×
Vicente Bello
Vicente Bello
ver +

" Comentar Imprimir
09 Junio 2018 04:00:00
A cuidar todos el sector automotriz
La insensatez de Donald Trump golpeaba en los territorios del Congreso mexicano. Y adonde golpeaba chisporroteaba. Cuando se trata de confrontar a Estados Unidos, el oficialismo desaparece, al menos en el discurso, o termina fundiéndose con la oposición hasta hacerse todos uno solo.

El turno del senador del PT Luis Humberto Fernández Fuentes: “Estados Unidos le declara la guerra comercial al mundo hace unas semanas, ¿qué es lo que pasó? Eliminó una excepción que se había puesto a todo el mundo, el tema de los aranceles.

“¿Pero qué significa esto? No solo es un arancel, es una guerra comercial a todo el mundo y es un regreso a 40 años del comercio internacional.

“¿Es deseable? Sí, sin duda. ¿Es saludable? Sí, sin duda. ¿Es suficiente? No lo sabemos”.

Y el apostille del senador: “Entonces la pregunta obligada es cómo debe de responder México a este tipo de acciones.

“Lo que no podemos obviar es la asimetría entre el tamaño de la economía de Estados Unidos y la mexicana entre la potencia diplomática y la potencia de influencia que tiene Estados Unidos y la que tiene nuestro país.

“Entonces frente a esta diferencia tan grande ¿una acción aislada es suficiente? No.

¿Creo que es necesaria? Sí. ¿Pero esto cambia la correlación de fuerzas? De ninguna manera.

“Entonces la respuesta más viable en este momento es entender que la agresión de Trump no es específica sobre México, fue contra todo el mundo, y a partir de eso creo que lo más saludable es empezar a ver una respuesta que sea efectiva, y el primer paso es construir una posición global y un debate internacional en beneficio del comercio libre y justo”.

El PAN, históricamente el más permisivo de los partidos políticos con las políticas de Estados Unidos, dijo en voz de Agustín Rodríguez Torres: “El momento que estamos viendo el día de hoy en el tema de aranceles, no nos debe únicamente preocupar el tema de los aranceles al acero y al aluminio, lo debemos de ver como un preámbulo de las afectaciones a futuro que pudiera tener nuestro vecino país.

“En Acción Nacional estamos preocupados por el tema arancelario en el que se corre un riesgo real de afectaciones a nuestro comercio internacional y a nuestra economía.

“La decisión de no extender las exenciones arancelarias, tanto a México como a Canadá, es producto por no decir ‘represalia’ del aplazamiento de las conversaciones del Tratado de Libre Comercio entre los tres países y en la prácticamente conclusión de las mismas por la falta de acuerdos ante la intransigencia de Donald Trump”.

Y el apostille del panista: “Sin lugar a dudas, la posición el gobierno del presidente Trump es una medida en extremo radical que es resultado de su visión proteccionista de la economía en un contexto global, donde el libre comercio y el aprovechamiento de ventajas competitivas y los tratados comerciales entre diferentes países imperan.

“La medida tomada por aquel gobierno impactó de forma inmediata el tipo de cambio.

Nuestra moneda hasta hoy se ha depreciado un poco más de 3 por ciento, valor que está muy cerca de alcanzar su máximo histórico desde el 2015.

“Y ante la posición el Gobierno de Estados Unidos, celebramos que la reacción del Gobierno mexicano no se hizo esperar. Y en días pasados a través de la Secretaría de Economía, se publicó en el Diario Oficial de la Federación una lista de diversos productos estadounidenses que serán sujetos a nuevos aranceles, que incluyen un 20 por ciento a importaciones definitivas.

“Los aranceles se impondrán a productos como la lámina, piernas y paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, quesos, entre otros, por un monto equiparable al nivel de afectación que causará la decisión de la administración de Donald Trump.

“Pero en Acción Nacional, vemos con preocupación que estas medidas de Estados Unidos sean el preámbulo para imponer impuestos a la industria automotriz nacional.

“Esa ha sido una de las principales obsesiones de Donald Trump en su permanente ataque contra México. Y si no protegemos nuestra industria corremos el grave riesgo de perjudicar al sector automotriz, el cual representa alrededor de una tercera parte de todas las exportaciones de nuestro país”.

Entonces cerró los posicionamientos el priísta Arturo Huicochea Alanís, suplente, ahora propietario, de la diputación que tenía César Camacho Quiroz, el hombre de Peña Nieto en San Lázaro: “Desde el inicio de su administración, el presidente de los Estados Unidos ha sostenido una actitud hostil y prepotente. Deshonra al pueblo y a la historia norteamericanas.

“En contraste, nuestro gobierno ha privilegiado el diálogo y la negociación. Frente a los embates viscerales de allá a acá, se ha mostrado madurez y respeto; y de cara a la amenaza constante nuestro gobierno ha defendido nuestra soberanía y dignidad nacionales.

“Argumentando que la importación de aluminio y acero de Canadá, la Unión Europea y México, como explicó muy bien hace rato el senador Héctor Larios, argumentando que eso representa una amenaza para la seguridad nacional estadounidense, Trump impuso aranceles a nuestras exportaciones de acero y aluminio.

“Por eso respaldamos las medidas arancelarias y no arancelarias aplicadas por el Ejecutivo Federal, para suspender el trato preferencial y el incremento de las tasas del impuesto general de Importación a diversas mercancías originarias de Estados Unidos de América, las cuales deberán permanecer vigentes hasta que ese país haya dejado de aplicar las injustificadas tasas a productos de acero y aluminio originarios de México”.

Y concluían en el Legislativo mexicano. Pero Trump no deja de hablar.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2