×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
16 Septiembre 2016 04:00:46
185 años de supuesta independencia
Sin ánimo de aguar la bonita y colorida fiesta patriótica de nuestra nación, quien esto suscribe considera necesario que recordemos algunas circunstancias relativas a los acontecimientos que dan origen a la remembranza anual del día 16 de septiembre, la cual por el dicho de las autoridades, conmemora la Independencia de México, el mismo Presidente aseguró que en esta fecha y desde hace 206 años, México alcanzó su independencia.

Nada más erróneo, ya que de inicio debemos considerar, que no fue sino hasta un día después de que el Ejército de Tres Garantías o Trigarante, de Agustín de Iturbide, entró a la capital de la Nueva España, el 27 de septiembre de 1821, es decir 11 años después de iniciada la justa insurgente, de igual forma es de reconocer, que México alcanzó su libertad y que la independencia de México se consumó el 28 de septiembre de 1821, día en que se firmó el Acta de Independencia del Imperio Mexicano, la cual señalaba: “La Nación Mexicana, que por trescientos años ni ha tenido voluntad propia, ni libre uso de la voz, sale hoy de la opresión en que ha vivido…”.

Los heroicos esfuerzos de sus hijos han sido coronados, y está consumada la empresa, eternamente memorable que un genio, superior a toda admiración y elogio, amor y gloria de su Patria, inició en Iguala, prosiguió y llevó al cabo arrollando obstáculos casi insuperables…

Restituida, pues, esta parte del Septentrión al exercicio de cuantos derechos le concedió el Autor de la Naturaleza”.

Fue hasta entonces y a partir de esa fecha en que, México empezó a ser reconocido por otros países y a actuar como nación soberana. Los reconocimientos internacionales se dieron de manera gradual.

Los primeros provinieron de naciones latinoamericanas, pero otros países europeos seguían considerando a España como la legítima representante de la soberanía de México. Las cosas cambiaron hasta 1836 cuando, primero el Vaticano y después España reconocieron la independencia de México.

De ninguna manera es mi intención demeritar el esfuerzo realizado por los iniciadores de este movimiento independentista, sin embargo debemos reconocer que dicha justa del 16 de septiembre prácticamente abortó en menos de un año.

Además, al considerar este evento como el símbolo de nuestra independencia, estaría dejando de observar que la independencia de nuestro país y su proceso implicaron una de las más complejas e importantes transformaciones en nuestra historia, por lo que de inicio los mexicanos debemos aceptar que hemos, todo este tiempo celebrado un México independiente con más de 200 años, cuando en realidad, el próximo 28 de septiembre la vida soberana de nuestro estado apenas completaría los 185 años de vida.

El que los mexicanos hayamos decidido celebrar el inicio de la Independencia y no su triunfo, obedece a que hasta hoy no tengamos una clara idea de lo que es nuestra independencia, con todo lo que eso significa como sociedad y pueblo, pero sobre todo a que no existente hasta hoy un preciso proyecto de nación.

La maldición de carecer de un verdadero proyecto de nación empezó con la lucha ideológica entre Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero, al firmar el Plan de Iguala.

Es decir: la consumación de la Independencia tiene un gran significado, pero la disputa que había por el proyecto de nación le ha cubierto de una especie de velo negro; la discusión sobre quién fue, si Guerrero o Iturbide, quien logró la consumación, o si fueron los realistas o los insurgentes, comienza una pugna que llega hasta nuestros días y relega en parte el acontecimiento, pero además ha sido el fantasma que hasta la fecha no nos ha permitido aceptar que la independencia de nuestro país, aún se encuentra en proceso, ya que a casi dos siglos de nuestra supuesta independencia, el acto no ha dado frutos como se esperaba, puesto que no ha logrado, hasta la fecha, encauzar a México por la ruta de un desarrollo material y social verdaderamente justo.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add