×
Sonia Villarreal
Sonia Villarreal
ver +
Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación. Regidora en el Ayuntamiento de Piedras Negras. Secretaria General del Comité Municipal del PRI. Secretaria Técnica del Ayuntamiento. Directora General de Desarrollo Social en el Municipio. Directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Secretaria de la Secretaría de las Mujeres en el Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza. Actualmente Diputada Local por el XVI Distrito Electoral, y Presidenta del Comité Municipal del PRI.

" Comentar Imprimir
17 Septiembre 2016 04:00:50
100% mexicana
¡Viva México! Gritamos con orgullo y algarabía la noche de ayer. Desde los niños y las niñas, hasta las personas adultas mayores, portamos atuendos o trajes típicos y disfrutamos de la gran verbena que año con año se prepara para celebrar las fiestas patrias.

Música, color, y todo tipo de comida son parte del folclor que disfrutamos en familia, con amigos, vecinos o conocidos. Y la pregunta obligada desde días atrás es: ¿Dónde vamos a dar el Grito?, al final no importa en dónde, ni con quién, ¡el chiste es festejar!

La celebración del “Grito de Independencia” es para las y los mexicanos la fiesta más importante, y una de las más emotivas tradiciones.

Mientras se ondea la bandera y se enlistan los nombres de los héroes que nos dieron patria y libertad, se siente el orgullo de ser mexicano, ese que te hace recordar que somos un pueblo único, de raíces, de identidad.

Aquí conservamos aún valores fundamentales como son el respeto por los padres, por la familia, por los mayores. Aun conservamos costumbres que nos identifican como país, que nos acercan y nos recuerdan los hechos históricos que nos hacen ser mexicanos.

Hacia afuera podrán decir lo que quieran, pero los mexicanos tenemos un ingenio asombroso para salir de los problemas y una capacidad envidiable para “dar la vuelta a la tortilla” cuando vivimos una situación difícil, sin importar de lo que se trate, siempre logramos sacar el lado amable y cómico de las cosas.

Somos cariñosos y no nos da pena demostrarlo, somos muy expresivos. Sin ningún vínculo real, todos somos “compadres”, “primos”, “parientes”, tenemos muchos “tíos” o “cuñados”. Los mexicanos somos, generosos, nobles y nos gusta ayudar a quien lo necesita sin fijarnos si son negros, blancos, o amarillos.

Además contamos con una riqueza impresionante en bellezas naturales, tenemos todos los tipos de clima, vegetación, fauna, mar, ríos, artesanías, cultura y nuestro vocabulario es muy extenso, lleno de chispa, ocurrencia y variedad.

“Aguanta vara”, “ve a ver si ya puso la marrana”, “asústate calavera”, “cáele a mi cantón”, “no te agüites”, “ando correteando la chuleta”, “me quedé de a seis”, “te pasas de lanza”, “a toda máquina” y muchas otras expresiones que son parte de nuestro folclor dependiendo de la región.

¡Que bonito... se siente ser mexicano! México es un pueblo de lucha, de tradiciones, de esperanza, y septiembre es el mes para festejar un año más de ser independientes, pero también para reflexionar sobre nuestra mexicanidad.

Levantarnos pensando en ser mejores ciudadanos, corregir cosas tan simples como respetar los altos, ceder el paso, dejar libres los cajones azules de estacionamiento, poner la basura en su lugar. Hacer quizá un recuento de nuestra vida como mexicanos y pensar ¿qué le estoy dando yo a mi país? Creo que vale la pena hacer una pequeña reflexión y preguntarnos: ¿Qué tan orgullosos estamos de ser mexicanos?; yo te comparto, que sí estoy muy orgullosa de ser 100% mexicana… Y tú ¿qué opinas?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2