×
Sonia Villarreal
Sonia Villarreal
ver +
Licenciada en Ciencias de la Información y Comunicación. Regidora en el Ayuntamiento de Piedras Negras. Secretaria General del Comité Municipal del PRI. Secretaria Técnica del Ayuntamiento. Directora General de Desarrollo Social en el Municipio. Directora del Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Secretaria de la Secretaría de las Mujeres en el Gobierno del Estado de Coahuila de Zaragoza. Actualmente Diputada Local por el XVI Distrito Electoral, y Presidenta del Comité Municipal del PRI.

" Comentar Imprimir
02 Septiembre 2017 04:00:00
Adopciones
El pasado mes de agosto, el gobernador del estado envió al Congreso, una iniciativa para reformar la Ley de la familia en materia de adopciones. Hasta ahora, la Ley precisaba que el proceso de adopción, solo podía ser otorgado ante la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia (PRONIF), excluyendo la posibilidad de realizarlo ante autoridades jurisdiccionales, sin embargo, considerando las disposiciones de diversas leyes estatales en materia de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, el consentimiento podrá ser otorgado ante la Pronnif o ante el juez, y surtirá todos sus efectos legales, sin que se requiera su posterior ratificación ante la presencia judicial.

En la Ley de la Familia, queda establecido que se escuche y tome en cuenta la opinión de niñas, niños y adolescentes de acuerdo con su edad, desarrollo evolutivo, cognoscitivo y grado de madurez; que se asesore jurídicamente, tanto a quienes consientan la adopción, como a quienes la acepten, a fin de que conozcan los alcances jurídicos, familiares y sociales de la misma y que se verifique que la adopción no sea motivada por beneficios económicos para quienes participen en ella.

Aunque nunca han estado permitidas, con la reforma se ratifica que está prohibida la práctica de adopciones privadas, entendiéndose como tales las acordadas directamente entre los padres biológicos y los padres adoptivos. No obstante, los padres biológicos podrán proponer a los posibles padres adoptivos, lo cual se encontrará supeditado, invariablemente, a la determinación de idoneidad de los mismos y al interés superior de la niñez. No será considerada como privada la adopción realizada entre parientes consanguíneos, ascendientes o colaterales, hasta el tercer grado.

La Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia será, en su caso, la autoridad facultada para promover la adopción de las niñas o los niños adoptables que se encuentren en los centros o lugares de internamiento, públicos o privados.

Las niñas o niños que durante el procedimiento se demuestre que no cuentan con la madurez necesaria para proponer cuál de las personas que originalmente mantenían su guarda debe hacerse cargo de ellas o ellos, quedarán al cuidado de quien resulte idóneo considerando el interés superior de la niñez.

Por el contrario, cuando se demuestre que cuentan con la madurez necesaria, podrán proponer cuál de las personas que originalmente mantenían su guarda debe hacerse cargo de ellas o ellos y si éstos no proponen, la autoridad judicial decidirá, para determinar sobre la madurez de las niñas o los niños se atenderá a su capacidad para comprender el asunto, sus consecuencias y el hecho de formarse un juicio o criterio propio.

Por otra parte, considerando los criterios emitidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, así como prevenciones en materia de igualdad de género, se propuso suprimir las referencias a la edad específica de una niña o niño como circunstancia para decidir cuál de los padres tendrá su guarda y custodia.

En lo personal, me parece que de aprobarse esta iniciativa tendrá alcances extraordinarios, porque cientos de parejas ven en la adopción una posibilidad para concretar sus sueños de paternidad, con un procedimiento claro, preciso y apegado a la legalidad …Y tú ¿Qué opinas?
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2