×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
26 Agosto 2017 04:00:00
Abuelos adorables
Aunque es el mes de agosto el elegido o designado para celebrar El Día del Abuelo, realmente creo que todos los días y todos los meses son realmente de ellos, de esos adorables personajes que son el pilar de cada familia.

Tuve la dicha de conocer a mis abuelos, de disfrutar su cariño inmenso, sus apapachos que aún disfruto recordar, como si el tiempo no hubiera transcurrido pero que inexorable pasa más rápido de lo que uno quisiera.

Tuve la gran bendición de Dios de tener unos abuelos adorables, como seguramente son todos ellos.

Cómo no recordar las visitas frecuentes, los paseos, las navidades donde procurábamos estar todos reunidos. Cómo no sentir en el corazón todo ese amor sincero y desinteresado que un día recibí de niña pero también siendo grande.

¡Cuánta gratitud! Sin duda mucho debemos a nuestros amados abuelos.

El tiempo transcurre sin sentir o quizás mejor dicho, sin detenernos a reflexionar. Un día vemos a nuestros padres convertidos en abuelos y se repite la historia de amor, de dar a manos llenas.

Los vemos desbordarse en atenciones, en apapachos y en complicidades con nuestros hijos, sus nietos.

¡Qué maravilla! No hay duda que en cada etapa de la vida tenemos una misión. La misión de los padres es educar, formar a los hijos, apoyarlos cuando sea necesario. Y créame que un hijo siempre va a necesitar de sus padres, no importa la edad que se tenga. Un consejo, una conversación, los padres siempre estarán ahí, para sus hijos.

En los padres recae la gran responsabilidad ante Dios de formar buenas personas. Es a través de la educación con valores y principios morales como habrán de conducir a los hijos. De esa manera les estarán dando las alas con las que un día habrán de emprender el vuelo. Con amor y paciencia les enseñarán a volar.

Los abuelos, por su parte, con la sabiduría adquirida a través de los años, habrán de ayudar a sus hijos en tan noble tarea: La de educar. Lo harán con discreción porque están conscientes que para ellos es el momento de disfrutar la llegada de los nietos. Es la etapa maravillosa de revivir aquellos instantes cuando llegaron los hijos, aunque ya con mayor tranquilidad. La emoción de tener en los brazos un nuevo ser y dar gracias a Dios por permitir compartir ese momento de felicidad con los seres que más ama, es algo que no se puede describir.

Y muy pronto llegará el momento de hacer magia, de sacar del “baúl de los recuerdos”, convertido en memoria, tantas anécdotas ahí guardadas. Contar con lujo de detalles las historias familiares que solo ellos, los siempre amorosos abuelos saben expresar.

Y el tiempo que no se detuvo, un día nos convirtió en padres y recordamos a nuestros queridos abuelos; los visualizamos como los conocimos para contarles a nuestros niños cómo eran. Árboles fuertes que dieron frutos, buenos frutos porque siempre estuvo alguien al pendiente, vigilante de la educación en casa.

Dejaron huella en cada familia. Por eso vemos a familias reunidas en una fecha especial, llegando de diferentes puntos del país. Diferentes generaciones de un árbol que dio frutos. La unidad que practicaron en familia y que transmitieron, se siente y continúa.

Dios nos ha permitido, afortunadamente muchos de nosotros vivir con alegría y disfrutar a nuestros amados abuelos, a los que siempre recordaremos con inmenso amor y gratitud por todo lo que un día nos dieron: Su inmenso amor.

La generosidad de Dios no tiene límites, agradecida estoy con El por haberme concedido la alegría de conocer a mis nietos. Disfrutarlos y apapacharlos como un día mis abuelos lo hicieron conmigo.

Dios bendiga a nuestros cariñosos y siempre recordados abuelos. Quien tenga la dicha de tenerlos aún, disfrútenlos. Ya verán que a pesar del tiempo transcurrido, ellos estarán siempre presentes en los detalles, en los recuerdos, en el amor de una familia.

Feliz Día del Abuelo.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2