×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
22 Marzo 2019 03:48:00
Algo estamos haciendo mal
La historia que parecía ser un triste abandono de un recién nacido, ocurrida en la presente semana en Saltillo y que circuló como reguero de pólvora en las redes sociales, dio un giro inesperado al establecerse que la menor de 15 años, quien inicialmente dijo que encontró a la bebé afuera de su casa, es en realidad la mamá.

De una manera, por mi trabajo en la secretaría de Salud, estuve al tanto de los acontecimientos que se dieron alrededor de esta –que podemos llamar La Rosa de Guadalupe Saltillense– algo triste y de novela, que en verdad se dieron (ya veo por qué existen ese tipo de “novelas”).

La adolescente dio a luz en su propia habitación la madrugada del domingo, luego de ver una serie de tutoriales en YouTube para atender su parto, y entregó a la bebé envuelta en una sábana a su mejor amiga, quien luego regresó para entregársela a la madre adolescente y así simular el supuesto abandono.

Pasaron nueve meses sin que los padres de la menor de 15 años se dieran cuenta de que estaba embarazada… se dice que la menor hizo toda la “novela” con el objetivo de evitar el regaño de sus padres.

Fue un sangrado irregular y abundante tras un parto mal atendido lo que puso en alerta a la familia de la menor, por lo que fue trasladada al Hospital General de la capital saltillense, mientras que la recién nacida permanece bajo observación en el Hospital del Niño y está bajo el resguardo de la Procuraduría de los Niños, las Niñas y la Familia (Pronnif).

Hay personas que nos preguntamos sobre el padre de la bebé y versiones periódisticas dicen que es un menor de edad, al parecer originario de la Ciudad de México.

Independientemente de como se dieron las cosas, a un servidor le llaman la atención varias situaciones que, sin justificar este hecho, nos habla de que como sociedad, algo estamos haciendo mal.

La comunicación hoy en día, entre padres e hijos, debe de fortalecerse, sin duda.

Como papás, debemos de estar atentos a lo que hacen nuestros hijos, con quién se juntan, de qué hablan, orientarlos sobre distintos temas, los hijos no tienen la culpa de los problemas o acciones que pueden cometer los adultos, de ahí que debemos estar atentos a todo lo que sucede en el entorno.

Otra cuestión en la que debemos de estar muy alerta los papás, es el internet y las redes .

Ya vemos a qué grado llega a “influir” (toda la tecnología) en los menores, hasta para tomar un tutorial en YouTube de ¡como ser partera!

El internet y las redes sociales, son una buenísima herramienta si sabemos utilizarla para bien, los niños y niñas hoy en día crecen con eso, ¿qué nos queda? orientarlos y estar atentos a lo que ven y navegan, no dejarlos a la deriva, en buen plan.

Todo lo anterior, muchos ya lo habrán escuchado o platicado, ¿pero lo ponemos en práctica?, lo único que yo quiero como papá, es que tengamos una mejor niñez, que los jóvenes no cometan tantos “disparates”, pero los adultos, los padres, debemos de poner nuestro grano de arena, lo sucedido con la menor que inventó la historia que les cuento es real y nos debe de poner en alerta, sin duda.

PUNTO Y APARTE

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que los servidores públicos no deben bloquear en sus cuentas de Twitter a los ciudadanos que los siguen, pues se vulnera el derecho de acceso a la información.

Por unanimidad de cuatro votos, la Segunda Sala respaldó el proyecto presentado por el ministro Eduardo Medina Mora, que ampara a un periodista contra el bloqueo en Twitter para seguir la cuenta del fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler.

“Al ser una persona pública y particularmente un funcionario público, su derecho a la intimidad se ve desdibujado en aras de favorecer el derecho a la información. Esto es así porque los temas de interés general, como los relacionados con el desempeño de su gestión gubernamental, están sometidos a un fuerte nivel de escrutinio por parte de los medios de comunicación y la sociedad”, sostuvo la Sala.

Se explicó que es posible que “comportamientos abusivos” puedan ocasionar una medida de restricción o bloqueo justificada, pero para que ésta sea válida será necesario que dichas expresiones o conductas se encuentren excluidas de protección constitucional.

La mejor opinión de esto la tiene usted amable lector, buen fin de semana. ¡Ánimo!
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2