×
Guillermo Robles Ramírez
Guillermo Robles Ramírez
ver +
Licenciado en Comunicación en la Universidad Iberoamericana Plantel Laguna, Posgrado el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey Campus Monterrey, Director General de la Agencia de Noticias SIP, Premio Estatal de Periodismo en el 2011 y 2013 en la categoría Columna de Opinión, reconocimiento de labor periodística de la Unión de Periodistas del Estado de Coahuila.

" Comentar Imprimir
03 Agosto 2017 04:00:00
Ambos son un peligro
Mucho se ha hablado sobre el calentamiento global. Todos sabemos que va en aumento y podríamos definirlo en resumen que se trata del aumento de la temperatura de la superficie de la tierra y los océanos.

Sus causas se nos han “enseñado”, que es causado en su mayoría por la misma industrialización, la tala clandestina o exagerada de zonas boscosas, es decir, la emisión de dióxido de carbono al medio ambiente causado por la quema de combustibles como el petróleo, gas, queroseno, etc., ha provocado un incremento dramáticamente en las últimas décadas.

Las consecuencias sobre el problema del calentamiento global lo hemos visto más en redes sociales y también en noticieros en donde los niveles del mar están aumentando debido a la expansión térmica de los océanos, a parte de la fusión de las masas polares.

Cada año estamos experimentando cómo ha fortalecido la potencia de los huracanes, así como sus tormentas y solo basta con “googlear” los desastres que éstos mismos han causado en ciudades o estados en todo el mundo.

Bajos estos argumentos que se nos han enseñado sobre qué ha causado el calentamiento global; la lógica diría que el usar menos los vehículos, o bien entrar a un programa como en la Ciudad de México “hoy no circula”, para controlar y reducir la contaminación y contingencias ambientales va ayudar; al igual que el multar aquellas industrias en donde su emisión de contaminantes rebasen los límites establecidos dentro de las normas internacionales, será suficiente para evitar o corregir el calentamiento global.

Detesto desengañarlo contrario a todo el bombardeo que se hace como una campaña para fortalecer a las compañías de alimento, ya que más de la mitad del problema del calentamiento global se encuentra por todo el ganado ya que toda la ganadería vacuna y ovina son los causantes de las emisiones de metano en el planeta, ya que la cría de éste puede producir millones de toneladas de gas metano.

Los mismo sucede en granjas de gallinas, el excremento del cerdo, etc., en pocas palabras todo aquello que le gusta comer al ser humano principalmente carnes rojas, blancas, leche, huevo, y todo aquello de origen animal. Al menos todo lo que un doctor considera como el grupo del cuadro de alimentación en donde tenemos un grupo que son cereales y derivados integrales, otro frutas, verduras y hortalizas, terceros productos lácteos como leche, yogur y quesos, y por último carnes magras, pescados, huevos.

Este último es el que ha generado mayor conflicto ya que dentro de la mayoría de la alimentación del ser humano, ha habido una tendencia que comer cada vez más cantidades de proteína de fuente animal y a la demanda de ella estamos causando el calentamiento global por el consumismo.

Existen estudios e investigaciones con datos que es para asustarse sobre las consecuencias de este consumismo y en donde vienen estadísticas sobre el calentamiento global en donde simplemente basta con verlos ya que están a la disposición para el que busca información.

En estos últimos meses ha empezado a circular dos documentales muy recomendables con el propósito de simplemente como cultura general y no para convertirnos en herbívoros.

Uno de esos documentales se llama “Food Choices”, que en su traducción “Opciones de Comida” y la otra es “What the Health” que su traducción sería “Cuál es la salud”, ambas se encuentran en “Roku”, que es un decodificador de señal de Internet para ver en televisión una cantidad de canales, películas, documentales, series o bien hasta descargar Netflix o HBO, entre otros más dependiendo el paquete que se contrate.

No todo lo que comemos o al menos lo que se nos ha enseñado ha sido sano o el mito de comer carnes rojas es proteína pura, pero si usted supiera que las carnes rojas son el principal causante para aumentar más el riesgo del cáncer.

Así que podemos concluir que tanto lo que comemos, la demanda del consumismo de alimentos, ni son buenas para la salud, y ni mucho menos para el planeta, ambos son malos, es decir, el alimento y la fuente animal. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) http://www.intersip.org
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6