×
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
05 Agosto 2017 04:00:00
541,000,000,000 de dólares en el banco
La cifra del título es lo que tenían (a marzo 31) conjuntamente en sus bancos Apple, Alphabet (Google y sus compañías), Microsoft, Amazon y Facebook (FB).

El poder de estos cinco gigantes digitales es enorme:

* Su valor de mercado alcanza $2.9 billones de dólares. Más o menos la suma del PIB de Corea del Sur y Rusia, que tienen 195 millones de habitantes. Imagine, en estas cinco empresas laboran apenas 660 mil personas.

* FB/Google acaparan el 60% de la publicidad digital en Estados Unidos (EU).

* Amazon representa la mitad del e-commerce en EU.

* De acuerdo con The Economist (TE), sus utilidades netas en el primer trimestre de 2017 sumaron 25 mil millones de dólares (mmdd).

Los “fabulosos 5” (F5) tienen negocios tan jugosos que el balance actual de sus activos e inversiones líquidas equivalen al 50% del PIB de México y a la suma del producto interno de Colombia y Chile.

Tradicionalmente, cualquier empresa exitosa usa deuda para financiar su crecimiento. Mmmm, no este grupo. De hecho, el “efectivo neto” (activos líquidos - deuda de largo plazo) de los F5 increíblemente se ubica en 366,000,000,000 de dólares.

Por eso los colosos se dan el lujo de invertir fuertes sumas para explorar grandes aventuras: inteligencia artificial, extender cientos de años el umbral de vida, robótica avanzada, vehículos autónomos, viajes espaciales, etc. Dinero y talento que buscan transformar dramáticamente nuestras vidas.

El semanario británico estima que los F5 invirtieron 100 mmdd en investigación y desarrollo tan sólo en 2016, tres veces más que hace apenas 5 años.

A pesar de estas inversiones y del retorno de dividendos (salvo Apple, el resto tiene una política limitada) a sus accionistas, la acumulación de activos líquidos de los F5 seguirá subiendo aceleradamente.

“La montaña crecerá por el alza explosiva de utilidades (sumarían 170 mmdd para el año 2020). El total conjunto de “efectivo neto” rondaría los 680 mmdd 3 años”, concluye la revista.

¿Por qué tener tanto dinero? Una razón son los impuestos: cerca del 80% de esta fortuna líquida está fuera de EU. Repatriarlos les costaría alrededor de 50 mmdd, una tasa impositiva cercana al 12 por ciento.

The Economist sugiere una razón estratégica adicional: para absorber algún shock, como un ataque cibernético o un cataclismo en los mercados financieros. Para esto calcula un índice de estrés.

Este indicador asume que la empresa tuviera que pagar en efectivo todos sus salarios de un año (recuerde, la compensación en las F5 incluye acciones), pagar todos los impuestos (incluyendo los de repatriación) y un año anticipado de tooodas las obligaciones contractuales. Vamos, una real prueba de ácido para una emergencia.

¿Sabe qué? Prueba superada. por mucho. TE calcula que aun incluyendo todos estos costos, el efectivo neto sumaría 380 mmdd para el año 2020. ¡Wow!

Francamente, creo que sólo quedan dos opciones lógicas. Primera, que la posible reforma fiscal del “Sr. Zanahoria” (cada vez tengo más dudas de que dé) cree condiciones para que los F5 repatríen sus fortunas y decreten dividendos masivos a sus accionistas.

Segunda, que veamos una megaola de adquisiciones de estas firmas para diversificarse a segmentos que les interesen: automotriz, comercio tradicional, medios masivos de comunicación, etc.

Y no crea que exagero cuando digo mega. TE estima que para que los gigantes se acaben su efectivo tendrían que invertir unos 300 mmdd anuales a partir de 2020. Imagine, esa cifra es 37 veces superior al promedio anual reciente invertido en adquisiciones por los colosos, ¡incluyendo los 19 mmdd que FB pagó por WhatsApp y los 13 mil que Amazon recién desembolsó por WholeFoods!

The Economist apunta también a una tercera posibilidad: a lo mejor el efectivo está para quedarse. “Quizá les guste esa póliza gigante de seguros contra la obsolescencia y la regulación”.

El temor de pasar de disruptor a víctima. Sin duda nos está tocando vivir tiempos muuuy interesantes, ¿no cree?

En pocas palabras:

“Regla #1: nunca pierdas dinero. Regla #2: nunca olvides la regla #1”. Warren Buffett, inversionista legendario.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2