×
Sergio Sarmiento
Sergio Sarmiento
ver +
Empezó su carrera profesional en la revista Siempre! a los 17 años, cuando era todavía estudiante de preparatoria. Obtuvo la licenciatura en filosofía con honores de la Universidad York de Toronto, Canadá. A los 22 años entró a trabajar como redactor en Encyclopaedia Británica Publishers, Inc. y dos años más tarde fue nombrado director editorial de las obras en español de la empresa.

" Comentar Imprimir
06 Julio 2018 04:00:00
AMLO y los liberales
Andrés Manuel López Obrador fue ayer tema de discusión del undécimo Foro Atlántico que la Fundación Internacional para la Libertad de Mario Vargas Llosa lleva a cabo en la capital española. En una Latinoamérica que ha empezado a abandonar el populismo, y en la que han conseguido triunfos electorales importantes candidatos con posiciones más liberales, como Mauricio Macri en la Argentina, Sebastián Piñera en Chile e Iván Duque en Colombia, López Obrador parece una excepción preocupante.

A mí me tocó hacer una presentación sobre la situación mexicana y sobre el ganador de la elección. Varios de los asistentes, entre ellos Vargas Llosa, me preguntaron qué tan populista es López Obrador. Como lo he hecho en esta columna, señalé que el Andrés Manuel de hoy parece más maduro y sensato que el del pasado, pero esto no significa que haya certeza sobre lo que podemos esperar.

El López Obrador del 2006, dije, el que mandó al diablo las instituciones, ya no está presente o no se ha manifestado. El que advirtió a las empresas privadas que firmaran contratos para extraer petróleo que se cuidaran, porque él les quitaría sus concesiones, declara hoy que no actuará de “forma arbitraria, ni habrá confiscaciones o expropiación de bienes”. López Obrador sólo afirma que se revisarán las concesiones petroleras para verificar que no sean producto de la corrupción. Cité las palabras de Alfonso Romo, perfilado como próximo jefe de la Oficina de la Presidencia, al presentar el Proyecto de Nación el 20 de noviembre de 2017: “Creemos en la propiedad privada y social. Proponemos un estado de respeto de las libertades y las propiedades. No vemos la propiedad privada como una concesión benévola del Estado, sino como un derecho inherente a cada hombre y a cada mujer”.

Dudas quedaron en esta reunión de liberales. Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, el nuevo partido liberal español, que ha tenido un ascenso muy importante en las preferencias de los electores, dijo que no es mucho que un candidato diga “que no hará confiscaciones o expropiaciones”.

En realidad, el mundo está sufriendo un avance del conservadurismo, el nacionalismo y el populismo. Europa no ha sido la excepción. En el Reino Unido, Austria, Francia, Italia, Polonia y Hungría han resurgido los movimientos que se oponen a la migración y al comercio internacional. Donald Trump en los Estados Unidos es el ejemplo más notable de la fuerza de este nuevo conservadurismo. En Latinoamérica, en contraste, después de años de populismo, con los Kirchner, los Correa y los Evos, han resurgido las corrientes liberales. México, sin embargo, parece una excepción con el triunfo de López Obrador, que promete un retorno al PRI del pasado con sus políticas proteccionistas y nacionalistas.

“El populismo es el sarampión de la globalización”, advierte Rivera, quien se dice catalán y constitucionalista y afirma que quienes creen en las libertades tienen que lidiar una batalla de ideas: “A los liberales nos toca convencer a la gente que el modelo de la libertad es mejor que el del
populismo”.

En un momento en que Latinoamérica parece dejar atrás una vez más los esquemas del populismo, México genera inquietud. Este país, el más poblado del mundo de habla española, ha servido de ejemplo en los últimos años. Por eso Vargas Llosa reflexiona: “Esperemos que López Obrador no retrase lo poco que ha avanzado América Latina”.

Por las urnas

La presentación de la venezolana Tamara Suju en el Foro Internacional para la Libertad fue dramática. Habló, con lágrimas, sobre el hambre y la violencia que han agobiado a este país otrora próspero. Nos recuerda a los presentes que los regímenes autoritarios pueden llegar al poder por las urnas y quedarse en él para siempre.
Imprimir
COMENTARIOS



1 2 3 4 5 6 7 8