×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
13 Abril 2018 04:00:00
60 paquetes
La verdad histórica de lo sucedido en Iguala y Cocula el 26 y 27 de septiembre de 2014, tan cuestionada porque no demostraría que “fue el Estado”, ha recibido una confirmación sorpresiva desde Chicago. Las autoridades estadunidenses captaron mensajes de Black Berry de líderes del grupo Guerreros Unidos en ese país que revelan que estos capos efectivamente pensaban que esa noche un grupo de Los Rojos estaba tratando de invadir su territorio. Los normalistas de Ayotzinapa, y al parecer otras personas, pagaron con su vida esta suposición.

Roberto Zamarripa señala en un artículo publicado en Reforma este 12 de abril que según estos mensajes entre 50 y 60 personas fueron secuestradas esa noche. Los sicarios de Guerreros Unidos tuvieron el auxilio de policías municipales de Iguala, Cocula y Huitzuco. Zamarripa, quien señala que tuvo acceso a transcripciones de esos mensajes, apunta que uno de los capos habla de “60 paquetes”, personas capturadas y posteriormente presuntamente asesinadas. Otro capo, Pablo Vega, habla una semana después de los que hechos que hay “50 chavos
desaparecidos”.

Los mensajes no apuntan que los estudiantes de Ayotzinapa hayan estado infiltrados por Los Rojos, pero sí confirman que así lo pensaban los líderes de Guerreros Unidos. Esto lo han señalado las declaraciones de los miembros de esta organización criminal detenidos en nuestro país por su participación en los hechos del 26 y 27 de septiembre.

Los líderes del movimiento de Ayotzinapa y sus aliados en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes y el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos afirman que los detenidos en México fueron torturados por lo que hay que liberarlos, aunque sean responsables de la muerte de los normalistas. Los mensajes de los ocho capos de Chicago ratifican que integrantes de Guerreros Unidos capturaron u ordenaron la captura de los normalistas por la policía de Iguala.

Las comunicaciones están en poder de la PGR y una parte de ellas fueron compartidas con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y con los representantes del movimiento de Ayotzinapa. Esto significaría que los líderes de este movimiento y de la CIDH estarían conscientes de que está confirmado que fue Guerrero Unidos, y no el Estado, el que ordenó la desaparición de los estudiantes. Es perverso así que exijan la liberación de los responsables del asesinato de los normalistas.

Hace tiempo se me dijo que existían estos mensajes de Black Berry, los cuales se han presentado como prueba en un juzgado de Chicago, pero nunca los he visto directamente. La información que tengo señala que uno de los mensajes se refiere a los normalistas con el comentario de que “Algunos ya están con san Pedro”. Otro dice: “Ya les dimos trámite”. Los mensajes, sin embargo, no señalan cómo se dispuso de los normalistas ni hablan del basurero de Cocula. Otro apunta que “No estuvieron los verdes ni los del estado”, en otras palabras, ni los militares ni la policía estatal. Los mensajes tarde o temprano serán públicos.

Esos mensajes confirman en lo esencial la llamada verdad histórica. Los normalistas fueron identificados como integrantes de Los Rojos. Fueron privados de la libertad con apoyo de policías municipales y entregados a Guerreros Unidos. Al parecer fueron asesinados. Quizá fueron hasta 60 “paquetes” los que desaparecieron de esta forma.

Mínimos

Insiste Ricardo Anaya que la forma de subir el nivel de vida de los mexicanos es subir por decreto el sueldo mínimo. No ha visto las estadísticas. En los últimos años el salario mínimo ha subido por arriba de la inflación, en cambio los sueldos promedio han bajado en términos reales.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6