×
Salvador García Soto
Salvador García Soto
ver +
Salvador García Soto es periodista. Nació en Guadalajara Jalisco, donde cursó la licenciatura en Ciencias y Técnicas de la Comunicación en la Universidad del Valle de Atemajac. En Guadalajara colaboró en varios medios locales y en oficinas de los gobiernos estatal y federal. Fue reportero de la fuente política en El Heraldo de México y en el diario La Crónica de Hoy. Desde 1998 escribe la columna política Serpientes y Escaleras que se ha publicado en los periódicos La Crónica, El Independiente y actualmente en el Universal Gráfico. Fue director general de Crónica y ha colaborado en revistas como Vértigo y Cambio. Durante dos años fue conductor del programa Cambio y Poder que se transmite por Cadena Raza y desde noviembre 2003 colabora en W Radio como comentarista del noticiario Hoy por Hoy tercera emisión y en el programa El Weso.

" Comentar Imprimir
06 Julio 2015 03:00:44
AMLO: optimista, en campaña y ajustando cuentas
“Me confieso optimista”, dice Andrés Manuel López Obrador en sus más recientes spots con los que el tabasqueño festeja los resultados de su partido en sus primeras elecciones. Por votación, Morena se colocó como cuarta fuerza política nacional y quinta en la Cámara de Diputados con 35 legisladores; además de ser mayoría en la ALDF y gobernar 5 delegaciones capitalinas, entre ellas la poderosa Cuauhtémoc. Pero junto al optimismo, López Obrador sigue en campaña abierta por la Presidencia en 2018, al tiempo que aprovecha su reposicionamiento para hacer nuevos aliados, pero también para ajustar cuentas y cobrar facturas a sus enemigos, algunos de ellos antiguos amigos.

Por ejemplo, en el Distrito Federal es evidente que Andrés Manuel está siendo un factor de poder real en el reacomodo de fuerzas de la capital. Mientras a sus adversarios, “Los Chuchos”, los dejó noqueados tras la “golpiza” que les puso en las urnas al arrebatarles el control político del principal bastión del PRD, López Obrador ha trabado una nueva relación de diálogo y acercamiento con Miguel Ángel Mancera que parte de una necesidad mutua: del Jefe de Gobierno para dialogar con la nueva mayoría de Morena y evitar que lo bloqueen, y de los lopezobradoristas para poder gobernar sin confrontaciones desgastantes con el GDF.

Pero en contraste con el DF y su reencuentro con Mancera, Andrés Manuel ha tomado otra actitud en su tierra natal, donde le está ajustando las cuentas al gobernador de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, a quien culpa de los malos resultados obtenidos por Morena en su estado. Las escasas posiciones que lograron los candidatos lopezobradoristas en los comicios del pasado 7 de junio en tierras tabasqueñas hicieron que Andrés Manuel montara en cólera porque desde el Gobierno estatal, dice, se bloqueó a Morena para favorecer al PRD.

Eso ha hecho que López Obrador prácticamente rompa con Núñez Jiménez, a quien se refirió el lunes pasado como “corrupto”, en un discurso pronunciado en Villahermosa, donde se deslindó de cualquier relación con el Mandatario perredista. Esa declaración bastó para que dos días después, el miércoles, dos secretarios de la administración estatal de Tabasco, vinculados a AMLO, renunciarán a sus cargos: Rodolfo Lara Lagunes, secretario de Educación, y el general Audomaro Martínez Zapata, secretario de Seguridad Pública, dimitieron a su cargo sin explicar los motivos. Se espera que también la secretaria de Desarrollo Social, Virginia Campero, concuña de López Obrador, presente su renuncia en los próximos días.

Y para confirmar la ruptura, Andrés Manuel anunció una gira “de movilización” por todo el estado de Tabasco en los próximos días, en la que irá contra el Gobernador, a quien él impulsó e hizo ganar en julio del 2012 como candidato de la coalición PRD-PT-MC, y a quien le reprocha no haberlo seguido ni apoyado en su proyecto de Morena, pues Núñez decidió permanecer en el PRD y mantiene una cercana relación con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Así que, mientras a nivel nacional sigue en campaña y se confiesa “optimista” y en el DF se apresta aniquilar a “Los Chuchos” y a jugar como “factotum”, en los siguientes tres años López Obrador amenaza con incendiar Tabasco para hacerle la vida imposible al gobernador Arturo Núñez Jiménez, quien fuera ferviente lopezobradorista. Los pleitos entre tabasqueños suelen ser intentos, y éste apenas comienza, así que como dirían los chocos: “¡Ay jijoeputa!”. El huracán Andrés Manuel sigue creciendo.

NOTAS INDISCRETAS… Uno de los grupos más afectados con la depuración de gabinete que inició Miguel Ángel Mancera serán los ebrardistas. Varios de los actuales colaboradores del jefe de Gobierno están ahí por recomendación directa de Marcelo Ebrard. De hecho, ese fue uno de los motivos que, según ha dicho el propio Mancera, comenzaron las fricciones y el distanciamiento con Marcelo, cuando éste le pidió 8 posiciones de gobierno para cercanos suyos cuando integraba su gabinete. El entonces jefe de Gobierno electo ha dicho que se negó a aceptar tantas imposiciones, pero sí aceptó al menos cuatro “recomendados” de Ebrard.
Imprimir
COMENTARIOS



0 1 2 3 4 5 6