×
Jorge A. Meléndez
Jorge A. Meléndez
ver +

" Comentar Imprimir
21 Julio 2018 04:00:00
AMLO, Trump y el TLC
Dentro del optimismo exagerado que impera en México por el triunfo de ya saben quién, está el tema de la renegociación del TLC.

El Presidente electo le propuso a Trump “un acuerdo integral de proyectos de desarrollo que generen empleos en México”. Ebrard le entregó a Pompeo unas “bases de entendimiento” y Graciela Márquez, la futura secretaria de Economía, dice que es posible firmar un acuerdo “light” en octubre y que podría ser bilateral.

Mmmm. Sorry, Andrés, pero tu triunfo no cambió nada. Trump sigue con sus malas ideas que enojan a empresas en ambos lados de la frontera. Por ejemplo, la cláusula sunset que renovaría el tratado cada 5 años. O qué tal el desmadre en las propuestas automotrices:

-Que 40% del contenido automotriz sea producido en plantas con salarios promedio superiores a 16 dólares la hora (más de tres veces el salario promedio actual de esa industria en México).

-Que el porcentaje de contenido regional suba del 62.5% actual a un nivel por definir.

-Que ciertos componentes clave (suspensión, transmisión, etc.) tengan un equis contenido de Estados Unidos.

Un desorden de ideas que la misma industria ha calificado como absurdas: no tienen sentido económico e implican una enorme carga administrativa. Propuestas que buscan una sola cosa: que México exporte mucho menos a Estados Unidos (EU).

Como si este cóctel no fuera suficientemente tóxico, está más que viva la amenaza del Sr. Naranja de imponer aranceles de 25% a nuestras exportaciones automotores. Igualito que hizo con el acero.

Con esto tiene para desmadrar al TLC. A fin de cuentas, las exportaciones de vehículos y autopartes son 35% del total y el sector tiene un superávit de 77 mil millones de dólares anuales. Imagine: el superávit total de México con EU es de 71 mil millones de dólares.

Olvídense, pues, de soluciones fáciles. Ah, y mucho cuidado con aceptar un acuerdo bilateral. Eso implica que México negocie solito con Trump. Ahí le encargo, nos van a merendar.

La crisis económica más inminente que podría enfrentar AMLO es la muerte del TLC. La economía mexicana es muy abierta: la suma de exportaciones e importaciones representa 72% del PIB de México (en EU esta cifra es del 29%). Para acabarla de fregar, 80% de nuestro comercio exterior es con nuestro vecino del norte.

Cualquier cambio drástico a este flujo impactará fuertemente a la economía. La inversión extranjera que llega al país en buena parte lo hace para atacar al mercado más grande del mundo. Recuerde, EU es 24% del PIB global. Y compare: toda la Unión Europea es sólo 21 por ciento.

¿Qué le recomiendo al nuevo Gobierno respecto a Trump y el TLC?

1. No traten directamente con Donaldo (relea Evitar a Trump (un jefe bebé). Dejen que los industriales de EU lo sigan presionando y usen los contactos que tengan. Por ejemplo, la supuesta relación de Ebrard con Giuliani.

2. Busquen que Canadá se quede en la mesa. Tiene sentido económico (integración) y estratégico (contener a Trump).

3. Mantengan a los negociadores actuales (y a la IP en el cuarto de al lado). Ya dijeron que lo harían. Ojalá lo cumplan. Han hecho un trabajo excepcional.

4. No tomen decisiones apresuradas. El tiempo corre a favor de México porque Trump se seguirá metiendo en aprietos.

Donaldo ya tiene un apodo para Andrés: Juan Trump, dice que es igual a él. Oootra de sus ideas simplistas, pues hay diferencias importantes. Pero en una cosa sí se parecen: AMLO es nacionalista y se siente un transformador. Se siente tocado por Dios.

Una lucha de líderes que creen siempre tener la razón auguraría un mal final de las negociaciones si el nacionalismo se sienta en la mesa. Si pasa esto, “bye, bye”, TLC. Relea El Oso de Humillarnos con el Muro.

Para el presidente zanahoria una negociación es una guerra. Y como cree que el mundo lleva “años fregándose a EU”, busca ahora la revancha a costa del comercio exterior.

Pero su estrategia equivocada terminará afectando a los propios consumidores estadunidenses. Hay, pues, que comprar tiempo para enfrentar una negociación compleja con un tipo imposible.

Ojalá que astucia, paciencia y prudencia imperen en nuestro nuevo Gobierno.

Posdata. Parafraseando a Eminem: “Will the real Andres please stand up?”. El verdadero AMLO sale a escena: ¿una consulta pública para definir el nuevo aeropuerto? ¿Así o más populista?

EN POCAS PALABRAS

“El sabio hace al inicio lo que el tonto hace al final”, Maquiavelo.
Imprimir
COMENTARIOS



5 6 7 8 9 0 1 2