×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
15 Diciembre 2017 04:00:00
Machos alfa
No hay día en que no se dé a conocer en Estados Unidos alguna nueva acusación en contra de algún hombre poderoso por acoso sexual o incluso violación. El caso de Harvey Weinstein, el renombrado productor de Hollywood, ha sido quizá el más sonado y el que ha desatado una verdadera avalancha de nuevas acusaciones. Pero las acusaciones habían empezado desde antes. Personajes como el presidente de Fox News Roger Ailes, el reconocido entrevistador y conductor de televisión Charlie Rose, el candidato al Gobierno de Alabama Ray Moore y el propio presidente de los Estados Unidos Donald Trump han enfrentado problemas tras haber sido acusados de hostigamiento contra mujeres.

La única característica en común es que los acosadores son hombres con poder o con dinero. Por lo demás, tienen ideologías y antecedentes muy diferentes. Hay en la lista hombres de derecha y de izquierda, conservadores y liberales, jóvenes y viejos, políticos y personajes del espectáculo.

La frecuencia con la que se han dado a conocer nuevos casos revela que quienes están siendo exhibidos representan la punta del iceberg en Estados Unidos. Muchas mujeres mexicanas me dicen que en nuestro país la situación es incluso peor. La razón por la cual no estamos viendo en México las denuncias que han sacudido al establishment estadunidense es porque en nuestro país persiste la certeza de que la mujer que denuncie verá destruida su carrera.

Quizá la razón es que en el ambiente de trabajo se recrean condiciones ancestrales. Las comunidades de chimpancés, que se cuentan entre los primates más cercanos al género humano, se organizan en torno a un macho alfa cuyo poder le permite dominar e impregnar a la mayoría de las hembras. Las familias y sociedades humanas en el paleolítico eran al parecer matriarcales, pero con el neolítico no sólo se generaron sociedades agrícolas y sedentarias, sino que se estableció una estructura familiar y social patriarcal, estructurada en torno a hombres que, por su riqueza, tenencia de la tierra y poder se convertían en machos alfa. Muchos de los hombres acusados de acoso tienden a repetir ese patrón. Utilizan su poder y dinero para rodearse de mujeres que dependan de ellos y les den acceso sexual.

La sociedad actual, sin embargo, ha evolucionado mucho desde los tiempos del neolítico y por supuesto desde las comunidades de chimpancés. No tenemos por qué aceptar que un pequeño grupo de hombres quiera aprovechar su poder o sus recursos para presionar a las mujeres a tener relaciones que ellas no desean.

La sociedad parece entenderlo. No ha sido necesario que la ley castigue a quienes han sido acusados de estas faltas en Estados Unidos. En muchos casos, ha sido suficiente que se ventile la acusación para que se genere un castigo social que se puede reflejar, por ejemplo, en una destitución del cargo que confiere la condición de macho alfa o la derrota en una elección, como le ocurrió al republicano de Alabama Ray Moore.

Mucha gente, sin embargo, sigue pensando que no hay nada malo en un hombre de poder o dinero que acosa a una mujer. Simplemente recordemos que, a pesar de las acusaciones en su contra, Trump pudo ganar las elecciones presidenciales del 2016. La conmoción generada por los casos que se han dado a conocer recientemente apuntan a un cambio cultural, por lo menos en Estados Unidos, lo que significa que estos abusos están teniendo un costo cada vez mayor para quienes los cometen.
13 Diciembre 2017 04:00:00
Sólo en YouTube
En esta ocasión la decisión fue unánime. Todos los consejeros de la Comisión de Quejas del Instituto Nacional Electoral rechazaron el retiro de un promocional de José Antonio Meade. La presidenta de la comisión, Adriana Favela, explicó: “El video está alojado en YouTube y ahí rige el principio de máxima libertad de expresión”.

Qué bueno que no se ejerza la censura en este caso, qué lamentable que “el principio de máxima libertad de expresión” sólo se aplique en YouTube. La reforma electoral del 2007 creó esta estúpida discriminación. Una senadora del PRI me confesó entonces que los legisladores querían castigar a las televisoras por sus abusos, por cobrarles demasiado por publicidad, por chantajearlos, por cuestionarlos. Ese era el propósito de la reforma.

Los políticos pensaban que la gente los despreciaba por influencia de los medios y por eso querían la oportunidad de dirigirse directamente a los ciudadanos. De ahí la multiplicación de canales oficiales de televisión. No bastaban el 11, el 22 o el 34 de Televisión Mexiquense, replicados en muchos estados. A la lista se han añadido el Canal del Congreso, el Canal Judicial, el Canal de la Ciudad de México y el Canal de la Asamblea Legislativa, todos sostenidos con dinero de los contribuyentes.

En 2007, la ley prohibió la compra de tiempos de radio y televisión a los partidos y también a los ciudadanos que quisieran promover ideas políticas. La medida habría dejado la información sobre candidatos sólo a los noticiarios, lo cual no era ideal, pero tampoco una tragedia.

Los legisladores, sin embargo, querían más. Tomaron los tiempos de Estado que ya existían, pero concentrados en programas después de medianoche, donde no hacían daño, y los dispersaron en spots de 30 segundos de las 6 de la mañana a las 12 de la noche para sumar 3 minutos cada hora. El resultado ha sido una avalancha de spots de gobierno y partidos. Estos mensajes de propaganda han hastiado al público y han hecho un daño enorme a la radio y la televisión mexicanas (aclaro interés, yo colaboro en Grupo Radio Centro y en TV Azteca).

La reforma tuvo el apoyo de toda la clase política. La impulsaron el entonces coordinador de los senadores priistas, Manlio Fabio Beltrones, y el coordinador de los diputados del PRI, Emilio Gamboa. La aprobaron los legisladores del PAN y del PRD. La firmó el entonces presidente panista, Felipe Calderón.

Las restricciones a la libertad de expresión y la obligación de difundir propaganda se ordenaron sólo a la radio y televisión abiertas, no a la televisión de paga, lo cual habría afectado a cadenas extranjeras como CNN. Tampoco se aplicaron a internet, a las redes sociales o a los medios impresos. Por eso un video censurable en televisión abierta puede difundirse en YouTube.

Los spots, sin embargo, no han ayudado a la clase política, hoy más odiada que nunca. La cacofonía de mensajes de propaganda irrita y confunde. La censura de radio y televisión sólo ha servido para impulsar el internet y las redes sociales.

La reforma viola la libertad de expresión, pero también el principio jurídico fundamental de igualdad de todos ante la ley. La tecnología está generando una inevitable confluencia de todos los medios, lo cual vuelve absurdo restringir sólo algunos. Que las autoridades censuren el mismo video en televisión abierta, pero no en YouTube, subraya lo absurdo de esta legislación.

SIN POBRES

López Obrador ofrece 3 mil 600 pesos mensuales a ninis que entren como aprendices a talleres y empresas. Anaya promueve un sueldo para todos sin necesidad de trabajar. Del Mazo prometió un sueldo rosa para todas las amas de casa. Es la nueva política mexicana.
12 Diciembre 2017 04:00:00
La bella paradoja
No es coincidencia que Andrés Manuel López Obrador haya decidido registrarse como precandidato a la presidencia este 12 de diciembre, como tampoco lo es que su partido se llame Morena. El tabasqueño no es sólo un hombre religioso, sino también un político convencido de que la suya es la causa del bien que lucha contra el mal.

Durante mucho tiempo no hubo claridad acerca de las creencias religiosas de López Obrador. Mucha gente suponía que, por ser de izquierda, debía ser ateo o agnóstico. Durante algún tiempo se dijo incluso que era evangélico, protestante, quizá “como argucia para desacreditarlo” (Carlos Martínez García, La Jornada, 10.5.06). Las dudas fueron en parte producto de su resistencia a declarar públicamente sus posiciones religiosas, por considerarlas un tema personal. Quedaban claras, sin embargo, sus resistencias a aceptar programas de avanzada en cuestiones morales, como el aborto o el matrimonio entre homosexuales.

En los últimos años, Andrés Manuel ya ha declarado sus convicciones religiosas. En 2012 reconoció ser religioso. Este pasado mes de marzo, en un foro del periódico El Mañana de Nuevo Laredo, señaló concretamente: “Soy cristiano, en la expresión amplia de lo que significa el cristianismo. Soy un seguidor de la vida y la obra de Jesucristo, porque Jesucristo luchó en su tiempo por los pobres, por los humildes. Por eso lo persiguieron los poderosos de su tiempo”.

La visión que tiene López Obrador de Jesús es muy similar a la que ha manifestado de sí mismo. Así como Jesús tuvo que enfrentarse a los poderosos de su tiempo, así él lo hace ante esa maldad encarnada en la mafia del poder. El hijo menor de Andrés Manuel, por otra parte, se llama Jesús precisamente por el nazareno, mientras que otro de sus hijos es Ernesto por el Che Guevara (Político.mx, 1.4.17).

Las ideas religiosas de López Obrador parecen haber influido sobre algunas de sus decisiones políticas. El 8 de abril de 2003, cuando todavía era jefe de Gobierno de la Ciudad de México y ya buscaba su primera candidatura a la Presidencia, donó 29 mil metros cuadrados de terreno público y privado a la Fundación Plaza Mariana, presidida por el entonces arzobispo primado Norberto Rivera, para ampliar la basílica de Guadalupe (Proceso 8.8.04). Se le acusó entonces de buscar el “voto guadalupano”.

El 17 de octubre de este 2017 López Obrador presentó el libro Patria de Paco Ignacio Taibo II y buscó subrayar “la bella paradoja”, la religiosidad personal de muchos de los liberales del siglo XIX que él admira. “La mayoría de los liberales. que llevaron a cabo la Reforma y defendieron la república contra el imperio –dijo– habían tenido. formación religiosa y, como es obvio, de influencia católica”. Guillermo Prieto “era guadalupano y creía en Dios. Santos Degollado trabajó de escribiente en la catedral de Morelia. Melchor Ocampo. estudió en el seminario”. En la presentación citó a Francisco Zarco en una frase registrada en el libro de Taibo: “El partido que quisiera destruir o desarraigar el catolicismo sería demente o insensato, porque intentaría lo imposible, lo peligroso, lo criminal. Nosotros., en las sublimes verdades del cristianismo, encontramos condenado el despotismo y la opresión”.

No, no es sorpresa que Andrés Manuel le haya puesto Morena a su partido o que esté registrando su precandidatura exactamente este 12 de diciembre. Con estos gestos subraya su religiosidad y su visión de sí mismo como un seguidor de Jesús que cumple el mandato de acercarse a los pobres.

REGLAS INJUSTAS

Los precandidatos podrán promocionarse en radio y televisión siempre y cuando enfrenten contrincantes en su partido. No podrán hacerlo los candidatos únicos. Con estas reglas, conviene tener un rival de pacotilla.
11 Diciembre 2017 04:07:00
Zorras en el Frente
“El que mejor supo obrar como zorra tuvo mejor acierto”. Nicolás Maquiavelo

Ricardo Anaya supo siempre lo que quería y lo ha sabido conseguir. De manera sistemática usó la presidencia del PAN para construir una candidatura presidencial propia. Hoy la tiene al alcance de la mano.

Del lado positivo, Anaya no irá solo en la contienda. Los senadores Ernesto Ruffo de Baja California y Juan Carlos Romero Hicks de Guanajuato, ambos exgobernadores, así como el exsecretario de Economía y Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez, participarán en una elección en la que podrán votar los 282 mil militantes del partido. Al parecer, el exgobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, no entrará en la contienda.

Ninguno podrá hacerle sombra a Anaya. La única rival real, Margarita Zavala, quien hasta hace unos meses estaba en primer lugar en las encuestas, le hizo el favor de salirse del partido para buscar una candidatura independiente que requiere 866 mil firmas, tres veces el número de militantes del PAN.

La contienda interna permitirá a Anaya utilizar los tiempos oficiales de radio y televisión para promoverse, cosa que no podrán hacer los candidatos únicos de otros partidos. Al final, la candidatura presidencial está garantizada porque el Frente con el PRD y Movimiento Ciudadano (una alianza que ha cambiado tres veces de nombre al pasar de Frente Opositor a Frente Ciudadano por México y ahora Por México al Frente) ha aceptado cederle esa postulación.

El triunfo de Anaya puede dividir al PAN, partido que en solitario estaba peleando con Morena el primer lugar en las encuestas. Ya el expresidente Felipe Calderón, que promueve a su esposa Margarita Zavala, ofreció un comentario en Twitter: “El PAN, que era el partido democrático por naturaleza, cancela internas; su dirigente abusa del poder y se autonombra candidato. Dos partidos más, le sirven de tapete. Y todavía hay el cinismo de llamarle ‘día histórico para la democracia’. Chale”.

Ninguno de los dos expresidentes surgidos del PAN, ni Vicente Fox ni Caderón, apoya a Anaya.

Este abogado queretano de 38 años tiene ya la candidatura presidencial del Frente en el bolsillo. La gran pregunta es si podrá realmente triunfar en la elección del 1 de julio. Anaya es brillante y tiene el don de la palabra. Es aguerrido y retador en sus discursos, lo cual funciona bien en política. Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Querétaro, obtuvo una maestría en derecho fiscal por la Universidad del Valle de México y un doctorado en Ciencias Políticas y sociales por la UNAM. Ha sido diputado local y federal, así como dirigente del partido. Su experiencia en la administración pública, sin embargo, se limita a haber sido secretario particular del gobernador Francisco Garrido Patrón de Querétaro.

Lo que nadie puede cuestionar a Anaya es su enorme ambición y su capacidad maquiavélica para conseguir lo que desea. El Frente es una alianza sin más ideología que la de conquistar el poder. No sólo no sabemos sus posiciones sobre temas como el aborto o el matrimonio entre personas del mismo sexo, sino que políticas como la renta básica universal, que Andrés Manuel López Obrador descartó por populista en su Proyecto de Nación, aparecen entre sus propuestas sin cálculos financieros por la única razón de que sirven para comprar votos.

Maquiavelo aconsejaba que “un príncipe que desea mantenerse, aprenda a no ser bueno”. También señalaba que “a un príncipe nunca le faltan razones legítimas para violar una promesa”. El objetivo fundamental de la política es conquistar el poder y mantenerse en él. Las razones para tenerlo no tienen importancia.

El botín

El PAN se queda con la candidatura presidencial. El PRD prepara ya su contienda interna para la Ciudad de México. El Frente no es una verdadera alianza política. Es una división previa del botín.
08 Diciembre 2017 04:00:00
Anaya y Barrales
El tiempo se agota para el Frente Ciudadano. La fecha límite para registrar coaliciones es el próximo 14 de diciembre. Si no hay un acuerdo entre el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano, todo el esfuerzo realizado para forjar esta extraña alianza habrá quedado en un sueño guajiro.

Las encuestas de los últimos días sugieren que, a pesar de la salida de Margarita Zavala del PAN y del destape de José Antonio Meade en el PRI, el Frente Ciudadano sigue siendo una opción competitiva. Andrés Manuel López Obrador, de Morena, continúa claramente a la cabeza, pero la alianza entre el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano se encuentra en segundo lugar. No hay mucha diferencia por ahora entre lo que pueden lograr Ricardo Anaya o Miguel Ángel Mancera como candidatos. Meade viene en tercer lugar y en cuarto se ubica Zavala, a pesar de que ya no está dentro del PAN.

Los ánimos entre los líderes del Frente, sin embargo, se están crispando. Esto se debe en parte a que se acerca el momento de las decisiones y a que tanto Anaya como Mancera están jugando todas sus fichas para quedarse con la candidatura presidencial. La ambición domina las discusiones.

Mancera ha señalado en varias ocasiones que debería haber una contienda abierta para elegir candidato. El PRD, de hecho, ya ha cerrado filas en torno a él. Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano, declaró que el candidato debe ser un miembro del PAN, el hermano mayor de la alianza, mientras que Mancera debe conformarse con una candidatura al Senado. Pero la ley no permite que el jefe de Gobierno opte por el Senado. Un irónico Mancera ha respondido que Dante podría ser un buen secretario de Agricultura.

Los dirigentes de los tres partidos se dan cuenta de que la única forma de aspirar al triunfo es a través de la alianza. El PAN ha dejado de ser contendiente por sí solo desde que Zavala dejó al partido. Ni Anaya ni Rafael Moreno Valle parecen tener la capacidad de alcanzar a López Obrador sólo con el respaldo panista.

Los perredistas no tienen fuerza para imponer la candidatura de Mancera. El PAN no solamente tiene mejores resultados anteriores y mayor presencia en el país, sino que el PRD ha perdido el papel de principal partido de izquierda y su hegemonía en la Ciudad de México. Al final, los perredistas tendrán que aceptar una candidatura panista si quieren mantenerse en el Frente. Los manoteos parecen ser una simple forma de vender más caro su amor.

Cuando se hicieron los primeros acuerdos para formar el Frente Ciudadano, quedó sobreentendido que el PAN pondría al candidato a la Presidencia, el PRD, al de la Ciudad de México y Movimiento Ciudadano, al de Jalisco. Los dos principales promotores del acuerdo, sin embargo, estaban promoviendo sus intereses personales: Anaya quería ser candidato a la Presidencia, Alejandra Barrales buscaba la capital.

Margarita le dejó el campo abierto a Anaya dentro del PAN. Mancera sigue suspirando por la candidatura presidencial, mientras cuida a Barrales; esta semana, en efecto, dio un manotazo en la mesa para impedir que Salomón Chertorivski se postulara por la libre.

Pero Anaya no ha maniobrado para tomar control del PAN sólo para dejarle la candidatura presidencial a Mancera. Al final, la única opción que queda para el Frente es la mancuerna Anaya y Barrales, la misma que se definió originalmente. Si el Frente va a sobrevivir, Mancera tendrá que ser sacrificado.

ARRIOLA EN CDMX

Mikel Arriola será el candidato del PRI al Gobierno de la Ciudad de México. Su tarea no será necesariamente ganar la capital, lo cual es quizá tarea imposible en una entidad dominada por la izquierda. La meta realista es atraer un número suficiente de votos para mantener las posibilidades de Meade en la contienda por la Presidencia.
07 Diciembre 2017 04:00:00
Amnistía y violencia
Hubo quien dijo que Andrés Manuel López Obrador se había equivocado, que en la confusión de un chacaleo respondió sin pensar a la pregunta de un reportero: “Vamos a hacer todo lo que se pueda para que logremos la paz en todo el país, que no haya violencia. Si es necesario, vamos a convocar a un diálogo para que se otorgue amnistía, siempre y cuando se cuente con el respaldo de las víctimas, de los familiares de las víctimas”.

Pero López Obrador no se equivocó este 2 de diciembre en Chilapa, Guerrero, una de las zonas más afectadas por la violencia en el país. Quizá no está comprometido con una amnistía, pero sí está considerando la posibilidad de un diálogo y un perdón. No es con más soldados, marinos y policías, dice, como se va a resolver el problema de la inseguridad.

Hay buenas razones para cuestionar un diálogo con los líderes del crimen organizado y la posibilidad de otorgarles una amnistía. Hubo un tiempo, cuando había un verdadero cártel, el de Guadalajara, en el que quizá se podría haber negociado con un capo o con un grupo relativamente pequeño de líderes del crimen. Hoy, después de décadas de guerra contra las drogas, la hidra tiene ya cientos o miles de cabezas. ¿Cómo escoger con quién negociar?

La respuesta de López Obrador a los cuestionamientos de los secretarios de Defensa y Marina sugiere que, lejos de haberse equivocado, él cree realmente en dialogar con los líderes del crimen. En Oaxaca este 5 de diciembre dijo que sabía que a los titulares de estas dependencias “les ordenaron lanzarse en contra nuestra, pero siempre digo lo que pienso”. Añadió: “La política se inventó para evitar la guerra. La paz y la tranquilidad son frutos de la justicia”. Y parafraseó a Gandhi: “Ojo por ojo, diente por diente, nos dejaría ciegos o tuertos o chimuelos y no resuelve el problema”.

Sería imposible, es verdad, negociar con miles de criminales a la vez. Los delitos que más duelen no los cometen las grandes bandas del narcotráfico sino grupos relativamente pequeños de delincuentes. López Obrador, sin embargo, ha entendido la exasperación de la población ante una inseguridad que no ha hecho más que aumentar en los últimos años, a pesar de que el Gobierno ha gastado cantidades crecientes de dinero para fortalecer a las policías, las procuradurías y las fuerzas armadas. Una vez más Andrés Manuel está estableciendo la agenda de fondo en un proceso electoral.

El problema de la inseguridad no tiene soluciones fáciles. López Obrador señala en su Proyecto de Nación 2018-2024 que la inseguridad es producto del desempleo, la pobreza y la desintegración familiar. Esta idea, de que los pobres son los responsables del crimen, no es avalada por la información. Es falso que los pobres sean más proclives a cometer delitos. La información disponible sugiere que la mayoría de los criminales pertenecen a la clase media y no a los grupos más pobres. La idea de que los huachicoleros o quienes asaltan trenes lo hacen por hambre es simplemente falsa.

La estrategia de utilizar la represión para reducir el consumo de las drogas, sin embargo, no ha disminuido su uso, aunque sí ha provocado una dramática explosión de violencia. Quizá la solución no radica en reglamentar el uso del Ejército como policía, como lo hace la Ley de Seguridad Interior, ni en otorgar amnistías a los principales criminales. Una medida más sencilla, y más eficaz, sería legalizar las drogas y usar a la Policía para combatir los crímenes con víctima.

¿Pánico?

Enrique Ochoa, presidente del PRI, declaró en Tlaxcala que el destape de José Antonio Meade hizo que López Obrador entrara en un “estado de pánico”, lo que explica su oferta de amnistía a criminales. Curioso. Porque en todas las encuestas que he visto AMLO sigue en un cómodo primer lugar.
06 Diciembre 2017 04:00:00
Agua y política
No hay bien más valioso ni más manoseado por los políticos que el agua, la cual se ha convertido en bandera ideológica para impulsar medidas destinadas a provocar su propia escasez.

La declaración del agua como un derecho constitucional fue un error monumental: “Toda persona –dice el Artículo cuarto de la Constitución enmendado en 2012– tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible”. Pero que el agua sea un derecho no aumenta la disponibilidad del líquido ni genera infraestructura para extraerla, transportarla y entregarla a los hogares. Tampoco la limpia antes de reintegrarla a los cauces naturales. Lo único que hace es permitir que ciertas personas o familias eviten el pago y dejen la carga a los demás. De esta manera se debilitan la recaudación y la inversión, y disminuyen el abasto y la capacidad de tratamiento.

La nueva Constitución de la Ciudad de México ha dado un paso más en este camino al abismo populista: “La Ciudad –dice– garantizará la cobertura universal del agua, su acceso diario, continuo, equitativo y sustentable”. La verdad es que ninguna ley puede garantizar una cobertura universal del agua ni de ningún bien. Pero, además, señala: “La gestión del agua será pública y sin fines de lucro” y “este servicio no podrá ser privatizado”. No importa si las empresas privadas pueden ser más eficientes y honestas; el dogma ideológico hace del agua un monopolio gubernamental.

En medio de este marco se ha emitido ahora una Ley de Sustentabilidad Hídrica con retrocesos, pero también avances. El Sistema de Aguas dejará de ser un organismo desconcentrado y pasará a ser descentralizado, lo cual le permitirá tomar sus propias decisiones y operar con autonomía. Es positivo. Una empresa no puede ser eficiente si su personal y decisiones cruciales no son suyas.

Lo ideal habría sido que el nuevo Sacmex tomara también las decisiones sobre tarifas. El sistema de precios es, después de todo, el mejor regulador económico. Con la nueva ley las tarifas ya no serán fijadas por los diputados, lo cual es positivo, pero tendrán que seguir siendo aprobadas por la Asamblea Legislativa. El problema es que los diputados no saben del tema del agua y buscan siempre bajar tarifas para comprar votos, aunque descapitalicen a la institución. No les interesa el largo plazo, sólo la siguiente elección.

La nueva ley obligará al Gobierno capitalino a dar al Sacmex un financiamiento obligatorio suficiente para su operación e inversión. Hasta hoy ha sido muy fácil cobrar cuotas artificialmente bajas sin que el Gobierno otorgue subsidios para cubrir las verdaderas necesidades. Por eso el servicio es tan deficiente.

El Sacmex tiene la necesidad de cuando menos duplicar las inversiones que realiza, y no por un periodo breve sino cuando menos durante 50 años. Hacer que el agua sea un derecho constitucional no genera los recursos que permitan reparar la red actual y construir la infraestructura adicional que se necesita para mantener el servicio y expandirlo hasta alcanzar a quienes hoy no tienen agua entubada. Hubiera sido mejor no hacer del agua un derecho, aunque sí crear un sistema que promoviera la inversión. Sin embargo, hay que trabajar con lo que se tiene. La Ley de Sustentabilidad Hídrica puede ser positiva si los gobiernos futuros realmente la respetan y garantizan los recursos para las inversiones necesarias. De lo contrario, el agua se agotará, pese a ser un derecho constitucional.

Mikel

Mikel Arriola es uno de los funcionarios más honestos y capaces del Gobierno federal. Es además un gran deportista como pelotero de jai-alai. Ganar la Ciudad de México, sin embargo, será muy difícil para el PRI. De momento la batalla es entre Morena y el PRD.
05 Diciembre 2017 04:00:00
Ejército y seguridad
La discusión sobre la nueva Ley de Seguridad Interior es un extraño juego de paradojas. Por un lado, los activistas que dicen representar al pueblo se quejan de la militarización de la seguridad; pero el pueblo, aterrado por la violencia y harto de la corrupción de las policías, exige la presencia del Ejército. Además, el secretario de Defensa, el general Salvador Cienfuegos, afirmó en diciembre de 2016: “Yo sería el primero en levantar no una sino las dos manos, para que nos vayamos a hacer nuestras tareas constitucionales. No pedimos estar aquí. No nos sentimos a gusto”. Pero si las Fuerzas Armadas han recibido órdenes de hacer un trabajo de seguridad interior, el general secretario exige reglas claras. Los soldados que están haciendo una labor incómoda deben saber qué pueden hacer y qué no. De esta demanda surge la controvertida nueva Ley de Seguridad Interior.

Yo, en lo personal, creo que ha sido un error dar a las Fuerzas Armadas labores de policía. Esta medida ha causado daños enormes a unas instituciones cuya función constitucional no es llevar a cabo labores policiales, sino cuidar de la seguridad nacional ante amenazas del exterior. En mis viajes por el país, sin embargo, encuentro que los habitantes de las zonas más afectadas por la violencia suplican la presencia del Ejército. Afirman que las policías se han convertido en cómplices de los criminales y prefieren la disciplina de las Fuerzas Armadas.

Nuestra Constitución, como puede uno esperar de un documento parchado cientos de veces, es ambigua sobre el tema. El Artículo 89 señala que el Presidente de la República puede “disponer de la totalidad de la Fuerza Armada permanente, o sea del Ejército, de la Armada y Fuerza Aérea Nacionales, para la seguridad interior y defensa exterior de la Federación”. En contraste, el Artículo 129 advierte: “En tiempo de paz, ninguna autoridad militar puede ejercer más funciones que las que tengan exacta conexión con la disciplina militar”.

La Suprema Corte de Justicia resolvió hace años que las Fuerzas Armadas sí pueden participar en tareas de seguridad interior. Los esfuerzos por declarar inconstitucional esta participación han caído por tierra hasta ahora. Lo mismo debe suceder con los esfuerzos actuales para llevar nuevamente el tema al máximo tribunal.

La nueva Ley de Seguridad Interior que pretende dar a las Fuerzas Armadas reglas para normar su actuación como policía no es perfecta, pero tampoco cae en las faltas que se le atribuyen por razones políticas. No militariza al país, sino que reglamenta una actuación que se viene dando desde hace décadas. No da al Ejército un papel permanente como policía, sino que establece la posibilidad de hacer intervenciones con una duración máxima de un año. No legaliza el uso del Ejército para reprimir manifestaciones, sino que descarta el empleo de las Fuerzas Armadas contra protestas sociales pacíficas. No da al Ejército carta blanca para espiar a los ciudadanos, sino que señala que las Fuerzas Armadas sólo podrán hacer uso de métodos lícitos para obtener información.

La Ley de Seguridad Interior no va a resolver el fracaso del Gobierno en el combate a la inseguridad. El simple hecho de que el Ejército tenga funciones de policía es un reconocimiento de una política fallida. Pero remover al Ejército de esta tarea sin que haya una policía operativa, o dejarlo sin reglas claras para operar, no hará más que dañar a la sociedad que reclama justamente seguridad.
04 Diciembre 2017 04:05:00
Equilibrio en el mar
“La mayor virtud de la arquitectura es la generación de sensaciones”. Miguel Ángel Aragonés

La arquitectura es minimalista. Las construcciones de deslumbrante blancura se extienden en un semicírculo alrededor de un pequeño restaurante con un techo de ramas secas que forman un nido protector sobre los comensales mientras lo dejan virtualmente al aire libre.

Cada recoveco es ambientado por música y espejos de agua que generan un ambiente de tranquilidad. Las habitaciones son de equilibrada belleza, ejercicios de feng shui que ofrecen vistas espectaculares del lugar en que se reúnen las aguas del Pacífico y el mar de Cortés. La iluminación, cortinas, televisión y sonido se manejan de manera inalámbrica desde una tableta. Belleza sencilla con alta tecnología.

Miguel Ángel Aragonés, el diseñador y constructor del hotel, ha escrito que “El sol es al arquitecto lo que la brújula al navegante. Es el punto de partida; el principio orientador de todo proyecto. Cuando ves un terreno, lo primero que tienes que saber es por dónde sale el sol y por dónde desaparece, por dónde quieres que entre en el verano y por dónde en el invierno”.

Las obras de Aragonés son ejemplo de la creatividad de la nueva arquitectura mexicana. Luis Barragán fue el gran innovador, el maestro que rompió moldes para crear una arquitectura mexicana cosmopolita, libre de los preceptos del nacionalismo revolucionario. De ahí, pero de manera independiente, sin ninguna escuela, han surgido arquitectos a la altura de los mejores del mundo. Ricardo Legorreta, Juan y Javier Sordo Madaleno, Abraham Zabludovsky, Teodoro González de León, Enrique Norten y Alberto Kalach, por mencionar a algunos, han construido arte en sus espacios arquitectónicos.

Crear hoteles funcionales, pero distintivos, es uno de los grandes retos de la arquitectura contemporánea. México tiene virtudes que lo hacen un atractivo destino turístico en un mercado competido. El turismo mundial crece a un paso mayor que la economía. En 2016 los arribos internacionales (sin turismo interior) crecieron 3.9% para alcanzar mil 235 millones (Organización Mundial de Turismo). En contraste, la economía mundial se expandió 2.4% (Banco Mundial). Sin embargo, la oferta de habitaciones y servicios turísticos se ha disparado. Muchos países compiten por precio; el más barato se lleva más turistas, pero a un margen menor.

En México hemos tenido éxito para atraer turistas. Hemos pasado del lugar 15 al octavo del mundo en arribos internacionales, pero seguimos siendo el 14 en captación de divisas. Muchos visitantes llegan a México sólo por precio y gastan lo menos posible.

Podemos mejorar. Al clima y la cultura, nuestras mayores fortalezas, necesitamos añadir elementos que atraigan a visitantes dispuestos a pagar más por una experiencia diferente. Un circo canadiense en la Riviera Maya es un ejemplo. Los hoteles nudistas o swinger mantienen ocupaciones de casi 100% en cualquier época del año.

La arquitectura y sus sensaciones son otra forma de atraer un turismo de alto nivel. Un hotel, como el diseñado por Ricardo y Alexis Elías en la Riviera Maya, seduce a los visitantes por su belleza física, que contrasta con la previsibilidad de los viejos cubos de concreto y vidrio. En el hotel en Los Cabos donde me encuentro la equilibrada armonía genera un ambiente de tranquilidad. En México, afortunadamente, tenemos a los arquitectos que pueden darnos esos elementos diferenciadores.
01 Diciembre 2017 04:00:00
Troles electorales
En las últimas semanas, mi cuenta de Twitter ha registrado un incremento muy significativo en el número de seguidores. Este 29 de noviembre por la noche, por ejemplo, aparecían en mi cuenta 216 nuevos seguidores para elevar el total a 318 mil.

Algunos eran, al parecer, personas reales. El Memenauta @Elmemenautota tenía 5 mil 556 tweets y 2 mil 128 seguidores. Diego @pazarela registraba 5 mil 451 tweets y 253 seguidores. Pero otros eran diferentes en parte porque no tenían ilustración del rostro o cuando menos un avatar. Las cuentas presentaban sólo un huevo como identificación visual. Pero ahí no paraban las coincidencias. Mariana Vera @Mariana68119440, por ejemplo, tenía un solo tweet y ningún seguidor. Marcelo @marcelo65955757 registraba un tweet y un seguidor. Roberto @RobertoAbcd1234 no tenía ningún tweet y tampoco seguidores. Así, cientos y cientos.

No se requiere mucha imaginación para saber que la mayoría son troles. En la mitología escandinava, un trol es un monstruo maligno que habita en bosques o grutas. En el internet y las redes sociales, una persona, o una cuenta, que publica comentarios agresivos, difamatorios o engañosos ocultando su identidad.

¿Por qué se ha puesto de moda mi columna entre los troles? Lo más probable es que alguien se esté preparando para lanzar campañas, quizá ofensivas o cuando menos abrumadoras, durante la campaña de 2018. Mi cuenta no debe ser la única en registrar este fenómeno. Otros periodistas e intelectuales públicos deben estar registrando también crecimientos importantes en el número de sus seguidores en Twitter o sus amigos de Facebook. El propósito será persuadirlos o presionarlos en la campaña.

Barack Obama fue el primer candidato que utilizó el internet y las redes sociales para propósitos políticos. En su campaña de 2012, reunió 504 millones de dólares a través de medios digitales (Domonique James, How Social Media Is Changing Political Campaigns, Global Risk Insights, 11.3.16). Donald Trump rebasó por mucho a Obama y en 2016 utilizó Twitter como un instrumento, no para reunir un dinero que no necesitaba, sino para mandar mensajes directos al electorado sin pasar por unos medios que le eran hostiles.

Todos los políticos y aspirantes a cargos de elección popular saben hoy que el internet y las redes sociales son cruciales, aunque no todos saben manejarlos. Los funcionarios suelen utilizar las redes para lanzar mensajes oficialistas que se interpretan como simple propaganda y a los que nadie presta atención. Trump ha entendido el poder de este medio y lo emplea para definir la agenda política con mensajes que, entre más escandalosos, son más eficaces para motivar a sus seguidores y enfurecer a sus detractores.

México no ha tenido hasta ahora una verdadera campaña electoral presidencial en redes sociales. En 2012 estas eran incipientes y alcanzaban a un público pequeño. Enrique Peña Nieto fue un candidato de televisión. Quizá por eso los legisladores regularon severamente el uso electoral de la radio y la televisión en 2007 y 2014, pero no se metieron con el internet y las redes sociales.

Los tiempos, sin embargo, están cambiando. El atípico crecimiento de los troles me dice que alguien se está preparando para llevar la lucha electoral a las redes sociales en 2018. El que la expansión sea de troles y no de ciudadanos identificables sugiere que la intención no es buena. Es muy probable que las campañas sucias se concentren en las redes sociales el año que viene.
30 Noviembre 2017 04:07:00
Pelele y señoritingo
En muchos sentidos Andrés Manuel López Obrador ha dejado atrás el radicalismo del pasado. Ya no manda al diablo las instituciones ni bloquea el Paseo de la Reforma. Me dicen que le propusieron introducir a su Proyecto de Nación 2018-2024 la propuesta de renta básica universal, la que el panista Ricardo Anaya ha asumido con tanto entusiasmo, pero la rechazó por “populista”.

Su proyecto no propone ya echar para atrás las reformas estructurales, sino someterlas a evaluación (pp. 6 y 7). Plantea que su gobierno “respetará siempre el estado de derecho” y señala que “el respeto al derecho a la propiedad privada es uno de los puntos clave de la propuesta, sobre todo en lo que se refiere al respeto a la tenencia de la tierra” (p. 414). Alfonso Romo, el empresario regiomontano que coordinó el documento, afirmó el 20 de noviembre: “No vemos la propiedad privada como una concesión benévola del Estado, sino como un derecho inherente a cada hombre y a cada mujer.”

López Obrador no es ya el joven que bloqueaba pozos petroleros en Tabasco. Hoy tiene 64 años y quizá se da cuenta que sus excesos del pasado le han costado mucho. La elección presidencial del 2006 la tenía ganada hasta que empezó a gritarle “Cállate, chachalaca” a Vicente Fox. Lo que a él le pareció un gesto simpático, a muchos electores les pareció prepotente. El PAN no necesitaba más prueba de que era un peligro para México que repetir los videos.

La gran pregunta es si la nueva madurez es real o fingida. A veces a Andrés Manuel le cuesta trabajo dominar al tabasqueño que lleva dentro. Sus primeras reacciones al virtual destape de José Antonio Meade, a quien llamó pelele, títere y señoritingo, lo demuestran: “La mafia del poder piensa que con mañas se van a seguir imponiendo en el gobierno, pero les digo que no van a poder en la elección del año próximo. No van a imponer a un nuevo pelele, a un nuevo títere en nuestro país, como lo hicieron con Calderón y Peña. Miren cómo está nuestro querido México con el títere de Peña Nieto; impera la corrupción, hay mucha pobreza, inseguridad, violencia, y ahora quieren a otro pelele, a este señor Meade, este señoritingo; pues ya no, ahora será el pueblo el que elegirá al próximo Presidente, ya no más peleles y títeres”.

López Obrador no tendría que recurrir a estas descalificaciones. Él representa una insatisfacción social en buena medida justificada. Ha señalado de manera correcta muchos de los males que afectan a nuestro país y que le han impedido alcanzar su desarrollo pleno. Pero una cosa es criticar problemas y señalar posibles soluciones, y otra afirmar que quienquiera que no está de acuerdo con él es corrupto, títere, pelele o señoritingo.

Quizá sea imposible esperar un debate de altura en la clase política mexicana. Fox ganó la Presidencia en 2000 llamando La Vestida a su principal rival y descalificando como tepocatas, alimañas y víboras prietas a quienes no lo apoyaban. A López Obrador le ha funcionado también insultar a quienes ofrecen propuestas distintas a las suyas.

Son tiempos de populismo. Hugo Chávez y Donald Trump pudieron escalar las estructuras del poder descalificando a sus rivales. López Obrador podría estar superando esta fase de berrinche infantil. Su Proyecto de Nación, en efecto, tiene temas de fondo que deben discutirse. Pero el que su reacción al destape de Meade sea llamarlo pelele, títere y señoritingo, no apunta a ninguna madurez emocional.

OPERACIÓN CICATRIZ

José Antonio Meade está haciendo ya la operación cicatriz necesaria en el interior del PRI. Ayer caminó con Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de gobernación, y comió con él en el restaurante Puerto Chico de la capitalina colonia Tabacalera.
29 Noviembre 2017 04:00:00
Comienza la carrera
Es muy pronto aún para conocer el impacto del destape de José Antonio Meade en la carrera presidencial. Todavía hace unos días los priistas seguían prefiriendo a Miguel Ángel Osorio Chong, quien de manera disciplinada ha expresado su apoyo al virtual candidato de su partido. Sin embargo, cuando menos una encuesta sugiere que el destape ha impulsado al PRI.

El periódico La Razón publicó ayer un sondeo de Gabinete de Comunicación Estratégica, la empresa que preside Liébano Sáenz, presuntamente realizado en las horas posteriores al destape. No sé cuál haya sido la metodología de esta rápida encuesta ni qué tan confiable sea, pero el resultado es interesante.

Según el estudio, Andrés Manuel López Obrador, de Morena, sigue encabezando la carrera por la presidencia con 28.7% de las preferencias. Después de meses de estar en tercer lugar, el PRI pasa ahora al segundo, con su nuevo candidato Meade, que alcanza 23.2% de las preferencias. El tercer puesto lo ocupa Margarita Zavala, ya no con el PAN, sino como independiente, con 11.5%. Ricardo Anaya, el presidente del PAN, viene en cuarto lugar, con 8.1%, seguido de Miguel Ángel Mancera con 4.3% y Jaime Rodríguez, “El Bronco”, con 4 por ciento.

Es lógico que el PRI y Meade hayan tenido un repunte después del destape. La experiencia nos dice que las preferencias se fortalecen cuando los partidos seleccionan a un candidato claro. Esta es una de las razones por las que Morena ha tenido siempre un buen desempeño, ya que López Obrador ha sido su candidato desde la fundación del partido. El PRI se encuentra hoy en la misma situación.

Lo mismo podría pasar con el Frente Ciudadano si supera los escollos internos y postula a un candidato único, aunque hasta este momento no se haya revelado ni siquiera el procedimiento. Las diferencias entre Anaya y Miguel Ángel Mancera, sin embargo, podrían separar nuevamente al PAN y al PRD.

Entre los independientes, Margarita Zavala sigue siendo la mejor posicionada, con clara ventaja sobre “El Bronco”. En la recolección de firmas, sin embargo, ocurre lo contrario. Hasta el 27 de noviembre el gobernador de Nuevo León llevaba reunidas 445 mil firmas, 51% de las requeridas. Ya está en ritmo para alcanzar las 866 mil que requiere la ley. A pesar de su mayor popularidad, Margarita tiene sólo 244 mil. Son más que los militantes registrados del PAN, es cierto, pero significan que la aspirante está todavía lejos de alcanzar el paso para obtener el total necesario en febrero. La diferencia no hace sino incrementar las sospechas de que “El Bronco” está usando apoyos indebidos para obtener las firmas.

La experiencia nos dice que mucho puede pasar entre el inicio de la contienda y el día de la elección. Pero poco a poco va quedando clara la configuración del arrancadero. Lo más probable es que tengamos un mínimo de cuatro y un máximo de seis candidatos. También es probable que el ganador pueda ser presidente, por primera vez en la historia, con menos del 30% de los votos. Hasta el momento el peor resultado de un ganador ha sido el 35.9% de Felipe Calderón en 2006.

Esta posibilidad preocupa. México es siempre difícil de gobernar. Lo será mucho más si el ganador obtiene sólo el 30% de los sufragios. Con una abstención del 50%, esto significaría que el siguiente mandatario tendría que gobernar con el respaldo de sólo un 15% de los ciudadanos. Sería un mal comienzo.

PARO DE PILOTOS

Un paro de pilotos provocó ayer la cancelación de decenas de vuelos de Aeroméxico. Los pilotos afirman que su protesta es justa tras el despido de un compañero. El paro, sin embargo, fue ilegal porque no se cumplieron los requisitos de una huelga formal.
28 Noviembre 2017 04:00:00
El destape
Son las reglas del juego. En el PRI siempre ha sido el Presidente el que escoge al candidato. Y siempre el destape ha recaído en un miembro del Gabinete.

La regla sólo se suspendió en los dos sexenios en que el partido estuvo fuera de Los Pinos. Qué paradójico. Si el PRI hubiera estado en la Presidencia, seguramente Enrique Peña Nieto no hubiera llegado. Después de todo, él no venía del Gabinete, sino del Gobierno del Estado de México.

Miguel Ángel Osorio Chong había hecho todo lo necesario para ser el elegido. Se mantuvo en la Secretaría de Gobernación ante viento y marea. Fue eficiente y discreto. La inseguridad, que ha alcanzado niveles sin precedentes, la heredó cuando Gobernación absorbió a la Secretaría de Seguridad Pública y en realidad es producto de una guerra contra las drogas que él no declaró. Su mejor momento, en cambio, fue cuando salió de las instalaciones de Bucareli en mangas de camisa para dialogar con los estudiantes del Politécnico Nacional que estaban en plena rebelión.

Si bien nadie podría acusar a Osorio Chong de ser carismático o elocuente, el secretario seguía saliendo en primer lugar entre los priistas en las encuestas. Apenas el 22 de noviembre El Financiero publicó un sondeo que señalaba que el 46% de los priistas prefería a Osorio como candidato contra 11% de Meade. A pesar de eso Peña Nieto tomó la decisión de destapar a Meade, quien ni siquiera es miembro del partido.

Las reglas se hicieron para eso. Un militante del PRI tenía que conseguir 650 mil firmas (imposible) o el respaldo de 25% de la estructura o de los consejeros del partido (imposible sin el respaldo de Peña Niero) para aspirar a la candidatura. Un externo, simplemente tenía que registrar su intención.

Peña Nieto no es ningún tonto y para él es muy importante que el PRI gane la elección del 2018. Se da cuenta de que Osorio puede ser el favorito de los priistas, pero que para ganar la elección del 1 de julio necesitará del voto de muchos independientes, que tienen fuertes reticencias para votar por un priista de la vieja escuela. Ningún partido tiene tantos negativos en las encuestas como el PRI.

Meade tiene la ventaja de no ser priista y de tener una reputación de honestidad y eficacia como funcionario en gobiernos del PAN y del PRI. Puede atraer muchos votos que abandonarán al PAN por la alianza con el PRD, por la ambición de Ricardo Anaya o por la salida de Margarita Zavala. Atraerá el sufragio de muchos que no quieren un triunfo de Andrés Manuel López Obrador.

Meade no es todavía el candidato del PRI y no lo será formalmente hasta el 18 de febrero. Hay razones prácticas para ello. Las absurdas leyes electorales de nuestro país establecen que del 14 de diciembre al 18 de febrero los tiempos de radio y televisión tomados por el Gobierno deben usarse para las precampañas. Si no hay precampañas, los tiempos no están disponibles para los candidatos. Y Meade, que sigue estando muy atrás en las encuestas, necesita esos tiempos para alcanzar a sus rivales en conocimiento popular. A él, más que a nadie, le conviene tener un rival en las precampañas para tener presencia pública de aquí a mediados de febrero.

La elección del 1 de julio, sin embargo, será muy difícil. El electorado parece destinado a dividirse en tercios. El destape no es hoy garantía más que de tener la posibilidad de dar la batalla.

BANXICO

Meade ya es virtual candidato del PRI, pero Agustín Carstens está a punto de tomar el avión y marcharse a Suiza. Se necesita un gobernador del Banco de México. El candidato ideal es Alejandro Díaz de León, quien garantiza conocimiento y continuidad sin contaminación política.
27 Noviembre 2017 04:06:00
Leer en Guadalajara
“Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído”. Jorge Luis Borges

Sorprende que un país en el que no se lee tenga el más importante encuentro editorial del mundo de habla española. La Feria Internacional del Libro de Guadalajara ha obtenido esta distinción tras un esfuerzo de 31 años.

La FIL buscó en un principio replicar la Liber de la Federación de Gremios de Editores de España que se turna entre Barcelona y Madrid. Con el tiempo se ha fortalecido hasta convertirse en uno de los más importantes festivales de cultura en México. Raúl Padilla López, quien impulsó inicialmente la feria desde la rectoría de la Universidad de Guadalajara, entendió la importancia de tener una cita anual con los libros en un país latinoamericano sumido en su década perdida. Hoy Marisol Schulz dirige la FIL, pero Padilla sigue presidiéndola.

En los años 80 y 90, cuando mi trabajo principal era la edición de enciclopedias, vine a la FIL todos los años y fui testigo de su crecimiento. Después de un tiempo de ausencia por otras responsabilidades, he vuelto con el entusiasmo de un hombre que se reencuentra con una amante nunca olvidada.

Cada quien tiene una razón distinta para acudir a la feria. Yo puedo hacer en dos días entrevistas con escritores de todo el mundo que en otras circunstancias me tomarían semanas de esfuerzo y media docena de viajes internacionales; en esta ocasión, he grabado ocho conversaciones con autores como Irvine Welsh, Almudena Grandes, Arturo Pérez-Reverte, Gilles Lipovetsky, Sergio Ramírez y Claudia Piñeiro. Los escritores vienen a presentar sus libros; los editores a acompañarlos, firmar contratos y encontrarse con otros editores para negociar acuerdos de traducción y distribución; el público llega a renovar su amor con el viejo arte de la lectura, y a ver y escuchar a esos escritores que incitan su imaginación y usualmente sólo puede conocer en las solapas de los libros.

Los hoteles alrededor de la Expo Guadalajara se convierten a fines de noviembre y principios de diciembre en intensos centros de discusión de temas literarios y académicos. En el Casino Veracruz terminan muchos de estos debates a ritmo de salsa.

La FIL se distingue de otras ferias en que además de ser un lugar de trabajo para los editores, a los cuales se les reserva el recinto de lunes a miércoles de 9 a 17:00 horas, recibe también la visita de miles de lectores o simples curiosos. En este año participan 2 mil 42 casas editoriales de 42 países y se calcula que acudirán 800 mil visitantes. Solamente la Feria de Francfort en Alemania tiene cifras mayores.

La FIL es escenario de la entrega de premios importantes, como el de Literatura en Lenguas Romances otorgado al francés Emmanuel Carrère, el Carlos Fuentes que se dio al estadunidense Paul Auster, el Premio al Bibliófilo que se concederá mañana a Alberto Ruy-Sánchez; el de Periodismo Cultural Fernando Benítez que se entregará a la fotógrafa Graciela Iturbide; el de Caricatura La Catrina que recibirá Antonio Helguera, y varios en colaboración para autores nuevos. Este 25 de noviembre, por otra parte, se rindió un homenaje al filósofo español Fernando Savater.

Las razones de cada uno para venir a la FIL pueden ser distintas, pero yo lamento que mi actual trabajo no me permita quedarme toda la semana como en otros tiempos. La feria me llena de entusiasmo. No soy el único. Me encanta ver salir a miles de jóvenes y adultos con bolsas repletas de hallazgos. Es una sólida esperanza para un país en el que nos dicen que no se lee.

La canciller

Rosario Green fue secretaria de relaciones exteriores en el sexenio de Ernesto Zedillo tras una larga y distinguida carrera académica centrada en temas internacionales. Eran tiempos en que los titulares no llegaban a la cancillería a aprender.

24 Noviembre 2017 04:00:00
El tapado
Parecía desterrado del escenario político mexicano, pero ha regresado de ultratumba. Las reglas del tapado, sin embargo, han cambiado. La vieja admonición de Fidel Velázquez, “quien se mueve no sale en la foto”, ha desaparecido. En estos tiempos, para salir en la foto hay que moverse.

Otras cosas han cambiado. El viejo tapado estaba destinado a ser presidente. El destape o dedazo era la parte fundamental de la sucesión. Hoy el tapado no tiene nada asegurado. Al contrario, las encuestas para el 2018 apuntan en otras direcciones.

En nuestro país hubo un tapado, un candidato presidencial seleccionado por el presidente, por lo menos desde 1928. La práctica, sin embargo, no sobrevivió a la alternancia. Vicente Fox no pudo impulsar a Santiago Creel en 2006, mientras que Felipe Calderón tuvo que aceptar en 2012 a Josefina Vázquez Mota, que no era su candidata.

Los viejos hábitos, sin embargo, son persistentes. El PRI se ha estado preparando para destapar a un candidato seleccionado personalmente por el Presidente. La única rebelión pública, de la exgobernadora de Yucatán Ivonne Ortega, no ha llegado a ningún lado.

Si bien la designación personal de un candidato presidencial se había dado por décadas, el término tapado fue creado, o popularizado, por Abel Quezada en 1957. El caricaturista lo representaba como un político misterioso cubierto por una capucha blanca con dos hoyos sobre los ojos para ver al exterior. En ese 1957 el tapado fue el mexiquense, Adolfo López Mateos, secretario del trabajo, que distaba de estar entre los favoritos para suceder a Adolfo Ruiz Cortines. Fue más que nunca un tapado.

El tapado pronto dejó los cartones de Quezada para convertirse en un icono de la cultura popular. Cada seis años la discusión política del país se centraba en el tapado. Una vez que éste se daba a conocer, terminaba el drama. El resultado de la elección estaba arreglado de antemano.

El tapado desapareció en los 12 años en que el PRI estuvo fuera de Los Pinos. En 2006 Roberto Madrazo obtuvo la candidatura priista tras una elección interna. En 2012 Enrique Peña Nieto logró la candidatura tras la renuncia de Manlio Fabio Beltrones a contender.

Hoy vemos un retorno del tapado. El PRI ocupa nuevamente la Presidencia y los vientos de democracia interna se han desvanecido. Peña Nieto domina al partido como en los viejos tiempos. La selección del candidato será suya. El partido vendrá después sólo a avalar el dedazo en una cargada unificadora.

Los aspirantes, sin embargo, han venido cambiando. Luis Videgaray no parece querer ya la candidatura. Miguel Ángel Osorio Chong sigue apareciendo en primer lugar en las encuestas entre priistas, pero quizá porque no se mueve no parece destinado a salir en la foto. Aurelio Nuño no se ha evaporado, pero la mayoría de los dedos apunta a que José Antonio Meade es el tapado. El proceso, sin embargo, mantiene incertidumbre por el hecho de que el gran elector es uno solo.

Peña Nieto no va a escoger nada más a quien sea más cercano, en cuyo caso quizá se inclinaría por Nuño. Quiere a alguien que pueda ganar. Un sucesor equivocado podría perseguirlo judicialmente.

La decisión está a unos días de distancia. El PRI necesita destapar al candidato e impulsar la cargada que lo llevará a la Convención para ser ungido. La capucha será descartada en algún basurero.

Bolas y despistes

“No se hagan bolas” dijo Carlos Salinas de Gortari en 1994, “el candidato es uno”. De esta manera respaldó a Luis Donaldo Colosio cuando Manuel Camacho buscaba arrebatarle la candidatura presidencial. “No se despisten”, dijo ayer Peña Nieto. “El PRI no elige a su candidato a partir de elogios o aplausos”, como los que Videgaray rindió un día antes a Meade.
23 Noviembre 2017 04:00:00
Prohibir el empleo
Fijar un salario mínimo equivale a prohibir la contratación de trabajadores por debajo de cierta remuneración. Los políticos nos dicen que la medida beneficia a los pobres, pero el resultado es exactamente el contrario. Prohibir la contratación de trabajadores de bajos ingresos deja sin empleo a los más necesitados.

“Hacer ilegal el pago de menos de una cierta cantidad no hace que la productividad del trabajador valga ese monto y, si no lo es, resulta poco probable que sea empleado”, escribe el economista estadunidense Thomas Sowell en Basic Economics. Los salarios mínimos son “benéficos para aquellos trabajadores que continúan empleados, los que están dentro viendo para fuera, pero a costa de los desempleados, que están fuera viendo hacia adentro”.

Los países con mayores salarios mínimos en comparación con su productividad tienen los mayores niveles de desempleo. Ahí están los casos de Grecia y España. En cambio, los países sin salario mínimo, como Suiza y Singapur, registran los desempleos más bajos, aunque sus sueldos sean muy altos.

El propio Sowell, afroamericano, ha señalado que, antes de los salarios mínimos, el desempleo de los negros en Estados Unidos era menor que el de los blancos, pero los sueldos mínimos lo duplicaron. La desaparición de la ética del trabajo y el debilitamiento de la estructura de las familias negras han sido producto del desempleo provocado por el sueldo mínimo y del desincentivo al trabajo que genera el welfare.

En México los aumentos al mínimo se han acelerado en los últimos años. El 30 de noviembre de 2012, en vísperas del sexenio de Enrique Peña Nieto, el sueldo mínimo se encontraba en 60.75 pesos por día. Para el próximo 1 de diciembre se ubicará en 88.36 pesos. Se trata de un aumento nominal de 45.4%, mucho mayor que el de los salarios reales. El salario diario asociado a los trabajadores asegurados en el IMSS se encontraba en 270.14 pesos el 30 de noviembre de 2012. Para septiembre de este 2017, último mes reportado, llegaba a 332.39, un aumento nominal de 23 por ciento.

¿Por qué si el salario mínimo ha aumentado en términos reales por primera vez en mucho tiempo no ha subido el desempleo en México? Porque sigue siendo inferior a los salarios de mercado. Hoy en día es casi imposible contratar a alguien por 80 o incluso 88 pesos diarios.

Ninguna empresa formal paga sueldo mínimo. Incluso en el campo los salarios son mayores, excepto en los ejidos en que se obliga a trabajar a niños por menos del mínimo o por nada. Si bien en las décadas de 1960 y 1970 se daba sueldo mínimo a personal de limpieza y peones de construcción, hoy hay que pagar mucho más. Los trabajadores registrados en el IMSS con el mínimo reciben otros ingresos, como propinas, o trabajan menos de un tiempo completo.

Es probable que los incrementos en los mínimos hayan tenido un papel, aunque limitado, en el alza de los precios. La inflación de 6.3% de octubre es más del doble que el objetivo de 3% y ya no puede atribuirse sólo al aumento de la gasolina de enero. Esta inflación afecta el poder de compra de los salarios.

El objetivo de las políticas públicas debería ser subir los ingresos reales y no un salario mínimo que nadie obtiene. Pero esto no interesa a los políticos. Para subir los sueldos promedio, se requieren inversiones productivas durante períodos prolongados. En cambio, cuando los políticos suben el salario mínimo por decreto se paran el cuello y compran votos. Poco les importa dañar a quienes menos tienen.
22 Noviembre 2017 04:00:00
Proyecto alternativo
No es el primer Proyecto Alternativo de Nación que ofrece Andrés Manuel López Obrador. Tampoco será el último. En el Cuarto Congreso Nacional Extraordinario de Morena, López Obrador señaló que el Proyecto se someterá a una consulta ciudadana para su escrutinio y perfeccionamiento.

Hubo un gran énfasis en la presentación del 20 de noviembre sobre el respeto a la propiedad privada. López Obrador busca, al parecer, atajar la idea de que será otro Hugo Chávez si llega a la Presidencia. “Creemos en la propiedad privada y social”, dijo el empresario Alfonso Romo, encargado de coordinar el proyecto. “No vemos la propiedad privada como una concesión benévola del Estado, sino como un derecho inherente a cada hombre y cada mujer”. Milton Friedman no lo habría dicho mejor. Esteban Moctezuma, exsecretario de Gobernación y de Desarrollo Social, presentó a su vez las propuestas para nuevos programas sociales.

En el campo económico, López Obrador ofrece el mejor de los mundos posibles. Un fuerte aumento en el gasto social y en infraestructura, acompañado de la eliminación del déficit de presupuesto sin aumentar impuestos. ¿Cómo se logra este milagro? En parte con la reasignación de 412 mil millones de pesos de gasto público. Otra parte proviene de un fuerte ahorro en los egresos.

Pero hay dudas sobre las cifras. El Proyecto 2018-2024 plantea un ahorro de 56 mil 130 millones de pesos por la reducción de 50% en los sueldos de funcionarios que ganen más de un millón de pesos anuales (proyecto18.mx). En varias ocasiones, sin embargo, funcionarios de Hacienda han señalado que todos los sueldos de los altos funcionarios públicos, de director general hasta Presidente de la República, suman apenas 5 mil millones de pesos al año. Alguien miente o tiene mala información.

López Obrador y sus seguidores nunca han sido muy cuidadosos con las cifras. Este lunes Andrés Manuel reiteró su afirmación de que Morena lleva “15 puntos” de ventaja en “todas las encuestas”. No sé cuáles sean todas las encuestas, pero las que conozco colocan a Morena adelante por márgenes muy pequeños. Consulta Mitofsky, para El Economista, le dio a Morena en octubre el primer lugar en las preferencias con 19.3%, con el PAN ligeramente atrás con 19 por ciento. La encuesta de El Universal de septiembre colocaba a Morena adelante con 23.3 y al PAN en segundo con 20 por ciento. Quizá los 15 puntos sean de la misteriosa encuestadora que le dio el triunfo a Claudia Sheinbaum en la contienda por la candidatura de la Ciudad de México.

El Proyecto propone una vez más cancelar el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, pero el supuesto ahorro es falso. El documento dice que el aeropuerto costará 180 mil millones de pesos, sólo que la inversión se recuperará por la operación privada. Cancelarlo no sólo no ahorraría nada, sino que tendría un costo enorme porque las empresas que están realizando la construcción tendrían que ser compensadas. El Proyecto también plantea que el combate a la corrupción significaría un ahorro de 10% del gasto público, más de 500 mil millones de pesos. Es una cifra extraordinaria, pero que no deja de ser una simple buena intención.

No parece muy distinto este Proyecto 2018-2024 que los anteriores. La idea central es que Andrés Manuel es honesto y todos los demás políticos corruptos. Sólo un gobierno que él encabece podrá erradicar la corrupción y darnos un país próspero.

INGRESO UNIVERSAL

El Frente Ciudadano ha propuesto un ingreso universal para todos los mexicanos. Maravilloso. Ya no habrá que trabajar. El Gobierno se encargará de mantenernos a todos. Lo que no nos dicen los políticos es quién pagará por este ingreso universal.
21 Noviembre 2017 04:00:00
Alianza por el poder
Es el viejo Frente Opositor. Pero para volverlo más apetecible a los ciudadanos, que quizá no se animen a votar por un movimiento que está en contra de algo en lugar de a favor de una propuesta nueva, los líderes decidieron cambiarle el nombre a Frente Ciudadano. Sigue siendo, sin embargo, una extraña combinación de partidos de ideologías muy distintas que no ofrece una visión clara del México que quiere construir.

El Frente Ciudadano, sin embargo, difícilmente puede esconder sus orígenes. Es una organización que surge de la ambición por alcanzar el poder a como dé lugar. Como no puede constituirse en torno a una serie de ideas y propuestas concretas, se conforma en torno el rechazo de los otros. El Frente es la coalición de quienes están en contra del PRI, pero también de Andrés Manuel López Obrador. No pretende decir a los ciudadanos cuáles son las propuestas por las que debe votar, sino por quién no hacerlo.

Las coaliciones y alianzas son una parte integral de la democracia. La política es, después de todo, el arte de llegar a acuerdos en una sociedad en la que de manera natural la gente tiene ideologías muy distintas. Pero una cosa es que legisladores y funcionarios de distintas corrientes, electos por el voto popular, lleguen a acuerdos para impulsar programas de forma conjunta, como ocurrió con el pacto por México a principios de este gobierno, y otra muy distinta que se monten alianzas antes de las elecciones entre partidos que ocultan sus diferencias ideológicas con el simple propósito de alcanzar el poder.

La apuesta de los líderes del PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano es que los electores se mantendrán fieles a estos partidos y los votos de todos se sumarán para darles triunfos en 2018. Efectivamente, si se suma la intención del voto del PAN, el PRD y MC se obtiene un resultado superior al del PRI y el Verde o al de Morena.

El problema es que los ciudadanos no sabemos cuáles serían las políticas que impulsaría esta coalición. El PAN se ha distinguido en el pasado por defender la economía de mercado y la libre empresa, pero el PRD y MC se han opuesto abiertamente a estas libertades económicas. ¿Qué tipo de gobierno nos daría el Frente Ciudadano? ¿Uno que promoviera el libre mercado o uno que buscara fortalecer la intervención del Estado en la economía? No lo sabemos.

Por el contrario, el PRD ha defendido tradicionalmente las libertades morales. Ha aceptado el matrimonio entre homosexuales, ha despenalizado el aborto y ha buscado legalizar el consumo de las drogas o cuando menos de la mariguana. El PAN, en cambio, ha defendido el rechazo católico tradicional de estas decisiones personales. Tampoco sabemos la posición del Frente sobre estos temas morales.

Los líderes del Frente Ciudadano tienen, sin embargo, confianza en la estupidez de los ciudadanos. Están convencidos de que pueden convencerlos de votar por sus candidatos sin tener que decir cuáles son las políticas que aplicarían una vez que estuvieran en el Gobierno. Por eso hablan de temas, como la corrupción, de manera abstracta, sin explicar cómo la combatirían o sin aceptar que este no es un mal sólo del PRI, que en los gobiernos que ellos han encabezado también ha habido corrupción. Sólo hay un mensaje político claro del Frente Ciudadano. Sus líderes están en contra del PRI y de López Obrador.

Homicidios

Ahora fue el turno de Adolfo Lagos, director general de Izzi, asesinado en Teotihuacán para robarle una bicicleta. Los homicidios de personajes conocidos generan fuertes reacciones, pero todos los días son asesinadas 65 personas en México. El Gobierno está fracasando en su responsabilidad fundamental de proteger a los gobernados.
20 Noviembre 2017 04:07:00
Revolución fallida
La historia oficial nos cuenta que México vivió un periodo de pobreza y dictadura durante la dictadura de Porfirio Díaz, pero la Revolución rescató al país para dar a los mexicanos prosperidad y democracia. La “gesta armada”, nos dicen, es una página brillante de nuestra historia. Las cifras, sin embargo, apuntan a otra realidad.

En 1910 el producto interno bruto per cápita de México era de mil 694 dólares. En Estados Unidos la cifra correspondiente era de 4 mil 964 dólares (Angus Maddison). En otras palabras, al terminar el Gobierno de don Porfirio el estadunidense promedio era 193% más rico que el mexicano.

Nos enseñan que la Revolución vino a hacer justicia y los mexicanos empezamos a vivir un tiempo de prosperidad. Sin embargo, para 2016 el PIB per cápita de México alcanzaba ya una cifra de 8 mil 555 dólares. En Estados Unidos, mientras tanto, se elevaba a 57 mil 436 dólares (FMI). Casi un siglo después de la Revolución que nos liberó de la pobreza, el estadunidense promedio era ya 571% más rico que el mexicano.

No, Estados Unidos no tuvo una revolución que hiciera que su economía tuviera un mejor desempeño que la mexicana. Los gobiernos estadunidenses simplemente mantuvieron políticas económicas más razonables para generar mayor inversión, mayor crecimiento económico y mayor prosperidad.

Las cifras históricas desnudan muchas de las mentiras que nos han contado nuestros políticos. Nos han dicho, por ejemplo, que la colonia fue un tiempo de gran pobreza, pero que la independencia impulsó la economía nacional. Falso. La colonia fue un periodo brillante de nuestra historia, tanto por crecimiento económico como por intensidad de nuestra vida cultural, mientras que la guerra de independencia dio inicio a un periodo de inestabilidad política y estancamiento económico que duró medio siglo. No fue hasta la presidencia de Porfirio Díaz cuando la economía mexicana empezó a crecer nuevamente.

Nos dice la historia oficial que la Revolución fue el inicio de un periodo de mayor democracia y libertad. Pero una vez más la información es falsa. Porfirio fue un dictador, como lo fueron casi todos los gobernantes que había tenido México hasta ese momento, pero su renuncia en mayo de 1911 no nos llevó a una mayor democracia.

Ni la elección de Francisco I. Madero en 1911, que este ganó con 99.97% de apenas 20 mil votos sufragios en un país de 15.2 millones de habitantes, ni ninguna otra celebrada en las décadas subsecuentes puede considerarse verdaderamente democrática. A casi todo lo largo del siglo 20 el país fue dominado por un solo partido político. La democracia no llegó a México sino hasta 1997, cuando empezó la alternancia de partidos en el poder.

La Revolución Mexicana no mejoró la economía del país ni tampoco nos trajo democracia. Lo único que hizo fue diezmar la población nacional, que bajó de 15.2 millones en 1910 a 14.3 millones de personas en 1921 (censos). La violencia, el hambre, la enfermedad y la emigración provocaron esta caída.

Este 20 de noviembre no deberíamos celebrar la Revolución Mexicana sino lamentarla. La destrucción e inestabilidad le costaron muy caro al país. Los gobiernos revolucionarios, sin embargo, promovieron una gran mentira histórica para convencernos de que esa tragedia fue un hecho glorioso que debemos celebrar.

Profeco

La Profeco quiere obligar a una Soriana en Chihuahua a vender pantallas de televisión en 10 pesos con 99 centavos. Dice la Profeco que Soriana se equivocó al anunciar las pantallas a 10.990 pesos. La afirmación revela ignorancia. En buena parte del mundo de habla española se usa el punto para dividir miles y la coma para decimales. En México el uso es el contrario por influencia del inglés.
18 Noviembre 2017 03:00:00
¿Ivonne Ortega se va con AMLO?
Una versión un tanto extraña se comenzó a manejar en el PRI la víspera del fin de semana largo: la priista yucateca Ivonne Ortega está haciendo maletas para dejar el partido, en caso de que no la tomen en cuenta para el proceso de elección del candidato presidencial. La especie, nos hacen ver, subió de tono cuando se conoció que Célida López Cárdenas, diputada local sonorense que renunció hace unos días al PAN tras acusar malos tratos del dirigente azul Ricardo Anaya, se presentó en sociedad ahora como aliada de Andrés Manuel López Obrador. Nos comentan que en el PRI dan por descontado que ese será el mismo camino que tomará doña Ivonne: renunciará a su militancia en noviembre para irse con AMLO y seguir viva en la política nacional, al lado de Morena.

Sana distancia

Por cierto, el PRI vive semanas cruciales en el proceso de elección del candidato a la Presidencia. Algunos priistas se truenan los dedos para tratar de entender las “señales” que provienen de Los Pinos o, de plano, por conocer el nombre de quien será el ungido. En ese contexto, nos comentan, el priismo vivirá también un distanciamiento de su máximo líder, el presidente Enrique Peña Nieto. ¿De qué le hablamos? El jefe del Ejecutivo viajará en las fechas cercanas al destape, 12 y 13 de diciembre, a París, Francia, para participar en la Cumbre sobre Cambio Climático. Será, nos dicen, un escenario de sana distancia entre el mexiquense y la cúpula tricolor.

Elías sí cumple

Alberto Elías Beltrán, hoy encargado de despacho de la Procuraduría General de la República y subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, sí cumple con los requisitos para el cargo. Nos dicen que es egresado de la Escuela Libre de Derecho y que obtuvo su título profesional en 1999 con la tesis Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, Instrumento Jurídico Adecuado. Mucho ruido hubo en el Senado con su nombramiento, tras la renuncia de Raúl Cervantes y el pleito con el exfiscal electoral Santiago Nieto: no cumple con los requisitos para estar al frente de la PGR, señalaron desde la oposición. Pero nos comentan que cumplió con lo establecido en el Artículo 18 de la Ley Orgánica de la PGR, que establece que debe contar con título con una antigüedad de 5 años. Eso sí, nos explican, don Alberto tuvo la cédula profesional hasta el año 2011.

Choque por fiscal electoral

El debate sobre la convocatoria a la elección de titular de la fiscalía electoral produjo un encontronazo entre el senador chiapaneco Zoé Robledo Aburto y el legislador sinaloense Manuel Cárdenas Fonseca, quien formuló la propuesta para retirar el requisito de que los aspirantes al cargo no debieran tener militancia o cargo partidista seis años antes. Robledo se fue con todo para criticar a Cárdenas Fonseca –quien no forma parte de alguna bancada–: es el más priista de los priistas. El aludido sólo acusó recibo de las palabras de legislador de izquierda. Pero hoy se escucha en la sede senatorial la posibilidad del revire a don Zoé, fiel seguidor de Andrés Manuel López Obrador y que viene de la familia del gobernador priista Eduardo Robledo Rincón, y es hermano de un funcionario federal de este régimen. A falta de reformas, en la Cámara alta lo que sobran son escándalos y todavía no empiezan las campañas.


17 Noviembre 2017 04:00:00
Jalando El Sarape
Hace ya un buen rato que la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México no tiene sesiones, por lo menos no que sean legalmente válidas. Los gritos, descalificaciones, manoteos y hasta mordidas han reemplazado las discusiones, acuerdos y votaciones desde el pasado 7 de noviembre. Todo es culpa de un sarape o, más bien, de El Sarape.

Los diputados empezaron a pelearse a partir de la discusión de una planta de “termovalorización” llamada El Sarape. Los diputados de Morena tomaron la tribuna para evitar que se votara el proyecto y desde entonces no han permitido las actividades normales de la Asamblea. La propia presidenta, la morenista Flor Ivone Morales, fue destituida por un voto de los demás partidos, aunque al parecer la sesión que tomó esta decisión y otras posteriores no contaron con el quórum legal. Hoy realmente no sabemos ni siquiera quién preside la Asamblea.

La planta de termovalorización no es otra cosa que un horno en el que se quemará basura inorgánica para generar electricidad. Será construida por una empresa privada, Termo WTE, filial de la francesa Veolia. Quizá de ahí proceda la oposición de Morena, un partido al que la inversión privada le genera urticaria.

Según Morena, la construcción de la planta dejará a la Ciudad de México con una deuda de más de 100 mil millones de pesos, aunque en realidad el costo de la planta será inferior a 12 mil millones. La empresa concesionaria recuperaría su inversión vendiendo electricidad y las compras ya están aseguradas, porque buena parte sería adquirida por el Sistema de Transporte Colectivo Metro. Después de un tiempo, la planta pasaría a ser propiedad del Gobierno. Es un buen esquema. La ciudad está ofreciendo garantías que sólo se convertirían en pagos si se cancela el proyecto de manera unilateral (por ejemplo, en un gobierno de Morena).

Cada vez es más urgente encontrar una forma de manejar los residuos sólidos de la Ciudad de México. La urbe se ha visto obligada a cerrar el tiradero del Bordo Poniente, mientras que el Estado de México es reacio a seguir recibiendo la basura capitalina. Pero esta no va a desaparecer por arte de magia. Es necesario depositarla en algún lugar, reciclarla o quemarla.

La propuesta de la termovalorizadora pretende matar dos pájaros de un tiro. Por una parte, eliminaría buena parte de la basura inorgánica de la ciudad; por la otra, generaría electricidad que de todas maneras se necesita. Que el proyecto lo haga una empresa privada especializada es una buena decisión. La idea de algunos políticos de que el Gobierno debe hacer todo es obsoleta y peligrosa, y al final cuesta más a los ciudadanos por la creación de burocracias permanentes.

Hay cuestionamientos más serios a la planta, que al final es una termoeléctrica que en lugar de usar combustóleo quema basura. Esto genera emisiones de gases contaminantes que agravan el problema de contaminación del aire. Siempre será menos contaminante tener otras formas de generación como, por ejemplo, las plantas de ciclo combinado de gas.

Los diputados de la Ciudad de México, sin embargo, no están discutiendo ni estos temas de fondo ni nada más. A lo mucho se gritan y se insultan. El pleito entre Morena y el PRD es cada vez más irracional. Este 15 de noviembre, César Cravioto, de Morena, llegó al Pleno de la Asamblea con un megáfono, pero un megáfono no permite argumentar. El Sarape es la excusa. El problema de fondo es que tenemos diputados que no entienden qué es ni cómo funciona la democracia.

DESENCANTADO

Sergio Ramírez es el ganador del Premio Cervantes de literatura. Los cuentos y novelas del nicaragüense son una delicia, pero también sus ensayos, como Adiós, Muchachos, una crónica desencantada de la revolución sandinista.
16 Noviembre 2017 04:00:00
Control populista
Una de las características del populismo es que impulsa medidas que tienen el propósito de ayudar a la gente, especialmente a los más necesitados, pero que terminan por dañarlos. Un caso notable lo vemos hoy en una de las reformas a la Ley Federal de Protección al Consumidor aprobada por la Cámara de Diputadas el 15 de noviembre. Para que no piense usted que el populismo distingue sólo a un solo partido, la reforma fue aprobada de manera unánime por los 384 diputados presentes (¿dónde estaban los otros 116?).

La reforma establece que “los proveedores no podrán incrementar injustificadamente los precios por fenómenos naturales, meteorológicos o contingencias sanitarias”. De esta manera, los legisladores están dando a la Procuraduría Federal del Consumidor un arma para aplicar controles de precios.

Los políticos populistas piensan solamente en la popularidad de una medida, pero no en las consecuencias de mediano y largo plazo. La enorme mayoría de la gente suele apoyar los controles de precios, especialmente en situaciones de emergencia, sin darse cuenta de que resultan contraproducentes.

Los precios son el mejor regulador de una economía, pero no pueden cumplir con su función si carecen de libertad. Cuando hay escasez, los precios suben e incentivan la producción o la importación, mientras que cuando hay exceso bajan y desmotivan la producción o la importación. La aplicación de controles de precios, como los que ahora puede aplicar la Profeco, generan distorsiones en la economía.

Thomas Sowell, el respetado y ya retirado economista estadunidense, recuenta en su libro Basic Economics cómo los controles de precios pueden tener consecuencias muy negativas. Cuando las tropas españolas bloquearon Amberes en el siglo 16, los precios subieron de manera natural, lo cual generó incentivos para el contrabando de alimentos a la ciudad que pudo así sobrevivir al cerco. Pero después los políticos “decidieron resolver el problema de los altos precios de los alimentos con leyes que fijaban el precio máximo para determinados alimentos y estableciendo penas severas para quienes violaran estas leyes”. El resultado fue un desplome de la importación de alimentos, ya que los contrabandistas no querían arriesgar su vida por precios artificialmente bajos. Las provisiones se agotaron y Amberes tuvo que rendirse por hambre.

El mismo fenómeno ha ocurrido muchas veces. El presidente Richard Nixon de Estados Unidos estableció controles de precios en 1971, lo cual redujo la disponibilidad de los bienes sujetos a control y provocó un aumento adicional de precios. Cuando Nixon reaccionó ante el boicot petrolero de los países árabes de 1973 con un racionamiento, el resultado fue una notable escasez de gasolina con filas interminables en las gasolineras. En cambio, en la primera mitad del siglo 21 un incremento similar en el precio del petróleo no provocó escasez, sino que motivó las inversiones en petróleo que dieron lugar a la revolución del fracking.

La Profeco es una institución populista por naturaleza. Ha hecho esfuerzos por castigar a los comerciantes que aumentan precios en tiempos de escasez, pero como la ley no preveía los controles de precios lo hacía amenazando o acosando a pequeños comerciantes. Hoy ya tiene el arma que quería para controlar precios. Los populistas están de plácemes. Los resultados serán, sin embargo, negativos para el país. Los controles de precios podrán ser populares, pero reducirán los incentivos para la inversión y la producción.

PREMIO PAGÉS

Publiqué mi primer artículo profesional a los 17 años en Siempre!, la revista encabezada por José Pagés Llergo. Hoy es un orgullo recibir el Premio Pagés Llergo por artículo de opinión.
15 Noviembre 2017 04:00:00
El error de Margarita
Margarita Zavala se equivocó. Supongo que ella misma ya se da cuenta. Dejar el PAN para buscar una candidatura independiente fue un gesto romántico, una protesta contra los abusos del presidente panista Ricardo Anaya, pero al final sólo se ha hecho daño a sí misma.

El camino para obtener el registro como candidata independiente a la Presidencia está demostrando ser más difícil de lo que muchos pensaban. Si reunir firmas del 1% del padrón electoral parecía sencillo en abstracto, en la realidad está resultando una tarea hercúlea. En este momento no parece que ninguno de los aspirantes podrá conseguir el objetivo.

¿Qué significa conseguir 866 mil 593 firmas certificadas en 17 entidades? El Partido Acción Nacional, con sus 78 años de existencia y sus triunfos electorales, apenas rebasa los 220 mil 573 militantes según el INE. Margarita tendría que obtener de aquí al 19 de febrero el respaldo confirmado y singular –sin que el ciudadano dé su firma a ningún otro candidato– de cuatro veces el número de militantes del PAN.

Ser un candidato independiente a la Presidencia parece más difícil que formar un nuevo partido, el cual además es mejor negocio. Un nuevo partido debe contar con 3 mil afiliados en 20 entidades federativas o 300 afiliados en 200 distritos electorales. El número de afiliados no puede ser menor al 0.26% del padrón electoral de la elección federal anterior. Son requisitos más fáciles que los de un candidato independiente. Muchos de los partidos actuales seguramente no podrían cumplir los requisitos si trataran de obtener el registro hoy. Los candidatos independientes, en cambio, están teniendo que cumplir criterios muy estrictos. Sus firmas, por ejemplo, tienen que ser de personas reales, mientras que muchos de los supuestos militantes de los partidos son al parecer ficticios.

La salida de Margarita del PAN, el partido en el que milita desde los 16 años, fue una decisión apresurada y emocional, de ésas que uno no quisiera tener en un presidente. No hay duda que Ricardo Anaya ha utilizado los tiempos de medios del PAN para beneficiarse a sí mismo y que su proyecto de alianza con el PRD parece construido con ese mismo propósito. Pero la solución de renunciar al PAN no ha hecho más que dejarle la mesa servida a su rival. No deja de ser significativo que el expresidente Felipe Calderón no ha dejado el partido.

Al final Margarita se puede quedar sin nada. A pesar de haber estado número uno o dos en casi todas las encuestas en los últimos años, hoy se enfrenta a la posibilidad de no poder siquiera contender. Mientras tanto, Anaya ha tomado control del PAN y prepara su candidatura por el Frente Ciudadano. Ya sin Margarita, su mayor rival panista es Rafael Moreno Valle, quien no pinta a las encuestas. Miguel Ángel Mancera se ve como un prospecto lejano por la debilidad cada vez mayor del PRD.

Ante las complicadas, y a veces irracionales, reglas electorales, la política en nuestro país requiere de decisiones inteligentes y muy calculadas. Margarita era una de las principales contendientes a la Presidencia. La decisión emocional de salirse del PAN le ha hecho el favor a Anaya de anularla virtualmente. Mucho más sensato habría sido pelear el control de ese PAN que ella conoce mejor que nadie, como lo hizo Felipe Calderón entre 2004 y 2006 cuando le arrebató el control del PAN a un presidente Vicente Fox que no estaba de acuerdo en su candidatura presidencial.

En mora

La deuda de Venezuela ha sido declarada en mora (default) por Standard & Poor’s. Otras calificadoras ya lo habían hecho con anterioridad. Venezuela ha dejado de hacer ya dos pagos por intereses de su abultada deuda externa y no parece haber visos de que cubra sus siguientes obligaciones.
14 Noviembre 2017 04:00:00
El góber y el rector
Estamos viendo una abierta guerra entre el rector Alejandro Vera, de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, y el gobernador Graco Ramírez. El último capítulo es la acusación por enriquecimiento ilícito contra el rector, pero la telenovela acumula ya muchos episodios.

Desde hace varios años Vera ha encabezado un movimiento político contra el gobernador perredista, con aliados como el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro y Castro, y el poeta y activista Javier Sicilia, a quien Vera le dio un cargo en la universidad. El Gobierno, por otra parte, ha presentado acusaciones penales contra el rector por peculado y ahora por enriquecimiento ilícito. Vera afirma que estas acusaciones forman parte de una persecución política.

La propia Auditoría Superior de la Federación ha señalado presuntas operaciones ilícitas del rector. La UAEM contrató un préstamo por 600 millones de pesos con Banco Interacciones, comprometiendo para su pago los ingresos recibidos del Gobierno federal.

El resultado es que las ministraciones que la universidad recibe están siendo utilizadas para cubrir pagos de deuda y no para los propósitos educativos para los que están etiquetados. Esto constituye, dice la ASF, un delito de peculado. El crédito, por otra parte, debió haber sido aprobado en todo caso por el Congreso del Estado, cosa que no ocurrió.

La acusación de enriquecimiento ilícito procede, según el fiscal anticorrupción de Morelos, Juan Salazar Núñez, del supuesto que el rector recibió en sus cuentas personales depósitos que no correspondían a sus ingresos, mientras que él y su esposa, María Elena Ávila, compraron bienes raíces por un monto superior al que supondrían sus ingresos.

La defensa del rector ha asegurado que la Fiscalía no le ha proporcionado información para permitir una defensa. El 1 de octubre, en efecto, un juez de primera instancia tomó la decisión de no vincular al rector a proceso por peculado debido a que la Fiscalía no compartió con la defensa la información de la carpeta de investigación. La fiscalía ha vuelto al ataque y ha pedido nuevamente la consignación del rector por peculado y por enriquecimiento ilícito.

La vieja regla de dejar fuera a las familias de los pleitos políticos no se ha respetado en este caso. Varias de las acusaciones del movimiento contra Graco se han centrado en Elena Cepeda, su esposa. El rector Vera afirma que el gobernador está tratando de promover al hijo de Cepeda, Roberto Gayosso, presidente del PRD en Morelos, como su sucesor en el Gobierno del Estado. La Fiscalía ha acusado a su vez a la esposa del rector, que es maestra, de enriquecimiento ilícito, aunque este delito usualmente sólo se aplica a servidores públicos.

La acusación por enriquecimiento ilícito puede ser muy engorrosa para un imputado. En otras acusaciones, el fiscal tiene que demostrar que una determinada falta tuvo lugar. En el enriquecimiento ilícito, el acusado es quien debe justificar sus ingresos, lo cual es mucho más difícil. Quizá lo que busca el gobernador es neutralizar al rector mientras pasa la elección.

Entre los dimes y diretes, y la falta de transparencia de nuestro sistema judicial, es difícil saber quién tiene la razón. Hay motivos para pensar que la Administración del rector ha sido pésima y que ha usado recursos de la UAEM para propósitos políticos. Pero las acusaciones penales contra el rector y su esposa parecen tener también motivaciones políticas. De lo que no hay duda es de que en Morelos la política se está judicializando.

OTRA VEZ PUEBLA

Una vez más, una mujer –maestra de escuela y conductora de taxi– fue violada y asesinada en Puebla. ¿Volverá el gobernador Antonio Gali a prohibir Cabify o cerrará las escuelas y el servicio de taxi?
13 Noviembre 2017 04:00:00
Maquila aeroespacial
“Aquí se fabrican todos los alerones del Dreamliner”, me dice mi anfitrión mientras señala una planta de Ducommun AeroStructures. La instalación se encuentra en el parque industrial Roca Fuerte de Guaymas, donde veo también plantas de BAE (British Aerospace) y Walbar, entre otras empresas de la industria aeroespacial. Rolls Royce, la fabricante de motores de avión, tiene también una instalación.

Hay en el parque también proveedores de la industria automotriz, como Cooper Standard y la canadiense St. Clair Technologies, y fabricantes de productos médicos. La manufactura de alta precisión es indispensable en varios campos de actividad.

La idea de Donald Trump de que una inversión en México significa pérdida de empleos en Estados Unidos no es avalada por la realidad. Sargent Aerospace and Defense nació en Tucson, Arizona, pero al abrir su planta de Guaymas expandió sus instalaciones en Tucson. La planta de Guaymas hacía más competitiva a toda la empresa.

En la década de 1980 no había muchas perspectivas de que Guaymas dejara de ser una simple aldea pesquera. La vecina Empalme había sido un centro de conexión ferroviaria y su taller de reparaciones de ferrocarriles era el principal centro de actividad industrial; en sus mejores tiempos, la instalación generó 5 mil 500 empleos, pero la declinación de los ferrocarriles afectó al taller, que finalmente cerró en 1997.

En 1986 se creó Maquilas Tetakawi (literalmente “tetas de cabra”, por el nombre de unos cerros características de la zona) con la loca idea de traer maquiladoras a Guaymas, 414 kilómetros al sur de la frontera. Su primera planta se estableció en 1988, en un nuevo parque industrial en Empalme. Era de National Industries, Inc. de Alabama, una productora de arneses para autos cuya presidenta y directora general, June Collier, se había distinguido por su oposición al libre comercio y había declarado: “Si las industrias básicas siguen exportando empleos estadounidenses al extranjero, Estados Unidos va a tener los autos, camisas y zapatos más baratos del mundo, pero sin vender” (Washington Post, 19.2.84). Cuando abrió la fábrica de Empalme, Collier explicó sencillamente: “Cambié de opinión”.

La resistencia de los políticos a las maquiladoras era enorme. Una campaña en medios afirmaba que eran dañinas y sus empleos mal pagados. Cecilia Soto entró a trabajar de incógnito al parque de Empalme para denunciar las condiciones laborales. La industria, sin embargo, fue creciendo. Empalme habría caído en una situación de marginación extrema tras el cierre del taller de ferrocarriles sin la maquila.

Hoy las maquiladoras son las principales empleadoras de la conurbación de Guaymas-Empalme con sueldos significativamente mayores al promedio. Su problema actual es obtener personal, ya que el desempleo ha desaparecido virtualmente en la zona. El adiestramiento se ha convertido en prioridad por el carácter cada vez más complejo de la maquila. El parque de Roca Fuerte cuenta con su propio centro de capacitación tecnológica. La industria apoyó la creación de la Universidad Tecnológica de Guaymas en 2012.

El parque de Empalme genera 11 mil empleos y el de Roca Fuerte 3 mil. Si Trump o los políticos mexicanos logran su viejo propósito de acabar con la maquila, el resultado sería un verdadero desastre humanitario para Guaymas, que se vería obligada a convertirse nuevamente en una aldea de pescadores.

Lavado

Operaciones con recursos de procedencia ilícita es la acusación de moda. Antes se usaba para lavado de dinero del narcotráfico, ahora se aplica para todo. Los tribunales, sin embargo, se están volviendo reacios a aceptar esta interpretación, como lo demuestra la negativa a la aprehensión de Gastón Azcárraga por este delito.
10 Noviembre 2017 04:00:00
Bloqueos sin fin
Un bloqueo de una vía de comunicación es una agresión a terceros inocentes tolerada en México por gobiernos de todos los niveles y a veces fomentada por ellos. La costumbre se ha extendido tanto que se reclama ya como un derecho adquirido. Cuando la autoridad llega a intervenir para liberar una vía de comunicación los organizadores afirman que se está violando el derecho a la manifestación o se está criminalizando el derecho a la protesta.

Hay quien dice que en los bloqueos se produce un conflicto entre dos derechos: el de libre tránsito y el de protesta. La verdad es otra. Nadie en su sano juicio cuestiona ya el derecho a la protesta. Hemos dejado atrás los tiempos en que el Ejército podía asesinar a manifestantes por el delito de llevar a cabo un mitin pacífico en la plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, un mitin en el que ni siquiera se bloqueaba una vía de comunicación. El tema es si el derecho a protestar otorga también el de agredir a terceros.

No es una agresión, me dicen, porque los afectados son los automovilistas y el derecho al libre tránsito no ampara a los vehículos. No es una agresión, afirman otros, porque los afectados son los ricos, los que tienen coche, mientras que los que protestan son pobres.

Estos argumentos violan el principio ético fundamental que Immanuel Kant llamó el imperativo categórico y que establece que hay que comportarse sólo de acuerdo con aquella máxima que pueda convertirse en regla universal. Postular una ética que permite agredir a algunos, sólo porque usan vehículo privado o porque tienen más dinero, enviaría a la sociedad directamente a la ley de la selva.

Lo peor es que estos argumentos ni siquiera coinciden con la realidad. Para un automovilista el bloqueo usualmente representa una molestia que retrasa su traslado, pero no le impide cambiar de ruta y llegar a su destino, aunque sea con retraso. Para un usuario de transporte público puede llevar al descuento del día de trabajo o a la pérdida del empleo. Sólo hay que ver la desesperación de los usuarios del Metrobús cuando los activistas bloquean sus rutas para entender quiénes son las víctimas.

Ayer una organización de damnificados del sismo anunció bloqueos en seis puntos del sur de la Ciudad de México y logró conseguir simpatizantes para realizar cuando menos cuatro. Eran grupos pequeños, de entre 50 y 80 personas en cada lugar, pero que se organizaron para lograr el mayor daño posible a los demás. Un día antes un automovilista trató de atravesar un bloqueo en avenida Centenario y estuvo a punto de ser linchado antes de ser rescatado por la policía. Algunos casos han resultado peores. El 16 de junio de 2016, un intento de liberar la autopista Oaxaca-México, bloqueada durante semanas, resultó en un saldo de seis muertos y 108 heridos.

Los políticos permiten los bloqueos para no meterse en líos. Los organizadores tienen incentivos para montarlos porque con ellos chantajean a los gobiernos y obtienen dinero y canonjías. Las comisiones de derechos humanos castigan a los policías que tratan de liberar las vías de comunicación, pero no se preocupan por la gente común y corriente afectada por los bloqueos.

En estas circunstancias es inevitable la multiplicación de los bloqueos. El costo para la productividad y para los terceros agredidos será cada vez mayor. Nuestros políticos están creando condiciones para que se imponga la ley del más fuerte. Esto significa violencia.

Sin movilidad

Un conductor de una camioneta de carga trató ayer de atravesar un bloqueo en la capitalina colonia Doctores, pero fue detenido por la policía y su auto enviado al corralón por “violaciones a la Ley de Movilidad”. Ninguna autoridad actuó contra quienes al bloquear realmente afectaban la vialidad.
09 Noviembre 2017 04:00:00
¿Eléctrico o diésel?
¿Qué auto contamina más? ¿Un Tesla S P100D eléctrico o un Mitsubishi Mirage de gasolina? Casi todo el mundo dirá que el Mitsubishi. Después de todo, los autos eléctricos son limpios y los de gasolina sucios, ¿verdad?

Contrario al dogma, el Mitsubishi de gasolina contamina menos. Un estudio del Laboratorio Trancik del Instituto de Tecnología de Massachusetts señala que el Tesla genera 226 gramos de dióxido de carbono por kilómetro en su ciclo de vida, mientras que el Mitsubishi sólo 192. Este estudio confirma un hallazgo anterior de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología, que apuntaba que los autos eléctricos de gran tamaño emiten más contaminantes que los autos compactos de gasolina (FT, 8.11.17) si se considera toda la vida del vehículo, desde la fabricación inicial hasta la disposición final.

A lo anterior hay que sumar la enorme diferencia en precio. El Tesla S P100D se vende en Estados Unidos en 134 mil 500 dólares para el modelo más austero, sin considerar impuestos o subsidios (Kelly Blue Book). Al tipo de cambio de ventanillas bancarias de ayer, 19.45 pesos por dólar, esto equivale a 2 millones 616 mil 25 pesos. En cambio, el Mitsubishi Mirage 2018 tiene un precio de 13 mil 395 dólares para el modelo austero (mitsubishicars.com), o sea, 260 mil 533 pesos.

La información viene a cuento por la decisión de algunos países de anunciar prohibiciones futuras de los autos de gasolina o diésel. El Gobierno británico dio a conocer en julio que empezará a aplicar la prohibición en 2040. Francia anunció previamente la medida para el mismo año. La canciller alemana, Angela Merkel, no ha querido comprometerse con un año, pero también ha señalado que “el enfoque es correcto”. Otros gobiernos, incluidos los de China y la India, han indicado que igualmente quieren prohibir los autos de combustión interna.

Si algo nos dice la experiencia, sin embargo, es que las políticas públicas que se fijan en oficinas burocráticas para definir el rumbo de la industria han sido fallidas o dañinas. Durante décadas, los gobiernos europeos promovieron el uso de automóviles de diesel, ya que consideraban que eran menos contaminantes que los de gasolina. Empujaron así a los fabricantes a privilegiar su producción y cobraron un menor impuesto al diésel que a la gasolina. El diésel es hoy entre 10 y 20% más barato que la gasolina en Europa, mientras que en México es ligeramente más caro. En 2014 el 53% de los autos que se vendieron en Europa tenían motores diésel (WSJ). En cambio, en Estados Unidos o en México el diésel se usa casi exclusivamente en vehículos pesados.

Los políticos europeos que impulsaron el diésel hoy se dan cuenta de que cometieron un error y han dado marcha atrás. Ahora castigan el diésel porque reconocen su contaminación. Si bien un vehículo de diésel usa cuatro veces menos combustible que uno de gasolina, contamina cuatro veces más por sus emisiones de dióxido de nitrógeno y partículas. Los políticos están tratando nuevamente de adivinar el futuro al prohibir los autos de gasolina y diésel en el futuro. No se dan cuenta de que pueden ser menos contaminantes. Lo que quieren es proyectar una falsa imagen de ecologistas.

Una buena política pública debe tomar en cuenta toda la información científica disponible y no sólo la políticamente correcta. Debe también ser flexible, lo cual es imposible si se emiten prohibiciones con más de 20 años de anticipación. El objetivo debe ser reducir la contaminación, no simplemente conseguir votos.

CRECE INDUSTRIA

En México sigue creciendo la industria automotriz. La producción creció 11.1% en octubre a 365 mil 111 unidades, de las cuales 287 mil 465 se exportaron. Al TLCAN y a los motores de gasolina debemos esta bonanza económica.
08 Noviembre 2017 04:00:00
Impuesto a empresas
México ha podido mantener una alta tasa de impuesto corporativo gracias a que Estados Unidos tiene también una tasa elevada. Pero esta situación puede cambiar si Donald Trump y los republicanos logran su propósito de reducir de manera importante el impuesto corporativo.

Por eso Gerardo Gutiérrez Candiani, funcionario a cargo de las zonas económicas especiales de nuestro país, ha afirmado que esa reforma fiscal “sería terrible”, una peor amenaza para México que la abrogación del Tratado de Libre Comercio. Lo curioso de la declaración de Gutiérrez Candiani es que esas zonas económicas especiales ofrecerían precisamente impuestos más bajos o nulos.

Muchos países se han dado cuenta que es contraproducente tener altos impuestos corporativos. El camino lo marcó Irlanda, que en los años 80 tenía un impuesto de 50%, pero lo redujo de manera gradual hasta alcanzar una cifra de 12.5% que mantiene todavía y que produjo el milagro económico irlandés. Suecia llegó a cobrar 60% en 1990, pero se dio cuenta de que estaba matando a la gallina de los huevos de oro. Desde entonces ha reducido su impuesto corporativo hasta llegar a 22% (tradingeconomics.com). Suiza ha bajado su carga impositiva para empresas de 25% en 2003 a 17.77 por ciento en la actualidad (KPMG).

El conjunto de los países de la Unión Europea ha bajado sus impuestos corporativos promedio de 27.95% en 2003 a 21.51 por ciento. El promedio de Europa, incluyendo a países que no son miembros de la Unión, bajó de 26.72 a 19.54% (KPMG).

Estados Unidos y México han ido a contracorriente. En la Unión Americana el impuesto corporativo total, sumando el federal y el estatal, subió de 34% en 2003 a 40% en 2017. La situación fiscal de Estados Unidos se complica porque el país cobra impuesto no sólo sobre las actividades en su territorio sino sobre las que llevan a cabo sus empresas en cualquier lugar del mundo. En México el impuesto bajó de 34% en 2003 a 28 en 2007-2009, pero ahora ha subido y se ubica en 30%; sin embargo, se debe añadir un 10% de reparto de utilidades, que es un impuesto adicional, además de otro 10% cuando los accionistas retiran dividendos.

El alto impuesto corporativo ha sido negativo para Estados Unidos. Muchas empresas han decidido mantener las utilidades obtenidas en países con menor carga impositiva fuera porque al repatriar el dinero tendrían que pagar cantidades enormes de impuesto. Eso explica por qué las firmas estadunidenses tienen 2.6 billones de dólares en el exterior.

Si Estados Unidos reduce su impuesto corporativo a tasas competitivas internacionalmente, como 25%, podría generarse una repatriación enorme de capitales, así como nuevas inversiones. Si México mantiene sus actuales tasas elevadas, en cambio, perdería no sólo inversiones internacionales sino nacionales. Por eso se argumenta que una reducción del impuesto corporativo en México sería más dañina para el país que la eliminación del TLCAN.

Pero México tendría una medicina para este daño, que es bajar el impuesto corporativo. La experiencia internacional nos dice que gravar a las empresas con impuestos exagerados reduce la inversión y la prosperidad. El Gobierno, por supuesto, quiere quedarse con todo el dinero que pueda. Pero si realmente quisiera construir un país más rico, debería reducir el impuesto corporativo.

Firmas imposibles

Los políticos modificaron la ley electoral para permitir las candidaturas independientes. Pero pusieron un requisito de firmas que parece imposible de lograr. Esa fue, supongo, la forma de impedir que tengamos candidatos independientes.
07 Noviembre 2017 04:00:00
Encanto de la utopía
No fue una sola revolución. Al igual que la mexicana, fueron dos y muy distintas: una en febrero y otra en octubre. Para hacer las cosas más complicadas, la revolución de octubre tuvo lugar el 7 de noviembre. Por eso hoy se recuerda el centenario de la Revolución rusa.

La primera revolución, la de febrero, fue como la de Francisco I. Madero en México: era democrática y quería acabar con una dictadura. La segunda, la del 25 de octubre según el viejo calendario ruso, 7 de noviembre conforme a la contabilidad actual, creó una de las peores dictaduras de la historia.

La Revolución de octubre es ejemplo de cómo un grupo bien organizado y dispuesto a todo, los bolcheviques, puede tomar control de un país con un Gobierno débil, como el que surgió de la revolución de febrero. Los bolcheviques eran una facción del Partido Obrero Socialdemócrata, marxista, dirigido por Vladímir Ilich Uliánov, Lenin. Buscaban construir una sociedad igualitaria, en que la población trabajaría según sus capacidades para recibir según sus necesidades.

La utopía no tardó en convertirse en pesadilla. Los bolcheviques ejercieron una represión brutal, más cruel y amplia que la de los propios zares. Mucho se ha hablado y escrito de los muertos por violencia política y hambre en la Unión Soviética, el país que se formó tras la revolución rusa. Aunque se ha exagerado, las cifras realistas siguen siendo monumentales. Sólo durante el gobierno de Stalin, de 1922 a 1953, murieron de 2 a 3 millones de personas por represión política o étnica. Los muertos por la gran hambruna de 1932 a 1933, producto de la colectivización forzada de tierras productivas privadas, fueron 5 millones (Timothy Snyder, Hitler vs Stalin: Who Killed More?, The New York Review of Books, 10.3.11).

La Unión Soviética se erigió como una opción política y económica ante la democracia de libre mercado de la mayoría de los países desarrollados. Su ineficiencia y falta de democracia, sin embargo, la debilitaron de manera gradual. Primero se liberaron de su control varios países de Europa oriental, como Polonia, Hungría, Checoslovaquia y Alemania oriental, pero la propia Unión Soviética se desmoronó en 1991. Rusia asumió un sistema económico de mercado, aunque con mucha intervención gubernamental y protección de oligopolios. Su régimen político estuvo a punto de caer en el caos; ahora se ha fortalecido, aunque se ha vuelto nuevamente autoritario.

La caída de la Unión Soviética y su imperio generó grandes ilusiones sobre el futuro de la humanidad.

El Gobierno de Estados Unidos se declaró vencedor de la Guerra Fría, mientras que el pensador Francis Fukuyama pronosticó el fin de la historia, en el sentido de que todo el mundo adoptaría un sistema liberal democrático.

Las cosas, sin embargo, no han sido tan fáciles. Si bien el régimen soviético fracasó, mucha gente que lo vivió mantiene una visión idílica de los viejos tiempos. Algunos países, como Venezuela, han adoptado sistemas cercanos al comunista, mientras que otros, como Cuba y Corea del Norte, los mantuvieron pese al sacrificio de las libertades de los ciudadanos.

A 100 años de distancia, la Revolución rusa sigue siendo admirada por muchos, incluso en México. El discreto encanto de la utopía no se ha desvanecido. La Revolución rusa, sin embargo, no construyó un mundo igualitario, sino simplemente un régimen autoritario que se desplomó por su ineficiencia económica.

TERRORISTAS

La matanza de Sutherland Springs, Texas, de este 5 de noviembre, con un saldo de 26 muertos, como la de Las Vegas del 1 octubre con 58, fue realizada por un estadunidense blanco. De nada sirven las restricciones migratorias de Trump ante estos terroristas.
06 Noviembre 2017 04:00:00
Reforma y libertad
Cuenta la tradición que el 31 de octubre de 1517, en la víspera del Día de Todos los Santos (sí, Halloween), un monje agustino de 33 años llamado Martín Lutero clavó unas hojas con 95 tesis sobre la puerta de la iglesia de Todos los Santos de Wittenberg en Alemania. Los historiadores cuestionan si realmente este profesor de teoría moral fijó el documento sobre la puerta, pero sabemos que sí lo envió al arzobispo de Maguncia, Alberto de Brandeburgo.

El documento era una disputación, o argumentación, contra la venta de indulgencias, o remisiones de penas por pecados, que la Iglesia católica promovía para hacerse de fondos. Con el tiempo, ese acto de rebeldía llevó a una escisión de la Iglesia, más importante quizá que el cisma de 1054 que separó a la Iglesia de Roma de las iglesias ortodoxas de oriente.

El papa León X ordenó a Lutero en 1520 que se retractara de sus escritos. Ante su negativa, el Papa lo excomulgó y el emperador Carlos V ordenó su proscripción. Lejos de borrar su influencia, sin embargo, estas medidas la multiplicaron.

Ya sin la disciplina de Roma, Lutero exploró nuevos puntos de discrepancia con la Iglesia. Cuestionó la autoridad del Papa y consideró que la Biblia debía ser la fuente de todo conocimiento sobre religión. Para ayudar a este conocimiento, tradujo la Biblia al alemán.

Al rechazar la facultad del Papa, o de la Iglesia, para otorgar indulgencias, Lutero consideró que sólo la fe y la gracia de Dios pueden dar salvación. En consecuencia, rechazó el papel del libre albedrío en la remisión de los pecados. Negó también la doctrina católica de transubstanciación, según la cual el pan y el vino de la eucaristía se transforman en cuerpo y sangre de Jesucristo, y sostuvo la de consubstanciación, conforme a la cual las sustancias del cuerpo y la sangre de Jesús coexisten con las del pan y el vino. Cuestionó también el celibato sacerdotal y contrajo matrimonio con una monja, Katharina von Bora.

La erosión de autoridad por la rebeldía de Lutero ayudó al estallamiento de la guerra de los campesinos alemanes de 1524 y 1525, que dejó más de 100 mil muertos. Esta fue la primera de una serie de guerras de religión que sembraron muerte y destrucción en la Europa de los siglos XVI y XVII.

Lutero ha sido visto por sus seguidores (que él insistía debían llamarse cristianos o evangélicos, no luteranos, porque él no era Cristo) como un gran libertador. Y lo fue en muchos temas. La difusión de su trabajo fue producto de la imprenta de tipos móviles que acababa de ser desarrollada. Su insistencia en la lectura directa de la Biblia no sólo fijó la lengua alemana, sino dio impulso a la educación, hasta entonces reservada a nobles y a clérigos.

Los temores de que la pérdida de autoridad generaría violencia, sin embargo, se vieron confirmados en guerras en que unos cristianos mataban a otros por temas como la transubstanciación, que nadie entendía. Con el tiempo la propia Iglesia de Lutero se dividió una y otra vez. El rechazo al libre albedrío fue una paradójica consecuencia de una visión que negaba la autoridad papal y que llevó a la persecución de judíos y supuestas brujas y al puritanismo exacerbado.

A 500 años de distancia es claro que la reforma protestante fue un histórico acto de rebeldía contra el papado. Por eso es quizá tan paradójico que haya borrado también ciertas libertades. La historia no está hecha de negros y blancos, sino de una cambiante gama de grises.

RIVIERA

En enero-septiembre de este 2017, Cancún y la Riviera Maya recibieron 7.6 millones de visitantes. La tasa de ocupación de 82.9%, dos puntos más que en el mismo periodo de 2016, parece imposible (Estudio Turista, Marketing Consultants). El reto es seguir creciendo sin dañar el ambiente.
03 Noviembre 2017 04:00:00
Después de morir
¿Hay vida después de la muerte? La pregunta es quizá la más importante que nos hemos hecho desde el principio de los tiempos. Los humanos somos los únicos seres con conciencia de la muerte. Pero el conocimiento tiene un precio. Somos seres obsesionados por la muerte, le tenemos miedo.

Muchas religiones han supuesto que la muerte no es más que el paso a una nueva forma de vida. Las religiones son, en efecto, una fuente de esperanza ante el temor a la muerte. Muchas personas religiosas afirman que la idea de la muerte sólo puede soportarse por la esperanza de que en realidad es una puerta a la presencia permanente de Dios.

Pero la ciencia, ¿qué nos dice? La mayoría de los científicos han argumentado que no hay forma de probar o desmentir ni la existencia de Dios ni la de la vida después de la muerte. El tema debe quedar necesariamente en la fe, y la fe por definición está fuera del campo de la razón.

La vida es una extraordinaria combinación de un cuerpo, que nace, crece, se reproduce y muere, con una mente, o un alma, que construye una conciencia. La muerte inicia un proceso de descomposición de la materia orgánica. La gran pregunta es si se mantiene la conciencia aun cuando el cuerpo se descompone.

La física de Einstein nos enseñó que la energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Esas descargas de energía en nuestras neuronas que nos dan inteligencia, percepción sensorial y conciencia no se destruirán porque las neuronas dejen de operar. Pero ¿se mantendrá la conciencia sin las neuronas?

Sean Carroll, cosmólogo y físico de la Universidad de California, autor del libro The Big Picture: The Origins of Life, Meaning, and the Universe Itself (Dutton), dice que no, que es imposible. Para que pudiera haber una vida después de la muerte, la conciencia tendría que estar absolutamente separada de nuestro cuerpo, cosa que no ocurre. La conciencia es una forma de interacción de átomos y electrones. Las leyes del universo no permiten que estas partículas operen después de nuestra desaparición física.

“Las afirmaciones de que alguna forma de conciencia persiste después de que nuestros cuerpos mueren y se descomponen en sus átomos constituyentes se enfrentan a un gran e insuperable obstáculo: las leyes de la física que sustentan la vida cotidiana se han comprendido de manera completa y no hay forma en que estas leyes permitan que la información almacenada en nuestro cerebro persista después de la muerte. Si el alma no es nada más que átomos y las fuerzas conocidas, claramente no hay forma de que sobreviva a la muerte.”

Hay, por supuesto, otros puntos de vista. La mayoría de las personas en el mundo están convencidas de que hay vida después de la muerte. Lo creen no por algún conocimiento que haya escapado a los científicos sino porque tienen fe. Ciertamente, es más fácil enfrentar la muerte si estamos convencidos de que ésta es un paso a otra vida. También es más fácil superar el dolor de la muerte de un ser querido si pensamos que tarde o temprano lo encontraremos en algún otro lugar.

La visión de la conciencia como una interacción de átomos y energía no nos permite, sin embargo, el consuelo de la creencia en la vida después de la muerte. Las leyes de la física que han construido esa maravillosa combinación de materia y energía que es la conciencia nos dicen que al cesar esa interacción la conciencia desaparecerá.

SIN PRESUNCIÓN

Los políticos nos dijeron que el nuevo sistema de justicia en México privilegiaba la presunción de inocencia. La forma en que la PGR ha intervenido mil 500 cajas de seguridad de la empresa First National Security de Cancún, sin embargo, revela que esa presunción de inocencia, si acaso, se ha debilitado en nuestro país.
02 Noviembre 2017 04:00:00
Enterrar muertos
Son nuestros muertos. Fueron parte de nuestra vida y lo son también de nuestra muerte. El número se acumula con frenética obsesión, como si la vida en México no tuviera más propósito que sembrar el camino de muertos.

No son los muertos de las enfermedades evitables, ni los que se acumulan en calles y carreteras por errores y descuidos, quizá por el esfuerzo de tomar una llamada perdida en un celular. Son los muertos del dolo, los de la violencia que cada vez más agobia a nuestro país.

Tan solo en 2016 se perdieron 23 mil 953 vidas en México por homicidios. Sesenta y cinco mexicanos, o residentes en nuestro país, fueron asesinados cada día el año pasado. Las cifras de este 2017 serán, al parecer, mayores.

La entidad que registró un mayor número de homicidios en 2016 fue el Estado de México, con un total de 2 mil 749; pero esta cifra no ha sido ponderada por población y resulta por lo tanto injusta. Es lógico que los estados con mayor número de habitantes tengan más homicidios.

Para obtener una estadística más realista del riesgo, hay que ponderar la suma de homicidios por el número de habitantes. Así, las cifras cambian. El estado más mortífero es pequeño, Colima, con 82 homicidios por cada 100 mil residentes en 2016. Guerrero ocupa el segundo lugar de esta macabra lista con 71. El tercer lugar es de Chihuahua, con 47 homicidios por cada 100 mil habitantes. El país en su conjunto registra 20 homicidios por cada 100 mil habitantes.

El Estado de México, con el mayor número total de víctimas, queda por debajo del promedio nacional en la ponderación y exhibe 16 homicidios por cada 100 mil habitantes, ligeramente arriba de los 14 de la Ciudad de México. Las entidades más pacíficas son Yucatán, con tres homicidios por cada 100 mil habitantes, y Aguascalientes con 4. Tres entidades tienen siete homicidios por cada 100 mil habitantes: Hidalgo, Querétaro y Tlaxcala.

México no es, pese a lo que afirma Donald Trump, el país más violento del planeta. El Salvador ocupa esa triste posición con 108 homicidios por cada 100 mil habitantes. Honduras registra 63, Venezuela 57, Jamaica 43 y la República de Sudáfrica 34. Varios otros países tienen también cifras superiores a las de México, pero la verdad es que con 20 homicidios por cada 100 mil habitantes nuestro país sí es uno de los más violentos del mundo. Estados Unidos tiene menos de 5 homicidios por cada 100 mil habitantes, mientras que los países de Europa occidental registran cifras de 1 o menos. Ahí sí se vive sin miedo al homicidio.

No hay explicaciones fáciles. La violencia no parece ser una cuestión de raza o cultura. No es que los mexicanos seamos homicidas y violadores por naturaleza, como supone Trump. Las enormes diferencias en los estados mexicanos, por ejemplo, entre Colima y Yucatán o entre Aguascalientes y Guerrero, sugiere que las causas son más complejas. Lo mismo se infiere del hecho que algunas ciudades mexicanas muy violentas, como Juárez, convivan con ciudades muy pacíficas de Estados Unidos, como El Paso, a pesar de que la población de la ciudad texana es preponderantemente mexicana y los movimientos entre las dos son constantes.

Ninguna explicación, sin embargo, alivia la muerte ni el dolor de los deudos. Cada día decenas de familias sufren la tragedia de perder a uno de sus miembros por un homicidio. El horror se vuelve cotidiano. Éste es México, el país que todos los días entierra o crema a 65 víctimas de homicidio.

RESTRICCIONES

Después del atentado de Manhattan, Donald Trump ha ordenado fortalecer las restricciones migratorias, pero el terrorista llevaba años viviendo en Estados Unidos y es originario de Uzbekistán, país no incluido en los restringidos por Trump. El atentado anterior de Las Vegas fue perpetrado por un estadunidense.
01 Noviembre 2017 04:00:00
Muertos que regresan
El cartel en letras azules y rojas llamó mi atención: “No al Halloween. Sí a Cristo. Los muertos no regresan”. Supongo que quienes lo redactaron no se dieron cuenta de la incongruencia, porque el dogma fundamental del cristianismo es que Jesús regresó al tercer día de su muerte.

Todas las religiones del mundo surgieron como esfuerzos por entender nuestro origen y también la muerte. La mayor parte supusieron que había una vida posterior. El cristianismo postula, de hecho, que los muertos viven en un paraíso o un infierno (el purgatorio ya pasó al limbo) y que al final vuelven a la Tierra el día de la resurrección. Decir que los muertos no regresan, por lo tanto, es un pésimo argumento para combatir el Halloween.

La discusión sobre si se debe o no celebrar el Halloween es muy vieja en nuestro país. Muchos tradicionalistas lo consideran una fiesta extranjera que, por lo tanto, debe ser rechazada para privilegiar el Día de Muertos. Pero ¿realmente es mexicano? El Día de todos los Santos, del 1 de noviembre, y el Día de los Fieles Difuntos, del 2 de noviembre, tienen un origen cristiano y llegan a México a través de España. En México, es cierto, se mezclaron con algunas tradiciones locales, pero en el fondo fueron importados por los conquistadores españoles.

El Halloween también viene de fuera y ha sido igualmente modificado en México. ¿O acaso cree usted que en Estados Unidos los chicos salen a la calle pidiendo “me regala mi calaverita”?

El rechazo al Halloween en México suele ser producto de una actitud antiestadunidense. Se le identifica como una fiesta comercial que proviene de nuestro vecino del norte y que es, por lo tanto, inadecuada para nuestro país. Con frecuencia surge de una posición política entre quienes se oponen al sistema de libre empresa. Otra de sus fuentes, como en el cartel que cito al principio de este artículo, es un rechazo católico a los protestantes que supuestamente vienen del norte.

Como otras fiestas populares en el mundo, el Halloween es producto de una fusión cultural. Su raíz principal es cristiana y de ahí su nombre, que procede de la expresión All Hallows’ Eve, que quiere decir Víspera de Todos los Santos. Se mezcló, sin embargo, con una fiesta de los pueblos celtas paganos, el Samaín o celebración del fin del verano, hace ya siglos.

En el México prehispánico había también rituales y festejos vinculados a los muertos. Las ofrendas funerarias eran comunes en los templos mesoamericanos y de alguna manera han sobrevivido en las actuales ofrendas de Día de Muertos, las cuales tienen el propósito de dar a los difuntos que regresan (sí, que regresan) algunos de los alimentos y bebidas que más disfrutaban en vida.

Los intentos por erradicar el Halloween de México no han tenido éxito, en buena medida porque la festividad ha sido adoptada con entusiasmo por los niños. De hecho, quizá sea imposible evitar este y otros sincretismos. Hace unos días, por ejemplo, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, señalaba orgulloso en Twitter: “Catrinas, calaveras y diablitos van bailando al Zócalo. La esencia de las tradiciones que nos identifican está en #CelebracióndeMuertos”.

¿La esencia de las tradiciones que nos identifican? Ese extraño desfile, mitad carnaval brasileño y mitad Disney parade, tiene apenas dos años de historia. Fue tomado directamente de la película Spectre del 007 que nada tiene que ver con la tradición mexicana. Algunas tradiciones, al parecer, se desarrollan más rápido que otras.

Reforma

Ayer se cumplieron 500 años del inicio de la reforma protestante, un movimiento que insufló aires de libertad al cristianismo, pero que también provocó las sangrientas guerras de religión europeas de los siglos 16 y 17.
31 Octubre 2017 04:00:00
Beto está preocupado
“Beto está preocupado”, me dice en una entrevista Jaime Rodríguez, “El Bronco”, gobernador de Nuevo León. “Yo lo vi en el aeropuerto hace 3 o 4 días, con Andrés Manuel. Ellos no me vieron, pero yo los vi. Evidentemente Andrés Manuel también está preocupado. No vaya a ser que estos recursos hayan ido a parar a las actividades que tiene el partido Morena y evidentemente el Partido del Trabajo, que no debiera ser, porque estos recursos son exclusivamente para la educación de estos 5 mil niños, al menos en Nuevo León”.

“Beto” es Alberto Anaya, el eterno presidente del Partido del Trabajo, reelecto el pasado 22 de octubre después de 22 años ininterrumpidos en el puesto. Andrés Manuel es, bueno, López Obrador.

La preocupación de Anaya es comprensible. La PGR está realizando una investigación en contra de su esposa, Guadalupe Martínez, y de otros dirigentes del partido por haber recibido depósitos de recursos que debieron haber sido destinados a varios Centros de Desarrollo Infantil de Nuevo León que el partido controla.

“La Federación envía estos recursos –apunta ‘El Bronco’. No son recursos del estado. Nosotros tenemos que transferirlos a donde la Federación nos dice. Y es precisamente a una sola cuenta que tiene Lupita, la esposa de Beto. Nosotros no sabíamos que esa cuenta no debiera de ser así, porque así lo han hecho por años, y no necesariamente en este gobierno”.

Andrés Manuel ha salido en defensa de los líderes del PT. En Twitter señaló: “El candidato del PT en Edomex declinó a favor de la maestra Delfina, EPN se enfadó. Ahora persiguen a los dirigentes del PT. Los defenderemos”.

En los últimos 8 años, según Reforma, la organización Frente Popular Tierra y Libertad, vinculada con el PT, ha recibido 4,062.8 millones de pesos por manejar Cendis, que son guarderías y preprimarias administradas de forma privada, pero que reciben dinero del gobierno. Los Cendis del PT han venido operando desde hace 15 años. “Siempre ellos han tenido la administración de estos centros de desarrollo, como si fuera su propio negocio –afirma ‘El Bronco’. Porque no es nada más el recurso que el estado les da. Ellos les cobran a los niños, o a los papás de los niños, un porcentaje del salario, cuando el estado sostiene totalmente los centros de desarrollo”.

“Beto, creo que trae broncas con su esposa –dice el gobernador de Nuevo León. Trae problemas, que finalmente deben ser por esta razón”. Pero ahí no paran las dificultades del líder del PT, según él: “Yo atendí personalmente a Beto hace una semana porque también trae problemas acá con un terreno, porque supuestamente despojaron al dueño. Trae muchos problemas”.

El PT se precia de ser un partido de izquierda. Ha apoyado a los gobiernos autoritarios de Cuba, Venezuela y Corea del Norte. El manejo irregular de subsidios para escuelas privadas parecería una traición a su ideología, pero los partidos, supongo, son finalmente un negocio. El PT estuvo a punto de perder el suyo en las elecciones federales de 2015. Tras unos comicios adicionales para una diputación anulada en Aguascalientes, en que el PRD retiró a su candidato para apoyar al PT, este recuperó el registro, pero pagó el favor al PRD traicionándolo y respaldando a López Obrador.

En 2018 el PT recibirá 367 millones de pesos del INE, a lo que habría que sumar lo que le den las OPLEs en los estados. Su manejo de escuelas particulares subsidiadas por el Gobierno nos demuestra que las prerrogativas son sólo la punta del iceberg del negocio. Lo peor, como dice Anaya, es que el PT recibe una miseria en comparación con los demás partidos.

SIN PRESTACIONES

Interesante enterarse también de que el Partido del Trabajo no ha pagado prestaciones a sus maestros de Cendis desde hace 15 años.
30 Octubre 2017 04:00:00
Del drama a la farsa
Todos los procesos electorales en México empiezan con una reforma que abre la puerta a la esperanza sólo para transformarse después en un drama que concluye en farsa. La única diferencia en el proceso de 2018 es que el ciclo se ha adelantado.

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales no es una institución nueva: surgió de las reformas negociadas con la oposición por el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari, que nos dieron también un Instituto Federal Electoral independiente. La Fepade entró en funciones el 25 de enero de 1994.

La elección de Santiago Nieto como fiscal electoral el 19 de febrero de 2015 abrió un abanico de esperanza en un momento en que prevalecía todavía el espíritu de colaboración del Pacto por México. Los senadores lo nombraron en un voto casi unánime (95 a favor, uno en contra y una abstención), aunque sabían que era cercano a los partidos de izquierda, porque tenía reputación de integridad y profundo conocimiento de la materia electoral. Los senadores del PRI estaban dispuestos a aceptar a un fiscal cercano a la izquierda a cambio del apoyo a las reformas estructurales. Y así como los priistas aceptaron a Nieto, los panistas y perredistas ratificaron al priista Raúl Cervantes como procurador general en 2016 a sabiendas de que se convertiría en fiscal general.

El drama surgió a partir del rompimiento de las relaciones entre priistas y panistas y perredistas. La oposición acosó a Cervantes hasta provocar su renuncia el 16 de octubre de este 2017. Unos días después, el viernes 20 de octubre, el procurador en funciones, Alberto Elías Beltrán, anunció la destitución de Nieto, quien había agraviado al PRI con la investigación sobre el caso Odebrecht. Un fiscal carnal por otro fiscal carnal, un drama de venganza que podría haber sido tomado de las páginas de Shakespeare.

Una de las formas en que las reformas electorales trataron de proteger al fiscal electoral de presiones indebidas, como ésta, fue delegar su nombramiento al Senado y permitir a éste rechazar su destitución. Nieto presentó ante el Senado la solicitud de inicio del procedimiento de objeción por falta del derecho de audiencia y porque el despido lo hizo un encargado de despacho (después se supo que Beltrán no cumple siquiera con los requisitos para ser procurador). Legalmente el caso era claro, pero políticamente se complicaba porque el voto de los senadores sería por línea partidaria en un Senado con una mínima mayoría priista.

Y entonces, súbitamente, vino la farsa. El exfiscal anunció el viernes 27 de octubre: “Es claro que no existen condiciones para que, aun obteniendo la votación de la mayoría de los senadores presentes, desarrolle las funciones para las que fui designado, en razón de la polarización política que ha rodeado este pronunciamiento”.

¿Cómo se explica este súbito cambio de opinión? Es posible que se haya amenazado a Nieto con meterlo a la cárcel a raíz de las varias denuncias que se le han hecho. El resultado, sin embargo, es un creciente descrédito de todo el proceso electoral. Ahora no será necesario esperar a la votación del 1 de julio de 2018, el proceso está manchado desde hoy.

Lo peor es que quizá la elección termine por llevarse a cabo sin fiscal electoral. Se necesita un voto de dos terceras partes en el Senado para nombrar a un nuevo fiscal; pero en el tenso ambiente que hoy vemos en la clase política, parece imposible que algún abogado, o incluso un santo, pueda obtener esos votos en el pleno.

Independencia

El parlamento catalán cumplió la amenaza y declaró la independencia unilateral. El Gobierno español ha respondido decretando la intervención del Artículo 155 constitucional. Al final, nadie saldrá beneficiado.
25 Octubre 2017 04:00:00
Robo a comercios
Mucha atención damos a las amenazas que vienen de fuera, pero no hacemos el mismo caso de los problemas que tenemos en el país. Si Donald Trump decide sacar a Estados Unidos del TLCAN, México enfrentaría, efectivamente, un golpe muy severo. Sin embargo, mientras un inconstante Trump nos amenaza, nosotros permitimos que la inseguridad no sólo acabe con vidas y patrimonios personales en nuestro país, sino que afecte de manera importante a las empresas que están creando empleos y actividad económica.

Las cadenas comerciales afiliadas a la ANTAD han reportado 66 mil 982 incidencias delictivas en el periodo enero-septiembre de 2017. Es un aumento de 29% sobre el mismo periodo del 2016. La inseguridad para el comercio establecido era ya terrible en México, pero el incremento que se está registrando es altísimo.

Lo que más inquieta es el alza en los asaltos violentos. De 34 mil 309 en los nueve primeros meses de 2016, el total pasó a 48 mil 273 en el mismo lapso de 2017. Se trata de un aumento impresionante de 40.7% en apenas un año.

Me dicen algunos de los ejecutivos que están participando en el Simposio de Prevención de Pérdidas y Mermas de la ANTAD, la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales, que el peor momento se dio a principios de año, cuando el aumento en la gasolina fue utilizado como pretexto para llevar a cabo saqueos sistemáticos de muchas tiendas. Lo más inquietante es que en muchos lugares la autoridad simplemente no quiso intervenir.

Algunos políticos están permitiendo o incluso promoviendo una actitud de que robar no es malo siempre y cuando el robo sea a empresas o al Gobierno. Los líderes de las comunidades que ordeñan combustible han señalado que robar a Pemex no es malo porque los políticos roban también. Enrique Sánchez Carrera, líder de los Zetas abatido hace unos días en Cañada Morelos, Puebla, que dirigía robos de combustible y también de trenes, sostenía, según Puebla Segura, que “el robo a los ferrocarriles no era un delito, pues las únicas afectadas eran las corporaciones trasnacionales”. El 7 de octubre de 2016 Andrés Manuel López Obrador, presidente de Morena y presunto candidato presidencial de este partido, se quejó de un operativo contra asaltantes de trenes en Irapuato diciendo: “En vez de acabar con la corrupción y combatir la pobreza mandan mil soldados a Irapuato para combatir a los que roban trenes por necesidad”.

Las policías locales muchas veces están coludidas con quienes roban tiendas, ferrocarriles o combustibles. En otros casos simplemente no quieren o no pueden intervenir. Esto está generando un ambiente de inseguridad que afecta de forma muy importante la actividad económica. No hay indicios de que la inseguridad haya producido una reducción en la inversión en nuevas tiendas, pero los robos se reflejan en aumentos en los precios. Son los consumidores los que terminan pagando por la falta de eficacia de las autoridades.

México vivió un periodo en el siglo 19 en que la actividad comercial se vio severamente afectada por la inseguridad en los caminos. Fueron los tiempos del bandidaje. Tuvo que venir Porfirio Díaz con su ley fuga para permitir que los caminos fueran seguros nuevamente.

Como país no queremos llegar nuevamente a ese extremo, pero la inseguridad se está convirtiendo en un impuesto adicional que reduce la competitividad de nuestro país. Las autoridades están fallando en lo que debería ser su responsabilidad fundamental.

¿Se equivocó?

¿No se dio cuenta el presidente Peña Nieto del escándalo político que provocaría la destitución del fiscal electoral Santiago Nieto? ¿O es tan serio el caso de corrupción que estaba investigando que era menor destituirlo sin importar la tormenta?
24 Octubre 2017 04:00:00
Una mala batalla
A veces parece que el presidente Enrique Peña Nieto no sabe aquilatar la importancia de cada batalla. Todo enfrentamiento tiene costos políticos; por eso, antes de confrontar a un enemigo, hay que sopesar costos y posibles beneficios. Una primera pregunta es si se puede ganar la batalla; la segunda es: a qué costo.

En la decisión de destituir al exfiscal electoral, Santiago Nieto, los costos ya han rebasado los posibles beneficios. Y la batalla apenas empieza. ¿Era necesario despedir a un fiscal electoral nombrado por voto unánime del Senado? La pregunta es relevante sobre todo porque la PGR no ha acusado a Nieto de haber cometido un delito, sino de una supuesta falta al Código de Ética de la institución.

Aunque la PGR no ha presentado acusaciones, Emilio Lozoya, el exdirector general de Pemex, sí ha declarado que va a demandar a Santiago Nieto por violentar sus derechos y dar a conocer información privada. Lozoya se refiere a la declaración del exfiscal al periódico Reforma de que había recibido una carta de Lozoya para presionarlo. Lozoya ha dado a conocer esa carta para avalar su posición de que no había en ella ninguna presión al fiscal.

La destitución del fiscal ha generado ya una gran unidad entre los partidos de oposición. Sus senadores han anunciado que tratarán de revertir la destitución. Para esto necesitan una mayoría simple en la Cámara, que no es imposible de alcanzar. El PRI y el Partido Verde buscarán defender la destitución, pero no hay certeza de que puedan prevalecer.

Pase lo que pase en el Senado, el perdedor será el gobierno de Peña Nieto. Si el fiscal es reinstalado, el gobierno habrá sufrido un golpe humillante. Si no lo es, la destitución se convertirá en la supuesta prueba de una elección fraudulenta y en bandera de la oposición.

El subprocurador Elías, procurador en funciones, escribió ayer en El Universal que el fiscal “hizo declaraciones públicas sobre hechos y datos relacionados con investigaciones a su cargo. Reveló nombres, montos y fuentes de financiamiento a diversos partidos políticos y candidatos independientes que debió mantener en estricta reserva. Probablemente violentó el marco legal y actuó en contra del Código de Conducta de la PGR”.

El procurador en funciones no menciona ni el caso Odebrecht ni a Emilio Lozoya, pero el abogado de Lozoya, Javier Coello, es más abierto. En una entrevista para Radio Red dijo ayer: “A Santiago Nieto se le fue la boca”. Coello reitera que Lozoya nunca amenazó o presionó al fiscal. Lo único que el exdirector de Pemex buscaba con la carta al fiscal es que la Fepade deslindara las presuntas responsabilidades de Lozoya. La decisión del procurador en funciones, dice Coello, busca impedir que se viole el debido proceso de su defendido.

Elías Beltrán ha negado que el presidente Peña Nieto haya ordenado la destitución de Nieto para apoyar a Lozoya, su amigo y excolaborador. En una entrevista ayer me aseguró que él tomó la decisión personalmente. Es difícil creerlo, pero, aunque así haya sido, el daño político para el gobierno de Peña Nieto es ya enorme.

Una vez más el Presidente da la impresión de no haber sabido escoger una batalla. Si realmente Lozoya lo convenció de que el fiscal estaba violando la ley, la PGR debió haber iniciado un proceso legal en su contra. La destitución por faltas éticas que no quedan claras es no sólo una tontería sino un disparo por la culata. Le complica el final de sexenio al Presidente, sin ningún posible
beneficio.

Extorsión

Un grupo de supuestos campesinos bloqueó ayer los dos sentidos de Constituyentes, generando un enorme caos vehicular, para pedir dinero del erario. La extorsión no ha sido legalizada en México, pero es la norma para exigir recursos públicos.
23 Octubre 2017 04:00:00
Denunciar en FEPADE
La propaganda oficial ha pedido a los ciudadanos durante años que denunciemos en la FEPADE los actos que buscan violar nuestra libertad de voto. ¿Qué pasa cuando el acto abusivo es la destitución del titular de la FEPADE?

El despido del fiscal electoral, Santiago Nieto Castillo, es un ejemplo más de cómo el Gobierno de Enrique Peña Nieto se mete en problemas innecesarios. La medida tiene todas las huellas de haber sido ordenada directamente por el Mandatario. Es difícil pensar que “el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales en suplencia del procurador general de la república”, título formal de Alberto Elías Beltrán, haya decidido por sí solo una medida tan políticamente explosiva y jurídicamente cuestionable a unos días de asumir el cargo.

La PGR afirma que Nieto fue destituido porque “transgredió lo dispuesto en el Código de Conducta de la Procuraduría General de la República”, pero no especifica qué falta cometió. El despido se dio después de que el periódico Reforma publicó que Emilio Lozoya, exdirector general de Pemex, le mandó una carta “diciendo que quiere que yo haga un pronunciamiento público sobre su inocencia y me envía un currículum diciendo quién es su papá, quién es su mamá, en dónde estudió”.

Lozoya está siendo investigado por un supuesto desvío al PRI de dinero de sobornos pagados por Odebrecht. El único indicio de los sobornos son declaraciones de ejecutivos de la firma brasileña, pero son testigos beneficiados por involucrar a terceros. La idea de que el dinero fue desviado a la campaña del PRI es, hasta ahora, simple especulación. El caso no parecía tener mucho sustento, pero hoy lo fortalece la destitución del fiscal electoral.

El fiscal Nieto no parece haber revelado ningún detalle de la averiguación. Sí dijo que Lozoya le había enviado una carta pidiéndole que hiciera un pronunciamiento público sobre su inocencia, pero el propio abogado de Lozoya había declarado que se estaba enviando esa carta.

Nieto ha sido siempre cercano a los partidos de izquierda. Fue asesor del grupo parlamentario del PRD en el Senado, hecho que ocultó cuando contendió por la titularidad de la FEPADE. Fue alumno de Jaime Cárdenas, exconsejero electoral que apoyó a Andrés Manuel López Obrador en el PRD y que hoy es miembro de Morena. Sirvió como jefe de asesores de María de la Luz Mijangos, esposa de Jaime Cárdenas, en la Contaduría Mayor de Hacienda de la Asamblea Legislativa. También ha tenido una larga y respetada carrera como académico y funcionario. Nieto fue nombrado fiscal electoral por un voto unánime del Senado.

La cercanía a los partidos de izquierda no es un impedimento para ser fiscal electoral. Los dos anteriores procuradores generales, Arely Gómez y Raúl Cervantes, eran no simpatizantes sino militantes del PRI. La divulgación de una carta en la que Lozoya pide se le exonere, por otra parte, difícilmente puede considerarse una violación del sigilo de una averiguación.

Por lo pronto, el presidente Peña Nieto se ha metido nuevamente en un problema político innecesario. Que la FEPADE se quede sin titular ya iniciado el proceso de 2018 es preocupante. Que se destituya a un fiscal electoral como aparente represalia por una investigación de desvío de recursos al PRI es todavía peor. Es un caso tan serio que deberíamos denunciarlo a la FEPADE. Sólo que la FEPADE está acéfala.

Ejecuciones

Un guardia de seguridad fue ejecutado a las puertas de un centro nocturno, Men’s Club No le Digas a tu Mamá, en la madrugada del domingo en Playa del Carmen. Hace meses hubo otra ejecución en un bar, El Abrevadero, del mismo dueño. La violencia no ha afectado al turismo. todavía.
20 Octubre 2017 04:00:00
Arte de la política
La política tiene muy mala fama en estos días y no sólo en nuestro país. Hay un hartazgo generalizado que ha llevado a la elección de populistas en varios países. Los políticos profesionales son descartados de manera automática y en su lugar surgen personajes, como Donald Trump, cuya principal virtud es que se les considera libres del estigma de la política. Lo mismo ocurrió en la Venezuela de 1998 cuando los electores, cansados de los políticos tradicionales, recurrieron a Hugo Chávez.

Es lamentable este desprestigio porque debilita una actividad indispensable y beneficiosa. La política es el arte de lograr acuerdos. Permite dejar atrás las inevitables discrepancias entre individuos y grupos para llegar a las decisiones conjuntas que requiere una sociedad organizada.

Cuando la política se ejerce de manera responsable, y con el propósito de mejorar realmente la situación de una comunidad, los resultados pueden ser asombrosos. Ahí está el caso de la España de la transición. En las décadas de 1970 y 1980, una generación de políticos de ideologías muy diversas transformó al país en un breve periodo. El centrista Adolfo Suárez, el derechista Manuel Fraga, el socialista Felipe González, el comunista Santiago Carrillo y el nacionalista catalán Jordi Pujol, entre otros, llegaron a acuerdos bajo la dirección del rey Juan Carlos que, a pesar de haber heredado de Francisco Franco los poderes de un autócrata, decidió apoyar la construcción de una democracia moderna y próspera.

Cada uno cedió algo. La derecha aceptó la legalización de los partidos de izquierda, los comunistas y socialistas accedieron a vivir bajo un régimen monárquico; Pujol aceptó una Cataluña autónoma, pero dentro del reino español. Los acuerdos permitieron que España se convirtiera en una sólida democracia, que se integrara a la Europa comunitaria y que se convirtiera en poco tiempo en un país desarrollado.

Algo similar ocurrió en el Chile de la transición. El Partido Demócrata Cristiano y el Partido Socialista formaron la Concertación que permitió, a pesar de sus diferencias, guiar al país de la dictadura a la democracia bajo una serie de políticas económicas sensatas que promovieron el mayor crecimiento de América Latina.

Hoy vivimos nuevos tiempos. La conciliación ya no es virtud. Negociar con quien piensa diferente es símbolo de debilidad. La descalificación y el insulto se han convertido en moneda de curso corriente en la política. Para Trump no existe Hillary Clinton, sino “la deshonesta Hillary”; los medios que lo cuestionan sólo divulgan fake news. El Gobierno de Carles Puidgemont en Cataluña busca una independencia que viola la Constitución española que la propia Cataluña aprobó abrumadoramente en referéndum en 1978, mientras que el Gobierno español de Mariano Rajoy manda a la Guardia Civil a impedir por la fuerza no la independencia, sino un referéndum. En México la política es el reino de las descalificaciones. Todos los que no están de acuerdo con uno son corruptos. La negociación ha sido reemplazada por el insulto.

El deterioro de la política no es menor y sus consecuencias pueden ser graves. Algo similar vimos en Italia y Alemania en las décadas de 1920 y 1930. El resultado fue no solamente el surgimiento de las dictaduras fascistas, sino el estallamiento de la Segunda Guerra Mundial. Una sociedad que olvida el arte de la política, que prefiere insultar a conciliar, está condenada al autoritarismo.

43 MIL 200 MILLONES

Los diputados añadieron 43 mil 200 millones de pesos a los ingresos gubernamentales presupuestados para 2018. ¿Dónde encontraron el dinero? Subieron la estimación del tipo de cambio y del precio del petróleo; decretaron también que el SAT mejorará su eficiencia recaudadora. ¡Qué fácil es reunir 43 mil 200 millones de pesos!
19 Octubre 2017 04:00:00
Castigar a empresas
En México los gobiernos son pésimos para castigar a los criminales. Quizá por eso prefieren castigar a empresas, aunque no tengan nada que ver con los delitos.

Vemos un ejemplo en Puebla. Este pasado 17 de octubre el gobernador Antonio Gali anunció que suspendería la operación de Uber como consecuencia del asesinato de la joven estudiante Mariana Fuentes por unos hombres que utilizaron un auto registrado en Uber que no estaba dando servicio de transporte en el momento. El gobernador rectificó después y dijo que no ha cancelado Uber, sino que dará a conocer una nueva regulación de los servicios de transporte privado.

Con anterioridad, el 18 de septiembre, Gali canceló la licencia de Cabify porque un chofer violó y mató a otra estudiante, Mara Fernanda Castilla Miranda. El argumento fue que la empresa había permitido que el chofer colaborara con ella pese a haber participado previamente en robo de combustible.

De nada sirvió que Cabify presentara el certificado de falta de antecedentes penales emitido por el propio gobierno de Puebla. También fue clausurado el bar The Bronx en Cholula, en el cual había estado la joven con unos amigos con anterioridad, a pesar de que el lugar tampoco tenía nada que ver con el crimen.

¿Por qué castiga un gobierno a empresas por delitos en los que éstas no tienen responsabilidad? Porque es más fácil castigarlas a ellas que a los criminales. Lo único que preocupa a los políticos es convencer a los electores de que ellos sí son duros frente al crimen.

No ha sido el Gobierno de Puebla el único en castigar a empresas por delitos en los que no tienen culpa. Recordemos el caso de la discoteca News Divine de la Ciudad de México de 2008. Un operativo policial (que al parecer buscaba detener y extorsionar a jóvenes por el delito de divertirse) se saldó con la muerte de 12 personas, entre clientes y policías, atrapadas y asfixiadas cuando los comandantes dieron primero la orden de desalojar el local y después de cerrar las puertas para evitar que los jóvenes escaparan a su detención. Los responsables del operativo nunca fueron castigados; pero el dueño de la discoteca, Alfredo Maya Ortiz, una víctima, ha estado en la cárcel 9 años, mientras que el local fue confiscado por el Gobierno.

Otro caso es el Bar Bar del sur de la Ciudad de México. Ahí tuvo lugar un ataque con arma de fuego contra el futbolista Salvador Cabañas en 2010. El Gobierno capitalino ordenó la clausura del lugar y detuvo al gerente, Carlos Cázares, quien fue liberado cuando los tribunales determinaron que no tenía ninguna responsabilidad. El Bar Bar, sin embargo, permanece cerrado.

El propósito de una sanción penal es proteger a la sociedad y disuadir de la comisión de nuevos delitos. Castigar a inocentes no logra ninguno de estos propósitos. Cuando se sanciona a empresas de manera indebida, la injusticia se multiplica. No sólo no se logran los objetivos de un castigo penal, sino que los trabajadores y colaboradores pierden empleos e ingresos y los clientes un servicio.

Puebla tiene un creciente problema de inseguridad y de violencia. De 273 homicidios en 2007, pasó a 732 en 2016 (Inegi). Muchos de estos han sido seguramente cometidos por taxistas o conductores del transporte público, pero el Gobierno no ha prohibido ni los taxis ni los microbuses. Prohibir Uber o Cabify por homicidios en que las empresas no tuvieron ni complicidad ni omisión es un acto de injusticia.

471 MUERTOS

Un total de 471 personas fallecieron en los sismos del 7 y 19 de septiembre, según el presidente Enrique Peña Nieto. Es una enorme tragedia. Cada mes son asesinadas casi 2 mil personas en el país. Es una tragedia mayor, pero que se renueva mensualmente.
18 Octubre 2017 04:00:00
Meade no repunta
Las últimas encuestas electorales se han enfocado en medir el impacto de la salida de Margarita Zavala del PAN, pero el dato más interesante es que José Antonio Meade no ha repuntado como se esperaba.

Durante mucho tiempo se pensó que el presidente Enrique Peña Nieto, el elector mayor del PRI, se decantaría por Miguel Ángel Osorio Chong o por Luis Videgaray, sus dos escuderos más notables. La renuncia de Videgaray a la Secretaría de Hacienda tras la visita de Donald Trump del 31 de agosto de 2016 pareció dejar un solo aspirante, el inquilino del Palacio de Covián. Ni siquiera el retorno de Videgaray al Gabinete como secretario de relaciones exteriores sirvió para colocarlo nuevamente en la plataforma de lanzamiento para una candidatura. El propio Videgaray ha dicho en varias ocasiones que no está buscando ser candidato.

En los últimos meses, sin embargo, el propio Presidente ha tratado de abrir su baraja. Emilio Gamboa, que algo debe haber aprendido en los juegos de golf con el Presidente, destapó en su momento a cuatro aspirantes: Osorio Chong, José Antonio Meade, José Narro y Aurelio Nuño. Todos son integrantes del Gabinete Presidencial. Fuera quedaron Eruviel Ávila, Manlio Fabio Beltrones e Ivonne Ortega, que no son parte del círculo cercano del Mandatario. Gamboa tampoco incluyó en su lista al secretario de turismo, Enrique de la Madrid, quien al parecer ha recibido el beneplácito de Peña Nieto para buscar la candidatura.

Meade ha tenido un mayor respaldo que los demás en la contienda interna. La XXII Asamblea Nacional del PRI eliminó en agosto los candados que se aplicaban a la candidatura presidencial. La decisión estaba hecha para beneficiarlo a él en lo personal, ya que es el único aspirante que no es miembro del PRI y al que se aplicaban estas restricciones. Por otra parte, Meade ha tenido en los últimos meses una mayor exposición en medios que cualquier otro aspirante. Se ha beneficiado también de un apoyo amplio de los empresarios que ven en él una garantía de continuidad de la política económica. La candidatura de Meade ha sido impulsada por quienes consideran que el secretario estaría libre de la demonización que actualmente afecta a los priistas. El propio Andrés Manuel López Obrador ha considerado a Meade como el verdadero candidato del PRIAN y de la mafia del poder. El problema es que Meade no parece estar repuntando.

López Obrador sigue apareciendo en primer lugar de las encuestas, como ocurre con la que publicó El Financiero este 16 de octubre. En segundo lugar ya no está Margarita Zavala ni el presidente del PAN, Ricardo Anaya. La posición la ocupa Osorio Chong del PRI en una posible coalición con el Partido Verde. En el sondeo, que incluye la opinión de la población en general, pero también la de priistas, Meade se ubica en cuarto lugar, después de Osorio Chong, José Narro y Aurelio Nuño.

Una encuesta de El Universal, también publicada el 16 de octubre, muestra que José Antonio Meade está el número 16 en conocimiento de una larga lista de aspirantes presidenciales. Entre los priistas, este estudio coloca a Meade en cuarto lugar en respaldo, superado por Osorio, Eruviel y el autodescartado Videgaray.

Estas encuestas sugieren que, a pesar de la exposición en medios, Meade sigue siendo un personaje poco conocido y no necesariamente un candidato natural. De alguna manera esto habla bien de él. Pero si realmente va a ser candidato presidencial, tendrá grandes dificultades para ganar la elección.

Nuevo costo

El nuevo cálculo oficial del costo de reconstrucción tras los sismos de septiembre es de 48 mil millones de pesos. La cifra la dio a conocer ayer el presidente Peña Nieto, pero este monto no incluye ni carreteras ni infraestructura de aguas. Supongo que la cifra seguirá creciendo.
17 Octubre 2017 04:07:00
Cervantes, fuera
‘Yo no tengo ninguna aspiración, fuera de servir con honorabilidad en cualquier capacidad, pública o privada, a mi país’. Raúl Cervantes

Raúl Cervantes Andrade renunció ayer al cargo de procurador general de la República. Dio a conocer la decisión de manera sorpresiva en una reunión de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores. El hasta entonces titular de la PGR dijo que buscaba abrir camino a “las nuevas iniciativas relacionadas con la Fiscalía General de la República. Algunos legisladores y políticos han utilizado mi nombre y mis supuestas aspiraciones como una excusa para ellos no avanzar en la aprobación de las leyes que permitirían mejorar las condiciones y herramientas con las que se procura justicia en nuestro querido México. No se trata de personas. Se trata de construir mejores instituciones”.

Ha pasado menos de un año desde que Cervantes asumió el cargo de procurador general, pero parecería que vivimos en un país distinto. Su ratificación en el Senado se dio el 26 de octubre de 2016 por 82 sufragios a favor, tres en contra y una abstención. Votaron por él no sólo los senadores del PRI y el Partido Verde, sino los del PAN y el PRD. En contra se pronunciaron solamente tres senadores del PT y uno más se abstuvo.

La mayoría de los senadores, que habían trabajado con él en la reforma del sistema de justicia, coincidían en que su excompañero era una excelente opción para echar a andar el nuevo sistema acusatorio de justicia penal, en cuya construcción había tenido un papel tan importante. Hoy, sin embargo, lo que más importa es la política. El PAN y el PRD han decidido que lo que les conviene para un mejor desempeño electoral en 2018 es borrar las huellas de su colaboración con el Gobierno de Enrique Peña Nieto para sacar adelante las reformas estructurales, incluyendo la de justicia.

Es verdad que el propio Cervantes se hizo daño a sí mismo, al tener en propiedad un Ferrari 459 Coupé registrado en una vecindad de interés social en Morelos, lo cual le evitaba pagar tenencia en la Ciudad de México. El exprocurador sí tiene un domicilio en Morelos, pero ahí no estaba registrado el vehículo.

Cervantes se ha hecho a un lado hoy, como lo hizo el año pasado, cuando afirmó que apoyaba la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto para eliminar el pase automático de procurador a fiscal, pero ahora se ve obligado a hacerlo en un momento en que se ha convertido en un lastre no sólo para el Presidente, sino para la misma reforma de justicia en la que tanto trabajó.

La renuncia ratifica que lo más frágil de la PGR no era el edificio de Paseo de la Reforma 211-213, que ha tenido que ser abandonado después del sismo del pasado 19 de septiembre, sino el propio cargo de procurador. Nada más en este sexenio han pasado por la PGR tres procuradores. Alberto Elías Beltrán es el cuarto, por suplencia, pero no sabemos qué pasará mientras se completa la transición a la nueva Fiscalía General. El nuevo fiscal deberá permanecer en el cargo durante 9 años y no podrá ser destituido a voluntad. Ojalá. México necesita un sistema de justicia más profesional, en que el procurador o el fiscal sean autónomos frente a los demás poderes del Estado. La renuncia de Cervantes abre una gran oportunidad. El problema es que lo hace en un momento en que el PAN y el PRD están en un ánimo destructivo.

JUEGO DE GOLF

No es ilegal que el coordinador de los senadores del PRI sea trasladado en un helicóptero del Estado Mayor Presidencial para una reunión con el Presidente y después juegue golf con él. Pero los hechos ratifican la visión de un Gobierno que gasta en lujos innecesarios.
16 Octubre 2017 04:00:00
El juego de Trump
Después de meses de fortaleza, el peso ha vuelto a caer. El viernes 13 de octubre cerró en ventanillas bancarias a 19.25 por dólar (Banamex), mientras que en el mercado al mayoreo se ubicó en 18.91 (Bloomberg). Apenas el 18 de julio el tipo de cambio al mayoreo había estado en 17.48. La razón del debilitamiento del peso es la posibilidad de que Donald Trump retire a los Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Los mercados financieros no se mienten a sí mismos: apuestan dinero no por ideología o buenos deseos, sino por probabilidad de escenarios. Cuando en julio pareció que Trump estaba bluffeando, el peso se fortaleció. Hoy cae porque los inversores ven a un Trump decidido a acabar con el libre comercio en Norteamérica, aunque todas las partes salgan perjudicadas.

La renegociación formal del TLCAN, la de los especialistas, va por buen camino. Incluso puede mejorar el tratado. El problema es cuando Trump mete la cuchara con propuestas absurdas, como obligar a una renegociación cada 5 años, que impediría las inversiones de largo plazo; eliminar los paneles de resolución de controversias, lo que llevaría las disputas a tribunales locales sin conocimiento especializado y con prejuicios nacionalistas; establecer metas de déficit o superávit para Estados Unidos, lo que le quitaría la libertad al libre comercio; o hacer que los autos tengan un mínimo de 50% de contenido estadunidense. Cada una de estas propuestas es suficiente para acabar con el tratado, que al final es lo que busca Trump.

El problema es que el TLCAN no tiene muchos aliados políticos. No sólo ha sido Trump; también Hillary Clinton y Bernie Sanders se pronunciaron en contra durante la campaña electoral de 2016. La extrema derecha y la extrema izquierda unen fuerzas en su rechazo al comercio. La ignorancia es generalizada. Trump afirma que México negoció demasiado bien el TLCAN y se ha aprovechado de Estados Unidos. En cambio, 68% de los mexicanos considera que México ha sido el país más perjudicado (Parametría, agosto 2017).

La verdad es que el TLCAN ha sido un excelente acuerdo para todos. Su propósito era aumentar el comercio y la inversión extranjera, objetivos que se han logrado con creces. El intercambio entre los tres miembros pasó de 288 mil 460 millones de dólares en 1993 a un billón 34 mil 104 millones en 2015, un incremento nominal de 258 por ciento. El de México y Estados Unidos subió de 85 mil 224 millones a 481 mil 543 millones, 465 por ciento. La inversión extranjera de Estados Unidos en México se elevó de 15 mil 221 millones a 101 mil 454 millones (Investopedia, NAFTA’s Winners and Losers, 15.8.17).

Los beneficios, sin embargo, no sólo vienen de las exportaciones o la inversión, sino de la baja en precios. El programa más exitoso contra la pobreza en México ha sido la reducción relativa en los precios por el libre comercio, el llamado “efecto WalMart”.

El TLCAN no es ni nunca pretendió ser una panacea para todos los males. El sector exportador mexicano ha crecido de forma dramática, pero la economía cerrada del sur del país ha seguido estancada. La tecnología y la automatización han hecho que baje el número de empleos manufactureros en Estados Unidos, pero también en México y Canadá, pese a que la producción manufacturera ha crecido en los tres. Estas sutilezas, sin embargo, no las entiende Trump, que sigue empeñado en matar a la gallina de los huevos de oro.

ATENTADOS

Son ya cuando menos 230 muertos. Es el ataque terrorista más mortífero de este 2017, mucho más que los de Barcelona del 18 de agosto, con 15 muertos, o el de Las Vegas del 1 de octubre con 58. ¿Por qué la falta de atención de los medios? Porque el atentado fue en Somalia y no en un país desarrollado.
13 Octubre 2017 04:00:00
Cacería de brujas
Primero es el miedo, luego viene la solidaridad, después empiezan las cacerías de brujas y al final llegan los políticos a sacar provecho.

Hace unas semanas, después de los sismos, ofrecía esta reflexión y, tristemente, la predicción se va cumpliendo. El miedo marcó los sacudimientos de tierra. La solidaridad vino después y se manifestó en las oleadas de brigadistas y en aportaciones económicas de decenas de miles de todos los niveles sociales. Hoy ha comenzado ya la cacería de brujas y una de las víctimas es Mónica García Villegas, dueña del Colegio Enrique Rébsamen de Tlalpan.

La primera acusación no fue contra ella, sino contra el arzobispo Norberto Rivera a quien se atribuyó la propiedad de la escuela. La información resultó falsa, pero se preparaba ya la cacería de brujas.

Las armas se enfilaron a los políticos. Fueron acusados funcionarios de la Delegación Tlalpan, del Gobierno de la Ciudad de México y de la SEP. ¿Cómo era posible que ninguno se haya dado cuenta de que el inmueble podía venirse abajo en un terremoto?

Las acusaciones fueron influidas por consideraciones políticas. La jefa delegacional de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, no sólo es miembro de Morena, sino la presunta candidata para la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México. Sus predecesores en la delegación y los actuales funcionarios de la Ciudad de México son perredistas. Los de la SEP son del PRI. Es muy fácil inventar villanos de otros partidos.

Los ataques más duros se han reservado, sin embargo, para Mónica García Villegas, directora y dueña del colegio. Se le acusó de no interesarse por los niños, sino sólo por el negocio; de haberse construido un apartamento de lujo encima de la escuela, violando los códigos de construcción, con pisos de mármol y jacuzzi; de no haberse presentado a los citatorios de la Procuraduría; de haber entrado al edificio para sacar cosas personales sin preocuparse por los niños. Era una villana perfecta que de inmediato fue objeto de escarnio en los medios y en redes sociales.

Ayer entrevisté en Radio Red a Javier Coello Trejo, su abogado. Me dijo que la directora no se ha negado a comparecer ante la PGJ, sino que no ha sido notificada; que no se ha fugado; y que cuenta con los permisos de construcción de la escuela, que incluyen el apartamento, cuyos pisos no eran de mármol. Explicó que los permisos son de 1983 y cumplían con las reglas de construcción vigentes. La edificación resistió sin problemas los sismos de 1985. Coello, un abogado famoso y caro, me dijo que tomó la defensa porque Mónica fue maestra de uno de sus hijos y siempre le ha tenido respeto”.

Una llamada del público, de un hombre llamado Enrique Llovet, apuntó: “Soy papá de un alumno del Colegio Enrique Rébsamen desde hace ocho años. La directora es responsable, educada, honesta. Hay un pequeño grupo de papás que piden becas para sus hijos de por vida, pero que no les pasó nada. La directora siempre nos apoyó. En la misa de los niños que fallecieron ella llevaba collarín y la cara hinchada, ya que se le vino parte de la escuela encima. El mármol que encontraron era la cubierta de un mueble, no del piso de su departamento. Las maestras Gema y Miss Claudia (dejó hijita de 3 años) fallecieron con sus alumnos”.

Supongo que poco importa presentar el otro lado de la moneda. Una vez que entrevisté al abogado empezaron a llegar llamadas refiriéndose a la maestra como una asesina sin derecho a una defensa. En la cacería de brujas, la directora ya ha sido juzgada y encontrada culpable.

UNESCO y EU

Estados Unidos ha decidido dejar la UNESCO. Si bien no ha pagado sus cuotas en los últimos años, se le cobra el 22% del presupuesto de la organización, con derecho a un solo voto de entre 195 miembros.
12 Octubre 2017 04:00:00
Todas las Españas
En un principio, el 12 de octubre fue simplemente conmemoración del descubrimiento de América. El diario de a bordo de Cristóbal Colón declara que, a las dos de la mañana de esa fecha en 1492, el marinero Rodrigo de Triana, apostado como vigía en la Pinta que por ser “la más velera” iba delante de las otras carabelas, avistó la isla de Guanahaní que Colón nombraría San Salvador.

Con el tiempo la fecha se convirtió en el día de la raza española o simplemente de la raza. A principios del siglo 20 se le llamó el Día de la Hispanidad y el 12 de octubre pasó a ser la fiesta nacional de España. José Vasconcelos impulsó en México el día de la raza iberoamericana en concordancia con su concepto de una mestiza raza de bronce. La Virgen de Guadalupe mexicana fue declarada Reina de la Hispanidad en 1928. La nueva monarquía parlamentaria española ratificó el 12 de octubre como la fiesta nacional.

En México se ha perdido el festejo en buena medida, pero el 12 de octubre sigue siendo fiesta oficial en muchos países de América. En Estados Unidos es el día de Colón. En 2002 el venezolano Hugo Chávez declaró la fecha como el día de la resistencia indígena.

Para España, conmocionada por el intento independentista del Gobierno catalán, hoy será una fiesta nacional especial. El presidente del Gobierno y el rey Felipe subrayarán la unidad de la nación española, mientras que en Cataluña los independentistas afirmarán que la suya es una nación distinta.

La Constitución española de 1978 declara “la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles”, pero también reconoce “el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran”. ¿Una nación indivisible con nacionalidades en su interior? Eso dice la carta magna.

El Estado español es uno de los más antiguos de Europa. El matrimonio entre Fernando de Aragón e Isabel de Castilla en el siglo 15 fue considerado como la creación de “la monarquía de todas las Españas” (Diego de Valera). El fin de la reconquista de los reinos musulmanes y la primera expedición de Cristóbal Colón en 1492 son considerados los hitos fundacionales del Reino de España.

España nunca fue un país con unidad lingüística o cultural. Junto con el castellano, que habría de prevalecer en la corte y el Gobierno, convivieron desde siempre el catalán, el gallego, el vasco y varios más. Uno de los mayores errores de la dictadura franquista fue tratar de erradicar las lenguas y culturas locales. La represión, lejos de borrarlas, las fortaleció. La España democrática, sin embargo, les ha dado espacios para subsistir y crecer.

Ninguna ley puede impedir que un grupo humano se separe de otro para establecer su independencia. Uno de los problemas de la Constitución española de 1978, ratificada abrumadoramente por el pueblo catalán en referéndum, fue declarar indivisible la nación española. Un candado menos fuerte, como el de Canadá o el del Reino Unido, que han permitido referendos independentistas en Quebec y Escocia, podría ser un mejor instrumento para la unidad. Siempre será más sólida una unidad basada en la libertad que en un mandato legal.

Es válido festejar la hispanidad, que más que raza es una cultura de muchas razas, lenguas y naciones. La hispanidad tiende lazos desde San Sebastián hasta Algeciras en España, desde Alaska hasta la Patagonia en América. Es el reconocimiento de una historia y una cultura compartidas que puede mantenerse en libertad.
11 Octubre 2017 04:00:00
Compleja contienda
La contienda por el 2018 se ha transformado. Las encuestas hasta ahora nos han presentado las perspectivas de una elección que no se va a dar. Ha habido transformaciones dramáticas del panorama. El único elemento que se mantiene constante es Andrés Manuel López Obrador como posible candidato de Morena.

Margarita Zavala ya no representará al PAN, aunque quizá sea candidata independiente. En cambio, el PAN y el PRD, diametralmente opuestos, tratarán de contender juntos en un Frente Ciudadano. Ricardo Anaya, presidente del PAN, ha venido de la nada para convertirse en contendiente gracias a un abusivo uso de los tiempos de radio y televisión del partido, aunque en esto no ha hecho más que seguir el ejemplo de López Obrador.

En el PRI, Luis Videgaray ya no se menciona, mientras se perfila un José Antonio Meade que ni siquiera es militante. Para que un simpatizante pudiera ser considerado como posible candidato fue necesario cambiar los estatutos del PRI en un traje a la medida para él. Miguel Ángel Osorio Chong está manteniendo un perfil sorprendentemente bajo.

Ningún partido ni alianza ha anunciado el procedimiento de selección de su candidato presidencial. Todos se dicen demócratas, pero ninguno propone un proceso democrático interno. Los líderes no quieren perder el control.

Parece que estamos en campaña desde hace mucho, pero las contiendas no pueden comenzar legalmente. La única actividad electoral aceptada por la ley en este momento es la manifestación de intención de los posibles candidatos independientes, quienes tendrán que reunir un mínimo de 866 mil 593 firmas cada uno.

Las precampañas no empezarán formalmente hasta el 14 de diciembre. Los partidos ya han aprendido que les conviene llegar con varios precandidatos, porque sólo así pueden aprovechar los tiempos oficiales de radio y televisión. Después del 11 de febrero de 2018 viene un periodo de silencio y censura hasta las campañas formales entre el 30 de marzo y el 27 de junio. El corto tiempo de campaña, menos de tres meses, pone en desventaja a los candidatos menos conocidos.

Las encuestas han colocado en primer lugar a Margarita o a Andrés Manuel, pero con combinaciones de candidatos y partidos que difícilmente se darán ahora. Habrá que esperar a que partidos y alianzas definan a sus candidatos para hacer sondeos razonablemente precisos, pero la lista definitiva no estará lista sino hasta febrero. Más de 30 aspirantes han manifestado su intención de ser candidatos independientes, aunque no sabemos cuántos puedan reunir las firmas y cumplir con los demás requisitos. En la votación del 1 de julio habrá quizá cinco candidatos o más, contando a los independientes. Es posible que tengamos un presidente con menos del 25% de los votos emitidos o 12% del padrón. No es la mejor fórmula para tener un gobernante con un mandato claro.

Nuestro sistema electoral es cada vez más complejo y las reglas están hechas para judicializarlo. En los países democráticos se conoce al ganador el mismo día y el cambio de poder se puede realizar en un par de días, como en el Reino Unido, o en una semana, como en Francia. En México los procesos son interminables y deben ser decididos por magistrados. El 4 de junio hubo elecciones para gobernador en Coahuila, pero hasta la fecha no sabemos el resultado. El proceso puede alargarse hasta el 30 de noviembre, un día antes de la toma de protesta. ¿Cómo permitimos que el sistema se hiciera tan perverso?

Reguladores

Un juez federal suspendió ayer de manera indefinida una norma de la Comisión Reguladora de Energía que incrementa el contenido de etanol en las gasolinas del país. Otra perversión. Deben ser los reguladores y especialistas, no los jueces, los que fijen las reglas técnicas.
10 Octubre 2017 04:00:00
Curzio y la censura
En un país en el que cada periodista despedido se presenta como un mártir de la libertad de expresión es saludable leer y escuchar a Leonardo Curzio, quien renunció a sus cargos como conductor de Enfoque de la mañana y director de Noticias de Núcleo Radio Mil. Curzio ha señalado que Edilberto Huesca, dueño del grupo radiofónico, le pidió despedir a dos colaboradores, María Amparo Casar y Ricardo Raphael, un día después de que estos cuestionaron en una mesa política las propuestas de Enrique Ochoa, presidente del PRI, de eliminar la financiación pública de los partidos y los diputados y senadores plurinominales. Curzio se opuso al despido y prefirió renunciar.

Huesca, un hombre de 81 años, presentó otra versión en una entrevista con Adriana Pérez Cañedo, en la emisión del mediodía de Enfoque. El espacio, dijo, no era rentable y la emisión se había convertido en una rutina. Pero es poco lógico. El noticiario llevaba muchos años al aire y continúa sin Curzio.

El propio Curzio escribió ayer: “No puedo afirmar que alguna presión gubernamental provocara mi salida”, pero añadió: “Hay un ecosistema que inhibe un desarrollo autónomo de los medios y es la dependencia (producto de la gestión no profesionalizada) de la publicidad gubernamental”.

Curzio continúa su trabajo en distintos medios. Está al aire todos los días en adn40 y también Casar y Raphael participan en ese canal. Es colaborador, junto con Casar, del programa Primer Plano en canal 11. Curzio y Raphael escriben en El Universal y Casar en Excélsior. Si hubo censura del Gobierno contra ellos, parece que sólo en Radio Mil le hicieron caso.

Enrique Ochoa del PRI me dice por vía electrónica que él no pidió ninguna censura: “De hecho, yo hablé con Leonardo y con Ricardo Raphael en esos dos días para discutir al aire su planteamiento con total apertura. Me parece que una democracia necesita espacios plurales de discusión. Siempre me gusta participar con ellos. Con María Amparo y Ricardo tengo una relación que se nutre de no estar siempre de acuerdo”. Curzio ya está considerando otras ofertas en radio. En su columna de ayer dijo: “Espero muy pronto regresar al cuadrante”. No parece haber una censura gubernamental.

Lo más probable es que Huesca haya ordenado el despido y provocado la renuncia de Curzio sin que nadie se lo pidiera. Quizá pensó que le hacía un favor al Gobierno federal, a Ochoa y al PRI, pero flaco favor ha sido. Huesca es dueño de NRM y tiene derecho de contratar y despedir a colaboradores y de fijar la línea editorial, aunque los colaboradores también pueden renunciar si no están de acuerdo (como dignamente hizo Curzio). Los dueños de otros medios actúan de la misma manera. Uno no puede colaborar con Proceso o La Jornada, por ejemplo, si no coincide con sus principios y políticas. Es una situación que prevalece en casi todo el mundo.

Yo no estoy de acuerdo con que los contribuyentes mantengamos a los partidos. Apoyo la propuesta de eliminar el subsidio a estas organizaciones, pero rechazo la idea de eliminar a los plurinominales. Esto no sólo acabaría con la representación de corrientes minoritarias, sino que descartaría a los legisladores que realmente saben legislar.

Qué bueno que el tema se haya tratado en una de las tertulias políticas de Curzio, Casar y Raphael. Hay mucho que discutir todavía.

SIN CONCESIONES

Los dueños de medios electrónicos tratan de quedar bien con el Gobierno porque dependen de concesiones públicas. Los periódicos, revistas y portales de internet no tienen estas concesiones, lo cual les permite ser más independientes. Eliminemos las concesiones y demos certeza jurídica a la propiedad de los medios.
09 Octubre 2017 04:00:00
Azul era el paraíso
Margarita Ester, no puedo seguir mintiendo. Tengo una relación con María Alejandra.

–Pero ¿cómo puedes decirme eso, Ricardo? ¿No hemos estado juntos en las buenas y las malas? ¿No me habías prometido que juntos seríamos dueños de esa hermosa casa llena de pinos? ¿No me habías dicho que no podías aceptar a esa mujer que defiende el aborto y el matrimonio entre homosexuales?

–No la quiero a ella, Margarita Ester, es cierto. Mucha razón tienes al decir que no tenemos nada en común. Pero me ofrece un futuro. Es rica y poderosa. Tiene un piso en Miami y dice que me ayudará a conseguir la casa de los pinos. A cambio, sólo tengo que aparecer con ella en las revistas de sociales y dejarle la casa del centro, la que está enfrente del Zócalo, que tú sabes no tengo posibilidades de conservar, pero ella sí.

–Lo que tú dices es una traición, Ricardo. ¿No te das cuenta que te engaña? Una vez que tenga lo que quiere de ti, hará lo que se le antoje. ¿No recuerdas que estuvo entre quienes le gritaron espurio a Felipe de Jesús?

–No me recuerdes eso, Margarita Ester. ¿Acaso crees que es fácil moverme en sociedad cuando todo el mundo dice a mis espaldas que eres la esposa de Calderón?

–Calla, descarado. Has estado escuchando otra vez al esposo de Beatriz. Pero cuando Felipe de Jesús te ayudó, cuando te distinguió entre los demás jóvenes, tú no dijiste nada en su contra, ¿verdad? ¿No sabes que los mismos que dicen que te van a ayudar te llaman canalla a tus espaldas? Se burlan de ti por tu ambición de poder, y por tu corte de pelo de cerillo de supermercado.

–Por eso quiero que te quedes conmigo, Margarita Ester. La gente te respeta. Tú nos ayudarás a ser más fuertes y a conseguir lo que queremos. Sé que Felipe de Jesús te quiere y su apoyo me ayudará a llegar a la casa de los pinos. Es una oportunidad que sólo viene una vez en la vida. Felipe de Jesús no puede ser mezquino, él ya estuvo ahí.

–¿Para qué me quieres contigo, si estarás con María Alejandra?

–A ella no la amo, tú lo sabes. Es sólo una aliada. No queremos que el esposo de Angélica diga quién va a vivir en la casa de los pinos. Tenemos que recuperarla. Es nuestro derecho. Nosotros somos los únicos de sangre azul. Ellos no tienen por qué estar ahí. A María Alejandra sólo la necesitamos para conseguir la casa de los pinos.

–Pero tú me dijiste que yo podía aspirar a ser la dueña de la casa, y muchos amigos quieren que lo sea. No quieren darle las llaves a un joven ambicioso como tú.

–Estoy dispuesto a que aspires a la casa, Margarita Ester, pero yo soy quien debe poner las reglas y los plazos, para que tenga tiempo de salir en tele y que la gente me conozca más.

–Basta ya, Ricardo. Te dejo. Quédate con María Alejandra.

–Pero, ¿cómo? ¿Me traicionas? ¿Olvidas que juntos podemos aspirar a un paraíso azul?

–No me engañas, Ricardo. Lo mismo que me dices, se lo juras a María Alejandra. Te ciega la ambición. Yo voy a buscar la casa de los pinos por mí misma. Y cuidado, porque cuando la tenga no te dejaré entrar.

–¿No te das cuenta, Magarita Ester, que les facilitas las cosas al esposo de Beatriz y al esposo de Angélica? No puedes hacerme eso.

Voz en off: Mañana no se pierda usted, a la misma hora, el próximo capítulo de “Azul era el paraíso”.

Desbandada

Es lógica la desbandada de empresas que están sacando sus sedes de Cataluña. Una Cataluña independiente podría perder sus mercados no sólo en España sino en toda Europa.
06 Octubre 2017 04:00:00
Un Nobel menor
Para un premio que se precia de distinguir a los mejores escritores del mundo, el Nobel es decepcionante. La Academia Sueca no sólo ha despreciado a escritores de la talla de Jorge Luis Borges, sino que ha entregado el galardón a demasiados autores menores.

Lo mejor que se puede decir de Kazuo Ishiguro, ganador del Nobel de Literatura de este 2017, es que se trata de un autor literario. La observación puede sorprender cuando se hace referencia al premio literario más conocido del mundo, el cual fue hecho para premiar a los mejores escritores, pero la historia reciente del galardón manifiesta que no ha cumplido este objetivo.

Los dos ganadores previos del Nobel no eran realmente autores literarios. Bob Dylan es un cantante famoso que al inicio de su carrera escribió canciones brillantes que rompieron cartabones, pero difícilmente puede considerársele un verdadero literato. Su predecesora, Svetlana Alexiévich, ha escrito buenas crónicas periodísticas, que no se distinguen realmente por su calidad literaria.

Uno podría pensar que la Academia Sueca, que escoge al ganador del Premio Nobel de literatura, buscaba en Dylan rendir un homenaje a la canción popular y a su influencia en el arte y la sociedad. No es mala idea, pero no queda claro que Dylan sea el mejor ejemplo. Desde un punto de vista literario, Leonard Cohen era mejor opción en lengua inglesa, con la ventaja de que escribió literatura además de canciones. Joan Manuel Serrat o Joaquín Sabina son superiores en el género de la canción-literatura.

Algunos ganadores recientes del Premio Nobel de literatura sí han sido autores importantes. Alice Munro, Mario Vargas Llosa, Jean-Marie Gustave Le Clézio, Doris Lessing, Orhan Pamuk y Harold Pinter son ejemplos de grandes escritores, cada uno en su estilo. Pero la lista de ganadores del Nobel no sólo desconocidos para el público, sino limitados en su trabajo literario, es demasiado amplia como para seguirla ocultando.

Ishiguro es un autor de relevancia. Ha ganado galardones serios, como el Booker británico, pero no supera a otros escritores vivos, como Milan Kundera, Philip Roth, Martin Amis, Amos Oz, Haruki Murakami o George Steiner, por mencionar sólo algunos.

Da la impresión de que los miembros de la Academia Sueca no quieren caer en la trampa de lo comercial o lo popular y por ello se resisten a los autores favoritos de los lectores y prefieren anunciar una sorpresa cada octubre. Se entiende, pero lo paradójico es que el Premio Nobel constituye un enorme impulso en la actualidad al éxito comercial de un libro.

En el afán de no ser literariamente correctos, los académicos suecos están cayendo en una trampa. Los demás comités de los premios Nobel buscan encontrar y destacar el trabajo de los mejores de cada especialidad. Cuando se anuncian los ganadores en Medicina, Física o Química, sabemos que se está distinguiendo a quienes han realizado los descubrimientos más importantes y son admirados por sus pares.

Los criterios del Nobel de Literatura (y de la Paz) parecen radicalmente distintos. Parecería que no buscan a los mejores o a los más admirados, sino al que sorprenda, al inesperado. A Borges se le negó el galardón simplemente porque los miembros de la Academia Sueca no simpatizaban con sus ideas políticas.

Quizá la Academia Sueca debería empezar a otorgar el Premio para Escritores Divergentes. Así podría dejar el Nobel para los mejores autores, ya que todavía hay muchos que merecen ser premiados.

SIN CONGELAMIENTO

La primera sala de la Suprema Corte fue contundente y valiente en su fallo. Es inconstitucional que la Secretaría de Hacienda congele bienes y cuentas de personas y empresas antes de ser juzgadas.
05 Octubre 2017 04:00:00
Pancartitis
La pancartitis, como la mala educación, se pega. El contagio, en efecto, se extiende con mayor facilidad en lugares cerrados en los que se reúne mucha gente que no está acostumbrada a tener sus propias opiniones. Quizá por eso se registró un brote tan severo este pasado 3 de octubre en la Cámara de Diputados.

Desde hace mucho tiempo los diputados de oposición han expresado sus protestas a través de pancartas u otros recursos para llamar la atención. Marco Rascón, del PRD, en su momento consideró que la forma más inteligente de cuestionar al Gobierno era ponerse una máscara de puerco. Supongo que cada quien se expresa como quiere o como puede.

Nos hemos acostumbrado a ver en el Congreso protestas con pancartas, tomas de tribuna e incluso bloqueos de accesos. Recuerdo a un diputado, Alfonso Ramírez Cuéllar, entonces del PRD y hoy de Morena, que en 2005 protestó por alguna cosa u otra –nunca falta pretexto– ingresando al Palacio Legislativo a caballo.

Cuando el PRI gobernaba, en los tiempos de Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, las pancartas y las máscaras de puerquito las llevaban los diputados del PRD. Cuando gobernó el PAN, con Vicente Fox y Felipe Calderón, también lo hacían los perredistas. Hay que reconocer que los priistas no se unían usualmente a estas prácticas. No sé si estaban más educados o simplemente eran más disciplinados.

En este nuevo gobierno priista de Enrique Peña Nieto hemos visto la multiplicación de las pancartas. A las filas de los pancartistas del PRD, el PT y Movimiento Ciudadano, se unieron pronto los morenistas que se escondieron de su alma mater del PRD. La enfermedad, sin embargo, se está convirtiendo ya en epidemia. Este martes fueron los diputados del PRI y sus aliados del Partido Verde y Encuentro Social los que llegaron a la sesión plenaria con pancartas.

Los priistas no parecen tener gran capacidad en la elaboración de pancartas. En el pasado, los partidos de oposición nos daban pancartas ingeniosas, rimadas, insultantes, pero usualmente con ingenio. Las del PRI del martes parecían escritas en una oficina burocrática: “AMLO no seas lagarto”, “Alejandra puro rollo”, “No seas cAnaya” todas seguidas con “#FirmaYa”. Imagino que a los líderes se les olvidó decirles a los diputados que no eran bots en una campaña en Twitter. Eso sí, las pancartas estaban muy bien impresas, con tipografía profesional y grandes fotos de los agredidos. Los priistas también llevaban unas lonas grandes con fotografías de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya y Alejandra Barrales con la leyenda: “Se buscan”.

Los diputados del PAN no estaban en el salón de plenos, pero los de Morena reaccionaron enfurecidos. Levantaron sus propias pancartas, que siempre tienen, acusando al PRI, al Gobierno y al Estado mexicano de haber matado a los estudiantes de Ayotzinapa (ya se olvidaron de José Luis Abarca). Hubo empujones hasta que los líderes de los partidos acordaron dejar de lado todas las pancartas.

El circo fue divertido. Es claro que el PRI ha decidido responder a los partidos de oposición con una sopa de su propio chocolate. No hubo el martes, por supuesto, ninguna discusión seria sobre el presupuesto o sobre la reconstrucción, pero eso es normal en el Congreso. Esperemos que el acuerdo contra la pancartitis no dure mucho. Imagínese usted si los diputados tuvieran que empezar a debatir con argumentos en lugar de pancartas e insultos. Pero bueno, no creo que haya mucho riesgo.
04 Octubre 2017 04:00:00
Reconstrucción
La tragedia empieza a quedar atrás, pero comienza la reconstrucción, un período que puede ser muy importante. Para algunos es el inicio de un esfuerzo de renovada actividad económica, para otros el riesgo de un nuevo desperdicio de recursos gubernamentales.

Este 2 de octubre el presidente Enrique Peña Nieto entregó en Ixtaltepec, Oaxaca, los primeros apoyos para los damnificados del sismo del 7 de septiembre. Esta ayuda se está dando a través de tarjetas de Bansefi, el banco gubernamental de ahorro popular. Las personas que hayan perdido su vivienda recibirán 120 mil pesos en cuatro mensualidades. Quienes han sufrido solamente daños, obtendrán 15 mil pesos, pero la cantidad podrá ampliarse en algunos casos. Habrá créditos para quienes deseen más.

Esta primera entrega surge de un fondo de 7 mil millones de pesos constituido por los Gobiernos federal y oaxaqueño, el cual a su vez forma parte del total de 37 mil 500 millones de pesos en recursos públicos que el presidente ha declarado podría costar la reconstrucción por los sismos del 7 y el 19 de septiembre. A esto habría que sumar las inversiones de familias y empresas
privadas.

¿Son mucho o poco estos 37 mil 500 millones de pesos? La verdad es que representan sólo el 0.7 % del gasto neto total de 5 billones 201 mil 700 millones de pesos que el sector público ha presupuestado para 2018. No es un recurso suficientemente grande para impulsar un mayor crecimiento de la economía mexicana, como lo han sugerido algunos.

La cantidad sí es importante, empero, si se compara con lo que pagamos los contribuyentes a los partidos políticos y al Instituto Nacional Electoral, que será de unos 52 mil millones de pesos en 2018. Equivale también, aproximadamente, a los 37 mil millones de pesos que se han presupuestado para la Secretaría del Medio Ambiente.

Si esos 37 mil 500 millones de pesos se invierten bien, sus beneficios serán significativos. Para las familias de escasos recursos que perdieron todo en el sismo, recibir un apoyo de 120 mil pesos puede ser la diferencia entre el hambre y una oportunidad de salir adelante.

La decisión de dar el dinero directamente a las familias afectadas ha sido controvertida. Tradicionalmente los gobiernos han entregado despensas o materiales de construcción o han edificado conjuntos de viviendas. Algunos críticos piensan que el dinero puede ser mal utilizado por las familias y gastado en todo menos en reconstrucción. Temen que los jefes de familia se apropien del subsidio y lo usen en fiestas o bebidas alcohólicas. Otros simplemente piensan que las familias no están calificadas para edificar sus viviendas y que las que construyan pueden volver a caerse.

Las críticas son comprensibles, pero la experiencia nos dice que cuando el Gobierno construye unidades habitacionales y simplemente las regala, muchas se quedan vacías. En cambio, cuando las familias se involucran en la reconstrucción, y edifican las viviendas dónde y cómo las quieren, tienen más posibilidades de quedarse en ellas, lo que significa un menor desperdicio de recursos.

De momento, hay que concederle al Gobierno el beneficio de la duda. La reconstrucción es indispensable para miles de familias que se han quedado sin casa. Esperemos no empezar a ver ejemplos de corrupción o ineficiencia. La reconstrucción será el esfuerzo que al final identifique a este Gobierno. Sus consecuencias también se verán reflejadas en las elecciones de 2018.

Muertos por arma

Han muerto más estadounidenses por disparos con arma de fuego en la Unión Americana que en todas las guerras de ese país tan militarista. Los muertos en guerras ascienden a 1 millón 396 mil 733. Los de armas de fuego, nada más de 1968 a 2015, son 1 millón 516 mil 863 (politifact.com).
03 Octubre 2017 04:00:00
El otro referéndum
Hubo otro referéndum importante en Cataluña. Tuvo lugar, como en el resto de España, el 6 de diciembre de 1978 y era un ejercicio para aprobar la Constitución, la misma que establece “la indisoluble unidad de la nación española”.

España no estaba dividida entonces en autonomías, sino en provincias. Las cuatro que pasarían a formar parte de la comunidad autónoma de Cataluña aprobaron claramente la Constitución. Barcelona lo hizo con 91% de los votos y una participación de 67.6% de los ciudadanos registrados. Gerona con 90.4% y participación de 72.3 por ciento. Lérida votó a favor con 91.9% y una participación de 66.5 por ciento. Tarragona dijo sí con 91.7% y participación de 67 por ciento.

El respaldo catalán a la Constitución en 1978 fue mayor que el del resto de España. En todo el país el voto por la Constitución fue de 88.5% con una participación de 67.1 por ciento. En Madrid sólo 86.8% de los ciudadanos sufragó a favor, con participación de 72.2 por ciento. Los catalanes de 1978 mostraron un gran entusiasmo ante una Constitución española que les daba libertades y autonomía que nunca habían tenido.

Hoy hay una nueva generación y entiendo que puedan sentirse insatisfechos con la decisión de sus padres y sus abuelos, pero esto no significa que no deban por lo menos tomar en cuenta la Constitución que se aprobó con todas las formalidades en 1978 y que excluye la posibilidad de que una provincia o región puedan dejar el Reino de España.

El camino legal para la independencia de cualquier región tendría que pasar primero por una enmienda de la Constitución que elimine el precepto de indivisibilidad de la nación. Como sería un cambio a uno de los principios fundamentales, requeriría no sólo de un voto de dos terceras partes de la Cámara de Diputados y el Senado, sino de la disolución del Parlamento y la convocatoria a nuevas elecciones. Las nuevas Cortes tendrían obligación de presentar la enmienda a referéndum en toda España. Al contrario de lo que ocurre en México, donde cada gobierno cambia la Constitución a su antojo, en España el proceso está hecho para ser difícil.

Hasta hace poco la mayoría de los habitantes de Cataluña se inclinaba por mantenerse dentro España. Según una encuesta dada a conocer el 21 de julio por el Centro de Estudios de Opinión del propio Gobierno separatista catalán, sólo 41.1% de los catalanes estaba a favor de la separación con 49.4% en contra. La resistencia del Gobierno de Mariano Rajoy a permitir un referéndum ha aumentado el apoyo a la independencia. El 3 de septiembre un sondeo de SocioMétrica para el diario El Español mostraba ya un respaldo de 50.1% para la separación con 45.7% en contra. La violenta represión del referéndum del 1 de octubre sin duda aumentará el respaldo por la independencia. El referéndum mismo, a pesar de su mayoría de 90%, es inválido porque sólo participaron quienes quieren la independencia.

Al final no hay ley que pueda impedir que una comunidad que quiera separarse lo haga. El Gobierno de Rajoy ha actuado con torpeza y ha incrementado el respaldo a un independentismo que no le conviene a Cataluña, que quedaría no sólo fuera de España, sino de la Unión Europea. Los catalanes, sin embargo, no deben olvidar que ellos mismos aprobaron de manera abrumadora la Constitución de 1978. Hoy no pueden decir simplemente que se equivocaron.

NUEVO ATAQUE

Hemos visto en Las Vegas un nuevo acto de violencia terrorista irracional en Estados Unidos. Donald Trump ha dicho que la forma de evitarlos es prohibir el ingreso de extranjeros, pero Stephen Paddock no era extranjero.
02 Octubre 2017 04:07:00
Cataluña y España
“El nacionalismo es una exageración del egoísmo particular”. Fernando Savater

Un número elevado de catalanes votó ayer en un referéndum independentista. El voto había sido previamente declarado ilegal por el Tribunal Constitucional español debido a que la Constitución declara “la indisoluble unidad de la nación española”. La votación se hizo sin padrón, sin identificaciones, sin controles. Quienes votaron estaban comprometidos con la independencia, quienes no lo estaban no acudieron a sufragar. No se requería de mucha ciencia para conocer que el resultado oficial favorecería la separación.

No es inusitado que una Constitución declare indisoluble a un país. Lo hace también la Constitución de nuestro país: “La nación mexicana es única e indivisible”. El Gobierno federal de Estados Unidos recurrió a una sangrienta guerra civil en 1861-1863 para evitar la secesión de los estados del sur.

Muchos políticos de izquierda han respaldado el referéndum y la independencia, pero el independentismo de Cataluña, una de las regiones más ricas de España, es fundamentalmente conservador. Cuando los catalanes se quejan de que “España nos roba” quieren decir que el Estado español utiliza fondos públicos para dar apoyos a las regiones más pobres, como Extremadura y Andalucía, de la misma manera en que la Unión Europea ha ayudado a sus países más pobres, como España (con Cataluña incluida). Muchos catalanes se oponen a la redistribución de su ingreso con otros españoles más pobres.

Lo entiendo, pero es como si, en México, Nuevo León y Baja California se independizaran para no seguir entregando recursos a Chiapas y Oaxaca.

Al final ninguna Constitución podrá impedir que una comunidad se separe si ésa es su voluntad. México se independizó de España en 1821 y, a pesar de sus resistencias iniciales, Madrid reconoció esta independencia en 1836 con el Tratado de Santa María-Calatrava. Un país que se hace independiente, por otra parte, rechaza usualmente la separación de alguna de sus partes. Cuando Texas declaró su independencia de México en 1835, el Gobierno mexicano respondió con una guerra contra los independentistas.

No parece que el independentismo cuente con el respaldo de la mayoría de los habitantes de Cataluña. Si bien los partidos que hicieron campaña por la independencia, Junts pel Sí y Candidatura de Unidad Popular-Llamada Constituyente, ganaron las elecciones autonómicas de 2015 y formaron gobierno, lo hicieron con apenas 46.8% de los votos. A pesar de eso organizaron el referéndum y anunciaron que considerarían un voto por el sí como un mandato para declarar la independencia en 48 horas. No importaba que sólo los partidarios de la independencia participaran en la votación.

La independencia de Cataluña sería dañina para todos, especialmente para los catalanes. Mientras no la reconozca el Gobierno de España, que no puede hacerlo mientras no se modifique la Constitución, Cataluña no sería aceptada como independiente por Europa ni por la mayoría de los países del mundo (muchos tienen también regiones con movimientos separatistas). Los catalanes enfrentarían fuertes problemas para comerciar y relacionarse con el mundo.

El apoyo electoral del separatismo, por otra parte, ha sido menor en Barcelona, más cosmopolita, que en el resto de la región. ¿Qué pasaría si Barcelona decide separarse de Cataluña para permanecer en España o para hacerse independiente? Difícilmente se le permitiría. Los políticos nacionalistas exigen el derecho a la independencia, pero no lo reconocen a sus comunidades.
29 Septiembre 2017 04:00:00
Una mujer desnuda
Hugh Hefner logró unificar posiciones que parecían irreconciliables. Lo descalificaron los conservadores moralistas por publicar fotografías de mujeres desnudas, pero también las feministas progresistas, que lo acusaban de publicar fotos de mujeres desnudas.

El fundador de Playboy, fallecido este 28 de septiembre, tuvo una enorme influencia sobre la sociedad y la moral, no sólo en Estados Unidos, sino en el mundo. Fue uno de los mayores impulsores de la revolución sexual.

Hef no fue un simple editor de revista. Hizo que la fotografía de desnudos se volviera respetable en una publicación que llegó a tener una circulación de 7 millones de ejemplares mensuales.

Antes de Playboy, los médicos en muchos lugares de Estados Unidos y otros países se negaban a recetar dispositivos o fármacos anticonceptivos a las mujeres solteras. Las relaciones extramaritales, o entre personas del mismo sexo, eran castigadas penalmente. El sexo era considerado pecaminoso o aceptable sólo en el matrimonio.

Playboy hizo que el desnudo dejara de distribuirse con miedo en canales clandestinos. Fue la primera revista erótica en venderse en kioscos y locales comerciales tradicionales. Tenía una estética con la que uno podía coincidir o no, pero coherente y de buen gusto. La revista fue prohibida en muchos lugares, como el sur de los Estados Unidos, lo cual sólo generó más interés y ventas. En algunos países, especialmente del mundo árabe, sigue estando prohibida.

Muchos editores se habrían conformado con esto. Hef se hizo multimillonario en poco tiempo y realizó una serie de inversiones adicionales en clubes nocturnos y otros negocios. Pero quiso darle a su revista contenidos periodísticos y literarios de primer nivel. Los ingresos de la revista eran tan grandes que se pudo dar el lujo de contratar a las mejores plumas de Estados Unidos y del mundo, así como de realizar entrevistas que dejaban huella. Ray Bradbury publicó ahí su Farenheit 451. Vladimir Nabokov, Kurt Vonnegut, Saul Bellow, Bernard Malamud, James Baldwin, Isaac Bashevis Singer, John Updike, Margaret Atwood y Joyce Carol Oates, entre otros, colaboraron en sus páginas. Los sujetos de sus entrevistas iban de lo más profundo en el pensamiento, como Bertrand Russell y Jean-Paul Sartre, a lo más creativo en lo artístico, como Miles Davis.

Hef utilizó la revista para promover su “filosofía de Playboy”, un compendio de ideas liberales en el sentido clásico. Defendió la libertad personal en todos sus aspectos. Mantuvo que el sexo es una forma de diversión y no un pecado o un instrumento de procreación, idea que no sólo promovió en lo abstracto sino en la práctica (él mismo decía que se había acostado con por lo menos mil mujeres distintas). Fue uno de los primeros impulsores de la legalización de la mariguana y otras drogas. Defendió la libertad de empresa y la del consumidor para escoger los productos que quisiera adquirir o usar. Se opuso a las distintas maneras en que los gobiernos se entrometen en las decisiones personales que no hacen daño a terceros.

“El sexo es la fuerza impulsora del planeta –dijo–. Debemos adoptarlo y no verlo como enemigo”.

Esta idea lo llevó a ser repudiado por los conservadores, pero también por feministas falsamente progresistas, como Gloria Steinem y Susan Brownmiller. Los dos grupos lo cuestionaban por publicar fotografías de mujeres desnudas. Supongo que también habrían censurado a Rembrandt o a Renoir por pintarlas.

Sin agua

El sismo ha provocado una grave escasez de agua en amplias zonas del oriente y el sur de la zona metropolitana de la Ciudad de México. Hay daños en los acueductos, pero también innumerables fugas. En nada ayuda que algunos grupos hayan empezado a robarse pipas de agua.
28 Septiembre 2017 04:00:00
Aprender de sismos
Es difícil de creer, pero el sismo del 19 de septiembre de 2017, de 7.1 grados, fue 30 veces menor que el de 1985, de 8.1. Raúl Valenzuela Wong del Instituto de Geofísica de la UNAM, señala lo anterior. Es importante saberlo para entender por qué los daños y las muertes han sido significativamente menores.

Tenemos, es cierto, nuevos códigos de construcción que parecen haber sido eficaces. Los edificios construidos a partir de 1986 han resistido los movimientos telúricos mucho mejor que los anteriores. Pero no hay lugar para el exceso de confianza. Un terremoto de la misma magnitud que el de 1985, pero más cercano a la Ciudad de México, tendría consecuencias desastrosas en la megalópolis y otros lugares.

Cada sismo es diferente, pero también cada terreno. El terremoto de 1985 tuvo un predominio de “ondas superficiales”, esto es, “ondas de periodos más largos o de frecuencias más bajas, en contraste con el de hace una semana, que por su cercanía tuvo un mayor componente de ondas de cuerpo A, con frecuencias más altas”, según Valenzuela Wong. Por eso, dice Leonardo Ramírez de la Unidad de Instrumentación Sísmica del Instituto de Ingeniería de la UNAM, “los colapsos o derrumbes se concentraron ahora en inmuebles de cuatro a ocho pisos, mientras que hace 32 años fueron en estructuras más altas, de hasta 20 niveles”.

Los suelos de los desecados lagos del Valle de México son arcillosos y suaves, pero sí se puede edificar sobre ellos con la técnica adecuada, como lo demuestra el que “sobre la avenida con el peor suelo de la Ciudad de México se hayan construido los edificios más altos” sin que se hayan registrado desplomes, como apunta el arquitecto Juan Homero Hernández Tena, director de la Facultad Mexicana de Arquitectura, Diseño y Comunicación de la Universidad La Salle.

Las reglas de construcción en la ciudad ya reconocen las diferencias de suelos, pero los daños provocados por los sismos de este 2017 nos han dado herramientas para profundizar el conocimiento de cómo construir en cada lugar. “En este momento estamos viendo una cacería de brujas”, me dice el arquitecto Hernández Tena, pero los sismos pueden enseñarnos a tener una reconstrucción más exitosa.

El sismo de este 19 de septiembre fue muy fuerte. Por lo menos 40 edificios se desplomaron en la Ciudad de México, pero esto hay que ponerlo en el contexto de las más de 2 millones de edificaciones en la urbe. Hay más de 330 muertos en el país, pero en 1985 fueron quizá 10 mil. Los daños dependieron, en ambos casos, de los terrenos y de los tipos de construcción.

Si el sismo del 19 de septiembre de 2017 fue 30 veces menor que el de 1985, entenderemos que los menores daños y muertos no necesariamente significan que estemos mejor preparados, por mucho que haya una mejoría en los códigos de construcción. México sufre cerca de cuatro sismos diarios con magnitud superior a 3.5. Hemos tenido varios de 7 en los últimos años. El de 8.2 del 7 de septiembre es el más fuerte de los últimos años, aunque no ocasionó tanta destrucción como el reciente. En 1787, sin embargo, tuvimos un sismo de 8.6, según Víctor Manuel Cruz, del Instituto de Geofísica de la UNAM.

Tenemos que estar preparados para un terremoto de cuando menos esa magnitud, sin descartar la posibilidad de uno de 9 grados. Hemos aprendido a construir mejor, pero nos falta todavía mucho por andar. y en suelos arcillosos.

CONSTRUCCIÓN

Los sismos son una tragedia y un golpe a la economía, pero pueden convertirse después en un impulso para la construcción y la economía. Para eso es importante, sin embargo, que no se mantengan restricciones idiotas, como las de algunas delegaciones que han prohibido la construcción en este momento.
27 Septiembre 2017 04:00:00
Partidos y dinero
La gente está molesta y su enojo se dirige cada vez más a los políticos. Esto ha sido claro a partir de los sismos del 7 y el 19 de septiembre. Los partidos se han dado cuenta y han empezado a ofrecer recursos para la reconstrucción. Algunos han prometido 20 o 50% de sus “prerrogativas”. El PRI ha ido más allá y ha propuesto 100 por ciento.

No es fácil entregar este dinero. Si un partido o candidato usa los recursos para regalar despensas a los damnificados estará cometiendo el delito de compra de votos. No usar el dinero y devolverlo a la Secretaría de Hacienda significa perder los recursos en ese barril sin fondo que es el gasto federal.

Si bien el PRI ya ha pedido al INE que le retenga las prerrogativas que faltan de este 2017, unos 258 millones de pesos, está proponiendo además una enmienda constitucional para eliminar la financiación pública de los partidos a partir de 2018. No es el primero. El llamado Frente Ciudadano hizo la misma propuesta el 22 de septiembre. En 2007 Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano, también pidió eliminar el esquema de financiación pública de los partidos.

Para algunos políticos y activistas, sin embargo, eliminar estas prerrogativas equivale a un pecado mortal o a un crimen de lesa humanidad. Los partidos y los candidatos, piensan, tienen un derecho divino a recibir dinero de los contribuyentes.

El actual esquema de financiación pública de los partidos es producto de una serie de falsas promesas. En 1996, cuando se estableció, se dijo que impediría que el narco y los grandes empresarios controlaran a los partidos y a los candidatos. Falso. La influencia es cada vez más notable.

Ante las quejas por el elevadísimo costo electoral, los políticos hicieron una nueva reforma en 2007. Dijeron que ahorrarían dinero si en lugar de comprar tiempos de radio y televisión los confiscaban. Ahora tienen esos espacios, pero siguen gastando cada vez más.

Los partidos también afirmaron que si obligaban a los contribuyentes a gastar una cantidad suficiente de dinero los comicios gozarían de mayor credibilidad. Tampoco esa promesa se ha cumplido. Los electores no tienen confianza en el sistema. El pasado junio una encuesta de Reforma señalaba que 60% de los mexicanos considera que el INE no está preparado para organizar las elecciones de 2018 mientras que el 55% considera que no es independiente del Gobierno.

Nuestras elecciones son extraordinariamente caras. Sólo los partidos nacionales recibirán 6 mil 789 millones de pesos de dinero público en 2018. Los mismos partidos, a nivel estatal, obtendrán otros 6 mil millones de pesos. Pero además los partidos pueden recaudar cantidades similares de fuentes privadas. El INE gastará por su parte 18 mil 226 millones. Los organismos electorales estatales, OPLEs, cerca de 14 mil millones. El Tribunal Electoral federal más de 3 mil millones y los estatales otros 4 mil millones. El costo real del tiempo “gratuito” de radio y televisión de los partidos y el INE ascenderá por lo menos a 60 mil millones de pesos. Estamos hablando de 112 mil millones de pesos en total, sin considerar aportaciones privadas.

El costo del proceso electoral en México –sin contar el gasto de los partidos– es de 5 dólares con 90 centavos por elector, de acuerdo con aceproject.org. El de Chile, 1.20 dólares. Estados Unidos y los países de Europa gastan entre 1 y 3 dólares en sus procesos electorales.

Tenemos una democracia mala, pero extraordinariamente cara. No ha generado credibilidad, ni honestidad. Es un simple extraordinario desperdicio de recursos.

Sismos

Primero es el miedo. Luego la solidaridad. Empieza después la cacería de presuntos culpables. Después todo se politiza. o, para decirlo mejor, se partidiza.
26 Septiembre 2017 04:00:00
Demoler el Gobierno
Dos consecuencias sociales de los sismos del 7 y el 19 de septiembre llaman poderosamente la atención. Una es la enorme solidaridad de los mexicanos para sus semejantes en un desastre natural. La otra es su desprecio por los políticos.

Quizá es comprensible. Tenemos una pésima clase política. Casos como el de Javier Duarte y otros gobernadores han fortalecido la percepción de que todos los políticos son corruptos. No ayudan en nada las acusaciones de corrupción de los propios políticos y sus partidos contra los políticos y partidos de otros signos. Todos los políticos declaran que ellos, y sólo ellos, son honestos, y sostienen en cambio que todos los que no piensan como ellos son corruptos. La paradoja es que cuando un político está en el partido de uno es honesto, pero si se va a otro, automáticamente se convierte en corrupto, aunque si regresa se vuelve honesto nuevamente.

Un mensaje retuiteado por Emilio Álvarez Icaza, quien aspira a una candidatura presidencial independiente, afirmaba: “El gobierno tiene daño estructural. Urge demolerlo”. Este juego, sin embargo, es peligroso. Busca destruir las instituciones con la idea de que algo mejor debe salir necesariamente de las ruinas. Pero esta no es la experiencia que tenemos ni en nuestro país ni en el mundo. De la destrucción sólo surge destrucción y pobreza.

El problema es que nos han enseñado desde niños que las revoluciones son heroicas y llevan a construir mejores países. La verdad es otra: son raras las revoluciones que mejoran la situación de una sociedad. La Revolución francesa llevó primero al Terror y después a la dictadura de Napoleón, quien se lanzó en una guerra de conquista contra toda Europa y se coronó a sí mismo emperador para no ser menos que Luis XVI. La Revolución rusa creó una dictadura peor que la del zar Nicolás II en la que Stalin mató por hambre o ejecuciones a cuando menos 10 millones de rusos. Mao Zedong, todavía reverenciado por el Gobierno chino, mató a unos 70 millones de compatriotas por hambre y ejecuciones.

Incluso en México las revoluciones han resultado mortíferas y al final incapaces de construir un mejor país. La Guerra de Independencia produjo entre 250 mil y 500 mil muertes, pero además ocasionó una recesión económica que duró medio siglo. La Revolución Mexicana mató a un millón por guerra y enfermedad, retrasó por lo menos una década el desarrollo del país y se saldó con el surgimiento de un régimen de partido único que retrasó durante décadas la adopción de la democracia.

Hoy vemos a grupos que dicen que demoler el Gobierno y las instituciones es la mejor solución para los problemas evidenciados por el terremoto. Algunas voces afirman que los sismos del 85 fueron el inicio de la democracia mexicana. Qué mala memoria. Los sismos de ese año fueron, si acaso, el preludio de los fraudes electorales de 1986 en Chihuahua y de 1988 en el país. Lo que hizo el 85 fue promover el surgimiento de una serie de agrupaciones políticas, como la Asamblea de Barrios o Nueva Tenochtitlán de René Bejarano y Dolores Padierna, que son los usufructuarios del actual sistema corporativista de la Ciudad de México.

Entiendo el hartazgo con las instituciones. Hemos permitido que estas sean controladas por grupos corruptos que gastan más y dan menos resultados. Pero demolerlas no sería la solución. Todo lo contrario. Esto generaría un río revuelto que dañaría a las mayorías y sólo beneficiaría a unos cuantos.

SUBSIDIO A PARTIDOS

El subsidio público a los partidos ha sido una pésima idea. Hay que cambiar las reglas. No es posible que sigamos gastando decenas de miles de millones de pesos al año de dinero público para sostener a partidos y burocracias electorales cuando no hay recursos para los servicios públicos más básicos.
25 Septiembre 2017 04:00:00
Ayuda en Morelos
La cabeza de La Jornada del sábado 23 era dramática: “La esposa de Graco se apropia de víveres para damnificados”. Un balazo añadía: “Choferes que transportan la ayuda denuncian el hecho en redes sociales”.

Me llamó la atención que la acusación fuera dirigida no contra Elena Cepeda, presidenta del DIF de Morelos, sino contra “la esposa de Graco”. ¿Hemos regresado a los tiempos en que una mujer sólo valía por su marido o estamos viendo un simple ataque político al gobernador perredista, Graco Ramírez?

Desde el jueves 21 de septiembre se divulgaron en redes sociales unos videos en que se acusaba al Gobierno de Morelos de detener camiones con ayuda para desviarlos al DIF estatal y reetiquetarlos. Circuló después un video del Obispo de Cuernavaca, Ramón Castro y Castro, que acusaba que tres camiones de víveres “que venían al seminario” habían sido detenidos por “las autoridades” que “se llevaron el contenido al DIF”. El hashtag #RobocomoGraco se convirtió en tendencia en Twitter.

El Gobernador rechazó las acusaciones y señaló que había una campaña de desinformación. Invitó a la gente a acudir a las instalaciones del DIF para ver cómo se estaba manejando la ayuda. El DIF Morelos, dijo en Twitter, “no está etiquetando ninguna despensa. Coloca los víveres en bolsas de plástico sin leyendas con ayuda de los voluntarios. Los víveres se están acopiando en las bodegas porque tenemos muchos damnificados que perdieron su hogar y estarán en albergues largo tiempo”. Elena Cepeda dijo que más de mil voluntarios estaban trabajando en el DIF con absoluta transparencia.

Si el propósito de los videos era sembrar desconfianza, tuvieron éxito. El Gobierno de Graco ha sido condenado en redes sociales. Pero quizá hemos visto una campaña de manipulación. El video más visto es el de dos remolques del DIF de Michoacán en el que un supuesto chofer se queja del desvío, pero la institución ha informado que los remolques fueron enviados al DIF de Morelos. No hay, por otra parte, indicios de que se hayan repartido despensas con el sello del DIF de Morelos.

El que un Gobierno busque administrar la ayuda para que se entregue a quien más la necesita y dure más tiene lógica. De cualquier manera, sería inaceptable que detuviera camiones con ayuda a comunidades, pero la actriz Luisa Huertas me hizo llegar un correo diciendo que, con un grupo de actores y sociedad civil, había reunido ayuda para enviarla a Ocuituco y Tlayacapan. “La petición que me hizo Elena (Cepeda) es que ayudemos a pequeños municipios directamente”. Un restaurantero de Cuernavaca que había recibido paquetes preguntó a Graco por WhatsApp dónde entregarlos. El Gobernador respondió que directamente en Tlayacapan.

El obispo Castro no es precisamente apolítico. Desde hace meses participa en un movimiento que busca destituir al Gobernador, a quien ha cuestionado por sus iniciativas sobre el matrimonio entre homosexuales, el aborto y la legalización de la mariguana. El comisionado estatal de seguridad, Alberto Capella, ha pedido al obispo que le dé las placas de los camiones supuestamente desviados para buscarlos. El hashtag #RobocomoGraco tiene motivaciones políticas y fue impulsado, cuando menos en un principio, por bots, usuarios falsos.

Ni la gente común y corriente ni yo tenemos forma de verificar las acusaciones. No tengo certeza de que el Gobierno de Morelos sea inocente y consideraré toda información que reciba. Pero de momento parece que en Morelos ha habido una campaña que aprovecha la tragedia para propósitos políticos.

EXTREMOS

Trump no está sólo. Alternativa por Alemania y La Izquierda obtuvieron el 22% de los votos en Alemania ayer. Los extremistas siguen avanzando.
22 Septiembre 2017 04:00:00
País que tiembla
Hasta ayer al mediodía habían sido rescatadas 53 personas de edificios derrumbados en el sismo del pasado 19 de septiembre. Esta es la mayor historia de esperanza que nos ha dejado la tragedia. La cifra adquiere su verdadera dimensión cuando la comparamos con las 136 víctimas mortales contabilizadas hasta ayer en la Ciudad de México.

Ante estos rescates reales, la información mediática se centró en el intento de rescate de una niña, Frida Sofía, que nunca existió. La Secretaría de Marina señaló ayer que en el colegio Enrique Rébsamen fueron rescatados 11 niños con vida y 19 fallecidos, además de seis adultos. Descartó que hubiera alguna niña enterrada todavía entre los escombros. Frida Sofía, por otra parte, no está registrada entre las alumnas de la escuela. Alguien creó un mito para llamar la atención.

Algunas de las historias de los verdaderos rescatados son dramáticas. En el Hospital General Balbuena se encontraba ayer un hombre que, al no encontrar otra ruta de escape del edificio en que se encontraba, se arrojó desde un cuarto piso. Está vivo, realmente, de milagro.

En la calle de Amsterdam, en la colonia Hipódromo, en donde escribo este artículo, un edificio cercano se desplomó. Otros más están severamente dañados. El subsuelo es acuoso y poco firme. Es parte de lo que fue la laguna del Anáhuac. Ha sido siempre una de las zonas más afectadas por los terremotos. La calle ayer estaba llena de brigadistas y voluntarios que llegaron a ayudar desinteresadamente. Su entusiasmo se contagia.

Carmen, compañera de tantos años, intenta rescatar lo que puede de un apartamento severamente dañado. Ahí están, rotos, los jarrones que venían desde la bisabuela, los libros, los muebles, todos tirados y llenos de polvo. El apartamento parece haber sufrido un bombardeo. La mudanza es triste, pero permite rescatar recuerdos invaluables. En redes sociales, por otra parte, veo con tristeza que Paco Calderón, el admirado caricaturista, ha perdido la computadora y el trabajo de años.

¿Estamos mejor preparados que antes? Supongo que sí. Visito el C5, el nuevo centro de comando y control de la Ciudad de México, donde se concentran las imágenes de 20 mil cámaras urbanas. Hay equipo de comunicación de todo tipo, incluso de radio de banda civil, que sirvió hace unos días para establecer los primeros contactos con Juchitán, Oaxaca, tras el terremoto del 7 de septiembre que cortó todas las demás comunicaciones. En el C5 está también el centro de llamadas del 911, que recibe constantes reportes de urgencias que de inmediato se registran en mapas digitales.

Ayer la mayoría de estos reportes tenían que ver con grietas y fisuras. El cuarto de crisis en el C5, en el que veo reunidos a jefes policiacos y políticos, así como a representantes de las Fuerzas Armadas, es seguramente el mejor lugar para enfrentar minuto a minuto una situación como la del sismo.

Los medios han centrado su atención en la capital, pero otros lugares han sufrido tanto o más. Jojutla, Morelos, es quizá la población que más ha resentido el sismo del 19 de septiembre. Juchitán, Oaxaca, fue la principal víctima del 7 de septiembre.

Mientras escribo este artículo me asedian los recuerdos. Ahí están las imágenes de la tragedia del 85, que viví en esta misma Amsterdam, a un lado de la calle de Laredo. Quizá entonces la destrucción fue mayor. Algo hemos aprendido. Pero la tierra nos sigue recordando que vivimos en la confluencia de varias placas tectónicas. México es un país que tiembla.

DESASTRE

La Ciudad de México ha sido declarada zona de desastre. En esta ocasión no hay exageración. La medida tiene como propósito liberar fondos federales; pero, aunque la ciudad no ha sido arrasada, los daños en algunos puntos concretos son realmente serios.
21 Septiembre 2017 04:00:00
Generosos y egoístas
Una vez más miles de personas salieron a las calles o hicieron donaciones para ayudar a los damnificados. Nos hemos acostumbrado a estas expresiones de solidaridad, pero también vimos tras el sismo cómo algunos aprovechaban la inmovilidad de los automovilistas para asaltarlos. Otros, haciéndose pasar por personal de Protección Civil, saquearon viviendas. Unos días antes, camiones con ayuda para los damnificados de Oaxaca y Chiapas fueron saqueados.

No es México el único lugar del mundo en el que se registran estos contrastes. Los seres humanos somos extraordinariamente generosos, pero también profundamente egoístas. La gran pregunta es cuál es la verdadera naturaleza humana: la altruista o la egoísta.

Cada quien ofrece su respuesta según su optimismo o pesimismo o sus creencias religiosas. No ha habido, sin embargo, comprobación científica de si los seres humanos somos naturalmente generosos o egoístas. Tampoco sabemos si éstas características las define la genética o el ambiente.

Ariel Knafo, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, dice que al parecer “la naturaleza humana tiene aspectos tanto prosociales como egoístas” (Scientific American, 1.9.14). Por lo menos una parte de la generosidad parece genética. Knafo dice haber identificado un “gen relacionado con el comportamiento altruista” que tiene una variante asociada con una conducta más egoísta en infantes. Pero también hay indicios de que cuando menos una parte de la solidaridad procede de una necesidad del ser humano de colaborar para garantizar una mayor posibilidad de supervivencia.

Richard Dawkins, el biólogo evolucionista, ha planteado en su clásico The Selfish Gene que el gen, y no el individuo, es el elemento fundamental del proceso evolutivo. El gen es por naturaleza egoísta y hará todo lo posible por garantizar su sobrevivencia y multiplicación. El altruismo debe enseñarse porque no es una parte fundamental de la naturaleza humana. De hecho, según Dawkins, los humanos somos los únicos seres con capacidad para superar las disposiciones de nuestros genes.

La experiencia y las pruebas conductuales, sin embargo, sugieren que los humanos suelen actuar con una generosidad sorprendente. Para ayudar a los demás, y no solamente a quienes comparten sus genes, están dispuestos a hacer sacrificios enormes, incluso de su propia vida y de la posibilidad que sus genes puedan sobrevivir y multiplicarse.

Quizá la generosidad con la que reacciona la sociedad mexicana en estos momentos hacia los damnificados sea simplemente un acto de empatía. Cuando vemos a otros en una situación difícil nos identificamos con ellos. Al ayudarlos, tal vez buscamos que alguien nos apoye en caso de que enfrentemos una situación similar.

En este momento vemos que no sólo las personas, sino las instituciones gubernamentales y las empresas ayudan a los damnificados. Los políticos y los empresarios se han dado cuenta de que pueden obtener votos y ventas con mayor facilidad si proyectan una imagen de generosidad.

El egoísmo quizá sea indispensable para sobrevivir y avanzar en la política y el mercado, pero logra más el egoísta que proyecta una imagen de generosidad.

Supongo que todos tenemos algo de egoístas y de altruistas. Hoy nos emocionamos ante la espontánea generosidad de quienes han apoyado a los damnificados. Pero estoy seguro que en días o semanas veremos muchas de las despensas surgidas de la generosidad de la gente en bolsas con logotipos de partidos y gobiernos.

¿QUIÉN REVISÓ?

Qué bueno que haya solidaridad y gente que haga todo lo posible por rescatar a los niños de la escuela Enrique Rébsamen. Pero ¿no hay una responsabilidad de la autoridad para verificar que las escuelas estén en edificios estructuralmente sólidos?
20 Septiembre 2017 04:00:00
Nuevo sismo
Cada terremoto es distinto. La simple magnitud no nos dice todo. La ubicación y profundidad del epicentro, la cercanía o lejanía de las placas tectónicas, la suavidad o dureza de los suelos, y la manera en que se propagan sus ondas son factores que tienen mucho que ver con los daños en la superficie.

El sismo del 7 de septiembre fue de 8.2 grados, el de mayor intensidad en el país en cuando menos 100 años. El epicentro se ubicó en el mar, a unos 130 kilómetros de Tonalá, Chiapas. La distancia a la Ciudad de México era mayor a los mil 700 kilómetros. Los daños más importantes se registraron en Oaxaca, en el Istmo de Tehuantepec, debido a la forma en que se expandieron las ondas. Este movimiento telúrico dejó un centenar de muertos, pero era una cifra que parecía pequeña en comparación con los sismos de 1985, en los que se calcula murieron entre 3 mil 192 y 20 mil personas.

Mucha gente se congratuló de los pocos daños que el terremoto del 7 de septiembre había causado. Claro que se referían a daños en la Ciudad de México. Escuché decir con arrogancia que ya habíamos aprendido y podíamos resistir cualquier sismo.

La naturaleza, sin embargo, tiene siempre formas de darnos lecciones. El sismo de 7.1 grados de ayer nos recordó nuevamente nuestra fragilidad. El epicentro se registró a sólo 120 kilómetros de la Ciudad de México y esto hizo que se sintiera con mayor fuerza. En redes sociales algunos cuestionaban la medición del Sismológico Nacional y afirmaban que el terremoto tenía que haber sido mayor a 9 grados. La ignorancia científica es enorme.

En redes sociales circularon mensajes irracionales. Uno decía que la ONU había alertado de un megaterremoto que tendría lugar en 48 horas y desplegaba una sarta de tonterías en lenguaje seudocientífico. Se difundieron también mensajes, menos peligrosos, que afirmaban que el sismo y los huracanes eran un castigo de Dios, que mostraba así su enojo por el daño que los humanos le causamos al planeta. Sólo faltó que dijeran que el eclipse del 21 de agosto había sido también una expresión de la molestia divina.

En realidad, el mensaje es que tenemos que mejorar nuestro conocimiento de la naturaleza. Buena parte del territorio nacional está sujeto a movimientos telúricos y se encuentra en el paso de los huracanes del Atlántico y del Pacífico. Vamos a tener sismos importantes cada determinado tiempo, así como tormentas e inundaciones.

La lección no es que Dios esté enojado, sino que debemos dejar atrás la autocomplacencia. Ni el sismo del 7 de septiembre ni otros anteriores demostraban que ya somos invulnerables. Si un sismo de 8.2 grados, como el del 7 de septiembre, hubiera tenido lugar no a mil 700 kilómetros sino a 120 de la Ciudad de México estaríamos lamentando quizá una destrucción mayor que la de 1985.

Sí hemos aprendido. Tenemos mejores códigos de construcción, pero los edificios del pasado ahí están. La destrucción en Juchitán, Oaxaca, del 7 de septiembre fue enorme porque las viviendas y el Palacio Municipal eran construcciones viejas y frágiles. Los edificios que se derrumbaron en la Ciudad de México ayer eran también, en buena medida, anteriores a los nuevos códigos de construcción.

Debemos aprender a convivir con terremotos y huracanes, y prepararnos siempre para lo peor. ¿Quién habría pensado que el día que recordábamos con un macrosimulacro el sismo del 85, un nuevo terremoto nos recordaría nuestra fragilidad? No sé si Dios está enojado, pero quizá haya querido darnos una lección con un toque de ironía.
19 Septiembre 2017 04:00:00
¿Más inseguros?
“¿Antes estábamos más seguras o es que ahora hay más información y nos enteramos de más cosas?”, Gabriela Lara, editora de libros en la Universidad Autónoma del Estado de México, escribe lo anterior en Facebook y continúa: “Yo tuve el privilegio y la suerte de vivir una juventud muy libre. Fui y vine lo que quise. Hice varios viajes a la playa, a Chiapas, a Oaxaca, sola y acompañada. Fui a bailar al bar León a mis 18, a mis 20, y regresé a mi casa sin problema, en taxi. Desde el Centro Histórico de la Ciudad de México. ¿Qué pasa ahora? ¿Por qué las chicas tienen que guardar todas esas precauciones? ¿Por qué todos y todas vivimos con más miedo?”.

México ha sufrido un fuerte incremento en el número de homicidios dolosos desde 2007, pero antes veníamos de un lento proceso de disminución, por lo menos desde 1940. Hay cifras estadísticas en el país sobre estos homicidios desde 1931, que se basan en la recopilación de averiguaciones previas. Las averiguaciones de homicidios dolosos son mejores que las de cualquier otro crimen para medir la violencia porque deben levantarse obligatoriamente. Sobre esta base, México registró 51 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes en 1931.

En 1940 se alcanzó un pico de 67 homicidios, pero a partir de entonces hubo un descenso prolongado que llevó a promedios de 15 a fines de los 70 y principios de los 80 (mexicomagico.org). Hay que señalar, sin embargo, que las estadísticas más sólidas sólo se tuvieron a mediados de los 80, tras la creación del INEGI en 1983. A fines de los 80 subieron los homicidios dolosos nuevamente, a tasas de más de 20, pero en 1992 empezó un descenso prolongado hasta llegar a un mínimo histórico de 8 en 2007. A partir de 2008 comenzó un nuevo ascenso que llevó a un pico de 24 en 2011, pero tras un descenso temporal a 17 en 2014 y 2015, la cifra ascendió nuevamente a 20 en 2016 (INEGI).

La cobertura mediática tiene mucho que ver con los temores de la sociedad ante el crimen. En los 90 se registró un descenso en los homicidios dolosos, pero la cobertura informativa sobre los secuestros de Daniel Arizmendi, “El Mochaorejas”, y las muertas de Juárez llevó a la idea de que la violencia estaba en aumento. A partir de 2007 se desató una fuerte alza en los homicidios, la cual sí se reflejó en los medios, pero estos cayeron de 2012 a 2014 y se mantuvieron estables en 2015. Hoy vemos un nuevo aumento en la violencia, con una amplia cobertura que ha aterrorizado a los mexicanos.

Hoy, sin embargo, con 20 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, tenemos una violencia muy inferior a la de los años 40, cuando había cifras de entre 45 y 50; o de los 50, con promedios de 35. Los 60 tuvieron cifras de 20, iguales a las de hoy, mientras que los 70 sí fueron más tranquilos, con promedios de 15. La memoria, sin embargo, nos engaña al hacernos pensar que todo tiempo pasado fue mejor.

“Me da mucha tristeza –escribe Gabriela Lara– que esta juventud no pueda disfrutar lo que yo disfruté. Me duele esa falsa moral, ese querer cortarles las alas a las chicas, a los chicos. Nos toca a nosotros asegurarles a ellas y ellos que sean libres y que estén seguros. Y seguras”.

Tiene razón. No debemos restringir las libertades de los jóvenes. La violencia ha aumentado, pero es muy inferior a la de los 40 y 40. La idea de que el pasado siempre fue más pacífico es simplemente falsa.

UBER POOL

El nuevo Reglamento de Movilidad de la Ciudad de México ha prohibido el Uber Pool. Es absurdo que una ciudad que dice querer apoyar a quienes menos tienen vete el servicio más económico de Uber. El reglamento está hecho para proteger a los líderes de taxistas y microbuseros, no para ayudar a los ciudadanos.
18 Septiembre 2017 04:00:00
Muerte de mujer
El asesinato de Mara Fernanda Castilla me ha indignado. Todo homicidio preocupa, pero el de una estudiante de 19 años que es objeto de abuso sexual y estrangulada irrita hasta lo más profundo y genera exigencias ya no de justicia sino de venganza. Tristemente, no es el único caso de una mujer asesinada. Hace unos días un amigo reportaba en su página de Facebook la muerte de Rosi de Diego, una madre atacada fuera de una sucursal bancaria en el centro comercial Plaza Colorines en Huixquilucan, Estado de México. Este homicidio ha sido reportado como un intento de asalto, pero no hay certeza.

Por una razón u otra, cada día son asesinadas más de siete mujeres en nuestro país. En 2016 fueron víctimas de homicidio doloso 21 mil 159 hombres y 2 mil 735 mujeres (INEGI). La gran diferencia es que muchos hombres mueren en riñas y ajustes de cuentas entre ellos. Los hombres han sido más violentos que las mujeres desde la época de las cavernas. Muchas de las mujeres, en cambio, son asesinadas por abuso de los hombres, que las consideran débiles, inferiores, simples juguetes que deben someterse a la voluntad masculina.

En el caso de Mara, como en los de tantas otras mujeres, han surgido voces que acusan a la víctima. Que si no debió ir a la fiesta, que si no debió beber, que si no debió salirse sola de la reunión. Muchos piensan todavía que la mujer es culpable de la violencia sexista y que debe permanecer recluida, o bajo protección masculina, para no provocar a los hombres. Algunas voces exigen que se castigue a la empresa, Cabify, para la que trabajaba el homicida, Ricardo Alexis Lópex. ¡El verdadero culpable debe ser una empresa capitalista y extranjera! El propio Gobernador de Puebla, José Gali, ha dicho que está decidiendo si cancela o no el permiso de operación. Nadie exige, sin embargo, la desaparición de otros sistemas de transporte público –microbuses o taxis– en que se producen ataques similares. Valeria, la niña de 11 años, fue violada y asesinada en junio por un chofer de la Ruta 40 de Nezahualcóyotl, mientras que “El Coqueto” violó y mató a varias mujeres en la Ruta 2 de Valle Dorado a Chapultepec.

Al abuso y muerte de Mara hay que añadir los intentos de algunos grupos políticos por aprovechar la tragedia para promover sus causas. A lo que no podemos cerrar los ojos es al aumento de homicidios dolosos. En 2007 se registraron en nuestro país 8 mil 867 muertes por esta causa, de las cuales mil 83 fueron de mujeres. Nueve años después, el número de homicidios dolosos fue 2.7 veces mayor. El de mujeres ha aumentado 2.5 veces. Ahí está el meollo del problema. La violencia homicida está subiendo en lugar de disminuir. Algunos homicidios generan más atención que otros.

El pasado 2 de mayo fue asesinado un niño de 2 años en la carretera México-Puebla por unos huachicoleros que, además, violaron a su madre y a una menor. El de Mara ha tenido un impacto mediático similar, pero todos los días siete mujeres y 58 hombres son asesinados en el país. Quizá sea imposible reducir a cero los homicidios, pero el aumento extraordinario de los últimos años nos obliga a reflexionar. México tiene 20 veces el número de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes que Europa occidental.

La vida de una mexicana, sin embargo, no debería valer menos que la de una europea. El asesinato de Mara recalca que los gobiernos estatales y federal están fracasando en su principal responsabilidad: proteger la vida de los gobernados.

Destapes

Han pasado ya los informes y los gritos del quinto año. Empieza la temporada de los destapes, aunque López Obrador ha estado destapado desde hace años. Los demás partidos no pueden esperar mucho más. Si no, ya no le verán ni las luces a Andrés Manuel.
15 Septiembre 2017 04:00:00
Mala memoria
Para ser político en México hay que padecer de mala memoria. Si no me cree, pregunte a los dirigentes y miembros del llamado Frente Ciudadano qué ocurrió la noche del 20 al 21 de octubre de 2016. Seguro no se acuerdan, aunque no ha pasado un año, pero los diputados estaban en una sesión del Pleno que se prolongó de la noche a la madrugada y en la que aprobaron una Ley de Ingresos que, entre otras cosas, adelantaba la liberación del precio de la gasolina de enero de 2018 a 2017. Era el llamado gasolinazo.

Este pasado 13 de septiembre los dirigentes del PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano se comprometieron a una “agenda legislativa” de cara a las elecciones de 2018. La agenda abunda en generalidades y promesas vagas, pero tiene algunas medidas concretas. Los líderes dicen, por ejemplo, que van a impedir el pase automático del procurador a fiscal y que van a eliminar el fuero. Prometen cambiar la Ley de Adquisiciones para que desaparezca la corrupción. Buscan suspender el registro de personas en los programas sociales en tiempos electorales. Pretenden subir los salarios por decreto y combatir la inflación al mismo tiempo. Quieren también dar marcha atrás al gasolinazo mientras protegen el ambiente.

La mala memoria de los líderes es notable. Sus partidos votaron a favor de la reforma del sistema de justicia y del pase automático de procurador a fiscal, y también de la designación de Raúl Cervantes como procurador y futuro fiscal. Aprobaron además el gasolinazo. Sí, 102 diputados del PAN, 42 del PRD y 20 de MC votaron en lo general por la Ley de Ingresos que adelantaba la liberación de la gasolina. En el Senado, 15 panistas y nueve perredistas la aprobaron.

La agenda del Frente tiene propósitos políticos. El mensaje es que han terminado los tiempos en que los partidos de oposición estaban dispuestos a colaborar con el Gobierno para promover medidas en beneficio del país. Cualquier colaboración está hoy descartada, incluso en temas en que la ideología y las políticas del PRI, el PAN y el PRD han coincidido. En tiempos electorales se declara una guerra abierta contra el partido gobernante. Lo único que interesa es conquistar el poder.

No será fácil para el Frente dar marcha atrás en la liberación de la gasolina. No se trata nada más de derogar el adelanto de la liberación, sino establecer controles de precios a la gasolina. Se requerirían cambios constitucionales y el Frente no tiene los votos para impulsarlos.

Quizá la razón por la que el Frente está proponiendo revertir el gasolinazo es precisamente por la improbabilidad de lograrlo. La iniciativa sería un golpe no sólo contra las finanzas públicas, sino que obligaría a restablecer un subsidio injusto a la gasolina. No es correcto, después de todo, que los impuestos generales se usen para subsidiar la gasolina que usan de manera preponderante los ricos. Para revertir el gasolinazo, por otra parte, habría que etiquetar dinero para pagar el subsidio y habría que decidir a qué otros programas se les recortarían los recursos. El subsidio, por otra parte, promovería un uso mayor de la gasolina y aumentaría la contaminación de la atmósfera.

Nada de esto importa al Frente Ciudadano, que lo único que quiere es ganar las elecciones de 2018. Una vez que triunfe, ya decidirá qué hacer. Supongo que ningún gobierno sensato aumentaría el subsidio a la gasolina. Pero la sensatez es un estorbo en tiempos electorales.

CARA INDEPENDENCIA

Ni el nacionalismo ni la independencia garantizan una mayor prosperidad para un país. El producto interno bruto per cápita de México cayó 11% entre 1820 y 1870 (Angus Maddison). Al país le costó muy cara la independencia: una recesión de 50 años.
14 Septiembre 2017 04:01:00
Compu de bolsillo
‘¿Recuerdas los viejos tiempos, cuando tenías contacto visual en una conversación?’. Regina Brett

Nos habíamos acostumbrado a tener productos electrónicos cada vez mejores y a menor precio. Esto era consecuencia de la Ley de Moore, según la cual el número de transistores en un circuito integrado se duplicaba cada 2 años. Pero este 12 de septiembre, mientras daba seguimiento a la presentación del director general de Apple Tim Cook en el Apple Event de Cupertino, me di cuenta que esa tendencia ha terminado. Los teléfonos inteligentes son cada vez más caros.

El iPhone X, el nuevo teléfono codiciado por los entusiastas de Apple a pesar de que sólo empezará a venderse en noviembre, tendrá en los Estados Unidos un precio al público de 999 dólares para su versión con menos memoria, 64 gigabytes (GB). Para México ya se ha anunciado un precio de 23 mil 499 pesos. Si uno quiere el modelo de mayor capacidad, con 256 GB de memoria, tendrá que invertir 26 mil 999 pesos.

Los teléfonos celulares de gama alta ya cuestan tanto o más que una computadora portátil. El nuevo Galaxy Note 8 de Samsung, ya lanzado en Nueva York y que será presentado en México el 26 de septiembre, tiene un precio sugerido en Estados Unidos de 929.99 dólares. El Samsung Galaxy S8 Plus que yo uso se vende en México a 19 mil 699 pesos.

Quizá el alto precio es inevitable. Estos dispositivos no son ya simples teléfonos móviles. Son computadoras con alta capacidad de procesamiento, conectadas permanentemente a la red y equipadas con cámaras digitales de fotografía y video. Permiten realizar una amplia gama de trabajos profesionales y son también centros de entretenimiento personal.

Es muy fácil criticar a los millennials que se hunden horas en la contemplación de sus pequeñas pantallas iluminadas; pero yo también, millennial del milenio pasado, le doy un uso intenso a mi teléfono. Lo empleo para leer periódicos y revistas de México y el mundo. Me da acceso a mis correos electrónicos. Me comunica con mis compañeros de trabajo, lectores, radioescuchas, familiares y amigos de manera instantánea. Me permite revisar archivos que guardo en la nube y realizar investigaciones. Lo empleo para escuchar música mientras trabajo y para ver videos y películas. Ya no es inusi-tado que un libro completo en la pantalla de un teléfono.

Unos instrumentos tan útiles han generado inevitablemente un mercado enorme. Sólo en 2016 se vendieron mil 495 millones de teléfonos inteligentes en el mundo, un aumento de 5% sobre el año anterior. Esta es una cifra extraordinaria ante una población mundial de 7 mil 500 millones. Samsung registró la mayor participación de mercado con 20.5%, seguido de Apple con 14.4%. Huawei ha venido ganando terreno y cerró 2016 con 8.9% del mercado, si bien su presencia sigue estando concentrada en China (gartner.com). El mercado ofrece muchas otras opciones.

Hay fuertes debates sobre las consecuencias del uso que hoy se da a los teléfonos inteligentes. Robin Sharma, autor de El Monje que Vendió su Ferrari, afirma que estos han causado “masivas pérdidas en nuestra creatividad y productividad”. El empresario y bloguero francés Fabrice Grinda dice, en cambio, que han sido “los principales promotores de los avances en productividad”. No sé cuál de los dos tiene razón, pero quizá lo puedo averiguar. Sólo tengo que usar mi teléfono inteligente para buscar información seria sobre el tema. Lo haré una vez que termine el artículo sobre literatura erótica que estoy leyendo.

SUBSIDIAR GASOLINA

El Frente Ciudadano del PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano ha presentado una agenda legislativa que, entre otras medidas, pretende dar marcha atrás al gasolinazo. En otras palabras, estos partidos quieren que el Gobierno use el dinero de los pobres para subsidiar la gasolina de los ricos y contaminar más el ambiente.
13 Septiembre 2017 04:00:00
Pariente prohibido
Los legisladores deben castigar la portación de pariente prohibido. Son demasiados los casos en que los políticos no escogen a sus parientes con suficiente cuidado. ¿Cómo tenerle confianza a un funcionario que no ha sabido seleccionar a su hermana o a su suegro?

Hoy vemos el caso del secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda, quien ha tenido el desatino de escoger mal no sólo a su hermana, María del Carmen Miranda Nava, sino a su cuñado, Ricardo Víctor Mercado Galán. La pareja es dueña de tres gasolineras en las que presuntamente se ha vendido gasolina robada. Las gasolineras, además, han sido sancionadas por dar litros incompletos.

Senadores como Jorge Luis Preciado del PAN y Angélica Parra del PRD, ellos sí cuidadosos al elegir a sus parientes, han exigido la destitución del secretario. “Lo de Miranda es apenas la punta del iceberg”, ha declarado el senador experredista Alejandro Encinas. ¡Es terrible! Al parecer muchos más políticos han escogido mal a sus parientes.

El presidente del PAN, Ricardo Anaya, ha sido acusado de no haber escogido bien a su familia política, la cual cometió la falta de haber hecho inversiones productivas en México desde hace 50 años. Todos sabemos que alguien que invierte en México debe estar mal de la cabeza o ser corrupto.

Ahí está también el caso de Xóchitl Gálvez, la hoy jefa delegacional de Miguel Hidalgo, quien eligió mal a su hermana Jacqueline, detenida en 2012 por ser presuntamente parte de una banda de secuestradores. Al parecer Jacqueline mantenía una relación sentimental con el jefe de ese grupo.

El delito de portación de pariente prohibido no es nuevo. En 2004 Carlos Ímaz, entonces delegado en Tlalpan, fue exhibido en un video recibiendo dólares en efectivo del contratista Carlos Ahumada. Si bien Ímaz se vio obligado a abandonar su carrera pública, su exesposa, Claudia Sheinbaum, ha tenido el descaro de continuar en la vida política hasta convertirse hoy en presunta candidata de Morena al Gobierno de la Ciudad de México.

En 1998 Ricardo Monreal quería ser candidato del PRI al Gobierno de Zacatecas, pero el partido lo vetó por haber escogido mal a su suegro. Efectivamente, el suegro había sido detenido por posesión de mariguana 27 años atrás, 12 años antes de que el político se casara con su hija. El PRI justamente vetó a Monreal por esta clara portación de pariente prohibido, pero Monreal tuvo la desfachatez de aceptar la candidatura del PRD e incluso de ganar la elección para Gobernador de Zacatecas. Hoy es jefe delegacional en Cuauhtémoc.

Los políticos tratan hipócritamente de evadir su responsabilidad. El secretario de desarrollo social ha declarado: “Es mi hermana, pero ¿cómo voy a saber lo que tiene(n( mi hermana y mi cuñado? No sé de sus negocios ni me interesa. No les ando revisando su patrimonio ni cómo lo hicieron. Yo ¿qué chingaos?”

El “Y yo por qué” de Fox, sin embargo, no es aceptable. Todo político debe ser responsable del comportamiento de sus parientes. Los legisladores deben crear leyes que sancionen a un funcionario por cualquier falta cometida por un pariente hasta en cuarto grado. De hecho, como las leyes deben aplicarse a todos, hay que legislar para que la responsabilidad de un delito alcance no sólo a quien lo cometa sino a sus parientes. Si queremos un México sin impunidad, hay que acabar con la impunidad en la portación de pariente prohibido.

Universidades y estafa

Queda mucho que aclarar en las acusaciones del reportaje La estafa maestra de Mexicanos contra la Corrupción. Este desvío a empresas fantasma, sin embargo, no habría sido posible sin la excepción a la Ley de Adquisiciones que permite adjudicar contratos a universidades públicas sin licitación. Ése es el problema de fondo.
12 Septiembre 2017 04:00:00
Gasto sin resultados
El presupuesto para 2018 es cauteloso, lo cual es positivo. Durante mucho tiempo los gobiernos elevaban el gasto en años de elección presidencial y provocaban un crecimiento artificial temporal mientras sembraban las semillas de nuevas crisis.

El gasto total tendrá un aumento real de 2.2% en 2018 mientras que los ingresos crecerán 3.6%. El balance presupuestario tendrá una disminución de 10%, pero aun así el sector público registrará un déficit de 467 mil millones de pesos que se traducirá en deuda. Este aumento de la deuda y el incremento de las tasas de interés harán que el costo financiero suba 10% en términos reales.

El costo financiero, el dinero para servicio de la deuda, se elevará a 663 mil millones de pesos. Esto es más del doble de los 275 millones de pesos que gastará la Secretaría de Educación Pública, la dependencia que más recursos recibe.

Otro egreso que crece a un ritmo rápido son las pensiones, que crecerán 5.2% en términos reales para alcanzar 794 mil millones de pesos. El Gobierno tiene obligación de subsidiar las pensiones, particularmente de quienes aportaron durante décadas al viejo sistema para el que no se crearon reservas, pero no es un gasto que ayude a mejorar los servicios públicos ni la prosperidad de la nación.

Los gobiernos se han hecho cada vez más aptos para manejar el gasto público para propósitos políticos. Los subsidios se han convertido en la forma más fácil de comprar el voto. Dale 500 pesos mensuales a un viejito y asegurarás no sólo su voto sino el de toda la familia. Por eso el programa de ayuda a las personas de la tercera edad garantizó la permanencia de la izquierda en el Gobierno capitalino. El programa ha sido imitado en el Gobierno federal y ahora Alfredo del Mazo quiere aplicar un subsidio rosa en el Estado de México. El problema es que los subsidios no ayudan a resolver los problemas de fondo ni a construir una sociedad más rica.

En el presupuesto para 2018 hay por primera vez en años una disminución de los subsidios. Éstos serán de 416 mil millones de pesos, lo cual representa una disminución de 8.3% sobre lo erogado en 2017. El monto, sin embargo, sigue siendo enorme.

El gasto público total será de 5 billones 202 mil 685 millones de pesos, lo cual equivale a 41 mil pesos por cada hombre, mujer y niño de nuestro país, pero los mexicanos no recibimos ni remotamente el equivalente en servicios.

Si a los 5.2 billones le restamos los 663 mil millones de costo financiero, los 794 mil millones de las pensiones y los 416 mil millones de los subsidios, para un total de 1.9 billones de pesos, queda relativamente poco dinero para que el sector público pueda cumplir con sus responsabilidades de fondo, como garantizar la seguridad y otorgar servicios públicos.

Nos estamos teniendo que acostumbrar, por otra parte, a que el Gobierno gaste sin resolver problemas. Cada vez erogamos más en seguridad, pero los índices de inseguridad suben en vez de bajar. Gastamos carretadas de dinero en el combate a la pobreza, sin que caiga la pobreza. Dedicamos una enorme cantidad de recursos a la educación, sin que mejore la calidad de la enseñanza.

El año que viene el Gobierno nos está pidiendo gastar 5.2 billones de pesos con un ingreso de sólo 4.7 billones. Esto nos endeudará más, pero además es un gasto cuyos beneficios no quedan claros.

Multa a monopolio

Los taxis del aeropuerto capitalino han sido por décadas un monopolio que ha costado mucho a los pasajeros. Ante los chantajes de los taxistas, el Gobierno ha preferido protegerlos. Ayer, sin embargo, la Comisión Federal de Competencia decretó una multa de más de 23 millones de pesos a los taxistas del AICM.
11 Septiembre 2017 04:00:00
Contra Anaya
Ricardo Anaya, presidente del PAN, afirma que hay una campaña de desprestigio del Gobierno en su contra. Es muy común que los políticos a los que se cuestiona ofrezcan este tipo de respuestas, pero tras revisar la información disponible encuentro que Anaya tiene razón.

Primero se le acusó de tener a sus dos hijos pequeños en una escuela privada en Estados Unidos entre agosto de 2015 y agosto de 2017. Después se afirmó que su familia política se había enriquecido al pasar de seis propiedades con valor de 21.9 millones de pesos en 2003 a 33 con valor de 308 millones de pesos hoy. La tercera acusación hasta ahora (supongo que vendrán más) es que Anaya se benefició de una expropiación realizada por el Gobierno de Querétaro en 1997.

La primera acusación no tiene mucho que revisar. Ninguna ley prohíbe enviar a los hijos a estudiar al extranjero. Es común que lo hagan las familias mexicanas de forma temporal. Anaya tiene la capacidad económica para pagarlo. En su aclaración patrimonial, que es pública, la familia declara ingresos mensuales por 457 mil pesos, de los cuales 48 mil pesos son por el sueldo de Anaya como presidente del PAN. Su esposa gana 57 mil pesos mensuales de actividades profesionales y 107 mil pesos mensuales por alquiler de locales. Otros 245 mil pesos provienen del alquiler de locales de la empresa CINTLA.

El valor que se atribuye a las propiedades de la familia política de Anaya es probablemente una subestimación. Una lista parcial proporcionada por Anaya incluye varios hoteles, una cadena de restaurantes y locales comerciales con un valor conjunto claramente superior a los 308 millones de pesos. Pero cuidado.

La mayoría de estas propiedades fueron adquiridas antes del primer cargo público de Anaya, en 2003, como secretario particular del gobernador de Querétaro. En contraste, el fraccionamiento Fuentes Residencial que se le atribuye en Querétaro no es de la familia Martínez Díez sino de Óscar Huerta Tamayo. En ninguna de las acusaciones, por otra parte, se ha señalado cómo supuestamente Anaya ayudó a su familia política. Ninguna de las empresas tiene más tratos con el Gobierno que pagar impuestos.

En el caso de la expropiación, ésta la hizo el gobernador priista Enrique Burgos en 1997, cuando Anaya tenía 17 años. Los terrenos fueron vendidos en 2007 por el Gobierno de Querétaro a Tayson S.A. de C.V., que los fraccionó en 120 lotes y en 2008 vendió 50 a la firma Park Development.

En 2014, cuando el PRI gobernaba Querétaro y el país, Anaya compró un solo lote en 66 dólares por metro cuadrado, pagando al final 10 millones de pesos. Anaya construyó una nave industrial por 35 millones de pesos con dos créditos bancarios y vendió la nave y el terreno en 2016 en el equivalente en dólares de 53 millones de pesos. El rendimiento de 5% anual en dólares no es espectacular.

¿Por qué afirma Anaya que las acusaciones vienen del Gobierno? Los rostros de la familia política de Anaya publicados por El Universal como si fueran miembros de una banda de delincuencia organizada son las fotografías digitales de los pasaportes sin la marca de agua. Sólo la Secretaría de Relaciones Exteriores o Plataforma México tienen esas fotos.

Anaya tiene muchos defectos. Usó los tiempos del PAN para promoverse y paró la integración de la mesa directiva de la Cámara de Diputados.

Pero ni él ni su familia política parecen haberse enriquecido indebidamente. El Gobierno federal, en cambio, sí parece empeñado en difamarlo.

Terremoto

La destrucción en Chiapas y Oaxaca es enorme. La muerte de 90 personas es una tragedia. Pero con una magnitud de 8.2 grados, el sismo del 7 de septiembre provocó menos daños que el de 1985 de 8.1. No es cuestión de magia, sino de condiciones geológicas.
08 Septiembre 2017 04:00:00
Huracanes y dogmas
Parecen signos del Apocalipsis. Tres huracanes, “Katia”, “Irma” y “José”, avanzan por el mar Caribe y el golfo de México. “Irma” es el huracán de mayor intensidad registrado en el Atlántico y el más prolongado de su categoría en cualquier lugar del mundo. “Harvey” devastó Houston y provocó alrededor de 60 muertes. “Lidia” dejó cuatro muertos y extensos daños materiales en Baja California Sur. Tan sólo la noche del 6 de septiembre, 11 mil millones de litros de lluvia cayeron sobre el sur de la Ciudad de México, rebasando por enésima vez la capacidad del drenaje.

¿Estamos viendo las consecuencias de ese cambio climático que algunos, como Donald Trump, han negado? Muchos artículos y reportajes políticamente correctos así lo señalan sin asomo de duda. El número de declaraciones que señalan que estas tormentas son consecuencia directa del calentamiento global es abrumador.

Los negacionistas rechazan la posibilidad con la misma certeza. Rush Limbaugh, una de las voces más conservadoras de los Estados Unidos, afirmó este 5 de septiembre en su programa de radio que las informaciones sobre los huracanes son exageradas por los medios para generar compras de pánico: “Los gráficos [de televisión] han sido creados para hacer creer que el océano está teniendo un exorcismo”. Según Limbaugh, quien vive en Palm Beach, Florida, donde podría alcanzarlo “Irma”, “estas tormentas, cuando llegan, nunca son tan fuertes como se reportan”. Alex Jones, operador del portal Infowars, uno de los favoritos de Trump, afirma que “el Gobierno”, un Gobierno profundo que ni el Presidente puede controlar, usa el “arma del clima” para generar miedo al cambio climático y promover la “agenda liberal”.

La verdad es que el calentamiento global se ha medido de manera sistemática desde cuando menos 1880. Los registros se han vuelto cada vez más amplios y precisos. No hay duda de que el planeta se está calentando. Las altas temperaturas de los océanos, por otra parte, nutren a los huracanes, que son la forma en que la Tierra responde para moderar las temperaturas.

El clima, sin embargo, es un sistema complejo cuyos comportamientos en el largo plazo nadie ha podido prever con exactitud. Si bien la lógica señala que la mayor temperatura de los océanos debe haber aumentado el número y la intensidad de los huracanes, la realidad es otra. En este 2017 hay una gran actividad meteorológica en el Atlántico, pero llevábamos años con registros notablemente bajos. El Geophysical Fluid Dynamics Laboratory de los Estados Unidos apunta que, una vez que se descarta la escasez de datos de los primeros años, el aumento en el número e intensidad de las tormentas desde el siglo 19 “no es significativamente distinguible de cero”.

Ayer, Roberto Ramírez de la Parra, director de Conagua, me decía que, aunque pensemos que está lloviendo más, en realidad está lloviendo lo mismo de siempre, pero en períodos más cortos y en ubicaciones más delimitadas. “Esto –dice– parece ser consecuencia del cambio climático”.

Cerrar los ojos a lo que dice la ciencia es insensato. El calentamiento global es una realidad, pero las consecuencias son muy difíciles de prever. Las explicaciones automáticas que atribuyen cada huracán o cada inundación al calentamiento global pueden ser tan falsas como las posiciones de los negacionistas. Antes que ofrecer explicaciones simplistas, habría que entender la complejidad de los sistemas climáticos. Pero siempre es más fácil usar el clima para “probar” dogmas ideológicos.

¡PAREN MÁQUINAS!

La aplicación de todos los acuerdos de París no tendría casi ningún efecto sobre el cambio climático. Según Bjorn Lomborg, para limitar el calentamiento a 1.5 grados, como se propuso, deberían eliminarse todas las emisiones de carbono a partir de 2021. Imposible.
07 Septiembre 2017 04:00:00
Toma y DACA
Por supuesto que la cancelación de DACA por el presidente estadunidense Donald Trump es “errónea” y “cruel”, como señaló el expresidente Barack Obama. Pero la posición del Gobierno mexicano, de promover ante los “poderes de los Estados Unidos” una “pronta solución permanente que brinde certidumbre jurídica a los jóvenes DACA”, como escribió en Twitter el presidente Enrique Peña Nieto, me parece hipócrita.

México es responsable de haber expulsado a millones de mexicanos que votaron con los pies para ir a los Estados Unidos en busca de una vida digna que no pudieron tener en nuestro país. Que los políticos mexicanos protesten hoy ante las autoridades estadunidenses es como si el Gobierno de Nicolás Maduro protestara en México por el rechazo del Instituto Nacional de Migración a permitir el ingreso de más de mil venezolanos en el primer semestre de 2017 que buscaban en México una vida digna ante el desplome venezolano.

Estados Unidos no es rico y México pobre por suerte o por un acto de Dios. Poco o nada tienen que ver las condiciones naturales o el pueblo de cada país. Si bien la Unión Americana siempre ha sido más rica que México, la brecha no ha dejado de crecer. En 1820, cuando México estaba por lograr su independencia, el estadunidense promedio era 65% más rico que el mexicano promedio. En 1910, la diferencia era de 199 por ciento. Para 2016 había alcanzado 571%, nueve veces más que en 1820.

Algo han hecho bien los estadunidenses que nosotros hemos hecho mal. Al norte de la frontera se ha mantenido un sistema de libre empresa, con apertura de mercados y sólidos derechos de propiedad privada. Estados Unidos ha tenido un Gobierno fuerte y eficaz, y un sistema de seguridad y justicia confiable. Otro elemento de la prosperidad, curiosamente, ha sido la apertura a la inmigración que hoy trata de restringir el presidente Trump.

En contraste, en México los políticos han combatido la libertad económica y de comercio. No han permitido derechos claros de propiedad y han fragmentado la tierra en ejidos sin derechos cabales de propiedad. Hemos tenido gobiernos débiles, ineficaces y corruptos que no han podido cumplir con sus responsabilidades fundamentales de garantizar la seguridad y la justicia. Si bien nos quejamos de las políticas migratorias de los Estados Unidos, hemos tenido siempre mayores restricciones aquí a la migración. En la Unión Americana, 13% de la población nació en el extranjero; en México, sólo 0.5 por ciento.

Los cuestionamientos a Trump en los Estados Unidos son lógicos y bienvenidos. Los del Gobierno mexicano huelen a hipocresía. Más que convencer a los “poderes” estadunidenses de que su país retenga a más de 700 mil jóvenes preparados, perfectamente adaptadas a la cultura estadunidense y que no han conocido más patria que la Unión Americana, los políticos mexicanos deberían tomar medidas sólidas para facilitar la inversión productiva, proteger los derechos de propiedad, mejorar la seguridad y garantizar la justicia. Debemos también abrir las puertas a la inmigración.

Durante décadas los trabajadores mexicanos han votado con los pies para respaldar una economía abierta. Más que hacer cabildeo en Estados Unidos para que se cambie una decisión política que sólo compete a los estadunidenses, los políticos mexicanos deberían tomar medidas para que los mexicanos no tengan que salir de México para gozar de una vida digna.

¿DIPUTADOS PARA QUÉ?

Me dice Marko Cortés, coordinador de los diputados del PAN, que no hay ningún problema por la falta de integración de la mesa directiva de la Cámara. Si es así, ¿para qué tenemos esa mesa directiva? ¿Para qué mantenemos a los diputados?
06 Septiembre 2017 04:00:00
Berrinche de Anaya
Mientras Ricardo Anaya hacía berrinche, la sensatez vino de Morena. Sí, el partido de Andrés Manuel López Obrador se convirtió en el defensor de las instituciones. Ayer la coordinadora del Movimiento de Regeneración Nacional en la Cámara de Diputados, Rocío Nahle, se reunió con el representante del PRI, César Camacho, y los del Partido Verde, Nueva Alianza y Encuentro Social en una sesión de la Junta de Coordinación Política que se realizó sin convocatoria del presidente de la Junta, el perredista Francisco Martínez Neri, aliado de Anaya.

El presidente del PAN ordenó a los diputados de su partido que se abstuvieran de participar en la Jucopa o permitieran la conformación de la mesa directiva de la Cámara de Diputados. Lo mismo hizo en el Senado, pero un grupo de legisladores panistas desobedeció y voto a favor de la constitución de la mesa del Senado bajo la presidencia del panista Ernesto Cordero. Un furioso Anaya ha ordenado una campaña de desprestigio contra Cordero y los otros senadores panistas que no se plegaron a sus órdenes.

La decisión de Anaya de bloquear la integración de la mesa directiva, en la que ha contado con lo que queda del PRD y con Movimiento Ciudadano, podría tener consecuencias negativas importantes. Sin una mesa directiva, no puede haber convocatorias a sesiones ni trabajo de comisiones. No podría recibirse el paquete de presupuesto que por mandato constitucional debe someter el ejecutivo al Congreso el 8 de septiembre. Algunos legisladores y juristas sostienen que habría una crisis constitucional.

A Anaya no le ha importado. Él dice que todo se vale para impedir que el procurador Raúl Cervantes sea nombrado fiscal general. Lo curioso es que como diputado y como presidente del PAN, Anaya respaldó todos los votos que crearon ese pase automático. Hoy dice que no se dio cuenta: “Fue un dardo envenenado en una minuta que era muy compleja y que traía cosas de enorme trascendencia” (La Razón, 5.9.17).

Anaya quiere enmendar su supuesta falta de atención tomando como rehén a la Cámara de Diputados y al país. Está más interesado en presentarse como un guerrero hostil, dispuesto a destruir cualquier acuerdo con el PRI, que en tomar medidas sensatas para impedir que Cervantes llegue a ser fiscal general. No olvidemos que el Presidente mandó al Senado en noviembre de 2016 una iniciativa para eliminar el transitorio que establece el pase automático y que el propio procurador señaló que estaba dispuesto a hacerse a un lado. Anaya, sin embargo, prefiere presentarse como un furioso energúmeno que manda al diablo las instituciones.

En este ambiente crispado surge una nueva y sorprendente figura de respeto a las instituciones: Rocío Nahle, la coordinadora de los diputados de Morena, quien supongo no pudo haber actuado sin la aprobación de Andrés Manuel López Obrador. En el momento en que escribo no ha habido todavía un voto que destrabe la conformación de la mesa directiva. Anaya y su gente descalifican todo esfuerzo por regresar al marco constitucional y afirman que Morena está apoyando la designación de Cervantes a la Fiscalía. La diputada Ernestina Godoy de Morena, sin embargo, responde con talante democrático: “No estamos en una dictadura donde de un plumazo se
desaparece prácticamente al Congreso. Tiene que haber altura de miras”.

Qué pena que el presidente del PAN haga alarde de una berrinchuda intransigencia. Qué bueno que Andrés Manuel y sus diputados han salido a defender la democracia y sus instituciones.

Otra vez ilegales

Donald Trump ha terminado el programa DACA de Barack Obama que suspendía la deportación y permitía el trabajo de los “dreamers”, que llegaron a Estados Unidos cuando niños. Cuando menos 787 mil jóvenes son nuevamente ilegales.
05 Septiembre 2017 04:00:00
Ferrari y tenencia
El Ferrari rojo con placas de Morelos hace más difícil el pase automático del procurador Raúl Cervantes al cargo de fiscal general. El problema no es el costo del vehículo: Cervantes tiene un patrimonio importante producto de su trabajo en un exitoso despacho de abogado y de su participación en distintas empresas, especialmente del ramo del transporte. Tampoco lo es el registro en Morelos. Esto es legal, siempre y cuando tenga uno domicilio en esa entidad. Y el procurador tiene una casa en Cocoyoc. El problema es que el domicilio registrado para el Ferrari en Xochitepec es al parecer falso.

La nota de ayer en Reforma, con información de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad de Claudio X. González, es un nuevo golpe a las aspiraciones de Cervantes. Estrictamente hablando, el procurador estaría cometiendo un fraude fiscal en la Ciudad de México para evitar el pago de alrededor de 200 mil pesos anuales de tenencia.

Cervantes no es el único capitalino en registrar vehículos en Morelos. Las diferentes políticas de tenencia han generado incentivos poderosos para hacerlo. Otra investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad señala que una red de “gestores” trabaja con agencias de ventas en la Ciudad de México para emplacar autos en Morelos. El costo va de 5 mil 300 a 7 mil pesos, lo cual es un precio módico ante la tenencia capitalina que asciende a 5% anual del precio de un auto. La práctica está haciendo posible la evasión de 2 mil millones de pesos anuales de las arcas de la Ciudad de México (El Universal 29.08.17).

Una práctica tan extensa como esta es indicio de una mala política pública. La eliminación de la tenencia fue una medida populista impulsada por Felipe Calderón como candidato. Una vez en la Presidencia, se dio cuenta de que era una mala idea, ya que reduciría una recaudación eficiente que se aplica fundamentalmente a los ciudadanos de mayores recursos. Ante la presión política, el Presidente optó al final de su mandato por abrir la posibilidad de que cada entidad cobrara o no la tenencia. Esto hizo que hubiera tasas distintas que han generado los incentivos de registro en entidades distintas a la residencia del dueño.

En Morelos no se cobra tenencia. En la Ciudad de México hay una muy alta para autos de lujo y los que son propiedad de empresas. Los autos muy baratos o los viejos reciben, en cambio, un “subsidio”, una exención, cuyo propósito es no perder los votos de la clase media. Pero el incentivo para registrar vehículos caros o de empresas en Morelos es enorme.

Mi posición siempre ha sido que se mantenga la tenencia en todo el país, pero a niveles razonables. Es justo que se pague un impuesto por el uso de vehículos, los cuales utilizan infraestructura, como calles y carreteras, que se construyen con dinero público. También es una forma de compensar a la sociedad por la contaminación. El impuesto, sin embargo, debe ser sensato y parejo, porque todos los autos utilizan las vialidades, o en todo caso mayor para los autos que contaminan menos. Los impuestos exagerados, como 200 mil pesos al año por un vehículo de lujo, no generan recaudación, sólo distorsiones en el mercado y fuertes incentivos para la corrupción.

El que tantos vehículos capitalinos se estén emplacando en Morelos es consecuencia de malas políticas públicas. El que lo haga el procurador en un domicilio falso es un delito.

MEDIO MILLÓN

López Obrador está consiguiendo que el PRD se mude a Morena. Es fácil despreciar la decisión de Dolores Padierna y René Bejarano de hacerlo, pero su organización, ahora llamada Movimiento Nacional por la Esperanza, tiene medio millón de miembros, potenciales votos corporativistas.
04 Septiembre 2017 04:00:00
¿Fiscal carnal?
Raúl Cervantes está muerto antes de asumir el cargo. Aun si llegara a ser fiscal general, todas sus acciones serían cuestionadas. El costo sería muy alto para el país cuando se está haciendo una transición a un nuevo sistema de justicia penal que no ha alcanzado credibilidad.

Esto no tiene nada que ver con el desempeño de Cervantes como procurador. Los argumentos contra su designación no tienen nada que ver con sus acciones. A lo más que llegan es a decir que sería un “fiscal carnal”, es decir, alguien que defendería al actual presidente Peña Nieto de posibles represalias una vez terminado su mandato. Es un cuestionamiento político, no profesional ni jurídico.

Los golpes de pecho de los panistas, sin embargo, suenan a hueco. El PAN impulsó y aprobó la reforma constitucional de 2014 que estableció la Fiscalía General. El artículo transitorio 16 establecía que el procurador se convertiría en fiscal general. Apenas el 25 de octubre de 2016, el Senado ratificó a Raúl Cervantes como procurador con 81 votos a favor, tres en contra y una abstención. Los panistas no votaron en contra; los tres votos de rechazo fueron del Partido del Trabajo. Espero que los panistas no argumenten, como alguna vez sostuvo el entonces perredista Pablo Gómez, que no se puede esperar que los legisladores lean todo lo que van a votar.

A los senadores del PRI, el PAN, el PRD (sí, el PRD) y el PVEM les pareció correcto en octubre de 2016 que Cervantes fuera procurador y después fiscal. Había sido su compañero de trabajo durante cinco años; lo conocían y le reconocían su sapiencia jurídica. Sabían que una parte significativa del trabajo de construcción de la compleja reforma del sistema de justicia lo había realizado Cervantes.

Ricardo Anaya no puede argumentar ignorancia. Era presidente nacional interino del PAN en diciembre de 2014, cuando la línea para los legisladores panistas fue votar a favor de la reforma del sistema de justicia. También era presidente del partido, ya de forma definitiva, en octubre de 2016, cuando la línea para los senadores del PAN fue aprobar a Cervantes como nuevo procurador. La súbita conversión de Anaya a un fundamentalismo rabioso tiene más que ver con sus aspiraciones presidenciales que con sus principios.

Yo supongo que Cervantes sería un buen fiscal general. Nadie conoce mejor los recovecos del nuevo sistema de justicia, cuya aplicación sería su principal responsabilidad. Nada en su trayectoria sugiere que violaría la autonomía o la imparcialidad de la institución.

Políticamente, sin embargo, Cervantes está muerto como fiscal antes de tomar el cargo. Ninguna acción suya estaría libre de cuestionamientos. Una reforma constitucional que logró el apoyo de todos los partidos, con excepción de Morena y el PT, quedaría descalificada. Lo sabe el propio presidente Peña Nieto, que en noviembre de 2016 envió al Senado una iniciativa para enmendar el transitorio que le entregaría la fiscalía a Cervantes. La iniciativa presidencial ha estado congelada desde entonces. El propio Cervantes respaldó la iniciativa presidencial que dejaría en manos del Senado la designación del nuevo fiscal.

El nombramiento del nuevo fiscal debe lograr que la reforma tenga mejores posibilidades de éxito. Las acusaciones contra Cervantes pueden ser injustas, pero en este momento él no sería el fiscal ideal.

Berrinches

Es la cámara de los berrinches, no de los diputados. Antes el presidente presentaba ahí su Informe. Después lo mandaba con el secretario de Gobernación, quien lo entregaba al presidente de la Mesa Directiva. Este 1 de septiembre, ante una cámara acéfala, un subsecretario de Gobernación dio el informe al secretario general de la Cámara, ni siquiera a un diputado. Todo por unos berrinches.
01 Septiembre 2017 04:00:00
Baja la pobreza
Es una gran noticia: la pobreza en México está bajando. Según el Coneval, entre 2010 y 2016 esta condición descendió de 46.1 a 43.6% y la pobreza extrema de 11.3 a 7.6 por ciento.

La reducción es modesta, pero significativa. Aun así, resulta incómoda para quienes dicen que un “Gobierno neoliberal” no puede por definición disminuir la pobreza, por lo que las cifras del INEGI y el Coneval deben ser falsas. La disminución de la pobreza, sin embargo, parece ser consecuencia lógica de un crecimiento moderado, pero crecimiento al fin, con una inflación históricamente baja. En esto hay un riesgo porque la inflación ha repuntado de forma importante en este 2017, lo cual podría estar provocando un nuevo aumento de la pobreza.

Las cifras de Coneval son congruentes con el crecimiento acelerado que han tenido algunos estados vinculados con el TLCAN y el comercio exterior. En Aguascalientes, por ejemplo, la pobreza cayó de 38.1 a 28.2% entre 2010 y 2016, casi 10 puntos porcentuales. En Baja California el descenso fue de 31.5 a 22.2% y en Querétaro de 41.4 a 31.1%. Nuevo León, que tenía ya la menor tasa de pobreza en 2010, 21%, registró un fuerte descenso adicional para llegar a 14.2% en 2016. Durango es la gran sorpresa: logró el mayor descenso de pobreza en el país: de 51.6 a 36%, casi 15 puntos porcentuales.

Estas fuertes bajas contrastan con el aumento de la pobreza de varias entidades. Un caso notable es el Estado de México, que sufrió un alza de 42.9 a 47.9%, cinco puntos porcentuales; pero el más alarmante es el de Morelos, cuyo incremento fue de 43.2 a 49.5%, más de seis puntos. En Michoacán se registró un alza pequeña, de 54.7 a 55.3, mientras que en Oaxaca la pobreza subió de 67 a 70.4 y en Veracruz de 57.6 a 62.2.

En otras entidades no sube la pobreza, pero se mantiene virtualmente estancada. El Distrito Federal, la hoy llamada Ciudad de México, registró una disminución de menos de un punto porcentual, de 28.5 a 27.6%, a pesar de sus costosos programas sociales. Chiapas no tuvo más que un descenso insignificante, de 78.5 a 77.1%, mientras que en Puebla la baja fue de 61.5 a 59.4 por ciento.

Algunos estados que no han logrado avances significativos en la reducción de la pobreza general sí muestran fuertes descensos en la pobreza extrema. Es el caso de Chiapas, donde la baja de este último índice fue de 38.3 a 28.1%, más de 10 puntos porcentuales. En Guerrero la pobreza extrema descendió de 31.8 a 23%, un monto muy superior a la baja en la pobreza general, que fue de 67.6 a 64.4 por ciento. Estas fuertes reducciones en la pobreza extrema sin descensos similares en la pobreza general parecen producto de los apoyos sociales que los gobiernos están distribuyendo a los más pobres. Pero cuidado porque, en lugar de construir prosperidad, los gobiernos están subsidiando la pobreza, con lo cual harán que esta se perpetúe ya que, si no tiene trabajo, la gente se acostumbra a vivir de las dádivas gubernamentales.

Una vez más, las cifras disponibles sugieren que la verdadera medicina contra la pobreza es el crecimiento económico y la creación de empleos. La pobreza extrema puede disminuir con subsidios, es cierto, pero nadie sabe cuánto tiempo dure el efecto si no se genera riqueza.

CADENAS

El presidente Peña Nieto enviará hoy al Congreso su Quinto Informe de Gobierno y mañana dará su mensaje a la nación. Mientras tanto, el Gobierno federal ha estado bombardeando al país con mensajes de propaganda y ha recurrido incluso a cadenas nacionales obligatorias de radio y TV, las cuales ya se habían abandonado como resabios de un viejo México más autoritario.
31 Agosto 2017 04:00:00
Deprimido
Cuando veo el deprimido de Río Mixcoac en la Ciudad de México no puedo evitar sentirme deprimido. El proyecto requirió 20 meses de construcción y una inversión de mil 200 millones de pesos. La idea era dar continuidad al flujo de vehículos del Circuito Interior que viene de un puente construido en avenida Revolución, a la altura de Mixcoac, por Marcelo Ebrard. ¿Se logró el objetivo? Para algunos supongo que sí. Quienes circulan por el Circuito Interior pueden hacer el recorrido en unos cuantos minutos. Para los vecinos la situación es distinta. El diseño de las entradas y salidas ha producido un congestionamiento enorme en los carriles laterales y las áreas adyacentes; la otrora tranquila colonia Florida se ha convertido en una pesadilla por el cierre de calles para dar paso al deprimido.

Recuerdo en contraste las acciones de Ricardo Pascoe, el primer gobernante de izquierda de la delegación Benito Juárez. Pascoe, nombrado al cargo por Cuauhtémoc Cárdenas en diciembre de 1997, enfrentó los problemas de tránsito del cruce de Río Mixcoac e Insurgentes, donde hoy está el deprimido, de una manera sencilla y barata con lo que llamó una “vuelta inglesa”, un retorno de flujo continuo que mejoró la circulación de manera sensible a un costo mínimo. Pascoe consideraba que un gobierno debe resolver los problemas sin gastar mucho. Los actuales gobernantes, ya sean de izquierda o no, parecen tener un incentivo perverso para impulsar obras mucho más costosas.

En la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador prometió gobernar para los pobres, pero su mayor obra fue un costosísimo segundo piso del Periférico para beneficiar sin cobro a los automovilistas. Marcelo Ebrard realizó la Línea 12 del Metro, un proyecto indispensable pero mal ejecutado, y gastó también miles de millones en cambiar el asfalto del Circuito Interior a concreto. Hizo la útil Vía Rápida Poniente y extendió el segundo piso, con la ventaja de que los nuevos segmentos se hicieron de cuota para que los automovilistas, y no la población en general, pagaran el costo; pero gastó también cientos de millones de pesos en el deprimido de Constituyentes, el cual entorpeció el flujo vehicular en lugar de facilitarlo. Miguel Ángel Mancera ha hecho también obras enormes, entre ellas este deprimido de Río Mixcoac que está empezando con problemas.

Nadie recuerda la austeridad de Pascoe. Nos dicen los gobernantes que están haciendo inversiones importantes para mejorar la vida de la sociedad, pero varias de las obras gigantescas han generado más problemas que soluciones. Ahí está el puente de Mixcoac de Ebrad, que obstaculizó el tránsito en vez de aligerarlo. Lo vemos en Periférico Sur, donde quizá las obras han permitido una mayor fluidez en carriles centrales, pero han producido una gran saturación de los laterales que al final afecta también a los centrales. El caos en la colonia Florida tras la apertura del deprimido de Río Mixcoac es un ejemplo más de cómo se hacen obras caras sin pensar en las consecuencias.

La obra pública puede mejorar el bienestar de la sociedad. cuando es austera e inteligente. No tiene sentido gastar miles de millones de pesos en proyectos viales que entorpecen la circulación en vez de mejorarla. A veces una vuelta inglesa de unos cuantos pesos puede ser más eficiente para resolver problemas que los costosísimos proyectos de los actuales gobiernos.

Baja pobreza

Según el Coneval, la pobreza ha bajado de 45.5% en 2014 a 43.6% en 2016. La pobreza extrema descendió de 9.5 a 7.6%. Sí son ciertas las cifras, resultan positivas. El crecimiento moderado con baja inflación podría explicar el fenómeno. Aun así, los niveles de pobreza del país siguen siendo muy altos.

" Comentar Imprimir
columnistas

top-add