×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
12 Enero 2018 04:00:00
2018, elegir bien
Este año, el 2018, nuestro país renovará la Presidencia, el Senado y la Cámara de Diputados, además en varios estados, se llevarán a cabo elecciones locales, como el nuestro, donde también elegiremos alcaldes para los siguientes tres años.

Desde ahorita en los medios de comunicación, vemos, leemos y oímos noticias y comentarios relacionados a los precandidatos que van a contender por la Presidencia de la República, principalmente de ahí empiezan a posesionarse con sus propuestas, ideas y en algunos casos, sus engaños.

Cada elección suele ser distinta a la anterior, en algunos casos... diferentes actores, algunos con mensajes claros, pero otros personajes, mismos discursos y tácticas.

Creo que el país ya no esta para oír y ver a candidatos de la tercera edad hablar de que se va a abatir la corrupción, “ya saben quién” vive de eso.

Si bien, alguna persona puede decir, “ya sabes quién” presento hace unos días a varias personas que pudieran ayudarle, en el remoto caso de que sea elegido ganador de la contienda, el problema no son los personas elegidas por este personaje, el problema es “ya sabes quién”.

Su doble discurso no llega a permear porque está lleno de incongruencias y en algunos casos de rabia, de odio, la verdad no quiero a alguien que piense así o actué de esa manera, porque su odio y frustración de no haber sido elegido en las pasadas elecciones –3 si no me equivoco–, ha hecho que actué de esa manera.

En el 2018 tenemos que elegir bien, sin duda.

Esta en juego muchas decisiones que el país necesita para seguir creciendo, tener la persona adecuada para que se continúe con un buen manejo de las finanzas, de las relaciones comerciales, en fin, alguien capaz que entienda de los temas neurálgicos que México tiene.

El pasado 8 de diciembre del año pasado, en este mismo espacio, escribí sobre el candidato ciudadano que esta ahora viajando por el país para darse a conocer a la base del partido que le abrió las puertas, el PRI, y de esta manera que vean su sentir y su pensar de cómo se pueden seguir mejorando muchas cosas.

José Antonio Meade Kuribreña, el hombre católico, de familia, que viaja modestamente (y no es pose de campaña, se consta que así lo ha hecho siempre) es la persona, para mi muy humilde punto de vista personal, que tiene la capacidad para que este país siga creciendo.

Su trayectoria lo avala, sus actitudes y discurso, lo soportan.

Probablemente, amigo lector, usted diga este es un palero más del sistema o esta persona escribe para quedar bien… pues no, ya que el precandidato del PRI tiene los atributos que otros no tienen.

Como escribí en el artículo “Meade, La Diferencia”, (8 de diciembre en Zócalo Saltillo y Piedras Negras), el precandidato priista ha ocupado diversos cargos de relevancia en el Gobierno federal: secretario de Hacienda 2 veces, de Energía, de Relaciones Exteriores y de Desarrollo Social, además de tener un doctorado en Economía por la Universidad de Yale, lugar donde especializó sus estudios en Finanzas Públicas y Economía Internacional, también ha sido profesor de Instituto Tecnológico Autónomo de México, ITAM, institución de la cual se graduó de la Licenciatura en Economía, cursó además la licenciatura en Derecho por la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Con un perfil de los que llaman hoy en día ciudadano, el exsecretario de Hacienda ha sido catalogado como un hombre sencillo, apegado a las tradiciones familiares, pero enérgico cuando se requiere, muy preparado en distintos ámbitos de la economía, tema en el que se mueve como “pez en el agua”.

Desde ahorita es bueno que vayamos viendo de qué esta hecha cada persona que será candidata. Falta camino para llegar al 1 de julio, día de la votación, no nos dejemos engañar, analicemos qué es lo que más le conviene a nuestro México.

PUNTO Y APARTE

Esta semana que culmina, mi amigo Mario Mata Quintero tomó protesta como Diputado federal por el Séptimo Distrito, esto por la licencia de mi otro amigo Jericó Abramo Masso.

Mario, una persona emprendedora en los negocios de comida y entretenimiento, viene a seguir con el trabajo que hizo Jericó desde la Cámara de Diputados, enhorabuena por esta dupla que ha demostrado que con trabajo se pueden hacer muchas cosas.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2