×
Dalia Reyes
Dalia Reyes
ver +
Comentarios a: [email protected]

" Comentar Imprimir
01 Noviembre 2018 04:00:00
Amor de hombre
Si ustedes no han conocido el amor más grande entre dos hombres, amor de esos que no pretenden ocultar nada de su profundidad y sus pretensiones, ahora mismo yo se los presento. No encontrarán alusiones sexuales, tampoco esperen cultivar su morbo con chismes de espectáculos, en realidad quisiera hablar de poesía.

Hace unos días celebramos el nacimiento de Miguel Hernández, nacido en 1910, en España, y muerto allá mismo en 1942, preso a causa de sus palabras. No lo mató Franco por arriero, ni por analfabeta, ni por campesino; lo mató por ser poeta.

No alcanzó siquiera a perder un rostro infantil, cuya inocencia contenía un profundo sentido del deber, la moral y el amor fraternal por sus amigos. Su infinito amor por los amigos, quienes no solo lo enseñaron a leer y escribir, sino a luchar con las palabras, no empañó su imagen de amoroso padre y esposo de la panadera más cálida de la lírica, y sin embargo, real.

Estos fragmentos de Elegía, escrita a la muerte de su amigo Ramón Sijé, dan fe de cuanto digo:

Yo quiero ser llorando el hortelano/ de la tierra que ocupas y estercolas /compañero del alma, tan temprano… Tanto dolor se agrupa en mi costado / que por doler me duele hasta el aliento. / No hay extensión más grande que mi herida, /lloro mi desventura y sus conjuntos /y siento más tu muerte que mi vida.../Quiero escarbar la tierra con los dientes, / quiero apartar la tierra parte a parte a dentelladas secas y calientes. / Quiero minar la tierra hasta encontrarte/ y besarte la noble calavera / y desamordazarte y regresarte.

Si la muerte de Ramón Sijé era ya pasto suficiente para la pena, la suya propia, tan anunciada tras las rejas, le inspiró todavía más amor hacia otro hombre: su bebé de unos meses, a quien nunca pudo ver más.

Tu risa me hace libre, / me pone alas. / Soledades me quita, / cárcel me arranca. / Boca que vuela, / corazón que en tus labios / relampaguea. / Es tu risa la espada /más victoriosa. / Vencedor de las flores / y las alondras. / Rival del sol. / Porvenir de mis huesos / y de mi amor.

Esto es, a mi ver, amor de hombre.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
5 6 7 8 9 0 1 2