×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
15 Diciembre 2017 04:00:00
Adiós Isidro
Isidro López Villarreal rindió su Cuarto Informe de resultados el pasado 13 de diciembre. “Nos vemos el próximo año”, señaló el todavía Alcalde, al concluir el mensaje que ofreció tras la presentación del mismo. Chilo aclaró que le será difícil dejar su encargo, dado que él está muy enamorado de la Alcaldía, por lo que sin duda buscará ser candidato para el cargo en los comicios electorales del próximo año.

Para Isidro volver a postularse para la Alcaldía en el proceso electoral del 2018, no significará la reelección continua en el cargo, dado que entre la culminación de esta administración municipal y el inicio de la nueva administración, se encuentra la administración que encabezará el priista Manolo Jiménez.

Volviendo al punto: ¿qué le hace pensar al indolente alcalde Isidro López que existe la remota posibilidad de que los saltillenses le volvamos a elegir como nuestro alcalde?

Es evidente que para Isidro los cuatro años de su tortuosa administración no fueron suficientes, como para que los ciudadanos lamentáramos el haberlo elegido; para nadie es oculto que la administración municipal saliente dedicó su tiempo en implementar acciones meramente recaudatorias, el programa excesivo, ilegal e inquisitorio de las fotomultas –como primera acción sobresaliente del Alcalde– fue sólo el anuncio de la principal característica del actual Ayuntamiento, ya que como compensación ante la imposibilidad de seguirlas cobrando, el alcalde permitió todo tipo de excesos por parte de la Policía Municipal, la cual se encargó en todo tiempo de atiborrar las cárceles municipales todos los fines de semana, arrestando sin motivo suficiente a cuanto ciudadano se cruzaba en su camino, con el único propósito de sacarles el pago de elevadas multas por cualesquier causa.

Como empresario, Isidro hizo que todos los servicios que se brindaron a la ciudadanía, se convirtieran en jugosos negocios, por lo que, taxistas, comerciantes ambulantes, comerciantes establecidos, los locatarios del mercado Juárez y todo aquel ciudadano que necesitara realizar algún trámite, sintieron la voracidad del Munícipe y sus directores, mismos que jamás vacilaron en cobrar peso a peso por cualquier servicios brindado en nombre del Ayuntamiento, como tampoco lo hicieron al momento de imponer sanciones a quien opusiera resistencia al cooperar con la causa.

Así que, la aseveración del Alcalde cuando en 2013 decía: “Vamos a liberarnos de los gobiernos corruptos, nosotros somos el cambio”, se convirtió en su primera promesa de campaña incumplida, ya que, casos como el del director del Centro Integral de Administración y Planeación (CIAP) de Saltillo, Jorge Salcido Urroz, el del extesorero Adrián Ortiz y hasta el de la sustracción de los documentos de las finanzas del municipio en últimos días, marcaron desde el inicio la imagen de su regencia.

Poco o nada bueno, pudo informar el Alcalde como resultado de su gestión, la cual a todas luces podrá ser calificada –en el mejor de los casos– como igual de mala que las pasadas, aunque a decir verdad en esta, la voracidad de los funcionarios municipales no tuvo comparación.

Adiós Isidro, los saltillenses te deseamos la mejor de la suerte en tus negocios y que logres olvidar esta mala etapa de político en tu vida… la cual, los saltillenses, bastante sufrimos.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2