×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
27 Abril 2018 04:07:00
Alarma en la frontera
Coahulia es uno de los estados donde el candidato de la coalición Todos por México (PRI, Verde, Nueva Alianza), José Antonio Meade, podría adelantar por una nariz a AMLO, de Juntos Haremos Historia (Morena, PRD, Encuentro Social), y a Ricardo Anaya, de Por México al Frente (PAN, PRD, Movimiento Ciudadano). La tendencia no es perceptible a escala regional, pues la segunda circunscripción, formada por Aguascalientes, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas, es la única de las cinco donde Anaya encabeza la intención de voto, sólo por un punto porcentual. En las otras cuatro AMLO lleva la delantera por suficiente margen, excepto en la quinta, donde supera al panista sólo por dos puntos (Reforma, 18.04.18).

El PRI perdió Coahuila en 2012 con el PAN, pero el Verde y Nueva Alianza le sacaron las castañas del fuego y Peña pudo remontar. Hoy las cosas son distintas por el efecto AMLO, pero aun así, espera entregar buenas cuentas a Meade, cuya visita a Saltillo, Ramos Arizpe, Arteaga y Monclova la dedicó a contar lo bueno, como pide el presidente Peña Nieto, y lo malo de AMLO. El candidato contrastó la violencia en los estados gobernados por otros partidos con la tranquilidad donde el PRI lleva las riendas, como Coahuila, con Miguel Riquelme.

Sin embargo este jueves, antes de la presentación del Plan Estatal de Desarrollo 2017-2023, un mensaje de WhatsApp en el sentido de que “las condiciones del Estado son seguras, al momento no se han reportado situaciones o percances que alteren el orden en el municipio de Piedras Negras, ni en ninguna de las 5 regiones”, volvió a poner a muchos los pelos de punta, debido a la falta de información sobre las causas del aviso.

El exhorto del secretario de Seguridad Pública, José Luis Pliego Corona, a la comunidad, para “comunicarse al número de emergencia 911, si existe alguna alerta”, aumentó la zozobra. Máxime cuando recomendó “evitar caer en falsas alarmas” y, acaso para tranquilizar a la ciudadanía acerca de un peligro conocido sólo por el Gobierno, “Comentó que el trabajo coordinado entre las corporaciones de los tres órdenes de gobierno pemiten (sic) la detección de situaciones de riesgo y actuar con oportunidad. Pliego Corona aseveró que se tomarán todas las medidas correspondientes para mantener a Coahuila seguro”, dice el texto.

¿Por qué la urgencia? ¿Había ordenado Trump invadir México? ¿O “El Bronco” amenazaba con empezar en Coahuila a cortarle las manos los políticos venales? Nada de eso. La alerta la provocó la captura, el viernes pasado, en Acuña, del supuesto narcotraficante colombiano Víctor Cantera, cuyo nombre no ha sido confirmado. El FBI le pisaba los talones desde hace 5 años. La PGR tiene indicios para suponer que la banda se estableció en Coahuila para comerciar droga en la frontera de México y Estados Unidos, según una nota de Zócalo Saltillo. El sudamericano fue capturado en flagrante, pues portaba un kilo de cocaína y otro de heroína. En el operativo participaron agentes federales, estatales y municipales, “en coordinación con el Departamento de Inteligencia del FBI”.

Zócalo informa, asimismo, que un traficante de piezas arqueológicas –también colombiano–, detenido en el aeropuerto de Torreón en una fecha no especificada, fue condenado a 2 años de prisión y al pago de una multa de 2 mil unidades de media (UMA), equivalentes a 161 mil 200 pesos. Fuera de eso, en Coahuila no hay motivo de preocupación, excepto para el PRI y su candidato presidencial.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2