezcla mexicana se cotizó en 76.19 dólares, el miércoles pasado éste se ubicó en 25.61 dólares. Mientras en 2008 el impacto de la crisis se absorbió en principio solamente por el tipo de cambio, ahora es también por el lado de las finanzas públicas.

¿Qué factores pudieron haber motivado -más allá de aquellos ya ampliamente explicados por los medios y esgrimidos en el propio comunicado- un anuncio conjunto y la decisión de subir la tasa de interés en 50 puntos base y no en 25, como lo venía haciendo, y además en una reunión de la Junta de Gobierno del Banxico que no estaba calendarizada?

Sólo dos datos. De acuerdo con una encuesta mensual levantada por Bank of America Merrill Lynch entre diversos administradores de fondos de inversión, éstos manifestaron una mayor preocupación por una eventual recesión en Estados Unidos que por la actual desaceleración china.

China, al parecer, ya ha pasado a segundo término y ahora la preocupación se cierne sobre la mayor economía mundial. Como si lo que ocurre en China fuera poca cosa

Por otra parte, el mismo día del anuncio, la calificadora Standard & Poor’s dio a conocer que rebajó de nueva cuenta la calificación crediticia de Brasil, ubicándola ahora en terreno especulativo.

En este sentido, seguramente las autoridades mexicanas consideraron pertinente marcar una línea y mandar señales inequívocas de que, contrario a Brasil, aquí sí se cuenta con el compromiso de refrendar la posición fiscal y evitar que ello contamine la percepción de nuestro país.

Entonces solamente nos quedaría rogar por que no se materialice una recesión en Estados Unidos, ya que aunado a la situación china, tendríamos un futuro de pronósticos reservados.
08 Febrero 2016 05:00:18
¿Confrontación entre Hacienda y Banxico?
Vaya sorpresa causaron las declaraciones vertidas el pasado viernes por Agustín Carstens, durante una conferencia impartida en la Universidad Panamericana. El gobernador el Banco de México señaló que, de no ajustarse el gasto público, tendrían que apretarse las condiciones monetarias (léase aumentar tasa de interés).

La sorpresa en estas palabras es que tal parece que el banco central mexicano está marcando los tiempos a la Secretaría de Hacienda en cuanto al manejo de la política fiscal.

Algo totalmente opuesto a lo que venía sucediendo hasta hace poco -también erróneamente-, cuando declaraciones de diferentes funcionarios de Hacienda daban a entender el tipo de acciones que deberían ejecutarse en materia monetaria, atribución exclusiva del Banxico, así como en el tema cambiario, función que ejercen conjuntamente ambas instancias a través de la Comisión de Cambios.

Sin embargo, esta historia inició un día antes. El jueves 4 de febrero, tras la decisión de la Junta de Gobierno de mantener inalterada la tasa de referencia en 3.25%, el Banco de México emitió el tradicional comunicado de prensa en el cual señaló lo siguiente:

“Por ello es fundamental mantener un marco macroeconómico sólido en nuestro país, para lo cual será necesario llevar a cabo los ajustes requeridos en las finanzas públicas, incluyendo a Pemex, para absorber el choque a los ingresos públicos que ha representado la caída y el deterioro de las perspectivas del precio del petróleo;…”.

Nadie duda de la fortaleza de los argumentos que se plantean, desde el nivel de endeudamiento público, que ha crecido rápidamente, hasta la situación particular de Pemex, de la que ya mucho expertos coinciden en que, tal y como están las cosas, ya sería más rentable para el país dejar que quiebre a que siga operando con semejantes pérdidas y capital contable negativo.

O ya de perdido, una reingeniería total de la paraestatal, en la que se desincorporen ciertas actividades y subsidiarias, las cuales representan un lastre para las finanzas públicas.

Pero lo que llama la atención es la advertencia en el sentido de que, de no corregirse estas circunstancias, el banco central no dudará en subir la tasa de interés.

Lo anterior presionaría aún más la ya complicada situación de las finanzas públicas y de la actividad económica. Vendría a encarecer el costo de endeudamiento interno del Gobierno, y a ponerle un freno a la actividad económica. En materia cambiaria el impacto sería mínimo, dándole cierto respiro al peso.

Un apretón monetario -y por ahí puede venir la explicación- fortalecería ligeramente al peso y con ello las intervenciones de la Comisión de Cambios serían menores en el mercado, lo que se traduciría en menores subastas de dólares y menores ingresos al Gobierno federal por dichas ganancias cambiarias (remanentes de operación del Banco de México).

Si es así, entonces el mensaje del Banxico a Hacienda sería: primero preocúpate por ajustar tu gasto y luego hablamos de los remanentes de operación.

Pero más extraña resulta la advertencia de Carstens, cuando estamos en medio del ciclo de normalización de tasas de la Reserva Federal, en el cual, quieran o no, Banxico tendrá que asumir una postura acomodaticia e ir a la par en las alzas.

25 Enero 2016 04:00:43
Mitos y confusiones sobre el tipo de cambio
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


A propósito del actual periodo de volatilidad en los mercados cambiarios del mundo, muchas son las dudas y muchos también los mitos que rodean al común de la población sobre la lógica y funcionamiento de los tipos de cambio. A continuación se presentan sólo tres de ellos.

1.- Devaluación vs depreciación. Cuando una moneda pierde valor (se paga un mayor número de unidades de moneda local por moneda extranjera) se dice que ésta se deprecia, al referirnos a una acción producto de las condiciones del mismo mercado (régimen cambiario flexible o flotante). En cambio, la moneda se devalúa cuando el Gobierno deliberadamente provoca que el valor de su moneda disminuya (esquema de tipo de cambio fijo).

Aunque ambos fenómenos ciertamente en última instancia son lo mismo, a final de cuentas es cuestión de tecnicismos, aunque sí resulta muy importante el uso adecuado de cada uno de estos términos.

El término correcto a utilizar hoy día con el peso es el de depreciación, puesto que desde diciembre de 1994 contamos con un tipo de cambio flexible.

El porqué todavía se utiliza el término devaluación responde básicamente a que en la mente del colectivo aún permanecen aquellos recuerdos de crisis económicas en las que el peso se colapsaba al estar en un régimen fijo, en el cual el Gobierno fijaba el valor del dólar frente al peso, y se cree erróneamente que actualmente se sigue operando de esa forma.

2.- El Gobierno es incapaz y no sabe cómo evitar la caída del peso, sino es que el mismo Gobierno la está provocando. Lamentablemente si queremos buscar culpables internamente, no los vamos a encontrar. Ni nuestro Gobierno ni los de otros varios países emergentes y desarrollados han podido hacer mucho para detener la caída de sus respectivas monedas.

El funcionamiento del mercado cambiario descansa sobre las mismas bases de cualquier otro mercado: oferta y demanda. Cuando hay escasez de dólares, ya sea por una mayor demanda de los mismos, una menor oferta, o una combinación de ambas, el peso se deprecia.

Las causas de la caída del peso obedecen más a un entorno de incertidumbre a nivel global (desaceleración de la economía china, alza en tasas de interés en EU) y en lo interno a bajos precios del crudo, en el cual los inversionistas llevan sus dólares a aquellos lugares que sienten más seguros o bien les generan un mayor rendimiento una vez descontado el riesgo.

3.- Un tipo de cambio fijo es por tanto mejor que uno flexible, puesto que evita volatilidad. Desafortunadamente la economía no es tan fácil como a veces el “sentido común” indicaría. Existe amplia y robusta evidencia teórica y empírica que demuestra las bondades de un esquema flexible. Dos de los más contundentes tienen que ver con la autonomía de la política monetaria y la capacidad para absorber choques externos.

En un tipo de cambio fijo, la política monetaria queda supeditada a mantener una tasa de interés de forma tal que fije el tipo de cambio en el valor determinado, renunciando con ello a utilizarla para propósitos de crecimiento económico.

Por otro lado, al contar con un esquema flexible, en un escenario de choque económico, la depreciación de la moneda abarata en términos relativos los productos nacionales en comparación con los extranjeros, otorgándole mayor fortaleza a la industria local y mitigando con ello el impacto del choque en términos de producción y empleo.

Economista y maestro universitario.


18 Enero 2016 04:00:09
El colapso de Pemex
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Y mientras por estos días toda la atención mediática y ciudadana se concentra en las capturas de sonoros personajes, la atención se distrae de otros temas mucho más importantes, pero menos asimilados y comprendidos por la población.

La tragedia que vive Pemex en estos momentos de inestabilidad en el mercado petrolero y con cotizaciones de crudo que no encuentran un piso, debería encender desde ya la alerta roja para la ahora empresa productiva del Estado, puesto que sus condiciones operativas y financieras le otorgan nulo margen de maniobra.

De acuerdo con cifras de Pemex, el pasado viernes 15 de enero la mezcla de exportación cerró en 20.70 dólares, la cotización más baja desde mayo de 2003. Aparejado a esta situación, el peso continuó debilitándose frente al dólar, alcanzando una cotización de 18.21 por dólar (cotización fix).

En este diagnóstico resulta imperativo precisar con claridad los efectos que la actual coyuntura puede tener sobre Pemex por una parte y el Gobierno Federal por otra. Cuáles en el corto y cuáles en el mediano plazo.

En términos de secuelas sobre el Gobierno Federal, vía deterioro de las finanzas públicas, si bien ya hay un impacto, éste será acotado, a lo menos en el corto plazo, a través de tres canales.

Por una parte, la alta paridad cambiaria es un factor que mitiga las finanzas públicas, ya que la venta de crudo es en dólares y éstos se transforman en una mayor cantidad de pesos, dado el tipo de cambio actual.

En segundo plano, los ingresos fiscales por la venta de gasolina. Mientras que hace algunos años el subsidio a las gasolinas representaba un alto costo para Hacienda, cuando éstas se importaban a precios internacionales altos y se comercializaban a precios bajos, ahora tenemos justamente lo contrario.

Con precios de crudo en mínimos, la gasolina se importa a tarifas mucho menores y se vende a precios mucho más altos, habiendo con ello una ganancia gravada fuertemente por medio del IEPS.

La cuestión es que este chistecito nos durará alrededor de un par de años más, en lo que entre en vigor y madure el nuevo esquema de competencia y liberalización de precios de la gasolina.

Y el tercer punto que mitiga las finanzas públicas y ya ha sido comentado en este espacio, es el referente a los ingresos reportados por el Banco de México por concepto de su remanente de operación. Ganancias obtenidas vía subastas de las reservas internacionales para apuntalar al peso.

Sin embargo, las consecuencias para Pemex pueden ser devastadoras. Contrario al escenario de 2003, cuando la extracción de crudo iba en ascenso y Cantarell se encontraba en pleno auge, ahora la producción va a la baja.

Al alza van, por otro lado, el robo de combustibles a la petrolera y los pasivos laborales, que junto con la pesada carga fiscal impuesta por Hacienda, carcomen las finanzas de la ahora empresa productiva del Estado, manteniéndola en números rojos.

De continuar así el escenario y no tomarse medidas drásticas -y ciertamente costosas- para eficientar su estructura, la viabilidad de Pemex estará en entredicho. Una rebaja en su nota crediticia no estaría fuera de lugar, ni mucho menos una quiebra.

Entonces sí, el Gobierno Federal tendría que entrarle al quite -con los recursos de todos nosotros- y el problema de Pemex contagiaría las finanzas públicas. Del Fobaproa al Pemexproa.

Economista y maestro universitario.
11 Enero 2016 04:00:57
Transparencia y economía: un binomio perfecto en Coahuila
Si hablamos de organismos internacionales serios y profesionales en su gestión, alejados de escándalos mediáticos y conflictos de interés, ahí tendríamos que colocar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Fundada en 1961, la OCDE agrupa a 34 países, en un esfuerzo por promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas alrededor del mundo.

Entre sus múltiples tareas, una consiste en fijar estándares internacionales dentro de un amplio rango de temas de políticas públicas. 

Todo ello viene a colación en virtud del convenio signado hace poco más de una semana por el secretario general de la OCDE, el mexicano José Ángel Gurría Treviño, y el Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez.

Con ello, Coahuila se constituyó en la primera entidad a nivel nacional que signa este documento en materia de integridad a fin de promover políticas y buenas prácticas en lo referente al proceso de compras gubernamentales.

Pero lo más trascendente de todo ello, y lo que nos debiera llenar de orgullo como coahuilenses, es el reconocimiento sincero y explícito por parte de José Ángel Gurría al Gobierno del Estado de Coahuila, por su firme compromiso de entrarle de frente a estos temas.

De igual forma se subrayó que con las reformas recientes a la Ley de Transparencia, nuestro estado asume el liderazgo en estos temas, por delante del resto de las entidades federativas.

Estaríamos profundamente equivocados si pensáramos que las palabras de elogio por parte de la OCDE hacia nuestro estado son meros halagos políticos o diplomacia barata.

Si algo caracteriza a la OCDE es la pluralidad de sus miembros, su perfil apolítico y su trabajo profesional y serio, que son justamente los atributos que le otorgan credibilidad y autoridad en todo el mundo.

Por lo general, los trabajos de colaboración de la OCDE se dan a nivel país y muy contadas ocasionas con entidades federativas, sólo con aquellas que demuestren un genuino interés y convicción política de poner en marcha las recomendaciones hechas por el organismo internacional, que tiene su sede en París, Francia.

Con lo anterior, Coahuila sigue constituyéndose como un referente ya no sólo nacional, sino internacional, en temas diversos.

Transparencia, gobierno abierto, competitividad, inversión extranjera y exportaciones son renglones en los que ya se nos está haciendo una costumbre ver a nuestro estado en los primeros lugares.

Enhorabuena para el Gobierno del Estado, que sabe a cabalidad que en un mundo global, el posicionamiento de Coahuila en todos los frentes posibles es una condición necesaria para el mejoramiento de nuestra calidad de vida.

Entidades como el ICAI, en el tema de la transparencia, y la Secretaría de Desarrollo Económico, Competitividad y Turismo, en materia económica, son botones de muestra de cómo es posible contar con un diseño y aplicación de políticas públicas exitosas y a la altura de un estado como el nuestro. Un estado del cual debemos sentirnos orgullosos de pertenecer.

*Economista y catedrático de la Universidad La Salle Saltillo.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza
28 Diciembre 2015 04:00:36
Grandes desafíos económicos para 2016
Guillermo Garza de la Fuente*

La semana anterior comentábamos sobre los logros alcanzados en el año que está por expirar en lo concerniente a temas económicos. Algunos de ellos dignos de presumirse por ser inéditos.

Recapitulando un poco, se mencionó la baja inflación, el blindaje de las finanzas públicas, el nulo traspaso del tipo de cambio a los precios, el fortalecimiento del mercado interno, así como un buen comportamiento en las remesas, IED y en el sector automotriz, como las mayores conquistas en 2015.

Sin embargo, sería pecar de optimismo desbordado si no señalamos también los retos que habrá que enfrentar. Bombas de tiempo que será necesario desactivar a la brevedad posible para evitar un daño mayor.

Es justamente ahí donde radican los principales desafíos en los que deberán poner atención tanto las autoridades económicas y financieras, como el mismo sector empresarial.

1.- Concebida en su forma más amplia, la deuda pública, medida a través del Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), pasó en sólo 10 años de representar un 30% en 2005 a un 41% del PIB en 2014.

Aunque se comente que la ratio deuda/PIB se encuentra en niveles manejables comparados con otras naciones -lo cual es cierto-, inquieta el ritmo al cual se ha incrementado. En un escenario de bajos ingresos petroleros, ausencia de una reforma fiscal integral, alza de tasas de interés y con ello del costo de la deuda, no sería nada sorpresivo alguna rebaja en la calificación crediticia si no ponemos manos a la obra.

2.- Mayor politización en el tema del salario mínimo. Mientras continúen las propuestas descabelladas y sin sustento sólido de incrementar el salario mínimo podría contaminarse aún más el ambiente económico.

Más allá del inacabado debate macroeconómico en torno a si aumentos significativos por encima de la inflación y de la productividad, acaban provocando mayor inflación o no, lo que es un hecho es que a nivel microeconómico un aumento por decreto del salario mínimo podría ser un golpe mortal para cientos de micro y pequeñas empresas que sobreviven al día.

3.- La ansiada y necesaria reforma fiscal. Aunque el secretario de Hacienda y el mismo Presidente de la República han reiterado que no habrá aumentos de impuestos en el resto del sexenio, es una realidad que en el actual contexto local y global al Gobierno le urge incrementar la recaudación tributaria.

No dudamos de que el Gobierno cumpla su palabra. Pero hacerlo implicaría desperdiciar una oportunidad histórica e inigualable para justificar ante la población la necesidad de aumentar la base contributiva.

Si ante la caída libre en los precios del petróleo, el alza en la deuda pública y la complicada situación financiera por la que atraviesa Pemex, no nos damos cuenta que es el momento ideal para recaudar más impuestos y depender menos de los ingresos de la paraestatal, entonces habrá que ir buscando a qué santo nos habremos de encomendar para este 2016.

¡Feliz Año Nuevo!


*Economista y catedrático de la Universidad La Salle Saltillo.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza
21 Diciembre 2015 04:00:28
Un muy buen 2015 en materia económica
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Estamos a cuestión de días para que concluya 2015, un año que en materia económica y financiera pintaba un tanto complicado y retador. El mal inicio de la economía norteamericana, el horizonte de alza en tasas de interés y un mercado petrolero mundial sobreofertado no presagiaban nada bueno.

Casi un año después vemos que no se materializó tal escenario catastrofista. Incluso hasta fuimos testigos de hechos insólitos para bien en el escenario económico en México. A continuación me permito enlistar sólo algunos.

1.- Finanzas públicas bien libradas. El mercado petrolero mundial continuó con su tendencia iniciada a finales de 2014. Una sobreoferta de crudo aunada a una débil demanda, mandó los precios al piso. No solamente en este mercado, sino en los de otros commodities, los países exportadores de este tipo de productos se las vieron negras en 2015.

Resulta justo destacar la labor de Hacienda para sortear estos vaivenes. El ajuste en el gasto público del orden de 124 mil millones de pesos (mdp), una mayor recaudación tributaria, el ingreso por concepto de coberturas petroleras por un monto de 6 mil 284 millones de dólares (mdd), así como el remanente de operación del Banco de México por 31 mil 449 mdp, constituyeron el salvavidas financiero que sacó a flote el presupuesto para este año.

2.- Inflación mínima histórica. Faltando por divulgarse las cifras correspondientes a diciembre, tal parece que habremos de cerrar este año con la menor tasa de crecimiento de precios en la historia. Noviembre cerró con una inflación de 2.21 por ciento. Enterradas en lo más oscuro y profundo de nuestro pasado quedaron las épocas de tasas de inflación de dos o incluso hasta tres dígitos.

3.- Nulo traspaso del tipo de cambo a la inflación. En décadas anteriores era común observar, de manera sistemática, que acto seguido a una devaluación, la inflación repuntaba a niveles galopantes. Efecto conocido en la jerga económica como “pass-through” o “traslación del tipo de cambio”. Este año, mientras el peso se depreciaba a niveles importantes, la inflación iba a la baja. Un hecho insólito,

4.- El deseo que durante tanto tiempo anhelamos, se empezó materializar. El consumo interno constituyó, durante buena parte del año, el sostén de la actividad económica ante la lenta recuperación mundial.

5.- A pesar del complicado entorno financiero internacional, los niveles de remesas e inversión extranjera directa han mostrado una fuerte tendencia al alza, en comparación con los últimos dos años. Si a ello le agregamos el comportamiento boyante y niveles récord de producción, ventas y exportaciones de automóviles en los primeros 11 meses del año, con tasas de crecimiento de 5.5%, 18.8% y 4.3%, respectivamente, la entrada de divisas al país por estos conceptos fue bastante respetable.

En suma, el país no se nos cayó a pedazos de las manos. Lejos de eso se encuentra económicamente bien posicionado para enfrentar los riesgos asociados al entorno global.

Ciertamente quedan pendientes y obstáculos que, de no afrontarse, podrían complicar las cosas, ya no digamos en el mediano, sino en el corto plazo. Pero eso justamente será tema para leernos aquí la siguiente semana.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
30 Noviembre 2015 04:00:34
Internet: el ahora… ¿y el futuro?
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


He tenido la oportunidad de asistir a diversos actos y eventos en la ciudad, en los cuales el tema a tratar es el de la innovación. Parece ser ese el tema del momento y lo seguirá siendo por un buen rato más.

En esos diversos foros me ha tocado presenciar un video sumamente interesante y que definitivamente mueve y motiva a la reflexión en relación con los cambios tan profundos que se han venido gestando en la forma de comunicarnos, y por ende su impacto en las actividades económicas.

El Internet es el Ahora y el Futuro de las Empresas es el nombre del video que se puede encontrar en el siguiente link
https://www.youtube.com/watch?v=vEKwGN5I4pg. Recomiendo ampliamente observarlo.

En éste se muestran cifras y hechos de algo que es ya por todos conocido: el mundo digital y del internet han venido para quedarse, transformando de manera dramática la forma en cómo los humanos nos relacionamos con nuestros semejantes. Un cambio drástico en los estilos de vida.

Los nuevos avances en herramientas digitales y redes sociales han venido tomando un papel destacado algunas actividades que antes (10 años atrás para no ir muy lejos) ni siquiera existían.

Se señala cómo han desaparecido puestos de trabajo ante el hecho de que éstos ya no son necesarios, sea porque desaparecieron tales actividades, o simplemente porque las ventajas de las telecomunicaciones permiten la subcontratación de estas tareas desde cualquier otro lugar del mundo.

Tal pareciera, y de hecho no suena totalmente descabellada la idea, que estamos viviendo una transformación de alcance similar o incluso mayor a la que se vivió durante la Revolución Industrial. La desaparición o el desplazamiento de puestos de trabajo por las máquinas. En este caso por las tecnologías de información.

En este sentido, la lección pareciera ser contundente; quien no sea capaz de adaptarse a las necesidades cambiantes del mercado laboral moderno y no tenga las habilidades mínimas suficientes para desenvolverse en un mundo digital y dominado por las redes sociales, está liquidado.

Imposible negar la importancia de adaptarse al mundo digital y aprovechar el potencial de información y aplicaciones que están a nuestro alcance.

Pero en lo personal, soy un asiduo creyente de que hay cosas sumamente valiosas -irremplazables diría yo- que han existido por generaciones y que lamentablemente en esta era de la información pareciera que empiezan a perderse.

No niego el potencial de un clic para conseguir información en tiempo real, pero ello jamás sustituirá la sensación de sentir, oler y leer un buen libro y con ello abrirle paso a la imaginación.

No refuto la idea de que ahora la información disponible en internet multiplica por varios millones de veces la contenida en medios impresos y la impartida por una institución de educación. Pero nada igual que una buena cátedra de un profesor que te inspira a conocer más y que te despierta el sentido del razonamiento.

No pretendo minimizar el vasto alcance y simplificación que las redes sociales y otros medios de comunicación ejercen para facilitar el hacer nuevos negocios y comunicarte. Pero nada como contar con la habilidad de saberse expresar y conducirse con propiedad de manera escrita y oral ante los demás.

Creo que esas cosas jamás podrán sustituirse y quien las posea tendrá una invaluable e inagotable ventaja competitiva frente a los demás.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
23 Noviembre 2015 04:00:54
El FMI y las subastas de dólares
Ágil y expedita fue la reacción de la Comisión de Cambios -órgano encargado de la política cambiaria del país, integrado por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México-, ante la recomendación del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que se limitara la venta de dólares, mediante subastas, y guardarlas para periodos de mayor desorden e incertidumbre financiera.

Fue a inicios de la semana que recién concluyó cuando el FMI emitió esta propuesta dentro de un informe elaborado para nuestro país, mismo en el que redujo su pronóstico de crecimiento para este 2015, así como para el año entrante.

Ya para el viernes 20 de noviembre la Comisión de Cambios, mediante boletín de prensa, anunciaba que se modificaba el esquema de intervención cambiaria que venía implementando meses atrás.

La Comisión suspendió la famosa subasta de dólares sin precio mínimo que implementaba diariamente, independientemente del comportamiento que registrara el peso en el mercado.

En este mismo sentido anunció que extendería hasta el 29 de enero de 2016 el formato vigente de subasta de 200 millones de dólares diarios con precio mínimo, siempre y cuando la cotización fix del dólar excediera el 1% respecto al día hábil anterior.

De igual forma se dio a conocer que el Banco de México ofrecería adicionalmente al esquema de subasta de precio mínimo un monto por hasta 200 millones de dólares diarios, sólo en aquellos casos en los cuales se asignen todos los dólares ofertados en el esquema anterior y condicionado a que el peso se deprecie en un 1.5% o más, respecto al día hábil anterior.

La diferencia con el esquema anterior, es que de manera diaria se subastaban de cajón 200 millones de dólares diarios y adicionalmente otros tantos cuando la cotización cambiaria se disparaba un 1% o más.

En este nuevo programa puede haber jornadas en que no se subasten dólares (cuando el peso no se deprecie más de 1%); se oferten solamente 200 millones de dólares (cuando el dólar se encarezca en un rango de 1% y un 1.5%; o bien se asignen a lo mucho 400 millones de dólares en el mercado cuando la paridad aumente en un 1.5% de un día a otro.

En suma, la Comisión de Cambios no sólo observó las recomendaciones del FMI, sino que el saldo de las reservas internacionales en lo que va del año han sufrido una hemorragia de cerca de 13 mil millones de dólares.

Aunque las reservas internacionales todavía permanecen en niveles promedio históricos, preocupan dos aspectos en particular.

Uno, que ante la caída libre en los precios del petróleo, la acumulación de reservas del Banco de México ha menguado considerablemente ante la sequía de ingresos de Pemex, principal aportador a las arcas del banco central.

Por otra parte, la misma recomendación del FMI en el sentido de hacer uso de las reservas para periodos con mayores desórdenes pareciera querer decirnos que lo peor en materia de inestabilidad financiera y cambiaria aún está por venir. Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.

Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza





19 Noviembre 2015 05:00:06
Apertura comercial y desigualdad salarial
Por: Reyna Elizabeth Rodríguez Pérez / El presente estudio se deriva de la tesis de licenciatura de Christian Joel González Cuatianquis, dirigida por su servidora, doctora Reyna Elizabeth Rodríguez Pérez, profesora de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Coahuila. El objetivo de este trabajo es analizar la evolución salarial de los trabajadores calificados y no calificados, a partir de la apertura comercial y observar si la teoría de Stolper-Samuelson se cumple.

Este teorema se basa en que los distintos países tienen dotación de factores diferentes, algunos con abundancia en capital y otros con abundancia de trabajo, lo que provocará que exista una especialización internacional, donde los primeros producirán bienes intensivos en capital, mientras que los segundos se especializarán en bienes intensivos en trabajo.

Esto tendrá como resultado un efecto sobre la distribución de la renta, resultando “ganador” el factor más abundante en el país, siendo el comercio internacional un mecanismo “sustituto” de movilidad de factores y en el largo plazo la consecuencia será la equiparación de precios de los factores entre países.

Por tanto, bajo este enfoque, la mano de obra no calificada abundante en los países en desarrollo vería incrementos en sus salarios relativos, mientras que disminuirían los salarios de los trabajadores calificados. Es bajo este supuesto que, al suceder la crisis de los años 80, se busca un cambio de modelo económico, siendo éste el más atractivo. Con esto, a finales de la década de 1980 y durante la primera mitad de la
década de los 90, México comienza un proceso de apertura comercial, donde se esperaba que este nuevo modelo económico coadyuvara a disminuir la desigualdad salarial entre trabajadores calificados y no calificados del país.

Para probar la hipótesis de este trabajo se utilizan los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) 2005 y 2014.

El análisis de la desigualdad salarial se realiza a través de la metodología desarrollada por Oaxaca y Blinder en 1973. Los resultados indican que la desigualdad salarial entre los trabajadores calificados y no calificados en México ha presentado una reducción a lo largo del periodo estudiado. Sin embargo, si bien durante dicho lapso el salario de los trabajadores no calificados ha disminuido, la abrupta caída del salario de los
trabajadores calificados ha influenciado el descenso de la brecha.

Además, se encontró que existe una diferencia salarial entre las regiones del país, contando con un salario mayor para ambos tipos de trabajadores en la región de alta exposición, sin embargo, es en este espacio territorial donde se ha presentado una mayor reducción de la desigualdad salarial, con lo cual se puede concluir de manera general que el teorema Stolper-Samuelson se cumple de manera parcial en México.
09 Noviembre 2015 04:00:39
El paradigma del TPP
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Vaya afirmación se aventó la semana pasada el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, sobre que el Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en ingles) replicará el éxito que el Tratado de Libre de Comercio de América del Norte (TLCAN) ha tenido en el sector automotriz.

“El TPP será el paradigma comercial que el NAFTA (TLCAN) fue en el siglo 20, pues incorpora a 12 naciones que implican 38% del PIB mundial y que son responsables del 25% del comercio internacional”, sentenció.

Desde luego que esta afirmación será menospreciada por aquellos que desdeñan los beneficios del TLCAN y lo ven como un lastre al crecimiento económico de México.

Sin embargo, para otros tantos, los que estamos convencidos de que el TLCAN constituyó una de las reformas económicas estructurales más trascendentes que se han gestado en la historia de nuestro país, nos pone muy alta la expectativa sobre el TPP, aunque sea solamente en lo que respecta a la industria automotriz.

Puede parecer muy tentador el suponer que un área de libre comercio compuesta por naciones que aportan más de una tercera parte del PIB mundial, garantizaría de facto el éxito pleno de este acuerdo para cada uno de los países firmantes. Desafortunadamente, eso no tiene por qué ser necesariamente así.

Actualmente, las naciones integrantes del TLCAN aportan alrededor del 26% del PIB global. Pero el éxito que ha tenido este acuerdo comercial va más allá de su peso específico en la economía mundial, ya que responde a otro tipo de motivos.

La convicción plena de que la apertura comercial es un motor del crecimiento económico; la similitud en lo general de las culturas y formas de hacer negocios entre Canadá, Estados Unidos y México, así como la cercanía geográfica, son sin duda factores estratégicos que explican y refuerzan el éxito de la integración comercial en América del Norte.

Lo anterior sin demérito de que previo a la firma del TLCAN ya los tres países traían una inercia importante de intercambio comercial entre ellos. Algo que no sucede con el TPP, al integrarlo naciones con las cuales México cuenta con escaso contacto comercial.

Desde luego no se trata de afirmar que el TPP no será exitoso ni que su impacto será marginal. Por la complejidad y diversidad de las naciones que lo integran, y hasta no conocer en detalle los compromisos signados, resulta ocioso atreverse a afirmar algo en uno u otro sentido.

Lo positivo, sin lugar a dudas, es el atrevimiento de lanzarnos a un acuerdo comercial que involucra a nuestros socios del TLCAN con Japón y varios países emergentes de Asia que vienen empujando con fuerza para posicionarse en la escena internacional, así como con naciones latinoamericanas que comulgan con las ideas del libre mercado y que le apuestan a la democracia.

Economista y catedrático de la Universidad La Salle Saltillo.
19 Octubre 2015 03:00:08
La amenaza del populismo (II)
Por: Guillermo Garza de la Fuente

La semana anterior comentábamos a manera de ejemplos -puede haber muchos más- los casos de Grecia, Venezuela y Argentina, cuyas economías han colapsado precisamente a consecuencia de gobiernos que, en pos de mantener contenta a la población, optaron por políticas populistas con graves consecuencias para la estabilidad económica y social.

Pero como dice el viejo adagio, “No mires la paja en el ojo ajeno, sino la viga en el tuyo”. Podemos rastrear en el tiempo, en el caso particular de nuestro país, diversas huellas, ya sea en forma de políticas públicas, declaraciones o estilos de gobernar, que nos conducen a diversas expresiones de populismo.

México de ninguna manera ha estado exento de este riesgo. No alcanzaría el espacio para enlistar políticas o declaraciones a lo largo de la historia, en las cuales se percibe ese espíritu del populismo.

Resulta difícil encontrar una definición generalmente aceptada, aunque en esencia, cuando escuchamos este término, muchos o casi todos tenemos una idea más o menos clara de lo que quiere decir.

En concreto, podemos estar de acuerdo en que el populismo es un conjunto de acciones que no buscan el bienestar o el progreso de un país, sino que tratan de conseguir la aceptación de los votantes sin importar las consecuencias.

De lo anterior se deriva una conclusión que es fácilmente contrastable en la vida real. Populistas hay muchos y de muy diversos tipos. Son algo así como una especie propensa a camuflarse con relativa facilidad.

Están desde los líderes mesiánicos que se creen los salvadores y los únicos autorizados moral y popularmente para conducir a su pueblo al añorado paraíso, hasta los que, no tan convencidos con esta ideología, se adaptan fácilmente a ella, con base en un cálculo político que saben les redituará en imagen popular y votos para su partido.

Están también los de clóset, aquellos que son pero, por no ser mal vistos o estar alineados a las directrices partidistas, no lo manifiestan abiertamente.

No solamente la izquierda asume la “digna” representación del populismo. En la derecha y en el centro de la clase política también se visualizan señales de ésta.

La oposición a reformas estructurales que durante mucho tiempo encabezó el ahora partido gobernante -aduciendo que atentaban contra la soberanía y los logros del México posrevolucionario-, y ahora el bloqueo por la derecha (ej. Incremento de impuestos), cuando antes las impulsaba, nos hablan de ese populismo de conveniencia.

Aunque hace lo correcto el presidente Enrique Peña Nieto en hacer hincapié sobre la amenaza del populismo, debería ver antes la viga propia que la paja en el ojo ajeno.

Aferrarse desde un principio a la idea de no subir impuestos durante todo su sexenio, sin dar espacio a flexibilizar esa postura en función del entorno internacional y a pesar de contar con una pírrica recaudación tributaria, eso también es una señal de populismo.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad La Salle Saltillo.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza
12 Octubre 2015 03:00:44
La amenaza del populismo (I)
Por: Guillermo Garza de la Fuente

Hace lo correcto el presidente Enrique Peña Nieto en aprovechar cualquier foro en que se presenta para advertir de los peligros y el grave retroceso que representaría para México caer en las garras de líderes mesiánicos que ofrecen la tierra prometida.

A pesar de que diversos sectores de la sociedad critiquen al Presidente por reiterar este llamado, aduciendo que tiene un destinatario específico, no está de más recordarle a la gente -o informarle a los que no conocen- las tragedias que experimentan países como Grecia, Venezuela, Bolivia o Argentina, que se dejaron seducir por soluciones fáciles y cortoplacistas.

Una economía pujante y competitiva, así como un Gobierno transparente, demócrata y alineado permanentemente a cumplir y hacer cumplir el estado de derecho, son ingredientes esenciales para una nación próspera y desarrollada.

Lo anterior, claro está, acompañado de instituciones sólidas y funcionales, así como el respeto a éstas.

No podemos negar que aún falta mucho camino por transitar para aproximarnos al ideal de nación al que queremos llegar, pero en los últimos 25 años, aunque insuficientes, se han dado pasos trascendentales en la dirección correcta.

El arribo de un gobierno que quiera pasar por encima de instituciones y socavar los logros alcanzados en materia política y económica, por no alinearse a su visión, constituye una pesadilla que no debemos permitir que se materialice.

¿Qué sería de la actividad económica si entráramos a una etapa de expropiación de empresas, bajo el argumento de que no contribuyen al proyecto de desarrollo social? La respuesta es que se detendría la inversión, habría pérdida de empleos, caída en competitividad y escasez de productos como sucede en Venezuela.

¿O qué sucedería si el hipotético gobierno mesiánico empieza a conceder a diestra y siniestra favores a la población, derrochando recursos en ello, sin tomar en cuenta el límite natural del presupuesto público? El escenario sería una deuda gubernamental que crecería como la espuma, creando a una sociedad atenida a las dádivas y beneficios gubernamentales, inhibiendo la productividad. Algo muy parecido a lo que sucede en Grecia.

Después del caos que esto representaría, la economía finalmente colapsaría producto del mencionado endeudamiento público, caída en productividad y competitividad e inflación galopante ante la salida de empresas por un entorno de incertidumbre sobre los derechos de propiedad.

Con la economía en picada, el delirio populista continuaría en presionar al Banco de México para emitir dinero que financiase el gasto público, y ¿por qué no? hacer un uso irresponsable de las reservas internacionales. La autonomía del banco central se vulneraría, terminando de un plumazo con un logro histórico. El INEGI, igualmente, sería dañado con una abierta intervención gubernamental, ya que las cifras económicas publicadas estarían exhibiendo la estrategia fallida del Gobierno.

Se publicaría información totalmente manipulada, pero sin ninguna credibilidad, dañando la reputación en el ámbito internacional. Esto pasa tal cual en Argentina.

Es éste un escenario que no podemos descartar en un futuro. Lo bueno es que el presidente Peña Nieto constantemente alerta de este peligro, que podría volverse realidad, la cual afortunadamente sólo existe en la mente de quien escribe esto… por ahora.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza
05 Octubre 2015 03:00:37
Grave error minimizar el impacto financiero chino
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


A raíz de la crisis financiera que azotó al planeta en 2009 y 2010, se creó en México el Comité de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF), instancia encargada de la evaluación, análisis y coordinación entre las instituciones y autoridades financieras del país.

Mediante decreto presidencial con fecha del 29 de julio de 2010, se le dio vida y soporte legal a esta entidad integrada por representantes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Banco de México (Banxico), Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) y el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB).

La creación de este Consejo fue una respuesta a las recomendaciones del G-20 en materia de coordinación y supervisión financiera. Por ello, la implementación de esta figura es realmente digna de celebrar, siempre y cuando atienda con profundidad las tareas encomendadas.

Lo anterior sale a la luz toda vez que el pasado 30 de septiembre el CESF celebró su vigésima primera sesión. A raíz de ello, se emitió el tradicional comunicado de prensa producto de dicha reunión.

Llama poderosamente la atención, e incluso preocupa, la generalidad del comunicado, en el cual ciertamente se señala que se han generado tensiones en los mercados financieros de países emergentes y los riesgos globales inherentes a ello. Pero nada más. No más explicaciones ni detalles.

A pesar de que se entiende que es sólo un comunicado de prensa derivado de la sesión y que el CESF tiene como mandato el emitir un informe anual sobre el estado que guarda la situación financiera del país, esperábamos algo más; pistas, líneas de probables fuentes de contagio en general de cómo pudiera impactarnos un previsible colapso en el sistema financiero chino.

En lugar de ello, el escrito guarda la misma estructura en la forma y el mismo espíritu en el fondo de los comunicados de SHCP y Banxico. Se resaltan las bondades de las subastas de dólares, la disminución del gasto anunciada para el Paquete Económico 2016 y por supuesto los riesgos asociados a la baja en los precios de varias materias primas y la incertidumbre provocada por el alza de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Pareciera que no se tiene en el radar las potenciales secuelas que una crisis en el sector bancario chino, con todo lo que ello implica -tanto en tamaño, interconexiones e información oculta-, pudiera desatar no sólo en México, sino a escala global.

Ciertamente, por la misma opacidad con la que operan la banca y el Estado chino, no se sabe a ciencia cierta el estado que guardan las cosas en materia financiera en el gigante asiático.

Ojalá que las autoridades que integran el CESF estén plenamente conscientes de esta amenaza y se encuentren siguiendo muy de cerca esta ruta de acontecimientos y que el no hacer referencia explícita de este problema, obedezca a que están más dedicados a ocuparse actualmente de éste, y no a salir a realizar declaraciones que generen un pánico desbordado.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
21 Septiembre 2015 03:00:11
Inflación: un logro histórico
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Faltan todavía tres largos años, pero de continuar la trayectoria de precios, el sexenio de Enrique Peña Nieto se podría anotar un logro de proporciones mayúsculas al destacarse como la administración que habrá de conseguir la menor tasa de inflación desde 1970.

Es a partir de 1969 cuando el Banco de México, que entonces tenía la encomienda de calcular la inflación, empezó a utilizar el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) como métrica para el cálculo del crecimiento en los precios.

Eran los últimos años del famoso “milagro mexicano” o desarrollo estabilizador, también conocido por otros tantos. Un periodo ilustre en la historia de nuestro país, en el cual, de 1954 a 1970, la economía se expandió a tasas del 6%, la inflación rondaba el 3% y la paridad cambiaria se encontraba fija en 12.50 pesos por dólar.

En 1970 inicia la famosa “docena trágica” y con ello los desaciertos en el manejo de la política macroeconómica, derivando en severos desajustes y un problema inflacionario que llevaría mucho tiempo en resolverse. Casi tres décadas después.

Un rápido recuento. Durante el sexenio de Luis Echeverría (1970-1976) la tasa de inflación fue de 12.52 por ciento. Posteriormente, con José López Portillo (1976-1982), se ubicó en 28.44 por ciento.

Con Miguel de la Madrid alcanzó su punto más alto: 95.11 por ciento. A partir de ahí, la historia nos empezó a sonreír y Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) logró detener la inercia inflacionaria y el crecimiento de precios pasó a ser de 17.62 por ciento.

La crisis económica que heredó Ernesto Zedillo desvió la trayectoria descendente y la inflación se fue a 22.12% en el periodo 1994-2000.

En los sexenios de la alternancia, con Vicente Fox (2000-2006) y Felipe Calderón (2006-2012), el alza de los precios fue de 4.78% y 4.35%, respectivamente. En la presente administración, el incremento porcentual en el INPC registra un 3.66 por ciento.

¿A qué se atribuye la baja inflación registrada a partir de los 90 y consolidada en el presente siglo? Son diversos factores los que determinan la trayectoria de los precios en la economía. La importancia de éstos varía de país en país.

En el caso particular de México, dos cambios estructurales de gran trascendencia explican el éxito alcanzado en este renglón. Por una parte, la apertura comercial iniciada a mediados de los 80, constituyó un muro de contención que impide que los productores locales aumenten fácilmente sus precios.

Por otra parte, en 1993, la autonomía al Banco de México lo liberó de toda obligación de financiar al Gobierno, atribuyéndole explícitamente como único objetivo el control de la inflación.

Una conducción responsable en el manejo de las finanzas públicas y de la política monetaria, apuntaló también esta senda.

Ciertamente existen también factores de coyuntura. Los primeros efectos de la reforma en telecomunicaciones, que han reducido los precios de los servicios, así como el abaratamiento de diversas materias primas, aunado a una demanda global débil, refuerzan aún más el control de los precios.

La cifra correspondiente a agosto de 2.59%, por ser la más baja que se haya registrado, es histórica. Para dimensionarla, es preciso conocer la historia de la inflación en México.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad La Salle Saltillo.
17 Septiembre 2015 03:00:32
La propaganda: ¿manipula la realidad económica?
Por: Ricardo Muller
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


El gasto en publicidad. Las organizaciones civiles Artículo 19 y Fundar recurrieron a los avances que ha tenido el país en legislación de transparencia y rendición de cuentas. Algunos de sus investigadores se dieron a la tarea de indagar cuánto gastan las entidades federativas, los gobiernos y políticos en el poder en propaganda inserta en los medios de comunicación para dar a conocer los avances y logros de sus gestiones como gobernadores, presidentes municipales, diputados y otros.

En 2013, según las fuentes mencionadas, 27 estados de la República desembolsaron recursos por 5 mil 639 millones de pesos, y Coahuila gastó una quinta parte de esa cifra. Del total ejercido en la compra de espacios publicitarios, el 37% fue para el pago de periódicos, revistas y otros medios impresos; la televisión recibió el 30% de los recursos, y la radio participó con el 18%. El resto de la bolsa se canalizó a internet (5%) y otros medios.

Del pregonero a las redes sociales. Los estudiosos de los medios masivos de comunicación consideran que la propagación de la información (oral y escrita) responde a la evolución del hombre. En el Reino Español y sus colonias en América, los pregoneros se encargaban de difundir las noticias, eran los voceros oficiales de los reyes y nobles para dar a conocer lo que debía saber la población.

Siglos después, los regímenes totalitarios de la Europa central del siglo 20 utilizaron la radio como medio principal de transmisión de sus ideas, creencias y valores (ideología o cosmovisión) a la sociedad. Es decir, ese medio estaba al servicio de la agenda política de los dictadores. Actualmente, en las campañas de marketing político y comercial se utilizan las redes sociales para llegar a los potenciales votantes y consumidores.

La esencia de la propaganda. Ésta puede ser de índole comercial, religiosa, política, deportiva, o de cualquier otro tipo. Los especialistas en marketing social y psicología de masas afirman que, independientemente de la marca o imagen que se quiera comercializar o promover, hay elementos insustituibles que debe considerar y contener el mensaje.

La idiosincrasia del mercado objetivo. Esto es, identificando los usos y costumbres de la población, se puede llegar a manipular la conducta irracional de las masas. Un ejemplo de ello es el mercado de fútbol soccer en México, que ha desplazado al resto de los deportes y sobrevalorado a los jugadores.

Los niveles de estudio formal o informal del mercado objetivo. Es decir, los niveles culturales y educativos de los mercados, así como de ingreso, condicionan el grado de apertura hacia los cambios y de flexibilidad en la toma de decisiones. Un mercado analfabeta y con ingresos familiares precarios es más susceptible al manejo, por la vía de la propaganda. Además de la idiosincrasia, educación e ingreso, el contenido del mensaje debe ser muy sencillo, capaz de entenderse sin esfuerzo alguno.

Verbigracia los migrantes mexicanos en Estados Unidos, les quitan los empleos a los estadunidenses. La misma simplicidad del mensaje obliga a estructurarlo en una o cuando mucho dos ideas, que deben repetirse hasta la saciedad. Por ejemplo, a los mexicanos nos gusta que cuando nos hablen nos miren a los ojos. Esta última también debe sustentarse en los mitos, leyendas, complejos, prejuicios y odios de la población regional o nacional hacia lo que viene de fuera. Ejemplo, yo compro lo hecho en México y así protejo el empleo de los mexicanos.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.
14 Septiembre 2015 03:00:22
La paradoja del tipo de cambio
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Si usted piensa que no le pudo tocar al Gobierno un escenario peor que el actual con precios del petróleo en picada, producción descendente de crudo e incertidumbre financiera global atribuible a China y a la Fed, permítame decirle que nos pudo haber ido mucho peor.

Aunque en el Paquete Económico 2016 el Gobierno federal plasma de manera conservadora y cautelosa sus previsiones para el año entrante, augurando un 2016 complicado, hay elementos que actualmente le están dando oxígeno puro a la economía.

Vayamos por partes. La depreciación que registra el peso frente al dólar desde mayo del año pasado, ronda por ahí del 25 por ciento.

En otras épocas, una depreciación de esta magnitud hubiera impactado dramáticamente en la inflación, cosa que no ha sucedido hasta ahora.

La tasa de variación porcentual del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en agosto en 2.59%, la menor alza desde 1970, año desde que se tienen registros mensuales del INPC.

¿A qué se debe este comportamiento excelso en la inflación, a pesar de la turbulencia cambiaria? Básicamente tiene que ver con el comportamiento de muchos commodities.

No solamente el petróleo ha visto caer su cotización en más de 50% en los últimos meses. Condiciones climáticas benignas han asegurado un suministro adecuado e inventarios crecientes en diversos productos primarios, provocando caídas en los precios del trigo, jugo de naranja, carne de cerdo, café, frijol, entre otros.

De igual forma, la desaceleración china y su preponderante papel como comprador en gran variedad de commodities ha causado la baja en los precios de metales como el cobre y aluminio, importantes insumos en el sector industrial.

Y aunque ciertamente el petróleo le está causando jaqueca al Gobierno federal por el faltante de ingresos que ello conlleva, existen dos aspectos que están mitigando lo que sería un impacto de proporciones mayúsculas en las finanzas públicas.

El primero es que con un dólar más caro, los ingresos provenientes de la venta de petróleo se convierten en más pesos. Por otra parte, el remanente de operación del Banxico, derivado de la ganancia que obtiene al comprar dólares baratos en su proceso de acumulación de reservas y su correspondiente venta a un tipo de cambio alto.

Justamente para eso están las reservas internacionales y no para gastarse en la primera oportunidad que se pueda como proponen algunos ingenuos.

No solamente eso. Tal parece que el tan anhelado sueño de ir fortaleciendo el mercado interno para hacernos eventualmente menos dependientes del exterior, por fin empieza a materializarse.

La ventas a tiendas iguales de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) registran en lo que va del presente año aumentos bastante respetables, muy superiores a los de la tasa de crecimiento de la economía.

Por si fuera poco, durante agosto los salarios contractuales en términos reales registraron su mayor incremento desde 2001.

Un mayor volumen de remesas, tanto en el monto enviado como al convertirlo a pesos, debido al efecto cambiario, así como una menor inflación, son los factores que están apuntalando el mercado doméstico.

Paradójicamente, un mayor nivel de tipo de cambio y la desaceleración china, que contribuye a deprimir los precios de algunos insumos, están jugando también a favor… por el momento.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
07 Septiembre 2015 03:00:32
El morbo de septiembre
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Sin duda, septiembre marcará la pauta del futuro inmediato de la actividad económica. Quizá más allá de los festejos por el aniversario número 105 de la Independencia de México, los reflectores se enfocarán en dos eventos de suma relevancia.

Para empezar, mañana 8 de septiembre es la fecha límite que establece la Constitución para que la Secretaría de Hacienda presente ante el Congreso la propuesta del Paquete Económico 2016.

Pocas veces la elaboración del Paquete Económico, más específicamente en la parte correspondiente a la Ley de Ingresos de la Federación, ha estado rodeada de tanto morbo, toda vez que se espera conocer la estrategia que propondrá la dependencia que encabeza Luis Videgaray para el manejo del presupuesto el año entrante.

Con los precios del crudo deprimidos y la promesa gubernamental de no incrementar ni crear impuestos, tal parece que Hacienda tendrá que jugarle al alquimista para sortear las finanzas públicas en 2016.

Ojalá que en el proyecto de Paquete Económico se vean reflejadas las declaraciones que de manera reiterada ha pronunciado el presidente Peña Nieto, en el sentido del peligro que representaría un eventual arribo del populismo y la demagogia a nuestro país.

Una de las múltiples formas en las que se reviste el populismo, es mediante la adopción de deuda pública para mantener contentos a todos. Esperamos todos que el Gobierno no recurra en lo absoluto a esa medida. En tal sentido, sólo quedaría apretarnos el cinturón hasta el límite.

Pero el morbo no terminar ahí, ni se limita en exclusiva a lo que suceda en el ambiente local.

Los días 16 y 17 se reunirá el Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, para decidir su política monetaria. Ya desde varios meses atrás analistas dan como un hecho para este mes el inicio del ciclo de aumento en la tasa de interés, que se mantiene en niveles históricamente bajos desde 2008 (en un rango de 0%-0.25%).

Sin embargo, la crisis china y el último reporte de empleo dado a conocer el pasado viernes por el Departamento del Trabajo de EU, empiezan a dar señales mixtas en relación con lo que pudiera decidir la Fed.

De acuerdo con la dependencia, la tasa de desempleo disminuyó a 5.1%, la cifra más baja desde abril de 2008, lo que en principio parecería apuntalar la expectativa de que la recuperación del mercado laboral se consolida cerca del pleno empleo y ello quitaría los amarres para elevar la tasa de interés.

Sin embargo, en el mismo reporte, resalta el hecho de que durante agosto se generaron solamente 173 mil puestos de trabajo no agrícolas. El consenso del mercado auguraba la creación de 217 mil empleos. Dicha cifra se ubica por debajo de la media mensual de 212 mil empleos en los últimos cinco meses.

De acuerdo con especialistas, de haberse reportado una cifra de 250 mil nuevos puestos de trabajo durante agosto, el alza de tasas para este mes sería algo inminente.

Así, la incertidumbre y el morbo continuarán.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.

31 Agosto 2015 03:00:13
Informe de Gobierno: logros y retos en materia económica
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


El Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se convierte en una primera parada a la mitad de su gestión. En lo que concierne a la materia económica, será de suma importancia analizar este trienio con elementos objetivos y realistas, más allá de esperar cifras espectaculares.

El criterio y sentido común deberán imperar entre quienes estén prestos a evaluar el desempeño del Primer Mandatario.

Si no somos capaces de ver el esfuerzo y el mérito de sacar adelante la negociación y aprobación de las reformas estructurales, en lo cual se basó la estrategia de la actual Administración en los primeros años, estamos fuera de foco.

Si nos aferramos a que los cambios legales de gran calado en materia educativa, energética y de telecomunicaciones, han resultado infructuosos por no dar resultados inmediatos, sin tener la paciencia para cosecharlos en el largo plazo, estamos totalmente perdidos en el debate.

Si nos negamos a reconocer que factores externos -tales como el alza de tasas en Estados Unidos, la crisis china y los precios de petróleo- han venido a contaminar el panorama actual y futuro, entonces no tenemos ni idea de la materia.

No se trata de asumir una postura oficialista ni un juicio triunfalista. Pero la aprobación de las reformas estructurales, por sí misma, justifica en materia económica una magnífica cosecha. Se cumplió el objetivo y se operaron los cambios legales. Lo que seguirá es dedicar todos los recursos a la operación de éstas.

Sin embargo, el Presidente tiene todavía un importante pendiente en el tema económico para su segunda mitad de sexenio, la parte fiscal.

Desafortunadamente, todo parece indicar que no le van a querer entrar al tema de la reforma fiscal. No están dispuestos a asumir el costo político de ello y si ya anunciaron que para el siguiente año no habrá aumento de impuestos, entonces olvidémonos de ello para 2016 y 2017, por los tiempos electorales.

Una reforma fiscal catapultaría a Peña Nieto a niveles insospechados de reconocimiento en la historia del país. Actualmente, aunque no seamos capaces de percibirlo ni reconocerlo, ya tiene un lugar ganado en los libros de historia, por la trascendencia de las reformas.

Si de plano no se va a atacar el problema por el lado de los ingresos, entonces no hay excusa que valga. Será prioritario darle un recorte contundente al gasto público. La caída en el precio del petróleo y unos niveles de deuda pública respecto al PIB que han venido creciendo desde el sexenio calderonista, urgen a que se tomen cartas en el asunto a la voz de ya.

El impulso de las zonas económicas especiales, el aterrizaje operativo de las reformas, así como una reforma fiscal integral y/o acciones contundentes para regresar a los cocientes de deuda pública respecto al PIB que teníamos a principios de siglo, son los grandes pendientes sobre los cuales debería girar la estrategia económica y financiera en la segunda mitad del sexenio.

De los temas políticos y de seguridad, de esos que se encarguen de opinar los que saben.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
17 Agosto 2015 03:00:21
El problema que viene de Asia
No es solamente el aumento de las tasas de interés que la Reserva Federal de los Estados Unidos iniciará presumiblemente en septiembre, ni tampoco es el drama de la deuda griega los problemas que habremos de sortear durante los próximos meses.

La amenaza real que se cierne proviene del continente asiático. Es momento de entender de una vez por todas, que en un mundo globalizado el epicentro de inestabilidades no tiene que venir necesariamente de Estados Unidos o de Europa.

China e Irán serían los protagonistas de los eventuales sucesos que vendrían a sacudir la actividad económica.

En China no podemos perder la vista en dos aspectos. El primero es la desaceleración que la segunda economía del mundo está enfrentando, que ha provocado reducciones en sus tasas de crecimiento y un debilitamiento en su sector exportador.

De continuar con esa tendencia, el potencial peligro para México se materializaría por la vía del comercio exterior: si los chinos en una medida desesperada intensifican la entrada a nuestro país de productos en condiciones de competencia desleal (dumping, subsidios gubernamentales), mientras que por otra parte continúen con su política de devaluar el yuan.

Ambas acciones terminarían por aniquilar a varios sectores industriales nacionales que estarían sin posibilidades de competir bajo estas condiciones.

El segundo punto de preocupación proveniente de China es el potencial estallido de una crisis, que especialistas bastante serios, ven con preocupación.

Durante la gran crisis del 2008, el Gobierno chino apostó por mantener a flote su economía a través del impulso al sector mobiliario y de construcción. Se estima que cuantiosos préstamos salieron de la banca china hacia estos sectores.

Dado que en este país asiático la banca es propiedad del Estado, el cual a su vez ejerce estrictos controles sobre diversas actividades económicas y en la información pública, no se sabe con precisión el tamaño y las condiciones en que se concedieron todos esos créditos.

Varios de ellos destinados para proyectos que no tuvieron un uso productivo y que tarde o temprano acabarán estrangulando a la banca china. Dado el peso de esta economía y su interconexión con el resto del mundo, de darse un estallido en el sector financiero chino las consecuencias sobre la economía mundial serían de pronósticos reservados.

El caso de Irán no es menos preocupante. De acuerdo con un estudio de la empresa de vigilancia marítima Winward, se estima que esta nación, tenga almacenados en buques cerca de 50 millones de barriles de petróleo en el Golfo Pérsico.

De levantarse las sanciones de Occidente hacia Irán, la antigua Persia tendría disponibles una cantidad suficiente de barriles para provocar una avalancha en el mercado petrolero mundial que acabaría por tirar aún más los precios del crudo que están rondando los 40 dólares.

Así como en la Antigüedad los persas y los chinos fueron culturas estratégicas que definieron la evolución en diversos campos, hoy en día sus acciones pueden ser también trascendentes en la historia.

Por: M.C. Guillermo E. Garza De La Fuente
Universidad La Salle Saltillo
10 Agosto 2015 03:00:45
Es de sabios cambiar de opinión
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Reza el viejo adagio que es de sabios cambiar de opinión y justamente a esa filosofía es a la que se estaría apegando Agustín Carstens.

De acuerdo con el diario especializado en temas financieros The Wall Street Journal, el gobernador del Banco de México habría señalado la semana pasada que la Junta de Gobierno podría subir la tasa de interés incluso antes de que lo hiciera la Reserva Federal, si las condiciones del mercado cambiario así lo requieren.

No olvidemos que durante los primeros días de julio el Banxico modificó su calendario de anuncios de política monetaria, con el propósito de ir siguiendo los pasos de la Fed y asumir una posición más reactiva y acomodaticia a lo que suceda con las tasas de interés en Estados Unidos.

La fecha fatal en que los mercados esperan que la FED anuncie el aumento de su tasa de interés sería el 16 o 17 de septiembre. La reunión de política monetaria del Banco de México se llevará a cabo el día 21, tras ajustarla desde el 3 de septiembre, fecha originalmente programada.

Sin embargo, las turbulencias que continúan embistiendo al peso han cambiado el panorama. De continuar debilitándose el peso, la Junta de Gobierno aplicaría el primer incremento en la tasa de referencia para apuntalar la moneda nacional adelantándose a la Fed.

Lo que no queda claro aún es cuál sería el indicador clave para que se tome esta medida. Si es prevenir una hemorragia mayor de reservas internacionales por las constantes intervenciones de la Comisión de Cambios en el mercado, o ya de plano evitar que el sector industrial acabe trasladando estas oscilaciones a incrementos en los precios.

Como se comentó en este mismo espacio la semana anterior, resultaba completamente descabellado adoptar un estrategia de apuntalar al peso, mediante la venta de dólares, sin ir respaldada de incrementos en la tasa de interés. Parece que la Junta de Gobierno finalmente se percató de ello.

Definitivamente este tema será lo que mantenga totalmente ocupadas las cabezas de quienes integran la Junta de Gobierno del Banxico, al menos de aquí a septiembre.

Mientras que para la Secretaría de Hacienda, septiembre seguramente también será un mes crítico. Serán los últimos días de que disponga para hacerle alguna eventual modificación o corrección al paquete económico 2016, antes de enviarlo al Congreso.

Con las cotizaciones del crudo en caída libre, Hacienda tendrá que hacer prácticamente milagros con el presupuesto, si sigue aferrada a la idea de no subir ni implementar nuevos impuestos. Decisión políticamente muy rentable, pero económicamente nada sensata si tomamos en cuenta nuestros paupérrimos niveles de recaudación tributaria como porcentaje del PIB.

Tal como lo dijera el filósofo alemán Emmanuel Kant: “El sabio puede cambiar de opinión, el necio nunca”. Ojalá que en Hacienda también se apeguen a este adagio.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad La Salle Saltillo.
03 Agosto 2015 04:00:35
‘Sospechosismo’ sobre subastas de dólares
Finalmente las oscilaciones en el mercado cambiario nacional que llevaron al peso a una caída libre en su cotización frente al dólar, provocaron reacciones entre los altos círculos de la clase política y el sector empresarial.

Si bien es cierto que ya se hacía necesaria la intervención de la Comisión de Cambios, lo que preocupa es el contexto y la falta de consistencia entre esta y otras medidas, cuando la lógica indica que deberían ir en la misma dirección.

Pero vayamos por partes. El hecho de que se haya ampliado el margen de maniobra para la intervención en el mercado cambiario, viene respaldado por la trayectoria que ya empezaba a ser preocupante en la paridad peso-dólar, cuando los fundamentales económicos del país no dan para una caída de ese tamaño.

La advertencia de la Canacintra de una eventual y probable alza en los precios a causa de la apreciación del dólar y el hecho de que la inflación se encuentre históricamente en su nivel más bajo, pudo ser factor para que se tomaran medidas y evitar que se saliera de control una de las pocas cifras que tiene el Gobierno para presumir en materia económica, después del informe en materia de pobreza dado por el Coneval.

Sin embargo, hay elementos que generan muchas dudas. El mismo día que la Comisión de Cambios dio a conocer el nuevo mecanismo de intervención, la Junta de Gobierno del Banxico emitió su comunicado de política monetaria, dejando inalterada la tasa de interés.

¿Por qué intervenir directamente en el mercado cambiario subastando dólares, en lugar de hacerlo de una manera “más limpia” mediante incrementos en la tasa de interés, vía política monetaria, para atraer capitales?

Quizá la respuesta, como ya lo han sugerido algunos pocos pero muy agudos analistas, radica en los beneficios que estas medidas anunciadas en el mercado cambiario le reportarían a Hacienda.

Justamente el mismo día, el 30 de julio para ser precisos, del anuncio de la Comisión de Cambios y en que el Banxico daba a conocer el comunicado de política monetaria, la Secretaría de Hacienda difundía su tradicional Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública, correspondiente al primer semestre de 2015.

En esta publicación se informaba que Hacienda captó recursos extraordinarios por un monto aproximado de 34 mil millones de dólares por el remanente de operación del Banco de México, correspondiente al ejercicio 2014.

Por ley, si el banco central incurre en una ganancia operativa en su función de acumulación de reservas (compra de dólares) en épocas de dólar barato y posteriormente vender dichos dólares cuando éstos se encarecen, ésta deberá reportarse a Hacienda, conociéndose este concepto como remanente de operación del Banco de México.

Apostarle a subir el monto de dólares a subastar, disminuyendo el porcentaje de depreciación requerido para que se active el mecanismo de subasta de reservas, pero sin tocar la tasa de interés para estabilizar al peso, es lo que deja dudas sobre la estrategia elegida.

¿Será que Hacienda está presionando al Banxico para subastar dólares ya que le está gustando eso de recibir recursos por su remanente de operación?

Si esto es así, entonces la autonomía del banco central y el pésimo diseño de la Comisión de Cambios en la cual Hacienda lleva mano sobre el Banxico, cuando debería ser al revés, estarían siendo exhibidos en todo su esplendor.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad La Salle Saltillo.
20 Julio 2015 03:00:50
Zonas Económicas Especiales
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Una de las informaciones más trascendentes de entre todo el cúmulo que genera el INEGI, es la que arroja la Encuesta Nacional de Ingreso y Gasto de los Hogares (ENIGH), la cual tiene entre sus propósitos el identificar los montos y las fuentes de ingresos, así como el destino del gasto de las familias en México.

El pasado jueves 16 de julio, el INEGI publicó los resultados correspondientes a la ENIGH 2014, confirmando algo que es ya del dominio común: la inequitativa distribución del ingreso.

En todas sus variantes y expresiones, es un problema que exhibe las limitaciones y proyecta las vulnerabilidades de una economía incapaz de contribuir a la formación de una sociedad más equitativa.

El alcance de la ENIGH, permite percatarnos de los ingresos de los hogares no solamente a ese nivel de referencia, sino también a nivel de deciles y de entidades federativas.

Las entidades federativas que perciben en promedio los ingresos más altos por hogar por trimestre son el DF ($63,187), Nuevo León ($59,750), Sonora ($50,355) y Coahuila ($50,045).

En cambio, los estados con los ingresos trimestrales por hogar más bajos son Chiapas ($21,822), Oaxaca ($23,976) y Guerrero ($26,073).

El tema de la desigualdad regional ha estado presente durante toda la historia de nuestro país. Incluso en los años dorados del desarrollo estabilizador -también conocido como “milagro mexicano”-, el desfase entre el desarrollo de algunas regiones y el retraso de otras, constituyó uno de los múltiples factores que provocaron el derrumbe del modelo de sustitución de importaciones.

A raíz de la apertura comercial, y más específicamente del TLCAN, la disparidad entre regiones se hizo más evidente: un centro-norte con vocación industrial y competitiva, y un centro-sur en subdesarrollo crónico y baja productividad.

A raíz de estos datos duros, cobra especial relevancia la propuesta mencionada por el presidente Enrique Peña Nieto, en lo referente a la creación de las llamadas Zonas Económicas Especiales (ZEE) en los estados con mayor rezago social.

El éxito reciente de las ZEE se remonta a China en la década de los 70, al establecer paquetes de incentivos de inversión para la atracción de capital extranjero y tecnología para acelerar el crecimiento y la promoción de exportaciones. Además, se contaba con mano de obra barata y facilidad para el comercio exterior.

El éxito sostenible de las ZEE requiere de dos elementos que garanticen su viabilidad en el largo plazo: educación de calidad e irrestricto apego al Estado de derecho.

¿Cómo hacer para que en estados como Oaxaca y Guerrero se cumpla con estas condiciones, en los que la CNTE y otros grupos al margen de la ley obstaculizan la impartición de clases y la evaluación docente, pisoteando las leyes cuando se les pega su gana?

Si la administración de Peña Nieto logra consolidar este proyecto en todo su esplendor, no sería exagerado afirmar que estaríamos hablando de una de las reformas más trascendentales de su sexenio, casi a la par de la reforma energética.

Se estaría atacando uno de los problemas crónicos que nos han aquejado: la lacerante desigualdad económica y social.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad La Salle Saltillo.
06 Julio 2015 03:00:05
Lo que nos depara el segundo semestre
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza

Y de repente, casi sin sentirlo, se escapó la primera mitad del año, que en temas económicos estuvo bastante activa, aunque quizá no con el cúmulo de buenas noticias que nos hubiera gustado atestiguar.

Lo que resta es visualizar los temas, los momentos y los actores que protagonizarán los eventos que establecerán el rumbo de la segunda mitad del año.

A continuación se enlistan los aspectos de los que habrá que seguir de cerca su evolución, pues definirán muchas cosas en términos de política y actividad económica. Resaltan tres sucesos de interés en el plano mundial y otros tantos en el plano nacional.

1.- Normalización de la política monetaria en Estados Unidos. El evento que los mercados han estado esperando con temor desde hace un par de años, es prácticamente un hecho que se materializará en septiembre. La Reserva Federal de Estados Unidos aumentará sus tasas de interés, con efectos económicos y financieros que no deben desdeñarse.

2.- Los precios del petróleo. Aunque prácticamente los mercados asumen que no veremos al crudo cotizándose en los niveles del año anterior y los precios seguirán bajos, la pregunta justamente apunta a la dirección de entre qué rangos se ubicarán, a fin de determinar si las finanzas publicas de los gobiernos dependientes de este commoditty serán capaces de soportar dicho escenario.

3.- La tragedia griega. Al momento de escribir estas líneas se está llevando a cabo el referéndum en Grecia, para saber si la población apoya las duras medidas de la troika para permanecer en el euro y suministrarles liquidez y crédito; o si las rechaza para asumir el peor escenario de moratoria de pagos y el abandono de la moneda única. Cualquiera que sea la situación, el panorama para los griegos se ve sumamente complicado, por no decir tétrico.

4.- Paquete Económico 2016. Entre las bajas cotizaciones del petróleo, la promesa de Hacienda de no subir ni implementar nuevos gravámenes y la supuesta implementación del presupuesto base cero, será todo un misterio el diseño del presupuesto para el año 2016.

5.- El dato de inflación anual. Aunque éste no constituye una amenaza, sino todo lo contrario, será importante ubicar dicha cifra, ya que este año estamos más cerca que nunca de cerrar debajo de la meta de 3% para este indicador, en espera de que no se materialicen shocks que nos desvíen de dicha trayectoria. De conseguirse este objetivo, sería un logro histórico para el Banco de México y de paso para su mandamás. Y aquí nos enlazamos con el último punto

6.- Cambio de mando en el Banco de México. En diciembre concluye su mandato al frente del banco central Agustín Carstens, teniendo la opción de un segundo periodo si el presidente Enrique Peña Nieto lo propone de nueva cuenta. En un escenario que se proyecta será muy volátil en los mercados financieros, la mejor apuesta consistiría en darle continuidad a un tipo que está más que probado y con las credenciales reconocidas por la elite financiera.

Coordinador de carreras Jurídico-Administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
29 Junio 2015 03:00:45
Las lecciones del ex subgobernador Elizondo
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Realmente digno de destacar resultó el esfuerzo llevado a cabo la semana pasada por Coparmex Coahuila Sureste, que preside Luis Arizpe Jiménez, al organizar la conferencia impartida por quien fuera subgobernador del Banco de México, Everardo Elizondo Almaguer.

No sólo por la calidad y prestigio del conferenciante en sí, sino porque finalmente se entiende entre las agrupaciones empresariales y gubernamentales que una forma de posicionar nuestro dinamismo y reconocimiento como entidad federativa, debe pasar por atraer los reflectores mediante temas de alto impacto, impartidos por personalidades de grueso calibre.

Entrando ya en materia de los temas que abordó quien fuera integrante de la Junta de Gobierno del banco central mexicano durante el periodo 1998-2008, destacan varios, pero todos relacionados con los riesgos macroeconómicos que se prevén en el futuro inmediato a causa de la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.

En temas internos, Elizondo Almaguer cuestionó seriamente el aumento registrado en la deuda gubernamental durante los últimos ocho años. Criticó el argumento oficial que minimiza este hecho, al señalar que a pesar de ello, otras naciones están peor que nosotros en lo que se refiere a niveles de deuda como proporción del PIB.

En este sentido, urgió a que se consolide el rumbo de las finanzas públicas, mostrándose muy enfático y contundente al afirmar que ello debe empezar por una reingeniería en el gasto, antes que en el aumento de impuestos o de empréstitos.

En materia cambiaria, con un humor muy ameno, hizo referencia al mecanismo de la Comisión de Cambios consistente en inyectar 52 millones de dólares diarios al mercado de divisas para sostener al peso. Para el ex subgobernador, dicha medida tiene un impacto ínfimo en el mercado.

Deuda pública creciente, burbujas en los mercados de activos, endeudamiento excesivo de particulares e inestabilidad financiera son algunos de los retos que habremos de sortear durante los siguientes meses, cuando la Reserva Federal empiece a retirar el exceso de liquidez, producto de su política monetaria “no convencional”, de acuerdo con Elizondo Almaguer.

Vale la pena subrayar el reconocimiento que hizo al éxito del régimen de flotación cambiaria durante las últimas dos décadas y que se constituye en una de nuestras fortalezas macroeconómicas.

Amena, digerible, pero sobre todo muy crítica resultó la charla de Everardo Elizondo Almaguer. Criticas que parecían dar la señal de su desacuerdo con las políticas que se llevan a cabo actualmente.

Lástima que en estos momentos ya no forme parte de la Junta de Gobierno del Banxico. Su disidencia sería de gran utilidad en la toma de decisiones de política monetaria, en una etapa en la cual parece ser que estas decisiones se toman en Hacienda y no en la autonomía del banco central.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
22 Junio 2015 03:00:34
La administración pública eficiente
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Todo Gobierno que aspire a promover el desarrollo económico, político y social, debe pasar forzosamente por contar con una administración pública eficiente, competente, comprometida y transparente con los ciudadanos a los que sirve.

Ese es justamente el principio que inspiró a la Organización de las Naciones Unidas en 2002 para establecer el 23 de junio como el Día de la Administración Pública.

Aunque se ha subestimado y en muchas ocasiones devaluado el papel de los servidores públicos, es incuestionable la trascendencia que guarda el contar con una administración pública capaz de diseñar e instrumentar políticas gubernamentales que permitan la sana convivencia entre la población y el fortalecimiento de las instituciones, permitiendo así un entorno de crecimiento económico y paz social.

Sin lugar a dudas, el primer paso en esa dirección tendría que ir dirigido a profesionalizar y dignificar esta noble profesión.

La implementación de un servicio profesional de carrera -tanto para las administraciones publicas que no cuentan con ello, como para aquellas que lo tienen pero sólo en el papel- tendría que ser una medida obligada no solamente para profesionalizar la administración pública, sino como elemental medida de compromiso con la ciudadanía.

Es necesario instrumentar sólidos procedimientos y mecanismos que aseguren que quien ingresa, permanece y asciende a la administración pública sea con base en sus méritos y sus aptitudes.

Basta recordar “La República”, la clásica obra, de lectura obligada, del sabio griego Platón, en la que afirmaba que el Estado ideal estaría gobernado por una clase constituida por sabios, los cuales ejercitarían el poder en provecho de la comunidad, pues no les movería ningún interés bastardo de hacer fortunas a través de la carrera administrativa.

Así pues, en la visión platoniana, la función pública se presenta como una actividad muy elevada, en la cual no se admiten improvisaciones.

¿Por qué no fijarnos y perseguir constantemente esta visión platónica de la administración pública?

Coordinador de Carreras Jurídico-Administrativas Universidad LaSalle Saltillo
18 Junio 2015 03:00:18
Economía digital
Por: Federico Muller
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Es a partir de 1990 cuando en la literatura económica especializada anglosajona comienzan a surgir artículos de divulgación que hablaban de la nueva economía digital o del conocimiento, que señalaban el advenimiento de una nueva área. Una de las diferencias entre lo viejo y lo nuevo desde la perspectiva económica ha sido la creación del internet y las innovaciones que han surgido gracias a él. Es una herramienta técnica que ha revolucionado las áreas tradicionales de la teoría económica, entre ellas la microeconomía, la macroeconomía, teoría de juegos y organización industrial. No obstante, se siguen manteniendo los postulados clásicos: oferta y demanda, costos y precios, consumidores, productores, compradores, vendedores, y la confianza entre ambos.

Nuevos nichos de mercado. Con el internet emergió el comercio electrónico, que ha sido explotado con mayor rentabilidad por algunos sectores, como venta de libros (impresos y digitales), música, boletos de avión, reservaciones de hotel, servicios de transporte, entre otros. Además, a ese novedoso instrumento se le puede adjudicar la presencia de nuevos mercados en la economía: equipo y servicios para la infraestructura en internet (hardware, telemática, software, fibra óptica), aplicaciones informáticas, intermediarios de información y un largo etcétera.

El desarrollo del internet en una región o país se cuantifica por el número de computadoras conectadas a la red, de servidores accesibles y seguros que sustenten el funcionamiento técnico de las comunicaciones electrónicas, y finalmente el material o contenidos generados en multimedia. En el 2012, el INEGI dio a conocer que 42.3 millones de mexicanos poseían una computadora; 37.6 millones tenían acceso a internet, a través de la computadora, teléfono inteligente o tableta; 6.9 millones de hogares disponen de conexión de internet; y que 61.9% de los usuarios lo utilizaba para consultar información general y un porcentaje similar para actividades de comunicación. Estadísticas todavía inferiores a las de las economías industrializadas.

En la teoría económica, en especial en la organización industrial, o en una perspectiva más amplia la economía industrial, las estructuras de mercado en el ámbito espacial, tamaño de la empresa y relaciones interempresa, se verán innovadas por la presencia de las relaciones comerciales: business-to-consumer, business-to-business y productores que venden directamente vía online, al consumidor final. El paradigma teórico por venir deberá tratar de explicar los casos en que aparece el “cyberintermediario” con precios y costos por abajo del proveedor-cliente habitual, que obliga a la reintermediación entre los agentes económicos. Otra de las características de la economía digital, es su tendencia a separar las actividades de las empresas, ayudándoles a delimitar sus funciones entre distintivas y accesorias. Los “cyber-traders” comercializan pocos bienes, pero logran “colusiones” o mejor dicho estrategias de colaboración con otras empresas para lograr economías de escala en la generación de productos y servicios complementarios a los giros principales de las organizaciones.

A manera de conclusión. Es innegable que los avances técnicos revolucionan o hacen obsoletos los corpus teóricos de las ciencias sociales. En el caso de la teoría económica, las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) han definido un nuevo espacio económico que requiere explicaciones teóricas para su comprensión y desarrollo futuro, porque los actuales paradigmas son insuficientes para hacerlo.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.
15 Junio 2015 03:00:24
Los hallazgos de Pemex y el informe de BP
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza

En mejor momento no pudo venir la afortunada noticia que diera a conocer hace unos días Emilio Lozoya, director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), en relación con el descubrimiento de cuatro nuevos yacimientos de hidrocarburos.

No se trata solamente del asunto de los recursos que potencialmente se aportarán al presupuesto gubernamental. Según estimaciones de Pemex, una vez que estos yacimientos empiecen a rendir frutos, estaríamos hablando de alrededor de 200 mil barriles diarios de crudo adicionales.

Esta cifra representaría poco menos del 10% de la producción actual de Pemex, que asciende a 2.2 millones de barriles diarios (mbd). Nada como para poder echar las campanas al vuelo, aunque sí es una auténtica bocanada de oxígeno, tal cual lo expresó de manera literal Lozoya Austin, toda vez que desde el año 2003 la producción de la empresa productiva del Estado ha venido en caída libre.

Desde luego el impacto en el tema de las finanzas públicas, aunque positivo, será meramente marginal. En este contexto, lo valioso de estos hallazgos se verá reflejado en el éxito de las licitaciones de campos petroleros en la Ronda Uno.

Indudablemente, el hecho de que se descubrieran yacimientos con reservas estimadas en 350 millones de barriles de petróleo, provocará que sea más atractivo la inversión en territorio mexicano ante la eventual probabilidad de poder encontrar más pozos con igual o mayor potencial.

Pero no sólo eso. Si la reducción en los precios del crudo a nivel mundial estaba poniendo en duda el éxito de las licitaciones por la expectativa de baja rentabilidad, la parte de la seguridad jurídica y el entorno de certidumbre de la reforma energética estaba empezando a contaminarse con los desaciertos y señales erróneas originados con el asunto de la evaluación docente y la reforma educativa.

¿Quién podría garantizar que el sindicato petrolero, grupos de izquierda u otro tipo de intereses radicales no empezarán a exigir y amenazar al Gobierno para que dé marcha atrás a la inversión privada en el sector?

Con estos nuevos hallazgos esos potenciales riesgos se relativizan con la probabilidad de obtener rendimientos elevados producto de una apuesta de extracción exitosa.

Por si estos eventos fueran poca cosa, el mercado mundial de energéticos empieza a reconfigurarse de manera vertiginosa.

De acuerdo con el “Resumen Estadístico del Mundo Energético 2015” de British Petroleum (BP), Estados Unidos se constituyó como el principal productor de crudo (11.6 mbd) en el 2014, seguido de Arabia Saudita y Rusia (11.5 y 10.8 mbd). México se ubicó en la decima posición (2.8 mbd).

Destaca en el reporte el hecho de que Estados Unidos se convirtió en el primer país cuya producción crece en más de un millón de barriles diarios por tercer año consecutivo. Al mismo tiempo, sus importaciones han disminuido 7.3 millones de barriles diarios desde el 2005.

Por otra parte, el consumo mundial de crudo se incrementó en el 2014 apenas 0.8 mbd, contra los 1.4 mbd que creció en el 2013. Casi la totalidad del aumento en este indicador provino de países fuera de la OCDE, entiéndase economías emergentes.

Lo que acontece en el mercado petrolero nacional no sólo tiene repercusiones por sí mismo, sino porque es necesario entender de una vez por todas que el mercado energético mundial está dando un giro de 180 grados. Y ante ello, lo que resta por hacer es adaptarnos a esa nueva dinámica.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
11 Junio 2015 03:00:35
El problema del monodesarrollo económico
Por: Francisco Antonio Serrano Camarena
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


La semana pasada hubo una noticia económica que causó un gran impacto a nivel estatal y nacional: Altos Hornos de México (AHMSA) anunciaba que despediría a 4 mil 500 trabajadores debido a una reducción del 40% de su producción, ante la competencia desleal de las importaciones de acero chino. Además, la empresa culpaba al Gobierno federal por no haber procesado a tiempo una controversia sobre el caso.

La noticia anterior no tendría el impacto que tuvo en México si hubiera una diversificación de la actividad económica en el área metropolitana de Monclova para evitar ser monoproductores (dependientes de una sola actividad productiva).

Los antecedentes muestran que es necesario crear para todas las ciudades y sus regiones una diversificación de las actividades económicas para que no se vean drásticamente afectadas por tener una sola forma de producción. Altos Hornos es literalmente la empresa responsable de la economía de la ciudad de Monclova: como le vaya, es como le va a los ciudadanos que son trabajadores, proveedores o simplemente dependientes de sus actividades productivas. El futuro de ambos es tan cerrado que cualquiera de los dos que sufra el mínimo problema, afectará al otro.

Sin embargo, hasta este momento, no se han creado las condiciones necesarias para diversificar el riesgo. No se han desarrollado otras actividades productivas que incidan en el empleo y la producción en la región, aprovechando economías de escala, productividad de la mano laboral, entre otras muchas ventajas que la ciudad de Monclova ofrece. Mientras nada más exista una opción de empleo, el riesgo de caos económico está presente.

El problema de Altos Hornos no es sólo competir contra el dumping de acero chino, es también dejar de ser la “única” opción de empleo, de negocios, de fuente de ingresos y de muchas otras cosas. La empresa carga con otros costos además de los fiscales, económicos y financieros, que son los sociales. Hace falta promoción de inversión en la zona para que la empresa descargue un poco de su responsabilidad social en otros actores económicos.

El problema se solucionó hoy, ya no más acero chino que desplome la producción nacional, pero mañana podrá ser el plástico, pasado los textiles y así sucesivamente habrá otros sectores que por la competencia desleal de algún actor económico se verán afectados. Este es el mismo capítulo que se repetirá constantemente si no hay una verdadera estrategia para el desarrollo regional, no sólo de Coahuila, sino de muchos estados del país.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.
04 Junio 2015 04:00:40
El voto, el primer paso
Por: José Luis Escobedo Sagaz
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Existe una discusión en algunos grupos de la sociedad sobre votar o no votar, a partir de la utilidad que tiene el hacerlo. Quienes están considerando no votar tienen argumentos que consideran en general que es una forma de manifestar su desacuerdo sobre el funcionamiento del sistema político.

Se tiene por un lado quienes consideran que no vale la pena votar, ya que todos los partidos son lo mismo y tienen los mismos vicios y no van a cambiar. Existe un hartazgo, ya que se considera que los partidos no funcionan como debe ser y que no vale la pena participar en el sistema democrático que existe. Pienso que precisamente el no votar es una manera de fomentar que no cambien las cosas.

Otros ciudadanos piensan que no votar o anular su voto mandará un mensaje a los políticos, y a partir de ese mensaje los políticos cambiarán. Me parece que la estrategia del voto nulo como forma de castigo tampoco es adecuada.

El sistema que hemos construido permite que las cosas cambien, pero es necesaria la participación de la ciudadanía. El voto es sólo el primer paso para lograrlo, ya que es a partir de él que se pueden generar los incentivos para que los partidos estén más interesados en lograr un cambio.

El objetivo para cualquier partido político es lograr el poder sobre los distintos niveles de Gobierno, y la única forma de lograrlo, por lo menos en México, es a través de las elecciones. La forma en que están construidas las leyes hace que los comicios sean ganados por el candidato que más porcentaje tenga de votos válidos. Es decir, sólo importan los votos que manifiesten claramente hacia quién va dirigido el voto.

Este es el punto importante: a los partidos políticos no les afecta en lo más mínimo los votos anulados o los votos no emitidos. Así que si nos quedamos en casa o anulamos el voto, no les ocasionamos molestias.

A los políticos sólo les importa que los votos emitidos hacia sus partidos sean mayores que los de sus rivales, ya que les permite acceder a más puestos de poder. En la medida que sientan que la molestia hacia su partido se manifiesta en votos para los demás, estarán más dispuestos a cambiar.

Si quieres castigar a un partido o a varios partidos, vota por algún otro, quizá por el que menos probabilidad tenga de ganar.

Nuestra democracia, con todos los problemas que tiene, ha mejorado. En tiempos del porfiriato, las elecciones en realidad eran decorativas, ya que siempre ganaba don Porfirio. Después de la Revolución, las elecciones eran amañadas, pero se permitía el cambio de gobernante. Lo que siguió fue la creación de sistemas que permitían una verdadera oposición.

La guerra sucia que vemos es un avance hacia la competencia, ya que los políticos son cuestionados sobre sus acciones, saben que están siendo observados y que eso afecta sus votos a favor.

Nuestro trabajo como ciudadanos es participar en la votación de la manera más consciente posible y hacerles saber a los políticos que los estamos observando.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.
01 Junio 2015 03:00:54
Uber, Schumpeter y la destrucción creativa
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Por si fuera poca cosa el circo y alboroto protagonizados por los grupos de maestros beligerantes al vulnerar la estabilidad política y paz social, amenazando con boicotear el proceso electoral del próximo fin de semana, agréguele usted el asunto de los taxistas contra Uber.

Como se sabe, la empresa Uber ha venido a modificar por completo la estructura y operación del mercado de transporte urbano, mermando los ingresos de los taxistas en aquellas ciudades en las que ella y otras compañías con modelos de negocios similares están operando.

Contrario a la manera tradicional en que funciona el servicio de taxis, en la que el usuario tiene que esperar a encontrarse con una unidad para solicitar el servicio, con un chofer poco capacitado y manejando un vehículo en pésimas situaciones mecánicas y físicas, ahora el usuario de Uber puede elegir qué tipo de unidad abordar.

Mediante una aplicación con localizador satelital, el usuario Uber puede solicitar el servicio y el tipo de vehículo que desea. Esta solicitud llega a todos los choferes de la empresa que se encuentren cerca de la zona y cumplen con los requerimientos del cliente.

El usuario también evalúa en su aplicación el servicio del chofer. Por seguridad, los pagos se realizan mediante tarjetas bancarias y previo a recibir el servicio, en los que está incluida la propina. De tal manera, el cliente sabe con anticipación y sin ninguna desagradable sorpresa de última hora, cuál es la tarifa que se le va a cobrar al destino que solicita.

Como se puede apreciar, esto implica toda una revolución en el modelo de negocios de taxis, apoyado en las tecnologías de información, que han venido a cambiar las reglas del juego en muchos mercados.

Desde luego, algunas agrupaciones de taxistas, movidas por quién sabe cuáles intereses políticos o de otro tipo, se oponen tajantemente a este tipo de empresas y piden que el Gobierno les impida operar. Es otro caso de agrupaciones que tienen terror a competir y por la vía de las protestas o de la violencia piden que se les preserve su negocio.

En 1942, el economista y sociólogo de origen austriaco Joseph Schumpeter publicó el libro “Capitalismo, Socialismo y Democracia”, en el que destacaba entre otras cosas el término de “destrucción creativa”.

De acuerdo con este personaje, la destrucción creativa es el proceso mediante el cual, gracias a la innovación y el establecimiento de nuevas actividades económicas, van desapareciendo sectores empresariales obsoletos o con poder monopólico, ante el embate de las nuevas ideas.

La innovación, de acuerdo con Schumpeter, implica un proceso de destrucción creativa y es la fuerza motriz del crecimiento económico a largo plazo.

En los próximos días, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) analizará si Uber constituye una competencia desleal para los gremios de taxistas o no. Ojalá que la resolución vaya en el sentido correcto de proteger la libre competencia y no de preservar mercados con restricciones a la competencia.

Si los taxistas quieren condiciones parejas para poder competir deberían empezar por mejorar la calidad de su servicio y cobrar de manera transparente. Ellos, como los maestros y cualquier otro sector en la economía, deben estar sujetos permanentemente a una dinámica de destrucción creativa.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.

21 Mayo 2015 03:00:40
La mujer profesionista en Saltillo
Por: Reyna Elizabeth Rodríguez Pérez
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

Teóricamente, la educación y la experiencia incrementan de manera lineal la productividad de los trabajadores y sus salarios futuros. A partir de este planteamiento, se ha deducido que los individuos con más formación académica y laboral tendrán ventaja en el mercado de trabajo, a diferencia de quienes no han estudiado. Sin embargo, la realidad indica que las oportunidades laborales son cada vez más escasas y los salarios reales se han reducido con el tiempo.

Este problema ha ocasionado que las mujeres salgan a buscar un empleo, en el mejor de los casos para obtener un ingreso complementario junto a su cónyuge o ante el escenario más desolador, cuando ellas son el único ingreso de su familia, ubicándolas en condiciones vulnerables en términos de segregación y discriminación laboral.

En Saltillo, Coahuila, según datos del tercer trimestre del 2014 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, las mujeres que se encuentran en el mercado de trabajo, que son alrededor del 40%, han incrementado su nivel educativo, ya que el 15% tiene estudios universitarios, a diferencia de los hombres que en promedio cuentan con 11% de su población en este nivel. Al parecer, existe ventaja para las mujeres en términos educativos, aunque siguen percibiendo 20% menos salario que los hombres, con el mismo nivel de estudios y ocupación.

La razón de dicha problemática radica en las diferencias por género. Este último se entiende como una construcción social creada a partir de las diferencias de sexo, que distinguen culturalmente a las mujeres de los hombres y les atribuyen características diferentes, como determinadas conductas, que orillan a desempeñarse en ciertas profesiones y ramas económicas.

Las mujeres suelen estudiar carreras universitarias propias de su género, ya que se consideran una extensión de las actividades femeninas. Al analizar la ENOE 2014, se encontró que el 44% de ellas se ubica en profesiones relacionadas con las carreras de Ciencias Sociales, Administración y Derecho; por otro lado, el 53% de los hombres se encuentra en Ingeniería, Manufactura y Construcción. Por lo tanto, los datos indican que parece existir segregación ocupacional por género en Saltillo. Esta segregación puede deberse a las decisiones que toman libremente mujeres y hombres de estudiar una u otra carrera profesional.

Al realizar el análisis entre áreas del conocimiento, se halló que las carreras relacionadas con la salud son 8% más rentables comparadas con el resto. Es en esta misma área del conocimiento donde la desigualdad salarial se encuentra en favor de las mujeres en 40%, aunque por las características productivas que ellas tienen, deberían de ganar 20% más que los hombres.

Por lo tanto, resulta rentable para las mujeres estudiar una carrera universitaria en Saltillo, sin embargo, deben elegir de manera racional aquella donde el rendimiento de su educación sea mayor, ya que los costos de elección pueden ser más altos para ellas ante las diferencias de género.

Maestra de la Facultad de Economía de la UAdeC.
18 Mayo 2015 03:00:12
Por la mejor educación posible
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Los partidos de izquierda recibieron una sopa de su propio chocolate. Toda una jugada maestra fue la que implementaron 124 organizaciones de la sociedad civil al convocar a los partidos políticos a adherirse a los 10 Compromisos por la Educación Nacional con Equidad y Calidad.

En pleno mes del maestro y de cara a los comicios del 7 de junio, este grupo de organizaciones puso contra las cuerdas a la clase política al orillarla a definirse de manera clara y de una vez por todas, a cumplir los compromisos de la reforma educativa o desentenderse de ella.

Ciclo escolar de 200 días, descuento a maestros faltistas, el despido a quien se ausente sin justificación y evaluación permanente a maestros, directores y supervisores de manera periódica con las correspondientes consecuencias. Concurso de plazas y transparentar la nómina magisterial, entre otros puntos, también están en los contenidos de esta iniciativa.

Ideales y metas que si bien es cierto son muy ambiciosos para el contexto actual del país, constituyen sin embargo las mínimas condiciones si deseamos aspirar a un sistema educativo de calidad que promueva un mayor bienestar social, equidad en la población y una economía competitiva.

Y aunque la mayoría de los mexicanos pudiéramos pensar que el bienestar de la población o la igualdad de oportunidades forman parte de la plataforma política de nuestros partidos, al parecer no es así, al menos no en los hechos.

Causa tristeza e impotencia que los partidos de izquierda se negaran a firmar dicho acuerdo. Nueva Alianza, PRD, Morena, Movimiento Ciudadano y PT le sacaron la vuelta a esta iniciativa.

Complicidad, miedo o clientelismo electoral son quizá las razones que explican tal decisión.

Directo y contundente se mostró Claudio X. González al referirse a esta situación: “Llama la atención que el día de hoy no estén representados partidos que votaron favorablemente la reforma al Tercero Constitucional. O han cambiado de parecer en el fondo, o reaccionan de manera oportunista ante elecciones en estados tan complicados como Michoacán y Guerrero”, sentenció el presidente de Mexicanos Primero.

La izquierda en México, esa misma que saca la bandera de la justicia social, la de la igualdad de oportunidad para todos y que de manera recurrente manifiesta su desprecio por la “mafia en el poder”, muestra también su cercanía con otro tipo de mafias, la de las agrupaciones beligerantes de maestros, claudicando con ello a los ideales que pregona.

De todas las reformas estructurales aprobadas y las que faltan por aprobar, si hay una en la cual no está permitido regatear y no está justificado quedarnos a medias, es en la educativa. Si fracasamos en ella estaremos privando a generaciones de niños y jóvenes de contar con la única opción real, decente y más efectiva de salir adelante, una educación de calidad.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
11 Mayo 2015 03:00:32
Los disparates de Stiglitz
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


De nueva cuenta el Premio Nobel de Economía en el 2001, Joseph Stiglitz, dio de qué hablar y parece ser que se le está volviendo costumbre comentar sobre lo que México debería de hacer. El problema es que las recetas que propone ya han probado ser, aquí y en otras partes del mundo, un rotundo fracaso.

Fue durante la celebración del Foro Económico Mundial, en su capítulo para América Latina, llevado a cabo la semana pasada en la Riviera Maya, que Stiglitz se tomó la molestia de compartirnos las recetas mágicas para alcanzar el desarrollo económico.

La primera puntada del economista norteamericano la dio al declarar que el Gobierno mexicano debe evitar la austeridad, a pesar de la caída en los precios del petróleo, puesto que ello limitaría el potencial de crecimiento económico.

Resulta inevitable recordar aquellas declaraciones de Stiglitz cuando en noviembre del 2009, en otra visita que tuvo a nuestro país y en medio de la crisis económica y financiera, criticó al Gobierno mexicano por no atender de manera adecuada la crisis a través de un paquete de estímulos y gasto publico bien definido.

Como se recordará, en aquel momento no tardaron en salir al quite a esas declaraciones el entonces secretario de Hacienda, Agustín Carstens, y su contraparte en la Sedesol, Ernesto Cordero.

Carstens refutó a quien fuera su maestro, al señalar que pareciera que Stiglitz desconocía que México fue azotado tanto por la desaceleración económica global, incluida la de Estados Unidos, como por la caída de la producción petrolera en 800 mil barriles diarios. El entonces secretario de Hacienda remató que no se tenía la opción de contratar más deuda. Y se actuó responsablemente.

Por su parte, Cordero se tomó el atrevimiento de mandar a leer al Premio Nobel en Economía, al señalar en su momento que parecía no conocer a detalle la realidad de las finanzas públicas mexicanas, “yo creo que mejor se ponga a leer un poquito más de México”, sentenció.

Mientras en aquel momento los críticos se abalanzaron sobre los dos secretarios por atreverse a cuestionar las opiniones de un respetado Nobel de Economía, no tuvo que pasar mucho tiempo para evidenciar que las recomendaciones de Stiglitz eran las mismas políticas que adoptaron países europeos y que condujeron a un endeudamiento público descomunal y a crisis económicas y sociales.

Pero a pesar de eso, Stiglitz insiste en que el Gobierno no debe implementar medidas de austeridad. Que el precio del petróleo se haya desplomado a la mitad y que el presupuesto del Gobierno está financiado en una tercera parte por el crudo, eso no importa. Hay que gastar más, ¿de donde sacaremos el dinero? Eso es lo de menos, parece ser la lección que nos quiere dejar.

Pero ahí no paran los disparates. En reunión privada con Miguel Ángel Mancera, el gurú estadounidense de la economía también se pronunció a favor de aumentar el salario mínimo como un instrumento para combatir la desigualdad.

Echar a andar la maquinaria del gasto público y aumentar por decreto los salarios son las aportaciones de Stiglitz.

Qué declaraciones tan a la ligera e irresponsables de todo un Nobel en Economía.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
04 Mayo 2015 03:00:22
Implicaciones de la desaceleración de EU
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Como balde de agua fría vino a caer el dato del crecimiento de la economía norteamericana que recién reportó la semana pasada el Departamento de Comercio de los Estados Unidos.

Resulta que durante el primer trimestre de este año la mayor economía del planeta registró una raquítica alza en el PIB de apenas 0.2% respecto del mismo período del 2014.

Lo anterior toda vez que durante el segundo, tercer y cuarto trimestres del 2014, el país de las barras y las estrellas se anotó variaciones al alza en su PIB del 4.6%, 5% y 2.2%, respectivamente. Dichas cifras venían suponiendo una recuperación sostenida e importante que ayudaría a la recuperación económica mundial. Tal parece que no es así.

El mismo comunicado dado a conocer por el Departamento de Comercio menciona que el decepcionante dato del periodo enero-marzo del presente año obedece en mayor medida a la apreciación del dólar, a la baja en los precios de la energía y a un invierno mucho muy intenso que afectó a gran parte del país.

Sin embargo, más allá de las causas esgrimidas por las fuentes oficiales, la preocupación radica en la debilidad de las cifras, sobre todo tomando en consideración que la comparación se hizo frente al primer trimestre del 2014, periodo en que la actividad económica se contrajo en el vecino país en 2.1 por ciento.

Uno podría esperar que aun con el alza en el dólar, el invierno y los demás factores que queramos agregarle, la cifra del primer trimestre del 2015 saliera relativamente bien debido a la muy pobre base de comparación del año pasado.

Visualizando esto ya en el plano actual, ello le complica aún más a la Reserva Federal el panorama en cuanto a en qué momento subir las tasas de interés.

Con un dólar fuerte que resta competitividad a las exportaciones estadounidenses e incentiva las importaciones, aunado a una economía anémica, es casi un hecho que el banco central estadounidense que preside Janet Yellen tendrá que postergar su decisión de restringir las condiciones monetarias.

El impacto de este escenario en nuestro país en la actividad productiva no se podrá visualizar de momento. Tendremos que esperar al 23 de mayo próximo, fecha en que el INEGI dará a conocer el PIB de México correspondiente al primer trimestre.

De momento, y de materializarse el hecho de que la Reserva Federal postergue el incremento en las tasas de interés, ello abonaría a una relativa estabilidad del peso -mas no necesariamente fortaleza- frente al dólar.

Adicionalmente, la debilidad en la actividad industrial norteamericana, aparejada a la ralentización de la economía china, conformaría un escenario de mediano plazo con precios del petróleo bajos, ante la carencia de una demanda significativa que sea capaz de absorber parte del exceso de oferta de crudo a nivel mundial.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.

30 Abril 2015 03:00:00
A propósito del Día del Niño
Por: Ricardo Sánchez Arriaga
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


“Los niños son el recurso más importante del mundo y la mejor esperanza para el futuro”. John F. Kennedy.

La Asamblea General de las Naciones Unidas, a través del UNICEF, promueve lo dispuesto en la Convención sobre los Derechos del Niño y reitera que la supervivencia, la protección y el desarrollo de los niños son imperativos de carácter universal y forman parte del progreso de la humanidad. Desde 1989, México se comprometió a cumplir con lo establecido en la Convención, en favor de las niñas, los niños y las y los adolescentes.

En Coahuila, de acuerdo con las proyecciones de población del Conapo, a mitad del 2014 residían 977 mil niños (y adolescentes) de entre 0 y 17 años de edad, equivalente al 33.4% de la población total (2.9 millones).

Aun cuando la población infantil ha venido creciendo, su proporción respecto a la población total ha disminuido. En 1990, el número de niños ascendía a 868 mil y su porcentaje era de 44 por ciento. Lo anterior, debido a distintos aspectos como una mayor sobrevivencia y una menor fecundidad.

Los retos que se presentan a lo largo de la etapa de la niñez van cambiando: por ejemplo, antes de los cinco años, brindar servicios de salud de calidad es importante para alcanzar que el niño sobreviva. Después de esta edad, brindar servicios de educación para desarrollar el potencial de los niños y ampliar sus posibilidades de mejora en su calidad de vida.

En materia de salud, dos enfermedades son las que siguen cobrando muchas vidas entre los niños de todo el mundo, especialmente en menores de cinco años: las respiratorias y las diarreicas. En Coahuila se han logrado avances importantes en su combate: la tasa de mortalidad por enfermedades diarreicas es de 4.1 por cada 100 mil menores de cinco años, la quinta más baja a nivel nacional.

Otro aspecto fundamental a cubrir es el derecho a la alimentación y nutrición. Datos del INEGI muestran que en nuestro estado, tres de cada 10 niñas y niños habitan en hogares donde existe algún tipo de restricción moderada o severa para acceder a una adecuada alimentación.

El trabajo infantil es otra realidad, que además de ser ilegal, es un obstáculo para el desarrollo social y económico de una sociedad, ya que afecta las competencias de la futura fuerza de trabajo. En Coahuila, 7.4% de los niños de entre 5 y 17 años trabaja, del que el 60% combina trabajo y estudio.

Los temas antes expuestos son sólo algunos de los que se tienen que considerar para contar con un análisis completo, sin embargo, lo más importante a resaltar es que debemos luchar cada día para que todos nuestros niños y niñas tengan una mejor calidad de vida.

Felicidades a todas y todos los niños hoy en su día. Especialmente a mis hijas Lia y María.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.
27 Abril 2015 03:00:25
El destino incierto de Carstens
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


El fin de semana pasado durante la tradicional Reunión de Primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), llamó poderosamente la atención de los medios nacionales que cubrieron las incidencias del evento, las palabras vertidas por la directora gerente del FMI hacia Agustín Carstens.

“En el FMI somos afortunados de haber contado con la presidencia de Tharman Shanmugaratnam (anterior presidente) y ahora tenemos la suerte de que haya sido remplazado por una persona tan talentosa como el ahora presidente Carstens”.

Esas fueron las palabras que utilizó Lagarde para volcarse en elogios hacia quien fuera su contrincante en el 2011 para contender por la máxima silla del FMI.

De igual forma no omitió reconocer en el gobernador del Banco de México su vasta experiencia, así como su probado conocimiento en temas monetarios. Lo anterior a propósito del cargo que éste ocupa como presidente del Comité Monetario y Financiero Internacional dentro de la misma estructura del FMI.

Mientras Agustín Carstens en el exterior recibe reconocimientos y ocupa cargos de alto nivel en el mundo financiero internacional, en lo interno su futuro en el Banco de México es incierto.

Su mandato de seis años al frente del Banxico concluye en diciembre de este año y estará en manos del Presidente ratificarlo por otros seis o simplemente nombrar a otro para ese cargo.

Se dice que una de las opciones que tiene Peña Nieto si decide revelarlo, sería José Antonio Meade, actual secretario de Relaciones Exteriores.

Lo cierto es que si Carstens tiene que dejar el cargo se iría dejando al banco central mexicano en medio de una de sus mejores épocas con resultados positivos más que a la vista.

En este año estamos más cerca que nunca de cerrar con una inflación por debajo de la mítica meta del 3 por ciento. Las reservas internacionales se acercan a niveles históricos de 200 mil millones de dólares. Con sus altibajos y volatilidad, el peso ha resistido los embates en el mercado financiero internacional e históricamente ello no se ha resentido en procesos inflacionarios como en otros tiempos.

Lo que es una realidad es que la disposición de que el periodo de gobernador del Banco de México concluya al cuarto año de la administración presidencial, es un problema desde el punto de vista de los tiempos electorales.

No hay que olvidar que Felipe Calderón inexplicablemente no ratificó a otro personaje igualmente renombrado y reconocido en el plano internacional para seguir al frente de la Junta de Gobierno: Guillermo Ortiz.

Calderón prefirió mandar a Carstens al Banxico y poner en la vitrina de Hacienda a Ernesto Cordero de cara a las elecciones presidenciales.

Ojalá que Peña Nieto no cometa el mismo error que su antecesor. La historia reciente nos muestra que a los mercados financieros globales el amiguismo y las cuestiones políticas les vale un sorbete. Lo que les importa son las credenciales, la trayectoria y la tranquilidad que logren transmitir quienes ostenten los cargos de secretario de Hacienda y gobernador del Banco de México.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
20 Abril 2015 03:00:48
Una vocería en materia económica para Coahuila
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Durante la etapa más aguda del clima de violencia e inseguridad que se dejó sentir, el Gobierno del Estado tuvo el acierto de crear una vocería en materia de seguridad.

En un entorno en el que la psicosis y el miedo generalizado abonaban a la confusión causando más alarma entre la población, la función de la vocería fue crucial en comunicar a la ciudadanía cuál era el estado real de las cosas.

Sin embargo, también existe cierta información que, a veces por lo técnica que pudiera llegar a ser y por lo importancia que en sí misma reviste, es necesario transmitirla a la comunidad de una manera clara y coloquial. Me refiero a los temas económicos.

Desafortunadamente la ignorancia, aunada a la desinformación, acaba provocando confusión sobre estos temas en el ciudadano promedio.

Es necesario hacerle saber a la sociedad que Coahuila no es un estado del montón en temas económicos. Que somos una entidad federativa con una economía pujante y un referente importante a nivel nacional. Desafortunadamente muchas personas desconocen esto y sólo ven otros aspectos que distorsionan su panorama.

De acuerdo con el INEGI con cifras del 2012, Coahuila se ubica en la tercera posición entre las entidades que más exportaciones generan en el sector manufacturero, aportando el 9.85% de todas las exportaciones manufactureras del país, únicamente superado por Chihuahua y Baja California.

Del año 2007 al 2012, las exportaciones se incrementaron un 74 por ciento. De los tres principales estados exportadores, el nuestro fue el que mostró la tasa de crecimiento más alta.

Cifras del Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. (CIDAC), que documenta el nivel de productividad por entidad federativa, ubican a Coahuila en la tercera posición. Pero ahí no para la cosa, según el INEGI con base en cifras del 2013, Coahuila es el cuarto estado con menor tasa de informalidad laboral.

Contamos con una industria automotriz referente en el plano nacional y una de las más importantes en lo que respecta a niveles de producción y exportación.

Estas son las cifras que es necesario hacer llegar a la gente, sin tecnicismos, sin hacerlo de manera espesa, sino con datos duros y siempre acompañados de los beneficios que ello acarrea.

Si se piensa que esto no es necesario y que la población en general conoce y está enterada de ello, yo personalmente lo dudo.

Para muestra un botón. Resulta totalmente incomprensible cómo hay personas que critican el hecho de que el Gobernador salga a otros países a promover inversión para Coahuila. No me imagino a los dueños y CEO de importantes compañías encerrados en sus oficinas o visitando las líneas de producción, porque los consejos de administración prefieren que se quede a resolver los asuntos internos en lugar de salir a promover la empresa, buscar alianzas o atraer inversiones, etcétera.

Todo esto también es parte del problema que es necesario atacar.

Una vocería en materia económica abonaría mucho a que los coahuilenses seamos capaces de creérnosla de que somos habitantes de un estado competitivo, productivo y boyante.

Contamos con especialistas respetados y miembros del Sistema Nacional de Investigadores en materia económica que serían candidatos naturales para una encomienda de este tipo. Un empresario comprometido, apartidista, pudiera también encajar.

Lo que es un hecho es que se requiere a alguien con la suficiente paciencia, habilidad y autoridad en la materia para comunicar temas espesos y polémicos que tanta confusión causan entre la población.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
17 Abril 2015 03:00:03
Carta a los jóvenes
Por: Magdalena Aguilar Dubois
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Queridos jóvenes: el 25 de marzo del 2015, en Saltillo se difundió una noticia relativa a la falta administrativa en la que “los migrantes” incurren al pedir dinero en la calle. Por esto, la autoridad municipal justifica las acciones de detenerlos y ponerlos a disposición de un juez calificador, dado que sólo es una falta administrativa, lo que no lo hace más tranquilizador. La sugerencia de que sea la Casa del Migrante quien solicite permiso para que los migrantes puedan pedir dinero y “cumplan con la ley”, me parece una exhibición de mala voluntad. Y en vista esto, pienso que es momento de reflexionar.

Dado que el fenómeno de movilidad humana ha ido tomando cada vez una forma más compleja, la antigua relatoría sobre trabajadores migratorios y miembros de sus familias, de la CIDH, se ha visto modificada a partir del 2012 en una relatoría sobre los derechos de los migrantes. Con el propósito de dar respuesta a la multiplicidad de desafíos que plantea la movilidad humana en la región, el nuevo mandato está enfocado en el respeto y garantía de los derechos de los migrantes, sus familias, solicitantes de asilo, refugiados, víctimas de trata de personas, desplazados internos, y otros grupos vulnerable.

Desde la antigüedad, la hospitalidad hacia los que estaban lejos de casa era una costumbre sagrada. Y había una razón, además de la tradición religiosa. No hay garantías, nadie puede saber si la crisis, un desastre natural o incluso la violencia le quitarán lo que tiene y necesita para vivir, y ¿no es acaso México un exportador de indocumentados sin oportunidades? ¿No quisiéramos que trataran bien a nuestros connacionales en el país vecino?

No cualquiera se convierte en migrante. Se requiere de un gran valor, de una fuerza de voluntad y de una disposición de sacrificio y de nobleza que muy pocas personas pueden mostrar. ¿Qué daño le hacen los migrantes al país por donde pasan o al que van? Estados Unidos, la nación más rica y poderosa todavía en la faz de la Tierra, es un país de inmigrantes. ¿Por qué no se les trata no sólo con humanidad sino con admiración y respeto? ¿Y qué ganan las autoridades con maltratar a los migrantes? Porque pierden mucho.

Las leyes y acciones injustas hacen que quien las promulga y aplica pierda el respeto de la sociedad. Si a las autoridades no les nace del corazón ayudar a los migrantes y protegerlos de quienes lucran con su necesidad, si no se molestan en hacer nada por ellos porque saben que los migrantes no pueden votar por ellos y no tienen nada qué ofrecerles…¡por humanidad, por dignidad y por respeto lo menos que pueden hacer es dejarlos en paz, y es ciertamente mucho menos de lo que es correcto! Nos estamos acostumbrando a dejar que otras personas sufran y a creer que no se tiene ninguna responsabilidad. Hay que hacer algo por los migrantes y dejar de ser indiferentes y apáticos a su necesidad.

Maestra de la Facultad de Economía de la UAdeC.
09 Abril 2015 03:00:32
El proceso electoral 2015: el reto de los partidos
Por: David Castro Lugo
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


El domingo 5 de abril inició la etapa de proselitismo político de los candidatos a diputados federales por los siete distritos que conforman el estado de Coahuila. Durante los próximos dos meses los ciudadanos seremos bombardeados, por no decir torturados, por miles de anuncios publicitarios en los diferentes medios de comunicación, donde veremos y escucharemos las promesas más inverosímiles hechas por los candidatos de los diferentes partidos.

Frente a esta contaminación visual, auditiva y ambiental que nos dejan las campañas, y que en muchos de los casos terminan fastidiando a los ciudadanos y alejándolos de las urnas, las elecciones del próximo mes de junio enfrentan un gran reto, no sólo por ser la primera bajo una nueva legislación electoral y que pondrá a prueba al recién creado Instituto Nacional Electoral (INE), sino porque como nunca en la historia reciente de este país, los partidos políticos se encuentran en una crisis de credibilidad frente a los electores, que dicho sea de paso se lo han ganado a pulso con sus acciones y comportamiento, como partidos y como gobiernos; donde se acumula una larga lista de errores y desaciertos, usos y abusos que en nombre del bienestar ciudadano los partidos han cometido, y sean vistos cada vez con mayor desconfianza, porque sólo representan a los intereses de unos cuantos y han mostrado muy poca sensibilidad y solidaridad con las necesidades de sus representados. Partidos ricos y ciudadanos pobres.

Frente a los retos señalados anteriormente, los ciudadanos de a pie nos hacemos algunas preguntas en relación con este tema, que no es menor y que sin duda deberían ser punto de referencia y preocupación para los partidos políticos y candidatos si en realidad quieren cambiar la imagen y percepción que los votantes tienen de ellos: ¿Estas campañas electorales serán distintas? ¿En términos de qué escucharemos propuestas que verdaderamente respondan a las necesidades de los ciudadanos que buscan representar? ¿Con nuevas formas de hacer llegar a los electores sus propuestas sin saturar a los ciudadanos con los spots de radio, televisión y anuncios espectaculares? ¿Mostrando que pueden ser austeros, sin que el costo de la democracia sea tan elevada para los ciudadanos; y donde se puedan llevar a cabo verdaderos debates y confrontación de ideas de los distintos partidos y candidatos?

Si observamos este comportamiento en las campañas que están en marcha, podremos decir que las lecciones del 2015 fueron distintas, que constituyen un parteaguas en la historia política de este país y los partidos podrán empezar a recuperar un poco de la credibilidad perdida, al menos desde la perspectiva de los procesos electorales, si no es así, seguirán mostrando su insensibilidad y perderán una buena oportunidad.

Si el proceso electoral fuera distinto, y en los términos antes señalados, los electores aún tendríamos un cuestionamiento adicional y posiblemente más importante: ¿Cómo garantizar que en esta ocasión los candidatos ganadores honrarán su palabra empeñada con los ciudadanos, legislando en congruencia con las promesas y compromisos de campaña y no a espaldas de los que dicen representar?

Sin duda estos son algunos de los mayores retos que enfrentan los poderes Legislativo y Ejecutivo, al cual deben hacer frente, pues de lo contrario corren el riesgo de perder legitimidad y ocasionar que las demandas e inconformidades de los ciudadanos sean canalizadas por vías alternativas que se alejan de los regímenes democráticos, como puede ser el caso Guerrero y algunos otros estados. A partir de lo anterior sólo nos queda preguntar: ¿Están dispuestos los partidos a asumir el reto y la responsabilidad que el proceso electoral en marcha demanda?

Profesor de la Facultad de Economía de la UAdeC.
23 Marzo 2015 03:00:25
El huevo, la Cuaresma y la política monetaria
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) /
@guillermo_garza

El alza de precios en algunos productos de primera necesidad, en particular los agropecuarios, continúa en estos días. No solamente es el caso del huevo, cuyo precio ha venido aumentando aproximadamente un 40% del año pasado a la fecha.

También el tomate y el chile han experimentado esta dinámica en algunas zonas del país, cuyas cotizaciones se han incrementado un 100% en respuesta a las fuertes lluvias que en días recientes han azotado al estado de Sinaloa, importante productor de estas verduras.

Pero el caso del huevo no está del todo claro. Al menos entre funcionarios de la Secretaría de Economía. Ello pese a las facultades que puntualmente le asigna la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, en su artículo 34, fracciones I, II y VII en lo que respecta a las políticas en materia de precios, distribución y comercialización de bienes y servicios.

Resulta que durante la semana pasada el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, señaló que debido a los problemas de la gripe aviar que se está generando en los Estados Unidos, ello lo han tomado como pretexto los oferentes locales para subir el precio del kilogramo de huevo.

El argumento del titular de la dependencia que tiene a su cargo la facultad de formular y conducir las políticas generales de industria, comercio exterior, interior, abasto y precios del país, sonaría bastante lógico, salvo por un pequeño detalle: la importación de huevo procedente de los Estados Unidos representa apenas el 1% de la producción nacional.

Tuvo que aparecer en escena el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, para poner las cosas en claro. Durante la Convención Bancaria que organizó la semana pasada la Asociación de Bancos de México, el titular del banco central comentó que el comportamiento en las cotizaciones del blanquillo es meramente transitorio y posiblemente atribuible a la temporada de Cuaresma, aunque no descartó posibles prácticas anticompetitivas en el mercado local.

Por supuesto que esta última explicación suena mucho más consistente. El motivo por el cual Carstens tuvo que abordar este tema, es porque ello podría tener un eventual impacto en el tema de la inflación, pero sólo si este evento se vuelve algo más que transitorio.

De ser así, agréguele usted otra variable más al ya de por sí complicado sistema de ecuaciones que en materia monetaria tendrá que resolver el Banxico en los meses próximos.

El inminente aumento de tasas de interés por parte de la Reserva Federal en Estados Unidos, la baja en el precio del petróleo, el recorte en las finanzas publicas y una economía que no despega lo suficiente serían los aspectos sobre los cuales se movería la Junta de Gobierno para una eventual decisión en términos de política monetaria.

Dado lo anterior, más allá de cuál sea la decisión que tome el instituto central en materia de tasas de interés, lo más importante será que los comunicados sean lo suficiente claros, congruentes y consistentes en cuanto a las motivaciones de sus decisiones.

Con tantas variables en juego, una decisión monetaria que no esté totalmente asimilada por los mercados puede todavía provocar más inestabilidad en los mercados financieros locales.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.


19 Marzo 2015 03:00:42
La administración del agua potable
Por: Federico Muller
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

Para tratar de vincular y transferir experiencias recíprocas entre el sector productivo y el académico universitario de carácter público, se han diseñado diferentes políticas y estrategias de colaboración, y una de ellas ha sido la suscripción de convenios, como el qué se estableció en el 2011 entre la Universidad Autónoma de Coahuila y Aguas de Saltillo (Agsal), empresa paramunicipal responsable desde el 2001 del servicio y suministro del vital líquido en la ciudad de Saltillo.

Sondeos de opinión.s Durante los tres último años, docentes y alumnos de la Facultad de Economía de la UAdeC han llevado a cabo sistemáticamente estudios para conocer la opinión de los saltillenses sobre el servicio que reciben de la compañía de agua potable. El universo poblacional en que se trabaja está conformado por más de 215 mil usuarios que tienen contrato con Agsal; desde luego, sin considerar el consumo de los sectores comercial e industrial.

Con el objetivo de minimizar costos, optimizar recursos y lograr economías de escala, y desde luego sin minar la calidad del proceso de recopilación de información y por ende de los resultados de la encuesta, se acordó por las partes involucradas definir el tamaño de la muestra estadística a través del método de remuestreo Bootstrap, modelo y técnica aceptados por la comunidad científica estudiosa de la estadística no bayesiana, al cumplir con los intervalos de confianza exigidos por la literatura especializada para considerar la apreciación del entrevistado, vertida en los cuestionarios aplicados, como representativa del total de la población objetivo.

Iniciativa de Ley… Históricamente, después de la Ciudad de México presidida por gobiernos emanados del PRD, Saltillo es uno de los municipios del país que han transferido a la empresa privada la administración del servicio de agua potable domiciliario.

Casos anteriores vividos por los consumidores, que han experimentado el cambio administrativo en la explotación de los recursos hídricos, pueden ser un buen catalizador para emitir opiniones sobre la Ley de Aguas Nacionales vigente desde 1992 y cuya viabilidad se discute actualmente en el Congreso de la Unión. Causaron alboroto entre líderes políticos de izquierda y organizaciones populares las reformas propuestas en la Ley de Aguas que se discutiría y aprobaría en el pleno de la Cámara de Diputados; la efervescencia que despertó la iniciativa de ley fue tal, que los representantes del pueblo acordaron posponer la votación para otra ocasión más propicia.

En los corrillos populares, conscientes de la desvalorización que paulatinamente ha experimentado el patrimonio familiar de las clases medias, se levanta la voz para exigir a los diputados que no aprueben más reformas privatizadoras de los bienes y servicios que por mandato constitucional deberían manejar los gobiernos federal, estatal y municipal, como aquellas que restringen el consumo de un bien público al que todos los mexicanos tienen derecho y que de ninguna manera debe tratarse como una mercancía, sujeta a la oferta y demanda del mercado: el agua.

Más allá de las concepciones ideológicas. Lamentablemente, en la planificación del uso del agua urbana y agrícola en México no se puede aplicar la célebre frase del político responsable de los cambios estructurales en el modelo económico de China, cuando declaró a la prensa estadounidense: “No importa el color del pelambre del gato, sino su efectividad en la caza de ratones…”.

En los últimos Planes Nacionales de Desarrollo, que por ley se elaboran en cada sexenio presidencial, no han aparecido políticas públicas de largo alcance encargadas de enfrentar el grave problema que se agudiza con el paso del tiempo: el abastecimiento de agua potable a las ciudades del país.    
12 Marzo 2015 03:00:23
Preocuparse o no por la situación económica
Por: Francisco Antonio Serrano Camarena
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Estos últimos días han estado caracterizados por cifras récord, tanto positivas como negativas, y noticias poco alentadoras para México. Por ejemplo, el récord del tipo de cambio, que llegó a más de 15 pesos con 80 centavos; el precio del barril de petróleo, que cayó a menos de 47 dólares, un récord negativo en los últimos seis años; y el hecho de que Estados Unidos retirará su política expansiva, aumentando las tasas de interés, sólo por citar algo de lo que mucha gente ha mencionado en varios medios.

¿Debemos como mexicanos preocuparnos por lo que está pasando actualmente? La respuesta parece ser que no. Hay tres aspectos claves qué analizar para llegar a esta respuesta, y el primero es el tipo de cambio. La devaluación del peso mayor a 1.5% y la consecuente intervención vía subasta de 200 millones de dólares del Banco de México, no se debe a un problema económico de México, sino a la fortaleza de la economía norteamericana, que está dando muestras de crecimiento sostenido, lo que empieza a generar motivos de preocupación inflacionaria. De esta forma, el dólar es quien gana terreno no sólo frente al peso sino frente a casi todas las monedas más importantes del mundo. A diferencia de la crisis de 1994, esta devaluación de los 13.50 pesos a 15.80 pesos no es culpa de nosotros y por eso el efecto será temporal. El beneficio radica en que las exportaciones mexicanas tendrán mayor valor y podremos traer dólares al país.

El segundo aspecto clave es el precio tan bajo del petróleo, que hace ocho meses se encontraba por arriba de los 100 dólares y hoy en día cuesta menos de 50. El problema para México es que las finanzas públicas están presupuestadas sobre una base de 52 dólares originalmente. Esta diferencia hará que venga un nuevo recorte al presupuesto, como se anunció la semana pasada por parte del Gobierno federal, ya que la idea de nuevos impuestos está definitivamente fuera de la mesa de negociaciones, entre otras cosas por ser un año electoral y porque los mexicanos ya no tenemos de dónde estirar el mermado ingreso salarial. El beneficio radica en que finalmente se están haciendo recortes a los excesos de la clase política, que no tiene una fuente recurrente de fondos para malgastar.

Para finalizar, el tercer aspecto es el bajo crecimiento y el mermado consumo interno que sigue sin despegar. Las ideas poco ortodoxas sobre el manejo tributario del país han generado una contracción del sistema económico, que por más que se quiera defender resulta imposible. La consecuencia del bajo crecimiento ha sido que las familias tengan menos dinero para gastar, las empresas hayan vendido menos y que el Gobierno demostrara su ineficiencia como motor de la economía, algo que ya se sabía desde antes. Los programas de gasto gubernamental no han sido capaces, como se prometió, de generar el impulso económico que el país necesitaba. La parte positiva de este factor es que tanto las empresas como las familias están aprendiendo a gastar de manera eficiente, y sobre todo, se está empezando a crear una conciencia económica que pondrá presión a la clase política. Como se ve, no hay nada de qué preocuparse, el daño ya fue hecho.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.
09 Marzo 2015 03:00:55
La disyuntiva monetaria y su impacto fiscal
Guillermo Garza de la Fuente

Durante las próximas semanas el tema que marcará el rumbo de los mercados mundiales vendrá por el lado de los efectos de las políticas monetarias en todo el planeta.

Hoy lunes inicia el programa de estímulo monetario del Banco Central Europeo, en un intento por reactivar la débil economía europea, pero sobre todo para ahuyentar el peligro de un proceso deflacionario que amenaza al Viejo Continente.

La inyección de liquidez constará de un monto de 60 mil millones de euros mensuaes durante los próximos 18 meses. Este programa viene a ser una réplica del alivio cuantitativo (quantitative easing) que recientemente la Reserva Federal de los Estados Unidos dio por terminado.

Del otro lado del Atlántico, la Reserva Federal de EU tiene a los mercados en vilo, ante la espera de cuándo será el momento en que empiece a subir la tasa de interés de referencia que ha mantenido desde finales del 2008 en viles del 0-0.25 por ciento.

Recién el viernes se informó que la tasa de desempleo en Estados Unidos alcanzó en febrero su nivel más bajo también desde el 2008. Con esta cifra se ha alcanzado el rango que de acuerdo con la Reserva Federal, es consistente con una economía sana. Eso podría incrementar la posibilidad de que la Fed decida pronto subir la tasa de interés desde los récords actuales.

Ante este entorno, la incógnita es cuál va a ser la reacción del Banco de México ante la bipolaridad monetaria que se empezará a dejar sentir en la segunda parte del año en el resto del mundo. Es un hecho que el Banxico no podrá desligarse del son que toque la Fed y tendrá que acoplarse a su ritmo.

En este momento la inflación por sí misma no constituye ninguna preocupación que justifique un aumento en las tasas. En todo caso ello se explicaría si el tipo de cambio continúa deteriorándose aún más y se inicie un proceso de contaminación en la formación de precios.

Sin embargo, el Banxico tendría muy buenos motivos para aguantar hasta el límite un aumento en las tasas de interés y optar por otra estrategia de intervención en el mercado cambiario. Ambos motivos están estrechamente ligados con la actual situación en materia de finanzas públicas.

En estos momentos un aumento en la tasa de referencia provocaría un frenón en la actividad económica que debilitaría la recaudación de impuestos, afectando todavía más la ya complicada situación en las finanzas públicas.

Por ello, una opción viable y conveniente, dadas las actuales circunstancias, sería el recurrir a la venta de reservas internacionales para apuntalar al peso. Una ventaja de ello sería la ganancia cambiaría que obtendría el Banxico por la compra de dólares baratos en su momento y la actual venta de dólares caros.

Por normativa, esas ganancias el Banco de México las debe reportar al Gobierno federal. Si bien dicho monto no representa la solución al boquete de las finanzas públicas ni mucho menos, sí es un bálsamo que en estos momentos nos caería del cielo.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.



.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza
06 Marzo 2015 04:00:13
Saltillo necesita transporte eficiente
Por: José Luis Escobedo Sagaz
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Las ciudades bien planeadas son una atracción para las empresas, debido a que facilitan el uso de dos factores productivos: los recursos naturales y el trabajo. Si una ciudad o región facilita a sus empresas que los insumos que necesitan para la producción y la reducción de sus inventarios, lleguen a tiempo, sus costos bajarán, lo que las vuelve más competitivas.

Lo mismo ocurre con los trabajadores. Si los tiempos de traslado son demasiado elevados, reducirán su eficiencia. Considere por ejemplo un trabajador que se levanta a las 5 de la mañana, debido a que su hora de entrada es a las 7: una hora dedicada a prepararse para ir al trabajo y una hora en el transporte. Si agregamos las ocho horas que debe estar trabajando, más otra de transporte a su casa, su jornada laboral da un total de 11 horas. Además, debe dedicar una hora más para alimentos, lo que nos da un total de 12 horas.

Si consideramos que se recomienda descansar por lo menos ocho horas, a nuestro trabajador le restan cuatro horas para esparcimiento, convivencia con la familia y otras actividades relacionadas con su casa y su familia.

Estas cuatro horas que le quedan son importantes para el equilibrio físico y mental del trabajador. Si no logra recuperarse de su actividad laboral, en la siguiente jornada se verá mermada su productividad, lo que a final de cuentas representa un incremento en los costos de la empresa. La forma en que se diseña el transporte podrá incrementar o reducir el tiempo que dedica el trabajador a sus actividades personales.

Este diseño tiene que considerar la forma en que en la ciudad van creciendo las áreas de vivienda, comerciales e industriales. Un mal diseño puede llevar a que el tiempo que se dedica al transporte se incremente. Puesto que la jornada laboral no se verá disminuida, se debe reducir el tiempo personal.

El transporte no solamente está relacionado con el Municipio, también está relacionado con la empresa. Las grandes empresas son conscientes de ello, por lo cual contratan compañías que permiten a sus trabajadores llegar de manera rápida a sus centros de labores. Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas no tienen la capacidad para contratar este tipo de servicios, por lo que se enfrentan con empleados con poca disponibilidad para laborar. Muchas de estas pequeñas y medianas empresas buscan ser proveedoras de las grandes empresas, lo que evita que se den los encadenamientos productivos y con ello se reduce la producción local.

Un sistema bien diseñado considera varios tipos de transporte: automóviles, camiones, taxis y bicicletas; estos tipos de transportes deben de interactuar entre ellos para facilitar el traslado. Así por ejemplo, si consideramos utilizar un sistema de renta de bicicletas, se podría incentivar su uso al colocar sus estaciones de tal manera que las rutas de los camiones las vuelvan accesibles físicamente. Un buen diseño tiene la ventaja adicional de que reduce el uso de transporte privado, lo que disminuye la contaminación.

Para Saltillo, el diseño de una red de transporte eficiente debe ser una prioridad, tanto en el corto como en el largo plazo. Estos trabajos deben ser liberados por el Municipio y desgraciadamente tenemos un rezago de varios años frente a otras ciudades de México, así que es hora de poner manos a la obra.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.
02 Marzo 2015 04:00:57
Más compromiso y menos Óscares
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


De nueva cuenta a los mexicanos nos termina ganando el espectáculo mediático, la alfombra roja y los reflectores de la prensa de espectáculos.

Por todos los rincones de la prensa se reprodujeron las palabras de González Iñárritu como una declaración “valiente” y “nacionalista” del sentir de muchos mexicanos. Muchos aplaudieron al director galardonado con el Oscar por tan “osado” discurso.

El talento y el trabajo de Iñárritu, así como su galardón a lo mejor del cine nadie lo pone en duda. Aprovechar un escenario de este tipo con audiencia en todo el planeta para despotricar contra las instituciones del país, deja mucho que desear.

La ropa sucia se lava en casa. No se trata de querer tapar el sol con un dedo, sino de no hacer más grande y evidente el problema de lo que ya lo es.

¿Se refería Iñárritu a algún gobierno en particular, o generalizaba en su comentario?, ¿hacer tal afirmación en un evento con audiencia global, garantizará que las cosas cambien? Por último, ¿es en verdad culpa del Gobierno todo lo que pasa en el país?, ¿no tenemos ninguna responsabilidad u omisión los ciudadanos?

Lo que es una realidad es que los mexicanos necesitamos más compromiso y menos actuación. Más involucramiento y menos Óscares.
La sociedad está más necesitada de organismos ciudadanos que con el trabajo diario y afrontando todo tipo de retos impulsen una agenda de políticas capaz de llevarnos a la senda del bienestar.

Existen un sinnúmero de organizaciones que sin los reflectores de Hollywood realizan un valioso e incansable trabajo. Ese que realmente se requiere para transformar a México.

Sólo por nombrar a una, la iniciativa ciudadana Mexicanos Primero. Un grupo de especialistas comprometidos a impulsar el derecho a la educación de calidad en el país a través de instrumentos para la exigencia y participación ciudadana.

Esta organización ha sido en buena medida -gracias al empuje de sus propuestas y denuncias de malas prácticas- la responsable de poner el dedo en la llaga sobre el deplorable estado que guarda nuestro sistema educativo. Mexicanos Primero no sólo se queda en la crítica, sino que vigila, denuncia y propone acciones de mejora, varias de ellas incorporadas ya como política pública. Se involucra pues.

En días pasados, Mexicanos Primero recibió amenazas de los seudomaestros de la CNTE de hacer un plantón en sus instalaciones. Mexicanos Primero lo mismo señala a sindicatos que a gobernadores y a autoridades federales que se dejan chantajear por los subversivos seudomaestros.

Mexicanos Primero llevó a la pantalla grande el documental “De Panzazo”. Una producción de poco presupuesto, escasa mercadotecnia y sin el respaldo de la industria cinematográfica americana. Pero la temática que abordó y más aún el mensaje que transmitió, abonaron mucho más a la conciencia social que cualquier película del Óscar.

Ese es el tipo de organizaciones que nos gustan. Esas que se meten en el campo de batalla y se la rifan. Las que pasan de la crítica a la acción. Las que a pesar de intimidaciones siguen dando pelea. Eso es lo que requiere la sociedad mexicana y no sentarse desde el palco de las estrellas a disparar críticas, que en estos momentos en nada ayudan al país.
Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.


26 Febrero 2015 04:00:23
Deterioro del entorno para las empresas
Por: Arnoldo Ochoa Cortés
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


El Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) reportó que en el último año se observó una reducción de 220 mil 190 en el número de empleadores en nuestro país, independientemente de que dichos patrones correspondan a los sectores formal o informal. Dicha cifra, de acuerdo con lo que manifiesta el propio Instituto, corresponde al 9.6% de quienes contratan trabajo asalariado en México con fines productivos. La cifra en sí misma es preocupante y es reflejo del lento desempeño económico que hemos vivido en los últimos años, con 1.2% en el 2013 y 2.1% en el 2014.

En torno a lo anterior, cabe hacer algunos comentarios sobre las condiciones en que se desarrolla la actividad empresarial, para acercarnos a una explicación sobre la reducción en el número de personas dispuestas a abrir o mantener una fuente de trabajo.

En primer lugar, sabemos que uno de los determinantes más importantes para la inversión productiva es la expectativa de obtener una ganancia monetaria, lo que se asocia claramente con las posibilidades de crecimiento del mercado. En ese sentido, las cifras de crecimiento económico no resultan muy estimulantes para los emprendedores, y más allá de los datos de desempeño pasado, no hay optimismo en torno al desenvolvimiento futuro.

Aún más alarmante que el bajo crecimiento, es el desempeño del mercado interno, restringido por la escasa generación de empleos y el deterioro de las condiciones salariales y laborales, lo que lleva a cuestionar las supuestas bondades de la reforma laboral.

Ya que tocamos las llamadas reformas estructurales, cabe apuntar también que las modificaciones en materia fiscal no han sido benéficas para los empresarios: la mayor vigilancia y el incremento de la carga impositiva, no sólo para las empresas sino también para la población consumidora, se traducen en un factor adicional que frena el desempeño económico.

Para la actividad empresarial es fundamental el acceso a recursos financieros que permitan iniciar negocios nuevos, así como solventar las necesidades de las unidades productivas ya establecidas. Desgraciadamente, la banca comercial en nuestro país no tiene entre sus prioridades el ofrecer condiciones favorables para los emprendedores, y las tasas de interés resultan onerosas sobre todo para los micro y pequeños empresarios, lo que reduce su competitividad en una economía abierta a la concurrencia internacional.

Por si fuera poco, no podemos dejar de lado el severo impacto que representa para las empresas la grave situación de inseguridad que prevalece en amplios territorios del país, lo que propicia comportamientos más conservadores tanto en los propios empresarios como entre los consumidores, ante el temor de sufrir daños en su patrimonio. Adicionalmente, ante la incertidumbre se procura contar con un capital disponible para hacer frente a alguna eventualidad, como verse en la necesidad de cerrar un negocio o perder un empleo.

Ante el panorama comentado, no es tan sorprendente que el número de empleadores se haya reducido en México durante el año anterior.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.
23 Febrero 2015 04:00:57
El destino los (nos) alcanzó
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


De entre la tragedia griega y el caos venezolano, la verdad no hay ni a cuál irle. Tanto al pueblo helénico como al Gobierno de Maduro, el destino finalmente los alcanzó.

Atenas solicita desesperadamente el apoyo de la troika (FMI, Banco Central Europeo y Comisión Europea) para contar con recursos que permitan inyectarle liquidez a su sistema bancario y hacer frente a sus vencimientos de deuda.

De no contar con ese flujo a la brevedad, el Gobierno griego se declararía en moratoria de pagos, lo que colapsaría a la economía -ya de por sí vapuleada por un desempleo en niveles inimaginables y un malestar social manifiesto-, que en automático implicaría la salida de Grecia de la zona euro.

Del otro lado del Atlántico, el castillo de naipes edificado por el Gobierno de Nicolás Maduro está a punto de colapsarse. Escasez de productos de primera necesidad, cierre de empresas, una inflación que ronda el 68% y un sistema cambiario múltiple están hundiendo cada día más a Venezuela.

Si a ello le agregamos las represiones del Gobierno contra todas aquellas voces de la oposición que disienten de sus políticas, ello va conformando un ambiente de crispación social bastante peligroso.

Tanto Atenas como Caracas están pagando ahora los excesos del pasado. Un gasto público excesivo, políticas ultra paternalistas y un nivel paupérrimo de productividad incapaz de impulsar su economía llevaron a Grecia al límite de su capacidad de solvencia, incapaz de hacer frente a sus obligaciones financieras.

En Venezuela, un Gobierno obsesionado por el populismo y apostándole todo a los ingresos del petróleo se convirtió en agente de derroche del presupuesto público. Un sinnúmero de medidas insensatas como expropiaciones, controles de precios y amenazas contra empresarios, llevaron a un contexto de cierre de empresas, caída en las inversiones y desabasto de productos, aparejadas al caos que impera en el mercado cambiario nacional.

La deuda gubernamental griega, así como la inflación desbordada, el control de precios y el sistema cambiario múltiple, nos recuerdan la caricatura de economía que teníamos en México en los 80.

Lo que hoy viven Grecia y Venezuela, producto de la pasada crisis mundial y los bajos precios del petróleo, en otra época nos hubiera hecho añicos. Hoy no es así. Resistimos esos embates y seguimos en pie.

Pero en otras esferas a los mexicanos el destino ya nos alcanzó. Criaturas del Estado engendradas en el pasado hoy nos están cobrando facturas todas juntas.

En estos días las noticias hacen referencia al hecho de que los maestros le tienen tomada la medida al Gobierno, de que la viabilidad financiera del IMSS da para cuatro años y que la situación financiera de Pemex ya de por sí crítica, se agrava con la actual coyuntura del mercado.

Sindicatos de maestros, de petroleros y de las instituciones de seguridad social, así como la corrupción misma tienen oprimida a la educación y en quiebra técnica a Pemex, IMSS e ISSSTE.

Contrario a lo que se hiciera en el ámbito macroeconómico, estos problemas nunca se atendieron. Hoy se presentan todos juntos como fantasmas del pasado, que siempre estuvieron entre nosotros. El implacable destino finalmente parece alcanzarnos.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
19 Febrero 2015 04:00:23
Discriminación salarial por género en Coahuila
Por: Reyna Elizabeth Rodríguez Pérez
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


La crisis económica afecta gravemente la generación de empleo formal, principalmente en estados con gran dependencia económica del exterior, por lo tanto, muchas personas incursionan en el ámbito informal para obtener un ingreso.

Al analizar la distribución de mujeres ocupadas en los mercados de trabajo público y privado, así como en los sectores formal e informal, con la información de la ENOE (2005-2014) del INEGI, se revela que en Coahuila existe una mayor concentración de mujeres en el sector privado-informal con un aumento en el 2009 (47%) y con leve caída en el 2014 (43%). El sector público muestra una tendencia decreciente (de 18 a 14%) y un aumento considerable del empleo en el mercado privado-formal (de 38 a 43%), lo cual puede obedecer a una leve recuperación de la actividad económica después de la crisis del 2009.

La diferencia en términos porcentuales del salario promedio por hora favorece a las féminas en el mercado de mano de obra público, no obstante, en el 2014 dicha disparidad se encuentra a favor de los hombres en 2 por ciento. En el ámbito privado-formal es donde se muestra que las mujeres ganan menos que los hombres en 5, 10 y 12% para el 2005, 2009 y 2014, respectivamente. En el mercado privado-informal las diferencias muestran un aumento en el 2009 (12%) y una caída en el 2014 (8%).

Con lo anterior se comprueba que existen diferencias salariales a favor del hombre en el estado de Coahuila. La pregunta ahora es si esa desigualdad se debe a características o existe discriminación en contra de la mujer. La discriminación salarial por género afecta principalmente al grupo de mujeres y ésta toma presencia cuando ellas ganan menos que los hombres por hacer el mismo trabajo y tener los mismos atributos de capital humano (educación y experiencia).

Hasta este momento se encontró que las remuneraciones son heterogéneas por tipo de mercado, pero la magnitud y comportamiento de la discriminación también son distintos, ya que en el sector público las mujeres deberían de percibir salarios promedio superiores a los de los hombres en 8% para el 2005, 18% en el 2009 y 9% en el 2014, en tanto que la discriminación es del 4, 13 y 10% para los mismos años.

En el sector privado formal, de acuerdo con las dotaciones de factores, las mujeres deberían recibir un ingreso promedio superior al de los hombres en 5%, cifra que se mantiene constante a lo largo del periodo; sin embargo, la discriminación es del 10, 15 y 16% en el 2005, 2009 y 2014.

Finalmente, en el sector privado informal, según la escolaridad y otros atributos de capital humano, las mujeres deberían de ganar 11, 16 y 20% más que los hombres en el 2005, 2009 y 2014, respectivamente, pero la discriminación aumenta de manera significativa en el 2005 en 16%, hasta alcanzar 28% en el 2009, cifra que se mantiene hasta el 2014, indicando que la magnitud del fenómeno es mayor que en el resto de los sectores, hecho que resulta desafortunado porque además es donde se tienen las menores remuneraciones y ausencia de prestaciones sociales y laborales.

Los resultados indican que la crisis económica del 2009 impactó desfavorablemente a las mujeres, no solamente por un aumento en la informalidad, sino también por el incremento en la discriminación. Dado lo anterior, se puede afirmar que en la última década las condiciones de equidad remunerativa por sexo en el estado de Coahuila empeoraron para las mujeres, hecho que resulta preocupante no sólo por la ausencia de equidad de género en el sector laboral, sino porque dados los cambios en la organización del hogar, existe en una proporción creciente de hogares con jefatura femenina (alrededor del 20%) y seguramente como aportantes económicos principales o únicos en su vivienda.

La presencia de discriminación salarial hacia las mujeres puede impactar sobre las condiciones de pobreza en este tipo de hogares. Por lo tanto, es posible sostener que existe un espacio para la implementación de políticas públicas que fomenten una mayor igualdad de género en las remuneraciones, dado que la reducción de la discriminación reduciría la desigualdad salarial.

Maestra de la Facultad de Economía de la UAdeC.
16 Febrero 2015 05:00:55
Bendita depreciación del peso
Contrario a lo que acontecía décadas atrás, en las que una devaluación del peso ponía a temblar a los mexicanos y generalmente representaba el comienzo de una crisis que desembocaba en inflación descontrolada y endeudamiento, el que se observa hoy en día dista mucho de aquellos escenarios.

La actual debilidad del peso frente al dólar, que ha venido a crear una relativa inestabilidad en el mercado cambiario nacional, ha sido benéfica para la economía mexicana desde dos puntos de vista.

En primer lugar, la actual tendencia de depreciación ha venido a fungir como un amortiguador para mitigar la caída de la actividad económica, propiciada por la debilidad del entorno internacional y el bajo nivel de gasto público.

Como es bien conocido por muchos especialistas, una disminución del precio de la moneda nacional frente a otras divisas provoca también un abaratamiento de los productos locales. Es decir, una depreciación de la moneda impulsa mayores exportaciones al abaratar en términos relativos los productos nacionales, en relación con los extranjeros.

El segundo aspecto tiene que ver con las finanzas públicas y el efecto sobre éstas de los bajos precios del petróleo. Si bien es cierto que el presupuesto público (denominado en pesos) depende en casi una tercera parte de los ingresos petroleros, el que los precios del crudo se coticen en dólares provoca que al transformar los dólares que Pemex recibe por las exportaciones de crudo, se reciban más pesos.

Este hecho si bien no subsana del todo, si constituye un valioso instrumento que mitiga en parte la baja de ingresos públicos.

Por último, resulta importante destacar que a pesar de que las presiones cambiarias llevan ya una buena cantidad de semanas presentes en el mercado, ello no ha implicado -hasta ahora- ningún efecto en el tema de la inflación.

Como se informó la semana anterior, durante el primer mes del año la tasa anual de crecimiento de precios fue del 3.07 por ciento. Es el mejor dato de inflación desde abril del 2011, cuyo indicador registró un alza de precios de 3.04 por ciento.

La ausencia de presiones del tipo de cambio sobre el índice de precios al consumidor constituye una excelente señal para la economía, pues lejos de que la debilidad del peso esté trastocando la economía a través de un traspaso de aumento de precios, está ayudando a impulsar las exportaciones nacionales.

Desde luego, la baja inflación reportada en enero fue producto a la eliminación del cobro del servicio de larga distancia, producto de la reforma en telecomunicaciones, así como de menores presiones en los precios de los bienes agrícolas.

Pero de continuar este nivel del tipo de cambio, tarde o temprano se dejarán sentir las presiones en los precios. Será justamente en ese momento en el que el Banco de México tendrá que tomar decisiones importantes.

El dilema será si le apuesta más al crecimiento económico que al control de la inflación. Dicho en otras palabras, si privilegia los resultados de corto plazo, por encima de los de largo plazo.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad La Salle Saltillo.
12 Febrero 2015 04:00:57
Expectativas de crecimiento en el 2015
Por: Antonio Escamilla Díaz
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Los principales organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), coinciden en señalar que continúan a la baja las expectativas de crecimiento en la economía mundial para el 2015. Se pasó de tener un pronóstico de alrededor de 4% a mediados del año pasado, a uno de 3.5% en las perspectivas publicadas el pasado mes de enero.

Por otro lado y en sentido contrario, los mismos organismos pronostican un aumento en el crecimiento de los Estados Unidos, que pasa del 3.1% al 3.6 por ciento. Por si esto fuera poco, para el país, el Banco de México señala una disminución del PIB, que pasa de 3.5% a 3.3%, y de acuerdo con las recientes declaraciones del Gobierno, va a disminuir medio punto más.

Entre los principales elementos que generan inestabilidad y disminución en la expectativa de crecimiento en México y el mundo, se encuentran el cambiante precio del petróleo a nivel mundial, que de estar en alrededor de 100 dólares a mediados del año pasado, ahora se encuentra cerca de los 45 dólares por barril.

Aunado a este ambiguo ambiente económico global, hay que considerar que la indisciplina fiscal, la poca seriedad y la discriminación irresponsable en el recorte del presupuesto del Gobierno, generan incertidumbre y descontento social en el país.

Este interesante fenómeno, con un doble escenario de aumento en las expectativas para los Estados Unidos y de disminución para México y el mundo, tiene muy importantes impactos para un estado globalizado en su producción y consumo como Coahuila, pues la mayoría de las cosas que se producen en el estado son para su exportación, principalmente los Estados Unidos. Por ello, la situación de la región depende de lo que ocurre alrededor del mundo.

Por lo anterior, en el caso particular de la economía del estado de Coahuila, la mejora en la economía de los Estados Unidos permite esperar un año relativamente estable en materia de crecimiento económico. Sin embargo, se debe tener cautela por la baja en los precios del petróleo que pronostica un difícil año para la economía nacional.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.

09 Febrero 2015 04:00:56
Del abismo de la crisis a la ventana de oportunidad
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Mientras los mexicanos continuamos desgarrándonos las vestiduras con el melodrama de los casos de corrupción, impunidad, la caída en el precio del petróleo y el recorte en el gasto público, el mundo continúa allá afuera.

Se corre el riesgo de que por concentrarnos en exceso en los problemas locales, perdamos el foco de lo que acontece en el ámbito internacional y su afectación en el desempeño económico de nuestro país.

El inminente fin de la política monetaria expansiva en Estados Unidos, la desaceleración china, el riesgo de una probable escisión de Grecia de la eurozona y la caída sin fondo en los precios del petróleo, son acontecimientos que no debemos perder de vista.

Sin embargo, manifestaciones y protestas de grupos beligerantes en entidades como Guerrero, Oaxaca y Michoacán, nos siguen distrayendo de cosas verdaderamente importantes.

Los grupos subversivos y desestabilizadores no pueden seguir pasando por encima de la ley cada vez que les venga en gana. Peor aún, que el Gobierno siga perdiendo el tiempo en intentar una negociación pacífica con estos grupos, cuando lo que menos les interesa es el bienestar común y la paz.

Es de menester importancia que la Administración federal se centre en darle seguimiento a las históricas y trascendentales reformas estructurales aprobadas en los últimos dos años y profundizar aún más en aquellas que quedaron a medias. En concreto, la laboral, la fiscal y la educativa. Aunque para ello tenga que enfrentar de lleno y someter a estos grupos.

Todos estos pendientes son los que deberán integrar la agenda del Gobierno en lo que resta del sexenio.

Se trata pues de “acordonar” esta problemática de crisis social en dichas entidades y no permitir que ello permee al resto del país. Que el México malo, esa parte putrefacta del país, no pudra al resto.

Hay que empezar por reconocer esta cruda realidad. En materia de competitividad, el IMCO ubica a Michoacán, Oaxaca y Guerrero en las posiciones 27, 31 y 32 respectivamente.

De acuerdo con datos del Coneval para el año 2012 estas tres entidades se encontraban entre los primeros cinco estados con mayor porcentaje de pobreza en el país.

Ni qué decir en materia educativa. Estas entidades aparecen en los últimos lugares en cualquier tipo de medición que se realiza en este campo.

Michoacán, Guerrero y Oaxaca se encuentran en estado de putrefacción y con ello se está condenando a la miseria a su población. Es momento de que se tomen acciones firmes y contundentes en esta materia.

Queremos ver a un Gobierno implacable contra todo intento de desestabilizar las instituciones del país.

En todo régimen democrático y economía de mercado, el único imperio que debe existir es el imperio de la ley. Y el único monopolio permisible es el del uso exclusivo de la fuerza por parte del Estado.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad La Salle Saltillo.
30 Enero 2015 04:00:04
Ronda Uno: implicaciones para Coahuila
Por: Ricardo Sánchez Arriaga
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Hace casi un año en este espacio comentamos que uno de los objetivos de la reforma energética en materia de explotación de hidrocarburos busca que ésta “sea a un menor costo a través de la participación de empresas privadas, para que complementen la inversión de Petróleos Mexicanos mediante contratos de exploración y extracción de petróleo y gas, así como en las actividades de refinación, transporte y almacenamiento”. En agosto del año pasado se aprobaron las leyes secundarias de dicha reforma, generando así una gran expectativa para México y para nuestro estado.

La puesta en marcha de los trabajos de exploración y explotación de hidrocarburos contempla llevarse a cabo a través del otorgamiento de áreas, campos y bloques a través de las llamadas Ronda Cero y Ronda Uno. La Ronda Cero permite que Pemex continúe explorando y extrayendo hidrocarburos donde actualmente lo hace, o bien, en lugares donde pueda comenzar a explotar, de manera autónoma o asociado con algún particular. Por otro lado, la Ronda Uno contempla la participación de la iniciativa privada, nacional o extranjera, en el resto de las áreas donde existan hidrocarburos excluidos de la Ronda Cero, a través de licitaciones; y en la cual Pemex puede participar en las licitaciones en lo individual, o en alianza con otras empresas públicas o privadas.

En la Ronda Uno están considerados siete estados: Coahuila, Chiapas, Hidalgo, Puebla, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz. Nuestro estado es el segundo con la mayor superficie contemplada en esta ronda, con más de 62 mil hectáreas.

Con bajos precios de petróleo (WTI $45 dólares; Brent $49 dólares; mezcla mexicana $39 dólares), y un costo de extracción por barril de shale que oscila entre los 50 y 60 dólares, su producción es inviable.

Sin embargo, especialistas señalan que los precios de petróleo han bajado excesivamente. Entre las causas se encuentran bajas perspectivas de crecimiento de la economía mundial, aumento en la producción de petróleo, disminución de riesgos geopolíticos, y una alta acumulación de inventarios. Por otra parte, el banco estadounidense Goldman Sachs estima que para el 2016 los precios del petróleo oscilarán entre los 65 y 80 dólares por barril.

México cuenta con suficiente petróleo, el cual en parte es exportado, pero la producción de energéticos como gasolina y gas es insuficiente para satisfacer el mercado nacional, de ahí que se tenga que importar el 49% de la gasolina y 33% del gas que utilizamos, según datos de la Secretaría de Energía.

Las licitaciones de la Ronda Uno están contempladas a iniciar este año, las cuales podrían retrasarse, si la autoridad así lo considera. Mientras esto ocurre, a nivel nacional y local se debe continuar con los trabajos de planeación y preparación para recibir la expansión económica, así como los mecanismos para salvaguardar el equilibrio del medio ambiente y los intereses sociales. Además, es necesario orientar los esfuerzos en garantizar y cubrir la energía que requiere nuestro país con producción nacional.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.



26 Enero 2015 04:00:57
Del abismo de la crisis a la ventana de oportunidad
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


“La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura. Es en la crisis cuando nace esta inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado”. Albert Einstein.

Definitivamente la coyuntura que marca el mercado petrolero mundial ha puesto en severos aprietos tanto a las grandes empresas del sector como a los países exportadores, cuyos gobiernos le apostaron durante décadas.

Los precios del crudo han puesto al borde del abismo a países como Rusia, Venezuela y en menor medida México, al cerrarles la llave de un flujo abundante de dólares producto de exportaciones a precios elevados.

Pero el maestro Einstein tenía razón, los momentos de crisis pueden ser vistos también como momentos de oportunidad. Esos instantes en los que se pone a prueba nuestro talento, inventiva y voluntad.

Quizá es esto lo que necesitamos en México para que se emprendan cambios de gran calado en diversas esferas y niveles del Gobierno que durante décadas han seguido una inercia muy cómoda, pero costosa para el país.

Son tres grandes ámbitos en los cuales los mexicanos esperamos que el actual contexto en el mercado petrolero mundial obligue a tomar medidas de fondo a nuestras autoridades.

El primero tiene que ver a nivel Gobierno federal. Si no es ahora, ¿entonces qué tiene que suceder para que el sentido de urgencia se haga más obvio y se empuje una reforma fiscal integral? ¿Qué es lo que están esperando desde hace ya varios sexenios nuestros gobernantes para asumir el costo político de impulsar un sistema hacendario más sano y menos dependiente del petróleo?

El segundo ámbito sigue la misma lógica que el punto anterior y apunta a las entidades federativas. No pueden seguir viviendo más a cuenta de los recursos que manda la Federación, los cuales dependen a su vez de los ingresos petroleros. Los estados deben asumir medidas que permitan incrementar la recaudación propia. Dejar de extender la mano para recibir las dádivas de la Federación y mal gastar a su libre albedrío.

Y por último Pemex, la que era nuestra joya de la corona. Recortar gastos, optimizar inversiones, eliminar despilfarros y erradicar la corrupción en todas sus áreas serán decisiones cruciales que tendrán que implementarse a nivel organizacional si como empresa desean seguir sobreviviendo en esta era de precios bajos del petróleo.

Toda empresa privada competitiva que se enfrenta a restricciones de mercado debe tomar medidas que adelgacen su estructura y optimicen sus recursos. Es lo mismo que esperamos de Pemex.

Como lo dijera el flamante Premio Nobel de Economía Milton Friedman: “Sólo una crisis -real o percibida- da lugar a un cambio verdadero. Cuando esa crisis tiene lugar, las acciones que se llevan a cabo dependen de las ideas que flotan en el ambiente”.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad La Salle Saltillo.


23 Enero 2015 04:00:20
Que den la cara los defensores del populismo
Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Durante mucho tiempo abundaban por doquier los “expertos conocedores” del mundo de la economía, que con toda mala intención comparaban las políticas económicas que se implementaban en nuestro país, con las observadas en Venezuela.
Analistas tendenciosos y líderes políticos de corte populista se indignaban y cuestionaban cómo era posible que México creciera a tasas muy bajas, mientras que Venezuela, a través de un gobierno generoso, echaba a andar el gasto público para impulsar la economía a tasas muy por encima de las nuestras.

Ni qué decir de la comparación con Rusia, a quien un amplio sector no sólo de este grupo de personajes, sino también de inversionistas, ya la habían subido al grupo de los BRICS, augurándole un prometedor destino como una potencia económica de primer mundo.

Ciertamente Venezuela logró en los últimos años crecimientos en el PIB bastante respetables, pero a costa de un desmedido gasto público, una creciente inflación y un brutal despilfarro de recursos y corrupción.

Pero todas las cosas caen por su propio peso. Hoy, Venezuela se debate al borde de un estallido social, en el que los ciudadanos se enfrentan a problemas de escasez de bienes, producto de estrictas y desquiciadas medidas regulatorias impuestas por el Gobierno, bajo el argumento de un modelo económico de corte socialista.

Al Gobierno venezolano se le acabaron las épocas de vacas gordas y la caída estrepitosa en los precios del petróleo le ha restado margen de maniobra para seguir impulsando un modelo a todas luces insostenible.

En Rusia, otra nación sumamente dependiente de los ingresos del petróleo, las cosas no pintan mejor. El rublo ruso ha sufrido un desplome de grandes proporciones acosado por la situación del mercado petrolero mundial.

Por si fueran poca cosa las sanciones económicas impuestas a consecuencia de la posición beligerante de Vladimir Putin, el Presidente ruso decidió subir la tasa de interés, en un intento desesperado por atraer capitales y defender al rublo. Sin embargo, esta medida no hará más que agudizar la ya complicada situación económica que vive el pueblo ruso.

Rusia y Venezuela -mas allá de caracterizarse por el hecho de contar con gobiernos corruptos, represores y poco apegados a principios democráticos constituyen ejemplos perfectos para ilustrar cómo los casos de éxito económico van más allá de soltar la llave del gasto público, apostándole a precios altos de materias primas.

En días recientes la agencia calificadora de riesgos Moody’s rebajó las notas de deuda para ambos países.

México, sin embargo, ha sabido mitigar este contexto de bajas cotizaciones del crudo gracias a lo realizado durante los últimos 20 años en el país.

Resulta de elemental justicia reconocer a aquellos ex presidentes que le apostaron a un manejo serio y responsable de la economía y no se dejaron seducir por el canto de las sirenas. Aguantaron las críticas y charlatanerías por parte de líderes mesiánicos y “analistas” de quinta.

Sacrificaron un reconocimiento de corto plazo por la fortaleza de largo plazo en las variables macroeconómicas.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.

06 Enero 2015 05:19:58
El final de un año difícil
Arnoldo Ochoa Cortés
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Estamos en los días finales de un año sumamente difícil para la sociedad mexicana y la situación actual no apunta hacia una transformación que coloque al país en la ruta de recomponer el grave deterioro en los órdenes económico, social ni político.

El entorno económico mundial se mantiene con signos recesivos y las expectativas de recuperación del crecimiento son muy limitadas. Bajo esta circunstancia, una economía que depende de la demanda externa para crecer enfrenta un panorama adverso. Adicionalmente, la drástica caída del precio internacional del petróleo está teniendo ya un doble impacto sobre nuestra economía: en primer lugar reduce los recursos disponibles para el ejercicio del gasto público, y por otro lado provoca una pérdida de valor de nuestra moneda, lo que explica su depreciación respecto al dólar.

Sin embargo, las mayores dificultades que se presentan para que nuestro país ofrezca alternativas de mejoramiento en las condiciones de vida para su población, se observan en la situación interna. Los procesos económicos, políticos y sociales en México están terriblemente deteriorados.

En el terreno económico tenemos un crecimiento muy bajo, y los escasos empleos que se generan se inscriben en la dinámica de precarización característica de las décadas que llevamos de neoliberalismo. Modelo que el Gobierno federal actual pretende perpetuar a través de las reformas constitucionales, llevadas a cabo para sustentar las reformas estructurales, mismas que hasta el momento no han demostrado representar una alternativa ni siquiera para generar los niveles de inversión que permitan un mayor crecimiento.

En el transcurso del año que termina hemos visto agravarse la situación social. Al descontento de la población por los altos niveles de marginación, inseguridad y violencia prevalecientes en gran parte del territorio nacional, se agregaron acontecimientos como los de Ayotzinapa, que por la circunstancia en que se presentaron, han dado lugar a una reacción que cuestiona profundamente la estructura social prevaleciente.

La escena política no se encuentra en mejores condiciones, la percepción social cada vez denota un mayor rechazo hacia las principales instituciones políticas, desde la Presidencia de la República que recientemente se ha visto envuelta en graves señalamientos relacionados con tráfico de influencias y corrupción, hasta las diversas instancias de los Poderes Legislativo y Judicial, que han perdido credibilidad y confianza ante la ciudadanía. Bajo esta circunstancia, está severamente cuestionada la legitimidad del sistema político en su conjunto.
México no puede continuar así, es urgente que se abran espacios para la revisión, discusión y análisis sobre los diversos ángulos de la grave crisis en que nos encontramos, la más profunda y más compleja desde el movimiento revolucionario de principios del siglo pasado.

Las transformaciones requeridas para iniciar un proceso que aspire a solucionar la crisis sistémica que vivimos tienen que ser de fondo, desde la definición de estrategias que permitan la reconstrucción de las estructuras sociales, el rediseño y saneamiento de las estructuras políticas que incluyan mecanismos para una relación más cercana del Estado con la ciudadanía, apuntalada en una mayor capacidad de la población para participar en las decisiones relevantes que incidan en el futuro de la nación. Pero como un primer paso para alcanzar lo anterior, es indispensable reconocer la necesidad de transitar hacia un modelo económico más incluyente, que genere empleos de mayor calidad, que distribuya de manera más equitativa la riqueza, que fortalezca el mercado interno y que busque reducir la dependencia del exterior.
29 Diciembre 2014 04:00:07
Lo que deja el 2014 y los retos para el 2015
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Cada quien es libre si decide evaluar este año que se escapa como catastrófico y hacer solamente un recuento de aquellos sucesos negativos que afectaron la percepción de la ciudadanía.

Evidentemente resultan lamentables y tristes los sucesos como los de Ayotzinapa o causan frustración e impotencia las manifestaciones vandálicas que derivan en violencia, así como el clima de inseguridad y los casos de impunidad y corrupción. Pero estas expresiones no representan a todos los que conformamos la sociedad mexicana, ni es mucho menos el reflejo de lo que vivimos en el 2014.

En lo personal me quedo definitivamente con lo positivo de este año. No podemos menospreciar la aprobación de tres reformas trascendentales que, de implementarse tal cuales, cambiarán el rostro de la economía mexicana.

Prefiero recordar al 2014 como el histórico año en que se abre el sector energético tras 76 largos años de cerrazón y ceguera. Identificarlo como el año que permitió reformar leyes para permitir mayor competencia en un sector tan relevante en plena era de la información, como lo es el de las telecomunicaciones.

Este año también se dio un importante paso al fortalecer el marco regulatorio en materia de competencia económica, buscando eliminar en serio la existencia de prácticas monopólicas.

Ciertamente no todo es miel sobre hojuelas y habrá también que puntualizar los retos ineludibles que tenemos frente a nosotros y a los cuales habrá que entrarles de frente.

Primero, será necesario tomar acciones contundentes para construir un auténtico estado de derecho y acabar con la corrupción. De seguir como estamos, acabaremos aniquilando los logros hasta ahora alcanzados.

Como segundo reto y apoyado en buena medida por el éxito en el punto anterior, será importante consolidar en la práctica los beneficios de las reformas aprobadas, posicionando al país como una economía competitiva y atractiva para las inversiones.

El tercer reto tiene que ver con retomar el camino de la estabilidad macroeconómica. En concreto, debemos de abandonar la peligrosa adicción a la deuda pública y retornar al sendero de reducción de deuda como porcentaje del PIB, iniciada varios años atrás.

Nos gustaría ver -contrario a otras ocasiones- que Hacienda volviera a revirar y a cambiar de discurso, pero esta vez para informarnos que siempre sí habrá una reforma fiscal de fondo, que incremente los ingresos tributarios. Es urgente acabar con la dependencia del petróleo, al cual están sometidas las finanzas públicas. Es necesario dar un paso frontal y decidido contra la economía informal.

En este tercer punto, deberá Hacienda dejar de meter mano en las decisiones de política monetaria, pues ello lesiona la autonomía del Banco de México, restándole credibilidad a este instituto y en sí a toda la política económica.

Cierto es que tuvimos muchos sinsabores en este trayecto y que los retos hacia delante representan grandes desafíos. Pero lejos de recordar al 2014 como el año de la inseguridad, de la corrupción o del Estado fallido, yo prefiero ubicarlo como el año de los grandes cambios, el de las grandes reformas. Esas que detonarán en una economía dinámica y vigorosa.

¡Feliz Año Nuevo!

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo
22 Diciembre 2014 04:00:26
Veinte exitosos años de libre flotación
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Un día como hoy, pero de 1994, el país se colapsaba, perfilándose a una de las crisis económicas más dramáticas en nuestra historia.

También ese día se tomó una de las decisiones más trascendentales en la conducción de la política económica del país. El Banco de México dejó de intervenir en el mercado cambiario, abandonando el esquema de bandas de flotación y optando por el de libre fluctuación.

Los hechos que sucedieron en los meses previos, como el levantado armado del EZLN en Chiapas, el asesinato de Luis Donaldo Colosio y el de Ruiz Massieu fueron cruciales en el rumbo que tomaría la historia.

Aunado a lo anterior, que provocaba un nerviosismo natural en los inversionistas, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) aumentaba las tasas de interés y ello reforzaba aún más la salida de capitales del mercado nacional, presionando al tipo de cambio.

Las condiciones macroeconómicas internas tampoco ayudaban mucho. El Gobierno optó por un mayor endeudamiento ¡y en dólares!, para aminorar la fuga de capitales.

El déficit en cuenta corriente era insostenible. En 1994 representaba el 8% del PIB, una magnitud estratosférica. Los mercados sabían que el Gobierno tendría que hacer algo para revertirla. Y la única opción era devaluar. Ello acentuaba la fuga de dólares.

Para mantener el peso dentro de la banda, el Banco de México (Banxico) recurrió a la venta de dólares de las reservas internacionales. Dados los niveles de paranoia ante la fragilidad de las condiciones macroeconómicas, ello representaba aventar dinero a un barril sin fondo.

La hemorragia de reservas internacionales implicó que de enero de 1994 a diciembre del mismo año pasáramos de tener 26 mil 273 millones de dólares (mdd) a 6 mil 148 mdd.

Los días del 19 al 21 de diciembre constituyeron los momentos cruciales de esta historia.

El lunes 19 de diciembre los integrantes del Pacto son convocados por la noche a una reunión extraordinaria. El Pacto fue el instrumento exitosamente implementado por Salinas, para lograr atemperar la inflación heredada por De la Madrid.

El Pacto estaba integrado por representantes del sector empresarial, de los trabajadores y del Gobierno. Cada uno se comprometió en su momento a adoptar medidas para amarrar la inflación. El compromiso del Gobierno fue el controlar el tipo de cambio. Cualquier decisión que implicara mover la paridad tenía que pasar por la aprobación de aquel.

Durante esa reunión, ya entrada la madrugada del día 20, se decide ampliar la banda de flotación en un 15 por ciento. La medida causó más pánico en los mercados financieros durante los días siguientes.

Tan sólo el 21 de diciembre, la fuga de dólares provocó que las reservas se colapsaran en 4 mil mdd. En un solo día perdimos la cuarta parte de lo que quedaba en reservas. A ese ritmo sería cuestión de horas para que se vaciaran las arcas del banco central.

Era el momento de tomar decisiones y el 21 por la noche, tras una nueva reunión de los integrantes del Pacto, Hacienda anunciaba que se dejaría flotar libremente el peso.

Al día siguiente, amanecimos con un nuevo sistema cambiario. Banxico dejó de intervenir en el mercado y la cotización se disparaba más.

Lo que le sigue es la historia que ya todos conocemos: crisis, devaluación quiebras, etcétera.

Esa misma decisión que se tomó y nos fulminó de golpe, fue a la vez uno de los cambios más trascendentales. La adopción del régimen de tipo de cambio flotante hoy cumple 20 exitosos años.

Las bondades de este sistema han sido más que obvias. Pretender enumerar cada una merecería un espacio aparte. Del error de diciembre, se aprendió, y se aprendió bastante. Aprendimos a privilegiar la estabilidad económica por encima de cualquier otra cosa.

Tal cual ave fénix, fuimos capaces de renacer de entre nuestras cenizas.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.

15 Diciembre 2014 04:00:13
Presidente que devalúa, se devalúa
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


En mal momento vino a caer la inestabilidad en el mercado cambiario nacional que ha venido a debilitar al peso frente al dólar a niveles preocupantes. Como si fueran poca cosa el caso Ayotzinapa, los escándalos presidenciales y todo el ambiente de crispación social derivado de estos hechos.

El nerviosismo ya no sólo afectó a los participantes mismos del mercado de divisas, sino que ya alcanzó también a las autoridades económicas del país.

El pasado lunes 8 de diciembre, mediante comunicado de prensa, la Comisión de Cambios, integrada por la Secretaría de Hacienda y el Banco de México, anunciaba que se reactivaba el esquema de subasta de dólares de las reservas internacionales.

En el comunicado se señala que dicha medida se justifica “ante la reciente volatilidad en los mercados financieros y con el objetivo de procurar el funcionamiento ordenado del mercado cambiario nacional”.

Exactamente una semana antes de esa fecha, el Secretario de Hacienda había descartado públicamente cualquier intervención para apuntalar al peso, al sostener que el mercado cambiario mexicano funcionaba con liquidez y orden. Por enésima ocasión y como en otros temas, Hacienda tuvo que revirar.

El punto que preocupa no es en sí la efectividad de esta medida, que ya se utilizó con buenos resultados durante la pasada crisis financiera; ni tampoco si contamos con las municiones suficientes para implementarla, ya que el nivel de reservas internacionales está en máximos históricos.

Aquí la cuestión es: ¿cuál era la necesidad de intervenir?, ¿cuál era el problema que representaba dicha depreciación?

Si el problema lo veían por el lado de la inflación, entonces dónde quedó ese argumento de los comunicados para justificar las disminuciones en la tasa de referencia, al decir que debía buscarse una “convergencia eficiente hacia el objetivo de inflación”

Un eufemismo para tratar de validar la política monetaria expansiva a costa de mayor inflación. ¿Por qué entonces no utilizó este argumento la Comisión de Cambios para dejar que el tipo de cambio siguiera ajustándose libremente?

¿Qué los actuales niveles de depreciación no ayudan a estimular las exportaciones y reactivar el aparato productivo nacional?

Tal parece que a la imagen presidencial le está afectando la depreciación abrupta del peso y decidieron actuar en seco. Aunque ello implicará evidenciar una contradicción tanto en lo dicho previamente por el Secretario de Hacienda, como en los argumentos esgrimidos por el banco central en los comunicados de política monetaria.

Si en la actual administración están privilegiando la imagen presidencial por encima de la congruencia y de la consistencia en los mensajes de la política económica, están totalmente equivocados.

Seguramente al Presidente le retumba en los oídos aquella frase de José López Portillo, cuando se negaba a devaluar el peso, en una situación que hacía inminente que tarde o temprano sucedería. “Presidente que devalúa, se devalúa”.

La historia al final del día fue una tragedia económica que no sólo colapsó al país, sino que devaluó e hizo añicos la imagen de López Portillo para toda la vida.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
11 Diciembre 2014 04:00:13
Disminuye demanda mundial del petróleo
Por: Federico Muller
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


Oferta y demanda. Algunos analistas económicos le asignan el pomposo membrete de ley, a la ecuación que se conforma por la demanda y la oferta de mercancías que se producen y venden en los mercados. La primera está íntimamente relacionada con el consumo de las familias y empresas; la otra parte, y complementaria de la fórmula, corresponde a la producción de bienes y servicios, que satisfacen los requerimientos demandados por ellos mismos.

De acuerdo con la aritmética elemental y la teoría económica, el equilibrio en esa expresión algebraica se logra cuando oferta es igual a demanda. La mayoría de las debacles  y fenómenos económicos se pueden explicar, directa o indirectamente, por esa sencilla ley, presente en la humanidad mucho antes del advenimiento de la ciencia económica. El funcionamiento del mercado de hidrocarburos de ninguna manera es ajeno a la mencionada ecuación.

Caída acelerada de los precios del petróleo. La zona euro sigue dando señales de debilidad económica, que parece ser llegó para quedarse por un largo tiempo. Durante el periodo julio-septiembre del 2014, la economía del bloque europeo apenas creció 0.7% en relación con el año previo, lo que afectó negativamente los mercados laboral y de crédito, resintiendo la sociedad europea más desempleo y cancelación de proyectos productivos por la contracción de préstamos. Por otra parte, el consumo privado de las familias también mostró signos de atonía, como consecuencia de la caída de confianza de los consumidores y el sobreendeudamiento por el que atraviesan los hogares.

Japón. La situación económica del país nipón no es nada envidiable. En el segundo y tercer trimestres de este año el crecimiento fue negativo: -7.3% y -1.6%, respectivamente. Técnicamente, la economía está en recesión, porque los agentes económicos siguen sin recuperarse después del incremento al impuesto al valor agregado que se dio en abril, el cual erosionó la demanda interna.

China e India. Países que mantienen el récord mundial demográfico, sus economías atienden a más de 2 mil 250 millones de personas. El primero ha mostrado un menor dinamismo económico, aunque el ritmo de la actividad productiva se logró estabilizar en los primeros nueve meses del año, pero la desaceleración ha sido evidente desde el 2011; las tasas de crecimiento de dos dígitos tardarán en volver. India, nación con un gran mercado interno susceptible de vigorizarse, se mantiene estancado con crecimientos mediocres, muy distantes para lograr el desarrollo entre la inmensa población india; probablemente su economía se aproxime a la deflación, aún no generalizada, pero se dio en un número significativo de productos, que bajaron de precio durante los primeros tres trimestres del 2014.

Rusia y Brasil también presentan holguras en los mercados de trabajo, atribuibles al bajo crecimiento económico. Las economías de los países mencionados están influyendo para que la tasa de crecimiento mundial, muy probablemente se encamine al cierre del 2014 con una notoria disminución en relación con la que alcanzó en el año previo.

La honrosa excepción al debilitamiento de la actividad económica es Estados Unidos. Este país ha continuado recuperándose y expandiéndose en el periodo de enero a octubre, las exportaciones netas aumentaron, la nómina no agrícola también creció, así como la tasa general de desempleo descendió.

Los factores antes señalados, así como la caída global de la inversión, el incremento del desempleo y la baja productividad, pueden explicar por qué el consumo del petróleo ha disminuido en el mundo. En el mercado compiten alrededor de 18 jugadores (países), liderados por un par de naciones árabes, quienes por razones políticas y económicas se han mostrado renuentes a disminuir la producción para equilibrar la demanda y la oferta.

Maestro de la Facultad de Economía de la UAdeC.
17 Noviembre 2014 04:00:37
También por omisión se peca
Por: Guillermo E. Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Estamos totalmente fuera de foco si asumimos que el problema más severo por el que atraviesa el país está relacionado con la inseguridad, la violencia y la corrupción. En la parte económica también se empiezan a encender focos amarillos de alerta.

El viernes pasado la mezcla mexicana de petróleo cerró su cotización en 70.60 dólares, por debajo de los 79 dólares estimados por el Congreso de la Unión en la Ley de Ingresos de la Federación 2015. En lo que va del año, los precios se han desplomado un 22 por ciento.

Ciertamente, como lo comentó el Secretario de Hacienda, ya se cuenta con la cobertura que garantiza los ingresos si los precios caen por debajo de los 70 dólares. Pero el problema de fondo no es solamente si contaremos con esos recursos o no, sino la terquedad que prevalece en la actual administración para no implementar una solución de fondo.

Si los funcionarios de Hacienda piensan en que no habrá ningún problema si se siguen contratando coberturas, aunque la cotización siga hundiéndose, entonces no están tomando en cuenta que a medida en que se profundice la caída en los precios del crudo, el costo de las coberturas aumentará considerablemente.

No es culpa ni de Peña Nieto ni de Videgaray que el mercado mundial este sobreofertado con la producción de los países árabes, ni que Estados Unidos esté pasando a ser un productor importante de crudo, capaz de abastecer su voraz demanda de energéticos.

Tampoco es culpa del Presidente ni de su secretario de Hacienda que China esté entrando en una etapa de desaceleración económica, que la lleva a consumir menos energéticos, provocando que la demanda mundial de petróleo se reduzca y con ello los precios.

De lo que sí se les atribuye culpa es de empeñarse en no querer impulsar una reforma fiscal de fondo, seria, integral y no una caricatura de ésta, como la que se aprobó el año anterior y se aplica en este 2014.

Se trata de reducir la dependencia de las finanzas públicas del petróleo. Se trata de encontrar la manera de obtener una mayor recaudación que nos haga menos vulnerables al mercado petrolero mundial. Se trata pues, y hay que decirlo con todas sus letras, de aplicar el IVA a alimentos y medicinas.

El tétrico escenario que podría surgir es uno donde se conjuguen una baja prolongada en el precio de petróleo con la actual caída en la producción de crudo nacional. Si ante ello el Gobierno federal se empeña en no reaccionar, le sería muy tentador acudir a la opción de la deuda para compensar la caída en los ingresos petroleros. Esa película ya la vimos hace 32 años y tuvo un espantoso desenlace para todos los mexicanos.

Siempre vivimos atenidos a la abundancia petrolera y a los precios altos, y por no actuar en tiempo y forma el destino ya nos alcanzó. La reforma fiscal es urgente. También por omisión se peca.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
10 Noviembre 2014 04:00:41
El punto culminante del ‘mexican moment’
Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)/ @guillermo_garza

No hay necesidad de tapar el sol con un dedo. Los acontecimientos de inseguridad, violencia, impunidad y desestabilización que pretenden imponer algunos grupos, forman parte de los retos que el actual Gobierno debe enfrentar y solventar para demostrar al mundo de lo que estamos hechos.

Hace unos meses se hablaba del “mexican moment” como la etapa en la cual el país se alistaba para reformar y modernizarse. En este contexto, el único reto que nos pintaba hacia el futuro era el sombrío panorama político que fuese capaz de generar el entorno propicio para dichos cambios.

Aunque esa etapa ya fue superada, a lo mejor nunca nos imaginamos -o quizá nadie nos lo quiso decir- que parte de la problemática a resolver para consolidar esa perspectiva, era el deteriorado tejido social y el corrupto sistema de seguridad.

Cada quien podrá mirar estos hechos desde diferente óptica y asumiendo diversos juicios de valor. Desde aquellos que piensen que los actuales sucesos nos ubican en nuestra dura realidad, hasta los que visualizan que justamente acontecimientos como estos son los que ponen verdaderamente a prueba a las instituciones y a la sociedad, para ver si son realmente capaces de dar ese salto de calidad.

El entorno internacional en materia económica, si bien no se percibe catastrófico, por lo menos parece complicado. Una economía mundial que se mueve a diferentes velocidades, marcada por la incertidumbre que prevalece en torno al retiro de liquidez por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Por otra parte, Japón y Europa se enfrentan a la amenaza de la deflación, que de consolidarse, eventualmente podría llevar a estas regiones a un periodo de depresión. En estos bloques la estrategia monetaria es justamente la opuesta, por lo que han decidido apostarle a la inyección de liquidez.

Ante estos escenarios, es complicado prever cómo reaccionarán los mercados financieros. Una volatilidad alimentada por la incertidumbre no habría que descartarla, al no quedar muy en claro los efectos que pudieran tener dos políticas monetarias totalmente opuestas que se llevan a la par en diferentes zonas del planeta.

Lo anterior, aunado a la reducción que ha venido experimentando el precio del petróleo, la apuesta del Gobierno de elevar la deuda pública y la percepción de inseguridad en el país, constituye el coctel perfecto para derrumbar el sueño del “mexican moment”.

Pero mientras sigamos pidiendo la renuncia del Presidente, salgamos a protestar con vandalismo y despotriquemos contra las instituciones y autoridades, sin asumir nuestra responsabilidad que tenemos desde nuestras trincheras para construir una mejor sociedad, estaremos totalmente inertes, viendo pasar la oportunidad a centímetros de nosotros.

Si el Gobierno y ciudadanos logramos salir bien librados de este episodio, rediseñando las instituciones, empoderando a una sociedad civil informada y crítica, y fortaleciendo las estructuras gubernamentales, entonces sí habremos llegado al final del camino. Y la luz al final del túnel empezaría a guiarnos hacia el auténtico y añorado “mexican moment”.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
27 Octubre 2014 02:00:03
La economía putrefacta de Guerrero
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Asumir que la problemática que aqueja a los guerrerenses es explicada solamente por la debilidad institucional, las corruptelas políticas o la descomposición social, implica un diagnóstico erróneo de la situación.

El poner en perspectiva el rol que desempeña esta entidad federativa en la economía nacional, nos ayuda a entender la preocupante dinámica y las condiciones estructurales que han permitido que estemos parados en donde nos encontramos.

De acuerdo con el INEGI con cifras del 2012, el Producto Interno Bruto de Guerrero contribuye con el 1.44% del total nacional, ubicándose como la vigésima cuarta economía estatal. Para dicho año la tasa de crecimiento de este indicador fue del 1.29%, muy por debajo de la tasa media de expansión nacional del 4.01 por ciento.

Dato curioso, pero a la vez muy revelador. El presupuesto de egresos del Gobierno de Guerrero para este año asciende a 41 mil 807 millones de pesos, mientras que el correspondiente a Coahuila contempla 38 mil 166 millones de pesos.

En una entidad federativa cuya economía representa apenas el 43% de la de nuestro estado, su gobierno estatal ejerce un presupuesto 8% mayor que el del gobierno coahuilense.

Ello refleja un total desperdicio de recursos. Uno esperaría que un estado con poco peso en lo económico, pero con un presupuesto público de esa magnitud, hiciera maravillas en materia social y de competitividad. Desgraciadamente no es así. Para muestra de ello, basta un par de ejemplos.

Con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Guerrero es la segunda entidad federativa con mayor porcentaje de pobreza. El 69.7% de su población se encontraba en esta condición en el 2012, solamente superado por Chiapas, cuyo 74.4% de sus habitantes cae en este renglón.

Al hablar de pobreza extrema, las cosas no cambian en lo absoluto, ya que ocupan de nueva cuenta la segunda posición detrás de Chiapas, con el 31.7% de su gente en pobreza extrema.

En lo relativo al tema de competitividad, las cosas no pintan mejor. De acuerdo con el Índice de Competitividad Estatal 2012, elaborado por el IMCO, Guerrero ocupa la posición número 30, solamente superando a Chiapas y Oaxaca.

A este escenario habría que agregar a los belicosos integrantes del magisterio que mantienen a dicho estado sumido en materia de calidad educativa. No es casualidad que a Mexicanos Primero -organización que ha venido empujando fuertemente el tema de la educación en el país- ya se le esté haciendo costumbre ubicar a Guerrero en los últimos lugares o como ejemplo de malas prácticas en todas sus evaluaciones.

El futuro no es nada halagüeño para Guerrero. No solamente la política y la seguridad están putrefactas en Guerrero, también lo está la economía. Y ello complica aún más las cosas.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
20 Octubre 2014 03:00:28
Coahuila mejora en transparencia presupuestal
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


Apenas el pasado 15 de octubre el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), organismo profesional e independiente dedicado al diagnóstico y elaboración de propuestas en materia económica y social, dio a conocer los resultados del Índice de Información Presupuestal Estatal 2014 (IIPE).

Mediante este estudio el Imco pretende dar a conocer a la opinión pública el cuánto, cómo y en qué se gasta el dinero público. Se trata de generar las condiciones para eliminar la opacidad, fomentando las mejores prácticas contables en temas de interés común como las pensiones, la deuda, los salarios y las compras públicas.

Resulta digno de destacar el avance registrado por Coahuila, al pasar de la posición 30 en la que se ubicó el año pasado, al sexto escalón dentro de la clasificación. Un salto de 24 lugares no es poca cosa.

Mientras que el año anterior se cumplió en un 35% con los parámetros establecidos, en esta edición el índice subió al 80%, ubicándonos solamente por detrás de Jalisco, Puebla, Colima, Sonora y Tlaxcala.

Desde luego -y ahí es donde muchos pondrán el dedo en la llaga-, el estudio señala a Coahuila como la entidad con el mayor nivel de deuda per cápita con 11 mil 826 pesos y el quinto estado con el mayor monto de deuda gubernamental, con una cifra de 34 mil 600 millones de pesos.

Sin embargo, lo que es una realidad, es que con el avance registrado se dejó atrás a tres cuartas partes de los estados. El rubro en el que Coahuila recibe una mención honorifica es el relativo al desglose de transferencias a organismos de la sociedad civil y la distinción entre recursos propios y transferencias federales.

Lo anterior es un reflejo palpable de que el Gobierno estatal va realmente con todo y por todo para posicionar a Coahuila como lo que somos, una entidad de vanguardia, competitiva y referente en cuanto a dinamismo económico y atractivo para los inversionistas.

Desde luego, los retos para Coahuila en la materia persisten y son los mismos que el Imco señala en su informe al poner a nuestro estado con un manejo poco claro en el límite de endeudamiento.

Quizá una propuesta de solución viable para ello, sería la de contar con una ley estatal análoga a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para solventar dicha observación.

No dudemos que se tomarán cartas en el asunto. Si algo caracteriza a la Administración estatal, es que cuenta realmente con una agenda muy clara y congruente de prioridades en materia de política pública.

Cada quien podrá analizar el tema con el cristal que quiera, pero este tipo de avances son siempre dignos de destacar. Enhorabuena para el Gobierno del Estado por este logro.

Coordinador de carreras Jurídico-Administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
13 Octubre 2014 03:00:50
La reforma estructural olvidada
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@guillermo_garza


Un reconocimiento más fue entregado al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, esta vez por parte de la prestigiada revista especialista en temas financieros EuroMoney, que lo nombró Ministro de Finanzas del 2014.

Esta distinción se suma a la obtenida por el mandamás de Hacienda en enero de este año, por parte de otra publicación especializada en la materia, The Banker, que lo premió como el Secretario de Hacienda del 2014.

Lo importante de todo es que se está convirtiendo en una agradable costumbre el enterarnos que funcionarios mexicanos, que además son destacados economistas, reciben reconocimientos y menciones especiales por instituciones internacionales.

El año pasado la misma EuroMoney entregó el galardón del Banquero Central del Año a Agustín Carstens. Un año atrás, en el 2012, The Banker lo distinguió por la misma tarea.

Existe una larga lista de funcionarios públicos mexicanos de perfil económico, merecedores de premios, distinciones o cargos importantes en organismos e instituciones internacionales, gracias a la labor realizada durante su encomienda.

En enero del 2009, Guillermo Ortiz Martínez, entonces gobernador del Banco de México, fue designado presidente del Banco de Pagos Internacionales. El mismo Carstens, antes de venir a hacerse a cargo de la Secretaría de Hacienda con Felipe Calderón, venía desempeñándose nada más ni nada menos como director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

José Ángel Gurría ocupa ahora el cargo de secretario general de la OCDE. Alejandro Werner, quien fuera subsecretario de Hacienda, pasó a ser economista en jefe para el Hemisferio Occidental del FMI. A cargo de la CEPAL está otra mexicana, Alicia Bárcena.

Más allá de que si la decisión del Fobaproa fue la correcta o no, del “catarrito” de Carstens, de los 6 mil pesos de Cordero que alcanzan para todo, y que Hacienda con Videgaray no da una en los pronósticos de crecimiento, los hechos hablan por sí solos.

Estos ejemplos no hacen más que afirmar que mas allá de las importantes reformas implementadas este sexenio por Peña Nieto y las llevadas a cabo por De la Madrid y Salinas, hubo otra igual o más importante y que varios años después apenas si nos alcanzamos a percatar de sus beneficios: la formación de cuadros nacionales altamente competentes y reconocidos en materia económica y financiera a nivel mundial.

Si de cambios de gran calado en la conducción de la política económica estamos hablando, justo es poner por encima de todos aquella que procuró forjar economistas bajo una sólida formación académica e ideología tecnócrata para tomar las riendas del país. La toma de decisiones en materia económica se profesionalizó en nuestro país hace ya casi tres décadas.

El problema de México no radica en la falta de capacidad ni de talento en temas económicos, el asunto tiene que ver con la ausencia de voluntad política y de visión de largo plazo. Así de claro.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad LaSalle Saltillo.
22 Septiembre 2014 03:00:19
Peña Nieto atraerá reflectores en Nueva York
Por: Guillermo Garza De La Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza


La visita a Nueva York que tiene programada el presidente Enrique Peña Nieto puede ser un parteaguas importante para su gestión, pero sobre todo un momento crucial para posicionarnos en el entorno internacional.

El jefe del Ejecutivo acudirá a los diversos foros que tiene agendados con el orgullo y el aplomo que solamente puede dar una administración caracterizada por haber sacado reformas estructurales de primer orden, colocando al país en el centro de las miradas del mundo.

Dentro de la amplia agenda de trabajo que el Presidente tendrá en la ciudad de los rascacielos, destacan dos eventos que por su trascendencia política y económica son los que marcarán el éxito de esta gira de trabajo.

El primero, y desde luego el núcleo esencial del viaje, es la asistencia al 69 periodo de sesiones de la Asamblea General de las ONU, máximo órgano deliberativo de este organismo mundial.

El segundo evento de importancia será la reunión dentro del Primer Foro Latinoamericano Bloomberg, donde compartirá reflectores con sus homólogos de Chile, Colombia y Perú, integrantes de la Alianza del Pacifico, a fin de promover entre empresarios estadounidenses sus respectivas agendas comerciales y de inversión.

Tal parece que la Presidencia de la República realmente va con todo en lo que respecta al cumplimiento de una de las cinco metas nacionales trazadas en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, la denominada “México con Responsabilidad Global”.

La estrategia está perfectamente delineada. El primer y más difícil paso ya se cumplió y fue justamente la aprobación de las reformas. El segundo es ir a “cacarear” en el exterior esos logros, ganarse el reconocimiento de la comunidad internacional y con esto jalar inversiones.

No faltará quien pretenda sacar una raja política de esto, criticando a Peña Nieto por darle más “prioridad” a la diplomacia que a las afectaciones de “Odile” en Baja California Sur, a pesar de que el Presidente ya visitó la zona afectada.

Esas personas jamás comprenderán la importancia de este tipo de foros, y más importante aún, que sea el mismo Presidente el que se presente a explicar los beneficios de los cambios constitucionales. A final de cuentas es la imagen institucional responsable de estas reformas ante los inversionistas y mercados. Esa es la función más importante de un jefe de Estado.

Pero no sólo deberá ser el Primer Mandatario quien tenga que dar muestras de la evolución del país. También el resto de la clase política tiene el compromiso de sumarse a este movimiento.

Dio gusto escuchar hace unos días al senador perredista Silvano Aureoles, dentro de XIV Reunión Interparlamentaria México-España, destacar los beneficios de la reforma energética recién aprobada.

¿Quién se hubiera imaginado hace unos meses que, lejos de las tomas de tribuna y manifestaciones en la calle, un miembro del PRD se habría de pronunciar frente al exterior a favor de la apertura energética?

No cabe duda, el país está cambiando. Y eso es justamente lo que hay que gritar a los cuatro vientos allá afuera.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad La Salle Saltillo.




ch
08 Septiembre 2014 03:00:34
A 75 años del día que cambió al mundo (II)
Por: Guillermo Garza de la Fuente
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo) / @guillermo_garza

En la entrega pasada, se comentó de manera muy general las incidencias más trascendentes que dieron forma a la Segunda Guerra Mundial (SGM). Pero para ir más allá del mero recuento de los daños, es preciso rastrear algunos sucesos históricos importantes que empezaron a darse varios años atrás, que dieron pie a este conflicto militar.

Es necesario acudir al año de 1919, cuando se firma el Tratado de Versalles, en el cual los países ganadores de la Primera Guerra Mundial (PGM) obligan a Alemania a aceptar su responsabilidad de todos los daños ocasionados, asumiendo una deuda de guerra por 33 mil millones de dólares.

Dicho acuerdo, además de obligar a Alemania a ceder parte de sus colonias y de su territorio, la limitaba en cuanto al número de efectivos de los cuales podía disponer su ejército y le prohibía el funcionamiento de su fuerza aérea.

En el mismo año en que se firmó el Tratado de Versalles, apareció un texto, cuya autoría correspondía a un economista británico todavía poco conocido, de nombre John Maynard Keynes.

En dicho documento titulado “Las Consecuencias Económicas de la Paz”, Keynes manifestaba su desacuerdo con las duras sanciones impuestas por los ganadores, argumentando que en lo económico, éstas provocarían la ruina económica de Alemania y perjudicarían a varios países europeos.

En lo político y social, comentaba Keynes, el empobrecimiento de Alemania traería como consecuencia que se dieran las condiciones propicias para una paz inestable y la venganza de los alemanes a la vuelta de la esquina.

La Gran Depresión de 1929, manifestada en Alemania a través de una gran cantidad de desempleados, aunada al sentimiento de humillación que la población percibía a consecuencia del Tratado de Versalles, provocó que el pueblo llevara al poder en 1933 a Adolfo Hitler.

No suena exagerado decir que la SGM cambió de manera drástica la estructura económica y geopolítica mundial a la fecha. Lo anterior mas allá de los millones de muertos, heridos y todos los demás daños colaterales que trajo consigo.

En lo económico, una vez finalizada la SGM, el mundo se vio inmerso en una etapa de crecimiento mundial, apoyado en buena parte por el famoso Plan Marshall, mediante el cual los Estados Unidos brindaron importantes apoyos financieros a diversos países europeos con el objetivo de reconstruir la infraestructura física de las naciones que se vieron mayormente afectadas durante las hostilidades.

Lo anterior implicó un mayor flujo de dinero por toda la economía mundial, impulsando el crecimiento económico durante varios años, razón por la cual ese periodo es denominado en la historia como los años dorados del capitalismo.

A raíz de la indiscutible victoria de los Aliados, Estados Unidos salió fortalecido con un mayor poderío económico y político. Junto con Europa, los norteamericanos diseñaron una nueva arquitectura económica y financiera mundial, impulsando la creación de organismos como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, así como el GATT, lo que es actualmente la Organización Mundial de Comercio.

Coordinador de carreras jurídico-administrativas de la Universidad La Salle Saltillo.



ch
14 Agosto 2014 03:00:18
¿Lo mejor está por venir?
Por: Luis Gutiérrez Flores
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)


A inicios de esta semana culminó el trabajo que por 20 meses llevó a cabo el Gobierno federal, junto con legisladores y partidos políticos, para implementar diversas reformas políticas y económicas necesarias para “mover a México”, si nos apegamos a la publicidad oficial.

La información a este respecto nos indica que se impulsaron e implementaron 11 reformas, a saber la energética, la de telecomunicaciones, la de competencia económica, la financiera, la hacendaria, la laboral, la educativa, el Código Nacional de Procedimientos Penales, la nueva ley de amparo, la político-electoral y la de transparencia, desde luego acompañadas de muchas leyes secundarias.

Como todas las cosas de la vida, cada una de las reformas tiene su razón de ser, y es punto menos que imposible pensar que toda la sociedad ha quedado satisfecha o se verá beneficiada con el trabajo realizado. Siempre habrá grupos de intereses que buscarán favorecer sus posturas, e incluso estarán dispuestos a erogar fuertes cantidades de recursos para lograr sus objetivos; tienen una enorme capacidad de organización y cuentan con los fondos necesarios.

En cambio, la mayoría de la población, que se supone deberá ser la que más se beneficie de las dichosas reformas, presenta al menos dos problemas importantes: está poco informada (a lo cual se le puede agregar el hecho de que los reportes emitidos por las instancias oficiales son poco claros) y no se organiza adecuadamente.

En honor a la verdad, a excepción de algunos grupos de maestros que protestaron durante el proceso de implementación de la reforma educativa, son muy pocos los grupos de la sociedad civil que han manifestado su inconformidad con este nuevo conjunto de leyes y disposiciones que desde luego afectarán las relaciones políticas, económicas y sociales entre los mexicanos.

Idealmente, la organización de distintos grupos de la sociedad se debería expresar en los distintos partidos políticos, que a su vez se encargan de planificar y priorizar los temas de interés de la agenda nacional.

Sin embargo, la manera de proceder de muchos de los actores políticos, de todos los colores, decepciona e irrita. Para muestra, dos botones muy recientes: primero, el caso de una diputada integrante de la Comisión de Telecomunicaciones, que al tiempo de estar revisando los aspectos de la reforma respectiva, estaba diseñando un esquema para hacer negocios aprovechando el marco de esa misma reforma. Segundo, la “aportación económica extra” que recibieron los grupos parlamentarios después de aprobada la reforma energética en días pasados. Hay mucho polvo debajo de ese tapete.

Lo peor del caso, es que el individuo de a pie, el ama de casa, el operario de línea y también muchos mexicanos que tienen (ni quieren) nada que ver con la clase política no saben, es más, no tienen la mínima idea acerca de cómo y cuándo es que se van a reflejar en sus bolsillos, los efectos de las referidas reformas. Tampoco saben cómo van a recibir mejor seguridad pública si la corrupción se impone sobre la ley.

Sólo queda darle algo de tiempo a las nuevas reglas sobre las que operarán los actores económicos y los tomadores de decisiones. No obstante, la pregunta se mantiene: ¿lo mejor está por venir?

Profesor de la Facultad de Economía de la UAdeC

" Comentar Imprimir
columnistas

top-add