×
Ricardo Torres
Ricardo Torres
ver +

" Comentar Imprimir
05 Agosto 2016 04:00:38
Agravantes
Estas son las apreciaciones del autor sobre el caso Alejandra Valdés Avalos.

Con motivo de las declaraciones que hace la juez María Antonieta Leal Cota, titular del Juzgado de Primera Instancia en Materia Penal del Sistema Acusatorio y Oral, respecto a la causa por la cual justificó haber dejado en libertad con brazalete a la responsable del percance.

Remitiéndose a la audiencia oral en la cual asegura que no se hace alusión por parte de los fiscales del Ministerio Público a la agravante de estar conduciendo la responsable en un estado de ebriedad completo, es por demás factible por las siguientes causas:

En el Nuevo Sistema Penal Acusatorio, el juzgador no tiene conocimiento de la carpeta de investigación, sino hasta el momento en que se celebra la audiencia de control y/o vinculación a proceso, por lo que en el caso de que el ministerio público o la defensa no mencionen las agravantes de la conducta de la responsable en esta audiencia oral, el juez de control no tendrá conocimiento de la misma, esto a pesar de que en la carpeta de investigación existan todas las pruebas que agraven o incriminen al inculpado, incluso las que atenúen la culpabilidad del mismo.

Es decir, en el caso que nos ocupa, si en verdad existiera en la carpeta de investigación un dictamen pericial toxicológico o de alcoholemia y el ministerio público es omiso en mencionarlo de manera oral en la audiencia de control, el juez se encuentra imposibilitado para acreditar dicha agravante por desconocerla

Ahora bien, debemos mencionar a la ciudadanía, que en nuestro Código Penal estatal los delitos de lesiones y homicidio culposo, por muy agravados que estén, no ameritan prisión preventiva, incluso esta medida de prisión preventiva por la comisión de estos delitos tampoco es contemplada en la Constitución, ni en el Código Nacional de Procedimientos Penales, por lo que sería infundada la aplicación de esta medida cautelar.

De igual forma debemos aclarar que en este nuevo sistema penal la figura de libertad bajo fianza no existe, ya que este se rige bajo el principio de presunción de inocencia del inculpado, como principios básicos del nuevo sistema acusatorio.

Sobre los motivos por los que el ministerio público no ofreció como dato de prueba el dictamen pericial, podemos concluir que sea parte de los errores que se han venido cometiendo en este proceso de adaptación del nuevo sistema, ya que los ministerios públicos no dominan aún el mismo, o porque de manera deliberada el mismo fiscal no lo consideró importante, a pesar de su importancia, puesto que para efectos de la reparación del daño va a ser la misma con o sin agravantes.

Aunque debo reconocer que, de llegar el procedimiento hasta la sentencia condenatoria, el no haber mencionado esta agravante por el MP traerá grandes beneficios a la responsable en cuanto a los años de pena o beneficios, por lo que tampoco se podría descartar de plano que el ministerio público se haya corrompido con la
defensa.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add