×
Lariza Montiel
Lariza Montiel
ver +

" Comentar Imprimir
30 Octubre 2017 04:00:00
A solo un mes
30 de noviembre es la fecha límite para que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dicte el fallo final sobre la nulidad de la elección al gobierno de Coahuila. 

Han pasado casi cinco meses desde que concluyó la campaña y se celebró la jornada electoral que documentó el fraude más grande de la historia de nuestro estado. 

Todos los que en ella participamos somos testigos de que el resultado que se dio a conocer, tras un recuento de votos desaseado,  no correspondió al sentir ciudadano expresado en las urnas aquel 4 de junio. Miguel Ángel Riquelme Solís no ganó las elecciones. 

Desde el siguiente día de la elección, la inconformidad social trajo consigo la solidaridad entre los cinco contendientes más importantes y dio origen al movimiento #CoahuilaDigno.

Esta causa, aglutina desde entonces a todos los que nos sentimos agraviados, de mucho tiempo atrás, por el actual gobierno, pero que a partir del atraco electoral que vivimos, decidimos gritar y exigir y actuar hasta lograr poner fin a la negra etapa que ensombrece a los coahuilenses. 

De entonces a ahora han sido mega marchas, acciones legales, manifestaciones, caravanas y redes en medios digitales las que han mostrado al país entero que no somos uno, ni somos cien, que somos muchísimos más de los supuestos votos con los que se pretendió justificar un triunfo para el candidato del PRI-Gobierno, pero que además estamos en pie de lucha y no perdemos el seguimiento a todos los movimientos que nos llevarán a tener justicia como pueblo. 

Las innumerables acciones emprendidas en el espacio jurídico y las propias de las autoridades electorales, han marcado con un vaivén melodramático la espera de alcanzar finalmente nuestra aspiración. 

El INE (Instituto Federal Electoral), a través de las discusiones en su Consejo General, ha logrado un poco de la reivindicación que como ciudadanos necesitamos de las autoridades que tienen a su cargo actividades tan relevantes como una elección. 

Por otra parte el TRIFE (Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación) ha dado muestra de cómo un colegiado de primer nivel puede aún ser sometido a intereses políticos y dejar de atender el clamor de miles y miles de ciudadanos. 

Pero no bajaremos la guardia, no dejaremos de insistir en que los magistrados que tienen en este momento la gran responsabilidad de resolver el futuro de Coahuila y su gente atiendan a la verdad de lo vivido. Seguiremos llamando a su consciencia y esperando por su valentía. 

Evidentemente, el sistema gubernamental, que aún sigue coleteando en pro de su permanencia, tiene las manos metidas en el litigio de esta elección. 

Evidentemente lo acontecido hasta ahora no es producto de la casualidad sino de una lucha decidida que los líderes de #CoahuilaDigno han sostenido con todas las herramientas a su alcance. 

Por todo ello, el resultado que estamos esperando y que estamos a tan solo un mes de obtener, no debe ser otro que la decisión de anular los “resultados” oficiales de la pasada elección y ordenar se realice una nueva que garantice el respeto a los votos de la mayoría de los coahuilenses. 

Mis amigos, este mensaje es una invitación para que no perdamos la fe, no desviemos el rumbo, y no doblemos nuestros brazos que hoy se alzan exigiendo justicia. 

Solo falta un mes! 

Lariza Montiel Luis
Sígueme en redes de Facebook y Twitter @LarizaMontielLuis
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2