×
Ricardo Alemán
Ricardo Alemán
ver +
 [email protected]

" Comentar Imprimir
21 Febrero 2017 04:00:00
¡AMLO perderá 2018! Diez razones
Son muchos los ciudadanos y potenciales electores preocupados por el supuesto o real avance de Morena y de AMLO en las encuestas. Y es tal esa preocupación que, algunos desesperados, ya dan como ganador en 2018 a López Obrador, cuando no existen siquiera, sondeos de opinión confiables.

Y por supuesto que los ciudadanos –en general–, pueden creer lo que les plazca y pueden dar cabida a los miedos que tolere su estado de ánimo. Sin embargo, muchos de los preocupados –y potenciales electores–, no disponen aún de los mínimos para tomar una decisión, lo que ha generado que casi el 50 por cierto de los votantes hoy no sabe siquiera si acudirá a votar.

Por esas y otras razones, aquí sostenemos que AMLO perderá la elección presidencial de 2018.

1.- Porque todas las encuestas que hoy asustan a muchos, resultan poco o nada confiables, igual que aquellas que fallaron en las dos elecciones recientes. Es decir, que preocupados y asustados apoyan sus preocupaciones y sustos en meras especulaciones.

2.- Porque –además–, lo que hoy miden esas poco confiables encuestas es a un solo candidato –López Obrador–, que de manera ilegal hace campaña sin que intervenga la autoridad electoral, que está muerta de miedo.

3.- Porque una vez que estén perfilados los más viables precandidatos de los tres principales partidos –además de AMLO–, PRI, PAN y PRD y los aspirantes independientes. Y una vez configurada la llamada “Cuarta Opción” –una mezcla de independientes y preocupados por una alternativa no partidista–, la abundancia de alternativa modificará la oferta y pondrá a cada quien en su lugar.

4.- Porque a medida que avanza en Estados Unidos “el desastre llamado Tump”, en México más ciudadanos y potenciales electores se percatan del peligro de que un locuaz como Trump llegue al poder. Es decir, no resultará difícil para ciudadanos y electores identificar quién es el verdadero “Trump mexicano”.

5.- Porque contrario a lo que muchos suponen, el “desastre llamado Trump” ha alejado cada vez más a los empresarios mexicanos –los influyentes y no el cascajo oportunista–, de la posibilidad de apoyar una aventura delirante como la de AMLO y Morena. Y el mejor ejemplo es el desastre en que terminó convertido el más reciente libro de AMLO, cuyos principales apoyadores acabaron por reconocer que es un montón de mentiras.

6.- Porque la clase política toda –PRI, PAN y PRD, entre otros partidos–, además de sectores empresariales, la academia y las distintas religiones –la católica en especial–, han empezado a sostener aproximaciones que buscan que en México no se repitan fenómenos como el de Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela y Donald Trump en Estados Unidos.

7.- Porque si bien en el PAN la pelea parce haberse polarizado a niveles peligrosos entre las precandidaturas de Margarita Zavala y Ricardo Anaya, una señal de que –de nueva cuenta–, Acción Nacional ha sacado lo mejor de sí y a colocado su responsabilidad histórica por encima de las ambiciones personales y los liderazgos individuales, es la candidatura de Josefina Vázquez Mota, al Estado de México.

8.- Y es que Josefina cuenta con el apoyo de Margarita Zavala, del expresidente Calderón y del CEN del PAN de Ricardo Anaya. Es decir, que los potenciales candidatos del PAN se unieron a favor de un fin común; la derrota de AMLO en el Estado de México. Y es que, si dejan pasar a Morena en el Edomex, poco o nada tienen que hacer en 2018.

9.- Porque Miguel Mancera y un sector hegemónico del PRD –además de sectores independientes–, trabajan en una inteligente y ambiciosa propuesta para ofrecer una alternativa real, no partidista, más ciudadana, que podría convertir a los amarillos en el eje de un cambio real en 2018.

10.- Y porque está por arrancar la etapa en donde el Gobierno federal capitalizará los aspectos positivos –que son muchos–, de la gestión de Peña Nieto, más allá de los sembradores de odio.

Lo cierto es que la batalla por el 2018 apenas empieza. Y son muchos los que saben que la verdadera amenaza para México no se llama Trump, sino que la amenaza es el Trump mexicano; el señor López Obrador.

Al tiempo.

EN EL CAMINO

Niega el INE que su presidente, Lorenzo Córdoba, pretenda meter la mano en la designación de los nuevos consejeros, para apoyar su proyecto político personal. ¡De risa loca…! ¡Sólo faltaba que lo aceptara…! El tiempo les responderá y los pondrá en su lugar.
Imprimir
COMENTARIOS



top-add