×
Blanca Esthela Treviño de Jáuregui
Blanca Esthela Treviño de Jáuregui
ver +
Blanca Esthela Treviño de Jáuregui, esposa, madre y abuela, proyecta a la mujer como formadora de valores, forjadora del carácter de los hijos y eje de la vida familiar. Su principal aportación como escritora es salvaguardar el bien común en todos los sentidos posibles a través del planteamiento de lo que es realmente femenino: el mejorar a la sociedad desde una perspectiva práctica, inteligente y comprometida con la tarea de revolucionar al mundo desde el interior de la institución familiar. Oriunda de Piedras Negras, siempre ha vivido en ésta ciudad. Correo Electrónico: [email protected]

" Comentar Imprimir
28 Enero 2018 04:00:00
Abejitas en el barril
Encerradas en un barril, muy tranquilas, muy tristes, muy aburridas; las abejitas dejaban pasar el tiempo sin saber si era de día o de noche; siempre en la obscuridad. Pero un día, una de las abejas descubrió un rayito de luz muy tenue y lo siguió hasta el exterior. El sol la deslumbró: ¡Todo era hermoso! ¡La belleza del mundo no tenía límites! Los árboles, las flores, el césped, el riachuelo que corría sin fin, el canto de los pájaros, el cielo, las nubes. La abejita se extasiaba ante los encantos y el resplandor de la naturaleza… ¡El mundo le fascinó!

Regresó al barril a contarles a sus compañeras del Paraíso que había encontrado e invitarlas a salir. Unas dijeron que no, que ahí estaban bien, otras dijeron que sí, pero en otra ocasión, porque tenían miedo. Algunas dijeron que tenían flojera. Otras la siguieron y quedaron deslumbradas por la belleza y la libertad que ahora disfrutaban.

Resultó que un día aparece una tormenta en el firmamento; los rayos, los truenos y el chubasco las llenaron de temor: Unas, asustadas, regresaron al barril, otras se escondieron en otros barriles peores del que habían salido, pero hubo unas que se quedaron y decidieron enfrentar las tormentas y los miedos: Era demasiado maravilloso el mundo para huir de él.

Como las abejas, los mexicanos tenemos miedo… Dicen los psicólogos que nos hemos habituado al pesimismo, y las cadenas de hábito son generalmente demasiado débiles para que las sintamos hasta que son extremadamente fuertes para que nos animemos a romperlas. El miedo hace a las personas creer lo peor en todas las circunstancias; así pues, la depresión se instala, impidiendo la voluntad de acción. El peor fracaso es la pérdida de entusiasmo. Nunca se despoja tanto a los ciudadanos como cuando se les roba la esperanza en el futuro.

Para romper las cadenas del miedo se necesita una mente sosegada, instruida. Nuestro país exige de nosotros alta fidelidad en el mirar, sentir, hablar y actuar y, especialmente en el comunicar. Los ciudadanos debemos exigir a nuestros representantes y a las instituciones gubernamentales información verídica en cuanto al origen de la presente crisis. Existe un vacío de conocimiento de la realidad que vivimos. Los medios de comunicación no expresan las causas originales de los problemas que nos oprimen, solo las consecuencias.

El Mal que nos aqueja nos ha llevado la delantera: utiliza los medios de comunicación para exhibir los aspectos negativos de nuestro país. Utiliza en forma seductora y alucinante toda la creatividad de la era tecnológica para magnificar la problemática de México.

Aunque un buen número de nuestras instituciones promueve e informa en tecnicolor los logros que se han tenido en diferentes áreas de desarrollo, a la vez, muy guardadito, oculta todas las desventuras de los ciudadanos.

El Bien debe aprender a promocionarse debidamente en los medos de comunicación, en películas, canciones, libros, obras de teatro. Está aún en pañales. Debe salir del barril y promocionar los verdaderos valores mexicanos para que millones de personas se enamoren de él y deseen vivir de otra manera. Así seremos libres y responsables, sin necesidad de incrementar las fuerzas armadas.

Los mexicanos estamos sentados en la Tierra Prometida. Debemos levantarnos de nuestras poltronas y superar nuestro pesimismo. Si aportamos nuestro potencial para el bien de la nación en forma atractiva y fascinante, habremos encontrado la llave para crear un país renovado y familias felices. Cada uno de nosotros buscará la manera echando a volar su imaginación y su individualidad. ¡Buena suerte!

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 1
5 6 7 8 9 0 1 2