×
Carlos Ramírez
Carlos Ramírez
ver +
Nacido en la ciudad de Oaxaca en 1951, Carlos Ramírez comenzó su vida profesional en el periodismo en 1972. Y desde entonces ha estado ininterrumpidamente en el periodismo mexicano. Además de la práctica periodística, ha sido profesor de periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México y en la Universidad Iberoamericana, además de ser un conferencista cotidiano en universidades de todo el país.

" Comentar Imprimir
20 Febrero 2018 04:00:00
Sheinbaum: Rébsamen o cómo gobernar sin moral es corrupción
La candidatura de Claudia Sheinbaum por Morena a la jefatura de gobierno de Ciudad de México se presenta como el microcosmos del estilo de ejercicio del poder de Andrés Manuel López Obrador: El derrumbe del Colegio Rébsamen por los terremotos de septiembre mostró el rostro descarnado de la corrupción en la Delegación Tlalpan que presidía Sheinbaum.

La candidatura de Sheinbaum es, así, una lección de política de la nueva mafia de poder que construye López Obrador en Morena. Octavio Paz fijó la tesis de que la corrupción era producto de la patrimonialización del Estado o Estado patrimonialista propiedad de unos cuántos. Y Morena perfeccionó el patrimonialismo priísta.

Como las principales candidaturas morenistas, la de Sheinbaum fue producto de un dedazo directo de López Obrador, a imagen y semejanza absoluta de los estilos de la “mafia del poder” priísta. Tan sus estilos son priístas, que Ricardo Monreal Ávila, mejor posicionado en encuestas que Sheinbaum, aceptó con sumisión el veredicto del caudillo morenista a la espera --como en el PRI-- de posiciones de poder que sobren.

Sheinbaum se enfilaba a la candidatura capitalina porque era la que más directamente representaba los intereses empresariales de las constructoras que se beneficiaron de las obras de los segundos pisos en el gobierno lopezobradorista 2000-2005. Sin embargo, se le atravesaron los terremotos y sobre todo las responsabilidades de su oficina delegacional en los permisos corruptos del Colegio Rébsamen, cuyo desplome por los terremotos aplastó a casi treinta niños, profesores y empleados de la escuela.

La responsabilidad del gobierno delegacional de Sheinbaum en esa crisis se percibió cuando la delegada ordenó mantener a resguardo secreto los documentos que pudieran incriminar a altos funcionarios de Tlalpan en permisos de construcciones sin cumplir con los requisitos técnicos.

Con la carga moral de los muertos, la responsabilidad oficial de presuntos casos de corrupción y ocultando documentos necesarios para deslindar culpas, Sheinbaum se enfila hacia el gobierno capitalino. Más que su responsabilidad moral que debiera marginarla de cualquier cargo hasta que una comisión independiente verifique culpas o inocencias, a Sheinbaum solo le interesa contar con el apoyo directo de López Obrador.

Los documentos y contratos a empresas constructoras --muchas de ellas en el bloque empresarial de López Obrador y de la propia candidata-- que participaron en los segundos pisos también están ocultas bajo argumentos amañados, como una forma de alejar la observación ciudadana a los pagos y costos reales.

Aunque Sheinbaum puso a secreto oficial los documentos del Rébsamen, el Instituto de Información de Ciudad de México autorizó la consulta por parte de cualquier ciudadano. Ahora podrían salir a la luz pública los permisos para construir sin contar con periciales necesarios. Esos documentos, inclusive, podrían ser importantes para fincar responsabilidades sociales, ciudadanas, públicas y penales contra funcionarios de la Delegación Tlalpan que avalaron las autorizaciones, comenzando con la responsabilidad general de la delegada Sheinbaum.

Lo que viene ya es conocido; en virtud de su función de dictaminar culpabilidades e inocencias, López Obrador va a regañar a los que piden una investigación a fondo sobre el derrumbe del Rébsamen y el fincamiento de responsabilidades penales contra los funcionarios encargados. Y los que acusen a la candidata Sheinbaum van a ser colocados en el cajón de la mafia del poder institucional donde López Obrador coloca a sus adversarios, críticos o simples ciudadanos exigentes de responsabilidades.


Política para dummies: La política se construye con intenciones, pero se valida con memoria.


SOlo para sus ojos:
•El Cártel Jalisco Nueva Generación ha comenzado a operar sus respuestas a la amenaza del secretario de Gobernación de que se trata del grupo delictivo en la mira del Estado. Hasta ahora ha dado ejemplos de que son más violentos que Los Zetas. Y ya están en media república porque ni siquiera otros cárteles tienen capacidad para contenerlo y combatirlo.

•En medio de las quejas por la reconstrucción de viviendas en la CdMx por terremotos y la renuncia del comisionado Ricardo Becerra, otros temblores aumentaron los damnificados. Si el Gobierno capitalino no reacciona rápido, esas quejas contaminaran la campaña electoral local.

•Famosas últimas palabras: “La Asociación Nacional del Rifle es muy fuerte y los políticos muy débiles”: Megyn Kelly, conductora de programas de televisión.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
19 Febrero 2018 04:00:00
Novatada de nuevo equipo de Segob: CISEN, CJNG y PGR
El problema no fue de capacidad, sino de sensibilidad. El nuevo secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, ha sido alto funcionario en la PGR y Gobernación y secretario de Seguridad Pública y procurador en el Estado de México. En todo caso, las prisas por marcar su territorio condujeron a dos errores que afectaron la precaria estabilidad política:

1.- En su primera declaración formal --aunque de banqueta y no administrada, Navarrete anunció el 22 de enero que “el Cártel Jalisco Nueva Generación es el objetivo prioritario del gobierno federal”. Casi tres semanas después, el CJNG aprovechó un error de seguridad de la PGR y secuestró a dos agentes de investigación criminal, los puso en un video y mandó un mensaje que solo entienden en los ámbitos judiciales como declaración de guerra: “vengan por ellos”. El CJNG rebasó al Estado.

El problema no se localiza en fijar criterios de la nueva fase en la estrategia de seguridad, sino en operarlos mal. El anuncio público de que el Gobierno federal iría contra el CJNG no hizo más que alertar a esa organización criminal y la ascendió en la escala del poder. El contexto no era favorable para un acto de amenaza de uso de la fuerza del Estado: la paralización del uso de las fuerzas armadas por las controversias contra la Ley de Seguridad Interior, la poca capacidad de la Policía Federal para enfrentar a un cártel con enorme estructura de poder criminal y ninguna acción de Gobernación para destrabar la LSI o para instrumentar acciones supletorias de corto plazo.

La amenaza de Navarrete y la respuesta del CJNG mostró lo que no quería evidenciarse: La debilidad del Estado. Si no se reactiva de alguna manera el uso de las fuerzas armadas, el CJNG habrá desplazado al Estado de espacios estratégicos, entre ellos el de la opinión pública pasmada por videos estilo talibán.

2.- Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés no solo descubrieron agentes del CISEN en sus campañas, sino que con poco profesionalismo político --aspiran a presidir la república-- se burlaron del suceso y le restaron legitimidad al organismo de inteligencia. La reacción de Gobernación fue retirar esa presencia, pero abandonando la plaza de las campañas para que ahora sí el crimen organizado ocupe esos espacios de poder. El CISEN, con todo, es el único aparato de información estratégica del Estado. El titular de Gobernación apareció en repliegue, sin definir que la estabilidad política del Estado no debe justificarse.

Los servicios de inteligencia y seguridad nacional son básicos en la estabilidad del Estado. En los EE.UU. acaban de aparecer todos los titulares de los servicios de inteligencia para definir sus áreas estratégicas por encima de las quejas sociales. En México, en cambio, el cambio de titular del CISEN llevó a un error de planteamiento de la seguridad estratégica electoral. La contradicción fue obvia: el CISEN fue exhibido por una mala organización de seguimiento de candidatos, mientras dos agentes de la PGR eran secuestrados por el CJNG. El nuevo titular del CISEN apareció el sábado en una muestra del poder político mexiquense, justo a las horas del secuestro de agentes de la PGR.

El nuevo equipo de Gobernación acumula evidencias de que el Estado vive una guerra estratégica de posiciones contra el crimen organizado.

Política para dummies: La política es la habilidad de hacer lo que haya que hacer, pero sin que se den cuenta los ciudadanos.


SOlo para sus ojos:
•Recuerde: toda la información sobre temas se seguridad la puede encontrar en el sitio
http://www.seguridadydefensa.mx, realizado por el equipo de Indicador Político.

•En Morelos se construye una dinastía de poder: el gobernador perredista Graco Ramírez Garrido Abreu logró imponer a su hijastro Rodrigo Gayoso como candidato del PRD. Es decir, se prepara una elección estatal de Estado, ahora sí una sucesión al viejo estilo priísta, aunque el viejo PRI tuvo el rubor de evitar sucesiones familiares en las gubernaturas.

•Ya con candidatos formales, comienza el segundo tercio con pocos espacios de movilidad de los aspirantes porque las leyes electorales tienen más prohibiciones que posibilidades de hacer política. Aunque otra vez el INE va a ser rebasado por su falta de autoridad política parta regular el proceso electoral.

•Famosas últimas palabras. “A veces no tengo ni para pagar el taxi”; Andrés Manuel López Obrador, quien lleva haciendo multimillonarios gastos políticos de campaña desde el 2000 y sin justificar ingresos.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
18 Febrero 2018 04:00:00
El Post y el NYT: Mitos de prensa de EU (y 2)
(Una versión amplia de este texto se puede leer en http://indicadorpolitico.mx/imgpublicaciones/pdf/Libro_ThePost_11x17_1.pdf )

Los grandes medios de comunicación escritos en Estados Unidos han sido mecanismos de reforzamiento de los valores imperiales de dominación. La publicación de los Papeles del Pentágono y Watergate en el Post y las revelaciones contra la CIA en el NYT fueron motivadas por el afán de exclusivas, pero sin analizarlas en el escenario de actividades imperiales de dominación geopolítica. Ninguna de las revelaciones ha disminuido el poder imperial de la Casa Blanca.

Watergate se terminó con la renuncia de Nixon, aunque los poderes oscuros del presidente y de la Casa Blanca siguen latentes. El NYT fue clave en la difusión del argumento de Bush Jr. sobre el mito las armas de destrucción masiva. Y el Post cayó en una declinación de su temática critica hasta llegar a su venta al multimillonario Jeff Bezos --de Amazon-- por escasos 250 millones de pesos, más o menos lo que costó el nuevo edificio del NYT en la 8ª Avenida de Manhattan. El NYT tuvo que acudir a un préstamo del multimillonario mexicano Carlos Slim para financiar su nuevo edificio.

Los dos grandes diarios forman parte del establishment liberal del sistema político estadunidense. Es decir, participan del juego ideológico dentro del sistema. Sus críticas nunca han cuestionado los comportamientos imperiales de la Casa Blanca, sino sólo han pedido menos costos sociales internos. El Post vivía de la publicidad y la circulación y algunos otros pequeños negocios editoriales, en tanto que el NYT encontró su nicho en la Bolsa de Valores de Nueva York. Es decir, los dos están articulados a los intereses del capitalismo estadunidense. El que más ha padecido ese capitalismo es el NYT. Luego de alcanzar en 2002 un techo de 50 dólares por acción en la Bolsa, la crisis de 2009 la llevó al sótano de 4 dólares; y en nueve años apenas ha logrado llegar a 22 dólares al comenzar 2018.

En este contexto, los dos grandes diarios viven-sobreviven de la dinámica del capitalismo: vender para ganar. En ambos casos, los dos diarios responden para vivir a los apoyos de sus inversionistas. De ahí que estén siempre buscando incidir en la realidad para obtener utilidades. Sus recientes confrontaciones con Donald Trump han sido potenciadas como valor social para aumentar ingresos vía suscripciones.

Pero sus papeles en el juego de equilibrios políticos dentro del sistema estadunidense los han llevado a situaciones de modificar criterios editoriales violentando sus propios parámetros éticos. El pasado martes 30, el Post modificó su portada por presiones de sus intereses liberales: primero circuló un titular principal en la edición impresa que destacaba la conciliación bipartidista, pero mensajes de sus lectores liberales lo obligaron a cambiar el tono por uno menos intencionado: “una nueva era”. Y el jueves también ante el azoro de sus seguidores liberales, el NYT se vio forzado a darle una página a cartas de lectores partidarios de Trump porque su inclinación anti Trump estaba violando sus equilibrios éticos. Los temores a perder suscriptores y anunciantes no liberales incidieron en sus equilibrios editoriales.

El establishment ideológico en EU tiene un escenario bastante curioso: una polarización light, para decir lo menos, o una diferenciación ideológica en función de políticas sociales. Pero ninguna de estas posiciones modifica los objetivos imperiales de dominación y exacción. La crítica liberal a Vietnam se dio sin poner en duda el enfoque imperial, sino buscando aminorar los costos sociales. Las políticas imperiales de los republicanos Reagan y Bush fueron las mismas de los demócratas Kennedy, Clinton y Obama. Las críticas liberales al racismo de Trump no exigen ajuste de cuentas con el pasado sangriento de la conquista estadunidense del territorio con 10 millones de indios muertos y la forma en que le arrebató a México la mitad de su territorio. La segunda enmienda para la propiedad de armas fue producto de ese espíritu imperial; los liberales no quieren regresar lo conquistado, sino que sus hijos no tengan acceso a armas que maten a hijos de otros o a sus propios hijos. El punto clave de la libertad de armas tiene que ver con el hecho de que la industria armamentista es clave en el capitalismo.

Las historias de los Papeles del Pentágono, Watergate y el espionaje masivo contra estadunidenses han sido mitificadas por los propios medios como una forma de construir puntos autorreferenciales sociales. Hasta ahora se sabe que Mark Felt usó a Woodward-Bernstein-Post para sus intereses mezquinos de resentimiento, que la revelación de los Papeles del Pentágono se agotó en la ruptura del sello secreto de documentos que iban más allá de los errores y mentiras y que ilustraban el sentido imperial de la guerra en Vietnam y que la lucha de Risen fue en solitario porque sus editores y la propia prensa lo abandonaron en su resistencia contra la presión de la Casa Blanca para que el NYT se autocensurara.

En el fondo, el marco de referencia de la política imperial de dominación se define internamente como seguridad nacional: la defensa de los intereses y modo de vida. La crítica de los liberales no llega a tanta profundidad. El NYT, por ejemplo, tendría limitaciones éticas si critica el capitalismo codicioso que le da al 1% de los más ricos estadunidenses casi tres cuartas partes de la riqueza porque tendría que criticar los sistemas de apropiación capitalista como la Bolsa de Valores donde el NYT cotiza todos los días con las reglas de la depredación especulativa. Y ahora el Post no puede criticar al empresariado explotados de la clase trabajadora porque su dueño es Amazon, la empresa por excelencia en materia de sumisión laboral.

Y los dos medios forman parte del establishment capitalista formado por intereses conservadores y liberales.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
16 Febrero 2018 04:00:00
Meade: Domingo, último chance; ganar por sí o perder por otros
Desde 1970 todo candidato presidencial del PRI ha encarado un momento de gran decisión: Asumir la nominación como propia o aceptarla como encargo. Al protestar ya como candidato formal pasado mañana domingo, José Antonio Meade Kuribreña tendrá que marcar una distancia estratégica con el Presidente Peña Nieto y definir si será presidente o intendente.

Todos los candidatos padecieron hilos de control: Echeverría rompió con Díaz Ordaz con el minuto de silencio en la Universidad Nicolaíta, López Portillo se alejó de Echeverría, De la Madrid tomó su camino al asumir el control del PRI, Salinas perfiló su grupo compacto ajeno a De la Madrid, Colosio rompió con Salinas con el discurso del 6 de marzo, Zedillo tardó en definirse y Labastida hizo hasta lo imposible para que lo vieran zedillista.

Las razones de la candidatura de Meade no son secretas: Mantener el rumbo económico neoliberal, darle continuidad al grupo peñista encabezado por Luis Videgaray y garantizar una expresidencia peñista sin demasiados sobresaltos. Solo que el escenario de irritación social ha convertido esos tres puntos clave de la nominación priísta en los principales lastres.

El desafío de Meade consiste en construir una personalidad propia, definir un discurso personal y marcar una distancia estratégica de los pasivos del presidente Peña. Los presidentes salientes amenazaron con quitarle la candidatura a Echeverría, López Portillo, De la Madrid y Salinas y se la quitaron a Colosio. Pero todos los candidatos llegaron a romper con su antecesor para evitar las complicidades del descrédito.

Meade no ha asumido su candidatura; si el domingo no define un rumbo propio, la encuesta de Consulta Mitofsky del miércoles será su epitafio: Quedarse en tercer sitio y dejar que la competencia sea polarizada entre López Obrador y Ricardo Anaya y el Presidente Peña tendría que negociar con alguno de ellos. Zedillo mandó a Labastida como candidato, pero pactó con Fox.

Colosio fue cincelado por Salinas para ser un candidato y presidente títere, pero el sonorense construyó su proyecto con alianzas que envenenaron a Salinas. Colosio nunca iba a traicionar a Salinas, pero a Salinas lo convencieron que Colosio lo había traicionado. El asesinato en Lomas Taurinas facilitó el relevo de intereses estratégicos.

El desafío de Meade radica en mostrar que su proyecto de gobierno no es el documento Criterios Generales de Política Económica 2018 de Peña Nieto. Zedillo recogió el discurso social y político de Colosio, pero sin romper con el neoliberalismo de Salinas. Y en febrero de 1995 Zedillo arrestó a Raúl Salinas de Gortari para romper con el expresidente Salinas.

La precampaña de Meade ha mostrado un candidato sin fuerza, sin energía y sin autoridad, además de un representante personal de Peña Nieto. Un discurso bastará para calar la fuerza política de Meade. Los expertos en campañas presidenciales señalan que los candidatos deben ser sus propios jefes de campaña.

A Meade le queda tiempo-espacio para definir su campaña en la recta final. Y las elecciones se ganan en campañas políticas propias, no en ofrecer la continuidad transexenal de un gobierno que perdió consenso social por encerrarse en Los Pinos.

El domingo Meade demostrarÁ si es candidato propio o intendente. Paradójicamente, la expresidencia de Peña dependerá de un Meade autónomo. Y Meade decidirá entre Obregón o Colosio-6 de marzo.

Política para dummies: La política es la habilidad para entender si se hacen las cosas para uno o para otro.


Solo para sus ojos:
•Mal entendida o informada con parcialidad la comparecencia de cinco jefes de la inteligencia de los EE.UU. en el Senado. Presentaron las cinco amenazas de seguridad para el corto plazo. Y ya antes el presidente Trump había aprobado su nueva estrategia de seguridad.

•Y en México se hace escándalo por un agente del Centro de Información y Seguridad Nacional encargado de informarse de las campañas externas de candidatos.

•El modelo que usa la maestra Elba Esther Gordillo lo inventó Tony Soprano: Su tío, jefe de la mafia, salía al doctor y en el privado se reunían ambos para diseñar decisiones criminales. Dicen que la maestra Gordillo sale al doctor y ahí se encuentra con sus operadores para buscar la recuperación del SNTE.

•La violencia en escuelas en los EE.UU. no se debe a la venta libre de armas, sino a la mentalidad criminal de una sociedad que vive de la invasión a otras naciones y de la fábrica de armas. La violencia social es reflejo de la violencia del Estado.

•Famosas últimas palabras. “Yo mero”: precandidato priísta José Antonio Meade Kuribreña.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
15 Febrero 2018 04:00:00
Delincuencia interior, CJNG, Cisen, Corte y el Estado de seguridad
En las elecciones presidenciales y legislativas de este año, un escenario estratégico de tensión se está configurando: la crisis de seguridad pública, interior, nacional, política y geopolítica perfila el colapso de la estabilidad del viejo sistema/régimen/Estado:

1.- La aprobación de la Ley de Seguridad Interior y su congelación por controversias presentadas.

2.- Los elementos que señalan que los cárteles del crimen organizado son un riesgo de seguridad interior, no nada más de seguridad pública.

3.- Las presiones de Estados Unidos para una mayor presencia militar estadounidense ante el desbordamiento de las acciones criminales.

4.- El video del Cartel Jalisco Nueva Generación con dos policías ministeriales de la PGR hincados y un comando armado de esa organización mostrando su poder con arrogancia, ante el pasmo de las instituciones de seguridad.

5.- Y las críticas electoreras de Andrés Manuel López Obrador y Ricardo Anaya Cortés contra el Centro de Investigación y Seguridad Nacional por cumplir sus funciones de estar atentos a las campañas de los candidatos para evitar sorpresas. En 1994 hubo la queja de que el CISEN se desentendió de la campaña priísta. Los candidatos actuales a la presidencia son un riesgo de seguridad nacional.

El principal dato del corto plazo dibuja la disfuncionalidad del viejo Estado de estabilidad social. Desde 1983 el Estado se olvidó de su papel social, político y estabilizador al abandonar sus funciones de conducción de una economía para el bienestar. La ruptura de los tejidos social, económico, político y de estabilidad fue responsabilidad del Estado y del PRI al alejarse de la sociedad en aras de la libertad de mercado, con el dato negativo de que instituciones del Estado en sus diferentes niveles prohijaron con su complicidad la construcción de los cárteles.

Este escenario de descomposición social, económica, política y de Estado ha trasladado las posibilidades de reconstrucción de la estabilidad a la Suprema Corte de Justicia con la atención de las demandas de controversia contra la Ley de Seguridad Interior. Si la Corte entiende la lógica del poder, entonces asumirá la responsabilidad de analizar la Ley de Seguridad Interior en su escenario estratégico: la seguridad del Estado y de la sociedad, la reorganización del aparato de justicia, la relación de seguridad nacional con los Estados Unidos, la estrategia de combate a los cárteles criminales y el tratado de comercio libre.

De los once ministros de la Corte, sólo uno tiene la capacidad del enfoque multidimensional de la seguridad; Eduardo Medina Mora es ex procurador, ex director del CISEN, ex embajador de México en EU y Gran Bretaña y ex secretario de Seguridad Pública. De los demás ministros, sólo José Ramón Cossío y Fernando Franco González-Salas tienen un enfoque de Estado, los ocho ministros restantes llegaron por juegos de poder y sin tener una configuración del derecho como eje del Estado.

Si la Corte se equivoca en resolver las controversias contra la Ley de Seguridad Interior, el país quedará a merced de la seguridad nacional estadunidense y se enfilaría hacia una colombianización. La LSI tendrá la finalidad de redefinir el Estado y sus responsabilidades de seguridad más allá de la seguridad pública, la seguridad interior es la responsabilidad del Estado para garantizar el desarrollo y el bienestar y para afinar su escudo de seguridad nacional ante el acoso de Washington.

Política para dummies: La política es la capacidad para adelantarse a los hechos, para que la realidad del corto plazo no nos aplaste.


Sólo para sus ojos:
•Nueva derrota de la maestra Elba Esther Gordillo: Quería recuperar el SNTE para entregárselo a López Obrador, como antes se lo dio al PRI y al PAN. La maestra ya no podrá usar a los maestros como piezas electorales para sus juegos de poder. Su yerno Fernando González y su nieto René Fujiwara no valen sin el SNTE.

•Se acerca el fin de los grandes medios impresos en los EU El nuevo publisher del New York Times dejó ver que el impreso de ese diario no duraría más de diez años. Ahora todo será digital, aunque con el inconveniente de que el digital no atrae la lectura sino sólo la información rápida y que sin impresos no habrá periodismo de análisis.

•El candidato del PRI para el gobierno de Ciudad de México, Mikel Arreola, descubrió que hay votantes que no aprueban derechos a minorías sexuales; y al parecer son bastantes como para construir una buena base electoral.

•Famosas últimas palabras. “Vamos a seguir jalando hasta el final de la administración”: presidente Enrique Peña Nieto.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
14 Febrero 2018 04:00:00
¡Señoras y señores, con ustedes, en vivo: La seguridad interior!
A diferencia de otras ocasiones en que policías han sido secuestrados y desaparecidos, el Cártel Jalisco Nueva Generación --el más importante en la república-- dio un paso adelante para plantearle un desafío al Estado: atentar contra la estructura policiaca y mostrarse empoderados con arrogancia con un video en redes.

Detrás de los dos policías de la SEIDO secuestrados aparecen varios efectivos del crimen organizado perfectamente pertrechados, con armas de alto poder. El modelo de presentación es usado con recurrencia por las guerrillas talibanas, excepto que sin decapitación: Rehenes hincados, mensajes leídos por los policías contra sus jefes y uso de redes sociales.

Además de un desafío contra el Estado, esa operación del CJNG fue un mensaje que cae en el territorio de la seguridad Interior: la demostración de que la policía federal carece de estructura, organización e inteligencia para enfrentar a los cárteles del crimen organizado y las evidencias de que la seguridad pública nada tiene que hacer contra la capacidad de armamento y estrategias del CJNG.

El CJNG es el más importantes en Occidente, ya invadió Nayarit y Colima y tiene presencia en media república. Atacar y humillar públicamente a la policía federal como el más importante organismo de seguridad pública mostró un paso adelante en la escalada violenta: su ingreso en la zona de confrontación directa contra las instituciones de seguridad del Estado. Al secuestrar y exhibir de rodillas a policías federales, el CJNG dejó en claro que requiere de otro adversario.

El otro dato estratégico fue el moméntum político y estratégico; de un lado, el arranque formal de las elecciones presidenciales ya con candidatos en proceso de formalización; de otro, el vacío legal por la congelación de la Ley de Seguridad Interior hasta que la Suprema Corte desahogue las controversias; y en tercer lugar, la incapacidad del gobernador panista Antonio Echevarría y el acoso judicial contra el ex gobernador priísta Roberto Sandoval, cuyo fiscal está detenido en Estados Unidos acusado de tráfico de drogas. En estos tres espacios el CJNG asume el control regional.

Respecto a la política, el CJNG irrumpe espectacularmente en las elecciones presidenciales y luego del mensaje del candidato morenista Andrés Manuel López Obrador de dialogar y pactar con el crimen organizado, además de amnistiar a algunos de sus líderes. El mensaje del CJNG es bastante claro: Con el secuestro y exhibición de agentes de la SEIDO señala que no quiere diálogos ni pactos, sino que va a seguir posicionándose de plazas por encima de las policías.

La ofensiva del CJNG atropellando a la policía federal dejó claro que las fuerzas armadas son la última línea de defensa del Estado ante la organización sofisticada de esa banda y que ya no se trata de seguridad pública sino de seguridad interior. La capacidad de organización y de operación del cártel revela una estructura de grupo armado similar a las guerrillas talibanas. En 2015 el CJNG atacó y asesinó a quince policías, la peor masacre de federales. Esta organización ha escalado poder sobre todo porque se ha dedicado el contrabando de armas, como se hizo evidente en el video en el que presentados a los dos agentes de la SEIDO.

En los hechos, con la exhibición de policías secuestrados y arrodillados el CJNG le declaró la guerra al Estado; así de sencillo.

Política para dummies: La política es la sensibilidad para entender los mensajes tergiversados de la realidad, para no equivocarse en las reacciones.


Sólo para sus ojos:
•Durante el discurso del general secretario Salvador Cienfuegos Zepeda, el presidente de la Suprema Corte, Luis María Aguilar Morales, ni siquiera pestañeó cuando el jefe militar declaro su respeto al dictamen final del máximo tribunal judicial respecto a la Ley de Seguridad Interior.

•Por cierto, en el desayuno del Día de la Fuerza Aérea el sábado 10 se notó una presencia singular; el nuevo director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Alberto Bazbaz, quien acudió como parte del poder mexiquense, mientras la seguridad nacional sigue extraviada por las prioridades políticas de sus directivos. El lunes apareció un video del Cártel Jalisco Nueva Generación con dos policías desaparecidos el fin de semana, mientras el encargado de la seguridad nacional andaba haciendo política.

•Nayarit, Colima, Guerrero, Estado de México y Ciudad de México son las nuevas plazas calientes del crimen organizado.

•Famosas últimas palabras. “quien controla los medios, controla la locura”; el escritor beat Allen Ginberg.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
13 Febrero 2018 04:00:00
Lealtad, palabra clave en Ley de Seguridad Interior en Corte
Ante la campaña mediática que quiere parar la Ley de Seguridad Interior en la Suprema Corte y ante el regocijo de los grupos del crimen organizado que están aprovechando el vacío jurídico de una ley aprobada pero no aplicada, los ministros del tribunal constitucional decidirán entre la estridencia de activistas y la responsabilidad de tareas del estado.

El viernes, el secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda, aprovechó el recordatorio de la Marcha de la Lealtad de 1913 --alumnos del Colegio Militar cuidaron al presidente constitucional Madero ante el golpe de estado de Huerta-- para recordar que justamente la palabra lealtad es la esencia de la relación de las fuerzas armadas con la sociedad.

En nombre de esa lealtad, el general secretario recordó dos cosas: Las fuerzas armadas no se mandan solas porque dependen del poder civil constitucional y su tarea en labores de apoyo a la seguridad pública ocurrió cuando los grupos criminales desbordaron a las instituciones civiles y dañaron la estabilidad social para el desarrollo.

Y para despejar dudas, el titular de la Sedena afirmó que las fuerzas armadas acatarían el resultado final de la Suprema Corte ante las controversias constitucionales. Pero la realidad es implacable: El auge de la violencia criminal de este año ha sido producto de que las fuerzas armadas no pueden seguir actuando sino en función de la nueva Ley de Seguridad, pero ésta se encuentra paralizada por las controversias. Y las fuerzas civiles de nueva cuenta han sido rebasadas por el crimen organizado.

La decisión de la Suprema Corte ante las demandas de controversia deberá analizar el contexto:

1.- La LSI es un mecanismo procedimental definido para darle marco jurídico a la decisión presidencial de enviar tropas a combatir delincuentes.

2.- La clave de la LSI y sus controversias radica en la decisión de la Suprema Corte sobre el tema de seguridad interior --que viene desde la Constitución de Cádiz de 1812-- en su marco de referencia del concepto de soberanía interior del Estado, porque los grupos criminales han creado verdaderas zonas francas donde el Estado y sus leyes e instituciones no funcionan.

3.- Ante una geopolítica que ha disminuido alguna invasión de ejército extranjero, el papel de las fuerzas armadas radica en actuar sobre violaciones a la seguridad nacional dentro del territorio por grupos criminales transnacionales. La presión estadunidense enfatiza lo transnacional del crimen para insistir por tropas extranjeras dentro de territorio mexicano.

4.- La LSI no suplanta el papel de las policías en labores de seguridad pública, pero asume el desafío de acciones criminales que atentan contra el estado, el desarrollo y la sociedad.

5.- Y la LSI es la gran oportunidad para redefinir la doctrina mexicana de seguridad nacional y sus variantes de seguridad pública y seguridad interior, por el efecto desestabilizador de los grupos criminales que afectan al estado, a los gobiernos y a las instituciones.

La propia Suprema Corte debe recordar que el crimen organizado ya penetró sus espacios y que gobiernos municipales han mostrado que son incapaces de organizar una policía local porque la que tienen está asimilada por las bandas criminales.

Los más interesados en detener la LSI son quienes ya se han aliado a las bandas criminales. Las fuerzas armadas no tienen la culpa del crimen organizado; éste ha crecido por incompetencia y complicidad de los civiles.

Política para dummies: La política es la responsabilidad de interpretar el presente, no ahogarse en los temores.


Sólo para sus ojos:
•Las corrientes antiTrump no han entendido la lucha política. Después de su discurso sobre el estado de la nación, Trump recuperó tendencias en las encuestas y aumentó entre 5 y 10 puntos.

•Nadie creyó las “revelaciones” --a destiempo-- de la actriz mexicana radicada en los EE.UU. Salma Hayek de que el productor Harvey Weinstein había intentado violarla y que la amenazó con “romperle las piernas”.

•Terminado el periodo de precampañas de precandidaturas de partidos, la situación de los independientes es precaria: En todas las encuestas ninguno rebasa 10 puntos porcentuales, lo que revela una falta de competitividad electoral. Y si son varias candidaturas independientes el reparto será minoritario.

•Famosas últimas palabras. “Vamos a crear las condiciones para que Napoleón Gómez Urrutia regrese…”: López Obrador, aunque los mineros completaron la frase: “Que regrese… lo que se robó”.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
12 Febrero 2018 04:00:00
Ebrard y la justicia de Mancera; un izquierdista que fue salinista
Desesperado por colocarse en alguna posición lopezobradorista que le dé fuero para lo que viene, Marcelo Ebrard regresó de un exilio exterior de cinco años para encontrar una posición de exilio interior porque López Obrador lo mandó lejos de su primer círculo.

Su primer posicionamiento despertó sonrisas forzadas: “Mancera está en la coalición de derecha”, dijo, olvidando que López Obrador se alió a la derecha religiosa recalcitrante del Partido Encuentro Social.

Hasta ahora López Obrador había evitado chocar con el jefe de gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera, que no es candidato a nada pero mantiene el liderazgo político en la Ciudad de México. Ebrard ya le abrió una fisura a Morena en CdMx que irritó al propio López Obrador.

Lo que queda es la acumulación que ha hecho Ebrard de resentimientos. Su regreso a la política mexicana no tiene que ver con la aportación de experiencia al equipo unipersonal de López Obrador, sino que llegó buscando su propio ajuste de cuentas.

Ebrard ha luchado contra sus propios fantasmas. Poseedor de una clara astucia política y experto en guerras de confrontación, en los hechos ha obtenido pocos resultados: Creyó que la candidatura de Mancera a la jefatura de gobierno era de continuidad, pero Mancera logró una victoria sin pasar por Ebrard: Tres millones de votos, el 64.6%, contra 2,.2 millones o 46.4% de Ebrard en 2006. Luego pidió que taparan sus irregularidades en obras públicas, pero las evidencias en su contra fueron contundentes.

En la lucha política, Ebrard siempre ha dependido de otros: Manuel Camacho Solís lo captó por su capacidad de organización política; y después se le pegó a López Obrador para que lo hiciera secretario de Seguridad Pública del DF, luego lo rescató para Desarrollo Social después de que el presidente Fox lo despidió por incompetente y finalmente por dedazo de López Obrador fue jefe de gobierno.

La gran obsesión de Ebrard ha sido auto asumirse como de izquierda. Sin embargo, se hizo político al amparo de Carlos Salinas de Gortari. Como operador de la política salinista del PRI aplastó al PRD en 1991 para instalar el salinismo en la capital de la república. Del 2000 a la fecha ha dependido de López Obrador.

En 2013 huyó del país cuando comenzaron a revelarse los expedientes de corrupción e ineficiencia en la Línea 12 del Metro, buscó la complicidad de Mancera, López Obrador le quitó el apoyo y vivió en París durante cinco años. A finales de 2016 viajó a los EE.UU. para apoyar la candidatura de la demócrata Hillary Clinton en la comunidad mexicana, pero los hispanos votaron por Trump. En la realidad, Ebrard nunca tuvo posición alguna en la campaña de Hillary.

Después de mucho insistir, López Obrador creó delegaciones regionales de campaña y mandó a Ebrard a un exilio interior en la región de Baja California, Nayarit, Sinaloa, Sonora, Durango, Chihuahua, zona dominada por el PRI y el PAN. Ebrard aceptó un cargo de tercer nivel, cuando en el 2012 apareció como secretario de Gobernación del gabinete dream team de López Obrador.

Lo que queda es que Ebrard rinda cuentas de su gestión en el gobierno del DF 2006-2012, pero ya ha comenzado a moverle el piso a la secretaria designada de Gobernación del gabinete 2018-2024 de López Obrador, la ministra Olga Sánchez Cordero. Es su naturaleza.

Política para dummies: la política es el arte de engañar con la verdad, a sabiendas que la verdad es una mentira.

SOlo para sus ojos:
•El caso del sacerdote asesinado en Taxco abrió de nueva cuenta el expediente de las narcolimosnas como relación regional del crimen organizado con la iglesia. Como poder real en zonas rurales, los sacerdotes han tenido que encarar o entenderse con los criminales.

•Muy mala imagen está dando López Obrador con su alianza con familiares de la maestra Elba Esther Gordillo porque a la postre no es ideal o coincidencia sino compra de impunidad: Si gana, López Obrador ya dejó entrever que cancelará el expediente judicial de la lideresa del SNTE. Pero si el tabasqueño pierde, la maestra Gordillo se hundirá en su expediente judicial.

•Comienza casi mes y medio de veda electoral hasta que haya candidatos formales y comiencen las campañas el primero de abril. De nueva cuenta López Obrador se burlará de las reglas y ocupará el espacio --siguiendo a Córdova Vianello-- con una veda que sabe a campaña formal.

•Famosas últimas palabras: “las precampañas ‘saben mucho’ a campañas anticipadas”: Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del INE y responsable de que las precampañas no fueran campañas.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
09 Febrero 2018 04:00:00
AMLO, enemigo de la democracia y promotor de la intolerancia
Si alguna prueba faltaba para calibrar a Andrés Manuel López Obrador con su verdadero rostro autoritario, su polémica con Jesús Silva Herzog Márquez y Enrique Krauze y sus ataques contra Raymundo Riva Palacio corrieron el velo de la falsedad.

La argumentación del artículo de Silva-Herzog Márquez en Reforma el lunes 5 de febrero contenía elementos suficientes para un debate de fondo, de ideas, de argumentaciones. El indicio peligroso que mostró López Obrador fue perfilar una Siberia mexicana estalinista para aquéllos no sólo que no piensen como él, sino que se atrevan a escribirlo. Por tanto, el tabasqueño buscó reprimir las libertades de opinión, de prensa y de pensamiento.

La arremetida del precandidato de Morena contra el historiador y escritor político Enrique Krauze anduvo por las mismas. El esquema maniqueísta ideológico (intolerancia de corte religioso) de López Obrador entre liberales y conservadores raya en el autoritarismo peligroso de Carl Schmitt porque asume la política como la relación amigo-enemigo, base de la ideología excluyente nazista.

Pero como la formación en teoría política de López Obrador es escasa, entonces su enfrentamiento --no discusión o debate-- con Silva Herzog-Márquez y Krauze reveló sus parecidos con Trump: eludir las ideas, atacar vía twitter, descalificar al adversario, desdeñar el debate. La única diferencia radica en que López Obrador lo hace “con todo respeto” y Trump es un atrabancado.

Aún a tiempo, López Obrador mostró los perfiles de su presidencia ante la crítica. Hasta ahora el filósofo radical Karl Marx se ha salvado de los ataques de López Obrador, y no porque esté muerto sino porque el tabasqueño no ha leído El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte donde Marx analiza la transformación de un líder político en caudillo autoritario. Cuando López Obrador descubría que se puede usar a Marx en el análisis de las bases lopezobradoristas como lumpen, no duden en que lo mandará al casillero de la mafia del poder.

El asunto es político, no ideológico. López Obrador no ha leído el estudio de Edmundo O´Gorman que señala que el siglo XIX mexicano se salvó de la catástrofe cuando la modernización convirtió a los conservadores en liberales y a los liberales en conservadores. Y como “ya saben quién”, López Obrador no ha leído los ensayos seminales de la democracia mexicana que escribió Krauze --El timón y la tormenta y Por una democracia sin adjetivos-- ni la más sólida revelación de la caja negra del sistema político priísta: La presidencia imperial.

Los rasgos de esa presidencia imperial priísta mexicana han reaparecido en López Obrador para dibujarlo como un político antiintelectual, como se vio en su desdén a Carlos Monsiváis en 2006 cuando este escritor criticó el plantón de tiendas de campaña vacías en Reforma para obligar a las autoridades electorales a entregarle la presidencia al margen de los procedimientos legales.

Lo malo para López Obrador es que sus reacciones autoritarias y excluyentes ya no intimidan porque la dinámica del desarrollo político de la sociedad impediría los silencios sumisos del pasado priísta, aunque sí estarían llevando a una polarización a la venezolana.

Y el dato mayor: en caso de ganar las elecciones presidenciales, López Obrador tendría menos del 30% de los votos y sin mayoría legislativa, por lo que comportamientos contra la libertad de expresión, prensa, pensamiento y opinión serian la base de una dictadura bonapartista.

Política para dummies: La política es el arte de ocultar las verdaderas intenciones antes de llegar al poder.


Solo para sus ojos:
• Tanto fue el cántaro de los obamistas contra Trump hasta que ese cántaro está salpicando a Obama: Ya hay documentos que prueban su interferencia en la campaña del 2016 subordinando al FBI. O sea, que se está probando que Trump tuvo razón al denunciar al FBI.

• El domingo 11 termina el periodo de precampañas y los saldos revelan un fracaso político-electoral: mucho ruido y pocas nueces. En los hechos esas precampañas no movieron la tendencia en las encuestas. Eso sí, dejaron un ambiente envenenado de agresiones, guerras sucias, autoritarismos. Y lo peor: El INE como autoridad electoral de nueva cuenta fue burlado, humillado y soslayado.

• Ahora resulta que el consultor español Antonio Solá --quien aconsejó a Calderón la frase de que AMLO era un peligro para México-- anda buscando el perdón del tabasqueño y quiere convertirse en el profeta de la victoria de Morena. Este comportamiento demuestra que los consultores son acomodaticios. A ver ahora quién lo contrata.

http://indicadorpolitico.mx

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

@carlosramirezh
08 Febrero 2018 04:00:00
El INE rebasado por encuestas; fallas en diseño e interpretación
El periódico El País acaba de enredar más el asunto de las encuestas que había complicado el Instituto Nacional Electoral con su reglamento de elecciones.

Explicado de manera sencilla el problema estaría así: Yo quiero comprar un auto específico que venden armadoras diferentes: Entonces tomo los precios del mismo auto y lo paso por una calculadora para sacar un promedio, por así decirlo, de 150 mil pesos. Entonces voy a la empresa del que más me gusta y le digo que le pago esa cantidad por el auto, pero ahí me dicen que el precio es de 175 mil. Yo me quejo en la Profeco porque creo que me están timando. No escucho las razones del vendedor: Cada auto tiene un costo diferente.

Desafiando el rigor de las matemáticas, El País sacó un promedio de todas las encuestas y pronosticó la victoria de López Obrador. Sin embargo, cada encuesta tiene su metodología y su forma de interpretar los cuestionarios. Por tanto, un promedio estadístico de encuestas es como mezclar peras con gasolina.

Una revisión técnica de la encuesta de El Financiero y la encuesta de encuestas de El País revela errores metodológicos: No contabilizan indecisos ni los que no votaran y esos votantes los reparte proporcionalmente entre los candidatos, como si los que aún ni deciden fueran a votar como los demás; por tanto, el argumento de preferencias efectivas --repartidos decididos e indecisos-- elevan artificialmente las cifras; en la de El Financiero hubo un 51% de ciudadanos que rechazaron ser encuestados.

La encuesta de encuestas de El País suma doce sondeos y con ellas hace un omelete de metodologías diferentes, el error estándar lo eleva a más-menos 7 puntos, cuando la media es 2.5. Las cifras de las encuestas licuadas por El País los porcentajes de López Obrador van de 23% a 42%.

En los hechos, de nada ha servido el intervencionismo autoritario del INE en encuestas, porque todas han sido registradas en el instituto, aunque sin tener ninguna utilidad. Lo grave es que en todas hay errores de metodología y de interpretación.

La incapacidad del INE lo lleva a formalizar el papel desinformador de las encuestas, justo lo que quería evitar. Todas las encuestas han perdido su sentido de indagación temporal de un instante político --ahora es etapa sin candidatos registrados y la campaña formal comienza el primero de abril-- y se han convertido en propaganda política y estrategia de confusión social.

Lo peor ha sido el caso de López Obrador que llegó a difundir personalmente dos encuestas falsas y el INE, como siempre, miró hacia otro lado por el temor de hacer enojar al precandidato morenista, a pesar de violar regulaciones oficiales. Eso sí, usando el modelo licuadora de El País y la encuesta sin indecisos de El Financiero, López Obrador ya se da por ganador.

Solo queda recordar el pasado: En las elecciones del 2006 López Obrador arrancó el año con 32% de voto en encuestas y Calderón con 24%, y el saldo oficial fue de 35.2% para el perredista, contra 35.9 del panista. En el 2012 Peña Nieto comenzó el año con 49% en encuestas y López Obrador con 26% y el resultado oficial fue de 38.2% para el priísta y 31.5% para el perredista.

La interferencia del INE está llevando la elección a un caos como el de 2006.

Política para dummies: La política es el arte de complicar la interpretación de la realidad para ganar en ese río revuelto.


Solo para sus ojos:
•Graves descuidos de seguridad en Acapulco llevaron al asesinato de dos sacerdotes. Y esos errores son más graves si en el fondo se prueba que esos prelados tenían relaciones peligrosas con el crimen organizado. Uno de los instrumentos de la seguridad es la recopilación de información privilegiada --se llama inteligencia--, sobre todo de los aliados formales e informales de las bandas delincuenciales.

•Parece que nadie quiere discutir si la película de Guillermo del Toro rumbo al Oscar es o no un plagio. Pero el documental original de doce minutos es el mismo que Del Toro desarrolla en su obra: El monstruo, la señora de la limpieza, el secuestro y el amor. En redes circula el documental de doce minutos para quien quiera y decidir si la película de Del Toro es o no un plagio.

•Poco efecto en la campaña tuvo el discurso oficial del presidente Peña Nieto por los 101 años de la Constitución: Fue un alegato a favor de sus reformas y una advertencia contra quienes quieren derogar las once reformas estructurales. Inclusive, López Obrador abanicó ese mensaje presidencial. Y el candidato priísta ni se enteró.


http://indicadorpolitico.mx

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

@carlosramirezh
07 Febrero 2018 04:00:00
Córdova (INE) y su ignorancia de teorías de la democracia
Si existe el principio del derecho que señala que el desconocimiento de las leyes no exime de su aplicación, en ciencia política existe una regla no escrita que señala que el desconocimiento de la democracia no justifica los autoritarismos.

El Instituto Nacional Electoral de Lorenzo Córdova Vianello es la institución politológica por excelencia que define los perfiles de una democracia en el acto de votar para elegir la permanencia o relevo de funcionarios públicos. Y las reglas modernas de la democracia responden a la libertad del ciudadano y no a la definición de restricciones vía reglamentos.

El principio de que la ignorancia de la politología no exime de su aplicación se le puede aplicar a Córdova Vianello, quien maneja el INE como una gran burocracia de restricciones. Al concepto de la Grecia clásica de que la democracia es una de las formas corruptas de gobierno porque promueve la aglomeración y la confusión se han agregado nuevas formas de democracia moderna.

Más lector del filósofo del autoritarismo nazi Carl Schmitt, el abogado teórico y de centro de estudios Córdova Vianello parece ignorar las nuevas corrientes de la democracia: Leonardo Morlino con su propuesta de calidad de la democracia y Robert Dahl y su poliarquía que define las coordenadas de la democracia.

La propuesta de Dahl se localiza en una gráfica con dos coordenadas: La participación y la información. Es decir, que la participación política del ciudadano en la construcción de la democracia está determinada por la información, por lo que cualquier obstáculo a la libertad de expresión y de opinión se convierte en un dique a la democracia porque limita la participación.

En un voto particular como minoría para fijar su posición sobre el derecho a la libertad absoluta de expresión, dos ministros de la Corte determinaron en el 2003 que la libertad de expresión protege no solo la manifestación de las ideas mayoritarias, sino “también las ideas impopulares”. En decir, la libertad absoluta de opinión, por encima de reglamentos coercitivos.

Y como Córdova Vianello tampoco es historiador político --su línea es el derecho comparado de recorta y pega--, su desconocimiento de esa especialidad no lo exime de ser obligado a respetar principios de la politología; por tanto, habrá que recordarle la introducción al decreto de la Libertad Política de la Imprenta del 10 de noviembre de 1810 que es el principio fundador de la libertad de expresión y de opinión:

“La facultad individual de los ciudadanos de publicar sus pensamientos e ideas políticas es, no solo un freno de las arbitrariedades de los que gobiernan, sino también un medio de ilustrar a la Nación en general, y el único camino para llevar al conocimiento de la verdadera opinión pública”.

En jerarquía del derecho los principios superiores subordinan las limitaciones a su práctica vía reglamentaciones. La inquisición administrativa del INE por una columna de opinión que cita partes de una encuesta como elemento analítico representa un obstáculo a la libertad de expresión y por tanto significa una coerción a la democracia,

La persecución del INE de periodistas por contenido de sus textos o programas y los reglamentos autoritarios que penalizan la libertad de expresión implican un obstáculo del INE a la democracia. Pero el problema no es de leyes sino de conductas más proclives a Schmitt (poder) que a Kelsen (derecho).

Política para dummies: La política es la sensibilidad para entender que la democracia no puede ser subordinada a reglas.


Solo para sus ojos:
•El cambio en el Episcopado mexicano no tiene que ver con la posibilidad de que el nuevo arzobispo primado sea mejor que el anterior, sino con la urgencia de que el Vaticano decida tomar acciones reales en el asunto de los abusos sexuales de los curas. En Chile el papa Francisco fue sacudido con denuncias sexuales de sacerdotes. Y el exarzobispo primado Norberto Rivera Carrera fue acusado con evidencias de abusos y no hizo nada. La presidencia del nuevo arzobispo Carlos Aguiar girará en torno a los abusos sexuales de sacerdotes.

•La visita del secretario de Estado de Trump, Rex Tillerson, forma parte de las presiones estadounidenses sobre México para nuevas formas de migrantes y la renegociación del tratado comercial. Ya vinieron el secretario de Seguridad Interior y el director de la CIA. Los EU quieren meterse a México para combatir a cárteles trasnacionales. Y en México siguen regateando la Ley de Seguridad Interior.

•El discurso del presidente Peña Nieto en el aniversario de la Constitución fue dirigido contra López Obrador.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
06 Febrero 2018 04:00:00
Hostiga INE a medios en proceso electoral; no quiere críticas
Con mecanismos administrativos que ignoran las formas de hacer periodismo, el Instituto Nacional Electoral ha profundizado una campaña de hostigamiento político contra una decena de medios del interior de la república.

El periódico El Orbe de Tapachula y por esto de Quintana Roo han denunciado exigencias inquisitoriales del INE de información sobre la columna Indicador Político. Los dos diarios --entre otros en situación similar-- son los más importantes en sus plazas regionales.

El proceso administrativo del INE está inhibiendo la libertad de opinión y penalizado con prisión administrativa a editores del interior: Pero el organismo electoral ignora el funcionamiento de los medios. Todo periódico compra centenas de servicios informativos a decenas de oficinas de distribución de información; por tanto, ningún periódico tiene capacidad para investigar en contenido día a día de los despachos de cada una esas agencias; por ello los periódicos solo se hacen responsables del contenido del editorial institucional del diario y de las informaciones trabajadas por sus reporteros.

Esta ignorancia de una de las reglas periodísticas fundamentales ha llevado al INE a una persecución inquisitorial --con amenazas de multas, arrestos con autoridad policiaca y encarcelamientos administrativos-- contra medios que reproducen la columna Indicador Político. En un titular en primera plana del miércoles pasado, el periódico El Orbe de Tapachula --el más importante en la región-- resume el caso con firmeza: “INE hostiga a medios de comunicación”.

De manera arbitraria y absurda, el INE quiere responsabilizar a cada diario que reproduce Indicador Político del contenido de la columna. El caso se resume así: En dos ocasiones la columna de opinión citó dos encuestas para reforzar un análisis político; según el INE se trata de dos encuestas no registradas. Sin embargo, la ignorancia del ejercicio de la libertad de opinión en el INE ha llevado a un procedimiento administrativo que está afectando la libertad de publicación, de opinión y de crítica política.

En los hechos, el INE está desplegando una presión administrativa que ha implicado la violación de datos privados del columnista-autor, a partir de un reglamento administrativo que incluye sanciones económicas y penales contra columnista y editores. Los periódicos del interior de la república hostigados por el INE han denunciado la solicitud de información que nada aclaran el uso de las encuestas por Indicador Político.

Con razón, El Orbe de Tapachula denuncia que los procedimientos inquisitoriales del INE han tomado un “sesgo político” porque implican mecanismos de censura contra el contenido editorial del diario. En la práctica, el INE estaría obligando a los diarios a verificar a diario la veracidad de todas las columnas y reportes de agencias de prensa, algo realmente imposible por el volumen de esas colaboraciones.

La ofensiva del INE contra medios por el contenido de sus informaciones ocurre en medio de uno de los más importantes procesos electorales del país; y en lugar de facilitar el ejercicio de la libertad de información como un elemento indispensable para la toma de decisión de los electores, el INE está reprimiendo el ejercicio de la libertad de opinión con amenazas administrativas y de penalización con arresto.

Lo más grave de todo es que el proceso administrativo del INE conduce a un punto delicado: El uso de amenazas oficiales para obligar a los medios a la autocensura. Y sin libertad de opinión no hay democracia ni elecciones libres.

Política para dummies: La política requiere de conocimiento, pero se debe ejercer con sensibilidad.


SOlo para sus ojos:
•La revelación del memorándum sobre presunto espionaje interno político del FBI de Obama contra Trump le regresó la iniciativa política al presidente Trump. Al final, todos usan el poder para aferrarse al poder.

•El domingo 11 termina el periodo insulso de precampañas, cuyos resultados fueron nulos porque no modificaron las tendencias en las encuestas. Vendrá un periodo de vacío para registros y las campañas arrancarán en el primer minuto del primero de abril. Otra vez se percibe lo absurdo del calendario electoral del INE.

•Las movilizaciones violentas de la CNTE en Michoacán y Oaxaca son un adelanto de los tiempos de gobierno que llegarían si López Obrador gana las elecciones por el pacto político suscrito con la CNTE y con los seguidores de la maestra Elba Esther Gordillo.

•Hay que estar atentos a la unidad interna en el PRD de Ciudad de México porque podrían darle mayor impulso a la candidatura de Alejandra Barrales.


http://indicadorpolitico.mx

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

@carlosramirezh
05 Febrero 2018 04:00:00
Lecciones de Ortega: Periodismo de ideas
Aunque muchos ven en las redes sociales cibernéticas y sus formas ultrarrápidas y resumidas de circular mensajes el principal adversario del periodismo, valdría la pena analizar otro enfoque: Lo que podría estar lastimando con severidad al periodismo no es velocidad ni mensajes cortos, sino la militancia de los periodistas. El periodismo de ideas ha sido desplazado por el periodismo de convicciones.

Varios estudios sobre José Ortega y Gasset han enfatizado con interés su tarea de periodista, inclusive, se ha acuñado el modelo de “periodismo filosófico”. A la manera de Montaigne, Ortega revindicó el ensayo corto para expresar ideas, pero sobre todo para reflexionar las realidades desde el enfoque de la filosofía: La duda, Los mejores ensayos de Ortega fueron publicados como artículos seriados.

Hoy los periodistas-filósofos escasean en los medios. Las crisis se enfocan desde las prácticas, las militancias, las justificaciones. Los editores ya no viven el aquí y el ahora, sino algo más preciso: El instante. Las comunicaciones por internet apelan a la velocidad de la información, no a la profundidad. Una noticia puede nacer, desarrollarse, llegar la clímax y diluirse en minutos.

Los lectores ya no quieren pensar su realidad, sino calificarla y pasar al siguiente tema. El periodista Bob Woodward, uno de los reporteros míticos del caso Watergate, explica las razones de la ineficacia --no se atreve a llamarla fracaso-- de la prensa respecto a Donald Trump: Los periodistas critican, condenan, se burlan, pero no analizan, no explican, no revelan.
Otro periodista dice que los periodistas padecen el síndrome Trump: Una enfermedad mental, una obsesión.

El problema podría localizarse en el hecho de que los periódicos se ven como negocios. El The New York Times está más preocupado por el valor de sus acciones en la bolsa de valores que por la calidad de su información. Las apuestas señalan que antes de veinte años el Times será totalmente digital; pero lo más importante no es suponer la vía de contacto con los lectores, sino la forma de hacer periodismo: Notas cortas, revelaciones, escándalos. El viejo periodismo como modelo de educación social y político de los lectores ha sucumbido ante la necesidad de vender ejemplares y obtener publicidad y con ello aumentar ganancias.

Los periódicos se han desviado de su función primordial que es la de informar; e informar no es solo circular noticias; podríamos jugar con el concepto: In-formar, formar hacia dentro. Lejos están los tiempos donde los lectores compraban periódicos para entender la realidad --o al menos tener datos mayores de su entorno-- y después --solo después-- actuar ante esa realidad; hoy los periódicos y los espacios de información en las redes solo aportan datos y luego tratan de reforzar las pasiones de los lectores.

Los periódicos cayeron en la trampa de la circulación masiva. Muchos en la actualidad miden su poder en función del tiraje, no de la influencia o de la construcción de pensamiento ciudadano. Las campañas de suscripciones del The New York Times y del The Washington Post, por ejemplo, resaltan el volumen de ventas, no la influencia. Esos dos periódicos han recuperado algo de sus lectores perdidos, pero han sido incapaces de explicar a Trump y la realidad social que lo llevó a la Casa Blanca. Hoy quieren más lectores porque son adversarios de Trump, no porque sean los más reflexivos.

Las crisis políticas comienzan por ser crisis de ideas. Y los medios son los vehículos más importantes para difundir las ideas. Solo que ahora, acicateados por la competencia de internet, los periódicos impresos son dominados por las circunstancias, aunque olvidando la relación persona-circunstancia que reflexionó en un periódico Ortega en sus Meditaciones del Quijote: “Yo soy yo y mi circunstancia, si no la salvo a ella, no me salvo yo”.

Y los periodistas olvidan también la tesis III de Marx sobre Feuerbach: “La teoría materialista de que los hombres son producto de las circunstancias y de la educación, y de que por tanto, los hombres modificados son producto de circunstancias distintas y de una educación modificada, olvida que son los hombres, precisamente, los que hacen que cambien las circunstancias y que el propio educador necesita ser educado”.

La función del periodismo es explicar la circunstancia y modificarla después de entenderla. De nuevo el caso Trump: todos los medios han atacado, cuestionado, ironizado, burlado y aniquilado, pero el presidente de los EU ya cumplió un año y no han indicios de que puedan tumbarlo. Y aun no entienden que el Rusiagate depende, como Watergate, del conflicto político y no de las revelaciones, Nixon renunció porque se negó a entregar cintas grabadas en el Despacho Oval. Y las revelaciones de Woodward y Carl Bernstein --hoy ya se sabe-- no fueron indagaciones periodísticas, sino filtraciones interesadas y envenenadas de Mark Felt, subdirector del FBI, resentido con Nixon.

El periodismo no tumba poderes; en un sentido u otro, los refuerza, Por eso su enfoque debe reorientarse hacia el lector, no hacia el poder. El problema del periodismo es que quiere derivar en un poder fáctico por sí mismo, cuando su tarea es la de empoderar al ciudadano por el camino de la educación política a través de la información. El objetivo del periodismo debe ser explicar la realidad sin parcialidades. La información es poder sólo cuando la asume el ciudadano.

Así que hay que regresar al periodismo de ideas de Ortega. Ahí hay muchas lecciones vigentes.
http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
02 Febrero 2018 04:00:00
Por qué Meade no puede ser el Colosio de Peña Nieto
En septiembre de 2017, en mi libro La Silla Endiablada. Peña Nieto y la sucesión presidencial de 2018: Salvar su alma o salvar la República, señalé la hipótesis de que un candidato peñista tenía la opción de ser un candidato tipo Luis Donaldo Colosio (1994) y su ruptura con Salinas de Gortari con el discurso del 6 de marzo.

En estos días algunos analistas han comenzado a analizar esta propuesta como único camino de José Antonio Meade Kuribreña para fijar su propia agenda: Un posicionamiento radical tipo Colosio. Sin embargo, Meade está bastante lejos del perfil y la circunstancia de Colosio porque fue seleccionado candidato presidencial del PRI precisamente para salvar el alma del Presidente Peña Nieto y por tener como única función la continuidad del modelo económico neoliberal.

El discurso de Colosio el 6 de marzo no fue de asunción de espacios de autonomía pactada con el presidente Salinas, sino que representó una ruptura de funciones asignadas en la candidatura: Salinas construyó la candidatura de Colosio para ser el garante de las tres condiciones de sucesión --de grupo, personal y de proyecto--, a diferencia de Manuel Camacho Solís que había diseñado una propuesta de reforma política sacrificando parte de la condicionalidad del proyecto neoliberal.

A la par de asumir los compromisos con Salinas, Colosio por su parte fue armando a su vez alianzas para su propio proyecto: En 1993 Colosio sabía de la continuidad del neoliberalismo, pero al mismo tiempo había percibido en el PRI la necesidad de una apertura política. El alzamiento zapatista introdujo con mayor intensidad la variable política. De noviembre a marzo, Colosio se percató que la economía estaba garantizada, pero que se necesitaban dos propuestas adicionales: La reforma democrática y menor sacrificio social del neoliberalismo. Estas dos razones lo hicieron buscar personalmente a Cuauhtémoc Cárdenas y operar a veces con malos humores un acercamiento a Camacho Solís, al tiempo que utilizó a algunos comunicadores como canales de relaciones no salinistas.

El discurso del 6 de marzo fue entendido en Los Pinos como necesario para evitar que los negativos de Salinas afectaran a Colosio, pero irritó el tono, el efecto de ruptura con Salinas y el acuerdo secreto de Colosio con Camacho para designarlo secretario de Gobernación con la tarea de instrumentar la reforma democrática. Salinas vio peligrar el modelo neoliberal y de ahí sus enojos con Colosio. El asesinato de Colosio permitió a Salinas corregir los desvíos de Colosio; Zedillo era la garantía de continuidad neoliberal y de alejamiento de Camacho.

Pero Zedillo, como Colosio, se percató después de las elecciones de la necesidad de distensionar la política. Días antes de su asesinato, José Francisco Ruiz Massieu --diputado y operador de Zedillo-- hizo una encuesta personal y directa con una sola pregunta: ¿dónde se podría instrumentar una transición democrática: liderazgo de Cámara de Diputados o Gobernación? Ruiz Massieu tenía ya el aval de Zedillo para la transición que quería Colosio, pero en septiembre también fue asesinado.

Meade carece del talento político que tenían Colosio y Ruiz Massieu, no es capaz de asumir una autonomía relativa del grupo de poder peñista y desconoce lo que es una transición democrática mayor. Es posible que pueda pensar en una reforma política después de tomar posesión, pero necesitaría proponerla para ganar las elecciones.

Sin embargo, las banderas colosistas las tienen López Obrador y Anaya.

Política para dummies: La política sólo debe medir posibilidades reales, no salidas ilusorias.

Sólo para sus ojos:
• Justo cuando se estrena la película The Post que narra la lucha del The Washington Post en la Corte Suprema para publicar los Papeles del Pentágono, el mismo diario ejemplificó cómo cambió su portada y su enfoque ante las críticas liberales. Primero dio la bienvenida al llamado de conciliación y de bipartidismo, pero las críticas hicieron cambiar el titular a uno más insípido: “Un nuevo momento americano”. Con ello, el Post demostró cómo manipula las noticias por enfoques políticos.

• Desde el 9/11 no ha habido ninguna amenaza de meter armas en aviones, pero aún así el gobierno de Trump quiere que en los viajes a México haya policías armados. Son tácticas intimidatorias contra todos: La inseguridad ciudadana es la seguridad del Estado, escribió Leonardo Sciascia.

• Morelos será una elección de gobernador bastante movida: El gobernador perredista quiere imponer a su hijastro, Morena le apuesta a la popularidad de Cuauhtémoc Blanco y los ciudadanos estarían detrás del exrector Alejandro Vera.

Podría haber declinaciones para impedir una sucesión monárquica del gobernador saliente Graco Ramírez.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
01 Febrero 2018 04:00:00
“Panal ayuda al PRI por crisis del PVEM y quita maestros a Morena”
La crisis del Partido Verde en Chiapas y el pacto de López Obrador con el minoritario magisterio disidente de la Coordinadora y los menguados liderazgos sindicales gordillistas sellaron la coalición del PRI con el Partido Nueva Alianza.

El reciente encuentro del precandidato presidencial del PRI en Ciudad Sahagún, Hidalgo, con liderazgos regionales del Panal mandó el mensaje de que la estructura sindical de maestros en el SNTE no estará con López Obrador y que solo los maestros disidentes radicales de la Coordinadora --sobre todo la 22 de Oaxaca-- estarán con Morena. El presidente del Panal, el politólogo Luis Castro Obregón, ha reposicionado estratégicamente al partido.

Detrás de un acto de campaña casi rutinario hay posiciones político-electorales de largo plazo. López Obrador había comprometido el apoyo del magisterio disidente minoritario con la promesa de revertir la reforma constitucional magisterial que necesitó del 67% de los votos legislativos. Es decir, que el compromiso del tabasqueño es imposible de cumplir por los requerimientos legislativos en materia de abrogación de reformas constitucionales.

Y el otro dato magisterial es de igual importancia: los liderazgos gordillistas en el SNTE --el yerno Fernando González, el nieto René Fujiwara y el humillado ex líder del SNTE Rafael Ochoa, destituido deshonrosamente por la maestra Gordillo y perdonado por necesidad-- insisten en aparecer como “líderes magisteriales” aliados estratégicos de López Obrador, pero este aceptó el apoyo gordillista a condición de no aparecer con él para evitar las fotos. Con esa humillación, los gordillistas son los aliados vergonzosos de Morena.

La alianza del PRI con el Panal tiene la primera lectura en el reacomodo de la participación electoral de los maestros. El Panal sigue siendo el espacio político de defensa de la política educativa y el SNTE como organismo gremial predominante. El dato mayor radica en el hecho de que la maestra Gordillo y sus representantes ahora con Morena no representan al magisterio de la SNTE, sino que este organismo gremial participa en el Panal y este a su vez tiene alianza con el PRI.

López Obrador ha dejado una mala imagen política al aparecer asociado con las huestes de la maestra Gordillo y con los radicales violentos de la CNTE y sobre todo la 22 de Oaxaca, con el compromiso de cumplir con las exigencias de estos tres sectores disidentes.

La alianza del PRI con el Panal, a su vez, busca estabilizar la crisis en la relación del PRI con el Partido Verde en Chiapas, donde los conflictos están llegando a que cualquier resultado no vaya sino a ahondar los problemas. La diferencia electoral entre el PV y Panal es poca: El Verde le aportó a Peña Nieto en el 2012 apenas 5.1 puntos porcentuales y el Panal tiene una media constante de casi 4 puntos porcentuales en las elecciones de 2006-2015.

Si la crisis en Chiapas implica la fractura de la alianza PRI-Verde, entonces el PRI parece estar construyendo un nuevo asociado. Promotora del Panal, la maestra Gordillo personalizó al partido y lo embarco en sus batallas por el poder.

Encarcelada en el 2013, el Panal ha sido rescatado por el politólogo académico Luis Castro Obregón y la influencia política del SNTE.

En este contexto, la asociación electoral PRI-Panal implica un sector estratégico en influencia, número y mensaje político a electores que ven en Morena y López Obrador el regreso del viejo priísmo corporativo.

Política para dummies: La política es la habilidad para cambiar de montura a la mitad del río, pero sin caerse ni ahogarse.

Sólo para sus ojos:
•El primer informe de gobierno de Donald Trump mando el mensaje de que su fuerza política sigue intacta y que ha sabido ejercer el poder de dominación de la Casa Blanca. Al mismo tiempo, reafirmó su agenda migratoria que en México siguen percibiendo como temporal. O México redefine su estrategia ante Trump y la hace más agresiva o los costos de la pasividad serán más altos.

•Se advierten indicios de preocupación en el PAN de Ricardo Anaya por el activismo sin control del gobernador chihuahuense Javier Corral, porque manda mensajes de radicalismo que a la alianza PAN-PRD no le convienen, Y aunque no hay tiempos ni circunstancias, en ciertos niveles políticos comienza a mencionarse que Corral debiera ser el candidato presidencial y no Anaya. Los mítines de Corral en Ciudad de México podrían afectar al PAN.

•Sin ninguna estrategia de fondo, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, ha aumentado sus conflictos con la prensa crítica. Y son batallas que va a perder.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
31 Enero 2018 04:00:00
Violencia por vacío jurídico; ley de Seguridad Interior congelada
La reciente ola crisis de violencia criminal en la república tiene una explicación: El 21 de diciembre se promulgó legalmente la Ley de Seguridad Interior, por lo que toda movilización de fuerzas federales dejó de ser sin controles. Sin embargo, las controversias constitucionales han impedido su funcionamiento. Por tanto, el país se encuentra sin estructura de seguridad interior.

Explosiones de violencia criminal en Acapulco, Tamaulipas, Veracruz, Ciudad Juárez, Nuevo León, Reynosa, Los Cabos y Cancún, entre otras plazas, tienen que enfrentarse solo con fuerzas estatales y municipales, muchas de ellas sin capacidad ni organización y otras todavía penetradas por intereses del crimen organizado.

En una situación de crisis de seguridad puede entenderse finalmente lo que ocurriría en el país sin la participación de las fuerzas armadas: La seguridad pública en las plazas sobrecalentadas carece de fuerza, organización, armamento y disciplina para enfrentar a los grupos criminales.

Asimismo, esta nueva ola de violencia criminal puede ayudar a los escépticos a entender el significado de seguridad interior: La violencia de grupos con capacidad de organización superior a la Seguridad Pública que afectan la estabilidad para el desarrollo económico y social. Cancún va a ser pronto colocada como zona de peligro para turistas, cuando representa el atractivo turístico más importante, una de las principales fuentes de dividas extranjeras y una ventana al mundo.

Lo paradójico del caso se percibe en el hecho de que las controversias en la Corte contra la Ley de Seguridad Interior tienen que ver sobre partes concretas --derechos humanos, información resguardada y acopio de inteligencia--, pero han logrado paralizar la aplicación de otros contenidos. Por mandato legal el presidente de la república no puede aplicar una ley promulgada si está siendo cuestionada en el tribunal constitucional.

Si el proceso en la Corte tarda más días, las explosiones de violencia criminal podrían afectar otras plazas que estaban bajo control de las fuerzas armadas. Algunos grupos criminales han comenzado a leer estratégicamente los conflictos de la Ley de Seguridad Interior y se han lanzado a recuperar plazas y avanzar en otras.

La Ley de Seguridad Interior contiene un protocolo muy estricto para solicitar la intervención de las fuerzas armadas, evitando subjetividades. Asimismo, obliga a las policías estatales y municipales a elevar su calidad, control y eficacia. Hasta ahora, gobernadores y alcaldes encontraron el camino fácil de pedir apoyo federal de las fuerzas armadas, en lugar de trabajar en la construcción del marco jurídico y operativo en seguridad pública.

Los opositores a la Ley de Seguridad Interior, paradójicamente, prefieren que siga el modelo anterior que carecía de seguridad jurídica y que permitía algunos excesos, en lugar de reconocer que la inseguridad es un fenómeno estructural y no pasajero y que se basa en la construcción de verdaderos imperios criminales con recursos, armas, impunidad y sobre todo complicidad con oficinas públicas.

En los hechos, los actos criminales recientes representan un desafío al Estado y a la sociedad, no a las policías locales. Sin Ley de Seguridad Interior en activo, las recientes agresiones en Reynosa, Monterrey, Cancún y Veracruz son posibles cuando no existe autoridad ni estructura de poder del Estado para impedirlo y sobre todo para investigar.

En este sentido, la Ley de Seguridad Interior es el único camino para enfrentar al crimen organizado in crescendo.

Política para dummies: La política es la capacidad para poner a la sociedad por encima de las mezquindades.

SOlo para sus ojos:
•El trauma Trump sigue envenenando espacios mediáticos para mal. La ofensiva contra Trump por jugadores de americano de la NFL hincados durante el himno disminuyó la audiencia. Ahora los anti Trump reventaron los premios Grammy con una Hillary Clinton leyendo párrafos del libro Fuego y Furia y la audiencia cayo 24%.

•En entrevista en Proceso, Diego Fernández de Cevallos contó que después del debate presidencial de 1994 el candidato priísta Zedillo no levantaba y recordó lo dicho por Salinas: De Los Pinos mandaron asesores y medios de comunicación a la campaña de Zedillo para proyectar su imagen… y ganó.

•Si el candidato de Morena para Morelos Cuauhtémoc Blanco pacta con el exrector Alejandro Vera una alianza que proponga gobernar juntos, el hijastro del gobernador Graco Ramírez tiene las de perder como candidato dinástico sucesor. Morelos se va a poner políticamente caliente.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
30 Enero 2018 04:00:00
La agenda de Salinas se coló en el 2018 y AMLO se enojó
El artículo del expresidente Carlos Salinas de Gortari en El País de España el jueves 25 de enero cayó en el vacío electoral mediático, a pesar de tener derivaciones importantes. Solo Andrés Manuel López Obrador reaccionó con su chachalaqueada desdeñosa, pero por la sencilla razón de que los torpedos de Salinas dieron debajo de su línea de flotación.

En sus estilos de hacer política indirecta, Salinas fijó la elección presidencial en la contienda populismo vs. neoliberalismo. Y aunque destila buena parte de su retórica inconsistente para señalar que su propuesta personal es una tercera vía, en realidad su texto tuvo la intención esencial de caracterizar sin dobleces la propuesta de López Obrador como populista y avisarle al PRI que debería darle más contenido social a su discurso económico de campaña.

Y si medios y redes desdeñaron el texto de Salinas, en realidad sus verdaderos y estratégicos destinatarios no eran los electores, sino los grupos financieros y empresariales. Salinas echó un balde de agua fría sobre los grupos funcionales al neoliberalismo --empresarios, banqueros, organismos internacionales-- que están mirando con simpatía a López Obrador porque ha prometido --no cumplirá-- someterse a la dictadura de la estabilidad macroeconómica, esencia del neoliberalismo.

Salinas definió directamente a López Obrador como populista, sin nombrarlo, obvio, pero sin dejar dudas al respecto. Los sectores estratégicos de la dominante y autoritaria comunidad financiera internacional debieron tomar nota de las afirmaciones-preguntas de Salinas. Tan entendió López Obrador el retruque del texto de Salinas que en horas pasó del perdón al expresidente a la calificación de “fanfarrón”.

Ayudado por el empresario salinista Alfonso Romo, López Obrador ha establecido relaciones discretas con importantes figuras empresariales que han leído las encuestas preliminares casi como votación definitiva y han buscado acercamientos para saber si habría un cambio en los enfoques de la política económica. Pero de acuerdo con todos sus libros que hablan de su proyecto alternativo de nación, el gasto no alcanzará a ser financiado con el dinero de la corrupción y al final tendrá que subir el gasto rompiendo la estabilidad macroeconómica. Hay economistas cercanos a López Obrador que parecen haberlo convencido que déficit presupuestal superior a 2% e inflación agresiva de hasta 8% serían asimilables por su efecto de estímulo a la producción.

Por eso Salinas buscó la lectura de sectores económicos y financieros estratégicos para señalarles que en el fondo López Obrador será un populista típico --Cárdenas, Perón, Echeverría, López Portillo, Chávez, Maduro y otros-- con una estrategia de darle prioridad al gasto social --con rendimiento electoral-- por encima de la estabilidad inflacionaria macroeconómica.

De paso, Salinas mandó el mensaje al PRI de que el modelo de estabilidad macroeconómica, con globalización, todavía tiene espacios para reactivar el crecimiento. Con un guiño no oculto, Salinas dijo al PRI de que el modelo de liberalismo social --que Salinas y Luis Donaldo Colosio fijaron en el PRI en 1992 al borrar de los documentos del partido el concepto de Revolución Mexicana-- cuando menos daría una bandera popular de campaña para salirse de las acusaciones contra el neoliberalismo que aumentó pobres y bajó votos priístas.

Zedillo desvió la atención del neoliberalismo y ganó votos populares con su frase de “bienestar para tu familia”.

Para enojo de López Obrador, Salinas ya se metió en el 2018.

Política para dummies: La política es el arte de engañar a los demás y que no se den cuenta de ello.

Solo para sus ojos:
•Ante la falta de capacidad para investigar problemas serios y reales de Trump, ahora la prensa se lanza a “revelar” relaciones íntimas del presidente con algunas de sus colaboradoras, entre ella la embajadora Nikki Haley y hasta la esposa Melanie tiene que salir a aclarar rumores. Quien conozca a Trump estará seguro que el presidente goza de esos rumores porque fortalecen su imagen machista,

•Sin que nadie le diga nada, López Obrador está azuzando a iglesias a participar en política electoral. O es su grado de preocupación porque aún no tiene segura la victoria o está haciendo pedazos la Constitución y las leyes electorales como indicio de su estilo presidencial si gana las elecciones.

•Con el chapulineo de legisladores para brincar a otro cargo, el Congreso se está desmantelando justo cuando deben aprobarse leyes y nombramientos vitales.

Si Emilio Gamboa y César Camacho brincan, las dos cámaras se quedarán con suplentes.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
29 Enero 2018 04:00:00
Fuera máscaras 2018: AMLO-Salinas; populismo-neoliberalismo como en 94
Ante la incapacidad del presidente Peña Nieto, del PRI y del candidato priísta-no priísta-sí neoliberal de fijar los términos estratégicos de la elección, el ex presidente Carlos Salinas de Gortari se metió de lleno en la contienda y con ello precisó el espacio estratégico de la elección presidencial: Populismo lopezobradorista-neoliberalismo salinista.

Salinas es uno de los políticos más astutos del momento. Por eso su intención ha sido clara en su artículo publicado el viernes pasado en el periódico El País de España: quitarle a López Obrador el disfraz de cordero institucional y mostrarlo como un populista tipo Echeverría-Hugo Chávez-Nicolás Maduro y obligar a Meade a asumir la defensa del modelo económico globalizador.

Con audacia reconocida, López Obrador se mueve en dos escenarios: El de la hegemonía popular de grupos antisistema, antiestado y antipolítica económica estabilizadora, pero abierto a grupos dominantes que giran en torno al neoliberalismo. Su mensaje de respetar la estabilidad macroeconómica habría convencido a algunos priístas y muchos empresarios, pero con un programa real --sus libros sobre proyecto alternativo-- de reconstrucción de una hegemonía populista antineoliberalismo.

Y con una pasividad desesperante para el momento clave del sistema/régimen/Estado, el priísta-no-priísta José Antonio Meade Kuribreña ha querido ocultar que lo que está en riesgo es el modelo económico neoliberal 1979-2018 y quiere quitarle a López Obrador la bandera de la lucha a favor de los pobres. Lo malo para el PRI es que el discurso de Meade le ha alejado aliados estratégicos del neoliberalismo. Con timidez, confusiones y hasta temores, Meade ha querido construir un discurso colosista de soslayar el proyecto neoliberal para aparecer un poco populista.

El artículo de Salinas en El País lleva todas las intenciones posibles; entre ellas, el de sembrar en la Europa en crisis de paradigma neoliberal de mercado y el acoso del populismo progresista el dilema electoral mexicano: Populismo lopezobradorista o neoliberalismo priísta. La internacionalización de la elección presidencial mexicana podría jalar la atención de la Unión Europea como para apoyar a Meade y al PRI.

La decisión de Salinas de irrumpir en el escenario fue audaz, sin el consenso del PRI y sin explicarle todas las implicaciones al presidente Peña Nieto. Y el texto salió justo en el proceso de polarización de la elección entre López Obrador y el PRI, pero en el escenario de las debilidades de carácter del candidato priísta-no priísta. Y en algunos pasillos del PRI, por la prisa del texto, vieron con preocupación el mensaje salinista de que hay tiempo para cambiar candidato priísta.

El escenario de 1994 no puede desdeñarse. El discurso de Colosio del 6 de marzo cambió el enfoque estratégico de la campaña, dejó ver un acuerdo político con Manuel Camacho Solís para darle prioridad a la reforma política y sacrificar parte del neoliberalismo y prendió los focos de advertencia en el tablero de Los Pinos. El asesinato de Colosio facilitó el relevo de un candidato neo progresista por el neoliberal Ernesto Zedillo.

Lo malo es que la polarización AMLO-PRI en términos de proyecto deja al país sin opciones intermedias porque al final la inexperiencia estratégica Anaya-PAN lo dejaría fuera de este escenario bipolar

En este contexto, el artículo de Salinas en El País acaba de fijar el arranque real de las campañas de López Obrador y el PRI, a la espera de una definición real de Meade sobre esta polarización.

Política para dummies: La política es el arte de la oportunidad… y la perversidad.


Solo para sus ojos:
•Todavía no comienzan las campañas y López Obrador ya está “gobernando”. No debe extrañar, ocurrió igual en el 2006 y en el 2012.

•La demagogia a nivel mundial: En Davos hay una reunión sobre el cambio climático, pero a ella llegaron políticos de todo el mundo en aviones privados que quemaron gasolina sin sentido.

•Si se hace algún caso a las redes cibernéticas, existe un sentimiento de repudio a la política que pudiera derivar en un alto grado de abstención. La menor tasa de asistencia a las urnas fue en 1988: 52%, y eso que apareció por primera vez Cuauhtémoc Cárdenas.

•El trueque de Donald Trump: Dreamers a cambio de dinero para el muro, dos propuestas irreconciliables. Pero la oferta indica ya el grado de desesperación de Trump por el muro: O lo hace este año o su fracaso le costará votos en el 2020.

•Famosas últimas palabras: “A veces las redes son irritantes”: Enrique Peña Nieto.


http://indicadorpolitico.mx

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

@carlosramirezh
28 Enero 2018 04:00:00
México: Izquierda, López Obrador y locura brujular
En 1950 el intelectual Daniel Bell fijó la idea del “fin de la ideología” con la victoria del Estado de bienestar sobre el materialismo capitalista. En 1989 el académico Francis Fukuyama cantó el fin de la historia por la derrota del socialismo estatista autoritario y la victoria del capitalismo de mercado. En el 2008 nadie se atrevió a considerar la idea del fin del neoliberalismo
globalizador.

Detrás de cada crisis económica se localiza un agotamiento de las ideologías. Un análisis de Kiko Llaneras en El País del 18 de enero sobre las posiciones partidistas españolas al comenzar 2018 ilustra la nueva fase de crisis de las ideas-fuerza detrás de cada posicionamiento partidista: Tres partidos se colocan a la derecha (PP, Ciudadanos y PSOE) y dos a la izquierda (Izquierda Unida y Podemos, ya como coalición Unidos Podemos). La diferencia en las encuestas de 9 puntos porcentuales promedio indica los reagrupamientos ideológicos, ya con el PSOE como un partido funcional al conservadurismo.

En México se ha presentado una experiencia nada extraña: El Partido Acción Nacional (PAN), de derecha, se ha aliado electoralmente al Partido de la Revolución Democrática (PRD), de origen socialista porque nació con el registro legal del Partido Comunista Mexicano pero derivado en partido populista por las corrientes progresistas del PRI que se salieron del partido para fundar el PRD.

En ambas experiencias, España y México, hay un pragmatismo que vale en el juego ideológico del poder, pero que debe responder también a alguna propuesta sólida.

En los setenta el Partido Comunista Italiano logró el “compromiso histórico” con el Partido Demócrata Cristiano, pero el asesinato de Aldo Moro reventó la firma final. Por esos años, también hizo una alianza entre el Partido Socialista Francés y el Partido Comunista Francés lograron un “programa común”, el primero más en el centro-izquierda y el segundo en la izquierda comunista ortodoxa; la experiencia llevó a Mitterrand al poder, pero al final el país fue llevado al conservadurismo económico.

El problema no se localiza en las alianzas del pragmatismo derivado de la sumatoria de votos para alcanzar el poder, sino en el valor menguado de las ideologías. El socialismo europeo de los setentas fue una versión democrática del marxismo, en tanto que el socialismo iberoamericano fue una derivación del castrismo sovietizado.

La izquierda mexicana ha tenido dos veneros: El socialismo marxista del Manifiesto del Partido Comunista de Marx y el progresismo de la Revolución Mexicana de 1910. Los dos marcharon separados como vías de tren, pero muchas veces con alianzas políticas. El presidente Cárdenas, por ejemplo, introdujo el concepto de lucha de clases en la política del Estado, aunque con dos pragmatismos que pocos se atreven a criticar: El modelo económico de capitalismo monopolista de Estado con economía mixta aliada a los empresarios y la asunción de los obreros como masa y no como clase.

El peso ideológico de la Revolución Mexicana definió el pensamiento de izquierda dominante hasta 1992. Presidentes de derecha se asumieron como de izquierda y presidentes de izquierda optaron por la derecha. El Partido Comunista como único referente ideológico marxista cayó en el juego del pragmatismo. En los sesenta, el escritor y ensayista marxista José Revueltas examinó, desde la perspectiva leninista, al PCM y concluyó que no era el partido vanguardia de la clase obrera. A esas confusiones ideológicas las caracterizo como “locura brujular” o la aguja de una brújula ideológica señalando al norte pero enfilado al sur.

López Obrador es una muestra actual de la locura brujular: nació del priísmo progresista, ayudó a fundar el PRD-PCM, enarbola las banderas “populares” sin caracterizarlas de progresistas o socialistas, se salió del PRD para fundar el Partido Movimiento por la Regeneración Nacional (Morena) y está amarrando alianzas con importantes empresarios. El objetivo central de López Obrador es terminar con la corrupción.

El PRD, a su vez, se asume como socialista y se alió al derechista PAN con el objetivo de buscar un “cambio de régimen”. Pero bien mirado, el concepto que tienen de régimen no lleva a una nueva definición ideológica, sino que se agota en la forma de gobierno: Pasar de un régimen presidencialista centralizado a un régimen semiparlamentario. Es decir, se trata de una propuesta procedimental de administración de las instituciones de gobierno.

El problema de México, sin embargo, es otro: PIB promedio anual de 2.2%, 70% de las familias tienen el 37% del ingreso y el 10% de las familias más ricas tiene el 37% del ingreso, el 80% de los mexicanos padece alguna carencia social y sólo el 20% vive sin carencias ni restricciones, el salario mínimo por hora es de 55 centavos de dólar y lo tiene el 40% de los asalariados y la mitad de la mano de obra vive en la informalidad.

El objetivo de justicia de clase lo tenía la izquierda socialista. Pero esa izquierda se corrió al centro derecha y Morena y el PRD no alcanzan siquiera a definir metas socialdemócratas; su alcance máximo son programas asistencialistas de subsidio a la pobreza, sin modificar la estructura de distribución del ingreso y de la riqueza.

El PRI pasó del populismo (el neocardenismo de Echeverría y López Portillo 1970-1982) al neoliberalismo de mercado 1983-2018. El viejo populismo asistencialista (pos cardenista, no neo) se refugió en el PRD y Morena. La izquierda socialista (de pensamiento marxista) se redistribuyó entre el PRI, PRD y Morena. El último comunista (Pablo Gómez Álvarez, líder de la juventud comunista en 1968) se unió a López Obrador y ahora es neopopulista.

Lo que queda claro es que ya no hay locura brujular en la izquierda, sino que sencillamente ya no hay brújula.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
26 Enero 2018 04:00:00
Pedro Ferriz denuncia credenciales falsas e INE se niega a investigar
El Instituto Nacional Electoral, de nueva cuenta, se ha hecho bolas con sus propias declaraciones. Luego de informar que decenas de miles de firmas de los aspirantes presidenciales independientes no estaban registradas en la lista de electores, se ha negado a reconocer que en el país hay cientos de miles de credenciales de elector falsas.

El candidato independiente Pedro Ferriz de Con ha hecho el trabajo que le correspondía al INE: a quienes pretendían venderle un archivo de un millón de credenciales les pidió muestras de credenciales de dos de sus colaboradores y los vendedores entregaron copias de mica con datos reales pero fotos diferentes.

Ahí quedó probada la existencia de millones de credenciales falsas.

Quedan por aclarar las implicaciones de las credenciales falsas de elector: la incapacidad del Registro Nacional de Electores-INE para asegurar la certeza de las credenciales, el tráfico de credenciales de elector falsas y la posibilidad de que esas credenciales falsas ya se hayan colado intencionadamente hasta el padrón y con ello llevar a elecciones fraudulentas.

En 1994 el politólogo Fernando Bazúa demostró en una investigación académica la fragilidad del sistema de credenciales de elector: con papeles falsos pudo obtener una credencial real, lo que permitía que una persona pudiera tener varias credenciales, un mecanismo que fue tradicional en los años del viejo régimen priísta en los que la credencial de elector y el padrón lo controlaba Gobernación para beneficiar al PRI.

El entonces secretario de Gobernación y presidente del IFE, Jorge Carpizo McGregor, montó en cólera y abrió un expediente judicial para acosar al académico como una forma de acallar el experimento, con la intención de encarcelarlo. Pero Bazúa demostró la fragilidad del sistema electoral.

La denuncia de Ferriz de Con ante el INE, como era obvio, no ha sido investigada, con lo que la autoridad electoral deja muchas dudas sobre la veracidad del padrón. El consejero Ciro Murayama afirmó que “los datos de la aplicación no podían hacerse públicos porque el INE está obligado a proteger la información de los electores”, aunque hay pruebas de que el jurídico del INE ha roto la privacidad de los datos electorales para procedimientos administrativos que han violado la privacidad de electores.

Uno de los principales mecanismos de fraude electoral del PRI era la existencia de credenciales falsas; al ser hoy documento de identidad reconocido para trámites oficiales, las pruebas de falsificación de credenciales no sólo afectan la credibilidad de identificación de personas, sino que dejan sembrada la percepción del regreso de la manipulación de credenciales de elector.

El INE está obligado a indagar la posibilidad de que credenciales falsas pudieran haber llegado al padrón electoral permitiendo a una persona votar varias veces. Pero hasta ahora el INE se ha concretado a decir que no es posible, pero las pruebas de ese mecanismo fraudulento las aportó Ferriz de Con.

En una entrevista con Fernanda Tapia, Ferriz de Con declaró que a su equipo de trabajo le ofrecieron un archivo digital de un millón de credenciales a un precio de 8 pesos por cada una. El INE no ha querido indagar esta denuncia porque podría derrumbar la credibilidad de las elecciones del primero de julio.
Queda por aclarar si la negativa del INE es por incapacidad o porque su pasividad podría beneficiar a algún candidato en particular.

Política para dummies: Como dijo Platón: el precio de desentenderse de la política es el ser gobernado por los peores hombres.

Sólo para sus ojos:
• El problema no radica en que los partidos hayan abandonado las ideas, las propuestas de gobierno y la coherencia de valores, sino que ya no representen a segmentos cohesionados. López Obrador ha comenzado a adherir a su causa a acusados de corrupción. Y la traición ideológica y política es un acto de corrupción moral. Así que ya saben por dónde vendrá el gobierno del tabasqueño…, si gana las elecciones.

• No sólo la seguridad interior está quebrada; ahora también hay un aumento en la inseguridad publica: robo de autos, asaltos en todos lados: a automovilistas en los altos, en restaurantes capitalinos, en el metro, en los microbuses, en los taxis, en las calles, en casas y oficinas, en supermercados. La atomización de la seguridad pública beneficia a delincuentes e incapacita a autoridades a combatirla.

• ¿Por qué la inflación ha comenzado a bajar si siguen los aumentos de combustibles? Porque los candados son otros: control de precios, bajas en salarios, disminución del gasto público y desaceleración del PIB.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
25 Enero 2018 04:00:00
Cholula: ONG´s, medios y alcalde juegan sucio contra el Ejército
Organizaciones no gubernamentales están empujando a presidentes municipales a confrontar a las fuerzas de seguridad y a ponerle trampas al Ejército. El alcalde de San Pedro Cholula, Puebla, José Juan Espinosa Torres (Morena), primero solicitó la presencia de militares en su zona por problemas de crimen organizado, luego firmó la controversia entregada en la Corte para anular la Ley de Seguridad Interior y terminó denunciando represalias en el noticiero de Carmen Aristegui cuando los militares se retiraron por no cumplirse con el protocolo oficial.

El juego perverso del poder del alcalde de Cholula fue demasiado obvio. La presencia de militares se pactó antes de la promulgación de la Ley de Seguridad Interior. Cuando el alcalde Espinosa Torres firmó la controversia, quedó automáticamente fuera de la institucionalidad. El Ejército se vio obligado a retirarse porque su presencia no podía justificarse si el munícipe había impugnado el marco jurídico que garantizaba la presencia de las fuerzas armadas.

El caso Cholula podría ilustrar la necesidad urgente de la Ley de Seguridad Interior: las fuerzas estatales y municipales han sido rebasadas por el crimen organizado y solo las fuerzas armadas tienen la capacidad de respuesta contra las bandas criminales. El alcalde tuvo todo el derecho de impugnar la LSI, pero no podía seguir pidiendo presencia militar: En la LSI, la presencia de las fuerzas armadas debe seguir un protocolo.

Lo malo de estos juegos perversos de poder radica en el hecho de que algunas instancias políticas son dominadas por organizaciones activistas contra las fuerzas armadas. El retiro de fuerzas militares de Cholula debería ser leído como psicología negativa: Demostrar con su ausencia la necesidad de su presencia. Y de paso, probar en los hechos que las fuerzas armadas son la última línea de defensa del Estado ante las organizaciones criminales.

El alcalde de Cholula demostró jugar con los intereses contrarios a la Ley de Seguridad Interior y del Estado nacional. Y si tiene todo el derecho para hacerlo, también debe saber que no puede estar jugando con los intereses de su sociedad municipal. Al final de cuentas, el Estado federal y sus instituciones de seguridad se ajustan a las leyes y protocolos que el munícipe no quiere cumplir.

La institución más leal al Estado y a la sociedad es el Ejército; y por el tema de la inseguridad ante bandas criminales, los gobernantes en todos sus niveles no pueden estar jugando a la política disidente con el papel clave de los militares en la seguridad interior.

Todos los datos indican que el alcalde Espinosa Torres le puso una trampa al Ejército: Solicitar su presencia, impugnar la ley vigente --ya está promulgada-- e ir corriendo con Carmen Aristegui --espacio mediático anti instituciones-- a denunciar. Lo malo, sin embargo, es que sus acciones lastimaron a las fuerzas armadas.

Ahora el alcalde Espinosa Torres (Morena) tendrá que explicarles a los habitantes de ese poblado las razones reales --no las políticas-- por las cuales las fuerzas armadas tocaron retirada. Y que el poblado tendrá que esperar que la Suprema Corte decida sobre la Ley de Seguridad Interior para volver a solicitar la presencia militar siguiendo los protocolos, en tiempos en los que los criminales retomarán el control del municipio.

Y todo por la perversidad del alcalde de hacerle el juego a las ONG´s y a Carmen Aristegui.

Política para dummies: La política es la habilidad para tirar la piedra y esconder la mano, no al revés.

Solo para sus ojos:
•La expanista Gabriela Cuevas tendrá que pagar una cuota alta para su diputación por Morena: Endiosar a López Obrador, atacar al PAN y a Anaya y aceptar que todo se redujo a la chamba de legisladora.

•Informes publicados en los EE.UU. destacan a Reynosa como la ciudad más peligrosa de México, según el 95% de ciudadanos. El dato ya saltó a medios estadunidenses y no tardan en rebotarlo. Y si se revisan las preocupaciones de la CIA y del Pentágono, parece que Trump prepara una nueva ofensiva para insistir en enviar tropas estadunidenses.

•Muchos tropiezos en el PAN por errores estratégicos del candidato Ricardo Anaya Cortés y su estilo autoritario de controlar al partido. La salida de Gabriela Cuevas se la endosan a Santiago Creel Miranda.

•La campaña del precandidato priísta-no priísta José Antonio Meade parece que dejó de cometer tantos errores. Dicen en los pasillos del poder que se notó rápidamente la mano de Vanessa Rubio, quien suele provocar quejas por su estilo duro pero que le ha hecho mucho bien al desorden en el PRI.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
24 Enero 2018 04:00:00
Morena, agencia de colocaciones; AMLO, oportunismo por congruencia
La incorporación abrupta de la panista Gabriela Cuevas a Morena para conseguir una candidatura de elección popular desnudó el juego de las incongruencias de López Obrador y mostró a Morena como un partido escoba que barre para sí todos los desechos de los demás partidos.

Asimismo, ese reacomodo también reveló los altos costos políticos que tendrá que pagar Ricardo Anaya Cortés porque su alianza forzada con el PRD disminuyó el número de posiciones para los panistas.

Lo que Anaya no ha alcanzado a calibrar es que Cuevas, con todo y sus saltos oportunistas, formaba parte de los grupos panistas tradicionalistas que representaban votos. Cuevas se llevará votos panistas a Morena.

El problema no radicó sOlo en la falta de espacios por los sacrificados con el PRD por la alianza, sino a la falta de sensibilidad política de Anaya para negociar con los panistas. Anaya se ha aislado en su candidatura y ha ido perdiendo aliados dentro del PAN.

Cuevas fue una pieza importante del PAN en el proceso de desafuero de López Obrador en el 2004-2005. Si bien el tabasqueño como jefe de gobierno sí era merecedor del desafuero porque se negaba a obedecer un mandato de la Corte, la operación política fue manejada por Santiago Creel Miranda como secretario de Gobernación y precandidato panista a la presidencia para el 2006. Cuevas fue la que pagó la fianza de López Obrador para no ir a la cárcel y para que “no se haga la víctima” y López Obrador le contestó entonces a Cuevas que pagar la fianza era un “acto cobarde”. Ahora los dos son aliados y derraman miel, lo que demuestra la nula calidad política de ambos.

La nueva militancia de Cuevas en Morena fue una prueba más de que Morena no es un partido político, sino una agencia de colocaciones y que las candidaturas se venden al mejor postor. Cuevas representa el conservadurismo político panista más rancio y ahora López Obrador la asume no se sabe si a pesar de esas ideas o, visto el conservadurismo de López Obrador, precisamente por ellas.

Morena es la prueba de la tipología oportunista de los partidos políticos. A mediados del siglo pasado el politólogo Otto Kirchheimer llegó a la caracterización de los partidos escoba o partidos atrapalotodo. En una versión más mexicana, Morena sería la versión de un partido materialista, pero no por su dialéctica o por responder al materialismo dialéctico e histórico del marxismo, sino por la mexicana: El camión materialista que acarrea cascajo político.

Por Cuevas, Manuel Bartlett, Lino Korrodi, Esteban Moctezuma, el salinista Alfonso Romo, Julio Scherer Ibarra y otros políticos destripados, Morena no es un partido político con ideas, estructura, ideología y masas, sino un aparato de poder igual al PRI: Regalará posiciones a cambio de traiciones.

Esas personalidades políticas prueban --mejor: comprueban-- que López Obrador carece de una propuesta propia y que se ha rodeado de figuras quemadas del viejo régimen --la mafia del poder-- para llegar a la presidencia a servir a los mismos intereses priístas que esos políticos hoy morenistas sirvieron hasta no hace poco tiempo.

Como última adquisición de López Obrador, la panista Gabriela Cuevas representa el más acendrado conservadurismo ideológico de la derecha. Y será la prueba de que Morena es una franquicia que sirve para el reparto de chambas como pago a lealtades compradas.

Política para dummies: La política es el reino de la incongruencia, pero hay que saberla vender como congruencia.

SOlo para sus ojos:
•La desesperación de López Obrador por la pérdida de niveles en las encuestas se puede medir por la forma en que se aferra a encuestas falsas. Dijo que una encuesta del Gabinete de Comunicación lo colocaba alto, pero el presidente de la empresa Liébano Sáenz lo desmintió. Y López Obrador quedó atrapado en su mentira.

•Para los que gustan de hacer pronósticos, no habrá elementos reales para tener posiciones en la lista de aspirantes sino hasta el 15 de mayo en que haya ya candidatos formales y se defina si habrá o no independientes.

•Que siempre sí fue por candidatura plurinominal el paso de Gabriela Cuevas a Morena: López Obrador compró con una candidatura su presidencia en el parlamento mundial, aunque en términos reales esa posición importa muy poco y carece de valores políticos reales. En segundos, Cuevas perdió buena parte de su calidad política construida a lo largo de años porque quedó como una oportunista por la chamba.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
23 Enero 2018 04:00:00
Violencia criminal asciende, mientras acotan seguridad interior
Los datos sobre el ascenso de las muertes violentas en el 2017 deben cruzarse con las ofensivas políticas, sociales y opositoras para frenar la participación de las fuerzas armadas en acciones de seguridad interior.

La escalada de muertes violentas está mandando un mensaje claro: No se trata solo de los enfrentamientos entre bandas por el control de territorios, sino que hay otras acciones adicionales: Mayor corrupción de policías estatales y municipales, agresiones contra la población civil y asesinatos de políticos locales.

Lo que queda claro es el hecho de que los instrumentos, herramientas y aparatos institucionales de la seguridad pública ya no son suficiente para enfrentar la violencia criminal. Si se revisa con frialdad el momento, se verá que la Ley de Seguridad Interior impugnada contiene las formas de combatir la criminalidad más allá de la delincuencia común.

Las bandas criminales que se han metido de lleno en la violencia no están formadas por carteristas o extorsionadores, sino que revelan cárteles bien organizados y mejor armados que se están asentando de nueva cuenta en territorios que pertenecen a la soberanía del Estado. En entidades como Guerrero, Tamaulipas, Veracruz, Michoacán y otras y en ciudades como Ciudad Juárez, Los Cabos, Cancún, Chilpancingo y otras hay una disputa por el control territorial que requiere de medidas de inteligencia de seguridad.

Ahora que más se requiere de un aparato legal para combatir el reflujo criminal es cuando se notan mayores oposiciones a la modernización de la seguridad. Las bandas criminales han aumentado sus acciones porque parecen darse cuenta que las fuerzas de seguridad del Estado ya no cuentan con el apoyo institucional y social y han bajado sus acciones hasta que no haya una regulación del marco jurídico.

En los hechos parece haber una desmilitarización de la seguridad en la república, lo que explicaría el aumento de la presencia criminal; se trata de un mecanismo de suma cero: Lo que pierden las fuerzas de seguridad lo ganan los criminales. Las bandas criminales, aún reaccionado por instinto, ya se percataron que están ganando la batalla contra las fuerzas del Estado, gracias al apoyo de la sociedad que busca disminuir la presencia de las fuerzas armadas sin que existan fuerzas policiacas capaces de enfrentar a los cárteles.
Lo contradictorio del caso radica en el hecho de que el PAN es uno de los partidos que más se ha comprometido en bloquear la nueva Ley de Seguridad Interior, cuando fue el gobierno panista de Calderón en 2007 quien lanzó a las fuerzas armadas contra los cárteles sin contar con un marco jurídico adecuado ni redefinir las acciones, alcances y funciones de la seguridad interior.

PAN, PRD y organismos civiles quieren parar la Ley de Seguridad Interior sin ofrecer una alternativa.

El saldo de 2107 como el más violento en quince años es producto de las condenas sociales contra las fuerzas federales de seguridad. Sin embargo, la lucha contra el crimen organizado ya no cabe en los supuestos de la seguridad pública tradicional: Policías, arrestos, vigilancia en las calles. Las bandas criminales han rebasado a las policías, aterrorizan ciudades y controlan partes territoriales del Estado.

Detrás de la numeralia de la violencia criminal se localiza el fracaso social y político para dotar al Estado de funciones contra el crimen organizado. Sin Ley de Seguridad Interior, la violencia criminal seguirá creciendo.

Política para dummies: en política hay que saber leer el fondo, el trasfondo y los fantasmas.

Solo para sus ojos:
•Nada nuevo en la celebración del primer año de gobierno de Trump. El presidente estadunidense sigue teniendo la iniciativa, sus opositores gritan y marchan pero no se organizan y los demócratas parece que carecen de una figura notable para las presidenciales del 2020. Pasó la euforia del libro de chismes sobre la Casa Blanca. El piso de aprobación de Trump es 40%, nada mal para todos los errores, conflictos y desanguazados que ha tenido en un año.

•López Obrador sigue teniendo la habilidad para poner la agenda, ofrecer temas todos los días y tener a sus adversarios aclarando o desmintiéndolo. Como sabe que vienen encuestas donde dirán que está bajando, ya comenzó a desprestigiarlas.

•Chiapas se salió de control por la ruptura PRI-PVEM que dañará al precandidato presidencial Meade. El dato mayor es que el gobernador saliente Manuel Velasco ya perdió el control del estado.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
22 Enero 2018 04:00:00
El desafío de la inseguridad y el valor estratégico de la información
Además de un desafío para la política, la sociedad y el poder, la fase de ascenso de la violencia criminal en la vida cotidiana representa un reto para la información. Más allá de la nota diaria, del registro numérico de hechos delictivos y de contradicciones cotidianas, la información tiene la posibilidad de convertirse en un valor estratégico para la política del poder.

En este contexto nace hoy el sitio internet
http://www.seguridadydefensa.mx como parte de las tareas del Centro de Estudios Económicos, Políticos y Seguridad, dirigido por el autor de Indicador Político. Se trata de un espacio estratégico que abordará las dos fases superiores de la seguridad pública: la seguridad interior y la seguridad nacional, las tres como núcleo de la seguridad política del Estado.

La primera mitad de los ochenta registró dos quiebres importantes en la seguridad pública/interior/nacional: en el Plan Nacional de Desarrollo de mayo de 1983, el presidente Miguel de la Madrid introdujo en la doctrina del Estado el concepto de seguridad nacional y el papel esencial de las fuerzas armadas en esa tarea. El dato es fundamental: hasta finales del gobierno de López Portillo, el Estado era un Estado social, paternalista, protector.

El fin de ese Estado prohijó el Estado neoliberal, es decir: se pasó del Estado como el ente social superior a un Estado guardián de la estabilidad del mercado. Sin el compromiso social del Estado, entonces la responsabilidad de la estabilidad social se transfirió a las fuerzas de seguridad. El PND formalizó el concepto de seguridad nacional y, desde entonces, el de doctrina militar. A lo largo de treinta y cinco años las fuerzas armadas son las garantes de la estabilidad, sin que haya ningún elemento que permita hablar de militarización.

En 1984-1985 surgió el primer desafío de seguridad interior, concepto incluido en la Constitución desde 1917 como función del Estado: asesinaron al periodista Manuel Buendía cuando se disponía a revelar complicidades institucionales con los narcos, en 1985 Estados Unidos lanzó una ofensiva contra el Estado mexicano por el asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar, el embajador John Gavin dio un paso adelante al apoyar en ese periodo la triple santa alianza PAN-empresarios-jerarquía católica y la Casa Blanca subordinó la estrategia antinarcos de México bajo su paraguas de seguridad nacional.

A treinta y cinco años las cosas son peores, ahora inclusive con la circunstancia agravante de que la sociedad hace todo para detener reorganizaciones de las doctrinas de seguridad. Lo que ocurre hoy es reflejo de lo que estalló en 1984-1985: El narcotráfico y crimen organizado como un enemigo del Estado y la sociedad cerrando los ojos. En este sentido, el avance del crimen organizado por encima del Estado es consecuencia de las complicidades políticas, sociales e institucionales.

En este escenario nace http://www.seguridadydefensa.mx como espacio estratégico de la información para el conocimiento, el posicionamiento social y la apertura de enfoques para la toma de decisiones. Periodistas analistas, reporteros y especialistas trabajarán sobre el contexto que envuelve la nota cotidiana sobre muertos.

Las agendas superficiales de los partidos políticos han pervertido las estrategias de seguridad del Estado, sin pensar que el acotamiento institucional está afectando a los propios partidos con asesinatos de militantes con acciones de crisis de la seguridad interior y no meros hechos cotidianos.

En temas concretos como seguridad, la información es poder estratégico.

Política para dummies: La política es la habilidad para tener información porque la información es poder.


Sólo para sus ojos:
•La nota de seguridad de la semana fue el arresto de 100 policías municipales de Chilpancingo acusados de hechos criminales contra jóvenes. De nueva cuenta se confirma que el gran pasivo de seguridad son las policías municipales y estatales y que toda la carga de la seguridad recae, con acusaciones en contra, sobre las fuerzas armadas. Pero sin las fuerzas armadas Guerrero estaría ya siendo gobernado por los narcos.

•Si de insensibilidad se trata, el alto aumento en las tarifas eléctricas será pronto tema de campaña. Y más si el candidato priísta-no priísta José Antonio Meade fue clave en la reforma energética y el presidente del PRI fue director de la CFE.

•A ver de qué tela está cortado el INE con el tema de las firmas falsificadas de independientes. Jaime Rodríguez encabeza la lista y merece la anulación. Pero también el INE no se ha atrevido a meter en cintura a López Obrador.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
21 Enero 2018 04:00:00
Trump: Un año y no se ha despeinado
Este sábado 20 de enero el presidente Donald Trump cumplirá un año en el cargo. Han sido 365 días vividos con intensidad, hora a hora, con todo el establishment en contra, repudiado en el mundo y con una lista interminable de yerros, tropiezos, escándalos y traiciones…, y sigue como si nada. En México hay una frase popular: Las acusaciones, “le hacen lo que el viento a Juárez”, refiriéndose a una estatua de bronce de Juárez a la que el viento no le hace absolutamente nada.

Lo que los propios estadunidenses no se han percatado es que el problema no es Trump; más bien: Trump es la expresión de un problema social en los EE.UU. A más de un año de distancia, nadie ha podido explicar, con razonamientos, por qué Trump ganó la presidencia con el voto de los colegios electorales y la perdió en voto popular. El pueblo le dio la victoria a Hillary, pero las estructuras de poder de los colegios electorales le entregaron el poder.

Y la pregunta es pertinente porque hoy son las estructuras del establishment las que quiere derrocar a Trump. De hacer caso a las encuestas, el libro Fuego y furia, con todo y las develaciones que volvieron a poner en el tapete de debates la estabilidad intelectual del presidente, no movió ni un milímetro la aprobación de Trump. Lo peor de todo es que hasta ahora no hay ningún indicio de que Trump pudiera ser enjuiciado y destituido. Solo la investigación de la injerencia rusa podría tambalearlo, pero la investigación va para mucho más tiempo.

Lo que podría explicar un poco --no todo-- del fenómeno político llamado Donald Trump es el hecho de que el magnate representa la psicología del estadunidense medio, con sus pasiones, resentimientos y racismos. No debe olvidarse que el imperio estadunidense se dio sobre dos conquistas sangrientas: La matanza de 10 millones de indios y la ocupación de la mitad del territorio mexicano. Y que el dominio imperial estadunidense sobre el mundo se ha hecho a base de explotación, dominio militar y capitalismo salvaje. Esta construcción imperial ocurrió lo mismo con el carismático Kennedy --inicio la guerra de Vietnam, quiso invadir Cuba-- que con el ídolo estadunidense Barack Obama. El imperio ha sido… un imperio; es decir, una estructura de dominio, exacción y fuerza militar.

Obama fue el primer presidente afroamericano de los EE.UU. no para revertir la historia, sino más bien para encontrar una coartada: Luego de ocho años de gobierno de Obama, el racismo, la pobreza y la ocupación de otros países aumentó. Trump es el primer presidente no-político de los EE.UU. y el enfoque geopolítico y de seguridad nacional es el mismo de siempre. Al final de cuentas, Obama y Trump han salido del mismo venero histórico de una sociedad que nació para avasallar al mundo.

Lo que hay que analizar en el primer año de Trump es la situación sociológica de los EE.UU. Las expresiones estridentes de protestas han sido consecuencia de algunas decisiones de Trump: Expulsión de migrantes, restricciones a la comunidad musulmana, organizaciones feministas. Sin embargo, Trump sacó con éxito y con pocas objeciones su reforma fiscal, sin duda la de mayor importante para el vapuleado capitalismo.

Hay un dato que los grupos anti Trump han sabido explicar: A Trump lo acusan de expresiones misóginas, violentas y de desprecio hacia las mujeres, pero esos mismos grupos siguen mirando hacia otro lado cuando de juzgar los acosos sexuales, las violaciones y el abuso sexual de Bill Clinton. Ahora mismo la comunidad artística sigue cimbrada por el escáldalo del cineasta Harvey Weinstein, pero se olvidan que durante tiempo fue el ídolo mimado del progresismo estadunidense: Ahí está la foto sonriente con Oprah Winfrey, “she knows (ella sabía)”. Y la larga lista de actores masculinos progresistas que han sido revelados como agresores sexuales.

El otro dato importante ha sido soslayado por la crítica liberal, más agobiada con las acusaciones estridentes que con la investigación: El estadunidense medio anti Estado salió de sus condados porque fue seducido por el discurso anti burocracia de Trump. Y los datos indican que no han regresado a sus espacios de aislamiento. El único que ha entendido el valor político y electoral de este segmento social ha sido el ultraderechista Steve Bannon, y por eso sus quejas y diatribas contra Trump por el abandono del discurso racial puritano. Bannon salió primero de la Casa Blanca, se refugió en el sitio noticioso conservador Breitbart, acaba de ser echado de ahí por sus filtraciones al libro Furia y fuego y sigue construyendo una estrategia para apoderarse del Partido Republicano y regresarlo a su pasado ultraderechista interno. Ya hay datos de que Bannon ha reconstruido su comunicación con Trump.

Las críticas, las burlas, los medios liberales en contra nada han hecho a Trump por la ley de la física: Todo lo que resiste, apoya. Y con Trump también como maniobra de distracción, en los EE.UU. se ha ido fortaleciendo un movimiento ultraconservador, racial y puritano que va por la reelección presidencial en el 2020, mientras los demócratas carecen de liderazgo y siguen apoyando a la desprestigiada Hillary Clinton y se han aferrado a Oprah como a un clavo ardiente. Ahí sigue ganando Trump: La incapacidad progresista para construir un frente de respuesta a Trump y para encontrar un liderazgo moral.

Trump ya cruzó la barrera del primer año y sigue en el poder. Para vencer a Trump primero hay que explicarlo. Pero nadie quiere hacerlo.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
19 Enero 2018 04:00:00
Todas las encuestas dicen mentiras; sondeos son reflejo, no resultado
En todas sus encuestas electorales la empresa Consulta Mitofsky incluye una frase que deberían tener casi tatuada los candidatos: “Por favor nadie vea esto como un pronóstico, porque seguramente se equivocará”.

El problema no radica en la técnica de las encuestas, sino en el encuestado: el votante mexicano todavía no tiene clara la utilidad de las encuestas. Por ejemplo, en la última de Consulta que publicó el miércoles El Economista, el primer lugar en la tendencia de votos lo tiene la coalición de López Obrador con el 23.0%-23.6%. Pero en la pregunta de quién cree usted que ganará las elecciones, el encuestado dice: 25.6% la coalición de PAN-PRD-MC de Ricardo
Anaya,
¿Cómo explicar que la tendencia beneficie a López Obrador, pero el mismo encuestado considere que ganará el PAN? ¿Cuál es el mayor valor de la encuesta: La definición del voto o la percepción del triunfo?
Hay otro error muy común en las encuestas: El voto consolidado. Ante un promedio en todas las encuestas de un 30% de votantes indecisos, muchas casas encuestadoras distribuyen ese voto de indecisos entre los demás candidatos en la misma proporción de sus tendencias de voto. Ahí es donde las cifras llegan a 30% o más. Pero es imposible prever si el votante mostrará esa redistribu
ción matemática.

Y existe otro dato que distorsiona las encuestas. Aunque algunas incluyen la pregunta sobre la seguridad de su voto emitido en el sondeo, alrededor de 40% de los votantes decide su voto a boca de urna, no antes. Ante la falta de educación cívico-política y los temores de que las encuestas sean mecanismos de espionaje político del gobierno, los encuestados sueltan el sentido de su voto sin tener la seguridad de que así será o falseando su verdadero voto. Por eso es que muchas de las encuestas fallan en sus cálculos.

Las encuestas de principios del año pasado hasta el 29 de marzo carecerán de rigor científico no acreditable a las empresas encuestadoras sino al hecho de que primero fueron por partidos, luego por varios precandidatos de un mismo partido y ahora por precandidatos únicos por cada alianza; es decir, oficialmente no hay candidatos ni programas de gobierno aprobados por el INE; por tanto, las tendencias del voto son sentimentales.

Las campañas electorales comenzarán el 30 de marzo --candidatos y programas registrados--. Ahí comenzarán las verdaderas encuestas. En el 2006 López Obrador arrancó el año con 20 puntos de ventaja y perdió por medio punto. En el 2012 Peña Nieto comenzó el año con 50% de tendencia de votos contra 25% de López Obrador y la elección real solo dejó una diferencia de 6.7 puntos porcentuales.

A esta variación del voto se refiere Roy Campos en sus encuestas de Consulta: Se equivoca quien crea que las encuestas son un pronóstico.

De los precandidatos, el más dominado por las encuestas es López Obrador porque cree que sus cifras son el resultado oficial y quiere las llaves de Palacio Nacional por adelantado. Anaya todavía no entiende el valor de las encuestas. Y el PRI --que fue el primer partido político en usar las encuestas como sondeos de simpatías durante la presidencia partidista de Luis Donaldo Colosio-- ha asumido las encuestas como el adversario a vencer.

Es posible que algunas encuestas coincidan con el resultado final, pero ninguna encuesta ayudará al ganador.

Política para dummies: La política es la sensibilidad para no creerse sus propias mentiras.

Solo para sus ojos:
• Circula ya la revista La Crisis de enero de este año con el análisis de los tres grandes problemas que encara la elección presidencial del 2018: Grandes crisis acumuladas, nuevo mapa de poder y desafíos de un país en ruinas.

• Otro globo desinflado. Fue tanta la presión sobre la salud mental de Donald Trump que la Casa Blanca llamó a un médico especialista de la marina para hacerle un estudio. En la presentación de los resultados en conferencia de prensa, el doctor Ronny Jackson recibió 80 preguntas de los periodistas y respondió a todas. Para los curiosos, las 80 preguntas se pueden consultar en el sitio
http://www.seguridadydefensa.mx, tomadas de Breitbart News.

• Versiones en los pasillos del poder en el sentido de que el gobierno de Peña Nieto está buscando la forma de extraditar a César Duarte sin que parezca una victoria para el gobernador chihuahuense Javier Corral y sin que pueda tener demasiados costos electorales para el PRI. Asimismo, estudian la manera de apropiarse de la bandera de la corrupción con un par de golpes espectaculares.

Con estas maniobras, Meade podría rebasar a Anaya por la derecha.
http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
18 Enero 2018 04:00:00
Osorio Chong puso cascabel al gato; Congreso opositor deformó seguridad
Ya sin las ataduras del cargo de secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong ha comenzado a revelar la estrategia de seguridad y sobre todo a exhibir a los responsables de los retrasos y las distorsiones.

La entrevista de Osorio Chong con Milenio el lunes 15 de enero reabrió el debate y señaló los tres puntos de la estrategia: desarrollo, centralización y nueva organización policiaca. La primera dependió de la crisis económica, la segunda reordenó la estructura de seguridad y la tercera fue bloqueada en el legislativo.

La parte más importante de la percepción gubernamental fue la falta de perspectiva de la oposición legislativa: se dedicó a bloquear las iniciativas del ejecutivo, pero sin ofrecer formas alternativas de redefinición de las políticas de seguridad.

El gobierno federal dio recursos y maniobrabilidad a estados y municipios, pero las policías locales sólo profundizaron la corrupción y los gobiernos estatales y municipales carecieron de una estrategia de reestructuración policiaca; la capacidad de federalización de organismos de seguridad fue menor por la balcanización de las decisiones ejecutivas estatales y municipales: cada quien hizo lo que quiso, no lo que debió haber hecho.

Lo grave del asunto fue que las autoridades estatales y municipales se dedicaron a cerrarle los espacios al gobierno federal, pero el aumento de la delincuencia en sus plazas y sobre todo el avance de las organizaciones criminales en la expropiación real de territorios y su penetración en los órganos estatales y municipales --tanto de gobierno como de seguridad-- obligaron a las autoridades estatales a clamar por la presencia de fuerzas federales como última línea de defensa.

El señalamiento de Osorio Chong no sólo puso el dedo en la llaga del fracaso de la estrategia integral; los avances sustantivos estuvieron en el accionar sin reclamos ni remilgos de las fuerzas armadas, aún con evidencias de grupos sociales locales aliados al crimen organizado para repudiar la presencia militar. En los hechos, la estrategia federal tuvo el saldo positivo del descabezamiento de las principales organizaciones criminales --muchos jefes fueron extraditados sin miramientos--, pero de nueva cuenta las autoridades estatales y municipales y el poder legislativo federal no dotaron a la estructura de seguridad de los requerimientos para compatibilizar recursos con los federales.

Lo que viene ahora, gane quien gane las elecciones, es retomar la estrategia de seguridad en los renglones incompletos, entre ellos dos: obligar a los gobiernos estatales y municipales a hacerse cargo de la parte de la responsabilidad en seguridad que le corresponde e involucrar al nuevo legislativo en la definición de la reorganización policiaca. Sin estas decisiones, la inseguridad seguirá latente.

El punto más importante del saldo sexenal de seguridad señala que las fuerzas de seguridad federales --armadas y policiales-- no serán suficientes para terminar de liquidar a las bandas criminales, porque estas organizaciones han aprovechado la incapacidad, corrupción y vacíos legales en estados y municipios para seguirse metiendo en las entrañas del Estado.

De ahí la importancia de que Osorio Chong le haya puesto el cascabel al gato. El legislativo mostró su parcialidad al negarse a legislar sobre policías, pero parece dispuesto a beneficiar a las bandas criminales al bloquear la ley de seguridad interior que no hace más que tapar el hoyo de las irresponsabilidades estatales y municipales que han beneficiado al crimen organizado.

Política para dummies: La política es el reparto de culpas entre quienes son responsables del avance de los grupos criminales.

Sólo para sus ojos:
•Con cifras de 19 mil puntos al tomar posesión Trump, la Bolsa de Valores de Nueva York alcanzó los 26 mil puntos. Ello indica que lo que los estadunidenses quieren es riqueza, y allá los políticos que sigan con su circo. En medio de la euforia bursátil, hay indicios de que Trump prepara el arresto de líderes de las ciudades santuarios de migrantes. La guerra civil migrantes-Casa Blanca sigue radicalizándose.

•A sabiendas de que las campañas no han comenzado, López Obrador es el más eficaz picapleitos político y la ingenuidad de José Antonio Meade y Ricardo Anaya lo tiene muy divertido. Los precandidatos del PRI y del PAN-PRD pierden más tiempo contestándole al tabasqueño que fijando sus discursos.

•Las fotos del panista Ricardo Anaya en los territorios del PRD y su chamarra amarilla dicen que empujaron más votos perredistas a favor de López Obrador y de Meade.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
17 Enero 2018 04:00:00
Presidenciales 2018: Calendario electoral de INE beneficia a AMLO
Para los que quieren ver desde ahora choques entre aspirantes a la silla presidencial, el desencanto de ver a uno llevando a la escuela a su hijo, otro cantándole las Mañanitas a su esposa y la esposa del tercero en el súper es indicio de que las batallas aún no han comenzado.

Ello quiere decir que encuestas, tendencias y posicionamientos actuales son irreales, por más que uno de ellos quiera ya desde ahora las llaves de Palacio Nacional. En términos legales, los tres principales son apenas precandidatos.

Por eso es que todos han pospuesto sus efectivas propuestas. La verdadera batalla por el poder comenzará a finales de marzo cuando ya tengan la condición de candidatos oficiales.

Lo único claro es que el calendario electoral del INE beneficia a López Obrador porque lo dejaron hacer campaña desde principios del 2013, en tanto que a los candidatos del PRI y del PAN solo les darán los 90 días de ley.

El calendario electoral fue mal diseñado en cuanto a tiempos políticos. López Obrador entendió la dinámica de los tiempos, le ha tomado el pelo al INE con sus líderes estatales disfrazados de representantes del proyecto nacional y es el único que anda en campaña formal aprovechando la incapacidad del INE.

De la tercera semana de noviembre al 11 de febrero corren los tiempos de las precampañas de los precandidatos. Pero como no hay más que precandidatos únicos, los tres de las tres principales alianzas electorales han preferido las puyas entre ellos y no las propuestas políticas. Como los electores toman decisiones electorales cuando menos una semana antes de las elecciones, los debates entre pre solo benefician a los que van atrasados. Por eso López Obrador se pasa buleando al candidato priísta-no-priísta José Antonio Meade y ha impuesto en el ambiente político la versión de que lo van a quitar para poner de relevo a Aurelio Nuño Mayer.

Los tiempos electorales del INE han beneficiado a López Obrador porque ha sido el único candidato presidencial seguro --con o sin la noción de pre-- y el más hábil para sortear las restricciones del INE. La estrategia de López Obrador ha sido ignorar a Anaya para dejarlo en tercer lugar y picarle el orgullo al PRI y a Meade para que al final la competencia sea polarizada entre Morena y el PRI.
A los analistas les ha llamado la atención que Anaya haya perdido su imagen de polemista que hizo lucir en su camino hacia la precandidatura única y sus spots de precampaña carecen de dinamismo.

Lo políticamente funcional hubiera sido adelantar los tiempos de candidatos --y no pre-- de registro en noviembre para permitir campañas largas. En tres meses --30 de marzo al 27 de junio-- va a ser prácticamente imposible que los candidatos del PRI y del PAN puedan recorrer 32 entidades, cuando menos quinientas ciudades y al menos de mil municipios en 90 días.

En este sentido el calendario electoral del INE beneficia a López Obrador frenando al PRI y al PAN con restricciones de tiempo, cuyas candidaturas se resolvieron apenas en noviembre. Las encuestas que dan ventaja a López Obrador se levantaron cuando el tabasqueño ya era candidato real y en el PAN y en el PRI carecían de certezas: Cinco años de campaña de AMLO, contra tres meses de Meade y Anaya, gracias al INE.

Política para dummies: La política es la habilidad para entender los tiempos del poder.

Solo para sus ojos:
•Acaba de aparecer el número 1 de la revista Cuadernos de Seguridad y Defensa, editada por el Centro de Estudios Económicos, Políticos y Seguridad que dirige el columnista Carlos Ramírez. El primer ejemplar lleva por título genético “Seguridad Interior, facultad constitucional del Estado”. Incluye análisis y documentos. Lo pueden consultar en PDF o ISSU en indicadorpolitico.mx
•De acuerdo con el recuento casi diario de encuestas electorales, el libro Furia y fuego no afectó la base de popularidad de Donald Trump porque se ha mantenido en 39% de aprobación. La cifra es baja, pero a un año de distancia aparece como su piso.

•La violencia criminal está afectando a las bandas criminales, lo que habla de una guerra entre pandillas por batallas por territorios. De nueva cuenta hay que insistir en que se trata de un asunto de seguridad interior, no de seguridad pública. Lo significativo es que los cuerpos estatales y municipales de seguridad han sido rebasados, otro tema de seguridad interior. Y el tercero: Las bandas le quieren quitar territorio al Estado para imponer la ley de la selva del crimen organizado.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
16 Enero 2018 04:00:00
Censura en el New York Times, pero sigue dando lecciones de honestidad
Auto considerada como la conciencia moral del periodismo occidental, auto asumida como la catedral del periodismo internacional y auto exaltada con facultades para acusar a los demás, en realidad The New York Times es un periódico grande, una empresa que cotiza en la bolsa de valores y por tanto se debe a sus accionistas y arrastra una larga lista de vicios que no suele perdonarle a los demás.

Al final de cuentas, el NYT no es propiamente un periódico que piense solo en sus lectores, sino que es una maquinaria de información al servicio de la política de Seguridad Nacional Imperial de la Casa Blanca.

El pasado lunes 3 de enero el periodista investigador James Risen sacudió la modorra moral del NYT y publicó un largo texto en el sitio The Interpreter para probar la afirmación anterior al revelar una odisea propia que se resume así: En 2004 y 2005 investigó el espionaje ilegal de la Agencia de Seguridad Nacional de los EE.UU. para meterse en la vida privada de todos los estadunidenses, pero el NYT se negó dos veces a publicarla argumentando seguridad nacional, por peticiones directa del presidente Bush.

El texto de Risen (
https://theintercept.com/2018/01/03/my-life-as-a-new-york-times-reporter-in-the-shadow-of-the-war-on-terror/) da todos los datos para probar su queja contra el diario --en el cual sigue publicando, por cierto, porque es mejor tenerlo cerca que fuera--. Y luego de presionar al NYT con la publicación en enero del 2006 de su libro State of war (Estado de guerra), el periódico se vio obligado a publicar en diciembre de 2005 el reportaje de Risen y Eric Lichtblau. No publicar el texto y que este apareciera en libro hubiera sido nefasto para la fama artificial del NYT en materia de libertad de expresión.

Lo peor para Risen fue el hecho de que jefes de la oficina del NYT en Washington --su sede central está en NY-- y en dos ocasiones el propio dueño Arthur Sulzberger --retirado la semana pasada y con su hijo como relevo-- se reunieron con los dos reporteros para fijar la política editorial de que la seguridad nacional imperial estadunidense está por encima del periodismo, algo que ha sido histórico en el diario.

El problema fue mayor. Luego de publicada la nota en el diario y aparecido el libro, el gobierno de George W. Bush emprendió una cacería legal contra Risen para obligarlo a revelar sus fuentes de información. A lo largo de siete años Risen vivió con la amenaza de ir a la cárcel --decisión asumida-- por no revelar fuentes. Y lo más grave fue el hecho de que la peor presión judicial no fue de Bush, sino del gobierno de Barack Obama, ya rendido ante las labores de espionaje contenidas en sus refrendadas leyes patrióticas de Bush.

En su narración, Risen revela otro caso de censura en el NYT: Sus fuentes en la CIA le filtraron que los EE.UU. tenían una operación de venta triangulada de planos de misiles a los iraníes, pero con errores de diseño. A pesar de contar con todos los datos, el NYT se negó a publicarla y estableció otro caso flagrante de censura informativa; de nueva cuenta los dueños del NYT argumentaron que la seguridad nacional era prioritaria.

En este sentido es que hay que leer todas las denuncias del NYT sobre la paja en el periodismo ajeno.

Política para dummies: La política muchas veces se confunde con las auto exculpaciones justificatorias.

SOlo para sus ojos:
•Lo que hizo Donald Trump al referirse a países pobre como shithole no es más que una versión vulgar del concepto que tienen los republicanos de las naciones bajo el nivel de sobrevivencia; en el gobierno de Nixon su secretario de Estado Henry Kissinger, ante la crisis de pobreza y guerrilla en Centroamérica, acuñó el concepto de “países no viables”. El asunto es que los EE.UU. tienen que cargar con esos países con ayudas y visa humanitarias, pero en el fondo la pobreza no es más que expresión del capitalismo de exacción estadunidense.

Parafraseando a un presidente estadunidense que se refirió a Somoza como un “hijo de puta”, “pero es nuestro hijo de puta”, puede decirse que hay naciones que son shithole, pero son shithole de los EE.UU.

•La ignorancia de López Obrador y su aldeanismo le impiden entender el modelo de los consultores políticos y su internacionalización. La consultoría electoral es lo más común en el mundo globalizado y sólo los nacionalismos rancios se espantan. El problema del tabasqueño es que solo confía en su caudillismo. Y lo cierto es que consultores político-electorales pueden organizar campañas limpias y sucias --válidas las dos-- para exhibirlo.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
15 Enero 2018 04:00:00
Mancera, tabla de reflotación de un Anaya ahogado en sí mismo
La salida del senador Javier Lozano del PAN y la estrategia de López Obrador de llevarse a Morena a panistas ha comenzado a preocupar al Frente PAN-PRD-MC porque el candidato frentista Ricardo Anaya Cortés no ha podido sumar seguidores ni ha sabido construir nuevas alianzas.

Basada la precampaña sOlo en sí mismo, Anaya desapareció del ambiente político en diciembre y no supo proyectar su registro como precandidato único del PAN a la presidencia. Sin darle atención al Frente, las alianzas a nivel estatal están naufragando por la desatención de los dirigentes de partidos, por las luchas entre grupos de poder y por el reparto de nominaciones.

López Obrador ha tenido la habilidad para ser el precandidato presidencial más presente en medios y ha logrado captar la atención con sus puyas contra el precandidato presidencial del PRI. El candidato priísta-no priísta parece hacer el esfuerzo de posicionarse de algunos espacios, pero la falta de orden en su grupo, la ausencia de discurso y sobre todo su carencia de fuerza carismática le impiden generar líneas políticas.

Los escenarios hasta ahora no van a ser determinantes porque apenas se trata de precampañas de precandidatos y ninguno quiere quemar sus armas por adelantado. Pero aún así, Anaya perdió la capacidad de imponer al Frente como tema --ya no se diga como agenda-- y el globo aliancista se ha ido desinflando.

Lo que preocupa a los perredistas es la falta de espíritu coalicionista de Anaya porque todo lo quiere para él. Las expectativas electorales siguen colocando a López Obrador al frente, y Anaya y Meade parecen disputarse el segundo sitio. Lo significativo es que paulatinamente el precandidato priísta ha ido ganando espacios, en tanto que Anaya solo confía en su propia imagen. La salida de Alejandra Barrales de la dirigencia del PRD para buscar la candidatura del Frente por la Ciudad de México bajó el dinamismo de la alianza.

A Anaya le ha costado trabajo competir con la imagen política de Miguel Ángel Mancera y por eso ha privilegiado su propia imagen. Sin embargo, al interior de la alianza comienza a consolidarse la impresión de que Anaya no podrá recuperar los espacios de septiembre-octubre sin el acompañamiento de Mancera. Más aún, que la posibilidad de Anaya de redinamizar su campaña y por tanto recuperar lo perdido requiere inevitablemente de la participación de Mancera.

Algunos panistas han estado tratando de vencer el ego de Anaya, pero el precandidato panista peca de autosuficiencia y arrogancia. El PAN como partido no ha colaborado con el PRD en la Ciudad de México, lo que pudiera beneficiar, a la larga, a López Obrador. El Frente PAN-PRD-MC está exigiendo una redocumentación de los compromisos en base a dos prioridades: Que el PAN sea más aliancista con el PRD y que Anaya reconozca que sin Mancera será difícil alcanzar a López Obrador y dejar atrás a Meade.

Las versiones indican que Anaya está convencido que puede ganar sin apoyos de nadie. Pero el Frente giraba en torno al pivote de Dante Delgado (MC) como enlace entre Anaya y Barrales; sin Barrales, los amarres de la alianza se aflojaron, pero sin que Anaya esté consciente del daño que le produce al Frente su egolatría.

Si Anaya y el Frente llegan así a las campañas, el PRI tomará el segundo sitio.

Política para dummies: La política es la paciencia para esperar que las aguas se tranquilicen para ver quienes flotaron y quiénes se ahogaron.

SOlo para sus ojos:

•A pesar de que muchos comienzan a cantar la gran derrota de Donald Trump por su choque con Steve Bannon, algunos medios han comenzado a deslizar la versión de que ya hablaron y que habrá una reconciliación en puerta, aunque no como antes. Y no por falta de confianza, sino porque Trump no quisiera revelar su estrategia para la reelección en el 2020.

•Y en este tema del 2020 estadunidense que debe preocupar a los mexicanos, la figura de Oprah Winfrey ya se desinfló porque toda su vida privada ha comenzado a ser revelada.

•Los reacomodos en el gabinete presidencial tienen que ver con la campaña del candidato priísta-no priísta Meade, aunque con pocas posibilidades para hacer nuevas y mejores cosas que no se hicieron o no pudieron hacerse antes.

•Como se esperaba, ahora van tras el ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval. Y no escogieron mejor tiempo político que la campaña presidencial del 2018. Así que el PRI tiene dos expedientes abiertos César Duarte y Sandoval, además de los ex gobernadores presos o procesados.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
14 Enero 2018 04:00:00
Trump: No milagro sino estrategia geopolítica
En la tercera semana de este enero de 2018 se cumplirá el primer año formal de la presidencia de Donald Trump y todos los indicios señalan que los comportamientos de la Casa Blanca no van a tener ninguna variación. Pero si ese hecho es parte de la lógica del poder, lo más inquietante es que haya estadounidenses y sociedades y gobiernos de otras naciones que estén esperando que algo tumbe a Trump de la presidencia.

La política está basada en hechos de poder, no en expectativas; las expectativas se venden a los ciudadanos como posibilidades por llegar… o por no llegar. Tres hechos hasta ahora han sacudido los cimientos de la presidencia de Trump: Las elecciones en Alabama perdida por republicanos, la necedad del dictador de Corea del Norte y los juegos geopolíticos y geoestratégicos de Rusia y China. Estos hechos hablan de la impericia --a veces rayando en la incapacidad-- de Trump para ejercer el poder de la Casa Blanca.

Trump ha mostrado un indicio que hablaría mucho de su poder personal, pero también bastante de su falta de poder institucional. Un hecho acaba de ocurrir: el 28 de diciembre un operador mediático externo de Trump invitó a almorzar en la cafetería de Mar-a-Lago, la residencia de descanso de Trump, a un periodista del The New York Times a donde llegó el propio Trump acompañado de miembros de la guardia costera. Con habilidad, el amigo de Trump acercó al reportero a presidente y éste le dijo que le gustaría charlar con él; Trump le dijo que lo esperara un rato.

Y así fue, terminando su reunión, sin miembros de su cuerpo de prensa, Trump se sentó a platicar media hora con el periodista del NYT, uno de los diarios de la lista negra de la Casa Blanca. La charla fue amigable, el reportero confesó después que no quiso interrumpir al presidente en sus largas disquisiciones y las declaraciones fluyeron, ante el enojo posterior del equipo de prensa de la Casa Blanca porque cada frase del presidente de EU genera líneas de ejercicio del poder.

El resultado fue… intrascendente. El reportero del NYT, corresponsal en temas de seguridad nacional, no logró ninguna declaración de fondo. Molesto por la exclusiva, The Washington Post hizo un recuento del contenido de las declaraciones de Trump y encontró cuando menos veinticuatro mentiras u inconsistencias y reclamó que el reportero del NYT no hiciera contrapreguntas; éste a su vez, se justificó con el argumento de que iba a tener más cosas de contenido dejando hablar al presidente que confrontándolo.

El caso es que de nueva cuenta Trump salió airoso de su estilo de relacionarse con la prensa.

Y ahí es donde se ha localizado parte de la falla social en los enfoques sobre Trump: Los medios de comunicación han preferido la confrontación, la fabricación de notas críticas con fallas de información y el choque directo, que la indagatoria sobre las tesis políticas del presidente de Estados Unidos. Es la hora que los medios críticos --NYT, WP, CNN, Newyorker, entre otros-- se siguen apoyando en la exaltación a la presidencia de Barack Obama que en los actos propios de Trump, con la circunstancia agravante que Obama encabezo una de las presidencias más fallidas e imperiales de EU.

Uno de los puntos centrales de Trump es precisamente uno de los temas menos analizados: Su pensamiento político no sólo conservador, sino aún más radical: puritano. El conservadurismo tradicional se ha corrido al centro y ha quedado como un aliado útil a los demócratas cada vez menos progresistas. Y aunque cada vez queda más claro que el conservadurismo de Trump es el vinculado a los conquistadores que fundaron el imperio, hay pocos ideólogos conocidos.

Funcionarios de los gobiernos republicanos de Ronald Reagan (1982-1989), George Bush Sr. (1989-1993) y George Bush Jr. (2001-2009) han preferido votar por los demócratas. Sin embargo la base electoral de Trump se ha consolidado: los estadunidenses de condado, negadores del Estado y de la burocracia y guardianes de la vieja religión de conquistador del siglo XIX. En este sector tiene Trump las esperanzas de la reelección en el 2020.

Los principales comentarios en los pasillos estadounidenses del poder hablan de la posibilidad --más como deseo que como probabilidad-- de que Trump sea sometido a un juicio político. La investigación del Rusiagate --acusaciones de que Trump habría pactado con Putin ayuda para ganar-- no han llevado a pistas serias, además de que el propio sistema político estadounidense se desangró con las investigaciones a Nixon --que llevaron a su renuncia-- y a Clinton --que se defendió hasta con las uñas--. Hasta ahora ningún presidente ha sido destituido.

La derrota de la elección de senador en Alabama ha sido magnificada pero con poca sustancia real: El candidato republicano Roy Moore perdió muchos votos por acusaciones magnificadas de abusos sexuales, por lo que no debiera ser considerada una derrota del modelo político de Trump. Este año de 2018 habrá elecciones legislativas y las apuestas desean --no basadas en hechos reales-- que los demócratas le quiten a Trump la mayoría en la Cámara de Representantes. Las primeras tendencias señalan un avance demócrata, pero los republicanos de Trump se están reorganizando para no perder esa capacidad de decisión.

Lo más importante en este primer año de gobierno de Trump ha sido la incapacidad de la oposición progresista y demócrata --ya no aliada entre sí como antes-- para construir una crítica real al modelo de gobierno de Trump, como se vio en la victoria presidencial con la reforma fiscal a favor de los ricos. Sin una alternativa demócrata real, el 2018 sólo podría allanarle el camino a Trump hacia su reelección en el 2020.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
12 Enero 2018 04:00:00
Quieren tumbarle a Barrales a Mancera para favorecer a AMLO
Los primeros reportes políticos antes de las campañas formales por la jefatura de gobierno de Ciudad de México indican un reposicionamiento del PRD de Miguel Ángel Mancera, ante la baja en las tendencias de Morena-Claudia Sheinbaum-López Obrador.

La sorpresa tiene tres variables: La recuperación de algunas posiciones delegacionales por el PRD, la tendencia favorable de Alejandra Barrales como la precandidata perredista mejor colocada en las encuestas y el repunte en la aceptación política de Miguel Ángel Mancera sobre todo por su papel activo en las tareas de reconstrucción de las zonas dañadas por los terremotos de septiembre.

Lo que está molestando a los morenistas es el avance de la precandidatura de Barrales, quien, a pesar de lo que se publica, sí tiene todo el apoyo de Mancera. La participación de Armando Ahued y Salomón Chertorivski no ha hecho más que darle una lección de política democrática a los panistas que se agandallaron la candidatura presidencial cerrándole las puertas a Mancera, al tiempo que posicionar a esos dos figuras del mancerismo en la política capitalina para posiciones electorales adicionales.

A Mancera, Barrales y el PRD en CdMx le ha ayudado el hecho de que Marcelo Ebrard no pueda entrar en el entorno de López Obrador, ni en la campaña morenista capitalina. Ebrard ha tratado de vender su “experiencia” electoral que le permitió al PRI en 1991 recuperar todo el DF después del descalabro de 1988. El operador electoral a favor de Salinas de Gortari fue Ebrard.

Ebrard ha estado buscando con desesperación una posición política con López Obrador, pero la Secretaría de Gobernación que tuvo en el 2012 le fue asignada a la ministra retirada Olga Sánchez Cordero. En el 2015 Ebrard compitió por una misma posición por dos partidos y su nominación fue prohibida por el Tribunal Electoral; quería una candidatura capitalina para obtener fuero ante las corruptelas detectadas por el gobierno de Mancera. Ahí se localiza la importancia clave de la candidatura de Barrales con el apoyo de Mancera.

La candidatura de Barrales por el PAN-PRD-MC para la jefatura de gobierno de la Ciudad de México forma parte de los activos políticos de Mancera. La candidatura presidencial frentista de Ricardo Anaya va a depender del papel de la candidatura frentista en la capital de la república. Y aquí todo el peso estará sobre Mancera.

Eso sí, Mancera quiso darle una lección democrática a Anaya al permitir las precampañas de Ahued, Chertorivski y Barrales, porque la movilización de tres precandidatos ha ayudado a reactivar a las bases perredistas en CdMx y a movilizarlas frente al dedazo burdo tipo priísta de López Obrador para imponer como candidata a Sheinbaum. El desencanto de Ricardo Monreal contra López Obrador disminuyó el ánimo morenista y ayudó al PRD.

Mancera está obligado a ganar la jefatura de gobierno para el PRD por el doble efecto: Disminuir las expectativas de victoria de López Obrador y fortalecer al PRD ante el avasallamiento del PAN en la candidatura presidencial. Los conflictos violentos PRD-Morena en algunos mítines exhiben el ánimo sobrecalentado de las militancias.

Hasta ahora, Barrales aparece en punta en las encuestas y mantiene suficiente ventaja como para asegurar la candidatura, sobre todo por el apoyo vital de Mancera a su posicionamiento. Barrales fue una pieza de Mancera en la presidencia del PRD y Mancera será decisivo en la candidatura capitalina.

Política para dummies: La política es la habilidad para leer lo que no se dice pero que sí será.

SOlo para sus ojos:
• Mientras en algunos estados hay una confrontación del gobierno local con universidades para someterlas al control oficial, el gobernador sinaloense Quirino Ordaz tomó la decisión de otorgar la autonomía total a la Universidad de Occidente, con lo que el estado contará con dos centros de excelencia en educación superior, con la Universidad Autónoma de Sinaloa. La autonomía beneficiará a la planta de casi doce mil estudiantes y fortalecerá el pensamiento crítico con enfoque social, sacando las manos del gobierno del funcionamiento educativo superior. Esta decisión fortalece la libertad de cátedra y de reflexión.

• El regreso de Javier Lozano Alarcón al PRI en la modalidad de priísta-no priísta podría fortalecer al equipo de campaña light del candidato no-priísta del PRI. Lo de menos, a estas alturas, sería invocar coherencia política en un ambiente político incoherente: Lozano es un guerrero de la política, sabe pasar a la ofensiva y conoce los resortes del sistema. Un duro en el equipo podría ayudar a la aguada campaña de Meade.
http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
11 Enero 2018 04:00:00
Mientras regatean ley, crisis de seguridad interior colapsa al país
Como dicen que no hay peor inconsciente que el que no quiere entender, la crisis de seguridad en varias ciudades de la república sería la justificación mínima de que ahora más que nunca urge no solo la Ley de Seguridad Interior, sino que urgen otras leyes para cortarle salidas al crimen organizado que sigue penetrando las estructuras del Estado.

El aumento de la violencia criminal no debe medirse por las cifras cotidianas, sino por las características de los actos delincuenciales: El crimen organizado ha rebasado a las autoridades estatales y municipales y solo las fuerzas armadas tienen la condición para encararla.

Esta circunstancia es, simple y llanamente, seguridad interior; no es seguridad pública porque los perpetradores no son carteristas y asaltantes en restaurantes, sino estructuras criminales que están dominando zonas territoriales de la soberanía del Estado.

Asesinatos de candidatos en zonas calientes, crímenes de ex funcionarios, ataques mortales contra familiares de funcionarios de seguridad, son algunas de las acciones criminales. La violencia por disputas entre bandas sube en Ciudad Juárez, Cancún, Los Cabos, varios municipios de Guerrero. En Guerrero bandas criminales han expulsado a habitantes de sus tierras.

Las bandas criminales saben que van ganando cuando legisladores, partidos y activistas sociales han logrado paralizar la acción de defensa de las fuerzas federales y buscan deshacer la ley de seguridad interior aprobada en el legislativo y promulgada por el Presidente de la República.

El punto más candente fue planteado por el candidato de Morena Andrés Manuel López Obrador: Hablar, negociar y pactar con criminales, quienes no andan en busca de una amnistía o de algún tipo de perdón, sino que quieren que el Gobierno federal, los gobiernos estatales y municipales y la sociedad les entregue territorios y los deje actuar libremente en comercio de drogas ilícitas.

La ingenuidad de López Obrador se explica por su ambición de ganar votos. Pero es más que obvio --para quien conoce de estrategias criminales-- que las bandas de delincuentes quieren plazas propias para traficar drogas y aumentar el consumo. Y que a pesar de cualquier amnistía, la disputa violencia por territorios va inclusive a ser más fuerte en condiciones de pacto con las autoridades.

Más del 75% de estados de la república están penetrados por el crimen organizado. Y no se trata de bandas de carteristas, asaltantes de transeúntes o extorsionadores. Son estructuras de poder apoyadas por armamento superior al de los policías. Y no se trata de bandas que operen en la oscuridad, sino que han tomado el control de estructuras municipales y muchas estatales.

Cuando el crimen organizado supera a las autoridades estatales y municipales y cuando esas bandas están dentro de las estructuras del Estado, el problema ya no es de seguridad pública, sino que se trata de un asunto de seguridad interior, y más por lo que no han querido entender los opositores a la ley; las bandas criminales que operan hoy en México tienen ramificaciones transnacionales, por lo que rozan e involucran estrategias de seguridad nacional. En esta lógica se diseñó la ley respectiva.

Medios y grupos sociales siguen sin querer entender que el número de muertos es abrumadoramente mayoritario de criminales, y que civiles son apenas bajas colaterales. Por tanto, el problema no son los muertos --por muchos que sean--, sino las bandas que le han expropiado territorios al Estado.

Política para dummies: La política es la sensibilidad para entender la realidad en su momento y circunstancia, no después.

SOlo para sus ojos:
•La caída de Steve Bannon ha sido la peor noticia para Trump porque se trata de su principal operador político. Y llegar al 200 por la reelección sin Bannon podría representar una derrota. Hay indicios leves de que la salida de Bannon de Breitbart News fue pactada para enfriar los ánimos y quitarle contenido de credibilidad al libro Fire and Fury y dejarlo en un listado de chismes sin utilización legal.

•La ofensiva jurídica y mediática del gobernador Javier Corral ya dejo indicios de que se trata de una verdadera guerra definitiva por el poder. Y que el candidato Ricardo Anaya podría tomar, ya en la campaña formal, la bandera de proceder penalmente contra el Presidente Peña Nieto cuando deje el cargo. Es decir, reproducir el modelo Chihuahua, Veracruz y Quintana Roo que el PAN y el PRD convirtieron en eje de la victoria de gubernaturas.

•Los cambios en el gabinete forman parte de la estructura de campaña del precandidato del PRI.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
10 Enero 2018 04:00:00
Corral y oposición: La tercera es la vencida para fin del PRI
Lo más importante de la conferencia de prensa del gobernador chihuahuense Javier Corral Jurado para denunciar a Hacienda de retener recursos por cuestiones políticas no fue la denuncia en sí, sino la fotografía de los que rodeaban al funcionario: La oposición partidista y civil.

La denuncia de Corral dejó claro que la elección del 2018 será de vida o muerte para el PRI: PAN, PRD y Morena van por la destrucción final del PRI. Por eso el presidente Peña Nieto se metió al conflicto confrontando a Corral.

Corral denunció que el gobierno federal había politizado los recursos al gobierno estatal por el caso de desviación de dinero hacendario en 2016, pero paradójicamente la revelación la hizo en una conferencia de prensa rodeado de activistas político-electorales opositores.

La ofensiva de Corral sería la tercera en veinte años: La oposición aprovecha espacios políticos institucionales en contra el PRI. La primera ocurrió en 1996 cuando el diputado opositor Adolfo Aguilar Zinser --legislador perredista, luego independiente y más tarde funcionario del gobierno de Fox-- presentó documentos sobre “pagos indebidos” de Conasupo a Maseca como parte del apoyo económico ilegal de esa empresa a la campaña de Zedillo.

La segunda no salió del espacio de las instituciones electorales: El Instituto Federal Electoral ya totalmente autónomo investigó el desvío de dinero de Pemex vía el sindicato petrolero de Carlos Romero Deschamps al PRI para la campaña de Labastida en el 2000 y en el 2004 el tricolor fue multado con una pena de mil millones de pesos, pero sin nadie procesado penalmente.

La tercera --que quiere ser la vencida-- es la que opera Corral. La fiscalía chihuahuense arrestó al exsubsecretario general del PRI en tiempos de Manlio Fabio Beltrones acusándolo de triangular recursos de Hacienda a estados con elecciones de gobernador. Sin instrumentos políticos ni judiciales, el gobierno federal quedó atrapado en la red de acusaciones porque en el modelo estuvieron involucrados los secretarios de Hacienda Luis Videgaray y José Antonio Meade Kuribreña, además del presidente nacional del PRI en el 2016, Beltrones. La estridencia de la acusación del gobierno de Corral politizó el caso y llevó a que la respuesta priísta y gubernamental también se politizara.

Al margen de que el expediente del caso sea débil y se base en dichos y no pruebas documentales, lo importante fue el apoyo a Corral de un grupo diverso de activistas de la oposición y de ciudadanos antipriístas. El dato mayor radica en el hecho de que los acompañantes de Corral forman parte de la alianza PAN-PRD y su candidato Ricardo Anaya.

Entre los presentes estuvieron el frustrado candidato presidencial Jorge G.

Castañeda, Jacqueline Peschard --del sistema nacional anticorrupción--, el cesado fiscal electoral Santiago Nieto, la politóloga Denise Dresser --a la espera de una candidatura legislativa por el Frente--, entre otros. Estas presencias politizaron la denuncia de Corral.

La apuesta de Anaya y Corral radica en mantener el caso hasta las elecciones del primero de julio, pero el bloque antiPRI alrededor de Corral carece de consistencia. Además, el proceso judicial contra los funcionarios chihuahuenses del gobierno de César Duarte va a entrar en la dinámica lenta de los juzgados.

Corral aumentó presión en la campaña y el PRI-gobierno gana o desaparece.

Política para dummies: La política es el arte de la persistencia, como la gota que cae sobre una piedra hasta que la horada.

Solo para sus ojos:
•Poco duró el entusiasmo. La petición popular para que la conductora de televisión Oprah Winfrey fuera candidata demócrata en el 2020 contra Trump se topó con la pared de los políticos y del propio pasado de la conductora porque fue muy amigo del cineasta Harvey Weinstein. Pero prendió focos de alarma --incluyendo un artículo en el The New York Times- porque sería tanto como reproducir el caso Trump.

•José Antonio Meade cayó en la trampa del gasolinazo porque lleva varios días tratando de aclarar el problema. En el equipo de la campaña que dirige Aurelio Nuño hace falta un experto en malicia política porque la ingenuidad es mala consejera.

•Le exoneración de Eva Cadena y su regreso a su curul legislativa veracruzana revela que hasta en las huestes de López Obrador existe la impunidad. A pesar de lo que se vio en video, no hubo pruebas suficientes y ella quedó limpia. Eso sí, el tabasqueño seguirá con su discurso de “honestidad valiente”.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
09 Enero 2018 04:00:00
Meade: La tecnocracia no alcanza; Chong, único político y apartado
Cuando le preguntaron si no estaba preocupado porque la ausencia de un precandidato nominado le estaba dejando la plaza a López Obrador, el presidente Peña Nieto afirmó que eso no le inquietaba porque el aparato político de propaganda del sistema priísta podía posicionar a cualquiera.

La realidad comienza a preocupar a los priístas: José Antonio Meade fue precandidato único y su posicionamiento en las encuestas no ha llegado siquiera al nivel que tuvo Miguel Angel Osorio Chong como precandidato. Si el priísta-no priísta se queda en tercer sitio al arrancar las campañas formales en febrero, difícilmente podría abandonar el tercer lugar.

El problema es doble: de un lado, Meade ha tenido que cargar con los saldos sociales negativos de la política económica con Calderón y Peña Nieto; de otro lado, el grupo tecnocrático se apoderó del control de la campaña priísta y esta ha carecido de tácticas, estrategias, coherencia y hasta sentido común.

El único político del grupo es Osorio Chong, pero por haberse encargado del área política del gabinete siempre fue soslayado por los tecnócratas. Luis Videgaray maneja la campaña como coto privado, sin ninguna sensibilidad política; Aurelio Nuño ha decepcionado a los priístas como supuesto jefe de campaña porque en los hechos no hay campaña sino actos incoherentes; y el dirigente priísta Enrique Ochoa Raza es ninguneado por Videgaray y Nuño y no tiene la más mínima idea de la política, de una campaña presidencial y de la competencia contra López Obrador y Ricardo Anaya.

Como el único político consolidado del Grupo Peña Nieto, Osorio Chong va a ser la pieza clave en el Senado como la cámara controladora del legislativo priísta, gane o pierda el PRI. Sin embargo, Osorio Chong --para desgracia de los tecnócratas-- es también el único que puede salvar la campaña de Meade, pero a condición de que le entreguen el control de la candidatura presidencial. En el 2012 Osorio fue el que operó el área política de la campaña de Peña Nieto y Videgaray fue el organizador del contenido.

El presidente Peña Nieto, el PRI, los priístas y el grupo tecnocrático que maneja la campaña de Meade están realmente preocupados porque en los hechos no existe el aparato de propaganda política del PRI. Y lo peor es que el ritmo de la campaña priísta lo está marcando López Obrador con sus insidias en el sentido de que quieren bajar a Meade de la candidatura para poner a Nuño, cuando en los hechos Nuño estaría aún más abajo en las preferencias.

Meade carece de perfil político, no ha podido construir una personalidad competitiva, la utilización de la figura mediática de su esposa lo está dañando porque al final de cuentas el presidente sería él y no su esposa, carece de un discurso de ofensiva de campaña, se la pasa aclarando que no hizo en economía y relaciones lo que sí hizo y el PRI de Ochoa Reza es prácticamente inexistente como aparato de campaña.

El PRI de Peña, Videgaray, Nuño y Ochoa ha carecido de un discurso de campaña, Meade se la pasa en sus spots diciendo que no es priísta y al final los apartidistas lo ven como dinosaurio priísta. A pesar de tener el aparato de poder, a Meade y al PRI le falta lo más importante en una campaña: Sentido político.
Política para dummies: La política es la sensibilidad para imponer una agenda de coyuntura.

Solo para sus ojos:
•Como era lógico, el ex súper asesor trumpista, Steve Bannon, ya se echó para atrás. Y como fuente directa de las acusaciones de traición contra funcionarios de la campaña de Trump, solo él podría ser citado por la comisión investigadora para usar sus filtraciones. Y no hay que perder de vista que el FBI de Trump está reabriendo la investigación contra Hillary Clinton por el escándalo de los correos electrónicos y de nueva cuenta también se reabrirá el financiamiento a la Fundación Clinton.

•Sí existe verdadera preocupación por el caos en la campaña de Meade y en los pasillos del poder se habla de un nuevo presidente en el PRI que reavive la campaña. Y la urgencia ha sido apresurada por algunos líderes priístas.

•Si los candidatos presidenciales, una vez oficializados, se confían en los spots de televisión, van a quedar desengañados porque la reacción popular es de enojo y de repudio por la ocupación de espacios televisivos y radiofónicos. Por eso el único que hace campaña a ras de tierra es el que mantiene su voto atado: López Obrador. Anaya carece de sentido político y Meade no hace campaña sino recorridos sin destino.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
08 Enero 2018 04:00:00
Amenaza INE con encarcelar al columnista Carlos Ramírez
A partir de la publicación de resultados de dos encuestas supuestamente no registradas ante la autoridad, el Instituto Nacional Electoral ha sometido al columnista Carlos Ramírez a un acoso e intimidación que llegó al punto de amenazarlo con un arresto de 36 horas.

En dos ocasiones Indicador Político publicó datos de encuestas realizadas por la empresa Prospecta Consulting. El INE señaló que esas encuestas no cumplían con el reglamento respectivo, aunque fueron realizadas antes de las prohibiciones. A lo largo de varios meses, el INE ha perseguido al columnista para aplicarle un reglamento que quiere ser colocado por encima de la Constitución.

La inquisición administrativa del INE se ha metido en tres espacios de la libertad de expresión:

1.- Para entregar la primera demanda, el INE violó la confidencialidad del Registro Nacional de Electores y consiguió la dirección privada del columnista, a pesar de tener registro de sus lugares de trabajo.

2.- Colocó un reglamento por encima del ejercicio de la libertad de expresión constitucional.

3.- Y exige información confidencial sobre las fuentes de información del columnista e información confidencial de los periódicos y sitios internet que publican la columna Indicador Político.

El último requerimiento del INE le exige al columnista nombres y contactos de los medios que reciben la columna para publicar y amenaza con aplicarle multa y envío de fuerza pública para arrestarlo. El problema radica en que el punto central del conflicto tiene que ver con informaciones publicadas en la columna Indicador Político, es decir, es una medida administrativa que coarta la libertad de expresión y de crítica.

El artículo 6º Constitucional señala que “la manifestación de las ideas no serán objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa”. Y el 7º establece que “no se puede restringir este derecho por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales…” “Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni coartar la libertad de difusión, que no tiene más límites que los previstos en el primer párrafo del artículo 6º”.

La inquisición del INE se quiere convertir en un límite al ejercicio de la crítica y para ello invoca un reglamento del Instituto sobre la publicación de encuestas. El problema radica en que es reglamento limita el ejercicio de la libertad de expresión en su vertiente de liberta de crítica. Y menos se puede amenazar a un columnista con cárcel por negarse a proporcionar información confidencial de su relación con sus fuentes de información ni con los medios que reproducen sus textos también en ejercicio constitucional de la libertad de publicar y de opinar.

Las amenazas del INE constituyen un agravio contra la libertad de prensa porque significan un “perjuicio que se hace a alguien en sus derechos e intereses”.

En este sentido y luego de meses de inquisiciones jurídicas, el autor de Indicador Político decidió lo siguiente: Airear el conflicto ante la amenaza de encarcelamiento, abrir una queja ante la oficina de protección de periodistas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, reportar el caso ante la fiscalía especial de agresión contra periodistas de la PGR y marcarle copia a la comisión de seguimiento a las agresiones a periodistas y medios de comunicación de la Cámara de Diputados, además de informar al Comité de protección de periodistas de Nueva York y a la Vicepresidencia México de la Federación Latinoamericana de Periodistas.

Política para dummies: El poder es poder cuando sabe usarse…, y no es fácil.


Solo para sus ojos:
•Como era de esperarse, el despido de Steve Bannon de la Casa Blanca llevó ya al libro Fire and Fury: Inside the Trump White House (Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump), del periodista Michael Wolff. El asunto llegará a tribunales, pero fue un torpedo debajo de la línea de flotación del buque insignia de la Casa Blanca. Es posible que el contenido del libro no alcance para enjuiciar a Trump, aunque sí lo dejará sin el apoyo del sector conservador puritano radical que lo llevó al poder.

•Todo indica que los tres principales candidatos llegarán al arranque formal de las campañas en febrero en situación de empate técnico, lo que convertirá los noventa días de promoción formal en una verdadera guerra de posiciones. Y hay indicios que señalan la posibilidad de que ningún candidato independiente logre cumplir con los requisitos del INE.

•La bomba mediática anunciada por López Obrador con su propuesta de secretario de Seguridad Publica se cebó.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
15 Diciembre 2017 04:00:00
PRD y el costo de su alianza con el PAN; Mancera, figura de consenso
EL PRD no ha medido el alto costo político de su alianza-subordinación con el PAN. Y no se trata solo de su perfil social, sino del deslindamiento de figuras que lo fundaron y sobre todo de la debilidad cohesionadora de su estructura de tribus.

A pesar de que el cálculo perredista se basa en un buen porcentaje de diputaciones y senadurías, el problema radica en que la campaña personalista del panista Ricardo Anaya Cortés está borrando al PRD y su posicionamiento político. Y de paso, crece la preocupación de que la candidatura perredista de Alejandra Barrales, negociada en secreto a cambio de la candidatura presidencial, no garantiza el triunfo, sino que adelanta la derrota ante Morena.

De ahí que muchos perredistas estén volteando hacia la principal oficina del Palacio del Ayuntamiento, donde Miguel Ángel Mancera tendría la tarea de garantizar electoralmente la plaza de la Ciudad de México como del PRD, porque, además, la elección capitalina está atada --en una correlación inevitable-- a la presidencial.

El desgaste de Anaya por sus procedimientos autoritarios, la traición de Barrales a Mancera y el posicionamiento adelantado de López Obrador están colocando al PRD ante una situación de emergencia: o se consolida o pasará a la categoría de los partidos de la chiquillería.

El perfil autoritario de Anaya le ha restado credibilidad, viabilidad y votos a la propuesta de reforma de régimen y la de un polo plural, las dos originalmente de Mancera. Por ello, la credibilidad y viabilidad del Frente PAN-PRD-MC está dependiendo de la figura política de Mancera, para enojo, por cierto, del maestro en decadencia de la intriga política y la maniobra palaciega Dante Delgado Ranauro. Como llegó a la precandidatura única, Anaya sería la garantía no de un cambio de régimen, sino de la restauración de los modos centralistas y presidencialistas del viejo régimen priísta.

El precandidato priísta-no-priísta José Antonio Meade Kuribreña está explotando su no militancia en el PRI, aunque su nominación respondió al método histórico del viejo PRI, el de Fidel Velázquez y la CTM como destapadora, y por tanto su imagen quedó en la de un bebesaurio del Jurásico tricolor. Y López Obrador ha sabido explotar su condición de caudillo por la gracia de sí mismo.

La salida de Barrales de la presidencia del PRD y el arribo de Manuel Granados a esa posición dejará al PRD prácticamente fuera del grupo dirigente del Frente y en manos de la complicidad Anaya-Dante.

Por eso la personalidad ciudadana de Mancera, su saldo en el Gobierno de Ciudad de México y su responsabilidad para mantener la plaza electoral lo convierten en la figura más importante del perredismo ciudadano.

Si lo que el Frente necesita es credibilidad en su propuesta de reforma, pluralidad y ciudadanización, ni Anaya ni Dante la garantizan; al contrario, son los representantes del modelo priísta de las cuotas de poder. Por eso la presión de grupos perredistas y la necesidad de la circunstancia misma están apuntando a Mancera, quien por lo demás habría visto allanado su camino con la experiencia reciente de un no perredista como presidente del partido, el expriísta Agustín Basave.

El PRD se juega su existencia y podría depender de Mancera.

Política para dummies: La política es ver lo que los demás no quieren, no pueden o no deben.

(Por vacaciones de fin de año Indicador Político dejará de publicarse y reanudará el lunes 8 de enero de 2018. Felices fiesteas y mucho descanso porque viene un año intenso)

SOlo para sus ojos:

•La renuncia de Pablo Gómez Álvarez al PRD y su incorporación a Morena representa un salto al vacío: Gómez fue el último comunista del viejo Partido Comunista Mexicano y terminará su vida política en el populismo religioso y pos-priísta de López Obrador. Lector de Lenin, Gómez debería releer las polémicas con el populismo ruso. Al final, Morena es el regreso del viejo PRI por la puerta de atrás.

•La debilidad institucional y de credibilidad de la CNDH se vio cuando tuvo que colgarse de la ONU para rechazar la Ley de Seguridad Interior. Y como siempre, a destiempo… y con miedo.

•Las amenazas de muerte contra el activista y poeta Javier Sicilia y el exrector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, Alejandro Vera, no deben desdeñarse porque forman parte del clima de desestabilización favorable al gobernador saliente Graco Ramírez Garrido Abreu para impedir que gane Morena, Cuauhtémoc Blanco o hasta el PRI. Si el gobernador pone candidato al frente PAN-PRD-MC, la derrota estará garantizada.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
14 Diciembre 2017 04:00:00
Ley de Seguridad interior: Crisis de Estado, no de derechos humanos
Si la Constitución ha desarmado al Estado con la prioridad de los derechos humanos, la amnistía de López Obrador a jefes del crimen organizado terminó de cerrar el círculo del problema con la inseguridad: México enfrenta una crisis de Estado y no de derechos humanos y los EE.UU. esperan el retiro de las fuerzas armadas de la seguridad interior para aterrizar en territorio mexicano y consolidar la verdadera colombianización con el argumento del crimen organizado transnacional.

A punto de saber si la Ley Federal de Seguridad Interior (LSI) se aprueba o se cancela

--y no habrá otra oportunidad--, quedan en el ambiente cuando menos tres hechos:

1.- Ninguna oficina del gobierno federal, ni el área de comunicación social, salió a arropar el proceso del primer tiempo de aprobación de la ley. La ofensiva de activistas y partidos de oposición no encontró a nadie defendiendo el fuerte de la ley.
Sin el apoyo táctico de una estrategia de comunicación, la ley fue derrotada en medios y no con argumentos. Si ésa era la apuesta del gobierno, entonces hubiera sido menos desgastante para las fuerzas armadas que no se promoviera. El gobierno federal dejó la impresión de que el tema era prioridad militar y no gubernamental.

2.- La LSI debe leerse como el fin de la virginidad social del Estado; ya no se trata de papá-Estado que antes defendía a todos los mexicanos; hoy la sociedad está pluralizada, con posiciones tan extremas como López Obrador y Morena que quieren liberar a jefes del narco y del crimen. El Estado social paternalista fue liquidado por el neoliberalismo de Carlos Salinas de Gortari.

Por eso es que la seguridad del Estado se debe profesionalizar; los grupos antisistema y anti estado no solo se han fortalecido dentro del escenario de derechos humanos, sino que aspiran a llegar al poder por la vía democrática. La guerrilla zapatista que se alzó contra el Estado y que le declaró la guerra al ejército mexicano quiere competir por la vía legal por la presidencia. El viejo Estado de la Revolución Mexicana fue totalizador; hoy es inexistente. Por eso la seguridad del Estado nacional requiere de una doctrina de defensa, y más en el escenario de las presiones estadunidenses para meterse en México.

3.- En este sentido, los problemas de seguridad representan una crisis en la vigencia del Estado constitucional, no un asunto de derechos humanos. Es un despropósito suponer la militarización de la república con un congreso plural, gubernaturas plurales, Suprema Corte independiente, sociedad activista por encima de partidos, medios de comunicación con espacios de libertad absoluta, CNDH que puede acusar a instancias del Estado de violaciones de derechos y obligarlo a someterse y un PRI debilitado con el 40% de fuerza presidencial, legislativa y de gubernaturas. Si las fuerzas armadas en ningún momento han expresado deseos de gobernar, es una falta de respeto hablar de golpe de Estado o de militarismo.

Estos tres puntos confluyen en una conclusión: Mientras el sistema político civil regatea la crisis de seguridad interior, el crimen organizado se internacionaliza, fortalece, rearma y aumenta su penetración en las estructuras del Estado, del gobierno, del sistema político y de la sociedad. Sin seguridad interior legislada, entonces habrá que hablar de seguridad nacional por la presión del ejército de los EE.UU. para cubrir aquí lo que niegan a las fuerzas armadas mexicanas.

Política para dummies: La política es realidad o demagogia, no hay términos medios.

Solo para sus ojos:

•Comenzó la verbena de las encuestas, pero hay que prepararse para que los resultados entre una y otra difieran sustancialmente y que algunas estén cuchareadas a pesar de la supervisión del INE. Pero sobre todo, hay que atender algunas cifras que revelan un electorado confundido. La última de Consulta en El Economista muestra tendencias diferentes en tres escenarios: Aspirantes, partidos y alianzas. Por ello sería poco analítico atender a una encuesta y a uno de sus rubros.

•La reorganización policiaca, prometida desde 2007, está en el centro de la Ley de Seguridad Interior. Pero no se tienen datos de alguna reforma de fondo. Y para completar el cuadro, el sistema de impartición de justicia --desde el arresto hasta la internación en reclusorios-- sigue horadada por la corrupción. Y resulta que los únicos culpables son los militares.

•No pierdan de vista a Alejandra Barrales, pues sus traiciones para amarrar la candidatura capitalina alineándose al PAN las va a pagar. Hay más indicios de que esa nominación se le caerá que los que señalan que la tiene segura.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
13 Diciembre 2017 04:00:00
Seguridad interior integra seguridad pública: Policía militar, al Ejército
Mientras los legisladores regatean la urgencia de discutir con seriedad el tema de la seguridad interior como el eslabón que integra la seguridad pública y la seguridad nacional, el Ejército avanza en la reorganización de sus tareas federales de sus cuerpos de élite.

El jueves publicó el Diario Oficial de la Federación un decreto que establece que el Cuerpo de Policía Militar se integra con sus unidades al cuerpo general del Ejército y sus grados también pasan a la estructura militar. Se llamará ahora Cuerpo Especial de Policía militar y sus grados también se uniforman de soldado a general de brigada.

Hasta ahora, la Policía Militar era una organización no centralizada en la estructura del Ejército y su papel se ajustaba a la vigilancia de instalaciones militares y acciones policiacas entre militares. Al pasar a la estructura del ejército, su papel será el mismo de los militares: Operar en los escenarios de la seguridad interior.

El decreto reforma los artículos 110, 112 y 191 de la Ley Orgánica del Ejército y la Fuerza Aérea mexicanos y fue promulgado por el presidente de la república y aprobado por el congreso vía el diputado Jorge Carlos Ramírez Marín y el senador Ernesto Cordero Arroyo.

En los hechos, la Policía militar deja de ser un cuerpo especial y se convierte en parte del servicio del ejército. Como ocurrió con el nacimiento de la Policía Federal y luego de la gendarmería, las formaciones especializadas de la Policía militar han pasado a ser la parte fundamental de las fuerzas policiacas de seguridad pública. En la reorganización prevista por la Ley de Seguridad Interior, las fuerzas armadas como siempre se adelantan en el rediseño de estructuras como respuesta no a los enredos burocráticos y políticos, sino en términos de la seguridad nacional como tarea de Estado dentro de las fronteras y en previsión a la siguiente escala de la delincuencia: La seguridad pública también se reestructura en bandas articuladas a cárteles y por tanto se enfilan a dar el paso de seguridad pública a seguridad interior.

Mientras tanto, el gobierno federal carece de la decisión, fuerza y astucia pare entender la reorganización del crimen y sus interrelaciones con estructuras del Estado, los gobiernos estatales, el sistema político y los espacios judiciales.

Si la LSI no pasa los tamices legislativos y el gobierno vuelve a abandonar la plaza de la seguridad interior, el ejército avanza en su reorganización interna con reacomodos que tienen la finalidad de prepararse para la ofensiva criminal que vendrá cuando la LSI se archive y las fuerzas armadas tengan que realizar un repliegue táctico.

Pero en términos de estructura, la incorporación del cuerpo de Policía Militar a la estructura central del Ejército implica la preparación de unidades militares para combatir la alianza criminal que dará el paso de seguridad pública a seguridad interior. En los hechos y dentro de sus atribuciones, el Ejército ya enfoca la crisis de seguridad pública como tema de seguridad interior y reestructura sus mandos y cuadros para atender los conflictos, al margen de que el sistema legislativo vuelva a frenar la ley.

El problema radica en que la politización y socialización de asuntos de seguridad no entiende el escalamiento de la inseguridad y su transformación en asuntos de gobierno, de Estado y de seguridad nacional por la transnacionalización de las bandas. Y la misión del ejército es la seguridad del Estado.

Política para dummies: La política es la capacidad para entender lo que está fuera de la política.

Solo para sus ojos:

•Las cifras quincenales de inflación podrían ubicar la cifra anual en 6%, contra el 3% prometido a finales del año pasado en los Criterios Generales de Política Económica. Y faltan las presiones sobre precios de las fiestas navideñas.

•El Partido Verde se está vendiendo muy caro con el PRI. Su base electoral ha bajado: en las presidenciales le dio al PRI 2.7 millones de votos (5.4%) y mantuvo el mismo número de votos en el 2015, pero en las tendencias de votos presidenciales apenas llega a 3%. Su bastión electoral de Chiapas podría regresar al PRI y reducirle votos. Además, el Verde tendría que repartir su alianza priísta con el Partido Nueva Alianza que se juntaría a la coalición tricolor y bajar sus beneficios.

•Las dimensiones reales de la crisis se pueden medir cada año con la asistencia de creyentes a la basílica de Guadalupe cada 12 de diciembre. Y parece que este año rompieron marcas anteriores. Y los mensajes fueron de salvación ante los embates de las crisis.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
12 Diciembre 2017 04:00:00
Peña y PRI 7º año: Auditor carnal, radical o profesional
El año más delicado de las gestiones de gobernadores y presidentes de la República es el séptimo, el que sigue después de entregar el poder, porque es el año en que un congreso nuevo, dependiente del grupo del presidente en turno, revisará la cuenta pública del sexto año del sexenio anterior.

Por ello es que la designación del próximo auditor superior de la federación se ha convertido en una decisión estratégica del presidente saliente de la república y por supuesto de sus escuderos del PRI. El escenario se complica ante la posibilidad de que el PRI pierda la elección presidencial y dos aspirantes radicales y antiPeña lleguen a Los Pinos.

En este contexto, la terna de candidatos finales a la Auditoría Superior de la Federación parece ajustada a la teoría de los juegos, un modelo de ciencia política cuantitativa en el que una terna está armada de tal manera que el seleccionado responda a los intereses de los seleccionadores: dos excluidos por razones obvias y un tercero inevitable. Lo que queda es caracterizar las necesidades presidenciales.

La terna tiene al candidato oficial --Salim Arturo Orcí, con todo el apoyo del PRI en el Senado--, el candidato radical --Ángel Trinidad Zaldívar-- y el candidato profesional --David Colmenares Páramo--. En este sentido, la votación senatorial hoy martes estará planchada o negociada con anticipación. En el Senado el PRI tiene mayoría simple por sus votos, los de sus aliados y los de los rebeldes del PAN.

Lo que queda por analizar es el juego interno en la votación. Luego de los tropiezos gubernamentales en votaciones sobre temas delicados --fiscal electoral, fiscal anticorrupción, fiscal general y Ley de Seguridad Interior--, la sociedad organizada como grupos de presión ha tenido la fuerza suficiente para bloquear o contaminar designaciones y obligar al gobierno a posponerlas, aún a costa de complicar el funcionamiento de algunas instituciones.

Algunos grupos opositores --sociales y políticos-- están esperando el séptimo año de Peña Nieto para iniciar una batería de acusaciones en el tema central de la corrupción. Y si bien la Auditoría no funciona sobre la inmediatez ni tampoco tiene facultades persecutorias, de todos modos el sexto año de gobierno es el del cierre sexenal y de la consolidación de finanzas públicas.

La opción de Orcí sería la partidista y ofrecería el escenario de una ASF funcional al cierre sin problemas de las finanzas públicas sexenales. La de Trinidad la ven riesgosa en el PRI por su independencia en cargos anteriores y su fuerte vinculación social. Y la de Colmenares tampoco sería de complicidad, pero sí garantizaría resultados reales, con señalamientos de mal uso de finanzas y sin estridencias.

La decisión priísta sobre el próximo auditor se moverá entre la complicidad y el acoso social-opositor. En la bancada priísta han analizado el escenario estratégico de una posible victoria de la oposición, ya con candidatos antisistema por el PAN y por el PRD. Y aunque una cosa es la estridencia política de campaña que pondrá al presidente Peña Nieto en el centro de la campaña del candidato priísta-no-priísta José Antonio Meade Kuribreña y otra las acotadas posibilidades de probar la corrupción.

De ahí el escenario de un auditor carnal que disminuya la credibilidad de la ASF o de un auditor profesional que encuentre responsables sin complicidades.

Política para dummies: La política es el juego más abierto de los secretos del poder.

Sólo para sus ojos:

•El verdadero hombre más rico del mundo es Jeff Bezos, dueño de Amazon y del The Washington Post: 100 mil millones de dólares. Pero ya hay indagaciones sobre el fenómeno Amazon: Una revista acaba de revelar que los repartidores están obligados a hacer hasta 200 paquetes al día, sin tiempo de ir al baño. Es decir, la sobreexplotación laboral. Y Amazon ya viene a México a instalar una de sus gigantescas bodegas de productos.

•Y otra de los EE.UU. El presidente Trump descubrió una nota falsa de un reportero del The Washington Post y logró que lo despidieran. En tanto, otra publicación reveló que Trump ve televisión una media de ocho horas al día, aunque no nada más entretenimiento sino noticieros para alimentar su Twitter, una verdadera arma de destrucción masiva. Trump ha dicho que no ve tanta televisión porque tiene que leer mucho.

•Al interior del Frente PAN-PRD-MC están preparando un discurso anti Peña Nieto para el candidato Ricardo Anaya, con afirmaciones de revisiones judiciales y fincamiento de responsabilidades. Anaya va a aprovechar la extraña exclusión de Peña del discurso de López Obrador.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
11 Diciembre 2017 04:00:00
Ley de seguridad interior y el marco legal ya existente
Aunque se quiere politizar y llevar al conflicto social, la Ley de Seguridad Interior (LSI) era urgente para cerrar el ciclo de cobertura del escudo de defensa nacional. El debate es artificial porque México ya había definido legalmente los diferentes enfoques de la seguridad interior.

El marco jurídico es amplio: la Constitución de 1917 faculta al presidente de la república a mover al ejército para asuntos de “seguridad interior”, el Plan Nacional de Desarrollo 2012-2018, el Programa para la Seguridad Nacional 2014-2018, el Programa para la Seguridad Pública 2014-2018, La Ley de Seguridad Nacional, el Consejo Nacional de Seguridad Pública, la Agenda Nacional de Riesgos, el Protocolo de Actuación de la Policía Federal sobre el Uso de la Fuerza del 18 de octubre de 2017, el Consejo de Seguridad Nacional, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, la fracción II del artículo 1 de la Ley Orgánica de la Secretaría de la Defensa nacional ordena al ejército “garantizar la seguridad interior”, la Escuela de Inteligencia para la Seguridad Nacional, además de las organización es legales dentro de la Secretaría de la Defensa Nacional y de la Secretaría de Marina Armada de México.

En este sentido, nada de la LSI es nuevo. En 2007 Felipe Calderón movilizó al ejército en contra del crimen organizado en Michoacán basado en la fracción VI del 89 Constitucional que establece la facultad presidencial de “preservar la seguridad nacional, en los términos de la ley respectiva, y disponer de la totalidad de la Fuerza Armada permanente o sea del Ejército, de la Armada y de la Fuerza Aérea para la seguridad interior y defensa exterior de la Federación”. Las fuerzas armadas, posteriormente, fueron desplegadas en otras entidades de la república donde el crimen organizado había rebasado a las fuerzas policiacas.

Hay ejemplos clarísimos de crisis en la seguridad interior que pusieron el riesgo al Estado: Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández, pactaron con el narco y recibieron dinero mientras eran gobernadores de Tamaulipas. Gobernadores y alcaldes de Michoacán también se aliaron a los narcos.

Autoridades gubernamentales de Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Jalisco, delegaciones de Ciudad de México, Guerrero y Quintana Roo, entre otras, se aliaron al crimen organizado y con ello atentaron contra el Estado y sus instituciones. La ley federal contra la delincuencia organizada, la Ley de Seguridad Nacional y las facultades legales de la PGR no alcanzaban para recuperar territorios del Estado que habían sido tomado por la fuerza por el crimen organizado porque los delincuentes repelían la desorganizada acción de policías federales y ya habían corrompido a policías estatales y municipales.

Sin la LSI, el crimen organizado seguirá controlando partes territoriales del Estado nacional. El uso de la fuerza y de armamento sofisticado por parte del crimen organizado sólo podía ser repelido por las fuerzas armadas. Michoacán, Tamaulipas, Chihuahua, Sonora y Sinaloa fueron recuperados por el Estado; ahora mismo, el crimen organizado tiene el control de Guerrero, donde por cierto el alcalde perredista de Iguala, José Luis Abarca, aliado directo de López Obrador, dio la orden a su policía municipal de detener a los 43 normalistas de Ayotzinapa y entregarlas al grupo de Los Rojos para ser asesinados e incinerados.

La LSI dota al Estado y a sus fuerzas armadas y policiacas de facultades reguladas para recuperar zonas francas en poder del crimen organizado y define restricciones y sanciones para abusos.

Política para dummies: La política es el camino para dar respuestas, no plantear más preguntas,

Sólo para sus ojos:

•La economía vuelve y arrasa a sus diseñadores: el marco macroeconómico definido por José Antonio Meade Kuribreña como secretario de Hacienda ya está tronando: la inflación definida para este año en 5.8% podría llegar a 7% y el PIB de 2.3% se quedaría abajo del 2%. Y para el 2018 el golpe será mayor por el anuncio de Trump de la salida de los EE.UU. del Tratado de Comercio Libre de América del Norte, porque tendría un costo de 1-%-1.5% del PIB. Este deterioro va a ser parte de la campaña contra Meade.

•Todo el aparato de propaganda del sistema priísta va en contra de El Bronco y López Obrador, aunque lo importante no es eso porque era previsible, sino la falta de sentido estratégico para preverlo y no darle pretextos a los priístas, Lo que queda es que la campaña de 2018 será la más sucia que se conozca.

•Que dicen que vienen otros reacomodos porque funcionarios del primer nivel van a estar en las listas priístas de diputados y senadores.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
10 Diciembre 2017 04:00:00
Es el nefasto populismo, pero…
Partimos de la confirmación de que todos los señalamientos negativos contra el populismo son ciertos, absolutamente todos; sin embargo, el populismo no nació de la nada: Es producto de dos veneros: Un camino corto del socialismo y una respuesta/reacción/consecuencia del agotamiento del estado de bienestar. Las propuestas populistas han prendido en escenarios donde el estado ha tenido que replegar --por las razones que sean-- su acción social.

En una reciente conferencia en la Universidad de Chicago, el expresidente mexicano Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000) habló del populismo y afirmó que no es una ideología sino una propuesta práctica que beneficia lo mismo a la derecha que a la izquierda y que su objetivo es buscar la popularidad de líderes políticos.

Hasta ahí el asunto es totalmente cierto.

Sin embargo, en Iberoamérica el populismo ha sido también una propuesta política: Juan Domingo y Eva Perón en Argentina, Lázaro Cárdenas y Luis Echeverría en México, Joao Goulart en Brasil, Carlos Andrés Pérez en Venezuela, entre otros, han revelado la dinámica y objetivos del populismo.

El populismo ha sido una desviación del socialismo que fue mostrada en todo su esplendor por Karl Marx en su ensayo El 18 Brumario de Luis Bonaparte: La construcción de un modelo de liderazgo unipersonal, con objetivos sociales y basado en la colocación de una dinámica elitista por encima de la revolución socialista de las clases.

En México, el presidente Cárdenas (1934-1940) fue un socialista utópico en su fundamentación ideológica pero un capitalista en la práctica. En diciembre de 1934 reformó el artículo 3º de la Constitución para introducir la “educación socialista”, asumiendo la educación como el aparato ideológico de dominación por excelencia de una élite dirigente, en este caso la revolucionaria.

Pero a diferencia de la entonces Unión Soviética --con la cual simpatizaba, como después avaló el socialismo autoritario de Fidel Castro en Cuba--, Cárdenas se desvió del camino de construcción del comunismo a la soviética. El politólogo mexicano Arnaldo Córdova encontró la clave del modelo Cárdenas --que podría explicar los socialismos sin comunismo en Europa--: Organizar a los obreros y campesinos para convertirlos en pilares corporativos contra la burguesía, pero asumiéndolos como masa y no como clase.

De ahí que el populismo social de Cárdenas --como los otros del continente Iberoamericano-- fueron una versión aguada del socialismo comunista. Los populismos en esta región potenciaron a las masas obreras y campesinas, pero les dieron a las direcciones políticas --entonces militares-- todo el poder de representación; y el populismo entonces no fue socialismo marxista sino que derivó en un modelo híbrido --u oximorónico--: El capitalismo monopolista de estado, con un estado con capacidad y control de las masas como para obligar al empresariado privado a aceptar políticas de bienestar social.

Pero esas políticas sociales tenían, ciertamente, el objetivo de justicia distributiva estatal, al mismo tiempo representaban una garantía de control de la insurgencia socialista que beneficiaba el patrón de acumulación privada de capital garantizado por el estado y el control de las masas.

En este sentido, el populismo ha sido una propuesta de estabilidad social basada en tres pivotes; control de las masas por el estado que las representa, bienestar social para desactivar la potencialidad revolucionaria y consolidación de la estructura capitalista de producción.

El socialismo marxista tuvo, así, dos desviaciones: La socialdemocracia y el populismo, las dos, por cierto, casi iguales y solo diferenciadas por la responsabilidad (la primera) en el manejo de las políticas económicas para no derivar en crisis de gasto sin ingreso y la irresponsabilidad (la segunda) en derivar el modelo en la construcción (ahí sí) de un bonapartismo elitista. Los límites de estas dos desviaciones radican en la ruptura de la estabilidad macroeconómica (la inflación, sobre todo, atada a los niveles de gasto y su financiamiento). Todos los populismos han caído en la crisis económica, en tanto que todas las socialdemocracias han llevado a crisis políticas: Los primeros, porque no se puede gastar sin límites; las segundas, porque la legitimidad de su propuesta social radica en beneficios sociales que tienen que ser financiados con gasto que no existe.

Por tanto, las condenas contra los populismos deben de tomar en cuenta las razones de su dominio: Los niveles de pobreza a veces dramática en países iberoamericanos, la concentración mundial de la riqueza (los diez más ricos de los EE.UU. tienen 0.03% del PIB; los diez más ricos de México acaparan el 12% del PIB) y sobre todo la multiplicación de la pobreza por el repliegue del estado de bienestar.

La única manera de derrotar al populismo se localiza en la reconstrucción del estado de bienestar --educación, salud, vivienda, alimentación. salarios y bienes y servicios-- para disminuir la brecha entre opulencia y miseria, inclusive por la sencilla razón --el lado práctico de la política-- de que la pobreza se convierte en protesta social y por tanto en un factor de desestabilización de las democracias.

En los países desarrollados han aparecido formaciones populistas que se basan en enfoques analíticos marxistas y tratan de matizar la lucha de clases. Pero en lugar de asumir el populismo como salida por sus costos sociales y económicos, el desafío consiste en la reconstrucción del pensamiento económico del desarrollo social. La razón: Donde haya pobres habrá una célula populista.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
08 Diciembre 2017 04:00:00
Ley de seguridad interior: Ejército ya cedió DH, fuero y tribunales
El sentimiento anti militarista está llevando a la desactivación del escudo de seguridad nacional de la república; así, el paraguas de seguridad ya no será mexicano, sino estadunidense. La Casa Blanca espera el desmantelamiento del ejército mexicano para entrar a México como parte de su territorio de seguridad nacional.

A lo largo de los últimos diecisiete años, los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón y el priísta de Peña Nieto han desarmado la estructura de poder y seguridad del ejército, bajo el criterio de la defensa de los derechos humanos, Y si bien aumentaron las quejas durante la guerra contra el crimen organizado, los casos concretos fueron producto de la ausencia de un marco jurídico para su actuación.

Al fuero militar reducido y el juicio de militares en tribunales civiles se añade ahora el bloqueo a la ley de seguridad interior. Es paradójico que hoy en día haya quien afirme que no entiende el asunto de la seguridad interior. La Constitución de 1824 incluyó el tema al señalar en el artículo 110 las facultades del presidente: “Poner en ejecución las leyes y decretos dirigidos a conservar la integridad de la federación, y a sostener su independencia en lo exterior y su unión y libertad en lo interior”.

La Constitución de 1857 fue más precisa en la fracción VI del artículo 85: “Disponer de la fuerza armadas permanente de mar y tierra para la integridad interior y defensa exterior de la federación”. Y la de 1917, producto de la revolución, introdujo el concepto: “VI.- Disponer de la fuerza armada permanente de mar y tierra para la seguridad interior y defensa exterior de la Federación”.

La ley de seguridad nacional la promulgó Fox en 2005 como parte de una iniciativa impulsada por el Grupo civil y académico de especialistas en seguridad nacional y fijó el criterio ante amenazas externas. Sin embargo, Calderón declaró la guerra al crimen organizado y tuvo como respuesta una ofensiva no solo contra la sociedad, sino contra el Estado y sus instituciones.

Ahí surgió el concepto de seguridad interior: Los ataques criminales al Estado, sus instituciones y el desarrollo nacional.

La estridente oposición a la Ley de Seguridad Interior (LSI) maneja sin racionalidad argumentos contra el ejército anteriores a la LSN porque en la actualidad los militares están acotados por la reducción del fuero de guerra, el juicio en tribunales civiles por asuntos de derechos humanos y la supervisión de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

El argumento de los derechos humanos es obsoleto porque las fuerzas armadas ya están acotadas. Más aún, la Secretaría de la Defensa Nacional creó formalmente la Dirección de Derechos Humanos en su estructura y abrió oficinas para recibir quejas. Asimismo, la Sedena y la Secretaría de Marina han realizado seminarios formales sobre derechos humanos con la CNDH. Y hay militares sentenciados por violar derechos humanos, con el dato adicional de que fueron arrestados y procesados por la propia Sedena.

Por si fuera poco, la doctrina de seguridad interior está funcionando en México desde el 30 de marzo de 2014 cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Programa para la Seguridad Nacional 2014-2018 y fue la base de la LSI.

Lo que queda es la preocupación por el debilitamiento del escudo de seguridad nacional del Estado mexicano y el zopiloteo del ejército de los EE.UU. para meterse en México.

Política para dummies: La política debe ser el arte de convencer, no el de imponer,

SOlo para sus ojos:

• La historia sobre la LSN de 2003-2005 la analiza el especialista Raúl Fraga Juárez en su ensayo Seguridad nacional: Cuestión de estrategia frente a la desafiante realidad global, en
http://pri.org.mx/bancoinformacion/files/archivos/pdf/9278-1-15_18_54.pdf.

• EL PRI hará todo para quitarle Nueva Alianza a Morena y a López Obrador, pese al pacto secreto del tabasqueño con la maestra Elba Esther Gordillo. Los maestros siguen siendo un importante activo electoral.

• Ruptura en la familia perredista: Alejandra Barrales ya se puso del lado de Ricardo Anaya y en el grupo de Miguel Mancera y los Chuchos hablan de traición. El punto clave radica en el hecho de que Barrales quería la candidatura PAN-PRD-MC para Ciudad de México, pero Mancera tenía otra idea. Así que el Frente está reventando por la lucha por las candidaturas.

• Con tanto cambio en el gabinete ya se terminó el sexenio.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
07 Diciembre 2017 04:00:00
Lo que la Ley de Seguridad Interior sí es y lo que no será
La crítica apasionada contra la Ley de Seguridad Interior (LSI) se basa en percepciones y no en el principio del derecho que establece que está permitido sólo lo que está escrito en la ley.

La LSI es muy clara en lo que sí es:

--La ley busca coordinación entre los poderes, las entidades y los municipios.

--La seguridad interior está definida por la gobernabilidad democrática.

--La LSI se apoya en la existente Ley de Seguridad Nacional (LSN).

--Uso legítimo de la fuerza para “controlar, repeler o neutralizar actos de resistencia” en situaciones de violencia criminal.

--Reorganiza políticas, programas y acciones en función de la agenda de riesgos que establece la LSN.

--“Los actos realizados por las autoridades con motivo de la aplicación de esta ley deberán someterse, en todo momento y sin excepción, a la preservación irrestricta de los derechos humanos”.

--“Las movilizaciones de protesta social o las que tengan motivo político-electoral que se realicen pacíficamente de conformidad con la Constitución bajo ninguna circunstancia serán consideradas amenazas de la seguridad interior ni podrán ser materia de declaratoria de protección a la seguridad interior”.

--La declaratoria de protección a la seguridad interior ocurrirá cuando “comprometan o superen las capacidades efectivas de las autoridades competentes” y cuando se originen “por la falta o insuficiente colaboración de las entidades federativas o municipios en la preservación de la seguridad nacional”.

--La declaratoria de protección a la seguridad interior “deberá notificarse por conducto de la Secretaría de Gobernación a la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional y a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, así como publicarse en el Diario Oficial y en los periódicos y gacetas de las entidades afectadas”.

--Las legislaturas locales podrán solicitar declaratoria de protección de la seguridad interior. Y tendrán que clarificar razones, amenazas, espacio territorial y la temporalidad de la declaratoria.
--En ningún caso las acciones de seguridad interior que lleven a cabo las fuerzas armadas se considerarán o tendrán la condición de seguridad pública.

--Las fuerzas armadas “sólo intervendrán mediante la emisión de una declaratoria de protección de la seguridad interior, cuando las capacidades de las fuerzas federales resulten insuficientes para reducir o contener la amenaza”.

--Para la recopilación de inteligencia alrededor de la amenaza a la seguridad interior las fuerzas federales y las fuerzas armadas “podrán hacer uso de cualquier método lícito de recolección de información” y toda la información “se realizará con pleno respeto a los derechos humanos”.

--El incumplimiento a la LSI por parte de la autoridad “será sancionado en los términos del sistema de responsabilidades y del sistema nacional anticorrupción”.

Así que ni golpe de Estado, ni soldados al lado de los votantes para intimidarlos. La LSI acredita la incapacidad de las instituciones políticas, gubernamentales y policiacas para combatir a la criminalidad.

De ahí que la crítica a la LSI sea más esquizofrénica y responda a la lógica del avance del crimen organizado en las estructuras sociales y en la mentalidad política, como lo mostró Andrés Manuel López Obrador al proponer un pacto con los criminales.

Política para dummies: La política es, de todos modos, el arte de la mentira.

Sólo para sus ojos:

•El político acomodaticio Dante Delgado también ya enseñó el cobre. Como si fuera el jefe de gabinete del gobierno aliancista en Los Pinos repartió candidaturas a capricho y a tono con su complicidad con el PAN. Si así manejará el gabinete de ganar el Frente, que se cuiden los funcionarios.

•La dirigente perredistas Alejandra Barrales podría quedarse sin tres tortas: el FCM, la presidencia del PRD y la candidatura aliancista en Ciudad de México, porque en el PRD la ven como traidora porque se sometió a los caprichos den panista Ricardo Anaya.

•El PRI sigue su camino de despriización de los cargos al lanzar al economista Mikel Arreola, director del Seguro Social, como candidato a la jefatura de gobierno de Ciudad de México. Algunos creen que el PRI moverá a los afiliados del IMSS a su favor y otros creen que el PRI no tiene nada que ganar y ayuda a hacer currículum a derrotados.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
06 Diciembre 2017 04:00:00
Las Fuerzas Armadas, víctimas propiciatorias de ineptitud civil
Las críticas a las fuerzas Armadas por la Ley de Seguridad Interior se han dado como si hubiera en curso un golpe de Estado, cuando en realidad Ejército y Marina solo quieren regularizar legalmente su participación temporal en acciones que tienen que ver con la seguridad interior, no con la seguridad pública.

Y el dato más revelador tiene que ver con el hecho de que funcionarios, responsables policiacos, observadores críticos y organizaciones civiles nada dicen del fracaso del gobierno federal en la reconstrucción de la estructura de seguridad --copada por el crimen organizado--. Hasta ahora las Fuerzas Armadas no han exigido la más mínima concesión que los convierta en árbitros o administradores del poder.

Inteligencia, derechos humanos, uso de la fuerza, investigación, persecución penal fueron fracasos de los organismos civiles; parece olvidarse que el Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea intervinieron en acciones de inseguridad cuando los grupos criminales amenazaron la soberanía del Estado al haber rebasado a gobernantes, policías, jueces y carceleros.

Por eso hay que ubicar la Ley de Seguridad Interior en el contexto de los descuidos de legisladores, partidos políticos y organizaciones civiles. La nueva ley debió haber sido contextualizada en reformas urgentes en los temas integrales de seguridad: Inteligencia, seguridad nacional, seguridad pública, espionaje y derechos humanos.

Los legisladores del PRI y de la oposición olvidaron reformar leyes y reglamentos en asuntos asociados a la acción de las Fuerzas Armadas en seguridad interior, entendiendo ésta como la defensa del Estado y sus instituciones ante el embate de grupos criminales por encima de policías, jueces y gobernantes. La seguridad pública por delincuentes comunes pasa a ser interior cuando debilita al Estado y su función de defensa de los intereses nacionales. Y cuando los grupos criminales están articulados a otros similares en otros países, entonces el riesgo sube a seguridad nacional.

Por estas razones los organismos de seguridad nacional de los EE.UU. se refieren a los cárteles mexicanos del crimen organizado como “organizaciones criminales transnacionales”, como lo ejemplifica el caso de Joaquín El Chapo Guzmán y sus aliados mexicanos, entre ellos su publirrelacionista la actriz Kate del Castillo: Un asunto de seguridad interior y de seguridad nacional.

En lugar de quejarse por una ley que en los hechos delinea el ámbito de acción de las Fuerzas Armadas en situaciones de ofensivas criminales que atentan contra el Estado y sus instituciones, legisladores, críticos y organizaciones civiles deberían exigir rendición de cuentas de jueces, políticos, funcionarios y policías que han fracasado en la lucha contra la delincuencia y que por su culpa las Fuerzas Armadas debieron de salir de sus cuarteles para convertirse en la última línea de defensa del Estado, su soberanía y sus instituciones.

En el tiempo de debate de la ley de seguridad nacional en el congreso, políticos, partidos de oposición y organizaciones civiles han olvidado que la crisis de seguridad no radica en la acción de las Fuerzas Armadas, sino en el avance del crimen organizado en la política, el Congreso, los gobiernos y las policías.

Y las críticas demoledoras civiles contra las Fuerzas Armadas y las acusaciones de golpe de Estado se multiplicaron después de aprobada la ley y no antes. Al final, las Fuerzas Armadas son víctimas propiciatorias de los civiles que quieren a militares y marinos en sus cuarteles para que gobierne el crimen organizado con la complicidad de los civiles.

Política para dummies: La política fácil es el prorrateo de fracasos y la asunción de victorias.

SOlo para sus ojos:

•El debate sobre la ley de seguridad interior tuvo su escenario en la oferta de López Obrador y Morena de amnistiar a delincuentes del narco para pactar la paz con ellos. Pero resulta que esos delincuentes han asesinado más civiles por decisión directa, que los muertos a manos de fuerzas federales de seguridad en enfrentamientos por agresiones.

•La decisión de Ricardo Anaya de no soltar su candidatura por el Frente y el destape de Miguel Ángel Mancera como candidato presidencial perredista del Frente fue el indicio de que el Frente está muerto en su objetivo central: una coalición para la reforma de régimen.

•En este sentido, hay que anotar ya cuando menos cuatro candidaturas competitivas localizadas en un 20% cada una y dos como independientes con 8% cada una. Así que hagan sus cuentas. El próximo presidente de la república va a gobernar con una votación de 25%-23%, es decir, con menos del 10% de la población nacional.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
05 Diciembre 2017 04:00:00
Seguridad interior, disolución del poder y ahí sí el estado fallido
1.- La ley de seguridad interior llegó a tiempo: El PRI escogió a un economista que mantendrá la continuidad neoliberal de bajo crecimiento y marginación, López Obrador quiere pactar con los capos de los cárteles o liberarlos, el PRD participa del modelo de delincuencia social y el PAN se olvidó que Felipe Calderón sacó a los militares a las calles en 2007 bajo el principio de la seguridad interior.

2.- Los muertos, la delincuencia organizada y desorganizada, el repunte del conflicto criminal y las leyes de derechos humanos han determinado el aumento de la criminalidad. Frente a ello, las opciones son dos: Atar el enfoque a desarrollo y esperar cuando menos veinte años a recuperar un PIB promedio anual de 6% o adelantarse al escenario político de delincuencia social impulsada por la pobreza y la marginación.

3.- Las fuerzas armadas son la última línea de defensa del estado ante los embates de los grupos criminales, sobre todo cuando sobran las evidencias de que las estructuras policiacas, judiciales e institucionales han sido rebasadas y, peor aún, penetradas por los intereses del crimen organizado.

4.- En términos estrictos, el número de asesinados violentos y criminales en los sexenios de Calderón y Peña Nieto no son efecto directo de la intervención de las fuerzas armadas, salvo en casos excepcionales salidos de control y castigados por las mismas instancias.

5.- La violencia criminal ha sido producto de la disputa por territorios de control, paso y consumo, por la incapacidad de las autoridades políticas, de gobierno, policiacas, judiciales y sobre todo sociales, porque ha sido la sociedad la que ha apostado a entenderse con los criminales por la derrama de beneficios que antes llegaban por el estado y el neoliberalismo cortó la transferencia de recursos.

6.- La ley de seguridad interior no militariza la seguridad pública sino que se convierte en subsidiaria de la incapacidad gubernamental y política de los organismos civiles. El día en que México cuente con cuerpos policiacos y judiciales a la medida del combate contra el crimen organizado, ese día regresarán a sus cuarteles.

7.- El punto clave del debate de la ley de seguridad interior está muy claro: Si las fuerzas armadas regresan a sus cuarteles hoy mismo, el estado, la sociedad y la república quedarán a merced del crimen organizado.

8.- El principio de derechos humanos, el acotamiento al uso de la fuerza y los reglamentos de defensa de delincuentes han llevado a dos puntos que deben debatirse: La disolución del poder y la disolución del estado. El poder es, por definición, coercitivo; debe regularse, pero no disminuirse porque se mueve en un escenario de economía suma cero: Lo que pierde el poder lo ganan sus adversarios. Y el estado es, en síntesis, el monopolio de la fuerza y la represión que también deben ser regulado, pero no diluido porque en política y poder no hay vacíos: Los desocupan unos y los ocupan otros.

9.- El problema no son las fuerzas armadas sino la incapacidad civil para construir cuerpos policiacos suficientes. Los militares llegaron a suplir las deficiencias de las policías. Pero han pasado diez años y siguen las mismas policías.

10.- La seguridad interior es un asunto de seguridad nacional porque la debilidad de las instituciones es la debilidad del estado. El dominio territorial de los cárteles crea verdaderas zonas francas fuera de la soberanía del estado. Sin los militares, los capos criminales controlarían el país.
Política para dummies: La política es el poder administrado.

Solo para sus ojos:

•El ridículo que hizo la exgobernadora yucateca Ivonne Ortega Pacheco en el proceso de designación del candidato no-priísta del PRI ilustra la dimensión del nivel deprimente en que han caído los priístas. Todo por un hueso, por no vivir fuera del presupuesto. La burla hacía Ortega por las cajas supuestamente llenas con un millón de firmas inundó los pasillos del PRI. Pero resulta que hay priístas que han perdido el respeto de sí mismos.

•Y mal comienza su imagen pública José Antonio Meade Kuribreña dándole más cuerda a Ivonne Ortega y dando la impresión de que creyó sus mentiras. Y peor le irá si le da algún hueso o cargo.

•Algunos priístas recuerdan con picardía la campaña de Carlos Hank a la gubernatura del Estado de México, porque en los mítines los acarreados se desgañitaban gritando “¡Viva Carlos Juan!” Pero cuando los organizadores quisieron corregir, los acarreados solo dijeron: “Por diez pesos y una torta quieren que hablemos alemán”. ¿Cómo van a pronunciar el apellido del candidato? ¿Me-a-de o Mid? Y por la misma torta de siempre.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
04 Diciembre 2017 04:00:00
Auditoría Superior, clave contra corrupción antes y no punitiva
De nueva cuenta se abre la oportunidad de construir instancias de equilibrio al poder absolutista del presidencialismo mexicano con el relevo en la Auditoría Superior de la Federación, pero otra vez la intención no es limpiar la corrupción sino proteger al gobierno que sale.

La Auditoría Superior de la Federación es el organismo encargado de revisar las cuentas públicas de los dineros federales y de revelar irregularidades. Pero hasta ahí. De poco ha servido su autonomía si a la hora de la localización de corruptelas carece de procedimientos para iniciar procesos penales.

El problema con la ASF radica justamente en que se le ve más como reveladora de actos de corrupción con fondos públicos, que como la instancia indispensable para cerrar las puertas de la corrupción. Año con año los reportes de la Auditoría encuentran los mismos problemas que no se castigan y que permiten su reproducción porque los funcionarios han perdido el miedo a sus reportes.

Así, muchos ven a la ASF como una especie de procuraduría de fondos públicos, pero sin facultades de acusación. Prácticamente todos los gobernadores encarcelados fueron acusados en su momento por la Auditoría, pero cayeron en las garras de la ley por otras irregularidades.

De ahí la importancia de la designación del próximo auditor superior por la Cámara de Diputados, sobre todo porque ocurre en los espacios políticos del último año del gobierno actual y la larga lista de señalamientos de irregularidades en el uso de los fondos públicos.

Pero en este contexto, la designación parece moverse en los extremos: o un cómplice que cubra las espaldas del primer año de la próxima administración cuando se analizarán los gastos del último año de gobierno anterior o un fiscal que antes de tomar el cargo ya esté condenando actos de corrupción.

El mecanismo de designación está plagado de contradicciones: la mayoría del PRI tratará de imponer su fuerza, pero la comisión legislativa la tiene el PRD. Sin embargo, existe una tercera opción: un auditor que no sea cómplice ni fiscal, sino que se eche a hombros la tarea de construir un organismo realmente vigilante de uso de los fondos público con un replanteamiento de los mecanismos de supervisión, a fin de atajar la corrupción antes y no diluir sus funciones en acciones punitivas inexistentes.

De entre la lista de cuarenta aspirantes al cargo destaca la nominación de David Colmenares Páramo, economista y especialista en finanzas públicas, con experiencia como auditor especial de gasto federalizado de la propia ASF, entre otras tareas. Sus propuestas destacan la reorganización de funciones de la auditoría para mantener mecanismos de control de finanzas públicas antes de la revisión de las cuentas públicas.

La bancada del PRI y el papel clave del PRD en la comisión de Vigilancia de la ASF de la Cámara de Diputados podrían evitar que la designación convierta al organismo supervisión del gasto en una tapadera de irregularidades o en un comité de salud pública con todo y guillotina, y entre los dos den el paso a la construcción de una moderna ASF que controle los fondos públicos provenientes de los impuestos que pagan los ciudadanos.

Las opciones de la ASF parecen estar determinadas por el gobierno que termina: o tapadera o persecución, pero lo que urge es la construcción de una nueva institución. La Cámara está obligada a legislar para los controles democráticos.

Política para dummies: La política es la obligación de definir limitaciones del poder, no la de expandirlo.


Solo para sus ojos:
•Comienza la guerra de las encuestas. Pero bien vale la pena reproducir lo que incluye Consulta Mitofsky en sus encuestas: quien crea que estos resultados son los buenos, se va a equivocar.

•Preocupante el aumento de asaltos en restaurantes de la Ciudad de México, pues los datos revelan sobre todo la ausencia de vigilancia en las calles y la pérdida de respeto de los delincuentes a la autoridad. Y faltan datos que confirmen la correlación entre la liberación de delincuentes por el ajuste de las leyes penales y el aumento en la delincuencia callejera.

•Las certezas de ánimo de López Obrador se miden por el uso de insultos contra los adversarios. Y las agresiones verbales ya comenzaron a contaminar el lenguaje político del tabasqueño. Ahí es donde se asienta la tesis de que el candidato de Morena a veces se auto sabotea, como si a la larga no quisiera ganar las elecciones.

•Y el candidato no-priísta del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, parece no darse cuenta que su condición de ciudadano ya se perdió por su acercamiento al PRI.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
03 Diciembre 2017 04:00:00
México: Restauración del nuevo-viejo PRI
Cuentan algunos veteranos cronistas que hubo una vez en que el PSOE español de Felipe González se había deslumbrado con el funcionamiento y la permanencia en el poder del PRI mexicano y que entonces había enviado a un grupo de analistas a estudiar al partido mexicano. Los resultados nunca se conocieron, pero fue muy obvio suponer que cualquier copycat o imitación era imposible por uno de los principios centrales de la ciencia política comparada: la circunstancia histórica.

El reciente proceso de designación del candidato presidencial del PRI para el periodo 2018-2024 aporta elementos para suponer que el PRI no es inmortal sino inmorible. El Presidente Peña Nieto, que había recuperado la presidencia de la república para el PRI después de dos sexenios presidenciales del PAN (centro-derecha), acaba de restaurar el viejo PRI de las disciplinas, verticalismos y autoritarismos, pero con la reinstalación en la presidencia de la clase tecnocrática.

Por primera vez el PRI nomina a un candidato que no es militante del PRI, a pesar de que el seleccionado José Antonio Meade Kuribreña tuvo la oportunidad de afiliarse al comenzar el gobierno de Peña Nieto en diciembre del 2012; sin embargo, transitó por los tres ministerios principales del poder presidencial mexicano: Relaciones Exteriores (el trato directo con el imperio de la Casa Blanca), Desarrollo Social (los programas asistencialistas para los pobres que representan el voto cautivo) y Hacienda (las relaciones con los organismos financieros internacionales que definen la política económica mexicana desde 1973).

El seguro candidato priísta Meade Kuribreña, por el contrario, trabajó muy a gusto en la administración del presidente panista de la república Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), escalando posiciones desde la coordinación de asesores del ministro de Hacienda Agustín Carstens en diciembre del 2006 hasta llegar en enero del 2011 al cargo de ministro de Energía por ocho meses y luego pasar al Ministerio de Hacienda el último año de gobierno panista de Calderón. Al arrancar el gobierno del priísta Peña Nieto, Meade fue designado ministro de Relaciones Exteriores.

El dato más importante del proceso de designación del candidato priísta radica en el hecho de que Peña Nieto restauró las formas priístas de hacer política para designar como candidato del PRI a un tecnócrata con una fugaz carrera de ministro en cinco ministerios en sólo seis años, pero sin dejar alguna huella especial. Y pasó por esos cargos sin militar en el PRI.

En este sentido, los primeros análisis sobre el proceso señalan indicios de que Peña Nieto pudiera estar iniciando el principio del fin del PRI, un partido nacido desde el centro del poder presidencial en 1929. Si se tratara de encontrar el núcleo del poder presidencial en el sistema político mexicano, sin duda sería el de la facultad no constitucional de designar a su sucesor. La leyenda urbana dice que el presidente saliente asume poderes mágicos para tratar de fusionar sus intereses personales de continuidad con los intereses nacionales.

Pero detrás de esa facultad de decisión que sólo tienen los reyes por sucesión sanguínea se localizó la fusión de dos poderes decisivos: el de la institución presidencial y el del partido como estructura corporativa de poder. De 1929 a 1994 el presidente saliente designaba a su sucesor y el sólo acto de hacerlo público se consideraba como la elección; la campaña y el recuento de votos eran meros datos procedimentales para legitimar lo que ya había sido resuelto. En el 2000 y el 2006 el PRI perdió las elecciones; Peña recuperó la presidencia en el 2012.

Y ahora, para el 2018, Peña regresa a las viejas prácticas autoritarias del partido oficial. Sólo que con tres detalles singulares: entre un precandidato político (Miguel Angel Osorio Chong, ministro de Gobernación) y un precandidato tecnócrata (Meade, ministro en funciones de Hacienda), Peña optó por regresarle la presidencia a los economistas; por primera vez un no-priísta será presidente, lo que significaría el fin del PRI como el partido-apéndice del Estado y por tanto su liquidación final; y ante la exigencia de una reforma integral del viejo sistema/régimen/Estado del PRI, el mensaje del nuevo candidato Meade es solamente el asentamiento mexicano por seis años más en el modelo económico neoliberal.

Pero enfrente del PRI-Meade-Peña se encuentra también tres realidades: primero, desigualdad social y pobreza y marginación del 70% de los mexicanos producto de una tasa promedio anual del PIB de 2.2% en el periodo 1983-2018; segundo, crisis de ingobernabilidad por (modelo Huntington) por la escasa respuesta reformista de los gobiernos del PAN y PRI 2000-2018 y el desbordamiento social en calles y razones sociales en la violencia del crimen organizado; y tercero, la redefinición populista del PAN (centro-derecha), PRD (antigua izquierda socialista) y Morena (asistencialista), los tres recogiendo a los viejos sectores priístas que se niegan a desaparecer.

Por lo pronto, la designación del candidato presidencial del PRI restauró los viejos métodos políticos presidencialistas autoritarios --liturgia del poder, le han llamado los propios priístas-- y la oposición PAN, PRD, Morena e independientes a su manera están usando los viejos modos priístas de hacer política.

Ello ha llevado a que los candidatos enarbolen propuestas de campaña sólo para ganar el poder y no para resolver los tres indicadores de la crisis mexicana: sólo el 20% de los mexicanos vive en condiciones de no-pobreza y no-marginación, el 55% de la mano de obra está subempleada o con condiciones salariales debajo del nivel de supervivencias y el PIB promedio anunciado oficialmente para el periodo 2018-2013 será de 2.5% (México necesita crecer 6.5% para atendedor necesidades).

Por ello el fantasma de la abstención electoral comienza a rondar México.

indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
01 Diciembre 2017 04:00:00
El viejo PRI, Meade, el grupo neoliberal y el factor Osorio Chong
La sola reunión en lugar público del candidato no-priísta de los priístas José Antonio Meade Kuribreña con Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, fue la pista que reveló la fragilidad del grupo de interés detrás de la propuesta peñista para las elecciones presidenciales del 2018.

El flamante candidato no la tiene fácil porque enfrenta un escenario dominado por un creciente y sólido anti priísmo reflejado en las encuestas y un anti peñismo contaminando las apasionadas redes cibernéticas. Y como el peñismo videgaraicista repudia al viejo PRI de las corporaciones, de los acarreos, de las exigencias de cuotas de poder, de beneficios a líderes y de impuridad institucional, entonces Osorio aparece como una pieza clave en el vacío político del nuevo candidato no-priísta del PRI.

A pesar de los augurios, Osorio Chong no será el Manuel Bartlett de la candidatura salinista que condujo la elección al caos electoral del descrédito. El espacio político del secretario de Gobernación derrotado hoy por la candidatura de la continuidad del neoliberalismo salinista podrá ser determinante para la construcción de una alianza de los neoliberales videgaraicistas con los priístas de partido.

Para ganar --primero-- y gobernar --después, si gana--, Meade necesitará de cuando menos tres estructuras priístas indispensables: aparato de organización de campaña para llevar votantes a las urnas, una primera minoría en las dos cámaras federales y un PRI capaz de recuperar posiciones estatales ahora con gobiernos de oposición.

Sobre todo, Meade necesitaría de diseñar un discurso político que conmueva a los votantes, porque la sola figura representativa de la continuidad neoliberal y la meta de PIB del propio Meade pare el corto plazo --2018-2023, Criterios Generales de Política Económica del 2018, página 90-- de un modesto 3.5% promedio anual va a requerir de una bisagra política con el PRI que en el 2000 y el 2006 le apostó al PAN.

El factor Osorio Chong requiere de una agenda más sólida y valiosa que la que le dieron a Mario Moya Palencia en 1976, Javier García Paniagua en 1982, Manuel Bartlett Díaz en 1988 y Manuel Camacho en 1994. Desde sus despachos y hojas de cálculo donde elaboran escenarios políticos como si fueran variables macroeconómicas, los miembros del grupo de interés neoliberal que decidieron la candidatura de Meade han desdeñado desde siempre el conflicto social detrás de los comportamientos político-electorales de los votantes priístas.

Ignorar el desafío político en las nominaciones de 1976, 1982, 1988 y 1994 llevó a la élite burocrática neoliberal a centrar su atención en los resultados electorales a favor del PRI. Pero la capacidad de competitividad de la oposición para el 2018 acumulará experiencias pasadas. Lo de menos será que gane el PRI y que lo haga con 30% o menos de los votos, porque lo importante no será el grado de ilegitimidad del cargo presidencial que siempre se compensa con el ejercicio autoritario del poder coercitivo, sino que lo significativo estará en una oposición que bloqueará el funcionamiento de la presidencia.

La tendencia a la baja del PRI en las encuestas anteriores a la nominación de Meade mostró que la base electoral del PRI no alcanzaría para ganar; una cosa es el manejo de imagen en medios con abrazos, comidas y desplegados, y otra muy diferente el repudio contra el PRI en las redes. Sin política, Meade estaría en desventaja electoral.

Política para dummies: La política es el arte de sumar, aunque se reste.

Sólo para sus ojos:
• La forma en que Agustín Carstens dejó el Banco de México reveló el fracaso de la autonomía del banco central. Y la debilidad del sucesor, por depender del grupo Videgaray, no fue una buena noticia. La inflación subió en este año no sólo por el gasolinazo, sino porque Banxico no fue atendido en su exigencia de bajar impresión de billetes. Por eso fue que Carstens mejor se fue a Basilea, Suiza.

• Primeros indicios que preocupan: fueron más los negativos del PRI en la figura del candidato Meade que las manifestaciones de confianza en el candidato por Meade. O sea que el PRI contaminó con sus negativos al candidato no-priísta del PRI. Las severas críticas a la ex lopezobradorista Guadalupe Loaeza por sus elogios melosos a Meade fueron un termómetro del grado de repudio al PRI por el propio PRI que por sus figuras no-priístas.

• Las primeras percepciones indican que la candidatura de Meade ayudó a posicionar mejor a Margarita Zavala de Calderón y que no se cumpliría la versión de que el priísta-no-priísta se llevaría los votos calderonistas.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
30 Noviembre 2017 04:00:00
Meade, candidato de la crisis; fallas en sus metas del PIB
Como secretario de Hacienda del gobierno panista de Felipe Caldearon en el 2012, José Antonio Meade Kuribreña calculó que el PIB mexicano en el periodo 2013-2018 sería en promedio anual de 3.9%, pero la realidad bajó el saldo final a 2.1%, un error de cálculo de 1.8 puntos porcentuales, casi de la mitad de lo deseado.

Como secretario de Hacienda del gobierno priísta de Enrique Peña Nieto, Meade calculó el PIB promedio anual para el periodo 2018-2023 en 3.5%, pero los escenarios realistas lo ubicarían en 2%-2.5%, y pudiera ser menor esa cifra si se deshace el tratado de comercio libre de América del Norte.

En este sentido, y de acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica para 2018, Meade se perfila como el candidato de la crisis económica; o, para ser más precisos, de la continuidad de la política económica del modelo de desarrollo neoliberal diseñado por Carlos Salinas de Gortari en el periodo 1979-1993 que ha provocado una crisis severa en el PIB anual: PIB de 2.2% en 1983-2018, contra 6% en 1934-1982.

Como encargado de Hacienda desde septiembre de 2016, Meade se hizo cargo de los Criterios Generales de Política Económica para 2017 y 2018. Su expectativa de PIB para el 2017 fue muy amplia: 2%-3%, pero en los Criterios para 2018 bajó el saldo de 2017 medio punto para situarlo en 2%-2.6%. El problema real fue otro; en el 2016 estimó para el 2017 una inflación de 3%, pero por el gasolinazo diseñado y operado por su Secretaría de Hacienda la estimación de inflación se duplicó.

En su defensa del marco macroeconómico para 2018 y antes de renunciar al cargo para convertirse en candidato del PRI a la presidencia de la república 2018-2024, Meade fijó el PIB del 2018 en un escenario amplio de 2%-3%, pero todos los cálculos no oficiales señalan un PIB menor a 2%. Y la inflación para 2018 fue fijada en 3%, pero los cálculos la ubican arriba.

En sus expectativas para el periodo 2018-2023, Meade fijo un crecimiento promedio anual del PIB en 3.5%, un poco arriba del promedio anual del PIB real del sexenio peñista de 2.1%. El dato más importante radica en el hecho de que el escenario de Meade para 2013-2018 fijado en 2012 es un poco mayor al presentado para 2018-2023 como secretario de Hacienda priísta de Peña: 3.9% como panista 2013-2018, contra 3.5% como priísta 2018-2023.

Lo peor de todo es que México necesita crecer a una tasa promedio del PIB de 6.5% sólo para responder a las expectativas generadas por el aumento anual de la población económicamente activa. Las tasas de 2.2%-3.5% que presentó Meade como secretario de Hacienda apenas cumplen las expectativas de un tercio de la población.

El marco macroeconómico de Meade para el sexenio 2018-2024 es de 3.5%, pero imposible de alcanzar porque crecer arriba de 3% implicaría un aumento en la inflación y presiones devaluatorias. Por eso es que el escenario de Meade va a moverse, en el mejor de los casos, en un promedio anual de PIB de 2.2%-2.8%, contra los 6% que se necesitan.

De ahí que a México le esperen con Meade como presidente otros seis años de crecimiento bajo como instrumento de control inflacionario, según la condicionalidad impuesta por el FMI y defendida por Meade como secretario de Hacienda de gobiernos panista y priísta.

Política para dummies: La política es la pesada carga de la memoria colectiva.


Sólo para sus ojos:
•Nadie quiere aceptar la muerte del Frente PAN-PRD-MC ni aceptar que la estructura del PRI les está quitando espacio mediático. El responsable fue Ricardo Anaya, quien aceptó el frente para tener la candidatura presidencial, pero ya lo frenó Miguel Ángel Mancera. Al interior del Frente hay pesimismo porque dicen que Anaya será capaz de dinamitar la alianza si no es candidato.

•Algunas de las primeras estimaciones estratégicas sobre la candidatura priísta de José Antonio Meade indaga sobre la protección a Peña Nieto cuando ya no sea presidente, porque se vislumbran desde ahora expedientes mediáticos escandalosos. Y dicen en sectores disidentes que algunas de las demandas saldrán en plena campaña para debilitar campaña de Meade.

•Si se revisan con cuidado los apoyos matraqueros del PRI a Meade, saltarán algunas sorpresas: se trata de liderazgos corporativos que quieren su cuota de poder. Desde 1988 las bases priístas votan por su cuenta y nunca por sus liderazgos corporativos. En 1988 bases priístas votaron por Cárdenas, en el 2000 le dieron su voto útil a Fox y en el 2006 hubo una rebelión contra Madrazo.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
29 Noviembre 2017 04:00:00
Coahuila, tumba de credibilidad del INE de Córdova y de Anaya 2018
Empeñado en hacerle el juego al PAN y al PRD, el consejo general del Instituto Nacional Electoral de Lorenzo Córdova se embarcó en una aventura contra el PRI en Coahuila y fue aplastado finalmente por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación al decretar la victoria priísta.

El otro gran derrotado fue Ricardo Anaya, quien aportó todo su capital político a la anulación electoral que nunca llegó.

Lo de menos fue el hecho de que cuando menos en tres ocasiones el Tribunal encontró trampas amañadas en los dictámenes del INE para anular las elecciones de gobernador; lo realmente grave resultó el hecho de que Córdova fue incapaz de construir un expediente creíble de las irregularidades. Y por crear unas mayores, las menores le sirvieron al Tribunal para determinar que el INE había hecho a propósito mal las cuentas.

Y lo que queda es la certeza de que este INE no debería hacerse cargo de las elecciones presidenciales y legislativas federales de junio del 2018, porque sus formas de determinar irregularidades van contaminadas con intereses fuera de las leyes electorales.

Las conclusiones del Tribunal sobre las cuentas del INE revelaron una mala intención del Instituto para acusar al PRI de irregularidades; lo que queda es la impresión de que el INE de Córdova en el 2018 va a repetir las maniobras fuera de tiempo, de lugar y sobre todo de legalidad para afectar al PRI.

En el escenario de las presidenciales del 2018, el INE de Córdova ha dejado pasar todas las violaciones legales de López Obrador y Morena, lo que implica ya de suyo una intención de beneficiar a la oposición al PRI. Al final de cuentas, Córdova fue electo consejero presidente violentado las prácticas legales porque era consejero, no debió reelegirse, lo hizo y repitió como consejero presidente, con el apoyo del PRD y del PAN; y la primera parte de la factura no pudo ser pagada en Coahuila porque el Tribunal desechó los dictámenes del INE para anular la victoria del PRI.

La declaratoria final del Tribunal electoral otorgando la victoria al PRI en la elección de gobernador y señalando graves irregularidades y fuertes violaciones a los tiempos y procedimientos legales por el INE dejaron ya la impresión de que Córdova tiene preferencias en las elecciones presidenciales. Y que desde ahora se debe prever que su objetivo será anular las elecciones si el PRI gana las votaciones de julio próximo.

Sin cumplir con el principio jurídico de certeza, a lo largo del tiempo posterior a las elecciones de Coahuila, Córdova rehízo la contabilidad electoral del gasto del PRI y cuando menos en tres ocasiones el Tribunal le enmendó la plana. Lo grave fue el ajuste de normas de gasto después de las elecciones, un hecho violatorio de la legalidad.

Y si bien hubo evidencias de que los candidatos del PRI y del PAN a gobernador de Coahuila incumplieron con las restricciones en los gastos, el INE fue parcial --como lo reveló el dictamen final del Tribunal-- en contra del PRI.

Por la dimensión de la competitividad en las presidenciales, el INE de Lorenzo Córdova se perfila casi como el IFE de Luis Carlos Ugalde y sus enredos en las presidenciales del 2006. La arrogancia, el racismo --ofendió a indígenas burlándose de su forma de hablar-- y la parcialidad de Córdova perfilan una institución electoral sin autoridad moral ni credibilidad electoral.

Política para dummies: La política no elude las parcialidades, pero condena las obviedades.


Sólo para sus ojos:
•Si alguien dudaba del poder del PRI en las tradiciones, la bufalada y la cargada entró en funcionamiento, sin preocuparse por el perfil del candidato José Antonio Meade y sin interesarse en que Meade no es del PRI. El caso es que los priístas sacaron del arcón de los cachivaches las matracas.

•Antes de la nominación de Meade, la perredista Alejandra Barrales reconoció en una mesa de pocas personas que no habrá candidato presidencial del Frente Ciudadano y que la culpa será de Ricardo Anaya.

•Por su perfil tecnocrático, Meade necesita un gran operador político en el PRI…, y los ojos voltearon hacia Emilio Gamboa Patrón.

•Los primeros análisis señalan que la nominación de Meade como candidato seguro del PRI beneficia a López Obrador porque Meade representaría la continuidad de Peña Nieto.

•La gran duda radica en saber el destino político de Miguel Ángel Osorio Chong porque el presidente de la república decidió la candidatura en función de sus interese y prioridades, no de los valores de los precandidatos.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
28 Noviembre 2017 04:00:00
Meade, el verdadero Frente PRI-PAN; proyecto neoliberal salinista de 1988
La candidatura presidencial priísta del no-priísta José Antonio Meade Kuribreña forma parte de un proyecto de élite financiera creada en 1988, cuando el candidato priísta Carlos Salinas de Gortari le expropió al PAN su modelo económico-social.

Desde 1982 esa élite se había apropiado del mecanismo autoritario de designación de candidatos priístas y funcionó hasta 1994; en el 2000 el presidente Zedillo careció de habilidad política para mantener la continuidad de la élite financiera -sus prospectos eran Guillermo Ortiz Martínez o José Ángel Gurría Treviño- porque el PRI le disminuyó facultades políticas para designar al candidato presidencial; el PRI perdió las elecciones del 2000 y del 2006.

En el 2012 el gobernador mexiquense se convirtió en el brazo político de esa élite, aunque su definición fue económica: Las reformas estructurales pendientes del modelo neoliberal salinista. Y sus brazos económico-financieros fueron Luis Videgaray Castro y Meade Kuribreña en la Secretaría de Hacienda-Secretaría de Relaciones Exteriores-Secretaría de Desarrollo Social, el tripié operativo del poder financiero-político del PRI.

Por alguna razón política el presidente Peña Nieto no permitió que Meade se afiliara al PRI desde diciembre del 2012 cuando fue designado primer canciller del gabinete peñista, sobre todo para lavar su pasado panista. Ahora se percibe que Peña había encontrado un valor político en su participación en dos cargos de gabinete con el panista Calderón.

El gran mensaje político de la candidatura de Meade tiene alcances estratégicos: La consolidación del bloque de poder político-financiero ya no pasa por el PRI, pero seguirá usando al PRI como la estructura de poderes fácticos. Meade llega a la candidatura sin el PRI, sin los favores del PRI, sin las élites políticas del PRI. Su figura de poder radica en su funcionalidad con el PAN de Calderón y con el PRI de Peña.

Con Meade el PRI asciende al nivel de franquicia política, aunque sin que exista hasta ahora una generación de priístas salidos del sector financiero, como sí la tuvo Salinas en 1988. Con liderazgos políticos controlados, sin fuerza ni decisión para defender sus causas, el priísmo del PRI tendrá que someterse a encaramar en el poder a un no-priísta o votar -sin irse, ni decirlo- por Morena o por la alianza PAN-PRD.

En el espacio estratégico, el presidente Peña Nieto entendió que el voto del Partido Verde no le alcanzaba para construir una mayoría y que el Partido Nueva Alianza tampoco le aportaba los votos necesarios. Sólo que la viabilidad de la candidatura de Meade depende ahora de que el Frente PAN-PRD-MC no se concrete en una nominación presidencial aliancista porque la fragmentación del voto en seis opciones -PRI, PAN, PRD, Morena y dos independientes- ayudaría al PRI.

La victoria de Meade en el 2018 depende de que el nuevo bloque de poder PRI-PAN logre consolidar el mensaje de que ahora sí el modelo neoliberal de desarrollo tendrá derramas sociales; sin embargo, la política económica de Meade no se sale del sendero de la estabilidad macroeconómica que no permite crecimiento económico mayor a 3%.

El bloque de poder neoliberal está formado por el PRI tecnocrático, empresarios, inversionistas extranjeros, la supervisión del FMI ya no sólo en inflación sino induciendo reformas estructurales, los grupos de poder financiero de los EE.UU., el intervencionismo de la OCDE dirigida por Gurría Treviño y la participación de Carlos Salinas de Gortari y sus alianzas estratégicas con los beneficiarios estadunidenses del Tratado.

Política para dummies: La política es, en momentos clave, la ciencia del poder para imponerse sobre la realidad.


SOlo para sus ojos:
•El congreso que ha demostrado falta de calidad moral y política en nombramientos y un exceso de partidarismo se encarga de dos nombramientos clave: El titular de la Fiscalía de delitos electorales y el titular de la Auditoría Superior de la Federación. El común denominador de los aspirantes radica en su origen como funcionarios, es decir, vienen ya con experiencia en la disciplina; no hay ninguna personalidad fuerte, todos son, por así decirlo, burócratas.

•El viernes pasado circuló la versión de que Luis Videgaray había presentado su renuncia a la cancillería por el error en el predestape de José Antonio Meade. Pero el fin de semana hubo tranquilidad. Lo cierto fue que Videgaray le rompió al presidente Peña Nieto el manejo de la nominación del candidato, quemó por adelantado a Meade e introdujo el nerviosismo entre los priístas. La respuesta de Peña recordó el “no se hagan bolas” de Salinas sobre Colosio.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
27 Noviembre 2017 04:00:00
Destape de Meade por Videgaray o el agua escasa en la tamalera
Si los elogios de Luis Videgaray Caso a José Antonio Meade Kuribreña fueron o no un predestape producto de la euforia del grupo ITAM en el gabinete presidencial, sus efectos aportaron elementos para considerar ese acto como un método tradicional --pero científico-social-- de sondeo: Medirle el agua a la tamalera priísta.

A partir de la reacción enojada del presidente Peña Nieto, el proceso del dedazo presidencial entró en una zona de incertidumbre, y no porque Meade no vaya a ser el candidato --o ya lo es, pero había que taparlo--, sino porque evidenció una falta de calor partidista a su alrededor. Meade sería el primer precandidato del PRI que no es del PRI, tomando el PRI como el partido del poder y también el partido de los priístas. Lo último que le quedaba al PRI era la identidad y Meade no la representa.

Los candidatos presidenciales del ciclo tecnocrático --López Portillo, De la Madrid, Salinas, Zedillo y Peña Nieto-- se habían inscrito en el PRI desde la juventud, aunque carecían de militancia, con el caso simbólico de Salinas de Gortari que nació en pañales tricolores, pero fue el encargado de liquidar al viejo PRI en 1992 cuando metió a fuerzas la propuesta de “liberalismo social”: El mercado capitalista por encima del Estado social. Zedillo, inclusive, dijo mantener una “sana distancia” del partido, pero el PRI nunca fue tan dependiente como en su sexenio.

Si algún dato necesitaba el presidente Peña Nieto para auscultar --verbo de la gramática priísta-- el ambiente alrededor de Meade, lo tuvo con el predestape de Videgaray: Un realineamiento crítico de las élites políticas priístas por el estilo excluyente de Videgaray y el propio Meade en función de sus prioridades de modelo económico neoliberal. Más que una sucesión priísta, el ambiente de la actual podría tener más referentes con la panista de Josefina Vázquez Mota: En el 2012 las élites panistas prefirieron pactar con el PRI de Peña Nieto que con el PAN sin candidato calderonista.

Salinas entendió la crisis priísta de 1988: Cinceló en el PRI a su candidato para 1994 y amarró a su élite neoliberal dentro del PRI en las principales posiciones: Diputaciones, senadurías, gubernaturas y cargos de funcionarios. Si Peña Nieto pensó con anticipación en Meade, le faltó la construcción en el PRI y sus posiciones de una élite funcional al continuismo neoliberal. Al contrario, Peña le entregó a Videgaray el PRI con la presidencia de Enrique Ochoa Reza, sin ideología y solo como candado tecnocrático.

Más que una reproducción, la potencial candidatura de Meade estaría en la lógica del caso de Cuauhtémoc Cárdenas: Las élites y bases priístas votaron por el michoacano y cimbraron --en la contabilidad oficial operada por Manuel Bartlett Díaz-- al PRI en una votación real calculada abajo del 40%. En la presidencia Salinas tuvo la habilidad para garantizar y premiar la lealtad partidista. El PRI con Meade como principal precandidato está en tercer sitio en las encuestas, porque carece del voto priísta.

El enojo presidencial por el predestape o euforia de Videgaray ya le aportó al escenario político priísta datos de los comportamientos de las bases priístas que tienen --como en 1988-- en López Obrador un aliado de ideas populistas y porque mostraron que Meade es un candidato que no es del PRI, sino de las élites tecnocráticas y neoliberales.

Política para dummies: La política es el juego de las sillas…, solo que sin sillas.


Solo para sus ojos:
•Escaso efecto tuvo el libro de Carlos Salinas de Gortari sobre el Tratado de Comercio Libre de América del Norte, y menos por el fracaso del secretario mexicano de Economía, Idelfonso Guajardo, en las renegociaciones.

•Si la convocatoria del PRI marca el 18 de diciembre como el día de la nominación del candidato, vienen 22 días de desgaste que pueden pudrir el proceso. Así se vio con el predestape de Meade hecho por Videgaray.

•Por cierto, llama la atención que el tercer candidato en discordia, luego de Meade y Miguel Ángel Osorio Chong, está tranquilo, fuera del golpeteo y fuerte en el ánimo presidencial: Aurelio Nuño Mayer. Está más cuidado que una niña de los ojos.

•El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, debería de dejar a un lado la declaracionitis y entrarle de lleno a las decisiones. Se ha olvidado que las “recomendaciones” tienen fuerza política cuando se usan como instrumento de poder.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
26 Noviembre 2017 04:00:00
Trump, año 1: ¿Tumbarlo o revelarlo?
El pasado 9 de noviembre se cumplió el primer año de la victoria de Donald Trump y es la hora en que la estrategia liberal sigue su camino para tumbarlo de la silla principal de la Oficina Oval de la Casa Blanca. Pero con Trump ha operado una de las leyes de la física: Todo lo que resiste, apoya.

Lo más importante es que ha transcurrido un año sin que los sectores progresistas hayan podido construir un proyecto de redefinición del proyecto liberal del último cuarto del siglo XX. Poco a poco, entre iniciativas y resistencias, Trump ha ido consolidando su proyecto puritano por dos razones: El progresismo se ha centrado en la obstaculización judicial y el conservadurismo ya entendió que tienen que sostener a Trump o regresaran los liberales del poder.

Los objetivos de Trump son tres: la hegemonía racial, el dominio empresarial sobre el Estado y el imperialismo autoritario. Se trata de objetivos finales, no de coyuntura. Luego de ganar la presidencia, la estrategia de Trump ha sido redefinir conservadurismos tradicionalistas a nivel legislativo y estatal para mantener la mayoría republicana.

Y pocos quieren ver la dura lucha al interior del Partido Republicano para reorientar su propuesta ideológica: Del rancio republicanismo conservador light, concesionista de valores liberales sociales y sin enemigos externos por la derrota de la antiguo Unión Soviética, Trump quiere pasar al republicanismo ultraconservador, local, de valores inflexibles y dispuesto a desmantelar el modelo liberal de los años sesenta en materia de derechos civiles.

Pero en lugar de entrarle a una batalla ideológica general e histórica, los liberales demócratas se han concretado a defender sus pequeñas plazas territoriales incrustadas en el presupuesto. La fuerza política de Trump radica en que está basada en la ideología de los valores de los fundadores de la nación, de los conquistadores del Oeste indio, de los que se apropiaron a la mala de la mitad del territorio mexicano, de los que acotaron al Estado para impedir una burocracia hegemónica basada en el cargo, de los estadunidenses de condado que detestan a la burocracia como poder autónomo, dominante y parasitario.

El recordatorio del primer año de la victoria del 9 de noviembre de 2016 se conformó con la tendencia en las encuestas: 40% de aceptación, ciertamente la más baja de presidente republicano alguno. Pero se trata ya de una base inamovible, sólida, que ningún otro ultraconservador había logrado antes. Poco a poco, Trump ha ido consolidando victorias legislativas y estatales con seguidores de su propuesta, por encima de los que representan al republicanismo tradicional que carece de diferencia de los liberales.

Trump va por el control del Partido Republicano para desplazar a los burócratas del conservadurismo. Ya tiene en la mira a los dos presidentes Bush, padre e hijo, a quienes llevó a que confesaran que en el 2016 habían votado por la demócrata Hillary Clinton, un dato que molestó a los republicanos de todo tipo.

Ahí ha encontrado Trump un espacio político funcional a sus intereses: los demócratas no pueden o no quieren desembarazarse de Hillary Clinton y su ambición de ser candidata presidencial en el 2020 y ahora el presidente Barack Obama regresa a la política para tomar el control del Partido Demócrata y ayudar otra vez a Hillary a ser candidata. Sin embargo, Hillary es una de las políticas estadounidenses más desprestigiadas.

Trump no ha encontrado contrapuntos de poder en el escenario internacional. Una nueva geopolítica parece construirse después del destruido viejo orden capitalismo-comunismo. Los analistas del geopoder no han explicado a fondo las razones de la alianza o entendimiento de Trump con el líder ruso Vladimir Putin y el papel astuto de China en la reconfiguración del nuevo orden mundial. Hasta ahora Trump carece de una definición geopolítica porque su repliegue es nacional, lo que beneficia a Rusia y China, ahora, curiosamente, los mejores aliados de Trump.

Ahí es donde ha fallado el periodismo de investigación y análisis, porque se ha centrado en humillar, cuestionar y hasta insultar a Trump, pero no ha podido definir su proyecto ideológico. Ya pasó un año y los diarios liberales han perdido el foco de su responsabilidad informativa para centrarse en el cuestionamiento a todo lo que haga Trump. Pero falta por saber los estados de ánimo de los estadunidenses de condado, quiénes son los sectores puritanos que votarían en el 2020, cuál sería la agenda de Trump hacia la segunda mitad de su mandato y cuáles los objetivos de cumplirse su meta de reelección y gobernar hasta el 2014.

En todo caso, podría quedar un saldo que tampoco se ha analizado: el desprestigio de los EE.UU. como imperio, su repliegue a favor de Rusia y China e internamente el desmoronamiento de los valores culturales cotidianos como la forma en que deportistas se hincan durante el himno nacional y con ello rompen la identificación sociedad-militarismo invasor. La ausencia del presidente de los EE.UU. de eventos que construyeron un dominio cultural ha llevado a una crítica feroz contra Trump que se extiende al papel del propio poder imperial.

En este sentido, lo positivo de los cuestionamientos contra Trump radica en la pérdida de autoridad política del imperio, pero el análisis frío de los acontecimientos tiene que ver que el espacio que deja el repliegue del presidencialismo de Trump es ocupado --economía cero-- por los nuevos intereses de dominación de Rusia y China.

Trump cumplió su primer año de la victoria y en enero próximo será su primer año en el poder, pero sin que existen intentos analíticos por dilucidar a Trump como fenómeno político. A diferencia del Obama que llegó a disfrutar el poder desde su minoría racial, Trump tiene un proyecto político de largo plazo: Restaurar el puritanismo del siglo XVII en pleno siglo XXI.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
24 Noviembre 2017 04:00:00
Peña Nieto 2018: Videgaray, Meade, Elías Calles y Córdoba Montoya
Como en política mexicana nada se inventa sino que todo se transforma, cada presidente en turno crea un método que quiere ser propio para destapar a su sucesor pero al final del día solo son alguna variaciones sobre el mismo tema.

El canciller Luis Videgaray Caso sorprendió el miércoles con un posicionamiento de José Antonio Meade Kuribreña casi a título de destape como candidato del PRI a la Presidencia de la República, justo a la misma hora en que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, lidiaba con los pasivos políticos del gobierno del presidente Peña Nieto.

En algunas horas se sabrá si Videgaray hizo un movimiento estratégico o si fue una jugada desesperada. Lo único cierto es que Videgaray hizo recordar la sucesión presidencial de 1994, en la que ocurrió una competencia entre el presidente Salinas de Gortari y su superasesor Joseph Marie Córdoba Montoya, el primero con Luis Donaldo Colosio y el segundo con Ernesto Zedillo Ponce de León.

Aunque Peña Nieto es el jefe del grupo mexiquense, Videgaray ha articulado una élite de poder en posiciones clave casi en condición de vicepresidente. Ciertamente que Meade forma parte del grupo peñista, pero sus lealtades han sido de coyuntura, lo mismo con el PAN calderonista que con Peña. Y si bien tiene un perfil no-partidista, de todos modos podría ser el candidato no-priísta que por su perfil termine con el ciclo priísta en el poder.

Colosio fue construido por Salinas desde que se lo encontró en 1979 en la Dirección de Política Económica y Social de la Secretaría de Programación y Presupuesto y lo fue cincelando hasta hacerlo en 1993 el candidato de la continuidad; Colosio era el hijo político de Salinas y Manuel Camacho Solís era el hermano. Por cuestiones de confianza, dependencia y herencia, Salinas optó por el hijo, pero hacia marzo resultó que Colosio había concluido que había que cambiar el modelo económico y trabajar la transición política y entonces pactó con el hermano Camacho vía el compromiso de darle Gobernación para la reforma política.

El asesinato de Colosio corrigió lo que entre los salinistas se consideró un error de confianza y Córdoba pudo poner a su valido Zedillo. Aunque era pieza del salinismo, Zedillo tuvo que perseguir a Salinas y romper con él vía el arresto de Raúl por la sombra de Colosio, la versión popular de un crimen de Estado y la hipótesis del beneficiario.

Los precandidatos de Peña que se forjaron a su lado en el Estado de México y en la campaña son Osorio Chong y Aurelio Nuño Mayer, secretario de Educación; Meade sería la pieza preferida de Videgaray. Por tanto, el candidato que sea destapado en las próximas horas determinará quién ganó la sucesión priísta 2018: Peña o Videgaray.

Por la sombra de Colosio, Córdoba destapó a Zedillo y tuvo que desaparecer del panorama político mexicano. Si Videgaray pone a Meade, entonces podría no cumplirse el sueño de convertirse en el poder detrás del trono presidencial en el sexenio 2018-2024. Ahí quizá el subconsciente traicionó a Videgaray al convocar la figura de Plutarco Elías Calles, el que se deshizo de Obregón (figura central de la tesis de licenciatura de Peña Nieto) y el que mandó sobre los presidentes Ortiz Rubio y Abelardo Rodríguez y el que fue exiliado del país por Cárdenas en 1936 porque no hay poder más que el del presidente en turno.


Política para dummies: La política es simplemente el arte del engaño, da lo mismo que sea con la verdad o con la mentira.


Solo para sus ojos:
• Muy impresionante el artículo de Purificación Carpinteyro en El Universal ayer jueves porque aporta otra lectura al asesinato de funcionario de Televisa e Izzi: La pugna y purga de personas por el caso de corrupción en el futbol profesional internacional que está involucrando a Televisa. Hasta ahora, dice la articulista, van dos muertos. Con estos datos, la lectura del asesinato de funcionario de Televisa tiene otra interpretación más allá del error de la escolta.

• El Frente quedó herido de muerte con la advertencia de Miguel Ángel Mancera de que podría ir como candidato del PRD. Los que saben leer entendieron que Alejandra Barrales podría quedarse sin el apoyo del partido o contribuir a su fractura ahora sí terminal. Y todo por la ambición de Ricardo Anaya Cortés de quedarse a cualquier precio con la candidatura presidencial. Si se separan, el PAN y el PRD no podrían ganar la presidencia.

• Con su libro sobre el TCL, Salinas de Gortari quiere meterse en la sucesión en el PRI.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
23 Noviembre 2017 04:00:00
Ejército e inseguridad: Hipocresías del PAN, PRD, Morena y MC
Si se revisan las propuestas de gobierno de Morena y del PAN-PRD-MC, todo es demagogia. En materia de seguridad hay que contrastar las promesas de campaña con la forma en que esos partidos han bloqueado, secuestrado, condicionado, pospuesto y politizado una de las reformas indispensables para combatir la delincuencia: La ley de seguridad interior.

El discurso del general secretario Salvador Cienfuegos Zepeda en la ceremonia de ascensos en el escalafón militar, el pasado 20 de noviembre y con la presencia del presidente de la República, no solo fue un recordatorio institucional a las deudas legislativas con las fuerzas armadas, sino un reclamo inusual que reveló la mezquindad, cortedad de miras y falta de enfoque estratégico de los partidos de oposición en el congreso.

El alto funcionario militar dijo, entre muchas, una frase que debería calar en los partidos que han desdeñado la ley de seguridad interior: “Es un pendiente de nuestra realidad democrática”. Y hubo otras dos también severas: “Las fuerzas armadas respetuosamente solicitamos una vez más a nuestros representantes en el Congreso avanzar en este urgente ordenamiento” que daría certeza “a las instancias encargadas de la seguridad y defensa del Estado mexicano”. Y: “Asumamos las responsabilidades que a cada uno compete y demostremos al pueblo de México la eficiencia de sus instituciones”.

Lo más grave del asunto es que el PAN, el PRD, Movimiento Ciudadano y Morena han incluido en sus propuestas de gobierno el tema de inseguridad, pero han callado ominosamente la necesidad de legislar sobre el tema. Si la Cámara de Diputados no reacciona, entonces no quedará más que el asunto llegue a la Suprema Corte y de ahí ordenen a los legisladores regular la seguridad interior, como acaba de ocurrir con la orden de la Corte a los diputados para legislar la publicidad oficial.

Y si ninguna de esas fuerzas toma en serio la seguridad interior, entonces en sus propuestas de gobierno deberían incluir el compromiso --si ganan las elecciones-- de regresar a las fuerzas armadas a sus cuarteles el mismo día de la toma de posesión y dejar a la sociedad exclusivamente en manos de las policías federales, estatales y municipales.

En las horas alrededor de la ceremonia castrense del 20 de noviembre, los medios hirvieron con informaciones que demostraron que las bandas criminales han rebasado a la seguridad civil y que solo las fuerzas armadas tienen la capacidad, logística y efectividad para combatirlas, pero que podrían no hacerlo sin seguridad interior: Linchamiento de delincuentes en Libres, Puebla; octubre el mes de mayores muertes criminales; 2017 como el peor año de criminalidad, invasión de 200 delincuentes armados al municipio de Hidalgotitlán, Veracruz, para asesinar al alcalde electo, el control de los Zetas del penal de Piedras Negras, Coahuila, según investigación de El Colegio de México; asesinato del defensor de derechos humanos en Baja California Sur, entre muchos otros eventos.

Lo malo es que los partidos ofrecen el paraíso terrenal con sus propuestas de campaña, pero éstas carecen de realismo porque eluden las definiciones importantes. El PAN, el PRD, MC y Morena están en realidad engañando a los electores con propuesta demagógicas y eludiendo decisiones que realmente le interesan a la sociedad.

Sin ley de seguridad interior, el crimen organizado está ganando la batalla en las calles, con la complicidad de los partidos de oposición en el Congreso.

Política para dummies: La política debiera ser el arte de la congruencia, pero los políticos prueban día a día que es el arte del engaño.


Solo para sus ojos:
•Para los que se preguntan por qué fue incluida la actriz Kate del Castillo en la lista de nominados a la medalla Belisario Domínguez, aquí un dato: Ella fue una de las más severas críticas contra la explicación oficial de la señora Angélica Rivera de Peña sobre sus ingresos como actriz para comprar la llamada “casa blanca”. Por tanto, habría que indagar quién propuso a Del Castillo para encontrar las razones de llevar ese tema al Congreso.

•Comienza la temporada de encuestas: Son tantas, con resultados tan variables y con metodologías tan diversas, que al final no sirven para hacer un análisis de las tendencias de los votos. Los controles del INE sobre las encuestas han sido rebasados.

•Lo que faltaba: el coordinador de la bancad del Partido Verde en la Cámara de Diputados denunció el robo de su celular dentro del palacio legislativo y en la misma sala de sesiones, aunque dijo que luego lo regresaron: ¿Broma, espionaje o crimen organizado?


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
22 Noviembre 2017 04:00:00
Periodicazo de Reforma contra Chong es guerra sucia entre aspirantes
Si la nominación del candidato presidencial del PRI debió salir antes de la 22 asamblea nacional del PRI de agosto, los retrasos han ido descomponiendo el ambiente al interior del grupo peñista, del gobierno y de los priístas.

Los retrasos en el destape priísta tienen muchas explicaciones: Esperar las cartas abiertas de la oposición, darle más tiempo político al presidente saliente y no adelantar los tiempos legales del Instituto Nacional Electoral.

Sin embargo, la dinámica de los grupos priístas siempre ha causado tropiezos cuando los tiempos se alargan, sobre todo cuando el presidente de la república ha debido fijar una lista oficiosa de aspirantes. Sin una decisión oficializada, todos los grupos tratan de desprestigiar al adversario un poco para tratar de modificar la decisión presidencial y otro para documentar compromisos de nuevas alianzas internas.

El proceso interno en el PRI comienza a descomponérsele al presidente Peña Nieto. La asamblea se redujo a la aprobación de un candidato sin militancia partidista, lo que puso a José Antonio Meade en el centro de los jaloneos; los mensajes presidenciales a favor de Meade como el elegido han sido parte de un destape adelantado o una forma de protegerlo porque no va a ser, pero expuesto a bombardeo severo.

Lo mismo acaba de ocurrir con la entrega a Reforma de un expediente sobre las presuntas irregularidades de Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación y precandidato oficializado, con constructoras: Más que un intento de abrir temas delicados, esos datos forman parte de una guerra sucia en el gabinete presidencial. Lo de menos es que esas informaciones están mal calibradas y muy infladas; lo importante es que grupos de poder dentro del PRI ya se metieron en los espacios de decisión que solo le corresponden al presidente de la república.

Las filtraciones publicadas en diarios, revistas y columnas ensucian el método del dedazo presidencial. Los tres principales precandidatos --Meade, Osorio Chong y Aurelio Nuño-- han sido salpicados con datos no confiables, pero sí publicables, ocupando los vacíos de información política oficial.

Los tiempos presidenciales tienen tres razones: Encontrar el momento exacto para que el destape genere un impulso favorable; razones personales del presidente en turno para alargar lo más que se puede su fuerza institucional porque los presidentes suelen perder hasta dos terceras partes de su poder en el momento mismo de la difusión del candidato presidencial priísta; jugar vis a vis con los candidatos de la oposición y no porque ellos determinen el candidato sino porque ahí se encuentra un espacio de posicionamiento político.

El proceso peñista de sucesión ha tenido mensajes extraños que movieron el tablero: Luego de que metió a Meade en la terna oficial, el senador Emilio Gamboa acaba de sacarlo dejando entrever que su posición más viable es la gubernatura del Banco de México. La clase política priísta quedó desorientada por esos dos mensajes de Gamboa y podría ser que el golpe contra Osorio Chong enviado a través de Reforma fuera una forma de iniciar una fase corta de guerra sucia entre los grupos de los precandidatos bajo la fórmula de si no soy yo, entonces tampoco tú.

El golpe contra Osorio Chong debe ser interpretado en Los Pinos como un indicio de que el destape debe ser rápido y contundente o pagar la factura de descomposición del proceso por la tardanza.

Política para dummies: La política es la sensibilidad para tomar decisiones en el momento exacto, ni antes ni después.


Solo para sus ojos:
•Los que creen que el gobierno de coalición es una fórmula mágica, deben ver ahora la crisis en Alemania donde no se puede formar esa coalición por la diversidad de intereses. Si no hay acuerdo, habría otro proceso electoral o varios hasta que haya una mayoría absoluta. Y eso que los alemanes son políticamente muy maduros y desarrollados.

•El asesinato del director de la empresa Izzi en el Estado de México afecta al exgobernador Eruviel Ávila porque dejó el pasivo de una enorme y creciente inseguridad. Y ese daño podría afectar al PRI en Ciudad de México. Ávila se dedicó a negar la criminalidad y su herencia ha atrapado a su sucesor Alfredo del Mazo sin capacidad para diseñar una estrategia de corto plazo.

•Lo mejor sería cancelar la entrega de la medalla “Belisario Domínguez” y crear otro mecanismo que no pase por cuota de los partidos. Las últimas premiaciones distorsionaron el ejemplo del senador chiapaneco que enfrentó con su vida al usurpador Victoriano Huerta.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
21 Noviembre 2017 04:00:00
Los engaños de Anaya, Barrales, Dante y el Frente: Iguales a PRI
Lo más grave de los engaños de Ricardo Anaya, Alejandra Barrales, Dante Delgado y el Frente es que están diciendo lo que no harán en la presidencia pero que están haciendo en la realidad.

Los cuatro han anunciado el cambio de régimen presidencialista para democratizar el ejercicio del poder, pero los cuatro están usando todo el arsenal autoritario para quedarse --en un acto de agandalle-- con las candidaturas.

Así, Anaya, Barrales, Delgado y el Frente están engañando a los electores con su discurso del cambio de régimen. En los hechos, los cuatro están revalidando las técnicas, trampas y maniobras del PRI para hacer lo mismo: Controlar las candidaturas y repartírselas entre incondicionales.

Anaya está despilfarrando su capital político en maniobras que ya afectaron a Margarita Zavala de Calderón, está liquidando a Rafael Moreno Valle y quieren deshacerse de Miguel Ángel Mancera. Al estilo del PRI de Roberto Madrazo Pintado, Anaya está encadenado a la candidatura presidencial del Frente, aún cuando su egoísmo pueda llevar a la ruptura de la alianza.

Barrales anda en las mismas. Ya comenzó su traición a Mancera y al PRD porque no hace nada para fijar los espacios perredistas nacionales en la candidatura presidencial, porque la alianza se formó para garantizarle a ella la candidatura PAN-PRD al gobierno de la CdMx. Anaya se alió con Barrales en contra de Mancera.

Y el propietario de Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, nada tiene de demócrata e inclusive ya cedió su plaza de Veracruz a cambio de ser el pomposo jefe de gabinete o de la oficina de la presidencia del gobierno aliancista.

Los tres abanderados de la propuesta democrática del Frente se han olvidado de sus promesas democratizadoras y están mostrando sus estilos centralistas, priístas y autoritarios para apropiarse de candidatura, como un adelanto de sus estilos de gobernar si acaso llegan a las victorias presidencial y capitalina.

Los primeros avances del programa de gobierno del Frente anuncian gobierno de coalición y semiparlamentario, con controles legislativos. Pero la forma de apropiarse de las candidaturas revela en realidad conductas verticalistas bastante ajenas a voluntades negociadoras que exigiría un gobierno de coalición.,

Por tanto, de ser candidatos a la presidencia y a la CdMx Anaya y Barrales no cumplirían con las prácticas democráticas de un gobierno de coalición y en la realidad gobernarían como priístas, comenzando con el reparto de candidaturas posteriores en función de complicidades y no de representaciones sociales.

En este sentido, el Frente ya está probando que no es ciudadano porque ha apelado a los ciudadanos en reuniones desangeladas, sin agenda, sin compromisos reales de definir el programa a partir de propuestas de la sociedad y sin la decisión de hacer candidatos a ciudadanos sin partido que han demostrado sentido crítico contra el sistema.

De ahí que la propuesta de reforma de régimen de Anaya, Barrales, Delgado y el Frente sea un ejemplo típico de demagogia al estilo priísta. Lo malo, sin embargo, es que el Frente y sus operadores estén de nueva cuenta desgastando el concepto de cambio de régimen y de reforma del sistema político y al final con sus engaños estén en realidad reforzando el modelo de gobierno del PRI.

Y por si fuera poco, las rebeliones internas del Frente pueden reventar esa propuesta aliancista y con ello beneficiarían al candidato presidencial del PRI.

Política para dummies: La política es el arte de engañar diciendo que no se va a hacer lo que al final se hace.


Solo para sus ojos:
•Otra vez el dilema electoral de partidos y candidatos para saber qué provoca mayor conexión con el elector: ¿El mitin o el spot? Muchos se van con el engaño de la imagen, pero al final el mitin establece una relación más directa.

•Las encuestas delegacionales en El Universal están exhibiendo una grave crisis de eficacia y credibilidad de delegados de PRD y Morena en Ciudad de México y dejan los indicios de que seguirán ganando por control de masas vía corrupción y programas asistenciales. No era para eso que el PRD decía que quería el poder, pero a eso han llegado.

•No será fácil la recolección de firmas para ser candidato independiente a la presidencia. El Bronco sigue adelante, pero el problema es que necesita firmas de 17 estados y no en todos lo conocen. Y Margarita Zavala de Calderón carece de infraestructura operativa para lograr la meta. Así que se prevé otra reforma electoral para facilitar accesos a independientes, pero hasta después de las presidenciales del 2018.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
19 Noviembre 2017 04:00:00
2018: Incertidumbres y certezas
En medio de todo el desorden político la única certeza es la incertidumbre. El escenario no es bueno para un país que en 30 años vio el desplome del PRIdebajo de la mayoría absoluta, un alzamiento guerrillero que estremeció al sistema institucional, el asesinato artero de un candidato presidencial, una macrodevaluación que empobreció a 80% de los mexicanos, una alternancia presidencial al pan y una alternancia presidencial de regreso al PRI... y todo sigue igual, que no es otra cosa que peor.

La próxima semana entra el proceso electoral a su comienzo real: El registro de precandidatos la segunda semana de noviembre, con la certeza de que los precandidatos serán candidatos al registrarse en el Instituto Nacional Electoral entre el 15 y el 22 de febrero próximo. Y las campañas presidenciales formales iniciarán oficialmente el 1 de marzo. Por tanto, habrá casi cuatro meses de actividad electoral fuera de control.

Lo paradójico del proceso electoral de 2018 radica en la certeza de que ninguno de los protagonistas representa un peligro de ruptura institucional. El escenario de propuestas oscila entre un sexenio más de neoliberalismo salinista (PRI) o un populismo callista-cardenista-priísta (López Obrador- Morena), las dos atender el punto central de la crisis nacional: El actual modelo de desarrollo propicia la concentración de la riqueza en 10% de los mexicanos más ricos, la pobreza, marginación y estrecheces afecta a 80% de los mexicanos y el PIB apenas crece 2.2% promedio anual.

Poder
Las elecciones presidenciales y legislativas federales se presentan como una mera disputa por el poder.

Todas las fuerzas identificadas carecen de un diagnóstico crítico del agotamiento del modelo de desarrollo y por tanto tampoco se conocen sus metas para salir del hoyo improductivo.

A partir de la experiencia de 2000, México enfrenta la posibilidad de una nueva alternancia partidista en la Presidencia de la República y todos los datos revelan que no existen posibilidades de una alternativa. Es decir, habrá un nuevo relevo en las élites pero representar un cambio de modelo de desarrollo ni de sistema político. Gane quien gane dejará al país otros seis años en los pantanos del neoliberalismo de mercado con mayor abandono de compromisos sociales.

En este contexto, en realidad importa quién gane las elecciones presidenciales. Ninguna de las fuerzas con posibilidades ha ofrecido un cambio de rumbo del desarrollo. El neopopulismo lopezobradorista es una oferta novedosa sino un reciclamiento de las propuestas del viejo PRI ya estuvo en la Presidencia dos sexenios y gobernó con/como el PRI extender otro sexenio el modelo salinista neoliberal de mercado y por tanto de continuidad de la tasa promedio de 2.2% del PIB.

El problema se localiza en la oposición, es decir, en las fuerzas políticas que compiten con el PRI por el voto de los ciudadanos ofertar propuestas de salida de la crisis de mediocridad en el crecimiento económico. Apostar a tasas de PIB promedio anual superiores a 4.5% implica el rediseño total de la política económica, del modelo de desarrollo y de la estructura de distribución de la riqueza.

Pero partidos y candidatos solo quieren el poder para y no para ofrecer una alternativa de desarrollo social: No para salir de la crisis.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
17 Noviembre 2017 04:00:00
Prioridad presidencial en destapes: Personal, no patriótica ni social
Cuando hizo su último intento por pactar la sucesión de 1994 con el presidente Salinas de Gortari, Manuel Camacho Solís acudió a Los Pinos con una tarjeta en la que señalaba sus compromisos: todo con el expresidente, cuidar a su familia y darle espacio internacional a Joseph-Marie Córdova Montoya. Cuando pudo decirle a Camacho Solís por qué no había sido el candidato, Salinas de Gortari le dijo que él, Camacho, se había aislado en el gabinete y no representaba una alianza de grupo.

Ahí sí, sobre la marcha de la sucesión de 1994, se fijaron de nueva cuenta los parámetros de toda designación del candidato presidencial priista: la continuidad personal del presidente saliente y su familia, la continuidad de proyecto y la continuidad del grupo.

Por tanto, todos los presidentes salientes dicen que auscultan a la sociedad para percibir si los aspirantes tienen compromisos sociales y todos sin excepción dibujan un retrato hablado que destaca patriotismo, honestidad, compromiso social y patriotismo, pero al final de cuentas el presidente saliente escoge a su sucesor en función de sus propios intereses.

Díaz Ordaz, Echeverría, López Portillo y De la Madrid pulsaron la posibilidad de cambiar candidato ya en campaña porque los designados no se comprometieron con la continuidad. Colosio fue asesinado después del discurso del 6 de marzo con el que rompió con la transexenalidad neoliberal salinista; Y Zedillo fue leal con el proyecto salinista, aunque hubo de romper con Salinas por el ambiente de insistencia en su complicidad con el asesinato de Colosio bajo el modelo del “beneficiario del crimen”.

López Portillo, De la Madrid, Salinas y Zedillo llegaron a su sucesión con dos candidatos que reasentaban las dos opciones: La complicidad y continuidad transexenal y la ruptura política. El caso más específico fue Manuel Camacho Solís, quien jugó abierto y dejó muy en claro que respetaría a Salinas pero no le daría continuidad a su equipo ni al proyecto económico neoliberal porque el país estaba padeciendo --de mayo de 1993 a junio de 1995-- una profunda crisis de sistema político.

La teoría política del sistema aconsejaba, cuando menos hasta 1976, que el nuevo candidato y el nievo grupo de poder fuera generoso con el anterior y les diera posiciones a todas las corrientes. Pero desde 1976 todos los candidatos hubieron de definir lealtades.

A ello se agregaba otra variable decisiva: desde 1982 todos los presidentes quisieron gobernar más allá de sus seis años reglamentarios. Y aunque el entrante llegó a carecer de grupo --como López Portillo--, los conflictos sucesorios rompieron alianzas, lealtades y complicidades.

Y la tercera variable ha tenido que ver con el hecho de que, a pesar de las promesas de lealtades, cada nuevo presidente es un jefe de grupo y que la condición de unidad y cohesión del nuevo grupo es justamente el proceso de sucesión presidencial.

Todos los nuevos presidentes llegaron con el juramento de lealtad y dependencia del expresidente, pero a la hora de jurar el cargo se transformaban en un nuevo grupo.

De ahí que todo presidente saliente tiene un conflicto de conciencia: Su sucesor promete hasta lo indecible con tal de llegar, pero luego no sostiene sus promesas. Peña Nieto, como todo presidente saliente, está viendo que no existe ninguna complicidad tan sólida como para garantizar continuidad.

Así que los presidentes se parten la cabeza pensando cómo dejar atadas las cosas, pero nada garantiza la lealtad.

Política para dummies: La política es el ejercicio de las lealtades falsas, aunque prometidas.


Solo para sus ojos:
• Focos de alarma en los equipos de independientes. Se complica el proceso de recolección de firmas. De los cuarenta que quiere ser candidatos presidenciales, solo dos podrían llegar: Jaime Rodríguez El Bronco y Margarita Zavala de Calderón. Y ya comienzan a plantearse dudas porque el umbral marcado por el INE es muy alto. El desgaste en exposición pública, recursos para pagar a activistas y estructura electoral es mayor a la que pudieran juntar en dinero para financiar esas
actividades.

• En el fondo, el equipo mexicano que renegocia el tratado comercial está esperanzado a que Donald Trump sea destituido o no gane la candidatura para la reelección o pierda las elecciones del 2020. Pero si Trump sobrevive y gana, entonces México estará sin posibilidades de desarrollo porque el PIB sin el tratado podría ser de 0% promedio anual.

• Dicen en los pasillos del poder que el expresidente Salinas de Gortari está deslizando su disponibilidad para colaborar en la defensa del Tratado, pero que de Los Pinos dijeron que no gracias.

http://indicadorpolitico.mx

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

@carlosramirezh
16 Noviembre 2017 04:00:00
Los candidatos priístas se construyen, no se improvisan
Cada seis años los expertos en secretos de la política sucesoria priísta creen descubrir el agua tibia. Un columnista publicó el martes que “el presidente ya decidió” apenas el fin de semana el nombre de su sucesor. Y, dice el analista, “fuentes indudables” se lo dijeron, se supone que al oído solo a él.

Si la designación de su sucesor --hasta 1994 en que el afortunado era el ganador-- es una de las facultades de control presidencial del sistema político priísta, la operación sucesoria no se deja hasta el final porque forma parte del arranque sexenal.

La revisión de las sucesiones priístas prueba esta hipótesis:

--Obregón decidió por Elías Calles (1924) desde 1920.

--Elías Calles fue hecho presidente para regresar a Obregón (1928).

--Elías Calles decidió por Cárdenas (1934) en 1930.

--Cárdenas pensó por Ávila Camacho (1940) después de enviar a Elías Calles al exilio en 1936.

--Ávila Camacho optó por Alemán (1946) desde 1940.

--Alemán quiso reelegirse o poner a su pariente Casas Alemán pero el sistema lo atajó y decidió por Ruiz Cortines (1952) en 1948, a la muerte de Héctor Pérez Martínez, secretario de Gobernación y la presión de Uruchurtu.

--Ruiz Cortines escogió a López Mateos (1958) al arrancar su gobierno en 1952 y lo tapó de juegos perversos de poder de la vieja clase política.

--López Mateos decidió por Díaz Ordaz (1964) desde la campaña porque le dio todo el poder político.

--Díaz Ordaz pensó en Echeverría (1970) al escogerlo para Gobernación en 1964 y lo reconfirmó después de 1968.

--Echeverría preparó a López Portillo (1976) desde 1970 pero lo colocó en Hacienda en 1973 para catapultarlo a la presidencia.

--López Portillo decidió por De la Madrid (1982), su alumno en la UNAM, en 1979 al mandarlo a Programación y Presupuesto y darle el Plan de
Desarrollo.

--De la Madrid decidió por Salinas (1988) en 1979.

--Salinas preparó a Colosio (1994) en 1979 en la SPP y lo construyó a lo largo de su sexenio. Zedillo (1994) era la carta del grupo Salinas-Córdoba para el 2000.

--Zedillo tuvo siempre sus dos cartas para el 2000--Guillermo Ortiz Martínez y José Angel Gurría--, pero el PRI le puso candados y no pudo designar sucesor.

--Peña Nieto llegó a la presidencia con su grupo de poder desde 2005 con la gubernatura mexiquense como minipresidencia de la reducida república priísta, se ha dedicado estos cinco años en construir la candidatura de su candidato (2018) y su decisión estuvo tomada desde la campaña con su primer círculo de poder.

El juego sucesorio en la presidencia sexenal priísta comienza desde los primeros conflictos para la definición del gabinete. La nominación del sucesor no permite improvisaciones, salvo que el escogido se haya disfrazado de leal y a la hora del poder construya su propio poder; así ocurrió con Echeverría, respecto a Díaz Ordaz, De la Madrid con López Portillo y Zedillo con Salinas.

Ningún presidente decide la víspera, comunica al escogido con tiempo corto apenas para preparar el proceso, a lo largo del cuarto y quinto año de gobierno hay indicios de quién va a ser y nueve meses antes del anuncio hay más picaresca presidencial que “fuentes indudables”.

Política para dummies: La política es un juego de ajedrez en el que las jugadas se adelantan hasta cinco movimientos, no un juego de dados…, a menos que estén cargados.


Solo para sus ojos:
•El equipo comercial del gobierno mexicano sigue dando palos de ciego. Luego de negar el fin del Tratado, ahora salen con que ya tienen un Plan B. Pero analistas expertos asumen que ni siquiera hay un Plan A y que sólo han tratado de resistir las presiones de los EE.UU. para terminar con acuerdo comercial. Lo único cierto es que el fin del Tratado reduciría el aumento del PIB a 0%.

•Crisis en el Frente PAN-PRD en Morelos porque el PRD quiere poner al hijastro del gobernador saliente Graco Ramírez Garrido Abreu como sucesor, pero el PAN y grupos sociales tienen mejor presidencia que el PRD. Ahí se localiza la ofensiva del gobernador contra la Universidad Autónoma del Estado de Morelos.

•En los pasillos del poder comienzan a dar pistas de que el PRI en la CDMX prepara una candidatura especial que pudiera quitarle el partido a los grupos que lo tienen secuestrado. A eso llegó el exgobernador mexiquense Eruviel Ávila. La apuesta es audaz porque Morena está en problemas, el PRD cayó en el desprestigio y PAN no pinta.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
14 Noviembre 2017 04:00:00
Pocos lo vieron, pero la sucesión 2018 se resolvió el viernes pasado
Preocupados por el corto plazo, actores políticos, partidos y analistas no se percataron que la sucesión presidencial del 2018 se resolvió a las 4:02 de la madrugada del viernes: La aprobación del presupuesto de egresos para 2018 y el aval automático a los Criterios Generales de Política Económica definieron el perfil del próximo presidente de la República.

Gane quien gane, el próximo presidente de la república para el periodo 2018-2024 será… la política neoliberal que viene decidiendo candidaturas presidenciales del PRI y del PAN desde 1982 y que recibió ya el aval de López Obrador al aliarse con empresarios con los que se comprometió a mantener la estabilidad macroeconómica neoliberal salinista.

Gane quien gane, pues, el próximo presidente de la república gobernará con tres candados:

-Tasa de PIB de 2.5% anual --con un promedio de 2.2% desde 1983-- para 2018 y meta de 3.5% para el 2023.

- Estabilidad macroeconómica que en términos terrenales significa lo siguiente: Regresar a una meta inflacionaria máxima de 3% anual sacrificando, como desde 1983, salarios, gasto social y PIB.

- Mantenimiento por otro sexenio más del escenario de la globalización comercial vía el tratado de comercio libre de América del Norte o similares con países alternativos.

En el PRI los tres suspirantes forman parte del proyecto de extensión del modelo neoliberal salinista: José Antonio Meade fue el defensor del programa económico diseñado en Los Pinos con el PAN y con el PRI y Miguel Ángel Osorio Chong y Aurelio Nuño Mayer carecen de un proyecto económico propio.

En el PAN y el PRD, ambos firmantes del Pacto por México del Presidente Peña Nieto y sus grandes reformas constitucionales que consolidaron el proyecto neoliberal salinista de desarrollo, no hay ninguna figura que esté pensando en modificarlo. La distracción se centró en el cambio de régimen, no de modelo de desarrollo.

Y en Morena hay un giro conservador económico hacia el neoliberalismo pactado con los empresarios, en busca del aval del gobierno supranacional que ha decidido las sucesiones presidenciales mexicanas desde 1982: FMI, Banco Mundial, Organización Mundial de Comercio, OCDE y Banco de Pagos Internacionales. El populismo de López Obrador no es ideológico, sino asistencialista y la estructura burocrática Hacienda-Banxico le impedirá regresar al cardenismo o el echeverrismo.

Los Criterios Generales de Política Económica 2018 mostraron los candados de modelo económico hasta el 2023: Mantener el modelo neoliberal estabilizador de la política económica, con la promesa de pasar el PIB de 2.5% en 2018, a 3.5% en 2021 y llegar a la meta de 4% en 2023, pero con los datos negativos de que en los Criterios de 2013 prometieron un PIB de 5.2% en el periodo 2017 y en realidad será 1.9% promedio.

En los Criterios del 2015, por las reformas estructurales, el mundo feliz de la política económica aventuró un PIB de 5.2% para el 2020, pero en los Criterios 2018 del presupuesto aprobado la madrugada del viernes fijó el PIB en el 2020 en 3.5%.

En este contexto, las sucesiones presidenciales de 1982, 1988, 1994, 2000, 2006 y 2012 --PRI-PAN-PRI-- fueron resueltas en función de la política económica y la del 2018 seguirá el mismo camino. Gane quien gane en junio del 2018, el gobierno 2018-2024 estará determinado por la política económica neoliberal diseñada por Carlos Salinas de Gortari en 1979-1994.

Política para dummies: La política es el arte de decir una cosa positiva, y hacer otra en función de intereses oscuros.


Sólo para sus ojos:
•La guerra política en los EU por la candidatura presidencial del 2020 entró en su fase decisiva: El libro de la expresidenta del Partido Demócrata en las elecciones del 2016, Donna Brazile, Hacks: The Inside Story of the Break-ins and Breakdowns that Put Donald Trump in the White House (Pirateo: La historia interna de los robos y fallas que pusieron a Donald Trump en la Casa Blanca), revela los juegos sucios de Hillary Clinton y daña sus ambiciones de ser candidata en el 2020.

•Aunque pareciera que López Obrador le ganó la partida a Ricardo Monreal en la candidatura capitalina, hay quienes creen que el zacatecano ha resultado más astuto que el tabasqueño. Y que ante la derrota de AMLO en el 2018, Morena quedará al garete y se la podría comer Monreal.

•La recolección de firmas para los independientes podría no lograrse, a menos que haya apoyos externos de quienes saldrían ganando con la fragmentación del voto. En las encuestas, los independientes no llegan a dos dígitos.


http://indicadorpolitico.mx

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

@carlosramirezh
13 Noviembre 2017 04:00:00
Elección 2018: El narco ya se infiltró en estructuras municipales
Preocupados por adivinar las cartas presidenciales tapadas para adelantarse a la cargada de intereses y rebasada la autoridad electoral por la burocratización del INE, el crimen organizado a niveles estatales y municipales ya tiene el control de las estructuras políticas.

En este sentido, candidatos y partidos nacionales carecerán de capacidad, fuerza y autoridad para impedir esa influencia nociva por la sencilla razón de que el Estado federal y sus organismos de seguridad apenas tienen presencia en algunas zonas calientes pero no han asumido el control del poder.

Los grupos criminales dominan a las policías municipales y estatales, tienen acuerdos no escritos con autoridades municipales y estatales, han invertido en campañas y sobre todo controlan masas sociales abandonadas por el gasto público y ahora dependientes de las derrama directa o indirecta de dólares del crimen organizado.

Por tanto, candidatos a alcaldes, diputados locales, diputados federales, senadores y hasta gobernadores tendrán que llegar a algún tipo de acuerdo con la estructura criminal que también se ha transformado en poder público al manejar fondos oficiales y grupos empresariales para lavar dinero.

El crimen organizado ha estado retomando el control de estructuras municipales, porque la acción federal apenas alcanza para patrullar algunas zonas, carece de capacidad de inteligencia para captar y procesar información y no tiene las estructuras policiacas, judiciales y penales para dominar al crimen organizado; en realidad, las fuerzas federales solo vigilan zonas de interés turístico, responden a ataques directos y ahuyentan malandrines. Y no por falta de capacidad sino porque este escenario es el más sólido para explicar la ausencia de una ley de seguridad interior que fundamente acciones más integrales: La fuerza pública federal es meramente disuasiva.

A ello se agrega el desorden, la incapacidad y la burocratización de la autoridad del Instituto Nacional Electoral y la desorganización, parcialidad y control político de los organismos estatales electorales. Sin alardes de control, los grupos criminales van a inducir votos a favor de determinados candidatos locales, aquéllos justamente que les garanticen privilegios.

En el pasado, la estructura del subsistema nervioso del sistema político mexicano lo constituían los seccionales del PRI, localizados hasta las rancherías más alejadas. Sin embargo, esos microorganismos fueron disueltos cuando el presidente Salinas de Gortari creó los comités Pronasol solo para administrar inversiones locales y no para relacionar políticamente a las comunidades rurales.

La ruptura de los tejidos sociales y políticos y humanos a nivel municipal y estatal se ha convertido en un problema de seguridad nacional, a partir del concepto de seguridad interior: Las garantías del control de las inestabilidades sociales provocadas por el crimen organizado y por organismos radicales fuera del control gubernamental.

Tamaulipas, Veracruz, Guerrero, Chihuahua, Sinaloa, Jalisco, Guanajuato y Quintana Roo son algunas de las entidades donde prevalecen las bandas del crimen organizado no tanto por su capacidad de fuego sino porque se han colado a nivel municipal y con mayor intensidad en localidades fuera de las zonas urbanas.

El problema radica en la percepción captada por expertos en seguridad interior-seguridad nacional en el sentido de que el crimen organizado ya entendió que para controlar plazas y rutas es necesario dominar autoridades municipales y estatales.

De ahí el dato de que el crimen organizado va a influir en los resultados electorales municipales y estatales.

Política para dummies: La política bien entendida debiera ser la habilidad para establecer alianza y prioridades con la gente, no con los poderes fácticos, y menos sin son criminales.


Solo para sus ojos:
•Los que fincan sus esperanzas en los millennians o jóvenes nacidos en el siglo XXI pueden apostar a que estas fuerzas nuevas votarán… conservador. Un dato: Han con vertido a la periodista Adela Micha en su ídolo mediático. Con ese nivel de información, sin duda que el conservadurismo va a ganar en el 2018.

•Malas noticias para Jaime Rodríguez El Bronco: En Nuevo León las preferencias electorales lo ponen en tercer sitio, abajo de López Obrador y Margarita Zavala de Calderón.

•Sin sensibilidad, los diputados se dieron un megabono a pesar de su deficiente rendimiento legislativo; pero lo peor fue que dejaron mal parados a los candidatos a diputados que andan, hoy sí modositos y honestos, buscando el voto ciudadano, para que luego acaben comiéndose todo el presupuesto sin rendir servicio ciudadano.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
12 Noviembre 2017 04:00:00
Régimen del 78: Crisis inevitable
Muchas veces la colocación de los analistas en el centro de las crisis políticas suele llevar a conclusiones equivocadas. El régimen político español de la transición 1976-1978 está en crisis por la sencilla razón que la propia modernización productiva de España liberó a lo largo de cuarenta años nuevas fuerzas, nuevos pensamientos y nuevas dinámicas. Y lo peor que le puede ocurrir a las sociedades en crisis de modernización es restaurar el viejo orden.

El proceso de transición de Leonardo Morlino es muy esquemático, cierto, pero válido: crisis de sistema, transición, instauración, consolidación y… crisis. El peor error de los análisis políticos radica en suponer la inamovilidad de las clases sociales, cuando éstas tienen un desarrollo diferente en función de la conciencia sobre su entorno, las circunstancias que señalaba Ortega y Gasset. Y el error de cálculo de los gobernantes radica en mantener el orden del momento que ya es viejo y no avanzar en la dinámica de la organización sociopolítica y económica, porque en ese momento los sistemas políticos dejan de responder a sus clases y liderazgos y se convierten en autopoiéticos, es decir, autorreferenciales y de paso se modernizan por sí mismos para la sobrevivencia.

La transición española 1976-1978 fue un ejemplo para el mundo y se convirtió en una tipología para las ciencias sociales. En México, por ejemplo, hubo dos casos referenciales. En 1975, antes de la muerte de Franco, representantes de la Junta Democrática de España, con Santiago Carrillo entre ellos, visitaron México y se reunieron con el entonces líder del PRI, Jesús Reyes Heroles, intelectual, historiador y admirador de Ortega. En la charla, con datos contados por uno de sus anfitriones, Carrillo le sugirió a Reyes Heroles que México debía de explorar un modelo como el entonces incipiente español; pero el mexicano dijo que no porque México tenía elecciones, oposición y ningún Franco.

A finales de 1983 el historiador Enrique Krauze publicó en la revista Vuelta su ensayo Por una democracia sin adjetivas para proponer una salida a la crisis de inmovilidad y autoritarismo del régimen priísta, aprovechando la presidencia del conservador Miguel de la Madrid Hurtado; para ello, Krauze trajo a colación la transición española ya consolidada --inclusive pasando la prueba de la salida de Adolfo Suárez y el tejerazo--, pero destacando el pivote democratizador de elecciones realmente libres. El sistema priísta respondió que una verdadera democracia entronizaría a la derecha en el gobierno, aunque en realidad la derecha económica y neoliberal había arribado a la presidencia mexicana justamente con el equipo de De la Madrid en 1983.

La democracia española de la transición comenzó a crujir en el 2011 con los indignados y luego con la ruptura del régimen bipartidista PSOE-PP. La crisis económica dinamizó la participación social en quejas por la pérdida de bienestar, pues al final de cuentas la primera legitimidad del régimen del 78 fue justamente el Estado de bienestar vía los Pactos de la Moncloa. Las dificultades para construir mayorías absolutas unipartidistas fragmentaron la base social de la estabilidad. Y si a ello se agrega la crisis en el bienestar por los recortes presupuestales y los candados de déficit puestos por Bruselas, las posibilidades de desarrollo social de España entraron en zonas de deterioro.

La crisis del régimen del 78 no implica su agotamiento ni anuncia tiempos revolucionarios. La agenda de Cataluña puso en el tapete cuando menos dos de los más importantes: la autonomía que viene desde la fundación del reino a finales del siglo XV y la condición de monarquía. Pero mirados a través de un lente transoceánico, ninguno de los dos es de colapso final, pero sí son dos renglones endebles. El régimen monárquico, autonomista y centralista del 78 está exigiendo la modernización de sus instituciones para prevalecer. Y falta que en otros escenarios españoles estalle el colapso del bienestar social.

Los regímenes no son inmutables. Y basta revisar la historia de los conflictos autonomistas históricos de Cataluña para entender la lógica del actual proceso. La aplicación estricta de la ley no resolverá la crisis y sí la reactivará con mayor intensidad. En México la crisis autonomista de Chiapas, con una guerrilla armada de por medio en el periodo 1994-2001, se resolvió negándole a los pueblos indicios la caracterización de “nación” pero entregándoles la total autonomía en la administración de municipios. Ahora, por cierto, una candidata del grupo guerrillero del EZLN del subcomandante Marcos se registró como candidata independiente a la república, en un salto sorprendente de institucionalización democrática.

En 1994 una línea estratégica de acción quiso imponer el ataque militar contra posiciones guerrilleras y el encarcelamiento de todos los dirigentes, pero al final el politólogo Manuel Camacho --operador político del gobierno de Salinas de Gortari-- impuso la línea de la negociación de la paz con reformas casi totales, y sólo excluyendo la separación de la zona. En octubre de 1968 el gobierno del presidente Díaz Ordaz contestó con la ley, la fuerza legal y llenó las cárceles de estudiantes, profesores y líderes sociales que apoyaban el movimiento estudiantil.

La crisis española se ve desde América como el agotamiento de una fase del régimen del 78 porque paradójicamente la propia modernización española modificó los parámetros sociales, ideológicos y sociales. Pero la esencia del régimen del 78 podrá mantenerse si se asume los ciclos de Morlino: la crisis del régimen debe llevar a una nueva transición y de ahí a la instauración de un nuevo régimen --que puede ser el mismo pero más ajustado a las nuevas realidades-- o entrar en una dinámica en la que las protestas profundicen las inestabilidades. El genio político de Suárez radicó en transitar, no en estancarse ni retroceder, e inclusive renunciando para mantener la dinámica de su transición.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
10 Noviembre 2017 04:00:00
Se deshace Frente por ambición de Ricardo Anaya y pasividad de PRD
Al PRI se le están acomodando los astros: El Frente Ciudadano por México perdió la oportunidad de definir primero un programa de transición a un nuevo régimen político y se quedará como una frágil alianza legislativa; el responsable del fracaso se llama Ricardo Anaya Cortés, presidente nacional del PAN, quien se ha empeñado en ser el candidato presidencial del Frente PAN-PRD-MC.

La oportunidad política que abrió el Frente estuvo en la posibilidad de definir primero el proyecto de reforma integral de sistema/régimen/Estado y después perfilar una candidatura funcional a esos objetivos. Pero Anaya se dedicó a operar su propia candidatura y pospuso las dos metas adicionales del Frente: Un programa de reforma integral y una alianza estratégica con organizaciones ciudadanas demandantes de la transición.

Lo que le queda al Frente es la asignación de candidaturas plurinominales a ciudadanos críticos del sistema/régimen, pero la disputa por esas posiciones está controlada por las burocracias partidistas.

De ahí que el fracaso del Frente ayudará al PRI por la fragmentación del voto entre cuando menos seis aspirantes: PRI, PAN, PRD, Morena y dos ciudadanos. Si se espera una media de 55% de votación del padrón electoral de 86 millones, entonces los votos a repartir serían 47.3 millones. La derecha saldrá dividida --PAN y Margarita Zavala de Calderón--; el populismo también se fragmentará --PRD y Morena--; y los independientes llegarán divididos: Margarita y Jaime Rodríguez El Bronco.

Hasta donde se tienen datos, en el PRI no habrá fracturas como en 1970, 1976, 1982, 1988, 1994 y 2000. El manejo de las nominaciones por parte del Presidente Peña Nieto podría remitir a 1975 cuando Echeverría repartió posiciones de poder para beneficiar a todos los precandidatos: López Portillo como candidato, Muñoz Ledo al PRI, Augusto Gómez Villanueva a la secretaria general del PRI, Hugo Cervantes del Río al PRI del DF y Carlos Gálvez Betancourt a la Secretaría del Trabajo. El precandidato institucional, Mario Moya Palencia, secretario de Gobernación, entró al servicio diplomático.

El Frente fue un factor disruptor del proceso presidencial del 2018 en tanto que planteó la alianza PAN-PRD que había sido exitosa en gubernaturas y en función de la primera declaración de Anaya de buscar el cambio de régimen. La transición que traicionó Vicente Fox en el 2000 al sacar al PRI de Los Pinos, pero manteniéndolo en la estructura de decisiones presidenciales pudo haberse reencauzado; sin embargo, en realidad ni Anaya, ni la perredista Alejandra Barrales, ni el acomodaticio Dante Delgado comprendieron el concepto de reforma de régimen.

En términos ideales, el modelo de reforma integral planteado retóricamente por PAN-PRD-MC exigía nuevos ritmos políticos: Una candidatura presidencial no partidista, un plazo no mayor de dos años para operar reformas, una alianza legislativa opositora mayoritaria, una convocatoria a congreso constituyente para el 2021 y una nueva república.

La transición española se apareció, de nuevo, como referente: Reforma política para elecciones democráticas, Pactos de la Moncloa para el nuevo modelo de desarrollo y Constitución. Frente a la propuesta original opositora de cambio de régimen, el PRI aparecía con la continuidad del modelo de desarrollo neoliberal con 2.2% de promedio anual de PIB y a partir de ahí relaciones sociales y políticas funcionales a ese objetivo de mercado, con el PRI de siempre.

Sin un Frente opositor para la reforma integral, el PRI puede quedarse en el poder otros 24 años.

Política para dummies: La política es la habilidad para darle contenido social al poder.


SOlo para sus ojos:
• Más que decirles gordas a las juchitecas, la nota que involucra a Elena Poniatowska se localiza en su petición del voto para la zapatista Marichuy y no para López Obrador. En los pasillos de la disidencia dicen que el tabasqueño ha comenzado a cortar alianzas con figuras radicales porque él ya se ha corrido para el centro-derecha.

• Aumentan los robos en calles y pequeños negocios. La delincuencia al menudeo es difícil de controlar porque no conforma bandas, aunque también no hay que descartar que algunos policías capitalinos controlan a los delincuentes vía pequeñas cuotas.

• Presionado dentro y fuera, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, ha comenzado a improvisar decisiones sin atender los tiempos políticos. El desastre de la recolección de firmas de apoyo a independientes careció de previsión; y cada día cambia la jugada, con la circunstancia agravante de que los tiempos estaban apretados.

http://indicadorpolitico.mx
09 Noviembre 2017 04:00:00
Secreto de la candidatura del PRI: Decidir 2018 y el 2024
Si una de las facultades metaconstitucionales decisivas del Presidente de la República salido del PRI (Jorge Carpizo) es la designación del candidato-sucesor inmediato, hay una articulada: Dejar armado un grupo de poder para incidir en los siguientes seis años después, dos sucesiones en una. Es el modelo del presidencialismo de Álvaro Obregón que el presidente Peña Nieto tomó como eje de su tesis de licenciatura.

Hasta ahora ningún presidente saliente de la República en la era priísta ha podido conseguirlo, pero no por menos han dejado de intentarlo. Luis Echeverría y Carlos Salinas de Gortari fueron los que hicieron más intentos por alcanzar esa meta de dos sucesiones sucesivas, pero las reglas del sistema --el poder es absoluto pero sexenal-- terminaron por imponerse. Obregón estuvo a un tris de lograrlo: Puso a Plutarco Elías Calles, modificó la Constitución, se presentó a la elección y ganó otra vez la presidencia, pero fue asesinado.

La designación del candidato presidencial del PRI para el periodo 2018-2024 puede verse a través de dos enfoques metodológicos importantes, sobre todo si Peña Nieto reinserta la liturgia en las prácticas políticas priístas.

En 1993 el politólogo Alfonso Zárate, en su Carta de Política Mexicana quincenal, desarrolló un modelo para intentar identificar al candidato sucesor de Salinas de Gortari. Definió once variables políticas que tenían que ver con el candidato finalista: Perfil de los aspirantes, congruencia con el proyecto presidencial, relación con el presidente, red de alianzas y antagonismos con el sistema político, red de alianzas y antagonismos fuera del sistema político, desempeño de sus tareas, red alianzas y antagonismos con los hombres del presidente en turno, desempeño anterior, equipo de trabajo, ramo a su cargo, perfil de la familia. A cada variable la dotó de puntuación.

Tres días antes de la nominación, el resultado conjunto del estudio llegó a una conclusión. Indicador Político del domingo 28 de noviembre, justo el día del destape oficial del candidato, publicó el resultado: “El candidato (de acuerdo al modelo Zárate) debe ser Camacho, pero será Colosio”. El estudio del profesor Zárate confirmó que la decisión presidencial del candidato es facultad personal del presidente saliente.

En 1979 (1981 en español) el politólogo estadunidense Peter H. Smith publicó su estudio Los laberintos del poder. El reclutamiento de las élites políticas en México, 1900-1971, un análisis de currículos de miles de funcionarios. Su conclusión fue la definición de 22 reglas para hacer política en México. Esas reglas han variado pero el regreso a la liturgia política priísta con Peña Nieto las ha revalidado. Y ahí hubo una que es clave: La 2 señala “ingrese al PRI”.

Un presidente de la república que no milite real y formalmente en el PRI y que no acepte las reglas no escritas del sistema priísta sería el fin histórico del PRI. Zedillo se había afiliado al PRI desde joven pero nunca respetó al partido, la víspera de las elecciones prometió una “sana distancia” del PRI y no vaciló en dejar ganar al PAN la presidencia en el 2000.

Y como en la candidatura priísta del 2018 se perfila la candidatura priísta del 2024, entonces hay que atender a la regla de oro del sistema político priísta: El candidato debe ser del PRI, así como Peña Nieto ha sido priísta. Un no-priísta o colaboracionista-panista sería el fin del PRI. “Lo priísta casi no se cuenta, pero cuenta mucho”.

Política para dummies: La política eficaz es la que dicta y se ajusta a sus propias reglas.


Solo para sus ojos:
•Si se recuerda, el acto de destitución de un funcionario por no acatar un amparo --hoy con el delegado perredista en Venustiano Carranza-- fue el que quisieron aplicarle a López Obrador en 2004 por no acatar un amparo. Solo que entonces el tabasqueño se la ingenió para politizar el acto y convertirse en víctima, pero el fondo fue el abuso de poder de no atender un mandato judicial.

•Los damnificados por los terremotos se han convertido en carne de cañón de famosos para hacerse propaganda. La socialité París Hilton acudió a Xochimilco a entregar regalos, pero lo hizo para sacarse la foto y aumentar popularidad personal. Y otros cantantes extranjeros han hecho lo mismo: No dona efectivo sino regalos y sacan más tajada publicitaria con fotos que los hace ver compungidos… o sonrientes con la tragedia de los pobres.

•Un error político del subcomandante Marcos al empujar a una lideresa indígena a la candidatura presidencial independiente, sin contar con infraestructura ni recursos.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
08 Noviembre 2017 04:00:00
Voto 2018: Generación de la crisis 1968-1994 (52.5%) definirá ganador
De acuerdo con las cifras oficiales, los votantes por edades van a ser determinantes en el saldo electoral. Y ahí hay cuando menos tres grupos:

1.- Los millennials de 18 a 24 años, nacidos entre la crisis de 1994 y la alternancia del 2000, apenas suman 15 millones de votantes, el 17% del total del padrón electoral.

2.- Los anciens o antiguos de 50 a 70 años, nacidos entre 1949 y 1968, son casi el doble de los jóvenes y suman casi 27 millones de votantes, el 30.4%.

3.- En medio, la generación sándwich de 25 a 49 años de edad, nacidos en los años de la crisis 1968-1994, atestiguó y hasta empujó el agotamiento del PRI como la propuesta única para el país y fue responsable de la lucha por la pluralidad.

La segmentación de los votantes se hace en tanto la totalidad del padrón de 88.6 millones de ciudadanos. De acuerdo con estadísticas de votaciones anteriores, son más los ciudadanos maduros que votan que los jóvenes. Los primeros acuden a las urnas en busca de expectativas, en tanto que los segundos su realidad no pasa por las votaciones.

Las expectativas de los millennials son simbólicas porque en las elecciones legislativas del 2015 el 50% de los jóvenes votaron por el PRI y por el PAN en un intento de garantizar por la estabilidad. Morena, ya con el discurso radical y excluyente de López Obrador contra “la mafia en el poder” solo le pellizcó 3.3 millones de votos (8.4%) al PRD, sin representar algún atractivo para las nuevas generaciones. Las tendencias de votos para el 2018 a favor de López Obrador representan el voto de castigo o de resentimiento contra el PRI, el PAN y el PRD porque no han construido una verdadera alternativa de desarrollo contra la crisis. Ese voto de castigo como voto útil le dio la victoria a Fox en el 2000 y el 2006 pero le regresó el poder al PRI en el 2012.

La parte fundamental del voto está en el sector medio de quienes nacieron entre la crisis posterior al 68 y la crisis de 1994, ese cuarto de siglo que representó el desmoronamiento del PRI rumbo a la alternancia panista en el 2000. Fue, en sentido estricto, el voto por el cambio, aunque también en sentido estricto Vicente Fox decepcionó al prometer sacar al PRI de Los Pinos “a patadas” pero no hizo más que mantenerlo vía pactos legislativos con la entonces priísta Elba Esther Gordillo.

Los primeros indicios revelan que los jóvenes de 18 a 25 años no ven con confianza a López Obrador porque su discurso de campaña está diseñado para el segmento medio de la crisis nacido entre 1968-1994. Pero como es casi el mismo del PRI neoliberal que sobrevive de la demagogia del PRI populista, entonces la base electoral de Morena estaría también fragmentada.

La tendencia de votos lopezobradorista en las encuestas revela la proporción, pero no la argumentación, ya que lo mismo ocurrió en las elecciones presidenciales del 2006 y el 2012 en las que López Obrador arrancó arriba y fue perdiendo tendencia por la obviedad de su discurso, la falta de una propuesta alternativa y su sentimiento de discurso de odio contra el PRI.

El objetivo electoral estará, por tanto, en el segmento de 25 a 50 años de edad.

Política para dummies: La política es la habilidad para saber segmentar a los votantes y ofrecerles soluciones a los problemas de cada grupo.


Solo para sus ojos:
•Cuando Jorge G. Castañeda renunció a su campaña por una candidatura independiente, catapultó al senador perredista Armando Ríos Piter como el candidato con carisma. Pero ya lo abandonó porque debía de estar haciendo campaña junto a él. El jale de Castañeda con los jóvenes le haría bien al senador Jaguar porque le entró a la contienda sin tener estructura ni un segmento electoral identificado.

•La inseguridad salió a las calles con asaltos a transeúntes, sin que la policía logre imponer su presencia. Son asaltantes audaces que no les importa que haya otras personas y se arriesguen a linchamientos. Mientras la policía en las ciudades carezca de capacitación, la delincuencia estará de fiesta.

•López Obrador anda ya en plena campaña con discursos de oferta presidencial bajo las narices del Instituto Nacional Electoral, pero el organismo carece de voluntad para aplicar la ley. Lo peor es que la campaña del tabasqueño es una burla a las autoridades electorales.

•Nada pasará con las revelaciones de los Papeles del Paraíso porque los mexicanos involucrados en cuentas extranjeras gozan de influencia e impunidad.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
07 Noviembre 2017 04:00:00
Complicado regreso de Ebrard; la casa Dorada de las Lomas
Autoexiliado desde mayo del 2015 primero en París y luego en los EE.UU., el exjefe de gobierno capitalino Marcelo Ebrard anda en busca de un espacio político en el próximo proceso electoral. Su pertenencia al grupo de Andrés Manuel López Obrador ha disminuido al mínimo porque arrastra irregularidades en su gestión en el GDF 2006-2012.

Sin embargo, no solo los espacios ya han sido copados, sino que hay expedientes abiertos de indagatorias que han ido acumulando evidencias en estos años. Ahí se localiza la llamada Casa Dorada de las Lomas de Chapultepec, que nada tiene que ver con el color de la fachada sino que apareció en las indagatorias de las irregularidades en la Línea 12 del Metro, la Línea Dorada.

Los datos revelan un costo aproximado de tres millones de dólares y la propiedad está a nombre de una de las esposas de Ebrard. El tema no sería tan importante de no ser porque en las investigaciones de los empresarios aliados a Ebrard en la Línea 12 saltó uno importante y ya movilizó el radar: Hugo Camou, quien se hizo cargo de todos los espacios publicitarios en el DF en los tiempos de Ebrard.

Ante esos expedientes, Ebrard tuvo una fugaz visita a la Ciudad de México y rápidamente regresó a su refugio en los EE.UU. En las escasas horas aquí no pudo amarrar ningún compromiso de cargo público que le signifique fuero e impunidad ante indagatorias judiciales. El cargo de secretario de Gobernación que le ofreció López Obrador en el 2012 ya lo está negociando el tabasqueño con Ricardo Morenal para mantenerlo en Morena,

Además de las irregularidades en la Línea 12 del Metro, Ebrard tiene abiertas otras: El amparo que le acaban de otorgar en la Suprema Corte a los mandos durante el operativo en la disco News Divine y de nueva cuenta el hundimiento de Tláhuac en el crimen organizado antes con linchamiento de policías en noviembre del 2004 cuando Ebrard era secretario de Seguridad Pública y López Obrador el jefe de gobierno y hoy con la banda de narcomenudistas de El Ojos.

En mayo del 2015 Ebrard prácticamente salió huyendo del país por la revelación de irregularidades en la fallida Línea 12 con el argumento de que era víctima de una persecución política. Pero el asunto fue más complejo: Ebrard no quiso aclarar nada, López Obrador lo abandonó y lo dejó sin protección, el PRD se alineó con el jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera y Manuel Camacho se encontraba ya en el último aliento de una enfermedad cancerígena dolorosa y no pudo defenderlo.

Ahora, con miras al 2017, Ebrard quiere regresar, pero los expedientes siguen abiertos, López Obrador lo sigue marginando y no tiene más espacio que en Morena. Luego de París, Ebrard se mudó a los EE.UU. para hacer una campaña sin ganas a favor de la candidata demócrata Hillary Clinton entre la comunidad mexicana, pero la derrota de noviembre del 2016 ante Donald Trump reveló el dato de que muchos migrantes mexicanos votaron por el republicano.

Ebrard quiere una diputación o una senaduría en Morena y por la vía del dedazo plurinominal. Pero los expedientes en su contra dicen que son voluminosos, que López Obrador no quiere lastres del pasado y ya olvidó el compromiso de un cargo a cambio de que Ebrard renunciara a la candidatura presidencial en el 2012.

En política nada hay más seguro que el compromiso incumplido.

Política para dummies: La política es casi siempre el territorio de la impunidad.


Solo para sus ojos:
•Muchas versiones sobre el presunto pacto del gobierno federal con el Frente PAN-PRD-MC para agotar el tiempo legal para una investigación sobre su cese fulminante. Y en los pasillos del poder dicen que se pusieron dos temas en la mesa: La anulación de la elección de gobernador en Coahuila o un fiscal panista para temas de fraudes electorales.

•El problema con el programa cibernético para procesar las firmas para los candidatos independientes no radicaría en la aplicación en sí, sino en la ineficacia de los funcionarios del Instituto Nacional Electoral encargados de esa tarea. Los consejeros del INE han sido ya rebasados por la complejidad de las elecciones del 2018 y la oposición ya se percató que puede sacar ventajas de esas incapacidades.

•La debilidad política de Alejandra Barrales ha hecho caer al PRD en la red de intereses políticos del dirigente panista Ricardo Anaya que no quiere soltar la precandidatura presidencial. A ello se agrega la fractura interna del perredismo y la disputa por la presidencia del partido.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
06 Noviembre 2017 04:00:00
Si EPN sigue liturgia, entonces el tapado es Aurelio Nuño Mayer
Si sigue las reglas escritas y no escritas del sistema político priísta y se ajusta a la liturgia del poder institucional, entonces el candidato presidencial 2018 efectivo del presidente Enrique Peña Nieto es el secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer.

En este escenario, los otros nombres son maniobras de distracción: José Antonio Meade es el economista del grupo, pero tiene el defecto que nunca ha querido corregir: No es priísta, y Peña Nieto sí lo es. Miguel Ángel Osorio Chong es el político más completo del peñismo, pero --como a Manuel Camacho en el salinismo-- le han impedido movilidad en temas económicos y sociales.

Como todo presidente saliente, Peña Nieto busca la continuidad de su proyecto --la modernización-- requiere de un político de nuevo cuño que no dependa de los acuerdos priístas tradicionales y alguien que llegue sin compromisos para la continuidad del grupo-equipo.

La liturgia de las viejas reglas invocada por el propio Peña Nieto se ha visto en el antiguo juego del tapado; los presidentes salientes han escondido a su sucesor para evitar golpeteos o compromisos tradicionalistas: López Mateos con Ruiz Cortines, López Portillo con Echeverría. Los casos abiertos también han sido registrados: Díaz Ordaz con López Mateos, De la Madrid con López Portillo, Salinas con De la Madrid y Colosio con Salinas.

A la luz de este escenario, Peña Nieto ha actuado como un priísta típico. A diferencia de otras sucesiones, ahora no hay factores disruptores (como Camacho en 1993). Los viejos sectores corporativos son inexistentes, por lo que las élites sobrevivientes no garantizan votos. A lo largo de estos años, Peña puso a Nuño en las negociaciones del Pacto por México en 2012, luego lo designó jefe de la oficina de la presidencia donde operó como una especie de vicepresidente operativo sin visibilidad externa y lo mandó a la Secretaría de Educación para foguearse con la reforma educativa que pudo imponer aunque no desarrollar.

Nuño fue construido como Salinas hizo con Colosio: salió del grupo de Luis Videgaray Caso en la Cámara de Diputados en el sexenio anterior, pero ya cuando a través de la comisión legislativa de presupuesto y cuenta pública el entonces gobernador mexiquense Peña Nieto funcionaba como una especie de presidente en funciones de la disminuida pero efectiva república priísta.

En junio del 2016, el presidente Peña hizo una finta --a lo mejor era real, pero la pudo disfrazar-- para intentar poner a Nuño en la presidencia del PRI a raíz de la renuncia de Manlio Fabio Beltrones, pero al final se decidió por Enrique Ochoa Reza, un funcionario medio sin militancia en el PRI. La forma en que obligó a los priístas a aceptar a Ochoa dejó en indicio de que bien pudo haber impuesto a Nuño, pero al final quedó sólo como el indicio de que Nuño era una pieza fundamental del grupo de Peña Nieto.

Como titular de la SEP, Nuño ha sido uno de los principales operadores del presidente Peña Nieto en funciones ajenas a su cargo. Algunos políticos veteranos han sentido que Nuño tiene el mismo trato presidencial que tuvo Salinas de Gortari con Luis Donaldo Colosio hasta antes de su nominación como candidato.

Si bien la decisión la toma el presidente en la soledad de su despacho, el escenario de Nuño sería una mezcla de ortodoxia y nuevas reglas de continuidad.

Política para dummies: La política es, a nivel presidencial, la supremacía de los individualismos, aunque medio disfrazados de consensos.


SOlo para sus ojos:
•Los problemas al interior del Frente Ciudadano por México se han agudizado por la decisión del dirigente panista Ricardo Anaya de no permitir que alguien (Miguel Ángel Mancera) le quite la candidatura presidencial. Aunque hay algunos --pocos-- que creen que si las cosas se complican como para reventar la experiencia aliancista, Anaya podría “sacrificarse” y abandonar su ambición.

•Y del lado de Morena, algunos creen que López Obrador prepara un movimiento estratégico que pueda superar el golpe negativo de los terremotos en delegaciones morenistas. Por eso, dicen en los pasillos del poder, Ricardo Monreal no se ha salido de Morena, no se inscribió como independiente y no aceptó los coqueteos del PRI.

•El aumento en la tarifa de prestación de enlaces va a beneficiar a Telcel porque hasta ahora operaba la tarifa cero. Pero los que saben de política dicen que fue un dulcecito de negocios para Carlos Slim, a fin de que no intente meterse en la designación del candidato presidencial priísta y ayude a su victoria para mantener esos beneficios que aumentarán --como si lo necesitara-- las utilidades del hombre más rico de México.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
05 Noviembre 2017 04:00:00
Cataluña: La ley no es democracia
Lo ya sabido: la crisis en/de Cataluña se ha convertido en una crisis de sistema político/régimen de gobierno/Estado nacional de España. Lo no sabido: El problema con la declaración de independencia de Cataluña ha establecido una de las diferenciaciones más importantes en ciencia política: La ley y la democracia. El oficio de los políticos lleva a lo que podríamos llamar como la paradoja de los estadistas: La tarea del gobierno se conquista por la democracia para llegar al poder y aplicar la ley que, de suyo, es excluyente de las reglas de la democracia.

La ley es una norma estricta, y mientras más matemática que sea a la hora de aplicarse, es mucho mejor; la democracia es un equilibrio social entre la diversidad. El gobernante, así, queda en el punto medio entre la norma y la razón; ahí fue donde Platón planteó su tesis del rey filósofo, la síntesis entre el poder y la razón. La diferencia entre el gobernante y el dictador radica justamente en la sabiduría como límite al poder como (decía Weber) la dominación del otro.

El caso Cataluña es bastante complicado en sí, y por lo tanto mucho más para quien quiere examinarlo desde lejos y sin ser natural de España. Pero la ciencia política tiene el instrumental necesario para intentar un esfuerzo analítico y tratar de ofrecer otro escenario menos comprometido con los dos protagonistas del conflicto de sistema/régimen/Estado.

En un ensayo publicado por partes en El Sol, el filósofo José Ortega y Gasset produjo España invertebrada en 1922 y ahí dejó varios criterios importantes: El “estado de disolución” que vivía el país al comenzar los veinte, “España es una cosa hecha por Castilla”, los males de “separatismo y particularismo”. Ortega cita una carta de Maquiavelo --cuyo modelo de Príncipe refiere a César Borgia y Fernando VII, dos españoles-- en la que refiere que el monarca de Aragón “ha tenido siempre que combatir con Estados nuevos y súbditos dudosos”. Y aquí hace Ortega una pausa a pie de página que podría, a la distancia, ser un dato para el análisis de la Cataluña de hoy: “(Fernando VII) ensaya la unificación de un Estado de pueblos por tradición independientes, de hombres que no son sus vasallos y súbditos de antiguo” (subrayados de CR). España, pues, no fue un reino histórico unitario histórico, sino una sumatoria.

La crisis de Cataluña, por tanto, es tan antigua como la formación del reino de España con el matrimonio de Fernando de Aragón e Isabel de Castilla. Y en esa ardua tarea, el papel entonces del vicecanciller de la estructura de gobierno de la iglesia católica cardenal Rodrigo Borgia (Borja), ascendido en 1492 a papa Alejandro VI. España nació, reconoció Ortega, con los expedientes no resueltos de Cataluña y Vizcaya. Y en su ensayo, Ortega hizo una afirmación que él mismo la subrayó con cursivas: “La esencia del particularismo es que cada grupo deja de sentirse a sí mismo como parte, y, en consecuencia, deja de compartir los sentimientos de los demás”.

Los nacionalismos de los diferentes reinos que formaron el reino de España han exigido la comprensión de la suma consciente de destinos a partir de un punto no tan lejano (1469). Por tanto, el problema de las nacionalidades y comunidades de España es un asunto de ley, de democracia y, sobre todo, de liderazgo. El presidente Rajoy dejó que la crisis profundizara su descomposición política para aislar a los independentistas y entonces aplicarles el hacha indiscutible de la ley; pero en estos años de acumulación de contradicciones, la ausencia de una iniciativa de reconstrucción de la identidad española llevó a la persistencia de los nacionalismos.

La aplicación estricta de la ley ha sido siempre una tabla de justificación de los gobiernos que quieren administrar el poder, pero no construir un liderazgo nacional cohesionador. La apuesta del gobierno de Rajoy y el impecable discurso de autoritarismo legal de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría difícilmente pudieran ser rebatido en el escenario legalista; sin embargo, políticamente, España entró en una zona de incertidumbre democrática. Ante las posiciones irreductibles de los independentistas y de La Moncloa, la izquierda debió de haber jugado un papel estabilizador. Pero después del primero de octubre y de las cuarenta y ocho horas que estremecieron España --jueves 26 y viernes 27 de octubre--, la crisis se retroalimentó a sí misma.,

Paradójicamente los que defendieron el régimen de 1978 con el imperio de la ley son los responsables de haber horadado ese régimen y de haberle echado gasolina a la hoguera nacionalista, a menos que encarcelen al 40% de los catalanes independentistas. La crisis quedó trabada entre la ley y la democracia. Y la única puerta de emergencia fue la que nunca se abrió: La política. Es posible que Rajoy haya logrado un reconocimiento como un gobernante que defendió la vigencia de la ley, pero pasará a la historia como el gobernante que no quiso ser estadista ni político.

En México tuvimos un gobernante --Gustavo Díaz Ordaz, por cierto efímero primer embajador de México ante la España democrática en 1977-- que pasó a la historia como el defensor de la ley ante las protestas estudiantiles, pero su obstinación legal lo condujo a la crisis estudiantil de 1968 y al colapso de la represión el 2 de octubre en la Plaza de las Tres Cultura de Tlatelolco. En su ensayo Posdata, Octavio Paz hizo la mejor reflexión sobre esa crisis: Los estudiantes exigían democracia y les aplicaron la ley con el grupo antidisturbios conocidos como granaderos. La ley es la ley, la democracia es el ejercicio de la libertad y la política es --jugando con la frase de David Easton para definir el sistema político-- la “caja negra” en cuyo interior se realizan las interacciones entre los protagonistas sociales y del poder.

La crisis de España es una crisis típica de ingobernabilidad huntingtoniana: Cuando las demandas sociales son superiores a las ofertas institucionales. La aplicación de la ley no resuelve problemas, la democracia los potencia, y sólo queda el ejercicio de la política como el instrumento de los estadistas para atender crisis de existencia de los estados.

indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
03 Noviembre 2017 04:00:00
Guerrero: crisis de seguridad por AMLO y sus protegidos
A pesar de que la crisis de inseguridad en Guerrero comenzó alrededor del 2000 con la derrota presidencial del PRI y con el arribo del perredismo lopezobradorista al control estatal y municipal, ahora el caudillo de Morena, Andrés Manuel López Obrador, se prepara a recuperar la plaza estatal en manos del PRI.

El problema del gobierno estatal priísta de Héctor Astudillo ha radicado en que la estructura de poder perredista-morenista en la entidad ha impedido la construcción de un nievo tejido social-político, pues el perredismo en Guerrero desde el 2005 con Zeferino Torreblanca, Angel Aguirre Rivero, Lázaro Mazón, ahora el reciclado Félix Salgado Macedonio y las complicidades del alcalde igualteco José Luis Abarca mantiene el control de las redes de poder.

Ahora el principal conflicto en Guerrero se localiza en las guardias comunitarias que carecen de control institucional, poseen armas y sobre todo están penetradas por el crimen organizado, además de responder a los liderazgos políticos perredistas-morenistas. La reciente incorporación de Salgado Macedonio a Morena, bendecida personalmente por López Obrador, fue un pésimo mensaje para Guerrero porque la estabilidad de Acapulco se complicó con el periodo salgadista 2005-2008.

Las policías comunitarias fueron el reconocimiento de que las estructuras institucionales de seguridad eran incapaces de garantizar la tranquilidad en zonas calientes del territorio, pero se convirtieron desde finales de los noventa en poderes autónomos que rompieron los equilibrios. La violencia en el estado ha estado asociada a dos vertientes: la política (guerrilla) y la criminal (narcos), y en las dos aparecen perredistas-morenistas.

El arribo de Astudillo a la gubernatura el 2015 marcó una inflexión en la estrategia de seguridad por la presencia del ejército, la marina y la policía federal, cuyo nivel de aceptación, en encuestas del Inegi, es mayor a la media nacional. Esta relación de seguridad estado-federación le permitió a Astudillo aumentar la percepción de gobernabilidad política medida, para las variables guerrerenses, por el nivel de ocupación de la industria hotelera que rebasó el 90% en este último puente de noviembre.

En estos dos años se recrudeció la violencia como producto de los enfrentamientos entre bandas. Pero detrás de estas matanzas existe una disputa territorial entre los cárteles y una redocumentación de las relaciones de poder con los liderazgos perredistas-morenistas. El regreso de Ángel Aguirre Rivero en algún cargo legislativo en 2018 tiene que ver con la reincorporación de Salgado Macedonio a López Obrador. Aguirre fue pieza del PRI operada por Marcelo Ebrard Casaubón para pasarse como candidato del PRD a la gubernatura en el 2011, pero obligado a renunciar por su presunto involucramiento en el caso de los 43 normalistas secuestrados por la policía municipal de Iguala por instrucciones del alcalde perredista-lopezobradorista José Luis Abarca.

La tarea de Astudillo ha sido, en este contexto, tratar de romper la red de poder política-criminal en Guerrero, sólo que apoyado exclusivamente por las fuerzas armadas y el operativo de seguridad supervisado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Pero esta tarea será más larga si las fuerzas sociales no se vuelven a tejer en torno a unas gobernabilidad política y no criminal.

Por lo pronto, la percepción de inseguridad general ha bajado en Guerrero y la última encuesta del INEGI la ubica en 53.2%, debajo de la media nacional de 59.1%. Pero esa percepción podría de nuevo dispararse si la federación no le da prioridad al enfoque social y político de la inseguridad.

-0-

Política para dummies: La política es la habilidad para ver más allá de la realidad política y enfocar la realidad social.

Solo para sus ojos:

• El tema de las firmas de apoyo a los independientes tiene más problemas operativos que facilidades. Los que firman ignoran las reglas y algunos dan teléfonos falsos, sobre todo cuando saben que el padrón circula para enviar mensajes políticos. Y el problema será de estructura porque se requieren 17 estados. La única que tiene estructura es Margarita Zavala de Calderón.

• De locos: el líder norcoreano Kim Jong-un declaró que Donald Trump está mentalmente inestable. Ni a cuál irle.

• En lugar de aclarar el manejo de fondos públicos, el PT hace lo único que sabe hacer: protestar en la calle y privilegiar el apoyo de López Obrador. Pero en medio queda nada menos que el expriísta Manuel Bartlett Díaz, coordinador del PT en el Senado, tan dado en lanzar sus dardos de Zeus contra la corrupción del PRI.

http://indicadorpolitico.mx

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)

@carlosramirezh
02 Noviembre 2017 04:00:00
INE aviva incertidumbre electoral; lo rebasan TEPJF, Senado y sociedad
Si la elección de gobernador de Coahuila va a ser un elemento catalizador de su autoridad política y moral, entonces el Instituto Nacional Electoral se perfila como el factor de incertidumbre y parcialidad en las elecciones presidenciales. El tira-tira con el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación va siendo una lucha perdida por el INE.

Lo malo, sin embargo, es que el organismo encargado de organizar las elecciones ha ido perdiendo consenso. En los últimos meses, el TEPJF, el Senado y hasta --al parecer-- la Presidencia de la República han atropellado al consejo general del INE por los casos de Coahuila, las directrices electorales para meterse contra la libertad de opinión de medios y la difusión de encuestas que violan las reglas del Instituto.

El consejero presidente Lorenzo Córdova ha sido rebasado por la reorganización de las reglas electorales, pero más por falta de liderazgo interno y por el desconocimiento de las prácticas electorales reales que no enseñan en la academia. Así, las del 2018 serán elecciones más delicadas que las de 2000 y 2006.

Uno de los temas a debate es el de las encuestas. En su afán por aplicar a rajatabla sus propios lineamientos, el INE tiene demandados a medios de comunicación por la publicación de encuestas. Sin embargo, el asunto no es tan sencillo: El INE carece de conocimiento jurídico para respetar el principio del derecho que dice que toda acusación debe estar ajustada estrictamente a la ley. Y muchos sondeos o pulsos son asumidas por el INE como encuestas y confunde sondeo de partidos con tendencias de candidatos que aún no existen legalmente.

Esta semana circuló en redes periodísticas una nueva entrega de una encuesta acreditada a la Presidencia de la República y su contenido --que maneja tendencias de precandidatos o aspirantes-- en los hechos viola las restricciones del INE. Lo malo para el Instituto es que esa encuesta no ha sido reconocida por la Presidencia, algunos la abonan al Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) y los más le dan validez oficial. Pero los que la difundan estarían violando las restricciones del INE y podrían ser multados con cifras multimillonarias, inclusive esa multa podría ser endosada al Cisen y a la Presidencia. Pero hasta ahora el INE mira hacia otro lado.

El caso Coahuila ha sido de ridículo para el INE: siguiendo las consignas del PAN de Ricardo Anaya, el INE ha movido a su antojo la cifra de gasto de campaña del PRI con el propósito de acreditar rebase de gastos y por tanto anular las elecciones. Pero el Tribunal ya le corrigió la cifra de gasto del INE y le ordenó ajustarla, pero de nueva cuenta hace horas el INE volvió a reclasificar el gasto para probar gasto rebasado y anular las elecciones. El último ajuste también será aplastado por el TEPJF.

Y el INE redactó unas reglas de opinión en medios electrónicos para meterse en contenido editorial, pero el Senado reformó la ley de telecomunicaciones y las instrucciones coercitivas del INE fueron anuladas en los hechos. El INE de Córdova se ocultó detrás del derecho de las audiencias para coartar la libertad de opinión de medios y en las políticas editoriales que requieren libertad absoluta.

Así, el INE llegará al 2018 con autoridad disminuida por la inexperiencia y falta de liderazgo del consejero presidente.

Política para dummies: La política es la facultad para darse a respetar en momentos de intensidad, no para servir a intereses oscuros.


SOlo para sus ojos:
•El atentado civil en Nueva York podría ser, en efecto, terrorismo islámico. Pero algunos indicios señalan un agresor perturbado porque bajó del auto con pistolas falsas. De ser así, entonces el problema en los EE.UU. es de inestabilidad mental preocupante.

•El caso del exfiscal Santiago Nieto fue una gran victoria política del PRI y del presidente Peña Nieto: no sólo frenaron su intento de insubordinación senatorial, sino que al final lograron la alianza con el PAN y el PRD para diluir el conflicto en los tiempos legales. Eso sí, papel importante jugaron los senadores calderonistas-margaritos, encabezados por Ernesto Cordero, porque le jugaron las contras a su partido.

•Desde 1999 comenzó la indagatoria de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos sobre la criminalidad dentro de las prisiones y es la hora en que no hay iniciativa alguna para resolverlo. Así, la criminalidad en las calles se suma a la criminalidad en las prisiones, con la gravedad de que ésta última se da por la complicidad de funcionarios encargados de controlar a los presos.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
01 Noviembre 2017 04:00:00
Desafío del Frente PAN-PRD: Pluris a críticos y ciudadanos
Diez días después de una carta de setenta y cuatro intelectuales, líderes de organizaciones civiles y artistas dirigida al Frente Ciudadano por México para que tomaran en cuenta a los ciudadanos, los liderazgos del PAN-PRD-MC abrieron las puertas del Frente Ciudadano aún sin ciudadanos a ciudadanos para intentar un esfuerzo de ciudadanización.

Varios de los firmantes de la carta aceptaron incorporarse a las comisiones del Frente encargadas de diseñar el programa de gobierno. Hasta ahí las cosas se ven más o menos bien. Pero el verdadero desafío del Frente para asumir en realidad su condición de Ciudadano radica en la apertura de posiciones de poder.

El Frente daría un buen golpe político si abre el 50% de las candidaturas plurinominales a intelectuales, artistas y dirigentes de organismos civiles para llevar su voz crítica al Congreso. Hasta ahora, las pluris sirven para consentir a la élite de los partidos porque esos candidatos no hacen campaña, llegan cómodamente por el esfuerzo de los candidatos distritales y los pluris se quedan con las posiciones más importantes de poder.

No se sabe si los ciudadanos de la primera carta aceptarían ser candidatos al congreso. Pero el Congreso abriría las ventanas a aire fresco si PAN-PRD-MC enlistan como pluris a Denise Dresser, Jorge G. Castañeda, Lydia Cacho, Gael García Bernal, Sergio Aguayo, Federico Reyes Heroles, Alondra de la Parra, Juan Pardiñas, Ricardo Pascoe y otros.

Hasta ahora, muchos ciudadanos, intelectuales y dirigentes de organismos civiles se han dedicado a criticar al sistema político priísta y sus vicios; pero sus críticas derivan en recomendaciones que son ignoradas por los políticos profesionales que llegan a cargos públicos con muchas deudas de poder y al final deciden lo que ordenan los dirigentes de sus partidos.

Para cambiar estos desencuentros, el Frente Ciudadano abrió un resquicio: sentarse a dialogar con los ciudadanos y luego invitarlos a participar en el diseño de las propuestas de gobierno. El problema, sin embargo, radica en el hecho de que ninguno de los partidos cumple con sus promesas y los programas de gobierno no pasan por acuerdos legislativos, salvo cuando son propuestas del gobierno priísta.

La ciudadanización del Frente Ciudadano pasa por la apertura de canales de participación en cargos de decisión; los ciudadanos hasta ahora podrán participar en el diseño del programa del Frente, pero no tendrán forma de hacer que sus propuestas se aprueben.

La ciudadanización del parlamento a través de los partidos políticos sería una gran reforma del poder. Las únicas reformas reales del poder fueron la incorporación del disidente Partido Comunista Mexicano al Congreso en 1979 y la alternancia panista en la presidencia, pero las dos fueron absorbidas y neutralizadas por las estructuras del poder.

La gran reforma institucional del sistema/régimen/Estado pasa por el Congreso. El movimiento de los Indignados españoles del 11 de marzo de 2011 derivó en la reactivación del partido Ciudadanos (derecha) y la fundación de Podemos (izquierda socialista), éste último formado por profesores de ciencia política de las principales universidades. Los dos rompieron el equilibrio bipartidista posfranquista (el derechista Partido Popular y el Partido socialista Obrero Español, los dos monárquicos) que no quiso demoler el régimen franquista sino modernizarlo.

De ahí la jugaba audaz del Frente Ciudadano si abre el 50% de sus plurinominales (hoy los tres tienen 134 diputados pluris) a los ciudadanos y mejor si son críticos. Y PAN-PRD-MC ahí sí ciudadanizarían sus propuestas.

Política para dummies: La política de la buena es el desafío al sentido común para romper inercias.


Sólo para sus ojos:

•Los fantasmas de la navidad pasada se le aparecen a Marcelo Ebrard, ahora que quiere regresar al país con López Obrador. Primero, la Corte amparó a mandos policiacos a los que Ebrard había sacrificado para cubrir su negligencia en el caso de la disco New Divine; y luego el narco en Tláhuac remite al linchamiento de policías que Ebrard no impidió.

•Por cierto, a Ebrard se le cierran las puertas. Si en la campaña del 2006 López Obrador lo designó secretario de Gobernación de su gobierno --si ganaba, claro--, Ebrard esperaba que mantuviera la propuesta para estas elecciones; sin embargo, López Obrador ya le ofreció Gobernación a Ricardo Monreal. O sea, Ebrard ya cayó de la gracia del Caudillo.

•Sin pena ni gracia los encuentros de José Antonio Meade con grupos priístas; el último con las mujeres destacó por escenas de selfies, pero eso ocurre con cualquier persona más o menos famosa. Por eso Meade no sube en las encuestas.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
31 Octubre 2017 04:00:00
2018: La verdadera elección de Estado no será en las votaciones
A partir del axioma de que el poder se ejerce o se padece, el PRI ha comenzado a abrir todas sus cartas institucionales, pragmáticas y de autoridad del ancien régime para exhibir al adversario.

Las presiones sobre el exfiscal electoral, el expediente judicial contra dirigentes del PT --entre ellos, la esposa del dirigente Alberto Anaya--, la extensión de la indagatoria al gobierno del independiente Jaime Rodríguez El Bronco, el expediente sobre la fortuna del dirigente panista Ricardo Anaya, hasta ahora, revelan que el poder sirve para usarse.

Y no se trata sOlo del PRI, sino que existen evidencias de que el PAN y el PRD lopezobradorista también han usado el poder para apalancar posiciones de poder: Fox y el desafuero de López Obrador y el uso de la PGR en el 2006 para desbarrancar la candidatura priísta a gobernador de Jalisco de Arturo Zamora y beneficiar al panista Emilio González Márquez y Calderón con la utilización del poder presidencial para afectar la candidatura presidencial panista de Josefina Vázquez Mota en 2012.

Y del lado del PRD aquellas maniobras de López Obrador para beneficiar la candidatura a jefe de gobierno en el 2006 de Marcelo Ebrard Casaubón y la forma en que usó el poder como jefe de gobierno para tratar de liquidar la capacidad de autonomía del Instituto capitalino de Acceso a la Información.

Como en política todo se vale, la acción del Estado priísta es reacción a las maniobras de la oposición. Por ejemplo, el fiscal Santiago Nieto fue sembrado por el PRD de Miguel Barbosa no para combatir la ilegalidad en los procesos electorales sino para perseguir actos ilegales que involucraran al PRI y sobre todo al presidente Peña Nieto. La ruptura ocurrió por la filtración de datos periciales sobre el caso Pemex-Odebrecht como parte de la campaña de desprestigio opositor contra el gobierno de Peña Nieto. El cese del fiscal y la movilización estridente de la oposición fue un pulso de fuerzas del PAN-PRD-Morena-PT contra Peña y de paso se extendió al PRI. La respuesta oficial fue, según las leyes de la física, con la misma intensidad en sentido contrario.

La indagatoria contra el PT en San Luis Potosí tiene como contexto el papel de pivote del partido con López Obrador, y la extensión del expediente al gobernador de Nuevo León y registrado como aspirante a la candidatura presidencial independiente, lo cual puede leerse en el mismo sentido: Exhibir irregularidades y restarles votos en las presidenciales del 2018.

Lo malo de esta estrategia radica en el hecho de que los expedientes contra la oposición tienen bases reales de acusación. En los tiempos periciales, también existe el cumplimiento de las normas de las indagatorias judiciales. En este sentido, los señalamientos opositores de manipulación de casos también son ciertas. En este sentido, el problema radica en que la oposición vivió de beneficios institucionales sin entender que al final de día todo se revierte.

La ingenuidad opositora se olvida que en la lucha por el poder --y más aún: Del poder presidencial-- todo se vale. En el PRI existía el método de limpiar con bastante anticipación las irregularidades para que no salieran como parte de la guerra sucia electoral. Para ello siempre se utilizó la Secretaría de Gobernación.

La oposición debe entender que primero debe limpiar sus establos y luego salir a torear.

Política para dummies: La política es la frialdad de carácter para asumir el poder como la capacidad de dominación del adversario.

Sólo para sus ojos:
•Durante algún tiempo se llegó a decir que el PAN era un partido porfiristas o neoporfirista. Y el exgobernador bajacaliforniano Ernesto Ruffo lo acaba de refirmar: Declaró que “si viviéramos en la revolución, los disidentes del PAN serían fusilados en caliente”. Es decir, como en los tiempos de Porfirio Díaz en que se liquidaban a los opositores. Es, por cierto, el mismo Ruffo que dijo que la salida de Margarita Zavala de Calderón del PAN era como sacar el pus de una herida.

•El debate sobre el salario es indispensable, solo que ha entrado ya en la demagogia populista electorera del 2018. Cualquier movimiento en era variable afectará a todas las demás. Es indispensable que el salario suba, pero no para ganar votos porque entonces lo que se va a ganar es más inflación.

•Así se llevan: luego de que el expresidente Bush Jr. atacó a Trump, de pronto salieron revelaciones de que el expresidente Bush Sr. estuvo involucrado en casos de agresiones sexuales.

http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh
30 Octubre 2017 04:00:00
Independientes con la bendición del PRI; firmas fiadas para dividir voto
La advertencia fue hecha con anticipación: el PRI iba a meter las narices y todo lo que se pueda hacer para dividir el voto. Muchas de las firmas de los independientes serán de priístas prestados sin garantizar el voto efectivo. Si de las decenas de aspirantes llegan cinco, el voto se va a fragmentar y el PRI podrá ganar con menos votos.

En la estrategia priista les conviene que participen Margarita Zavala de Calderón (ex PAN), Jaime Rodríguez El Bronco (ex PRI), Armando Ríos Piter (ex PRD), Pedro Ferriz de Con (periodista de radio), Edgar Ulises Portillo Figueroa (académico) y María de Jesús Marichuy Patricio Martínez (EZLN). Por sí mismos los cinco carecen de infraestructura para lograr un millón de firmas de apoyo (877 mil indispensables y 10% por depuración en el INE).

El perfil de los independientes se ajusta a contingentes definidos de votos: disidentes del PAN que en el 2012 votaron por el PRI, independientes engañados por El Bronco, periodistas, académicos y zapatistas institucionalizados. Como las exigencias del Instituto Federal Electoral sólo exigen la firma y ningún compromiso de voto formal, la estrategia radica en apuntalar cinco opciones más que se sumarían a los formales: PRI, PAN-PRD y Morena. Entre nueve con competitividad, el PRI necesitaría menos votos para ganar.

En las cinco elecciones presidenciales de 1988-2012 hubo muchos candidatos, pero sólo tres competitivos: PRI, PAN y PRD. Los demás fueron maniobras de escenografía democrática: en 1994 participaron nueve candidatos, pero sólo tres reales; el promedio de votación por el candidato presidencial del PRI en esas cinco elecciones fue de 39.1%; en el 2012 Peña Nieto ganó por el PRI 32% y los seis puntos adicionales --para completar 38%-- fueron aportado por el Partido Verde. Y los chicos en esa votación apenas lograron cifras entre 0.5-2.5%.

Los escenarios hipotéticos para el 2018 señalan que habrá cuatro candidatos fuertes --PRI-Verde, PAN-PRD-MC, Morena-PT y Margarita Zavala de Calderón-- que seguirán dominando las votaciones con tendencias de alrededor de 20% cada uno. Y cuando menos tres independientes --El Bronco, si logra su registro por las firmas, el senador perredista Ríos Piter y la zapatista Marichuy-- aspiran a lograr 20%, pero a costa de quitarles algunos puntos a los punteros.

La clave de los independientes radica en conseguir cada uno un millón de firmas de apoyo, sin que necesariamente sean votos efectivos en urnas. Con tendencias que irían de 3%-8%, los cuatro grandes tendrían menos votos. Si el padrón es de 87 millones y se prevé una votación optimista de 60%, entonces los votos a repartir entre todos serían 52.2 millones.

Descontados los independientes, los escenarios hipotéticos dejan menos votos entre los cuatro candidatos competitivos. La última encuesta de Consulta (El Economista) maneja cifras de empate técnico de alrededor de 21% promedio entre los tres más importantes --PRI-PV, PAN-PRD-MC y Morena-PT-- y le deja 8% a independientes. Pero hay que tomar en cuenta que Margarita Zavala viene desde atrás y será competitiva. Las posibilidades de los independientes no radican en el millón de firmas, sino en fondos, estructura y visibilidad mediática para ocho largos meses.

En la repartición de votos al PRI le convienen los independientes para bajar los votos opositores. Por eso se nota ya desde ahora la mano del PRI en la recolección de firmas para ayudarlos y así ayudarse.

Política para dummies: La política es el arte para jugar con las armas del adversario, pero para beneficio propio.


Sólo para sus ojos:

•La lucha por reponer al fiscal contra fraudes electorales perdió gas por la amenaza incumplida de la oposición para no avanzar la ley de ingresos. Pero esa oposición recibió mensajes negativos de mercado: sin ley de ingresos habría alza de precios, especulación y presiones devaluatorias. Y como esa oposición quiere vender estabilidad para ganar votos en el 2018, entonces no pudo cumplir su amenaza.

•Parece que el presidente Trump dio marcha atrás a la apertura de archivos secretos sobre el asesinato del presidente Kennedy en 1963. Y dicen en los pasillos de poder estadunidense que sigue la percepción de que la mano de la CIA estuvo metida. Por tanto, la secrecía trata de proteger a la agencia de espionaje.

•En CdMx se está dando un reacomodo de fuerzas políticas: Morena salió muy lastimada de los terremotos y la rebeldía de Ricardo Monreal, el PRI podría respirar un poco con la dirección partidista local de Eruviel Ávila, la alianza PAN-PRD repuntó posibilidades y algunos independientes le van a quitar votos a Morena.


http://indicadorpolitico.mx
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
@carlosramirezh

" Comentar Imprimir
columnistas

top-add