×
Verónica Marroquín
Verónica Marroquín
ver +

" Comentar Imprimir
05 Agosto 2018 04:05:00
Abriendo puertas
Mis queridos amigos: pues ya de regreso a la realidad como se dice, ya los hijos entran a la respectivas escuelas y universidades y muchos de nosotros a las actividades que en este mes de julio dejamos descansar un poco. Se necesitan vacaciones y luego descansar de ellas.

Yo muy contenta y muy agradecida amigos, verán, tengo la bendición de contar con amistades de primera, esto quiere decir de almas grandes, como mi querida amiga Rosy Amelia, que me invitó generosamente a pasar una semana en San Antonio, Texas.

Disfrutar de la compañía de las bellas amigas es algo que nos llena de gozo el alma sin duda, esa disposición y cariño de que al pasar el tiempo los lazos afectivos son aún mayores, y ¡¡que bonito!! Gracias hermosa Rosy y a Saúl por sus finas atenciones en todo momento, Dios los bendice abundantemente. Les mando un especial abrazo y mi cariño. Estuve muy feliz.

Estando acá, pues les cuento que como soy una veleta de Dios, a donde me indique que vaya yo voy si es su voluntad, él abre puertas y caminos y los cierra también, pero hay que ser dóciles a su llamado, tener esa sensibilidad y la intuición desarrollada para discernir que hacer, hacia dónde ir, dejar de lado los miedos que sólo bloquean el progreso y oportunidades.

Por acá, platicando entre amistades, pues todos en algún momento, o en algunos momentos de nuestra vida, necesitamos apoyo, ayuda, es muy sano solicitarlo, y mejor aún profesional en la materia. Es bello platicar a las amigas y amigos lo que nos sucede, pero ellos no pueden intervenir, sólo escuchar y acompañar, porque muchos de ellos están peor que uno, cargando y sorteando situaciones de vida también. Así que en ocasiones empiezan los benditos consejos, de buena fe, claro, pero no es sano, ya que jamas un caso será igual que otro, nunca, porque obvio somos seres distintos en nuestro pensar y actuar. Cada situación de vida es muy particular, y luego hay problemas entre amistades y familia, por tratar de ayudar, como se dice: sale peor el remedio que la enfermedad, así que “ la recomendación es” acudir con un terapeuta y dejar a las amistades y familia para el disfrute y compañía. No para tratar de que resuelvan nuestra vida, si ellos no han podido revolver la propia, y no es el papel de nadie tampoco. Y bueno como en todo el mundo hay necesidad de ayuda, pues Dios me trajo hasta Texas, bendecida de contar con amigas queridas y me abren las puertas de su amoroso hogar y tienden la mano y me han recomendado, yo por mi parte, poniendo un granito de arena, dando terapias y conferencias de temas de importancia y necesidad que cada grupo o comunidad tenga. Así que amigos queridos, si tienen familia en San Antonio que necesite ayuda, pues aquí está mi número celular para que se lo proporcionen con todo gusto, deseando poder ayudarlos, y organizar mis idas allá para terapias y conferencias.

Y a mi querida amiga Zoraida también mi agradecimiento por sus bellas atenciones, de igual forma ella amiga de la licenciatura, cuando años ya mi Zory, bendiciones abundantes para ti y tu familia, la vida nos vuelve a reunir.

Y bueno, conociendo lugares hermosoS por acá, así como bellos pacientes.

Hay un hotel Emma que fue una cerveceria muy importante allá, y ahora con la bella restauración quedó bellísimo de verdad, y la atención de quienes trabajan ahí, bueno pues qué les puedo decir, finas atenciones de amigos muy queridos de la infancia. Sergio, gracias por tu finas atenciones y hospitalidad. Qué gusto coincidir de nuevo.

Y así amigos queridos, empezamos otra etapa con la alegría de nuevos retos y horizontes. Agradezco su confianza siempre a mis pacientes, Dios los bendiga, un abrazo fraterno, su amiga Veronica, Diosito por delante.

Consultas
Previa cita
844227066
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2